Está en la página 1de 26

INSTITUTO DE NIVEL SUPERIOR DOMINGO FAUSTINO SARMIENTO

PROFESORADO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA EN QUÍMICA

INVESTIGACIÓN DEL MUNDO NATURAL

TRABAJO PRÁCTICO DE INVESTIGACIÓN FERTILIZANTES QUÍMICOS

PROFESORA:

ALTAMIRANO, DIANA

ALUMNAS:

ALBORNOZ, JENIFER; FERNANDEZ, GISELLE; GUEX, JOHANA; PARELLADA, CRISTINA; ZALAZAR, ARACELI; ZALAZAR, SILVIA.

TEMA: “Fertilizantes Químicos” PROBLEMÁTICA:

Es el impacto negativo de los mismos en la salud y en el medio ambiente. La relevancia de ésta problemática radica en que el exceso de fertilización química está causando graves daños al medio ambiente y en la salud de la población

OBJETIVOS:

Objetivo General:

es promover mediante la investigación realizada el uso de fertilizantes orgánicos en el hogar y disminuir en lo posible el uso de fertilizantes químicos en la agricultura.

Objetivo Específicos:

Incluiremos opiniones de expertos en el tema acerca de las desventajas del

uso de fertilizantes químicos, haremos una comparación experimental entre el uso de fertilizantes

químicos y orgánicos en el cuidado de una planta, y por último realizaremos una encuesta para recolectar información acerca de la cantidad de personas que usan fertilizantes químicos en sus hogares.

MARCO TEÓRICO

Las

plantas

para

crecer

necesitan

nutrientes,

los

cuales

obtiene

directamente del suelo y del

agua

de

riego. Cuando una planta crece, saca

nutrientes del suelo y los utiliza para desarrollar las hojas, las flores, los frutos. Debido a esto, el suelo va perdiendo la fertilidad, porque cada vez van quedando menos nutrientes.

Las plantas para su metabolismo necesitan del nitrógeno (N), el fósforo (P) y el potasio (K), y en menor extensión de azufre (S), calcio (Ca) y magnesio (Mg). Además de pequeñas cantidades de los siguientes nutrientes (denominados elementos traza): hierro (Fe), cobre (Cu), zinc (Zn), boro (B), manganeso (Mn), cloro (Cl) y molibdeno (Mo).

Los fertilizantes son sustancias, generalmente mezclas químicas artificiales que se aplican al suelo o a las plantas para hacerlo más fértil. Los mismos aportan al suelo los nutrientes necesarios para proveer a la planta un desarrollo óptimo y por ende un alto rendimiento en la producción de las cosechas. Un fertilizante se prepara en diferentes grados, el mismo se mide de acuerdo a su porcentaje de N, P y K. Por ejemplo, un fertilizante de grado 10-30-30 significa que tiene 10% de N, 30% de P como P 2 O 5 y 10% de K como K 2 O; el porcentaje faltante consiste en materiales de relleno (arcilla, arena; etc.), humedad y una porción de ácidos libres y sales provenientes de los procesos químicos involucrados.

Una de las consecuencias que trae consigo el uso de fertilizantes es que su aplicación en exceso o continúa acidifica los suelos, favorece la erosión, afecta los organismos (flora y fauna) y altera las propiedades químico-físicas de los componentes del suelo. Los componentes químicos aplicados en los fertilizantes se disuelven en la solución del suelo, son retenidos por las arcillas y la materia orgánica (adsorción), o se filtran a través del suelo para llegar a los cuerpos de agua. Por ejemplo, el fósforo (fosfatos) es adsorbido por los componentes del suelo (materia orgánica y arcillas) y en condiciones de bajo pH, limita la cantidad de fosfatos disponibles para las plantas. Algunas bases de ácidos como los nitratos y los sulfatos provenientes de la preparación de los fertilizantes se convierten en ácido sulfúrico y nítrico que aumentan la acidez y reaccionan con los minerales del suelo. Las sales y ácidos que por lixiviación llegan a los cuerpos de agua, afectan sus propiedades químico-físicas. Por ejemplo, los lagos que recogen efluentes provenientes de las áreas agrícolas arrastran grandes cantidades de fosfatos y nitratos que estimulan la proliferación de plantas acuáticas, tales como el Jacinto de agua.

