Está en la página 1de 771

Administración

Local
Casos prácticos

Autor:
ÁNGEL SANTIAGO FERNÁNDEZ FUERTES
Técnico de la Administración Local

Edición para uso exclusivo de juan luna quero

Viriato, 52
28010 MADRID
Tel. 914 444 920
Fax 915 938 861

www.cef.es

Gran de Gràcia, 171
08012 BARCELONA
Tel. 934 150 988
Fax 932 174 018

info@cef.es

Alboraya, 23
46010 VALENCIA
Tel. 963 614 199
Fax 963 933 354

Ponzano, 15
28010 MADRID
Tel. 914 444 920
Fax 915 938 861

902 88 89 90

Esta obra es fruto del análisis y de los estudios, estrictamente personales, de los
autores.
Los comentarios que se efectúan a lo largo de este libro constituyen la opinión
personal de los autores; por tanto, no pueden ser considerados doctrina oficial ni
oficiosa de la Administración. Los autores no aceptarán responsabilidades por las
eventualidades que puedan incurrir las personas o entidades que actúen o dejen
de actuar como consecuencia de las opiniones, interpretaciones e informaciones
contenidas en este libro.

Cualquier forma de reproducción, distribución, comunicación pública o transformación de
esta obra solo puede ser realizada con la autorización de sus titulares, salvo excepción prevista
por la ley. Diríjase a CEDRO (Centro Español de Derechos Reprográficos, www.cedro.org) si
necesita fotocopiar o escanear algún fragmento de esta obra.

A Santiago, Elena y Paula

PRÓLOGO
El presente libro atiende a una doble finalidad. Por un lado, y ante todo, actualizar
el contenido de los trabajos anteriores dado que la aprobación de la nueva legislación
en materia de contratación pública, función pública y urbanismo ha provocado que una
gran parte de los supuestos prácticos quedasen desfasados. Era necesario, en ese sentido
avanzar una nueva visión de los mismos a la vista de dicha normativa si bien en algunos
de ellos la misma es preliminar y la última respuesta dependerá de un desarrollo legal y
reglamentario pendientes de aprobación.
Por otro lado, se pretende refundir sendos libros en un solo volumen que haga su
contenido más manejable y práctico. La dualidad atendía a razones cronológicas de
elaboración en distintos momentos. En la actualidad, no tiene sentido mantener esa sistemática y es lógico que los 81 supuestos prácticos se unifiquen en un único tomo.
Cuando se redactaron los dos trabajos previos, en sus prólogos se anunciaban una
serie de objetivos. Las sucesivas ediciones (cuatro en el caso del primero; dos en el
caso del segundo) y el paso del tiempo no hace dejar de persistir en los mismos (de
ahí el esfuerzo para mantenerlos actualizados), constatándose un dato: la pervivencia
de la vigencia de los problemas planteados. Los mismos siguen estando de candente
actualidad.
Si se contrasta ese dato con un fenómeno cada vez más intenso en el Derecho
Administrativo actual como es la potenciación legislativa autonómica, y por lo tanto el
incremento de soluciones legales diversas para los mismos problemas (tantas como Comunidades Autónomas), se concluye que la presente obra sirve como una herramienta
útil para realizar un análisis de la estructura de muchas instituciones públicas con una
visión unitaria y global. Comprender mejor las mismas permitirá localizar más fácil7

PRÓLOGO

mente la solución correcta, con independencia de que la misma esté contemplada en una
u otra norma según el ámbito territorial en el que se produzca el supuesto de hecho. Ése
sigue siendo el objetivo.
Quiero aprovechar la ocasión para mostrar mi especial agradecimiento a Antonio
LAPIEDRA CIVERA por la gran y valiosa aportación que me han supuesto las largas conversaciones mantenidas con él sobre procedimiento administrativo, garantías de los interesados y urbanismo.

Valencia, abril de 2008
Ángel Santiago FERNÁNDEZ FUERTES

8

RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES
Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN
Revisión por la Administración Pública de sus propios
actos administrativos

SUPUESTO 1
Enunciado

SUPUESTO DE HECHO
Los servicios municipales detectan que la licencia de apertura otorgada a don «X»,
realmente se otorgó por error, ya que, revisado el expediente, se comprueba que en el
mismo, todos los informes, técnicos y jurídicos, son desfavorables. Lo que ha ocurrido es
que al final del expediente se ha intercalado un documento favorable, procedente de otro
expediente distinto, lo que ha llevado a que se otorgue la licencia sin reunir los requisitos
para ello. La resolución otorgante ha sido ya notificada al interesado.

Emitir informe sobre las posibilidades de actuación municipal.

PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER
EL SUPUESTO
A) Posibilidades de eliminación de un acto administrativo ilegal
Cuando se tiene constancia de que un acto administrativo es contrario al ordenamiento jurídico, hay dos grandes líneas encaminadas a conseguir su eliminación,
que básicamente serían:
a) La vía de los recursos administrativos y, en su caso, judiciales. El papel
activo lo adopta el interesado disconforme o lesionado con dicho acto administrativo.
b) La vía de la revisión por la Administración de sus propios actos. El papel
activo, aunque no exclusivamente (en este sentido véase el art. 102 de la
Ley 30/1992, «o a instancias del interesado») lo adopta la Administración,
9

SUPUESTO 1. Enunciado

RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES
Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN

que entra a analizar la legalidad o conformidad con el ordenamiento jurídico
de su propio acto administrativo.
Aplicado al presente caso, la vía de los recursos administrativos la podría haber
adoptado cualquier vecino colindante al que le molestase el desarrollo de la actividad
autorizada por medio de licencia de apertura por el Ayuntamiento y que, sin embargo,
no reúne los mínimos requisitos. En definitiva, lo podría interponer cualquier persona
que acreditase tener un interés legítimo que se ve afectado por el acto administrativo
objeto de impugnación. El problema es que los plazos de interposición de un recurso,
administrativo o judicial, son muy limitados.
La vía de la revisión la adoptaría la Administración municipal al tener constancia de
que ha otorgado una licencia de apertura ilegal, al no reunirse los requisitos exigidos por
la legalidad vigente. Dicha vía la adoptarían también todos aquellos afectados por el acto
(interesados) y que no han usado la anterior vía de impugnación por diversos motivos
como, por ejemplo, porque las molestias se empezaron a manifestar con posterioridad a
que finalizase el plazo de interposición de recursos.
Es difícil pensar que aquí el particular autorizado, titular de la actividad, adopte un
papel activo de impugnación, en cuanto que es beneficiado con un acto ilegal. Si, de todas
formas, tal fuese su intención, le bastaría con renunciar al derecho que se ha definido a
su favor y para el cual en realidad no reúne los debidos requisitos.
B) Notas esenciales de las licencias de apertura
Es preciso tener en cuenta que lo que se señala en el presente caso sobre la revisión
por la propia Administración de sus licencias se puede predicar de todo acto administrativo. No obstante las licencias tienen algunas peculiaridades. Así, siempre que se hable
de licencia de apertura es preciso tener en cuenta que:
1. Sin perjuicio de que la legislación sectorial al respecto (Reglamento de
Actividades Molestas, Insalubre, Nocivas y Peligrosas de 1961, en adelante
RAM/61; y el Reglamento de Policía de Espectáculos de 1982, en adelante RPE/82, etc.) el fundamento normativo último de las licencias municipales
de apertura se encuentra en el artículo 22.1 del Reglamento de Servicios de
las Corporaciones Locales de 1955, en adelante RSCL/55.
El objeto y finalidad de dichas licencias se recoge en el artículo 22.2 del
mismo reglamento.
10

Revisión por la Administración Pública de sus propios
actos administrativos

SUPUESTO 1. Enunciado

2. Dichas licencias tienen carácter real, atienden a las características objetivas
del local. Gráficamente expuesto, interesa en definitiva cómo se desarrolla
la actividad y no tanto quién la desarrolla.
3. Tienen carácter reglado. Las licencias en general no son nunca actos de
voluntad sino que su naturaleza es la de actos de comprobación de que el
uso o actividad que pretende desarrollar el particular, y los términos en los
que lo hará, se ajustan a la legalidad vigente. Si se ajustan se otorgarán y si
no se ajustan, se denegarán.
4. Respecto de su régimen jurídico, sin perjuicio de previsiones concretas
que puedan existir en la legislación sectorial correspondiente, con carácter
general aparece recogida en los artículos 8 y siguientes del RSCL/55.
No obstante, cualquier consideración al procedimiento o a los efectos de los actos
administrativos que en definitiva son las licencias, deberá hacerse tomando como referencia esencial la Ley 30/1992 del RJA-PAC, dado que ésta tiene rango superior y es
posterior en el tiempo al citado reglamento, que estará vigente en todo aquello que no
contradiga a la ley. Por ejemplo, sí estará vigente en aspectos como plazos para resolver
expresamente. En este sentido aspectos como el régimen del silencio administrativo, las
posibilidades de revisión de las licencias ilegales, trámites garantistas, etc., se deben ver
a la luz de la Ley 30/1992.
Ello no significa que no se pueda acudir a lo dispuesto en el RSCL/55, pero habrá
que hacerlo con las debidas reservas sobre la vigencia de algunos de sus artículos.
Al respecto del Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas, aprobado por Decreto 2414/1961, el RAM, es preciso destacar que el mismo ha
sido derogado por la Ley estatal 34/2007, de 15 de noviembre, de Calidad del Aire y
Protección de la Atmósfera.
Conviene destacar que la ley que lo deroga, la citada 34/2007, tiene un ámbito objetivo sensiblemente inferior a aquél, es decir, se regula el tratamiento de un conjunto de
actividades bastante más pequeño que el que era objeto del RAM. Es decir, no se trata
de la sustitución integral de una norma por otra, sino parcial. Basta en ese sentido con
comparar el anexo de la nueva ley y el nomenclátor de la antigua.
Lo que en definitiva supone una decisión por parte del legislador estatal de simple
derogación de la regulación de una materia sin ofrecer una alternativa procedimental
integral para todos aquellos elementos objeto de regulación de la misma. Una parte
importante del original objeto del RAM ya se había desgajado del mismo con ocasión
11

SUPUESTO 1. Enunciado

RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES
Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN

de la aprobación de la Ley 16/2002, de DIA, y la nueva ley continúa el proceso. Pero
ambas no lo agotan, queda una parte sustancial fuera de estas nuevas normas.
Indirectamente ello supone dejar esta materia en manos de los legisladores autonómicos, que hasta la fecha cuando regulaban la materia de las licencias de las actividades
calificadas, o de las licencias medioambientales, se encontraban con los condicionantes
que suponía este decreto estatal, de carácter básico, y que ahora simplemente se deroga,
contando, como ya hemos dicho, con alternativas que sólo regulan parte del objeto de
aquél.
De ahí la peculiar redacción de la disposición derogatoria de la Ley 34/2007, que
después de declarar derogado el RAM en su primer párrafo, señala a continuación que no
obstante, el citado reglamento mantendrá su vigencia en aquellas Comunidades Autónomas y Ciudades Autonómicas que no tengan normativa aprobada en la materia, en tanto
no se dicte dicha normativa.
Lo que pone de manifiesto que no es la Ley 34/2007 la que provoca la derogación
del RAM sino la voluntad del legislador estatal de no regular a título de derecho básico
sobre una materia en la que es competente y la de no establecer ningún condicionante o
límite desde el marco estatal a lo que el legislador autonómico pueda acordar en dicha
materia.
En la medida en que dicho RAM conserva un atisbo de vigencia en cuanto alguna
Comunidad Autónoma no haya establecido un desarrollo normativo sobre su objeto, se
sigue citando el mismo si bien quedando claro que el mismo ya no es de aplicación en
aquellas Comunidades Autónomas que tienen normativa propia (como por ejemplo la
Comunidad Valenciana con la Ley 2/2006), y en aquellas que no cuenten con la misma,
se ha desposeído a dicho RAM del carácter de básico en cuanto que no condiciona la
solución que se quiera adoptar al respecto por el legislador autonómico.
Asistimos en definitiva a una retirada voluntaria por parte del legislador estatal de
regular una materia que es de su competencia, permitiendo la diversificación autonómica
sin límite (en lo que no sea objeto de leyes como las citadas 16/2002 y 34/2007).
C) Revisión por la Administración de sus propios actos
En el presente caso, dado que es la Administración la que se plantea reaccionar
frente a un acto dictado por ella misma, ello supone que es preciso moverse en el plano
de la revisión (y no por lo tanto en el de los recursos).
12

Revisión por la Administración Pública de sus propios
actos administrativos

SUPUESTO 1. Enunciado

La mecánica para seleccionar el sistema adecuado entre los existentes es la siguiente.
Consiste en definitiva en un sistema de eliminación:
En esta materia hay que tener en cuenta las modificaciones introducidas por la
Ley 4/1999, de modificación de la Ley 30/1992. Conforme a la Ley 30/1992, en su
redacción originaria, existían cinco vías de revisión o de mecanismos por los que la
Administración podía desdecirse, en todo o en parte, de sus propios actos. Dichas vías
eran las siguientes:
• Declaración de oficio de la nulidad de pleno derecho (art. 102).
• Declaración de oficio de la anulabilidad (art. 103.1).
• Declaración de lesividad (art. 103.2).
• Revocación de actos administrativos (art. 105.1).
• Rectificación de errores materiales, aritméticos o de hecho (art. 105.2).
Frente a éstos, con la Ley 4/1999, las vías quedan reducidas a cuatro:
• Declaración de oficio de la nulidad de pleno derecho (art. 102).
• Declaración de lesividad (art. 103).
• Revocación de actos administrativos (art. 105.1).
• Rectificación de errores materiales, aritméticos o de hecho (art. 105.2).
El primer criterio de selección es el de analizar la naturaleza del acto a revisar.
Éste, en concreto una licencia municipal de apertura, es declarativo de derechos.
En ese sentido se puede señalar la jurisprudencia reflejada entre otras en Sentencia del
Tribunal Supremo 5023/1997, de 6 de junio.
Con ello se excluye la vía de la revocación, artículo 105.1, pensado para actos no
declarativos de derechos y de gravamen (por ejemplo, multas).
Piénsese que en definitiva la potestad que tiene la Administración de revisar sus
propios actos administrativos es una potestad exhorbitante, en cuanto que puede remover
las definiciones de derechos y deberes personales que ella misma ha hecho en la esfera

13

SUPUESTO 1. Enunciado

RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES
Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN

de los particulares. Si con ello va a alterar una situación personal favorable definida
por ella, sólo lo podrá hacer por motivos de legalidad y conforme al procedimiento y
a las garantías legalmente establecidas. Sin embargo, dichas garantías y formalidades
procedimentales, a la luz del artículo 105.1 de la Ley 30/1992, apenas existen en el
procedimiento de revocación, que ni siquiera tiene un límite temporal de reacción. En
cualquier momento... dice el artículo 105.1. Ello es lógico, dado su objeto, ya que nadie
tiene interés en seguir siendo gravado por un acto administrativo y que éste se mantenga en el tiempo. No obstante, dicha revocación no podrá ser contraria al ordenamiento
jurídico. Por ejemplo, una multa de tráfico podrá ser revocada sin mayor trámite si se
constata que no se cometió la infracción. Pero no podrá ser revocada discrecionalmente
cuando al órgano administrativo se le antoje.
Se descarta por lo tanto la revocación como mecanismo de revisión en este caso
concreto, al estar hablando de actos declarativos de derechos.
Respecto a la rectificación de errores de hecho, materiales o aritméticos, se va a descartar dicha vía por el mismo motivo. En realidad, en este caso concreto, se ha producido
un error de hecho, dado que ha sido un documento perteneciente a otro expediente el que
ha provocado un falso conocimiento de la realidad fáctica, ha provocado el error.
Pero no es posible usar esta vía dado que no cumple las mínimas condiciones garantistas que cabe exigir para una revisión de un acto declarativo de derechos. El artículo 105.2 no establece tampoco un procedimiento mínimamente garantista ni un límite
temporal de reacción y además la jurisprudencia siempre ha definido el mecanismo de
rectificación de errores como un medio para aclarar o concretar el alcance o contenido
del acto, pero no para llegar a un acto de contenido o sentido inverso al que tenía antes de
ser rectificado. En definitiva, no puede cambiar el fondo del contenido del acto. En este
sentido basta con citar la Sentencia del Tribunal Supremo 5501/1986, 22 de octubre.
Estos dos cauces no se han visto afectados por la modificación de la Ley 4/1999, y
por lo tanto conservan su carácter originariamente establecido por la Ley 30/1992, si bien
es verdad que la redacción del artículo 105.1, se ha visto modificada, pero para acentuar
la idea de imposibilidad de una revocación contraria a derecho.
Descartadas estas dos vías, es preciso entrar en aquellos medios que aparecen como
auténticos revisores de actos declarativos de derechos.
El criterio de selección ahora, en esta segunda fase de concreción, será el de la
gravedad de la infracción del ordenamiento jurídico que se haya cometido.

14

Revisión por la Administración Pública de sus propios
actos administrativos

SUPUESTO 1. Enunciado

El criterio de la Ley 30/1992 en su redacción originaria era distinguir de la siguiente
forma: la declaración de lesividad estaba prevista para los supuestos en los que un acto
declarativo de derechos hubiese cometido una infracción leve, no grave del ordenamiento
jurídico. Supuesto residual, conllevaba adoptar a la Administración un papel activo, no
sólo en la vía administrativa sino también en la judicial, en cuanto que obtenida la declaración administrativa de lesividad, le correspondería además adoptar la postura atípica
para ella de demandante contra su propio acto ante el órgano judicial (art. 43.2 de la Ley
29/1998, de la Jurisdicción Contencioso-Administrativa –JCA–). En definitiva ahí la
Administración actuaría carente de autotutela, carente de la posibilidad de resolver por
sí misma y de forma imperativa sus propias cuestiones.
La anulabilidad y la nulidad. Para poder optar entre uno y otro procedimiento se
debían tener en cuenta una serie de premisas.
Los supuestos de nulidad sólo existirán en los casos tasados que figuran en el artículo 62 de la Ley 30/1992, del RJA-PAC, así como aquellos expresamente previstos en
normas de rango legal (o reglamentarios previos a la Ley 30/1992), según el apartado g)
de dicho artículo. Por ejemplo, en el ámbito de la Administración Local hay tres supuestos muy frecuentes de nulidad de pleno derecho expresamente declarados en los artículos 51 del Texto Refundido de 1986 (adopción de acuerdos en sesión extraordinaria sobre
asuntos no incluidos en el orden del día), 155 de la Ley de Haciendas Locales de 1988
(adopción de compromisos de gastos sin consignación presupuestaria) y 185 del Texto
Refundido de 1976 (licencias de construcción de zonas verdes y espacios libres). Para
dichos supuestos está previsto el procedimiento del artículo 102, con su nueva redacción
dada por la Ley 4/1999.
Si es un supuesto en el que se ha cometido una infracción del ordenamiento jurídico
y que no está expresamente prevista su nulidad, habría que entenderlo como anulable
(art. 63 de la Ley 30/1992), que es la regla general en el régimen de invalidez de los
actos administrativos.
Por otro lado, en cuanto que en los supuestos de nulidad de pleno derecho el principio
de seguridad jurídica se va a ver casi eliminado, con los matices y límites que señala el
artículo 106 de la Ley 30/1992, dada la gravedad del vicio cometido, ello conlleva que la
jurisprudencia del Tribunal Supremo establezca un criterio de interpretación restrictiva y
sea más partidaria de calificar los supuestos como de anulabilidad y no de nulidad.
Por lo tanto, ante la duda, es preferible, siempre que en todo caso se haya producido
la comisión de una infracción grave del ordenamiento jurídico, calificar el vicio como
de anulabilidad. Por ejemplo, la omisión del trámite de audiencia en un procedimiento,
con todo lo significativo que pueda ser y toda la indefensión que pueda generar para el
15

SUPUESTO 1. Enunciado

RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES
Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN

interesado, no puede ser considerado como un vicio de nulidad, en cuanto el tenor literal
del artículo 62 exige que haya una omisión total y absoluta del procedimiento legalmente
establecido. El ejemplo es muestra de que siempre se debe de partir de la premisa de que
la regla general será el vicio de anulabilidad y la excepción el vicio de nulidad.
Frente a esos tres medios de revisión de actos declarativos de derechos, lesividad,
anulabilidad y nulidad, la Ley 4/1999, incidiendo de forma más garantista en la esfera de
los particulares, ha articulado dos únicos procedimientos de revisión, la revisión de oficio
de actos nulos de pleno derecho (figura exactamente igual que la que se configuraba en la
redacción original de la Ley 30/1992, con lo que sirve todo lo dicho hasta ahora, si bien
su ámbito se extiende ahora hacia los reglamentos y disposiciones de carácter general) y
la declaración de lesividad, que ahora abarcaría todos aquellos actos que se encuentren
dentro del ámbito del artículo 63 de la ley, es decir, aquellos que incurran en cualquier
infracción del ordenamiento jurídico, y que además sean declarativos de derechos.
¿Por qué esta nueva regulación es más garantista para los administrados?
El motivo es porque la Administración tiene ahora muchas más limitaciones para
ir contra sus actos declarativos de derechos, habiendo perdido con la modificación legal
potestad de autotutela en esta materia, puesto que el pronunciamiento de lesividad para
el interés general que se haga en sede administrativa no goza de fuerza obligatoria, de
ejecutividad, sino que es preciso que adopte el papel activo en sede judicial, ante el
órgano de la jurisdicción contencioso-administrativa que confirme su eliminación del
ordenamiento jurídico. La declaración de lesividad se atribuye expresamente al Pleno
de la Corporación (art. 103.5).
Dado que la anulabilidad es la regla general cuando se habla de vicio de los actos
administrativos, el procedimiento general será el citado de declaración de lesividad, con
su conexión en sede judicial, por el procedimiento articulado en el artículo 43.2 de la
Ley 29/1998, de la JCA.
D) Responsabilidad patrimonial
Es preciso tener en cuenta que la anulación de licencias está contemplada expresamente entre los supuestos que generan responsabilidad patrimonial de la Administración,
a favor del titular, en el artículo 44.2 de la Ley 6/1998, de Régimen del Suelo y Valoraciones, en adelante RSV. El hecho de que aquí se esté ante una licencia de apertura y
no de obras, que son las que quedan del ámbito de la ley, no plantea mayor problema
dado que a la luz del planteamiento de la Ley 30/1992, artículos 139 y siguientes, cabe
entender igualmente la existencia de responsabilidad patrimonial.
16

Revisión por la Administración Pública de sus propios
actos administrativos

SUPUESTO 1
Solución

INFORME JURÍDICO

Cuestión planteada: POSIBILIDADES DE ACTUACIÓN DEL AYUNTA–
MIENTO ANTE LA CONSTANCIA DE QUE HA DICTADO UN ACTO ILEGAL
A falta de una previsión concreta sobre si es una actividad calificada como molesta, insalubre, nociva o peligrosa, o bien si es un espectáculo público, partiremos como
procedimiento sectorial de lo dispuesto en el RSCL/55.
El artículo 22.1 del RSCL/55 establece la necesidad de obtener una licencia municipal para la apertura de establecimientos industriales y mercantiles.
El objetivo de dicha licencia lo recoge el artículo 22.2: «verificar si los locales e
instalaciones reúnen las condiciones de seguridad, salubridad y tranquilidad, así como
las fijadas urbanísticamente por el planeamiento urbanístico».
En el presente caso, sin embargo, nos encontramos con que el objeto de la licencia,
del acto administrativo municipal, no se ha cumplido, dado que los informes, técnicos
y jurídicos, que forman parte del expediente, son desfavorables, lo que es indicativo de
que faltan requisitos exigidos por la legalidad vigente.
El artículo 16.2 del reglamento señala que «podrán ser anuladas las licencias y restituidas las cosas al ser y estado primitivo cuando resultaren otorgadas erróneamente».
Es preciso partir en ese sentido del carácter reglado otorgado a las licencias, conforme al cual no son actos de voluntad sino actos de comprobación de que la actividad
que se pretende desarrollar se ajusta a la legalidad vigente.

17

del grado de cumplimiento de la legalidad. se viene a fiscalizar por el Ayuntamiento los objetivos señalados en el artículo 22. referente a la declaración de lesividad. declarativo de derechos. en cuanto que tiene constancia de la ilegalidad de uno de sus actos. debiendo adoptar en este sentido la Administración un papel activo. Aunque la causa concreta sea un error. el acto ilegal. se excluyen los dos mecanismos previstos en el artículo 105 de la Ley 30/1992 (conforme a los argumentos expuestos en la introducción). En este caso concreto.2. tampoco parece la idónea para este caso concreto. pero dada la antigüedad de dicha disposición. De ahí que el artículo 16.2 del reglamento señale que el otorgamiento erróneo determina la anulación de dicha licencia. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN En el presente caso obran en el expediente informes negativos. tras los oportunos trámites.2 de la Ley 30/1992. un conocimiento falso de la realidad fáctica que determina una respuesta incorrecta de la Administración. de seguridad. Dicha disconformidad puede ocurrir en diversos planos y aspectos: urbanístico. El artículo 16. por funcionario técnico competente. por lo tanto. 18 . etc. 52. de salubridad. una licencia. que ofrece unos medios de revisión más completos y con un carácter garantista creado a la luz de la Constitución Española de 1978 (en adelante CE/78). es preciso acudir a aquellos mecanismos que permitan eliminar. desfavorables. el Ayuntamiento ha otorgado un acto administrativo de autorización. en los términos establecidos por los planes urbanísticos y la distinta normativa sectorial reguladora de dicha actividad. lo que es indicativo de que dicha actividad no se ajusta a lo exigido por la normativa vigente. En definitiva. al ser la consecuencia el otorgamiento de una autorización a quien no cumple los requisitos legales y tener las licencias carácter reglado. de forma objetiva. Dado el carácter desfavorable de los informes en su conjunto. en cuanto que dichos informes suponen una exposición.2 del reglamento. principio de inderogabilidad singular de los reglamentos).SUPUESTO 1. Dada la naturaleza del acto administrativo. la vía establecida en el artículo 103. conviene analizarla a la luz de los mecanismos ofrecidos por la Ley 30/1992. el motivo siempre va a ser de legalidad. en cuanto que habilita para funcionar a una actividad que no reúne los requisitos establecidos legalmente.2 del RSCL/55 señala la vía a seguir. Dado el carácter reglado que posee la licencia y dado que no se puede excluir individualmente por la Administración a un particular del cumplimiento genéricamente establecido por la normativa para toda la Comunidad (art. que es ilegal.

El plazo de declaración. en este caso. no implica sin más que el acto sea nulo de pleno derecho. El simple hecho de que el particular no reúna los requisitos exigidos por el ordenamiento jurídico. sino que sólo es procedente la declaración de lesividad ante vicios de anulabilidad. lo que conlleva posterior intervención del órgano judicial. no de la acción de la Administración. entrar a analizar la naturaleza y gravedad de los defectos detectados. La jurisprudencia tiende a interpretar con carácter restrictivo los supuestos recogidos en el artículo 62 de la Ley 30/1992. 103) y la declaración de nulidad (art. al versar sobre la validez de una licencia. El procedimiento de declaración de lesividad de un acto anulable se encuentra recogido en el artículo 103 de la Ley 30/1992. 19 . 102). la vía de la declaración de lesividad. El hecho de que se carezca de requisitos para la adquisición de un derecho o facultad.Revisión por la Administración Pública de sus propios actos administrativos SUPUESTO 1. Será preciso entrar a analizar por qué los informes tienen carácter desfavorable y. no de inicio. El plazo del procedimiento de declaración de lesividad es de tres meses. Solución Todo ello deja las opciones entre la declaración de lesividad (art. Dicho órgano deberá ratificar el pronunciamiento administrativo para que éste pueda empezar a ser eficaz. La competencia es del Pleno. no determina sin más el carácter de nulo de pleno derecho. sino que es preciso que los requisitos de los que se carezca sean esenciales. La competencia para su resolución corresponde al Pleno. Conclusión: Como conclusión indicar que procede la apertura de expediente de declaración de lesividad para el interés general del acto por vicio de anulabilidad. ante la duda. lo que debe determinar. el Juzgado de lo Contencioso. por lo tanto. y la no resolución expresa en ese plazo genera la caducidad de dicho procedimiento. Ya no es posible la revisión de oficio. en su nueva redacción dada por la Ley 4/1999. Ya no es preciso el dictamen del Consejo de Estado u órgano consultivo autonómico. y ver si realmente supone una carencia de requisitos esenciales. es de cuatro años desde que se dictó el acto. siguiendo como regla general lo establecido en el apartado f) del artículo 62.

.

el servicio de regeneración de playas. dependiente del Ministerio de Medio Ambiente. un escrito en el que se le indican los siguientes hechos: • En la playa sita en el término municipal se han encontrado destrozadas las tuberías de seis duchas que prestan el servicio a la citada playa. • El citado departamento ha realizado las averiguaciones oportunas y ha constatado que los daños se produjeron al realizarse por el Servicio de Costas. Las tuberías son de titularidad municipal. Se solicita informe sobre los trámites y actuaciones que procede realizar en el presente supuesto. quedan englobados dentro del plano genérico de las garan21 . • El coste de restauración y reinstalación de las citadas tuberías asciende a la cantidad de 6.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 2 Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública Enunciado SUPUESTO DE HECHO Los servicios jurídicos del Ayuntamiento reciben. por medio de un contratista. en el ejercicio de sus funciones. procedente del Departamento de Mantenimiento de las Instalaciones municipales.000 euros. el cual ha sido adelantado por el Ayuntamiento a efectos de continuar la prestación del servicio en las playas. PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) La responsabilidad patrimonial como una garantía del administrado Los supuestos en los que se imputa un daño patrimonial a una Administración.

En caso de que de la instrucción del expediente se desprendiese que se poseen todos los requisitos para estimar la reclamación. al prestar un servicio público) o si se ha provocado como consecuencia de una relación de Derecho Privado (por ejemplo. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN tías del administrado.1. Aquí. se adoptará después de haber comprobado que no se dispone de ninguna potestad de Derecho Público que permita a la Administración hacer efectivas sus pretensiones de una forma más automática y ejecutiva. propias de un Estado de Derecho. B) Regulación jurídica Además de los preceptos constitucionales. la Administración.18. como postulante y reclamante en la misma posición que cualquier administrado. Como tal garantía. artículos 9. como inquilina de un local).SUPUESTO 2. El artículo 106.2 de la CE/78 consagra tal principio. en definitiva. de todas formas.3. 106. una postura supletoria. Es. D) Procedimiento y competencia administrativos Se debe articular por la Administración causante del daño un procedimiento de carácter administrativo con independencia de que el daño se haya provocado como consecuencia de una actuación pública (por ejemplo. que esta postura de la Administración. C) La Administración Pública como reclamante de responsabilidad patrimonial de otra Administración La relación jurídica administrativa que se traba en el correspondiente procedimiento no se ve alterada por el hecho de que ambas partes sean Administraciones Públicas. En este sentido. véase el artículo 142 de la Ley 30/1992. lo debe hacer de forma objetiva y no discrecional. la Administración estaría obligada a declarar la misma a favor del reclamante. la regulación de derecho positivo se encuentra en los artículos 139 y siguientes de la Ley 30/1992.2 y 149. al Ayuntamiento le corresponde adoptar el papel de reclamante y gozará de la misma situación que le correspondería a cualquier particular que se viese lesionado en sus derechos y que hubiese reclamado. genéricamente señalado ya en el artículo 9. Téngase en cuenta. 22 . al pronunciarse sobre su propia responsabilidad. de 26 de marzo.3 de la misma. El procedimiento administrativo que tendrá que seguir la propia Administración para la determinación de su propia responsabilidad aparece recogido en el Real Decreto 429/1993.

a su pago. en su nueva redacción de 1998. es preciso acudir a lo establecido en al artículo 198 de la Ley 30/2007. de CSP. 23 . nunca ante el órgano judicial civil. sin embargo. en su caso. Por lo tanto. Junto a esa regla general. en este sentido. cuando se vea involucrada una Administración Pública como responsable patrimonial. F) Responsabilidad patrimonial en la ejecución de un contrato administrativo No obstante lo antes expuesto. muchos Ayuntamientos suelen remitir las reclamaciones a las compañías aseguradoras. Dicha práctica es un vicio. aparentemente puede variar el orden jurisdiccional competente.6 de la Ley 30/1992. la cual conforme al artículo 12 de la Ley 30/1992 se configura como irrenunciable. La práctica de muchos Ayuntamientos. para que procedan a su reconocimiento o desestimación y. lo establecido en el artículo 142. cuando el daño haya sido provocado por una acción de un contratista de la Administración que esté ejecutando el contrato. en las que será responsable la Administración contratante (órdenes directas de la Administración y vicios en el proyecto de ésta. En este sentido. dicho cambio de jurisdicción sólo es aparente y el principio de unidad de jurisdicción se mantiene. Dado que el riesgo por el funcionamiento de los servicios públicos suele ser objeto de cobertura por medio de un contrato de seguro de responsabilidad civil. Es decisivo. que el contratista se limita a ejecutar). de 1985 (en adelante LOPJ). desvirtúa este planteamiento obligatorio. de la JCA. de 30 de octubre. conforme al cual el principio general es que el contratista es el responsable de los daños causados durante la ejecución del contrato. La ley establece que debe existir un pronunciamiento administrativo. En este sentido se configura también en la Ley Orgánica del Poder Judicial.Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública SUPUESTO 2. Esta cuestión ha sido ratificada por el artículo 2 e) de la Ley 29/1998. en cuanto que supone rehuir una competencia administrativa. se establecen las excepciones. «pone fin a la vía administrativa». Enunciado Ello conlleva otra nota esencial y es la irrenunciabilidad. que vino a consolidar el principio de unidad de jurisdicción conocedora de esta cuestión. E) Jurisdicción competente A ese procedimiento administrativo de determinación de responsabilidad patrimonial le seguirá una actuación ante el órgano judicial contencioso-administrativo. cuando el daño se produce durante la ejecución de un contrato administrativo. Como ahora se verá. la jurisdicción competente será siempre la jurisdicción contenciosoadministrativa.

También es importante la consecuencia que parece desprenderse de todos estos pasos.SUPUESTO 2. conforme al cual la Administración contratante tendrá que pronunciarse sobre cuál de las dos partes. 2.» Junto a estas reglas de atribución de responsabilidad. aunque no se produzca ninguno de los dos supuestos que actúan como título de imputación de la Administración (ni orden directa ni vicio en el proyecto aprobado por la Administración). La reclamación de aquéllos se formulará. No obstante todo lo anterior y pese al tenor literal del artículo 198 de la Ley 30/2007. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Señala el artículo 198 de la Ley 30/2007 lo siguiente: «1. o ella o el contratista. Los terceros podrán requerir previamente. conforme al procedimiento establecido en la legislación aplicable a cada supuesto. es una práctica jurisprudencial constante admitir las reclamaciones de responsabilidad patrimonial dirigidas por los damnificados directamente contra la Administración. es responsable de los daños causados al tercero particular. 106. 4. en todo caso. se semiarticula un procedimiento administrativo a seguir. El ejercicio de esta facultad interrumpe el plazo de prescripción de la acción. se pronuncie sobre a cual de las partes contratantes corresponde la responsabilidad de los daños. Será obligación del contratista indemnizar todos los daños y perjuicios que se causen a terceros como consecuencia de las operaciones que requiera la ejecución del contrato. y que descansa en el argumento de que la responsabilidad patrimonial de la Administración es una garantía constitucional del ciudadano (art. será ésta responsable dentro de los límites señalados en las leyes. oído el contratista.2 de la CE) 24 . dentro del año siguiente a la producción del hecho. Cuando tales daños y perjuicios hayan sido ocasionados como consecuencia inmediata y directa de una orden de la Administración. También será la Administración responsable de los daños que se causen a terceros como consecuencia de los vicios del proyecto elaborado por ella misma en el contrato de obras o en el de suministro de fabricación. al órgano de contratación para que éste. que señala de forma expresa cuándo existe título de imputación de responsabilidad patrimonial contra el contratista y cuándo contra la Administración. Es un criterio interpretativo de carácter extensivo por parte de los Tribunales de Justicia que no se ajusta al tenor literal de la ley. 3. ya que señala que: «el ejercicio de esta facultad interrumpe el plazo de prescripción de la acción».

del RJA-PAC. Enunciado que no puede ceder ni diluirse por el simple hecho de que la Administración establezca fórmulas de organización descentralizadas o desconcentradas de sus servicios públicos (concepto en sentido amplio y no estricto). De forma que si el daño se produce con ocasión de la ejecución de una obra pública o de la prestación de un servicio público. sin que la misma se pueda escudar en que no medió orden directa por su parte al contratista o vicio en el proyecto. Además ello conlleva una cierta simplificación en los títulos de imputación de los dos sujetos copartícipes. ya que no se tiene que precisar y determinar el porcentaje de participación de cada uno en el daño producido. Y ello en virtud del contrato que tiene suscrito con la Administración. sin que aquél tenga que asumir el riesgo de una posible insolvencia del contratista. De forma que la Administración que haya abonado dicho importe al reclamante por mandato judicial. La garantía de la institución se traduciría en esa tranquilidad para el sujeto lesionado sobre la solvencia del sujeto causante. al estar garantizada la de la Administración en todo caso. 25 . siendo ese extremo una cuestión interna entre los corresponsables que el reclamante no se tiene que preocupar de definir. De forma que los límites de configuración legal (que haya orden directa de la Administración o vicio en el proyecto técnico aprobado por la misma) no son obstáculo para las pretensiones procesales que reclamen la responsabilidad patrimonial a la Administración por los daños provocados por sus contratistas en todo caso. Lo que no supone que la Administración deba soportar de forma definitiva en sus arcas el importe del daño provocado y que se debe resarcir. tendrá título para exigir el mismo al contratista. que se verá obligado a su aportación. por mandato judicial. En el resto de los casos será el contratista el responsable último. Administración y contratista. la titularidad pública de la obra o del servicio es el elemento imprescindible y suficiente que ninguna fórmula organizativa puede desvirtuar. dado que el artículo 198 de la Ley 30/2007 es una cláusula contractual de definición legal. La consecuencia de este criterio interpretativo es que la Administración se ve obligada a abonar al reclamante el importe de la indemnización procedente. Este extremo sólo se producirá en aquel caso en que se dé alguna de las premisas del artículo 198 de la Ley 30/2007. indisponible a la voluntad de las partes. Y de hecho los Tribunales de Justicia están obligando a la Administración a indemnizar siempre que se dan los requisitos del artículo 106 de la Constitución y 139 y siguientes de la Ley 30/1992.Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública SUPUESTO 2.

Pero ello no legitima a la Administración a incumplir los términos literales del artículo 198. legal y contractual. Se juzga que es importante saber cuál es la práctica judicial habitual y cómo puede implicar patrimonialmente a la Administración y de qué forma debe actuar la misma ante una condena judicial.SUPUESTO 2. 26 . ante una sentencia judicial estimatoria de la reclamación formulada contra ella no podrá ordenar al contratista que proceda al abono de dicha cantidad sino que deberá efectuarlo directamente ella. que deberá desembolsarlo en todo caso. Las indicaciones realizadas atienden a un criterio jurisprudencial constante pero el mismo se desvía de los términos literales de la ley apoyándose en una interpretación sistemática de la institución. De forma que la actuación administrativa debe limitarse a realizar los pronunciamientos a los que le habilita dicho artículo. Pero una vez realizada tal actuación. La Administración no puede obviar la ley ni ignorarla. tendrá título. Dicho en términos más claros. para exigírselo al contratista. Sólo quedaría exento de dicha asunción última en el caso en que mediase orden directa de la Administración o vicio en el proyecto. y con las premisas que el mismo señala. la Administración goza de título administrativo para exigir su observancia al contratista y hacerlo valer por sus propios medios en caso de incumplimiento por parte del mismo. En consecuencia la Administración. Ni autoriza a entender que opera una responsabilidad solidaria de Administración y contratista en todo caso de producción de daño durante la ejecución de un contrato. pagando y repitiendo contra el contratista. el artículo 198 no autoriza a la Administración contratante a declararse responsable patrimonial ni a abonar ninguna cantidad fuera de los casos en que medie una orden directa o un vicio en el proyecto. Los funcionarios instructores y los órganos administrativos decisores de un expediente administrativo de reclamación de daños producidos con ocasión de la ejecución de un contrato administrativo deben proponer y declarar la responsabilidad de la Administración sólo si se incurre en alguno de los supuestos excepcionales contemplados en el artículo 198. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN En virtud de formar parte del contrato. La cuestión que se plantea de inmediato es cómo debe actuar la Administración ante ese criterio y en concreto si debe ignorar el tenor literal de la ley que le indica en su artículo 198 las pautas de actuación procedimental cuando se le formula una reclamación de resarcimiento de daños provocados a un tercero por un contratista suyo. En el caso contrario deben declarar la responsabilidad del contratista.

18 señala que es competencia exclusiva del Estado la legislación en materia de responsabilidad patrimonial de las Administraciones Públicas.1. Enunciado No obstante. si se dan las premisas del artículo 106. para formular una reclamación será preciso partir del cumplimiento de todos los presupuestos y requisitos señalados en los artículos 139 y siguientes de la Ley 30/1992: daño efectivo. el conocimiento de esta doctrina jurisprudencial es decisivo a los efectos de saber todos los cauces procesales con los que se cuenta para conseguir judicialmente el resarcimiento del daño por la Administración titular de la obra que lo ha provocado. lesión antijurídica y relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio público y la lesión producida. G) Carga de la prueba Cuando se procede a presentar una reclamación de responsabilidad patrimonial de la Administración. en el presente caso. que señala en que términos se debe realizar la solicitud de la reclamación. al circunscribirse a los estrictos términos del artículo 198. La manifestación en Derecho Positivo de tal carga aparece plasmada en el artículo 6 del Real Decreto 429/1993. es posible entrar ya a la resolución de las cuestiones planteadas. es procedente una reclamación en vía judicial contra ambos.Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública SUPUESTO 2. evaluable económicamente. sentada claramente por la jurisprudencia. en el que el Ayuntamiento se encuentra en la posición de reclamante y no en la de Administración instructora.2 de la Constitución y el artículo 139 y siguientes de la Ley 30/1992. Con ello se excluye la legislación autonómica sobre esta materia. Vistas estas premisas. del RJA-PAC. de que la carga de la prueba corresponde a quién reclama. 27 . Ante un pronunciamiento por parte del Estado excluyente de su responsabilidad. En este sentido. H) Sistema de fuentes El artículo 149. individualizado. conviene partir de la premisa.

dominio público de titularidad estatal. al desarrollarse por medio de ellas parte de los cometidos atribuidos a los Ayuntamientos por el artículo 115 de la Ley 22/1988.. en concreto. de Costas.3 de la misma. la Administración que figura como autora de los daños es la Administración del Estado. desarrollando en los artículos siguientes esta garantía para el patrimonio del administrado ante el desarrollo y funcionamiento de la acción administrativa.SUPUESTO 2 Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública Solución INFORME JURÍDICO Cuestión planteada: ACTUACIONES ADMINISTRATIVAS ANTE LOS HECHOS DESCRITOS El artículo 106 de la CE/78 viene a recoger el principio de responsabilidad de la Administración Pública cuando en el desarrollo de sus funciones provoque lesiones a los particulares. Las instalaciones dañadas. La reclamación. En este caso. en consonancia con lo que en términos genéricos establece el artículo 9. se encontraban en una situación de legalidad en dicha playa. las recogidas en su apartado d): «Mantener las playas y lugares públicos de baño en las debidas condiciones de limpieza. en los términos del artículo 6 del Real Decreto 429/1993.. higiene y salubridad. El artículo 139 de la Ley 30/1992 coincide en los mismos términos. en concreto por acción desarrollada por el Ministerio de Medio Ambiente. Dirección General de Costas. Por lo tanto no ha habido ninguna invasión con instalaciones municipales del dominio público perteneciente al Estado. 28 . deberá ir dirigida a dicha Administración Pública. por los daños provocados al desarrollar sus funciones de regeneración de playas.». de titularidad municipal.

se formulará como máximo en el plazo de un año desde que se produjo el daño en las instalaciones municipales. que puede haber sido correcta y aún así generaría deber de indemnizar. según informe de técnico competente. con todos los documentos y requisitos señalados en el artículo 6 del Real Decreto 429/1993. El órgano competente para la resolución expresa es el Ministro de Medio Ambiente. sin perjuicio de que dicha competencia pueda ser ejercida por el Alcalde. • Que dicho daño sea evaluable económicamente.2. La cuantía de los daños asciende a la cantidad de 6. en base a lo dispuesto en el artículo 22.000 euros. tal y como señala el artículo 21. RBRL). tal y como señala el artículo 142. El órgano competente para formularla será el Pleno. que se podrían concretar así: • Daño efectivo. titular de las instalaciones. 29 .6 de la Ley 30/1992. • Lesión antijurídica. En este caso la rotura de las tuberías se ha producido por la acción de regeneración de playas por el Ministerio de Fomento. Reguladora de las Bases de Régimen Local (en adelante. en el sentido de que el Ayuntamiento no tiene el deber jurídico de soportar esa lesión en su patrimonio. De conformidad con lo establecido en el artículo 142.2 j) «ejercicio de acciones administrativas y judiciales» de la Ley 7/1985. • Que dicho daño esté individualizado. La no contestación expresa tendrá efectos desestimatorios. la decisión que sobre ese extremo se adopte. rotura de conducciones de propiedad municipal. En concreto el daño se ha producido al Ayuntamiento. Solución Para que exista responsabilidad patrimonial de la Administración del Estado es preciso que el Ayuntamiento reclamante acredite el cumplimiento de los siguientes requisitos previos recogidos en los artículos 139 y siguientes de la Ley 30/1992. encaminadas a prestar un servicio público de titularidad municipal.5 de la Ley 30/1992. La reclamación.1 i) en los casos de urgencia. En este caso concreto. tal y como señala el artículo 142. El plazo que posee la Administración del Estado para resolver expresamente es de seis meses desde que reciba la reclamación.Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública SUPUESTO 2. • Relación de causalidad entre el funcionamiento del servicio público y el daño producido. La antijuridicidad no se predica de la conducta administrativa.

Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN agotará la vía administrativa. de la JCA). en cuanto que el objeto en ambos casos es el mismo. 46 de la Ley 29/1998. Frente a este planteamiento. Nada impide que para llegar a ese pronunciamiento del artículo 198 se articule el procedimiento del Real Decreto 429/1993. Junto a estas reglas de atribución de responsabilidad. de CSP. Dicha solicitud interrumpe el plazo de ejercicio de posibles acciones contra el contratista. Junto a esa regla general. en los términos del artículo 198. es preciso tener en cuenta que según el escrito remitido por el Departamento de Mantenimiento de Instalaciones municipales. y por lo tanto contra el mismo cabrá recurso contenciosoadministrativo (art. en el citado artículo 198 se semiarticula un procedimiento administrativo a seguir.2 e). Ello obliga a matizar las consideraciones hechas en el siguiente sentido. El artículo 198 de la Ley 30/2007. en este caso el Ayuntamiento. y 25 de la misma ley. que el contratista se limita a ejecutar). determinar hasta qué punto es responsable patrimonialmente la Administración. se establecen las excepciones. las obras causantes del daño podrían haberse ejecutado por un contratista de la Administración del Estado. por lo tanto.3 del Real Decreto 429/1993. conforme al cual la Administración contratante tendrá que pronunciarse sobre cuál de las dos partes. para ver si se está de acuerdo o no sobre los argumentos que se expongan. en las que será responsable la Administración contratante (órdenes directas de la Administración y vicios en el proyecto de ésta. autoimputándose responsabilidad o excluyéndola. En ese sentido véase el artículo 1. habrá que proceder a su análisis por el reclamante. recoge el principio general de que es el contratista el responsable de los daños causados durante la ejecución del contrato. Una vez que se produzca el citado pronunciamiento. Será preciso. en consonancia con los artículos 1. En este sentido se pueden dar las siguientes opciones: 30 . que con carácter previo se pida a la Administración contratante que haga un pronunciamiento sobre cuál es la parte contratante que estima responsable. es responsable de los daños causados al tercero particular (en este caso el Ayuntamiento).SUPUESTO 2. o ella o el contratista.

31 . sin preocuparse de probar si medió orden directa o no de dicha Administración al contratista. Si no se está de acuerdo con dicha imputación exclusiva del contratista. cualquier discusión con el mismo se realizaría por el cauce de Derecho Privado. el Ayuntamiento en el presente caso podría dirigir una pretensión indemnizatoria en todo caso contra la Administración del Estado. • Que la Administración no se pronuncie o declare que ni el contratista ni ella son responsables. Solución • Que se declare responsable al contratista. total o parcial. ello determina que el recurso judicial haya que plantearlo ante la Audiencia Nacional. la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha adoptado un criterio interpretativo extensivo de la admisibilidad de las pretensiones procesales de reclamación de daños producidos en la ejecución de contratos administrativos dirigidas directamente contra la Administración aunque no se esté en ninguno de los supuestos tasados contemplados en el artículo 198 de la Ley 30/2007. El reclamante ponderará. En este sentido indicar que el silencio administrativo es negativo. y en ese sentido iniciará una u otra vía. el conflicto que se generase se encauzaría por la vía contenciosa-administrativa. siempre que el particular discrepe con el pronunciamiento de la Administración y juzgue que ésta es responsable en más aspectos de los que ella misma se atribuye. La civil queda para los supuestos en los que el reclamante sólo pretende ir contra el contratista por considerar que éste es el único responsable o por juzgar que la parte en la que se ha autoimplicado la Administración en la responsabilidad es suficiente y correcta. Si el órgano competente es el Ministro. En definitiva. Los conflictos que surgiesen irían por vía contencioso-administrativa. o bien si el proyecto que servía de soporte a la ejecución de las obras (en caso de que el mismo existiese) adolecía de algún vicio. o en qué proporción coparticiparon ambos sujetos en la producción del daño. En ese caso habría una estimación de la reclamación. la jurisdicción competente sería la contencioso-administrativa. en todo o en parte. tal y como señala el artículo 11 de la Ley 29/1998. y tal y como se ha indicado en el apartado F. y se considerase también responsable al Estado. con los elementos de los que tenga conocimiento.Responsabilidad patrimonial de la Administración Pública SUPUESTO 2. de las premisas de este supuesto. Sin perjuicio de lo anterior. excluyendo o atenuando la responsabilidad del contratista. quién puede ser responsable. En consecuencia. • Que la Administración se autoinculpe. Si se está conforme por el reclamante.

dicha demanda prosperará y el Estado abonará directamente la cantidad que se reconozca en la sentencia o en su incidente de ejecución de sentencia. considerando fundamento suficiente de la responsabilidad de la Administración la titularidad del bien y de la obra que se ejecuta.SUPUESTO 2. por encima de los supuestos excepcionales contemplados en la ley. Se está reconociendo en definitiva por la jurisprudencia una responsabilidad solidaria administración-contratista en todo caso. Aunque el Estado. ante la reclamación directa que se le formule por parte del Ayuntamiento. En el caso de que concurran los requisitos generales de responsabilidad patrimonial. procede exigir el pronunciamiento al que se refiere el artículo 198 de la Ley 30/2007. Todo ello sin perjuicio de las posteriores relaciones de repetición que pueda haber entre administración-contratante y contratista. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN El órgano judicial sólo va a atender a la concurrencia de las premisas generales de la responsabilidad patrimonial. ajenas e indiferentes totalmente para el reclamante. desestimando la reclamación formulada. Dado que la acción ha sido realizada por un contratista. 32 . Conclusión: Procede iniciar expediente de responsabilidad patrimonial contra la Administración del Estado. alegue el citado artículo 198 y pretenda circunscribirse a los estrictos términos del mismo. ello no debe suponer obstáculo a que con posterioridad el Ayuntamiento proceda a formular en vía judicial recurso contencioso-administrativo con idéntica pretensión.

en el que se indica que el Ayuntamiento ha iniciado el expediente expropiatorio sin haber cumplido el requisito previo de declaración de utilidad pública y sin el de declaración de necesidad de ocupación. Supuestos de declaración de utilidad pública implícita. presentado ante el Delegado del Gobierno en la Comunidad Autónoma. 33 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Expropiación forzosa. ante la negativa del propietario a recibir el dinero. se recibe copia del escrito de don «A» propietario de parte de los terrenos expropiados. y luego intenta ocupar la finca de don «A». Don «A» recurre la valoración del Jurado.500 euros y la de la Administración a 2. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3 Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» procede a expropiar una serie de terrenos. La Administración. dado que se pretende la construcción de un vial que comunicará dos núcleos de población que están dentro del mismo término municipal. Se remite el expediente al Jurado Provincial de Expropiación. La valoración del propietario asciende a 7. Contra ello. en adelante LEF/54. don «A» utiliza el interdicto de retener. consigna la cantidad en la Caja General de Depósitos. quien valora la finca en 5.000 euros. una vez determinado el justiprecio por el Jurado.500 euros. El propietario lo plantea como el recurso de alzada al que se refiere el artículo 22 de la Ley de Expropiación Forzosa. Por el Ayuntamiento se continúa la tramitación del expediente expropiatorio y se procede a determinar el justiprecio sin esperar a que se resuelva el recurso de alzada. Iniciado el expediente expropiatorio. Dicha carretera estaba prevista en el correspondiente plan de obras municipales.

ª Si se hubiese seguido debidamente el procedimiento expropiatorio. 34 .SUPUESTO 3. No hay posibilidad de que exista legislación autonómica de desarrollo. indicar el procedimiento para transmitir la propiedad de los terrenos expropiados a favor de la Diputación.1. 2. Como matiz a esta afirmación tener en cuenta la Sentencia del Tribunal Constitucional 37/1987. PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Régimen jurídico de la expropiación forzosa Conforme al artículo 149.ª En caso de que la carretera fuese para la Diputación Provincial pero solicitase que el tramo que discurre por su término municipal fuese expropiado por el Ayuntamiento. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Se plantean las siguientes cuestiones: 1. la competencia legislativa en materia de expropiación forzosa corresponde en exclusiva al Estado.18 de la CE/78.ª ¿Cabe el interdicto de retener en este caso concreto para defenderse de la ocupación? 4. y consecuencias de su falta si así fuese.ª ¿Qué recurso cabe contra la valoración hecha por el Jurado Provincial de Expropiación? ¿Qué límite cuantitativo tiene que existir como mínimo para tal recurso? 5. ¿el recurso que pudiera haber interpuesto don «A» contra la valoración del Jurado Provincial de Expropiación paralizaría el procedimiento? 6.ª ¿Cabe o no recurso de alzada interpuesto contra la declaración de necesidad de ocupación y ante quién? 3.ª Determinar si en el presente caso efectivamente se ha producido la falta de declaración de utilidad pública.

se acudirá a la legislación estatal. 11 de la LEF). Supuestos de declaración de utilidad pública implícita. 10 de la LEF) y que después se concretan por un mero acto administrativo. que aquí poseen una gran trascendencia. en la práctica la inmensa mayoría de los casos se encuentran recogidos en las declaraciones genéricas de utilidad pública de categorías de bienes recogidas por las distintas leyes sectoriales (art. por lo tanto. ello conlleva que a su vez se intente establecer las máximas garantías a favor del administrado. en cuanto que es uno de los puntos en los que más claramente se manifiestan las potestades exorbitantes de la Administración al servicio del interés general. Las obras incluidas en los correspondientes planes de obras provinciales y municipales llevan implícita la declaración de utilidad pública. C) Declaración de utilidad pública En cuanto a la declaración de utilidad pública. afectando a la esfera patrimonial del particular. En todo caso deberá operar el trámite que señala el artículo 11.Expropiación forzosa. en materia de expropiación forzosa. cualquier vulneración procedimental que se produzca en un expediente de expropiación forzosa deberá ser debidamente analizada para ver sus consecuencias. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3.2 a) del REF/57. esencialmente la LEF/54 y el Reglamento de la Ley de Expropiación Forzosa. incluidas las formales y procedimentales. 35 . 125 de la LEF/54). frente a lo que se establece como regla general de que la declaración de la misma se hará por medio de ley (art. carácter garantista por excelencia En cuanto a los aspectos procedimentales. Enunciado En principio. Conviene además tener en cuenta que cada una de las piezas separadas del procedimiento es susceptible de impugnación independiente. porque van a dar cobertura a la inmensa mayoría de las expropiaciones que tengan que efectuar los Ayuntamientos: • Artículo 10 de la LEF/54. B) Procedimiento expropiatorio. Igual efecto habría que atribuir a las previsiones de los planes de obras y servicios de las Administraciones territoriales. Por lo tanto. La falta de alguno de sus trámites esenciales se consideraría vía de hecho (art. En este sentido. en adelante REF/57. tienen especial relevancia los siguientes artículos dentro de esfera de la Administración Local.

A dicho proyecto habrá que darle el correspondiente trámite de audiencia y habrá a su vez que entender recurrible dicha concreción. la mera aprobación de estos planes de obras ya conlleva la legitimación de la expropiación sin necesidad de que una ley declare la utilidad pública de ese fin concreto al que se va a afectar el bien expropiado. tanto en el artículo 2 de la LEF/54 como en el artículo 4 de la Ley 7/1985. trámite que se entendería así ya cumplido. RBRL. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN • Artículo 94 del TR/86. Las obras incluidas en los planes de obras provinciales y municipales llevan implícita la declaración de utilidad pública y de la necesidad de ocupación.SUPUESTO 3. en ese caso habrá que tener en cuenta que se está hablando de órganos distintos (para la Administración Local los recogidos en el art. Por lo tanto. D) Especificación del proyecto de obras Respecto de aquellos supuestos en los que esté implícita la declaración de necesidad de ocupación. E) Potestad expropiatoria municipal La potestad expropiatoria de la Administración está reconocida expresamente a favor de municipios y provincias. 3. dicho artículo da una cobertura procedimental mayor. Cuando quien expropia es una Administración distinta. téngase en cuenta que el procedimiento que aparece recogido en la LEF/54 es el establecido en términos genéricos para los supuestos expropiatorios de la Administración del Estado. En este sentido se manifiesta el artículo 17. será preciso que en el proyecto de obras correspondiente se individualice a los terrenos concretos a ocupar. estos últimos a la luz de la Ley 30/1992. Por lo tanto. F) Régimen de recursos contra los actos expropiatorios municipales En cuanto al sistema de recursos. ya que se extiende también a la declaración de necesidad de ocupación. dado que la función de ésta consiste en individualizar e identificar los bienes concretos que será preciso expropiar. así como a sus distintos titulares. modificado 36 .4 del REF/57) y un régimen de recursos administrativos distintos. así como identificar a sus titulares de derechos.2 de la LEF/54. a efectos de que no exista indefensión y se cierre el cauce de impugnación ordinario.

no cabe hablar de recurso ordinario ante el Delegado del Gobierno contra la declaración de necesidad de ocupación hecha por el Pleno. Por ejemplo. o contencioso-administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia. Enunciado por la Ley 4/1999. Supuestos de declaración de utilidad pública implícita. 37 .Expropiación forzosa. y en este caso concreto. es posible ya entrar a la resolución de las cuestiones planteadas. Vistas estas premisas. se hablaría de recurso potestativo de reposición ante el mismo Pleno. sino que habrá que seguir el régimen normal de recursos de los actos del mismo. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3.

entre otras Administraciones. habría que entender en principio que tendría la cobertura de los artículos citados. cuando se está hablando de una obra realizada por un ente local. salvo en los supuestos recogidos en el artículo 10 de la LEF/54. acuerdo concreto. La declaración se hará por medio de ley (art. Supuestos de declaración de utilidad pública implícita. Por otro lado. señalando expresamente el supuesto de los planes de obras y servicios de. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3 Solución INFORME JURÍDICO Primera cuestión planteada: SI HAY FALTA DE LA DECLARACIÓN DE NECESIDAD DE OCUPACIÓN Y CONSECUENCIAS EN SU CASO La LEF/54 señala en su artículo 9 como requisito indispensable previo al inicio del expediente expropiatorio la declaración de utilidad pública o interés social del fin al que se va a afectar el bien o derecho expropiado. de acuerdo con el artículo 11.2 a) del REF/57. cualquier obra incluida en los citados planes de obras no necesita de esa previa declaración de utilidad pública del fin al que se va destinar el bien a expropiar. los municipios. dado que dicha obra estaba prevista en el correspondiente plan de obras. es preciso tener en cuenta el artículo 94 del TR/86. 11). aunque sí es preciso. En el presente caso. que coincide con lo dispuesto en el artículo 10 citado. Por lo tanto. 38 .Expropiación forzosa. pero extendiéndolo además al trámite de la declaración de necesidad de ocupación. supuestos en los cuales se entenderá dicha utilidad pública de forma implícita.

8 de la Ley 25/1988). • Criterio de interpretación lo más favorable posible al administrado. ¿Qué ocurriría en caso de que se hubiese expropiado sin la preceptiva declaración de utilidad pública? Las consecuencias las señala el artículo 125 de la LEF/54 que señala los mecanismos de defensa de los que dispone el particular y que no se limitan a los recursos jurisdiccionales contencioso-administrativos. Solución Además conviene señalar que la obra que se pretende ejecutar. habría que entender que. 39 . en este caso concreto. irregular en grado extremo lo más inmediatamente posible. Se estaría ante lo que tradicionalmente se denomina vía de hecho. y ello por varios motivos: • No ha sido derogado expresamente. En ese sentido habrá que estar a lo dispuesto en sus artículos 25 y 30.Expropiación forzosa. Para las carreteras pertenecientes a las entidades locales. eliminación de actuación de la Administración. permitiendo el mantenimiento del mayor número posible de cauces de impugnación. ante la jurisdicción civil. En la legislación reguladora de este tipo de bienes (en el caso de las carreteras estatales. • Por los dos cauces se protegen bienes jurídicos distintos: la posesión en un caso. habría que consultar la legislación autonómica. de la JCA ha articulado un procedimiento específico de protección contra las actuaciones de la Administración que constituyan vía de hecho. una carretera. Es preciso tener en cuenta además que la Ley 29/1998. Supuestos de declaración de utilidad pública implícita. Son supuestos en los que las infracciones procedimentales de la Administración eliminan la apariencia de legitimidad de sus actos y éstos pierden su fuerza ejecutiva y obligatoria. al suponer casi una mera usurpación. suelen conllevar la declaración genérica de utilidad pública de los terrenos que sean precisos para su construcción. sin amparo legal de ningún tipo. la actuación del Ayuntamiento ha sido ajustada a la legalidad. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3. Como antes se ha señalado. no ocurre así en el presente caso. siendo atacable como si la acción hubiese sido realizada por un particular. Por lo tanto. Se juzga que la presente vía procesal no deroga al clásico interdicto posesorio. es un bien de dominio público. sino que además se extiende a la posibilidad de utilizar la vía interdictal. el art. encaminada a proteger el estado posesorio.

Es. a las distintas piezas separadas. Lo cual no excluye la necesidad de acto aprobatorio del proyecto de obras. del RBRL. por lo tanto. sino que directamente se 40 . en los términos del artículo 17. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Lo que sí es preciso entender es que no es posible el uso de ambas vías de forma simultánea. En el ámbito de la Administración Local. conforme al artículo 126 de la LEF/54. Ésta es la primera de las piezas separadas de expediente expropiatorio y. cabe interponer contra ella el recurso contenciosoadministrativo. con la posibilidad de recurso potestativo de reposición articulado por la Ley 4/1999. por lo tanto. antes citado. Por lo tanto. y conforme al artículo 46 de la Ley 29/1998.4 del REF/57. porque podría dar lugar a supuestos de litispendencia e incluso de cosa juzgada. conforme al cual agotan la vía administrativa. en el ámbito de la Administración Local no sea preciso proceder a declarar expresamente la necesidad de ocupación.SUPUESTO 3. según el artículo 94 del TR/86. No cabe. • Corresponde al Alcalde el resto de actos de trámite. las competencias en materia expropiatoria vienen definidas en el artículo 3. son directamente impugnables en vía jurisdiccional contenciosa. ponen fin. recurso de alzada sobre la declaración de necesidad de ocupación en aquellos casos en los que proceda tal declaración. de la JCA. en sintonía con el artículo 126 citado. no susceptibles de impugnación independiente. impugnable de forma independiente. el órgano competente para declarar la necesidad de ocupación es el Pleno. El régimen jurídico de los actos dictados por el Pleno viene definido por el artículo 52 de la Ley 7/1985. por lo tanto. Segunda cuestión planteada: SI CABE O NO EL RECURSO DE ALZADA INTERPUESTO POR EL PARTICULAR Es preciso ver quién es el órgano competente para proceder a declarar la necesidad de ocupación. ya que la misma vendrá aneja a toda obra municipal que esté incluida en los correspondientes planes de obras municipales. sin perjuicio de que en numerosísimas ocasiones. cuyo contenido se puede sintetizar de la forma siguiente: • Corresponde al Pleno todas aquellas cuestiones que son susceptibles de impugnación independiente y.2 de la LEF/54.

porque los mismos. en caso de interposición hasta que se conteste por la Administración del Estado. Tercera cuestión planteada: SI CABE EL EJERCICIO DE ACCIONES POSESORIAS PARA DEFENDERSE DE LA OCUPACIÓN Con carácter previo a la resolución de la cuestión planteada es preciso indicar que a partir de la Ley 1/2000. Supuestos de declaración de utilidad pública implícita.Expropiación forzosa. No puede desorientar el artículo 22 de la LEF/54. contempla en su artículo 254 el cauce del juicio verbal para articular el ejercicio de acciones civiles en defensa de la posesión. hay que hacer remisión al juicio verbal. Solución irá a la vía judicial. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3. Recordar que este procedimiento sumario. han sido derogados por la misma. El artículo 125 de la LEF/54 lo admite expresamente ante una omisión de pago o depósito antes de la ocupación. del RJA-PAC. en los que en todo caso deberá constar el correspondiente período de información pública. Es preciso tener en cuenta que dicho artículo 125 está permitiendo simultanear dos cauces de impugnación. se refieren al término interdictos. La Ley 1/2000. No obstante. Respecto de los supuestos indicados dentro del ámbito del artículo 94 del TR/86. de Enjuiciamiento Civil. está encaminado a proteger la posesión de quien la viniese disfrutando pacíficamente. Cuando los artículos 125 de la LEF/54 ó 101 de la Ley 30/1992. Y ello porque el interdicto de retener se sustanciará ante los Tribunales civiles. en los términos del citado artículo 22. inadmitiendo el recurso por falta de competencia. 41 . es improcedente hablar de interdictos. ante la que inadecuadamente se interpuso. indicar que en ese caso lo que sería impugnable sería el proyecto de obras donde se indicasen y concretasen los bienes a expropiar y los titulares de derechos afectados. cuya pretensión procesal será la defensa de la posesión perturbada. de Enjuiciamiento Civil. que está pensado para los supuestos de expropiación efectuados por la Administración del Estado. de forma que éste será el proceso en sede civil a seguir. como cauce procesal independiente en defensa de la posesión. sí que habría que atribuir efectos suspensivos. ante dos vías jurisdiccionales distintas. previo recurso potestativo de reposición.

en virtud de la cláusula residual del artículo 10.2 y 46. Cuarta cuestión planteada: ¿QUÉ RECURSO PROCEDE CONTRA EL PRONUNCIAMIENTO DEL JURADO PROVINCIAL DE EXPROPIACIÓN Y LÍMITE CUANTITATIVO? La función que cumplen dichos Jurados viene recogida en el artículo 34 de la LEF/54 conforme al cual «.. En ese sentido conviene indicar que las conductas susceptibles de protección interdictal son clásicamente calificadas de vía de hecho y que la Ley 29/1998 ha articulado expresamente unos pasos procesales a seguir cuando por parte de los demandantes se alega la existencia de vía de hecho.SUPUESTO 3. Agota. Ante esto. ante el Tribunal Superior de Justicia. se ha seguido el procedimiento legalmente articulado. ante el rehúse del propietario de los terrenos a la recepción del dinero (art. de la JCA..2 de la misma establece el régimen de su impugnabilidad señalando que contra su resolución sólo procederá el recurso contencioso-administrativo. en cuanto que: • Se ha consignado el precio antes de la ocupación. por lo tanto. artículos 25. decidirán ejecutoriamente sobre el justiprecio. de la JCA. ante actuaciones de la Administración.1 a) de la Ley 29/1998.».. En el presente caso. el artículo 125 de la LEF/54 supone una regla específica en clara consonancia con la regla general establecida en el artículo 101 de la Ley 30/1992.. no debería admitir a trámite dicho interdicto. En ese sentido. tal y como señala el artículo 101 de la Ley 30/1992. • Se ha esperado al pronunciamiento del Jurado Provincial de Expropiación para saber el justiprecio y proceder a su pago. En concreto.3 de la Ley 29/1998. Conviene tener en cuenta que junto a la vía jurisdiccional civil indicada. El artículo 35. ya que en el mismo se exige para su no admisión que el acto se dicte por órgano competente y conforme al procedimiento correspondiente. el órgano judicial. existe un cauce judicial en sede contencioso-administrativa. 42 . 50 de la LEF/54). la vía administrativa y es preciso acudir a la vía judicial. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN En materia de interdictos.

al alta o a la baja. el de las medidas cautelares. Sería. que establece un concepto más amplio. Sólo cabe recurso contencioso-administrativo. por lo tanto. que ha interpretado que dicho artículo 126. En todo caso sigue rigiendo el mismo criterio de que es preciso que exista un pronunciamiento judicial para suspender la eficacia del acto administrativo (art. El antiguo artículo 122 de la LJCA/56 señalaba que la mera interposición del recurso contencioso-administrativo no suspende la eficacia del acto administrativo. en el sentido de que la parte disconforme con el pronunciamiento puede ser tanto la Administración expropiante (o en su caso el beneficiario) como el propietario expropiado. 43 . al no estimar el Jurado ninguna de las dos posturas.2 de la LEF/54 agota la vía administrativa.Expropiación forzosa. en los términos del artículo citado. Quinta cuestión planteada: SI EL RECURSO CONTRA EL JURADO PROVINCIAL DE EXPROPIACIÓN PARALIZA EL EXPEDIENTE EXPROPIATORIO El artículo 34 de la LEF/54 señala que el Jurado decidirá ejecutoriamente sobre el justiprecio. siempre y cuando existan discrepancias entre el precio determinado por el Jurado y el que pretendían ambas partes. preciso entrar a analizar las cuantías para ver si realmente existe lesión. Es un importante criterio interpretativo que en caso de consolidarse en un futuro excluiría de la necesidad de entrar a determinar si se supera o no el porcentaje de 1/6 para considerarlo como motivo de impugnación independiente. No obstante. En este caso. conviene tener en cuenta que el pronunciamiento que haga el Jurado es susceptible de impugnación con carácter bilateral. Actualmente habría que estar a lo contemplado en los artículos 129 y siguientes de la Ley 29/1998. y por lo tanto si es susceptible de impugnación independiente. Supuestos de declaración de utilidad pública implícita. En ese sentido.2 de la LEF/54. Además. los actos administrativos son inmediatamente ejecutivos. Carácter garantista del procedimiento expropiatorio SUPUESTO 3.2 ha sido derogado por la CE/78 al suponer un límite a la tutela judicial efectiva consagrada en el artículo 24 de la misma. Conforme al artículo 35. de la JCA. Solución Dicha vía es preciso completarla con la establecida en el artículo 126. 131). según la Ley 30/1992. es preciso tener en cuenta las argumentaciones de la Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de junio de 1997. y todo ello pese a la numerosa jurisprudencia que existía en el sentido de respetar su vigencia. cabría impugnación por ambas partes.

SUPUESTO 3.1 del REF/57 define al beneficiario como el sujeto que representa el interés público o social para cuya realización está autorizado a instar de la Administración expropiante el ejercicio de la potestad expropiatoria y que adquiere el bien o derecho expropiados. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Sexta cuestión planteada: PROCEDIMIENTO DE TRANSMISIÓN DE LA PROPIEDAD Esta cuestión se plantea cuando no coinciden en la misma persona la Administración que hace uso de sus potestades expropiatorias (Administración expropiante) y el beneficiario de la expropiación. sino que ésta pasaría directamente a disposición del beneficiario una vez finalizado el expediente expropiatorio. 44 . entre ellas. el primero como Administración territorial titular de potestades exorbitantes y en concreto la expropiatoria. No hay una incorporación al patrimonio de la Administración expropiante del bien expropiado. se limita a hacer uso de las mismas. Es preciso tener en cuenta que en caso de que no coincidan las figuras de expropiante y beneficiario. afecto al cumplimiento de los fines para los que se expropió el bien. El beneficiario asumirá todas las obligaciones enumeradas en el artículo 5 del REF/57. El artículo 3. y. obviamente. el pago del justiprecio. para conseguir la transmisión forzosa a favor del beneficiario que representa la utilidad pública o interés social al que está afecto el bien expropiado.

Transcurrido el plazo legalmente establecido para dictar resolución expresa. Ante esta situación se plantea si procede el otorgamiento de dicha certificación. además de que dicho proyecto no se encuentra visado. acompañado del correspondiente proyecto técnico. 45 . se remite a informe de los servicios técnicos. los cuales indican que el proyecto técnico adolece de un defecto importante en cuanto que pretende la implantación de un edificio de seis plantas donde el planeamiento urbanístico sólo permite cinco. Durante el plazo legalmente establecido para la expedición de la certificación. Consultados los antecedentes obrantes en el expediente se comprueba que no se ha realizado ni un solo trámite administrativo encaminado al otorgamiento de la licencia. Dicho informe se emite faltando tan sólo un día para que se agote el plazo de expedición de la certificación.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 4 Silencio administrativo. además de tener una serie de deficiencias técnicas que hacen imposible el otorgamiento de la licencia. Certificación de actos presuntos Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «X» presenta ante el Ayuntamiento solicitud de licencia de obras. certificación de acto presunto. Emitir informe jurídico sobre las diversas cuestiones planteadas. ante la falta de contestación expresa del Ayuntamiento. don «X» solicita.

46 . Se juzga que es interesante ver ambas soluciones y comparar los resultados de la inactividad de la Administración antes y después de dicha modificación. los referentes al régimen de silencio administrativo. dado que el transcurso de los plazos legales de resolución expresa. de la estimación de la solicitud. En concreto. algunos de sus artículos hay que entenderlos derogados. en la que era preciso que el interesado instase de la Administración la expedición de certificación de acto presunto. B) Necesidad de adaptación del RSCL/55 a las previsiones de la Ley 30/1992. sin que ésta se produzca. o a la que tiene después de la Ley 4/1999. de modificación de la misma. Certificación de actos presuntos En este sentido indicar que dada la antigüedad de la norma. sin necesidad de que el interesado tenga que realizar actuaciones procedimentales de ningún tipo. y sin que la Administración pueda realizar extemporáneamente pronunciamientos desestimatorios o desfavorables. a efectos de lo que aquí interesa.SUPUESTO 4. No obstante se conservan muchas de esas observaciones originarias. El presente caso se redactó originariamente cuando estaba vigente la antigua Ley 30/1992 y pretendía destacar algunos aspectos garantistas a preservar en el procedimiento. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) El nuevo régimen del silencio administrativo tras la nueva Ley 4/1999 El presente caso tiene dos soluciones jurídicas totalmente distintas atendiendo a la redacción originaria de la Ley 30/1992. que hoy no es preciso destacar dada la nueva redacción de la ley. y se reservaba a la Administración la posibilidad de pronunciarse en el sentido que considerase oportuno. al ser principios rectores del procedimiento que pueden servir de criterio interpretativo para otros supuestos. En ese sentido rige lo dispuesto en los artículos 43 y 44 de la Ley 30/1992. La misma tiene evidentes signos garantistas para el Administrado. determina la producción automática del silencio positivo. Todo lo contrario de lo que ocurría con la Ley 30/1992 originaria.

Dicha obligación debe ser cumplida. y los mismos existen. la exigencia viene establecida por el artículo 46 del Reglamento de Disciplina Urbanística. los cuales son inexcusables. aunque en ésta sólo para los actos favorables o estimatorios. en la Ley 30/1992. es preciso tener en cuenta cuál es el objeto que garantiza el visado (el hecho de que el técnico que firma el proyecto es técnico competente para realizar el mismo y que no se cometen infracciones manifiestas contra la legalidad urbanística). 47 . conforme al cual los proyectos técnicos deben ir debidamente visados por el colegio profesional correspondiente. impidiendo desviaciones. Los actos administrativos vienen a ser. en adelante RDU/78. no son inválidas. así como en la Ley 4/1999. el resultado de todos los trámites cuya suma y encadenamiento constituye el procedimiento administrativo. y de forma automática desde que haya finalizado el plazo de resolución expresa en la Ley 4/1999. aquellas licencias que se otorgasen sin gozar del correspondiente visado. y no una mera ficción a efectos procesales. el procedimiento administrativo es de inexcusable cumplimiento. Además. Enunciado C) La idea de procedimiento administrativo Es preciso partir de una concepción garantista del mismo. A partir de ese momento. En ese sentido. D) Actos presuntos El carácter de los actos presuntos en la Ley 30/1992. Por todo ello. se considerará como un acto expreso y para proceder a su eliminación del ordenamiento jurídico será preciso usar los mismos medios y garantías que si fuese un acto expreso. En efecto. Certificación de actos presuntos SUPUESTO 4. si su función es garantizar esos dos extremos. No obstante. en definitiva. Es preciso señalar que la jurisprudencia ha indicado que el hecho de que el visado en sí falte no invalida la licencia. Es el mejor mecanismo para garantizar la sujeción de la Administración a la ley y permite más fácilmente controlar la actuación administrativa. una vez que se haya expedido la certificación de acto presunto o haya pasado el tiempo para su expedición. Por un lado. lo que se elimina por el principio de economía procedimental. E) Irregularidades no invalidantes La falta de visado tiene el carácter de irregularidad no invalidante. como auténticos actos a todos los efectos. integra y permite la participación del ciudadano en el procedimiento en el que es interesado. ya que. articula la voluntad de la Administración. tal y como ha señalado numerosa jurisprudencia. no habría ninguna irregularidad de fondo y el hecho de anular el acto nos llevaría al mismo resultado.Silencio administrativo.

ante la presentación de proyecto técnico sin visado. ya que así viene articulado en la legislación vigente como un requisito. Por lo tanto. si lo que falta es alguno de los elementos que fiscaliza. pero no porque falta el visado sino porque faltan esos elementos de fondo. 48 . procede exigir el mismo. El hecho de que sea una irregularidad invalidante no exime a la Administración del deber que tiene de exigirlo. es posible entrar a la resolución de las cuestiones planteadas. Vistas todas estas premisas. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Y por otro lado. y al particular de cumplirlo.SUPUESTO 4. la licencia sería inválida.

estimatorios o desestimatorios. tanto en base al artículo 43 de la Ley 30/1992 como al artículo 9 del RSCL/55. Otra consideración importante atiende al dato de que existen elementos de juicio para entender que el pronunciamiento que habría que darle a dicha solicitud es de carácter denegatorio. También es preciso tener en consideración la previsión del artículo 242 del TR/92. carece de elementos estructurales y esenciales. si no existe un pronunciamiento expreso en plazo legalmente establecido. teniendo en cuenta que la no expedición en plazo produciría los mismos efectos. ya que conforme a informe técnico. Certificación de actos presuntos Solución ADVERTENCIA PREVIA: el presente caso se resuelve a la luz de la redacción originaria de la Ley 30/1992. conforme al cual no se adquirirán por silencio administrativo facultades y derechos contrarios al ordenamiento jurídico. 49 . se parte de la consideración del momento procedimental en el que se está: en el período de 20 días que existe entre la solicitud de certificación de acto presunto y el de su expedición obligatoria. es decir. habría que entenderlas otorgadas.SUPUESTO 4 Silencio administrativo. El silencio administrativo en materia de licencias es de carácter positivo. INFORME JURÍDICO SOLUCIÓN A LAS CUESTIONES PLANTEADAS CONFORME A LA REDACCIÓN ORIGINARIA DE LA LEY 30/1992 En el presente caso. a efectos de que se aprecie posteriormente la evolución introducida por la Ley 4/1999.

interrumpiéndose los plazos de resolución expresa. en el plazo de 15 días. El procedimiento para el otorgamiento de licencias de obras se encuentra articulado esquemáticamente en los artículos 9 y siguientes del RSCL/55. elimina la posibilidad de desviaciones innecesarias. contestar expresamente denegando en base al informe técnico. según señala el RDU/78. no tiene el más mínimo carácter garantista ni legal. Uno de esos extremos es el régimen de silencio administrativo ante la falta de contestación expresa en plazo. El procedimiento en sí es algo más que un conjunto de formalidades y actuaciones. en principio. Además en el mismo se le da participación constante al interesado antes de llegar a un pronunciamiento final. del RJA-PAC.º En caso de que se observe la existencia de defectos en el proyecto. por lo tanto. sujetos al deber de obtener certificación de acto presunto. una garantía para el administrado. y.SUPUESTO 4.º Remisión a los servicios técnicos y jurídicos.º Presentación de solicitud ante el Ayuntamiento. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN La solución inmediata y fácil sería. 2. acompañada del correspondiente proyecto técnico. aunque práctica. aspecto en el que habría que estar al régimen establecido en la Ley 30/1992. el esquema del procedimiento de otorgamiento de licencia sería el siguiente: 1. en cuanto que aún se dispone de un día para hacer un pronunciamiento expreso denegatorio. Sin embargo. en primer lugar y ante todo. Es. No se aplicaría. Esquemáticamente. por lo tanto. dicha solución. respecto de la cual falta su adecuación reglamentaria. Se parte de la existencia de un procedimiento administrativo. procedería requerir al particular para que subsanase los mismos. visado por el colegio profesional correspondiente. lo que obliga a interpretar algunos de sus extremos en consonancia con la misma. dado que al desarrollarse la actuación de la Administración dentro de un cauce reglado existen más mecanismos de control de su actuación y además al reconducirse el procedimiento de formación de voluntad de la Administración por medio de unos trámites inexcusables. el régimen de la denuncia de la mora y de tramitación ante la Comunidad Autónoma que predica el RSCL/55. si bien en lo que no contradiga las previsiones de la Ley 30/1992. El plazo de emisión de los mismos. 50 . en ese caso. por los argumentos que a continuación se expondrán. para sus preceptivos informes. sería el dispuesto en el RSCL/55. 3.

Certificación de actos presuntos SUPUESTO 4. realmente. A esa conclusión llegará cuando haya realizado todos los trámites que le permiten disponer de toda la información. y que los actos de los órganos municipales agotan la vía administrativa (art. el fin de las licencias es el de fiscalizar que las obras pretendidas se ajustan a las previsiones de la normativa. dado que. de naturaleza reglada. trámite de audiencia. con todos los elementos de juicio que le ofrece el mismo. e inmediatamente antes de dictar la propuesta de resolución (art. ya que durante el plazo de 20 días puede existir un pronunciamiento expreso de la Administración. 88 de la Ley 30/1992). Pero frente a esta consideración. Éste es. se está hablando de un pronunciamiento completo. 51 . Una voluntad que en los casos de las licencias es de carácter reglado. acabado. dado que si no. como se ha dicho en muchas ocasiones. es preciso en todo caso dar dicho trámite. y no por un mero acto de voluntad. Como ya se ha dicho. y sobre todo en un supuesto como éste. está articulado de forma que la Administración vaya adquiriendo toda la información que le permita formar su voluntad decisoria. si la Administración se pronuncia estimatoriamente.º Resolución expresa por el órgano competente. Como antes se dijo.Silencio administrativo. Solución 4. urbanística sobre todo. que en este caso sería denegatorio.º Emitidos los informes. conviene tener en cuenta toda la corriente jurisprudencial creada en torno a la figura de la indefensión por la omisión del trámite de audiencia y cómo se salvaba gracias a la existencia del recurso de reposición. 52 de la Ley 7/1985). se estaría provocando indefensión al mismo. Es decir. ya que no habría consideraciones nuevas que hacer a la solicitud formulada. en el presente caso. se estaría provocando indefensión. denegando o concediendo la solicitud de licencia formulada. el procedimiento a seguir por la Administración. En este sentido. téngase en cuenta. debe hacerlo porque ha comprobado que se reúnen todos los requisitos que exige la legalidad vigente. 5. la solución fácil sería denegar en base al informe técnico emitido. que cuando se habla de que la Administración podrá pronunciarse expresamente en el plazo de 20 días. Ahora. que permitía al particular someter su postura ante la Administración antes de tener que acudir a la vía judicial. no discrecional. Parecería en principio que existe margen de tiempo suficiente. en líneas generales. dado que no existe en la actual construcción la figura del recurso de reposición. ya que si no. Este trámite sería innecesario en aquel caso en el que se aceptase la solicitud en todos los términos del interesado. pero se antoja imprescindible en aquellos casos en los que se va a denegar la solicitud del interesado.

Procede. La misma no supone que la Administración esté de acuerdo con el contenido estimatorio. Existe un deber inexcusable de expedir la certificación de acto presunto en plazo. en el que la Administración hubiese iniciado actuaciones desde el primer momento. si la deniega. sino que es además preciso que exista dicha certificación o al menos que se haya solicitado y pasen los 20 días sin que haya expedición expresa. ni tampoco habría tiempo suficiente para articular el trámite de audiencia. por no resolver en el plazo legalmente establecido. A partir de ese momento. Por lo tanto. si la Administración se pronuncia expresamente en el citado plazo de 20 días.SUPUESTO 4. la no expedición produciría los mismos efectos. pero figura como una garantía del administrado ante la Administración. en este caso estimatorios. Dada la imposibilidad de hacer ese pronunciamiento expreso. por lo tanto. desarrolla un plano de eficacia. y de efecto automático. será porque le ha dado tiempo a realizar todas las actuaciones que se exigen en el procedimiento y no sólo algunas de ellas. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Y en el mismo sentido. Sobre la posibilidad de pronunciarse en ambos sentidos. 52 . en el sentido de que el acto presunto no produce efectos ante la mera inactividad y no contestación en plazo de la Administración. Además del efecto declarativo. exento de cualquier responsabilidad. el particular podría empezar a desarrollar la obra solicitada. Lo contrario sería colocar en este caso al administrado en peor posición que la que tendría en un procedimiento normal. De todo lo expuesto se desprende que en el presente caso no se puede hacer un pronunciamiento expreso por parte de la Administración denegatorio. por la inactividad de ésta. cuando el único responsable en este caso es la Administración. estimatorio o desestimatorio. en el plazo de 20 días. será porque tiene todos los elementos de juicio y ha realizado todos los trámites que le permiten pronunciarse en ese sentido. la expedición de la certificación. que ha desarrollado una inactividad total. dado que no se le ha dado posibilidades de subsanación al interesado. Además. conviene tener en cuenta el dictamen del Consejo de Estado de fecha 2 de junio de 1994 que lo ha admitido. dando la correspondiente participación al interesado y permitiéndole subsanar y aportar la documentación precisa que suponga la adopción del pronunciamiento favorable. en cuanto que hay una licencia que le ampara. cabría plantearse qué opciones quedan.

por el informe técnico desfavorable. Para responder esta cuestión es preciso partir de la concepción garantista que tiene la expedición de certificación de actos presuntos. Si la obra está todavía en ejecución. Se plantean varias cuestiones. procede seguir los trámites de los artículos 186 del TR/76 y 127 de la Ley 29/1998. La subsanación es un período que se tiene que haber otorgado antes. aunque exista constancia de que no se reúnen los requisitos para ella. conforme al cual nadie podrá adquirir por silencio administrativo derechos y facultades contrarios al ordenamiento jurídico. con todas las garantías procedimentales que dicho procedimiento de revisión supone. por vía del silencio administrativo. declarativo de derechos.ª Sí juzgo que podrían aplicarse los plazos del procedimiento de urgencia establecidos en el artículo 50 de la Ley 30/1992. Certificación de actos presuntos SUPUESTO 4. y si el otorgamiento de ese plazo tendría efectos suspensivos. del RJA-PAC. ante la imposibilidad de hacer un pronunciamiento expreso denegatorio. que se comentan a continuación: 1. ante el transcurso del plazo legalmente establecido para responder. la propia Administración está habilitada para iniciar un procedimiento de revisión de oficio de su propio acto. Es entonces cuando opera el artículo 242.Silencio administrativo. y ante la existencia del otorgamiento de una licencia ilegal. y que despliega todos sus efectos y del que hay evidencias que es ilegal. No se admiten en ese sentido medidas dilatorias de la expedición de la certificación. y en los términos del artículo 187 del TR/76.6 del TR/92. que opera ante la inactividad de la Administración. procede iniciar los mecanismos de revisión de los que dispone la Administración de sus propios actos. nos encontramos ante un acto administrativo. por tanto. que la estimación de dicha licencia supondría el reconocimiento de un derecho (a construir seis plantas). sin perjuicio de los mecanismos de que dispongan terceros interesados para impugnar y anular ese acto. la expedición de la certificación. dado que 53 . Solución Procede. Ante esa evidencia de ilegalidad.ª Si sería posible acordar el período de subsanación de deficiencias dentro de los 20 días de expedición de certificación del acto. que es contrario al ordenamiento jurídico urbanístico (que sólo permite cinco). vigente. 2. Dicha concepción garantista juzgo que excluye la posibilidad de prorrogar o ampliar los plazos a los que hace referencia de 20 días. por faltar requisitos. Se tiene constancia en el expediente. Es decir. Si las obras ya estuviesen finalizadas.

En el presente caso.ª planta realizada y no permitida. evaluable económicamente. sólo se indemnizarían los daños que efectivamente se produjesen. debidamente motivada y dentro de un criterio de proporcionalidad. dado que se reaccionaría de una manera inmediata. El artículo 30 de la Ley 8/2007.. sobre este extremo. En el presente caso. Dice el citado precepto que: «dan lugar en todo caso a derecho de indemnización las lesiones en los bienes y derechos que resulten de los siguientes supuestos: (. y el motivo de interés general sí existe. Por otro lado. si bien esta cuestión hay que matizarla en el siguiente sentido. 3. del Suelo. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN no se estaría hablando de reducir ni plazos de solicitud ni de recursos.) d) La anulación de los títulos administrativos habilitantes de obras y actividades. reconoce el derecho a indemnización a los administrados a los que se les anule la licencia. y en su caso subsanación. En ningún caso habrá lugar a indemnización si existe dolo. así como la demora injustificada en su otorgamiento y su denegación improcedente. 54 . culpa o negligencia graves imputables al perjudicado. se podría adoptar una medida cautelar de suspensión de la ejecución de las obras. lo que conlleva la necesidad de que exista un daño efectivo.). las obras ejecutadas y que devengan inútiles (por ejemplo.» Por otro lado. sólo la 6.. es preciso tener en cuenta que existe una remisión a las reglas y previsiones de la Ley 30/1992.ª Cabe la posibilidad de adoptar medidas suspensivas: el artículo 104 de la Ley 30/1992. etc. puede dar lugar a las correspondientes indemnizaciones. En este sentido. habría que analizar la conducta del particular al solicitar la licencia y si tenía la información urbanística previa facilitada por el Ayuntamiento sobre las posibilidades de actuación. sino los de audiencia. conviene tener en cuenta que la revisión del acto otorgado por vía de silencio administrativo y su posterior anulación. las correcciones de proyectos. siempre y cuando no haya dolo o culpa imputable a los mismos. ya que se tiene constancia de la ilegalidad. del RJA-PAC. que es el de evitar la existencia de un acto administrativo ilegal. y a efectos de evitar que se consolide en el plano de los hechos la ilegalidad.SUPUESTO 4. Es decir. etc.

