PRÁCTICA 3: ANÁLISIS DE IMÁGENES

(Adriano, estatua del siglo II d.C. Museo Hermitage, San Petersburgo.)

siglo II.) .(Busto de Adriano en el Palazzo dei Conservatori. Museos Capitolinos.

Museos Capitolinos) . siglo II.(Estatua colosal de Antinoo como Dionisos-Osiris.

con toda su carga de clasicismo. fruto de una sociedad y un sistema de valores en claro apogeo. encastrarles el retrato escultórico del personaje a homenajear. como tantas cosas. En contraste con la fama de extendida depravación que a menudo se le atribuye. bien podremos calificar de posmodernas. sobriedad y búsqueda esencial de sugerir perfección como reflejo de una mentalidad "moderna". en tiempos de Augusto y hasta Adriano presenta una similar tendencia hacia el clasicismo. proporción. igual a un dios. . Roma ha alcanzado su culmen y ya nunca volverá a ser igual. incluso en el mismo retrato del emperador. persiguiendo la euritmia y el equilibrio. a diferencia del desnudo integral que exhiben las esculturas griegas. Este retrato marca el inicio de una tendencia formal que se prolongará durante ochenta años hasta la Dinastía Severa. ridículamente moderno. Del mismo modo el retrato escultórico de los emperadores. que presentan un hueco en sus cuellos para. con características que. en la escultura. fue heredado de la escultura griega en las postrimerías de la República.El desnudo heroico. el equilibrio. que hasta la tardía influencia cristiana siempre se caracterizó por su gran realismo. es moderno. simetría. Se inicia una larga decadencia cuyo reflejo podemos hallar. el Imperio Romano alcanza su máxima extensión territorial. en Roma se tallarán éstas cubiertas con un púdico manto ceñido a las caderas para evitar al respetable público la inusitada exposición directa a los ilustres genitales de los prohombres retratados. la sencillez y la armonía formal que entendemos como propias de una etapa asimilable a la modernidad. actitud a nuestro entender de un superlativo ridículo. generalmente copias de esculturas griegas clásicas. pese a su carácter historicista al tratar de imitar esculturas griegas. a nuestro entender. podemos entender el desnudo heroico. Con Adriano. la supuestamente libertina Roma siempre mostró frente al desnudo una actitud sumamente púdica. mostrándole así. Se trataba de un recurso formal utilizado en la escultura griega para afirmar el carácter divino del personaje retratado mediante la perfección anatómica en el desnudo. Volviendo a nuestro paralelismo inicial. En general se representa así a los emperadores de modo póstumo aunque no faltarán los intentos de algunos maníacos por alcanzar su propia deificación en vida. Podríamos afirmar que el desnudo heroico romano. en Roma el recatado desnudo heroico se emplea para representar la apoteosis o deificación de una persona y se convierte en un fenómeno tan común que se llegan a esculpir heroicas figuras. claramente por encima de humanas imperfecciones. Los escultores romanos actuarán respecto al desnudo heroico con un recato más propio de un club parroquial pues. a modo de maniquí. en nuestro próximo artículo.