DESARROLLO

El exceso de fertilización química está causando graves daños al medio ambiente. Un total de 140 investigadores y técnicos de empresas han analizado en universidades los métodos para mejorar la fertilización y minimizar el impacto ambiental. Expertos en nutrición mineral de las plantas han lanzado la voz de alarma sobre los problemas medioambientales que están causando las altas cantidades de nitrógeno que contienen los cultivos. Este fertilizante es uno de los más utilizados por los agricultores porque mejora considerablemente el rendimiento de la producción. Sin embargo, un uso excesivo del mismo puede provocar, según los científicos, serios perjuicios para la atmósfera y para el agua que consumimos.

Para intentar atenuar los efectos de este tipo de sistemas agrarios y buscar posibles soluciones, investigadores de diversos centros públicos de investigación, universidades y empresas del sector de los fertilizantes se han reunido para dar a conocer los resultados de los últimos estudios sobre la nutrición mineral de las plantas. El objetivo de este encuentro era establecer las herramientas necesarias para minimizar el impacto ambiental originado por los elevados índices de nutrientes de los cultivos y favorecer los procesos de producción.

El nitrógeno es un factor de producción muy importante porque determina el rendimiento. Sin embargo, se ha comprobado que el uso de este nutriente afecta a la calidad del agua y de la atmósfera. Por un lado, las aguas con altas concentraciones de nitratos producen un tipo de algas que consumen el oxígeno e impiden el desarrollo de la fauna. Por otro, los gases que emiten los cultivos con índices de nitrógeno muy elevados favorecen el calentamiento global de la tierra y provocan problemas respiratorios a las personas con asma. Una de las enfermedades más graves derivadas de la ingestión de nitrógeno es la metahemoglobinemia o enfermedad de los niños azules. Se trata de una patología que afecta principalmente a los bebés y que provoca una ausencia de oxígeno en la sangre. La proliferación de casos relacionados con la intoxicación de nitratos ya ha llevado a muchas industrias conserveras y de potitos a elevar su grado de exigencia a los agricultores para evitar daños en la salud pública. Cinco de cada mil niños nacen enfermos, y en Alicia (Córdoba) se comprobó un alarmante retraso mental en los pequeños.

Transcribimos a continuación una disertación del doctor Hugo Gómez Demaio 1 :

1Profesor Adjunto, Coordinador Docente del Curso de Pediatría de Post-grado con la aprobación del Honorable Consejo Directivo de la Fac de Medicina de la UNNE, el auspicio del Ministerio de Salud Pública y el Colegio de Médicos de la Provincia de Misiones, desde marzo de 1993 hasta la actualidad.

Los fertilizantes químicos son los más utilizados en el mercado actualmente, y hay una variedad de ellos, aplicables a diferentes necesidades. Están los fertilizantes convencionales, que son los más comúnmente utilizados en jardines y en la agricultura. A su vez, estos agroquímicos son los elegidos generalmente por su facilidad de absorción. Por el contrario, están los fertilizantes de lenta absorción, que son los que se disuelven lentamente y tardan más en llegar a las raíces los nutrientes necesarios para el desarrollo y crecimiento de las plantas. También están aquellos fertilizantes químicos, combinados con materia orgánica, que se utilizan en todo tipo de cultivos. Otro tipo, son los que se rocían en las plantas, estos aerosoles son abonos foliares, y se utilizan para complementar los fertilizantes químicos, que se emplean para un abono mucho más profundo de la tierra. Por último podemos identificar aquellos que se encargan de suministrar las carencias específicas del suelo, de uno o varios de los nutrientes que se necesitan para el óptimo desarrollo de las plantas. Además de estos tipos de agroquímicos, hay otros creados para cada tipo de planta específicamente y las carencias más comunes de las distintas plantaciones. El nivel de fertilizante que se debe utilizar en cada plantación se debe tener muy en cuenta, y con esto, el tipo de minerales que le hacen falta a los suelos para poder aportárselos a las plantas. A pesar de los beneficios del uso de agroquímicos, trae aparejado un problema. Estos fertilizantes químicos, utilizados en exceso, producen graves contaminaciones a las plantaciones, y a los pozos de agua que se encuentran próximos a los cultivos.