DEL RJA-PAC La respuesta de conformidad con esta regulación es mucho más sencilla.Silencio administrativo. encaminadas a hacer desaparecer el acto ilegal generado. lo cual obligará a iniciar el oportuno procedimiento revisor 55 . se desprenden los siguientes extremos: • Se está ante un auténtico acto declarativo de derechos. DE MODIFICACIÓN DE LA LEY 30/1992. Solución Conclusión: Se ve cómo la inactividad de la Administración en este caso le obliga a adoptar una serie de medidas adicionales. La inactividad de la Administración. con producción de efectos inmediatos. que se traduce en la falta de resolución expresa y de notificación de la misma en plazo al interesado. SOLUCIÓN DEL SUPUESTO PRÁCTICO DE CONFORMIDAD CON LA LEY 4/1999. de corte garantista. Certificación de actos presuntos SUPUESTO 4. y de corte mucho más favorable a favor del solicitante de la licencia. La certificación deja de ser el instrumento productor de efectos del acto presunto para pasar a ser un simple medio de prueba acreditativo de que tal acto y sus efectos se han incorporado a la esfera del solicitante. De la nueva redacción del artículo 43 de la ley. • La Administración tiene vetada la posibilidad de realizar pronunciamientos desestimatorios sobre la cuestión una vez finalizado el plazo. se traduce en que éste habrá adquirido por silencio administrativo la declaración de derecho que solicitaba a la Administración. • Sus únicos pronunciamientos lo serán en su caso para confirmar la estimación. por tratarse de un acto ilegal y dado que no se pueden adquirir facultades contrarias al ordenamiento jurídico por silencio administrativo. sin necesidad de tener que realizar ningún trámite procedimental más para que ello surta plenos efectos ante terceros y ante la Administración. • Si ésta no fuese posible.

o en trámite de catalogación. las licencias de intervención en edificios catalogados. Anexo. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN en los términos expuestos. Proyectos. 16/2005. 4. 3. de los Planes. de 30 de diciembre. En ningún caso se entenderán adquiridas por silencio administrativo. referente a las peculiaridades existentes en el ámbito de la Comunidad Valenciana. Serán nulas de pleno derecho las licencias obtenidas por acto expreso o presunto que contravengan de modo grave y manifiesto la legislación o el planeamiento urbanístico. facultades en contra de las leyes. modificado por la Ley 4/1999. que deberán ajustarse a la ordenación urbanística y cumplir los demás deberes y condiciones que la ley y los Planes exijan para su realización. La Administración. en términos contrarios. en general. El vencimiento del plazo máximo sin haberse notificado resolución expresa supondrá la concesión de la licencia por silencio administrativo. de la Generalitat Valenciana establece que: «Artículo 196. Conclusión: Con la Ley 4/1999 el particular gozaría de la licencia solicitada. El artículo 196 de la Ley Urbanística Valenciana. con los matices señalados en un caso anterior sobre el régimen de anulabilidad. 1. opuestos o disconformes con las previsiones de la ordenación urbanística. conforme al procedimiento del artículo 103 de la Ley 30/1992. con intervención del órgano judicial. Silencio administrativo.» 56 . 2.SUPUESTO 4. que ya no podrá ser revisado de oficio sino por la vía de la declaración de lesividad. Se exceptúan de lo dispuesto en el número anterior. se vería obligada a iniciar el procedimiento de declaración de lesividad de la misma. dado el carácter reglado de las licencias de obras. y habilitará al peticionario para la iniciación de las obras o la realización de las actuaciones correspondientes. Programas u Ordenanzas o.

si no existe ya la posibilidad de imponer sanción por esas infracciones. y. abiertos por infracciones en materia urbanística. expedidas por el Cuerpo Nacional de Policía y por el SEPRONA. Se solicita a los servicios jurídicos informen sobre si la represión de dichas conductas realmente corresponde al Ayuntamiento. al haber transcurrido un plazo superior al previsto en la ley para que se resolviese expresamente sobre los mismos. cuál sería la normativa en la que habría que fundarse. El Departamento de Disciplina Urbanística solicita informe sobre si procede declarar dicha caducidad y. se han presentado alegaciones por los interesados. • Tenencia sin el permiso correspondiente de arma de aire comprimido. se indica que en varios expedientes sancionadores. por lo tanto. indicando que los mismos se encuentran caducados. remitiéndose las denuncias a efectos de que se tramiten por el Ayuntamiento los correspondientes expedientes sancionadores. en las que se indica que realizadas actuaciones policiales por sus agentes y constatada la comisión de conductas. que por su entidad no son constitutivas de delito. 57 . a cargo de la Guardia Civil. A su vez. Las conductas denunciadas por el SEPRONA son las siguientes: Vertidos en la playa del término municipal realizados por una empresa de limpieza industrial.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 5 Ejercicio de potestad sancionadora por el Ayuntamiento Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento recibe varias diligencias. sin embargo se juzga que es competencia del Ayuntamiento su represión al constituir infracción administrativa. en su caso. Las conductas denunciadas por el Cuerpo Nacional de Policía son las siguientes: • Tenencia ilícita de drogas.

debe estar contemplada como tal en la correspondiente ley. a los que inevitablemente hay que acudir al hablar sobre este tema. C) Principio de tipicidad Fundamental es también el principio de tipicidad (art. Gráficamente expuesto. los que inspiran el ejercicio de la potestad sancionadora y los que inspiran al procedimiento sancionador en sí. D) Competencia municipal sancionadora en materia de seguridad ciudadana El artículo 29. de forma que una conducta. supone que ya no existen los obstáculos que antes existían a la delegación de la potestad sancionadora. que la gran mayoría de los principios inspiradores del ejercicio de la potestad sancionadora se encuentran sistematizados en los artículos 127 y siguientes de la Ley 30/1992. delimita la competencia sancionadora de los Ayuntamientos en los siguientes términos: 58 . de armas. en primer lugar. Lo mismo cabe señalar respecto de la sanción que se le imponga por esa conducta infractora. vertidos) hay que encontrar la norma de rango legal que indique que los Ayuntamientos son competentes para sancionar esas conductas.2 de la Ley Orgánica 1/1992. B) Principio de legalidad Así. 129).SUPUESTO 5. para que sea infracción administrativa. para que el Ayuntamiento pueda sancionar en las distintas materias que le han remitido en el caso (tenencia de drogas. Las afirmaciones que se hacen en las siguientes líneas no son más que concreciones y aclaraciones de esos artículos. existiendo dos grandes bloques. de Protección de la Seguridad Ciudadana. del RJA-PAC. 127 de la Ley 30/1992) determina que una Administración sólo tendrá potestad sancionadora sobre una determinada materia cuando así se lo haya atribuido una norma de rango legal. el principio de legalidad (art. La nueva redacción dada por la Ley 4/1999 a dicho artículo 127. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Principios a seguir en el ejercicio de potestades sancionadoras Es preciso tener en cuenta. y que se recojan sanciones para las mismas. Es preciso que además se diga expresamente que los Ayuntamientos son competentes para su represión. No basta que sea infracción.

licencias. Así. la Ley 22/1988. • Infracciones que es competente para reprimir: las indicadas en el artículo 29. F) Competencias municipales sancionadoras en materia de vertidos La cuestión de los vertidos se puede ver desde varias perspectivas y uno de los criterios más determinantes es el lugar donde se producen los mismos. La Administración competente en principio sería el Estado.2. 59 . No obstante lo anterior. en cuanto que la legislación sectorial reguladora de diversas clases de dominio público establece normas específicas de protección del mismo contra la acción del vertido. es preciso tener en cuenta que en esta zona de dominio público también se atribuye competencia en materia sancionadora a los Ayuntamientos. • Sanciones que puede imponer: a) Multa. el artículo 90 b) señala como infracción la realización de vertidos sin la correspondiente licencia. el dominio público hidráulico y el marítimo terrestre. dado que es la propietaria de dicha zona. Enunciado • Órgano sancionador: el Alcalde. establece un régimen de infracciones cuyo objeto es proteger dicha clase de bienes. En concreto. señalar que en la legislación sectorial del dominio público marítimo terrestre. E) Competencias municipales sancionadoras en materia de armas Se encuentran reguladas en el Real Decreto 137/1993 (modificado por el RD 540/1994). haciendo la correspondiente propuesta de resolución al órgano que realmente sea competente. Indicar que a su vez el Alcalde puede ser órgano instructor de aquellas infracciones que no sea competente para resolver. Frente a esa indeterminación.Ejercicio de potestad sancionadora por el Ayuntamiento SUPUESTO 5. b) Suspensión de permisos municipales. que establecen previsiones en sus Leyes de 2001 y de 1988. de Costas. en normas estatales sobre las sanciones que cabe imponer.

pensado para procedimientos iniciados a solicitud del interesado y en el que hay una inactividad determinante de éste. tal y como luego se desarrollará. como es el caso de los sancionadores. No se puede confundir este supuesto de caducidad con el contemplado en el artículo 92 de la Ley 30/1992. Efectos de la caducidad. la Administración estaría habilitada. en el artículo 20. Impide que en ese procedimiento exista un pronunciamiento expreso ya que el procedimiento está caducado. Transcurrido ese plazo de tiempo sin un pronunciamiento expreso. el expediente estará caducado y no procederá ya una resolución expresa en ese procedimiento. El objetivo en definitiva de tal medida es que el administrado no esté indefinidamente en incertidumbre sobre cuál va ser el pronunciamiento de la Administración. G) Caducidad del expediente Como medida garantista del administrado. Supone que la Administración tiene un plazo tasado de tiempo para instruir el procedimiento restrictivo o no favorable sobre la esfera del administrado. es preciso señalar la institución de la caducidad del expediente. El procedimiento caducado en sí no caduca el derecho.SUPUESTO 5. estaría obligada a abrir un nuevo procedimiento sancionador. Es decir. que señala un genérico plazo de seis meses de caducidad (un mes en el caso del procedimiento abreviado). Vistas estas premisas. No obstante. no hay que confundir caducidad del procedimiento con caducidad del derecho o acción. El único efecto que produce es el de no interrumpir el plazo de prescripción del derecho por su no uso. de conformidad con lo que señala el artículo 99. respecto de aquellos procedimientos restrictivos de derechos y los iniciados de oficio por la Administración. el expediente se entendería caducado. Dicha garantía aparece recogida en términos genéricos en el artículo 44 de la Ley 30/1992. los plazos de prescripción de las infracciones no se interrumpen. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN y en concreto a los Alcaldes. es posible entrar a la resolución de las cuestiones planteadas. Lo expuesto significa a su vez que una vez que se declara caducado un procedimiento. 60 . Si la Administración no se pronuncia en plazo. si no se hubiese agotado el plazo de prescripción. el procedimiento caducado es como si no hubiese existido y.4 de dicha ley. es más. y tiene su reflejo en el procedimiento sancionador. por lo tanto. sancionador por ejemplo.6 del Real Decreto 1398/1993.

ordenando la incoación del oportuno expediente sancionador. 31.1 de la Ley Orgánica 1/1992.SUPUESTO 5 Ejercicio de potestad sancionadora por el Ayuntamiento Solución INFORME JURÍDICO Primera cuestión planteada: TENENCIA ILÍCITA DE DROGAS Aparece tipificado como infracción grave en el artículo 25.3).566 euros y 30. El procedimiento aparece regulado en los artículos 31 y siguientes. la remisión hay que entenderla hecha a la Ley 30/1992.6 euros [art. pudiendo sancionar con una multa atendiendo al baremo de población que fija el artículo citado. Se remite en cuanto a las reglas procedimentales a lo dispuesto en la Ley de Procedimiento Administrativo. La iniciación del expediente tendrá lugar por resolución del Alcalde. y en este sentido.056. 28. LPA/58. La sanción que se puede imponer por los hechos descritos en la denuncia: el artículo 29. Dicha infracción prescribirá al año de su comisión si no se iniciase el oportuno procedimiento sancionador (art. Para las infracciones graves está prevista. en los términos que luego se describirán (art. 27). entre otras sanciones. y a su reglamento de desarrollo en materia sancionadora.2 señala que será competente el Alcalde para sancionar por infracciones graves en materia de tenencia ilícita. 61 . del RJA-PAC. una multa entre 300. el Real Decreto 1398/1993.1 a)]. de conformidad con lo dispuesto en su disposición derogatoria cuarta de la Ley 30/1992.

Una vez que la resolución adquiera firmeza y. siempre y cuando se evidencie que los mismos no revisten la entidad para considerarlos como delito. artículos 127 y siguientes. el importe de la multa será exigible en el plazo al que se refiere el artículo 38. 137. se esperará a la misma para dictar resolución de la Alcaldía (art. Como especialidades procedimentales establecidas por la Ley Orgánica 1/1992 conviene tener en cuenta la necesidad de remitir al Ministerio Fiscal los antecedentes necesarios de las actuaciones realizadas a efectos de que se compruebe si los hechos revisten el carácter de infracciones penales. Ahora bien. El régimen jurídico de las mismas viene establecido básicamente en el Real Decreto 137/1993. el hecho de remitir al Ministerio Fiscal los antecedentes no paralizará la tramitación del expediente administrativo y solamente en el caso de que se siguiesen actuaciones judiciales y no se hubiese procedido al archivo y estuviese pendiente de sentencia judicial.3 de la Ley 30/1992 y 17. en caso de que se apreciase por el órgano judicial la existencia de una infracción penal. pero llegando incluso a la propuesta de resolución. por lo tanto.2).2 (15 días mínimo-30 días máximo).5 del RD 1398/1993). 32. Dado que no se puede castigar doblemente por unos mismos hechos. referente al valor probatorio de la declaración de los agentes de la autoridad (en consonancia con lo establecido en los arts. normativa de desarrollo 62 . dentro de los principios rectores de la potestad sancionadora recogidos en la Ley 30/1992. Segunda cuestión planteada: REFERENTE A LA OCUPACIÓN DE ARMAS Las armas tienen un tratamiento legal específico. ello imposibilitaría la sanción del Alcalde. Conclusión: Se juzga que el Ayuntamiento es Administración competente para la apertura del oportuno expediente sancionador sobre esta cuestión. Es preciso tener en cuenta la previsión del artículo 37.SUPUESTO 5. artículos 11 y siguientes. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN El Real Decreto 1398/1993. señala el procedimiento sancionador a seguir. sea ejecutiva.

5 (espacios habilitados para la práctica con armas de categoría 4. y que vino a derogar el anterior Real Decreto regulador de la materia. La licencia «E» es concedida por los Gobernadores Civiles (actuales Subdelegados del Gobierno) y quedaría fuera del margen de intervención municipal. No es lo mismo no llevar en ese momento la autorización que el no haberla obtenido o que la intervención se haya debido a un uso indebido en la calle o en lugar no adecuado. está englobada en la tercera o cuarta categoría de las recogidas en el artículo 3 del mismo. al considerarlo contrario al principio de legalidad que debe regir en materia sancionadora. con multa de hasta 300. Junto a esta infracción es preciso tener en cuenta la cláusula general del artículo 157 f) conforme al cual serán leves las demás contravenciones del presente reglamento no tipificadas 63 .566 euros. la sanción y el órgano competente pueden ser distintos. conforme a lo dispuesto en los artículos 96 y siguientes (licencia «E» la primera y tarjeta de armas. la tipificada en el artículo 156 f) (tenencia de armas sin la debida autorización o licencia) cuando se refiera a armas de aire comprimido.ª). Será preciso que se determine claramente cuál ha sido la conducta que ha motivado la intervención policial. Al ser leves. mientras que las tarjetas son expedidas por el Alcalde. o al menos no se han adoptado medidas al respecto. El citado Real Decreto no parece verse afectado por dicha Sentencia del Tribunal Constitucional. en materia sancionadora. siendo determinante de la competencia municipal. en los términos del artículo 105 del Real Decreto citado. Junto a estos artículos es preciso tener en cuenta que conforme al artículo 157 son infracciones leves. constituyan una infracción de lo previsto en las reglamentaciones específicas o en las normas de policía dictadas en ejecución de las mismas». por sus características. «aquellas que no estando tipificadas como graves o muy graves por la ley. Según cual sea la infracción. Al examinar el régimen sancionador del mismo. entre otras. no voy a entrar en consideraciones sobre si se ve afectado o no por la Sentencia del Tribunal Constitucional 341/1993.Ejercicio de potestad sancionadora por el Ayuntamiento SUPUESTO 5. por lo tanto. corresponde al Alcalde su sanción. la segunda).1. conforme al cual los Alcaldes son competentes para la sanción de infracciones leves relacionadas con la aplicación de los artículos 105 (obtención de la tarjeta) y 149. que declaró inconstitucional el artículo 26 j) de la Ley Orgánica 1/1992. en cuanto que ambas abarcan armas de aire comprimido pero de distinta potencia y conllevan distinto régimen de autorizaciones. El régimen sancionador aparece en los artículos 155 y siguientes. Una primera cuestión sería el determinar si el arma. cuando señalaba como infracciones leves. Solución y adaptación a la Ley Orgánica 1/1992. el 2179/1981. en su inciso final. el artículo 159.

el hecho de que esté excluida de las enumeradas en el artículo 91 hace que haya que considerarla como una infracción leve.SUPUESTO 5. El artículo 90 b) de la Ley 22/1988 tipifica como una infracción de la ley la realización de vertidos sin la correspondiente autorización. conjunta o alternativamente con incautación de los instrumentos o efectos utilizados o retirada de las armas o de sus documentaciones. En cuanto al procedimiento sancionador. Conclusión: Se juzga que la Administración municipal es competente siempre y cuando el arma detectada lo sea de la calificación y categoría indicadas.3. Tercera cuestión planteada: REFERENTE A LA COMPETENCIA MUNICIPAL EN MATERIA DE VERTIDOS En este caso concreto es preciso partir de la zona donde se produce el vertido.566 euros. según el criterio del artículo 91. habrá que entender que es aplicable el procedimiento previsto para el apartado anterior. dado que el mismo es desarrollo de la Ley Orgánica 1/1992. con lo que el hecho de no llevarla quedaría dentro del 157 f) y sería sancionable por el Alcalde. aunque el reglamento no diga nada.21 euros. con multa de hasta 300. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN como graves o muy graves. el fijado por el Real Decreto 1398/1993. 64 . establecida por su legislación sectorial. en materias de competencia municipal. con las especialidades procedimentales que en su caso fije el reglamento de armas. de Costas. Entre las obligaciones fijadas por el reglamento se encuentra la de que las tarjetas de armas acompañen en todo momento al arma. y que la misma se remite a la Ley 30/1992. El artículo 99. es decir. que al ser dominio público marítimo terrestre está sujeta a una especial protección. Sin embargo. la Ley 22/1988.4 atribuye como competencia de los Alcaldes la de imponer multas de hasta 6. artículo 6.010. según la ley.

21 euros. y señala. se remite a la ley de procedimiento. el 1398/1993. siempre que la entidad de dicha conducta no sea susceptible de imposición de una sanción superior a la que permitiría la imposición de una multa de cuantía 6. Solución El artículo 115 de la ley enumera las competencias de los municipios en materia de costas. Ley 30/1992. POR LO TANTO.3 del TR/76. entre ellas. la de mantener las playas en condiciones de limpieza.Ejercicio de potestad sancionadora por el Ayuntamiento SUPUESTO 5. Y ello en base a que el artículo 226.6. • Plazo de caducidad de un expediente sancionador: 6 meses desde que se inició. Es preciso tener en cuenta en este sentido que si bien procede la declaración de caducidad del expediente sancionador. ya que el procedimiento caduca65 .010. dado que han transcurrido más de seis meses desde que se inició. conforme indica el artículo 9 del Decreto-Ley 16/1981. y siempre y cuando no se hubiese interrumpido por causa imputable al inculpado. higiene y salubridad. Por tanto se entiende que la represión de dicha conducta puede ser de competencia municipal. lo recoge en su artículo 20. ello no supone sin más que a la Administración se le cierre la puerta para reaccionar frente a la infracción urbanística cometida. cuyo reglamento de desarrollo. SI SE HA CERRADO LA VÍA SANCIONADORA Para la resolución de esta cuestión es preciso partir de varios datos: • Plazo de prescripción de una infracción administrativa en materia urbanística: cuatro años. supletorio. Cuarta cuestión planteada: LA INCIDENCIA DE LA DECLARACIÓN DE CADUCIDAD SOBRE LAS CONDUCTAS DETECTADAS Y. siempre y cuando la entidad de la conducta detectada no sea susceptible de una multa cuya cuantía supere la que se delimita como de competencia municipal. Conclusión: Se juzga que la Administración municipal es competente.

siempre y cuando no hayan transcurrido más de cuatro años desde que se produjo la infracción. Anexo. basándose en los mismos fundamentos. Entrada en vigor: 14 de marzo de 1999. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN do no conlleva prescripción o caducidad de la acción que lo ha promovido. sino que el procedimiento caducado lo que conlleva es una no interrupción del plazo de prescripción por no uso de dicha acción. de modificación de la Ley 30/1992. La nueva redacción dada al artículo 44 expresamente señala la consecuencia que se ha afirmado en el presente caso. Por lo tanto. BOE 14 de enero de 1999. referente a peculiaridades introducidas por la Ley 4/1999. 66 .SUPUESTO 5. del RJA-PAC. procede. de no interrupción de plazos de prescripción. al indicar que el expediente sancionador caducado produce los efectos recogidos en el artículo 92. la apertura de nuevo expediente sancionador. una vez que se haya declarado la caducidad del procedimiento.

como interesados en el expediente. • Se incumple el régimen de distancias mínimas de actividades molestas a núcleos de población. lo que evidencia que la licencia se ha otorgado erróneamente. sin embargo. • Da por reproducidas las argumentaciones usadas en su escrito de personación como interesada en el expediente. procede a presentar recurso administrativo extraordinario de revisión ante el Ayuntamiento. habiéndose personado. enterada del otorgamiento de dicha licencia.. para la producción de fertilizantes en instalaciones industriales ubicadas fuera del núcleo de población.. en líneas generales. la correspondiente indefensión.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Recurso extraordinario de revisión. • El plan urbanístico impide la ubicación de dicha actividad en el lugar en el que se ha otorgado la licencia. En concreto se dice: «. por lo tanto. los documentos aportados adolecen de una absoluta carencia de aquellas determinaciones que la legis- 67 . pero a unos 800 metros de una urbanización. Pasados seis meses. son los siguientes: • No se les ha dado trámite de audiencia a dicha asociación de vecinos antes del otorgamiento de la licencia. la asociación de vecinos de dicha urbanización. contra el otorgamiento de la misma. Análisis del error de hecho SUPUESTO 6 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por parte de la Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento «X» se procede a dar licencia de apertura a la mercantil «Y». basándose en una serie de argumentos. que. provocando. • La documentación técnica del expediente es incompleta e insuficiente al no contemplar medidas correctoras para todas las molestias que la actividad puede provocar a los colindantes.

que ya había sido alegado por la asociación en el expediente. se solicita informe jurídico. Dicho informe se incorporó como parte integrante de la resolución de otorgamiento de la licencia. Sin embargo. sobre dicho extremo. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN lación vigente establece como contenido insoslayable de tales documentos. a su juicio. la documentación era completa. el error de hecho. En relación con las cuestiones planteadas se emite el correspondiente informe jurídico: 68 . se había producido un informe técnico que indicaba que. al darse uno de los supuestos tasados contemplados en el artículo 118 de la Ley 30/1992. Ante este recurso. Es esta última causa la que estima la asociación que le permite usar el recurso extraordinario de revisión. y se incurre en el error de otorgar la licencia».SUPUESTO 6.

tal y como se desprende del artículo 108 de la Ley 30/1992. antes de entrar a analizar la cuestión de fondo (art. que el recurrente da por reproducidas. y que. conforme a la jurisprudencia. 2.ª Indefensión de los particulares afectados por la actuación. Y ello porque es preciso evitar que la alegación de uno de esos motivos tasados no sea más que una excusa para entrar a analizar la legalidad que se discute de los actos 69 . del RJA-PAC.Recurso extraordinario de revisión.ª Reiteración de alegaciones formuladas en el período de información pública. son de interpretación restrictiva.ª Incumplimiento de previsiones tanto legales como urbanísticas. El hecho de que tenga naturaleza extraordinaria obliga. 3. remitiéndose a los escritos presentados en su momento. a determinar si realmente existe o no el motivo tasado que justifica su interposición. 4.ª Error de hecho. Análisis del error de hecho SUPUESTO 6 Solución INFORME JURÍDICO A) Motivos recogidos en los escritos de impugnación Se alegan las siguientes causas de impugnación: 1. restringido para los supuestos y casos específica y expresamente señalados en la ley (art. 118 de la Ley 30/1992). 119.2). B) Naturaleza del recurso extraordinario de revisión Es un recurso administrativo extraordinario.

». que es el cauce adecuado para entrar al análisis de su legalidad.2 señale «. y ello en base al concepto. únicamente puede fundamentarse en alguna de las causas taxativamente enumeradas. Sólo si existe el presupuesto. El hecho de que dichos documentos sean incompletos y no reúnan los requisitos legales se califica por los recurrentes como error de hecho. C) Análisis de las causas alegadas Es evidente que ni la indefensión ni el incumplimiento del régimen de distancias o de previsiones del plan urbanístico se pueden alegar como vicios susceptibles de ser rebatidos por medio de un recurso extraordinario de revisión. que es preciso dar del error de hecho. que los recurrentes dan por reproducidos y que no estuviesen entre los enumerados en el artículo 118. El análisis debe centrarse.1 de la Ley 30/1992 como uno de los supuestos tasados en los que se puede acudir a la vía del recurso extraordinario de revisión. 70 . los documentos aportados adolecen de una absoluta carencia de aquellas determinaciones que la legislación vigente establece como contenido insoslayable de tales documentos. De ahí que el artículo 119. y se incurre en el error de otorgar la licencia».. Es decir. Como dice la jurisprudencia.1. se discrepa de esa consideración como error de hecho en este caso concreto. exigidos por la normativa. en este caso el error de hecho. Lo mismo cabría decir de los motivos señalados en su momento en la fase de personación en el expediente. será posible entrar al análisis de las cuestiones de fondo y ver hasta qué punto el vicio tasado. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN administrativos. El error de hecho figura en el artículo 118. no son vicios habilitantes de dicho recurso.. pero no por medio de esta vía extraordinaria.SUPUESTO 6. Dichos argumentos son susceptibles de ser canalizados por una vía de impugnación ordinaria.. teniendo como se tienen cauces ordinarios de impugnación. no sirve para amparar el total replanteo de la cuestión objeto del debate. doctrinal y jurisprudencial.. si son extremos de legalidad ordinaria. en su caso.. por lo tanto. en el señalado como error material. que los alegantes señalan en los siguientes términos: «. No obstante. Se está señalando en definitiva la existencia de una serie de carencias de requisitos en los documentos existentes en el expediente. ha motivado la invalidez de la cuestión de fondo..

De lo expuesto se desprende que no existe ningún motivo de los contemplados en el artículo 118 de la Ley 30/1992. Basta en este sentido citar Sentencias del Tribunal Supremo de fechas 20 de marzo de 1985. cuestión de evidente carácter jurídico que no tiene nada que ver con el plano fáctico de la apreciación de la realidad. Es necesario que los hechos en base a los cuales se ha dictado el acto sean inexactos. o que los mismos son incompletos. que no se aprecia la concurrencia de un supuesto del error de hecho alegado por los recurrentes. D) Órgano competente Dicha competencia está atribuida al supremo órgano municipal. o una distinta interpretación de la misma. lo que determina la desestimación del recurso. No existe error de hecho cuando existen discrepancias de criterios sobre las normas aplicables. En este caso concreto. por los motivos expuestos. sin poner en cuestión el tema del derecho aplicable. Y ello sin perjuicio de que además se juzgue por esta Administración que no falta la documentación que se imputa. en realidad se está imputando a la documentación del expediente la carencia de los requisitos exigidos por la ley. que sería en todo caso error jurídico. por lo tanto. entre otras muchas. Cabe concluir. El error de hecho incide en el plano de lo puramente fáctico. por lo tanto. que es en el que se mueve el error de hecho. En definitiva. autor del acto que ahora se recurre. y. o error en la aplicación de las normas discutidas.Recurso extraordinario de revisión. Solución Para hablar de error de hecho es preciso que exista error. Análisis del error de hecho SUPUESTO 6. una discusión sobre su alcance. al faltar el presupuesto o vicio que habilita a entrar a analizar la legalidad del acto administrativo por medio de esta vía extraordinaria. no en los preceptos aplicables. no respondan a la realidad. Así. cuestión en la que no es preciso entrar en este caso concreto. no se considera error de hecho la discrepancia en criterios interpretativos. la discusión objeto del recurso versaría sobre si dichas determinaciones son suficientes o no para cumplir las previsiones legales. 71 . 16 de julio de 1992 y 13 de octubre de 1992. pero no error de hecho. el Pleno de la Corporación. provoquen el error. sino en el supuesto de hecho.

Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Conviene tener en cuenta que. al que exista una obligación de notificar la resolución otorgadora de licencia. 72 . lo que necesariamente debería conllevar la desestimación del recurso. El recurso se ha interpuesto en plazo. como se ha indicado. lo que determina un plazo de resolución expresa de tres meses. Por otra parte. dada la naturaleza del recurso extraordinario de revisión antes expuesta. 31 de la Ley 30/1992). y que además se persona.SUPUESTO 6. en cuanto que. en el artículo 119. entendiendo a éste como aquel que. ya que no hay error de hecho. que exige la concurrencia de unos requisitos previos habilitantes. En este caso concreto. no es preciso el trámite de audiencia. si se ven o no perjudicados por el otorgamiento de la licencia. F) Conviene tener en cuenta que el hecho de que se esté ante un sujeto personado en el expediente no conlleva sin más la condición de interesado (art. física o jurídica. si dicha notificación no se ha realizado puede suponer que se esté o no ante un acto firme. con independencia de que se esté de acuerdo o en desacuerdo con el contenido del acto impugnado. sin ser titular de un derecho reconocido por el ordenamiento jurídico. El enunciado del supuesto no da datos suficientes para apreciar si la asociación alegante es verdaderamente interesada. En cuanto que es obligatorio notificar a los interesados del artículo 31. la decisión a adoptar es cuasirreglada.2 es de cuatro años desde que se ha notificado la resolución recurrida. en cuanto que es una situación objetiva. E) Procedimiento El recogido en la Ley 30/1992. que conforme señala el artículo 118. Será el análisis concreto del expediente el que determinará si se está o no ante un interesado. se persone en un expediente no determina la condición de interesado. plazo que en el presente caso. resulta beneficiado o perjudicado en su esfera por el acto administrativo concreto.3 de la Ley 30/1992. y constatado que efectivamente dichos requisitos faltan. ni siquiera había comenzado a computarse. se está imputando a éste un vicio del que en realidad no adolece. De conformidad con lo establecido en el artículo 112. conviene llamar la atención sobre una circunstancia importante. no existen datos concretos que determinen si ese interés existe o no. El hecho de que una persona. Los efectos de la no contestación expresa en plazo son desestimatorios. al no haberse notificado a los interesados.

En este caso concreto determinaría que fuese competencia de la Comisión de Gobierno. En cuanto al órgano competente para su resolución: el artículo 118. Se propone: Se desestime el recurso extraordinario de revisión administrativa interpuesto por la asociación de vecinos. De forma que.1. el que haya dictado el acto recurrido. si se estuviese ante auténticos interesados (cuestión que se pondera en cada caso concreto). que fue quien otorgó el acto recurrido. ahora se precisa expresamente el órgano competente. y dado que se han personado en el expediente. la no apertura de los plazos de interposición de recursos. Análisis del error de hecho SUPUESTO 6. La falta de dicha notificación determina.Recurso extraordinario de revisión. sino que cabría la interposición de recurso potestativo de reposición o en su caso de recurso contenciosoadministrativo ante el Juzgado (art. a atribuírsela al Pleno. Anexo. Es un extremo que en el presente caso no se pueda sin más indicar al faltar datos pero que hay que tener en cuenta en cada caso.1 recoge la posibilidad de inadmisión a trámite en supuestos como éste. entre otros extremos. 8 de la Ley 29/1998. a los que es preciso notificar los actos para que éstos sean eficaces. A la vista de todo lo expuesto. señala ante el órgano administrativo que los dictó. que también será competente para su resolución. de modificación de la Ley 30/1992. de la JCA). referente a la incidencia que para este supuesto conlleva la aprobación de la Ley 4/1999. En cuanto al procedimiento: el artículo 119. y que llevaba a la doctrina y jurisprudencia. el plazo de interposición de recursos estaría abierto y por lo tanto el acto no sería firme. 73 .2. Solución Si tal interés existe. en el que la impugnación no se basa en ninguno de los motivos tasados recogidos en el artículo 118. como órgano supremo de la Corporación. según los artículos 58 y 57. Frente a la indeterminación que existía con anterioridad sobre la competencia para conocer de este recurso. en su nueva redacción. habría que hablar de interesados en los términos del artículo 31 de la Ley 30/1992. y dado que no se les ha notificado el acto.

.

los informes son desfavorables. • Expediente de licencia de actividad de local comercial. En el cuarto. 75 . con carácter favorable. En el tercero los informes han dictaminado que no hay responsabilidad patrimonial. pero en los cuatro ha finalizado el plazo de resolución expresa sin que la misma se haya producido. El segundo tiene los informes desfavorables al prever su proyecto técnico más volumetría que la permitida por el planeamiento urbanístico. • Expediente de reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento. al incumplirse varias previsiones de la normativa de seguridad. El primero goza de todos los informes. En concreto: • Expediente de otorgamiento de vado de vehículos.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 7 Silencio administrativo. Dichos expedientes se encuentran instruidos de forma completa y sólo les falta la resolución expresa. Casuística Enunciado SUPUESTO DE HECHO Se remiten a los servicios jurídicos municipales consulta sobre diversos expedientes. al reunir todos los requisitos establecidos por la correspondiente ordenanza reguladora de vados. • Expediente de licencia de obras. ya que no se aprecia que exista nexo causal entre los daños alegados y el servicio público.

SUPUESTO 7. 76 . Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Se plantea cuáles son los efectos en los distintos expedientes ante la falta de resolución expresa y notificación en plazo y cuáles son las actuaciones administrativas procedentes en dicho caso.

de los contemplados en el artículo 77 del RBEL/86.1 de la Ley 30/1992. y dado que los informes son de carácter favorable: El otorgamiento de un vado supone el reconocimiento a favor de un particular de un uso común especial. dado que es uno de los supuestos expresamente contemplados en el artículo 43. El particular pretendía obtener un derecho de exclusión de estacionamiento frente a su propiedad. Los interesados podrán entender estimadas por silencio administrativo sus solicitudes en todos los casos. así como los procedimientos de impugnación de actos y disposiciones. en los que el silencio tendrá efecto desestimatorio.» 77 . La falta de resolución expresa y de su notificación en plazo supone que el silencio administrativo es de carácter negativo. de 13 de junio. Casuística Solución INFORME JURÍDICO En relación con el informe solicitado y a la vista de los cuatro expedientes remitidos. aquellos cuya estimación tuviera como consecuencia que se transfirieran al solicitante o a terceros facultades relativas al dominio público o al servicio público. sobre un bien de dominio público.SUPUESTO 7 Silencio administrativo. Real Decreto 1372/1986. del RJA-PAC (derechos o facultades sobre bienes de dominio público). a que se refiere el artículo 29 de la Constitución. «2. salvo que una norma con rango de ley o norma de Derecho Comunitario Europeo establezca lo contrario. la vía pública. Quedan exceptuados de esta previsión los procedimientos de ejercicio del derecho de petición. es preciso indicar lo siguiente: A) En relación con el expediente de vados. lo que no supone un uso exclusivo o excluyente del mismo pero sí un derecho más intenso que el mero tránsito por la calle.

De forma adicional conviene señalar que ante la falta de un plazo expreso establecido en una norma con rango de ley. No obstante. estando habilitada en el presente caso por el artículo 43. que no podrá ser superior a los seis meses (art. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Por lo tanto el particular podrá entender desestimada su solicitud y en ese sentido proceder a la impugnación de dicha desestimación. ha señalado que sobrepasar dichos plazos no cierra la vía de la impugnación. Los plazos de impugnación son.3. cómo el silencio negativo sigue siendo una mera ficción procesal a los efectos de habilitar la impugnación de la desestimación presunta. por medio de Sentencia de 188/2003. Ahora bien.º párrafo. sin que existan reparos aunque se dicte extemporáneamente. 117. del RJA-PAC).1 de la Ley 30/1992. En el mismo sentido. el plazo de interposición será de seis meses. el artículo 43. conforme al cual: «La desestimación por silencio administrativo tiene los solos efectos de permitir a los interesados la interposición del recurso administrativo o contencioso-administrativo que resulte procedente». 78 . 1 de la Ley 30/1992) desde que se produjo el acto presunto. estimatoria de la solicitud formulada..) b) En los casos de desestimación por silencio administrativo. conforme al artículo 46. 2. la resolución expresa posterior al vencimiento del plazo se adoptará por la Administración sin vinculación alguna al sentido del silencio.4 b) que señala: «4.SUPUESTO 7. tres meses (art. de 27 de octubre. No hay limitación legal al respecto.. Si se opta por acudir directamente a la vía contenciosoadministrativa. si opta por el recurso potestativo de reposición. En el presente caso procedería por lo tanto la emisión de resolución expresa. 42. la ordenanza municipal tiene margen para fijar un plazo de resolución expresa. La obligación de dictar resolución expresa a que se refiere el apartado primero del artículo 42 se sujetará al siguiente régimen: (.» Se ve.1 de la Ley 29/1998. el Tribunal Constitucional. de la JCA. por lo tanto. la finalización del plazo de resolución y notificación legalmente establecido no eximen a la Administración de su obligación de resolver expresamente.

B) En relación con el expediente de la licencia de obras: En este caso. sin haberse pronunciado sobre el fondo del asunto. la resolución expresa posterior a la producción del acto sólo podrá dictarse de ser confirmatoria del mismo. Sobre la naturaleza de la estimación por silencio se pronuncia el artículo 43.4 a) prohíbe una respuesta expresa extemporánea de signo contrario: «4.1). el artículo 9 del RSCL/55. La obligación de dictar resolución expresa a que se refiere el apartado primero del artículo 42 se sujetará al siguiente régimen: a) En los casos de estimación por silencio administrativo. Es preciso indicar que la licencias urbanísticas son de carácter reglado.3. La estimación por silencio administrativo tiene a todos los efectos la consideración de acto administrativo finalizador del procedimiento. 42. sin perjuicio del sentido del silencio que establezca la legislación autonómica sectorial en materia de Urbanismo. En consecuencia. primer párrafo. En ese sentido.Silencio administrativo.» Se está. por lo tanto. generalmente dos meses. Es decir. la falta de resolución expresa y notificación en plazo supone que se produce silencio positivo. que señala: «3. El artículo 43. la Administración no puede dictar una resolución expresa extemporánea confirmatoria del silencio administrativo porque eso sería tanto como dictar un acto ilegal. son actos de mera comprobación de que el contenido de la solicitud de la licencia de obras se ajusta a las previsiones del planeamiento urbanístico. Solución En defecto de fijación de un plazo de resolución expresa por parte de la Ordenanza municipal. que hay que entender estimada la solicitud de la licencia. Luego la Administración se debe abstener de dictar un acto expreso otorga79 .» La Administración ahí ha visto vetadas sus posibilidades de pronunciarse expresamente sobre el citado expediente. por el mero transcurso del plazo establecido normativamente. Casuística SUPUESTO 7. este plazo será de tres meses (art. ante un auténtico acto declarativo de derechos. El silencio administrativo se ha producido de forma automática.

porque precisamente eso era el extremo sobre el que se debía pronunciar la Administración en plazo. el órgano judicial. Junto a ello es preciso indicar que el artículo 242. el ajuste de lo solicitado con la ordenación urbanística. ante una demanda exigente de la producción del silencio administrativo positivo. no puede entenderlo estimado si era una solicitud legal y desestimado si era ilegal. en el artículo 43 antes citado. no se habría producido la adquisición de derechos contra plan por vía presunta. fuese de signo estimatorio. Efectivamente. El mismo no opera sobre un plano de fondo sino un plano meramente formal. Entender lo contrario supondría excluir a las licencias urbanísticas del régimen garantista del silencio administrativo. ello supondría tanto como estar ante actos administrativos inexistentes. Se limita a constatar un extremo y es el de si ha transcurrido o no dicho plazo.SUPUESTO 7. de 26 de junio. siempre entraba a analizar la cuestión de fondo y. es decir. extremo que podría haber efectuado aunque fuese de forma extemporánea si la solicitud no contuviese ningún extremo ilegal y. en el caso de las licencias obtenidas por vía silencio positivo sin ajustarse a la legalidad. si lo solicitado era o no legal. expresamente señala que no se pueden adquirir por silencio facultades contrarias a las previstas por el planeamiento. en consecuencia. en consecuencia. El axioma.6 del Real Decreto Legislativo 1/1992. TR/92. Texto Refundido de la Ley del Suelo. Esa jurisprudencia habría que entenderla hoy superada por la nueva redacción del silencio positivo establecida por la actual Ley de Procedimiento Administrativo (LPA). Sólo un resultado positivo de dicho contraste daba lugar a un pronunciamiento judicial estimatorio de la demanda y anulatorio de la denegación extemporánea formulada por la Administración. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN dor de la licencia de obras. Para constatar ese extremo ya ha tenido la Administración el oportuno plazo establecido normativamente. Señala en concreto que: «En ningún caso se entenderán adquiridas por silencio administrativo licencias en contra de la legislación o del planeamiento urbanístico». sería tanto como dejar en manos 80 . Existe numerosa jurisprudencia que proclama que. sin que la Administración tuviese límite temporal para resolver expresamente. sin entrar a la cuestión de fondo. en concreto. Si para la determinación del silencio positivo o negativo fuese necesario ese análisis y pronunciamiento. El silencio administrativo es una garantía articulada como mecanismo de reacción ante un incumplimiento por parte de la Administración de la obligación de resolver y notificar en plazo.

) y consiguientemente la paralización inmediata de las obras iniciadas a su amparo. en defecto de previsión autonómica expresa en materia de Urbanismo. la Administración estaría obligada a iniciar los cauces de reacción contra dicha licencia de obras ilegal.. de Régimen del Suelo. Es más. La configuración normativa determina la necesidad de una comprobación administrativa previa antes del inicio material de las obras pero no una espera sin límite temporal de ningún tipo. Siendo. necesario el pronunciamiento judicial sobre la invalidez de la licencia para que ésta desaparezca. lo que es lo mismo. de la JCA.6 del Real Decreto Legislativo 1/1992. no constitutivo. 81 . no es procedente dictar resolución expresa denegatoria de forma extemporánea en cuanto que el particular goza de un acto declarativo de derechos del cual la Administración no puede desdecirse sin más. el responsable de la tramitación. a lo dispuesto en el artículo 186 del TR/76. en los siguientes términos: «El Alcalde dispondrá la suspensión de los efectos de una licencia (. afirmar la inexistencia del silencio administrativo en materia de licencia de obras. ante un otorgamiento por vía presunta de un acto declarativo de derechos contrario al ordenamiento urbanístico. En el presente caso. Es preciso señalar que las licencias de obras tienen carácter declarativo. si las obras se encuentran en ejecución. cuando el contenido de dichos actos administrativos constituya manifiestamente una infracción urbanística grave». se estaría ante un motivo de ilegalidad que legitimaría la revisión de la licencia por los cauces establecidos. deberá acudir. hay que entender que establece el carácter reglado de las licencias urbanísticas y. pero no para los declarativos de derechos. y dado el carácter negativo de los informes por incumplir las previsiones del plan. La previsión del artículo 242. ya que la Administración no da el derecho sino que simplemente fiscaliza su ajuste a la legalidad vigente. Casuística SUPUESTO 7. restringida sólo para actos desfavorables o de gravamen. El derecho del propietario preexiste y viene dado por la disponibilidad civil de los terrenos y los derechos que permite materializar la ordenación urbanística. por lo tanto. Solución de la Administración un plazo sin límite para aclarar sobre la legalidad de solicitud de licencia de obras. lo que sería tanto como hacer uso de la potestad de revocación del artículo 105.Silencio administrativo. de 26 de junio.. o. en consecuencia. Constatado que en el presente caso la licencia obtenida por silencio incumple la legalidad vigente por los motivos indicados y estando como se está ante un acto declarativo de derechos.1 de la Ley 30/1992. Extremo que debe ser completado con lo dispuesto en el artículo 127 de la Ley 29/1998.

4 del Reglamento de Actividades Molestas. D) Respecto de la licencia de actividad. sólo cabría uno confirmatorio del silencio positivo.SUPUESTO 7. En consecuencia. al tratarse de una infracción grave. se deberá dictar resolución expresa. En concreto. De todas formas el silencio administrativo positivo opera de forma muy distinta en las licencias de actividad respecto de las licencias de obras. opera el silencio positivo. tal y como la califica el artículo 226 del TR/76. ya que conforme al artículo 43. pese a su carácter reglado. C) En relación con el expediente de responsabilidad patrimonial. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Si cuando apreciase la ilegalidad de la licencia la obra ya estuviese finalizada. En idénticos términos. tal y como se deduce del artículo 187 del TR/76. por lo tanto. La única diferencia vendría dada por el dato de que aquí el pronunciamiento expreso que procedería sería denegatorio. de la JCA.» Se está. y posteriormente a la del artículo 46. opera el silencio negativo. si no se hubiesen emprendido ya acciones contra la desestimación presunta. indicar lo siguiente: De conformidad con el artículo 9 del RSCL/55. del RJA-PAC. No es posible. Lo que abrirá los plazos de impugnación contra los mismos.5 de la Ley 29/1998. Si no recae resolución expresa se podrá entender desestimada la solicitud de indemnización.4 a) de la Ley 30/1992.7 de la Ley 30/1992. y sobre todo del artículo 43. se desprende que no existe reparo al pronunciamiento expreso denegatorio aunque fuese extemporáneo. del RJA-PAC. «7. De los artículos antes citados. 82 .4 b). según el grado de invalidez en que incurriese el acto. ante una situación idéntica a la vista en el primer apartado. se acudiría a la vía del artículo 103 de la Ley 30/1992. un pronunciamiento expreso denegatorio. el artículo 33. denegatoria de la reclamación planteada. indicar lo siguiente: De conformidad con el artículo 142. de 1961(si bien este decreto ha sido derogado por la Ley 34/2007). en ese caso debería ir o por la vía del artículo 102 o del 103 de la Ley 30/1992.

Cuestión distinta es cuál haya sido la causa de ese desajuste con la normativa vigente. Es indiscutible. la relación entre la Administración y el titular de la licencia no se extingue con la ejecución de la instalación sino que se está ante lo que la jurisprudencia denomina relación permanente entre el titular de la actividad y la Administración. Casuística SUPUESTO 7. en dicho caso las actuaciones administrativas a realizar para reaccionar contra dicho acuerdo ilegal serían muy similares a las que se realizarían contra una licencia de obras. que el titular de una actividad que no se ajuste a la normativa vigente debe realizar las adaptaciones oportunas de las instalaciones y no puede invocar un derecho inamovible basándose en lo obtenido por silencio administrativo positivo. en consecuencia. No se está ante la revisión de un derecho sino ante el cumplimiento de un deber. en ese caso conviene señalar que el mecanismo a usar no es el de la revisión de la licencia sino que cabe la posibilidad de exigir directamente por la Administración la adaptación de las instalaciones a la normativa de obligado cumplimiento. Solución Es determinante a tal efecto concretar cuál es el motivo de ilegalidad de una licencia de actividad. Si dicho desajuste viene provocado por una licencia obtenida por silencio administrativo y que el particular ejecutó materialmente.Silencio administrativo. A diferencia de lo que ocurre con las licencias de obras. 83 . que debe realizar los desembolsos económicos oportunos) ante otro valor más importante (la calidad de vida de los colindantes. en garantía de una serie de valores indicados. debería ser asumida económicamente por la misma. Existe una obligación de respeto continuo a la normativa de seguridad y de prevención de las molestias y ello supone el sacrificio de un valor (la esfera patrimonial del titular de la actividad. Si el contenido ilegal que se adquiere es el derecho a desarrollar un uso allí donde el planeamiento no lo permite. así como la seguridad de los usuarios de las instalaciones). Conviene recordar que las licencias de actividad son licencias de funcionamiento. Por el contrario. en ese caso es evidente que debe operar el instituto de la responsabilidad patrimonial de la Administración y que toda instalación u obra que devenga en inútil en base a una licencia (tácita) otorgada por la Administración. si la ilegalidad adquirida por silencio administrativo se refiere a aspectos de seguridad de las instalaciones y de medidas correctoras para evitar molestias a terceros.

el mecanismo revisor de las licencias de actividad sino el de la imposición del deber de adaptación. en consecuencia. según el vicio en el que incurriese. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Extremo que no se produce cuando el particular ha instalado elementos unilateralmente. 84 . si las ilegalidades detectadas fuesen tan graves que el local no fuese idóneo para desarrollar la actividad y no bastase la mera imposición de adaptaciones y hubiese operado el mecanismo del silencio administrativo. del RJA-PAC. en cuyo caso no opera el mecanismo de la responsabilidad. en dicho caso no quedaría otro remedio que proceder a la revisión de la licencia. con el matiz indicado.SUPUESTO 7. vía artículos 102 ó 103 de la Ley 30/1992. No obstante. No opera. sin licencia o al margen de la misma. antes citado.

A fecha 25 de julio de 2007 el Ayuntamiento no ha realizado actuación procedimental de ningún tipo. ¿Conserva don «X» intactas sus acciones administrativas y judiciales o habrían prescrito las mismas? 85 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 8 Impugnabilidad de los actos presuntos desestimatorios Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «X» presenta reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento «Y» en fecha 2 de marzo de 2006.

es preciso partir del plazo del que se dispone para resolver expresamente un expediente de responsabilidad patrimonial. de 26 de marzo). De forma que. en combinación con lo dispuesto en el artículo 142.1 de la Ley 30/1992.7 («si no recae resolución expresa se podrá entender desestimada la solicitud de indemnización») determina que la falta de resolución expresa en plazo supondrá la producción de silencio administrativo negativo. hay que estar en todo caso a lo establecido en los artículos 43 y 44 de la Ley 30/1992. A la misma conclusión hay que llegar si el expediente hubiese sido iniciado de oficio. la constitución de derechos u otras situaciones jurídicas individualizadas. 142. conforme al cual: «Los procedimientos de responsabilidad patrimonial de las Administraciones Públicas se iniciarán de oficio o por reclamación de los interesados»). como ocurre en el presente caso. 17. en su nueva redacción dada por la Ley 4/1999. deberá entenderse desestimada su solicitud de indemnización. Los plazos de resolución expresa son bien de seis meses. Por lo tanto. en su caso. tal y como se desprende del artículo 44: «En el caso de procedimientos de los que pudiera derivarse el reconocimiento o. 13.2 del mismo Real Decreto). bien de 30 días si se hubiese tramitado un expediente simplificado (art. con carácter general (art. y salvo que opere alguna de las interrupciones de los plazos para resolver que figuran en el artícu86 . del RJA-PAC. Cuando se ha iniciado a instancia de parte. el artículo 43. los interesados que hubieren comparecido podrán entender desestimadas sus pretensiones por silencio administrativo». Dado que dicho expediente es susceptible de ser iniciado tanto de oficio como a instancia de parte (art.3 del RD 429/1993. iniciado un expediente en fecha 2 de marzo de 2006.SUPUESTO 8 Impugnabilidad de los actos presuntos desestimatorios Solución INFORME JURÍDICO Para responder a esta cuestión.

el plazo de interposición será de tres meses desde que se produjo el silencio. que se debe producir en el plazo de un mes. el plazo será de seis meses y se contará. de la JCA). suponiendo que se esté ante una reclamación en el ámbito de la Administración Local. en el plazo de un mes (art. al ser éste potestativo (art. en recurso contencioso-administrativo. Y es la de interponer o no recurso de reposición. a partir del día siguiente a aquel en que. Solución lo 42. se abre un plazo de seis meses. La resolución expresa. tendría hasta la fecha 2 de julio de 2007 para recurrir. hasta el 2 de enero de 2006. 116 de la Ley 30/1992). si fuera expreso. y no exista respuesta expresa al recurso. es decir. computado en los términos del artículo 48. si transcurren más de tres meses desde que se produjo el silencio administrativo. de la JCA. Al interesado se le abre una doble alternativa. desde que se produjo el silencio administrativo. sería susceptible de recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo en el plazo de dos meses desde que se le notificase dicha resolución. Si se decide a interponer recurso potestativo. de acuerdo con su normativa específica. para recurrir ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo.Impugnabilidad de los actos presuntos desestimatorios SUPUESTO 8. si en fecha 2 de septiembre de 2006. el particular gozaría de seis meses. 117. y considerando el plazo general de seis meses. Es decir. en todo caso. para interponer recurso contencioso-administrativo ante el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo (art. 87 . habría que entender desestimada la solicitud indemnizatoria. Si no lo fuera. es decir. la fecha tope de interposición sería hasta el 2 de diciembre de 2006. que: «El plazo para interponer el recurso contencioso-administrativo será de dos meses contados desde el día siguiente al de la publicación de la disposición impugnada o al de la notificación o publicación del acto que ponga fin a la vía administrativa. desestimatoria del recurso. para el solicitante y otros posibles interesados. hasta el 2 de marzo de 2007. así como los establecidos en el Real Decreto 429/1993. no se ha dictado y notificado resolución expresa.5 de la Ley 30/1992. En caso de que transcurra el plazo de un mes.2). conforme al artículo 46 de la Ley 29/1998. se produzca el acto presunto». En caso de que se optase por no recurrir en reposición y. de la JCA. Señala el artículo 46 de la Ley 29/1998. en la nueva redacción dada por la Ley 4/1999. donde no opera el recurso de alzada. 8 de la Ley 29/1998. Es decir.

Por otra parte. el plazo vence el día cuyo ordinal coincida con el que sirvió de punto de partida. dados los términos del artículo 43. por un lado. el cómputo de un mes o de un año completo finalizaría en el mismo ordinal de presentación o bien de producción del silencio administrativo.: «.. En ese sentido cabe señalar que la Sentencia del Tribunal Constitucional 188/2003.. conviene indicar que frente al criterio descrito que sigue el literal de la ley administrativa y la procesal. no es ese sin embargo el criterio jurisprudencial actualmente operativo.. y por otro la posibilidad de hacerlo extemporáneamente. El silencio negativo es un ficción con la finalidad de que el administrado pueda 88 . Conforme a ese criterio. la Administración conserva.SUPUESTO 8. fija los siguientes criterios. que señala ante un acto presunto desestimatorio los plazos indicados de tres meses (en sede administrativa) y seis meses (en sede judicial) para interponer el recurso. 42 de la Ley 30/1992: «La Administración está obligada a dictar resolución expresa en todos los procedimientos y a notificarla cualquiera que sea su forma de iniciación») de resolver expresamente. al producirse silencio negativo: «La obligación de dictar resolución expresa a que se refiere el apartado primero del artículo 42 se sujetará al siguiente régimen: (.. que el plazo comienza a contarse a partir del día siguiente de la notificación o publicación del acto.. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Durante todo ese tiempo.) b) En los casos de desestimación por silencio administrativo. es decir. siendo la de vencimiento la del día correlativo mensual o anual al de la notificación o publicación. extremos en los que se siguen los comentarios de García Trevijano: La Administración no puede verse beneficiada por el incumplimiento de su obligación.». que es de la notificación o publicación. el plazo de impugnación venció el 17 de abril. interpretándose que el incumplimiento de dichos plazos lo haría extemporáneo y provocaría la pérdida de la acción. En todos estos cómputos de plazos se ha seguido el criterio establecido por el Tribunal Supremo sobre cómputo por meses y años en pronunciamientos como los de fecha 7 de julio de 2000 (RA 2001/4624). de manera que habiéndose notificado el acto impugnado el día 17 de febrero... en los que usan los siguientes razonamientos. de 27 de octubre. la resolución expresa posterior al vencimiento del plazo se adoptará por la Administración sin vinculación alguna al sentido del silencio». la obligación (art. iniciándose el cómputo al día siguiente a aquel que figura como ordinal..

Lo expuesto determina que frente a los plazos que figuran en las normas indicadas deba prevalecer el criterio del Tribunal Constitucional de mantenimiento intacto de los plazos para el ejercicio de las acciones administrativas y judiciales ante una desestimación presunta. Solución llegar a la vía judicial superando los efectos de la inactividad de la Administración. de 15 de diciembre. Una interpretación literal de la ley. La ley no obliga al ciudadano a recurrir un acto presunto y sí a la Administración a resolver. de forma expresa. adquiriendo el carácter de fijo y estable en las decisiones del Alto Tribunal. En ese sentido se pueden citar las Sentencias 220/2003. de 16 de enero. En el caso objeto de enjuiciamiento por parte del Tribunal Constitucional. el Alto Tribunal considera procedente que se entre a enjuiciar el fondo del asunto.Impugnabilidad de los actos presuntos desestimatorios SUPUESTO 8. que es dar respuesta expresa a las solicitudes de los ciudadanos. No puede considerarse aplicable la doctrina del acto consentido. 89 . la 14/2006. Aun así. el recurso presentado. habían trascurrido aproximadamente cinco años desde que pudo considerarse desestimado por silencio administrativo el recurso. así como la 39/2006. Queda en manos del propio interesado la opción para esperar a que la Administración cumpla con su obligación de resolver. de 13 de febrero. considerando los plazos de interposición como limitadores del ejercicio de acciones transformaría en una posición procesal de ventaja lo que es un incumplimiento de un deber de la Administración. No puede calificarse como razonable una interpretación que coloque a la Administración en mejor posición que si hubiera cumplido con su deber de resolver. Este criterio del Tribunal Constitucional ha sido confirmado en sentencias posteriores del mismo.

.

aprueba una Ordenanza municipal reguladora del uso de vados. 91 . que resulta sorprendido en la comisión de una infracción de las tipificadas en la ordenanza. Por otra parte y tras el oportuno expediente administrativo. por la comisión de determinadas infracciones enunciadas en la propia Ordenanza. de policía y buen gobierno. con 57.000 habitantes de población. aprueba otra ordenanza. Tres meses después de su aprobación. de cuantía máxima 300 euros. al pintar de amarillo la salida de su garaje y colocar una placa falsa. Don «A» y don «B» pretenden impugnar dichas sanciones. es sancionado con multa de 250 euros.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 9 Potestad sancionadora de las Administraciones Locales Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Municipio «X». don «A». Informar sobre la cuestión de fondo y sobre los distintos cauces procedimentales que tendrían para impugnar los afectados. bien las sanciones. que se produce en la sesión plenaria de 3 de abril de 2006. bien la Ordenanza. sin contar con su correspondiente vado. al no abonar la tasa correspondiente al ejercicio 2007. en la misma fecha. alegando que dicha Ordenanza incumple el principio de tipicidad en materia sancionadora. al carecer de cobertura legal. Entre sus previsiones destaca la posibilidad de imposición de multas. tras la instrucción del oportuno expediente sancionador. El mismo Ayuntamiento. don «B» es castigado a una suspensión de tres meses en el disfrute de su vado.

En la misma fecha que a don «A». 92 . se le sanciona a don «C» con una multa de 1.000 euros. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN En la misma tipifica la conducta de actos vandálicos contra bienes municipales con multas de hasta 1. Informar sobre las mismas cuestiones.200 euros.SUPUESTO 9.

2 de la Ley 30/1992. Su carácter individual (se anula el acto concreto. sólo de oficio por la Administración. dicho acto puede seguir los cauces de impugnación ordinarios. • Recurso indirecto en sede contencioso-administrativa.3. No cabe a instancia de parte. no el reglamento) puede. de la Ley 30/1992. B) Un acto administrativo que sea correcta ejecución de un reglamento que adolece de vicios de ilegalidad. artículo 102. alcanzar efectos generales por medio de la vía de la cuestión de ilegalidad.SUPUESTO 9 Potestad sancionadora de las Administraciones Locales Solución INFORME JURÍDICO A efectos de la emisión del presente informe jurídico. y 26 de la Ley 29/1998. de la JCA. del RJA-PAC. o bien el llamado recurso per saltum. artículos 123 y siguientes de la Ley 29/1998. potestativos o preceptivos. 2. articulados contra el acto. Enumeración de los cauces de los que se dispone para impugnar: A) Reglamentos: • Recurso directo en vía contencioso-administrativa ante el Tribunal Superior de la Justicia de la Comunidad Autónoma (arts. artículo 26 de la Ley 29/1998. con carácter previo a la anterior. del RJA-PAC. es preciso partir de varias aclaraciones conceptuales: 1.3 de la Ley 30/1992. recogido en el artículo 107. 107. de la JCA). • En vía administrativa. 93 . sin embargo. • Revisión de oficio. No cabe recurso administrativo.º párrafo.

se ejercerá cuando haya sido expresamente reconocida por una norma con rango de ley. de conformidad con lo dispuesto en el Título XI de la Ley 7/1985. de sus artículos 72 y 73 que aluden al término anular y que. 102 y no el del 103. de 2 de abril. En definitiva. y no ex tunc (desde el momento en que se aprueba la disposición anulada). 62. El principio de tipicidad viene recogido. cuando se trate de Entidades Locales. que cada sentencia estimatoria deberá precisar su alcance meramente anulatorio o de nulidad. y supone. no el de la anulabilidad. del RJA-PAC (art. de la JCA. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN 2. RBRL». con aplicación del procedimiento previsto para su ejercicio y de acuerdo con lo establecido en este título y. Alcance de la ilegalidad o de los vicios de que adolezcan los reglamentos: Tradicionalmente se le ha achacado el vicio de nulidad de pleno derecho. en el artículo 129 de la Ley 30/1992. por vicios del art.SUPUESTO 9. Señala el artículo 129 que: «Sólo constituyen infracciones administrativas las vulneraciones del ordenamiento jurídico previstas como tales infracciones por una ley. de 2 de abril. Rige. RBRL» (redacción dada por la Ley 57/2003). sin perjuicio de lo dispuesto para la administración local en el Título XI de la Ley 7/1985. Dicha doctrina señala. reconocida por la Constitución. que tanto las infracciones administrativas como las sanciones aplicables a las mismas deberán estar fijadas en leyes. El principio de legalidad y de tipicidad en materia sancionadora administrativa: El principio de legalidad viene establecido en el artículo 127 de la Ley 30/1992. Reserva 94 . Tienen que tener cobertura en una ley. No obstante.2 y no los del art. De ambos principios se desprende que un reglamento no puede atribuir potestad sancionadora sobre una materia ni crear infracciones ni sanciones. salvo que el juez establezca expresamente lo contrario. 25 de la CE). y los preceptos citados lo confirman. además. supone que una Administración sólo tendrá potestad sancionadora en una materia cuando así se lo atribuya una norma con rango de ley. en los siguientes términos: «La potestad sancionadora de las Administraciones Públicas. a grandes rasgos. 3. del RJA-PAC no recoge el vicio de la anulabilidad para los reglamentos (sólo el cauce del art. sobre todo a la luz de la Ley 29/1998. con carácter general. como es propio del vicio de nulidad de pleno derecho. un sector de la doctrina no opina así. en definitiva. En ese sentido la propia Ley 30/1992. y en concreto. 63 de la misma ley). una reserva de ley en materia sancionadora. producen efectos ex nunc (desde el momento en que se dicta la sentencia anulatoria).

etc. al ser una exigencia constitucional. 28 a)] y señala una competencia municipal para sancionar. las ordenanzas municipales podrán especificar los tipos que corresponden a las infracciones cuya sanción se atribuye en este artículo a la competencia de los alcaldes.01 euros (art. ya que es posible la colaboración del reglamento. 29. 2. Así. que quedaría en manos de otras Administraciones distintas. como se verá en el presente caso. en materia de seguridad ciudadana habrá que estar a lo que establezca su legislación específica. ni alterar la naturaleza o límites de las que la ley contempla.3 de la Ley 30/1992. Dicha ley será bien de carácter sectorial (por ejemplo. 7 y 25 de la LRBRL). sin constituir nuevas infracciones o sanciones.3. costas. Las disposiciones reglamentarias de desarrollo podrán introducir especificaciones o graduaciones al cuadro de las infracciones o sanciones establecidas legalmente que.61 euros por su comisión [art.052. que tipifica la conducta de destrucción de bienes de uso público como infracción grave [art. En este caso concreto se aprecia cómo la legislación sectorial da una respuesta expresa y no atribuye la competencia a los municipios para la represión de dichas conductas. Y todo ello pese al último párrafo añadido al artículo 29 citado por la Ley Orgánica 10/1999. contribuyan a la más correcta identificación de las conductas o a la más precisa determinación de las sanciones correspondientes». siempre dentro de la naturaleza y los límites a los que se refiere el artículo 129. no se trata de una reserva de carácter absoluto. que señala que: «Para la concreción de las conductas sancionables. la Ley Orgánica 1/1992. 95 . cuando señala que: «3. en los términos del artículo 129. siempre y cuando la multa no exceda de 600. seguridad vial.) o bien puede ser una ley de carácter general. Si la materia correspondiente. y ha atribuido potestad sancionadora a los Ayuntamientos. Solución que es de carácter material.2) pero no en la infracción concreta indicada.000 y 500. de Protección de la Seguridad Ciudadana. No obstante. seguridad ciudadana. por ejemplo.000 habitantes.Potestad sancionadora de las Administraciones Locales SUPUESTO 9. Lo que determina que en materia sancionadora hayan sufrido importantes limitaciones. en ese caso no se plantean mayores problemas. del RJA-PAC». ha configurado un cuadro de infracciones y sanciones. 23 n)] e impone una multa de entre 300. en la que están atribuidas competencias municipales por la legislación sectorial correspondiente (arts. en municipios de entre 50.52 y 30. En la Administración Local es preciso partir de la premisa de que los Ayuntamientos carecen de potestad legislativa y cuentan sólo con la reglamentaria.

debía establecer el cuadro de infracciones y sanciones correspondiente (dado que conforme el art. Ni la LRBRL ni el TR/86 prevén nada al respecto. lo que en la práctica suponía dejar sin una mínima cobertura garantista sancionadora las previsiones de las Ordenanzas municipales en múltiples materias no contempladas por el legislador sectorial. dentro del margen de la disposición adicional única de la Ley 11/1999. en su defecto. 4 de la Ley 7/1985. que derogó el artículo 59 del TR/86. Junto a esta previsión específica de la legislación sectorial conviene tener en cuenta que cuando falla la cobertura de la misma el cumplimiento de las previsiones de las Ordenanzas municipales contaba con el apoyo legal de la disposición adicional única de la Ley 11/1999. de 13 de junio. Así por ejemplo. de 23 de febrero. Se está ante la regulación de un uso común especial de bien municipal de dominio público. Ese mecanismo genérico.SUPUESTO 9. RBRL. se ha considerado insuficiente por la doctrina y la jurisprudencia para atender el principio de legalidad y el de tipicidad. Para la defensa de su patrimonio y para asegurar la adecuada utilización del mismo.2 del RBEL/86 señala que: «2. RBEL/86. y a efectos de garantizar el contenido de la misma. Es el caso de muchos servicios públicos municipales y de los bienes municipales. dentro del margen que estableciese la legislación sectorial y. El mismo suponía que una Ordenanza. los municipios gozan de potestad sancionadora). supletorio del previsto por la legislación sectorial. conforme a la cual la reserva de ley en materia san96 . las Ordenanzas reguladoras del uso de los bienes municipales no tienen la posibilidad de atribuir potestad sancionadora en la materia ni de tipificar infracciones ni sanciones. las Corporaciones Locales también podrán establecer e imponer sanciones de acuerdo con lo previsto en la normativa sectorial aplicable. en los términos del artículo 77 del Real Decreto 1372/1986.» En consecuencia y por lo visto. El artículo 44. La síntesis de esa doctrina se puede recoger en la Sentencia del Tribunal Constitucional 16/2004. Los bienes municipales carecen de cobertura sancionadora. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Los municipios carecerían de competencia sancionadora para reprimir esa conducta concreta dado que la legislación sectorial vista no se la atribuye. en el presente caso era una situación que se producía en el caso de la Ordenanza reguladora del uso de vados. una vez regulada la materia que fuese de su competencia.

no podía demorarse por más tiempo la necesidad de colmar la laguna legal que existe en materia de potestad sancionadora municipal en aquellas esferas en las que no encuentren apoyatura en la legislación sectorial. Se establece como requisito mínimo para su respeto el que haya una predeterminación legal de infracciones y sanciones. muy reciente. cuando ello sea una garantía indispensable para su cumplimiento. estableciendo criterios de tipificación de las infracciones y las correspondientes escalas de sanciones para que las funciones de esta naturaleza se desarrollen adecuadamente. por así decirlo. al permitir un margen de exención mucho mayor. siempre que al hacerlo no se contravengan las leyes vigentes y. de 8 de junio. los siguientes extremos: «Ello lleva consigo que debamos declarar que mediante Ordenanza local. así como ponderando la gravedad del ilícito y teniendo en cuenta las características del ente local. y siempre en defensa de la convivencia 97 . que desarrollando los criterios del Sentencia del Tribunal Constitucional 132/2001.». En efecto.. y respetando los principios de proporcionalidad y audiencia del interesado. Corresponde a la ley la fijación de los criterios mínimos de antijuricidad conforme a los cuales cada Ayuntamiento puede establecer tipos de infracciones así como de establecer las clases de sanciones que pueden fijar las ordenanzas municipales. Esa significativa falta de cobertura sancionadora ha llevado a un esfuerzo flexibilizador muy importante por parte del Tribunal Supremo. de modernización de la Administración Local.Potestad sancionadora de las Administraciones Locales SUPUESTO 9. únicamente en los casos en que no se haya promulgado leyes estatal o autonómica sobre la materia y en los que los Ayuntamientos actúen en el ejercicio de sus competencias propias que. tengan el carácter de nucleares y lleven anejas potestades implícitas de regulación. Solución cionadora administrativa no excluye la posibilidad de que las leyes contengan remisiones a las normas reglamentarias. el nuevo Título XI de la LRBRL viene a tratar otro aspecto ineludible del régimen jurídico de las Entidades Locales al regular la tipificación de las infracciones y sanciones por las Entidades Locales en determinadas materias. ha contemplado un nuevo Título XI de la LRBRL. denominado «Tipificación de las infracciones y sanciones por las Entidades Locales en determinadas materias». en cumplimiento de los preceptos generales de los artículos 55 y 59 del TR/86. ha planteado. de acuerdo con las exigencias del principio de legalidad adaptadas a las singularidades locales. en los siguientes términos: «Finalmente. Sin perjuicio de esa perspectiva jurisprudencial. se pueden tipificar válidamente las infracciones y sanciones que han de ser de carácter pecuniario. Dicha doctrina del Tribunal Supremo choca frontalmente con la citada del Tribunal Constitucional.. en su Sentencia de fecha 29 de septiembre de 2003. el legislador ha intentado poner solución a esta cuestión y en ese sentido la Ley 57/2003. pero sí que tales remisiones hagan posible una regulación independiente y no claramente subordinada a la ley. La justificación del mismo aparece en la exposición de motivos de la ley.

de 26 de noviembre. graves y leves. f) Los actos de deterioro grave y relevante de espacios públicos o de cualquiera de sus instalaciones y elementos. b) El impedimento del uso de un servicio público por otra u otras personas con derecho a su utilización. al normal desarrollo de actividades de toda clase conformes con la normativa aplicable o a la salubridad u ornato públicos. de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común». en los siguientes términos: «1. de Protección de la Seguridad Ciudadana. d) Los actos de deterioro grave y relevante de equipamientos. Esta regulación se completa con la necesaria modificación de los artículos 127. de acuerdo con los siguientes criterios: a) La intensidad de la perturbación ocasionada en la tranquilidad o en el pacífico ejercicio de los derechos de otras personas o actividades.1 de la Ley 30/1992. e) El impedimento del uso de un espacio público por otra u otras personas con derecho a su utilización. Las demás infracciones se clasificarán en graves y leves.SUPUESTO 9. 98 . inmediata y directa a la tranquilidad o al ejercicio de derechos legítimos de otras personas. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN ciudadana en los asuntos de interés local y de los servicios y el patrimonio municipal. de 8 de junio. instalaciones o elementos de un servicio público. no derivados de alteraciones de la seguridad ciudadana. Serán muy graves las infracciones que supongan: a) Una perturbación relevante de la convivencia que afecte de manera grave. 2. infraestructuras. conforme a la doctrina establecida por la Sentencia del Tribunal Constitucional 132/2001. de 21 de febrero. Las infracciones a las ordenanzas locales a que se refiere el artículo anterior se clasificarán en muy graves. c) El impedimento o la grave y relevante obstrucción al normal funcionamiento de un servicio público. sean muebles o inmuebles.1 y 129. La enunciación de las materias aparece en el nuevo artículo 140 de la Ley 7/1985. siempre que se trate de conductas no subsumibles en los tipos previstos en el Capítulo IV de la Ley 1/1992.

Reguladora de las Haciendas Locales. e) La intensidad de los daños ocasionados a los equipamientos.2 de la Ley 7/1985. infraestructuras.» 99 . instalaciones o elementos de un servicio o de un espacio público. copias completas del planeamiento vigente en su ámbito territorial. Las Administraciones Públicas con competencias urbanísticas deberán tener.1 e) y 2 c) de la LRBRL. d) La intensidad de la perturbación ocasionada en el normal funcionamiento de un servicio público. se publicarán en el "Boletín Oficial" de la provincia y no entrarán en vigor hasta que se haya publicado completamente su texto y haya transcurrido el plazo previsto en el artículo 65. así como el cómputo de los plazos de impugnación de los mismos. Un dato esencial en materia de reglamentos es el de su publicación. incluidos el articulado de las normas de los planes urbanísticos. que determina su entrada en vigor.» 4. c) La intensidad de la perturbación ocasionada en el uso de un servicio o de un espacio público por parte de las personas con derecho a utilizarlos. en los siguientes términos: «e) El impedimento del uso de un espacio público por otra u otras personas con derecho a su utilización. A) En cuanto a la Ordenanza de vados. Los acuerdos que adopten las Corporaciones locales se publican o notifican en la forma prevista por la ley. conforme al artículo 70.Potestad sancionadora de las Administraciones Locales SUPUESTO 9. así como los acuerdos correspondientes a éstos cuya aprobación definitiva sea competencia de los entes locales. Solución b) La intensidad de la perturbación causada a la salubridad u ornato públicos. de 28 de diciembre. se procede a la emisión del correspondiente informe jurídico. Dichos plazos no contarán desde su aprobación sino desde el momento de su publicación oficial.2 salvo los presupuestos y las ordenanzas fiscales que se publican y entran en vigor en los términos establecidos en la Ley 39/1988. Establece dicho artículo que: «2. a disposición de los ciudadanos que lo soliciten.» Vistas estas premisas. RBRL. es preciso indicar lo siguiente: La fijación de una multa de 250 euros por la infracción de las previsiones de la Ordenanza municipal cuenta con la cobertura legal del artículo 140. Las Ordenanzas.

Plazo de impugnación que es de dos meses. conforme al artículo 46 de la Ley 29/1998. 8 de la Ley 29/1998. de la JCA) ya que el dato relevante para empezar el cómputo de su impugnación es el de la fecha de su publicación y no el de su aprobación. Una desestimación de dicho recurso expedita la vía judicial ante el Juzgado de lo contencioso-administrativo. en el plazo de un mes (art. y 26 de la Ley 29/1998. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN «c) La intensidad de la perturbación ocasionada en el uso de un servicio o de un espacio público por parte de las personas con derecho a utilizarlos. por no abonar la tasa del mismo. es reconducible. Dicha medida hay que extraerla de las de carácter sancionador y considerarla como una medida de carácter disciplinario. B) Respecto de la sanción impuesta a don «B». de la JCA. de la cual la sanción no es más que una mera ejecución. en los términos del artículo 141 de la LRBRL. contra la resolución del mismo cabrá recurso potestativo de reposición. de suspensión durante tres meses del derecho de vado. de la JCA).3 de la Ley 30/1992. En ese sentido la propia Ley 30/1992. establece en el artículo 127 que: 100 . órgano creador de la Ordenanza. Dado que la competencia sancionadora corresponde al Alcalde (art. limitando así indebidamente el estacionamiento en la calle. Conviene tener en cuenta que en el presente caso puede encontrarse abierto aún el plazo de impugnación directa contra el reglamento (arts. y por lo tanto la de plantear el recurso administrativo contra dicho acto ante el Pleno. en frente de su garaje. 107. cabe además la alternativa establecida en el artículo 107. como una infracción leve. ya que no supera el importe de 750 euros de multa máxima. Se encuentra por lo tanto dentro de los límites establecidos en defecto de otras previsiones normativas específicas. por su intensidad. primer párrafo. Si el vicio que se alega es la ilegalidad de la Ordenanza municipal.3. que supone aparentar el disponer de un derecho de vado sin gozar realmente del mismo. 116 de la Ley 30/1992) desde que se notifique. del RJA-PAC. ante los Juzgados de lo contencioso-administrativo (art. o bien recurso contencioso-administrativo directo en el plazo de dos meses.SUPUESTO 9. 21 de la Ley 7/1985).» Se juzga que la conducta de don «A».

nunca ha suscitado dudas la validez de un Real Decreto como el Real Decreto 33/1986. Solución «3. la imposición de una multa. Están fuera de la exigencia de tipicidad establecida para el ejercicio de la potestad sancionadora. Si se parte de la premisa de que en dicha relación jurídica existe una serie de derechos y deberes mutuos. Además. entre las competencias municipales. de Régimen Disciplinario de Funcionarios de la Administración del Estado. 101 . de 21 de febrero. El plano sancionador está atribuido a otros órganos para la infracción tipificada en el artículo 23 n) de dicha ley. la reserva de ley y.000 euros. Realmente en estos casos. En concreto. No opera. por ejemplo. de 10 de enero. Sólo puede privar aquellos derechos que otorga al interesado dicha relación. una simple ordenanza tiene rango normativo suficiente. Exención que hay que hacer extensiva a todos aquellos casos en los que la Administración traba relaciones de sujeción cualificada con determinados sujetos. en consecuencia. indicar que sobre esa materia existe legislación sectorial que delimita las competencias municipales. en otros campos disciplinarios. es una reacción en la relación trabada con el administrado cualificado. multas de hasta 600 euros. En esos casos se considera que la potestad disciplinaria es una derivación de la potestad de organización. de Protección de la Seguridad Ciudadana que delimita el ámbito competencial en materia sancionadora para los municipios en el artículo 29.Potestad sancionadora de las Administraciones Locales SUPUESTO 9. también se excedería de aquella en la que es competente el Ayuntamiento. la cuantía de la multa. la potestad disciplinaria supone la privación por parte de la Administración de alguno de esos derechos ante el incumplimiento de alguno de esos deberes. más que sancionar lo que se produce. Se juzga que ello supondría carencia de cobertura legal para sancionar por parte de los Ayuntamientos en cuanto que la legislación sectorial se la habría denegado. C) En cuanto a la Ordenanza municipal de policía y buen gobierno. conforme al artículo 29. 1. como por ejemplo el de los funcionarios. la Ley Orgánica 1/1992. y en el que tienen un lugar específico el caso de los ocupantes cualificados de bienes públicos.2 y que no recoge el supuesto objeto de impugnación (destrucción de bienes de dominio público). al ser manifestación de dicha potestad organizativa. Por eso la potestad disciplinaria no puede implicar. Por esa misma razón. Las disposiciones de este Título no son de aplicación al ejercicio por las Administraciones Públicas de su potestad disciplinaria respecto del personal a su servicio y de quienes están vinculados a ellas por una relación contractual».

infraestructuras. No obstante todo lo expuesto.. e) El impedimento del uso de un espacio público por otra u otras personas con derecho a su utilización. siempre que se trate de conductas no subsumibles en los tipos previstos en el Capítulo IV de la Ley 1/1992.1 a) de la misma ley: «. serían tipificables en ordenanzas. Conductas atentatorias de la integridad de bienes municipales que. instalaciones o elementos de un servicio público. de Protección de la Seguridad Ciudadana». ello no supone que los Ayuntamientos carezcan de potestad sancionadora para proteger sus propios bienes. Los cauces de impugnación de la sanción son los mismos y en el presente caso se juzga que tienen posibilidades de prosperar dadas las deficiencias detectadas en la ordenanza municipal. fuera de ese contexto.» Lo que ha determinado en el presente caso la exclusión de la potestad sancionadora son aquellas conductas que provoquen daños en un contexto de alteración del orden público.. el caso de daños provocados en bienes de dominio público por obras particulares. Por ejemplo. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN En este caso además el Ayuntamiento carece incluso de facultades instructoras.SUPUESTO 9. de 21 de febrero. 102 . en correspondencia con el artículo 140. En ese sentido basta con citar el artículo 140.1 d) y e): «d) Los actos de deterioro grave y relevante de equipamientos. cuando éstos sean dañados por terceros.

por importe de 636 euros. 103 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 10 Ejecutividad de las sanciones Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por medio de Resolución de Alcaldía de fecha 17 de marzo de 2006. notificada al interesado en fecha 20 de abril de 2006. se impone multa por infracción urbanística a don «X». Por parte de los servicios municipales se plantea al señor Secretario de la Corporación la cuestión de cuándo comienza el cómputo del período de pago voluntario de la multa impuesta a don «X». por ser la misma obligatoria para el interesado.

obligue. y para que.1: 1. publicación o aprobación superior». en concreto. produzca efectos. salvo lo previsto en los artículos 111 y 138. que señalan: «Artículo 57. de su obligatoriedad desde el momento en el que se dictan. y en aquellos casos en que una disposición establezca lo contrario o necesiten aprobación o autorización superior. es preciso que se proceda a notificar el acto para que el mismo sea eficaz. En ese sentido los artículos 57 y 94 de la Ley 30/1992. la decisión pública. De forma que la regla general será que el acto administrativo. del RJA-PAC. salvo que en ellos se disponga otra cosa. Tratándose de actos administrativos con interesados específicos. Los actos de las Administraciones Públicas sujetos al Derecho Administrativo se presumirán válidos y producirán efectos desde la fecha en que se dicten. será obligatorio para el destinatario desde el momento en el que se le notifique.» «Artículo 94: Los actos de las Administraciones Públicas sujetos al Derecho Administrativo serán inmediatamente ejecutivos.2 de la misma ley: «La eficacia quedará demorada cuando así lo exija el contenido del acto o esté supeditada a su notificación.» El matiz inmediato de dicho principio se encuentra regulado en el artículo 57. 104 .SUPUESTO 10 Ejecutividad de las sanciones Solución INFORME JURÍDICO La regla general respecto a la eficacia de los actos administrativos es la de la ejecutividad inmediata de los mismos.

cabía la posibilidad de que otro órgano superior en el escalafón administrativo pudiese formular un pronunciamiento distinto sobre el mismo tema. adoptando una decisión. en definitiva. en definitiva. Es decir. En ese sentido conviene recordar que. para las multas. que se había obtenido en materia sancionadora el último pronunciamiento administrativo posible. Solución La excepción a esta regla se encuentra en el artículo 138 de la Ley 30/1992. La reforma posterior de la Ley 4/1999 ha venido en este sentido a complicar la interpretación del citado artículo 138. era acorde con la construcción prevista por la redacción original de la Ley 30/1992.3 señala que: «3. en la redacción originaria de la Ley 30/1992 suponía. contra resoluciones que ponen fin a la vía administrativa cabe interponer recurso potestativo de reposición (art. ni que dicho acto sancionador haya sido notificado. para los actos administrativos sancionadores y. poner fin a la vía administrativa. El artículo 52 de la Ley 7/1985. cambiando sin embargo el sistema de recursos posibles. no se sancionaba. La resolución será ejecutiva cuando ponga fin a la vía administrativa. en el que cabía alegar cualquier motivo de ilegalidad (los de los arts.Ejecutividad de las sanciones SUPUESTO 10.. sólo existía un único recurso no extraordinario. Ponen fin a la vía administrativa las resoluciones de los siguientes órganos y autoridades: 105 . 62 y 63 de la misma). no basta con que el acto sea definitivo. 116). del RJA-PAC.. Que el órgano que hubiese impuesto la multa fuese un órgano cuyos actos pusiesen fin a la vía administrativa. al mantener el mismo su redacción original. sino que además es preciso que el mismo ponga fin a la vía administrativa. tal y como ya establece de forma expresa el artículo 94 antes citado. siendo con carácter general los dictados por órganos que tenían un superior jerárquico y que. El recurso ordinario sólo cabía interponerlo contra los actos que no ponían fin a la vía administrativa (art. En concreto. hasta que se había producido el último pronunciamiento administrativo posible. RBRL. 109). ya que ahora. es decir que se haya puesto por el órgano competente fin al procedimiento correspondiente. en concreto. el recurso ordinario. El alcance de ese momento. 2.» Es decir. la multa no era obligatoria. el artículo 138. conforme a los artículos 107 y siguientes de la misma. establece que: «.

los Alcaldes o Presidentes y las Comisiones de Gobierno. De forma que si se sigue el tenor literal del artículo 138. del RJA-PAC. obligatorias. 106 . una vez notificadas al particular se entenderían ejecutivas. haberse obtenido el último pronunciamiento en vía administrativa. se puede ver obligado a pagar el importe de la multa o. Dado que el desfase se produce como consecuencia de no haber procedido a una modificación exacta por la Ley 4/1999 de todos los artículos implicados. Y ello debido a que es una ley previa a la Ley 30/1992. en su caso. y que se estime total o parcialmente alguna de las pretensiones del recurrente. en cuanto que las resoluciones del Alcalde agotan la vía administrativa. del Presidente o de otro órgano cuyas resoluciones pongan fin a la vía administrativa. en su redacción originaria al excepcionarlo en su artículo 94 de la regla general de la eficacia inmediata. la lógica determina que donde el artículo 138 usa la expresión poner fin a la vía administrativa. debe decir. En sintonía con esa interpretación opera la Ley Orgánica 1/1992. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN a) Las del Pleno. Ello supondría un planteamiento menos garantista que el existente con la anterior redacción. en su artículo 38. sin esperar el resultado de dicho pronunciamiento en sede administrativa. el particular estaría obligado al cumplimiento del contenido sancionador desde ese mismo momento. es decir.» El artículo 21 de la LRBRL señala que el Alcalde es competente para sancionar con carácter general. de que la sanción haya adquirido firmeza en vía administrativa. a cumplir el contenido de la sanción. éste. cuando todavía estaba operativo el recurso de reposición de la LPA/58. de 21 de febrero. o debe interpretarse. o cuando proceda recurso ante éstas en los supuestos del artículo 27. de Protección de la Seguridad Ciudadana. Y ello porque ahora dicha resolución sancionadora es susceptible de recurso de reposición. que habla.SUPUESTO 10. Ése era precisamente el efecto que pretendía evitar la Ley 30/1992. Sin embargo. cabe la posibilidad de que todavía se corrijan jurídicamente en sede administrativa los posibles vicios de que adolezca. b) Las de autoridades y órganos inferiores en los casos que resuelvan por delegación del Alcalde. c) Las de cualquier otra autoridad u órgano cuando así lo establezca una disposición legal.2. salvo en los casos excepcionales en que una ley sectorial requiera la aprobación ulterior de la Administración del Estado o de la Comunidad Autónoma.

y sobre cualquier motivo de la legalidad. Efectivamente. Sin perjuicio de lo anterior. Y cita en apoyo de su planteamiento la Sentencia del Tribunal Supremo de 20 de septiembre de 1995. al ser actos de naturaleza diversa. ponente MARTÍ GARCÍA.Ejecutividad de las sanciones SUPUESTO 10. contra la sanción cabe interponer recurso de reposición en los términos del artículo 116 y siguientes de la Ley 30/1992. Es improcedente dotar de ejecutividad obligatoria a la desestimación presunta del recurso de reposición. o bien esperar a la notificación de la respuesta administrativa desestimatoria del recurso interpuesto para fijar un plazo de pago voluntario. El órgano administrativo deberá esperar a que haya transcurrido el plazo de un mes desde que se le notificó la sanción al interesado sin que por el mismo se haya interpuesto recurso de reposición. es práctica habitual en muchos Ayuntamientos diferenciar la notificación del último pronunciamiento administrativo y la liquidación en sí. en palabras de COMPANY CARRETERO. Frente a esta opinión conviene tener en cuenta no obstante la conceptuación que el recurso de reposición ha tenido para la doctrina y que. se reflejaría en los siguientes términos: el recurso de reposición se configuraría como un mero acto procesal previo al recurso contencioso-administrativo. Contra la desestimación. cabrá recurso 107 . e insistiendo en la interpretación inicialmente planteada. recurso que además es de carácter potestativo. ya que se estaría basando en un incumplimiento de la obligación que tiene la propia Administración de resolver expresamente en plazo. Solución Se trata en definitiva de acogerse a aquella interpretación de la ley que es más favorable al imputado y de mantener el mismo nivel de garantías como mínimo para el interesado imputado en el expediente sancionador que existía con la anterior ley. Si bien esta conceptuación se referiría al recurso de reposición del artículo 126 de la antigua LPA/58. Por otra parte. con su propio régimen de recursos. expresa o presunta de éste. en este caso el recurso. el citado autor hace extensiva dicha naturaleza al recurso del reposición potestativo. por el trascurso del plazo de tres meses sin responder al que se refiere el artículo 117 de la ley. de lo expuesto se concluye que el órgano administrativo no deberá otorgar al sancionado un plazo para el pago voluntario de las sanciones impuestas por resolución de Alcaldía. sobre las cuestiones de fondo del acto sancionador. al ser dicho acto susceptible de recurso de reposición y existir por lo tanto la posibilidad de obtención en sede administrativa de un pronunciamiento excluyente de responsabilidad. Para el mismo el recurso potestativo de reposición es una oportunidad que no afecta ni a la perfección del acto ni a su eficacia.

del recurso interpuesto. y ello pese al tenor literal del artículo 138 de la Ley 30/1992 antes citado.SUPUESTO 10. ante el Juzgado de lo contencioso-administrativo. artículo 2 de la LHL. 108 . y no las cuestiones de fondo del acto que genera la liquidación. la resolución sancionadora del Alcalde la que obligue al pago de la multa. por lo tanto. la que efectivamente abra los plazos de pago voluntario o de cumplimiento voluntario de la sanción impuesta. la liquidación de la multa es la liquidación de un ingreso de derecho público. cabe recurso preceptivo de reposición. con motivos más tasados de impugnación. El período de pago voluntario no podría comenzar nunca antes del 20 de mayo de 2006. de conformidad con lo dispuesto en el artículo 14 de la misma. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN contencioso-administrativo. Será dicha liquidación. que es el plazo con que cuenta el interesado para interponer el recurso de reposición contra la sanción. la multa no será ejecutiva y obligatoria para el interesado hasta que la Administración no le notifique la desestimación. Por el contrario. En caso de que el mismo se interpusiese en ese plazo. y por lo tanto. Sin perjuicio de adoptar o no esta fórmula de gestión del cobro de la multa. los que afectan a la liquidación propiamente dicha. Real Decreto Legislativo 2/2004. conforme al artículo 8 de la Ley 29/1998. de la JCA. notificada al interesado. lo que es evidente es que no será. total o parcial.

por desarrollo de la actividad sin licencia. finaliza en plazo. en fecha 25 de julio de 2006. que no goza de licencia municipal alguna. 109 . dos meses después. que deviene firme ante la falta de impugnación por el sancionado. pasados cuatro meses. en la que se pide actuación municipal. dicha sanción es revocada sin más trámite. La actividad de bar se sigue desarrollando sin licencia y sin adoptar las medidas de legalización precisas. Límites Enunciado SUPUESTO DE HECHO Ante la denuncia de un vecino colindante. con la imposición expresa de una multa de 600 euros. de clausura y sancionador. El expediente de clausura. humos. y la actividad continúa desarrollándose y provocando las correspondientes molestias a los colindantes. malos olores). por parte del Ayuntamiento se procede a abrir sendos expedientes. Se solicita informe sobre la actuación realizada por el Ayuntamiento en ambos expedientes y en especial que se informe sobre qué cauces de reacción tiene el particular denunciante ante la actuación municipal. debido a las molestias que produce un bar (ruido. por resolución de Alcaldía. contra una actividad de bar. sigue sin resolverse expresamente. formulada en fecha 7 de julio de 2006. El expediente sancionador. por carencia de licencia. No obstante.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 11 Procedimientos de oficio.

Límites Solución INFORME JURÍDICO A efectos de emitir el presente informe. la actuación de la Administración sólo se debe dirigir a la corrección de la misma. para determinar si la entidad e intensidad de los hechos los hacen merecedores de considerar que hay una vulneración del ordenamiento jurídico.) no se debe entender que queda un margen de apreciación para decidir si se actúa administrativamente o no. Frente a la realidad cotidiana del uso de sus potestades de policía por parte de los entes públicos. Pero una vez que se ha concluido que sí existe dicha vulneración. entre ellas. que la facultad de revisión por parte de la Administración de sus propios actos es mucho más flexible y no tiene que seguir el rigor procedimental recogido en los artículos 102 y 103 de la Ley 30/1992. del RJA-PAC. y ello por varios motivos: 110 . provocación de molestias. Lo que determina varias consecuencias. B) En ambos supuestos se está ante el ejercicio de facultades de policía y de intervención por parte de la Administración. Ante la constatación por parte de ésta de la comisión de hechos que vulneran el ordenamiento jurídico (apertura sin licencia. etc. Un margen de maniobra relativo que cede obviamente ante la realidad e intensidad de los hechos. No se está ante actos declarativos de derechos. hay que partir de la consideración de que son potestades de contenido reglado y que no son disponibles a la mera voluntad de la Administración.SUPUESTO 11 Procedimientos de oficio. es preciso partir de una serie de premisas y de consideraciones: A) Los actos administrativos susceptibles de producirse en ambos expedientes son de carácter desfavorable o restrictivos. por lo tanto. que se ha producido una infracción. establecidos en garantía de los derechos que los mismos definen y declaren. El margen de apreciación solamente se deja a efectos de valorar la realidad y.

111 . Este último señala que: «2. incluye expresamente en el artículo 25. a los principios de igualdad de trato. los artículos 2 del RSCL/55 y 84. ante situaciones de hecho idénticas. En este sentido. Límites SUPUESTO 11. Son las siguientes: 1. 52. del RJA-PAC). en las que. al definir la actividad administrativa impugnable ante dicha jurisdicción. por omisión.2.2. del RJA-PAC. congruencia con los motivos y fines justificativos y respeto a la libertad individual. La actividad de intervención se ajustará. C) Se han producido cambios legislativos que han pretendido incidir en estos dos planos.» Dicha redacción ha pretendido aumentar los límites objetivos a la potestad revocatoria de los actos administrativos desfavorables.2 de la LRBRL. está sujeta y obligada. por toda disposición de carácter general o reglamento. completando dicho tratamiento en los artículos 29 y 46.1 de la Ley 30/1992. La Ley 4/1999 ha procedido a modificar la redacción del artículo 105. Las Administraciones Públicas podrán revocar en cualquier momento sus actos de gravamen o desfavorables. unas veces se castiga y otras veces se consiente. partiendo de la premisa mínima en un Estado de Derecho de que la Administración. en todo caso.Procedimientos de oficio. buscando una mayor objetividad en el uso de la potestad sancionadora y una menor disponibilidad por parte de la Administración en el uso de la misma. por el ordenamiento jurídico y. que ha pasado a tener el siguiente contenido: «1.» • Por el principio de inderogabilidad singular de los reglamentos (art. Solución • Si la Administración decidiese cuándo se castiga o corrige y cuándo no. el de la revisión (revocación) por parte de la Administración de sus actos desfavorables y en el de la inactividad de la Administración en sus facultades policiales o interventoras. aunque eso sí. siempre que tal revocación no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes. de una forma pasiva. 2. daría lugar a situaciones discriminatorias. la inactividad de la Administración. En efecto. en definitiva. o sea contraria al principio de igualdad. de la JCA. la omisión de actuaciones encaminadas a corregir su vulneración supondría estar superando dicho límite. como poder público. al interés público o al ordenamiento jurídico.2 de la Ley 30/1992. La Ley 29/1998.

Falta de resolución expresa en procedimientos iniciados de oficio. este cauce opera para toda clase de actos. Así.) En los supuestos en los que el procedimiento se hubiera paralizado por causa imputable al interesado.. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN No obstante. A los efectos de la correcta interpretación de dicho cauce procesal debe señalarse que el mismo no está articulado para exigir de la Administración una resolución expresa. los afectados por una infracción administrativa de un tercero pueden tener la condición de interesado en el expediente restrictivo iniciado contra el mismo. en su caso. la constitución de derechos u otras situaciones jurídicas individualizadas. a los efectos del tratamiento jurídico de sus denuncias. uno de clausura y el otro sancionador. (. sino para forzar a la misma a la ejecución de las resoluciones ya dictadas y sobre las que la Administración no despliega actividad alguna para hacerlas eficaces. Lo que podría llegar a determinar la aplicación a los mismos de la previsión transcrita. favorables o desfavorables. se interrumpirá el cómputo del plazo para resolver y notificar la resolución. de del RJA-PAC. En el caso de procedimientos de los que pudiera derivarse el reconocimiento o. el vencimiento del plazo máximo establecido sin que se haya dictado y notificado resolución expresa no exime a la Administración del cumplimiento de la obligación legal de resolver.. 112 . 3. por medio de este cauce no se conseguiría una resolución de clausura sino que se obligaría a la Administración a que la hiciese efectiva y cerrase aquel local sobre el que ya hubiese dictado una orden de cierre. los interesados que hubieren comparecido podrán entender desestimadas sus pretensiones por silencio administrativo. La medida de clausura no tiene carácter sancionador si se dirige contra una actividad que no goza de licencia. produciendo los siguientes efectos: 1.» Conviene aclarar que tal y como se describirá más tarde. En los procedimientos iniciados de oficio. D) En el presente caso se está ante dos expedientes. El artículo 44 de la Ley 30/1992. tiene la siguiente redacción después de la Ley 4/1999: «Artículo 44.SUPUESTO 11.

