Está en la página 1de 14

DÉCIMO FOR O

DEB ATE SO BRE LA REF OR MA ENE RGÉT ICA


Política e Instrumentos para Impulsar la Industria Petroquímica

Jueves 12 de junio de 2008


ANT ON IO GER SH EN SON
Posic ión : En cont ra de las i nic ia ti vas de la Ref or ma E ner gét ica

Señaló que la iniciativa de reforma presentada por el Ejecutivo en materia energética


tiende claramente a la privatización de los petroquímicos básicos al confinar a
particulares las tareas de almacenamiento, transporte y distribución.

Advirtió que en la propuesta del gobierno federal se establecen algunas divisiones


erróneas en los productos que corresponden a refinación básica y que su control recae
exclusivamente en el Estado. Bajo esta lógica los productos derivados del crudo o del
gas natural dejarían de ser refinados por la petroquímica básica y las refinerías
particulares que entraran en operación con las nuevas disposiciones gozarían de
mayores ventajas.

El asesor en la Comisión de Energía de la Cámara de Diputados, precisó que si bien la


iniciativa no propone abiertamente una privatización, abre la posibilidad de que
operación de refinerías de capital privado.

Sugirió entonces algunas alternativas enfocadas a la reducción de la demanda, ya que,


manifestó, dicho factor no está considerado en la propuesta que presentó Felipe
Calderón. Al respecto, comentó que el aumento en los últimos cuatro años en el
volumen de las importaciones se debe a una "aumento desmedido" de la demanda.

En este sentido Gershenson Táfelov destacó la necesidad de reactivar las refinerías,


disponer de mecanismos para permitir el uso de diesel en automóviles.
Es decir, ampliar su oferta toda vez que ese probada su eficiencia y es mucho más
barato que la gasolina. Consideró también importante la producción de combustibles
alternativos como el etanol pero a partir de caña de azúcar u otros cultivos que no
sean alimentos básicos como el maíz o el fríjol soya.

Agregó que la demanda por gasolinas también podrá modificarse con el uso eficiente
de la energía en el sector transporte. Como ejemplo citó las flotillas del sector público
deben ser convertidas al uso de combustibles alternativos. Transferir volúmenes de
carga por carretera a ferrocarriles. Alentar el transporte público en las ciudades.
Incluso, dijo, una medida es dar estímulos fiscales para la adquisición de vehículos con
motores híbridos que consumen hasta la mitad de gasolina que los actuales modelos.

Sobre este último punto, expresó que se debe aumentar la eficiencia de los
automóviles y reducir su consumo de combustible por unidades "tragagasolina".

Estas sugerencias, agregó, inciden en la balanza de la oferta y la demanda, permitirían


avanzar en la autosuficiencia de los refinados y reducir con ello el desbalance con los
petroquímicos. Para ello, dijo, la privatización no hace falta ya que las refinerías
privadas tratarán de inducir patrones de consumo conforme a sus particulares
conveniencias.
JOS É L UI S ZE PED A PE ÑA
Posic ión : A favor de la s ini ci ativa s de la Ref or ma Ene rgé ti ca
Llamó a hacer de la química y petroquímica, el pilar fundamental de la industria de
hidrocarburos en México vía el fomento de la inversión y asignándole autonomía de
gestión a PEMEX. "Para que un país pueda desarrollar una industria química-
petroquímica importante debe contar con recursos naturales y contar con un mercado
de consumo interno importante", México tiene ambas condiciones, y dada su vecindad
con Estados Unidos y Canadá, se encuentra en el mercado más grande del mundo,
condiciones que podrían llevarlo a generar la mayor de las industrias si se fomenta la
inversión.

Señaló que invertir en esta industria se reflejaría en desarrollo en general, pues por
cada empleo que se genera en petroquímica básica, se generan 14 en secundaria y 18
en manufacturera. Sin embargo, en México esta industria ha perdido importancia y de
producir el 5.2 del PIB en 1995 se redujo a 1.9 en 2007. Actualmente, dijo, "Por cada
dólar que se exporta se importan dos. Como consecuencia el déficit del sector se ha
incrementa hasta ubicarse en casi 9 mil mdd en 2007, el 81 por ciento del déficit total
del país. Lo que equivale ha haber construido 3.1 refinerías".

Para eliminar la dependencia de la importación de químicos y petroquímicos pidió


“que se realicen las inversiones necesarias y que México sea al menos un país
autosuficiente". Agregó que integrar cadenas productivas en este sector, generaría 90
mil empleo directos y beneficios fiscales cercanos a los 98 mil mdd. Tras subrayar las
bonanzas que traería invertir en petroquímica, señaló también la necesidad de darle
autonomía de gestión a PEMEX, pues falta "le impide alcanzar niveles de servicio y
competitividad internacional".
IN G. OTHÓN CAN AL ES TRE VIÑ O
Pos ici ón: A favor de las in ic ia ti vas de la s in ici ativa s de la Ref or ma
Ene r gét ica

Recomendó liberar a PEMEX de todas las ataduras administrativas y políticas e


impulsar su fortalecimiento como una empresa petrolera integrada.