Además de los agroquímicos que se emplean en plantaciones y cosechas, existen otros productos químicos utilizados en las mismas para lograr optimizar su producción. Estos son sustancias químicas como insecticidas y funguicidas que cumplen con la función de eliminar las plagas que se pueden presentar en los distintos cultivos y cosechas. Los beneficios del uso de agroquímicos son varios. Primero que su utilización logra en cada caso, dependiendo de qué tipo de fertilizante químico estemos hablando, la reducción del problema para el cual se utilizó el agroquímico; esto sería básicamente, que si estamos tratando con problemas de plaga de algún tipo de insecto, debemos localizar rápidamente qué tipo de plaga es, luego verificar la solución, preferentemente sin la utilización de químicos. Pero en el caso de que no haya otra opción, la utilización de insecticidas presentados en diferentes formatos, y formas de aplicación, es lo más viable para detener la expansión de la plaga, evitando así, que destruyan totalmente la producción de la cosecha. De la misma manera si nos enfrentamos a alguna especie de hongo, se puede utilizar el funguicida correspondiente para la eliminación del mismo, ya que la presencia de algunos tipos de hongos trae a consecuencia la eliminación del mismo, ya que la presencia de algunos tipos de hongos trae a consecuencia la aparición de enfermedades que pueden provocar hasta la muerte de la cosecha.

Por lo expuesto por el Doctor Demaio sostenemos que es muy importante mantener a los fertilizantes químicos que se utilizan en lugares donde los niños no puedan acceder y también alejado de los animales que puedan localizarse en la zona.

El XI Simposio Ibérico de Nutrición mineral de las plantas es un congreso cuyo objetivo es reunir a científicos y técnicos de un amplio rango de disciplinas y actividades relacionadas con la nutrición vegetal, con el fin de promover el intercambio de conocimiento, ideas, experiencias y técnicas. Así, en el congreso intervienen expertos que afrontan la nutrición mineral de plantas desde las perspectivas de la biología molecular; los microorganismos; la fisiología; el efecto de la fertilización en la producción y calidad de los cultivos; o el efecto de los abonos en el medio ambiente. Organizado por las sociedades española y portuguesa de Fisiología Vegetal y por la Universidad Pública de Navarra ha congregado a 140 expertos procedentes de España, Portugal, Francia, Brasil, Chile y Argentina.

Entre los distintos ponentes que se han dado cita en este encuentro destaca la presencia de la catedrática y vicerrectora de la Universidad de Lisboa, Mª Amelia Martins-Louçao. La profesora Martins-Louçao, que ha participado en diversos proyectos europeos y que está considerada una eminencia en el ámbito

de la nutrición nitrogenada de plantas, se ha mostrado muy preocupada por las consecuencias negativas que está teniendo en el ecosistema el exceso de

fertilizantes que aportan los agricultores a los cultivos.

La investigadora

portuguesa ha insistido en la necesidad de sensibilizar a la sociedad para que sea

consciente del riesgo ambiental que entraña esta práctica que, al igual que los gases del efecto invernadero, está contribuyendo al calentamiento global del planeta.