• El plano restaurador de la legalidad alterada como consecuencia de la infracción. que es una mera puesta en conocimiento de unos hechos que pueden constituir infracción administrativa. no se puede hablar de un titular de un derecho o interés legítimo a que otro sea sancionado. • La sancionadora propiamente dicha. Así por ejemplo. la clausura de un local que no cuente con licencia. de contenido pecuniario. Éste no es sancionador. Límites SUPUESTO 11. ello no excluye la existencia de otros sujetos titulares de un interés legítimo. No existe lesión de ningún derecho con el cierre porque nadie tiene derecho a desarrollar una actividad sin licencia previa. Con independencia de que dichos procedimientos se inicien siempre de oficio y que se haya de considerar como principal interesado a aquel que es destinatario de las medidas y actos administrativos que en el mismo se adopten. que pretende la imposición de una sanción. pero que puede imponer otro tipo medidas sancionadoras: clausura temporal. En el caso del procedimiento restaurador. generalmente una multa. Ello es relevante a efectos de ver qué papel juega el denunciante dentro de dichos procedimientos y si se le puede considerar interesado. Solución En ese sentido se debe destacar que la acción represiva que se efectúa por la Administración ante la comisión de una infracción administrativa tiene dos planos o vertientes. no a solicitud o instancia de parte. E) Son expedientes que se inician de oficio. por lo tanto. clausura definitiva. la exigencia de medidas correctoras eficaces a aquellas actividades que gozan de licencia pero que molestan a los colindantes. aunque haya denuncia.Procedimientos de oficio. el sancionado o intervenido. O por ejemplo. La cuestión no tiene un mismo tratamiento. Es el caso del colindante a una actividad que no goza de licencia municipal y que sufre las 113 . En el primer caso. sí se puede hablar de sujetos que se ven beneficiados o perjudicados con la actividad/inactividad de la Administración. restringiendo el ejercicio de derechos previos. Depende de si se está ante un procedimiento sancionador o si se trata de un procedimiento de restauración de la legalidad alterada por la comisión de una infracción. Pretende que la conducta del infractor se ajuste a la legalidad. ambas de locales que cuenten con licencia y.

conviene destacar que en el Real Decreto 1398/1993. hace entrar en juego el mecanismo del artículo 44. que no es corregida por la actuación de la Administración.SUPUESTO 11. No obstante. para formular las impugnaciones correspondientes. dictado en desarrollo de la Ley 30/1992. que indica la producción de molestias por la misma y que pide la adopción de las medidas oportunas. aunque en el plano sancionador se excluya la condición de interesado a terceros. por un lado. Se le deberá practicar la notificación de los actos definitivos correspondientes. 114 . se procede a la emisión del correspondiente informe jurídico: En el presente caso se aprecia que la conducta municipal ha supuesto. siendo obligación de esta última hacerlo. la no obtención de un pronunciamiento ni adopción de medidas en un expediente de clausura sobre la misma actividad. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN molestias provocadas por la falta de medidas correctoras suficientes ante la ausencia de fiscalización municipal. del RJA-PAC. Conviene precisar que la condición de interesado en estos procedimientos restauradores viene dada más que por la condición de denunciante por la de afectado por la conducta realizada por el titular de la actividad. y si los mismos suponen un beneficio. Aclaradas estas cuestiones conceptualmente. Dicha condición de interesado determinará las siguientes consecuencias: • Efectos de legitimación. Es evidente que no le es indiferente que el Ayuntamiento omita cualquier actuación debida. En este sentido el artículo 11. de 4 de agosto. Aunque después ya no se vuelve a hacer mención expresa a ningún tipo de participación del mismo. • Participación en el procedimiento. del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora. sí parece atribuírsele cierta condición al denunciante de interesado por el simple hecho de ser denunciante. en los términos que luego se expondrán. No obstante. el darles audiencia en caso de que se pretenda su revocación. En ambos expedientes figura como interesado don «A».2 del mismo. por otro. • El hecho de que sean procedimientos que siempre se inician de oficio descarta la posibilidad del mecanismo del silencio administrativo (art. vecino y denunciante. 43 de la Ley 30/1992. la revocación de una sanción impuesta y. del RJA-PAC).

si bien interrelacionados. ni se ha realizado actuación procedimental de ningún tipo. integrado en el Consejo de Europa (Caso López Ostra. Extremo que cada vez se ha ido reconociendo con mayor intensidad tanto por la jurisprudencia del Tribunal Supremo como por la del Tribunal Constitucional. En ese sentido el artículo 44 señala que: «En los procedimientos iniciados de oficio. Sin perjuicio de esta posibilidad tan cualificada de protección de los derechos fundamentales de los colindantes.Procedimientos de oficio. es preciso entender que ante una denuncia formulada ante un Ayuntamiento.2 de la Constitución. violación del art. de protección jurisdiccional de derechos fundamentales. encaminado a corregir la conducta. En el mismo no se ha producido un pronunciamiento expreso. en aquellos casos. da margen para entender desestimada la misma y pasar. al iniciarse siempre de oficio. 8 del Convenio Europeo de 4 de noviembre de 1950. No son expedientes en los cuales opere la figura del silencio administrativo. Extremo que conecta con la doctrina ya consagrada por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos. Límites SUPUESTO 11. en los que se produce una omisión por parte de la Administración de la conducta restauradora debida. el vencimiento del plazo máximo establecido sin 115 . Los vecinos colindantes a un actividad tienen la condición de titulares no sólo de intereses legítimos sino también la condición de titulares de derechos subjetivos. de 23 de febrero). interfiera en la esfera de otro se ha considerado que supone una lesión tanto para la integridad física (STC 16/2004. y desarrollado por los artículos 114 y siguientes de la Ley 29/1998. previo agotamiento de la vía judicial previa. de Derechos Humanos). así como del derecho de la inviolabilidad del domicilio (STC 119/2001). Solución Dado que se trata de dos expedientes con naturaleza distinta. Sentencia de 9 de diciembre de 1994. ni siquiera la emisión de una resolución de apertura del expediente por el órgano competente. y no atendida por el mismo. Dicha actividad es de obligada prestación por parte de la Administración en el ejercicio de sus facultades de policía y disciplinarias. el Tribunal Constitucional ha admitido el cauce del recurso de amparo. sino que se estaría dentro de los supuestos del artículo 44 de la Ley 30/1992. de la JCA. permitiendo que un particular. el artículo 44 de la Ley 30/1992. en los términos del artículo 53. no procediendo ni siquiera a la apertura del expediente de restauración. La omisión por parte de la Administración de su conducta debida. la reacción de don «A» podría ser del siguiente tipo en ambos: A) En el expediente de clausura. en el desarrollo de una actividad. ante el órgano judicial a efectos de conseguir una sentencia judicial que obligue a la Administración a realizar las actuaciones debidas y regladas. Se entiende en ese sentido vulnerados tanto el artículo 15 como el 18 de la Constitución. a efectos impugnatorios. del RJA-PAC. como el presente. En ese sentido conviene tener en cuenta que frente a los cauces ordinarios.

así como. que sí hemos visto que se produce en los expedientes de restauración de la legalidad infringida pero no en los netamente sancionadores cuyo objeto es exclusivamente la imposición de una multa. Así. Si se estuviese ante un denunciante portador o titular de un interés legítimo. en el caso concreto generador del pleito concreto decidió la desestimación. En el caso de procedimientos de los que pudiera derivarse el reconocimiento o. la constitución de derechos u otras situaciones jurídicas individualizadas. existiendo terceros interesados que se puedan ver afectados por la revocación.SUPUESTO 11. que acordó no iniciar el procedimiento sancionador requerido. y que son: «siempre que tal revocación no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes. estaría legitimado para exigir el control jurisdiccional de una resolución como la impugnada. siempre y cuando se respeten los límites establecidos en el mismo. para proceder a su revisión por la propia Administración autora del mismo. en su caso. En ese sentido se puede citar la Sentencia del Tribunal Supremo de 6 de marzo de 2000. en la instrucción del expediente de la revocación debe existir el oportuno informe que indique las circunstancias y causas que concurren para la revocación de la sanción (por ejemplo. no son situaciones equiparables la del denunciante y la del interesado. Extremo. el de la existencia de terceros interesados. al interés público o al ordenamiento jurídico». ya que el recurrente ningún beneficio legítimo puede obtener de la incoacción del expediente y su eventual sanción.» B) En cuanto al expediente sancionador. es preciso el oportuno trámite de audiencia a los mismos. claro está. que no exista componente de culpabilidad. Ello supone que la revocación exige unas mínimas actuaciones procedimentales encaminadas a formar la voluntad de la Administración con carácter motivado. restrictivo de derechos. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN que se haya dictado y notificado resolución expresa no exime a la Administración del cumplimiento de la obligación legal de resolver. que después ha sido revocada. 116 .). los interesados que hubieren comparecido podrán entender desestimadas sus pretensiones por silencio administrativo. En el mismo se ha impuesto multa. el mecanismo de la revocación previsto en el artículo 105. etc. El órgano judicial. En cuanto que se está ante un acto desfavorable.1 de la Ley 30/1992 es un mecanismo válido. que señala que «conceptualmente. produciendo los siguientes efectos: 1. pues cabe que quien facilite la notitia infractionis a la Administración carezca de interés legítimo concreto en el caso». o sea contraria al principio de igualdad. que no se haya cometido la infracción.

La conclusión que cabe extraer de lo expuesto es que. Junto a estas vías de impugnación indicadas. o la exigencia de medidas correctoras oportunas. ni solidaria ni subsidiariamente. a diferencia de lo indicado en el expediente de clausura. De ahí que sea muy significativa la sentencia antes citada. si cuenta con dicha licencia. Lo será la jurisdicción contencioso-administrativa en todo caso. 117 . que señala que: «es atendiendo a las circunstancias de cada caso concreto como ha de decidirse si el denunciante es o no portador o titular de un interés legítimo en obtener una respuesta sancionadora». aunque ésta concurra en la producción del daño con particulares. en el expediente sancionador el denunciante y vecino colindante no tendría derecho de participación ni legitimación en el procedimiento sancionador ni en el de su revocación. Solución El colindante. dado que la jurisdicción civil no es competente para determinar dicha responsabilidad patrimonial de la Administración [arts. Pero esta vía supone un conflicto entre particulares y las posibles implicaciones económicas por responsabilidad extracontractual a que pudiese dar lugar no podrían afectar a la Administración. si el local no goza de licencia. Cuestión distinta es que la sanción consistiese en una clausura temporal de una actividad que goza de licencia.Procedimientos de oficio. no va a ver mejorada o empeorada su situación ni va a sufrir menos molestias por la circunstancia de que se le imponga o no la multa al dueño del bar sino por la circunstancia de que el Ayuntamiento lleve a cabo la medida de clausura. Lo mismo si se habla de una clausura definitiva.4 de la LOPJ]. en el presente caso objeto de informe. Límites SUPUESTO 11. Un expediente sancionador con medidas exclusivamente económicas excluye la condición de interesados por parte de terceros que no sean imputados. del Tribunal Supremo. 2 e) de la Ley 29/1998 y 9. señalar que el particular tiene expedita una vía judicial civil contra el colindante que le perturba en la posesión pacífica de su inmueble.

.

en condición de propietario del vehículo. En fecha 3 de marzo de 2007. por lo que no realizó ninguna alegación ni recurso (extremo que vuelve a acreditar documentalmente). señala que durante todo el tiempo de instrucción del expediente permaneció en el extranjero y que no era conocedor de que se había abierto un expediente sancionador contra él ni que se le había impuesto una multa. 119 . publicándose en el Boletín Oficial de la Provincia. al no poder localizarlo en su domicilio. En ningún momento don «Y» realizó actuación ni alegación de ningún tipo ante la Administración durante la instrucción del expediente. en la que señala que en la fecha en la que se cometió la infracción que se le imputa él se encontraba en el extranjero cursando estudios universitarios (extremo que acredita documentalmente). por lo que no le pudo notificar la denuncia iniciadora del expediente de infracción. don «Y» presenta escrito ante el Ayuntamiento. en procedimiento en vía de apremio para el cobro de la multa.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 12 Potestad de revocación de los actos administrativos Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» impone una multa de tráfico a don «Y». por el mismo motivo. La resolución sancionadora. El agente denunciante no localizó al conductor en el momento de comisión de la infracción. se impuso en fecha 20 de julio de 2006. junto con documentación acreditativa de todos los extremos que afirma. Asimismo. por vía sustitutiva. La fecha de la infracción fue el 3 de febrero de 2006. en el Boletín Oficial de la Provincia de 15 de febrero de 2006. por mal estacionamiento en la vía pública. en fecha 26 de julio de 2006. de 90 euros de importe. La notificación de la denuncia se hizo.

Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Afirma a su vez que si bien considera que el expediente está bien instruido y notificado en la forma procedente según el artículo 59 de la Ley 30/1992. 120 . y que el mismo es firme e inatacable. desde tres meses antes. queda suficientemente acreditado que él no pudo cometer la infracción por estar. en el extranjero por lo que solicita que se le revoque la sanción a los efectos de evitar que se cometa una injusticia.SUPUESTO 12. Informe al respecto de lo que proceda.

El principio de seguridad jurídica en la actuación de la Administración Pública determina que otros valores. El principio de presunción de inocencia determina que no se puede imputar una conducta al propietario del vehículo por el simple hecho de serlo. eliminando también la posibilidad de que los ciudadanos utilizasen esta vía que había desnaturalizado por concepto el régimen de los recursos administrativos. con lo que se obliga a la Administración Pública a acudir a los Tribunales si quiere revisarlos. aunque adolezcan de vicios graves contra la legalidad. El no plantear contra dicha actuación administrativa los cauces de reacción correspondientes. En el presente caso se aprecia como irregularidad importante el hecho de que el expediente se haya instruido contra el propietario del vehículo y no contra el conductor del mismo. ya que el 121 . como el de sujeción de la actuación administrativa a la legalidad.SUPUESTO 12 Potestad de revocación de los actos administrativos Solución INFORME JURÍDICO Los actos administrativos. interponiendo los cauces de impugnación ordinarios. por no haberse interpuesto en plazo los recursos administrativos o jurisdiccionales oportunos. cedan transcurrido un determinado período de tiempo. mediante la pertinente previa declaración de lesividad y posterior impugnación. Extremo que se ha visto acentuado con la nueva redacción del artículo 103 de la Ley 30/1992 por la Ley 4/1999. Señala en ese sentido la exposición de motivos de la Ley 4/1999 que: «En cuanto a los actos anulables. que ha descartado que dicho cauce. se colocan Administración y ciudadanos en una posición equiparable». una vez que devienen en consentidos y firmes. Sólo puede ser usado de oficio por la Administración. De esta forma. pueda ser instado por los interesados. determina la imposibilidad de discutir la ilegalidad de los mismos. en los breves plazos de uno o dos meses. se convierten en inatacables. cuyo plazo de ejercicio es de cuatro años. se elimina la potestad revisora de la Administración prevista en el artículo 103.

del RJA-PAC. de 2 de marzo. En el presente caso no se ha actuado de esa forma. pero no por el mal estacionamiento. Sólo podrán ser sancionadas por hechos constitutivos de infracción administrativa las personas físicas y jurídicas que resulten responsables de los mismos aun a título de simple inobservancia. Ante el incumplimiento de esta obligación de identificación del conductor. sobre el que se han planteado múltiples cuestiones de inconstitucionalidad. En aquellos casos en los que el agente de la autoridad no puede localizar al conductor que ha cometido la infracción (por ejemplo. los casos de mal estacionamiento). Si no fuese así. el propietario incurriría en una infracción por ello. En ese sentido la actuación de la Administración ha sido incorrecta. 122 . 197/1995 y 7/1996. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN vehículo es susceptible de ser usado por cualquier tercero. Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico. cuando señala que: «1. sino que se la ha imputado directamente la comisión de una infracción sin pruebas de ningún tipo. por entender que incumple el artículo 24.» El artículo 72.3 del Real Decreto Legislativo 339/1990. tiene del deber de identificar al conductor responsable de la infracción y si incumpliere esta obligación en el trámite procedimental oportuno sin causa justificada será sancionado pecuniariamente como autor de una falta grave». ha sido ratificado en su constitucionalidad por el Tribunal Constitucional. infracción cuya autoría quedaría sin acreditar su autoría.SUPUESTO 12. pretender castigarle por el mal estacionamiento sería tanto como castigar por el simple hecho de ser propietario del vehículo. por falta de pruebas.1 de la Ley 30/1992. entre otras. la Administración debe dirigirse al propietario del vehículo a los efectos de que el mismo cumpla con la obligación establecida en el artículo 72. por datos posteriores. se evidencia que la infracción no se ha cometido por el sancionado.2 de la Constitución Española. exigiendo al propietario del vehículo la identificación del conductor. debidamente requerido para ello. que en condición de conductor es quien realmente habría cometido la infracción de estacionar indebidamente en el presente caso. Además. que señala que nadie está obligado a declarar contra sí mismo. en sus Sentencias 154/1994. por una razón objetiva. que señala lo siguiente: «El titular del vehículo. lo que entraría en clara colisión con el principio del artículo 130.3 del Real Decreto Legislativo 339/1990.

en los siguientes términos: «4. se ignore el lugar de la notificación o el medio a que se refiere el punto 1 de este artículo. al no haberse impugnado la resolución en plazo. Contra la providencia de apremio sólo serán admisibles los siguientes motivos de oposición: (... o bien. cuando señala que: «3. de la Comunidad Autónoma o de la Provincia. Las distintas resoluciones han sido notificadas al interesado. la actuación sancionadora de la Administración ha devenido en firme e inatacable.Potestad de revocación de los actos administrativos SUPUESTO 12. ha solicitado la revocación del acto. sí en la forma sustitutiva establecida por la legislación procedimental. Cuando los interesados en un procedimiento sean desconocidos. en los términos del artículo 105. en el "Boletín Oficial del Estado". Así. Sólo cabe alegar defectos de notificación. el artículo 167. del RJA-PAC. consciente de que el acto administrativo no es atacable por la vía ordinaria de recursos. La ejecutividad precede y legitima la ejecutoriedad. artículo 59 de la Ley 30/1992. según cuál sea la Administración de la que se proceda el acto a notificar. y el ámbito territorial del órgano que lo dictó.» En la fase ejecutiva de vía de apremio. a efectos del cobro por la Administración del importe de la multa. si bien no de forma directa por que ha sido imposible su localización en su domicilio.3 de la Ley 58/2003.) c) Falta de notificación de la liquidación. intentada la notificación. en el que se aprecia el carácter tasado de los motivos de impugnación de la providencia de apremio.» Dicha actuación supone la imposición de un mal. ante su impago en período voluntario. 123 . la notificación se hará por medio de anuncios en el tablón de edictos del Ayuntamiento en su último domicilio. por ser la premisa de la eficacia de necesario cumplimiento para que se puedan adoptar medidas administrativas ejecutorias. de una restricción. no es posible ya argumentar ni alegar nada en contra de los vicios de la resolución que provoca la imposición de la multa. Extremo que se deduce del articulado de Ley General Tributaria. Solución Con independencia de ello.1 de la Ley 30/1992. no se hubiese podido practicar. El particular.

Se establece un menor rigor procedimental y la inexistencia de un límite temporal porque los actos que son objeto del mismo son actos desfavorables.SUPUESTO 12. si efectivamente se constata que no se ha cometido la infracción). Ni menos puede entender estimada su solicitud. descartándose el carácter arbitrario y siendo posible sólo su aplicación si atiende a motivos de legalidad (como en el presente caso. La inexistencia de acción instable por el interesado lleva a esta conclusión. queda al total arbitrio de la Administración su apertura. ante el silencio u omisión de la Administración.1 ha sufrido una evolución encaminada a aumentar los límites para su uso. en consecuencia. al interés público o al ordenamiento jurídico. No obstante. si se constata claramente la no comisión de la infracción. Las Administraciones Públicas podrán revocar en cualquier momento sus actos de gravamen o desfavorables. no a instancia de parte y que. ello debiera determinar en todo caso una conducta pública revocatoria de la sanción. Dado el fin para el que se instituyen las sanciones. de gravamen. Se trata de un procedimiento que se iniciaría de oficio. no admite control ni impulso judicial en caso de que la Administración omita cualquier planteamiento revocatorio del acto. o sea contraria al principio de igualdad.» Dicho cauce revisor se separa sustancialmente de los establecidos en los artículos 102 y 103 de la misma Ley 30/1992. 124 . Queda en el buen hacer de la Administración el iniciar dicho procedimiento ante las evidencias que se le señalan de no comisión de la infracción o de invalidez de la misma. Conviene destacar que dicho artículo 105. sin embargo. extremo que. siempre que tal revocación no constituya dispensa o exención no permitida por las leyes. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Extremo que es posible al estar dentro del supuesto de hecho señalado en la norma. que es el castigo del infractor. no puede entenderlo desestimado e instar una resolución judicial. lo que justifica ese menor rigor para proceder a su eliminación por parte de la propia Administración. aunque la misma sea consentida y firme para el afectado. El particular que lo solicita. que establece que: «1. que el penalizado por los mismos no tiene ningún interés legítimo en soportar y mantener sobre su esfera personal y patrimonial. es preciso tener en cuenta que dicho procedimiento no está articulado en la norma como una acción que se pueda ejercer por el interesado.

sin límite de tiempo. en los siguientes términos: «1. imputando sin más una conducta infractora al propietario del vehículo por el simple hecho de serlo. lo que admite un cauce extraordinario de revisión del acto. al incumplirse el artículo 62. declararán de oficio la nulidad de los actos administrativos que hayan puesto fin a la vía administrativa o que no hayan sido recurridos en plazo. Las Administraciones Públicas. si lo hubiere.2 de la Constitución y 137 de la Ley 30/1992.Potestad de revocación de los actos administrativos SUPUESTO 12.» 125 . y previo dictamen favorable del Consejo de Estado u órgano consultivo equivalente de la Comunidad Autónoma. la revisión de oficio de actos nulos de pleno derecho. lo que permite el ejercicio de la acción de nulidad por el interesado. Solución Una alternativa a este planteamiento es entender que la actuación de la Administración. en los supuestos previstos en el artículo 62. por iniciativa propia o a solicitud de interesado. en cualquier momento.1 a) de la misma ley. el del artículo 102.1. el de presunción de inocencia (arts. del RJA-PAC). lesiona un derecho fundamental.1. 24.

.

RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 13 Derecho de información y límites Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «JSM». don «SBA». c) Desea una relación detallada de empresas localizadas en el municipio. que le pase una relación de personas fallecidas en el último año a 127 . concejal del mismo Ayuntamiento. para comprobar que dicha actividad cumple con las previsiones del proyecto en base al cual le otorgaron licencia. el departamento municipal de rentas le pide al departamento municipal de cementerios. Por otra parte. a los efectos de ponerse en contacto con las mismas para realizar unas promociones relacionadas con sus negocios. Por otra parte. b) Desea saber quién es el titular catastral de una finca colindante a una de su propiedad. a los efectos de realizar unos requerimientos judiciales. en la que más le convenga. d) Desea acceder al expediente de licencia de actividad calificada de un taller situado debajo de su domicilio. vecino del municipio «X». a los efectos de ser conocedor de la oferta de asociación que existe en su municipio e integrarse. e) Desea saber quién es el titular catastral de un inmueble. en su caso. a los efectos de realizar una oferta de compra de dicho inmueble. desea acceder y obtener copia de la documentación completa del expediente de la Cuenta General del ejercicio pasado. solicita al Ayuntamiento que le facilite información sobre los siguientes extremos: a) Domicilio y sede de las distintas asociaciones de vecinos que se encuentren inscritas en el Registro Municipal.

Informe sobre las distintas solicitudes planteadas. Enunciado RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN los efectos de realizar labores de inspección del impuesto municipal del incremento del valor de terrenos de naturaleza urbana. el departamento de Policía Local pide al departamento de Rentas el padrón de vehículos a los efectos de desarrollar sus competencias. A su vez. 128 .SUPUESTO 13.

SUPUESTO 13 Derecho de información y límites Solución INFORME JURÍDICO 1. la Ley 30/1992. en sus artículos 35 y 37. de 16 de noviembre.).» Establecida la reserva de ley y el respeto a la intimidad como límites constitucionales. • La Ley Orgánica 15/1999. tienen su fundamento constitucional en el artículo 105 de la CE/78. del RJA-PAC. El derecho de información y de acceso por parte de los ciudadanos a los datos de que. aplicable a todo titular de ficheros.3. RBRL. de Protección de datos de carácter personal (CPDCP). artículo 70. en consecuencia. • Otra normativa sectorial que establece previsiones específicas sobre el tratamiento y publicidad de determinados actos (por ejemplo. aplicable a las Administraciones Públicas. • La Ley 7/1985. ya que tiene un objeto distinto.3 de la misma que aclara que no 129 . es preciso atender a la siguiente normativa: • Por un lado. Medio Ambiente. en su nueva redacción dada por la Ley 57/2003 y legislación de desarrollo. etc. que establece al respecto lo siguiente: «La ley regulará: b) El acceso de los ciudadanos a los archivos y registros administrativos. sobre reutilización de la información del sector público. Catastro. En ese sentido es revelador el artículo 3. Tributario. disponen las Administraciones Públicas. A las cuestiones planteadas en el presente caso no les afecta la nueva regulación introducida por la Ley 37/2007. en el ejercicio de sus competencias. sea público o privado y. de 13 de diciembre. salvo en lo que afecte a la seguridad y defensa del Estado. la averiguación de los delitos y la intimidad de las personas.

53). que establece lo siguiente: 130 . Lo que además resulta lógico. recogida en la disposición adicional segunda de la Ley 24/2001. Respecto de los datos catastrales y la posibilidad de acceso por los colindantes. de Medidas Fiscales.4 establece que el Registro de Asociaciones de vecinos es un registro público. No se puede alegar lesión de la intimidad de las asociaciones inscritas por permitir el acceso libre a sus datos por terceros. descrito en los artículos anteriores. artículos 92 y siguientes. Respecto de la solicitud de acceso al registro de las Asociaciones Vecinales. 3. en los artículos 228 y 232 y siguientes del ROF/86.SUPUESTO 13. 1/2004. de 27 de diciembre. no se aprecian reparos de ningún tipo para acceder a los datos que allí figuran. Sin entrar en el contenido de dicha regulación. pensada exclusivamente para ese tipo de datos. 2. dado el carácter asociacionista. Es preciso tener en cuenta lo establecido en su regulación específica. En concreto. Su carácter definido normativamente determina la posibilidad de libre acceso a sus datos. Texto Refundido de la Ley del Catastro. es preciso tener en cuenta que. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN queda dentro de su ámbito de aplicación aquella documentación sobre la que existan limitaciones o prohibiciones de acceso conforme al artículo 37 de la Ley 30/1992. recogida en la Ley General Tributaria (LGT). Ley 58/2003. etc. art. del PDCP. además. En consecuencia. fue hecha suya por el RD Leg. de 5 de marzo. Es preciso partir de la premisa de que el acceso a los datos tributarios tiene una regulación específica al margen de la regulación general en la materia. se necesite la condición de interesado. Administrativas y de Orden Social (la redacción de esta disp. Extremos además conciliables con las premisas de la Ley Orgánica 15/1999. adic. la voluntariedad de la inscripción y los fines que se persiguen con dicho tipo de asociaciones. el artículo 236. la transmisión de los datos catastrales tiene una regulación aún más específica. ya que quien se inscribe asume la publicidad de los datos en virtud de la previsión normativa expresa.

Todos podrán acceder a la información de los inmuebles de su titularidad y a la información de datos no protegidos contenidos en el catastro. sin necesidad de consentimiento del afectado: a) Los órganos de la Administración General del Estado y de las demás Administraciones Públicas territoriales. apellidos. en su caso. Solución «Disposición adicional segunda. c) Los Jueces y Tribunales y el Ministerio Fiscal. el acceso a los datos catastrales protegidos sólo podrá realizarse mediante el consentimiento expreso. Dos. código de identificación y domicilio de quienes figuren inscritos en el Catastro como titulares o sujetos pasivos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. así como las instituciones autonómicas con funciones análogas. para el ejercicio de sus funciones públicas. idoneidad y proporcionalidad.)» 131 . Tres. con las limitaciones derivadas de los principios de competencia. b) Las comisiones parlamentarias de investigación. a través de la Administración de quien dependan y siempre que concurran las condiciones exigidas en el apartado a). Fuera de los casos anteriores. Acceso a los datos catastrales. específico y por escrito del afectado. o cuando una ley excluya dicho consentimiento o la información sea recabada en alguno de los supuestos de interés legítimo y directo siguientes: (.. de los bienes inmuebles individualizados. Uno. de la construcción. por quienes figuren en el Catastro como titulares o sujetos pasivos del Impuesto sobre Bienes Inmuebles. la Agencia Estatal de Administración Tributaria y las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social. el Defensor del Pueblo y el Tribunal de Cuentas. (.. Corporaciones y Entidades Públicas..) c) Para la identificación de las parcelas colindantes. d) Los Organismos.Derecho de información y límites SUPUESTO 13. Tienen la consideración de datos protegidos el nombre. Podrán acceder a la información catastral protegida. así como el valor catastral y los valores del suelo y.. razón social. con excepción del valor catastral de cada uno de los inmuebles.

en los términos de la ley y del oportuno convenio suscrito con la Administración estatal. El artículo 20 y siguientes señalan las peculiaridades de los ficheros de titularidad pública pero no se trata de un régimen completo e independiente sino más bien pretende definir las cuestiones específicas y excepciones respecto del régimen general de la ley. En consecuencia. salvo cuando la comunicación hubiere sido prevista por las disposiciones de creación del fichero. facilitarlo sin necesidad de consentimiento de su titular. Respecto del acceso a los datos de empresas para fines privados del solicitante. a los efectos de que la misma pueda realizar los actos de gestión y liquidación de los impuestos correspondientes. definidores de los términos de gestión y manejo de los datos por parte de la Administración municipal. el artículo 21 ya señala la prohibición de comunicación de datos entre Administraciones Públicas para el cumplimiento de competencias distintas de aquellas para las que fueron recabados. del PDCP. en consecuencia. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Conviene que se tenga en cuenta que la gestión catastral de los bienes inmuebles está atribuida al Estado y que estos datos son elaborados y gestionados por el Centro de Gestión Catastral y Cooperación Tributaria. celebra convenios con los Ayuntamientos. Así. al estar en uno de aquellos supuestos en los que se exceptúa la necesidad de consentimiento por parte del titular del mismo. El mismo. Señala dicho artículo que: «1. como titular de los ficheros.SUPUESTO 13. 4. Procede. dependiente del Estado. Los datos de carácter personal recogidos o elaborados por las Administraciones Públicas para el desempeño de sus atribuciones no serán comunicados a otras Administraciones Públicas para el ejercicio de competencias diferentes o de competencias que versen sobre materias distintas. Se parte en ese sentido de las premisas fijadas por la Ley Orgánica 15/1999. 132 . Vemos que el dato solicitado es de posible comunicación por parte de la Administración Tributaria a un tercero. que aunque no son de su titularidad. siendo de aplicación las previsiones de los títulos anteriores en las que no sea excepcionado por el citado Título IV de la ley. se está ante ficheros de datos. son manejados por los Ayuntamientos...

) 4. cuando la información que se facilita al interesado no le permita conocer la finalidad a que destinarán los datos cuya comunicación se autoriza o el tipo de actividad de aquel a quien se pretenden comunicar.» Extremo que si ya rige para la comunicación de datos entre Administraciones.. (.) e) Cuando la cesión se produzca entre Administraciones Públicas y tenga por objeto el tratamiento posterior de los datos con fines históricos.» Rige en ese sentido la prohibición general del artículo 11 de la ley. Solución 2.. El propio artículo 21 señala que: «3. Los datos de carácter personal objeto del tratamiento sólo podrán ser comunicados a un tercero para el cumplimiento de fines directamente relacionados con las funciones legítimas del cedente y del cesionario con el previo consentimiento del interesado. Será nulo el consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal a un tercero.. 2. 133 . En los supuestos previstos en los apartados 1 y 2 del presente artículo no será necesario el consentimiento del afectado a que se refiere el artículo 11 de la presente ley.. en los siguientes términos: «1.Derecho de información y límites SUPUESTO 13. Podrán.. en todo caso. sino con el consentimiento del interesado o cuando una ley prevea otra cosa.. ser objeto de comunicación los datos de carácter personal que una Administración Pública obtenga o elabore con destino a otra. con mayor razón regirá para aquellos supuestos en los que se pretende la transmisión a terceros particulares. (. la comunicación de datos recogidos de fuentes accesibles al público no podrá efectuarse a ficheros de titularidad privada.2 b). El consentimiento exigido en el apartado anterior no será preciso: a) Cuando la cesión está autorizada en una ley. (. estadísticos y científicos.) 3. No obstante lo establecido en el artículo 11.

» 134 . artículo 20. a la observancia de las disposiciones de la presente ley. destacando y resaltando todos aquellos elementos existentes en el mismo y. En este caso la comunicación sólo será legítima en cuanto se limite a la finalidad que la justifique.» Se aprecia cómo la regla general del artículo 11. en consecuencia. La creación de un fichero. de 30 noviembre. Una de las labores y actividades municipales es la de promoción económica del término. Una flexibilización que. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN 4. cumpliendo en definitiva las exigencias de los artículos 4 a 6. El artículo 11 excepciona el consentimiento: «c) Cuando el tratamiento responda a la libre y legítima aceptación de una relación jurídica cuyo desarrollo. que establece la necesidad del consentimiento previo del titular del dato cedido. las empresas ubicadas. entre ellos. Es determinante concretar cuál es el fichero del que se pretende hacer uso. Si la comunicación se efectúa previo procedimiento de disociación. los límites del mismo. no plantearía problemas de transmisión en el caso descrito. Y es que la exclusión no debe entenderse en términos absolutos. por el solo hecho de la comunicación. la número 292/2000. queda excluida la posibilidad de hacer cesión unilateral de datos operantes en ficheros públicos a favor de terceros. operan las reglas generales del artículo 11 y. sin contar con el consentimiento del titular de los datos. con la finalidad de promoción y puesta en conocimiento de terceros de dichos datos. 6. como ocurre en el presente caso. cumplimiento y control implique necesariamente concesión de dicho tratamiento con ficheros de terceros. conforme a las previsiones del artículo 21. En consecuencia. El consentimiento para la comunicación de los datos de carácter personal tiene también un carácter de revocable. Pero cuando el dato se cede por parte de la Administración a un particular. sin embargo. 5. 11 y 12 de Ley Orgánica 15/1999. se vio afectada por una Sentencia del Tribunal Constitucional.SUPUESTO 13. es flexibilizada en aquellos casos en los que la cesión de datos opera entre Administraciones. Aquel a quien se comuniquen los datos de carácter personal se obliga. no será aplicable lo establecido en los apartados anteriores. que eliminó alguna de las excepciones.

tributarios u otros). las transferencias de datos que se prevean a países terceros.. 2. 5.. en ese caso se estaría produciendo una clara transgresión de la ley y se incurriría en responsabilidad por infracción administrativa. de apertura. sin perjuicio de otro tipo de responsabilidades. que: «1. recabados para fines distintos. Si dicho tipo de fichero (pensado para la promoción empresarial municipal) no existe en el caso concreto. b) Las personas o colectivos sobre los que se pretenda obtener datos de carácter personal o que resulten obligados a suministrarlos. Insalubres.2 b) del Reglamento de Actividades Molestas. Respecto del acceso al expediente de licencia de actividad de taller. El acceso es posible desde una doble perspectiva: a) Como titular de un derecho. Nocivas y Peligrosas de 30 de noviembre de 1961 o. al ser colindante de la instalación. Recordemos en ese sentido que los colindantes a la actividad son citados expresamente durante la instrucción del expediente de actividad. c) El procedimiento de recogida de los datos de carácter personal. Precisiones que deberá realizar en los términos del artículo 20. d) La estructura básica del fichero y la descripción de los tipos de datos de carácter personal incluidos en el mismo. modificación o supresión de los ficheros de las Administraciones Públicas sólo podrán hacerse por medio de disposición general publicada en el "Boletín Oficial del Estado" o Diario Oficial correspondiente. debe especificar. La creación. en su caso. en los términos establecidos en la propia ley. Solución Será preciso que el fichero aclare el fin y el ámbito pretendido.Derecho de información y límites SUPUESTO 13. e) Las cesiones de datos de carácter personal y. de la legislación 135 . y que. en su caso. Las disposiciones de creación o de modificación de ficheros deberán indicar: a) La finalidad del fichero y los usos previstos para el mismo. conforme al mismo.». sino que se pretenden obtener los datos de otros ficheros (el de licencia de obras. entre otros extremos. en los términos del artículo 30.

» Dicha ley es exigencia derivada del deber de trasposición al ordenamiento interno de la correspondiente directiva comunitaria. lo que determina que rijan unas reglas de especial accesibilidad. 1/2004. del RJA-PAC. El tener la condición de interesado. Es en definitiva titular de un derecho tutelable por el ordenamiento jurídico y ello le permite el acceso. físicas o jurídicas. adic. nacionales de uno de los Estados que integran el Espacio Económico Europeo o que tengan su domicilio en uno de ellos. salvo que estuviese ante alguna de las excepciones recogidas en el artículo 3 de la misma. de 12 de diciembre. El mismo derecho se reconoce a las personas no comprendidas en el párrafo anterior. Texto Refundido de la Ley del Catastro. 6. se trata de un expediente de carácter medioambiental. De acuerdo con la normativa específica reguladora del acceso a los datos de carácter catastral. b) Por otra parte. Señala dicha ley que: «Todas las personas. al tratarse de un dato 136 . sin obligación de acreditar un interés determinado y con garantía. Si bien es de destacar que dicho decreto ha sido derogado por la Ley 34/2007. otorguen a los españoles derecho a acceder a la información ambiental que posean. en todo caso. tienen derecho a acceder a la información ambiental que esté en poder de las Administraciones Públicas competentes. siempre que sean nacionales de Estados que. el mismo tiene derecho de acceso al expediente. de 5 de marzo.SUPUESTO 13. 53). art. fue hecha suya por el RD Leg. que los colindantes a actividades son titulares de dos derechos fundamentales susceptibles de la máxima tutela del artículo 53.2 de la Constitución: el derecho a la integridad física y el derecho a la inviolabilidad del domicilio. es suficiente a los efectos del artículo 37 de la misma para poder acceder al expediente de referencia. establecidas en la Ley 38/1995. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN autonómica de desarrollo. En consecuencia. recogida en la disposición adicional segunda de la Ley 24/2001 (la redacción de esta disp. de 2001 y 2004. a su vez. en los términos del artículo 31 de la Ley 30/1992. de confidencialidad sobre su identidad. se llega a la conclusión de que en el caso de un hipotético comprador de una finca no será posible el acceso directo. de Derecho de Acceso a la Información en Materia de Medio Ambiente. El Tribunal Constitucional ha señalado en sendos pronunciamientos. al ser una actividad incluida en el ámbito objetivo del RAM/61.

el completo cuadro normativo integrado por la Ley 30/1992. que "la obtención de información sobre asuntos de competencia municipal es un medio necesario para que los concejales puedan. para su delimitación y ejercicio. las posibles leyes autonómicas que tienen. tanto en su apartado primero. el ROF y la propia normativa interna de los entes locales a través de sus Reglamentos Orgánicos. También hemos reconocido. es importante destacar que el acceso a la información es un medio esencial y adecuado para el ejercicio de funciones públicas. el Tribunal Supremo ha señalado en su Sentencia de fecha 1 de abril de 2003 (RA 4162) que: «Este Alto Tribunal. un claro engarce constitucional. Respecto de los datos que solicita el concejal. En ese sentido. donde se trata del derecho a la participación política.1 de la CE". El derecho de acceso por parte de los mismos a los archivos y datos municipales conecta además con un derecho fundamental. Su relevancia implica que no se ponga meramente en cuestión un problema de transparencia informativa. el del artículo 23 de la Constitución. LBRL. sino la propia racionalidad del funcionamiento del sistema democrático y Estado de Derecho. donde se proclama el derecho al ejercicio al cargo. 7. incluso antes que el propio Tribunal Constitucional. con conocimiento suficiente. Solución que está especialmente protegido y no estar exceptuado de los casos en que es posible facilitarlo a un tercero sin consentimiento del titular.» 137 . ejercer las funciones propias de su cargo".Derecho de información y límites SUPUESTO 13. El derecho de acceso a la información por parte de los Concejales tiene. al no poder conocer qué materia ha de ser objeto de control y. por ende. Es preciso tener en cuenta que los concejales. gozan de un régimen especial de acceso a antecedentes obrantes en el Ayuntamiento. O. Sentencia del Tribunal Supremo de 15 de septiembre de 1987. del RJA-PAC. dicho en términos de Sentencia del Tribunal Supremo de 27 de junio de 1988. en este ámbito. por tanto. como representantes de la ciudadanía. "se entiende que la negativa a facilitar el acceso a dicha información impide tener conocimiento de cómo se ha llevado a cabo la actuación de los órganos responsables y por tanto la labor de control es ineficaz. Desde ambas perspectivas. como en el segundo. de 26 de noviembre. ha relacionado el acceso de los miembros de las Corporaciones locales a la información con lo dispuesto en el artículo 23 de la CE. la participación en los asuntos públicos se quiebra y con ello el derecho fundamental reconocido en el artículo 23. aunque ha de tenerse en cuenta. por medio de los cuales éstos ejercitan su derecho a participar indirectamente en los asuntos públicos. un campo de actuación.

a la información propia de las mismas. En todo caso. La petición de acceso a las informaciones se entenderá concedida por silencio administrativo en caso de que el Presidente o la Comisión de Gobierno no dicten resolución o acuerdo denegatorio en el término de cinco días. datos o informaciones obren en poder de los servicios de la Corporación y resulten precisos para el desarrollo de su función. 1. la denegación del acceso a la documentación informativa habrá de hacerse a través de resolución o acuerdo motivado. los servicios administrativos locales estarán obligados a facilitar la información. b) Cuando se trate del acceso de cualquier miembro de la Corporación. No obstante lo dispuesto en el número 1 del artículo anterior.SUPUESTO 13. a la información y documentación correspondiente a los asuntos que hayan de ser tratados por los órganos colegiados de que formen parte. así como a las resoluciones o acuerdos adoptados por cualquier órgano municipal. 138 . Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Conviene señalar que la Ley 11/1999. RBRL. de reforma de la Ley 7/1985. a contar desde la fecha de solicitud. en los siguientes términos: «Todos los miembros de las Corporaciones locales tienen derecho a obtener del Alcalde o Presidente o de la Comisión de Gobierno cuantos antecedentes. datos o informaciones obren en poder de los servicios de la Corporación y resulten precisos para el desarrollo de su función. En ese sentido es preciso estar a lo establecido en los artículos 14 a 16 del ROF/86. sin necesidad de que el miembro de la Corporación acredite estar autorizado. en los siguientes casos: a) Cuando se trate del acceso de los miembros de la Corporación que ostenten delegaciones o responsabilidades de gestión.» «Artículo 15. ha dado una nueva redacción al artículo 77 de ésta. Todos los miembros de las Corporaciones locales tienen derecho a obtener del Alcalde o Presidente o de la Comisión de Gobierno cuantos antecedentes. La solicitud de ejercicio del derecho recogido en el párrafo anterior habrá de ser resuelta motivadamente en los cinco días naturales siguientes a aquel en que se hubiese presentado» (apartado incorporado por Ley 11/1999). 3. que señalan: «Artículo 14. 2.

b) En ningún caso los expedientes. y a efectos del oportuno control administrativo. el interesado deberá firmar un acuse de recibo y tendrá la obligación de devolver el expediente o documentación en un término máximo de 48 horas. bien mediante la entrega de los mismos o de copia al miembro de la Corporación interesado para que pueda examinarlos en el despacho o salas reservadas a los miembros de la Corporación. para su estudio. 139 . 2. o antes. La consulta y examen concreto de los expedientes. singularmente de las que han de servir de antecedente para decisiones que aún se encuentren pendientes de adopción. o de las correspondientes dependencias y oficinas locales. así como para evitar la reproducción de la documentación que pueda serles facilitada. bien en el archivo general o en la dependencia donde se encuentre. 3. tratándose de la Cuenta General de la Corporación. en original o copia. que es sometida a informe de la Comisión de Espacial de Cuentas y aprobada por el Pleno.» «Artículo 16.Derecho de información y límites SUPUESTO 13. Los miembros de la Corporación tienen el deber de guardar reserva en relación con las informaciones que se les faciliten para hacer posible el desarrollo de su función. en el que están integrados todos los concejales. d) El examen de expedientes sometidos a sesión podrá hacerse únicamente en el lugar en que se encuentren de manifiesto a partir de la convocatoria. libros o documentación podrán salir de la Casa consistorial o palacio provincial. En el supuesto de entrega previsto en el apartado a) del número anterior. El libramiento de copias se limitará a los casos citados de acceso libre de los concejales a la información y a los casos en que ello sea expresamente autorizado por el Presidente de la Comisión de Gobierno.» En el presente caso. libros y documentación en general se regirá por las siguientes normas: a) La consulta general de cualquier expediente o antecedentes documentales podrá realizarse. en función de las necesidades del trámite del expediente en cuestión. es preciso entender que ni siquiera es necesaria la autorización del Alcalde y que el acceso es automático. 1. Solución c) Cuando se trate del acceso de los miembros de la Corporación a la información o documentación de la entidad local que sean de libre acceso para los ciudadanos. c) La consulta de los libros de actas y los libros de resoluciones del Presidente deberá efectuarse en el archivo o en la secretaría general.

6) se impugna. 140 . (. necesarios para el desempeño de su función representativa". Lo que muchas veces. se solicita a su vez copia completa del expediente. "por cuanto que se ha impedido a los Concejales del Grupo Municipal del que es portavoz el recurrente el acceso a los datos referidos a las cuentas municipales de dichos ejercicios presupuestarios. en relación con los artículos 6 y 9. La privación de dichos datos habrían impedido al recurrente no sólo formular alegaciones o reparos a las cuentas generales dentro del plazo de información pública sino el conocimiento de todos los documentos que integraban el asunto que se sometería a debate en la sesión plenaria que aprobaría las cuentas generales.2 la misma Norma Fundamental y con la doctrina de las Sentencias del Tribunal Supremo de 15 de septiembre de 1987 y 8 de noviembre de 1988. Singularidad que refleja el artículo 77 de la LRBRL y del que resulta el siguiente régimen: a) El acceso debe hacerse. datos e informaciones que obren en poder de la Corporación. esta premisa se entiende cumplida. En ese sentido. en su apartado 6 f).1 y 2 de la CE. se refiere a la especificidad del acceso a los documentos de las Administraciones Públicas por parte de los miembros de las Corporaciones locales. Lo que ocurre es que junto con la solicitud de acceso a los datos de la Cuenta. b) El acceso comprende materialmente los antecedentes. c) El acceso está condicionado a que la documentación resulte precisa para el desarrollo de la función de los Concejales dentro de la Corporación. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Como premisa figura el que dicha información sea necesaria para el ejercicio de sus funciones como concejal. y teniendo éste el cometido del control político de la acción del gobierno local. Siendo miembro de la oposición e integrante del Pleno.SUPUESTO 13. con infracción del artículo 23.4.. puede generar serios problemas de delimitación de hasta dónde llega el derecho del concejal y dónde comienza el abuso del derecho de que se es titular. en primer lugar. a través del Alcalde o Presidente o de la Comisión.5 y 4. la Sentencia del Tribunal Supremo de 1 de abril de 2003 (RA 4162) señala al respecto que: «La aprobación de las Cuentas Generales de los años 1992. por lo abundante o genérica de la misma. como regla general. del RJA-PAC. con infracción manifiesta del artículo 84 del ROF.. 1993 y 1994 (puntos 4.) El artículo 37 de la Ley 30/1992. 4.

pero se trataba. en segundo término. que prevén. de documentación que no existía 141 . que deba servir al debate y. en la Secretaría de la Corporación". y precisamente. En tales circunstancias resulta difícil admitir que se haya producido una lesión o quiebra del derecho a la información para el cumplimiento de las funciones propias de Concejal. el acceso directo en determinados supuestos en los que los servicios administrativos deben facilitar la información requerida sin que sea necesario que el miembro de la Corporación acredite poseer una autorización: miembros de la Corporación que ostenten delegaciones o responsabilidades de gestión a la información propia de la misma. ha de tenerse en cuenta el cumplimiento de lo dispuesto en los artículos 116 de la LRBRL y 193 de la LHL. la tesis que sustenta el motivo no puede ser acogido. En primer lugar. e información o documentación de la entidad local que sean de libre acceso para los ciudadanos. información y documentación correspondiente a los asuntos que hayan de ser tratados por los órganos colegiados de que forman parte. cuando el recurrente tuvo oportunidad de examinar dicha documentación relativa a las Cuentas Generales. Y ha de tenerse en cuenta que el artículo 46.Derecho de información y límites SUPUESTO 13. Es cierto que el recurrente solicitó que se le facilitara determinada documentación. se cumplió con la exposición pública. para la aprobación de las Cuentas Generales de cada ejercicio. en un plazo de cinco días siguientes a la presentación de la solicitud. de la documentación existente y con la designación de un funcionario de la Tesorería designado para facilitar la consulta. así como las resoluciones o acuerdos adoptados por cualquier órgano municipal. por plazo de 15 días. constituida por miembros de los distintos grupos políticos integrantes de la Corporación celebrada el 2 de agosto de 1995. pues la sentencia de instancia contempla unos presupuestos diferentes de los que resulta el cumplimiento sustancial de las exigencias derivadas de dichas normas. motivadamente. El artículo 15 del ROF establece. en la que destaca la relativa a la de control y fiscalización que realiza el Pleno.2 b) de la LRBRL y el artículo 84 del ROF disponen que "la documentación íntegra de los asuntos incluidos en el orden del día. votación. Ahora bien. no obstante. a la vez. en su caso. Y. Solución d) El acceso debe ser autorizado o denegado. deberá figurar a disposición de los Concejales o Diputados. con la asistencia del recurrente. Sin perjuicio de la aplicabilidad de leyes materiales (como son las relativas a secretos de Estado. desde el mismo día de la convocatoria. foro de debate político y órgano administrativo. secretos sumariales o el derecho a la intimidad) el límite general del derecho de acceso que se analiza está determinado por la vinculación de la documentación a lo que sea necesario para el desarrollo de la función de los Concejales. según informe del Tesorero municipal. el Informe de la Comisión Especial de Cuentas.

antecedentes y justificantes con trascendencia tributaria relacionados con el cumplimiento de sus propias obligaciones tributarias o deducidos de sus relaciones económicas. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN o que no se identificaba suficientemente. Por consiguiente. en los siguientes términos: «Las personas físicas o jurídicas. sin precisar consentimiento de ningún tipo. «Artículo 94. incluso. estarán obligadas a proporcionar a la Administración tributaria toda clase de datos. en los términos en que la sentencia afirma que se produjo la información no es posible apreciar vulneración alguna del derecho fundamental al acceso a la misma que resulta del artículo 23 de la CE o de la legislación ordinaria que resulta aplicable. es preciso tener en cuenta que en materia tributaria rige la excepción. regulador de las Haciendas Locales.» 8.. cualquiera que sea su naturaleza. Ley 58/2003. 1.SUPUESTO 13. en la reunión de la Comisión Informativa de Economía celebrada el 19 de julio se indicó al recurrente "la forma correcta de solicitar la información pudo [para] acceder a la misma. así como las entidades mencionadas en el apartado 4 del artículo 35 de esta ley. públicas o privadas. de las Comunidades Autónomas y de las entidades locales. E. los titulares de los órganos del Estado. En el caso de la solicitud del departamento municipal de Rentas al departamento de Cementerio municipal.). de 5 de marzo. que establece al respecto lo siguiente: 142 . Autoridades sometidas al deber de informar y colaborar. (. Y es que frente a la regla general establecida en el artículo 21 de la Ley Orgánica 15/1999. es preciso llegar a la conclusión contraria. informes. Ley 58/2003. pensado para la esfera tributaria estatal. En el caso de la solicitud del departamento de policía local.. en virtud de la remisión que realiza el artículo 12 del Real Decreto Legislativo 1/2004. que blinda los datos de carácter tributario.» El ámbito de dicha Ley 58/2003. artículo 95 de la LGT. la propia sentencia recurrida destaca que. profesionales o financieras con otras personas». es totalmente extensible a la esfera tributaria local. sin que lo hiciera. Y ello por previsión expresa de la legislación tributaria. en su artículo 93. 9. tal y como establece ahora la nueva LGT. examinando la contabilidad de caja de la Tesorería". Las autoridades. así como por previsión de la Ley Orgánica 15/1999. que vincula los datos a los fines para los que se recabó. es preciso llegar a la conclusión de que es de obligada aportación.

sin que puedan ser cedidos o comunicados a terceros. Solución «1..Derecho de información y límites SUPUESTO 13.» No estando contemplado el presente caso entre ninguna de las excepciones citadas en dicho artículo. es preciso predicar entre los distintos órganos y departamentos de la misma Administración.. 143 .». Previsión que coincide con la limitación genérica que aparece en el artículo 21 de la Ley Orgánica 15/1999... Extremo que si bien está previsto para la transmisión de datos entre Administraciones. salvo que la cesión tenga por objeto. cuando señala que: «Los datos de carácter personal recogidos o elaborados por las Administraciones Públicas para el desempeño de sus atribuciones no serán comunicados a otras Administraciones Públicas para el ejercicio de competencias diferentes o de competencias que versen sobre materias distintas. informes o antecedentes obtenidos por la Administración tributaria en el desempeño de sus funciones tienen carácter reservado y sólo podrán ser utilizados para la efectiva aplicación de los tributos o recursos cuya gestión tenga encomendada y para la imposición de las sanciones que procedan. Los datos.

.

como consecuencia de los daños físicos producidos en actos festivos taurinos de las fiestas patronales municipales organizadas por el Ayuntamiento. por don «X» se presenta reclamación previa a la vía civil. Se solicita informe sobre las actuaciones procedentes por parte del Ayuntamiento para reaccionar ante esta cuestión. En fecha 12 de abril de 2006 se remite escrito por el Ayuntamiento a don «X». 145 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Conflicto de competencias entre el Poder Judicial y la Administración.000 euros. indicándole que la instancia presentada no reúne los requisitos del artículo 6 del Real Decreto 429/1993. Cauces de reacción SUPUESTO 14 Enunciado SUPUESTO DE HECHO En fecha 7 de abril de 2006. del Reglamento regulador del Procedimiento de Responsabilidad Patrimonial. En fecha 15 de julio de 2006 se remite emplazamiento al Ayuntamiento por el Juzgado de Primera Instancia en el que se le indica que se ha admitido a trámite la reclamación patrimonial extracontractual de don «X» por los hechos antes indicados. apercibiéndole para que subsane la solicitud de reclamación en los términos del artículo 71 de la Ley 30/1992. La cuantía de la reclamación asciende a la cantidad de 30. del RJA-PAC. exigiendo responsabilidad patrimonial del Ayuntamiento «Y». No se recibe contestación de ningún tipo por parte del reclamante. e indicándole que la reclamación previa a la vía civil se va a considerar como una reclamación de responsabilidad patrimonial en los términos del citado Real Decreto. Los hechos se produjeron en fecha 19 de marzo de 2006.

pretendía dejar claro. entendiendo desestimada su reclamación. extremo que se producirá cuando la Administración actúe sometida al Derecho Privado. Dicho trámite procedimental. extremo que ya la Ley 30/1992. ante la Administración.Conflicto de competencias entre el Poder Judicial y la Administración. en la redacción original del artículo 143. El particular.4 de la LOPJ. no al Derecho Administrativo. La nueva regulación procesal de la reclamación previa a la vía judicial civil está contemplada en la Ley 1/2000. en su nueva redacción de 1998. ha llegado a la conclusión de que ha transcurrido el plazo de tres meses al que se refiere el citado artículo. ante la ignorancia reiterada de dicho artículo por parte de los órganos judiciales civiles. y que las posteriores reformas procesales. sino que ésta es la jurisdicción contencioso-administrativa. y tiene lugar en todos aquellos casos en los cuales un sujeto de derecho pretende litigar en sede judicial civil contra la Administración. ha procedido a plantear la oportuna demanda civil. y artículos 143 y 144 de la Ley 30/1992. Cauces de reacción SUPUESTO 14 Solución INFORME JURÍDICO Es preciso tener en cuenta una serie de consideraciones: 1. de la JCA. del RJA-PAC. Frente a ello cabe señalar que la jurisdicción civil no es competente para conocer de la responsabilidad patrimonial de la Administración Pública. modificada por la Ley 4/1999. de Enjuiciamiento Civil. del RJA-PAC. junto con las previsiones de los artículos 120 y siguientes de la Ley 30/1992. 2. se han visto obligadas a reiterar: artículo 2 e) de la Ley 29/1998. del RJA-PAC. previo al proceso judicial civil propiamente dicho y presupuesto inexcusable del mismo.2 de la Ley 30/1992. artículo 9. de 8 de enero. y. 146 . acudiendo a la lectura del artículo 124. es el que ha sustanciado el particular en este caso concreto.

El dato decisivo en el presente supuesto es que. Es decir. un auténtico procedimiento administrativo que finaliza en un acto administrativo. si la civil o si la contencioso-administrativa. pone fin a la vía administrativa». el artículo 13. señalan un plazo de resolución expresa de seis meses. pero no antes. se está ante el ejercicio de una competencia administrativa. con toda la trascendencia del dato. por parte de un órgano judicial civil. Competencia administrativa y procedimiento administrativo pendiente. pública o privada. un carácter desestimatorio. si ha habido un invasión del campo competencial delimitado entre Administración y Poder judicial. extremo que se plantearía después de que la Administración se pronunciase sobre el tema. No es ésa la cuestión. es preciso tener en cuenta el artículo 142. Solución Se está por tanto ante una jurisdicción incompetente para conocer de la materia. sin haber finalizado el plazo que le atribuye el ordenamiento jurídico para resolver expresamente. ante una reacción judicial del interesado. La resolución administrativa de los procedimientos de responsabilidad patrimonial. 147 .Conflicto de competencias entre el Poder Judicial y la Administración. cualquiera que fuese el tipo de relación. en los casos de responsabilidad patrimonial ante la Administración. a partir de ese momento. Conviene tener en cuenta que la cuestión planteada no es un conflicto sobre cuál es la jurisdicción competente. de control judicial. Cauces de reacción SUPUESTO 14. Aquí lo que se plantea es si la entidad competente es la Administración o bien el órgano judicial civil. atribuyéndole. para pronunciarse sobre la cuestión planteada. 3. legalmente atribuida.3 del Real Decreto 429/1993. de que derive. 4. Las reglas procedimentales aplicables y.6 de la Ley 30/1992. Sin embargo. Se aprecia por tanto cómo la Administración se ha visto invadida en su campo de decisión administrativa. del RJA-PAC: «6. En ese sentido. éste no es el aspecto decisivo sino el que se pasa a exponer a continuación. en su defecto. en concreto. estimatorio o desestimatorio y susceptible.

o a los órganos de la Administración Pública en los ramos que representan. expresando los preceptos legales a que se refiere el artículo 9. 12. Sólo los titulares de los órganos a que se refiere el artículo 3 podrán plantear conflictos de jurisdicción a los Juzgados y Tribunales y.1. dirigirá oficio de inhibición al Juez o Tribunal. por la mayoría absoluta de los miembros del Pleno de la Corporación. 3. previo informe del Secretario. que esté conociendo de las actuaciones. dará. Si el órgano que planteare el conflicto fuere uno de los comprendidos en el número 3. Cuando un órgano administrativo de los habilitados especialmente para ello por esta Ley entienda. tomar la iniciativa para plantear el conflicto de jurisdicción. lo harán para reclamar el conocimiento de los asuntos que. Podrán plantear conflictos en la Administración Local: a) Los Presidentes de las Diputaciones Provinciales u órganos de la Administración Local de ámbito provincial. del Poder Judicial. de acuerdo con la legislación vigente. 5. en los siguientes términos: Los conflictos de jurisdicción entre los Juzgados o Tribunales y la Administración serán resueltos por el órgano colegiado a que se refiere el artículo 38 de la Ley Orgánica 6/1985.1. que recibirá el nombre de Tribunal de Conflictos de Jurisdicción. de oficio o a instancia de parte.2 y 17. si los hubiere. c) Los Alcaldes Presidentes de los Ayuntamientos. audiencia a los interesados en el expediente. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN 5. 148 . b) Los Presidentes de los Cabildos y Consejos Insulares.SUPUESTO 14. les corresponda entender a ellos mismos. en todo caso. 11. cumpliendo los requisitos establecidos por las normas sobre procedimiento administrativo y. que debe plantear a un Juzgado o Tribunal un conflicto de jurisdicción. el acuerdo de suscitarlo deberá ser adoptado. 12. únicamente. de Conflicto de Jurisdicciones. quien deberá emitirlo en un plazo no superior a 10 días. en primer lugar. del artículo 3. en su caso. a las autoridades que de ellos dependan. de la que hay que tener en cuenta los artículos 1. 10. las previsiones de la presente ley.3 c). de 1 de julio. El cauce de resolución de este tipo de conflictos entre Administración y Justicia está articulado en la Ley Orgánica 2/1987. Si el órgano administrativo acuerda.

en su caso. en todo caso.2 de la Constitución no se suspenderá el procedimiento. hasta el momento de dictar sentencia. en ningún caso. El Tribunal de Conflictos otorgará preferencia a la tramitación de los conflictos en que concurran estas circunstancias. suspenderá el procedimiento en lo que se refiere al asunto cuestionado. en su caso. al órgano que tomó la iniciativa. sin perjuicio de lo previsto en el párrafo 5 del artículo 10. oficiará inmediatamente al órgano administrativo o Tribunal requirente. tan pronto como reciba el oficio de inhibición. adoptando. y que envía en el mismo día las actuaciones al Presidente del Tribunal de Conflictos. en el plazo de cinco días. susceptibles de recurso. en su caso. Cauces de reacción SUPUESTO 14. se hubieren adoptado en cumplimiento de lo dispuesto en el párrafo primero de este artículo. manteniendo o declinando su jurisdicción. el Juez o Tribunal dará vista a las partes y al Ministerio Fiscal por plazo común de 10 días para que se pronuncien y dictará auto. Si el Juez o Tribunal declinara su competencia podrán las partes personadas y el Ministerio Fiscal interponer recurso de apelación ante el órgano jurisdiccional superior. sino. Al remitirse las actuaciones al Tribunal de Conflictos se expresarán las medidas que. con carácter provisional. anunciándole que queda así formalmente planteado el conflicto de jurisdicción. testimonio de lo necesario para realizar las actuaciones provisionales que hayan de adoptarse o mantenerse para evitar que se eluda la acción de la justicia. que se cause grave perjuicio al interés público o que se originen daños graves e irreparables. 149 . Ello no obstante. aquellas medidas imprescindibles para evitar que se eluda la acción de la justicia. remitiéndole las actuaciones y extendiendo la oportuna diligencia. Cuando el requerimiento se dirija a un órgano jurisdiccional del orden penal o que esté conociendo de un asunto tramitado por el procedimiento preferente para la tutela de los derechos y libertades fundamentales previsto en el artículo 53. hasta la resolución del conflicto. Cuando el requerido muestre su conformidad con el oficio de inhibición lo hará saber. requiriéndole a que él haga lo propio en el mismo día de recepción. Si el requerido decide mantener su jurisdicción. Los autos que dicte el Tribunal Supremo no serán. que se cause grave perjuicio al interés público o que se originen daños graves e irreparables. Solución Recibido el requerimiento. a cuya resolución se dará preferencia y sin que contra ella quepa ulterior recurso. El órgano administrativo o jurisdiccional. requirente y requerido conservarán.Conflicto de competencias entre el Poder Judicial y la Administración. en el plazo de cinco días.

no pudiendo extenderse a cuestiones ajenas al conflicto jurisdiccional planteado. Para la adopción del acuerdo se exige que con carácter previo se otorgue trámite de audiencia al interesado así como informe preceptivo del señor Secretario de la Corporación. en cuyo caso ordenará la reposición de las actuaciones al momento en que se produjo el defecto procedimental. por mayoría absoluta. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN La sentencia declarará a quién corresponde la jurisdicción controvertida. se entiende que lo procedente en este caso es formular propuesta al Pleno de la Corporación para que acuerde. A la vista de lo expuesto. El Tribunal podrá también declarar que el conflicto fue planteado incorrectamente. 150 . la dirección por parte del señor Alcalde de oficio de inhibición al Juzgado de Primera Instancia.SUPUESTO 14.

por lesiones físicas.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Responsabilidad patrimonial administrativa concurrente con la de sujetos de Derecho Privado SUPUESTO 15 Enunciado SUPUESTO DE HECHO El señor «X» dirige en fecha 4 de julio de 2006 reclamación por responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento «Y». todo ello consecuencia del mal estado de la vía pública. El informe/atestado de la policía local confirma que efectivamente en el accidente se apreciaban restos de cera en la calzada. consistente en que las velas llevasen un protector que impidiese el vertido de la cera derretida. así como por daños sufridos en su vehículo. El Ayuntamiento goza de póliza de seguro de responsabilidad civil extracontractual por daños a terceros. Emitir informe al respecto de las actuaciones procedimentales oportunas para dar respuesta a dicha reclamación. El reclamante alega que en fecha 30 de marzo de 2006 la calzada por la que transitaba con su vehículo tenía restos de cera de las velas que los miembros de las Cofradías de Semana Santa usan en sus procesiones. 151 . Se constata que la cofradía incumplió un condicionante impuesto por el Ayuntamiento al autorizar la procesión. Los hechos se produjeron inmediatamente después de que pasase la procesión. El reclamante se dirige al Ayuntamiento como responsable patrimonial solidario. suscrita con la compañía de seguros «Z».000 euros. La cuantía de la reclamación es de 18. considerando por ello corresponsables al Ayuntamiento y a dichas Cofradías.

tanto el Ayuntamiento «X». el Ayuntamiento. establece parecidos términos. se emite el siguiente informe: 1. salvo en los casos de fuerza mayor. de los procedimientos en materia de responsabilidad patrimonial. tendrán derecho a ser indemnizados por toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos. 2. siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos.000 euros. del RJA-PAC. al indicar que: «1. 152 . El artículo 139 de la Ley 30/1992. La reclamación patrimonial va dirigida a uno de los corresponsables solidarios. como la cofradía de Semana Santa.» El procedimiento para la determinación de la responsabilidad patrimonial de Administración está recogido en los artículos 142 y 143 de la Ley 30/1992. del RJA-PAC. y valorados en 18. como consecuencia de los actos festivos de la procesión. Por parte del reclamante se considera que son corresponsables de los daños físicos sufridos por él. El artículo 106 de la CE establece que los particulares. salvo en los casos de fuerza mayor. así como en el Real Decreto 429/1993. que realizó el vertido de la cera sobre la calzada. siempre que la lesión sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal de los servicios públicos. Los particulares tendrán derecho a ser indemnizados por las Administraciones Públicas correspondientes de toda lesión que sufran en cualquiera de sus bienes y derechos. de 26 de marzo.Responsabilidad patrimonial administrativa concurrente con la de sujetos de Derecho Privado SUPUESTO 15 Solución INFORME JURÍDICO En relación con el asunto de referencia. en los términos establecidos por la ley. titular de la vía pública.

Solución En ese sentido es preciso formular un primer reparo y es el dato referente al carácter de la responsabilidad. que fija de forma expresa que en ese caso el carácter de la responsabilidad será de tipo solidario. es preciso estar a los términos del artículo 1. que se exige por el reclamante en términos de solidaridad.Responsabilidad patrimonial administrativa concurrente con la de sujetos de Derecho Privado SUPUESTO 15. en su nueva redacción dada por la Ley Orgánica 6/1998. La solidaridad determina que el acreedor puede exigir a cualquiera de los obligados el importe íntegro de la obligación. con los matices establecidos en el artículo 140. dirigiéndose con posterioridad al resto de corresponsables (en este caso la cofradía) para exigirles la parte correspondiente. 3. debería abonar la totalidad del importe de los daños estimados al reclamante. se observa que no existe ningún precepto que de forma expresa establezca el carácter solidario de la responsabilidad concurrente entre una Administración y un sujeto de Derecho Privado. Es el extremo contemplado en el artículo 140 de la Ley 30/1992. que determina una regla de previsión expresa para que la obligación sea exigible en términos de solidaridad.137 del Código Civil. Analizada la legislación vigente antes citada. para conocer de todas las pretensiones que se deduzcan en relación con la responsabilidad 153 . En ese sentido. Dicha previsión sí existe en el caso en que quienes concurren en la producción del daño sean dos Administraciones Públicas. En ese sentido. se plantea si el hecho de que en el presente supuesto concurran como corresponsables una Administración y un sujeto de Derecho Privado. del RJA-PAC. destinatario de la reclamación. Sin perjuicio de lo anterior. Es revelador en este sentido lo dispuesto en el artículo 9. tanto en los aspectos de fondo como en los procedimentales. la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha reconocido sin mayores dudas el carácter de solidaria de la responsabilidad concurrente entre una Administración y un particular. y no el civil. se puede citar la Sentencia del Tribunal Supremo de 11 de abril de 2000.4 de la Ley Orgánica 6/1985. No obstante. supone un cambio en el régimen jurídico aplicable. debiendo el requerido satisfacerlo y siendo el extremo de la repetición de unos obligados respecto de otros un extremo ajeno al acreedor. En este caso determinaría que el Ayuntamiento. del Poder Judicial.2 de la misma. RA 1823. que establece la competencia del orden jurisdiccional contencioso-administrativo.

durante la ejecución del contrato administrativo. 154 . que la reforma antes citada pretende ratificar de forma definitiva. Sin embargo. aunque concurran en la producción del daño sujetos de Derecho Privado. del RJA-PAC (referente a responsabilidad administrativa derivada de relaciones de Derecho Privado). Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN patrimonial de la Administración. señalando expresamente dicho artículo que si a la producción del daño hubiesen concurrido sujetos privados. como fase previa a la posterior unidad de fuero ante la jurisdicción contencioso-administrativa. ¿podría declarar la Administración ejecutivamente el grado de responsabilidad que en los hechos tiene el particular cocausante de los mismos? En principio habría que señalar que no existe una habilitación idéntica a la establecida expresamente en el artículo 97. y que tiende a declarar responsable patrimonial en todo caso a la Administración contratante. su grado de responsabilidad propia y la de terceros. ante daños provocados a terceros. Pero con independencia de esa práctica judicial dicho artículo es una habilitación legal expresa que obliga al contratista a abonar al reclamante la cantidad que ejecutivamente. se inclinan claramente por un tratamiento administrativo de la responsabilidad patrimonial de las Administraciones en todo caso. Ello aboga a favor de un tratamiento administrativo previo de la responsabilidad patrimonial administrativa. Ello no puede determinar como conclusión que el tercero corresponsable (en este caso la Cofradía) pueda sentirse obligado por el pronunciamiento que haga la Administración. dado que la Administración ha de apreciar su propia responsabilidad patrimonial. se encuentra vacío de contenido ante la práctica judicial existente. de CAP. le fije la Administración.SUPUESTO 15. Con estas consideraciones habría que plantearse cuál es el tratamiento que habría que dar al particular que figura como corresponsable con la Administración. es inevitable que haga un juicio de hasta qué punto pueden concurrir la acción u omisión de terceros. En concreto. tras el oportuno procedimiento administrativo. así como el artículo 144 de la Ley 30/1992. Artículo que. El citado artículo. y en consecuencia.3 del Real Decreto Legislativo 2/2000. el demandante deducirá también frente a ellos su pretensión ante este orden jurisdiccional. para pronunciarse sobre la responsabilidad patrimonial del contratista (sujeto de Derecho Privado) o de ella misma. por otra parte. con carácter general y al margen de dicho artículo.

La reforma de la LOPJ y de la JCA debería ir acompañada de su traducción en el procedimiento administrativo previo. en la vía judicial revisora instada por un reclamante que no esté conforme con la cantidad resarcitoria estimada. de los hechos (producción del accidente). de abonar el total de la cantidad que estimase merecedora de resarcimiento. acreditación médica de las lesiones. del RJAPAC.2 de la Ley 30/1992. y que obligue al hipotético corresponsable a asumir la cantidad o porcentaje que determine la Administración en su oportuno procedimiento administrativo. 4. La concurrencia de terceros en la relación de causalidad de los hechos que han provocado el daño es admitida por la jurisprudencia como causa de exoneración (si rompe la relación de causalidad) o de atenuación (si concurre en dicha relación). etc. definida a su vez aquella cantidad o porcentaje en la que es responsable la propia Administración.Responsabilidad patrimonial administrativa concurrente con la de sujetos de Derecho Privado SUPUESTO 15. Conviene precisar que la carga de la prueba corresponde a quien reclama. y del tiempo de curación). No obstante. 155 . extremo que no se ha producido y que provoca los desfases indicados. el particular deberá presentar prueba de la efectividad del daño (valoración motivada de su alcance. y 6 del Real Decreto 429/1993. A partir de ahí. al haberla abonado al reclamante. no puede predicarse que la decisión que adopte la Administración tenga un carácter ejecutivo u obligatorio. por parte de la Administración. por vía de repetición. por falta de habilitación legal. Solución Es decir. En ese sentido. ante el juez de lo contencioso-administrativo. el resto debería exigirla al corresponsable. Las premisas para determinar la existencia de responsabilidad patrimonial de la Administración son las establecidas en los artículos 139. El carácter solidario de la responsabilidad determinaría la obligación. El cauce de exigencia al corresponsable por parte de la Administración no puede ser un cauce administrativo. se da la incoherencia de que después. motivación de la relación de causalidad entre los hechos y el funcionamiento de los servicios públicos. sí que va existir un pronunciamiento judicial vinculante para ambos corresponsables.

2 de la Ley 7/1985. cabe preguntarse. que tiene la obligación de mantener en condiciones idóneas para su uso por el libre tráfico rodado y peatonal. la Sala de instancia se acoge a la orientación seguida por la jurisprudencia. menoscaba o pone en duda la competencia municipal en esta materia. prevención y extinción de incendios [apartado c)]. el cual establece las competencias del municipio en materia de seguridad en locales públicos [apartado a)]. sino otros bienes constitucionales de la mayor importancia. La sentencia impugnada afirma expresamente dicha competencia municipal. El artículo 25 de la Ley 7/1985. la naturaleza objetiva de la responsabilidad de las Administraciones Públicas. Desde una perspectiva genérica. La respuesta forzosamente ha de ser negativa. incardinadas en la organización municipal.SUPUESTO 15. en Sentencia de 29 de octubre de 2001 (RA 9542) ha señalado los siguientes títulos de imputación a cuerpo de los Ayuntamientos cuando las lesiones se han producido en el contexto de actos festivos: «Tercero. en primer término. en cuanto va más allá de la mera regulación de las fiestas falleras. el Tribunal Supremo. ordenación del tráfico de vehículos y personas [apartado b)] y protección civil. la "Protección civil. si la sentencia recurrida omite. que constituye un principio cardinal en el régimen administrativo tal como lo regula la Constitución. como son las fiestas populares en las que concurren especiales elementos de riesgo. Con ello. a responder patrimonialmente cuando las medidas adoptadas se han revelado ineficaces (Sentencias de 13 de septiembre de 1991. de prevención y extinción de incendios". 156 . de conformidad con el artículo 25. aun cuando la gestión de las mismas se realice por comisiones o incluso por entidades con personalidad jurídica independiente. RBRL. incluye entre las materias en que el municipio ejercerá en todo caso competencias. En este sentido. por ende. pues declara que la faceta relativa a la ubicación temporal en la vía pública de una construcción que puede afectar a la circulación y a la seguridad de los inmuebles y sus ocupantes. de 2 de abril. la vida y la integridad física de las personas. afectando a los ciudadanos. debe ser exigido con especial rigor cuando se proyecta sobre actividades que son susceptibles de poner en riesgo no sólo la propiedad. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Aquí el título de imputación a la Administración es la titularidad de un bien de dominio público de utilidad pública como son las vías públicas. la cual viene declarando que se integra en el ámbito del funcionamiento de los servicios públicos el supuesto de fiestas populares organizadas por los Ayuntamientos o patrocinadas por éstos. Los Ayuntamientos están obligados entonces a extremar su responsabilidad para prevenir acontecimientos luctuosos y. corresponde regularla a la Corporación Local. en los términos de la legislación del Estado y de las Comunidades Autónomas. Según esta jurisprudencia. rechaza.

4 de mayo de 1998. es determinante del accidente. 23 de febrero de 1995. un deber público de vigilancia de las buenas condiciones de viabilidad de sus calzadas y una acción de un tercero. También es evidente que el Ayuntamiento. más atenuada será la responsabilidad de la cofradía en cuanto que más fácil sería la acción de vigilancia y limpieza de sus calzadas por el Ayuntamiento. 3489/1994. y que habrá mantenido cerrado al tráfico la calle para la celebración de la misma.» Concurre la circunstancia de la conducta realizada por terceros. de vertido sobre esa calzada. y 17 de noviembre de 1998. por lo tanto. desestimándola. entre otras). todo hace pensar en una responsabilidad compartida. concurrente. No se podría achacar responsabilidad a la cofradía transcurrido un plazo relativamente amplio de tiempo porque ya entonces sería totalmente imputable a la negligencia del Ayuntamiento. en la posterior revisión judicial. Hay que ponderar también la circunstancia de que se haya incumplido la orden de tratamiento de las velas pero que el Ayuntamiento también tiene la obligación de hacer que se cumpla. 25 de octubre de 1996. que habrá autorizado la procesión. 157 . recurso de casación núm. la cofradía. En caso de una estimación total o parcial. dado el escaso período de tiempo que ha transcurrido desde que se ha celebrado. Solución 11 de mayo de 1992. 15 de diciembre de 1997. 19 de junio de 1998. 1711/1994. es responsable en cuanto que procede a la reapertura posterior de la misma al tráfico. recurso de casación núm. En el presente caso. Es evidente que cuanto más tiempo transcurra desde la acción de vertido. deberá apreciar en qué medida la cofradía ha concurrido en la misma y qué porcentaje de asunción de responsabilidad le corresponde. en vía administrativa. Extremos que en cada caso concreto deben ser ponderados por el instructor.000 euros. y por el juez. El Ayuntamiento valorará en qué medida se debe resarcir por los daños provocados. que según el informe policial. estimando en todo o en parte la reclamación de los 18. 25 de mayo de 1995. en su caso. o bien.Responsabilidad patrimonial administrativa concurrente con la de sujetos de Derecho Privado SUPUESTO 15. 18 de diciembre de 1995. Hay.

SUPUESTO 15.1 s) de la Ley 7/1985. incluso después de la reforma procesal. confirmando la competencia exclusiva de este orden cuando concurra una compañía aseguradora. • Dar a la Cofradía de Semana Santa la condición de parte interesada en el expediente. el cauce de resolución será el contencioso-administrativo (art. En el expediente administrativo deberá considerarse como parte interesada a la Cofradía en los términos del artículo 31 de la Ley 30/1992. 158 . y tendrá que iniciar un cauce civil para exigir el tanto de culpa ante la cofradía corresponsable. del RJA-PAC. de la JCA. Extremo a los que ha pretendido poner remedio la reforma del año 2003 de la Ley 29/1998. por la cláusula residual del artículo 21.4 de la LOPJ antes indicado). • El pronunciamiento definitivo del expediente se referirá a la estimación total o parcial de la reclamación. Su concurrencia ha creado problemas de determinación de fuero judicial competente. o bien a la desestimación de la misma. El plazo de resolución expresa es de seis meses y su ausencia determinaría la producción de silencio negativo. Es preciso aclarar que el papel de las compañías de seguros no es un papel codecisor.000 euros o menos. En los mismos términos habría que darle dicho papel a la Compañía de Seguros. sobre todo por el papel atribuido a la acción recogida en el artículo 75 de la Ley del Seguro Privado. RBRL. 18. y dando a la misma expresamente la condición de codemanda de la Administración. A la vista de lo expuesto se propone: • Inicio de expediente de responsabilidad patrimonial en los términos del artículo 6 y siguientes del Real Decreto 429/1993. 9. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN El Ayuntamiento pagará el importe íntegro de la cantidad que estime. Si el particular reclamante discrepase de la cantidad estimada. El órgano competente para resolver la reclamación es el Alcalde. El pronunciamiento judicial de dicho orden vincularía a ambas partes. También es preciso considerar como parte interesada a la compañía aseguradora del Ayuntamiento. sino que se limita a pagar aquellas cantidades que sean reconocidas bien en sede administrativa o bien en sede judicial.

a efectos de repetir contra la misma dicho importe. por el cauce civil correspondiente. Solución • Se abonará íntegramente la cantidad en que se estime que procede la indemnización. de la JCA y 9.4 de la LOPJ]. • Se determinará además el grado de concurrencia de la Cofradía. judicial o extrajudicial. 159 .Responsabilidad patrimonial administrativa concurrente con la de sujetos de Derecho Privado SUPUESTO 15. 2 e) de la Ley 29/1998. • El acto definitivo será en todo caso recurrible ante el orden jurisdiccional contencioso-administrativo [arts.

.

de ocho años. El señor Alcalde pretende rechazar dicha reclamación dado que entiende que el servicio público educativo que se presta en el mismo es de titularidad de la Consejería de Educación.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN La titularidad de la competencia administrativa como título de imputación de la responsabilidad patrimonial SUPUESTO 16 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «A» dirige reclamación de responsabilidad patrimonial contra el Ayuntamiento «X» por los daños físicos sufridos por su hijo. en un centro escolar al caérsele encima la puerta de un aula que se encontraba en mal estado. y el centro escolar es de titularidad de la misma. 161 . Informe al respecto. Considera en consecuencia que el daño producido no es de responsabilidad municipal.

y entre ellas figura la de que la lesión producida sea consecuencia del funcionamiento normal o anormal del servicio público. en este caso indebido. Por lo tanto. del RJA-PAC. el dato que es relevante a tal efecto es el de determinar qué Administración es la titular de la competencia. de conformidad con las previsiones de los artículos 2. como el ejercicio de las competencias que tienen encomendadas las Administraciones Públicas. No obstante. ha producido el daño.La titularidad de la competencia administrativa como título de imputación de la responsabilidad patrimonial SUPUESTO 16 Solución INFORME JURÍDICO El instituto de la responsabilidad patrimonial tiene una serie de premisas definidas legalmente y que son necesarias para que se produzca la misma. Éste debe ser entendido en un sentido amplio. la ejecución de cualquier obra de titularidad de la misma. sino que por servicio público se entiende el ejercicio de cualquier actividad pública o privada de la Administración. En materia de responsabilidad patrimonial de las Administraciones no se atiende a un concepto estricto de servicio público. 7 y 25 de la LRBRL. En ese sentido. es preciso tener en cuenta las competencias que la legislación sectorial existente en materia educativa atribuye a los municipios. únicamente como actividad prestacional de la Administración. así como los daños provocados por todos aquellos bienes de los que sean titulares las Administraciones. cuyo ejercicio. los distintos Estatutos de Autonomía han atribuido la competencia para la prestación del servicio público de Educación a las Comunidades Autónomas. 162 . Dichas premisas se encuentran recogidas en el artículo 139 de la Ley 30/1992.

30 de la CE señala la competencia exclusiva del Estado para: «30. expedición y homologación de títulos académicos y profesionales y normas básicas para el desarrollo del artículo 27 de la Constitución. la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 12 de febrero de 1996 (RA 1074).» Como consecuencia de ello. Extremo que en el presente caso conlleva que sea el Ayuntamiento el que deba asumir la responsabilidad derivada del incorrecto funcionamiento de sus competencias. como ya se ha señalado. de 3 de octubre. es preciso determinar quién es el legislador sectorial en materia educativa. Acudiendo a la legislación sectorial del Estado y. Regulación de las condiciones de obtención. la misma atribuye como competencia de los municipios. entre otras.. Ello determina que sea obligación municipal el adecuado mantenimiento de las instalaciones escolares.C.. es competencia municipal el mantenimiento y conservación de los centros escolares. En ese sentido se ha pronunciado. no incide sobre la obligación que tienen de indemnizar los municipios en aquellos casos. en concreto. el Estado ha dictado una serie de leyes reguladoras del derecho de educación y de enseñanza. Es decir. Así viene a reconocerlo el propio recurrente cuando admite que "las Entidades Locales responderán directamente de los daños y perjuicios causados a 163 .1.ª de la LOGSE. en que como en el presente. Ley Orgánica 1/1990. Solución En ese sentido. primaria o especial. se haya producido en los mismos y en sus instalaciones deficiencias tan graves que sean la causa de accidentes como el que sufrió el niño Santos M. entre otras: «la de mantenimiento.». a la disposición adicional 17. por su falta de vigilancia y reparación de los mencionados edificios públicos municipales. El artículo 149. donde la Junta de Andalucía imparte enseñanza obligatoria. a fin de garantizar el cumplimiento de las obligaciones de los poderes públicos en esta materia. conservación y vigilancia de los edificios destinados a centros de educación infantil.La titularidad de la competencia administrativa como título de imputación de la responsabilidad patrimonial SUPUESTO 16. que señala entre otros extremos: «La duda que manifiesta el recurrente sobre si el concepto de servicio público llevaría a entender comprendida dentro de su alcance la obligación que tienen los Ayuntamientos del mantenimiento de los edificios. la titularidad del servicio público sea de carácter autonómico. sin perjuicio de que.

del RJA-PAC. establece como requisito. que adolecía de numerosas deficiencias. como acertadamente indica el Letrado de la Junta de Andalucía y el daño producido. 164 . no atendieron a los deberes de reparación y vigilancia del edificio público escolar. La relación de causalidad entre el servicio público y el daño que el artículo 139 de la Ley 30/1992. pues aunque es titular del servicio educativo. funcionarios o agentes. hace que la conexión se realice con la competencia y cometido expresamente atribuido. éste se ha de asentar en instalaciones cuya conservación. dada por probada en la sentencia. En conclusión. de conformidad con la cláusula residual del artículo 21 de la Ley 7/1985. • Los efectos de falta de resolución expresa en plazo son desestimatorios. reveladoras de la poca atención que la Corporación Municipal de Andújar prestaba a la hora de arbitrar los medios necesarios para solventarlas y corregirlas. que necesariamente se debería tramitar y que debería seguir las reglas procedimentales del Real Decreto 429/1993. razones en atención a las cuales no puede prosperar tampoco el motivo segundo. es una responsabilidad objetiva y amplia en cuanto no sólo se deriva del funcionamiento de los servicios públicos sino también de la actuación de las autoridades municipales que. La responsabilidad que se establece.SUPUESTO 16. La legislación sectorial atribuye como competencia municipal el mantenimiento adecuado de las instalaciones y es la incorrecta prestación del mismo la que ha provocado el daño indemnizable. en los preceptos invocados en este motivo. en este caso. reparación y vigilancia correspondía al Ayuntamiento de Andújar». Todo ello sin perjuicio de lo que resulte de la instrucción del expediente. RBRL. al Ayuntamiento por la citada legislación sectorial. • El órgano competente para su resolución es el Alcalde. Sin que por otra parte exista una relación de causalidad eficiente entre la actualización de la Junta de Andalucía y la producción del daño. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN los particulares en sus bienes y derechos como consecuencia del funcionamiento de los servicios públicos o de la actuación de sus autoridades. de 26 de marzo: • El plazo de resolución expresa del mismo es de seis meses. en el caso concreto que se examina. según taxativamente declaró la sentencia recurrida. no se puede alegar que la titularidad dominical del inmueble o del servicio público que se presta en dicho centro sea de la Comunidad Autónoma. Existió pues una relación de causalidad entre la negligente actuación del Ayuntamiento. en los términos establecidos en la legislación general sobre responsabilidad administrativa".

al no otorgársele trámite de audiencia. entre otros extremos. constatada la omisión del trámite? 165 . ¿Cuáles serían los efectos sobre la validez de dicha denegación.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 17 Vicios de forma. indicando. que el procedimiento administrativo que se ha tramitado está viciado. por el mismo se interpone recurso de reposición. Carácter invalidante Enunciado SUPUESTO DE HECHO Habiéndose denegado por el Ayuntamiento «X» una licencia de obras solicitada por don «Y».

. En principio. por infracción del artículo 47. que señala que: «la ley regulará: (.SUPUESTO 17 Vicios de forma. garantizando. a dicha omisión procedimental no hay que atribuirle una entidad de vicio o de grado de invalidez equiparable a la nulidad de pleno derecho. no se está ante una omisión total y absoluta del procedimiento legalmente establecido. del RJA-PAC.» Extremo sobre el que incide el artículo 84 de la Ley 30/1992. en principio. de participación en el mismo. al ser uno de los elementos esenciales de integración de los administrados en el procedimiento administrativo. Sin embargo.1 c) de la LPA. la audiencia del interesado). ya que pese a ser de carácter significativo.. 105 de la CE.) c) El procedimiento a través del cual deben producirse los actos administrativos. puesto que el recurrente sostiene que la falta de audiencia hace incurrir al acuerdo impugnado en la causa de nulidad del pleno derecho recogida en ese precepto. Carácter invalidante Solución INFORME JURÍDICO En el presente caso se ha producido un vicio de forma. cuando proceda. De ahí que dicho trámite haya alcanzado rango constitucional (art. importante. el Tribunal Supremo (STS de 13 de febrero de 1995 –RA 1012–) ha citado la siguiente argumentación: «A la valoración de esas consecuencias se encamina el tercer motivo de casación invocado. aunque se haya prescindido de un trámite tan importante como el de la audiencia previa del interesado. procedimental. Dicho vicio. no puede decirse que se haya prescindido total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido para dictar aquel acto». este motivo de casación no puede prosperar porque el requerimiento de pago efectuado ha sido precedido de un expediente en el que se han acreditado todas las circunstancias necesarias para adoptar la resolución por lo que. hay que considerarlo de carácter significativo. 166 . En ese sentido.

Carácter invalidante SUPUESTO 17. dicha posibilidad no existe. le provocase que se viese avocado a tener que acudir a la vía judicial para poder reaccionar frente al mismo. En particular destaca el establecimiento. Solución Descartada la omisión del trámite de audiencia como un vicio de nulidad de pleno derecho. En concreto. en su redacción originaria dicha situación era susceptible de producirse con mucha frecuencia. estimándolos o no. tal y como señala la exposición de motivos de la Ley 4/1999. Actualmente ello no es así por los siguientes motivos: Se ha recuperado el recurso de reposición. del recurso de reposición con carácter potestativo. En los procedimientos articulados por la Ley 30/1992. del RJA-PAC. En principio podría pensarse que si no se da dicho trámite de audiencia. el artículo 63 de la Ley 30/1992.» La omisión del trámite de audiencia es susceptible de producir dicha indefensión. entendiendo ésta como la imposibilidad del administrado de conocer la postura de la Administración sobre una tema que afecta a sus derechos. dicho artículo señala que: «2. a los problemas planteados en el ámbito de la Administración Local». en consecuencia. La eliminación del recurso de reposición provocó dicha circunstancia. del RJA-PAC. en los términos del artículo 109 de la Ley 30/1992. la emisión del mismo. atendiendo. Bastaba que un acto administrativo pusiese fin a la vía administrativa. la exclusión de la oportunidad de exponer ante la Administración su postura sobre los actos que le afectan. 167 .Vicios de forma. el defecto de forma sólo determinará la anulabilidad cuando el acto carezca de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin o dé lugar a la indefensión de los interesados. del RJA-PAC. para que el mismo no fuese susceptible de interposición de recurso administrativo ordinario y. en los siguientes términos: «Respecto al sistema de recursos previsto en el Capítulo II se producen importantes modificaciones. se excluye al administrado del procedimiento y se produce indefensión. sobre todo. y conseguir un pronunciamiento de la Administración sobre dichos razonamientos. establece que los vicios de formales sólo tendrán efectos invalidatorios cuando impidan la consecución del fin que se pretende con el acto o cuando produzcan indefensión. cuyos actos carecían de la posibilidad en la práctica de ser recurridos en sede administrativa. sobre todo en ámbitos como los de la Administración Local. sin participación previa al interesado. pero valorándolos en todo caso. en los artículos 107 y 116 a 117. No obstante.

"Ferrovial. y permitiendo. anular el acto no tiene sentido si es el único vicio de que adolece. Dado que la Ley 4/1999 ha recuperado el recurso de reposición para la Administración Local.SUPUESTO 17. la indefensión que pudiese haber padecido frente al acto de 6 de mayo de 1987 quedó subsanada dentro de la vía administrativa por medio del recurso de reposición. SA" ejercitar.2 de la LPA. por tanto. El artículo 48. se constata que la indefensión no se ha producido ya que el particular afectado ha conocido de forma expresa la postura de la Administración. se juzga que la omisión del trámite de audiencia en sí no supone vicio de entidad suficiente si se produce en los términos expuestos. y la opción de que ésta la considere y se pronuncie expresamente sobre la misma al resolver el recurso. porque la subsanación del acto llevará al mismo resultado: dar trámite de audiencia al interesado. SA". de 17 de julio de 1958 (entonces vigente). Ante eso. una vez que recibió la oportuna notificación de la Resolución de 6 de mayo de 1987. su pleno derecho de defensa ante los órganos del orden jurisdiccional contencioso-administrativo. a "Ferrovial. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Existe una corriente jurisprudencial. que señala: «Ahora bien. y siempre que se dé la posibilidad de sustanciar el mismo. En el caso que examinamos "Ferrovial. ha tenido la posibilidad de discrepar y hacer valer su postura contradictoria ante la Administración. En ese sentido se ha pronunciado el Tribunal Supremo en Sentencias como la de 26 de marzo de 1999 (RA 3027). indicativa de que no existe indefensión. sólo permite anular los actos de la Administración por defecto de forma cuanto el acto carezca de los requisitos formales indispensables para alcanzar su fin (supuesto que aquí no se plantea) o dé lugar a la indefensión de los interesados. que éste manifieste su postura y que la Administración motivadamente se lo vuelva a denegar como hizo al contestar al recurso de reposición. para que se llegue a producir la invalidez. formulando las alegaciones que estimó procedentes sobre el aspecto formal y sobre el fondo del asunto. que fue resuelto por la autoridad municipal. en aquellos casos en los que se ha sustanciado o ha tenido la posibilidad de sustanciar un recurso de reposición. Por tanto. recurso de reposición que fue resuelto por Acuerdo de la Alcaldía de Vitoria-Gasteiz de 3 de julio de 1987. concretando las razones del acto. lo que determina que no podamos apreciar la referida 168 . formales o de fondo. promovió el aludido recurso. como ejercitó. en la que se le comunicaba que contra dicho acuerdo podía interponer recurso de reposición. En definitiva. SA" ha tenido ocasión de defenderse sin limitación alguna por medio del recurso de reposición. pese a haber una omisión del trámite de audiencia. Será preciso que concurran otros vicios. consolidada a la luz de la LPA de 1958.

del RJA-PAC. afirmando que el olvido del trámite de audiencia antes de dictar una resolución judicial no es suficiente para provocar la indefensión. la estimación del recurso administrativo interpuesto. Se extrae como conclusión que no existiría indefensión para el administrado por la omisión de dicho trámite de audiencia. Carácter invalidante SUPUESTO 17. Solución indefensión de la citada entidad contratista. 169 . en consecuencia. pudo desplegar todo el abanico dialéctico ad hoc adecuado al caso y. no tiene carácter invalidante del acto administrativo.2 de la LPA.2 de la Ley 30/1992. ejercitar sin limitación alguna su derecho de defensa». lo que conduce a anular y dejar sin efecto la sentencia apelada. por infringir el artículo 48. en suma. al ser un vicio formal no susceptible de ser incluido dentro del artículo 63. ya que la parte.Vicios de forma. a través de dos recursos. uno ante el mismo Juez y otro en alzada. Este criterio de la subsanación de la falta de audiencia por medio de la interposición y decisión del oportuno recurso ha sido mantenido por el Tribunal Constitucional en Sentencia 314/1994. de 28 de noviembre. No procede. En consecuencia.