Sostuvo que “el petróleo no es de PEMEX, es de la nación, y si como lo plantea la


reforma va a ser administrada por la comisión del petróleo, resulta imperativo que se
libere a PEMEX de todas las ataduras y se le permita enfrentar los grandes retos”.

Recomendó considerar a PEMEX como una “empresa petrolera integrada, cuyo


propósito es contribuir a generar la mayor riqueza posible para el pueblo de México,
quien es el único y verdadero dueño del petróleo y de PEMEX”.

Aseveró que la idea de partir a PEMEX fue buena, lo que no fue afortunado fue que su
implementación se llevó a cabo con criterios políticos, buscando la manera de que no
fuese revertida por administraciones futuras.

Agregó que no dividió a PEMEX en unidades de negocio, sino en entidades legalmente


independientes, imponiendo una fractura artificial, con 459 piezas normativas -desde
leyes y hasta boletines y circulares- que restringían su libertad de acción contra nueve
que le posibilitaban una fluida operación.
Acusó que la aplicación de esta lógica económica nos ha llevado a ser deficitarios en
la producción de combustibles y ha tenido implicaciones en la petroquímica, hoy
diezmada.

Sostuvo que la razón de existir de PEMEX es maximizar el valor económico de los


hidrocarburos y sus derivados para contribuir al desarrollo sustentable del país, pero
que la fractura de la cadena lo impide, ya que la lógica de las partes prevalece sobre el
todo, y las utilidades se concentran en los primeros eslabones quitando valiosos
recursos a los últimos.

Por ello, pidió analizar la problemática de PEMEX sin ideologizar temas técnicos, y
lamentó que la paraestatal esté sujeta por añejos miedos y que sea juzgada con rigor
por “ineficiencias inducidas desde ámbitos gubernamentales externos”.

Sostuvo que PEMEX, lejos de atacar, desea ayudar al pueblo de México, pero que “no
es el ciudadano común quien puede decidir sin toda la información ni entender la
complejidad que reviste la industria y su entorno mundial tan agitado”.

El miembro de la firma de Consultores INDICA advirtió además que la industria


petrolera mundial está en peligro, y esa amenaza se llama calentamiento global, por lo
que urgió a actuar para rescatar la paraestatal.
RAÚL LIV AS EL IZ ON DO
Pos ici ón: A favor de las in ic ia ti vas de la s in ici ativa s de la Ref or ma
Ene r gét ica

Director corporativo de Operaciones de Petróleos Mexicanos, aseguró que a la


paraestatal "la está matando un marco legal y obsoleto que no permite que se
materialicen ni la inversión pública ni la privada".

Exhortó al legislativo a aprobar la iniciativa energética presentada por Felipe Calderón


y dotar a PEMEX "de condiciones similares a las de empresas con las que compite". "Si
se quiere que las empresas públicas sean exitosas al largo plazo en mercados abiertos
a la competencia se les debe dotar de condiciones similares a las de empresas con las
que compiten, y así mismo exigirles cuentas en términos de resultados. Tras hacer un
recuento de cómo ha operado la petroquímica en México, aseguró que las propuestas
del Ejecutivo son más importantes para este sector que para cualquier otro, y ahora
se requiere de hacer atractiva la inversión porque "la regulación existente es excesiva
y sumamente costosa".

Agregó que esta no es una iniciativa privatizadora, sino un instrumento que da a la


paraestatal la oportunidad de competir sobre condiciones más equitativas, sobre todo
en las áreas en las que está debilitada, y manteniendo el control de las cadenas
productivas donde es más competente (etano, etileno y derivados).
"Reservar al Estado una actividad no garantiza su eficiencia, las reglas bajo las cuales
se rigen las actividades productivas determinan su desempeño. La reglas bajo las que
se rige PEMEX lo condenan a una operación ineficiente", sostuvo.

IN G. ROC ÍO NAHL E
Posic ión : En cont ra de las i nic ia ti vas de la s in ici ativ as de la R ef or ma
Ene r gét ica

Aseveró que PEMEX Petroquímica “es el claro ejemplo del fracaso de la política
aplicada desde hace más de 20 años en el área energética en el país, a la que se
propone dar continuidad en esta reforma petrolera”.

Afirmó que “estamos ante el peligro nuevamente de tomar las decisiones equivocadas,
(y) México no está para más experimentos”.