El calentamiento global

está provocando una serie de cambios en el clima

de la Tierra o patrones meteorológicos a largo plazo que varían según el lugar. Conforme la Tierra gira cada día, este nuevo calor gira a su vez recogiendo la humedad de los océanos, aumentando aquí y asentándose allá. Está cambiando el ritmo del clima al que todos los seres vivos nos hemos acostumbrado

El Ing. M.Sc. Fernando S. Gonzáles Huiman sostiene que la contaminación por fertilizantes se produce cuando éstos se utilizan en mayor cantidad de la que pueden absorber los cultivos, o cuando se eliminan por acción del agua o del viento de la superficie del suelo antes de que puedan ser absorbidos. Los excesos de nitrógeno y fosfatos pueden infiltrarse en las aguas subterráneas o ser arrastrados a cursos de agua. Esta sobrecarga de nutrientes provoca la eutrofización de lagos, embalses y estanques y da lugar a una explosión de algas que suprimen otras plantas y animales acuáticos. En ecología el término eutroficación o eutrofización define el enriquecimiento de un ecosistema con nutrientes a un ritmo tal que no puede ser compensado por sus formas de eliminación natural. Es entonces, aquel ecosistema o ambiente caracterizado por una anormal abundancia de nutrientes, la cual deviene en la producción de un exceso de materia orgánica que requiere alta demanda de oxígeno para su descomposición, hasta hacer desaparecer este último. Los métodos agrícolas, forestales y pesqueros y su alcance son las principales causas

de la pérdida de biodiversidad del mundo. Los costos externos globales de los tres sectores pueden ser considerables.

Incluimos a continuación los síntomas y efectos de la eutrofización:

Aumento de la producción y biomasa de fitoplancton (organismos que viven

en suspensión en el agua), algas asociadas y macrofitas; Modificación de las características del hábitat debida a la transformación del

conjunto de plantas acuáticas; Producción de toxinas por determinadas algas;

Aumento de los gastos de operación de los sistemas públicos de

abastecimiento de agua, además de problemas de gusto y olor, especialmente durante los períodos de proliferación de algas; Desoxigenación del agua, especialmente al finalizar las situaciones de

proliferación de algas, lo que normalmente da lugar a una mortandad de peces; Colmatación y obstrucción de los canales de riego por las malas hierbas

acuáticas (el jacinto acuático puede presentar problemas de introducción, no necesariamente de eutrofización); Reducción de las posibilidades de utilización del agua para fines

recreativos, debido al lodo, infestación de malas hierbas y olores molestos producidos por la descomposición de las algas; Impedimentos a la navegación debido al crecimiento de densas masas de

malas hierbas; Pérdidas económicas debidas a la modificación de las especies ícticas, mortandad de peces, etc.

La producción agropecuaria tiene unos profundos efectos en el medio ambiente en conjunto. Son la principal fuente de contaminación del agua por nitratos, fosfatos y plaguicidas. También son la mayor fuente antropogénica de gases responsables del efecto invernadero, metano y óxido nitroso, y contribuyen en gran medida a otros tipos de contaminación del aire y del agua. La agricultura afecta también a la base de su propio futuro a través de la degradación de la tierra, la salinización, el exceso de extracción de agua y la reducción de la diversidad genética agropecuaria. Sin embargo, las consecuencias a largo plazo de estos procesos son difíciles de cuantificar.

En las proyecciones de cultivos para el año 2030, se supone un menor crecimiento del uso de fertilizantes nitrogenados que en el pasado. Si se puede mejorar el rendimiento, el incremento en el uso total de fertilizantes entre 1997-99 y 2030, podría ser tan reducido como el 37 por ciento. Sin embargo, el uso actual en muchos países en desarrollo es muy ineficaz. En China, el mayor consumidor del mundo de fertilizantes nitrogenados, casi la mitad del nitrógeno aplicado se pierde por volatilización y de un 5 a un 10 por ciento más por infiltración. Si se utilizan más métodos de producción sostenible, se podrán atenuar los efectos de

la agricultura sobre el medio ambiente. No cabe duda de que, en algunos casos, la agricultura puede desempeñar una función importante en la inversión de estos efectos, por ejemplo, almacenando carbono en los suelos, mejorando la filtración del agua y conservando los paisajes rurales y la biodiversidad.