.

por parte de un Concejal de la oposición se formula ante el Pleno una denuncia indicativa de que dichas concesiones son nulas de pleno derecho por que la adjudicación correspondía hacerla al Pleno. y el mismo procede a su selección. que ha invadido sus competencias. 171 . Finalizado el expediente administrativo. Transcurridos tres años. se procede a la ocupación de los quioscos.RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN SUPUESTO 18 Incompetencia del órgano municipal Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por parte del Ayuntamiento «X» se sacan a licitación la ocupación de tres quioscos en la vía pública. y no al Alcalde. Informe sobre dicha denuncia y sobre las actuaciones procedimentales oportunas. Las concesiones demaniales son por períodos de 10 años. Formalizada la concesión. por la mesa de contratación se proponen al señor Alcalde los tres adjudicatarios.

de CSP. El artículo 62 de la Ley 30/1992. al Pleno las siguientes atribuciones: n) Las contrataciones y concesiones de toda clase cuando su importe supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios del Presupuesto y. el de la nulidad de pleno derecho: «1. Además el ámbito territorial sobre el que operan es el mismo. en todo caso. no atiende a un criterio de jerarquía o de territorio. en su redacción previa a la Ley 30/2007. El criterio de distribución de competencias atiende a la materia.. Corresponden.) b) Los dictados por órgano manifiestamente incompetente por razón de la materia o del territorio. Alcalde y Pleno. RBRL. atribuye a dicho vicio de incompetencia un grado de invalidez máximo. del RJA-PAC. los seis millones de euros. señalaba que: «2. en cualquier caso. en los términos de los artículos 21 y 22 de la Ley 7/1985. así como los contratos y concesiones plurianuales cuando su duración sea superior a cuatro años y los plurianuales de menor duración cuando el importe acumulado 172 .SUPUESTO 18 Incompetencia del órgano municipal Solución INFORME JURÍDICO Es preciso partir de la idea de que la distribución de las competencias entre los órganos necesarios en los municipios. Los actos de las Administraciones Públicas son nulos de pleno derecho en los casos siguientes: (. Entre el Alcalde y el Pleno no hay una relación de jerarquía o de superioridad de uno sobre el otro. RBRL. estableciéndose en la ley un listado de materias que son asignadas bien a uno o a otro..» El artículo 22 de la Ley 7/1985.

cuando su valor no supere el porcentaje ni la cuantía indicados. así como la enajenación del patrimonio. de CSP.4 de la LRBRL consideraba como indelegables. en todo caso. referido a los recursos ordinarios del presupuesto del primer ejercicio y.. Asimismo corresponde al Pleno la adjudicación de concesiones sobre los bienes de la Corporación y la adquisición de bienes inmuebles y derechos sujetos a la legislación patrimonial así como la enajenación del patrimonio cuando no estén atribuidas al Alcalde o al Presidente. de CSP. lo que determinaba que se tratase en todo caso de una competencia del Pleno. de Contratación del Sector Público Como se ha dicho en este caso concreto la competencia correspondería al Pleno y no al Alcalde. por el dato de la duración de la concesión.» Lo que en el presente caso conllevaría que el órgano competente sería el Alcalde a falta de concretar los datos del importe de la concesión. Solución con la normativa previa a la Ley 30/2007. Es conveniente analizar por los razonamientos jurídicos que se plantean cómo se resolvía el caso antes de la entrada en vigor de la Ley 30/2007.. con indepedencia de su cuantía económica. 173 . Sin embargo la disposición adicional segunda de la Ley 30/2007. ya que la duración de la misma ha dejado de ser un dato determinante de la competencia. cuando sea superior a la cuantía señalada en esta letra. ha establecido una distribución competencial en la materia. Conviene tener en cuenta que no se estaba ante una competencia de las que el artículo 22. y como se resuelve ahora que la nueva ley ya ha entrado en vigor. y de los bienes declarados de valor histórico o artístico cualquiera que sea su valor.Incompetencia del órgano municipal SUPUESTO 18. que sería la siguiente: «Asimismo corresponde a los Alcaldes y a los Presidentes de las Entidades Locales la adjudicación de concesiones sobre los bienes de las mismas y la adquisición de bienes inmuebles y derechos sujetos a la legislación patrimonial cuando su valor no supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto ni el importe de tres millones de euros. Solución de todas sus anualidades supere el porcentaje indicado.» En el presente caso la concesión tiene un plazo de duración de 10 años.

Y dado que en el supuesto litigioso la denegación de la aprobación provisional aparece dictada por la Comisión Municipal Permanente habrá que entender que tal denegación resulta nula de pleno derecho con arreglo a lo dispuesto en el artículo 47. calificado el mismo como un vicio de nulidad de pleno derecho y tratándose de un acto declarativo de derechos. 5 c) de la ya citada Ley 7/1985. en el Estado de Derecho asume además y también otra importante significación.". de 28 de octubre. en cualquier momento.. Sobre esta base será de advertir que los acuerdos que en materia de planeamiento corresponden al municipio son competencia del Pleno –art. en cuanto implica una garantía para el administrado que verá resueltas sus peticiones precisamente por aquel órgano que corresponde velar por un determinado aspecto del interés público –justamente.2 b)–.» Constatado que se ha producido dicho vicio de incompetencia por razón de la materia.SUPUESTO 18. y hoy arts. 3. Estos son los fundamentos del principio de la competencia que se caracteriza por su irrenunciabilidad –art.1 a) de la LPA. 1. al haber transcurrido los plazos para la interposición de los recursos ordinarios por quienes están legitimados para ello. salvo los casos de delegación. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN El Tribunal Supremo tiene señalado que cuando se han vulnerado las reglas de distribución de competencias entre los órganos municipales. Las Administraciones Públicas. de Bases– de suerte que ha de ser ejercitada "precisamente por los órganos administrativos que la tengan atribuida como propia.4 y hoy art. 23. ya que se ha otorgado a alguien una concesión sobre un bien de dominio público municipal. señala que: «Refiriendo el tema al requisito de la competencia habrá que indicar que la técnica de la división del trabajo que en el campo de las organizaciones privadas responde a principios de racionalización y eficacia.1) de la Ley 40/1981. procede iniciar en su caso la revisión del acto. lo que resulta plenamente explicable si se tiene en cuenta que la capital importancia del planeamiento para asegurar la necesaria calidad de vida de la comunidad vecinal exige que las decisiones al respecto se adopten por el órgano municipal de mayor representatividad. El procedimiento del artículo 102 figura descrito en los siguientes términos: «1. inicialmente por la vía del artículo 102 de la Ley 30/1992.3 i) de la ya invocada Ley 7/1985. 22. de Bases. el vicio en el que se incurre es en el de nulidad de pleno derecho. Así.. 4 de la LPA en relación con su art. y previo dictamen favorable del Consejo de Estado u 174 . por iniciativa propia o a solicitud de interesado. Tercero. la Sentencia del Alto Tribunal de fecha 14 de junio de 1988 (RA 4377).2.2 c) y 47. la incompetencia es desde el punto de vista histórico el primero de los vicios del acto administrativo–. en relación con su art.

1. sin necesidad de recabar dictamen del Consejo de Estado u órgano consultivo de la Comunidad Autónoma. tratándose de una disposición. ya que dicho extremo es indisponible para la Administración.. Éste no puede ser un argumento para atenuar la depuración del vicio de invalidez de que adolezca el acto. tendrá expedita la vía judicial para conseguir dicho fin. dado el vicio en el que se incurre. no le queda margen de disposición a la Administración autora del mismo para optar entre declararlo nulo o no. Se está ante una revisión de un acto que al eliminar el derecho concedido podría generar el correspondiente derecho de indemnización a favor del perjudicado con la eliminación de la actuación irregular de la Administración.4 que: «Las Administraciones Públicas. Las implicaciones económicas que pueden tener para la Administración no pueden ser un argumento para eludir la revisión del acto. Si el procedimiento se hubiera iniciado a solicitud de interesado. 175 .1 de esta ley. el mismo. al declarar la nulidad de una disposición o acto. cuando las mismas no se basen en alguna de las causas de nulidad del artículo 62 o carezcan manifiestamente de fundamento. (. en los supuestos previstos en el artículo 62. Si el acto es nulo de pleno derecho. las indemnizaciones que proceda reconocer a los interesados. subsistan los actos firmes dictados en aplicación de la misma». Cuando el procedimiento se hubiera iniciado de oficio. así como en el supuesto de que se hubieran desestimado en cuanto al fondo otras solicitudes sustancialmente iguales. En esos términos señala el artículo 102. el transcurso del plazo de tres meses desde su inicio sin dictarse resolución producirá la caducidad del mismo. Solución órgano consultivo equivalente de la Comunidad Autónoma. declararán de oficio la nulidad de los actos administrativos que hayan puesto fin a la vía administrativa o que no hayan sido recurridos en plazo. si se dan las circunstancias previstas en los artículos 139.» Sin embargo... podrán establecer.. si lo hubiere.2 y 141. El órgano competente para la revisión de oficio podrá acordar motivadamente la inadmisión a trámite de las solicitudes formuladas por los interesados.) 5. (.) 3. es preciso tener en cuenta varios matices: 1.Incompetencia del órgano municipal SUPUESTO 18. se podrá entender la misma desestimada por silencio administrativo. en la misma resolución. Si la acción de nulidad es instada por un tercero. sin perjuicio de que. ante una desestimación expresa o presunta por parte de la Administración.

176 . al derecho de los particulares o a las leyes. SA". Sólo ha quedado la posibilidad de ejercerla de oficio. La sentencia de instancia no fundamenta su fallo en que el recurso se haya interpuesto extemporáneamente o en que haya prescrito o caducado la acción de nulidad que la Asociación Empresarial Catalana de Publicidad ejercitó. al derecho de los particulares o a las leyes». por la propia Administración. empresa que explota comercialmente la concesión adjudicada a "CEMUSA"– en determinar si es o no ajustada a derecho la aplicación que el Tribunal de instancia efectúa de lo dispuesto en el mencionado artículo 112. Conviene tener en cuenta el tiempo trascurrido. por el tiempo transcurrido u otras circunstancias. por oponerse al mismo el artículo 112 de la LPA. no podrán ser ejercitadas cuando por prescripción de acciones. por la nueva configuración del procedimiento del artículo 103 de la Ley 30/1992. y ello incluye la de declarar la nulidad de pleno derecho regulada en el artículo 109. el referido ejercicio de la acción de nulidad –decimos– era improcedente y contrario a derecho. razonamientos como los siguientes de su sentencia de 23 de octubre de 2000 (RA 9001): «El motivo debe ser desestimado. de declaración de lesividad. La cuestión se centra por tanto –como se indica por "Publimob. La jurisprudencia del Tribunal Supremo señala. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN Sin embargo. como ya hemos expresado al desarrollar el motivo anterior. su ejercicio resulte contrario a la equidad. conservación y explotación de mobiliario urbano con destino a publicidad. más de tres años. Y ello porque se ha excluido la posibilidad de que la acción pueda ser ejercida por terceros interesados. En ese sentido el artículo 106 de la Ley 30/1992 señala que: «Las facultades de revisión no podrán ser ejercitadas cuando por prescripción de acciones. Lo que da a entender que el margen de maniobra de la Administración es mucho mayor cuando el procedimiento es instable sólo de oficio y que entre los elementos de valoración que tenga la Administración se encuentre el contrastar las implicaciones económicas que puede tener para las arcas públicas la posible indemnización a abonar al titular del derecho revisado y el valor de legalidad alterada. 2. El razonamiento en que la sentencia basa su fallo desestimatorio del recurso estriba. desde que se produjo la invalidez del acto.SUPUESTO 18. a la buena fe. dicho extremo sí que podría llegar a ser predicable del procedimiento revisor de actos anulables. por los que el Ayuntamiento de Barcelona convocó y adjudicó a la sociedad mercantil "CEMUSA" el concurso de la concesión para la instalación. al margen de titular del derecho revisado. según el cual las facultades de anulación y revocación. en entender que el ejercicio de la acción de nulidad contra los acuerdos de 4 de febrero y 28 de mayo de 1986. su ejercicio resulte contrario a la equidad. por el tiempo transcurrido o por otras circunstancias. a la hora de interpretar el citado precepto. Y en consecuencia se excluye la posibilidad de que haya terceros interesados.

SA". llevará en todo caso consigo la del mismo contrato. Solución En este sentido debemos destacar que la Sala a quo no declara que haya prescrito la acción de nulidad. como causa que puede motivar que este ejercicio resulte contrario a la equidad o al derecho de los particulares (prescindiendo de la contradicción con la ley. aludiendo también a las exigencias de la buena fe. y debemos ratificar su apreciación. Es evidente que el artículo 112 autoriza la consideración del tiempo transcurrido para el ejercicio de la acción de nulidad. La sentencia estima. no es conforme al principio de seguridad jurídica. el artículo 47 del Reglamento General de Contratación del Estado (Decreto 3410/1975. debiendo las partes restituirse recíprocamente las cosas que hubieren recibido en virtud del mismo y. por lo que había razón para considerarlos definitivos y actuar en consecuencia. si eso no fuere posible. cuando sea firme. Pero. Pero la acción de nulidad es improcedente cuando por el tiempo transcurrido su ejercicio resulte contrario a la equidad o al derecho de los particulares. de 25 de noviembre) prescribe que la anulación de la adjudicación. que de acuerdo con la jurisprudencia invocada por la Asociación Empresarial recurrente es imprescriptible. "Publimob. que obligaría 177 . esto es un lapso de tiempo de tres años y nueve meses. se devolverá su valor. que en el momento en que este Tribunal Supremo dicte sentencia habrá finalizado el plazo de concesión y sus posibles prórrogas. La anulación de la adjudicación de la concesión de autos. Ello no quiere decir que la acción de nulidad no pueda ejercitarse contra los actos firmes de la Administración. principio que está indisolublemente ligado al respeto a los derechos de los particulares. que no fueron impugnados en tiempo y forma.Incompetencia del órgano municipal SUPUESTO 18. La seguridad jurídica exige que se mantengan las situaciones que han creado derechos a favor de sujetos determinados. pero su ejercicio es improcedente cuando con ello se vulneran las necesidades derivadas de la aplicación del principio de seguridad jurídica. con independencia de los conceptos de prescripción y caducidad. aunque sin imputar a la Asociación Empresarial recurrente una mala fe basada en los motivos de su actuación. sujetos que confían en la continuidad de las relaciones jurídicas surgidas de actos firmes de la Administración. en consecuencia. que ha comparecido en el proceso para defender dichos derechos. No cabe en este punto admitir. fundamentalmente. que en este caso no tiene aplicación). En primer lugar no conocemos el alcance de las prórrogas. Puede promoverse contra actos firmes. como pretende razonar la Asociación recurrente. expresamente mencionado por el artículo 112 de la LPA como límite al ejercicio de la potestad revisora de la Administración establecida en el artículo 109. En el supuesto de autos resulta manifiesto que declarar la nulidad de los acuerdos de convocatoria y adjudicación de la concesión adoptados por el Ayuntamiento de Barcelona en 4 de febrero y 28 de mayo de 1986 es contrario a los derechos que de la adjudicación nacen en favor de la adjudicataria "CEMUSA" y de la empresa que explota comercialmente la concesión. que entrará en fase de liquidación. que el tiempo transcurrido entre los actos impugnados en virtud de la acción de nulidad (acuerdos de 4 de febrero y 28 de mayo de 1986) y el momento en que se promovió dicha acción (28 de febrero de 1990).

La nulidad o anulabilidad de un acto no implicará la de los sucesivos en el procedimiento que sean independientes del primero.» Lo que. sería contraria a los derechos de la adjudicataria y de "Publimob. del RJA-PAC. volverían a tener el mismo resultado. en recta aplicación del artículo 112 de la LPA. de volverse a repetir la actuación administrativa sin el vicio. 3. señala que: «Artículo 64. sí que es un elemento interpretativo importante. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN a la liquidación del contrato. del RJA-PAC. no se limita a declarar la invalidez del acto sino que además debe de indicar qué partes del mismo se deben mantener inalteradas porque no se han visto afectadas por dicho vicio. en el que el órgano decisor sigue la propuesta de la mesa de contratación y presuponiendo la correcta instrucción del resto del expediente.» De forma que la declaración de nulidad que resulta del procedimiento instruido conforme al artículo 102 de la Ley 30/1992. de forma que en todo caso se deberían salvar aquellas partes del acto independientes del vicio. El órgano que declare la nulidad o anule las actuaciones dispondrá siempre la conservación de aquellos actos y trámites cuyo contenido se hubiera mantenido igual de no haberse cometido la infracción. ello puede 178 . si bien no supone que opere en todo caso. aquel contenido del acto que. 1. En el presente caso. el artículo 66 de la misma ley señala que: «Artículo 66.SUPUESTO 18. En ese sentido el artículo 64 de la Ley 30/1992. SA". declaró improcedente el ejercicio de la acción de nulidad por la Asociación Empresarial Catalana de Publicidad. razón por la cual la sentencia de instancia. Transmisibilidad. Conservación de actos y trámites. es decir.» Y de forma complementaria. 2. Hay que atender al principio de conservación y de trasmisibilidad del acto. La nulidad o anulabilidad en parte del acto administrativo no implicará la de las partes del mismo independientes de aquélla salvo que la parte viciada sea de tal importancia que sin ella el acto administrativo no hubiera sido dictado. con recíproca devolución de las prestaciones.

b) Declarar. etc. El plazo de resolución expresa de dicho procedimiento es de tres meses. existen materias en las cuales la ley. existen una serie de elementos que pueden llevar a un pronunciamiento desestimatorio de la revisión del acto. 4. 2.º Aunque se declarase la nulidad de pleno derecho del acto de selección de los concesionarios de los quioscos. lo que habilitará al Concejal accionante a acudir a la vía judicial para obtener dicho pronunciamiento. la ley las configura como indisponibles a la voluntad del órgano competente. y que suponen un límite a dicho procedimiento revisor. 3. Es decir. podrían con posterioridad ser atribuibles a otro órgano. en virtud del artículo 67 de la Ley 30/1992. No parece lógico atribuirle el mismo grado de invalidez a su vulneración. del RJA-PAC. en cambio. A la vista de lo expuesto. pese a atribuirlas originariamente a un órgano. se entiende que las actuaciones procedimentales oportunas son las siguientes: 1. y por lo tanto sin que se prejuzgue el resultado del mismo. procede la apertura del expediente revisor de un acto nulo de pleno derecho.) que se aprecia que pueden concurrir en el presente caso. y ello trasciende en el dato de que sea admisible o no la convalidación del acto viciado por el órgano competente aunque no sea superior jerárquico del otro. Solución conllevar la declaración validez de todo el procedimiento y elevar propuesta de resolución de la adjudicación en los mismos términos al órgano realmente competente. Así el transcurso de plazo desde que se dictó el acto así como el resto de valores del artículo 106 de la Ley 30/1992. y la falta de resolución expresa determinará que se entienda desestimado. 179 . del RJA-PAC (derechos de terceros.Incompetencia del órgano municipal SUPUESTO 18. Otras. qué trámites del procedimiento subsisten. No se pueden imputar el mismo grado de invalidez por razón de incompetencia a materias que la ley dispone como delegables de aquellas que en ningún caso lo son. ello debería hacerse en los siguientes términos: a) Declarar nulo de pleno derecho el acuerdo de selección de los concesionarios de los quioscos. buena fe. el Pleno.º Constatado que se ha adoptado acuerdo por un órgano incompetente por razón de la materia.º Sin perjuicio de lo que resulte de la debida instrucción del expediente.

Dicho mecanismo funciona siempre que el vicio se encuentre solamente en una equivocada asignación del órgano decisor. proponer al Pleno la adjudicación en los términos de la propuesta de la mesa de contratación a favor de los mismos adjudicatarios. Solución RÉGIMEN JURÍDICO DE LAS ADMINISTRACIONES Y PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO COMÚN c) De confirmarse que sólo está viciado el trámite de selección. del RJA-PAC. Si se hubiese formulado ésta. sin la necesidad de que sea precisa la apertura de un expediente de revisión de oficio de nulidad de pleno derecho al ser obvia la inexistencia de uno de los vicios tasados que pueden provocar su apertura. parece que bastará con la formulación del correspondiente informe jurídico aclaratorio de que el órgano competente es el Alcalde. En el presente caso se señala que por parte del Concejal se denuncia una ilegalidad que a su juicio es constitutiva de un vicio de nulidad de pleno derecho pero no se señala en dicho caso que se presente una solicitud de revisión de oficio en los términos del artículo 102 de la Ley 30/1992. 180 .3 de la Ley 30/1992. permitirían conciliar la preservación de la legalidad con los intereses municipales. procedería la inadmisión de dicha solicitud. o bien la interferencia del órgano decisor ha influido de forma adicional y al margen de la correcta instrucción del expediente. En el presente caso.SUPUESTO 18. de CSP Como ya se ha señalado la disposición adicional segunda de dicha ley atribuye la competencia a favor del Alcalde en este caso concreto. ante una simple denuncia. Estas actuaciones. la solución podría ser distinta. sin revisar derechos de terceros. dictar acuerdo de adjudicación. y falta de concreción de más datos del importe de la misma. Solución con la nueva Ley 30/2007. en los términos que señala el propio artículo 102. No concurre la causa de nulidad de pleno derecho invocada. en ese caso. con los efectos retroactivos establecidos en el artículo 57. d) En caso de que el Pleno aceptase dichos candidatos. todas ellas dentro del marco normativo aplicable. Si el vicio de incompetencia determina además el resultado por que se está ante facultades discrecionales. y determinaría que se consiguiese que el acuerdo se adoptase por el órgano competente.

En concreto se le plantea lo siguiente: • ¿Cuántos miembros como máximo pueden formar la Junta de Gobierno Local? • ¿Cuál es el quórum para la celebración de los Plenos? • ¿Cuál es el quórum para la celebración de la Junta de Gobierno Local? • ¿Cuál es la diferencia entre mayoría absoluta y mayoría simple. y dado que al señor alcalde se le plantean una serie de dudas. Dicha Corporación no cuenta con reglamento orgánico. ¿qué trámite hay que hacer? • ¿Y si no se ha incluido en el orden del día de una sesión plenaria extraordinaria? ¿Y una ordinaria? • ¿Puede el alcalde no convocar una sesión plenaria extraordinaria solicitada por medio de escrito suscrito por el portavoz de un grupo político formado por siete concejales? 181 . compuesta por 17 miembros. relacionadas con el régimen de sesiones de los órganos colegiados de la misma. se procede a efectuar las siguientes consultas al señor secretario de la Corporación. y cuántos votos serían precisos para alcanzarla? • ¿Cómo se computa el número de hecho? • Si un asunto no está dictaminado por la Comisión Informativa correspondiente y va al Pleno.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 19 Régimen de sesiones Enunciado SUPUESTO DE HECHO Recién constituida una Corporación municipal.

Enunciado • ¿Puede el alcalde no convocar una sesión plenaria extraordinaria debidamente pedida.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 19. por considerarla no necesaria? • ¿Cómo se debe computar el plazo de convocatoria de una sesión plenaria ordinaria? ¿Y la extraordinaria? ¿Y la extraordinaria y urgente? ¿Y la de la Junta de Gobierno Local? 182 .

Cuando el ROF/86 menciona a la Comisión de Gobierno es preciso entender que se está refiriendo a la Junta de Gobierno Local de la Ley 7/1985 en su actual redacción. quedan incluidos en el Título X de la Ley 7/1985. como grandes municipios.SUPUESTO 19 Régimen de sesiones Solución INFORME JURÍDICO Primera cuestión planteada: ¿CUÁNTOS MIEMBROS COMO MÁXIMO PUEDEN FORMAR LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL? Conviene tener en cuenta que la Ley 57/2003. de 16 de diciembre. de forma que la que antes era denominada por la originaria Ley 7/1985 como Comisión de Gobierno. que no tiene mayor trascendencia. La modificación de la Ley 57/2003 no tiene mayor alcance en el presente caso que un simple cambio de denominación dado que el municipio no es de los que. ahora es mencionada como Junta de Gobierno Local. El artículo 52. Ello supone que en el presente caso el cálculo será: 17 : 3 = 5. ha establecido una modificación de carácter terminológico.6 183 . La legislación de desarrollo de la LRBRL.2 del ROF/86 establece que: «El número de concejales a los que el Alcalde puede nombrar miembros de la Comisión de Gobierno no podrá ser superior al tercio de número legal de los miembros de la Corporación. sigue haciendo alusión a la Comisión de Gobierno. A los efectos del cómputo no se tendrán en cuenta los decimales que resulten de dividir por tres el número total de concejales». de Medidas para la Modernización del Gobierno Local. por lo que se produce una cierta descoordinación en las denominaciones. no adaptada a la Ley 57/2003.

ya que el tercio.1 del ROF/86. 184 . Tercera cuestión planteada: ¿CUÁL ES EL QUÓRUM PARA LA CELEBRACIÓN DE LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL? El artículo 113. la Junta de Gobierno Local está «integrada por el Alcalde. la normativa establece expresamente qué ocurre con la fracción decimal del tercio. Segunda cuestión planteada: ¿CUÁL ES EL QUÓRUM PARA LA CELEBRACIÓN DE LOS PLENOS? El artículo 46. que se elimina.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 19. una hora después de la señalada para la primera. así como el artículo 90. tal y como señala el artículo 52. siendo suficiente la asistencia de la tercera parte de sus miembros y.2 c) de la Ley 7/1985. sería 5. 2. ya que 5 no es el tercio de 17 sino de 15. Luego el número máximo de miembros de la Junta de Gobierno Local será 6: el Alcalde más 5 concejales. exigiendo sólo 5.1 c) del ROF/86 establece que: «Para la válida constitución de la Comisión de Gobierno se requiere la asistencia de la mayoría absoluta de sus componentes. Solución que por reducción de decimales quedan en 5. un número no inferior a tres». Son 6 ya que. Si no existiera quórum.6. habría que tener en cuenta que en ese caso no se llegaría al tercio exigido. En este caso concreto. En segunda convocatoria 3 concejales. se constituirá en segunda convocatoria. Si se interpretase de otra manera y se eliminase la fracción. y concejales nombrados libremente por él como miembros de la misma». En este caso concreto. mayoría absoluta de 6 es 4.1 del ROF/86 señala que: «Para la válida constitución del Pleno se requiere la asistencia de un tercio del número legal de miembros de la Corporación. en todo caso. que la preside. lo que supondría un mínimo de 6. Este quórum deberá mantenerse durante toda la sesión». En este caso concreto. más de la mitad. que debe completarse por exceso. no alcanza el mínimo de 3. que nunca podrá ser inferior a tres.

5 Es decir. más de la mitad. Se entenderá por mayoría absoluta cuando los votos afirmativos son más de la mitad del número legal de miembros de la Corporación. El ejemplo extremo sería el de un asunto en que votase a favor un solo concejal y se abstuviese el resto de la Corporación. Criterio que se adoptará siempre. En este sentido debe hacerse el cómputo de las mayorías absolutas. Y CUÁNTOS VOTOS SERÍAN PRECISOS PARA ALCANZARLA? El artículo 99 del ROF/86 señala que: «Existe mayoría simple cuando los votos afirmativos son más que los negativos. bastaría que hubiese más votos a favor que en contra. En este sentido. ya que en la composición de los Plenos su número legal siempre es impar. 185 .» En el presente caso.4 del ROF). no se ven alterados el número de votos necesarios para alcanzar las mayorías cualificadas. sería inferior incluso a la mitad de 17. se compensa por exceso. Ley Orgánica 5/1985 y el artículo 99. salvo el supuesto del artículo 182 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General. En cambio para adoptar los acuerdos por mayoría simple. dado que si se computase por defecto. se entenderá que para adoptar los acuerdos por mayoría absoluta se requerirá el voto afirmativo de: 17 : 2 = 8. y se considerase suficiente 8. Durante esa situación transitoria hasta que sean provistos los puestos vacantes con la toma de posesión de los nuevos miembros de la Corporación. en adelante LOREG. 9 concejales. Solución Cuarta cuestión planteada: ¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE MAYORÍA ABSOLUTA Y MAYORÍA SIMPLE.4 del ROF/1986. Quinta cuestión planteada: ¿CÓMO SE COMPUTA EL NÚMERO DE HECHO? El criterio es el siguiente: se considera número de hecho el número legal menos aquellos puestos que se encuentran vacantes y están pendientes de su provisión conforme a los mecanismos que señala la legislación electoral (arts. 182 de la LOREG y 99.Régimen de sesiones SUPUESTO 19.

Por ejemplo: si en el presente caso. se llegaría a la conclusión de que el número de hecho y el número legal coinciden.6 × 2 = 9. El número de hecho estaba presente en la redacción originaria del artículo 47. un mínimo de 10 votos. superior a los 9 votos que suponen la mayoría absoluta de 17 concejales. que en el presente caso supondrían: 2/3 de 14 son: 14 : 3 = 4. Pero no por ello el número de votos precisos para alcanzar la mayoría absoluta se ve reducido. Sexta cuestión planteada: SI UN ASUNTO NO ESTÁ DICTAMINADO POR LA COMISIÓN INFORMATIVA CORRESPONDIENTE Y VA AL PLENO.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 19. por la Ley 57/2003. Solución Si estuviesen agotados dichos mecanismos de provisión. El Alcalde o Presidente. conforme al segundo párrafo de dicho artículo. informados o sometidos a consulta de la Comisión Informativa que corresponda. Los acuerdos que antes exigían ese especial quórum ahora exigen sólo mayoría absoluta. falleciesen en un accidente de tráfico tres concejales.2. a iniciativa propia o a propuesta de alguno de los portavoces. y en tanto no se requiriesen las credenciales de la Junta Electoral y las mismas fuesen remitidas. porque siguen siendo necesarios un total de nueve votos favorables. podrá incluir en el orden del día. a efectos de que tomasen posesión los siguientes en la lista. asuntos 186 .2 de la Ley 7/1985. Pero con la nueva redacción dada al artículo 47 de la Ley 7/1985. ¿QUÉ TRÁMITE HAY QUE HACER? El artículo 82 del ROF/86 señala que: «En el orden del día sólo podrán incluirse los asuntos que previamente hayan sido dictaminados. es decir. el cómputo de los 2/3 del número de hecho ha desaparecido. el número de hecho sería 14 concejales. ya que los quórum de asistencia y votación se entenderían automáticamente referidos al número de hecho de la Corporación subsistente. en la que para la adopción de determinados acuerdos del Pleno era preciso que votasen a favor 2/3 del número de hecho y en todo caso mayoría absoluta. por razones de urgencia debidamente motivada. No se debe caer en el error de considerar como número de hecho los asistentes a cada sesión concreta.

se estaría hablando de un mecanismo de revisión o revocación del acto acordado. es decir. en cierta forma. se proceda a realizar por el Pleno una votación ratificando la urgencia alegada por el Presidente. nueve concejales. de 2 de abril».Régimen de sesiones SUPUESTO 19. sólo se podrán adoptar acuerdos sobre asuntos incluidos en el orden del día. La previsión del artículo 126. no el asunto acordado. integrada por todos los grupos políticos. no ha tenido la oportunidad de analizar y pronunciarse emitiendo el correspondiente dictamen.1 del ROF). así como los que se adopten en sesiones ordinarias sobre materias no incluidas en su respectivo orden del día. con el voto favorable de la mayoría prevista en el artículo 47. dado que si no.2 del ROF no se debe interpretar como un mecanismo para volver a adoptar un nuevo pronunciamiento sobre el asunto votado. hay que entender que dicha ratificación por el Pleno de la inclusión es por mayoría simple (art. En ningún caso se admitiría la convalidación si la sesión fuese extraordinaria. que está incluido en el orden del día de la convocatoria de la sesión pero que no está dictaminado. se admite la convalidación de la urgencia. que ya es eficaz y despliega efectos. Se lleva a debate una determinada forma de actuar por parte del Alcalde. en este caso. Dicho artículo lo que permite es que se someta a debate en otro Pleno «la urgencia acordada». Dado que no se establece expresamente mayoría cualificada.3 de la Ley 7/1985. pero en este supuesto no podrá adoptarse acuerdo alguno sobre estos asuntos sin que el Pleno ratifique su inclusión en el orden del día. siempre y cuando lo ratifique la mayoría absoluta del Pleno. 187 . el hecho de que se lleven a Pleno asuntos sobre los que la Comisión Informativa. si es una sesión plenaria ordinaria.» Por lo tanto es preciso que antes de iniciar el debate y posterior votación de ese asunto concreto. salvo especial y previa declaración de urgencia hecha por el órgano correspondiente. 99. Séptima cuestión planteada: ¿Y SI NO SE HA INCLUIDO EN EL ORDEN DEL DÍA DE UNA SESIÓN PLENARIA EXTRAORDINARIA? ¿Y UNA ORDINARIA? El artículo 83 del ROF/86 señala que: «Serán nulos los acuerdos adoptados en sesiones extraordinarias sobre asuntos no comprendidos en su convocatoria. Por lo tanto. Solución que no hayan sido previamente informados por la respectiva Comisión Informativa. En la misma.

POR CONSIDERARLA NO NECESARIA? Frente a la regla articulada en el artículo 78. En el presente caso. no siendo. se adopta un acuerdo sobre un asunto que figura en la convocatoria a la sesión.2 del ROF/86 que señalaba que: «La relación de asuntos incluidos en el escrito no enerva la facultad del Alcalde o Presidente para determinar los puntos del orden del día. Solución Conviene diferenciar este supuesto del supuesto del apartado anterior. firmado personalmente por todos los que la suscriben». En el anterior. y es que no se ha firmado personalmente por los Concejales representados. conviene tener en cuenta la nueva redacción 188 . en el presente supuesto. Lo que parecía determinar que la competencia para la formación del orden del día era exclusiva del Alcalde y podría rechazar de forma motivada asuntos que no considerase preciso llevar a una sesión extraordinaria. admisible. En cambio. Novena cuestión planteada: ¿PUEDE EL ALCALDE NO CONVOCAR UNA SESIÓN PLENARIA EXTRAORDINARIA DEBIDAMENTE SOLICITADA. Octava cuestión planteada: ¿PUEDE EL ALCALDE NO CONVOCAR UNA SESIÓN PLENARIA EXTRAORDINARIA SOLICITADA POR MEDIO DE ESCRITO SUSCRITO POR EL PORTAVOZ DE UN GRUPO POLÍTICO CONSTITUIDO POR SIETE CONCEJALES? El artículo 78.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 19. pero que no está dictaminado por la respectiva Comisión Informativa. por iniciativa propia o a solicitud de la cuarta parte. por lo tanto. se pretende adoptar un acuerdo sobre un asunto que no figura en la convocatoria y sobre el que los asistentes a la sesión ni siquiera tienen constancia que van a adoptar un acuerdo.2 del ROF/86 señala que: «Son sesiones extraordinarias aquellas que convoque el Alcalde o Presidente con tal carácter. existe un defecto de forma exigido expresamente. del número legal de miembros de la Corporación. Tal solicitud habrá de hacerse por escrito en el que se razone el asunto o asuntos que la motiven. si bien el Portavoz representa más de la cuarta parte de los Concejales. sin embargo. si bien la exclusión de éste de alguno de los asuntos propuestos deberá ser motivada». al menos.

deberá ser declarada la urgencia por acuerdo. no podría celebrarse antes del martes de la semana siguiente (sábado. conforme a la cual: «Asimismo. salvo en los casos de sesiones extraordinarios urgentes en las que. Décima cuestión planteada: ¿CÓMO SE DEBE COMPUTAR EL PLAZO DE CONVOCATORIA DE UNA SESIÓN PLENARIA ORDINARIA? ¿Y LA EX TRAORDINARIA? ¿Y LA EXTRAORDINARIA Y URGENTE? ¿Y LA DE LA JUNTA DE GOBIERNO LOCAL? El artículo 80. Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de Concejales indicado dentro del plazo señalado. quedará automáticamente convocado. Solución dada al artículo 46.». el Pleno celebra sesión extraordinaria cuando así lo decida el Presidente o lo solicite la cuarta parte. en el cómputo por días hábiles se excluirán los festivos y los domingos. la celebración del mismo no podrá demorarse por más de 15 días hábiles desde que fuera solicitado. antes de entrar a conocer los asuntos incluidos en el orden del día. En relación con la Junta de Gobierno Local. hábil). el Pleno quedará válidamente constituido.2 de la Ley 7/1985. por la Ley 11/1999. al menos. favorable de la mayoría de los miembros». la celebración de la sesión no podrá transcurrir menos de dos días hábiles. Se aprecia en esta nueva redacción que las facultades del Alcalde sobre este punto concreto quedan muy limitadas respecto de las que disponía anteriormente.Régimen de sesiones SUPUESTO 19..1 a) señala que: «Entre la convocatoria y la celebración de. RBRL. lunes. no pudiéndose incorporar el asunto al orden del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario con más asuntos si no lo autorizan expresamente los solicitantes de la convocatoria. En ausencia del Presidente o de quien legalmente haya de sustituirle.. sin que ningún Concejal pueda solicitar más de tres anualmente. En este último caso. 189 . hábil. Así. domingo. del número legal de miembros de la Corporación. salvo en el caso de las sesiones extraordinarias urgentes». inhábil. el artículo 113... una convocatoria de una sesión ordinaria o extraordinaria que se efectúe un viernes.4 del ROF/86 señala en relación con el Pleno que: «Entre la convocatoria y. la sesión no podrá transcurrir menos de veinticuatro horas. De conformidad con el cómputo de días señalado por el artículo 48 de la Ley 30/1992.

sino de un plazo medido por horas. 190 . Una convocatoria hecha un martes a las 9 de la mañana puede emplazar a una sesión a celebrar a las 9 horas de la mañana del miércoles. 46. si están presentes todos los miembros y se acuerda su celebración. por lo que será la simple. El límite en ese caso viene definido por el siguiente criterio: bastará la antelación de convocatoria respecto de la celebración suficiente para que se garantice la entrega de la convocatoria y la asistencia a la sesión de todos los miembros.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 19. lo que da margen para entender que se podría computar de hora a hora. téngase en cuenta que ni siquiera se está hablando de un día hábil completo. en las sesiones de la Junta de Gobierno Local. Respecto del cómputo de las 24 horas.2 b) de la Ley 7/1985]. podría celebrarse incluso sin convocatoria formal. Solución Ese límite no opera para las extraordinarias y urgentes. que empezaría a contar desde que se produce la convocatoria. Dado que la urgencia va a ser ratificada por el Pleno [art. No se exige ninguna mayoría cualificada para su ratificación.

la cual se verá en peligro cuando el órgano decisor o el instructor puedan 191 . votó.800. hermano del Segundo Teniente de Alcalde. Deber de abstención SUPUESTO 20 Enunciado SUPUESTO DE HECHO En sesión extraordinaria celebrada por el Pleno del Ayuntamiento «X». 103 de la CE/78) en la actuación administrativa. con el expediente administrativo totalmente finalizado.000 euros. a favor de un contratista. previa votación de la urgencia por mayoría absoluta. así como qué ocurriría en caso de que el hermano del contratista fuese el funcionario instructor del expediente de contratación y no el Teniente de Alcalde. 2.ª Deber de objetividad (art. El contrato le es adjudicado por siete votos a favor (entre ellos el de su hermano) y seis en contra. Éste era desfavorable. una vez acabados los asuntos incluidos en el orden del día.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. En el expediente figura como propuesta de la mesa de contratación la adjudicación a favor de dicho contratista. tras superar el correspondiente procedimiento de licitación por medio de subasta. obteniendo el correspondiente informe. en cuanto que se realiza una serie de trámites y votaciones para adoptar un acuerdo en una sesión de un órgano colegiado municipal. se procede a incluir el debate y votación.ª Régimen de sesiones. de la adjudicación de un contrato de obra pública. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. Se juzga por el que informa que las distintas cuestiones que plantea el supuesto de hecho expuesto son las siguientes: 1. El Segundo Teniente de Alcalde había pedido informe al señor Secretario de la Corporación sobre las posibilidades de votar en dicho punto. Aun así. y a ejecutar en cinco años. presupuestado en 1. Informar sobre las distintas cuestiones del expediente.

Enunciado ser titulares de intereses (patrimoniales. que desarrollen los preceptos básicos citados.) o desarrollen otras actividades que pongan en entredicho su imparcialidad. es la Ley 7/1985. Sistema de fuentes Es preciso tener claro el sistema de fuentes en esta materia para acudir a la normativa adecuada en cada caso. etc. con las correspondientes dudas interpretativas de su definición en el sistema de fuentes. El artículo 149. PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Régimen de sesiones. El sistema de fuentes local ha sido definido por la Sentencia del Tribunal Constitucional de 21 de diciembre de 1989 en los siguientes términos: 1. Fruto de ello. y que obviamente admite desarrollo autonómico legislativo. Se juzga éste un criterio práctico de visión de qué preceptos del ROF/86. ya que la interpretación dada por la Resolución de la Dirección General de Administración Local de 27 de enero de 1987 hay que entenderla corregida por la Sentencia del Tribunal Constitucional 214/1989. de 21 de diciembre de 1989.1.ª Competencia para adoptar una decisión en materia de contratación.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 20. 3. en el ámbito de la Administración Local. tienen carácter de básicos todos aquellos artículos del ROF/86. A su vez. de carácter básico.18 de la CE/78 señala la competencia exclusiva del Estado para legislar sobre las bases del régimen jurídico de las Administraciones Públicas. afectivos. 192 . RBRL. Ése es el bloque normativo estatal que tiene el carácter de básico en materia de régimen local. pueden tener carácter de básicos. A su vez. siempre que respete las citadas bases.ª Legislación básica estatal de régimen local. tienen también carácter básico los artículos señalados en la disposición final séptima del TR/86.

será preciso decantarse por el plano del deber de abstención. «en defecto de lo que en tal sentido establezca la legislación autonómica. que a su vez resulta hasta cierto punto complementario: el deber de abstención y el régimen de incompatibilidades. Si el opositor no tiene conocimiento de dicha legislación autonómica. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. y que además sería una solución prioritaria a la legislación estatal supletoria.. Enunciado 2.. que actúa como supletoria en base al artículo 149. y que resultan incompatibles entre sí. por ejemplo. sobre todo cuando hay normas concurrentes sobre una misma materia y se establecen soluciones contradictorias.». será preciso acudir al grupo normativo que regula los derechos y los deberes de los 193 . sino que se está hablando de lazos familiares que le unen con el sujeto con el que la Administración traba relación.3 de la CE/78. Dado que el sujeto que está obligado por ese deber de abstención es un Concejal.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. después de haber consultado si se establece una previsión distinta en la legislación autonómica de régimen local o en el reglamento orgánico de la Corporación.ª Legislación de desarrollo autonómico. que sin embargo no tiene carácter básico.ª Legislación estatal no básica. sería incorrecta. en lo que se refiere a los medios personales de la Administración. En el presente caso. de régimen local. en cuanto que no se trata de una doble actividad del órgano administrativo. de régimen local. B) Deber de objetividad en la actuación administrativa y régimen jurídico de los miembros de la Corporación Se puede traducir en un doble plano. Una consulta directa e inmediata de ese artículo 51 del TR/86. la legislación autonómica puede prever una solución distinta. lo cual supone acudir al cuarto puesto en el sistema de fuentes. pero dejando claro en todo caso que acude. desarrollada por el mismo sujeto. para solucionar el presente caso se va a acudir al artículo 51 del TR/86. Por ejemplo. sin haber acudido previamente a las otras fuentes. en todo caso acudirá a la solución estatal supletoria. Citar el sistema de fuentes no es ocioso porque indica claramente el criterio de selección del articulado. porque.ª Reglamento Orgánico de cada Corporación municipal. Deber de abstención SUPUESTO 20. 4. 3.

es decir. y. y 18 del ROF/86. por lo tanto. Frente al triple plano de responsabilidad al que está sujeto un funcionario: civil.). Respecto del primero señalar que habrá que determinar si la adjudicación efectuada es válida o no. C) Competencia municipal para contratar La disposición adicional segunda de la Ley 30/2007. Enunciado miembros de las Corporaciones municipales. y muy reducidamente la disciplinaria recogida en los artículos 78. y los artículos 6 a 22 del ROF/86. de gestión 194 . está sujeto sólo a un doble plano. aunque ésta remita a otra normativa para su desarrollo y concreción (legislación electoral. por el hecho de no haber respetado un deber legal. Por otro lado. si el acuerdo adoptado es en sí susceptible de ser impugnado o. • Consecuencias para el sujeto infractor.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 20. sin embargo. 73 y 59 del TR/86. Respecto del Concejal incumplidor de un deber legal. en su caso. que establece su Estatuto. es decir. de servicios. el político. esencialmente recogido en los artículos 73 a 78 de la Ley 7/1985. A dichos artículos será preciso acudir siempre que se informe sobre aspectos relacionados con los derechos y obligaciones de los Concejales. no bastará con declarar que se ha incumplido tal deber sino que habrá que analizar las consecuencias de tal incumplimiento en un doble plano: • Consecuencias de tal incumplimiento respecto del acuerdo adoptado. cuando se constate el incumplimiento de una autoridad o funcionario de su deber de abstención. su Estatuto. RBRL. será preciso determinar las consecuencias de su conducta dentro del plano de responsabilidades a las que esté sujeto. etc. revisado por la propia Administración.4 de la Ley 7/1985. si éste es válido o inválido. civil y penal (sin perjuicio de la responsabilidad metajurídica que supone la responsabilidad política). al estar ahí definidas las líneas esenciales de su régimen jurídico. de procedimiento. redefine las competencias de los órganos municipales estableciendo lo siguiente: «Corresponden a los Alcaldes y a los Presidentes de las Entidades Locales las competencias como órgano de contratación respecto de los contratos de obras. de suministro. de CSP. penal y administrativa o disciplinaria.

Enunciado de servicios públicos. y los contratos privados cuando su importe no supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto ni. Deber de abstención SUPUESTO 20.000. ni la cuantía señalada». incluidos los de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años.000 de euros. 195 . los contratos administrativos especiales. referido a los recursos ordinarios del presupuesto del primer ejercicio. la cuantía de 6. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. en cualquier caso.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado.

ª Deber de objetividad (art. 3. 103 de la CE/78) en la actuación administrativa.ª Régimen de sesiones. sin posibilidades de convalidación de ningún tipo. etc. la cual se verá en peligro cuando el órgano decisor o el instructor puedan ser titulares de intereses (patrimoniales. con carácter supletorio respecto de lo que establezca la legislación autonómica sobre régimen local.) o desarrollen otras actividades que pongan en entredicho su imparcialidad. en cuanto que se realiza una serie de trámites y votaciones para adoptar un acuerdo en una sesión de un órgano colegiado municipal. sobre un asunto no incluido en el orden del día. Primera cuestión planteada: SI ES VÁLIDA LA TRAMITACIÓN SEGUIDA PARA ADOPTAR EL ACUERDO PLENARIO Indicar en este sentido que el acuerdo es adoptado en una sesión extraordinaria. afectivos.ª Competencia para adoptar una decisión en materia de contratación. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. Tanto el artículo 51 del TR/86 como el artículo 83 del ROF/86. 2. establecen la nulidad de aquellos acuerdos adoptados sobre asuntos no incluidos en el orden del día de la convocatoria de una sesión extraordinaria. Deber de abstención SUPUESTO 20 Solución INFORME JURÍDICO Se juzga por el que informa que las distintas cuestiones que plantea el supuesto de hecho expuesto son las siguientes: 1. 196 .

si no se ha impugnado en dicho plazo. sobre un asunto sobre el que ni siquiera sabían los miembros de ese órgano qué se iba a decidir. Por ello.3 del ROF/86. de la JCA. por la vía recogida en el artículo 102 de la Ley 30/1992. al no observarse reglas esenciales de formación de la voluntad de un órgano político colegiado representativo de la comunidad municipal. del RJA-PAC. así como en el artículo 46 de la Ley 29/1998.1 a) de la Ley 29/1998. dicho acuerdo puede ser impugnado en vía ordinaria por este motivo (recurso jurisdiccional contencioso-administrativo. señalar que el artículo 51 del TR/86 no tiene carácter de básico. La acción de nulidad en este caso es imprescriptible. con lo que se está viendo afectado el derecho de los ciudadanos a participar en los asuntos públicos (art. 23 de la CE/78). o bien. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. se adopta en defecto de lo que en ese sentido pueda establecer la legislación autonómica de régimen local. pero sobre los cuales se permite deliberación y adopción de acuerdos siempre que en ese sentido lo convalide el Pleno por mayoría absoluta de sus miembros. referido a asuntos no incluidos en la convocatoria de una sesión ordinaria. dentro de los dos meses siguientes a su notificación a interesados o a su publicación) conforme a lo previsto en el artículo 52 de la Ley 7/1985. Deber de abstención SUPUESTO 20. a través de sus representantes políticos. El artículo 51 del TR/86 es uno de los supuestos de nulidad de pleno derecho contemplados en la cláusula residual del artículo 62.1 de la CE/78 se ve afectado. la solución que el mismo articula. de nulidad de pleno derecho. ya que en la convocatoria a la sesión no figuraba dicho asunto. en este caso indirectamente. Por lo tanto. Solución No se puede confundir esta situación con la establecida en el artículo 82. que podría permitir una solución distinta. RBRL. El órgano judicial competente sería el Tribunal Superior de Justicia. que se refiere a asuntos incluidos en la convocatoria pero no dictaminados por la Comisión Informativa correspondiente antes de someterlos al Pleno y en los que se convalidaría su urgencia por mayoría simple de los asistentes a la sesión. fuera de la periodicidad preestablecida para celebrar sesiones ordinarias. puede ser revisado de oficio o a instancias del interesado. El fundamento de dicho grado de invalidez: el artículo 23. A los efectos de lo antes expuesto. Se está pretendiendo adoptar un acuerdo en sesión extraordinaria.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. de conformidad con el artículo 10.1 g) de la Ley 30/1992. como supuesto de nulidad de pleno derecho expresamente recogido en una norma con rango de ley. 197 . Tampoco se puede confundir con lo establecido en el propio artículo 83 del ROF/86.

tanto de consaguinidad como de afinidad se encuentran contempladas en el Código Civil. No ocurre así sin embargo en las sesiones extraordinarias. Los trámites procedimentales se encuentran recogidos en el artículo 29 de la Ley 30/1992. el artículo 21 del ROF/86. el Concejal debería haberse abstenido. artículo 185 del ROF/86 y artículo 28. ante la falta de una previsión específica de la Ley 30/2007. Por lo tanto. estando además informado de ello. por mayoría absoluta. que recoge el parentesco de consaguinidad hasta el 4. el hecho de que haya participado el sujeto no determina por sí sólo la invalidez del acto adoptado.2 b). Las reglas para computar grados familiares. en el presente caso. de CSP. Segunda cuestión planteada: DEBER DE ABSTENCIÓN DEL CONCEJAL El artículo 76 de la Ley 7/1985. 198 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 20. se ha visto que puede ser convalidado por medio de una votación previa.º grado por consaguinidad. decisión y ejecución de todo asunto cuando concurra alguna de las causas a las que se refiere la legislación de procedimiento administrativo y contratos de las Administraciones Públicas.º grado con cualquiera de los interesados en el expediente. ¿Cómo afecta a la validez del acuerdo o acto adoptado? Es preciso tener en cuenta que conforme lo establecido en el artículo 76 in fine de la Ley 7/1985.3 de la Ley 30/1992. que recoge una enumeración de supuestos a los que se remite tanto la legislación local como la de contratación. es el artículo 28 de la Ley 30/1992. de forma consciente. El supuesto se encuentra contemplado en el artículo 28. De dichas reglas se deduce que en el presente caso un hermano es un pariente de 2. El artículo clave para determinar si se está ante un deber de abstención o no. y por lo tanto queda dentro de los supuestos del deber de abstención. artículos 915 y siguientes. que no admiten convalidación de ningún tipo. Es preciso que dicha intervención haya sido decisiva. votación. RBRL. incumpliendo por lo tanto un deber legal. En el mismo sentido. recoge el deber de abstención que tiene todo Concejal de participar en la deliberación. así como en el artículo 183 del ROF/86. Solución En el caso de que esa actuación se realice en una sesión ordinaria.

son aspectos que hay que analizar. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. recogida en el artículo 145 de la Ley 30/1992. El procedimiento para su determinación aparece recogido en los artículos 19 y siguientes del Real Decreto 429/1993. Premisas indispensables para exigir tal responsabilidad: • Daño efectivo. culpa o negligencia grave de la autoridad.). Así. el hecho de que sólo exista un voto de diferencia (el de su hermano) da una apariencia de que la intervención del incurso en el deber de abstención es decisiva. sufrido por tercero o por la Corporación. Así opera el principio de economía procedimental y de conservación de aquellos trámites que se mantuviesen independientes al vicio cometido. evaluable económicamente. 199 . Si la conclusión a la que se llegase fuese que el adjudicatario hubiese sido el mismo. Responsabilidad del Concejal incumplidor El mismo ha incumplido un deber legal y ante ello es preciso entrar a analizar sus planos de responsabilidad: a) Civil o patrimonial. el hecho de que el procedimiento estuviese acabado y el hermano resultase el contratista propuesto. 64 y ss. La efectividad del daño supone que son indemnizables las meras expectativas de ganancias sino los daños realmente producidos. de repetir la tramitación.. el hecho de que se acogiese una propuesta de la Mesa de Contratación. acudir a cada caso concreto y ponderar las circunstancias concretas que concurren. por lo tanto. • Que haya dolo. etc. darían el mismo resultado. no se vería afectada la validez de la adjudicación realizada. pero puede no ser de por sí suficiente para declarar inválido el acto adoptado. Deber de abstención SUPUESTO 20. la Administración debe haber resarcido ya al particular y ahora actuaría en vía de regreso contra el Concejal. y que. Solución Será preciso entrar a analizar en cada supuesto concreto hasta qué punto su intervención ha influido en el acto adoptado. la cual si bien no es vinculante obliga a motivar al órgano decisor por qué se aparta de la misma. sobre todo teniendo en cuenta que la Ley de Procedimiento Administrativo está presidida por principios y criterios conservadores de la validez del acto administrativo (arts. Si es a un tercero. en este caso concreto. cuestiones como el voto de calidad del Alcalde en una segunda votación en caso de empate en la primera votación por abstención del hermano. Así. Será preciso. por lo tanto.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal.

404 y ss. La disposición adicional vigesimosegunda la menciona tanto para autoridades como para empleados públicos. remitiéndose a los artículos citados. Tercera cuestión planteada: EL INCUMPLIDOR DEL DEBER DE ABSTENCIÓN ES EL FUNCIONARIO INSTRUCTOR DEL EXPEDIENTE Todo lo dispuesto en el apartado anterior es prácticamente aplicable al caso de que quién esté incurso en un deber de abstención sea el funcionario y no un político. en cuanto que el régimen estatutario de las autoridades políticas en este extremo no ha sido desarrollado. El análisis de lo decisivo de su intervención a efectos de determinar hasta qué punto afecta a la validez del acto administrativo de adjudicación vendrá trasladado al plano de instrucción del expediente y no al plano decisor del mismo. cuya existencia ha sido acentuada por su mención expresa en la normativa específica de contratación administrativa. el plano de responsabilidad no será doble sino triple. En relación con el aspecto de la responsabilidad. 73 y 59 del TR/86. Dicha responsabilidad será determinada por los Tribunales de Justicia penales. c) No existe la posibilidad de exigir una responsabilidad administrativa o disciplinaria por el propio Ayuntamiento a sus Concejales. b) Penal. arts. debiéndose añadir un régimen disciplinario a imponer por la propia Administración. el único matiz a añadir es que al ser funcionario. Solución En el presente caso. Habrá que estar por lo tanto a lo dicho respecto de la responsabilidad patrimonial y disciplinaria de los políticos. y 18 del ROF/86). 78. y ello en base a que el artículo 28 de la Ley 30/1992 se refiere expresamente tanto a autoridades como a funcionarios.4 de la Ley 7/1985.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 20. salvo en algunos aspectos puntuales (arts. no se adivina la existencia de ningún perjuicio efectivo y no operaría por lo tanto tal plano de responsabilidad.). Las autoridades políticas son susceptibles de ser consideradas como autores de los delitos especiales tipificados en el Código Penal (LO 10/1995. 200 .

3 de la misma y al artículo 147 citado del TR/86. el sistema de fuentes para determinar el régimen disciplinario de un funcionario de carrera de la Corporación es el definido en el artículo 147 del TR/86. constituirá falta muy grave cuya responsabilidad disciplinaria se exigirá conforme a la normativa específica en la materia». Habrá. 201 . del Estatuto Básico del Empleado Público (en adelante.. conforme al artículo 95. O sea que la conducta está tipificada como una falta muy grave. con una duración máxima de seis años. que en el caso de los funcionarios interinos comportará la revocación de su nombramiento.. 2. No está recogida entre los supuestos del artículo 95 de la Ley 7/2007. que determinar cómo está calificada esa falta. EBEP). para ver su tipificación y sanción. Las faltas graves y leves serán las establecidas en la legislación de función pública de la respectiva Comunidad Autónoma y supletoriamente en la legislación de funcionarios civiles del Estado». la disposición adicional vigesimosegunda. el artículo 96 señala las siguientes para las infracciones: «a) Separación del servicio de los funcionarios. lo que determinaría. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. aunque no se recoja en la norma de régimen funcionarial sino en reguladora del régimen contractual de las Administraciones. conforme al cual: «Las faltas muy graves serán las tipificadas por la legislación básica de la función pública. como infracción muy grave. Deber de abstención SUPUESTO 20. b) (.) c) Suspensión firme de funciones. o de empleo y sueldo en el caso del personal laboral. por lo tanto.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. acudir a la legislación autonómica sobre función pública. de la Ley 30/2007 señala que: «La infracción o aplicación indebida de los preceptos contenidos en la presente ley por parte del personal al servicio de las Administraciones muy públicas. de carácter básico. Pero se da la circunstancia de que al margen de la legislación funcionarial. Solución En el ámbito de la Administración Local. En cuanto a las sanciones que se pueden imponer por la comisión de esta infracción. y que sólo podrá sancionar la comisión de faltas muy graves. cuando mediare al menos negligencia grave.º párrafo.

Siempre y cuando no exista identidad de fundamentos y. de conformidad con lo establecido en el artículo 149 del TR/86. Y ello pese a que se han ampliado sensiblemente las competencias de contratación administrativa atribuidas al Alcalde-Presidente de la Corporación. Procedimiento que tendrá que respetar en todo caso lo establecido en el artículo 98 de la Ley 7/2007. se encuentra recogido en el Real Decreto 33/1986. y los contratos privados cuando su importe no supere el 10 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto ni. e) Demérito. ni la cuantía señalada». de CSP. la cuantía de 6. con o sin cambio de localidad de residencia. incluidos los de carácter plurianual cuando su duración no sea superior a cuatro años. Lo que llevado al presente caso. referido a los recursos ordinarios del presupuesto del primer ejercicio. promoción o movilidad voluntaria. los contratos administrativos especiales. a título de supletorio. por lo tanto. El órgano competente para la imposición de la sanción sería el Alcalde. determinaría que se esté ante una competencia del Pleno. en cualquier caso.000. siempre que el importe acumulado de todas sus anualidades no supere ni el porcentaje indicado. por el período que en cada caso se establezca. establece que: «corresponden a los Alcaldes y a los Presidentes de las Entidades Locales las competencias como órgano de contratación respecto de los contratos de obras. tal y como se desprende del artículo 150 del TR/86.» El procedimiento para la imposición de sanciones. Cuarta cuestión planteada: LA COMPETENCIA PARA ADJUDICAR EL CONTRATO La disposición adicional segunda de la Ley 30/2007. la imposición de una pena y de una sanción disciplinaria son compatibles.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 20. aunque dicho supuesto es preciso interpretarlo de forma restrictiva y con carácter favorable al imputado. de suministro.000 de euros. que consistirá en la penalización a efectos de carrera. de servicios. de gestión de servicios públicos. y dada la duración por cinco años del contrato. 202 . del EBEP. el bien jurídico protegido sea distinto. Solución d) Traslado forzoso.

203 . sin perjuicio del resultado que derive del mismo. Deber de abstención SUPUESTO 20.Régimen de sesiones de un órgano colegiado municipal. referente a peculiaridades introducidas por la Ley 4/1999. Por lo tanto. con lo que parece estar excluyendo la discrecionalidad en la decisión de su iniciación. BOE 14 de enero de 1999. en los términos del artículo 145 citado. Solución Anexo. Régimen jurídico de los miembros de una Corporación municipal. Entrada en vigor: 14 de marzo de 1999. una vez que la Administración haya procedido al abono de la indemnización. El artículo 145 se modifica en el sentido de señalar que dichos procedimientos se iniciarán de oficio. del RJA-PAC. de modificación de la Ley 30/1992. es obligada la iniciación del expediente de repetición contra la autoridad o funcionario posible culpable del daño.

.

en la redacción dada por la disposición final primera de la Ley 30/2007. que: «los servicios públicos de la competencia local podrán gestionarse mediante alguna de las siguientes formas: 205 . En ese sentido se pretende la creación de una Fundación Municipal de Cultura.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21 Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» pretende ejercer sus actividades culturales de forma descentralizada. Señala dicho precepto. Dicha ley incorpora la figura de las Entidades Públicas Empresariales a la esfera local. de Medidas para la Modernización del Gobierno Local. de 16 de diciembre. eran el único ente público de carácter fundacional que podían crear las entidades locales. mecanismos de control por el Ayuntamiento y responsabilidades en que se podría incurrir por la Corporación municipal por la gestión de su Organismo. El artículo 85 de la Ley 7/1985 incluye a los Organismos Autónomos Locales entre las formas existentes para la prestación de servicios públicos con carácter directo. Hasta la aprobación de la Ley 57/2003. por medio de un Organismo Autónomo Local. de CSP. seis años después de que la LOFAGE las crease para el ámbito de la Administración del Estado. régimen jurídico del mismo. Se plantea a los servicios jurídicos municipales todos los aspectos relacionados con la creación de dicho ente. PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Administración Institucional Los Organismos Autónomos Locales son el prototipo de Administración Institucional en el ámbito local.

atienden a la idea de un conjunto de bienes. entendiendo como tal la creación por parte de una Administración de una persona jurídica pública distinta a la primera y dependiente de la misma.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21. b) Organismo Autónomo Local. 6/1997. junto con las Entidades Públicas Empresariales. al crearse para desarrollar cometidos y funciones concretas. Como Administraciones Institucionales que son y dado que tienen una base fundacional. en la redacción dada por la Ley 57/2003. Gestión directa: a) Gestión por la propia Entidad Local.ª Con carácter prioritario en todo caso. cuyo capital social sea de titularidad pública. c) Entidad Pública Empresarial Local. el servicio público a prestar en este caso.ª Respetando lo dispuesto en los apartados anteriores y complementando a los mismos. Enunciado A.ª En defecto de las anteriores y en lo que no contradiga a las mismas. las previsiones contempladas en los distintos apartados del artículo 85 bis 1 de la Ley 7/1985. Las mismas se rigen por el criterio de la especialización. B) Régimen jurídico A la hora de definir el régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales habrá que estar a las siguientes reglas: 1. para el cumplimiento de determinados fines. un patrimonio. las previsiones de los artículos 45 a 52 de la LOFAGE. habrá que estar a lo que dispongan de forma individualizada para cada Organismo Autónomo Local sus correspondientes estatutos. en los siguientes términos: 206 . que es la regulación general de los Organismos Autónomos en el ámbito de la Administración del Estado. 3. y que tienen el carácter de básicas. afecto al cumplimiento de un objetivo o fin. 2. Se está ante una remisión a una normativa en principio ajena totalmente a la esfera local. específicos e individualizados. reflejan el principio de descentralización funcional. cuyo contenido mínimo figura descrito en el artículo 85 bis 2.» Dichos entes. d) Sociedad mercantil local.

con plena sujeción al Derecho Administrativo. con respeto en todo caso a lo dispuesto en el apartado anterior. artículo 2. de la JCA. control financiero y control de eficacia. del EBEP.1 y 3. con indicación de las potestades administrativas generales que éste puede ejercitar.Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales SUPUESTO 21. que serán. de intervención. 207 . • Ley 30/2007. c) En el caso de las Entidades Públicas Empresariales. e) El régimen relativo a recursos humanos. con indicación de aquellos actos y resoluciones que agoten la vía administrativa. de CSP. así como su forma de designación. del RJA-PAC. de contabilidad. que pese a que también son Administraciones Públicas gozan de un régimen jurídico privado salvo las excepciones expresamente previstas en la ley (arts.1 c). ya sean unipersonales o colegiados. no mixto. entre otras. en todo caso. Los estatutos de los Organismos Autónomos Locales y de las Entidades Públicas Empresariales Locales comprenderán los siguientes extremos: a) La determinación de los máximos órganos de dirección del organismo. económico-financiero. En ese sentido se diferencian de lo que ocurre con las Entidades Públicas Empresariales. artículo 1. conformes con la legislación sobre las Haciendas Locales y con lo dispuesto en el Capítulo III del Título X de esta ley. patrimonio y contratación. como establecen sus artículos 2. a las siguientes leyes: • Ley 30/1992.2 d). es decir. d) El patrimonio que se les asigne para el cumplimiento de sus fines y los recursos económicos que haya de financiar el organismo. 53 a 60 de la LOFAGE). Ese régimen jurídico público. etc. los estatutos también determinarán los órganos a los que se confiera el ejercicio de las potestades administrativas. • Ley 7/2007. b) Las funciones y competencias del organismo. • Ley 29/1998. Enunciado «2.2 de la misma. como así establece el artículo 2. f) El régimen presupuestario. supone que estén sujetos.» Se deduce de estas reglas que el régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales será de carácter público.

y la inclusión por lo tanto dentro del ámbito de aplicación de la Ley 29/1998. están sujetas a las reglas procedimentales de la Ley 30/1992. Ámbito subjetivo. incluyendo aquellas que.. Son contratos del sector público y. las Agencias Estatales y cualesquiera Entidades de Derecho Público con personalidad jurídica propia vinculadas a un sujeto que pertenezca al sector público o dependientes del mismo. indicar que están sujetas a las reglas de la contratación administrativa en todo caso ya que la Ley 30/2007. En cuanto a su personal.» En cuanto a la fiscalización de sus actos por la jurisdicción contencioso-administrativa. cualquiera que sea su naturaleza jurídica. Organismos y Entidades: (. «1.) c) Los Organismos Autónomos. En cuanto a su capacidad de contratación. tengan atribuidas funciones de regulación o control de carácter externo sobre un determinado sector o actividad. de dar los correspondientes trámites de audiencia.. en consecuencia. los contratos onerosos. Como tal 208 . las Entidades Públicas Empresariales. se considera que forman parte del sector público los siguientes Entes. las Universidades Públicas.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21. Ámbito de aplicación. etc. con las posibilidades de contratación de personal laboral que se establece para cualquier Administración. de CSP. A los efectos de esta ley.1 y 3. están sometidos a la presente ley en la forma y términos previstos en la misma. que celebren los Entes.» Artículo 3. «1. Dicha entidad tiene la obligación de resolver expresamente en plazo legalmente establecido. dado el carácter jurídico público de sus actos. del RJA-PAC. Organismos y Entidades enumerados en el artículo 3. de la JCA. es algo lógico. las incluye íntegramente en su ámbito de aplicación al señalar los artículos 2. Cualquier ciudadano gozará ante estas entidades de los mismos derechos y garantías de las que gozaría en caso de que se dirigiese al mismo Ayuntamiento. señalar que será funcionario. con independencia funcional o con una especial autonomía reconocida por la ley. Enunciado En ese sentido conviene aclarar lo siguiente.1 c) de la misma lo siguiente: Artículo 2. así como en los pronunciamientos y declaraciones de voluntad que hagan. de adecuarse a los trámites y reglas procedimentales. Como Administraciones Públicas que son en el proceso de formación de voluntad de las mismas.

Pero uno es Administración y la otra no. ejecutivos (obligatorios para su destinatario) y ejecutorios (que puede hacer valer por sí mismo ante el incumplimiento del destinatario). en la cual lo único que hay público es el capital. Se estaría en este último caso ante un ente instrumental de la Administración de carácter privado. con carácter supletorio. Como Administración que es. etc. sujeta a la Ley 7/1985. La sociedad mercantil pública es una persona jurídica privada. RBRL y al ROF/86. su régimen normal de declaración de voluntades será el de producción de actos administrativos. Distinción de las fundaciones de carácter privado Ambos aparecen como un mecanismo para gestionar directamente un servicio público municipal. Ese origen del dinero. Vistas estas premisas es posible entrar a la resolución de las cuestiones planteadas. que es municipal. la convocatoria de su Junta General de Accionistas. conviene aclarar que hablar de Organismos Autónomos (en términos de la Ley 7/1985) y de Fundaciones Públicas del Servicio (en términos del RSCL/55) es lo mismo. Enunciado Administración. de carácter público pero el régimen jurídico de sus actos es de Derecho Privado. C) Distinción entre un Organismo Autónomo Local y una sociedad mercantil con capital exclusivamente municipal. es una entidad de Derecho Público. determinará que esté sujeto a un régimen especial de control y de fiscalización (control contable. 209 .).3 de la Ley 30/1984. El Organismo Autónomo es una persona jurídica pública. y funciona como cualquier otra sociedad mercantil. Ambos son entes instrumentales de la Administración Local en cuanto que son personas jurídicas creadas por aquélla para el cumplimiento de fines específicos de la misma. presupuestario.Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales SUPUESTO 21. de Fundaciones. Uno puede ejercer potestades públicas exorbitantes y la otra no. que delimita qué preceptos son básicos y por lo tanto son aplicables a todas las Administraciones. sin perjuicio de que existan determinadas peculiariedades reguladas por el Derecho Administrativo como. carente de potestades administrativas y cuyo régimen jurídico está recogido. de MRFP. Por otra parte. en los artículos 44 y siguientes de la Ley 50/2002. por ejemplo. Pero no hay que confundirlos con las fundaciones de Derecho Privado creadas por una Administración. público. estarán dentro del ámbito definido por el artículo 1.

artículo 67. en la redacción dada por la Ley 57/2003. En los mismos términos de gestión directa aparece en el RSCL/55 citado. del RJA-PAC. Fundaciones Públicas del Servicio. Por lo tanto aparece en la normativa vigente articulado como un medio para prestar servicios públicos de carácter municipal. así como sobre otra serie de cuestiones. entes públicos. y por remisión del mismo. En este sentido indicar que le es de aplicación la Ley 30/1992.3 210 . sujetos a un régimen jurídico público (a diferencia de las Entidades Públicas Empresariales) determina que su régimen jurídico también esté definido por aquellas normas de Derecho Administrativo de carácter general. encargado de gestionar toda la actividad cultural del Ayuntamiento. si se dan los requisitos recogidos en su artículo 1. de CSP. Extremos que son complementados por el correspondiente Estatuto de cada Organismo Autónomo Local. cuyo contenido mínimo aparece descrito en el artículo 85 bis.SUPUESTO 21 Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales Solución INFORME JURÍDICO Solicitado informe jurídico sobre la posibilidad de creación de un Organismo Autónomo Local. aplicables a todas las Administraciones. es preciso señalar lo siguiente: 1. en los artículos 45 a 52 de la Ley 6/1997. el hecho de que estemos ante Administraciones. LOFAGE. según terminología del RSCL/55. Su régimen jurídico aparece recogido escuetamente en el artículo 85 bis de la Ley 7/1985. El artículo 85 recoge expresamente entre las formas de gestión directa de un servicio público el de los Organismos Autónomos Locales.2 de la Ley 7/1985. 2. también denominados. la Ley 30/2007. Sin perjuicio de esas previsiones jurídicas específicas.

del EBEP. sus actos son fiscalizables ante la jurisdicción contencioso-administrativa. que va a ser de forma directa. la complejidad de la misma (.1 f) de la Ley 7/1985. Dado que el Organismo Autónomo Local es un medio para la prestación de un servicio público.Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales SUPUESTO 21. modificación.. El artículo 85 bis 1 a) de la Ley 7/1985 señala que: «a) Su creación. su Administración tutelante. con lo que queda claro su régimen de funcionamiento.. por lo que habrá que justificar por qué es la mejor decisión entre las distintas opciones posibles. Vista la posibilidad de usar los Organismos Autónomos como medio para gestionar un servicio público y vista a su vez que nos encontramos ante una Administración Pública.) el Pleno podrá acordar el establecimiento de entes descentralizados con personalidad jurídica propia. el cauce procedimental para adoptar dicha decisión sería el del artículo 97 del TR/86. es preciso entrar en la cuestión más importante a efectos del presente informe y que son las relaciones que traba con el Ayuntamiento. Solución de la Ley 7/2007.)».2 del ROF/86 «(. es preciso señalar lo siguiente: A) En cuanto a su creación La Corporación municipal es la que decide crear el Organismo Autónomo. Estamos ante un acto de contenido discrecional pero que no debe ser carente de motivación.. refundición y supresión corresponderá al Pleno de la entidad local. Señala también el artículo 132. se está adoptando un acuerdo con el contenido del artículo 22. etc. 3. realizar prestaciones del mismo sometidas a contraprestación. Es decir.. En este sentido. cuyos preceptos básicos y el resto de preceptos aplicables a la función pública local. Lo que determina que a dicha decisión deba precederle la instrucción del oportuno expediente en el que se pondere cuál es la fórmula más idónea de gestión del servicio público. cuando así lo aconseje la necesidad de una mayor eficacia en la gestión. es decir. el Pleno al decidir su creación está decidiendo sobre la forma en que va a gestionar la prestación del servicio público correspondiente. 211 . Si se piensa dotar al servicio de un contenido económico. quien aprobará sus Estatutos».

en adelante TRLHL/2004. que establece el principio de presupuesto único. del que depende.3 de la Ley 7/1985 señala que: «3. De ahí la previsión del artículo 85 bis. 212 . En este sentido. que serán sometidos a información pública y quedarán pendientes de su aprobación definitiva. el artículo 164 del Real Decreto Legislativo 2/2004. a los efectos de que el Organismo Autónomo Local creado por acuerdo plenario no entre en funcionamiento hasta que la norma concreta de organización y funcionamiento. el presupuesto del Organismo Autónomo es aprobado por el Pleno de la Corporación. no esté aprobada y publicada.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21.2. que delimita su campo de acción y cuyo contenido describe el artículo 85 bis. Lo que supone estar ante una condición a la que se subordina la eficacia de la puesta en funcionamiento del Organismo Autónomo Local. y hasta que no es aprobado. automática o no. El TRLHL/2004. sino que dependen de esa aprobación superior. apertura de un período de información pública y aprobación definitiva. Por lo tanto. subordinados a las previsiones del artículo 85 bis 1 y a los artículos 45 y siguientes de la LOFAGE. Es ahí donde se traduce principalmente la relación de dependencia del Organismo respecto de su Administración tutelante. B) En cuanto a su régimen económico a) El presupuesto del Organismo Autónomo forma parte integrante del presupuesto del Ayuntamiento. y posterior publicación íntegra en el Boletín Oficial de la Provincia. no surte efectos. en sus artículos 48 y 54. siguen el procedimiento de elaboración y aprobación del artículo 49 de la Ley 7/1985. por el que se aprueba el Texto Refundido de las Haciendas Públicas Locales. Con el acuerdo de creación del Organismo Autónomo Local se deben aprobar provisionalmente los Estatutos. y que son la norma singular y específica de los mismos. que ocupan el tercer lugar en el sistema de fuentes del régimen jurídico de estos entes públicos. Es decir.3. Los Estatutos. b) En cuanto a las operaciones de crédito que pueden realizar. Los Estatutos deberán ser aprobados y publicados con carácter previo a la entrada en funcionamiento efectivo del organismo público correspondiente». también establece una intervención de los Ayuntamientos. El Organismo Autónomo ve cómo su programa de actuación y sus líneas de gasto que propone no pueden ser decididas por él libremente. pensada para regular sus peculiariedades. Solución El artículo 85 bis. aprobación por el Pleno con carácter provisional.

La principal fuente de ingresos de dichos Organismos Autónomos Locales van a ser las transferencias de la Corporación municipal. siempre que con ellos se cubra el coste del servicio que se preste (art. total o parcialmente. y que exista un criterio de representación proporcional de las distintas fuerzas políticas que integran el Pleno de la Corporación. y con más de cinco años de ejercicio profesional en el segundo. que señala que: «a) La determinación de los máximos órganos de dirección del Organismo. bajo la condición de Presidente. con respeto en todo caso a lo dispuesto en el apartado anterior. en los términos que establece el artículo 200 del TRLHL/2004. En los municipios señalados en el Título X.» Lo normal y usual es que los Estatutos incluyan entre sus órganos colegiados. Respecto de los órganos unipersonales de dirección. c) En cuanto al control contable. Solución si bien es verdad que se les reconoce capacidad a los mismos para contraer dichos créditos. Las reglas de necesario respeto por los Estatutos a las que se refiere el artículo son las siguientes: «b) El titular del máximo órgano de dirección de los mismos deberá ser un funcionario de carrera o laboral de las Administraciones Públicas o un profesional del sector privado.Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales SUPUESTO 21. 47 del TRLHL/2004). tal y como establece el artículo 85 bis. así como su forma de designación. ya sean unipersonales o colegiados.2. 213 . cuya composición se determinará en sus Estatutos. c) En los organismos autónomos locales deberá existir un consejo rector. tendrá la consideración de órgano directivo. con indicación de aquellos actos y resoluciones que agoten la vía administrativa». C) En cuanto a la organización La misma. que aparece definida en los Estatutos. extremo por otra parte lógico en cuanto que por medio de ellos se van a prestar servicios públicos municipales. titulados superiores en ambos casos. lo habitual era que desempeñase dicha función un concejal miembro de la Corporación. a miembros de la Corporación local. tienen la posibilidad de fijar la cuantía de los precios públicos que hayan sido establecidos por la Corporación. d) En cuanto a la financiación.

2 señala que: «2.. Los Estatutos de los Organismos Autónomos Locales y de las Entidades Públicas Empresariales Locales comprenderán los siguientes extremos: (. con indicación de las potestades administrativas generales que éste puede ejercitar.» El artículo 85 bis.. qué líneas debe seguir el mismo y su gestión. Dichos órganos de gobierno son los que adoptarán las decisiones sobre cómo prestar el servicio público.1 señala que: «g) Su inventario de bienes y derechos se remitirá anualmente a la concejalía. El lazo de carácter político se ha trazado por medio de la adscripción. Todo ello sin perjuicio de que las líneas de gasto ya se hayan decidido por el Pleno del Ayuntamiento por medio de la aprobación del presupuesto. por medio de la aprobación del presupuesto.» E) En cuanto a su patrimonio El artículo 85 bis. D) En cuanto a la gestión del servicio Con el límite que supone el hecho de que es el Pleno quien adopta la decisión sobre el gasto total que supone la prestación del servicio público. Solución Las nuevas previsiones de la Ley 57/2003 se han orientado claramente hacia un criterio de profesionalización. Los Estatutos fijarán: «b) Las funciones y competencias del Organismo. existe un gran margen de maniobra por parte del Organismo respecto a las decisiones sobre cómo prestar el mismo.» 214 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21.) d) El patrimonio que se les asigne para el cumplimiento de sus fines y los recursos económicos que hayan de financiar el Organismo. área u órgano equivalente de la Entidad Local.

de 3 de noviembre.. modificación. El artículo 85 bis.. de Patrimonio de las Administraciones Públicas. además de bienes patrimoniales. Este artículo tiene una nueva redacción dada por la Ley 33/2003.1.» Para señalar a continuación el tipo de vínculo que mantendrán con la Administración tutelante: «Deberán quedar adscritas a una concejalía. tanto en el gasto como en la forma de prestar el servicio. La redacción originaria de la LOFAGE permitía ya de forma novedosa que los Organismos Autónomos Locales (no las Entidades Públicas Empresariales) pudiesen ser titulares de bienes de dominio público.)». al remitirse a la Ley 33/2003. vinculados a la prestación del servicio que tienen encomendado.. Solución Por otra parte.. área u órgano equivalente de la Entidad Local (. áreas u órganos equivalentes de la Entidad Local (. La nueva redacción del artículo 48 de la LOFAGE.1 de la Ley 7/1985 señala el máximo poder de la Administración creadora respecto de la de carácter fundacional cuando señala que: «a) Su creación. mantiene esta línea (e incluso la hace extensiva a las Entidades Públicas Empresariales). quien aprobará sus Estatutos. 215 . Todo ello sin perjuicio de que. además. refundición y supresión corresponderá al Pleno de la Entidad Local. al que como hemos visto se remite el artículo 85 bis. Por lo tanto un Organismo Autónomo Local puede ser titular de bienes de dominio público y no sólo tenerlos adscritos. al señalar que: «f) Estarán sometidos a controles específicos sobre la evolución de los gastos de personal y de la gestión de sus recursos humanos por las correspondientes concejalías. pudiesen tener adscritos bienes de dominio público de titularidad de la Administración Territorial de la que dependen.). hay que tener en cuenta las previsiones del artículo 48 de la LOFAGE.Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales SUPUESTO 21. F) Relación de tutela Son varias las manifestaciones legales de esa relación de dependencia y vinculación respecto de la Administración que la ha creado. La ley prevé expresamente mecanismos de control.

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21. cada una de ellas con capacidad para asumir derechos y obligaciones de forma independiente. Dado que el ejercicio de la potestad expropiatoria les está prohibido a los Organismos de Aministración Local (art. No obstante. 58 del TRLHL/2004). integrado dentro del presupuesto único de la Corporación. para celebrar contratos de cuantía superior a las cantidades previamente fijadas por aquélla. cuando señala que: «g) Su inventario de bienes y derechos se remitirá anualmente a la concejalía. como la autorización previa para concertar operaciones de crédito (art. Se está hablando de dos personas jurídicas distintas.» Por otra parte. Habría que distinguir varios supuestos: 216 . la aprobación municipal del presupuesto. es preciso tener en cuenta la relación de tutela que existe entre ambas. en los siguientes términos: «h) Será necesaria la autorización de la concejalía.» Extremo que es extensible a la consideración del apartado g). área u órgano equivalente de la Entidad Local. cuando el mismo sea preciso para el cumplimiento de sus fines deberá ser ejercido por el Ayuntamiento.2 de la LOFAGE). Solución i) Estarán sometidos a un control de eficacia por la concejalía. área u órgano equivalente de la Entidad Local a la que se encuentren adscritos. G) Responsabilidades Se plantea hasta qué punto una Corporación municipal puede incurrir en responsabilidad por la gestión realizada por un Organismo Autónomo creado por ella. el apartado h) recoge la necesidad de obtención de autorización respecto de los contratos que concierte el Organismo Autónomo Local. área u órgano equivalente de la Entidad Local a la que estén adscritos. 42. aunque a los meros efectos informativos.» Otras manifestaciones de la relación de tutela con el ente creador son aquellas a las que se ha aludido antes.

la Corporación le sucederá universalmente». Es decir. 1/1995). que conservaría sus derechos. La disposición adicional cuarta del TRLHL/2004 determina que existe una responsabilidad solidaria del Ayuntamiento respecto de las deudas 217 . Se entiende que en todo caso se asumiría a los funcionarios. sería responsable último y único de su gestión o si habría una corresponsabilidad de la Administración tutelante. Respecto de los trabajadores laborales.º Respecto de deudas que se generen por la gestión del servicio por el ente descentralizado: Este supuesto es distinto. Ello determinaría en principio una separación de responsabilidad. Conllevaría no sólo la asunción del patrimonio y derechos del Organismo sino también de sus deudas y obligaciones. sería preciso asumir al personal laboral también. si da un saldo negativo. Se plantea ahí si el mismo.2 del RSCL/55 señala el criterio de sucesión universal. es preciso tener en cuenta que la subrogación se va a producir en el resto de aspectos. sería preciso que se diese el fenómeno de la sucesión del empresario para que se pudiese hablar de asunción obligada de los mismos. Junto a ese plano. en funcionamiento. en cuanto que tiene personalidad jurídica propia. en el mismo centro de trabajo.º Desaparición del Organismo Autónomo Local. Solución 1. conforme prevé la legislación laboral. al establecer que: «Al disolverse la Institución. No obstante. en cuanto que se refiere a las deudas generadas mientras el ente sigue operando. Si la liquidación del ente da un saldo positivo. Esa sucesión será tanto en cuanto a derechos como en cuanto a deberes. con los medios materiales del antiguo empresario. también lo tendría que asumir la Corporación municipal. El artículo 88. se entiende que se produciría una subrogación respecto de los trabajadores del Organismo. la persona jurídica que los contrató. dicho saldo irá a parar a la Corporación. en los términos del artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores (RDLeg. A su vez. En este sentido habría que distinguir entre funcionarios y trabajadores laborales.Régimen jurídico de los Organismos Autónomos Locales SUPUESTO 21. Por contra. En ese caso. se podrían hacer las siguientes consideraciones: a) Legales. dado que se ha producido la extinción del empresario. sería preciso que se siguiese prestando el mismo servicio. Es preciso tener en cuenta que se está hablando de personas jurídicas distintas. 2.

de identidad de miembros de sus órganos de gobierno. y que esencialmente se basan en los argumentos de la existencia de una relación de tutela. con el mismo ponente. en que la personalidad y capacidad de la fundación son sólo operativas e instrumentales. Se podrían citar varias sentencias que expresamente reconocen la responsabilidad del Ayuntamiento respecto de las gestiones realizadas por sus Organismos Autónomos Locales. las Sentencias del Tribunal Supremo 1995/7495. Solución que sus Organismos Autónomos Locales hayan contraído con el Estado. suponiendo nada más que autonomía funcional. 1995/6188 y 1994/1008. b) Jurisprudenciales. sus Organismos y la Seguridad Social. 218 . integración en el presupuesto y. y que se incluirían en las deudas a compensar con las cantidades que se reciben procedentes del Estado.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 21. En este sentido. en las dos primeras.

¿Puede cobrar percepciones económicas por la asistencia a las sesiones del Consejo de Administración de la sociedad mercantil de capital íntegramente municipal? ¿Y por la condición de presidente de los tribunales de oposiciones de la propia Corporación? ¿Y en concepto de dietas por viajes de representación del Ayuntamiento? ¿Y por presidir las sesiones del Organismo Autónomo encargado de gestionar las actividades deportivas promovidas por el Ayuntamiento (Patronato de Deportes)? 219 . cobrando las pertinentes retribuciones.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES Régimen de retribuciones de los miembros de las Corporaciones Locales SUPUESTO 22 Enunciado SUPUESTO DE HECHO El señor Alcalde-Presidente del Ayuntamiento «X» tiene un régimen de dedicación exclusiva como miembro de la Corporación.

1 de la Ley 7/1985. Se deduce claramente una incompatibilidad manifiesta en relación con segundas retribuciones. así como para el desarrollo de la otras actividades. Y se hace una remi- 220 . su percepción será incompatible con la de otras retribuciones con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas y de los entes. posteriores y de superior rango. ROF/86. en cuyo caso serán dados de alta en el régimen general de la Seguridad Social. que establece lo siguiente: «Los miembros de las Corporaciones Locales percibirán retribuciones por el ejercicio de sus cargos cuando los desempeñen con dedicación exclusiva. En el supuesto de tales retribuciones.Régimen de retribuciones de los miembros de las Corporaciones Locales SUPUESTO 22 Solución INFORME JURÍDICO El régimen de retribuciones de los miembros de las Corporaciones Locales se encuentra recogido en el artículo 75 de la Ley 7/1985. todo ello en los términos de la Ley 53/1984. Ello determina que le sea de aplicación lo dispuesto en el artículo 75. el Alcalde-Presidente de la Corporación percibe retribuciones por el ejercicio de su cargo con dedicación exclusiva. RBRL. organismo o empresas de ellas dependientes. En el presente caso. tanto de origen público como las de carácter privado. la regulación de desarrollo se encuentra en el artículo 13 del ROF/86. En concreto. son previos a la reforma de la LRBRL. por lo que en todo caso sólo podrá ser aplicado siempre y cuando no contradiga lo establecido en las modificaciones indicadas. de IPSAP. y esencialmente el Real Decreto 2568/1986. modificado tanto por la Ley 11/1999 como por la posterior Ley 14/2000. salvo lo dispuesto en el artículo anterior». de 26 de diciembre. La regulación de desarrollo.

RBRL. es preciso realizar las oportunas matizaciones porque. No obstante. el artículo 75. No obstante. de IPSAP.3 de la LRBRL antes transcrito establece claramente que la posibilidad de cobrar asistencias por la concurrencia efectiva a las sesiones de órganos colegiados de la Corporación corresponde a aquellos miembros de la Corporación que no tengan retribuciones por dedicación exclusiva o por dedicación parcial.3 y 4 de la Ley 7/1985. Sólo los miembros de la Corporación que no tengan dedicación exclusiva ni dedicación parcial percibirán asistencias por la concurrencia efectiva a las sesiones de los órganos colegiados de la corporación de que formen parte. al tratarse de un órgano de carácter político. el artículo 13. 4. Solución sión a un régimen jurídico que en principio no le tendría que ser aplicado.6 del ROF/86 establece al respecto que: «todos podrán percibir indemnizaciones por asistencias cuando se trate de órganos rectores de Organismos dependientes de la Corporación local que tengan personalidad jurídica independiente. Dicha remisión se realiza a normativa propia de los funcionarios públicos.» Con estas premisas es preciso pasar a analizar los casos concretos que se plantean. ello no supone una exclusión absoluta o total de percepción de cuantías adicionales. y en concreto a la ley reguladora de tal extremo. y en ese sentido. hay que estar a lo establecido en el artículo 75. En concreto. En consecuencia. en la cuantía señalada por el pleno de la misma. sería preciso indicar: a) Respecto del derecho a cobrar por la asistencia a las sesiones del Consejo de Administración de una sociedad de capital íntegramente municipal. que señala lo siguiente: «3.Régimen de retribuciones de los miembros de las Corporaciones Locales SUPUESTO 22. de 221 . según las normas de aplicación general en las Administraciones Públicas y las que en desarrollo de las mismas apruebe el pleno corporativo. la Ley 53/1984. como se verá a continuación. Los miembros de las Corporaciones locales percibirán indemnizaciones por los gastos efectivamente ocasionados en el ejercicio de sus cargos. el hecho de que el señor Alcalde tenga el régimen retributivo del que goza excluye la posibilidad de percepción de asistencias por concurrir a las sesiones de los órganos colegiados municipales.

En ese sentido es preciso señalar que ello supone el analizar hasta qué punto es compatible la retribución como funcionario público con los conceptos objeto de infor222 . en la redacción originaria de la LRBRL. aunque no exclusivamente. es decir. en consecuencia. Solución Consejos de Administración de empresas con capital o control municipal o de tribunales de pruebas para la selección de personal». redactada en el año 1986. La previsión de excepcionalidad del artículo es clara.3. Lo que en principio debería determinar la posibilidad de percepción de las asistencias por la concurrencia efectiva a las mismas.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 22. aunque se tenga una retribución en régimen de dedicación exclusiva. de IPSAP. Extremo que además no rompe la literalidad de la previsión del artículo 75. determina la derogación de esta previsión del artículo 13. tengan dedicación o no. La cuestión se centra en determinar hasta qué punto la misma. ya que en realidad no es un órgano colegiado de la Corporación. excluyéndose ya en ese momento la posibilidad de que el perceptor de las mismas pudiese percibir otro tipo de retribuciones y asistencias. al desarrollar el precepto. se encuentra vigente. amparable en el artículo 75. El ROF/86. esta última en concepto de indemnización y. Cabe plantearse la cuestión de si la remisión que ahora se realiza de forma novedosa al régimen funcionarial de la Ley 53/1984.6 del ROF/86. asistir a las reuniones del Patronato de Deportes y la asistencia a los Tribunales de oposiciones. señala de forma clara los supuestos en los que no se incurre en una incompatibilidad de percepción de ingresos con cargo a los fondos públicos y señala expresamente el supuesto en el que se asista a las reuniones del Consejo de Administración de la sociedad mercantil municipal. En ese sentido es preciso indicar que las novedades de la Ley 11/1999 y de la Ley 14/2000 se centran en esencia. sino de uno de sus entes instrumentales. Por lo tanto.4. en regular la figura de la dedicación parcial como susceptible de retribución. La dedicación exclusiva es una posibilidad de retribución ya establecida inicialmente desde 1985. Lo mismo cabría decir en los otros dos supuestos. que las permite para todos los concejales. el contexto normativo de rango legal no ha cambiado en ese sentido desde su redacción originaria.

Régimen de retribuciones de los miembros de las Corporaciones Locales SUPUESTO 22. sin perjuicio de la posibilidad excepcional de que sean más. El personal de elección o de designación política. es preciso indicar que el artículo 60 de la Ley 7/2007. al permitirse en una norma de rango legal esa misma excepción. Los órganos de selección serán colegiados y su composición deberá ajustarse a los principios de imparcialidad y profesionalidad de sus miembros. No habrá que entender tampoco que la alusión del artículo 57. pero que no es en definitiva aplicable a miembros de la Corporación al no poder formar parte estos de dichos Tribunales por mandato legal. el límite numérico de entes. fijando el límite numérico en dos. que la remisión realizada por la nueva Ley 11/1999 al régimen funcionarial. y al respecto habría que señalar que el artículo 8 de la Ley 53/1984. asimismo.» Luego la misma no puede seguir siendo mantenida como un supuesto indemnizatorio para miembros de la Corporación y en consecuencia a los mismos no les será de aplicación el Real Decreto 462/2002.4 LRBRL. b) Respecto de la posibilidad de percibir indemnizaciones por asistencia a Tribunales de oposiciones. a la paridad entre mujer y hombre. Se precisa. por lo tanto. dé cobertura ya a este supuesto.6 del ROF. La asistencia a Tribunales de oposiciones es un supuesto de indemnización expresamente recogido en el artículo 1 del Real Decreto 462/2002. establece que: «1. eso sí. establece que el personal incluido en el ámbito subjetivo de la ley (y al que se remita otra legislación como ocurre en el presente caso) sólo podrá percibir las dietas e indemnizaciones que correspondan por asistencias a Consejos de Administración u órganos de gobierno de Entidades o empresas públicas o privadas. 223 . del EBEP. salvo que de forma excepcional se autorice mayor número para supuestos concretos mediante acuerdo de Pleno de la Corporación Local correspondiente. Y las dietas por viajes también. 3 y siguientes del mismo Real Decreto. Solución me. no sólo no supondría una derogación del matiz que había declarado el 13. 2. y se tenderá. los funcionarios interinos y el personal eventual no podrán formar parte de los órganos de selección. fijándolos en dos. Vemos. en los términos de los artículos 1. sino una ratificación del mismo (sin posibles dudas sobre una posible extralimitación reglamentaria). antes trascrito.

En el presente caso es legal la percepción de los cuatro conceptos planteados por parte del señor Alcalde-Presidente. 4. pese a tener una retribución por dedicación exclusiva. En el presente caso se está ante el tope numérico fijado en el artículo 8 de la Ley 53/1984. al ser supuestos expresamente amparados por la legislación vigente. Solución A la vista de lo expuesto.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 22. Para plantearse el cobro de asistencias a otros órganos adicionales de igual naturaleza será preciso que se adopte el correspondiente acuerdo habilitador por parte del Pleno de la Corporación. 3. al igual que las dietas por viajes relacionados con sus funciones. 224 . se pueden extraer las siguientes conclusiones: 1. Las indemnizaciones por asistencia a cada Tribunal de oposiciones se realizará en los términos del Real Decreto 462/2002. 2.

225 . se pretende la aplicación de un sistema de dietas a todos los Concejales salvo el señor Alcalde. el referente a indemnizaciones a percibir por los señores Concejales con motivo de desplazamientos que deban realizar en el ejercicio de sus cargos.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 23 Régimen de dietas para la Alcaldía Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por parte del equipo de gobierno del Ayuntamiento «X» se pretende fijar el régimen de percepciones económicas de los miembros de la Corporación municipal. En uno de sus extremos. así como de los cauces que se deberían seguir para adoptar dicho acuerdo. que en sus desplazamientos vería sufragados todos los gastos de alojamiento y comida que efectivamente se produjesen. Se tiene previsto para el señor Alcalde un régimen retributivo de dedicación exclusiva. Se solicita informe sobre la legalidad de dicho extremo.

incluso aquellos que tenga régimen de dedicación exclusiva. Existe por tanto una remisión a las normas de aplicación general en las Administraciones Públicas y a las que en ese sentido apruebe el Pleno. establece el derecho de indemnización por razón del servicio. Será por lo tanto preciso remitirse a dicho régimen funcionarial. establece que «los miembros de las Corporaciones Locales percibirán indemnizaciones por los gastos efectivamente ocasionados en el ejercicio de su cargo.SUPUESTO 23 Régimen de dietas para la Alcaldía Solución INFORME JURÍDICO Es preciso partir de la siguiente base legal: El artículo 75. 226 . ROF/86. El artículo 13. de 4 de marzo. RBRL.5 del Real Decreto 2568/1986. establece para los funcionarios públicos locales que las indemnizaciones por razón del servicio serán las mismas que las que correspondan al personal al servicio de la Administración del Estado. que deroga al anterior Real Decreto 236/1988. añade que dicho derecho de indemnización corresponde a todos los miembros. La regulación de las indemnizaciones por razón del servicio existe con el carácter de completa para los funcionarios públicos pero no así para los cargos políticos. precepto de carácter básico.4 de la Ley 7/1985. El artículo 28 de la Ley 7/2007. de indemnizaciones por razón del servicio. en desarrollo de las mismas. TR/86. según las normas de aplicación general en las Administraciones Públicas y las que. del EBEP. apruebe el pleno corporativo». extremo que es desarrollado por el Real Decreto 462/2002. El artículo 157 del Real Decreto Legislativo 781/1986.