Acusó que PEMEX Petroquímica “ha sido el laboratorio donde se iniciaron los primeros
pasos para la privatización de PEMEX, privilegiando una visión hacia el exterior y
sacrificando e ignorando su propio desarrollo y crecimiento interno”. “Los resultados
son devastadores, y no sólo para la industria nacional sino para la serie en la cadena
productiva, incluyendo la agropecuaria” que hoy se encuentra en una severa crisis,
concluyó.

Afirmó que desde hace años, en vez de modernizar la industria petroquímica, todos los
gobiernos la han arruinado para tener el pretexto para venderla y convertirla en un
negocio privado. Añadió que el presupuesto de PEMEX Petroquímica para inversión es
de 1.85 por ciento de su presupuesto total.
Detalló que en 1995 se legisló una reclasificación de la Petroquímica Básica y
Secundaria, con lo cual la industria química y petroquímica se deprimió, al grado de
que las importaciones crecieron sustancialmente. Por ello, llamó a los legisladores "a
no cometer otro error”.

Dijo que en 1995 los privatizadores desataron una nueva campaña, “crearon un gran
mito: (que) el gobierno debe abrir al capital privado la sectores de la industria
petroquímica, para lograr un desarrollo acelerado y beneficio de la misma y concentrar
sus actividades e inversiones en áreas de producción de crudo que son más rentables,
cuando en realidad de lo que se obtiene mayor valor agregado es del procesamiento
del petróleo”. Puso como uno de varios ejemplos de privatización exitosa la “barda
ocre desgastada” en lo que fueran las instalaciones de Fertimex.

Por ello hizo cinco propuestas: tener voluntad política nacionalista para gestionar el
precio de la materia prima a costo para PEMEX petroquímica, para que lo que se deje
de percibir como ganancia de gas, se obtenga tres o cuatro veces más en el valor
agregado.

También, eliminar los precios de oportunidad o de interorganismos de PEMEX, y que se


considere como una empresa integrada como lo hacen Shell, Exxon y muchos otros, o
se entregará el mercado a Estados Unidos y Canadá, así como dotar de mayores
recursos presupuestarios para inversión, contemplando proyectar el gas natural que
actualmente se quema en la Sonda de Campeche con un tratamiento previo de
separación y hacerlo llegar a los complejos petroquímicos para su transformación, que
es sencillo, factible y económico.
Como cuarto punto, dijo que al despegar la industria paraestatal se impulsará el
desarrollo del país creando una cascada de trabajo donde la iniciativa privada jugará
un factor determinante, y (como quinto punto) recuperar parte de la plantilla laboral
especializada para desarrollar nuevos proyectos y disminuir el pasivo laboral.

ABRAHA M KL IP M IS HI NS KY
Pos ici ón: A favor de las in ic ia ti vas de la s in ici ativa s de la Ref or ma
Ene r gét ica

La iniciativa del Ejecutivo para la reforma petrolera no aborda lo relativo del área
petroquímica, alertó el subdirector del ramo en Petróleos Mexicanos. Además dijo que
hablar de la historia de dicho sector es "hablar de equivocaciones y de terror". Incluso,
señaló, en el actual Plan Nacional de Desarrollo se relega al ramo, por lo que es
urgente una "política clara" para en todo caso impulsar y realizar proyectos.

Al dar una somera revisión sobre el proyecto del gobierno federal y de la condición
actual de PEMEX Petroquímica (PPQ), el especialista llamó a integrar la refinación al
sector petroquímico, entre otras tareas prioritarias, al tiempo que lamentó su falta de
flexibilidad operativa necesaria para recuperar el nivel de competencia.

El ingeniero Klip Moshinsky lamentó también que pese a que México ocupa el quinto o
sexto lugar en el mundo como productor de petróleo, sea incapaz de darle un valor
agregado a sus hidrocarburos, sobre todo teniendo en cuenta que tiene un mercado
cautivo. Coincidió con la mayoría de los participantes del foro de debate realizado este
jueves, en que el país ha perdido su mercado como productor de amoniaco.
Asimismo, se refirió a la falta de competitividad con situaciones tan peculiares como el
hecho de que funcionarios de PEMEX "temen realizar su trabajo y tomar decisiones;
tanto que pagan un seguro como protección contra demandas que la paraestatal
pudiese ejercer contra ellos". Es imperativo, dijo, que el personal pueda laboral en un
ambiente profesional donde "se castigue única pero severamente la corrupción, no una
falta a una normatividad o a un error de operación".

CARL OS MIR ELE S


Posic ión : En cont ra de las i nic ia ti vas de la s in ici ativ a de l a Ref or ma
Ene r gét ica

El sector petroquímico junto con el de refinación de Petróleos Mexicanos requieren de


una cirugía mayor para rescatarlos de la grave situación a la que se les ha confinado
por la falta de inversión para actualizar la tecnología necesaria, la construcción de
nuevas plantas o siquiera para el mantenimiento preventivo

Hizo un recuento del gradual retroceso en el sector petroquímico y su producción.