 

Contaminación

por

nitratos:

El

nitrógeno

es

uno

de

los

principales

contaminantes de las aguas subterráneas. Es conocido que las plantas aprovechan únicamente un 50% del nitrógeno aportado en el abonado, esto supone que el exceso de nitrógeno se pierde, generalmente lavado del suelo por el agua que se filtra al subsuelo, siendo arrastrado hacia los acuíferos, ríos y embalses, contaminando, por tanto, las aguas destinadas a consumo humano. De hecho, en muchos trabajos de investigación se ha concluido que el principal factor responsable de la contaminación de las aguas subterráneas por nitratos es la agricultura. Este fenómeno ha sido ampliamente estudiado en el Reino Unido, estimándose que, con las tasas de fertilización normalmente recomendadas en ese país, se producen pérdidas de 50-60 kg de nitrógeno por hectárea al año y, en algunos lugares, llegan a alcanzar 100 kg. También se señala que, en la misma área, del total de entradas de nitratos al acuífero, el 58% procede de las actividades agrícolas. En Castellón, en cultivos de cítricos, se llegan a perder

hasta 250 kg.

 
 

En general, todos los autores parecen estar de acuerdo en que el exceso de

fertilización nitrogenada y su defectuosa aplicación, son las causas que más contribuyen a la contaminación por nitratos de las aguas subterráneas. En diversos estudios realizados en España se muestra que la contaminación de las aguas subterráneas por nitratos afecta a grandes zonas. Las áreas más contaminadas son, en muchos casos, aquéllas en las que se practica una

agricultura intensiva, con altos aportes de fertilizantes y riego.

 
 

Efectos de los nitratos en la salud:

sobre todo, el problema de los nitratos

radica en que pueden ser reducidos a nitritos en el interior del organismo humano, especialmente en los niños de menos de tres meses de edad y en adultos con ciertos problemas. Los nitritos producen la transformación de la hemoglobina a metahemoglobina. La hemoglobina se encarga del transporte del oxígeno a través de los vasos sanguíneos y capilares, pero la metahemoglobina no es capaz de captar y ceder oxígeno de forma funcional. La cantidad normal de metahemoglobina no excede el 2%. Entre el 5 y el 10% se manifiestan los primeros signos de cianosis. Entre el 10 y el 20% se aprecia una insuficiencia de

oxigenación muscular y por encima del 50% puede llegar a ser mortal.

 
 

Una vez formados los nitritos, pueden reaccionar con las aminas, sustancias

ampliamente presentes en nuestro organismo, originando las nitrosaminas, un tipo de compuestos sobre cuya acción cancerígena no existen dudas. En las experiencias de laboratorio se ha comprobado que alrededor del 75 % de ellas pueden originar cánceres hepáticos y, aunque con menor frecuencia, también de

pulmón, estómago, riñones, esófago y páncreas. También se ha podido comprobar que existe una correlación directa entre el consumo de alimentos o aguas con exceso de nitratos y los cánceres gástricos y entre el trabajo en las fábricas de

abonos químicos y dichos cánceres.

 
 

Se ha comprobado que cuando las embarazadas ingieren cantidades altas de

nitratos se eleva

la mortalidad

durante

los primeros

días

de

vida

del

hijo,

principalmente debido a malformaciones que afectan al sistema nervioso central, al muscular o al óseo. También se han descrito efectos perniciosos sobre las

glándulas hormonales.

 

La agricultura ecológica, al no utilizar abonos muy solubles, tiene mucho menos riesgo de contaminar 2 .