Régimen de dietas para la Alcaldía SUPUESTO 23. del EBEP. habilitaciones u órganos funcionalmente análogos. los funcionarios interinos y el personal eventual no podrán formar parte de los órganos de selección. b) Desplazamientos dentro del término municipal por razón de servicio. establece que: «1. Solución Dicho reglamento no se refiere exclusivamente a personal funcionario sino que su ámbito subjetivo es mucho más amplio. 227 . d) Asistencias por concurrencia a Consejos de Administración u Órganos Colegiados. 2. 2. y por la colaboración en centros de formación y perfeccionamiento del personal de las Administraciones Públicas.» Luego la misma no puede seguir siendo mantenida como un supuesto indemnizatorio para miembros de la Corporación y en consecuencia a los mismos no les será de aplicación el Real Decreto 462/2002. Los órganos de selección serán colegiados y su composición deberá ajustarse a los principios de imparcialidad y profesionalidad de sus miembros. asimismo. El artículo 1 enumera los conceptos susceptibles de indemnización: «1. c) Traslados de residencia. Darán origen a indemnización o compensación los supuestos siguientes. por participación en tribunales de oposiciones y concursos. Toda concesión de indemnizaciones que no se ajuste en su cuantía o en los requisitos para su concesión a los preceptos de este Real Decreto se considerará nula. No habrá que entender tampoco que la alusión del artículo 57. dé cobertura ya a este supuesto. pagadurías. es preciso indicar que el artículo 60 de la Ley 7/2007. a la paridad entre mujer y hombre.» Respecto de la posibilidad de percibir indemnizaciones por asistencia a Tribunales de oposiciones. y se tenderá. antes trascrito.4 de la LRBRL. condiciones y límites contenidos en el presente Real Decreto: a) Comisiones de servicio con derecho a indemnización. en las circunstancias. no pudiendo surtir efectos en las cajas pagadoras. El personal de elección o de designación política.

es preciso tener en cuenta las previsiones del artículo 10. El presente Real Decreto será de aplicación a: (. En las comisiones de servicio. tal y como prevé su legislación específica. Respecto del importe de las dietas.. El artículo 2 del Real Decreto 462/2002 incluye dentro del ámbito de aplicación a la Administración Local.» El que se acomoda al presente caso es el concepto comisión de servicio con derecho a indemnización. de acuerdo con los grupos que se especifican en el Anexo I y las cuantías que se establecen en los Anexos II y III.. que señala: «1. en los siguientes términos: «1. Gastos de viaje es la cantidad que se abona por la utilización de cualquier medio de transporte por razón de servicio. Solución La asistencia a Tribunales de oposiciones es un supuesto de indemnización expresamente recogido en el artículo 1 del Real Decreto 462/2002. pero que no es en definitiva aplicable a miembros de la Corporación al no poder formar parte estos de dichos Tribunales por mandato legal. salvo en el caso previsto en el artículo 14 de este Real Decreto. cuya regulación aparece en los artículos 3 y siguientes. según sean desempeñadas en territorio nacional o extranjero. En concreto: Dieta es la cantidad que se devenga diariamente para satisfacer los gastos que origina la estancia fuera de la residencia oficial en los casos previstos en el artículo 5 del presente Real Decreto. 228 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 23. se percibirán las dietas a cuyo devengo se tenga derecho.) e) El personal al servicio de las Corporaciones locales. Las indemnizaciones incluidas en dichas comisiones son las de dietas y gastos de viaje. respectivamente.

mientras que los gastos de alojamiento sí. desayuno y teléfono se pueden percibir día a día. la autoridad que ordena la comisión podrá autorizar que se indemnice. por lo que en todo caso. d) Trenes convencionales y otros medios de transporte: grupos primero y segundo. se señalan a continuación: a) Avión: clase turista o clase de cuantía inferior a la prevista para aquélla. Los gastos de viaje se encuentran regulados en el artículo 17. se percibirían estos últimos. cama preferente. No obstante. cualquiera que sea la duración de la comisión. se resarcirá al comisionado por el importe exacto de las llamadas de teléfono de carácter oficial. asimismo. clase segunda o turista. En ese sentido es preciso indicar que los gastos de manutención no son a justificar.Régimen de dietas para la Alcaldía SUPUESTO 23.» 229 . para los distintos grupos comprendidos en el anexo I. procurándose que el desplazamiento se efectúe por líneas regulares. clase primera o preferente. Solución 2. al regularse los términos de su devengo. que resulten necesarias para el mejor cumplimiento del servicio. clase preferente. cama turista o literas. c) Trenes nocturnos: grupo primero. segundo y tercer grupos. segundo y tercer grupos. por el importe exacto gastado justificado por el comisionado en concepto de gastos por lavado y/o planchado de ropa personal. clase turista.3. Además. 1. tercer grupo. Se indemnizará por el importe del billete o pasaje utilizado. dentro de las tarifas correspondientes a las clases que. cuando la comisión de servicio de que se trate tenga una duración superior a cuatro días.» Extremos que admiten determinados matices y ampliaciones en los apartados y artículos siguientes. si los realmente soportados fuesen inferiores. Las cuantías fijadas en los Anexos II y III comprenden los gastos de manutención correspondientes a la comida y la cena y los importes máximos que por gastos de alojamiento. mediante la debida justificación documental de las mismas y con la aprobación de la autoridad que ordenó la comisión. b) Trenes de alta velocidad y velocidad alta: grupo primero. del que hay que destacar: «Toda comisión de servicio dará derecho a viajar por cuenta del Estado desde el lugar del inicio hasta el destino a que se refiere el artículo 4. en el medio de transporte que se determine al autorizar la comisión. y su regreso.

siempre y cuando se realice en los términos indicados en el artículo 17. Los miembros del Gobierno de la Nación. de acuerdo con la justificación documental de los mismos. No opera el criterio de indemnización por gasto total. Extremos que. 2. el artículo 19 establece que: «1.. en los términos del Real Decreto 462/2002. residencia eventual y gastos de viaje sin perjuicio de la devolución del anticipo. serán resarcidos por la cuantía exacta de los gastos realizados que sean necesarios para el ejercicio de las citadas funciones. el régimen aplicable a los concejales. Este régimen de resarcimiento podrá ser autorizado de forma expresa en cada ocasión por los Ministros en relación con el personal directivo bajo su dependencia funcional con rango de Directores generales o asimilados. Las diferencias de alojamiento y manutención deberían ser asumidas por el beneficiario. según el presente Real Decreto. No obstante. ya que falta una regulación específica.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 23. así como el de gasto efectivo por transporte. El personal a quien se encomiende una comisión de servicio de las reguladas en el artículo 3 del presente Real Decreto tendrá derecho a percibir por adelantado el importe aproximado de las dietas. se efectuarán de acuerdo con la normativa en cada momento vigente. Los anticipos a que se refiere el apartado anterior y su justificación. El personal a que se refieren los párrafos anteriores podrá optar libremente por acogerse al régimen de indemnización regulado con carácter general en las correspondientes 230 . por el importe máximo indicado en el mismo. por remisión del artículo 75. así como la de las comisiones y gastos de viaje. en cuanto a gastos de alojamiento y manutención. una vez finalizada la comisión de servicios.4 de la LRBRL.» Ése será. En principio. si éste excede de los límites regulados. Solución Respecto de la posibilidad de obtener anticipos. en la cuantía que proceda en su caso.. pueden ser complementados por el Pleno. Secretarios de Estado. dan derecho a indemnización. como se ha indicado. que establece un margen de flexibilidad para determinados cargos de la Administración del Estado: «1. y cargos asimilados a los anteriores con arreglo a la normativa aplicable cuando realicen alguna de las funciones que. se debe extraer el principio de indemnización de importe limitado. es preciso tener en cuenta las previsiones del artículo 8 del Real Decreto 462/2002. pluses.

aun cuando excedan los mismos de los términos máximos de la dieta fijada en el Real Decreto 462/2002. Extremos que en todo caso deberían quedar debidamente justificados. como mínimo a su cabeza directiva y representativa. y en consecuencia. el señor Alcalde. el de indemnización por gastos efectivamente realizados. con el único límite de no desvirtuar el planteamiento del artículo 8 del Real Decreto 462/2002. 231 . el Pleno. en el ámbito de la Administración Local. Dado que la normativa a la que se refiere el antes transcrito artículo 75. está habilitado para concretar qué órganos municipales gozan de tal derecho. Y ello por analogía y por similitud de la condición de los órganos enumerados en dicho artículo 8 y el Presidente de la Corporación. en desarrollo del mismo dicte o acuerde el Pleno de la Corporación. no atribuírselo a órganos municipales que no ocupen puestos de idéntica naturaleza a los expresamente facultados. Pero este extremo.4 de la LRBRL es el de aplicación con carácter general a las Administraciones Públicas. Solución normas del presente Real Decreto y según su clasificación en el Anexo I del mismo. sin perjuicio de que la autoridad que ordene la comisión. en determinados supuestos de carácter extraordinario. así como el que.» Salvo la alusión indicada sobre el ámbito de aplicación. no hay una mención expresa a los órganos de la Administración Local. es preciso entender que dicho órgano municipal. hay que trasponerlo. sin posibilidad de opción.Régimen de dietas para la Alcaldía SUPUESTO 23. pueda disponer que se aplique de forma obligada uno u otro régimen. Se concluye de todo lo expuesto que es admisible asignar al señor Alcalde un sistema de indemnizaciones que atienda a los gastos de manutención y alojamiento efectivamente producidos.

.

que es aprobado por 13 votos a favor y 12 en contra.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 24 Deber de abstención de los Concejales Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «X». en la que se acuerda la aprobación definitiva de un Plan Parcial del Sector C. Concejal del Ayuntamiento «Y». Don «X» es propietario de terrenos incluidos en dicho sector. ¿Es correcta la actuación de don «X»? Informe al respecto. participa en la votación de la sesión plenaria de fecha 7 de marzo de 2006. 233 .

del RJA-PAC. Conviene diferenciar conceptualmente y por su alcance el deber de abstención y la incompatibilidad. A las que habría que añadir las recogidas en los artículos 28 y 29 de la Ley 30/1992.SUPUESTO 24 Deber de abstención de los Concejales Solución INFORME JURÍDICO El artículo 103 de la Constitución Española de 1978 establece que la Administración sirve con objetividad los intereses generales. de IPSAP. Además. en las que se recoge una casuística específica de incompatibilidades con la condición de Concejal. los miembros de las Corporaciones Locales deberán abstenerse de participar en la deliberación. Así para funcionarios. votación. decisión y ejecución de todo asunto cuando concurra alguna de las causas a que se refiere la legislación de procedimiento administrativo y contratos de las Administraciones Públicas. sean estos funcionarios. Y para las autoridades locales. que establece lo siguiente: «Sin perjuicio de las causas de incompatibilidad establecidas por la ley. en el Derecho Administrativo positivo se establecen una serie de previsiones dirigidas a los medios personales de la Administración. del RJA-PAC. es preciso tener en cuenta las previsiones del artículo 178 de la LOREG. dicha previsión figura en el artículo 76 de la Ley 7/1985. la invalidez de los actos en que hayan intervenido». cabe destacar las previsiones de la Ley 53/1984. A los efectos de garantizar el respeto de esa premisa. Lo que determina una remisión también para los Concejales hacia los citados artículos 28 y 29 de la Ley 30/1992. cuando haya sido determinante. 234 . RBRL. 5/1985. La actuación de los miembros en que concurran tales motivos implicará. personal laboral o autoridades.

Solución El deber de abstención supone la exclusión de participar en la instrucción o decisión de un asunto concreto por la especial vinculación personal o económica del sujeto. Son también incompatibles: a) Los Abogados y Procuradores que dirijan o representen a partes en procedimientos judiciales o administrativos contra la Corporación. 235 .Deber de abstención de los Concejales SUPUESTO 24. En el presente caso se plantea hasta qué punto ser propietario de unos terrenos (interés particular) interfiere en la toma de decisiones públicas (intervenir como miembro del órgano colegiado competente para aprobación de una figura de planeamiento urbanístico) sobre los mismos. Es un grado más intenso de conflicto que obliga a una radical separación de una actividad respecto de la otra y que obliga a optar. c) Los Directores generales o asimilados de las Cajas de Ahorro Provinciales. lo son también de incompatibilidad con la condición de Concejal. El actual marco normativo regulador de las incompatibilidades de los concejales estaría compuesto por las siguientes previsiones: En todo caso es preciso estar a los supuestos enumerados en el artículo 178 de la LOREG. pero manteniendo la condición de cargo o autoridad pública. con excepción de las acciones a que se refiere el artículo 63.1 b) de la LRBRL. Por el contrario en la incompatibilidad el conflicto de intereses llega a tal grado que ya no es suficiente el apartamiento en la toma de decisiones singulares sino que es preciso que el sujeto afectado opte entre mantenerse en la condición de autoridad o cargo público y la segunda actividad. b) Los Directores de Servicios. d) Los contratistas o subcontratistas de contratos. Las causas de inelegibilidad a que se refiere el artículo anterior. pública o privada. 2. funcionarios o restante personal en activo del respectivo Ayuntamiento y de las entidades y establecimientos dependientes de él. cuya financiación total o parcial corra a cargo de la Corporación Municipal o de establecimientos de ella dependientes. Se consigue velar por la objetividad en la toma de decisiones apartándole de intervenir en el tema en particular. y Locales que actúen en el término municipal. 5/1985: «1. Las mismas no se pueden desarrollar de forma paralela.

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 24. que establece que: «1.1 de la Ley 7/1985. su percepción será incompatible con la de otras retribuciones con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas y de los entes. y. del RJA-PAC.. en materia de abstención. en los términos que establece el artículo 75.» 236 . en definitiva. Los miembros de las Corporaciones locales percibirán retribuciones por el ejercicio de sus cargos cuando los desempeñen con dedicación exclusiva. En el supuesto de tales retribuciones. en los términos del artículo 76 de la Ley 7/1985. asumiendo las Corporaciones el pago de las cuotas empresariales que corresponda. produciéndose. organismos o empresas de ellas dependientes. Son motivos de abstención los siguientes: a) Tener interés personal en el asunto de que se trate o en otro en cuya resolución pudiera influir la de aquél. del apartado 2. Cuando se produzca una situación de incompatibilidad los afectados deberán optar entre la renuncia a la condición de Concejal o el abandono de la situación que de acuerdo con lo establecido en el apartado anterior. a su artículo 28. quien resolverá lo procedente.. Las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones en quienes se den algunas de las circunstancias señaladas en el número siguiente de este artículo se abstendrán de intervenir en el procedimiento y lo comunicarán a su superior inmediato. dé origen a la referida incompatibilidad. 4. el funcionario o empleado que optare por el cargo de Concejal pasará a la situación de servicios especiales o subsidiariamente a la prevista en sus respectivos convenios que en todo caso ha de suponer reserva de su puesto de trabajo. 2. en cuyo caso serán dados de alta en el Régimen General de la Seguridad Social. (. del RBRL. RBRL antes citado. así como para el desarrollo de otras actividades. de 26 de diciembre. Solución 3. todo ello en los términos de la Ley 53/1984. salvo lo dispuesto en el artículo anterior.» Si además el Concejal percibe retribuciones por dedicación exclusiva es preciso remitirse a las previsiones del personal funcionario. Analizados los mismos. Ello supone que habrá que analizarlo desde la perspectiva de la abstención. que establece al respecto lo siguiente: «1. de IPSAP». Cuando la causa de incompatibilidad sea la contenida en el punto b).). se observa que el supuesto planteado no se encuentra entre ninguno de los allí contemplados. una remisión a lo establecido en la Ley 30/1992. en concreto.

RBRL. la invalidez de los actos en que hayan intervenido». 237 . La actuación de autoridades y personal al servicio de las Administraciones Públicas en los que concurran motivos de abstención no implicará... el PGOU. la invalidez de los actos en que hayan intervenido. necesariamente. ya que ésta se produjo por seis votos frente a cinco. conviene que se tenga en cuenta que una aplicación excesivamente estricta de este planteamiento conllevaría que la inmensa mayoría de los concejales (todos los que sean vecinos del municipio en que son concejales) se tendrían que abstener en temas como las ordenanzas fiscales.. cuyo resultado no puede pronosticarse. conllevaría que se estuviese ante una intervención determinante y que. cuando haya sido determinante. ya que todo hace pensar que en la segunda votación hubiera existido un empate a cinco votos. no se hubiera producido la aprobación. etc. Extremo que es completado por el artículo 76 de la Ley 7/1985. En ese sentido. el propio artículo 28 de la Ley 30/1992... la intervención del señor Alcalde en la votación fue determinante de la aprobación.... el resultado hubiera sido el de empate. que afecta a sus derechos urbanísticos. en consecuencia. El hecho de que se haya producido un incumplimiento del deber de abstenerse no determina de por sí que las actuaciones administrativas afectadas por el mismo devengan en inválidas. así como el resto de instrumentos de ordenación urbanística.. Si se hubiera abstenido. Lo que llevado al presente caso. de las que son sujetos pasivos.».» A este respecto.. Solución Aplicadas dichas previsiones al caso se constata que efectivamente existe una relación directa entre el objeto del acuerdo y los intereses privados del señor Alcalde.. con 13 votos a favor y 12 en contra. del RJA-PAC. No obstante. el Tribunal Supremo (STS de 16 de diciembre de 1999) tiene dicho «. Lo que hubiera pasado después... Tampoco aceptaremos este argumento. es un futurible. se encarga de aclarar que: «3.. decidiendo entonces el voto de calidad de la Primera Teniente de Alcalde..Deber de abstención de los Concejales SUPUESTO 24. se produjesen efectos invalidantes del acuerdo adoptado. que precisa que: «La actuación de los miembros en que concurran tales motivos implicará. lo que tampoco resulta ni lógico ni proporcionado. con lo que evitó la necesidad de una segunda votación. Y se explica el motivo diciendo que en el caso de autos la actuación del señor Alcalde no fue determinante. y sin perjuicio de las manifestaciones realizadas por Alto Tribunal. en materia de Presupuesto General de la Corporación.

sin incrementar derechos ni realizar mejoras. Siguiendo con el caso. Nadie puede en esos casos ser órgano decisor y destinatario de la decisión. Así. ordenanzas. en el que el componente decisor tiene un carácter más innovador. que ya individualiza la parcela edificable adjudicada al Concejal. ya concretan las previsiones normativas a un caso individualizado. que aunque tengan carácter general. Sin embargo sí es susceptible de objeción el caso de aprobación del posterior proyecto de reparcelación. no se observan especiales reparos en el caso de un plan parcial. Este criterio interpretativo es extensible a la aprobación de instrumentos normativos (planes urbanísticos.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 24. ya definida y aprobada con anterioridad. 238 . incluso el presupuesto general) en contraposición a los actos administrativos. lo cual no dejaría de estar en sintonía con lo antes indicado. no es más que una mera ejecución normativa de una previsión jerárquicamente superior. Pese a las consideraciones realizadas es preciso tener en cuenta que en definitiva el criterio a tener en cuenta es el del Tribunal Supremo. es preciso partir de la premisa de que el interés particular afectado y que resulte beneficiado o perjudicado por la decisión pública tiene que tener una vinculación directa e individualizada. si bien el caso concreto objeto de la sentencia en parte transcrita se refería a «la aprobación inicial de la modificación de área de suelo urbanizable no programado del PGOU». definiendo el alcance real de los derechos y deberes del destinatario. Solución A los efectos de entender que realmente existe un deber de abstención por parte de los concejales. un plan parcial que se limite a desarrollar pormenorizadamente las previsiones que señala el PGOU para ese sector. No puede ser tratada de igual forma que aquellas previsiones de un plan parcial que innovan e incrementan parámetros predefinidos por el PGOU (extremo que permiten muchas legislaciones autonómicas flexibilizando la clásica subordinación que deben tener respecto del Plan General).

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES Deber de abstención de los Concejales e incompatibilidad de los mismos SUPUESTO 25 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «X». 239 . siendo adoptado el acuerdo por unanimidad. don «X» se abstiene de votar. participa en la sesión de un Pleno en la que se acuerda la adjudicación. de la gestión del servicio de recogida de basuras a la empresa «Z». ¿Es correcta la actuación de don «X»? Informe al respecto e indique en su caso las actuaciones procedimentales oportunas. Concejal del Ayuntamiento «Y». Llegado el momento de la votación. en un expediente de contratación. en la que él es accionista de un 12 por 100 de las acciones. Don «X» no cobra retribución derivada del ejercicio de su cargo de Concejal.

En las incompatibilidades no se plantea un apartamiento del caso concreto donde se aprecia el conflicto sino que le es preciso optar entre la condición de concejal o el desarrollo de aquella otra actividad. y ello porque el artículo 75 de la Ley 7/1985. • Artículos 74 y 75 de la Ley 7/1985. El régimen de incompatibilidades está recogido en los siguientes artículos: • Artículo 178 de la Ley Orgánica 5/1985. por su condición de Concejal. RBRL. En el presente caso. titular de un 12 por 100 de las acciones de una sociedad contratista del Ayuntamiento. y los mecanismos articulados por el Derecho para garantizar la misma en los medios personales de la misma. LOREG.Deber de abstención de los Concejales e incompatibilidad de los mismos SUPUESTO 25 Solución INFORME JURÍDICO Hay que partir de las premisas indicadas en el caso anterior sobre la objetividad de la Administración. se está ante un Concejal. RBRL. La primera cuestión a plantearse es determinar el régimen de retribuciones con cargo al Ayuntamiento. En ese sentido es preciso acudir a un mecanismo más intenso que la simple abstención y es el régimen de las incompatibilidades. pública o privada. ha establecido lo siguiente: 240 . Es preciso tener en cuenta que en muchos casos la vinculación entre los intereses particulares y actividades del concejal y las funciones públicas que desempeñan es tan estrecha que la abstención de intervenir en el caso concreto no es suficiente. que la normativa señala como incompatible.

Solución «1. así como para el desarrollo de otras actividades.Deber de abstención de los Concejales e incompatibilidad de los mismos SUPUESTO 25. contratistas de obras. d) La participación superior al 10 por 100 en el capital de las Empresas o Sociedades a que se refiere el párrafo anterior. su percepción será incompatible con la de otras retribuciones con cargo a los presupuestos de las Administraciones Públicas y de los entes. servicios o suministros. organismos o empresas de ellas dependientes. En el supuesto de tales retribuciones. Es decir. si bien sólo para aquellos concejales que tengan una dedicación exclusiva. o con participación o aval del sector público. nos encontramos con que el artículo 178 de la LOREG. con un estatus y un régimen jurídico sustancialmente diferente al de los funcionarios públicos. Ley 5/1985. el artículo 12 de la Ley 53/1984 señala que: «1. En ese sentido. el personal comprendido en el ámbito de aplicación de esta Ley no podrá ejercer las actividades siguientes: (. En todo caso. de IPSAP». Acudiendo al resto de la casuística de incompatibilidades. asumiendo las Corporaciones el pago de las cuotas empresariales que corresponda.. en cuyo caso serán dados de alta en el Régimen general de la Seguridad Social. todo ello en los términos de la Ley 53/1984. arrendatarias o administradoras de monopolios. de cargos de todo orden en Empresas o Sociedades concesionarias.) c) El desempeño. salvo lo dispuesto en el artículo anterior.. de IPSAP. aunque se trate de Concejales. en concreto a la Ley 53/1984.» 241 . Los miembros de las Corporaciones locales percibirán retribuciones por el ejercicio de sus cargos cuando los desempeñen con dedicación exclusiva. cuya financiación total o parcial corra a cargo de la Corporación municipal o de establecimientos de ellas dependientes. por sí o persona interpuesta. se ha producido una remisión a la normativa funcionarial. pues el Concejal no tiene ni dedicación exclusiva ni dedicación parcial. cualquiera que sea la configuración jurídica de aquéllas. enumera entre los supuestos el de: «d) Los contratistas o subcontratistas de contratos. de 26 de diciembre.» Éste no es el caso.

la empresa «Z». Hasta la fecha. que delimita de forma concreta los contornos de la prohibición. que habla simplemente de «ser contratista». No podrán contratar con el sector público las personas en quienes concurra alguna de las circunstancias siguientes: f) Estar incursa la persona física o los administradores de la persona jurídica en alguno de los supuestos de la Ley 5/2006. Solución El artículo 49 f) de la Ley 30/2007. se hacían las siguientes reflexiones: • El presente caso no está incluido en ninguno de los dos indicados en la norma. es preciso tener en cuenta una previsión mucho más genérica. Junto a esta previsión. antes transcrita. LOREG. de 19 de junio. • No se está ante un contratista que sea persona física. de 26 de diciembre. La prohibición alcanzará a las personas jurídicas en cuyo capital participen. • El Concejal tampoco es administrador de dicha sociedad. una sociedad. en los términos establecidos en la misma. sino ante una persona jurídica. el personal y los altos cargos de cualquier Administración Pública. de la Ley 53/1984. en los términos y cuantías establecidas en la legislación citada. sino accionista. de 10 de abril. así como los cargos electos al servicio de las mismas.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 25. más específica. establece lo siguiente: «1. en base a las previsiones del artículo 20 e) del Real Decreto Legislativo 2/2000. de regulación de los conflictos de intereses de los miembros del Gobierno y de los altos cargos de la Administración General del Estado. Es más detallada la recogida en la normativa de contratación. 242 . en relación con el caso concreto. que es la establecida en el artículo 178 de la LOREG.» Es la inclusión de éste segundo párrafo el que le ha dado un vuelco a la solución del presente caso. y posterior en el tiempo. En consecuencia es preciso entender que no incurre en causa de incompatibilidad en el presente caso el Concejal. de IPSAP. de CSP. o tratarse de cualquiera de los cargos electivos regulados en la Ley Orgánica 5/1985.

titulares de más de un 10 por 100 de las acciones de una sociedad contratista del Ayuntamiento incurrirían en una causa de incompatibilidad en todo caso [art. los Concejales con dedicación exclusiva. sino de deber de abstención. contratistas habituales de muchos Ayuntamientos. lo ha hecho de forma expresa. como accionista. de una interpretación stricto sensu. Tener un porcentaje ínfimo de acciones en empresas de volumen nacional como TELEFÓNICA. 12. IBERDROLA. Con lo cual se está incluyendo expresamente la participación del Concejal en el accionariado de la persona jurídica como causa de prohibición de contratar. Es más detallada la recogida en la normativa de contratación. que jurídicamente no son lo mismo. en relación con el art. la LOREG.Deber de abstención de los Concejales e incompatibilidad de los mismos SUPUESTO 25. Pero ahora. UNIÓN FENOSA. el personal y los altos cargos de cualquier Administración Pública. es preciso mantenerla. Dicho párrafo dice que: «La prohibición alcanzará a las personas jurídicas en cuyo capital participen. que delimita de forma concreta los contornos de la prohibición. Solución Esta solución. pero cabe plantearse dónde estaría el límite. y en concreto del segundo párrafo. etc. Sin embargo. 75. el criterio de interpretación restrictivo y estricto siempre ha sido el que ha presidido las sentencias del Tribunal Supremo sobre la materia. Se entiende en consecuencia que en el presente caso no se está ante un supuesto de incompatibilidad. debe ser interpretada en sus justos términos y no hacer analogías de carácter extensivo. siendo que la legislación electoral.. en su artículo 178 no señala ningún porcentaje concreto que permita exenciones.1 d) de la LRBRL. por varios motivos: Toda norma restrictiva o limitativa de derechos. Quizás en el presente caso pueda parecer una solución ilógica. así como los cargos electos al servicio de las mismas». habiéndose actuado de forma correcta. que puede plantear ciertos reparos de tipo moral o político. no se puede pretender hacerlo extensivo a otras figuras distintas. ¿llevaría al mismo resultado? Cuando el Derecho Positivo ha querido fijar un límite cuantitativo en el accionariado. con la nueva redacción del artículo 49 f).1 d) de la Ley 53/1984 a la que se remite]. es preciso llegar a la conclusión diametralmente inversa. en los términos y cuantías establecidas en la legislación citada. 243 . Y así por ejemplo. Cuando la norma menciona de forma expresa a la persona física o administrador de persona jurídica. Dichos criterios se pueden apreciar en sentencias como la de 9 de febrero de 2001 (RA 216).

titulares de más de un 10 por 100 de las acciones de una sociedad contratista del Ayuntamiento incurrirían en una causa de incompatibilidad en todo caso [art. pero cabe plantearse dónde estaría el límite. UNIÓN FENOSA. RA 216. Cuando la norma menciona de forma expresa a la persona física o administrador de persona jurídica.1 d) de la LRBRL. IBERDROLA. habiéndose actuado de forma correcta. Solución En consecuencia es preciso entender que no incurre en causa de incompatibilidad en el presente caso el Concejal. que puede plantear ciertos reparos de tipo moral o político. Se entiende en consecuencia que en el presente caso no se está ante un supuesto de incompatibilidad sino de deber de abstención. es preciso mantenerla. como accionista. que jurídicamente no son lo mismo. por varios motivos: Toda norma restrictiva o limitativa de derechos debe ser interpretada en sus justos términos y no hacer analogías de carácter extensivo.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 25. ¿llevaría al mismo resultado? Cuando el Derecho Positivo ha querido fijar un límite cuantitativo en el accionariado. no se puede pretender hacerlo extensivo a otras figuras distintas. de una interpretación stricto sensu. Quizás en el presente caso pueda parecer una solución ilógica. contratistas habituales de muchos Ayuntamientos. Tener un porcentaje ínfimo de acciones en empresas de volumen nacional como TELEFÓNICA.. 244 . Esta solución. 75. 12. Y así por ejemplo. Dichos criterios se pueden apreciar en Sentencias como la de 9 de febrero de 2001. en relación con el art. los Concejales con dedicación exclusiva. lo ha hecho de forma expresa. el criterio de interpretación restrictivo y estricto siempre ha sido el que ha presidido las Sentencias del Tribunal Supremo sobre la materia. Sin embargo. etc.1 d) de la Ley 53/1984 a la que se remite].

ª Si el Concejal está legitimado activamente para recurrir dicho acuerdo.ª Qué pasaría en el caso en que el acuerdo fuese adoptado por un órgano colegiado del que dicho Concejal no fuese miembro. se abstuvo. Concejal del Ayuntamiento «X». el Concejal recurrente. 245 . 2.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «A». 3. Se plantean las siguientes cuestiones: 1. y que acaba de ser remitido a la Consejería de Urbanismo para su aprobación definitiva. si el acuerdo es impugnable. En la sesión plenaria en la que se adoptó el acuerdo. a la hora de votar sobre dicho asunto. interpone recurso de reposición contra el acuerdo municipal de aprobación provisional del PGOU del municipio al que pertenece.ª Con independencia de lo anterior.

b) Los que. tengan derechos que puedan resultar afectados por la decisión que en el mismo se adopte. En ese sentido figura en el artículo 107 de la Ley 30/1992. Se consideran interesados en el procedimiento administrativo: a) Quienes lo promuevan como titulares de derechos o intereses legítimos individuales o colectivos. Concepto de interesado.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26 Solución INFORME JURÍDICO En relación con la primera de las cuestiones planteadas. que señala a los interesados como los habilitados para la impugnación administrativa de los actos. sin haber iniciado el procedimiento. c) Aquellos cuyos intereses legítimos. Establecen dichos artículos lo siguiente: «Artículo 31. individuales o colectivos puedan resultar afectados por la resolución y se personen en el procedimiento en tanto no haya recaído resolución definitiva. es preciso indicar que los miembros de las Corporaciones Locales gozan de una legitimación especial a efectos de impugnación de los acuerdos municipales de los Ayuntamientos en los que se integran. La regla general al respecto es la de que para impugnar un acuerdo en sede administrativa es preciso ser titular de un interés legítimo. 1.» 246 . la legitimación del señor Concejal para impugnar el acuerdo municipal. lo que remite al artículo 31 de la misma ley. del RJA-PAC.

en qué intensidad o grado incida la actuación administrativa. si estos últimos deciden directa o indirectamente el fondo del asunto. de forma que ésta no le es indiferente. lo haya promovido o no. 58 de la ley. citación en el trámite de audiencia. En el plano del procedimiento administrativo la Ley 30/1992. determinan la imposibilidad de continuar el procedimiento. producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos e intereses legítimos. El titular de un interés legítimo no goza de tal facultad. 247 . etc. podrán interponerse por los interesados los recursos de alzada y potestativo de reposición. de la JCA. Se está ante un sujeto cuya esfera patrimonial se ve afectada por la actuación administrativa. en los términos del art.» En el plano procesal contencioso-administrativo es preciso tener en cuenta el artículo 19 de la Ley 29/1998. con las consecuencias que de ello se deriva (deber de notificación de actos administrativos. que se ve afectada por aquélla. se haya personado o no en el procedimiento. es lo que determina que se esté ante auténticos derechos subjetivos o bien se esté ante simples intereses legítimos. en los términos del art.). que cabrá fundar en cualquiera de los motivos de nulidad o anulabilidad previstos en los artículos 62 y 63 de esta ley. Contra las resoluciones y los actos de trámite. la impugnación de acuerdos administrativos no es en principio libre sino que obviamente debe existir una vinculación entre la actuación administrativa y la esfera del que pretende su impugnación. sino que se puede ver beneficiado o perjudicado por la misma. El titular de un derecho. del RJA-PAC. La oposición a los restantes actos de trámite podrá alegarse por los interesados para su consideración en la resolución que ponga fin al procedimiento. en todo caso es un interesado. hacer o soportar. En definitiva. El titular de un derecho subjetivo goza de una facultad reconocida por el ordenamiento jurídico para poder exigir de otro sujeto una prestación de dar. no trata de forma igual a unos y a otros. En qué medida se vea afectada dicha esfera. Esta situación le hace gozar de un cauce de reacción para instar que dicha actuación se ajuste a la legalidad debida. 1. 84 de la misma. y cuya exigencia viene respaldada por el Derecho. Solución «Artículo 107.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26.

De ahí la precisión conceptual del artículo 31 antes transcrito. y los miembros de las Corporaciones Locales con carácter general. para realizar estos trámites. RBRL. podrá ejercitarse durante la ejecución de las mismas y hasta el transcurso de los plazos establecidos para la adopción de las medidas de protección de la legalidad urbanística. La excepción a este planteamiento se encuentra en los casos en que la legislación sectorial prevé el ejercicio de la acción pública. Normas y Ordenanzas. 248 . En concreto. que señala lo siguiente: «1. en materia de urbanismo. Un ejemplo en ese sentido lo encontraríamos en el artículo 304 del TR/92. no es precisa la acreditación expresa de ningún derecho o interés legítimo concreto en conflicto con la actuación administrativa recurrida. pero siempre y cuando hayan votado en contra del mismo. el artículo 63 de la Ley 7/1985. Con los titulares de intereses. Serán los mismos los que tendrán que promover el procedimiento o personarse en éste a los efectos de que la Administración los individualice y procedimentalmente actúe de la forma antes indicada y que exige la ley. Volviendo al eje del presente tema. la Administración no tiene la obligación de determinarlos y concretarlos a priori. permite a los concejales impugnar los acuerdos adoptados en la sede de los órganos colegiados en los que se integren. Programas. Frente a la regla general de la necesidad de existencia de una vinculación entre la decisión pública y los intereses o derechos del particular que pretende impugnar. dado el ámbito inimaginablemente amplio que puede suponer este concepto. los concejales de los Ayuntamientos. Si dicha acción está motivada por la ejecución de obras que se consideren ilegales. tiene la obligación de averiguar quién puede ser titular de un derecho subjetivo que se vea afectado a los efectos de realizar las actuaciones procedimentales básicas con los mismos. Proyectos.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 26. Será pública la acción para exigir ante los Órganos administrativos y los Tribunales Contencioso-Administrativos la observancia de la legislación urbanística y de los Planes. por los intereses públicos en juego. por lo tanto. Solución La Administración. sin la necesidad de que tengan un interés legítimo que se vea afectado por el acuerdo. 2. gozan de una legitimación reforzada. sólo los interesados están legitimados a efectos de interposición de un recurso administrativo.» En esos casos.

en sede judicial y no en el proceso de formación de voluntad del órgano en que se integra el miembro impugnante. el urbanismo. el artículo 63 de la LRBRL establece que: «1. como antes se ha visto. 249 . Se plantea no obstante en el presente caso la siguiente cuestión: El acuerdo impugnado. mostrando desde un primer momento en sede administrativa su disconformidad con el acuerdo por no entenderlo ajustado a derecho y no permitiendo que se formulen reparos de legalidad a posteriori. por el hecho de haberse abstenido el mismo en la adopción del acuerdo.» En el presente caso no se da tal circunstancia.. Solución En concreto. en el que la legislación sectorial permite el ejercicio. de la acción pública. lo que determinaría la inadmisión del recurso en el presente caso.. un plan general. Junto a los sujetos legitimados en el régimen general del proceso contenciosoadministrativo podrán impugnar los actos y acuerdos de las Entidades locales que incurran en infracción del ordenamiento jurídico: (.) b) Los miembros de las Corporaciones que hubieran votado en contra de tales actos y acuerdos. Una materia en la que por los intereses públicos en juego se permite que cualquiera pueda ejercer las acciones administrativas o judiciales procedentes para depurar los vicios de ilegalidad de que puedan adolecer.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26. La jurisprudencia ha ratificado esta solución en la interpretación de la norma. Con ello se daría una situación un tanto contradictoria. versa sobre una materia. En el presente caso y a efectos de indicarlo de una forma más gráfica: cualquiera podría impugnar lo que estaría vetado para el concejal. por lo que falla la premisa legal que le habilita para la impugnación. quedan sin embargo vetadas a aquellos Concejales para los que el ordenamiento jurídico ha previsto precisamente un mecanismo reforzado de legitimación impugnatoria que va más allá de los mecanismos ordinarios. ya que el concejal impugnante no ha votado en contra sino que se ha abstenido. Los pronunciamientos judiciales exigen una coherencia de actuación del concejal en su actuación.

está cobijada. previsión normativa de carácter general. integradas en el ordenamiento jurídico. en consecuencia. siendo posibles consultas. Solución Se plantea la cuestión de si hay que entender que en este caso tiene una mayor fuerza la acción pública frente a la previsión del artículo 63 de la LRBRL o. Esta misma Sala. la de si el acto es impugnable. la habilitación de una serie de plazos y de trámites para formar su criterio y su juicio. La impugnación indirecta de los instrumentos de planeamiento.4 de la Ley de esta Jurisdicción. es preciso señalar dos extremos: a) Los instrumentos de planeamiento urbanístico tienen naturaleza de reglamentos. En ese sentido. es más fuerte que la acción pública. Éste. RA 1752. En consecuencia. la previsión de la acción pública. de fecha 28 de junio de 2000. el concejal no goza de legitimación por la vía del artículo 304 del TR/92. pues dicha 250 . en Sentencia de 14 de enero de 1997 ha señalado que: "Ello nos lleva necesariamente a la conclusión de que en el presente recurso se está ejercitando. Respecto de la segunda cuestión. ligado a su régimen jurídico subjetivo derivado de la condición de concejal. si por el contrario. cedería ante una previsión específica.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 26. ni más ni menos. La conclusión a la que habría que llegar sería la de que tiene más fuerza la previsión del artículo 63. actual artículo 26. en el artículo 39. así en Sentencias de 24 de marzo de 1987 y 27 de septiembre de 1989. en términos generales. En ambos casos se exige la misma coherencia de actuaciones al Concejal. es conocedor de la materia. El valor de la coherencia en las actuaciones procedimentales propias vale más. la legislación. etc. que señala que: «Segundo. en tanto que disposiciones de carácter general con valor normativo. entre otras. que un recurso indirecto contra un Reglamento. En ese sentido se pueden citar la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria. tienen su mismo régimen de impugnación. porque ésta en nada se ve alterada por el hecho de que haya acción pública o no. de disposiciones de carácter general y. éste debe tener más fuerza. como una reiterada doctrina jurisprudencial ha venido admitiendo. la legitimación especial del concejal. plazos. desde un primer momento.

del RJA-PAC: «3. como anteriormente se ha indicado. Sólo cabrá la posibilidad de interposición de recurso contencioso-administrativo. Solución naturaleza es la que doctrinalmente se atribuye a los PGOU. por su carácter de recurso administrativo. dado el carácter de reglamento o disposición de carácter general." Para concluir este aspecto basta referirse a la Sentencia del Tribunal Constitucional 56/1986. también es admisible la de los actos que se produzcan en aplicación de las mismas. es preciso señalar que la aprobación provisional es un acto de trámite. En consecuencia es improcedente la interposición de recurso de reposición directamente contra el planeamiento. de un acto singular de ejecución y concreción de una norma situada en un escalón superior de la jerarquía normativa. ya que lo que se cuestiona. 26). y que no admite impugnación independiente. b) Por otra parte.» En consecuencia. esto es. al no estar entre los comprendidos en el artículo 25. no cualificado. la cual señaló que: "El planeamiento urbanístico forma parte del ordenamiento jurídico al que están sujetos todos los poderes públicos". tal y como se señala expresamente en el artículo 107 de la Ley 30/1992.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26.1 de la Ley 29/1998. el artículo 25 señala que el recurso contencioso-administrativo es admisible en relación con las disposiciones de carácter general y el artículo 26 señala que además de la impugnación directa de las disposiciones de carácter general. de la JCA. en los términos del artículo 25 de la Ley 29/1998. Contra las disposiciones administrativas de carácter general no cabrá recurso en vía administrativa. de la JCA: 251 . En concreto. Los recursos contra un acto administrativo que se funden únicamente en la nulidad de alguna disposición administrativa de carácter general podrán interponerse directamente ante el órgano que dictó dicha disposición». fundada en que tales disposiciones no son conformes a derecho. contra el mismo no cabe interponer recurso administrativo de ningún tipo. descartada la posibilidad de impugnación en sede administrativa. por medio de los actos de aplicación de la misma (art. y sin perjuicio de la posibilidad de su impugnación indirecta. es la legalidad de un acto de aplicación del planeamiento.

tiempo y dinero... la aprobación definitiva). Será preciso esperar a que se apruebe el instrumento de forma definitiva y contra dicho acuerdo interponer el recurso previsto en el artículo 25 de la Ley 29/1998. Los actos de trámite pueden ser impugnados cuando incurren en alguna nulidad de pleno derecho por vicios de forma independientes del resultado final del procedimiento. producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos e intereses legítimos. el Tribunal Supremo llega a la conclusión de la admisión de la impugnabilidad dado que el vicio ya no es corregible durante la instrucción del expediente y no hay ninguna actuación durante la instrucción que lo convalide. (. La causa de nulidad que la Sala aplicó correctamente a la aprobación inicial es nítida. Solución «El recurso contencioso-administrativo es admisible en relación con. si estos últimos deciden directa o indirectamente el fondo del asunto. 252 . porque la Sentencia impugnada resuelve acertadamente la cuestión.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 26. conlleva que los vicios cometidos en una fase sean subsanados en la siguiente.. incluso ello es deseable desde el punto de vista de la economía procedimental y de la simplificación de las impugnaciones.)» En consecuencia. y puede por ello alegarse impugnando el acto intermedio en que concurre sin que por ello sufra la coherencia interna del procedimiento». con una doble fase municipal y autonómica en muchos casos. específica y absolutamente independiente del contenido sustantivo y formal de la modificación del Plan. pese a ser un acto de trámite. lo que conduciría finalmente a un dispendio inútil de trámites.. Sin embargo y como excepción a lo dicho. convendría llamar la atención sobre la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 16 de diciembre de 1999. El carácter complejo del procedimiento de aprobación de los instrumentos de planeamiento urbanístico.. no es admisible la impugnación del mismo. en la que se señala que un acuerdo de aprobación provisional de un instrumento de planeamiento urbanístico es recurrible judicialmente.. ya en sede judicial. La sentencia señala como razonamientos los siguientes: «B) La segunda. y fundamentalmente. siendo el mismo determinante en la adopción del acuerdo. pues carecería de sentido que el vicio de nulidad hubiera de mantenerse y arrastrarse hasta el acto definitivo (aquí. al darse la circunstancia de que un concejal había incumplido el deber de abstención. los actos de la Administración Pública. determinan la imposibilidad de continuar el procedimiento. En ese caso concreto. o de trámite. No se puede acudir a la revisión judicial sin conocer los términos definitivos de la decisión administrativa porque ello provocaría en muchos casos pleitos inútiles.

recurso 8394/1996. Además de las normas generales que sobre legitimación se contienen en los artículos 28 a 32 de la LJCA. Sala 3. legitimación de carácter excepcional que no puede extenderse a quienes en la fecha de adopción del acuerdo. le dejaría fuera de su ámbito de aplicación. Como complemento y desarrollo de lo que anteriormente ha sido expresado debe subrayarse lo siguiente: 1. votaron en contra del mismo. puedan ser impugnados por los miembros de las corporaciones que hubieren votado en contra de los mismos. siguiendo el criterio establecido con anterioridad en el artículo 9 de la Ley 40/1981. de Bases de Régimen Local y el artículo 209. si el Concejal tendría legitimación en el caso en el que el acuerdo hubiese sido adoptado por un órgano colegiado del que no forme parte.ª. el Tribunal Supremo. ha mantenido que: «Cuarto. es preciso señalar lo siguiente: El artículo 63 de la LRBRL. habrá que analizar cada caso concreto y ver cuál es el vicio de que adolece el acto de trámite para determinar su impugnabilidad independiente o no. de fecha 22 de marzo de 2002.1 b) de la Ley de 2 de abril de 1985. en este caso el de la Comisión de Gobierno del Ayuntamiento de Elche de 5 de enero de 1987. de 2 de abril). RA 163051. ha interpretado el artículo 63. Conviene remitirse a los razonamientos hechos por una Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cantabria."» Y en fechas más recientes. pues sus credenciales aparecen expedidas el 19 de junio siguiente.ª. admite que los actos y acuerdos de las Entidades Locales que incurran en infracción del ordenamiento jurídico. 253 .1 b) de la Ley 7/1985. de Bases de Régimen Local. Sala 3. ya que no ha votado en contra de dicho acuerdo. en Sentencia de 16 de marzo de 2001. que señala: «Desde tiempo atrás el Tribunal Supremo. en consecuencia. el artículo 63. Solución En consecuencia. En el artículo 63. al no pertenecer al órgano colegiado que ha adoptado el acuerdo. la posibilidad de impugnación de los actos y acuerdos de las Entidades Locales se reconoce sólo a los miembros de la corporación que hayan votado en contra.ª. por lo que tampoco formaban parte del órgano municipal que adoptó el acuerdo impugnado ni.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26. que aprueba el ROF/86. sección 7.1 b) de la LRBRL (Ley 7/1985.2 del Real Decreto 2568/1986. de 28 octubre. ni siquiera eran miembros de la Corporación. así en Sentencia de 23 de febrero de 1989 en el sentido de que: "Primero. Respecto de la tercera cuestión planteada. en su redacción literal. concurriendo por tanto el motivo de inadmisibilidad del recurso acogido por la sentencia apelada.

propiamente. Séptimo. Excluida. la puramente gramatical.. lo que permitía. Solución Quinto. en los términos del artículo 149. si sería admisible que. el problema que plantea la legitimación activa que aquí se debate es el de la interpretación jurídica acerca del ámbito. la pertenencia al órgano que adoptó el acto que se pretende recurrir. es decir. especialmente.1. necesaria para poder votar en contra.1 b) de la citada ley. la legitimación fundamentada en el ejercicio de la acción pública en materia urbanística (art. a efectos de legitimación. sino la abstención y el voto en blanco. al margen de la regla específica del artículo 63. y que estrictamente no podía votarlos a favor en ningún caso. no sólo el voto contrario. Una primera aproximación al precepto. que en su artículo 9 únicamente exigía no haber votado a favor. 1/1992. por obvias razones. como concejal. que ni siquiera invoca el recurrente en apoyo de su legitimación. por ello mismo.1 de la LRBRL autorizaría la legitimación en un supuesto como el presente. a juicio de la Sala. La interpretación histórica del precepto nos conduce a una ratificación de tal impresión inicial. Con arreglo a la mencionada legislación anterior. que contempla un 254 . 304 del TRLS. de 26 de junio). dada la naturaleza estrictamente tributaria de la acción. Pero la reforma establecida por la Ley 7/1985. incluso la mera inasistencia. por más que resulte de un pronunciamiento anejo a sendos actos de otorgamiento de licencias. requisito al que se subordina la posibilidad de reaccionar ulteriormente frente a aquél. a la impugnación de actos derivados de órganos a que no pertenece quien. que es básica y deriva del ejercicio de la competencia exclusiva del Estado para dictar las bases del régimen jurídico de las Administraciones Públicas. Sexto. no pudo votarlos en ningún sentido. no puedan participar en la formación de la voluntad conducente a la adopción de acuerdos ni tampoco votarlos. pretenda combatirlos y que..ª de la Constitución. Queda por establecer si el régimen general impugnatorio derivado del artículo 28 de la Ley Jurisdiccional.1 b) de la LRBRL.18. a cuyo tenor "junto a los sujetos legitimados en el régimen general del proceso contencioso-administrativo podrán impugnar los actos y acuerdos de las Entidades locales que incurran en infracción del ordenamiento jurídico. parece exigir. cual es el presente caso) y. pues la reforma operada por el precepto restringe el ámbito legitimador reconocido en la Ley 40/1981. b) los miembros de las corporaciones que hubieran votado en contra de tales actos y acuerdos" y. reduce la esfera de la legitimación al caso de los miembros de las corporaciones que hubieran votado en contra de los acuerdos. extensión y contenido del artículo 63. si tal reconocimiento de legitimación específica permite a los concejales la impugnación de actos administrativos emanados de órganos unipersonales (el Alcalde) o de otros órganos colegiados a los que no pertenezcan (como la Comisión de Gobierno.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 26. restringiendo profundamente el ámbito de legitimación anteriormente reconocido. aprobado mediante RD Leg. con lo que cierra el paso. podría ser debatida con mayores dificultades el caso de los actos de órganos en los que no estuviera integrado el concejal de cuya legitimación se tratase. de 28 de octubre. al que se refiere el artículo 63.

en que el artículo 24 de la Constitución consagra el derecho a obtener la tutela judicial efectiva de los Jueces y Tribunales. Dicho concepto de interés directo ha de aplicarse con un criterio laxo. y teniendo asimismo en cuenta la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. como presupuesto de admisibilidad del recurso. Solución supuesto especial de legitimación. si. el profesional o de carrera. o bien un interés directo en la anulación de dicho acto o disposición. ha destacado que la fórmula de "intereses legítimos" que 255 . sin que simultáneamente quede asegurado que forzosamente lo haya de obtener. por un lado. produciría algún beneficio de cualquier tipo en favor del accionante. ha venido entendiendo que por interés legitimador hay que considerar aquel que. que en sus Sentencias de 30 de noviembre de 1982 y 11 de junio de 1983. ha tenido que cortar abusos y extralimitaciones. que viene exigida tanto más en la actualidad. la jurisprudencia se ha visto precisada a realizar una labor conceptual y casuística al mismo tiempo por imperativo de su propia función. apoyándose en que el legislador ha querido que el interés del autor sea un interés directo. En este sentido resulta significativa la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 5 de julio de 1972. El artículo 28 de la LJCA exige al recurrente ser titular de un derecho derivado del ordenamiento que se considere infringido por el acto o disposición impugnada. en la que expresamente se señala: "Partiendo de los principios generales expuestos. de 18 de marzo y 19 de diciembre de 1968 y 19 de enero de 1970". derivada ni indirecta. por otra parte esa misma jurisprudencia ha proclamado que para reputar que es directo el interés legitimador basta con que la declaración jurídica pretendida coloque al accionante en condiciones naturales y legales de consecución de un determinado beneficio. pudiera el actor afrontar la impugnación de un acto emanado de un órgano de la Administración Local de la que. aun moviéndose con propósito de prudencia no ha podido sustraerse a la tendencia de guiar este problema de la legitimación activa con criterio más bien amplio. declarando que las meras expectativas no bastan ni legitiman para plantear un recurso con el fin de contener el contenido expansivo del concepto. como concejal. de prosperar el recurso. tal y como se ha dicho en las Sentencias de 21 de junio de 1963. esto es. el interés por razón de vecindad y otros similares. la jurisprudencia. Compartiendo plenamente dicha interpretación amplia de la legitimación activa. La jurisprudencia del Tribunal Supremo. Noveno. forma parte. con lo que no basta esgrimir un deseo o aspiración a una actuación administrativa exenta de máculas. viniendo proclamando que el concepto de interés directo no consiente una interpretación angosta. En definitiva. con el fin de que en situaciones dudosas se evite el cerrar el acceso del administrado a la revisión jurisdiccional. hasta el punto de haber estimado como interés legitimador el interés competitivo.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26. realizando una interpretación amplia y generosa del presupuesto de la legitimación activa. Octavo. el derivado de una relación del mismo con el acto o disposición recurridos que no sea lejana.

proporcionarían ese interés legítimo para recurrir los actos de la Entidad. cualquier acto de la Administración. pura y simplemente.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 26. Un argumento más podría añadirse a los expuestos. puesto que. una conexión o relación entre el accionante y el acto que se impugne. Esta interpretación. contravendría los términos en que pueden actuar los miembros de las Corporaciones Locales. su mera condición de Concejal. propiciando una legitimación universal para reaccionar frente a cualesquiera actos de los órganos de la Entidad Local. comprendiendo y amparando igualmente los intereses indirectos. directamente. en estricta y directa aplicación del precepto. no puede aceptarse la legitimación activa del recurrente en el proceso que nos ocupa. por obra fundamental de la jurisprudencia constitucional y del Tribunal Supremo. a tenor del artículo 63. restringidos. Cualquiera que sea la amplitud del planteamiento que sigamos respecto del ámbito de la legitimación. La ley ha querido –y el concepto de legitimación. ni que forme parte. como medio idóneo para propiciar y hacer viable aquel control. Décimo. Solución emplea el artículo 24. además. el concepto de "interés legítimo" presupone. reconocida esta legitimación específica dentro de unos términos ciertos. progresivamente ensanchado desde la entrada en vigor de la Constitución. actualizada mediante el reconocimiento de una exención en favor de éste. no puede admitirse que el recurrente participe de alguna manera en los efectos de ese acto de exención. cual sería el de la alteración de las relaciones entre los órganos de las entidades locales y respecto de sus miembros. aun procedente de 256 . abandonar el concepto de "interés legítimo" para adentrarnos. aun apoyado en el principio de tutela judicial efectiva constitucionalmente tutelado ha de desenvolverse en los términos con que sea desarrollado en la ley– que los Concejales puedan impugnar los actos municipales en determinados supuestos en que se haya hecho constar formalmente la oposición mediante la expresión del voto en contra. como hemos estudiado. tal reconocimiento implicaría. Podría sostenerse que. supuesto que todos ellos afectarían directamente al interés público confiado a su tutela. si bien se examina el caso. Undécimo.1 de la Constitución es más amplia que la del "interés directo" del artículo 28 de la LJCA. dada la naturaleza de los intereses públicos en juego.1 b) de la LRBRL. En el caso de una relación jurídica tributaria. No obstante ello. cuando menos. en el del mero interés en que la legalidad sea cumplida. Duodécimo. titular de un derecho constitucional a participar en los asuntos públicos del que emanan diversas fórmulas de participación y control en la gestión de la Entidad Local. una afectación a la esfera de sus derechos e intereses. directa o indirectamente. debe ser excluida en los demás casos. y admitir que. por lo demás. estando en juego los intereses patrimoniales de la Corporación de la que forma parte el demandante. fuera de tales cauces. por cuanto los actos objeto del recurso producen un quebranto para la hacienda municipal. como es la dimanante de un convenio suscrito entre el Ayuntamiento y una empresa privada. de la relación jurídica en que tales efectos se desenvuelven. recogidas y desarrolladas legalmente.

hoy parte apelada. de una parte. resolución municipal en la que se acuerda el nombramiento para desempeñar una plaza de Economista Interino es claro que no lo tiene. partiendo de que el actor.2 del ROF/86. supondría tanto como extender el control político propio del juego de las diferentes opciones presente en la corporación al campo de lo jurídico. expresable en la confianza legítima de los administrados afectados por la actuación de los órganos municipales. consecuentemente debe ser estimada la causa de inadmisibilidad opuesta de falta de legitimación activa. estimando concurrencia de la legitimación activa. A mayor abundamiento. no actúen responsabilidades en el seno de dichos órganos y con menoscabo también del principio de eficacia que debe servir toda Administración Pública. y como tal acude a este pleito" entiende aplicable el artículo 209.Legitimación especial de los Concejales para impugnar los acuerdos municipales SUPUESTO 26. Sentado lo anterior. "es Concejal del Ayuntamiento de Castro Urdiales. la Sentencia de instancia. sin embargo. y que reproduce el artículo 209. que podría trastocarse de caber legitimación para impugnarlos por quienes. que podría empañarse si todos los actos dictados. en el supuesto de autos. conforme a la anterior doctrina expuesta y el criterio mantenido por esta Sala. de 18 de octubre. lo cual en relación al supuesto de autos. si reúnen el requisito del interés directo. que en su Sentencia número 173/2004. requisito que ha de ser entendido en el sentido literal de que de los miembros de un órgano municipal colegiado sólo pueden impugnar sus acuerdos cuando hayan votado en contra.» No obstante. Cuarto. es necesario tener en cuenta que. se ha de entender que la norma no se refiere para nada a los Concejales que no forman parte del órgano en concreto. sin la exigencia de los requisitos de legitimación por el interés legítimo que la ley exige.1 a) de la vigente LJCA–. los cuales podrán impugnarlo según las reglas generales y cuando ejerciten una acción pública. esta doctrina jurisprudencial bastante asentada ha sido recientemente revisada por el Tribunal Constitucional. con independencia de su contenido y del órgano que los produjese. pero. se ha de considerar que el demandante al acudir en tal calidad de miembro de la Corporación municipal. no reúne el requisito de haber votado en contra del acuerdo que exige el artículo 63. con menoscabo del principio de seguridad jurídica. siendo miembros de la Entidad. el Alcalde). al lado de esa legitimación –que en definitiva es la general para poder acceder al recurso o proceso contenciosoadministrativo según el art.2 del Real Decreto 2568/1986 (ROF). y no formar parte del órgano municipal que dictó el acto impugnado (a saber. Resultado de lo que antecede. pudieran ser recurridos sobre la mera base del mero interés en que la legalidad sea cumplida. señala los siguientes razonamientos: «4. 19. Solución órganos a los que no perteneciera el Concejal. pudieran ser impugnados. y cuando ejerciten una acción pública.1 b) de la LRBRL de 2 de abril de 1985. existe una legitimación ex 257 .

2 del Real Decreto 2568/1986. el meritado artículo 63. como si de un aislado –y hasta podría decirse que insólito– título legitimador se tratara.1 a) de la LJCA–]. en cuanto aquí importa.. Esta otra fuente o modalidad de título legitimador. Por el contrario. los órganos de la misma y los miembros de sus órganos colegiados". desarrollado en el artículo 209. que responde al obligado interés del Concejal disidente en el correcto y ajustado a Derecho funcionamiento de la Corporación Local a que pertenece [porque ya se ha dicho que se trata de un título legitimador distinto del derivado del "interés legítimo" que caracteriza la legitimación general –la del art.. por razón del mandato representativo recibido de sus electores. a su vez. esta excepción. Solución lege. que aprobó el ROF/86. El primero de los preceptos apuntados.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 26. asigna a los municipios el artículo 25. 19. En efecto. precisamente. los concejales que hubieran integrado uno de los órganos colegiados del municipio (Ayuntamiento y Comisión de Gobierno. conforme antes se destacó en el fundamento 3. de conseguir la satisfacción de las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal que. allí donde exista) y hubieran votado en contra del acuerdo adoptado por aquéllos estarían legitimados para impugnarlo en vía contencioso-administrativa. sino de una legitimación directamente derivada de la condición de representante popular que ostentan. sería. después de disponer que "no pueden interponer recurso contencioso-administrativo contra la actividad de una Administración Pública. apdo. independiente del derivado del régimen general –y por tanto no sujeto a la existencia de un interés caracterizado como una relación material unívoca entre el sujeto y el objeto de la pretensión de la que resulta para aquél una ventaja o utilidad jurídica en sentido amplio. que. como único medio. léase de la caracterización del interés como relación entre sujeto y objeto de la pretensión) "podrán impugnar los actos y acuerdos de las entidades locales que incurran en infracción del Ordenamiento jurídico. los concejales de un Ayuntamiento y que se traduce en un interés concreto –inclusive puede hablarse de una obligación– de controlar su correcto funcionamiento.1 b) de la Ley 7/1985. en cuanto ahora importa. que conviene concretamente. de modo significativo. Esta ley.1 de la mencionada LRBRL. de 2 de abril. encaja claramente en un interpretación conjunta de los artículos 20 a) de la LJCA y 63.1 b) de la LRBRL. ha de presuponer 258 .. La interpretación del precepto acabado de transcribir no puede quedarse en el restrictivo sentido de que sólo. los miembros de las corporaciones que hubieran votado en contra de tales actos y acuerdos". a los miembros electivos de las correspondientes corporaciones locales para poder impugnar los actos o actuaciones de éstas que contradigan el Ordenamiento jurídico. salva de inmediato el caso de que "una ley lo autorice expresamente". comienza estableciendo: junto a los sujetos legitimados en el régimen general del proceso contencioso-administrativo (y por tanto con separación de sus requisitos. como primera competencia. a)–. en cuanto ahora interesa. No se trata de una legitimación basada en un interés abstracto en la legalidad..

Legitimación especial de los Concejales para impugnar
los acuerdos municipales

SUPUESTO 26. Solución

lógicamente el prius de la legitimación del Concejal o representante popular de una Entidad
Local para impugnar jurisdiccionalmente las actuaciones contrarias al Ordenamiento en que
hubiera podido incurrir su Corporación, de la que la excepción legal –la del art. 63.1 b) de
la LRBRL– sería una consecuente aplicación.
No tendría sentido admitir la legitimación de ese miembro de una Corporación
Local, únicamente, cuando hubiera concurrido en sentido disidente a la formación de la
voluntad de un órgano colegiado, para negársela a quien no hubiera formado parte del
órgano por causas ajenas a su voluntad, o incluso por deliberado apartamiento de los
representantes mayoritarios, y más aún cuando es idéntico, en uno y otro caso, el "interés
en el correcto funcionamiento de la corporación" que subyace en el título legitimador
que ahora se examina.
Por consiguiente, el precepto analizado –el tan repetido art. 63.1 b) de la LRBRL–
parte, por elemental lógica, de un principio de legitimación de los miembros representantes populares de las Corporaciones Locales, que luego resulta matizado en el caso de que
los actos propios de dicho representante durante el proceso de formación de voluntad del
órgano que dictó el acto de que se trate contradigan palmariamente la posterior actividad
impugnatoria, cosa que se produciría cuando no se hubiera puesto objeción alguna al
acuerdo o cuando, incluso, se hubiera votado a favor de su adopción.
La especificación a que acaba de hacerse referencia no puede interpretarse, desde
una perspectiva constitucional y en presencia del derecho fundamental a la tutela judicial
efectiva de derechos e intereses legítimos –art. 24.1 de la CE–, en el sentido de que si la
ley únicamente alude a los miembros de un órgano colegiado para hacer posible la impugnación de los actos en cuya adopción hayan intervenido, es que ésta resulta vedada para
los demás. Mas bien lo lógico es entender lo contrario: que el Concejal, por su condición
de miembro –no de órgano– del Ayuntamiento, que es, a su vez, el órgano de gobierno y
administración del municipio y para el que es elegido "mediante sufragio universal, libre,
directo y secreto" de los vecinos (art. 19.2 de la LRBRL en relación con los arts. 176 y
siguientes de la LOREG), está legitimado para impugnar la actuación de la Corporación
Local a que pertenece, por el interés concreto que ostenta en el correcto funcionamiento
de dicha Corporación en virtud de su mandato representativo, a no ser que, tratándose
del acto de un órgano colegiado, no hubiera votado en contra de su aprobación.
5. Constatada la existencia de un interés concreto del recurrente en amparo respecto
del objeto del proceso administrativo del que deriva este recurso –distinto, por tanto, del
interés abstracto en la legalidad que subyace en el soporte de las acciones populares en
los casos en que son admitidas por la ley– y no pudiendo existir duda alguna de que ese
interés, por estar dirigido a la consecución de un funcionamiento ajustado a Derecho de
la Corporación Local de que forma parte como medio de lograr la satisfacción de las
necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal, es un interés legítimo, la conclusión
259

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 26. Solución

no puede ser otra que la imposibilidad de patrocinar la solución adoptada por la Sentencia
de apelación aquí impugnada que, a diferencia del correcto criterio del Juzgado de lo
Contencioso-Administrativo, al negar legitimación al concejal recurrente para impugnar, en vía contencioso-administrativa, un acuerdo municipal en cuya adopción no pudo
intervenir, no sólo limitó o redujo la labor del control que obligatoriamente ha de realizar
un representante de los ciudadanos, sino que cerró el acceso a la jurisdicción de quien,
por existir una expresa previsión legal que presuponía dicha legitimación, ostentaba un
interés concreto y legítimo para impetrar en su defensa la tutela judicial efectiva, con
claro desconocimiento del derecho reconocido en el artículo 24 de la Constitución.
La demanda de amparo, pues, ha de ser estimada.»
En consecuencia el Concejal, aunque no pertenezca al órgano colegiado que ha
adoptado el acuerdo, goza de legitimación para su impugnación.
(...)
A la vista de lo expuesto se propone:
Primero: inadmitir el recurso de reposición interpuesto por el señor Concejal, dada
la carencia de legitimación en el presente caso, al constarse en el expediente que no votó
en contra del acuerdo que recurre.
Segundo: inadmitir asimismo el recurso de reposición por impugnarse un acto de
trámite, no susceptible de impugnación independiente.
Tercero: entender que el concejal no integrado en un órgano colegiado cuenta con
legitimación para recurrir los acuerdos adoptados por el mismo, siendo improcedente la
inadmisión por ese motivo.

260

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES
Procedimiento extraordinario de aprobación del
presupuesto de la Corporación

SUPUESTO 27
Enunciado

SUPUESTO DE HECHO
Por parte del señor Alcalde se somete a la consideración del Pleno la aprobación
provisional del Presupuesto General, en la sesión ordinaria de fecha 30 de septiembre
de 2006.
El Pleno no lo aprueba.
El señor Alcalde vuelve a someter a consideración del Pleno el mismo Presupuesto,
vinculado a una cuestión de confianza, en la sesión plenaria de fecha 28 de octubre
de 2006.
El Pleno no lo aprueba.
Pasado un mes, no se ha formalizado moción de censura alguna, por lo que el señor
Alcalde entiende que el mismo está aprobado y ordena que se proceda a su publicación.
El señor Secretario se encuentra con la circunstancia de que con ese
cauce procedimental no se ha celebrado el trámite de información
pública. ¿Es necesario en esos casos la celebración de dicho trámite
o se produciría una omisión del mismo?

261

Procedimiento extraordinario de aprobación del
presupuesto de la Corporación

SUPUESTO 27
Solución

INFORME JURÍDICO
Frente al procedimiento ordinario de aprobación del presupuesto de una Corporación
municipal, establecido en los antiguos artículos 145 y siguientes de la Ley 39/1988, de
Haciendas Locales, y los actuales artículos 168 y 169 del TRLRHL/2004; la reforma del
denominado pacto local, estableció un cauce de aprobación del mismo anormal, distinto, pensado para solventar aquellos casos de bloqueo no constructivo de una oposición
mayoritaria.
Nos estamos refiriendo al procedimiento articulado en el artículo 197 bis de la
LOREG, Ley Orgánica 5/1985, en la redacción dada por la Ley Orgánica 8/1999, que
crea en el ámbito local una figura innovadora, la cuestión de confianza.
Dicha cuestión de confianza a plantear por parte del señor Alcalde, vinculando su
continuidad en su posición a la aprobación de determinadas figuras, establece dos cauces
procedimentales diferenciados, el del presupuesto de la Corporación y el del resto de
figuras (ordenanzas fiscales, planeamiento general, reglamento orgánico).
En concreto, en el caso del presupuesto general, el artículo 197 bis de la LOREG
establece que:
«a) Será requisito previo que el acuerdo correspondiente haya sido debatido en el
pleno y que éste no hubiese obtenido la mayoría necesaria para su aprobación.
b) La presentación de la cuestión de confianza vinculada a la aprobación del presupuesto figurará expresamente en el correspondiente punto del orden del día.
c) Será preciso un nuevo rechazo, ahora a la cuestión de confianza al alcalde, vinculada a la aprobación del presupuesto.

262

Procedimiento extraordinario de aprobación del
presupuesto de la Corporación

SUPUESTO 27. Solución

d) Se entenderá otorgada la cuestión de confianza y aprobado el presupuesto si en el
plazo de un mes desde que se votara el rechazo de la cuestión de confianza no se presentara
una moción de censura con candidato alternativo a Alcalde, o si ésta no prospera.»
De las citadas reglas procedimentales, se deduce que se produce la aprobación del presupuesto general en el caso de que no se presente o no prospere la moción de censura.
La duda que se plantea es si dicha aprobación del presupuesto general se debe
entender con carácter definitivo o si sólo se debe entender con carácter provisional y a
expensas de lo que resulte durante el período de información pública.
En ese sentido, en el procedimiento ordinario el período de información público se
configura como un trámite preceptivo, cuya ausencia es vicio invalidante y que configura al procedimiento de aprobación del mismo como de claro carácter participativo de
la comunidad municipal que se va a ver afectada por dicho instrumento en el siguiente
ejercicio económico.
Esa naturaleza participativa en principio no debería ser obviada por el hecho de
que se acuda al procedimiento alternativo del artículo 197 bis de la LOREG. El mismo
ha sido articulado para desbloquear a una oposición mayoritaria, forzándoles a constituir una alternativa que cuente con suficiente apoyo como para plantear un presupuesto
alternativo al que rechazan, propuesto por su propio candidato, elevado a la alcaldía en
virtud de la moción.
Es decir, no se pretende con dicho procedimiento alternativo corregir ninguna disfunción o bloqueo provocado por el período de información pública, y en consecuencia
no parece lógico que se suprima ni elimine.
Debe tenerse en cuenta que los vicios de forma o de procedimiento sólo tienen carácter
invalidante en aquellos casos en los que dicha irregularidad procedimental provoque que
no se consiga el fin que se pretende con el procedimiento (art. 63.2 de la Ley 30/1992, del
RJA-PAC) y que precisamente en este caso la preceptividad de la información pública
busca una participación ciudadana que de la otra forma se excluiría. Su omisión impediría
la consecución del fin pretendido por el procedimiento.
Pero al mismo tiempo, y a los efectos de no desvirtuar el fin que se pretende con
la reforma de la LOREG, en el contexto del pacto local, tampoco ello puede determinar la posibilidad de que el pleno pueda volverse a pronunciar y bloquee, con su voto
negativo, el acuerdo definitivo aprobatorio del presupuesto después de dicho período de
información pública.
263

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 27. Solución

Se entiende en ese sentido que se barajan varias opciones o posibilidades:
1. Que no se formulen alegaciones de ningún tipo. En ese caso, será preciso
entender que el acuerdo de aprobación del presupuesto se mantiene totalmente intacto e invariable.
2. Que se hayan formulado alegaciones, en los términos tasados del artículo 170.2 del TRLRHL/2004, y que se considere por el órgano competente
que procede, motivadamente, su desestimación. En ese caso, se entiende
que procede dar debida contestación al interesado, a los efectos de que éste
tenga el margen de reacción oportuno, vía judicial si ésa fuese su opción, y
procede entender que el acuerdo quedaría tal cual, invariable.
3. Que se hayan formulado alegaciones en idénticos términos y el órgano
proponente, el Alcalde, considere que es necesaria su estimación. Ello
supone un cambio de los términos de su propuesta. En ese caso el pleno
tendría que pronunciarse al respecto de la propuesta de cambio, si bien los
términos del pronunciamiento plenario se limitarían solamente a aquellos
extremos que se cambiasen respecto de la propuesta a la que se vinculó la
cuestión de confianza. Si el pleno votase a favor del cambio, éste se aprobaría. Si votase en contra, se mantendría la propuesta a la que se vinculó
la cuestión de confianza. El interesado en todo caso habría recibido una
respuesta a sus alegaciones y podría reaccionar de la forma que considere
adecuada.
Como se aprecia, la laguna del legislador del pacto local al respecto es importante
y obvia determinados extremos procedimentales que tendría que haber tomado en consideración.
La propuesta que se acaba de realizar se estima la única fórmula posible para conciliar todos los intereses en juego, tanto los de orden participativo de la comunidad en el
período de información pública como los de automaticidad de aprobación de la propuesta
de presupuesto si la oposición no constituye la moción de censura, excluyéndole de la
posibilidad de adoptar posteriores acuerdos que bloqueen aquello que el legislador no
ha querido que sea susceptible de bloqueo.
A la vista de todo lo expuesto se llega a la conclusión de que:
1. Es necesaria la realización del trámite de información pública.

264

Procedimiento extraordinario de aprobación del
presupuesto de la Corporación

SUPUESTO 27. Solución

2. El acuerdo aprobatorio del presupuesto señalado en el artículo 197.5 bis
de la LOREG es preciso entenderlo supeditado a lo que resulte de dicho
período de información pública.
3. Si el órgano proponente, a la vista de las alegaciones presentadas, no considerase precisa la alteración de los términos de su propuesta, contestará en
tales términos al alegante y la misma devendrá en definitiva, sin perjuicio
de los recursos que se interpongan.
4. Si por el contrario considerase conveniente la modificación de algún extremo
de su propuesta, el órgano competente para su aprobación será el pleno, pero
con carácter parcial. El voto negativo al cambio determinará que devenga
en definitiva la propuesta que no se ha querido cambiar, por imperio de la
ley.

265

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES
Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de
la Corporación durante la tramitación de la moción de censura

SUPUESTO 28
Enunciado

SUPUESTO DE HECHO
En el Ayuntamiento «X» se pretende por varios Concejales de la oposición la presentación de una moción de censura contra el actual Alcalde.
Requerida por los proponentes la expedición de la oportuna diligencia por parte
del señor Secretario, acreditativa de que se reúnen los requisitos legales, éste señala por
escrito que los proponentes no reúnen los requisitos exigidos, al faltarles un Concejal
para alcanzar la mayoría absoluta.
La notificación de dicho escrito ¿tiene que llevar pie de recurso?
¿Cuál será éste y ante quién? ¿Se trata de un acto de trámite o de
un acto definitivo? ¿Sería subsanable el defecto de falta de firma
de Concejales suficientes?

267

Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de
la Corporación durante la tramitación de la moción de censura

SUPUESTO 28
Solución

INFORME JURÍDICO
El régimen de la moción de censura tiene un nuevo contenido, como consecuencia
de la reforma que el artículo 197 de la LOREG, en la redacción dada por la Ley Orgánica 1/1991, sufrió por la Ley Orgánica 8/1999, integrada en el grupo de leyes del denominado pacto local.
Su contenido queda actualmente recogido en los siguientes términos:
«1. El Alcalde puede ser destituido mediante moción de censura, cuya presentación,
tramitación y votación se regirá por las siguientes normas:
a) La moción de censura deberá ser propuesta, al menos, por la mayoría absoluta
del número legal de miembros de la Corporación y habrá de incluir un candidato a la
Alcaldía, pudiendo serlo cualquier concejal, cuya aceptación expresa conste en el escrito
de proposición de la moción.
b) El escrito en el que se proponga la moción de censura deberá incluir las firmas
debidamente autenticadas por Notario o por el Secretario general de la Corporación
y deberá presentarse ante éste por cualquiera de sus firmantes. El Secretario general
comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en este artículo y
extenderá en el mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa.
c) El documento así diligenciado se presentará en el Registro General de la Corporación por cualquiera de los firmantes de la moción, quedando el Pleno automáticamente
convocado para las 12 horas del décimo día hábil siguiente al de su registro. El Secretario
de la Corporación deberá remitir notificación indicativa de tal circunstancia a todos los
miembros de la misma en el plazo máximo de un día, a contar desde la presentación
del documento en el Registro, a los efectos de su asistencia a la sesión, especificando la
fecha y hora de la misma.

268

Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de
la Corporación durante la tramitación de la moción de censura

SUPUESTO 28. Solución

d) El Pleno será presidido por una Mesa de edad, integrada por los concejales de
mayor y menor edad de los presentes, excluidos el Alcalde y el candidato a la Alcaldía,
actuando como Secretario el que lo sea de la Corporación, quien acreditará tal circunstancia.
e) La Mesa se limitará a dar lectura a la moción de censura, a conceder la palabra
durante un tiempo breve, si estuvieran presentes, al candidato a la Alcaldía, al Alcalde y a
los portavoces de los grupos municipales, y a someter a votación la moción de censura.
f) El candidato incluido en la moción de censura quedará proclamado Alcalde si
ésta prosperase con el voto favorable de la mayoría absoluta del número de concejales
que legalmente componen la Corporación.
2. Ningún Concejal puede firmar durante su mandato más de una moción de censura.
A dichos efectos no se tomarán en consideración aquellas mociones que no hubiesen
sido tramitadas por no reunir los requisitos previstos en la letra b) del apartado 1 de este
artículo.
3. La dimisión sobrevenida del Alcalde no suspenderá la tramitación y votación de
la moción de censura.
(...)
5. El Alcalde, en el ejercicio de sus competencias, está obligado a impedir cualquier
acto que perturbe, obstaculice o impida el derecho de los miembros de la Corporación a
asistir a la sesión plenaria en que se vote la moción de censura y a ejercer su derecho al
voto en la misma. En especial, no son de aplicación a la moción de censura las causas
de abstención y recusación previstas en la legislación de procedimiento administrativo.
(...)»
La reforma pretende dotar de mayor automaticidad al procedimiento de moción
de censura, independizándolo de la figura del Alcalde ejerciente cuya destitución se
pretende.
En ese sentido, tras la reforma, éste no adopta ningún acuerdo en el procedimiento,
ni ejerce la condición de Presidente del Pleno que le es inherente, siendo el Secretario
de la Corporación quien adquiere un mayor protagonismo. Es una materia en la que se
ha producido una cierta funcionarización en la adopción de decisiones.
Se pretende con ello evitar los abusos detectados en conductas de Alcaldes en este
tipo de procedimientos, que bloqueaban con sus decisiones u omisiones, necesarias en
269

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 28. Solución

todo caso, actuaciones de terceros que conllevaban la pérdida de la Alcaldía (no convocatorias por el Alcalde, inadmisiones infundadas, desestimaciones incorrectas, etc.).
Se aprecia así una de las direcciones del pacto local. Si bien la tónica del mismo fue la
de reforzar el papel del Alcalde, atribuyéndole más competencias al mismo, ello no ha
excluido que en determinados casos en los que se han detectado posiciones de abuso
por parte de dicho órgano, la solución haya sido totalmente la inversa, es decir, excluirle
en la toma de decisiones (caso de la moción de censura, de la convocatoria de plenos
extraordinarios, etc.), en consonancia, en definitiva, con las potestades de control político
por parte del Pleno, que también se han reforzado.
En concreto, el artículo 197 de la LOREG establece en su apartado 1 b) que «el
secretario general comprobará que la moción de censura reúne los requisitos exigidos en
este artículo y extenderá en el mismo acto la correspondiente diligencia acreditativa».
El apartado siguiente, el c), señala que «el documento así diligenciado se presentará
en el registro, quedando el pleno automáticamente convocado».
Se observa por tanto que la diligencia expedida por el señor Secretario es requisito
inexcusable para poder presentar formalmente la moción, y que sin el mismo, no es
posible.
Se plantea en el presente caso si el acto de expedición de la diligencia es un acto de
trámite o un acto definitivo.
Y es que en el presente caso, si no se reúnen los requisitos establecidos en el citado
artículo 197 de la LOREG y, en concreto, la suscripción por la mayoría absoluta de los miembros de la Corporación, lo que procede es la no expedición de dicha diligencia, notificándoselo a los promotores de la moción de censura, lo que impedirá a los mismos la presentación
de la misma y el desencadenamiento automático de todos los trámites siguientes.
Se entiende que acto definitivo es aquel finalizador del procedimiento, de carácter
favorable o desfavorable a la voluntad del que lo impulsa, pero decisor del objeto principal cuya tramitación y decisión se insta.
En ese sentido, en el presente caso el acto definitivo sería el resultado de la celebración de la moción, sea para el nombramiento de un nuevo Alcalde o para el mantenimiento del actual.
La diligencia, que corresponde expedir al señor Secretario, es preciso calificarla
como un acto de trámite, al no pronunciarse sobre la pretensión principal, pero de nece270

Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de
la Corporación durante la tramitación de la moción de censura

SUPUESTO 28. Solución

saria existencia para comprobar que se reúnen los requisitos necesarios para su inicio y
tramitación.
Ahora bien, es preciso entender que se trata de un acto de trámite cualificado, por
reunir los requisitos a los que se refiere el artículo 107.1, al impedir su no expedición en
el presente caso la continuación de la tramitación del expediente.
En concreto, el artículo 107 de la Ley 30/1992 señala como actos de trámite, susceptibles de impugnación independiente, los siguientes:
«1. Contra las resoluciones y los actos de trámite, si estos últimos deciden directa o
indirectamente el fondo del asunto, determinan la imposibilidad de continuar el procedimiento, producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos e intereses legítimos,
podrán interponerse por los interesados los recursos de alzada y potestativo de reposición,
que cabrá fundar en cualquiera de los motivos de nulidad o anulabilidad previstos en los
artículos 62 y 63 de esta ley.
La oposición a los restantes actos de trámite podrá alegarse por los interesados para
su consideración en la resolución que ponga fin al procedimiento.»
El artículo 25 de la Ley 29/1998, de la JCA, señala también a los actos de trámite
susceptibles de impugnación independiente en los siguientes términos:
«1. El recurso contencioso-administrativo es admisible en relación con las disposiciones de carácter general y con los actos expresos y presuntos de la Administración
Pública que pongan fin a la vía administrativa, ya sean definitivos o de trámite, si estos
últimos deciden directa o indirectamente el fondo del asunto, determinan la imposibilidad
de continuar el procedimiento, producen indefensión o perjuicio irreparable a derechos
o intereses legítimos.»
En consecuencia, es preciso entender que la denegación de expedición de diligencia
acreditativa de que se reúnen los requisitos para presentar la moción de censura admite
una impugnación independiente.
Se trata de uno de los pocos casos en el ámbito de la Administración Local en el que
se está ante un acto administrativo no emitido por los órganos necesarios de la Corporación municipal, Alcalde o Pleno, o por otro órgano de carácter político, en delegación
de los mismos.

271

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 28. Solución

Y en consecuencia, se estaría en uno de los pocos casos en los que el órgano que lo
emite, el Secretario General, cuenta con un superior jerárquico, en este caso el Alcalde,
superior jerárquico de todo el personal al servicio de la Corporación local (art. 21 de la
Ley 7/1985, RBRL).
Admitiendo que la denegación de expedición del señor Secretario es susceptible,
como acto de trámite cualificado, de impugnación independiente, se plantea entonces si
es procedente la interposición de recurso de alzada ante el superior jerárquico. Recurso
administrativo que en principio sería el procedente al estar ante un acto no incluido en
el ámbito descrito por el artículo 52 de la LRBRL, referente a los actos administrativos
que agotan la vía administrativa.
En concreto, el artículo 52 de la LRBRL señala que:
«1. Contra los actos y acuerdos de las Entidades Locales que pongan fin a la vía
administrativa, los interesados podrán ejercer las acciones que procedan ante la jurisdicción competente, pudiendo no obstante interponer con carácter previo y potestativo
recurso de reposición (apartado redactado conforme a la Ley 11/1999).
2. Ponen fin a la vía administrativa las resoluciones de los siguientes órganos y autoridades:
a) Las del Pleno, los Alcaldes o Presidentes y las Comisiones de Gobierno, salvo
en los casos excepcionales en que una Ley sectorial requiera la aprobación ulterior de
la Administración del Estado o de la Comunidad Autónoma, o cuando proceda recurso
ante éstas en los supuestos del artículo 27.2.
b) Las de autoridades y órganos inferiores en los casos que resuelvan por delegación del Alcalde, del Presidente o de otro órgano cuyas resoluciones pongan fin a la vía
administrativa.
c) Las de cualquier otra autoridad u órgano cuando así lo establezca una disposición
legal.»
Al no estar el presente acuerdo entre ninguno de éstos, sería susceptible de ser
recurrido en alzada ante su superior jerárquico, el Alcalde.
Extremo que de ser así resultaría paradójico, ya que se desembocaría en el órgano
del que la reforma de la LOREG por la Ley Orgánica 8/1999, en el contexto del pacto
local, pretende huir, el Alcalde en peligro de ser censurado.

272

Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de
la Corporación durante la tramitación de la moción de censura

SUPUESTO 28. Solución

En ese sentido habría que analizar cuál es el objeto del procedimiento, y que es el
nombramiento del presidente de una Corporación local.
Dicho objeto habría que conectarlo con el cauce de impugnación específico articulado a efectos de resolver los conflictos que se plantean al respecto, y que es el proceso
contencioso electoral, regulado en los artículos 108 y siguientes de la propia LOREG.
No debe entenderse forzada esta interpretación. Recordemos que el nombramiento
de los Presidentes de las Corporaciones locales siguen este cauce de impugnación con
la peculiaridad del momento cronológico en que se pueden plantear, posterior a la celebración de las elecciones.
En ese sentido, está en juego el ejercicio de un derecho fundamental, el recogido en
el artículo 23 de la CE, que se expresa en los siguientes términos:
«1. Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de representantes, libremente elegidos en elecciones periódicas por
sufragio universal.
2. Asimismo, tienen derecho a acceder en condiciones de igualdad a las funciones
y cargos públicos, con los requisitos que señalen las leyes.»
Lo que hace poner en juego los mecanismos de protección constitucionales establecidos en el artículo 53.2 de la Constitución y los de carácter legal en desarrollo de
dicho artículo.
En ese sentido se ha pronunciado el Tribunal Supremo, en sentencias como la
de 8 de noviembre de 2001, RA 498, cuando señala que: «En la cuestión examinada,
tanto el artículo 22.3 de la Ley 7/1985, como el artículo 197 de la Ley Orgánica 5/1985 y
reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo, pone de manifiesto la obligatoriedad para
los Alcaldes de la tramitación de las mociones de censura que le sometan los Concejales,
lo que en un sistema democrático no es sino el mecanismo para exigir responsabilidades
políticas de los gobernantes designados por los ciudadanos, de tal forma que cualquier
obstrucción a ese mecanismo altera el sistema de representación que constituye uno de
los pilares básicos de nuestro sistema de Gobierno y en el presenta caso se ha producido
la vulneración del indicado precepto constitucional, estimando razonable la fundamentación puesta de manifiesto por la Sala de instancia.
También, el artículo 23 de la Constitución, como ha declarado esta Sala en Sentencias de 14 de julio de 1983, 27 de marzo y 10 de octubre de 1984 reconoce la posibilidad
de que los Concejales, integrando el quorum que la legislación exigía para la elección,
273

teniendo en cuenta que la negativa o resistencia a hacerlo supone un serio menoscabo al ejercicio del pleno derecho al cargo público elegido directamente por el ciudadano. siendo doctrina legal recogida por esta Sala. El primer motivo de casación no puede ser estimado. Solución puedan proponer mediante moción de censura la destitución de Alcalde. Se concluye de todo lo expuesto que la denegación de la expedición de la diligencia por el señor Secretario: a) No agota la vía administrativa.» También la Sentencia de 25 de abril de 2003. de forma que el núcleo de la cuestión radica en que no se puede impedir el resultado y como reconoce la Sala de instancia. en este caso se pretendió impedir un debate prejuzgando un resultado. 274 . (.. en interpretación del artículo 22. como eran las relativas a las supuestas irregularidades de procedimiento en la presentación de la moción de censura. de la JCA. que se atribuye al Pleno Municipal la competencia para votar sobre la moción al Alcalde y del artículo 197 de la Ley Orgánica 5/1985. señala que: «En el primero se denuncia como infringido el artículo 6 de la Ley 62/1978. en concreto.. consiguientemente. que sustituyen al citado de la Ley 62/1978. RA 3734. señalando que la interposición de la moción requiere en punto a la garantía del ejercicio de cargo público. que su análisis se inserta en el seno de un derecho fundamental al ejercicio libre y pleno de un cargo público. aduciendo para ello que la sentencia recurrida no se circunscribió a la materia que es propia del proceso especial de dicha ley y examinó indebidamente cuestiones de legalidad ordinaria.) Tercero.3 de la Ley 7/1985. puede o no ser sometida a votación en el Pleno Municipal. por esta razón. del artículo 52 de la LRBRL. no puede ser considerada materia ajena al ámbito del proceso especial de la Ley 62/1978. es preciso tener en cuenta las específicas de la LOREG y.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 28. que introduce los requisitos para la moción. La cuestión sobre si una moción de censura es o no formalmente correcta y.» Frente a las previsiones generales de los artículos 114 y siguientes de la Ley 29/1998. tiene una directa incidencia sobre el derecho fundamental a la participación política y. Lo que determina la intervención de la Junta Electoral a los efectos de puente administrativo intermedio antes de acudir al órgano judicial. y en consonancia con él. la de los artículos 108 y siguientes citados. al no estar incluido en ninguno de los supuestos del artículo 109 de la Ley 30/1992. RBRL. convocar el Pleno correspondiente y el resultado de la sesión puede ser controlado en virtud del recurso contencioso-administrativo.

recoge una doctrina constante que interpreta de forma favorable tal posibilidad en los siguientes términos: «En el segundo lo que se reprocha es "la infracción de la doctrina jurisprudencial relativa al análisis de la procedencia de la continuación de una sesión en la cual pretende debatirse la moción de censura contra el Alcalde. Al día siguiente a su presentación. La sentencia se notifica a los interesados no más tarde del día trigésimo séptimo posterior a las elecciones. Contra la misma no procede recurso contencioso alguno. el expediente electoral y un informe de la Junta en el que se consigne cuanto se estime procedente como fundamento del acuerdo impugnado. de recurso de alzada ante el superior jerárquico. La resolución que ordena la remisión se notificará. no obstante. inmediatamente después de su cumplimiento. 275 . como paso previo al recurso ante el órgano judicial. es preciso señalar que la Sentencia del Tribunal Supremo antes señalada. de desvinculación total del Alcalde censurado. los fundamentos de Derecho y la petición que se deduzca. salvo el de aclaración. aun cuando por éste se levante la sesión. de fecha 25 de abril de 2003. el Presidente de la Junta ha de remitir a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia correspondiente el escrito de interposición. c) Procede la interposición del recurso contencioso electoral.» Todo ello como paso previo al recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. en el plazo de tres días ante la Junta Electoral Central. la referente a si cabe la posibilidad de subsanar el defecto de falta de firma de Concejales suficientes.Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de la Corporación durante la tramitación de la moción de censura SUPUESTO 28. ordinario ni extraordinario. en los siguientes términos: «Pueden ser objeto de recurso contencioso electoral los acuerdos de las Juntas Electorales sobre proclamación de electos. en el que se consignan los hechos. emplazándoles para que puedan comparecer ante la Sala dentro de los dos días siguientes. ya que dicha interpretación desvirtuaría el fin de la reforma de la LOREG sobre la moción de censura. El recurso contencioso electoral se interpone ante la Junta Electoral correspondiente dentro de los tres días siguientes al acto de proclamación de electos y se formaliza en el mismo escrito. Solución b) No es susceptible. así como la elección y proclamación de los Presidentes de las Corporaciones locales. el señor Alcalde. Respecto de la última cuestión planteada. a los representantes de las candidaturas concurrentes en la circunscripción.

Así se pronuncia la Sentencia de esta Sala 17 de septiembre de 2001 y en la misma línea se mueven esas otras sentencias anteriores que son expresamente citadas en el motivo de casación. como mecanismo de exigencia de responsabilidad política. tampoco puede ser considerada fraudulenta o incursa en graves vicios invalidantes. cualquier anomalía material o formal que presente la subsanación deberá ser valorada como una mera irregularidad no invalidante. de 21 de abril.. y también comporta que. no cuestionándose ni una cosa ni otra. (. Esto determina que. 276 .RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 28. Por otra parte.. pero no opera en aquellos otros en que no llegó a ser tramitada. Así lo ha entendido esta Sala (Sentencia de 12 de septiembre de 2002) y así lo ha venido a aclarar el legislador en la nueva redacción que ha recibido el artículo 197 de la LOREG tras la reforma introducida por la Ley Orgánica 8/1999. (. como ya antes se dijo..) La subsanación de la carencia del número de firmas necesarias que presentaba el inicial escrito de moción de censura efectivamente no fue efectuada de una manera que pueda ser calificada de modélica. lo decisivo será que consten dichas firmas y su autenticidad..) Pero el segundo motivo sí debe prosperar.. es esencial en el modelo democrático de convivencia y. cualquier obstrucción a dicho mecanismo altera el sistema de representación que constituye uno de sus pilares básicos. (. en cuanto que el razonamiento de la sentencia recurrida es efectivamente contrario a la jurisprudencia que esta Sala ha venido sosteniendo sobre las mociones de censura. Y se citan expresamente las Sentencias de esta Sala de 15 de marzo y 30 de mayo de 1986 y de 27 de abril de 1993. la prohibición para los Concejales de no suscribir durante su mandato más de una moción está referida a los casos en que aquella primera moción haya sido efectivamente votada. Esa doctrina se sintetiza en la idea básica de que la moción de censura.) El requisito esencial de una moción de censura es que esté avalada por el número de Concejales que son legalmente necesarios.. Solución sin entrar en el debate de la misma". por ello. realizada una subsanación en relación a la omisión en que inicialmente se hubiera podido incurrir sobre el mencionado requisito. pero.

así como el informe del Secretario de que reunía los requisitos legales. Lo que lleva en definitiva a una interpretación flexible del defecto. por lo que carecía de motivos para eludir su tramitación». Solución El Alcalde sometido a dicha moción suscrita por siete concejales conoció con antelación al Pleno esta nueva moción.Régimen de impugnación de las actuaciones del Secretario de la Corporación durante la tramitación de la moción de censura SUPUESTO 28. siendo el mismo subsanable en los términos indicados. 277 .

.

referente a un contrato de suministro de material de oficina. ¿Qué debe hacer en el expediente de contratación? ¿Bastaría con que se abstuviese? ¿Y si ya hubiese resultado adjudicataria? 279 . contratistas Enunciado SUPUESTO DE HECHO Un Concejal cuyo cónyuge opta a la condición de contratista del Ayuntamiento.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 29 Cónyuges de Concejales.