Recordó que Carlos Salinas de Gortari fue quien separó Petróleos Mexicanos en cuatro
grandes áreas, que lejos de ser una buena estrategia resultó contraproducente pues se
generó una descoordinación entre ella mientras que la Secretaría de Hacienda tomo el
control de las decisiones de la paraestatal con efectos negativos para su
funcionamiento.

En ese sentido, la intervención de la dependencia orilló al sector petroquímico a operar


con pérdidas, ya que se redujo la inversión pública en contraparte con las cantidades
inyectadas por capitales privados. A esto se le sumó la "pésima decisión" de
desmantelar la planta laboral calificada, es decir, se perdió la capacidad laboral al ser
promovidas las liquidaciones anticipadas voluntarias.

Otro de los aspectos que habría que reconfigurar, dijo quien fuera presidente del sector
en la Canacintra, es la división que hubo en los productos que pertenecen a la
petroquímica básica y de la secundaria. Inicialmente, la primera esta compuesta por
76 de ellos y en la actualidad sólo 9 conforman su lista. Esto significa, agregó, que el
ámbito secundario, en el que sí hay participación del sector privado, abarca un área
cada vez más amplia en la elaboración de productos.

Todos estos factores han mermado los niveles de producción en el área básica y por lo
mismo dejó de ser un motor de desarrollo del país ya que se ha privilegiado la
importación. Actualmente la industria petroquímica nacional sólo abaste el 7 por
ciento del consumo total, las empresas privadas ofrecen 45 por ciento y el resto se
importa principalmente de Estados Unidos.

Esto, abundo, refleja la gran dependencia del exterior derivado de una ruptura en las
cadenas de producción, ya que esta dinámica ha originado el cierre de empresas,
pérdidas de empleo, y sobre todo, que México haya dejado de ser uno de productores
líderes de amoniaco. Ante tal panorama, comentó, "y pensando como empresario",
sugirió cancelar la promoción de ventas de los activos, reintegrar la petroquímica
secundaria a la básica, reclasificar y realizar inversiones necesarias que hasta el
momento no son autorizadas por la Secretaría de Hacienda.

A estas éstas medidas, mencionó, se suman la actualización tecnológica, la


construcción de nuevas plantas o reactivas las que tienen escasa producción. El
fortalecimiento de la estructura de la petroquímica, expresó, "no pretende regresar a
(esquemas del) pasado, sino aprovechar lo que antes se trabajaba con éxito. Incluso,
dijo, que hay que rescatar el binomio petroquímica y refinación; "ninguna compañía en
el mundo tiene separadas tal actividad".

RAF AEL C ELIS


Posic ión : En cont ra de las i nic ia ti vas de la s in ici ativ as de la R ef or ma
Ene r gét ica

Académico de la UNAM e integrante del grupo “Constitución del 17” en defensa de los
hidrocarburos, se pronunció en contra de la reforma energética presentada por el
Ejecutivo, porque "desmantela" la industria petrolera nacional.

La iniciativa no refuerza a PEMEX, sino que "comparte la renta petrolera, privatiza los
ductos, el sistema de almacenamiento y se cancela refinación entregándosela a
terceros mediante maquila. Esto es desmantelarla, no reforzarla" .Señaló que de
aprobarse, se desperdiciaría una gran oportunidad, porque "el siglo XXI es el siglo de
la petroquímica. Nada es ajeno a ella y crecerá 60 veces este siglo".

La cadena total de producción del petróleo crudo al producto terminado, dijo, genera
96 empleados por barril, por lo que es indispensable aprovechar la petroquímica
básica, secundaria y sus derivados. "Propongo exportar gasolina a cambio de crudo".
"Se requiere una reforma que permita aprovechar las reservas que tenemos todavía",
si dejamos de exportar nos alcanzaría para más de 30 años, dijo.
Asimismo, propuso hacer investigación para pasar de reservas prospectivas a posibles
y adelantar en tecnología para una explotación futura en aguas profundas. En cuanto a
la situación de PEMEX, consideró que el neoliberalismo y Hacienda han generado los
problemas de la paraestatal. El costo de operación de PEMEX, señaló, es 9.23, una
tasa interna de retorno de 90 por ciento, que ninguna otra empresa petrolera tiene tan
alto.

Sin embargo, las importaciones valen 10.91; es decir, "vale más la importación que
hace que el costo total del operación de Petróleos Mexicanos. Ese es su problema, el
endeudamiento neto, entre más vende más pierde".

En 2007, dijo, PEMEX vendió como nunca lo había hecho, pero por las políticas a las
que las somete Hacienda, la empresa se endeudó con 126 mil mdp.