Impacto ambiental de los abonos fosfatados: El problema ambiental de los fosfatos es, como el del N, la eutrofización de las aguas. Los fosfatos son la mayor fuente de contaminación de lagos y corrientes, y los altos niveles de fosfato promueven sobre-producción de algas y maleza acuática. Comoquiera que sea, muchos de nosotros tenemos falsas ideas en cuanto al origen de fosfatos contaminantes, y muchos dueños de casa, sin saberlo, contribuyen al problema.

Los fertilizantes para césped y jardín son a menudo el origen principal de la contaminación por fosfatos. Sin embargo, algunas investigaciones claramente demuestran que si el fertilizante se aplica adecuadamente, éste no contamina. Cuando los fosfatos se aplican a la tierra, ellos se adhieren a las partículas de la misma, tal y como sucede cuando los clips para papel se adhieren a un magneto. Los fosfatos intencionados para la tierra contribuyen en la contaminación solamente si ocurre una erosión. Unas investigaciones han encontrado poca o no diferencia en el contenido de fosfatos en el exceso de lluvia rechazada por céspedes tratados con fertilizantes con o sin fosfato.

Contaminación por Fertilizantes Azufrados, Cálcicos y de Magnesio:

El magnesio: los efectos secundarios de los abonos magnésicos, son de poca importancia. Se debe especialmente evitar que se apliquen grandes cantidades de MgCl 2 a las plantas sensibles al cloro.

El calcio: se utiliza para enmiendas, para mejorar la estructura del suelo, más que como fertilizante y para elevar el pH.

El azufre: tiene efecto tóxico del SO 2 sobre las plantas; efecto acidificante del SO 2 en la lluvia ácida 3 .

2Fernando, Gonzales H. Ingeniero Agrónomo. Doctorado en medio ambiente y desarrollo sostenible.

3 Fuente de información http://es.wikipedia.org/wiki/Fertilizante

DISEÑO EXPERIMENTAL

Cada integrante del grupo se hará cargo del cuidado de una planta con un tipo distinto de fertilizante con el objetivo de comparar en el transcurso del tiempo el crecimiento y características que cada una va adquiriendo y analizar si es esencial el uso de fertilizantes químicos.

INTEGRANTE N° 1 DE LA OBSERVACIÓN: Guex, Johana Teresa. Nombre de la planta: Coral rojo (Coralliumrubrum).

Método: regado con fertilizante químico líquido cada quince días y regado con agua sola cada cuatro días.

Datos del fertilizante:

Marca: Fertifox

Lote A/04

Vencimiento noviembre 2019

Grado 18-1-4 (18%N-1%F-4%K)

DISEÑO EXPERIMENTAL Cada integrante del grupo se hará cargo del cuidado de una planta con un
INTEGRANTE N° 2 DE LA OBSERVACIÓN: Silvia Marcela Zalazar. Nombre de la planta: Duranta. Método: fertilizante

INTEGRANTE N° 2 DE LA OBSERVACIÓN: Silvia Marcela Zalazar. Nombre de la planta: Duranta.

Método: fertilizante orgánico Compost (material obtenido a partir de restos vegetales (cascara de papa) y otras materias orgánicas (cascara de huevo). Echarle una vez por semana el compost y riego medio diario.

PRIMER SEMANA (planta sin compost) 29 de mayo de 2014 a las 15:00hs

INTEGRANTE N° 2 DE LA OBSERVACIÓN: Silvia Marcela Zalazar. Nombre de la planta: Duranta. Método: fertilizante

PRIMER SEMANA :(planta con compost y riego)

3 de junio de 2014 a las 17:00hs Fertilizante orgánico compost (vegetal y material orgánico)

3 de junio de 2014 a las 17:00hs Fertilizante orgánico compost (vegetal y material orgánico) SEGUNDA

SEGUNDA SEMANA :(planta con compost, riego y remuevo de la tierra)

  • 10 de junio de 2014 a las 18:00 hs.