) 280 . Sí lo sería en supuestos en los que el licitador fuese un hermano. y su plano personal. de la LCAP. de recusación. para que no exista un conflicto de intereses entre su decisión objetiva.. No se está ante un mero supuesto de causa de abstención del Concejal. Son motivos de abstención los siguientes: (. 2. como Concejal. un sobrino. en los términos previstos en los artículos 28 y 29 de la LRJA-PAC». quien resolverá lo procedente. contratistas Solución INFORME JURÍDICO La respuesta en un caso de este tipo debe ser terminante.. Las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones en quienes se den algunas de las circunstancias señaladas en el número siguiente de este artículo se abstendrán de intervenir en el procedimiento y lo comunicarán a su superior inmediato. de los contemplados en el artículo 28 de la Ley 30/1992. etc.6 del Real Decreto Legislativo 2/2000.SUPUESTO 29 Cónyuges de Concejales. o en su caso. Las autoridades y el personal al servicio de las Administraciones Públicas que intervengan en los procedimientos de contratación deberán abstenerse o podrán ser recusados. el artículo 12. Dicho artículo 28 señala que: «1. no es suficiente. La abstención del Concejal de participar en la toma de decisión de la adjudicación. En ese sentido. un padre. del RJA-PAC. al que remite el artículo 12.6 de la LCAP señala que: «6.

contratistas SUPUESTO 29. de 26 de diciembre. del Régimen Electoral General. Las disposiciones a las que se refiere este apartado serán aplicables a las Comunidades Autónomas y a las Entidades Locales en los términos que respectivamente les sean aplicables. Señala dicho artículo 20 e) que: «En ningún caso podrán contratar con la Administración las personas en quienes concurra alguna de las circunstancias siguientes: (. En este sentido. así como compartir despacho profesional o estar asociado con éstos para el asesoramiento. penalizando el contrato que se celebre en esos términos con la nulidad de pleno de derecho. con los administradores de entidades o sociedades interesadas y también con los asesores. sería preciso que desapareciese la causa de prohibición de contratar que la provoca. Solución b) Tener parentesco de consanguinidad dentro del cuarto grado o de afinidad dentro del segundo.. la representación o el mandato. en los términos establecidos en la misma.) e) Estar incursa la persona física o los administradores de la persona jurídica en alguno de los supuestos de la Ley 12/1995. la norma administrativa le equipara al caso en que se esté ante un contrato administrativo celebrado por el propio Concejal. de Incompatibilidades del Personal al Servicio de las Administraciones Públicas o tratarse de cualquiera de los cargos electivos regulados en la Ley Orgánica 5/1985. de la Ley 53/1984. de 19 de junio. personas vinculadas con análoga relación de convivencia afectiva y descendientes de las personas a que se refiere el párrafo anterior. representantes legales o mandatarios que intervengan en el procedimiento. o bien un hijo al que dicho concejal lleve la administración de su patrimonio. de 11 de mayo.» Para que la persona incursa en esa causa de prohibición quedase habilitada para contratar. La prohibición alcanza igualmente a los cónyuges.Cónyuges de Concejales.. el artículo 20 e) de la LCAP lo recoge entre los supuestos de prohibición para contratar con la Administración. de Incompatibilidades de los Miembros del Gobierno de la Nación y de los Altos Cargos de la Administración General del Estado. dichas personas ostenten su representación legal. con cualquiera de los interesados.» Pero en los supuestos en los que el licitador es el cónyuge del concejal. 281 . siempre que. respecto de los últimos.

Las prohibiciones de contratar contenidas en los párrafos b). 5/1985. La declaración de la prohibición para contratar en los supuestos a que se refieren los párrafos a).. Cuando se produzca una situación de incompatibilidad los afectados deberán optar entre la renuncia a la condición de Concejal o el abandono de la situación que de acuerdo con lo establecido en el apartado anterior. señala que se debe hacer por parte del concejal y establece que el incurso en causa de incompatibilidad deberá optar entre mantenerse en la condición de concejal o bien la de contratista de la Administración en este caso.) la prohibición de contratar requerirá su previa declaración mediante procedimiento cuya resolución fijará expresamente la Administración a la que afecte y su duración. dé origen a la referida incompatibilidad. i). Señala dicho artículo que: «3.1 de la LCAP señala que: «1. y manteniéndose en la condición de Concejal.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 29.) (. (. f). es preciso tener en cuenta que las actuaciones a realizar dependen del momento procedimental en el que se esté: A) Con carácter previo a la suscripción del contrato administrativo.. en caso de que la cónyuge de la misma concurra a la licitación y se conozca dicha circunstancia.» Ello supone que para que el cónyuge del contratista hubiese podido presentarse a licitador de la Administración y no aparecer incursa en prohibición de contratar. e).. El artículo 21. g). debería el concejal haber renunciado a tal condición con carácter previo a la presentación de la licitación. h) y j) del artículo anterior o la apreciación de la misma en las causas de los párrafos b). No dándose esta circunstancia. d).. Solución En ese sentido el artículo 178 de la LOREG. e) y f) producirá la suspensión de las clasificaciones que hayan sido concedidas a las empresas durante el plazo de duración de la prohibición o mientras 282 . Su cónyuge a partir de ese momento no figuraría dentro del listado del artículo 20 y podría haber concurrido a la licitación. j) y k) del artículo anterior se apreciarán de forma automática por los órganos de contratación y subsistirán mientras concurran las circunstancias que en cada caso las determinan.

La decisión se deduce que corresponde al que sea órgano de contratación en cada caso. podrá realizarse mediante testimonio judicial o certificación administrativa según los casos y cuando dicho documento no pueda ser expedido por la autoridad competente. en consecuencia. resolutorios del expediente. Se trata de un acto de trámite cualificado. en relación con las situaciones indicadas en sus distintas letras.1. porque respecto del afectado le impide y excluye de continuar en el expediente. Las adjudicaciones de contratos en favor de personas que carezcan de la capacidad de obrar o de solvencia y de las que se hallen comprendidas en alguno de los supuestos del artículo 20 serán nulas de pleno derecho. sin que..) 5. no susceptible de convalidación. podrá ser sustituido por una declaración responsable otorgada ante una autoridad administrativa. 283 . (.» Se deducen unas mínimas reglas procedimentales de estas previsiones.. de no estar incursos en las prohibiciones para contratar con la Administración señaladas en el artículo anterior. proceda la tramitación del expediente a que hace referencia el artículo 33. notario público u organismo profesional cualificado. B) En el caso de que se haya suscrito el correspondiente contrato con la persona incursa en prohibición de contratar. contratistas SUPUESTO 29. como el artículo 25 de la Ley 29/1998. en los términos de los artículos 21 ó 22 de la LRBRL. que sin embargo continuará para el resto de licitadores. La prueba. susceptible de impugnación independiente. de la JCA. del RJA-PAC. Se juzga que en dicho caso se incurre en el vicio de nulidad de pleno derecho. por parte de los empresarios. Alcalde o Pleno.Cónyuges de Concejales. Solución subsista la causa determinante de su apreciación. En consecuencia. está dentro aquellos actos que tanto el artículo 107 de la Ley 30/1992. Los artículos 22 y 62 de la LCAP señalan que: «Artículo 22. consideran susceptibles de impugnación. aunque no se trate de actos definitivos.

La parte que resulte culpable deberá indemnizar a la contraria de los daños y perjuicios que haya sufrido. debidamente acreditada. cuando sea firme.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 29. llevará en todo caso consigo la del mismo contrato que entrará en fase de liquidación. A efectos procedimentales el artículo 64 señala que: «1. técnica o profesional. el artículo 65 de la LCAP señala que: «Artículo 65. Artículo 62. Solución Sin perjuicio de ello. de oficio o a instancia de los interesados.) b) La falta de capacidad de obrar o de la solvencia económica. Efectos de la declaración de nulidad.. lo que determinaría la necesidad de iniciar un procedimiento de revisión de oficio de los contemplados en el artículo 62 y siguientes de la LCAP. de conformidad con los requisitos y plazos establecidos en el artículo 102 de la LRJA-PAC.» Se estaría ante un supuesto de un contrato nulo de pleno derecho. o el estar incurso el adjudicatario en alguna de las prohibiciones o incompatibilidades señaladas en el artículo 20 de esta ley. financiera. 1. 284 . 2. y sin perjuicio de la previsiones provisionales contempladas en el artículo 22 para el supuesto en que la suspensión del contrato produjese graves daños al interés general. bajo las mismas cláusulas. La nulidad de los actos que no sean preparatorios sólo afectará a éstos y sus consecuencias. Son causas de nulidad de Derecho Administrativo las siguientes: (.» En cuanto a los efectos de dicha declaración. debiendo restituirse las partes recíprocamente las cosas que hubiesen recibido en virtud del mismo y si esto no fuese posible se devolverá su valor. el órgano de contratación podrá acordar que el empresario continúe la ejecución del contrato. por el tiempo indispensable para evitar perjuicios al interés público correspondiente. La declaración de nulidad de los actos preparatorios del contrato o de la adjudicación.. La declaración de nulidad de los contratos por las causas expresadas en el artículo 62 podrá ser acordada por el órgano de contratación.

Para la exigencia de dicha responsabilidad se ponderarán. del RJA-PAC.» Extremos que afectarían a la esfera patrimonial de toda autoridad que fuese causante del detrimento patrimonial de la Administración. el tanto de culpa a los Tribunales competentes. hasta que se adopten las medidas urgentes para evitar el perjuicio. el hecho de que quien responda patrimonialmente sea la Administración. la existencia o no de intencionalidad. hoy obligatoria y no discrecional.Cónyuges de Concejales. contratistas SUPUESTO 29. previa instrucción del procedimiento que reglamentariamente se establezca. podrá disponerse en el mismo acuerdo la continuación de los efectos de aquél y bajo sus mismas cláusulas. Lo dispuesto en los párrafos anteriores se entenderá sin perjuicio de pasar. no excluye la posibilidad. si procede. Si la declaración administrativa de nulidad de un contrato produjese un grave trastorno al servicio público. en los términos del artículo 145 de la Ley 30/1992. que señala que: «2. (.» Conviene tener en cuenta que sólo se generaría derecho de indemnización en el supuesto en que el vicio no fuese imputable al contratista cuyo derecho se revisa. la responsabilidad profesional del personal al servicio de las Administraciones Públicas y su relación con la producción del resultado dañoso. de repetir contra la autoridad causante del daño en caso de que medie dolo.. 5. La resolución declaratoria de responsabilidad pondrá fin a la vía administrativa. exigirá de oficio de sus autoridades y demás personal a su servicio la responsabilidad en que hubieran incurrido por dolo. La Administración correspondiente. 285 .. los siguientes criterios: el resultado dañoso producido. culpa o negligencia graves del dicha autoridad. entre otros. o culpa o negligencia graves. cuando hubiere indemnizado a los lesionados. Y que además. Solución 3.) 4.

.

a efectos de adoptar el correspondiente acuerdo. se pretende la inclusión de un asunto en el orden del día de la próxima sesión plenaria. El Alcalde no lo incluye.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 30 Poder de autodecisión del Pleno Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por parte del principal grupo de la oposición. en el seno de la Junta de Portavoces convocada al efecto. ¿Qué alternativas legales existen para que el Pleno pueda tomar una decisión sobre ese asunto? 287 .

tomar decisiones por el Pleno. es una competencia que en principio reside en el Alcalde. podrá recabar la asistencia de los miembros de la Comisión de Gobierno (Junta de Gobierno Local) y. Dice dicho artículo que: «El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta las siguientes atribuciones: c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno. En ese sentido. le va a corresponder una serie de poderes y competencias como la de dirigir los debates del mismo. en su caso. formular las convocatorias o llamamientos de sus miembros para tomar las decisiones.» El hecho de ser el Presidente. de Organización. la decisión es suya. y decidir los empates con voto de calidad. RBRL. de la Junta de Gobierno Local. 288 .» Por lo tanto. ROF/86. y consultar si lo estima oportuno a los portavoces de los grupos existentes en la Corporación. y de cualesquiera otros órganos municipales cuando así se establezca en disposición legal o reglamentaria. supone que como tal. en este caso del Pleno. y formar el orden del día de los asuntos a tratar y sobre los cuales decidir. el artículo 82 del Real Decreto 2568/1986. como Presidente del Pleno. El orden del día de las sesiones será fijado por el Alcalde o Presidente asistido de la Secretaría. Asimismo. Sin perjuicio de que pueda recabar la asistencia de otros órganos. y a los efectos de la formación del orden del día. donde ésta no exista. salvo los supuestos previstos en esta ley y en la legislación electoral general. de los Tenientes de Alcalde. el formar el listado de los temas.1 c) de la Ley 7/1985. Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales. tal y como señala el artículo 21. señala que: «1.SUPUESTO 30 Poder de autodecisión del Pleno Solución INFORME JURÍDICO Es preciso partir de la idea de que la presidencia nata u originaria de todos los órganos colegiados municipales le corresponde al Alcalde. el decidir sobre qué asuntos se va a deliberar y.

integrado por todas las fuerzas políticas del Ayuntamiento. a efecto de que se incorporen al mismo documentos o informes. Cualquier Concejal podrá pedir. A) Respecto de la primera de ellas. positivos o negativos. el cual es formado por el Alcalde. La competencia exclusiva del Alcalde finaliza con la inclusión en el orden del día. Pero nada impide que el Pleno decida dejar un asunto sobre la mesa y no tomar decisiones sobre el mismo. que define varios conceptos. Solución No obstante.1 del ROF/86 señala que: «1.Poder de autodecisión del Pleno SUPUESTO 30. por medio del cual ésta ejerce el derecho fundamental del artículo 23 de la Constitución. sobre aquellos asuntos que estén incluidos en el orden del día. En ese sentido es preciso indicar que el Pleno adoptará acuerdos. Si la mayoría simple votase a favor de la petición no habrá lugar a votar la propuesta de acuerdo. pero no puede obligar al Pleno a adoptar un acuerdo concreto sobre el mismo. de participar indirectamente en los asuntos públicos. es preciso tener en cuenta el artículo 97 del ROF/86. siempre y cuando sea competente para ello. estimatorios o desestimatorios. aplazándose su discusión para la siguiente sesión. y también que el expediente quede sobre la mesa. representantes de la ciudadanía.» 289 . Podrá formularse por escrito u oralmente. En este sentido el artículo 92. tras terminar el debate y antes de proceder a la votación sobre el fondo del asunto. Éste. en cuanto que órgano independiente del anterior. ello no puede suponer que quede reservado exclusivamente al AlcaldePresidente el monopolio de la decisión de sobre qué temas puede tomar decisiones el Pleno. por dos vías: • La vía de las mociones. es posible que el Pleno decida adoptar decisiones sobre un asunto. en los siguientes términos: «1. En ambos casos. como tal tiene su propia capacidad de decidir sobre qué asuntos va a deliberar y adoptar acuerdos. durante el debate. para las sesiones plenarias ordinarias.4 de este reglamento.» Por otro lado. y entre ellos el de moción. la petición será votada. pese a que el Alcalde no haya querido incluir un determinado asunto en el orden del día. Moción es la propuesta que se somete directamente a conocimiento del Pleno al amparo de lo prevenido en el artículo 91. la retirada de algún expediente incluido en el orden del día. • La solicitud de celebración de plenos extraordinarios. con una determinada propuesta de decisión sobre ese tema.

aunque no esté en el orden del día. cuya tramitación. el Presidente preguntará si algún grupo político desea someter a la consideración del Pleno por razones de urgencia. debate y votación se regirán por lo establecido en el artículo 108 de este Reglamento» (hoy. queda totalmente fuera del control del Alcalde-Presidente. el art.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 30. es el Pleno el que valora la conveniencia de su deliberación y.3 de la Ley 7/1985. en su caso. pero que supone en definitiva un pronunciamiento del Pleno sobre una determinada cuestión. que son los únicos para los que se admite la adopción de acuerdos sobre asuntos no incluidos en el orden del día. que luego puede ser estimado o desestimado. el portavoz del grupo proponente justificará la urgencia de la moción y el Pleno votará. su votación. algún asunto no comprendido en el orden del día que acompañaba a la convocatoria y que no tenga cabida en el punto de ruegos y preguntas. concluido el examen de los asuntos incluidos en el orden del día y antes de pasar al turno de ruegos y preguntas. Es decir. 290 . En ese sentido el artículo 83 del ROF/86 señala que: «Serán nulos los acuerdos adoptados en sesiones extraordinarias sobre asuntos no comprendidos en su convocatoria. sobre la procedencia de su debate. Solución El artículo 91. así como los que se adopten en sesiones ordinarias sobre materias no incluidas en el respectivo orden del día. con el voto favorable de la mayoría prevista en el artículo 47. La moción. En ese sentido. Si así fuere. Lo dispuesto en este apartado no será de aplicación. En las sesiones ordinarias. por tanto. al que se remite. en los términos de la Ley Orgánica 8/1999). lo que el Pleno decide es el tomar una decisión sobre el asunto. estimatoria o desestimatoria de la propuesta. al votar la inclusión de la moción. a las mociones de censura. Si el resultado de la votación fuera positivo se seguirá el procedimiento previsto en el artículo 93 y siguientes de este reglamento. La moción. Cuestión distinta es lo que resulte del debate y la votación. en ningún caso. de 2 de abril». acto seguido. salvo especial y previa declaración de urgencia hecha por el órgano correspondiente. sólo se puede adoptar en plenos ordinarios. establece que: «4. lo cual se decidirá por mayoría absoluta. es preciso tener en cuenta que el hecho de que se decida su deliberación y votación no supone que la propuesta sea aceptada.4 del ROF/86. en un determinado sentido. en cuanto que las mociones presentadas. 197 de la LOREG. que es una solicitud de deliberación y de adopción de un acuerdo por cualquier concejal.

En este último caso. en los siguientes términos: «. de los concejales. o no. y de cualesquiera 291 . En ausencia del Presidente o de quien legalmente haya de sustituirle. Asimismo. de la Junta de Gobierno Local. totalmente al margen de la voluntad de su Presidente. no pudiendo incorporarse el asunto al orden del día de un Pleno ordinario o de otro extraordinario con más asuntos si no lo autorizan expresamente los solicitantes de la convocatoria. A efectos de evitar los abusos que se daban en la práctica con el régimen de sesiones anterior por parte del Presidente. cuando estás son solicitadas por una cuarta parte. RBRL. Solución En definitiva. De ahí la redacción que se le ha dado actualmente al artículo 21. En este sentido. la celebración del mismo no podrá demorarse por más de 15 días hábiles desde que fuera solicitada.Poder de autodecisión del Pleno SUPUESTO 30. del número legal de miembros de la Corporación. y que indicarán qué asuntos deben ser deliberados y votados. el Pleno celebra sesión extraordinaria cuando así lo decida el Presidente o lo solicite la cuarta parte... lo que el Pleno decide es si va a decidir sobre una cuestión o asunto. Si el Presidente no convocase el Pleno extraordinario solicitado por el número de concejales indicado dentro del plazo señalado. salvo los supuestos previstos en esta ley y en la legislación electoral general. a las doce horas. Y todo ello como se ha dicho. en cuyo caso será presidido por el miembro de la Corporación de mayor edad entre los presentes» [esta letra a) ha sido redactada conforme a la Ley 11/1999]. el Pleno quedará válidamente constituido siempre que concurra el quórum requerido en la letra c) de este precepto. como mínimo.1 c) de la LRBRL. B) La segunda vía por la que el Pleno puede decidir sobre ciertos asuntos distintos a los que les propone su Presidente es la articulada en las sesiones extraordinarias. quedará automáticamente convocado para el décimo día hábil siguiente al de la finalización de dicho plazo. en el contexto del pacto local. al menos. que señala que: «c) Convocar y presidir las sesiones del Pleno. esta segunda vía se ha visto reforzada como consecuencia de la reforma del artículo 46 de la Ley 7/1985. por la Ley 11/1999. lo que será notificado por el Secretario de la Corporación a todos los miembros de la misma al día siguiente de la finalización del plazo citado anteriormente. con la primera votación. sin que ningún concejal pueda solicitar más de tres anualmente. con constantes actitudes de bloqueo por parte del mismo. se ha dotado a dichas sesiones extraordinarias de una cierta automaticidad e independencia respecto del mismo.

si bien la exclusión de éste de alguno de los asuntos propuestos deberá ser motivada». 292 . habría que entenderla derogada por la nueva regulación. En ese sentido. Solución otros órganos municipales cuando así se establezca en disposición legal o reglamentaria. tanto de la celebración de la sesión. Así dicho artículo señala que no pueden ser trasladados a otra sesión y que no pueden ser acumulados más asuntos que los solicitados. aunque el Alcalde no la presida. Con la redacción actual de la Ley 11/1999 se puede concluir para las sesiones extraordinarias lo siguiente: • La sesión se va a celebrar. donde se recoge que la potestad de configurar por el Alcalde el orden del día de una sesión extraordinaria no queda enervada. No hay disponibilidad sobre el tema al margen de la voluntad de los promotores. habría que entenderla no vigente por su oposición a la redacción del artículo 46 de la LRBRL antes transcrito. como respecto de la decisión sobre qué puntos son aquellos en torno a los cuales se va a producir la deliberación y votación.» Se desprende de la misma cómo hay una indisponibilidad por terceros ajenos a los solicitantes. que ésos son los dos cauces existentes para que el Pleno autoconfigure los temas concretos sobre los que quiere tomar decisiones al margen de los que le señale el señor Alcalde. la redacción del artículo 78 del ROF/86.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 30. y decidir los empates con voto de calidad. • Todos los asuntos solicitados por los concejales van a ser tratados en la misma. por lo tanto. Se concluye. La previsión de que: «La relación de asuntos incluidos en el escrito no enerva la facultad del Alcalde o Presidente para determinar los puntos del orden del día. siempre y cuando transcurran los plazos indicados en el citado artículo. salvo que exista consentimiento de los solicitantes.

no fue debidamente convocado. el señor Secretario constata que el agente notificador municipal realizó dos intentos de notificación en el domicilio del citado concejal. Ante ello. que estaba cerrado.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 31 No convocatoria de miembros de órganos colegiados Enunciado SUPUESTO DE HECHO En fecha 27 de marzo de 2004 se celebra sesión plenaria en el Ayuntamiento «X». solicitando la declaración de nulidad de pleno derecho de la sesión plenaria. celebrándose la misma sin mayor incidencia y adoptando los oportunos acuerdos sobre los 14 puntos incluidos en el orden del día. Realizadas varias llamadas al teléfono móvil del mismo. don «A» interpone recurso contencioso-administrativo por la vía de la protección jurisdiccional de los derechos fundamentales ante el órgano judicial. Extremos todos ellos de los que extendió la debida diligencia. acudió al local comercial de su titularidad. tampoco fue posible su localización. sin que nadie le contestase. A la misma asisten todos los Concejales. el agente notificador optó por dejarle la citación de la convocatoria en el buzón de su domicilio. 293 . Requerido el señor Secretario General por el señor Alcalde para que informe sobre el asunto. Informe sobre dichos extremos y. sobre si la convocatoria incurre en vicio de ilegalidad o no. en concreto. y de todos los acuerdos adoptados en la misma ya que. como concejal del Ayuntamiento. 10 días después de la celebración de la sesión. menos don «A». único componente del Grupo político número 4. Asimismo.

de la JCA. Los derechos y libertades reconocidos en el Capítulo segundo del presente título vinculan a todos los poderes públicos. libremente elegidos en elecciones periódicas por sufragio universal. artículo 53. concurren dos planos importantes. en sustitución de los artícu294 . Por un lado. a través del recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.1 y 2: «1.» La vulneración de dicho derecho conllevaría la cobertura de todo el régimen de protección previsto en la propia Constitución. la cobertura del cauce procesal establecido en los artículos 114 y siguientes de la Ley 29/1998. podrá regularse el ejercicio de tales derechos y libertades.SUPUESTO 31 No convocatoria de miembros de órganos colegiados Solución INFORME JURÍDICO Es preciso tener en cuenta que. directamente o por medio de representantes. Este último recurso será aplicable a la objeción de conciencia reconocida en el artículo 30. que se tutelarán de acuerdo con lo previsto en el artículo 161.» Y. en su caso. que en todo caso deberá respetar su contenido esencial. en la adopción de acuerdos y participación de los concejales en los órganos colegiados del Ayuntamiento está presente el derecho fundamental de todo ciudadano español recogido en el artículo 23 de la Constitución Española conforme al cual: «1. en relación con el régimen de las sesiones de los órganos colegiados de un Ayuntamiento. Los ciudadanos tienen el derecho a participar en los asuntos públicos.1 a). de 13 de julio. 2. Sólo por ley. Cualquier ciudadano podrá recabar la tutela de las libertades y derechos reconocidos en el artículo 14 y la Sección primera del Capítulo segundo ante los Tribunales ordinarios de preferencia y sumariedad y. en consecuencia.

el derecho a desempeñar los cargos públicos de acuerdo con lo previsto por las Leyes. Como señala la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de 23 de febrero de 1999: «De ahí que haya de concluirse que la obligatoriedad de la convocatoria sirva a la doble finalidad de asegurar el ejercicio del derecho fundamental a participar en los asuntos públicos (art.. el artículo 62 de la Ley 30/1992. el artículo 140 de la norma fundamental exige en los municipios. admita valoraciones del propio Alcalde o del Pleno respecto a la procedencia o improcedencia de su celebración». De ahí que la obligatoriedad de la celebración de las sesiones ordinarias. también alcanza al supuesto que aquí se examina. Asimismo. una estructura democrática homogénea con los restantes entes territoriales del ordenamiento. consustancial al pluralismo democrático. Señala dicho artículo que: «1. 8 de julio de 1986. garantiza el funcionamiento democrático de los Ayuntamientos (art. el artículo 23. por tanto. que consagra el derecho a todos los ciudadanos a acceder en condiciones de igualdad a los cargos públicos. de Protección Jurisdiccional del los Derechos Fundamentales. Los actos de las Administraciones Públicas son nulos de pleno derecho en los casos siguientes: (. del RJA-PAC. al mismo tiempo. de modo que la no celebración vulnera el derecho fundamental de los Concejales que. Se trata. que regularán el ejercicio de tales cargos en condiciones adecuadas y proporcionadas a la función representativa que en cada caso se desempeñe. sin que. de la participación de los grupos minoritarios en el funcionamiento de las instituciones representativas. sanciona con la nulidad de pleno derecho la vulneración de las reglas esenciales para la formación de la voluntad de órganos colegiados. refleje el principio. están obligados a participar en el ejercicio de las funciones inherentes a sus cargos. Como resulta de muy reiterada jurisprudencia del Tribunal Supremo [SSTS de 22 de mayo de 1985. 140 de la CE).) 295 .. en cuanto minoría que representa a un porcentaje de ciudadanos electores. en la forma que determinan las normas legales que ya han sido citadas.2 de la Constitución. como paso previo al recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. sin duda. cuya autonomía garantiza.No convocatoria de miembros de órganos colegiados SUPUESTO 31. 23 de la CE) y. Solución los 6 a 10 de la Ley 62/1978. y ello porque comprende. Por otro lado. de una competencia estrictamente reglada del Alcalde que la ley dispone en forma clara y terminante. 5 de octubre y 23 de diciembre de 1987 y 16 de febrero de 1988]. por ello.

En definitiva. y que de la página 8 del Acta del Pleno se desprende en palabras del Alcalde que el acuerdo se tomó unas horas antes de la celebración del pleno. señala lo siguiente: «El defecto formal que se achaca por la parte actora a este acuerdo y por el que se le impugna.. JUR 2001/57053.» Entre esas reglas esenciales se encuentran la del quórum. encaminados a poner en conocimiento de los miembros del Pleno el contenido de los temas a tratar. dado este aquietamiento de la Corporación con esa falta de conocimiento. que aprobó el Reglamento de Organización. (.. cuya concurrencia debidamente formada y documentada determina la del órgano colegiado que componen. deberá estar a disposición de los miembros de la Corporación desde el mismo día de la convocatoria en las Secretaría de la misma". examinarla e incluso obtener copias de documentos concretos que la integre. pudiendo "cualquier miembro de la Corporación. No todo vicio de estas reglas ha sido calificado de igual forma por parte de los órganos judiciales.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 31. 296 .. el orden del día. la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de 1 de julio de 2001. sólo cuatro horas antes de la celebración del Pleno. ni del expediente se desprende que no sea cierto. por lo que.. la convocatoria. le daremos por verdadero dada la imposibilidad material para los actores de probar un hecho negativo. es el que se adoptó entre el Alcalde y el Cuerpo de la Policía local.) Es fundamental tener presente el contenido del artículo 84 del Real Decreto 2568/1986. en su caso. deliberar y votar. votación. Este dato no es contradicho ni puntualizado por el Ayuntamiento. Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Entidades Locales (ROF/86). Con los antecedentes fácticos expuestos y la normativa precedente se puede concluir que en la aprobación del punto número 8 del Acuerdo Plenario de 20 de diciembre de 1997 no se han observado los trámites de procedimientos expuestos. y. etc. de 28 de noviembre.". Así. todas aquellas encaminadas a permitir a los miembros del órgano colegiado formar su opinión. Solución e) Los dictados prescindiendo total y absolutamente del procedimiento legalmente establecido o de las normas que contienen las reglas esenciales para la formación de la voluntad de los órganos colegiados. en consecuencia. en el que pretendían que se ratificase. que dice que "toda la documentación de los asuntos incluidos en el orden del día que debe servir de base al debate. por lo que no tenían conocimiento del contenido del mismo ni pudieron estudiarlo previamente.

En consecuencia. 114 y ss. se ha de estimar el presente recurso y el referido punto 8 del orden del día del Pleno de 20 de diciembre de 1996 en lo relativo a las especialidades del Acuerdo con la Policía Local. aparte de que la escasa diferencia numérica puede hacer quebrar por cualquier incidente una mayoría absoluta tan exigua. ha señalado en ese sentido que: «Si bien este mismo Tribunal ha declarado en ocasiones (Sentencias de 23 de noviembre de 1990 y 26 de noviembre de 1997) que la simple falta de citación de alguno de los Concejales no tiene por qué originar la nulidad radical y absoluta de la sesión consiguiente con arreglo al apartado c) del artículo 47 de la Ley de 17 de julio de 1958. pues aunque pueda considerarse como un defecto de forma es evidente que ha provocado la carencia de los requisitos indispensables para alcanzar su fin. el concejal excluido podrá impugnar los mismos por varias vías: la ordinaria. en Sentencia de 3 de mayo de 2002.». ha de ser anulado por infringir el ordenamiento jurídico en la forma expuesta. privándoles de la posibilidad de comparecer y emitir su propia opinión y voto. determinará que los acuerdos que se adopten en dicha sesión serán nulos de pleno derecho. cuando señala: «No cabe extender esa conclusión a supuestos como el presente en los que. se prescinde deliberadamente de la presencia de la totalidad de representantes de una facción política determinada –la única opositora existente en este caso– en la discusión y resolución de los temas a resolver. del RJA-PAC). encontrándonos en un claro supuesto del artículo 63 de la Ley 30/1992 de anulabilidad. No es obstáculo a esta conclusión el que los Concejales electos del Partido Socialista hubiesen manifestado de antemano su decisión de no comparecer en el Consis297 . se puede señalar la propia Sentencia del Tribunal Supremo de 3 de mayo de 2002. de la JCA).. es preciso indicar que el criterio general es el de que la exclusión de la convocatoria a un miembro del Pleno.No convocatoria de miembros de órganos colegiados SUPUESTO 31.» El propio Tribunal Supremo. la de lesión de derechos fundamentales (arts.. Sin perjuicio de esas afirmaciones. las Comisiones Informativas o de cualquier otro órgano colegiado en el que se integre. En ese sentido. no citándole en la debida forma a efectos de adoptar los acuerdos oportunos. dando también lugar a indefensión. la de revisión de oficio de actos nulos de pleno derecho (art. de la Ley 29/1998. Además. hoy apartado e) del artículo 62 de la Ley de 26 de noviembre de 1992 siempre que la ausencia de los mismos no hubiese podido alterar el resultado de la votación al haberse obtenido la mayoría necesaria para ello. 102 de la Ley 30/1992. RA 6519. se ha de considerar que infringe el ordenamiento jurídico en los artículos mencionados. Solución Por ello. RA 6519.

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 31. por lo tanto. o bien. de forma pasiva. 22. la idea de que el Alcalde-Presidente de la corporación puede escoger a su arbitrio aquellos miembros de la misma que han de constituir el Pleno. y constituyendo el mismo la asamblea que ha de decidir sobre las materias que se le atribuyen –las más de las veces incluso con carácter indelegable– por dicho precepto en sus apartados 2 y 3. mediante el recurso de no convocar sino a cierto número de Concejales bajo el pretexto de que constituyen un número suficiente para aprobar. que señala: «Primero. con la mayoría requerida por el artículo 47 de la Ley de Bases antes citada. y habrá de materializarse en el domicilio de los mismos.2 b) de la misma y los artículos 80 y 81 del Reglamento de Organización. Y de forma más clara. Solución torio. sería preciso matizar ese pronunciamiento. la Sentencia del Tribunal Supremo de 26 de noviembre de 1997. si de forma expresa y clara. se ha querido excluir al concejal de la sesión. aunque dicha convocatoria no se haya podido practicar. se realiza para cada convocatoria de sesión plenaria. 298 . Por el contrario. Y así. es preciso analizar la conducta de no convocatoria y ver en ese sentido el expediente que. si existiese los debidos intentos de convocatoria.1 de la Ley 7/1985). los asuntos incluidos en el orden del día. junto con el orden del día y los borradores de las actas anteriores que hubiesen de ser aprobados en la sesión. por lo tanto. Ha de excluirse radicalmente. efectivamente estaremos hablando de un vicio de nulidad de pleno derecho. RA 8553. se ha procedido sin más a su no convocatoria. sin hacer los esfuerzos de localización debidos.2 de la LRBRL y las consultas evacuadas por la Junta Electoral Central ponen de manifiesto la necesidad de que esa convocatoria se extienda a los Concejales electos». Indudable es que formando el Pleno de la Corporación Municipal el Alcalde y todos los Concejales (art. frente a este pronunciamiento terminante de nulidad de pleno derecho. de forma concreta. a todos los Concejales que constituyen el Pleno. Funcionamiento y Régimen Jurídico aprobado por Real Decreto 2568/1986.» Ahora bien. la convocatoria habrá de efectuarse. tal como requiere el artículo 46. El deber de convocarles formalmente viene impuesto de manera ineludible por el artículo 46. no cabe admitir en modo alguno que pueda tratarse de sustraer a la legítima controversia y votación libre por parte de todos los integrantes de dicho Pleno asunto alguno que fuere competencia del mismo.

del RJA-PAC. el intento de localización en el puesto de trabajo. bien personalmente o a través del portavoz del grupo político. Siendo preceptiva la notificación a los miembros de las Corporaciones Locales de las correspondientes órdenes del día. también es verdad que existe un deber de los Concejales de estar localizados a tales efectos. haciéndolo por escrito. Dicha notificación se tendrá que practicar con la antelación exigida a la celebración de la sesión. artículo 80.No convocatoria de miembros de órganos colegiados SUPUESTO 31. en todo caso. La convocatoria. 299 . Solución En ese sentido. en la Secretaría general deberá quedar debidamente acreditado el cumplimiento de este requisito. Extremo que se deduce de la previsión del artículo 12 del ROF/86 («2. habría que entender que sería suficiente con la notificación practicada a cualquier persona que se encontrase en el domicilio del concejal y acreditase su identidad. Y si bien es cierto que existe un deber de notificación de la convocatoria. En este sentido es preciso incorporar al expediente los contactos realizados con el portavoz del grupo político al que pertenezca el Concejal. La notificación habría que entenderla en ese caso correctamente practicada. El justificante de la notificación de la convocatoria se deberá incorporar al expediente. etc.2 en los términos siguientes: «2. que señala que: «3. Pero constará en el expediente el intento de notificación realizada por el funcionario correspondiente. la duración previsible de las mismas»). Las ausencias de los miembros de las Entidades locales fuera del término municipal que excedan de ocho días deberán ser puestas en conocimiento de los respectivos Presidentes. ¿qué ocurre en el caso en el que el Concejal no se encuentra localizable en su domicilio? Acudiendo a la previsión del artículo 59 de la Ley 30/1992.» Frente a esto. 80. tal y como señala el artículo 81. concretándose.4.3. el ROF/86 recoge una serie de reglas de las que es preciso partir: Existe una obligación de notificación de la convocatoria en el domicilio de los concejales indicados al respecto (art. orden del día y borradores de actas deberán ser notificados a los concejales o Diputados en su domicilio»). ¿Qué ocurriría si en el domicilio del Concejal no hubiese nadie? Es evidente que en ese caso el Concejal no ha sido notificado. en el sentido de quedar acreditada la recepción de la convocatoria en debida forma.

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 31. Solución

Y es que el régimen de sesiones de un pleno o de cualquier otro órgano colegiado,
sean ordinarias, sean extraordinarias, no pueden estar totalmente condicionadas a la
localización de los Concejales.
El Tribunal Supremo ha señalado al efecto, en su Sentencia del Tribunal Supremo
de 26 de noviembre de 1997, RA 8553, que:
«Segundo. Cuestión distinta es, sin embargo, que la convocatoria notificada al actor
y apelada en este recurso mediante el procedimiento de introducir la comunicación por
debajo de la puerta del domicilio, después de intentar infructuosamente, por tres veces, a
lo largo del día obtener respuesta a sus llamadas el agente notificador, haya de reputarse
inválida por no haberse verificado en estricta observancia de lo dispuesto en el artículo 194 del Reglamento citado, convirtiendo en nula e ineficaz la sesión plenaria celebrada,
transcurridos los dos días hábiles que exige la normativa, con asistencia de la totalidad
del resto de los integrantes del Pleno a excepción de uno de los asistentes que excusó
expresamente su presencia, y en la que se aprobaron con la mayoría requerida por la ley,
sin que el voto del actor hubiese podido influir en el resultado, los acuerdos cuya nulidad
ahora se pretende por el defecto formal precisado.
Las razones que llevan a esta Sala a decidirlo así, con revocación de la sentencia
recurrida, son las siguientes: a) pese a lo afirmado por el señor "Z", a lo largo del procedimiento no existe duda racional de que la notificación de la convocatoria se efectuó en
la forma que ha quedado descrita, careciendo de trascendencia que la declaración jurada
del agente notificador, en la que se especifican las diligencias seguidas para conseguir
respuesta en el domicilio de dicho señor, se hubiese redactado en uno u otro momento,
ya que lo verdaderamente importante es su veracidad, que aparece reconocida de manera
expresa en la sentencia apelada a pesar de la estimación que verifica el recurso contencioso; b) la estricta necesidad de observar los requisitos que para las notificaciones en
este tipo de procedimiento imponían los artículos 79 y 80 de la Ley 17 de julio de 1958,
a los que se remite el artículo 194 del ROF, no obsta a que sea dable acreditar su realización por medios supletorios cuando el que ha de ser notificado procede de mala fe, o
desarrolla una labor obstructiva del normal recurso de la actuación notificadora; c) el
Ayuntamiento demandado ha agotado los trámites encaminados a poder notificar en su
domicilio al señor "Z" con la buena fe en el actuar exigible en toda clase de procedimientos, y no solamente en los de tipo judicial, máxime cuando no consta en modo alguno
que el Concejal aludido se encontrase fuera de la población, ni siquiera que no se hubiese
enterado efectivamente de la notificación en su domicilio al regresar a él aquel mismo
día. Porque resulta extraño que ninguna alegación justificativa de la ausencia del pueblo
de Navalmoral de la Mata, ninguna explicación racional que corrobore la imposibilidad
de recibir efectivamente la notificación depositada por debajo de la puerta de su domi-

300

No convocatoria de miembros de órganos colegiados

SUPUESTO 31. Solución

cilio, ninguna negativa terminante, siquiera, de haberla recibido realmente, se ofrezca
por el demandante, quien se limita a alegar el defecto formal de no haberse verificado la
entrega de manera que se pudiese acreditar la recepción de la misma, aferrándose a esa
circunstancia meramente ritual para, sin alegar siquiera la real ausencia del domicilio a
lo largo de todo aquel día, negar validez a la convocatoria efectuada y a la subsiguiente
sesión municipal.
Tercero. Esta Sala tiene declarado, en su Sentencia de 23 noviembre 1990, que la
simple falta de formalidades en la citación de alguno o algunos de los miembros del Pleno
de un Ayuntamiento no supone el haber prescindido por completo del procedimiento
establecido para su convocatoria con la consecuente nulidad derivada de la aplicación
del artículo 47 c) de la Ley de Procedimiento de 1958, siempre que la ausencia de los
mismos no hubiese podido alterar el resultado de la votación por haberse aprobado
las correspondientes mociones con la mayoría necesaria para ello –al igual que aquí
ocurre–. En dicha resolución, como en la actual, este Tribunal tiene muy presente la
necesidad legal de que todos los miembros de la corporación sean convocados con la
debida antelación a las sesiones correspondientes, sin que sea lícito prescindir de ello so
pretexto de que han sido convocados el número de Concejales necesarios para integrar el
número de votos preciso para la aprobación de cualquier moción, ya que eso constituiría
una violación flagrante de las normas que rigen la celebración de dichas sesiones; pero,
tanto en uno como en otro caso, el defecto formal, concreto y específico, de notificación
de la convocatoria a alguno de los ediles, no lleva consigo necesariamente la nulidad
del Pleno correspondiente siempre que las decisiones adoptadas no hubiesen podido
ser alteradas por la ausencia del mismo, máxime cuando ni siquiera existe una negativa
formal de haber recibido la convocatoria, sino la simple alegación de haber omitido el
medio acreditativo de su recepción.»
De todo lo expuesto es preciso concluir que los intentos de notificación practicados
en el presente caso hay que entenderlos suficientes y que no existía obstáculo legal para
la celebración de la sesión correspondiente.
Los acuerdos adoptados en la misma no se verían afectados por dicho extremo.

301

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES
SUPUESTO 32

Régimen jurídico de las preguntas en la sesión plenaria
Enunciado

SUPUESTO DE HECHO
En el turno de ruegos y preguntas de una sesión plenaria, por un Concejal se plantea
una pregunta al Concejal Delegado de Urbanismo, sobre la que surge posterior debate y
el Pleno adopta el correspondiente acuerdo decisorio.
¿Es válida esa actuación?

En relación con otra pregunta, que se había planteado al Alcalde por otro Concejal
con 72 horas de antelación respecto de la sesión plenaria, por parte del señor Alcalde se
le afirma en el propio Pleno que a la misma ya se le contestará en futuras sesiones, sin
añadir nada más ni justificarlo.
¿Es correcta esa actuación?

303

SUPUESTO 32

Régimen jurídico de las preguntas en la sesión plenaria
Solución

INFORME JURÍDICO
El artículo 97 del Real Decreto 2568/1986, ROF/86, define el concepto de pregunta
estableciendo al respecto lo siguiente: «Pregunta es cualquier cuestión planteada a los
órganos de Gobierno en el seno del Pleno. Pueden plantear preguntas todos los miembros
de la Corporación, o los grupos municipales a través de sus portavoces. Las preguntas
planteadas oralmente en el transcurso de una sesión serán generalmente contestadas por
su destinatario en la sesión siguiente, sin perjuicio de que el preguntado quiera darle
respuesta inmediata.
Las preguntas formuladas por escrito serán contestadas por su destinatario en la
sesión siguiente, sin perjuicio de que el preguntado quiera darle respuesta inmediata.
Las preguntas, formuladas por escrito con 24 horas de antelación, serán contestadas
ordinariamente en la sesión o, por causas debidamente motivadas, en la siguiente».
Del mismo es preciso extraer como consecuencia que respecto de las preguntas, así
como de los ruegos (extremo que el art. 97.6 señala expresamente), el Pleno no puede
adoptar ningún tipo de acuerdo ni votación. Sólo dan lugar al correspondiente debate, en
el que se pueden exponer las oportunas explicaciones, y manifestar, en su caso, la opinión
o postura sobre el tema, pero no tomar decisiones públicas ni emitir actos administrativos
de competencia plenaria.
La razón de ello es que la adopción de acuerdos supone la manifestación de voluntad
pública sobre una determinada cuestión, revestida del carácter de acto administrativo,
la toma de decisiones por una Administración, con todas las características que a la
misma se le atribuye (ejecutividad, ejecutoriedad, definición de derechos y deberes de
ciudadanos, etc.).
A efectos de que un órgano administrativo colegiado adopte acuerdos, el derecho
establece una serie de reglas esenciales para permitir una perfecta formación de la voluntad
304

Régimen jurídico de las preguntas en la sesión plenaria

SUPUESTO 32. Solución

de los miembros del mismo, de observancia debida a los efectos de no lesionar valores
fundamentales [art. 23 de la CE, art. 62 e) de la Ley 30/1992, del RJA-PAC, etc.].
Así, existe una convocatoria de los miembros del órgano colegiado, con unos plazos mínimos inexcusables, con un orden del día indicativo de los asuntos que se van a
tratar, etc.
Como se vio en un caso anterior, nada impide que el Pleno decida tomar decisiones,
estimatorias o desestimatorias, sobre asuntos que no formen parte del orden del día fijado
por el Alcalde. Pero ello exige unas determinadas formalidades y cauces procedimentales,
según sea sesión plenaria ordinaria (mociones) o extraordinaria (solicitud de una cuarta
parte de los Concejales), y sobre todo, exige una toma de decisión plenaria, un acuerdo
de deliberar y decidir sobre esos asuntos (art. 83 del ROF/86, por ejemplo).
Dicho acuerdo plenario no existe con los ruegos y preguntas. Tal y como éstas están
articuladas procedimentalmente, no exige ningún acuerdo habilitante por parte del Pleno
para su admisión y posterior debate. Se entiende que es un derecho que asiste a todos
los miembros del Pleno, sin necesidad de que lo apoye un determinado quórum. Y ello
porque no conlleva la toma de decisiones sobre el mismo ni la adopción de acuerdos
sobre ninguna materia, sino mero debate.
Por lo tanto, las preguntas realizadas por los miembros no pueden suponer la adopción de acuerdos, pero tampoco exigirán mayores formalidades para su admisión, ni
conllevarán ningún acuerdo de convalidación.
Si finalizado el debate y votación de los asuntos incluidos en el orden del día, así
como el debate y votación de las mociones, en el caso de que se esté en un pleno ordinario, y estando ya en el turno de ruegos y preguntas, sobre alguna de éstas se adopta
un acuerdo plenario, habría que entender, en principio, que el mismo no es válido, en
cuanto que para la admisión de las preguntas no se exige el mismo procedimiento que
para la admisión de mociones.
Cuestión distinta, y que plantea mayores dudas, es el caso en que, estando ya en el
turno de ruegos y preguntas, se formalice una moción.
Éstas, siguiendo el tenor literal del artículo 91.4 del ROF/86, se plantearán inmediatamente después de la finalización de los asuntos incluidos en el orden del día, tal y
como antes se transcribió.
Pero con independencia de ello, lo que está claro es que no por el simple hecho
de que se formalice en turno de ruegos y preguntas, necesariamente estaríamos ante un
305

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 32. Solución

ruego o ante una pregunta. Y ello porque tal y como señala el artículo 83 del ROF/86, la
presentación de dicha moción exige una posterior convalidación del pleno, por mayoría
absoluta, que será el que decida si se debate y adopta un acuerdo sobre el mismo, cuestión
que no existe con la pregunta.
Si dicho acuerdo se adopta por mayoría absoluta, tal y como señala el artículo 51 del
Texto Refundido de las Disposiciones Legales vigentes en materia de Régimen Local,
TR/86, y el artículo 83 del ROF/86, en principio, el Pleno, como órgano autónomo que
es, podría adoptar un acuerdo sobre el mismo. Y ello aunque se haga durante el turno de
ruegos y preguntas.
Cabe plantearse que efectivamente se altera las reglas del régimen de sesiones tal
y como están articuladas en el ROF/86, al producirse un cambio en el orden y adoptarse
acuerdos fuera del momento fijado para ello.
Ante ello cabría plantearse: ¿qué intereses o derechos protegidos por las reglas procedimentales se ven lesionados con ese cambio de orden? La respuesta es que ninguno.
Si todas las reglas van encaminadas a permitir una adecuada formación de la voluntad
de los miembros del pleno, cuya concurrencia forma la voluntad única del mismo y dichas
reglas permiten la presentación de mociones en el mismo momento de la celebración
del pleno, porque va a ser éste, por medio de una mayoría absoluta, el que va a decidir
si está suficientemente informado sobre ese asunto como para adoptar un acuerdo, ello
debe suponer que nada lo impide en un momento posterior, en la misma sesión plenaria,
siempre y cuando una mayoría absoluta del mismo considere que está suficientemente
informada como para adoptar dicho acuerdo. No por ello se produce mayor indefensión,
o por el contrario, posibilidad de obtener más información por parte de los Concejales.
De todo lo expuesto se llega a una serie de conclusiones:
No es posible la adopción de acuerdos sobre preguntas, siempre y cuando se hayan
seguido las formalidades de las mismas, admitiéndolas sin mayores trámites.
Por el contrario, se juzga que sí es posible la adopción de acuerdos sobre mociones
si como consecuencia de un debate sobre una pregunta se decidiese articular como una
moción, y adoptar el acuerdo habilitante oportuno, por mayoría absoluta, en los términos
del artículo 83 del ROF/86, aunque fuese en el turno de ruegos y preguntas.
Y todo ello siempre y cuando no se hubiese procedido por ningún concejal a abandonar el salón de plenos ni la sesión, confiado en que en el turno de ruegos y preguntas no
306

Régimen jurídico de las preguntas en la sesión plenaria

SUPUESTO 32. Solución

se van a adoptar acuerdos. Lo contrario sí que podría entenderse que lesionaría derechos
y valores protegidos por las normas procedimentales. Este extremo, en consecuencia, es
un matiz importante a lo expuesto porque, efectivamente, las formas, el cauce formal,
pueden determinar conductas que no se pueden ver defraudadas ante un cambio repentino.
Es necesaria por lo tanto una información de todos los afectados para que no se susciten
problemas de legalidad.
Respecto de la segunda cuestión planteada, la falta de contestación a un pregunta,
demorándola sin motivación.
El artículo 97.7 del ROF/86, como antes se señaló, establece que las preguntas
formuladas por escrito con 24 horas de antelación serán contestadas ordinariamente en
la sesión o, por causas debidamente motivadas, en la siguiente.
Se observa que la demora en este caso exige motivación.
El Tribunal Supremo, en Sentencia de fecha 12 de septiembre de 2002, RA 8072,
en un caso similar, ha venido a señalar lo siguiente:
«Tercero. El segundo motivo de casación, con fundamento en el número 4.º del
artículo 95.1 de la LJCA, alega infracción del artículo 23.1 de la Constitución en relación
con el artículo 97.7 del ROF, ya que, con fecha 12 de septiembre de 1996, es decir, con
48 horas de antelación al inicio de la sesión plenaria, don José Antonio S. F., portavoz
del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Arafo (ahora recurrente), formuló
cuatro preguntas para que fueran contestadas en el próximo Pleno y, sin embargo, en el
Pleno del Ayuntamiento celebrado el 14 de septiembre de 1996, presidido por la Alcaldesa
Accidental, doña Candelaria M. T., no se respondió a dichas preguntas.
El derecho a participar en los asuntos públicos y el derecho a acceder en condiciones
de igualdad a las funciones y cargos públicos, derechos fundamentales establecidos en
el artículo 23, apartados 1 y 2, de la Constitución, que están a este respecto íntimamente
ligados, incluyen el derecho que ostentan sus titulares al desempeño de la función o
cargo público de acuerdo con lo previsto en la ley, y, por tanto, el derecho a obtener la
información necesaria y a que se cumplan las normas relativas a la contestación de las
preguntas que formulen, pues solamente de esta manera es posible ejercer las funciones
públicas atribuidas al cargo que se ejerce, en el presente supuesto, al cargo de Concejal
del Ayuntamiento de Arafo, como representante democráticamente elegido por los vecinos del Municipio. El referido derecho es un derecho de configuración legal, que ha de
actuarse de acuerdo con lo prevenido por la ley.

307

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 32. Solución

En este sentido el artículo 97.7 del ROF, en su último párrafo, previene que las preguntas formuladas por escrito con 24 horas de antelación serán contestadas ordinariamente
en la sesión o, por causas debidamente motivadas, en la siguiente.
Pues bien, formuladas las preguntas en escrito presentado el 12 de septiembre de
1996, en la sesión plenaria celebrada el 14 de septiembre no se respondió a ellas por la
Alcaldesa Accidental que presidía la sesión o por el equipo de gobierno del Ayuntamiento, ni se expuso una motivación suficiente ofreciendo contestarlas en la próxima sesión.
Cierto que se aludió, en relación con la pregunta tercera, a la existencia de funcionarios
de vacaciones, por lo que no teniéndose a disposición los datos del expediente, era imposible informar al respecto. Pero esta razón, que podría ser considerada bastante para no
responder en la sesión que se estaba celebrando a la pregunta indicada, no dispensaba
de haberla contestado en la sesión siguiente, por lo que, no constando que la pregunta
haya sido contestada, debemos decidir en la presente resolución que es obligatoria su
respuesta por parte del señor Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Arafo. En cuanto
a la manifestación de que, al no estar presente el señor Alcalde, no se puede contestar a las
preguntas, no es suficiente para dispensar de su respuesta, pues la ausencia del Alcalde
permitiría, si se aceptase esta explicación, eludir en cualquier caso las preguntas legítimamente expresadas por los Concejales en el ejercicio de su derecho de obtener antecedentes, datos e información que obren en poder de los servicios de la Corporación y
resulten precisos para el desarrollo de su función (art. 14.1 del ROF). Igualmente, resulta
inaceptable la concisa expresión de la Alcaldesa Accidental, en el sentido de que "se le
informará de todo lo preguntado", ya que ni se concretan las causas que motivaban la
dilación ni se precisa cuándo se produciría dicha contestación.
En consecuencia, la falta de contestación, en el Pleno del Ayuntamiento de Arafo
celebrado el 14 de septiembre de 1996, a las preguntas formuladas por el Concejal portavoz del Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento, vulneró el artículo 23.1 de la
Constitución, al negarle una información que tenía derecho a obtener para el ejercicio de
las funciones públicas que le están atribuidas, por lo que debemos estimar este motivo
de casación y casar y dejar sin efecto la sentencia de instancia.
(...)
Entendemos que el hecho de que no se respondiesen en el Pleno de 14 de septiembre
de 1996 a las preguntas formuladas no implica la nulidad de dicho Pleno, ni este solo
hecho permite decidir que el Pleno se verificó en fraude de ley. La Alcaldesa Accidental
y los Concejales que intervinieron en el Pleno eludieron contestar a las preguntas con
razones que no les dispensaban de responder, pero ello concierne al cumplimento de la
obligación de informar y de contestar a las preguntas debidamente formuladas, que forma
parte del derecho de participación en los asuntos públicos garantizado por el artículo 23.1
de la Constitución. En virtud de ello, el mencionado derecho resulta satisfecho conde308

Régimen jurídico de las preguntas en la sesión plenaria

SUPUESTO 32. Solución

nando al señor Alcalde-Presidente del Ayuntamiento de Arafo a contestar a las preguntas
formuladas en la próxima sesión que se celebre, sin que apreciemos la concurrencia de
causa de nulidad del Pleno celebrado el 14 de septiembre de 1996.»
Extremos que justifican la necesidad de que haya una motivación suficiente y adecuada en la demora en la contestación a la pregunta formulada con la debida antelación
a la celebración del Pleno.
Interpretación que hay que entender reforzada después de la reforma introducida en
la Ley 7/1985, RBRL, por la Ley 11/1999, en el contexto del pacto local, al ser una de las
líneas esenciales de la misma potenciar los cauces de control político del equipo de gobierno
por el Pleno, de los cuales la pregunta es uno de sus medios.

309

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES
Informes del Secretario. Obligatoriedad de emisión.
Presencia del mismo inexcusable

SUPUESTO 33
Enunciado

SUPUESTO DE HECHO
Ante un debate de una moción en una sesión plenaria, se solicita al señor Secretario
que informe verbalmente sobre la misma. Dicha cuestión no estaba incluida en el orden
del día.
¿Es preceptivo que informe en esa misma sesión el señor Secretario
aunque dicho informe lo soliciten más de 1/3 de los Concejales del
Pleno?
¿Se podría adoptar acuerdo sobre el mismo pese a la inexistencia
de dicho informe?

Por otra parte, durante el mes de agosto, estando de vacaciones el señor Secretario,
por parte del señor Alcalde se convoca una sesión plenaria extraordinaria. Al no asistir a
esa sesión el señor Secretario y siendo interpelado por los grupos de oposición, el señor
Alcalde señala que el señor Secretario está de vacaciones y que la adopción de acuerdos
plenarios es precisa a efectos de cumplir determinados plazos.
Informe sobre esta cuestión.

311

Informes del Secretario. Obligatoriedad de emisión.
Presencia del mismo inexcusable

SUPUESTO 33
Solución

INFORME JURÍDICO
Entre las funciones que tiene asignado el puesto de trabajo de la Secretaria de un Ayuntamiento se encuentra la del asesoramiento legal preceptivo (art. 92.3 de la Ley 7/1985, RBRL)
en una serie de supuestos, enumerados, tanto en el artículo 3 del Real Decreto 1174/1987,
del Régimen Jurídico de los Habilitados de Carácter Nacional, y que también figura en el
artículo 173 del Real Decreto 2568/1986, ROF/86, en los siguientes términos:
«1. Será necesario el informe previo del secretario y además, en su caso, del interventor o de quienes legalmente les sustituyan para la adopción de los siguientes acuerdos:
a) En aquellos supuestos en que así lo ordene el Presidente de la Corporación o
cuando lo solicite un tercio de sus miembros con antelación suficiente a la celebración
de la sesión en que hubieren de tratarse.
b) Siempre que se trate de asuntos sobre materias para las que se exija una mayoría
especial.
2. Los informes que se emitan deberán señalar la legislación en cada caso aplicable
y la adecuación a la misma de los acuerdos en proyecto.»
Dicha labor de asesoramiento legal preceptivo también se describe legalmente cuando en el seno de la sesión plenaria se señala en el artículo 94.3 del ROF/86 que:
«3. Los funcionarios responsables de la Secretaría y de la intervención podrán intervenir cuando fueren requeridos por el Presidente por razones de asesoramiento técnico
o aclaración de conceptos. Cuando dichos funcionarios entiendan que en el debate se ha
planteado alguna cuestión sobre la que pueda dudarse sobre la legalidad o repercusiones
presupuestarias del punto debatido podrán solicitar al Presidente el uso de la palabra para
asesorar a la Corporación.»
312

Informes del Secretario. Obligatoriedad de emisión.
Presencia del mismo inexcusable

SUPUESTO 33. Solución

El supuesto del presente caso se encuentra entre los enumerados en los citados
artículos, al solicitarlo un tercio de los Concejales de la Corporación, siendo preceptiva
por lo tanto su emisión.
No obstante es preciso tener en cuenta una serie de matices:
Siendo preceptivo dicho informe y además de obligada emisión por parte del señor
Secretario, distinto es que deba tener carácter automático e inmediato en su emisión.
En cuanto que el informe es de legalidad, indicativo de si la propuesta sobre la que
se pretende adoptar el oportuno acuerdo es legal o ilegal, ello supone un análisis y estudio
de la legalidad vigente antes de la emisión del mismo.
No puede exigirse la emisión automática del mismo. Se juzga por lo tanto que es
preciso que el expediente sea remitido con la debida antelación al Secretario, para la
emisión de dicho informe.
En cuanto al plazo de emisión, habría que acudir al plazo general de 10 días contemplado en la Ley 30/1992, del RJA-PAC, artículo 83, que señala que:
«2. Los informes serán evacuados en el plazo de 10 días, salvo que una disposición
o el cumplimiento del resto de los plazos del procedimiento permita o exija otro plazo
mayor o menor.»
En ese sentido, se puede señalar la Sentencia del Tribunal Supremo, de fecha 6 de
noviembre de 1998, RA 8933, que señalaba al respecto:
«Tercero. Cuestión relativamente distinta es la que se plantea respecto a la vulneración que declara la sentencia de los artículos 72.2 y 86 de la LPA de 1958. Es de tener en
cuenta que la representación letrada del ente municipal, a la vista de la nueva regulación
que se contiene en la Ley 30/1992, de 26 noviembre, se aquieta en cuanto al extremo
de que el plazo preceptivo para emitir informe por el Secretario y por el Interventor no
deba reducirse de los 10 días que prevé el artículo 86.2 de la Ley de Procedimiento al
perentorio término de dos días hábiles, por utilizar la misma expresión que emplea la
sentencia recurrida.
(...)
En consecuencia la Sala estima que asiste la razón al Tribunal de instancia cuando
declara la nulidad de la modificación de determinados artículos del Reglamento Orgánico
313

RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y
RÉGIMEN DE SESIONES

SUPUESTO 33. Solución

Municipal por contravenirse mediante dicha modificación normativa estatal de carácter
básico, señaladamente el artículo 92.3 de la Ley Básica de Régimen Local 7/1985, de 2 de
abril, y los artículos 79.2 y 86 de la LPA vigente en la fecha de autos. Todo ello conduce a que
deba desestimarse el presente recurso de apelación y confirmarse la sentencia apelada.»
Por tanto, en el presente caso, el Secretario puede optar entre:
• La emisión del oportuno informe en dicha sesión plenaria, si considera que
tiene suficientes elementos de juicio para su emisión.
• Indicar que precisa de un estudio del expediente y de la propuesta, y que no
es posible la emisión del informe de legalidad del mismo en dicha sesión.
En ese sentido, el artículo 92 del ROF/86 dispone que:
«2. En el supuesto de que se trate de asuntos no incluidos en el orden del
día que requieran informe preceptivo de la Secretaría o de la intervención,
si no pudieran emitirlo en el acto, deberán solicitar del Presidente que se
aplace su estudio quedando sobre la mesa hasta la próxima sesión.
Cuando dicha petición no fuera atendida, el secretario lo hará constar
expresamente en el acta.»
Se llega a la conclusión de que la solicitud de 1/3 de los Concejales no obliga a la
emisión inmediata del mismo, siendo posible solicitar el aplazamiento de la toma de
decisión para el estudio del mismo.
Respecto de la otra cuestión, sí se podría adoptar un acuerdo sin el citado informe.
Vemos cómo el citado artículo 92.2 del ROF/86 señala que: «Cuando dicha petición
no fuera atendida, el Secretario lo hará constar expresamente en el acta».
Hay que discernir dos extremos sobre tal cuestión:
La primera, analizar si la naturaleza del acuerdo en sí exige dicho informe preceptivo
del Secretario. Existen diversas materias, como la enajenación de bienes municipales,
el ejercicio de acciones judiciales, los que para su adopción precisan de una mayoría
cualificada, etc., que exigen dicho informe, con carácter preceptivo. En el presente caso
no se indica cuál es la naturaleza de dicho acuerdo, por lo que por ese lado no se puede
señalar nada.

314

si es ilegal la propuesta. se estaría ante la omisión de un trámite procedimentalmente exigible. Se aprecia cómo el defecto de forma no impide el efecto que se pretende con su exigencia y que es que la actuación administrativa se ajuste a la legalidad. atiende a lo que la doctrina y la jurisprudencia denominan la «instrumentalidad de las formas». Este criterio de interpretación. ello determinará un obstáculo de carácter legal para que se adopte un acuerdo sobre el mismo. la necesidad inexcusable de su emisión para poder adoptar el acuerdo. si dicho defecto formal produjese indefensión o fuese imposible producir los efectos que con el mismo se pretendían. llevaría al mismo resultado. Los mismos son medios para la consecución de un fin y que es la de que la decisión adoptada se ajuste a la normativa aplicable. Un informe que además no es que sea exigido por las previsiones sectoriales reguladoras de la materia sobre las que decidir sino porque ha habido una voluntad de exigencia del mismo. indicar que con independencia de la naturaleza de dicho acto. y por lo tanto. Presencia del mismo inexcusable SUPUESTO 33. Por el contrario. la simple omisión del informe no puede llevar a la invalidez del mismo. En ese sentido. Solución La segunda. Si la propuesta es legal. Respecto de la celebración de una sesión plenaria sin Secretario ni persona que legalmente le sustituya. no porque falte el informe. el hecho de que se haya solicitado dicho informe por un tercio de los Concejales determina el carácter preceptivo del mismo.Informes del Secretario. Obligatoriedad de emisión. y al señor Secretario le es imposible su emisión inmediata. dándose la circunstancia de que el órgano plenario decide no obstante tomar la decisión sobre el fondo del asunto sin contar con el mismo. La invalidez del acto o acuerdo adoptado sólo se produciría si se diesen los defectos de la entidad de los indicados en el artículo 63 de la Ley 30/1992. aportando dicho informe. Se estaría ante un defecto de forma. que se limitaría a precisar que el acuerdo es legal. Habría que demorar la toma de decisión hasta la siguiente sesión plenaria. procedimental. ¿Qué ocurre si aun así se adopta el acuerdo sin el citado informe? En dicho caso. Si el mismo se solicita en la sesión plenaria. porque la tramitación del expediente completo. no siendo preceptivo hasta entonces. 315 . del RJA-PAC. favorable a la conservación del acto. lo será porque no cumpla con la legalidad. es decir. conviene tener en cuenta la naturaleza de los informes de legalidad.

el inciso final del artículo 90. RA 6938. al no tener voto en las sesiones. pues la Ley 7/1985. Por otra parte la disposición adicional primera de la Ley 30/1992. Sin duda por ello una y otra competencia (el asesoramiento y la dación de fe) se consideran como el contenido de una función pública necesaria. que difícilmente puede considerarse su única o principal razón de decidir. Este quórum deberá mantenerse durante toda la sesión. pero no a su constitución válida.3. A la luz de ello hemos de interpretar. Por lo demás y en otro orden de cosas es de notable relevancia su dación de fe. Para la válida constitución del Pleno se requiere la asistencia de un tercio del número legal de miembros de la Corporación. por el artículo 92. En todo caso se requiere la asistencia del Presidente y del Secretario de la Corporación o de quienes legalmente les sustituyan. aunque lo deseen el Alcalde y los Concejales. cuya afirmación sobre el punto que ahora interesa debe ser cuidadosamente matizada. precepto ese que no sólo se encuentra plenamente en vigor sino que además es el único que regula directamente la materia. que nunca podrá ser inferior a tres.RÉGIMEN JURÍDICO DE LOS CONCEJALES Y RÉGIMEN DE SESIONES SUPUESTO 33. de 26 de noviembre. aunque desde luego las circunstancias de aquel caso eran distintas y su pronunciamiento sobre el tema que nos ocupa era simplemente uno de los varios efectuados. el de la citada Sentencia de 1 de febrero de 1990. pero ello no supone que no contribuya de algún modo a la formación de la voluntad ya que precisamente su función de asesoramiento puede implicar que no se adopten ciertos acuerdos.» Su falta ha sido calificada por el Tribunal Supremo como un vicio invalidante de la sesión plenaria. que señala que: «Para la solución de este problema hemos de partir del dato de que la Sentencia recurrida basa en definitiva su razón de decidir en un solo pronunciamiento de este Tribunal Supremo. por ser contrarios al ordenamiento jurídico. declara que no son de aplicación al Pleno de las Corporaciones locales las 316 . Solución El artículo 90 del ROF/86 señala que: «1.1 a) quienes integran el Pleno.1 del Reglamento de Organización y Funcionamiento de las Entidades Locales. Pues desde luego. de la que pende la manifestación válida de que los acuerdos fueron efectivamente adoptados. No puede convenirse en sus propios términos con la afirmación del Abogado del Estado de que esta Sentencia sólo incidentalmente alude a la ausencia de Secretario o quien legalmente le sustituya en el Pleno de un Ayuntamiento. a ejercer por los Secretarios. En ese sentido se puede señalar la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 4 de mayo de 2001. Pero en cualquier caso no podemos sentirnos vinculados por esta sola resolución judicial. de 2 de abril. de 2 de abril. el Secretario del Ayuntamiento no coopera a que se perfeccione la voluntad del Pleno. se refiere en su artículo 22. apartado a) de la Ley Básica 7/1985. acogiendo las alegaciones del Abogado del Estado.

26). Solución normas sobre sesiones de los órganos colegiados (art. Presencia del mismo inexcusable SUPUESTO 33. Dada la declaración que acaba de hacerse hemos de resolver con plenitud de potestad jurisdiccional el recurso contencioso interpuesto ante el Tribunal a quo.) Tercero. con lo que resulta que la única normativa reguladora es la contenida en el artículo 90. de cuanto acaba de decirse en el Fundamento de Derecho anterior se deduce que dicho recurso debe ser estimado. pues el Ayuntamiento no se constituyó válidamente y al adolecer de nulidad la celebración del Pleno esta nulidad conlleva la de los acuerdos adoptados.Informes del Secretario.1 del Reglamento antes citado. (. Obligatoriedad de emisión.» La celebración de esa sesión sin que estuviese presente el Secretario o quien legalmente le sustituya determinaría la invalidez de todos los acuerdos adoptados en la misma. Ahora bien... en los términos y por los motivos indicados. 317 .

.

al presentarse fuera de plazo. Por un Concejal de la oposición se presenta un escrito en el que se plantean las siguientes cuestiones: 1. en todo caso no es admisible un pliego de cláusulas como el que se ha establecido en el procedimiento de concurso. dentro del plazo de presentación de proposiciones. uno de los licitadores remite por telegrama. La proposición llega al Ayuntamiento ocho días después de finalizado el plazo de presentación de proposiciones. pretende contratar un suministro consistente en la compra de cinco autobuses. por un importe total de 300. 319 . no debe ser admitida.ª Que la propuesta cuyo aviso fue remitido por telegrama. Para ello acude al correspondiente procedimiento abierto de licitación recogido en la Ley 30/2007. de CSP. dentro del plazo para presentación de las proposiciones.ª Que en el caso de que la alegación anterior no se tuviese en cuenta. 2. 3. Durante el procedimiento de selección.000 euros. proposición debidamente documentada para el concurso. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Una sociedad mercantil. ya que establece sanciones por demora en la ejecución del contratista por encima de las que permite la citada Ley 30/2007. por lo que no es posible el procedimiento abierto de licitación. con participación de capital público municipal del 60 por 100 y con objeto social la prestación del servicio público de transporte urbano de viajeros. aviso de que ha enviado por correo certificado.CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Ámbito de aplicación de la LCAP.ª Que la sociedad mercantil con participación municipal no está sujeta a la Ley 30/2007.

dado que el artículo 1. Es interesante contrastar dicha regulación que es la actualmente vigente con la que regulaba la situación con anterioridad. de CAP. que ha estado caracterizada por un proceso constante de evolución de las previsiones originarias de la Ley 13/1995. B) Regulación vigente con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 30/2007 Es preciso tener en cuenta que las sociedades mercantiles con participación pública mayoritaria no aparecían recogidas expresamente en el ámbito delimitado en el artículo 1 del Real Decreto Legislativo 2/2000.ª Que no se debe admitir a un licitador que ha presentado el documento de poderes de representación justo inmediatamente antes del trámite de la apertura de las proposiciones. Informar sobre las distintas cuestiones planteadas por el Concejal. PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Ámbito de aplicación de la Ley 30/2007. si bien con distinto grado de intensidad en función de qué tipo de ente esté siendo objeto de estudio. de Contratación del Sector Público La regulación contenida en la Ley 30/2007 viene a regular la actividad contractual a desarrollar por la Administración y resto de entidades constitutivas del que denomina sector público tal y como el mismo es delimitado en su artículo 3. aunque eso sí. con capital público mayoritario. una sociedad mercantil. Una sociedad mercantil 320 .3 de la misma se refería a Entidades de Derecho Público (Administración Institucional).SUPUESTO 34. que ha sufrido varias modificaciones. Es preciso tener en cuenta que el objeto de análisis del presente informe no es una Administración Pública sino una persona jurídica privada. A efectos de ver si la legislación administrativa en materia de contratación le es aplicable. esencialmente recogida en los artículos 2 y 3 de la misma. en su doble plano de capacidad pública y privada. será preciso acudir a la delimitación del ámbito subjetivo de aplicación de la Ley 30/2007. Enunciado CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA 4.

sino que es una persona jurídico privada. 321 . de CSP. como regla general. del Patrimonio de las Administraciones Públicas.000 euros. a las sociedades mercantiles con capital público mayoritario en sus relaciones contractuales con terceros. de consultoría y asistencia y de servicios de cuantía igual o superior. de suministro. si se trata de contratos de obras.Ámbito de aplicación de la LCAP. si se trata de cualquier otro contrato de los mencionados. se insiste.923. publicidad. procedimientos de licitación y formas de adjudicación. no pudiendo por lo tanto ejercer potestades públicas sin que estén sujetas. La aplicación de las previsiones del Real Decreto Legislativo 2/2000. han sufrido una evolución importante en su contenido respecto de su redacción originaria. así como las restantes sociedades mercantiles en cuyo capital sea mayoritaria la participación directa o indirecta de las Administraciones Públicas o de sus Organismos Autónomos o Entidades de Derecho Público. con la particularidad de que en su capital existe participación mayoritaria de dinero público. para los contratos no comprendidos en él. se ajustarán en su actividad contractual a los principios de publicidad y concurrencia. en la redacción dada por el Real Decreto-Ley 5/2005. que. así como en la disposición adicional sexta de la misma en los siguientes términos: «1. o a 236. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. han dejado de estar vigentes por la entrada en vigor de la Ley 30/2007. No son equiparables a una Administración Pública. aparecía mencionada en el artículo 2. salvo que la naturaleza de la operación a realizar sea incompatible con estos principios. al Derecho Administrativo. para los contratos de obras. sobre todo a efectos de control presupuestario y contable. de 3 de noviembre. Principios de contratación en el sector público.000 euros. concurra alguno de los requisitos contenidos en el párrafo b) del apartado 3 del artículo anterior. de CAP. las sociedades mercantiles a que se refieren los párrafos c) y d) del apartado 1 del artículo 166 de la Ley 33/2003. quedarán sujetas a las prescripciones de esta ley relativas a la capacidad de las empresas. siempre que.» Disposición adicional sexta. a 5. Las Entidades de Derecho Público no comprendidas en el ámbito definido en el artículo anterior. «Las sociedades mercantiles y las fundaciones del sector público a que se refiere el apartado 1 del artículo 2.» Dichas previsiones.1. lo que le va a suponer una serie de limitaciones y peculiaridades. y otras sociedades mercantiles equivalentes de las demás Administraciones Públicas creadas para satisfacer específicamente necesidades de interés general que no tengan carácter industrial o mercantil y las fundaciones del sector público. Enunciado nunca se debe entender como una Entidad de Derecho Público. con exclusión del Impuesto sobre el Valor Añadido. además.

adic. No obstante también existían argumentos para defender la postura contraria: • La sujeción a los principios de publicidad y concurrencia deben tener un contenido mínimo. • El debate parlamentario en la elaboración de la Ley 13/1995 y en el cual no prosperó la pretensión de sujeción íntegra a la ley por parte de las sociedades públicas. como excepción al régimen jurídico privado aplicable a las Sociedades Mercantiles. se ajustarán en su actividad contractual a los principios de publicidad y concurrencia. 322 . salvo que la naturaleza de la operación a realizar sea incompatible con estos principios». Existían argumentos contrarios a la sujeción: • La moción del Consejo del Estado de fecha 11 de julio de 1968 que motivó la derogación del artículo 398 del RCE. en el ámbito de la Administración del Estado. • La Ley 6/1997. 12. • El Informe de la Junta Consultiva de Contratación de fecha 24 de octubre de 1995.SUPUESTO 34.ª). procedimiento negociado. Dichos principios aparecen recogidos en la Ley de Contratos y por lo tanto en esos términos serán exigibles. señala. Por ejemplo. • La propia redacción de la disposición adicional sexta de la Ley 13/1995. publicaciones preceptivas en los correspondientes Boletines Oficiales. no disponible por la mera voluntad del que está sujeto a ellos. etc. la aplicación de previsiones administrativas de contratación (disp. LOFAGE. de CAP. Se planteaba en el momento de su aprobación el alcance de la sujeción de esos principios de publicidad y concurrencia y en concreto si ello suponía una vinculación a todas las previsiones que en la Ley de Contratos aparecen sobre esos principios. así como del Real Decreto Legislativo 2/2000. concurso. o Entidades de Derecho público. Enunciado CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA La Ley 13/1995 contemplaba la sujeción de las sociedades mercantiles a la Ley de Contratos exclusivamente en los siguientes términos de su disposición adicional sexta: «Las sociedades mercantiles en cuyo capital sea mayoritaria la participación directa o indirecta de las Administraciones Públicas o de sus Organismos Autónomos. sujeción a subasta.

implicaba que para trabar relaciones contractuales con terceros por parte de una sociedad mercantil de capital público mayoritario era preciso sujetarse a la LCAP. Enunciado Las dudas iniciales se zanjaron a partir de los pronunciamientos del Tribunal de Justicia de la Unión Europea.Ámbito de aplicación de la LCAP.º Que concurran en dichas sociedades alguno de los siguientes requisitos: que su actividad esté mayoritariamente financiada por las Administraciones Públicas u otras Entidades de Derecho Público. y de forma definitiva. que tengan su actividad mayoritariamente financiada por Entidades de Derecho Público. En esos casos. También aquellas cuyo objeto social sea cualquier competencia de dicha Administración (es decir. sometidos al control de éstas o cuyos miembros directivos sean designados por ellos. o bien. de CSP. la Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea de 19 de mayo de 2003 condena al Estado español por incumplimiento de las directivas comunitarias en su trasposición a la normativa interna (Ley 13/1995 en su momento y con posterioridad RD Leg. y a sus criterios de concurrencia competitiva basadas en las objetivas reglas del Derecho Administrativo. sin carácter industrial o mercantil. sin autonomía de la voluntad en cuanto a la selección de la persona del contratista.º El objeto social de la sociedad no puede ser ni industrial ni mercantil. los fines propios de la Administración). según la normativa de los Estados miembros de la Unión Europea. En ese sentido. se ha indicado la sujeción a la normativa de contratación pública con independencia de que. En ese sentido la ley habla de que dicha sociedad se cree para satisfacer necesidades de interés general. aunque coyunturalmente el Estado sea el titular de dicha empresa. primero en diciembre del 2003. La nueva redacción del artículo 2. En ese concepto habría que incluir la prestación de cualquier servicio público de titularidad pública y que sea competencia de la Administración que cree la sociedad mercantil. sean personas jurídico-privadas. Un ejemplo de esto último expuesto es el caso de una sociedad pública cuyo objeto social sea la construcción de buques. cuya gestión se halle 323 . Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. 2. por medio del Real Decreto-Ley 5/2005 (para incluir a las fundaciones de Derecho Privado en idénticos términos). La misma no estaría sujeta a la LCAP porque ese no es un fin propio de las Administraciones.1 de la última norma. que ya no está vigente desde la entrada en vigor de la Ley 30/2007. al hacerlo de forma incorrecta.1. cuando concurran todos los siguientes requisitos: 1. lo que obliga a modificar la redacción originaria del artículo 2. 2/2000). que en jurisprudencia consolidada no atiende al dato de si los entes tienen o no personalidad jurídico-pública según la legislación interna de los Estados miembros sino al hecho de que sean entes que presten servicios o funciones de interés general.

de dirección o de vigilancia estén compuestos por miembros más de la mitad de los cuales sean nombrados por las Administraciones Públicas y otras Entidades de Derecho Público. están sometidos a la presente ley en la forma y términos previstos en la misma. a 5. de Contratación del Sector Público La cuestión aparece regulada en los siguientes artículos: El artículo 2 que señala que: «Son contratos del sector público y. consultoría y asistencia y servicios». que celebren los Entes. si se trata de contratos de obras. no sólo alguno de ellos. o a 236. o los Organismos dependientes de las mismas. cualquiera que sea su naturaleza jurídica. Si concurrían estos tres requisitos a la vez.624 euros. La aplicación de esta ley a los contratos que celebren las Comunidades Autónomas y las entidades que integran la Administración Local. las reglas referentes a la preparación y adjudicación de contratos. la sociedad mercantil se encontraba sujeta a las previsiones de la LCAP referentes a «la capacidad de las empresas. se efectuará en los términos previstos en la disposición final séptima.). Es decir..923.» El artículo 3.945 euros. Si tratándose de sociedades a las que se refiere el punto primero no concurriese alguno de los otros requisitos. así como a los contratos subvencionados por cualquiera de estas entidades. se considera que forman parte del sector público los siguientes Entes. C) Las nuevas previsiones de la Ley 30/2007.º Que se superen las siguientes cuantías económicas: «Cuantía igual o superior. los contratos onerosos. Enunciado CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA sometida a un control por parte de estas últimas. 3. Organismos y Entidades enumerados en el artículo 3 (. con exclusión del Impuesto sobre el Valor Añadido. procedimientos de licitación y formas de adjudicación». habría que estar a las previsiones menos estrictas y más ambiguas de la disposición adicional sexta de la LCAP antes trascrita.SUPUESTO 34..1 incluye a las sociedades mercantiles públicas dentro del concepto de sector público al señalar que: «A los efectos de esta ley. en consecuencia. publicidad. o cuyos órganos de administración. si se trata de cualquier otro contrato de suministros. Organismos y Entidades: 324 . 3.

pero sí en el artículo 3. (. en el artículo 3. b) Todos los demás Entes. las Administraciones de las Comunidades Autónomas y las Entidades que integran la Administración Local. Enunciado a) La Administración General del Estado. Las sociedades mercantiles con capital público superior al 50 por 100 no aparecen enumeradas en el artículo 3.3. que estén sujetos a regulación armonizada o que sean con325 . de entidades de las mencionadas en las letras a) a f) del presente apartado sea superior al 50 por 100. siempre que uno o varios sujetos que deban considerarse poder adjudicador de acuerdo con los criterios de este apartado 3 financien mayoritariamente su actividad. al señalar dicho precepto que: «Se considerarán poderes adjudicadores. en los términos expuestos. es preciso contestar que le sería de aplicación las previsiones de la misma en los términos expuestos en el artículo 121 en lo que se refiere a las reglas de la preparación y al artículo 173 y siguientes de la misma. En los contratos celebrados por poderes adjudicadores que no tengan el carácter de Administraciones Públicas. por otro lado. en lo que se refiere a la adjudicación. como poder adjudicador. en el artículo 3. de las que se debe destacar los siguientes: Artículo 121.. «1. porque a continuación diferencia en el mismo artículo 3 entre dos tipos de sujetos: por un lado las Administraciones Públicas. directa o indirecta. los poderes adjudicadores.) d) Las sociedades mercantiles en cuyo capital social la participación. a efectos de esta ley.2 de la ley. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34.» Ello no supone una aplicación íntegra de todas las previsiones de la Ley 30/2007 a este tipo de entes.3..» En relación a la cuestión de cuáles son las consecuencias derivadas de ser incluido en el ámbito de la Ley 30/2007. Organismos y Entidades: a) Las Administraciones Públicas. o nombren a más de la mitad de los miembros de su órgano de administración. los siguientes Entes. controlen su gestión. dirección o vigilancia.Ámbito de aplicación de la LCAP.2 (sobre las que recae una aplicación íntegra de todas las previsiones de la ley). Organismos o Entidades con personalidad jurídica propia distintos de los expresados en la letra a) que hayan sido creados específicamente para satisfacer necesidades de interés general que no tengan carácter industrial o mercantil.

En contratos distintos a los mencionados en el apartado anterior de cuantía superior a 50. de aquellos otros contratos que no lo están (los contratos que no estén sujetos a regulación armonizada). En la mecánica de la ley se distingue entre aquellos contratos que están dentro del ámbito de aplicación del Derecho Comunitario. así como en los contratos subvencionados a que se refiere el artículo 17. «Los poderes adjudicadores que no tengan el carácter de Administraciones Públicas aplicarán.2 b) sobre reducción de plazos. En ellos se va especificando para cada una de las categorías de contratos cuál es el umbral de sujeción a la regulación comunitaria obligatoria.000 euros.SUPUESTO 34. los criterios de adjudicación y las garantías que deberán constituir. siendo de aplicación. Si la celebración del contrato es necesaria para atender una necesidad inaplazable o si resulta preciso acelerar la adjudicación por razones de interés público. el régimen de admisión de variantes. Delimitación general. 2. en el que se establezcan las características básicas del contrato.» Dicha sección abarca los artículos 173 a 175. procede centrarse en las previsiones del artículo 15 que señala lo siguiente: «1. siendo igualmente de aplicación lo previsto en los artículos 102 a 104. los poderes adjudicadores que no tengan el carácter de Administraciones Públicas deberán elaborar un pliego. para la adjudicación de sus contratos. de sus directivas (lo que en terminología de la ley se denomina los contratos sujetos a regulación armonizada).» Artículo 173.000 euros. estableciéndose en definitiva dos regímenes jurídicos de contratación diferentes. es preciso acudir a las previsiones de los artículos 13 y siguientes de la Ley 30/2007. motivándolo debidamente en la documentación preparatoria. deberán observarse las reglas establecidas en el artículo 101 para la definición y establecimiento de prescripciones técnicas. Están sujetos a regulación armonizada los contratos de suministro cuyo valor estimado sea igual o superior a las siguientes cantidades: 326 . A los efectos de poder identificar qué contratos entran dentro de un grupo u otro. las modalidades de recepción de las ofertas. En este caso será de aplicación lo previsto en el artículo 96. el órgano de contratación podrá declarar urgente su tramitación. Estos pliegos serán parte integrante del contrato.000 euros. Enunciado CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA tratos de servicios comprendidos en las categorías 17 a 27 del Anexo II de cuantía igual o superior a 211. Dado que en el presente caso la discusión se plantea en relación con un contrato de suministro cuyo presupuesto es de 300. en su caso. las normas de la presente sección. los licitadores o el adjudicatario. lo dispuesto en el artículo 104. asimismo.

resultara impracticable el cumplimiento de los plazos mínimos establecidos. cuando se trate de contratos de suministro distintos. No obstante. b) 211. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. en el artículo 144 sobre examen de las proposiciones y propuesta de adjudicación. por razones de urgencia. b) No será preciso publicar las licitaciones y adjudicaciones en los Diarios Oficiales nacionales a que se refieren el párrafo primero del apartado 1 del artículo 126 y el párrafo primero del apartado 2 del artículo 138. sus Organismos Autónomos. en el artículo 140 sobre formalización de los contratos. este umbral sólo se aplicará respecto de los contratos de suministro que tengan por objeto los productos enumerados en el anexo III. en los apartados 1 y 2 del artículo 136 sobre criterios para apreciar el carácter anormal o desproporcionado de las ofertas. sin perjuicio de la utilización de medios adicionales con carácter voluntario. La adjudicación de los contratos sujetos a regulación armonizada se regirá por las normas establecidas en el capítulo anterior con las siguientes adaptaciones: a) No serán de aplicación las normas establecidas en el segundo párrafo del apartado 2 del artículo 134 sobre intervención del comité de expertos para la valoración de criterios subjetivos. y en el artículo 156 sobre los supuestos en que es posible acudir a un procedimiento negociado para adjudicar contratos de gestión de servicios públicos.000 euros. que señala: «1. cuando los contratos se adjudiquen por órganos de contratación que pertenezcan al sector de la defensa. por razón del sujeto contratante o por razón de su objeto. Llegar a esa conclusión determina la aplicación de las previsiones del artículo 174.000 euros.» 327 . cuando se trate de contratos adjudicados por la Administración General del Estado.Ámbito de aplicación de la LCAP.. 2.. Si. entendiéndose que se satisface el principio de publicidad mediante la publicación efectuada en el "Diario Oficial de la Unión Europea" y la inserción de la correspondiente información en la plataforma de contratación a que se refiere el artículo 309 o en el sistema equivalente gestionado por la Administración Pública de la que dependa la entidad contratante.2 b) sobre reducción de plazos.» Se concluye que el presente contrato es de los incluidos dentro del ámbito de aplicación de la regulación armonizada o comunitaria. será de aplicación lo previsto en el artículo 96. de los contemplados en la letra anterior. o las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social. Enunciado a) 137.

si bien se aprecia que el contenido del artículo 175 de la misma es más riguroso que el de la disposición adicional sexta de la antigua. Estas instrucciones deben ponerse a disposición de todos los interesados en participar en los procedimientos de adjudicación de contratos regulados por ellas. hubiese conllevado la aplicación de las previsiones del artículo 175. de obligado cumplimiento en el ámbito interno de las mismas. Organismos y Entidades del sector público que no reúnan la condición de Administraciones Públicas (. «1. 328 .SUPUESTO 34. igualdad y no discriminación. Tendrán la consideración de contratos privados los celebrados por los Entes.). Enunciado CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Llegar a la conclusión de que el contrato que pretendía celebrar la sociedad mercantil municipal no estaba dentro del ámbito de aplicación de la legislación armonizada por que no tuviese la cuantía suficiente. en todo caso.000 euros en el perfil del contratante de la entidad. transparencia. concurrencia. Ante la pregunta de qué ocurre con aquellos trámites que se refieren a extinción y efectos del contrato. que establece que: «En la adjudicación de contratos no sujetos a regulación armonizada serán de aplicación las siguientes disposiciones: a) La adjudicación estará sometida. confidencialidad. alternativas o adicionales. c) Se entenderán cumplidas las exigencias derivadas del principio de publicidad con la inserción de la información relativa a la licitación de los contratos cuyo importe supere los 50. a los principios de publicidad.. Contratos privados. de difusión.. la aprobación de las instrucciones requerirá el informe previo de la Abogacía del Estado. sin perjuicio de que las instrucciones internas de contratación puedan arbitrar otras modalidades.» Lo que con matices supone un esquema de diferenciación de regímenes jurídicos de contratación para las sociedades mercantiles públicas relativamente similar al que existía con carácter previo a la entrada en vigor de la nueva ley. En el ámbito del sector público estatal. y publicarse en el perfil de contratante de la entidad. en las que se regulen los procedimientos de contratación de forma que quede garantizada la efectividad de los principios enunciados en la letra anterior y que el contrato es adjudicado a quien presente la oferta económicamente más ventajosa. b) Los órganos competentes de las entidades a que se refiere esta sección aprobarán unas instrucciones. es preciso tener en cuenta que el artículo 20 de la Ley 30/2007 señala que: Artículo 20.

Ámbito de aplicación de la LCAP. la cuestión en el presente caso no plantea demasiada problemática porque la sociedad municipal no ha pretendido la no aplicación de la legislación contractual sino todo lo contrario. lo que como se está viendo es obligatorio en los términos expuestos. según corresponda por razón del sujeto o entidad contratante. en cuanto a su preparación y adjudicación.» Lo que evidencia en definitiva que no existe tanta diferencia con el régimen legal vigente anterior. Vistas estas premisas. aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. Los contratos privados se regirán. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. en su caso. En cuanto a sus efectos y extinción. se le achaca por el Concejal que haya aplicado la misma. las normas de Derecho Privado. estos contratos se regirán por el Derecho Privado. se puede entrar a resolver las cuestiones planteadas. No obstante. Enunciado 2. 329 . en defecto de normas específicas. por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo.

cualquiera que sea su naturaleza jurídica. los poderes adjudicadores. 330 ... directa o indirecta. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34 Solución INFORME JURÍDICO Primera cuestión planteada: APLICACIÓN DE LA LEY DE CONTRATOS ADMINISTRATIVOS A UNA SOCIEDAD MERCANTIL. CON CAPITAL PÚBLICO MUNICIPAL MAYORITARIO El artículo 2 de la Ley 30/2007 señala que: «Son contratos del sector público y. por otro lado.1 incluye a las sociedades mercantiles de capital público mayoritario dentro del concepto de sector público al señalar que: «A los efectos de esta ley..3.Ámbito de aplicación de la LCAP. se considera que forman parte del sector público los siguientes Entes.» Ello no supone una aplicación íntegra de todas las previsiones de la Ley 30/2007 a este tipo de entes.) d) Las sociedades mercantiles en cuyo capital social la participación. que celebren los Entes.. los contratos onerosos. de entidades de las mencionadas en las letras a) a f) del presente apartado sea superior al 50 por 100. en el artículo 3. Organismos y Entidades: a) La Administración General del Estado.». las Administraciones de las Comunidades Autónomas y las Entidades que integran la Administración Local. porque a continuación diferencia en el mismo artículo 3 entre dos tipos de sujetos: por un lado las Administraciones Públicas. El artículo 3.2 (sobre las que recae una aplicación íntegra de todas las previsiones de la ley). (. están sometidos a la presente ley en la forma y términos previstos en la misma. en consecuencia. en el artículo 3. Organismos y Entidades enumerados en el artículo 3.

los siguientes Entes. cuando se trate de contratos adjudicados por la Administración General del Estado.2 de la ley.º El objeto social de la sociedad es la prestación del servicio público de transporte urbano de viajeros.. y ello porque: 1. b) Todos los demás Entes. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. Solución Las sociedades mercantiles con capital público superior al 50 por 100 no aparecen enumeradas en el artículo 3. al señalar dicho precepto que: «Se considerarán poderes adjudicadores. en algu331 .000 euros.Ámbito de aplicación de la LCAP.000 euros. que al ser un servicio municipal.» En el presente caso operan los requisitos que dichos artículos prevén que necesariamente deben concurrir para que casi íntegramente las previsiones de la Ley 30/2007 sobre preparación y adjudicación de los contratos administrativos se apliquen obligatoriamente a las relaciones contractuales con terceros de una sociedad mercantil de capital público mayoritario.. como poder adjudicador. b) 211. Organismos y Entidades: a) Las Administraciones Públicas. controlen su gestión. cuando los contratos se adjudiquen por órganos de contratación que pertenezcan al sector de la defensa. este umbral sólo se aplicará respecto de los contratos de suministro que tengan por objeto los productos enumerados en el Anexo III. o nombren a más de la mitad de los miembros de su órgano de administración. pero sí en el artículo 3.3. cuando se trate de contratos de suministro distintos. dirección o vigilancia. No obstante. Están sujetos a regulación armonizada los contratos de suministro cuyo valor estimado sea igual o superior a las siguientes cantidades: a) 137. por razón del sujeto contratante o por razón de su objeto. sus Organismos Autónomos o las Entidades Gestoras y Servicios Comunes de la Seguridad Social. siempre que uno o varios sujetos que deban considerarse poder adjudicador de acuerdo con los criterios de este apartado 3 financien mayoritariamente su actividad. Organismos o Entidades con personalidad jurídica propia distintos de los expresados en la letra a) que hayan sido creados específicamente para satisfacer necesidades de interés general que no tengan carácter industrial o mercantil. de los contemplados en la letra anterior.» El artículo 15 de la ley señala qué contratos de suministros están sujetos a la regulación armonizada: «1. a efectos de esta ley.

» El procedimiento preparatorio de la adjudicación de los contratos de suministro aparece recogido en los artículos 93 y siguientes de la ley. en el artículo 144 sobre examen de las proposiciones y propuesta de adjudica- 332 . mayoritario.000 euros. deberán observarse las reglas establecidas en el artículo 101 para la definición y establecimiento de prescripciones técnicas.000 que establece la ley. siendo igualmente de aplicación lo previsto en los artículos 102 a 104. motivándolo debidamente en la documentación preparatoria. en los apartados 1 y 2 del artículo 136 sobre criterios para apreciar el carácter anormal o desproporcionado de las ofertas. el Consejo de Administración es designado por el Pleno de la Corporación.SUPUESTO 34. no plantea dudas calificarlo como una actividad de interés general.º El contrato es de suministro y asciende a un importe total de 300. En este caso será de aplicación lo previsto en el artículo 96. supone la aplicación del artículo 174: «1. etc. es decir. en lo referente a los actos preparatorios del contrato: «1. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA nos casos incluso de prestación obligatoria (art. Si la celebración del contrato es necesaria para atender una necesidad inaplazable o si resulta preciso acelerar la adjudicación por razones de interés público. En los contratos celebrados por poderes adjudicadores que no tengan el carácter de Administraciones Públicas. que estén sujetos a regulación armonizada o que sean contratos de servicios comprendidos en las categorías 17 a 27 del anexo II de cuantía igual o superior a 211. 26 de la Ley 7/1985). Llegar a esa conclusión determina la aplicación de las previsiones del artículo 121. así como en los contratos subvencionados a que se refiere el artículo 17. en el artículo 140 sobre formalización de los contratos. La adjudicación de los contratos sujetos a regulación armonizada se regirá por las normas establecidas en el capítulo anterior con las siguientes adaptaciones: a) No serán de aplicación las normas establecidas en el segundo párrafo del apartado 2 del artículo 134 sobre intervención del comité de expertos para la valoración de criterios subjetivos.000 euros.2 b) sobre reducción de plazos. 2. 3. las reglas generales de preparación de los contratos. el órgano de contratación podrá declarar urgente su tramitación. lo que supera el importe de 211. sin que existan unas normas especiales para el contrato de suministro.º El capital público de la sociedad es de un 60 por 100. Respecto a la adjudicación.