Fertilizante orgánicos compost

3 de junio de 2014 a las 17:00hs Fertilizante orgánico compost (vegetal y material orgánico) SEGUNDA

TERCER SEMANA: (planta con compost)

Fertilizante orgánico compost

Fertilizante orgánico compost INTEGRANTE N°3 DE LA OBSERVACIÓN: Zalazar, Gisella Araceli. Nombre de la planta: Morrón

INTEGRANTE N°3 DE LA OBSERVACIÓN: Zalazar, Gisella Araceli. Nombre de la planta: Morrón (sin fertilizante). Método: riego medio diario, exposición solar controlada. PRIMERA SEMANA: con exposición al sol y sin riego, sin fertilizante.

Fertilizante orgánico compost INTEGRANTE N°3 DE LA OBSERVACIÓN: Zalazar, Gisella Araceli. Nombre de la planta: Morrón

partes

color

textura

tallo

Verde claro

Suave y frágil

hojas

Verdes fuerte

Lisa y pequeña

flores

No contiene

No contiene

SEGUNDA SEMANA: con riego y sin exposición al sol, sin fertilizante.

partes tallo Hojas flores color Verde un poco Verdes más No contienen mas fuerte oscuras textura

partes

tallo

Hojas

flores

color

Verde un poco

Verdes más

No contienen

mas fuerte

oscuras

textura

Varios tallos y algunos en proceso de

Lisas y medias gruesas

No contiene

crecimientos

TERCERA SEMANA: con exposición al sol, con riego y sin fertilizante.

partes tallo Hojas flores color Verde un poco Verdes más No contienen mas fuerte oscuras textura

parte

tallo

hojas

flores

color

Verde fuerte

Varias

No contiene

textura

Muchos tallos y fuertes

Varias y brillante y algunas en proceso de

No contiene

crecimiento

INREGRANTE N°4 DE LA OBSERVACIÓN: Cristina, Parellada. Nombre de la planta: alegría del hogar. Método:

PRIMER SEMANA: hojas verdes claras, con varios pimpollos

INREGRANTE N°4 DE LA OBSERVACIÓN: Cristina, Parellada. Nombre de la planta: alegría del hogar. Método: PRIMER

SEGUNDA SEMANA: hojas con un poco más de color firme y quiere comenzar abrir sus pimpollos.

INREGRANTE N°4 DE LA OBSERVACIÓN: Cristina, Parellada. Nombre de la planta: alegría del hogar. Método: PRIMER

TERCERA SEMANA: hojas firmes y comenzaron abrirse sus pimpollos.

CUARTA SEMANA: el estado de las hojas muy bueno y sus flores ya crecieron y son de color blanca.

INREGRANTE N°4 DE LA OBSERVACIÓN: Cristina, Parellada. Nombre de la planta: alegría del hogar. Método: PRIMER

INTEGRANTE N°5 DE LA OBSERVACIÓN: Giselle, Fernández. Nombre de la planta: Crisantemo flor. Método: fertilizante inorgánico en piedritas.

PRIMER SEMANA: prepare el fertilizante disolviendo una cucharada del producto en 5 litros de agua y luego aplique en la planta una vez por semana con el preparado y con agua día por medio.

INTEGRANTE N°5 DE LA OBSERVACIÓN: Giselle, Fernández. Nombre de la planta: Crisantemo flor. Método: fertilizante inorgánico
INTEGRANTE N°5 DE LA OBSERVACIÓN: Giselle, Fernández. Nombre de la planta: Crisantemo flor. Método: fertilizante inorgánico

SEGUNDA SEMANA:

INTEGRANTE N°5 DE LA OBSERVACIÓN: Giselle, Fernández. Nombre de la planta: Crisantemo flor. Método: fertilizante inorgánico

TERCERA SEMANA:

INTEGRANTE N°5 DE LA OBSERVACIÓN: Giselle, Fernández. Nombre de la planta: Crisantemo flor. Método: fertilizante inorgánico

Flor: blanca terminación de los pétalos en puntas. Textura: suave. Hojas: verdes oscuras terminación de bordes redondeados. Texturas:

aterciopelado.

INREGRANTE N°6 DE LA OBSERVACIÓN: Albornoz, Jenifer. Nombre de planta: alegría del hogar.

Método: utilizado: abono natural (yerba, cascaras de verdura, cascara de huevo, etc.)

PRIMERA SEMANA: Color de hoja: verde claro, flor rosa con el centro blanco, tiene además 2 pimpollo. Contextura suave.

PRIMERA SEMANA: Color de hoja: verde claro, flor rosa con el centro blanco, tiene además 2

SEGUNDA SEMANA: hojas de color verde oscuro.

PRIMERA SEMANA: Color de hoja: verde claro, flor rosa con el centro blanco, tiene además 2

TERCERA SEMANA: Pimpollos a punto de florecer, hojas de color verde oscuro. Contextura suave.

PRIMERA SEMANA: Color de hoja: verde claro, flor rosa con el centro blanco, tiene además 2

ENCUESTA: cada integrante del grupo realizará una encuesta para determinar cuantas personas utilizan fertilizantes orgánicos en sus hogares y si conocen el daño que causan los mismos.

Conclusión de las encuestas:

4 de cada 6 personas no usa fertilizante químicos en su planta.

4 de cada 6 personas no sabe las consecuencias que trae y 2 de cada 6 si

saben. 5 de cada 6 personas usa abonos.

2 de cada 6 personas usan fertilizantes químicos en sus plantas.

HIPÓTESIS

Nuestra hipótesis consiste en que la adecuada

producción y aplicación de

fertilizantes orgánicos permitirá la

obtención de frutos, hortalizas y plantas sin

químicos que favorecerán la salud de la población y son mucho más saludables para el suelo, aunque no aporten los mismos nutrientes, ayudan a la conservación de un suelo sano y sin deteriorarse, aporta al desarrollo sustentable y a dejar un mundo mejor a futuras generaciones.

CONCLUSIÓN

Como hemos expuesto en el presente informe el exceso de fertilización química está causando graves daños al medio ambiente y a la salud de la población. Se ha comprobado que el nitrógeno, componente principal de este tipo de fertilizantes afecta a la calidad del agua y de la atmósfera además de provocar problemas respiratorios a las personas con asma. La metahemoglobinemia o enfermedad de los niños azules es una patología causada por la ingestión de nitrógeno que afecta principalmente a los bebés y que provoca una ausencia de oxígeno en la sangre.

Propusimos la hipótesis de que el reemplazo de fertilizantes químicos por orgánicos erradicaría o disminuiría este impacto negativo provocado por el uso de agroquímicos en la agricultura. La fertilización orgánica, se basa en otorgarle una mayor fertilidad al suelo con abonos naturales. Los abonos naturales son variados, pero el que más se utiliza en la huerta orgánica, es el compost, el cual se obtiene a partir de restos vegetales (hortalizas, frutas, etc.), excrementos de animales herbívoros y plantas muertas.

Recolectamos y analizamos información brindada por expertos en el tema, realizamos una actividad experimental con el objetivo de argumentar que el uso de sustancias químicas no es esencial en el cuidado de plantas domésticas y por último realizamos una encuesta para fomentar el uso de abonos y fertilizantes orgánicos.

En el proceso de investigación pudimos corroborar nuestra hipótesis y concluimos en que el uso de estos agroquímicos debe ser manejado con responsabilidad social y en lo posible reemplazarlos por productos orgánicos que producen beneficios al agricultor, al producto, y al medio ambiente.

ANEXOS

4http://sosoceanos.blogspot.com.ar/2010/07/floracion-masiva-de-algas-en-las- costas.html

4http://sosoceanos.blogspot.com.ar/2010/07/floracion-masiva-de-algas-en-las-

costas.html