Ámbito de aplicación de la LCAP. 2. Si. Solución ción. Por lo tanto la sociedad mercantil. Dado que se está hablando de la aplicación de las reglas generales del procedimiento de licitación. por razones de urgencia. siendo escasas las reglas en las que se exime y exceptúa la posibilidad de su aplicación obligatoria. b) No será preciso publicar las licitaciones y adjudicaciones en los Diarios Oficiales nacionales a que se refieren el párrafo primero del apartado 1 del artículo 126 y el párrafo primero del apartado 2 del artículo 138. al tratarse de un contrato de suministro que está dentro del umbral de la regulación armonizada. sin perjuicio de las excepciones permitidas por el artículo 174 de la misma. ya que dicho procedimiento es de obligada aplicación. resultara impracticable el cumplimiento de los plazos mínimos establecidos.» Lo que en la práctica supone una aplicación general de la nueva ley. En el presente caso no se aplicarán las previsiones del artículo 175. no sólo pueden sino que deben ser aplicables las previsiones de la ley de contratación administrativa. entendiéndose que se satisface el principio de publicidad mediante la publicación efectuada en el "Diario Oficial de la Unión Europea" y la inserción de la correspondiente información en la plataforma de contratación a que se refiere el artículo 309 o en el sistema equivalente gestionado por la Administración Pública de la que dependa la entidad contratante. y en el artículo 156 sobre los supuestos en que es posible acudir a un procedimiento negociado para adjudicar contratos de gestión de servicios públicos. será de aplicación lo previsto en el artículo 96. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. Segunda cuestión planteada: SI LA PROPUESTA HA SIDO PRESENTADA EN PLAZO O FUERA DE ÉL Al ser una cuestión referente a la selección del contratista. no procede estimar la alegación formulada por el Concejal. para trabar relación con terceros encaminada a la compra de dichos vehículos. que suponen una flexibilización importante del procedimiento. necesariamente se ha de sujetar a la Ley de Contratos salvo en aquellos extremos en los que expresamente se admite su exención. dentro del procedimiento articulado para su selección.2 b) sobre reducción de plazos. 333 . sin perjuicio de la utilización de medios adicionales con carácter voluntario.

Señala el citado artículo que: «4. y en el mismo día en que se envíe se remita telegrama. si bien en este último caso sólo si se admite en el pliego de cláusulas administrativas particulares.. 10 días siguientes a la indicada fecha sin haberse recibido la documentación. en el que se dé aviso a la Administración contratante de dicha presentación. estableciéndose al respecto las siguientes reglas: Es admisible el enviar la oferta por correo. La disposición derogatoria de la Ley 30/2007 establece que: «quedan derogadas todas las disposiciones de igual o inferior rango que se opongan a la presente ley y. Entre las que se enuncian expresamente no figura el Real Decreto 1098/2001. las siguientes: . En este supuesto. que sí que contempla una solución expresa para este caso concreto en su artículo 80. En todo caso la oferta tiene que llegar a la Administración contratante dentro de los 10 días siguientes a aquel en que se haya cerrado el plazo de presentación de licitaciones. no obstante.» 334 .SUPUESTO 34. Transcurridos. admitiéndose la posibilidad que sea por correo.. de sus fechas y del contenido íntegro de las comunicaciones y se identifica fidedignamente al remitente y al destinatario. de 12 de octubre. que se incorporará al expediente. por telefax o por medios electrónicos. Sin la concurrencia de ambos requisitos no será admitida la documentación si es recibida por el órgano de contratación con posterioridad a la fecha y hora de la terminación del plazo señalado en el anuncio. Es preciso tener en cuenta no obstante lo establecido en las disposiciones adicionales decimoctava y decimonovena de la misma ley que se encarga de establecer previsiones específicas cuando por los licitadores se pretenden utilizar medios de comunicación. fax o telegrama en el mismo día. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Dentro de las previsiones de los artículos 127 y siguientes. en particular. siempre que sea dentro del plazo de presentación de proposiciones.4. Cuando la documentación se envíe por correo. Reglamento General de la ley de Contrato. También podrá anunciarse por correo electrónico. El envío del anuncio por correo electrónico sólo será válido si existe constancia de la transmisión y recepción. ésta no será admitida en ningún caso. el empresario deberá justificar la fecha de imposición del envío en la oficina de correos y anunciar al órgano de contratación la remisión de la oferta mediante télex.». no existe ninguna regla concreta sobre esta cuestión planteada. se procederá a la obtención de copia impresa y a su registro.

en los siguientes términos: «4. en principio no habría ningún problema para su aceptación. El futuro desarrollo reglamentario aclarará esta cuestión. Es de destacar que una regulación bastante detallada como es la de las citadas disposiciones adicionales decimoctava y decimonovena no digan nada al respecto sobre la posibilidad de entrada de documentación fuera ya del plazo. Tercera cuestión planteada: SI ES POSIBLE UN PLIEGO DE CLÁUSULAS QUE ESTABLEZCA SANCIONES POR DEMORA MAYORES QUE LAS ESTABLECIDAS EN LA LEY DE CONTRATOS DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS Las objeciones del Concejal tienen lugar al comparar las penalidades impuestas en el pliego por la empresa y las que establece el artículo 196. hubiere incurrido en demora respecto al cumplimiento del plazo total. Solución Por lo tanto. Cuando el contratista. y haber llegado antes de los 10 días. de CSP. por causas imputables al mismo. al presentarse tanto el telegrama como la propuesta en correos antes de la finalización del plazo.4 del Real Decreto 1098/2001 desde luego no sería pacífica aunque su redacción dé una respuesta precisa al caso planteado. la disposiciones adicionales decimonovena llega a hacer afirmaciones tan contundentes como que: «g) Los licitadores o los candidatos deberán presentar los documentos. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34.4 de la Ley 39/2007. Pero conviene llamar la atención sobre el extremo de que el Real Decreto 1098/2001 no es la normativa de desarrollo de la nueva Ley 30/2007. certificados y declaraciones que no estén disponibles en forma electrónica antes de que expire el plazo previsto para la presentación de ofertas o de solicitudes de participación. aunque si bien referido al uso de medios telemáticos y no el de correo.» Lo que se podría interpretar como una clara voluntad del legislador de no admitir en ningún caso la entrada extemporánea de la documentación de la plica. El mismo establece un cuadro de penalidades a imponer en caso de demora en la ejecución del contrato por parte del contratista.Ámbito de aplicación de la LCAP. Hoy por hoy es preciso indicar que la aplicación del artículo 80. la Administración podrá optar indis335 . Es más.

2.SUPUESTO 34. Y ello en virtud de que el artículo 20 de la Ley 30/2007 señala que: «tendrán la consideración de contratos privados los celebrados por los Entes. dicha tabla no es básica. En cuanto a sus efectos y extinción. El régimen jurídico de los contratos privados se especifica en el artículo 20. 336 . según corresponda por razón del sujeto o entidad contratante. en cuanto a su preparación y adjudicación. en su caso. las sociedades mercantiles de capital público mayoritario tienen absoluta libertad y no están sujetas a los límites que señala la Ley de Contratos.2 cuando señala que: «los contratos privados se regirán.000 euros del precio del contrato. No obstante conviene tener en cuenta que éste es un extremo o aspecto que opera en el plano de la ejecución de los contratos.» Conforme a la disposición final séptima.3 de la CE/78 tienen carácter supletorio. aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. estos contratos se regirán por el Derecho Privado». en defecto de normas específicas. atendiendo a las especiales características del contrato.20 euros por cada 1. Organismos y Entidades del sector público que no reúnan la condición de Administraciones Públicas». por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo. Son preceptos legales que el Estado dicta para sí. No tiene relación ni con procedimientos de licitación ni con formas de adjudicación. para los contratos a celebrar por sus órganos administrativos y que en virtud de la cláusula del artículo 149. La carencia del carácter básico no significa que dichos preceptos no sean aplicables a las Entidades Locales. Por lo tanto. El órgano de contratación podrá acordar la inclusión en el pliego de cláusulas administrativas particulares de unas penalidades distintas a las enumeradas en el párrafo anterior cuando. Al no ser un aspecto relacionado con esos extremos de preparación o adjudicación. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA tintamente por la resolución del contrato o por la imposición de las penalidades diarias en la proporción de 0. se considere necesario para su correcta ejecución y así se justifique en el expediente. las normas de Derecho Privado. sino que es un aspecto relacionado con las consecuencias de la ejecución del contrato y en concreto. la sociedad no tendrá ningún límite legal para proceder a establecer penalidades con cuantías superiores. En consecuencia son aplicables en defecto de una previsión normativa autonómica que establezcan unas penalizaciones diferentes. con el contratista que se ha retrasado en los plazos de ejecución del objeto del contrato que se había comprometido a cumplir.

tal y como se desprende del artículo 174 de la misma. ésta no le es de aplicación directa. las circunstancias reseñadas deberán hacerse públicas a través de anuncios del órgano de contratación o. de CSP. y en consecuencia. conforme señala la jurisprudencia. En concreto señala el citado artículo que: «Si la mesa observase defectos u omisiones subsanables en la documentación presentada. antes transcrito. en su caso. Solución Al ser la fijación de las penalizaciones al contratista por retraso en el cumplimiento de sus obligaciones contractuales un aspecto de la ejecución del contrato. El artículo 81 del Real Decreto 1098/2001 establece la posibilidad de que la mesa de contratación conceda un plazo de subsanación de los defectos que se aprecien de tres días. la sociedad mercantil de capital público mayoritario no está sujeta al marco normativo de la Ley 30/2007. es admisible que se fijen unas penalizaciones mayores a las fijadas en la misma. lo comunicará verbalmente a los interesados. que alcanza al plano de lo subsanable los meros defectos de forma. Aplicación del RCA a las sociedades mercantiles con participación mayoritaria de capital público SUPUESTO 34. El alcance de esta medida de subsanación siempre ha planteado discusiones. Es un aspecto referente a la concurrencia competitiva de los contratistas. del que se fije en el pliego. de sus efectos. con carácter general. Sin perjuicio de lo anterior. Debe entenderse.Ámbito de aplicación de la LCAP. por lo que este extremo se encuentra dentro del ámbito de actuaciones procedimentales en las que obligatoriamente se han de sujetar las sociedades mercantiles con capital público mayoritario a las reglas establecidas en la Ley 30/2007. Del análisis de los artículos 129 a 131 se extrae la conclusión de que no es una incidencia cuyo tratamiento procedimental esté expresamente contemplado. no los de fondo. De lo actuado conforme a este artículo se dejará constancia en el acta que necesariamente deberá extenderse». Gráficamente se podría señalar que es subsanable la falta de presentación del justificante de constitución de la garantía provisional 337 . en concreto la documentación que deben presentar los mismos ante la Administración cuando pretenden concurrir. concediéndose un plazo no superior a tres días hábiles para que los licitadores los corrijan o subsanen ante la propia mesa de contratación. Cuarta cuestión planteada: SI ES VÁLIDA LA PRESENTACIÓN DE LOS PODERES DE REPRESENTACIÓN EN UN TRÁMITE DISTINTO AL DEL ESCRITO DE PROPOSICIÓN En principio la proposición y su documentación complementaria hay que presentarla en los términos establecidos en los artículos 129 a 131 de la Ley 30/2007.

es preciso hacer las mismas reflexiones que se han realizado en la cuestión segunda. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA pero no sería subsanable el no haber constituido dicha garantía. aunque exista a posteriori. No obstante tendrá que hacerse dentro del plazo concedido al efecto. No obstante no se aprecian grandes diferencias entre las previsiones de sendas leyes sobre esta cuestión concreta. El Real Decreto 1098/2001 no es la normativa de desarrollo de la nueva Ley 30/2007. Ahora bien. sino que lo complementan. Todo ello sin perjuicio de que no deja de ser un tanto violenta la aplicación del desarrollo reglamentario de una ley que ha sido derogada expresamente. Si se acude a sus previsiones es porque no está expresamente derogado por dicha ley ni contradice el contenido de los artículos 129 y 130 de la misma. tres días. y no en cualquier momento.SUPUESTO 34. que regulan de forma específica las proposiciones y su presentación. Es subsanable el no haber presentado el escrito del poder de representación pero no que no exista tal representación. etc. 338 . en principio nada impide la subsanación en este caso al ser un mero defecto formal. Por lo tanto.

se presentan. Que el objeto del convenio es la prestación de un servicio público. Conocedores de esta situación. que no tiene la condición de Administración Pública. el Ayuntamiento «X». consistente en la suscripción de un convenio de colaboración con la entidad Cruz Roja. 339 . dado que su término municipal goza de playas con gran calidad de aguas y arena.CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Ámbito de aplicación de la Ley de Contratos. lo que conlleva que en caso de que por el Ayuntamiento se pretenda su prestación indirecta por medio de un tercero. Convenios de colaboración SUPUESTO 35 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Ante la llegada de la época estival y debido a la enorme afluencia de turistas. antes de la suscripción del convenio de colaboración. No obstante. este año se ha decidido estudiar la alternativa que usa el Ayuntamiento vecino. por parte de los antiguos prestatarios del servicio de socorrismo. mucho más ágil. económica y de mejor calidad. así como de la prestación del servicio durante toda la época estival. estando en ese sentido debidamente clasificada. que se encargaría de la selección de los socorristas y médicos. por medio del correspondiente convenio. dado que la selección de socorristas y la contratación del correspondiente material para la prestación del servicio público de salvamento y socorrismo en playas supone todos los años una excesiva tramitación y demasiadas complicaciones de todo orden. por lo tanto. de CSP. Juzgando. lo que conlleva la existencia de concurrencia competitiva y la imposibilidad de adjudicación directa. ello deberá articularse por medio del contrato administrativo regulado en la Ley 30/2007. se dispone para la prestación de los servicios públicos de su competencia relacionados con las mismas. una serie de alegaciones que básicamente recogen los siguientes argumentos: Que la entidad Cruz Roja goza de la condición de contratista como cualquier otro particular. como se pretende en este caso concreto.

340 .SUPUESTO 35. Enunciado CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Ante estas alegaciones se solicita el correspondiente informe jurídico antes de que por parte del Ayuntamiento «X» y de la entidad Cruz Roja se proceda a la suscripción de un convenio de colaboración para la prestación del servicio de salvamento y socorrismo en las playas del término municipal y a efectos de estar debidamente informados de la legalidad reguladora de esta cuestión. En relación con la cuestiones planteadas se emite el correspondiente informe jurídico.

modificada el 24 de abril de 2000) así como el reglamento que establece su ordenación (RD 415/1996. No obstante. Pese al carácter eminentemente social que preside sus fines. es evidente que la misma es una persona jurídica privada. de 1 de marzo. • En cuanto a la condición de persona jurídica privada: Tal y como proclaman tanto los Estatutos (Orden de 28 de abril de 1988.). en cuanto que regula su régimen jurídico de actuación por medio del Derecho Privado (ni sus trabajadores son funcionarios. bajo la protección del Estado. art. 7 del RD 415/1996). y RD 2219/1996. de 11 de octubre). supone el ejercicio de una 341 . la misma es una Institución Humanitaria de interés público. ni tienen un régimen de contabilidad ni presupuestos públicos. ni sus bienes tienen la consideración de públicos. etc.Ámbito de aplicación de la Ley de Contratos. y que goza de ciertos beneficios propios de las Entidades Públicas (que no se refiere a ningún aspecto de contratación salvo la exención de fianzas. Convenios de colaboración SUPUESTO 35 Solución INFORME JURÍDICO Se parte de una serie de premisas: Se está ante la prestación de un servicio público y ante una persona jurídica privada. Cierto es que su régimen y su status dan lugar a ciertas confusiones en cuanto que está configurada como entidad auxiliar y colaboradora de las Administraciones Públicas (lo cual en principio podría dar cobertura a la celebración de convenios con Administraciones). ni sus contratos con terceros tienen que revestir la forma de contratos administrativos. • En cuanto a la condición de servicio público del objeto del convenio: El mismo supone la prestación de un servicio público: va dirigido al público en general (los usuarios de la playa). hay que partir de la premisa de que es una persona jurídica privada.

etc. estaría dentro de su ámbito. así como el cumplimiento de los requisitos procedimentales y no adjudicarse directamente por medio de un convenio. Es conveniente analizar la solución jurídica que esté caso tenía antes y después del actual marco normativo vigente. 115 de la Ley 22/1988. los servicios de su competencia.. siempre que su objeto no esté comprendido en el de los contratos regulados en esta ley o en normas administrativas especiales. de CAP Si se analizaba el artículo 156 de la misma que señalaba: «La Administración podrá gestionar indirectamente. 342 ..) d) Los convenios que. mediante contrato. se debe prestar en unas condiciones de continuidad. cuando el objeto que se preste no sea el propio de uno de los contratos regulados en la misma. Es. de Costas). siempre que tengan un contenido económico que los haga susceptibles de explotación por empresarios particulares. la Ley 30/2007. con arreglo a las normas específicas que los regulan. Por lo tanto el presente convenio quedaría sujeto a la Ley 30/2007. sólo quedará fuera del ámbito de la Ley 30/2007...SUPUESTO 35. Solución con el Real Decreto Legislativo 2/2000. no era ésa la consecuencia que cabía extraer de la regulación vigente antes de la Ley 30/2007. Ello. debe ser objeto de la licitación y concurrencia propia de todo contrato administrativo.». Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA competencia por parte de una Administración Pública (art. algo que en este caso concreto no ocurre porque a través del mismo se está prestando un servicio público. Sin embargo. El artículo 4 de la Ley 30/2007 establece que: «están excluidos del ámbito de la presente ley los siguientes negocios y relaciones jurídicas: (. celebre la Administración con personas físicas o jurídicas sujetas al Derecho Privado.» La realización de un convenio entre una Administración (el Ayuntamiento) y una persona privada. y que ha sido derogada por la misma. un servicio público. en este caso Cruz Roja. y por lo tanto no será un contrato administrativo. por tanto. determinaría la imposibilidad de hablar de un convenio de colaboración que esté fuera del ámbito de la legislación reguladora de la contratación administrativa y que esté exento por lo tanto de concurrencia competitiva en la adjudicación. supone el ejercicio de una actividad técnica. en principio.

Al margen de las consideraciones hechas hasta ahora. quedaría. pese a ser un servicio público. Si la respuesta fuese negativa..Ámbito de aplicación de la Ley de Contratos. ¿Qué hay que entender por contenido económico que los haga susceptibles de explotación por particulares? Para proceder a su definición se podrían citar como antecedentes el Arrêt Societé Commerciale de L’Ouest Africain del Tribunal de Conflictos de 1921. En este caso concreto. socorrismo y asistencia en playa... combinado con el uso común general que corresponde a las playas como bien de dominio público marítimo-terrestre (art. un contenido económico que los haga susceptibles de explotación por empresarios particulares. sería una materia susceptible de convenios de colaboración con entes de Derecho Privado. pero no estaba obligado a articular necesariamente esa fórmula. El ejemplo más característico de servicios que carece de contenido económico sería el de aquellos que tienen carácter asistencial. y por lo tanto que pudiese contratarlo administrativamente. Solución Se hacía preciso determinar. conviene señalar que el hecho de que Cruz Roja figure como clasificada a efectos de contratación administrativa. en base al artículo 3 d) de la misma. Convenios de colaboración SUPUESTO 35. fuera del ámbito de la presente ley.». y por lo tanto. Lo expuesto no supone que el ente administrativo en servicios con contenido de este tipo no pudiese optar entre las diferentes formas de gestión del mismo. no añade nada a lo ya señalado en cuanto que el dato de la clasificación supone una mera capacidad o aptitud para celebrar contratos administrativos de determinada envergadura pero no determina la existencia de un régimen jurídico diferente aplicable a todas sus actuaciones. 31 de la Ley 22/1988. de Costas). por lo tanto. a efectos de dar debida respuesta a las alegaciones efectuadas por el impugnante. si el objeto del convenio tenía: «. pudiendo usar la opción del convenio al estar fuera del ámbito delimitado por el artículo 156. Sin acudir a dicho antecedente basta con señalar que se refiere a aquellos servicios públicos cuya prestación permita obtener un beneficio económico a resultas de su gestión. en virtud del citado artículo 156.. lo que parece excluir a aquellos servicios públicos respecto de los que no sea posible la exacción de una tarifa. determina la inexistencia de un objeto económico que los haga susceptibles de explotación por empresarios particulares en cuanto que no media el cobro de ninguna tarifa ni se ve la posibilidad de repercutir el cobro de la prestación del servicio al usuario final del mismo. observado el objeto del convenio. 343 .

en consecuencia. un contenido económico que los haga susceptibles de explotación por empresarios particulares.. Como conclusión de lo expuesto se debe señalar que con el actual marco normativo (y a diferencia de la solución legal existente hasta la fecha de entrada en vigor de la Ley 30/2007) no estaría dentro de la legalidad la suscripción del correspondiente convenio de colaboración para la prestación del servicio público en ese caso concreto. El servicio público de socorrismo en playas es uno de los que su objeto está comprendido en el de los contratos regulados en esta ley (Ley 30/2007) y.. en su totalidad. ni a aquellos en que la misma se atribuya a una sociedad de Derecho Privado cuyo capital sea.. La actual conceptuación de los servicios públicos objeto de la ley aparece recogida en el artículo 8. Lo que no permite mantener la postura sostenida hasta la fecha. la gestión de un servicio cuya prestación ha sido asumida como propia de su competencia por la Administración encomendante.SUPUESTO 35. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Como conclusión de lo expuesto se podía señalar que estaba dentro de la legalidad la suscripción del correspondiente convenio de colaboración para la prestación del servicio público en ese caso concreto. no se encuentra dentro de las excepciones tasadas del artículo 4 de la misma. El contrato de gestión de servicios públicos es aquel en cuya virtud una Administración Pública encomienda a una persona. natural o jurídica.». 2.. Solución con la Ley 30/2007 Con el actual marco normativo vigente se llega a una solución diametralmente distinta.» No se hace ahora ninguna mención expresa en su definición a aquellos contratos de gestión de un servicio público que tengan «. en los siguientes términos: «1. Las disposiciones de esta ley referidas a este contrato no serán aplicables a los supuestos en que la gestión del servicio público se efectúe mediante la creación de Entidades de Derecho Público destinadas a este fin. de titularidad pública. 344 .

CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Suspensión de la vigencia de un contrato administrativo de suministro SUPUESTO 36 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por parte del Ayuntamiento se viene produciendo un impago sistemático a la Compañía suministradora de energía eléctrica en el consumo que dicho Ayuntamiento realiza para la prestación del servicio de alumbrado público. Dicha situación se ha prolongado durante el último año y medio. la empresa suministradora requiere formalmente al pago al Ayuntamiento. Informar si la empresa suministradora puede realizar dicho corte y dejar sin alumbrado público a dicho núcleo. 345 . Ante esa situación. apercibiéndole que de no proceder al mismo en el plazo de 10 días. se procederá al corte del suministro.

ante la situación de impago de la Administración contratante. 266 y ss. de CSP. Título II.Suspensión de la vigencia de un contrato administrativo de suministro SUPUESTO 36 Solución INFORME JURÍDICO En el presente caso la situación que se está produciendo supone que la Administración contratante de un suministro no está procediendo al pago de un precio establecido por la recepción del mismo. Se está ante un contrato administrativo típico. en su defecto. en cuanto a su preparación.) de la Ley 30/2007 y. salvo mayores precisiones del requerimiento. El régimen jurídico de dicha relación. ha apercibido con cortar el suministro. Ante esa situación de impago. es preciso hacer las siguientes consideraciones jurídicas: 1. Capítulo IV (arts. En concreto. supletoriamente se aplicarán las restantes normas de Derecho Administrativo y. efectos y extinción. lo que habrá que interpretar. Ante esa situación. es el siguiente: «Los contratos administrativos se regirán.2 de la Ley 30/2007. en principio.) de la misma ley. en primer término. en su defecto. procede acudir a las disposiciones de Libro IV. sus normas específicas». a las disposiciones de carácter general del Título I del Libro IV (arts. por esta ley y sus disposiciones de desarrollo. las normas de Derecho Privado. 192 y ss. la empresa contratista ha apercibido de que se va a proceder a la suspensión del contenido del contrato. y no de resolución del mismo. 2. La relación jurídica entre ambos sujetos es un contrato administrativo de suministro. de conformidad con lo establecido en el artículo 19. 3. No obstante. como un supuesto de suspensión del contrato. de 30 de octubre. a los contratos administrativos especiales a que se refiere la letra b) del apartado anterior les serán de aplicación. 346 . adjudicación. El contratista.

1 del Real Decreto 1098/2001. en estos extremos se observa que la nueva regulación legal no supone novedades sustanciales respecto de los preceptos reguladores de esta cuestión en el Real Decreto Legislativo 2/2000 (arts. si se demorase. a partir del cumplimiento de dicho plazo de 60 días.Suspensión de la vigencia de un contrato administrativo de suministro SUPUESTO 36. y. 5. Si la demora en el pago fuese superior a cuatro meses. se levantará un acta en la que se consignarán las circunstancias que la han motivado y la situación de hecho en la ejecución de aquél. los intereses de demora y la indemnización por los costes de cobro en los términos previstos en la Ley 3/2004. a efectos del reconocimiento de los derechos que puedan derivarse de dicha suspensión. en los términos establecidos en esta ley. la Administración abonará al contratista los daños y perjuicios efectivamente sufridos por éste.4 y 5 de la ley viene a establecer lo siguiente: «4. Precepto que habría que considerar vigente ya que si bien supone el desarrollo reglamentario de un texto legal derogado expresamente por la Ley 30/2007.» Extremo que es complementado por lo establecido en el artículo 103. 99 y 102). con un mes de antelación. de 29 de diciembre. La Administración tendrá la obligación de abonar el precio dentro de los 60 días siguientes a la fecha de la expedición de las certificaciones de obras o de los correspondientes documentos que acrediten la realización total o parcial del contrato. el plazo de 60 días se contará desde dicha fecha de recepción o prestación.» Dicha previsión hay que completarla con lo establecido en el artículo 203 de la misma. Solución 4. Cuando no proceda la expedición de certificación de obra y la fecha de recibo de la factura o solicitud de pago equivalente se preste a duda o sea anterior a la recepción de las mercancías o a la prestación de los servicios. Si la Administración acordase la suspensión del contrato o aquélla tuviere lugar por la aplicación de lo dispuesto en el artículo 200. en su caso. el contratista podrá proceder. tal circunstancia.4. a la suspensión del cumplimiento del contrato. debiendo comunicar a la Administración. 2. El artículo 200. Acordada la suspensión. conforme al cual: «1. de 12 de octubre. por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. deberá abonar al contratista. 347 . sin perjuicio del plazo especial establecido en el artículo 205.

En definitiva.SUPUESTO 36.1. Bastaría con el apercibimiento por parte del contratista y el transcurso del plazo al que se refiere el artículo 200.4 de la LCAP. La regla general. es relevante el acta al que se refiere el artículo 203. c) En ese sentido. sin embargo. b) Del articulado es preciso interpretar que la voluntad de la Administración en este caso es reglada. En el presente caso el impago se prolonga durante más de año y medio. sin necesidad de acuerdo expreso de suspensión de la Administración contratante. conforme al cual: «El adjudicatario tendrá derecho al abono del precio de los suministros efectivamente entregados y formalmente recibidos por la Administración con arreglo a las condiciones establecidas en el contrato».5. un mes. en consecuencia. El plazo de cuatro meses cuenta. en el caso del impago se exceptúa. «a la fecha de la expedición de las certificaciones de obras o de los correspondientes documentos que acrediten la realización total o parcial del contrato». que se ha recibido el suministro en los términos y calidad estipulados. no discrecional. De forma que si se constata el dato de la demora en el pago superior a cuatro meses. dado que por medio de ella se reflejará el impago por la Administración. se deberá constatar que se ha generado a favor del contratista el derecho de cobro y que en definitiva se ha cumplido los presupuestos a los que alude el artículo 269 de la ley. 348 . Ello supone que no se debe excluir la posibilidad de un acuerdo dentro del plazo de un mes. en los términos del artículo 200. Situación que. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA De dichos artículos se desprende como conclusiones importantes: a) Se está ante un supuesto en el cual la suspensión parece operar de forma automática. En este sentido. procede la suspensión requerida por el contratista. No obstante. dicha automaticidad no conlleva una inactividad total por parte de la Administración. El tenor del artículo 203 es bastante explícito en ese sentido: «Administración acordase la suspensión del contrato o aquélla tuviere lugar por la aplicación de lo dispuesto en el artículo 200». es que la suspensión del contrato no se produce por decisión unilateral del contratista sino que es necesario un acuerdo expreso del órgano de contratación.

emplazando a las empresas suministradoras a que usasen otros medios como la vía ejecutiva (en ese contexto se estaba ante un servicio público estatal en régimen de monopolio. sin que en principio se establezcan excepciones en la misma. de 27 de noviembre. tal y como señala el artículo 200. es preciso hacer una serie de precisiones sobre esta conclusión. así como el impago y reflejados en la oportuna acta. 3 de abril de 1990 (RA 35319). Solución Constatados esos extremos. al órgano de contratación no le queda otra posibilidad que acordar la suspensión. En este sentido indicar las Sentencias del Tribunal Supremo de 4 de julio de 1990 (RA 5966). basadas en toda la jurisprudencia existente a la luz de la anterior legislación de contratación administrativa. de las que cabe destacar las argumentaciones siguientes: 349 . se producirá en todo caso de forma automática y el contratista estará legitimado a dejar de prestar el suministro. Respecto de la precisión histórica.Suspensión de la vigencia de un contrato administrativo de suministro SUPUESTO 36. excluía la posibilidad de resolución/suspensión por parte de la empresa suministradora ante el impago por parte del Ayuntamiento. Ésas son las previsiones de carácter general establecidas en la Ley 30/2007 para toda clase de contratos. • La nueva configuración del servicio de suministro de energía eléctrica. indicar que existe abundante jurisprudencia a la luz del supuesto de hecho consistente en el impago por los Ayuntamientos a las empresas suministradoras de energía eléctrica del consumo realizado para la prestación del servicio municipal del alumbrado público y otros. Reguladora de Sector Eléctrico. La cual. d) El apercibimiento de suspensión en caso de impago habrá que reconducirlo del plazo de 10 días que plantea el contratista en el presente caso al plazo de un mes. Precisiones que son de dos tipos: • Históricas. y dado que se veía afectado el interés general de la comunidad municipal. corrigiendo el plazo otorgado a efectos de aumentarlo hasta un mes. como se ha indicado. 13 de julio de 1989 (RA 5379). de conformidad con la Ley 54/1997.5 de la LCAP. y que no se liberalizó hasta la Ley 54/1997). 19 de octubre de 1989 (RA 6982). No obstante. Dicha jurisprudencia. prestado por medio de concesionarias. y otras. apoyándose en el artículo 56 del Reglamento de Contratación de las Corporaciones Locales de 1950. De todo lo expuesto se concluye que la empresa contratista podría proceder a la suspensión del contrato.

señala que: "la facultad de las empresas distribuidoras de energía eléctrica para suspender el suministro a sus abonados que no hubiesen satisfecho con la debida puntualidad el importe del servicio conforme a lo estipulado en la póliza –art. 84 a) del RVE– tiene como destinatario a los usuarios privados pero no a la Administración Pública y ello porque la Administración no puede ser privada de un medio indispensable para el cumplimiento de sus fines. Con anterioridad a las sentencias que acabamos de citar. entrañan una vulneración del artículo 14 de la Constitución.. que señala: «En primer lugar.ª. las sentencias del Tribunal Supremo de 20 de febrero de 1985 y 20 de febrero de 1987. del modelo de póliza aprobado por Real Decreto 1725/1984. la jurisprudencia de esta Sala. B) . 77. número 3. Es el caso de la Sentencia del Tribunal Supremo de 24 de febrero de 2000.. 84 a) del citado Reglamento– tienen como destinatarios a los usuarios privados pero no a la Administración. Y que otros contratistas puedan negarse a contratar no es un término válido de comparación. el artículo 56 del Reglamento de Contratación de las Corporaciones Locales fue también examinado por. si se tiene en cuenta algo que ya fluye de lo que se ha dicho más arriba. sino que se trata de una norma aplicable a todos los contratos administrativos en que aquéllos sean parte. Que la facultad de las empresas distribuidoras de energía eléctrica para negarse a suscribir nuevas pólizas de abono con peticionarios morosos –art. entre otras. por gestionar un servicio público.3 como tampoco la condición general 1. Como decíamos en Sentencia de 19 de octubre de 1989. C) Ni la aplicación analógica del artículo 56 al caso controvertido. pues en este caso la obligación de contratar el suministro viene impuesta con carácter general en el artículo 78 del Reglamento de Verificaciones Eléctricas y es consecuencia obligada de que la sociedad actora gestiona un servicio público.SUPUESTO 36.3 del Reglamento de Verificaciones Eléctricas– como la de suspender el suministro a sus abonados que no hubieran satisfecho con la debida puntualidad el importe del servicio conforme a lo estipulado en la póliza –art. ni la aplicación parcial de dos normativas distintas al mismo. sin perjuicio de las consecuencias legales que la demora en el pago pueda traer para la Administración contratante. en las que. por lo que los intereses de la empresa suministradora quedan a cubierto". Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA «Segundo. ni siquiera por deudas contraídas con quien.» Criterio que ha sido mantenido con carácter general por jurisprudencia reciente. por lo que a la contratación de un nuevo suministro solicitado por ésta no puede oponerse lo dispuesto en el citado artículo 77. al resolver sobre la pretendida inaplicación 350 . contenida en su sentencia de 16 de mayo de 1997 y en las que en ella se citan. se encuentra obligado a prestarlo también a favor de aquélla. de 18 de julio. la cuestión que se nos somete es ya conocida por la Sala y ha sido respondida en las sentencias de 23 de mayo y de 13 de junio de 1989 y cuyo contenido resumimos: A) El artículo 56 del Reglamento de Contratación de las Corporaciones Locales no es específico de los contratos de suministro de energía eléctrica que celebren los entes locales en régimen de Derecho Administrativo las Compañías autorizadas para prestar este servicio público.

deben ser prestados con las notas de regularidad y continuidad para garantizar así al ciudadano su digna subsistencia. Añade la sentencia de 16 de mayo de 1997 que: "Resulta insoslayable establecer la conexión entre las competencias municipales a que acabamos de referirnos y el derecho –ex art. en su momento. que derogó expresamente al Reglamento de Contratación de las Corporaciones Locales de 1953.1 g) de la LBRL– de los vecinos a exigir la prestación y. de la LCAP. además. los preceptos de la legislación de contratos del Estado. que es. el de garantizar al ciudadano una existencia vital efectiva".» 351 . como aquí sucede. repetimos.» Sin perjuicio de los expuesto. concluyen terminantemente afirmando que es "de preferente aplicación al problema debatido. La suspensión se produce con carácter general y sin que la ley recoja ninguna excepción.Suspensión de la vigencia de un contrato administrativo de suministro SUPUESTO 36. así como en el actual 200 de la Ley 30/2007. Criterios que luego se han mantenido por el Real Decreto Legislativo 2/2000. Tales criterios hunden sus raíces en las exigencias propias del Estado Social de Derecho y son predicables tanto cuando los servicios a que nos venimos refiriendo son prestados o gestionados directamente por la Administración como cuando la gestión tiene lugar de forma indirecta a través de algunas de las variadas formas que nuestro ordenamiento jurídico permite. el establecimiento del correspondiente servicio público. De todas formas dicho planteamiento no se expone como una simple nota histórica o de exposición de los antecedentes sobre el tema. 18. 5 y 6 del artículo 99 se aplicará a los contratos adjudicados a partir de la entrada en vigor de la Ley 13/1995. y que se correspondían con su artículo 100. sobre el artículo 84 del RVE. en su caso. en el artículo 99 del mismo. en el supuesto de constituir una competencia municipal propia de carácter obligatorio. de 18 de mayo. Solución del citado artículo. con base en los términos de la disposición transitoria octava de dicha ley. sino como criterio interpretativo vigente aplicable a los contratos suscritos con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 13/1995. que autoriza a suspenderlo por la autoridad administrativa en tal supuesto". el artículo 56 del RCCL que prohíbe al contratista interrumpir el cumplimiento del contrato por demora en el pago del suministro. de Contratos de las Administraciones Públicas. y la disposición transitoria sexta del Real Decreto Legislativo 2/2000. conforme a la cual: «Lo dispuesto en los apartados 4. en este extremo. Para los adjudicados con anterioridad continuarán aplicándose. antes transcrito. vigentes en el momento de la adjudicación. pues en todas ellas cabe percibir la presencia de la Administración y del prestador del servicio como colaboradores comprometidos en la consecución de un mismo fin. de conformidad con los criterios antes expuestos. conviene indicar que dichos preceptos hay que entenderlos superados a la luz de la Ley 13/1995. Servicios que.

.º párrafo. igualmente le sería de aplicación toda la jurisprudencia indicada. reguladora del Sector Eléctrico. conforme al cual: «Los contratos administrativos adjudicados con anterioridad a la entrada en vigor de la presente ley se regirán. hubiera atribuido a estos pagos. transcurridos dos meses desde que les hubiera sido requerido fehacientemente el pago sin que el mismo se hubiera efectuado. Excepción que sí ofrece. En ningún caso podrá suspenderse el suministro de energía eléctrica a aquellas instalaciones cuyos servicios hayan sido declarados como esenciales. así como la que recoge el actualmente vigente artículo 200. Si transcurridos cuatro meses desde el primer requerimiento. podrá interrumpirse el suministro.SUPUESTO 36. establece al respecto lo siguiente: «(. público o privado. ya que la normativa de contratación administrativa no establece ninguna excepción.. 2. incluida su duración y régimen de prórrogas. la normativa sectorial reguladora del suministro de energía eléctrica. por la normativa anterior». y que por lo tanto no habría perdido vigencia respecto de los contratos previos a la actual regulación. se verían afectados por las previsiones genéricas del actual artículo 99. (. con independencia de la asignación que el cliente.5 puntos. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA En ese sentido habría que estar a lo dispuesto también en la disposición transitoria primera. al abono de las facturas correspondientes a dichos servicios. comenzarán a devengarse intereses que serán equivalentes al interés legal del dinero incrementado en 1. de la Ley 30/2007. los contratos suscritos con posterioridad a la Ley 13/1995. las empresas distribuidoras o comercializadoras podrán afectar los pagos que perciban de aquellos de sus clientes que tengan suministros vinculados a servicios declarados como esenciales en situación de morosidad. el pago no se hubiera hecho efectivo.5 de la Ley 30/2007. El artículo 50 de la Ley 54/1997. sin embargo.) En el caso de las Administraciones Públicas. Ello lleva a la siguiente conclusión: si el contrato de suministro se hubiese adjudicado con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley 13/1995. que complementa interpretativamente el alcance de la misma... No obstante. Sin embargo. procediendo la suspensión automática que señala el apartado 5 de dicho artículo. cumplimiento y extinción. Reglamentariamente se establecerán los criterios para determinar qué servicios deben ser entendidos como esenciales. y dado que le sería de aplicación la anterior legislación. en cuanto a sus efectos.)» 352 .

Todo ello sin perjuicio de que proceda el abono de los oportunos intereses junto con el principal. 353 .Suspensión de la vigencia de un contrato administrativo de suministro SUPUESTO 36. en los términos descritos en el artículo 50 citado. La norma general prevista en materia de suspensión de contratos administrativos por su impago. Se extrae como conclusión de todo lo expuesto la imposibilidad de las empresas suministradoras de proceder al corte de suministro de energía eléctrica en caso de impago por parte de la Administración siempre que dicho suministro sea necesario para la prestación de un servicio público. Solución Lo que da a entender una continuidad en la interpretación del tema. al acomodarse la literalidad del contenido de la ley a los criterios antes vistos. cede ante la norma específica reguladora de la prestación del suministro de energía eléctrica.

.

Dicha notificación de la Tesorería es de 28 de abril de 2008. en concreto tres. 22 de febrero y 25 de marzo de 2008.CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA SUPUESTO 37 Inembargabilidad de las certificaciones Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» adjudica al contratista don «A» la ejecución de las obras de pavimentación de varias calles. Dichas certificaciones. Por parte de don «A» se notifica al Ayuntamiento en fecha 25 de marzo de 2008 la cesión del derecho de cobro a favor de la entidad bancaria «Y» de las tres certificaciones citadas. Emitir informe sobre si la actuación municipal es correcta. de fechas 21 de enero. Por el director técnico de las obras se expiden varias certificaciones. 355 . sin embargo. no son pagadas a dicha entidad bancaria ya que el Ayuntamiento «X» recibe notificación de la Tesorería General de la Seguridad Social indicativa del embargo de cualquier crédito que ostentase don «A» frente al Ayuntamiento por las obras realizadas y cuyo pago no hubiese sido hecho efectivo.

1. que señalan: «2. La Administración tendrá la obligación de abonar el precio dentro de los 60 días siguientes a la fecha de la expedición de las certificaciones de obras o de los correspondientes documentos que acrediten la realización total o parcial del contrato. mediante pago en cada uno de los vencimientos que se hubiesen estipulado. 3. El pago del precio podrá hacerse de manera total o parcial. y. ante un acuerdo de voluntades encaminadas a otorgarse contraprestaciones mutuas. si se demorase. mediante abonos a cuenta o. hasta que por parte del contratista no se produce la entrega de la prestación. 4. 3 y 4 de la Ley 30/2007. que es admisible en alguna modalidad de contratación de obras. conforme al cual. El contratista tendrá también derecho a percibir abonos a cuenta por el importe de las operaciones preparatorias de la ejecución del contrato y que estén comprendidas en el objeto del mismo.SUPUESTO 37 Inembargabilidad de las certificaciones Solución INFORME JURÍDICO Es preciso proceder a la aclaración conceptual de una serie de extremos o premisas. la regla general en la contratación administrativa es el establecimiento de pagos parciales por tramos o unidades de obra ejecutada.4. previa comprobación por la Administración de su efectiva realización. en las condiciones señaladas en los respectivos pliegos. debiéndose asegurar los referidos pagos mediante la prestación de garantía. en este caso de la obra. deberá abonar al 356 .2. en su unidad y conjunto. sin perjuicio del plazo especial establecido en el artículo 205. En ese sentido. en el caso de contratos de tracto sucesivo. no surge la obligación de pagar la prestación económica por parte de la Administración contratante. de CSP. Frente al criterio de la entrega total de la obra. artículo 200. Hay que partir de la naturaleza del contrato de obras en particular y del contrato administrativo en general.

aprobación y recepción de las obras que comprenden. el plazo de 60 días se contará desde dicha fecha de recepción o prestación.. tengan derecho de cobro frente a la Administración. la que genera el derecho de crédito. podrán ceder el mismo conforme a Derecho. conforme al artículo anterior. la Administración expedirá mensualmente. en los primeros 10 días siguientes al mes al que correspondan. certificaciones que comprendan la obra ejecutada durante dicho período de tiempo. que señala: «1.Inembargabilidad de las certificaciones SUPUESTO 37.. debiendo asegurar los referidos pagos mediante la prestación de garantía. de 29 de diciembre. en las condiciones que se señalen en los respectivos pliegos de cláusulas administrativas particulares y conforme al régimen y los límites que con carácter general se determinen reglamentariamente.» 2. Cuando no proceda la expedición de certificación de obra y la fecha de recibo de la factura o solicitud de pago equivalente se preste a duda o sea anterior a la recepción de las mercancías o a la prestación de los servicios. según el tenor literal del citado artículo.). Con carácter particular. A los efectos del pago. para el contrato de obras. expedida por el técnico director de las obras. El contratista tendrá también derecho a percibir abonos a cuenta sobre su importe por las operaciones preparatorias realizadas como instalaciones y acopio de materiales o equipos de maquinaria pesada adscritos a la obra. Es la expedición. y no su aprobación por el órgano de contratación.4. El retraso en el pago respecto de los plazos establecidos en el artículo 200. cuyos abonos tienen el concepto de pagos a cuenta sujetos a las rectificaciones y variaciones que se produzcan en la medición final y sin suponer en forma alguna. que genera el derecho al cobro por parte del contratista del tramo correspondiente. determina las consecuencias establecidas en el mismo y en los apartados siguientes si se prolongase en el tiempo (interés de demora. los intereses de demora y la indemnización por los costes de cobro en los términos previstos en la Ley 3/2004. hay que estar a lo establecido en el artículo 215 de la Ley 30/2007. la certificación. Los contratistas que. 357 . suspensión. 2.» Dicha comprobación positiva se realiza en un documento. Solución contratista. extinción. El artículo 201 de la Ley 30/2007 viene a reconocer la posibilidad de trasmisión de ese derecho de cobro de que goza el contratista y lo hace en los siguientes términos: «1. 60 días. a partir del cumplimiento de dicho plazo de 60 días. por la que se establecen medidas de lucha contra la morosidad en las operaciones comerciales. salvo prevención en contrario en el pliego de cláusulas administrativas particulares.

Una vez que la Administración tenga conocimiento del acuerdo de cesión. No hay ningún componente decisor por parte de la Administración. que pasa a tener un nuevo titular. pero no en la condición de contratista. 4. se procede a la emisión del correspondiente informe jurídico. sino en la posición del titular de derecho al crédito. Para que la cesión del derecho de cobro sea efectiva frente a la Administración. es preciso atender a quién era el titular del derecho de cobro en el momento en el que se comunicó el embargo. se produce un traspaso de percepción del crédito. al cual se dirigirá la Administración para pagarle. sobre los créditos que éste ostentase frente al Ayuntamiento. Conviene diferenciar esta figura de la regulada en el artículo 209 de la Ley 30/2007. los mandamientos de pago a nombre del contratista o del cedente surtirán efectos liberatorios. Antes de que la cesión se ponga en conocimiento de la Administración. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA 2. La eficacia de las segundas y sucesivas cesiones de los derechos de cobro cedidos por el contratista quedará condicionada al cumplimiento de lo dispuesto en el número anterior. al cobro del importe de las certificaciones correspondientes. Vistos estos extremos. en la que el cambio sí se refiere a la condición de contratista. y en la que sí es precisa la autorización administrativa. A partir del momento en que la Administración sea notificada de dicha trasmisión del derecho de cobro. Esta debe dirigirse necesariamente hacia ese nuevo titular del derecho. Indicar en este sentido que como cuestión previa al juicio sobre la procedencia o improcedencia de dicho embargo. el mandamiento de pago habrá de ser expedido a favor del cesionario.SUPUESTO 37. que sigue siendo el mismo. 3. y dado que por el contratista se comunicó el traspaso del derecho de cobro de las certificaciones. En el presente caso se aprecia la existencia de los siguientes hechos. Por parte de la Administración contratante se ha procedido a no pagar el contenido económico de tres certificaciones ante el aviso de embargo expedido por la Tesorería General de la Seguridad Social contra don «A».» Lo importante a destacar es que se produce una subrogación. 358 . No es precisa autorización administrativa para que sea efectivo dicho traspaso. será requisito imprescindible la notificación fehaciente a la misma del acuerdo de cesión.

Solución En ese sentido. los mandamientos de pago a nombre del contratista o del cedente surtirán efectos liberatorios.632. por importe de 9. de fecha 24 de junio de 1997 (RA 1997/2583). de la F. sin necesidad de autorización administrativa. la norma señala que: «Para que la cesión del derecho de cobro sea efectiva frente a la Administración. que señala en un supuesto muy similar al presente: «Consiguientemente puede deducirse que efectuado el endoso de la certificación de obra se transmite la titularidad del crédito que aquélla representa y que la toma de razón conlleva una aprobación implícita por parte de la Administración y la cesión del derecho de cobro tiene plena efectividad frente al Ayuntamiento al haber tenido la notificación fehaciente del acuerdo de cesión. Como antes se ha visto.616. las de los endosos.Inembargabilidad de las certificaciones SUPUESTO 37.) 4. el mandamiento de pago habrá de ser expedido a favor del cesionario. de la F. la jurisprudencia se ha pronunciado. de la F.» 359 .» Sobre el alcance de dicha cesión. sino en la entidad bancaria endosataria.123 pesetas fueron endosadas a favor del "Banco Central Hispano Americano" el 24 de diciembre de 1990 y 24 de enero de 1991. Una vez que la Administración tenga conocimiento del acuerdo de cesión. se puede citar la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. será requisito imprescindible la notificación fehaciente a la misma del acuerdo de cesión (. según certificado expedido el 6 de noviembre de 1996 por la propia Tesorería General de la Seguridad Social que lo embargado en enero de 1994 no fueron certificaciones de obra sino los créditos que en aquella fecha ostentara don Antonio P.. con pleno conocimiento del Ayuntamiento de Arenas de San Pedro y sin ningún tipo de condicionamiento ni oposición. En ese sentido. frente al Ayuntamiento de Arenas de San Pedro por las obras realizadas y cuyo pago no hubiera sido hecho efectivo. sin poder oponer vicios o defectos de la obra ejecutada que se hayan manifestado o producido con posterioridad a la fecha del endoso. el 25 de marzo de 2008. Antes de que la cesión se ponga en conocimiento de la Administración. cronológicamente. De cuanto obra en los expedientes administrativos y de la prueba practicada. únicamente en el caso de que su cuantía fuera destinada al pago de salarios devengados en la propia obra o al pago de las cuotas sociales derivadas de los mismos. siendo susceptibles de embargo. la comunicación del contratista la Administración es previa. y el mandamiento de pago habrá de ser expedido a favor del cesionario-endosatario..000 pesetas y 4. por lo que ningún embargo dirigido contra el mencionado contratista puede afectar o trabar certificaciones de las que ya no era titular y menos cuando se observa. señor P.. se deduce que las certificaciones de obra expedidas en favor de don Antonio P. De conformidad con el artículo 201 de la Ley 30/2007. tales certificaciones. Cuarto. lo que conlleva que desde aquellas fechas. los créditos incorporados a las certificaciones ya no estaban en el patrimonio del contratista. basta la notificación para que sea eficaz dicho traspaso.

párrafo tres. ya que esa sentencia da por buena la inembargabilidad en cuanto se establece en favor de la mejor realización y conclusión de la obra pública. ello supone una exclusión del crédito del patrimonio del particular contratista y su traslado al patri360 . desde luego.SUPUESTO 37. lo que es distinto. porque ni eso está dicho en el artículo 47. si. y los interesados pudieron interponer ante éstos la correspondiente tercería de mejor derecho. ni puede entenderse que lo diga. 117. que desestimó. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA Conviene señalar la nota cualitativamente distinta que se produce en aquellos casos en los que el embargo es ordenado no por un órgano administrativo sino por un órgano judicial. ni lo puede decir. pero no declara.º Respecto a la sentencia del Tribunal Constitucional 169/1993. o aquellos que de ellos traen causa. que permiten al tercero ejercitar mediante ellas "el derecho a ser reintegrado de su crédito con preferencia al acreedor ejecutante". sendas cuestiones de inconstitucionalidad formuladas contra el párrafo tercero del artículo 47 de la Ley de Contratos del Estado en cuanto establece la inembargabilidad de las certificaciones de obras (salvo en las dos excepciones que enumera).3 de la LOPJ). Son los contratistas interesados. ya que la Constitución Española otorga sólo a los Jueces y Tribunales la potestad de juzgar y hacer ejecutar lo juzgado (art. a fin de no decretar el embargo. en el caso de un embargo decretado por un órgano judicial. a quienes veda el embargo de las certificaciones (salvo para las dos citadas excepciones). El precepto va destinado a la Autoridades Judiciales o Administrativas. ello no quiere decir que la Administración pueda entrar a juzgar sobre si el embargo es o no ajustado a Derecho.º El artículo 47. sino que éstas no serán embargables (salvo para las dos excepciones que cita). de 27 mayo. 2. de la Ley de Contratos del Estado de 8 abril 1965 no dice que la Administración no haya de cumplir las órdenes de embargo que los Jueces o Tribunales decreten sobre las certificaciones de obras. y son esas Autoridades las que han de tener en cuenta la prohibición. obró correctamente cuando cumplió las órdenes de los Juzgados que habían decretado el embargo. Ahora bien. a pesar de ello. que la norma haya de ser interpretada en el sentido de que la Administración pueda incumplir las órdenes de embargo de los Jueces y Tribunales. no tiene influencia alguna en este pleito. los que han de hacer valer la inembargabilidad ante los Jueces o Tribunales que acaso la hayan desconocido.» Sin perjuicio de este segundo matiz. y circunscribiéndonos al caso objeto del presente informe. que señala los siguientes razonamientos: «1. pues. La Administración. un Juez decreta el embargo de una certificación. de la que es bastante indicativa la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 17 de junio de 1998 (RA 4556).3 de la Ley de Contratos del Estado.532 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Civil. tal como disponen los artículos 1.

sólo podrán ser embargados en los siguientes supuestos: a) Para el pago de los salarios devengados por el personal del contratista en la ejecución del contrato y de las cuotas sociales derivadas de los mismos. Son. 361 . b) Para el pago de las obligaciones contraídas por el contratista con los subcontratistas y suministradores referidas a la ejecución del contrato. razones de interés general. Solución monio de cesionario. al que le es ajena la traba o embargo que haga la Tesorería General de la Seguridad Social. Cuestión distinta habría sido en el caso de que la notificación de embargo hubiese sido previa cronológicamente a la notificación de la cesión.7 de la LCAP señala lo siguiente: «7. en definitiva. Regla general. Lo contrario generaría desincentivar al contratista. que al ver cortada su fuente de financiación difícilmente continuará la ejecución del contrato. En ese sentido conviene indicar que el artículo 200.» Lo que en principio debería excluir la eficacia de la orden de embargo decretada salvo que la Tesorería de la Seguridad Social acreditase que los créditos generadores de la misma corresponden con alguno de los supuestos que de forma tasada señala el artículo 200. los abonos a cuenta que procedan por la ejecución del contrato. la de la inembargabilidad de las certificaciones que se mantiene para dar viabilidad a la ejecución del contrato. Sin perjuicio de lo establecido en las normas tributarias y de la Seguridad Social. y por lo tanto no susceptible del embargo dirigido contra el mismo.7 transcrito.Inembargabilidad de las certificaciones SUPUESTO 37. Se concluye por lo tanto que la actuación municipal es incorrecta al tratarse de un crédito a favor de la entidad bancaria y no del contratista.

.

referente a obra pública de polideportivo municipal. el Estado nunca permitirá su construcción. por lo que entiende vulneradas las previsiones del artículo 110 de la Ley 30/2007. Emitir informe jurídico sobre las actuaciones procedentes en cada caso. dicho contratista ha formulado reparos. situado en suelo urbano.CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA SUPUESTO 38 Acta de comprobación del replanteo Enunciado SUPUESTO DE HECHO Don «A». dada la ubicación de dicho polideportivo. al comprobar el replanteo se ha constatado que existen ciertos tramos proyectados. que unirá el núcleo urbano con una pedanía. por lo tanto. de CSP y entiende procedente la emisión de acta desfavorable y no permitir el inicio de las obras a don «Y». al no tratarse de un polideportivo descubierto y que. planteando una serie de cuestiones: • Que al celebrar la comprobación del replanteo con el contratista don «X». dirige escrito a los servicios jurídicos del Ayuntamiento. contratista adjudicatario. Director técnico de una serie de obras municipales. clasificado como tal desde 1985. Entiende dicho contratista que la construcción de dicha obra en esa ubicación contraviene el régimen establecido en la ley de Costas. • En relación con la construcción de un vial municipal de 5 km de longitud. 363 . a 20 metros del exterior de la línea de dominio público marítimo terrestre. que todavía no han sido expropiados.

SUPUESTO 38 Acta de comprobación del replanteo Solución INFORME JURÍDICO En los tres supuestos planteados por el Director técnico de las obras municipales. Asimismo se deberán comprobar cuantos supuestos figuren en el proyecto elaborado y sean básicos para el contrato a celebrar. será suficiente para acreditar la disponibilidad de los terrenos. 2. se dispensará del requisito previo de disponibilidad de los terrenos.» El replanteo. En los casos de cesión de terrenos o locales por Entidades Públicas. de transporte y de carreteras. previsto en el citado 110. actuación prevista en el artículo 212 de la Ley 30/2007. y que en ningún caso hay que confundir con el replanteo en sí. es una actuación interna de la Administración. Señala el artículo 110 de la Ley 30/2007: «1. Aprobado el proyecto y previamente a la tramitación del expediente de contratación de la obra. se procederá a efectuar el replanteo del mismo. que será requisito indispensable para la adjudicación en todos los procedimientos. previsto en el artículo 110 de la misma ley. el cual consistirá en comprobar la realidad geométrica de la misma y la disponibilidad de los terrenos precisos para su normal ejecución. la aportación de los acuerdos de cesión y aceptación por los órganos competentes. existe en común la circunstancia fáctica de que se ha producido durante la comprobación del replanteo. formulada por la misma antes de iniciar el proceso de selección y de trabar relación 364 . si bien la ocupación efectiva de aquéllos deberá ir precedida de la formalización del acta de ocupación. Una vez realizado el replanteo se incorporará el proyecto al expediente de contratación. 4. En la tramitación de los expedientes de contratación referentes a obras de infraestructuras hidráulicas. 3.

a efectuar la comprobación del replanteo hecho previamente a la licitación. extendiéndose acta del resultado que será firmada por ambas partes interesadas. ello es lo que permite a la Administración abrir el proceso de selección del contratista que los deberá ejecutar materialmente. en presencia del contratista. Hacerlo sin esa comprobación que supone el replanteo supondría que la Administración podría estar sacando a licitación una mera expectativa de obra que a lo peor sería de cumplimiento imposible. A tales efectos. y que como su nombre indica.Acta de comprobación del replanteo SUPUESTO 38. y que tiene como objetivo analizar la viabilidad del proyecto técnico redactado y aprobado. que habría que entender vigentes pese a ser el desarrollo 365 . de determinar su viabilidad física sobre el terreno. con la asistencia del director técnico de la obra. dentro del plazo que se consigne en el contrato que no podrá ser superior a un mes desde la fecha de su formalización salvo casos excepcionales justificados. las previsiones técnicas del proyecto no son más que. gráficamente dicho. Solución jurídica con ningún contratista. Junto a esa viabilidad física se trata además de comprobar su viabilidad jurídica. procede realizar la actuación recogida en el artículo 212 de la Ley 30/2007. comprobado en definitiva por la Administración que la obra que se pretende ejecutar en los términos del proyecto aprobado por ella es viable. en presencia del contratista. En definitiva. el servicio de la Administración encargada de las obras procederá. de 12 de octubre. cuando dicho contratista ya ha sido seleccionado. trasponiéndolo en la ubicación física en la que se pretende su ejecución. físicos y jurídicos. la comprobación del replanteo. Determinados esos extremos en el acta de replanteo. Dicho artículo 212 de la Ley 30/2007 señala que: «La ejecución del contrato de obras comenzará con el acta de comprobación del replanteo. dibujos sobre el papel y se trata en definitiva. tiene por objeto comprobar por todas las partes de la relación jurídica contractual que la actuación interna hecha por la Administración conforme al artículo 110 es correcta y por lo tanto no se aprecia la existencia de obstáculos. que no permitan el inmediato inicio de la ejecución de la obra. remitiéndose un ejemplar de la misma al órgano que celebró el contrato». e inmediatamente antes del inicio de la ejecución material. de forma que el propietario legal de los terrenos es la Administración o al menos ésta puede ocuparlos legalmente. física y jurídicamente. tanto en el sentido de posibilidad legal de su realización (por contar con todas las autorizaciones y licencias legalmente exigibles y que tienen por objeto comprobar que dicha obra se ajusta a la legalidad) como por gozar de la disponibilidad civil de los terrenos sobre los que se va a ubicar. Extremos que son completados por los artículos 139 y siguientes del Real Decreto 1098/2001. En un momento posterior.

de la ley. notificándolo al contratista y computándose el plazo de ejecución desde el día siguiente al de la notificación. al prohibir la Ley de Costas. Ante la existencia de reparos por parte del contratista. 366 .ª Cuando no resulten acreditadas las circunstancias a que se refiere el apartado anterior o el director de la obra considere necesaria la modificación de las obras proyectadas quedará suspendida la iniciación de las mismas. párrafo b). sin perjuicio de que.) 4.SUPUESTO 38. haciéndolo constar en el acta.ª de la Ley 30/2007). ejecuciones de obras del tipo de las previstas en dicha ubicación. decida. en los términos de la disp. en el que se plantea la imposibilidad jurídica de ejecución por contravención de la normativa aplicable al terreno. ya que ésta no establece sobre esta cuestión soluciones distintas. suponiendo una continuidad en la regulación anterior. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA reglamentario de una ley expresamente derogada por la nueva Ley 30/2007. En tanto sea dictada esta resolución quedará suspendida la iniciación de las obras desde el día siguiente a la firma del acta. Se alega por el contratista adjudicatario la existencia de obstáculos legales. Con estos mínimos antecedentes conceptuales se procede a la aclaración de los extremos sobre los que se solicita informe: A) Respecto del primero de ellos. y cuyo contenido es el siguiente: «La comprobación del replanteo a que se refiere el artículo 142 de la ley se sujetará a las siguientes reglas: (. hasta que el órgano de contratación adopte la resolución procedente dentro de las facultades que le atribuye la legislación de contratos de las Administraciones Públicas . Así se deduce del contenido de los artículos 139 del Real Decreto 1098/2001. La suspensión por lo tanto es automática. adic. de 12 de octubre. Reglamento General de la Ley de Contratos. 2.. la actuación procedente por parte de la Administración es la siguiente: Los reparos formulados se harán constar en el acta y el inicio de las obras quedarán suspendidos hasta que el órgano de contratación (Alcalde o Pleno. 22/1988. si fueren superadas las causas que impidieron la iniciación de las obras. de 28 de julio. se dicte acuerdo autorizando el comienzo de las mismas.. computándose a partir de dicha fecha el plazo de seis meses a que se refiere el artículo 149. sin que sea preciso adoptar acuerdo expreso sobre la misma.

a juicio del órgano de contratación.ª Lo dispuesto en el apartado anterior se aplicará igualmente cuando el contratista formulase reservas en el acto de comprobación del replanteo. no puedan tener otra ubicación o presten servicios 367 . es preciso indicar lo siguiente: La Ley 22/1988. Procede. según el artículo 212.2 no es aplicable. A los efectos de lo que aquí interesa. No obstante si tales reservas resultasen infundadas. la Administración abonará al contratista los daños y perjuicios efectivamente sufridos por éste. opera la suspensión del inicio de las obras. alegada por el contratista la imposibilidad jurídica de ejecución. el contratista sólo tendrá derecho a una indemnización equivalente al 2 por 100 del precio de la adjudicación». de Costas. indicar que la excepción establecida en el artículo 25. por lo tanto. lo que determina la conveniencia de que el órgano de contratación decida lo más pronto posible ya que el inicio de las obras se ve paralizado (y por lo tanto su terminación final también). las siguientes: a) La demora en la comprobación del replanteo.» El alcance de la indemnización procedente en estos casos estaría recogida en el artículo 222.2 conforme al cual: «Si se demorase la comprobación del replanteo. además de las señaladas en el artículo 206. 25). Con carácter ordinario. por su naturaleza. dando lugar a la resolución del contrato. impone en sus artículos 23 y siguientes una servidumbre de protección a los terrenos de propiedad privada colindantes a la ribera del mar. no quedará suspendida la iniciación de las obras ni. en consecuencia.2 de la Ley 30/2007. acordada la suspensión. instalaciones y actividades que.Acta de comprobación del replanteo SUPUESTO 38. al contemplarse para instalaciones deportivas descubiertas: «2. será necesario dictar nuevo acuerdo para que se produzca la iniciación de las mismas y se modifique el cómputo del plazo para su ejecución. que da derecho al contratista adjudicatario a percibir indemnización por los daños sufridos por la suspensión. las obras. la resolución expresa del incidente lo más inmediatamente posible. Es preciso tener en cuenta la previsión recogida en el artículo 203. de 28 de julio. Solución 5. estableciendo en todo caso un régimen de prohibiciones en la misma (art. sólo se permitirán en esta zona. En el presente caso. Ello que puede generar la consecuencia prevista en el artículo 220 a) conforme al cual: «Son causas de resolución del contrato de obras. en una anchura mínima de 100 metros.» Hasta que el órgano de contratación no resuelva sobre los reparos formulados. conforme al artículo 212.

Por lo tanto. Ambas líneas pueden coincidir pero en caso de que no coincidan. es preciso acudir a la disposición transitoria tercera. se propone que por el órgano de contratación se dicte acuerdo motivado autorizando el comienzo de las obras. Notificación que determina el comienzo del plazo de ejecución. conforme al cual la anchura de servidumbre de protección será sólo de 20 metros de ancho. No contar con la misma podría avocar a la circunstancia de que en el momento en el que el contratista fuese a ocupar los terrenos donde desarrollar la obra. el cómputo de la franja de servidumbre se inicia desde el límite interior de la ribera del mar (no desde la línea de dominio público marítimo-terrestre). los 20 metros será preciso medirlos desde la línea de ribera. y no desde la línea de dominio público marítimo-terrestre. Indicar que la disponibilidad civil de los terrenos precisos para la ejecución de la obra. los reparos del contratista son infundados. al estar fuera de la servidumbre fijada por la ley. Dado que.3. se encontrase 368 . en los términos del proyecto. notificándoselo al contratista. en los términos del artículo 139 del Real Decreto 1098/2001. B) En relación con el segundo supuesto. y que se considera vigente por las razones antes expuestas. es un requisito articulado en el artículo 110 de la Ley 30/2007 como indispensable para poder proceder a la convocatoria de la contratación. siempre la línea de ribera va a estar dentro de la línea de dominio público marítimo-terrestre. falta de disponibilidad de la totalidad de los terrenos afectados por la obra. así como las instalaciones deportivas descubiertas.» No obstante. Solución CONTRATACIÓN ADMINISTRATIVA necesarios o convenientes para el uso del dominio público marítimo-terrestre. El concepto de ribera del mar aparece recogido en el artículo 3 de la Ley 22/1988. por lo tanto. Dado que se trata de suelo urbano previsto como tal con anterioridad a la entrada en vigor de la Ley de Costas. citado. en el presente caso es preciso aplicarle las siguientes consideraciones.SUPUESTO 38. Se concluye por lo tanto que no existe ningún obstáculo legal a la ejecución del polideportivo. Es preciso tener en cuenta que conforme al artículo 23 antes indicado.

en los términos del artículo 139 del Real Decreto 1098/2001.ª Cuando se trate de la realización de alguna de las obras a que se refiere el artículo 129. Dado que. los reparos del contratista son infundados. No obstante es preciso tener en cuenta que los términos tajantes de la ley se ven matizados en los casos en los que la obra a ejecutar es una infraestructura de carreteras: En ese sentido es preciso estar a la redacción del artículo 110. de 12 de octubre. Procede por lo tanto adoptar acuerdo en idénticos términos que el caso anterior.Acta de comprobación del replanteo SUPUESTO 38. notificándoselo al contratista. con los efectos antes indicados. La comprobación de la carencia de dicho extremo en la actuación del artículo 212 de la Ley 30/2007 determinaría la emisión de acta desfavorable y la suspensión del inicio de las obras.3 del Real Decreto 1098/2001. 369 . Lo que no debe suponer un desentendimiento total de la Administración sino una adecuada programación de la misma para que la ejecución de la obra no se vea paralizada en un determinado momento por esa circunstancia. citado. Complementando dicha previsión habría que estar a lo dispuesto en el artículo 139. Solución con la circunstancia de que estos no le pudiesen ser entregados por la Administración contratante. a veces de decenas y centenares de kilómetros. lo que excluye la necesidad de disponer de todo el terreno.2 de la ley se estará a lo dispuesto en el mismo en cuanto a la disponibilidad de terrenos pudiendo comenzarse las obras si estuvieran disponibles los terrenos imprescindibles para ello y completarse la disponibilidad de los restantes según lo exija la ejecución de las mismas. por lo tanto. ya que se trata de infraestructuras de larga longitud. Notificación que determina el comienzo del plazo de ejecución. porque la ocupación íntegra del mismo no es necesaria. de transporte y de carreteras. si bien la ocupación efectiva de aquéllos deberá ir precedida de la formalización del acta de ocupación». se dispensará del requisito previo de disponibilidad de los terrenos. se propone que por el órgano de contratación se dicte acuerdo motivado autorizando el comienzo de las obras.» Excepciones a la regla general que por otra parte son lógicas. que señala: «3.2 de la Ley 30/2007: «En la tramitación de los expedientes de contratación referentes a obras de infraestructuras hidráulicas. lo que determinaría la paralización de los plazos de inicio de la obra.

.

de uso o de propiedad. Se solicita informe jurídico sobre si existe posibilidad legal de realizar esa cesión de la propiedad del inmueble y. bienes patrimoniales). En este caso concreto. Cesión de bien municipal SUPUESTO 39 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Se pretende ceder la propiedad del antiguo matadero municipal como aportación para la ampliación de capital de una sociedad mercantil de capital público exclusivamente municipal. 371 . de bienes de propiedad municipal.BIENES MUNICIPALES Sociedades mercantiles municipales. ya que hay tres posibilidades (dominio público. cuando se plantee la cesión. sin necesidad de tener que proceder a su liquidación para aportarle el capital a la sociedad. nos encontramos ante un bien de dominio público. si fuera posible. PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Régimen de cesión de bienes de propiedad municipal Como ya se señaló en su momento. patrimonio municipal del suelo. Me remito en ese sentido a las consideraciones hechas en su momento. RBRL. Relación con el Ayuntamiento capitalista. el primer aspecto que debe tener claro el opositor es cuál es la naturaleza del bien a ceder. cuáles son los trámites que sería preciso realizar para ello. Es preciso tener en cuenta que el régimen jurídico de los bienes de dominio público municipal no sólo se encuentra en los artículos 79 a 83 de la Ley 7/1985. Se plantean las posibilidades de cesión de la propiedad directamente del inmueble. y el régimen de cesión es distinto en los tres.

En ese sentido. cualquier cesión de la propiedad de dichos bienes demaniales devendría en nula. sin abandonar ese objetivo. incluida la Administración Local. que establece disposiciones que son comunes a todas las Administraciones Públicas. al dictarse con la vocación de básicos o exclusivos.SUPUESTO 39. dedica un buen número de artículos a establecer el régimen jurídico común de los bienes de todas las Administraciones. de necesaria observancia por las mismas en los términos de su disposición final segunda. y el RBEL/86. se encuentran enumerados en la disposición final de la ley. 132 de la CE/78). es preciso tener en cuenta que para proceder a su enajenación será preciso transformar la naturaleza de los mismos. 372 . C) Desafectación Pese a lo que señale un sector de la doctrina. La nueva ley. según el título competencial en virtud del cual se dictan. 33/2003. que viene constitucionalmente consagrada (art. El resto de los artículos de la Ley 33/2003 no enumerados en dicha disposición tendrían el carácter de supletorios. B) Alteración de la calificación jurídica de los bienes de dominio público Dada la inalienabilidad que se predica de los bienes de dominio público. no del resto de las Administraciones Públicas. 8 del RBEL/86). sino que desde diciembre de 2003 sería preciso tener en cuenta parte de las previsiones de la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas. la de la inalienabilidad. al alterar una nota. Los mismos prevalecerían respecto de todas las previsiones antes citadas. no conlleva sin más que deje de ser un bien de dominio público y que se pueda enajenar libremente. pensada exclusivamente para los bienes del Estado. y proceder a lo que la normativa de régimen local denomina una alteración de la calificación jurídica de los bienes (art. Enunciado BIENES MUNICIPALES artículos 74 a 87 del TR/86. el hecho de que un bien deje de estar afecto a un uso o a un servicio público no conlleva sin más la pérdida de la demanialidad. dejar de darles la cobertura de bienes demaniales. y ser posteriores en el tiempo. Dichos artículos de carácter básico y exclusivo. sino que es preciso que se adopte el acuerdo expreso al que se refiere el punto anterior. En este caso concreto. Sin ese trámite previo. la nueva ley cambia las premisas normativas que establecía la anterior Ley de Patrimonio del Estado de 1964. el hecho de que dicho inmueble no se dedique ya al servicio público de matadero.

para ofrecer una valoración inicial. Tampoco es una persona jurídica privada sin ánimo de lucro. • El único propietario de las acciones de la sociedad es el Ayuntamiento. No obstante. y sin el carácter limitativo en el presupuesto de gastos que posee aquél. por otro lado. no se está hablando de una Administración. sino una persona jurídico-privada que pertenece al sector público únicamente desde una perspectiva económica pero no jurídica. Enunciado Lo que sí es evidente es que el hecho de que el bien ya no se esté usando para prestar el servicio público. tendría que estar necesariamente en uno de estos dos supuestos.1 del RBEL/86. D) Limitaciones a la cesión gratuita de bienes patrimoniales En los casos en los que se pretende la cesión gratuita de un bien patrimonial.Sociedades mercantiles municipales. de hecho. que en el plano subjetivo del beneficiario de la cesión se podrían sintetizar en las siguientes posibilidades: a) A Entidades o Instituciones Públicas. b) Instituciones privadas de interés público. sí que es un dato decisivo que puede servir de motivación y justificación del expediente de desafectación o alteración de calificación jurídica de un bien. Es decir. que se haya producido una desafectación de facto. es decir. al ser una personificación mercantil. con lo que no se está dando un trato de favor a ningún tercero. Se acreditará así la legalidad y oportunidad de la que habla el artículo 8. que es de difícil cumplimiento. La cuestión parece que es preciso verla desde otra perspectiva. Cesión de bien municipal SUPUESTO 39. el RBEL/86 establece una serie de limitaciones. y en concreto es preciso señalar: • El presupuesto de la sociedad se integra en el presupuesto único de la Corporación municipal (art. Se plantea si una Sociedad Anónima con capital íntegramente municipal a la que se pretendiese ceder gratuitamente un bien municipal. con fines claramente localistas. 164 del TRLHL/2004). dado que la propia idea de Sociedad Anónima o de Responsabilidad Limitada implica. aunque bien es cierto que a título de simples previsiones. una idea de ánimo de lucro. ya que no es una Entidad de Derecho Público. 373 . las recogidas en el artículo 109. Relación con el Ayuntamiento capitalista. sin ánimo de lucro. o un bien de dominio público desafectado. Cuestión.

El supuesto no habría que reconducirlo a ninguno de los supuestos de los que habla el RBEL. no deja por ello de estar vinculada a la voluntad municipal. En este sentido se puede señalar la Sentencia del Tribunal Supremo 6988/1992. dicho bien deja de tener la cobertura y protección que la legislación administrativa otorga a dichos bienes patrimoniales como régimen excepcional al privado. Todos estos argumentos hacen pensar que la cesión de bienes inmuebles gratuita a favor de una sociedad mercantil de capital íntegramente municipal es posible. Pero también es cierto que. Para ello se juzga imprescindible el dato de que el capital sea íntegramente municipal y por lo tanto que no existan terceros beneficiarios. sus miembros. de forma directa. aunque pertenezca a una persona jurídica distinta. se están realizando acciones que benefician a la colectividad en su conjunto. La jurisprudencia se ha pronunciado favorable a dicho tipo de cesiones. con posibilidad además. que lo admite señalando como argumentos que por medio de dicha sociedad se desarrollan competencias municipales. al prestarse por ella servicios públicos. los cuales no son accionistas a título de personas individuales sino como tales miembros de la Corporación. • En caso de un hipotético reparto de beneficios. por ser un supuesto con características e identidad propias. • Dicha sociedad mercantil se ha constituido para prestar un servicio público que beneficia a la comunidad. 374 . de forma que en realidad quien es accionista único es la Corporación. de 29 de septiembre. la única beneficiaria sería la Corporación. En definitiva. en cuanto pierden su condición de Concejales. de revocar la cesión gratuita en caso de que se incumpliesen las condiciones en base a las cuales se cedieron.1 del RBEL/86. articulado además como una forma de gestión directa de dicho servicio público (art. en los términos del artículo 111. 85 de la Ley 7/1985). lo que es más importante.SUPUESTO 39. Enunciado BIENES MUNICIPALES sí es preciso tener en cuenta que se está ante una persona jurídica distinta al Ayuntamiento. y quizá. que articula su voluntad por medio de sus representantes. en cuanto que la voluntad de la Junta General de Accionistas está compuesta por los miembros de la Corporación. dejan de ser miembros también en dicha Junta. Éstos. que es accionista único. y por lo tanto se está trasladando la propiedad de un inmueble a una persona distinta al mismo. el cual pierde ese bien como tal Administración.

375 . Cesión de bien municipal SUPUESTO 39. Relación con el Ayuntamiento capitalista. para los cuales la legislación de régimen local resulta más adecuada para articular el proceso de formación de voluntad. legislación registral mercantil.. es una sociedad mercantil. pretende la cesión de un bien inmueble suyo. el Ayuntamiento. habrá que confrontar las normas de Derecho Público para ver la viabilidad de su cesión. F) Doble concurrencia de voluntades Las consideraciones hechas hasta ahora hacen que para resolver el presente caso haya que aplicar normativa y regímenes jurídicos distintos. que como órgano colegiado que son les corresponde. Nos encontramos ante dos personas jurídicas distintas. y que lo tiene que hacer con los medios que les corresponde. Por ejemplo. dado que en definitiva nos encontramos ante una persona jurídicoprivada que va a actuar en el tráfico mercantil. Dicha normativa está básicamente representada por el Real Decreto Legislativo 1564/1989. sin perjuicio del resto de normativa de carácter mercantil que sea aplicable. las normas reguladoras del régimen de las sociedades anónimas en las restantes cuestiones sociales». pública. que no se refieran al procedimiento y a la adopción de acuerdos de la Junta General. modificado en el año 1995. En el resto de aspectos se ve cómo dicha sociedad se va tener que regir por la legislación mercantil. El procedimiento para la formación de voluntad es de carácter público pero la normativa de fondo. Enunciado E) Régimen jurídico de una sociedad mercantil de capital íntegramente municipal Dicha normativa estará constituida. que se regirán por la Ley 7/1985 y por el ROF/86. Es un aspecto hasta cierto punto lógico si se tiene en cuenta quién compone la Junta General de accionistas y que no son otros que los miembros de la Corporación. que tendrá que articular su voluntad para aceptar dicha cesión e incorporarla a su patrimonio. Una. de conformidad con lo establecido en el artículo 92 del RSCL por «. La otra es una persona jurídica privada. por el TRLHL/2004. Hay otro matiz de carácter público que corresponde tener en cuenta y que le va a ser de aplicación y es el referente a las normas de aplicación en cuanto a su régimen presupuestario y contable.. Aspecto también lógico si se tiene en cuenta en definitiva que nos encontramos ante dinero perteneciente al sector público.Sociedades mercantiles municipales. y por lo tanto.

G) Doble régimen de impugnación procesal de sus actos Si lo que se pretende es atacar la cesión en sí del inmueble. es de Derecho Privado. una sociedad mercantil. el Mercantil. H) Condición del servicio público de matadero municipal El servicio de matadero municipal dejó de ser un servicio público obligatorio para municipios de más de 20.SUPUESTO 39. el que será preciso usar. Enunciado BIENES MUNICIPALES el Derecho sustantivo. y en concreto. Si se pretende atacar la ampliación de capital. Vistas estas premisas es posible entrar ya en la resolución de las cuestiones planteadas. que indicará si se puede aceptar y cómo. 376 .000 habitantes. a raíz del Real Decreto-Ley 7/1996. es impugnable ante la jurisdicción contencioso-administrativa. será este Derecho. el cauce es ante los Tribunales ordinarios. atendiendo a la clase de persona jurídica de la que se está hablando. El hecho de que deje de ser obligatorio no significa que haya perdido su condición de servicio público.

Dicho bien aparece expresamente enumerado en el artículo 4 del RBEL/86. así como los artículos 30. Para poder proceder a la cesión de su propiedad es preciso previamente que se altere la calificación jurídica del mismo y que pase a ser de naturaleza patrimonial. y 5 del RBEL/86.Sociedades mercantiles municipales. RBRL. En ese sentido. Del procedimiento de alteración de la calificación jurídica. 80. Relación con el Ayuntamiento capitalista. El bien inmueble que se pretende ceder es un bien de dominio público local. el artículo 8 del RBEL/86 recoge el procedimiento para conseguir dicho objetivo y en el cual es preciso acreditar la legalidad y oportunidad del mismo. Una de las notas que se predican de los bienes de dominio público es la inalienabilidad. conviene destacar las siguientes cuestiones: • Ante la correspondiente propuesta se abrirá un período de información pública de un mes. 2. la imposibilidad de su enajenación o cesión de propiedad. 3. el de matadero. En este sentido.1 de la Ley 33/2003. En ese sentido se manifiesta el artículo 132 de la CE/78. datos como que el edificio ya no se esté destinando a dicho servicio público o que haya dejado de ser un servicio público obligatorio y que el Ayuntamiento haya decidido dejar de prestarlo se antojan importantes para motivar el expediente. Cesión de bien municipal SUPUESTO 39 Solución INFORME JURÍDICO Visto el objeto del expediente es preciso señalar lo siguiente: 1. 377 . de PAP. afecto a un servicio público.1 de la Ley 7/1985.

con lo que no se está dando un trato de favor a ningún tercero. el cual pierde ese bien como tal Administración. disponible. de forma gratuita.SUPUESTO 39. Pero también es cierto. una sociedad mercantil de capital íntegramente público. en cuanto que la voluntad de la Junta General de Accionistas está compuesta por los miembros de la Corporación. que aunque pertenezca a una persona jurídica distinta. Además. No obstante. y si ello es posible. Solución BIENES MUNICIPALES • Requiere la aprobación de la mayoría absoluta de la Corporación. los cuales no son accionistas a título de personas individuales sino como tales miembros de la Corporación. de forma que en realidad quien es accionista único es la Corporación. dicho bien deja de tener la cobertura y protección que la legislación administrativa otorga a dichos bienes patrimoniales como régimen excepcional al privado. no deja por ello de estar vinculada a la voluntad municipal. en la que aparentemente no concurren los requisitos a los que se refiere el artículo 110 del RBEL/86. Una vez que dicho acuerdo se ha adoptado. previo período de información pública. y conforme a los cuales se llegaba a una conclusión positiva. En todo caso. y quizá. que articula su voluntad por medio 378 . lo que determina la necesidad del preceptivo informe del Secretario de la Corporación. En concreto dichos argumentos eran los siguientes: • El presupuesto de la sociedad se integra en el presupuesto único de la Corporación municipal (art. • Será precisa la recepción formal del bien por el órgano competente. en este caso concreto. y sin el carácter limitativo en el presupuesto de gastos que posee aquél. habrá que acreditar documentalmente todos los extremos a los que se refiere el artículo 110 del RBEL/86. se entendería que el bien en sí ya es enajenable. 164 del TRLHL/2004). se requiere que el acuerdo se adopte por mayoría absoluta de la Corporación. para ofrecer una valoración inicial. pese a ser una persona privada. aunque bien es cierto que a título de simples previsiones. lo que permitiría iniciar el expediente de cesión del inmueble. Me remito a los argumentos señalados en la introducción del caso. y por lo tanto se está trasladando la propiedad de un inmueble a una persona distinta al mismo. lo que es más importante. • El único propietario de las acciones de la sociedad es el Ayuntamiento. sí es preciso tener en cuenta que se está ante una persona jurídica distinta al Ayuntamiento. Es preciso plantearse quién va ser el destinatario de dichos bienes.

que tendría que adoptar los siguientes trámites para formar su voluntad.. las normas reguladoras del régimen de las Sociedades Anónimas en las restantes cuestiones sociales». la sociedad mercantil municipal. al prestarse por ella servicios públicos. La jurisprudencia se ha pronunciado favorable a dicho tipo de cesiones.1 del RBEL/86.. se están realizando acciones que benefician a la colectividad en su conjunto. que es accionista único. que no se refieran al procedimiento y a la adopción de acuerdos de la Junta General. En definitiva. desde esa perspectiva. si es posible la aceptación de ese inmueble como aportación para aumentar su capital. y es preciso ver. Ahora es preciso ver la voluntad privada. 85 de la Ley 7/1985). Todos estos argumentos hacen pensar que la cesión de bienes inmuebles gratuita a favor de una sociedad mercantil de capital íntegramente municipal es posible. que lo admite señalando como argumentos que por medio de dicha sociedad se desarrollan competencias municipales. El supuesto no habría que reconducirlo a ninguno de los supuestos de los que habla el RBEL. la única beneficiaria sería la Corporación. Éstos. En este sentido conviene tener en cuenta que la sociedad municipal se encuentra sujeta a la legislación mercantil. Solución de sus representantes. sus miembros. • En caso de un hipotético reparto de beneficios. Dicha normativa estará constituida. por ser un supuesto con características e identidad propias. Se ha formado ya la voluntad de uno de los dos sujetos que concurren. en los términos del artículo 111. Para ello se juzga imprescindible el dato de que el capital sea íntegramente municipal y por lo tanto que no existan terceros beneficiarios. 379 .Sociedades mercantiles municipales. de forma directa. de 29 de septiembre. la de carácter público. y en qué términos. articulado además como una forma de gestión directa de dicho servicio público (art. En este sentido se puede señalar la Sentencia del Tribunal Supremo 6988/1992. en cuanto pierden su condición de Concejales. con posibilidad además. de revocar la cesión gratuita en caso de que se incumpliesen las condiciones en base a las cuales se cedieron. sería precisa la aceptación del inmueble por la persona jurídica destinataria de la misma. dejan de ser miembros también de dicha Junta. Relación con el Ayuntamiento capitalista. Cesión de bien municipal SUPUESTO 39. • Dicha sociedad mercantil se ha constituido para prestar un servicio público que beneficia a la comunidad. de conformidad con lo establecido en el artículo 92 del RSCL por «. Cumplidos todos estos trámites del artículo 110 del RBEL/86.

• Los requisitos para la adopción de dicho acuerdo son los establecidos en el artículo 144. de conformidad con lo establecido en el artículo 152. 1. c) Que en el anuncio de la convocatoria se haga constar el derecho que corresponde a todos los accionistas de examinar en el domicilio social el texto íntegro de la modificación propuesta y del informe sobre la misma y de pedir la entrega o el envío gratuito de dichos documentos. ya que se pretende ampliar con la cesión de inmuebles. que es lo que se pretende en este caso concreto. b) Que se expresen en la convocatoria con la debida claridad los extremos que hayan de modificarse. y que son los siguientes: «Artículo 144.1.2 permite que el contravalor del aumento de capital pueda consistir en nuevas aportaciones no dinerarias al patrimonio social. a los que se remite en base a lo dispuesto en el artículo 152.SUPUESTO 39. – El artículo 151.1. los accionistas autores de la propuesta formulen un informe escrito con la justificación de la misma.1 señala que la ampliación de capital podrá hacerse por emisión de nuevas acciones o por elevación del valor nominal de las ya existentes. que establece los siguientes aspectos: • La ampliación de capital se encuentra regulada en los artículos 151 y siguientes. d) Que el acuerdo sea adoptado por la Junta de conformidad con lo dispuesto por el artículo 103. 380 . para la modificación de los Estatutos sociales. Requisitos de la modificación. • El órgano social competente para la adopción del acuerdo de ampliación de capital es la Junta General. La modificación de los Estatutos deberá ser acordada por la Junta General y exigirá la concurrencia de los siguientes requisitos: a) Que los Administradores o. en su caso. Solución BIENES MUNICIPALES Dicha normativa es el Real Decreto Legislativo 1564/1989. de los que conviene destacar: – El artículo 151.

Solución 2. las personas que hayan de efectuarlas. de conformidad con lo establecido en el artículo 92 del RSCL.» En cuanto a la necesidad de dar una nueva redacción a los artículos afectados de los Estatutos sociales. La inscripción a la que se refiere el artículo 144 d) habrá que hacerla de conformidad con lo establecido en el artículo 162.2 debe ser completado en los términos establecidos en el artículo 155. 1. En lo referente al artículo 103. que señala: «Artículo 162. que serían sustituidas. el acuerdo se hará constar en escritura pública que se inscribirá en el Registro Mercantil y se publicará en el "Boletín Oficial del Registro Mercantil"».1. que se expresa en los siguientes términos: «Artículo 155. conviene tener en cuenta que se podría demorar en base a lo dispuesto en el artículo 153. el número y valor nominal de las acciones que hayan de entregarse y las garantías adoptadas según la naturaleza de los bienes en que la aportación consista».Sociedades mercantiles municipales. Por otro lado. Inscripción del aumento. conforme al cual: 381 . En todo caso. con lo que el acuerdo se podría adoptar por mayoría simple de la Junta.2. Cuando para el aumento hayan de realizarse aportaciones no dinerarias. que se refiere al quórum preciso para adoptar el acuerdo. no se exige ninguna mayoría cualificada. Relación con el Ayuntamiento capitalista. por las normas establecidas en la legislación de régimen local. Cesión de bien municipal SUPUESTO 39. Dicho artículo hay que matizarlo en lo referente a las reglas de convocatoria. Aumento con aportaciones no dinerarias. 1. El informe que se señala en el artículo 144. salvo que los Estatutos establezcan otra cosa. en la forma prevista en la letra c) del apartado primero del artículo 144 un informe de los Administradores en el que se describirán con detalle las aportaciones proyectadas. será preciso que al tiempo de la convocatoria de la Junta se ponga a disposición de los accionistas. al estar constituida la Junta de Accionistas por los integrantes del Pleno municipal. juzgo que en todo caso también son aplicables las reglas establecidas en la legislación de régimen local. El acuerdo del aumento del capital social y la ejecución del mismo deberán inscribirse simultáneamente en el Registro Mercantil.

expresarse su valor. Conviene destacar lo establecido en el artículo 40 conforme al cual se deberá acreditar ante el notario autorizante la realidad de la aportación. Por el hecho de la delegación los Administradores quedan facultados para dar nueva redacción al artículo de los Estatutos sociales relativo al capital social.SUPUESTO 39. por mayoría simple. • Dicho acuerdo no se puede confundir con el que en todo caso debe adoptar el órgano municipal competente para ceder dicho inmueble a la sociedad. salvo previsión expresa de los Estatutos. indicando ante él el cumplimiento de las formalidades previstas en los artículos 38 y 39. • Es muy importante pronunciarse expresamente sobre el extremo de si el aumento se quiere del número de acciones o del valor nominativo de éstas. se puede señalar: • Que es posible la ampliación de capital por medio de aportaciones no dinerarias. Solución BIENES MUNICIPALES «2. Conclusiones: De todo lo expuesto. una vez acordado y ejecutado el aumento.» Es de aplicación también en este caso lo establecido en los artículos 38 y siguientes. 382 . y además. • Que el acuerdo societario de ampliación de capital debe ser adoptado por la Junta General. y por lo tanto mediante la aportación de inmuebles.

3.BIENES MUNICIPALES Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. Mecanismos legales de que goza el Ayuntamiento para el cobro de las mensualidades vencidas y no pagadas. A efectos de sacarle la máxima rentabilidad económica. 383 . sito en su término municipal. En ese sentido solicita informe jurídico sobre los siguientes aspectos: 1. qué diferencias conllevaría en las medidas administrativas a adoptar. procede a alquilarlo a un particular. inventariado como patrimonial. Procedimiento legalmente articulado para contratar el alquiler del local propiedad municipal a favor de un particular. Dado que una situación análoga ocurre con otro local sito fuera del término municipal. Se produce así un período de seis meses sin que pague el alquiler al Ayuntamiento. 2. Mecanismos legales para recuperar la posesión del inmueble. 4. Ante esa situación. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40 Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» es propietario de un inmueble. el Alcalde decide poner fin al contrato de arrendamiento e intentar buscar un nuevo inquilino. el inquilino empieza a no pagar el alquiler ante la precaria marcha de su negocio. el cual lo va a destinar al desarrollo de una actividad económica. Transcurrido un año en la más absoluta normalidad.

sin abandonar ese objetivo. En ese sentido. que establece disposiciones que son comunes a todas las Administraciones Públicas.SUPUESTO 40. lo primero que tendrá que plantearse el opositor es la naturaleza de ese bien. de un bien municipal. y ser posteriores en el tiempo. como ya se dijo en el supuesto anterior. al dictarse con la vocación de básicos o exclusivos. según el título competencial en virtud del cual se dictan. o bien del uso. 384 . • Patrimoniales. Dichos artículos de carácter básico y exclusivo. en los términos de su disposición final segunda. • Patrimonio municipal del suelo. ya que existen tres clases de bienes municipales: • De dominio público. o bien de la propiedad. algunas de ellas referentes a los bienes patrimoniales. dedica un buen número de artículos a establecer el régimen jurídico común de los bienes de todas las Administraciones. no del resto de las Administraciones Públicas. Los tres tienen una naturaleza y régimen jurídico distintos. sino que desde diciembre de 2003 sería preciso añadir parte de las previsiones de la Ley del Patrimonio de las Administraciones Públicas. se encuentran enumerados en la disposición final de la ley. RBRL. la nueva ley cambia las premisas normativas que establecía la anterior Ley de Patrimonio del Estado de 1964. que el régimen jurídico de los bienes municipales no sólo se encuentra en los artículos 79 a 83 de la Ley 7/1985. La nueva ley. El resto de los artículos de la Ley 33/2003 no enumerados en dicha disposición tendrían el carácter de supletorios. lo que conlleva que las posibilidades de disposición sobre los mismos sean también distintas. pensada exclusivamente para los bienes del Estado. 33/2003. Los mismos prevalecerían respecto de todas las previsiones antes citadas. 74 a 87 del TR/86 y el RBEL/86. Es preciso tener en cuenta. Enunciado BIENES MUNICIPALES PREMISAS DE LAS QUE ES PRECISO PARTIR ANTES DE RESOLVER EL SUPUESTO A) Régimen de cesión de uso de un bien municipal Siempre que se esté planteando la disposición. incluida la Administración Local.

Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. En efecto. a diferencia de lo que ocurre con un particular. necesita un apoyo en el ordenamiento jurídico positivo que le habilite a ejercer tales facultades y potestades. cuando actúa como tal. D) Naturaleza del ingreso obtenido de un bien patrimonial El hecho de que el Ayuntamiento intente recuperar una deuda pecuniaria a su favor obliga inmediatamente a determinar la naturaleza de ese ingreso. Y todo ello sin perjuicio de las previsiones y potestades que se recogen en la normativa administrativa. en este caso concreto. revestida de facultades y potestades exorbitantes. 6. la Administración. En el resto de aspectos. tienen mecanismos de recuperación totalmente distintos: artículo 2 del TRLHL/2004. Así. 385 . respecto de sus bienes patrimoniales no podrá ejercer más facultades y potestades de Derecho Público que las que tengan su soporte en las normas de derecho positivo. se pone en evidencia un aspecto que el opositor siempre debe tener en cuenta y es lo que se ha conceptuado como el principio de legalidad positiva. dado que el bien objeto de la relación es un bien patrimonial. en este caso. y por lo tanto sus relaciones jurídicas se regirán por el Derecho Privado. la jurisdicción civil. C) Límite espacial a las potestades y prerrogativas de Derecho Público Las Administraciones territoriales. y los conflictos que surjan con los particulares. y el artículo 4. Fuera de su término municipal un Ayuntamiento no podría ejercer dichas potestades. que puede hacer todo aquello que no le está prohibido (principio de legalidad negativa). dado que según sea un ingreso de Derecho Público o de Derecho Privado. por la normativa.2 del RBEL/86) y ello supone que nos encontramos en uno de esos planos en los que la Administración Pública titular de los mismos actúa con capacidad privada. constitucionalmente contempladas y clasificadas como Administraciones superiores. en el resto de los aspectos se rige por el Derecho Privado (art. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40. sin que quepa extralimitación a lo expresamente permitido por el Derecho Positivo. En el presente caso. la Administración. en un caso. en el otro. sólo tendrán las facultades que tendría cualquier particular. tienen en el territorio un elemento esencial para su propia existencia y además el mismo es el límite geográfico para el ejercicio de sus potestades administrativas. Enunciado B) Régimen jurídico de los bienes patrimoniales de la Corporación municipal A su vez. conviene tener en cuenta que salvo en aquellas potestades y aspectos que sobre los mismos se establezcan en la normativa administrativa. se resolverán ante los Tribunales ordinarios. dotadas de las máximas prerrogativas y con fines y cometidos de carácter general.

Enunciado BIENES MUNICIPALES E) Procedimiento administrativo para la selección del usuario del bien El régimen de cesión de uso. de PAP. de los bienes patrimoniales municipales estaba recogido en el artículo 92 del RBEL/86. con carácter básico en los términos de la disposición final segunda. ha supuesto una modificación del contenido del mismo. mucho más flexible. Conviene señalar que la Ley 33/2003. de 3 de noviembre. el artículo 107. Vistas estas premisas. ha establecido una nueva regulación del tema.SUPUESTO 40. que no de la propiedad. 386 .1. En ese sentido. se puede entrar a resolver las cuestiones planteadas.

2.1 señala que: «constituyen ingresos de derecho privado de las Entidades Locales los rendimientos o productos de cualquier naturaleza derivados de su patrimonio (. 387 . señala entre ellos los procedentes de su patrimonio y los demás de Derecho Privado. para hacerlas efectivas y que son mecanismos de carácter privado a diferencia de los mecanismos exorbitantes de carácter administrativo que se articulan para los ingresos de Derecho Público. El artículo 4 señala los mecanismos a usar para proceder a recuperar las deudas de esta naturaleza. El artículo 3. no tengan el carácter de demaniales. en el artículo 2. siendo de titularidad de las Administraciones Públicas.. que clasifica los recursos de las Haciendas Locales. El artículo 7 de la Ley 33/2003. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40 Solución INFORME JURÍDICO Primera cuestión planteada: LA RECUPERACIÓN DE LAS MENSUALIDADES DEBIDAS El presente bien se encuentra inventariado como patrimonial. El artículo 76 del TR/86 define los bienes patrimoniales como aquellos que siendo de propiedad de la Entidad Local. señala que son bienes y derechos de dominio privado o patrimoniales los que.)». En este caso concreto. no estén destinados a uso público ni afectados a algún servicio público y puedan constituir fuente de ingresos para el erario de la Entidad. En el mismo sentido lo recoge el artículo 6 del RBEL/86. En concreto el citado artículo 4 señala: «La efectividad de los derechos de la Hacienda local comprendidos en este capítulo se llevarán a cabo con sujeción a las normas y los procedimientos de Derecho Privado». de PAP.. El artículo 2 del TRLHL/2004.Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. dicha fuente de ingresos consiste en el pago del alquiler por el arrendatario.

de Arrendamientos Urbanos. es preciso tener en cuenta también los artículos 4. valores negociables y propiedades incorporales. permuta. en defecto de normas específicas. los locales de negocio. que contempla dentro de su ámbito de aplicación. Los contratos de arrendamiento de locales se encuentran regulados en la Ley 29/1994. Solución BIENES MUNICIPALES Ello conlleva que haya que entrar a analizar la naturaleza de la relación trabada entre la Administración y el arrendatario y qué medios de Derecho Privado se establecen para la recuperación de las deudas que se creen en el seno de esa relación jurídico-privada. Es.. a no ser que recaigan sobre programas de ordenador y deban ser calificados como contratos de suministro o servicios.. regulado en los términos que permita la LAU/94 cómo se articulan las relaciones entre ambas partes. 388 . aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. por otro. donación.124 del Código Civil. los referentes a la extinción y efectos del contrato. en adelante LAU/94. por lo tanto. en cuanto a su preparación y adjudicación. El artículo 4 p) señala que: «Están excluidos del ámbito de la presente ley los siguientes negocios y relaciones jurídicas (. por un lado el carácter público de la selección del inquilino y. En cuanto a sus efectos y extinción. El artículo 27. conforme al cual supone un incumplimiento de obligaciones y determina la posibilidad del arrendador de optar entre exigir su cumplimiento o promover la resolución del contrato en los términos del artículo 1.. En este sentido. según corresponda por razón del sujeto o entidad contratante.): p) Los contratos de compraventa. por medio del correspondiente contrato de arrendamiento. por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo.2 habla incluso de la posibilidad de una resolución de pleno derecho por parte del arrendador en este caso de impago de rentas. En los mismos. En caso de impago de la renta. arrendamiento y demás negocios jurídicos análogos sobre bienes inmuebles..).» El artículo 20 de la misma señala que: «Los contratos privados se regirán. se califica como un contrato privado el de arrendamiento de un bien patrimonial de la Administración y se señala. En concreto. las normas de Derecho Privado. Ayuntamiento e inquilino. que tendrán siempre el carácter de contratos privados y se regirán por la legislación patrimonial (. el carácter privado del resto de extremos de la relación.1 p) y 20 de la Ley 30/2007. en su caso. estos contratos se regirán por el Derecho Privado». habrá que estar a lo señalado en el artículo 27. artículos 1 y 3.SUPUESTO 40.2 de la LAU/94.

la vía de usurpación no es un mecanismo ejecutorio que permita decidir a la Administración unilateralmente sobre el grado de incumplimiento de una relación jurídica y permita recuperar la posesión. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40. de Enjuiciamiento Civil. de protección con que cuentan no sólo los bienes demaniales sino también los bienes patrimoniales del Ayuntamiento. reservada para los ingresos de Derecho Público. para la recuperación de la posesión del inmueble ante el impago de las rentas del alquiler. Dado que el Ayuntamiento pretende conseguir ambos objetivos. Dicha vía sólo podrá usarse cuando no exista ningún título que legitime la posesión del tercero. En ese sentido. Las mismas han sido derogadas expresamente por la Ley 1/2000. 389 . Conclusión: No cabe. Segunda cuestión planteada: MEDIOS PARA LA RECUPERACIÓN DE LA POSESIÓN DEL INMUEBLE Es preciso entrar a analizar si entre los mecanismos cualificados de Derecho Público. indicar que el artículo 254 señala el juicio verbal como el proceso adecuado para este conflicto. La misma no puede ser juzgada de usurpación y ello en base a que existe un título legítimo (el contrato de arrendamiento) que justifica la posesión del bien. artículos 120 y siguientes del RBEL/86. Con independencia de que dicho contrato haya sido incumplido. En definitiva. porque la discusión sobre si se han incumplido o no los términos del contrato privado se resolverán ante el órgano judicial y no se puede decidir unilateralmente por una de las partes. Se plantea también si es posible la vía del desahucio administrativo. en el plano declarativo. por lo tanto. Para ello será preciso entrar a analizar la conducta del particular arrendatario. Ahora será preciso acudir a los artículos 248 y siguientes de la misma para averiguar el cauce procesal de resolución del litigio.Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. esta última vía señalada. el uso de la vía de apremio.2 del RBEL/86. no se puede usar la vía prevista en el artículo 70.2 del TRLHL/2004. Solución Los artículos 38 y siguientes de la LAU/94 establecían las reglas procesales al respecto. existe alguno aplicable al presente caso. en los términos que señala el artículo 2. deberá seguir.

1 del RPDT/86 señalan que el término municipal es el ámbito territorial dentro del cual los municipios ejercen sus potestades de Derecho Público. Tampoco procede el supuesto contemplado en el artículo 133. Tercera cuestión planteada: MECANISMOS ANTE INMUEBLES MUNICIPALES SITOS FUERA DEL TÉRMINO MUNICIPAL PROPIO El artículo 12 de la Ley 7/1985. y de él será de quien emanarán los correspondientes actos administrativos. el artículo 72 del RBEL/86 articula un mecanismo de cooperación intermunicipal. referentes al desahucio por falta de pago de las rentas.SUPUESTO 40. RBRL. La LAU/94 (disp. de Enjuiciamiento Civil.ª) ha procedido a modificar la redacción de los artículos 1. ante el impago de su renta o alquiler. y el artículo 12.687 de la LEC. por el Juez de Primera Instancia del Partido judicial donde radique el inmueble. Solución BIENES MUNICIPALES No se está ante ninguno de los supuestos señalados en el artículo 120. que sólo se refiere a dominio público y a bienes comunales. adic. que en todo caso exigirá pronunciamiento judicial. 15. no del titular del bien. Fuera de su término municipal los Ayuntamientos no pueden ejercer ni sus competencias ni las potestades de Derecho Público que como Administraciones Públicas superiores poseen. 390 . por las que se rige la relación. será preciso acudir a los mecanismos articulados por estas normas. Los actos que en este sentido dictase la Administración titular del bien carecerían de eficacia imperativa al no estar revestida la Administración de potestad pública.563.567 y 1. No obstante. que supongan una excepción a las reglas de Derecho Privado (LAU y LEC). Ahora el mismo debería articularse conforme al nuevo articulado de la Ley 1/2000. pero que en todo caso supondría un ejercicio de potestades por el Ayuntamiento en cuyo término se encuentran los bienes. 1. Ante la carencia de mecanismos de Derecho Público. en cuanto que no se trata de expropiar un arrendamiento sobre un bien patrimonial sino de recuperar la posesión de un bien patrimonial.566. 1. Este procedimiento opera en el plano ejecutivo.

que no de la propiedad. en ese caso.Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. Conclusión: Para la defensa de los inmuebles e ingresos de los mismos sitos fuera del término municipal. dado que ello no supondría una diferencia en los mecanismos de defensa del bien. 2. estaba recogido en el artículo 92 del RBEL/86. ante la jurisdicción civil. en todo caso. el único procedimiento posible era la subasta. Solución De todas formas. 391 . el usuario habrá de satisfacer un canon no inferior al 6 por 100 del valor en venta de los bienes. Será necesaria la realización de subasta siempre que la duración de la cesión fuera superior a cinco años o el precio estipulado exceda del 5 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto. En todo caso. de los bienes patrimoniales municipales. no existen potestades administrativas ni se pueden ejercer. se articulan los mismos mecanismos que se señalan en los apartados anteriores. ello supone que en todo caso es indiferente que el bien se encuentre dentro o fuera del término municipal. Si el mismo se pretendía otorgar por una duración superior a cinco años. en el presente caso. o excedía de un determinado importe. como se ha visto. dado que. Cuarta cuestión planteada: LOS MECANISMOS DE SELECCIÓN DE INQUILINO PARA EL LOCAL MUNICIPAL El régimen de cesión de uso.» Se observa cómo el procedimiento de selección se encontraba condicionado por el plazo de duración o el importe económico del arrendamiento. tanto para la recuperación del dinero del alquiler ni de la posesión del inmueble en sí. que establecía que: «1. en cuanto a su preparación y adjudicación por la normativa reguladora de contratación de las Entidades Locales. ni existen posibilidades de que en ese sentido se produzcan actos administrativos sujetos al Derecho Administrativo. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40. El arrendamiento y cualquier otra forma de cesión de uso de bienes patrimoniales de las Entidades Locales se regirá.

El artículo 74 de la LCAP señalaba que: «1. Solución BIENES MUNICIPALES es decir. al propio RBEL/86. la remisión la realizaba de forma genérica a la Ley de Contratos. Tanto en el procedimiento abierto como en el restringido la adjudicación podrá efectuarse por subasta o por concurso.ª No era posible la adjudicación directa en ningún caso. El artículo 5 del mismo señalaba su naturaleza de contratos privados y el artículo 9 señalaba el régimen jurídico aplicable a los mismos. era preciso acudir a las formas de adjudicación que se articulaban en ese Libro I de la LCAP. por debajo de esos dos límites. por falta de soporte legal. aquella oferta económica en concepto de renta más alta. En concreto. por lo tanto. a las previsiones del Libro I del Real Decreto Legislativo 2/2000.ª Para aquellos con una duración inferior. 392 . y que el mismo no señalaba ninguna previsión expresa de adjudicación.» No era admisible el procedimiento negociado. y que eran o la subasta o el concurso. el procedimiento de selección del inquilino inexcusablemente era la subasta. y que no prevé ninguno para los contratos patrimoniales privados.SUPUESTO 40. sin entrar en consideraciones de otro tipo. Dado que la remisión que realiza dicho artículo a la legislación patrimonial. salvo la citada de la subasta. Tampoco la adjudicación directa. dado el carácter tasado del mismo para los supuestos expresamente enumerados en la Ley de Contratos. de la LCAP. Sólo los prevé para los contratos típicos del Libro II de la misma ley. a las siguientes conclusiones respecto de los contratos de alquiler de los bienes patrimoniales: 1. 3. 2. el procedimiento podía ser la subasta o el concurso. Se llegaba. Sin embargo.ª Para aquellos alquileres de más de cinco años o que excediesen del importe del artículo 92 del RBEL/86.

que tendrán siempre el carácter de contratos privados y se regirán por la legislación patrimonial (.. permuta. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40. Los contratos para la explotación de los bienes y derechos patrimoniales se adjudicarán por concurso salvo que. en cuanto a su preparación y adjudicación. Por otra. a no ser que recaigan sobre programas de ordenador y deban ser calificados como contratos de suministro o servicios. arrendamiento y demás negocios jurídicos análogos sobre bienes inmuebles. Es admisible la adjudicación directa. con carácter básico en los términos de la disposición final segunda. Se ha generalizado el procedimiento del concurso.. el artículo 107. los artículos citados del Real Decreto Legislativo 2/2000 han sido derogados por la Ley 30/2007. que. En ese sentido. En cuanto a sus efectos y extinción.1. establece que: «1. donación. 393 . sin atender a los límites que establecía la anterior regulación. Las circunstancias determinantes de la adjudicación directa deberán justificarse suficientemente en el expediente.).). Es decir.» Del mismo se desprende que el sistema de selección de la subasta. aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. estos contratos se regirán por el Derecho Privado». valores negociables y propiedades incorporales. de 3 de noviembre.» El artículo 20 de la misma señala que: «Los contratos privados se regirán. por las peculiaridades del bien. en defecto de normas específicas. la limitación de la demanda..Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. al respecto. las normas de Derecho Privado. establecería lo siguiente. recogido en el artículo 92 del RBEL/86 ha sido derogado. extremo que hay que justificar debidamente. según corresponda por razón del sujeto o entidad contratante. p) Los contratos de compraventa. ha supuesto una modificación del contenido del mismo. El artículo 4 p) señala que: «Están excluidos del ámbito de la presente ley los siguientes negocios y relaciones jurídicas (. previsiones similares a las de los preceptos derogados. si bien si se dan alguna de las circunstancias expresamente señaladas por la ley. proceda la adjudicación directa. Solución Frente a este marco normativo descrito conviene señalar que la Ley 33/2003.. de PAP. la urgencia resultante de acontecimientos imprevisibles o la singularidad de la operación. en su caso. por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo.

Dice a continuación la ley que: «cuando sólo se utilice un criterio de adjudicación. es preciso indicar que la nueva Ley 30/2007 no cita expresamente ni a la subasta ni al concurso como cauces de selección. el mantenimiento. la fórmula utilizable para revisar las retribuciones ligadas a la utilización de la obra o a la prestación del servicio. enumerando los supuestos en el apartado 3 del artículo 134. La misma ley se encarga de señalar cuándo es preceptivo el concurso. O lo que es lo mismo.2 señala que: «La adjudicación se realizará. ambos inclusive. la subasta. criterios propios de un procedimiento de concurso. en los pliegos de cláusulas administrativas particulares o en el documento descriptivo». la asistencia técnica. las características estéticas o funcionales. aunque tácitamente admite su existencia. el precio. la rentabilidad. propias de las categorías de población especialmente desfavorecidas a las que pertenezcan los usuarios o beneficiarios de las prestaciones a contratar.1 de la Ley 30/2007 y tal y como señala el artículo 134. el coste de utilización. En ese sentido el artículo 122. definidas en las especificaciones del contrato. o para el interés del propio Ayuntamiento o para el interés general. Solución BIENES MUNICIPALES Respecto a la remisión a las reglas procedimentales del concurso. sino otros extremos. en el presente caso tratándose de un contrato privado. el plazo de ejecución o entrega de la prestación. el servicio postventa u otros semejantes». En los supuestos enumerados en los artículos 154 a 159. éste ha de ser. Serán algunos de los enumerados en el artículo 134. podrá seguirse el procedimiento negociado. y en los casos previstos en el artículo 164 podrá recurrirse al diálogo competitivo».2: «los criterios que han de servir de base para la adjudicación del contrato se determinarán por el órgano de contratación y se detallarán en el anuncio.SUPUESTO 40. las características medioambientales o vinculadas con la satisfacción de exigencias sociales que respondan a necesidades. ordinariamente. 394 . necesariamente. O lo que es lo mismo. el del precio más bajo». utilizando el procedimiento abierto o el procedimiento restringido. Que no se citen expresamente no significa que no se admita el concurso. La fórmula concurso permite una selección en la que no se tenga en cuenta exclusivamente el factor económico. En ese sentido el artículo 134 de la Ley 30/2007 se encarga de señalar que: «Para la valoración de las proposiciones y la determinación de la oferta económicamente más ventajosa deberá atenderse a criterios directamente vinculados al objeto del contrato. la disponibilidad y coste de los repuestos. tales como la calidad. el valor técnico. que se considera que pueden ser más beneficiosos.

sendos grupos de la Ley 30/2007.Cesión de uso de bienes patrimoniales municipales. Mecanismos de protección de dichos bienes y de los ingresos obtenidos por medio de los mismos SUPUESTO 40. no se ve afectada por la entrada en vigor de la Ley 30/2007. En ese sentido conviene destacar el carácter de separables de los actos de preparación del contrato privado. tal y como se deduce del artículo 20 de la Ley 30/2007 antes citado. 395 . los pliegos de cláusulas administrativas particulares del concurso tienen que establecer criterios objetivos de adjudicación. En consecuencia.1 de la Ley 33/2003. como criterio de selección. Las reglas procedimentales de dicho procedimiento de selección son las reglas generales de los artículos 122 y siguientes así como 127 y siguientes. no se aprecia que en el presente caso concurra ninguno de los supuestos de hecho que permiten excepcionalmente la adjudicación directa. Solución En todo caso. que aunque no lo cite expresamente lo sigue aceptando. la vigencia del artículo 107. más que como procedimiento. Por otra parte. que cita expresamente al concurso como cauce de selección.

.

º Duración de la concesión en caso de que se consiguiese y qué implicaciones económicas conllevaría para las Haciendas Locales. El municipio se encuentra en una cuenca hidrográfica que excede de la Comunidad Autónoma a la que pertenece.º Procedimiento y órgano municipal competente para formular la solicitud.º ¿Qué tipo de autorización hay que obtener para conseguir que esa agua vaya destinada al abastecimiento de población? ¿Por qué? 2.BIENES MUNICIPALES Concesiones de dominio público para uso privativo. se piensa que el uso adecuado para el agua solicitada por la empresa sería el de abastecimiento de poblaciones y no el de uso industrial. 3. 397 . 4. sita en su término municipal. Ante eso se plantea: 1. Dada la escasez de agua y la baja calidad de la que se suministra a domicilio. va a presentar una solicitud de concesión de aguas. La Administración municipal como concesionaria y no como concedente. Dominio público hidráulico SUPUESTO 41 Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» tiene constancia de que una gran empresa industrial.º Si se podría alegar alguna prioridad por parte del Ayuntamiento a la hora de concurrir con la empresa.

3 del Reglamento de Aguas. y ello en base a lo siguiente. configurándose como entidades de Derecho Público en los términos que señala el citado artículo. Dominio público hidráulico SUPUESTO 41 Solución INFORME JURÍDICO Primera cuestión planteada: TIPO DE AUTORIZACIÓN QUE ES PRECISO OBTENER Es preciso partir de una serie de consideraciones: 1. en adelante TRLA. La Administración municipal como concesionaria y no como concedente.)». así como en el 98.. entre otras atribuciones.. 398 . de 20 de julio. por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Aguas.ª El artículo 22 señala que dichos Organismos se denominarán Confederaciones Hidrográficas.ª El artículo 21 del Real Decreto Legislativo 1/2001. Hay que llegar a la conclusión de que el abastecimiento de poblaciones es un uso privativo. sujeto a concesión. 2. figura el abastecimiento de poblaciones. «el otorgamiento de autorizaciones y concesiones referentes al dominio hidráulico (. señala que «en las cuencas hidrográficas que excedan del ámbito territorial de una Comunidad Autónoma se constituirán Organismos de cuenca con las funciones y cometidos que se señalan en esta ley». Del listado de usos privativos del dominio público hidráulico recogidos tanto en el artículo 60. 3. abarcando dicho concepto también el agua necesaria para industrias de poco consumo de agua situadas en los núcleos de población y conectadas a la red municipal.ª El artículo 24 señala que dichos Organismos tendrán.3 del TRLA. Será preciso determinar el carácter del uso que se pretende realizar sobre el dominio público hidráulico por parte del Ayuntamiento. Real Decreto 849/1986 (RA).Concesiones de dominio público para uso privativo.

2 del RA. 79. el 79. No obstante. Segunda cuestión planteada: POSIBILIDAD DE PRIORIDAD MUNICIPAL EN LA CONCURRENCIA POR OBTENER LA CONCESIÓN De la normativa que regula el procedimiento de otorgamiento de concesiones administrativas sobre dominio público hidráulico se deduce que dos de los principios rectores son el de competencia (o concurrencia) y el de publicidad en la adjudicación (arts. el propio 98. Solución Queda por lo tanto constatado el carácter de uso privativo del dominio público hidráulico en este caso concreto y.Concesiones de dominio público para uso privativo.3 del RA obliga a los planes a respetar esa prioridad de uso. la necesidad de obtener la oportuna concesión administrativa para que su uso sea viable y posible (arts.2 del RA).3 del RA prevén. Es más. De los términos de la normativa no se desprende que dicho principio vaya a ser excluido directamente en el caso de que concurra un uso de abastecimiento de poblaciones sino que. Dominio público hidráulico SUPUESTO 41. Tercera cuestión planteada: PROCEDIMIENTO Y ÓRGANO MUNICIPAL COMPETENTE PARA LA OBTENCIÓN DE LA CONCESIÓN En cuanto al procedimiento para su solicitud.2 del RA señalan que podrá. dicho principio podrá suprimirse en ese caso. conviene resaltar que prioridad en el otorgamiento no significa exclusividad en el mismo. las reglas a tener en cuenta son las siguientes: 399 . Es decir.1 del RA). En caso de que dicha exclusión de la competencia no se otorgase y que hubiese que concurrir para el otorgamiento con otros. En caso contrario. por tanto.2 del TRLA. los artículos 79. dejando el resto para otros usos distintos. Es por lo tanto una facultad de la Administración autorizante. En el mismo sentido. la atribución de caudal sólo será parcial.2 del TRLA y 93. De los citados artículos se desprende que no es suficiente con una mera autorización. La Administración municipal como concesionaria y no como concedente. una prioridad de otorgamiento respecto del uso de abastecimiento de población.2 del TRLA y 93. tal como establece el 93. tanto el 60 del TRLA como el 98. y no que deberá. en defecto de estipulaciones del oportuno Plan Hidrológico de cuenca. No obstante. el de abastecimiento de poblaciones. como excepción al principio general de competencia en la adjudicación. el otorgamiento de una concesión sobre todo el caudal disponible sólo sería posible si se acreditase con los correspondientes informes que dicho caudal es necesario íntegramente para abastecer a la población. 59 del TRLA y 93. suprimirse dicho principio cuando se trate de abastecimiento de agua a poblaciones.

Si la concesión tiene por objeto el abastecimiento únicamente de un municipio. Un dato importante. por otro lado. Por parte del representante de la Corporación. se puede extraer que el órgano competente es el Pleno y ello en cuanto que. Las concesiones que contemplan los mismos se refieren a las que autoriza el Ayuntamiento sobre sus bienes y no a las que solicita. destino del aprovechamiento.5 del TRLHL/2004. por un lado. RBRL. corriente de la que deriven las aguas. • Informe sanitario de la Administración competente sobre los aspectos siguientes: – Idoneidad de la captación. se indicará quién lo pide. • Censos de población y ganadero de los núcleos a abastecer. Solución BIENES MUNICIPALES a) Es necesario solicitar previamente la exclusión del principio de competencia de proyectos. por último. en la cual se solicitará. se suscribirá por el Alcalde. se suscribirá la correspondiente instancia. – Calificación sanitaria de las aguas. El tema de quién suscribe la instancia conlleva otro y es cuál es el órgano competente que debe decidir sobre la conveniencia de solicitar la concesión. la instancia debería ser suscrita por todos los alcaldes de los municipios afectados. la autorización para solicitar la concesión supone el compromiso para la contracción de una obligación y un gasto de carácter plurianual por un número de años de bastante entidad. si media el oportuno canon por la concesión.SUPUESTO 41. • Documentos justificativos de las necesidades de agua del núcleo. el señor AlcaldePresidente. queda dentro del margen de atribuciones del Pleno. 400 . las servidumbres que sea necesario imponer. b) La documentación que debe acompañarse es la siguiente: • Justificación de la capacidad para actuar del compareciente (se acredita con señalamiento de la oportuna legislación local). términos municipales donde radiquen las obras y. la citada exclusión de concurrencia y. TRLHL/2004. Dentro de la distribución de competencias que establecen la Ley 7/1985. lo cual. o el TR/86 o el ROF/86 no se contempla este caso concreto. y dado que no existe una entidad supramunicipal dotada de personalidad jurídica a tales efectos. Si la intención es el abastecimiento de un mayor número de poblaciones. De la Ley de Haciendas Locales. tal y como se desprende del artículo 174. caudal de agua solicitada.

Cuarta cuestión planteada: DURACIÓN E IMPLICACIONES ECONÓMICAS Aspectos a tener en cuenta referentes a las concesiones de aguas: • Su carácter temporal. la concesión se concede por un período de tiempo no superior a 75 años. los titulares de concesiones de aguas para abastecimiento de poblaciones podrán obtener una nueva concesión para el mismo uso. • Inscripción en el Registro de Aguas de la Confederación Hidrográfica de la concesión en el caso de que se autorice. – Por cuadruplicado. conforme a lo dispuesto en los artículos 53. • Fijación de las condiciones de la concesión. Conforme a los artículos 59. con expresión del resultado de la misma a la Confederación Hidrográfica. Dominio público hidráulico SUPUESTO 41. • Emisión de informe por parte de los servicios de la Confederación Hidrográfica. No obstante. Finalizada la exposición al público se remitirá por parte del Alcalde un certificado acreditativo de haber cumplido el trámite. 401 . • Período de información pública con publicación en el Boletín Oficial de la Provincia y exposición en los Ayuntamientos interesados. • Examen por los interesados del expediente y posibilidad de alegaciones ante la Confederación Hidrográfica. los pasos que seguirá la tramitación del expediente serán esquemáticamente los siguientes: • Examen de la Confederación Hidrográfica de la documentación técnica presentada y de la petición para ver sus compatibilidades con el Plan Hidrológico de cuenca.Concesiones de dominio público para uso privativo. La Administración municipal como concesionaria y no como concedente.3 del TRLA y 140 del RA. proyecto suscrito por el técnico competente sobre el sistema de potabilización oportuno.4 del TRLA y 97 del RA. c) Si se decide por parte de la Confederación Hidrográfica que se excluya el principio de competencia. Solución – Mínimos precisos para su potabilización.

SUPUESTO 41. sobre todo a efectos de valorar a la baja el importe del canon si concurren circunstancias que así lo hagan pertinente. 284 y ss. el establecimiento de una tarifa especial y reducida en favor de Organismos municipales». Solución BIENES MUNICIPALES • La necesidad de pagar el oportuno canon.). como lo hizo el acuerdo impugnado. En este sentido. sino que sobre todo atiende a las circunstancias fijadas en el propio convenio de la concesión. Eso supone la conveniencia de que a la hora de fijar condiciones del convenio de concesión se tenga en cuenta a efectos de resaltar aquellos aspectos que puedan incidir a la baja en la cuantía del canon. que en el caso enjuiciado permite. 113 y ss.) y en el RA (arts. Sentencia del Tribunal Supremo de 5 de julio de 1986. 402 . El exacto importe del mismo no atiende únicamente a las tablas de cálculo establecidas en el TRLA (arts. «El principio de igualdad tarifaria no es de aplicación cuando se trata de servicios prestados en régimen de concesión. en cuyo caso deberá estarse a lo determinado en la normativa reguladora de aquélla.

Dichos terrenos están inventariados como Patrimonio municipal del suelo. Informar sobre el cauce procedimental a seguir para ceder gratuitamente dichos bienes.BIENES MUNICIPALES SUPUESTO 42 Cesiones gratuitas de inmuebles entre Administraciones Enunciado SUPUESTO DE HECHO La Consejería de Educación de la correspondiente Comunidad Autónoma está pendiente de recibir del Ayuntamiento «X» la cesión de la propiedad de unos terrenos. para proceder a la construcción de un centro escolar. y es resultado de la cesión gratuita de aprovechamiento de la Unidad de ejecución número 4 del PGOU. ¿Qué diferencia existiría respecto a aquel caso en que los terrenos estuviesen calificados como dotación escolar por el PGOU y hubiesen sido cedidos gratuitamente por los propietarios de los terrenos de dicha Unidad? 403 . Dicha cesión es gratuita.

sino también a la propia Administración. A los efectos de informar sobre este extremo. Perspectivas a tener en cuenta. 2. dada su naturaleza de reglamentos. • El respeto a las cuestiones de orden patrimonial. tiene la calificación por el plan urbanístico de uso residencial (es el resultado de la cesión gratuita a favor de la Administración urbanística actuante de aprovechamiento lucrativo. determina que se pretende la construcción de un centro escolar sobre un determinado terreno. u otro. recogido en el artículo 52 de la Ley 30/1992. extremo que necesariamente se debe realizar en parcela edificable según el planeamiento). de forma que no se podrán autorizar ni ejecutar obras ni usos que sean contrarios a las previsiones de dicho planeamiento. Es preciso indicar que una de las premisas que existen en materia de Urbanismo es la de la obligatoriedad de los planes urbanísticos. inventariado como patrimonio municipal del suelo. sea ésta la autora del planeamiento o bien sea otra. Perspectiva urbanística.SUPUESTO 42 Cesiones gratuitas de inmuebles entre Administraciones Solución INFORME JURÍDICO 1. es preciso señalar distintos planos o perspectivas que confluyen en el supuesto de hecho y en concreto: • El respeto a las previsiones de orden urbanístico. y que en definitiva. del RJA-PAC. 404 . Dicho extremo. Dicha previsión supone que los planes no sólo obligan a los particulares. y que. de tipo privado y de carácter lucrativo. conecta con el principio de inderogabilidad singular de las disposiciones de carácter general. llevado al presente caso.

En los dos casos planteados. 3. de carácter reglado. se está ante bienes municipales de muy distinta categoría. y por lo tanto está sujeta a todas las limitaciones predicables del uso de tal potestad. la necesidad de cambio del planeamiento. Habrá que motivar y justificar en qué medida dicha modificación mejora y beneficia el interés general. En consecuencia. y no se puede acordar. será preciso que la norma definidora de todos los usos de ese espacio. tal y como establece el artículo 16 del Real Decreto 1372/1986. es decir. no sería necesario en el segundo caso. en consecuencia es incompatible con las previsiones del PGOU. destacando el de la interdicción de la arbitrariedad. existe una previsión expresa de ese destino.Cesiones gratuitas de inmuebles entre Administraciones SUPUESTO 42. la construcción de un colegio. Conviene tener en cuenta que la potestad de aprobación de instrumentos de planeamiento es una potestad discrecional. de 13 de junio. la implantación de un uso dotacional público. Solución El objetivo pretendido por la Administración. el planeamiento urbanístico. calificando dichos terrenos como uso dotacional escolar en vez del uso residencial privado. Por el contrario. Y ello determinará la necesidad de realizar la correspondiente modificación de planeamiento urbanístico. con el patrimonio municipal del suelo. para que el fin público pretendido. RBEL/86. En ese caso bastaría para legitimar la ejecución material de las obras con una licencia de obras. Desde la perspectiva patrimonial. se está ante un bien de naturaleza patrimonial. Para pretender la ejecución de una obra pública. la misma tiene que ser compatible con las previsiones de planeamiento. que es compatible con el fin pretendido. si bien diferenciado del resto de los bienes patrimoniales de la Administración. en los siguientes términos: 405 . cuando los terrenos ya tienen la condición de dotación escolar. sea legal. lo permita. proceder a una recalificación del uso de la parcela. En el primer caso.

Al margen de lo anterior. y que actualmente recoge el artículo 34 de la Ley 8/2007. 2. de acuerdo con lo que dispongan los instrumentos de ordenación urbanística.2 de la Ley 8/2007. el ya citado de imposibilidad de vinculación a ese destino mientras no se produzca la modificación de planeamiento. Podrán ser destinados también a otros usos de interés social. del Suelo. de servicio público (art. es preciso destacar la vinculación de destino que de forma específica señalaba el artículo 280. cuando prevé que: «1. se aprecian los siguientes extremos: En primer lugar. Los patrimonios municipales de suelo se regularán por su legislación específica. cuando señala que: 406 . Los bienes y recursos que integran necesariamente los patrimonios públicos de suelo en virtud de lo dispuesto en el apartado 1 del artículo anterior. Una vinculación que mantiene el artículo 33. de uno y otro bien necesariamente tiene que ser distinto.1 del TR/92. se trata de un bien de dominio público. 4 del RBEL/86) calificado como dotación pública escolar y. Solución BIENES MUNICIPALES «1. sólo cuando así lo prevea la legislación en la materia especificando los fines admisibles. inalienable. deberán ser destinados a la construcción de viviendas sujetas a algún régimen de protección pública. A) En relación con la parcela inventariada como patrimonio municipal del suelo. que serán urbanísticos o de protección o mejora de espacios naturales o de los bienes inmuebles del patrimonio cultural. en este caso la Consejería de Educación. del Suelo.» El artículo 276 del mismo TR/92 vinculaba igualmente a la ampliación del PMS las cantidades obtenidas como consecuencia de su enajenación. Los bienes patrimoniales que resultaren calificados como suelo urbano o urbanizable programado en el planeamiento urbanístico quedarán afectos al patrimonio municipal del suelo.» En el segundo caso.SUPUESTO 42. que lo califique como dotacional. El régimen jurídico de cesión por parte del Ayuntamiento a terceros. en consecuencia y por naturaleza.

. Sobre todo ello. Algunas de esas sentencias. 29 de noviembre de 2001 y 27 de junio de 2002. pues. 407 . o a los usos propios de su destino. Por razón. siempre que sólo se financien gastos de capital y no se infrinja la legislación que les sea aplicable. se destinarán a la conservación.2 del TR/92). por cierto.. tampoco el Presupuesto impugnado cumple esa exigencia. sino la impugnabilidad directa de los Presupuestos Municipales por ese mismo incumplimiento). se refieren precisamente a impugnaciones de actos del propio Ayuntamiento aquí demandado (Sentencias. ténganse por repetidas las razones que expusimos en nuestras anteriores sentencias. Respecto de la obligación de reinvertir los ingresos procedentes del PMS en la conservación y ampliación del mismo (art. Así se puede citar la sentencia del Tribunal Supremo de fecha 7 de noviembre de 2002 (RA 10310): «… conviene consignar que el Tribunal Supremo se ha ocupado ya reiteradamente de la institución del PMS. en concreto las de 25 y 31 de octubre de 2001. que demuestran cómo este Tribunal Supremo viene aceptando con normalidad no sólo la impugnabilidad de los actos concretos de enajenación de bienes del Patrimonio Municipal del Suelo sin guardar el destino establecido en la ley. 276. 31 de octubre de 2001.) Quinto. en sentencias de 2 de noviembre de 1995.Cesiones gratuitas de inmuebles entre Administraciones SUPUESTO 42. como inmuebles destinados a la prestación de servicios públicos o bien. Solución «2. deben darse aquí por reproducidos los argumentos que sobre la consideración de patrimonio separado tiene el PMS. sobre la claridad de las normas que regulan ciertos aspectos del mismo (como la obligación municipal de consignar el 5% del Presupuesto ordinario para el Patrimonio o de reinvertir los productos del mismo en su conservación y ampliación) y sobre la imposibilidad de que los Ayuntamientos conviertan el PMS en fuente de financiación de cualesquiera necesidades municipales. Esta práctica ha sido proscrita por parte del Tribunal Supremo. Los bienes de los patrimonios públicos de suelo constituyen un patrimonio separado y los ingresos obtenidos mediante la enajenación de los terrenos que los integran o la sustitución por dinero a que se refiere la letra b) del apartado 1 del artículo 16. 25 de octubre de 2001. 14 de junio de 2000. de esos antecedentes y a fin de no repetir lo ya dicho. en especial la de 2 de noviembre de 1995. 2 de noviembre de 2001. obra pública en general o vincular ingresos del PMS a la construcción del mismo. (.» Ha sido práctica habitual por parte de las Administraciones destinar el patrimonio municipal del suelo a fines de utilidad pública. administración y ampliación del mismo. que sólo permite su destino vinculado exclusivamente a fines de VPO u otros de interés social.

Si se parte de que el patrimonio municipal del suelo tiene como principal fuente de alimentación las cesiones gratuitas de aprovechamiento privado que hacen los propietarios para la consecución de los fines del artículo 47 de la Constitución. Solución BIENES MUNICIPALES A) Las enajenaciones del PMS que se prevén en el Presupuesto son dos: 1.1 del TR/92 (que fue declarado anticonstitucional como precepto de aplicación básica.º Las enajenaciones de aprovechamiento urbanístico. sino de la obligación de reinvertir en él el producto de sus enajenaciones. Bastará para rechazar este argumento con consignar que según el artículo 90. a tenor de la reinversión que ordena el artículo 276. según su art.793.000 de pesetas. que al hablar de los ingresos obtenidos mediante «sustitución del aprovechamiento correspondiente a la Administración por su equivalente metálico».2 del TR/92.. inferior a la impuesta por la Ley en casi mil millones (no se trata en este apartado del destino de los bienes del PMS.SUPUESTO 42. el Polideportivo Benta-Berri y el vial Amara Ibacta. inversión pública. esa cantidad debe dedicarse a conservación y ampliación del PMS. 408 . en segundo lugar.» Ello supone que una modificación de planeamiento como la planteada en principio desvirtuaría los fines pretendidos por la ley y que el Tribunal Supremo interpreta de forma tan estricta. El Ayuntamiento aplica a este concepto (según lo que concreta en este recurso de casación).000.2 del TR/92. 276. destinarlo a otro fin distinto. gr. y que.2 del TR/76 "cuando resultaren incluidos en el Plan bienes de propios quedarán afectados al patrimonio municipal del suelo". Y no porque lo diga el artículo 277. 2. la Rehabilitación de la Parte Vieja.000 de pesetas. Según ello. Pero. según el art. esas inversiones no se destinan a la conservación y ampliación del PMS –v. por lo tanto.000. 280 del TR/92. sino porque así se deduce del artículo 276. un vial no pertenece al PMS ni tampoco la zona que se rehabilite–. consecución del derecho a una vivienda digna. en su punto V (que en cuanto simple preámbulo de una norma no es norma. por más que sirva para su interpretación). Se alega por el Ayuntamiento de Donostia-San Sebastián que esos bienes (al menos los de Egiola y Atocha) son bienes patrimoniales pero no pertenecientes al PMS. las enajenaciones importan la suma de 1.º Las enajenaciones de bienes del Patrimonio Municipal. y. es inaplicable) ni tampoco porque así parezca deducirse de la Exposición de Motivos del TR/76. está afirmando sin duda la pertenencia al PMS de ese aprovechamiento cedido. De forma que. Que los bienes procedentes de cesiones gratuitas de aprovechamiento urbanístico son bienes del PMS no tiene duda. en primer lugar. esas inversiones totalizan 750.2).

su naturaleza demanial. En ese sentido. Se concluye en definitiva que no es posible la cesión de dichos terrenos para la construcción de un colegio porque con ello se estaría destinando patrimonio municipal del suelo a fines distintos de aquellos que recoge la normativa urbanística (construcción de VPO u otros fines de interés social). aunque público. Lo que determina que con carácter previo el bien demanial se desafecte. por medio del mecanismo de la reparcelación o similares. al estar fuera del comercio de los hombres. Solución no deja de ser una desviación de un recurso para un fin que. pero que trascienden más allá de su propio interés). determina que por definición se está ante un bien inalienable. Previsiones que están recogidas para la cesión gratuita de los bienes patrimoniales. B) En relación con la parcela inventariada como dotación pública escolar. que se realicen las operaciones para su conversión en patrimonial. artículos 6 y 30 de la Ley 33/2003. es decir.Cesiones gratuitas de inmuebles entre Administraciones SUPUESTO 42. la unidad de ejecución. la Comunidad Autónoma. PAP básico. Si se da esta premisa o cualquier otra que permita la adquisición de los terrenos por la Administración. Es la ejecución del ámbito de gestión conjunta en el que se encuentra. de dominio público declarada por el planeamiento urbanístico correspondiente. Respecto de la misma es preciso tener en cuenta que la mera calificación como dotacional pública no supone que sea de propiedad pública. en este caso municipal. en este caso. lo que conlleva que dicho terreno haya sido cedido de forma gratuita a la Administración. es decir. y artículo 80 de la LRBRL. al no ser éstos enajenables. La cesión a la Consejería sólo podrá ir destinada a la construcción de viviendas de protección oficial u otros fines idénticos. es distinto de aquel al que está afecto por ley. en los términos del artículo 8 del RBEL. El Tribunal Supremo hace una nítida diferenciación entre fines de utilidad pública (propios de la actividad administrativa) y fines de interés social (actividad de los particulares. Se plantea en ese caso cómo siendo de titularidad municipal puede ser posible su cesión a otro sujeto de derecho. es práctica habitual en muchos Ayuntamientos seguir el procedimiento de los artículos 109 y siguientes del RBEL/86. 409 . siendo desplazados los propietarios originarios a parcelas que según el planeamiento son edificables. En ese caso. no los demaniales. que no es susceptible de enajenación a terceros.

no el municipio. Lo realmente determinante de la naturaleza demanial es la afectación del bien a un fin de uso o servicio público. titular del servicio público al que se encuentra adscrito o afecto el inmueble. La nota de la inalienabilidad lo es a efectos de excluir el bien del tráfico comercial. en la que el titular del inmueble deja de ser el municipio y lo pasa a ser la Comunidad Autónoma. 4. la Administración titular del servicio público de Educación es la Comunidad Autónoma. y ello por varios motivos: 1. Precisamente todo lo contrario de lo que ocurre en el presente caso. Si el cambio de sujeto titular lo es a efectos de ratificar esa vinculación al fin público. la cesión no es más que un trámite para conseguir el verdadero destino. Es una contradicción que cae por su propio peso. que se limita a hablar de la mutación demanial objetiva. Solución BIENES MUNICIPALES Extremo que se considera a todas luces incorrecto. PAP. Por ejemplo. luego ella debe ser la verdadera titular del inmueble. de cederlo a terceros privados. Y ello porque la desafectación no es una mera formalidad sino el resultado de todo un expediente cuya finalidad es acreditar que el bien ya no es necesario para el fin público al que estaba adscrito. Se está ante una mutación demanial subjetiva. 2. los decretos de trasferencias de competencias del Estado a las Comunidades Autónomas. en el que se cede para destinarlo al fin educativo que se pretendía. 2. lo mismo que es indisponible la titularidad y el ejercicio de las competencias a las que están adscritos dichos bienes. Es improcedente la tramitación de un expediente de enajenación en los términos del artículo 109 y siguientes del RBEL/86. 3. 3. El hecho de que se trata de bienes inalienables no conlleva la exclusión de un cambio de titularidad. 410 . No puede desafectarse un bien con la finalidad de cederlo a un tercero para que desarrolle la actividad que precisamente justifica su naturaleza demanial. Es improcedente la tramitación de un expediente de desafectación.SUPUESTO 42. En ese sentido. por cambio del fin al que está afecto. Se está ante el fenómeno de la mutación demanial subjetiva. que supone la cesión de los bienes demaniales afectos a las mismas. que sin embargo no recoge la nueva Ley 33/2003. Lo expuesto conlleva las siguientes conclusiones: 1. extremo que se produce con relativa frecuencia sin que sea incompatible con la naturaleza de los bienes demaniales.

indicativo en este caso de su naturaleza demanial. pero desde luego no todos aquellos que se exigen a un particular al que se trasmite. Si el bien o derecho no fuera destinado al uso o servicio público o dejara de destinarse posteriormente. para implantar el centro escolar previsto por el plan. que establece literalmente: «Las entidades que integran la Administración Local del ámbito territorial de la Comunidad Valenciana podrán afectar bienes y derechos demaniales a un uso o servicio público competencia de otra administración y transmitirle la titularidad de los mismos cuando resulten necesarios para el cumplimiento de sus fines. de 10 de abril. de Patrimonio de la Generalitat Valenciana. La administración adquirente mantendrá la titularidad del bien mientras continúe afectado al uso o servicio público que motivó la mutación y. Solución 4. Es evidente que será precisa la instrucción de un expediente administrativo en el que queden acreditados todos los extremos indicados.Cesiones gratuitas de inmuebles entre Administraciones SUPUESTO 42. por tanto. conserve su carácter demanial. • Habrá que acreditar igualmente la certificación registral del bien. Algunas legislaciones autonómicas han establecido una previsión específica para dicha cuestión. En ese sentido se debe tener en cuenta: • El artículo 47. • En todo caso es necesario el período de información pública al que se refiere el citado artículo 110 del RBEL/86. integrándose en su patrimonio con todas sus pertenencias y accesiones». • El informe indicativo de la innecesariedad del mismo y su no involucración en planes municipales se juzga que deberá ser sustituido por la indicación de que el fin al que se destina es conforme con su calificación urbanística y que la cesión precisamente se realiza para hacer efectivo el cumplimiento de dicho plan urbanístico municipal.2 n) de la LRBRL exige expresamente para la adopción de acuerdos de cesión gratuita de bienes municipales a favor de otras Administraciones la mayoría absoluta del Pleno. el cumplimiento de los requisitos y premisas exigidos por la normativa administrativa. revertirá a la administración transmitente. Se plantea la cuestión del procedimiento a seguir en este caso. En este caso. En ese sentido son reveladores los términos de la disposición adicional undécima de la Ley de la Generalitat Valenciana 14/2003. luego éste es el órgano competente y por ese quórum cualificado. 411 .

por su contradicción con las previsiones del planeamiento. del Suelo. es posible la articulación de una mutación demanial subjetiva. 412 . que exigirían su previa modificación. No obstante esta modificación tampoco es posible. tras un período de información pública y por mayoría absoluta. de carácter básico. previa instrucción acreditativa de los extremos indicados. pasando a ser el nuevo titular la Comunidad Autónoma. porque iría en contra de las previsiones del artículo 34 de la Ley 8/2007. No es posible su cesión a la Comunidad Autónoma. al ser la Administración titular del servicio público al que se encuentra afecto el bien. Solución BIENES MUNICIPALES De todo lo expuesto se concluye: A) Respecto del bien incluido en el patrimonio municipal del suelo.SUPUESTO 42. Extremo que debe ser acordado por el Pleno. B) Respecto del bien calificado como dotacional escolar.

El objetivo en definitiva sería el de poner a disposición de los vecinos de la zona plazas de garaje con carácter estable. de antigüedad milenaria. como zona verde. 413 . El parking a construir. Dicho ámbito. Los vecinos sufren especiales dificultades para implantar garajes en sus viviendas y lo estrecho de las calles limitan las posibilidades de aparcamientos en la vía pública. de uso exclusivo de los mismos. Dicha ubicación se encuentra en un ámbito calificado como conjunto históricoartístico.BIENES MUNICIPALES SUPUESTO 43 Modalidades de uso de los bienes de dominio público Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» está estudiando la posibilidad de construcción de un parking subterráneo en la plaza mayor del núcleo urbano.000 plazas de garaje. calificada en su parte central. tanto públicos como privados. de unos 12. compuesta de unos 10.000 m2. El objetivo pretendido no sólo es el de solucionar el problema de regulación del tráfico en la vía pública. de forma individualizada. sino también de solucionar la problemática vecinal de insuficiencia de plazas en propiedad privada.000 m2. compuesto por más de 1. limitando los vehículos estacionados en la misma. adolece en la actualidad de un grave problema de aparcamientos. Uno de los pocos grandes espacios de los que se dispone en todo el conjunto histórico es la citada plaza. sólo puede ser construido en este lugar.

414 . si sería posible venderlas en propiedad a los vecinos o si por el contrario. Se barajan varias posibilidades para las plazas de uso exclusivo.SUPUESTO 43. de uso por horas o fracción. dedicando el resto a plazas de parking público. y entre ellas. Enunciado BIENES MUNICIPALES Para ese objetivo se piensa en emplear el 50 por 100 de las plazas disponibles. sólo sería posible el uso de la modalidad de concesión demanial o cualquier otra modalidad de uso de bienes de dominio público.

destinado para el uso común de los vecinos del municipio. Se trata. Y ello a la vista de lo expuesto en el Código Civil español. que heredero de la tradición romana. sin ningún régimen de autorización previo siempre que la naturaleza del uso que se pretenda sea acorde con su destino principal. de uso público. En ese sentido. Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de Régimen Local (TR/86). y que se mantendría. sino del subsuelo del mismo. En el presente caso. entiende que el dueño del suelo es dueño del subsuelo y de vuelo. en los términos del artículo 74 del Real Decreto Legislativo 781/1986. de 13 de junio. calificada en parte por el PGOU como zona verde. 415 . de fecha 30 de noviembre de 2002 (RA 10819). que es sobre el que se realiza el fin propio de zona verde.SUPUESTO 43 Modalidades de uso de los bienes de dominio público Solución INFORME JURÍDICO El bien sobre el que se pretende realizar las operaciones indicadas en el enunciado es una plaza pública. y del artículo 3 del Real Decreto 1372/1986. Al respecto hay que indicar que sí. en cuanto el Código no lo cita expresamente y no está destinado al uso público. la sentencia del Tribunal Supremo. es preciso plantearse si el subsuelo sigue en su régimen jurídico y en sus facultades y limitaciones al suelo del que es soporte. RBEL/86. no se plantea la problemática de destino ni adscripción sobre el suelo propiamente dicho. es decir. En ese sentido. El cuarto motivo aduce el artículo 344 del Código Civil para tratar de demostrar que el subsuelo de las calles es un bien patrimonial y no de dominio público. si bien con la moderación y limitación de poder ejercer dichas facultades hasta allí donde lo permita su uso racional. señala que: «Quinto. de un bien de dominio público.

Las modulaciones que impone la regulación jurídico-administrativa sobre esta concepción no excluyen que debamos llegar a conclusiones parecidas cuando de la titularidad de bienes de dominio público se trata. En el presente caso la ejecutoria ha venido a exigir no sólo que el Ayuntamiento resuelva sobre la procedencia o improcedencia de la concesión administrativa correspondiente para el uso privativo del dominio público. circunstancia que no concurre obviamente en el presente caso. a los fines previstos en el Plan.1 del Reglamento de Gestión Urbanística. El artículo 1. Conforme a lo dispuesto en el artículo 47. Solución BIENES MUNICIPALES Esa tesis no puede ser compartida. actividades industriales. se fundamentaba precisamente en la conexión de las dos capas susceptibles de apropiación. Así la sentencia de esta Sala de 27 de julio de 1994 llegó a la conclusión –con doctrina que confirmamos en el presente caso– de que el subsuelo de un terreno cedido con destino a calle de uso público forma parte del dominio público local. ejerciéndose así las facultades dominicales usque ad sidera et usque ad inferos. la Administración actuante está obligada a afectar. apartado 15 de Reglamento de Disciplina Urbanística de 23 de junio de 1978 somete a la necesidad de previa licencia las instalaciones subterráneas dedicadas a aparcamientos. salvo en los casos de accesoriedad normal de su uso respecto de suelo que sea de titularidad privada. de 25 de agosto de 1978. toda vez que la licencia de obras que en su día se obtuvo no podía alcanzar a autorizar un aparcamiento sobre una parte del subsuelo accesoria al dominio público local. que integran el sobresuelo o sobrevuelo y el subsuelo. mercantiles o profesionales así como cualquier otro uso a que se destine el subsuelo. La regulación administrativa del subsuelo muestra que el mismo es.SUPUESTO 43. al tomar en consideración el artículo 74 del Texto Refundido de las Disposiciones Legales vigentes en materia de Régimen local de 18 de abril de 1986 y el artículo 3 del Reglamento de Bienes de las Entidades Locales de 13 de julio del mismo año (RBEL) cuando consideran bienes de uso público local –que integran el dominio público– los caminos. con la obvia consecuencia de que cualquier intervención privada que implique su uso privativo está sujeta necesariamente a concesión administrativa. por regla general. La invocación del Código Civil no coadyuva la tesis de la entidad recurrente en la medida en que la propiedad quiritaria romana. de forma tal que la susceptibilidad de apropiación de aquéllas depende de la titularidad de éste en la medida en que sea accesoria de él. 416 . plazas. conforme al artículo 78 del RBEL». calles y paseos. el suelo que adquiera como consecuencia del cumplimiento de los deberes de cesión obligatoria que recaen sobre los propietarios. demanio público natural. que sigue inspirando nuestro primer Cuerpo legal. en una relación de instrumentalidad con el suelo. sino sobre la licencia o autorización que es también necesaria conforme al último precepto citado.

según el título competencial en virtud del cual se dictan. si las plazas de garaje podrían ser enajenadas a los particulares o si sólo podrían ser cedidas en régimen de concesión demanial. no son objeto de comercio. Su propiedad no puede ser trasmitida a terceros particulares. están fuera del tráfico jurídico privado. incluida la Administración Local. 417 . no del resto de las Administraciones Públicas. No obstante. sino que desde diciembre de 2003 sería preciso añadir las precisiones de la Ley PAP. pensada exclusivamente para los bienes del Estado. Centrando la cuestión en el problema planteado. así como los artículos 30 de la Ley 33/2003 y 80 de la LRBRL. se llega a la conclusión de que el espacio de subsuelo en el que se pretende la implantación de las plazas de garaje tiene la calificación como dotacional zona verde. de titularidad municipal.Modalidades de uso de los bienes de dominio público SUPUESTO 43. es decir. en la profundidad precisa como para que no haya interferencia del destino principal que se pretende. sin abandonar ese objetivo. dedica un buen número de artículos a establecer el régimen jurídico de los bienes de todas las Administraciones. que establece unas previsiones que son comunes a todas las Administraciones Públicas. Dichos artículos de carácter básico y exclusivo. y el RBEL/86. 33/2003. RBRL. Sentada esta premisa. se encuentran enumerados en la disposición final de la ley. es preciso indicar lo siguiente. artículos 74 a 87 del TR/86. Extremo que con carácter general está recogido en el artículo 132 de la CE/78. Lo que determina la imposibilidad de enajenación de las plazas de garaje a los vecinos. la opinión de un sector doctrinal importante así como la práctica de algunos municipios no va en esa línea. La nueva ley. en los términos de su disposición final. La primera cuestión que se plantea es la de que los bienes de dominio público son inalienables. En ese sentido la nueva ley cambia las premisas normativas que establecía la anterior Ley de Patrimonio del Estado de 1964. El régimen de los bienes de dominio público municipal no sólo lo encontramos en los artículos 79 a 83 de la Ley 7/1985. Solución Es preciso llegar por ello a la conclusión de que la calificación como demanial de un suelo supone idéntica calificación como demanial del subsuelo.

Si se iniciase la ejecución de las obras sin hacer dicho cambio. ya que el Plan nace para ordenar la ciudad modificando la situación existente es decir. 56 y 57 del Texto Refundido de la Ley del Suelo de 9 de abril de 1976. es procedente y posible realizar un cambio de calificación del uso del subsuelo. ni del respecto debido a los actos declarativos de derechos (art. definidor de todos los usos del término. al derecho de servidumbre. partiendo de esa premisa de no interferencia con el fin de uso público de zona verde al que está afecto. intereses actuales y facultades vigentes. Con mucha más razón. 110 de la LPA de 17 de julio de 1958. ninguna disposición de la legislación de contratos de las Administraciones Públicas impide o limita la efectividad de los Planes Urbanísticos. TR/76). aunque se implantase un aparcamiento en el subsuelo. y que la zona verde va a seguir cumpliendo sus objetivos y sus fines como tal zona verde. A partir de ahí. El Plan afecta. no se va a ver afectado ni mermado. Solución BIENES MUNICIPALES Se parte de la premisa de que el uso principal al que está adscrito el bien de titularidad municipal. 9. En consecuencia. y aun puede decirse que eso es lo que constituye su misma esencia. al derecho de propiedad. de fecha 30 de octubre de 2002 (RA 9657). De la misma manera. que carece de carácter normativo. infracción alguna del principio de irretroactividad de las normas (art. 2. puede afectar a los nuevos proyectos (como el aparcamiento subterráneo a que se refiere este proceso). que señala: «Que el Plan puede válidamente afectar a derechos consolidados es algo indiscutido. lo cual debería estar amparado en el correspondiente instrumento de planeamiento urbanístico.3 del CC) ni del principio de seguridad jurídica (art. Una cosa es que los Planes de Urbanismo sólo surtan efectos a partir de su publicación (arts. y otra cosa muy distinta querer deducir de ello que esos efectos no puedan alterar la situación previamente existente (una cosa es cuándo se producen los efectos del Plan y otra muy distinta el alcance de esos efectos). basándose en un simple proyecto de obras.SUPUESTO 43. es decir. ni en su superficie ni en su funcionalidad. Conviene en ese sentido remitirse a los razonamientos de la sentencia del Tribunal Supremo. por su misma vocación de configuración nueva del suelo y de la ciudad.3 de la CE). alterando. se estaría atentando contra el principio de inderogabilidad singular de los instrumentos de planeamiento. Los preceptos de esa legislación que se dicen infringidos no establecen en absoluto una inmunidad 418 . efectos para el futuro. modificando o suprimiendo derechos consolidados. etc. en contra de lo que los recurrentes alegan. pasando los terrenos del subsuelo a tener la calificación como aparcamiento. el cambio de planeamiento debe ser previo. No hay en esto. al derecho de arrendamiento. que pasaría a ser el de aparcamiento.

Afirmación que después de la entrada en vigor de la Ley 13/2003. de carácter temporal u ocasional. dotacional. van encaminados a evaluar qué tipo de uso se admite como compatible para un determinado espacio. habría que corregir. excluyendo el uso por los demás. del contrato administrativo de concesión de obra pública. Es cierto que los artículos 52 y 75 de la Ley de Contratos del Estado. encaminada a atender un tipo de necesidades del estacionamiento de vehículos. etc. Artículos que posteriormente han sido derogados por las previsiones de la Ley 30/2007. y establece un desarrollo específico en grupo de artículos como los artículos 112 y siguientes. 223 y siguientes. de 8 de abril de 1965. En virtud de las nuevas previsiones modificativas del Real Decreto Legislativo 2/2000. como contrato de gestión de servicios públicos. En ese sentido. pero ello no significa en absoluto que esa causa no encuentre apoyo en el ordenamiento jurídico: basta considerar cómo los artículos 57 y 58 del TR/76.Modalidades de uso de los bienes de dominio público SUPUESTO 43. para concluir que su efectividad no puede quedar condicionada por previsiones del pasado. artículos 220 y siguientes. por medio de un contrato. se observa que la opción del planeamiento urbanístico por un aparcamiento público supone la opción por una determinada modalidad de uso. sino que se permite la ocupación cualificada por un tercero de un determinado espacio. TRLCAP. La calificación por el planeamiento de aparcamiento admite ya la doble posibilidad de aparcamiento público o de aparcamiento privado. Todo lo dicho hasta ahora. Aquí lo que se realiza no es una actividad de servicio público. La opción del aparcamiento de uso exclusivo por determinados particulares determina decantarse por otro tipo de actividad. que lo conceptúa en su artículo 7. 419 . La jurisprudencia del Tribunal Supremo se ha decantado en esos casos por calificar la naturaleza de la actividad prestada en esos casos como servicio público [STS de 6 de mayo de 1999 (RA 4300)] y de hecho así ha calificado el tipo de relaciones que se traban entre el Ayuntamiento titular de las instalaciones y cualquier tercero colaborador. no establecen como forma de extinción del contrato de obras y del contrato de servicios públicos la previsión en contra de un Plan posterior. Solución de las concesiones de obras y de servicios públicos frente a los Planes de urbanismo. el alcance de los acuerdos. pero por un cauce de selección y de articulación de la relación contractual con el contratista distintos. Situación para la que clásicamente se articula la concesión demanial. Se sigue estando ante la gestión de un servicio público. de CSP. para este tipo de servicios públicos la modalidad de gestión indirecta correcta era la contemplada en el nuevo título V del libro de II de la misma. imponen la obligatoriedad de los Planes.

Para que fuese posible dicha enajenación. El artículo 8 establece una alternativa a este tipo de expedientes y es la modificación de planeamiento. y que se adopta la decisión que se considera que atiende mejor las mismas. Extremo que se realiza mediante un procedimiento establecido en el artículo 8 del RBEL/86. se mantiene como indiscutible el carácter de dominio público del espacio objeto de análisis.SUPUESTO 43. se opte por un aparcamiento abierto al público o uno de uso exclusivo. Pero ese margen de maniobra determina la necesidad de documentar que se ha analizado la realidad. que en todo caso habrá que entender que deberá contener la misma base de documentación para decidir sobre este extremo. en todo caso se parte de la inalienabilidad del espacio. sería necesario que con carácter previo se realizase un proceso de desafectación del bien. por no ser necesario que se mantenga vinculado ni afecto al fin de uso o servicio público que justificaba su naturaleza demanial. es decir. se admite como uso compatible el de aparcamiento. La decisión que se puede adoptar es de carácter discrecional. y en el que se debe documentar la innecesariedad del mantenimiento como demanial del bien. susceptible de contraprestación. sino que es preciso que se realice una evaluación de las necesidades reales de la colectividad. intentando a su vez determinar o concretar qué tipo de aparcamiento se admite. Solución BIENES MUNICIPALES Si se admite el espacio sólo como zona verde o si por el contrario. En definitiva. de alteración de la calificación jurídica de bienes. Si se decanta por prestar una actividad económica. ello exige adoptar los acuerdos en el contexto del artículo 97 del TR/86. Admite diversas opciones. que pasase de demanial a patrimonial. debe motivar el porqué de la decisión adoptada. 420 . si el de uso público o el de uso exclusivo. y en consecuencia el régimen jurídico del mismo. Se tome una decisión u otra. lo que se deberá incorporar al expediente como base de fundamentación de la decisión última que se adopte. las necesidades. para que dicho espacio se pudiese incorporar a la esfera privada de ciudadanos en términos de propiedad. aparcamiento público. Todo ello no se puede decidir de una forma arbitraria o carente de fundamentación. Pero en todo caso. su imposibilidad de enajenación a favor de terceros. No es un aspecto meramente formal o procedimental sino que la forma o procedimiento debe ser el cauce que garantice que adopta la decisión más correcta.

Modalidades de uso de los bienes de dominio público SUPUESTO 43. planes de ordenación y demás normativa urbanística (cfr. de CSP. previa concreción de lo establecido al respecto por las leyes. 33 de la CE). Registralmente deberá abrirse folio autónomo a la unidad subterránea constituida por el volumen de subsuelo desafectado como bien demanial. aprovechamiento o uso de un suelo determinado. como ocurre en materia urbanística (cfr. y ello en base a los artículos 4 p) y 20 de la Ley 30/2007. cede frente al superior principio de la función social de la propiedad. y que si los terrenos inicialmente eran dotacionales públicos se cumplan los requisitos legales en orden a la desafectación como bien demanial del subsuelo para su configuración como bien patrimonial. la alteración se produce automáticamente en los siguientes supuestos: A) Aprobación definitiva de los planes de ordenación urbana y de los proyectos de obras y servicios. Las normas urbanísticas pueden permitir así un uso diverso para el subsuelo distinto del correspondiente al suelo. El aforismo usque ad sidera usque ad infero referido a los derechos del propietario. Por supuesto será precisa además la correspondiente licencia urbanística. y si con ello se atienden mejor las necesidades de la colectividad. de manera que además de las leyes especiales limitativas deben tenerse en cuenta aquellas otras cuyo objeto es la delimitación de las facultades del propietario. art. 1 de la Ley 3/1987. que no es sino el acto administrativo mediante el cual adquiera efectividad la posibilidad de ocupación. y susceptibles de enajenación a terceros. Conviene destacar los razonamientos de la resolución de la Dirección General de Registros y Notariado de fecha 5 de abril de 2002 (RA 8121) que señala que: «El dominio no se configura como un derecho ilimitado y unitario. art. Para ello será premisa indispensable que tal posibilidad no sea contradictoria con el planeamiento. Solución Señala dicho artículo 8 que: «No obstante. lo que en todo caso se deberá realizar conforme a las reglas de contratación administrativa. art.» Así pues. en el que sólo por vía de ley cabe restricciones a su contenido sino que por el contrario la función social de la propiedad delimita intrínsecamente su extensión (cfr. el cambio de calificación jurídica de los terrenos se produciría de forma automática y la porción de terrenos que tuviesen esta consideración sería de carácter patrimonial. el instrumento de planeamiento debería decidir no sólo sobre si el uso de aparcamiento es público o exclusivo. 2 de la Ley del Suelo). de 8 de abril. sino también sobre si la calificación del subsuelo es pública o privada. que establecen: 421 . que regula la disciplina urbanística en el Principado de Asturias).» Si se decidiese por este extremo. de titularidad municipal.

arrendamiento y demás negocios jurídicos análogos sobre bienes inmuebles.SUPUESTO 43. p) Los contratos de compraventa. estos contratos se regirán por el Derecho Privado».. Respecto a la remisión a las reglas procedimentales de la subasta. que señala que: «Artículo 112. aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. permuta. así como a las contempladas en el RBEL/86.» No se acude a la previsiones de los artículos 131 y siguientes de la Ley 33/2003. a no ser que recaigan sobre programas de ordenador y deban ser calificados como contratos de suministro o servicios.. sigue siendo la regla general de adjudicación. en consecuencia.. en cuanto a su preparación y adjudicación. RBRL. es preciso indicar que la nueva Ley 30/2007 no cita expresamente ni a la subasta ni al concurso como cauces de selección. 2. 422 . 1. al carecer los mismos de carácter básico. valores negociables y propiedades incorporales. por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo. a las del artículo 112 del mismo. Solución BIENES MUNICIPALES El artículo 4 p) señala que: «Están excluidos del ámbito de la presente ley los siguientes negocios y relaciones jurídicas. en su caso. y en concreto. previo expediente que acredite la necesidad de efectuarla y que la diferencia del valor entre los bienes que se trate de permutar no sea superior al 40 por 100 del que lo tenga mayor. aunque tácitamente admite su existencia. La subasta. Las enajenaciones de bienes patrimoniales se regirán en cuanto su preparación y adjudicación por la normativa reguladora de la contratación de las Corporaciones Locales. donación. las normas de Derecho Privado. en defecto de normas específicas..» El artículo 20 de la misma señala que: «Los contratos privados se regirán. Lo que hace remitir a las reglas de la Ley 7/1985. En cuanto a sus efectos y extinción. PAP. No será necesaria la subasta en los casos de enajenación mediante permuta con otros bienes de carácter inmobiliario. que tendrán siempre el carácter de contratos privados y se regirán por la legislación patrimonial. según corresponda por razón del sujeto o entidad contratante.

En los supuestos enumerados en los artículos 154 a 159. Habrá que acudir a cada legislación autonómica para precisar el procedimiento de modificación de planeamiento. De dotación pública a espacio privado.Modalidades de uso de los bienes de dominio público SUPUESTO 43. De todo lo expuesto. Este último efecto no se produciría respecto del espacio (50%) que se pretende dedicar a aparcamiento público y que conservaría el carácter de dominio público. la subasta. éste ha de ser.2 señala que: «La adjudicación se realizará. 423 . En suelo urbano suele ser una determinación del propio Plan General. ambos inclusive. En ese sentido el artículo 134 de la Ley 30/2007 se encarga de señalar que: «cuando sólo se utilice un criterio de adjudicación. Calificados como bienes patrimoniales. tal y como señala el citado artículo. mantenimiento de la calificación como zona verde. El cambio sería en los siguientes términos: En el suelo. en los términos indicados para la enajenación de este tipo de bienes. En el subsuelo. utilizando el procedimiento abierto o el procedimiento restringido. se pueden extraer las siguientes conclusiones: Centrando el objeto del informe en el extremo ya indicado. Solución En ese sentido el artículo 122. O lo que es lo mismo. necesariamente. Es decir. que califica dichos terrenos como zona verde. ordinariamente. Cambio de planeamiento. Decisión de alteración de la calificación jurídica de dicho espacio de subsuelo. aparcamiento. 3. si existe posibilidad legal de enajenar las plazas de garaje a terceros. El uso de aparcamiento no está previsto en el plan urbanístico. y en los casos previstos en el artículo 164 podrá recurrirse al diálogo competitivo». 2. en todo o en parte. La alternativa es usar el mismo instrumento de planeamiento. calificarlo como aparcamiento. las decisiones que se tendrían que adoptar serían las siguientes: 1. en condiciones de propiedad. con la figura de planeamiento se consiguen dos efectos distintos: cambio del uso permitido y desafectación. se podrían enajenar a terceros. El procedimiento normal para ello es el establecido en el artículo 8 del RBEL/86. podrá seguirse el procedimiento negociado. Que no se citen expresamente no significa que no se admita el cauce de la subasta. el del precio más bajo».

.

si ésta debe ser una concesión por uso privativo de un bien de dominio público o si por el contrario. en concreto. un aparcamiento subterráneo. a los efectos de paliar los graves problemas de aparcamiento que se sufre en el núcleo de población. se está ante un contrato de gestión de servicio público. Tras la recepción de dicha obra. se pretende ponerlo en funcionamiento de forma inmediata. Se plantea en concreto la fórmula de relación con dicho tercero y. Régimen de uso cualificado SUPUESTO 44 Enunciado SUPUESTO DE HECHO En la plaza mayor del municipio «X» se acaba de construir.BIENES MUNICIPALES Aparcamientos subterráneos en dominio público. Para ello se piensa en la colaboración de un tercero particular. 425 . que se encargaría de la gestión del mismo.

2. en los términos que describe el propio Reglamento de Bienes en su artículo 1. RBRL ni el TR/86. La regulación existente en la Ley 33/2003. Se acude a las previsiones de dichos artículos con el carácter de derecho supletorio. 426 . referente a la utilización de bienes y derechos de dominio público y. en su Título V. en concreto. de 13 de junio de 1986. habrá que estar a lo dispuesto en el citado artículo 74 del Reglamento. por las normas del reglamento de servicios de las Entidades Locales y subsidiariamente por las del presente. y a los que éste remita. es preciso partir de las previsiones de los artículos 74 y siguientes del Real Decreto 1372/1986. La utilización de los bienes de dominio y uso público se regirá por las disposiciones de esta sección. ante todo. RBEL/86. Régimen de uso cualificado SUPUESTO 44 Solución INFORME JURÍDICO Siempre que se trata de determinar el régimen jurídico del uso por terceros de un bien de dominio público local. El artículo 74 del RBEL/86 señala que: «1.Aparcamientos subterráneos en dominio público. aquellos artículos del mismo que tienen el carácter de básicos en los términos de la disposición final primera y que por lo tanto son aplicables a los bienes de todas las Administraciones Públicas. PAP. no ofrecen mayores precisiones al respecto. Tampoco existen mayores previsiones al respecto en la Ley 7/1985. El uso de los bienes de servicio público se regirá. en defecto de las oportunas previsiones que en materia de régimen local establezca la legislación autonómica. sin perjuicio de algunos matices que se irán indicando. En consecuencia.

427 . y que. En ese sentido. Régimen de uso cualificado SUPUESTO 44. Y ello porque se pretende atribuir a un tercero. El subsuelo en principio se ve arrastrado en su naturaleza y régimen jurídico por el que tenga el suelo. el gestor del aparcamiento. se está ante el subsuelo de un bien de dominio público de uso público. En ese sentido. y en consecuencia decantarse por la opción de la concesión demanial. del RBEL/86).» A los efectos de determinar el régimen jurídico aplicable al uso del bien. un uso privativo y excluyente sobre un espacio público para desarrollar una actividad de tipo económico. Solución 3. Sin embargo. que integran el sobresuelo o sobrevuelo y el subsuelo. que sigue inspirando nuestro primer Cuerpo legal. la sentencia del Tribunal Supremo. 78 y 80 y ss. como zona de tránsito de vehículos y personas. Es de uso público tal y como señalan los artículos 74. de conformidad con lo establecido en el artículo 74. de forma tal que la susceptibilidad de apropiación de aquéllas depende de la titularidad de éste en la medida en que sea accesoria de él.1 aplicar el régimen definido por el propio RBEL/86. excluyendo a cualquier tercero que la pueda desarrollar en idéntico grado de intensidad (arts. Es decir. el fin de la plaza pública es el uso público de la misma. una calle. cuando la naturaleza del fin para que el que se usan uno y otro son distintos este axioma no tendría por qué cumplirse necesariamente. de fecha 30 de noviembre de 2002 (RA 10819). en principio tendría su misma naturaleza. señala que: «La invocación del Código Civil no coadyuva la tesis de la entidad recurrente en la medida en que la propiedad quiritaria romana. se fundamentaba precisamente en la conexión de las dos capas susceptibles de apropiación. ejerciéndose así las facultades dominicales usque ad sidera et usque ad inferos».Aparcamientos subterráneos en dominio público. se está ante un bien pensado para su uso por el común de la ciudadanía. en una relación de instrumentalidad con el suelo.1 del TR/86 y 3 del RBEL/86. En este caso. es fundamental determinar si el bien a ocupar es de uso o de servicio público. Las normas del reglamento de servicios serán asimismo de preferente aplicación cuando la utilización de bienes de uso público fuere sólo la base necesaria para la prestación de un servicio público municipal o provincial. No obstante. Ello determinaría. este extremo es preciso matizarlo.

según el cual "son servicios públicos locales cuantos tienden a la consecución de los fines señalados como de la competencia de las Entidades locales". las de 8 de noviembre de 1990 y 11 de marzo y 12 de junio de 1991. no siendo posible desconocer que entre las necesidades actuales de la población urbana figura la de disponer de servicios de aparcamiento público. y establece un desarrollo específico en grupos como los artículos 112 y siguientes. alusiva al concepto estricto de servicio público al que antes se ha hecho referencia. Artículos que posteriormente han sido derogados por las previsiones de la Ley 30/2007. TRLCAP. además de la Sentencia de 27 de julio de 1983 que cita la recurrida. la construcción de un aparcamiento de uso público en el subsuelo se pretende para un fin con una naturaleza distinta. con un contenido económico. etc. de 2 de abril. pues el concepto restrictivo de servicio público sobre el que gira su argumentación. y ello sin olvidar que este mismo precepto describe con carácter general la competencia municipal incluyendo en ella la prestación de "cuantos servicios públicos contribuyan a satisfacer las necesidades y aspiraciones de la comunidad vecinal". Para este tipo de servicios públicos afectos a la utilización directa por el usuario de una obra o infraestructura se ha establecido un marco normativo nuevo en los artículos 220 y siguientes del Real Decreto Legislativo 2/2000. 128. Solución BIENES MUNICIPALES Sin embargo.2 b) de la misma ley atribuye a los municipios. esto es. constitutivos de su nuevo Título V del Libro II. Dicha conceptuación como servicio público no se ha visto desvirtuada como consecuencia de la entrada en vigor de la Ley 13/2003. con o sin monopolio. de forma temporal. modificativa del Real Decreto Legislativo 2/2000. que lo conceptúa en su artículo 7. es abundante la jurisprudencia que califica específicamente como servicio público municipal la actividad de aparcamiento público prestada por particulares en régimen de concesión sobre terrenos de dominio público. para atender una necesidad colectiva. en concreto. pudiendo citarse en este sentido. RBRL.1 de la Ley 7/1985. a la iniciativa y gestión de la entidad pública (véase art. 223 y siguientes. en cuanto que admite contraprestación pecuniaria por el usuario del mismo. coincidente con la acepción especial de servicio público esencial. Lo que sí se ha visto modificado es el marco normativo regulador de la selección del contratista y las relaciones contractuales posteriores con el mismo. en su Sentencia de 6 de mayo de 1999 (RA 4300). El Tribunal Supremo ha conceptuado dichas actividades como servicio público. de sectores de actividad reservados en principio. de CSP. ha usado los siguientes razonamientos: «El motivo no puede prosperar. frente a la única sentencia que cita el motivo. no se compadece con el concepto legal del artículo 85. 428 .SUPUESTO 44. Para ello. la del estacionamiento de vehículos en un lugar público. Y en cuanto a la jurisprudencia. y las en ellas citadas». siendo de destacar la clara conexión que mantiene el servicio de aparcamiento público con la competencia sobre "la ordenación del tráfico de vehículos y personas en las vías urbanas" que el artículo 25. del contrato administrativo de concesión de obra pública.2 de la CE).

en la que deberá determinarse la forma de gestión. en los términos recogidos en el artículo 97 del TR/86. previa designación de una Comisión de estudio compuesta por miembros de la misma y por personal técnico. Solución Ello determina como conclusión que se está ante dos espacios públicos. y los casos en que debe cesar la prestación de la actividad. sin perjuicio de la constitución de fondos de reserva y amortizaciones. d) Aprobación del proyecto por el Pleno de la Entidad Local. Asimismo. para cuya fijación se tendrá en cuenta que es lícita la obtención de beneficios aplicable a las necesidades generales de la Entidad Local como ingreso de su presupuesto. para seleccionar al sujeto colaborador de la Administración haya que acudir a la legislación de contratación administrativa y. El tercero es un ocupante cualificado de un bien de dominio público que mediante esa mayor intensidad de uso gestiona el servicio público de contenido económico al cual está afecto el mismo.Aparcamientos subterráneos en dominio público. con un régimen jurídico diferenciado de dominio público. técnico y financiero de la actividad económica de que se trate. dada la distinción del fin al que se encuentran afectos ambos: un uso y un servicio público. Régimen de uso cualificado SUPUESTO 44. suelo y subsuelo. deberá acompañarse un proyecto de precios del servicio. c) Exposición pública de la memoria después de ser tomada en consideración por la Corporación. entre las previstas por la ley. para llegar a decidir que va a prestar el servicio y que para ello va a buscar la colaboración de un tercero. trabando relaciones directas con los usuarios de dicho servicio público. Es decir: «1. a la regulación del contrato de gestión de servicio público. los titulares de los vehículos estacionados. jurídico.2 del RBEL/86 antes trascrito y que en consecuencia.3 del mismo reglamento. durante los cuales podrán formular observaciones los particulares y Entidades. Extremo que se deduce de lo dispuesto en el artículo 74. El Ayuntamiento. Para el ejercicio de actividades económicas por las Entidades Locales se requiere: a) Acuerdo inicial de la Corporación. La afección a un servicio público determina que haya que estar a las previsiones del artículo 74. en concreto. tendrá que haber seguido los pasos de un expediente administrativo de municipalización. y por plazo no inferior a 30 días naturales.» 429 . b) Redacción por dicha Comisión de una memoria relativa a los aspectos social. Relaciones que son de naturaleza prestacional.

430 .3 de la Ley 33/2003.. Como conclusión de todo lo expuesto. Solución BIENES MUNICIPALES Adoptada una decisión en ese primer expediente. 33/2003. encaminadas al desarrollo de actividades económicas privadas no asociadas a la prestación de un servicio público de titularidad de la Administración. que establece que: «4. cuyo objeto será la selección del concreto colaborador encargado de la gestión del aparcamiento. De ahí la previsión del artículo 74. sin perjuicio de la aprobación e informes a que se refieren los apartados anteriores de este artículo. 112 y ss. que será de 40 años. es preciso indicar: • Se está ante un contrato de gestión de un servicio público porque ése es el objeto que se va a prestar por el particular por medio de la ocupación del espacio de dominio público. Lo que despeja las dudas sobre cuestiones como.2 y 3 del RBEL/86. No será necesario obtener estas autorizaciones o concesiones cuando el contrato administrativo habilite para la ocupación de los bienes de dominio público. En relación con estos expedientes son aplicables las previsiones del artículo 91. en los términos del artículo 244 de la Ley 30/2007 y no de 75 años. y se considerarán accesorias de aquél. están articuladas para ocupaciones privativas de dominio público. en los términos de la Ley 30/2007 antes indicados (arts. básico y en consecuencia aplicable a la Administración Local. y por lo tanto es la fórmula más idónea para seleccionar al ocupante prestador del mismo.). • Las concesiones demaniales recogidas en la LPAP. 223 y ss. PAP. Estas autorizaciones y concesiones estarán vinculadas a dicho contrato a efectos de otorgamiento. por ejemplo. para la gestión de un servicio público. etc..4 de la Ley 33/2003. tendrá que iniciar otro expediente. la duración máxima de dicha relación. cuyo objeto es decidir que se va a prestar un servicio público de contenido económico y buscar la mejor fórmula para ello (algunas de las modalidades de gestión directa o bien la indirecta del contrato de concesión de obra pública). y el RBEL/86.» Ello determina que la concesión demanial en el presente caso se considere jurídicamente accesoria del contrato administrativo.SUPUESTO 44. duración y vigencia y transmisibilidad. en los términos del artículo 93. Las autorizaciones y concesiones que habiliten para una ocupación de bienes de dominio público que sea necesaria para la ejecución de un contrato administrativo deberán ser otorgadas por la Administración que sea su titular. PAP (precepto de carácter básico). de contratación.

Régimen de uso cualificado SUPUESTO 44. o bien la duración del contrato sea superior a cuatro años. • El órgano de contratación será el Alcalde. Solución • No se seguirá en consecuencia el procedimiento de selección del artículo 81 y siguientes del RBEL/86 sino el de la Ley 30/2007 articulado para la concesión de obra pública porque su objeto es seleccionar al mejor prestador del servicio público y no seleccionar a quién ocupa en mejores condiciones el dominio público. • El procedimiento de selección será el articulado en los artículos 223 y siguientes de la Ley 30/2007. 431 . salvo que se superen los límites cuantitativos de la disposición adicional segunda de la Ley 30/2007.Aparcamientos subterráneos en dominio público. en cuyo caso sería competencia del Pleno.

.

para gestionar dicho bar se ha usado la fórmula del arrendamiento y. dado que éste ha finalizado. 433 . Se solicita informe sobre el cauce para conseguir el resultado pretendido.BIENES MUNICIPALES SUPUESTO 45 Actividades económicas por terceros en espacios públicos Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por el Ayuntamiento «X» se pretende concertar para la época estival la adjudicación a un particular para que lleve la gestión del bar que se encuentra dentro del recinto de la piscina municipal. Dicha piscina es gestionada directamente por el Ayuntamiento. por un período de unos cinco años. se pretende articular uno nuevo. que tiene asignados varios conserjes para el mantenimiento de la misma y para la atención del público. pero con más garantías por parte del Ayuntamiento. ya que las relaciones con el anterior arrendatario fueron bastante conflictivas. Hasta la fecha.

es preciso determinar la naturaleza jurídica de éstos. El uso de esa fórmula de selección es lógica cuando se busca la colaboración de dicho particular para prestar un servicio público. se está ante un bien de dominio público de servicio público. ante todo. sino para prestar un servicio a los terceros usuarios del mismo. mediando la correspondiente contraprestación económica. no lo ocupa para su uso y beneficio propio. En el presente caso.» Sin embargo. A los efectos de determinar el régimen jurídico del uso por terceros de los bienes de propiedad municipal. así como el artículo 4 del RBEL/86. Inidoneidad de la fórmula del contrato de gestión de servicios públicos. Señala el artículo 74. un recinto de instalaciones deportivas municipales. en los términos del artículo 74. El uso de los bienes de servicio público se regirá. La mejor 434 . determina que para seleccionar al ocupante cualificado del mismo haya que acudir a las fórmulas de la legislación de reguladora de la contratación administrativa y. esa afirmación requiere matices. El particular que tiene la condición de tenedor cualificado de dicho bien afecto a un servicio público. por las normas del reglamento de servicios de las Entidades Locales y subsidiariamente por las del presente. en concreto.2 del TR/86. de conformidad con lo establecido en el artículo 74 del RBEL/86. al contrato de gestión de servicios públicos. y el uso del bien municipal es un medio para la consecución de ese fin.SUPUESTO 45 Actividades económicas por terceros en espacios públicos Solución INFORME JURÍDICO 1.2 del RBEL/86 que: «2. Ello.

Libro III. Solución prestación del servicio público es el eje de la decisión municipal. configurado precisamente como instrumento y medio de prestación del mismo. es preciso hacer una serie de precisiones. No es admisible acudir a la fórmula del arrendamiento civil. porque el cauce procedimental y el fin no se acomodan. Título I. En el presente caso. se está ante un bien afecto a un servicio público como es un equipamiento deportivo. Inidoneidad de la figura del arrendamiento. Por medio de la ocupación del mismo no se está prestando ningún servicio público propiamente dicho sino desarrollando una actividad económica que. incluido dentro del recinto deportivo. Respecto de la figura del arrendamiento. porque supone la articulación de un contrato de Derecho Privado sobre un bien de dominio público. Se trata en definitiva de un colaborador encargado de la gestión de un servicio público y que se apoya en el uso del bien público. Procedimiento que está recogido en la Ley 30/2007. se está ante un bar. Pero en el presente caso. no tienen la naturaleza de aquél. cuya regulación se encuentra en la Ley de Arrendamientos Urbanos de 1994 ni en el Código Civil. su fin. De ahí que la fórmula de selección de un contrato de gestión de servicio público se considere inidónea e incorrecta. de CSP. 2.Actividades económicas por terceros en espacios públicos SUPUESTO 45. Prima en definitiva la prestación del servicio público y de ahí que se acuda a aquel mecanismo de selección pensado para escoger a contratistas de un servicio público. Dichos contratos de Derecho Privado son totalmente admisibles sobre bienes patrimoniales de las Administraciones Públicas. Las afirmaciones realizadas sobre el artículo 74 del RBEL para seleccionar quién sea el ocupante cualificado son acertadas si nos estuviésemos refiriendo al particular que ha de gestionar las instalaciones deportivas propiamente dichas. El procedimiento va dirigido a seleccionar al mejor gestor del servicio público a los usuarios. En ese sentido se pronuncia el artículo 89 435 . sin perjuicio de que haga las instalaciones más atractivas.

El régimen jurídico de los contratos privados en cuanto a la extinción y efectos del contrato. como ocurre en el presente caso. Esa es en definitiva la diferencia entre un contrato 436 .». por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo. PAP. que por su afección a un uso o servicio público tienen un régimen jurídico privilegiado. aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. en los términos del artículo 20 citado. en cuanto a las fórmulas de selección. en su caso.. a no ser que recaigan sobre programas de ordenador y deban ser calificados como contratos de suministro o servicios. arrendamiento y demás negocios jurídicos análogos sobre bienes inmuebles. en cuanto a su preparación y adjudicación.. Acudir a la fórmula de un contrato privado supone desnaturalizar la propia esencia de los bienes de dominio público.» Regulación que se ha visto superada por la Ley 33/2003.) p) Los contratos de compraventa. En cuanto a sus efectos y extinción. Solución BIENES MUNICIPALES del RBEL/86 cuando señala que: «El arrendamiento y cualquier otra forma de cesión de uso de bienes patrimoniales de las Entidades Locales se regirá. No se puede..SUPUESTO 45. según corresponda por razón del sujeto o entidad contratante. en cuanto a su preparación y adjudicación por la normativa reguladora de contratación de las Entidades Locales. no excepcionable. teniendo que acudir la Administración a la tutela judicial ordinaria. en defecto de normas específicas. El artículo 20 de la misma señala que: «Los contratos privados se regirán. y el plano de igualdad entre ambas partes y la falta de ejecutividad y ejecutoriedad en la resolución e interpretación que el mismo conlleva. es incompatible con el régimen exorbitante establecido para la protección de los bienes de dominio público. en todo caso. permuta. que se remite al Derecho Privado. valores negociables y propiedades incorporales. las normas de Derecho Privado. estos contratos se regirán por el Derecho Privado». que tendrán siempre el carácter de contratos privados y se regirán por la legislación patrimonial. por meros fines patrimoniales (obtención de un rendimiento económico en concepto de renta o alquiler) dejar sin operatividad los medios exorbitantes de que se rodean para hacer efectivos el uso o servicio público al que se encuentran afectos.. donación. en este caso de carácter deportivo. El artículo 4 p) de la Ley 30/2007 señala que: «Están excluidos del ámbito de la presente ley los siguientes negocios y relaciones jurídicas (.

se entiende que actualmente el tema tiene una solución expresa a nivel de Derecho Positivo. No obstante la jurisprudencia ha señalado posturas muy diversas al respecto. gocen de autotutela declarativa y ejecutiva. Cualquier incumplimiento del ocupante o la necesidad de priorizar el uso o servicio público al que está afecto el bien determina la posibilidad de dictar por parte de la Administración decisiones que. que serían totalmente asimilables al presente caso ya que. La nueva Ley 33/2003. es preciso indicar que el RSCL de 1955. la del arrendamiento. de 3 de noviembre. se trata de instalaciones públicas donde se presta un servicio público y la ocupación accesoria no tiene naturaleza prestadora. que reenvía en defecto de las previsiones de la legislación de contratos al propio RBEL/86. Su carácter excesivamente economicista aboga por su derogación. Extremos que cuando el bien no tiene dicha afección. es patrimonial. injustificado. PAP.Actividades económicas por terceros en espacios públicos SUPUESTO 45. como es el caso de la concesión demanial. dentro de la legalidad. Figura que no hay que confundir con la antes descrita sino que se refiere a una de las modalidades contractuales públicas para dicho contrato administrativo típico. Sin perjuicio de esos criterios diversos. el artículo 156 del Real Decreto Legislativo 2/2000 no lo enumerase ni que tampoco lo haga actualmente el artículo 253 de la Ley 30/2007. en definitiva. Y ello porque existe una ocupación privativa de un bien de dominio público no justificada para la prestación de un servicio público. Desde la admisión de la figura privada del arrendamiento hasta la conceptuación como un contrato administrativo especial. de CSP. más bien. establece una previsión al respecto de dichas ocupaciones en edificios públicos. al señalar y subsidiariamente por las del presente debiéndose acudir a la figura de la concesión establecida en los artículos 80 y siguientes. El hecho de que con posterioridad. por que el fin perseguido con la ocupación no es la prestación del mismo. La redacción actual del artículo 85 de la LRBRL dada por la Ley 57/2003 y la disposición final primera de la Ley 30/2007. entre las formas de gestión indirecta de un servicio público enumeraba en el artículo 113. De forma adicional a lo expuesto. ha planteado el debate doctrinal sobre el mantenimiento de su vigencia. entre los posibles cauces de prestación de servicios públicos. es preciso acudir al sistema de fuentes establecido por el propio artículo 74 del RBEL. En el segundo la Administración conserva todo su estatus porque en definitiva media el cumplimiento de fines públicos. se vuelve innecesario o. Descartada la opción del contrato de arrendamiento privado y por lo antes dicho de cualquier fórmula del contrato de gestión de servicio público. señalándose al respecto lo siguiente en el artículo 89: 437 . tampoco lo contempla. al igual que la Junta Consultiva de Contratación. Solución privado y un título jurídico administrativo.

Esta ocupación no podrá entorpecer o menoscabar la utilización del inmueble por los órganos o unidades alojados en él. por lo que sólo sería de aplicación supletoria en la esfera local. por el que se aprueba el TRLCAP. de 16 de junio. La existencia de una laguna en la actual regulación del régimen jurídico de los bienes locales determina no obstante su aplicación.SUPUESTO 45. si se produce por medio de instalaciones fijas. La concesión deberá seguir el procedimiento de los artículos 81 y siguientes del RBEL. cajeros automáticos. y habrá de estar amparada por la correspondiente autorización. Este precepto no tiene el carácter de básico. El hecho de que sean instalaciones permanentes en el tiempo determina que se esté ante una concesión. o concesión. o para la explotación marginal de espacios no necesarios para los servicios administrativos. en la que la Administración conservaría todas sus potestades públicas. o por un contrato que permita la ocupación formalizado de acuerdo con lo previsto en el Real Decreto Legislativo 2/2000. La ocupación por terceros de espacios en los edificios administrativos del patrimonio del Estado podrá admitirse. pero sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 93 y otros del mismo título de la Ley 33/2003. cuando se efectúe para dar soporte a servicios dirigidos al personal destinado en ellos o al público visitante. • La relación jurídica que se articularía sería la concesión demanial o como mínimo la autorización demanial. Ocupación de espacios en edificios administrativos. Solución BIENES MUNICIPALES «Artículo 89. con carácter excepcional. 438 . si se efectúa con bienes muebles o instalaciones desmontables. aunque fuesen desmontables. oficinas bancarias. como cafeterías.» Hoy la referencia habría que entenderla hecha a la Ley 30/2007. De todo lo expuesto se extrae como conclusión que: • No es posible legalmente el contrato privado de arrendamiento. oficinas postales u otros análogos. de carácter básico y que regulan el régimen de la concesión demanial. • Se trataría en definitiva de una relación jurídica administrativa. Será preciso analizar cómo son los elementos del bar que se pretenden instalar.

y el Pleno si se rebasan los mismos. respecto de aquellos preceptos que tengan el carácter de básicos según la disposición final segunda de la misma.Actividades económicas por terceros en espacios públicos SUPUESTO 45. y sin perjuicio de las novedades añadidas por los artículos 93 y siguientes de la Ley 33/2003. en los términos del artículo 81 y siguientes del RBEL/86. 439 . • El órgano competente será el Alcalde siempre que la concesión esté dentro de los límites cuantitativos fijados en la disposición adicional segunda de la Ley 30/2007. Solución • La selección en todo caso se efectuaría por medio de concurrencia competitiva.

.

y otorgándole un plazo de 20 días para que proceda a su abono. identificando al causante del daño. indicándole que el importe de reparación de las farolas asciende a la cantidad de 750 euros.BIENES MUNICIPALES Mecanismos de exigencia municipal de restauración de daños por terceros al dominio público municipal SUPUESTO 46 Enunciado SUPUESTO DE HECHO En accidente de tráfico producido en fecha 30 de marzo de 2006. previo trámite de audiencia. conducido por don «Y». extremo que documentan de forma desglosada. apercibiéndole de que en caso de que no lo pague en dicho período. Los mismos evalúan el importe de la reparación en 750 euros. se dicta el 16 de junio de 2006 resolución por el señor Alcalde. Dos meses después. instruido el oportuno expediente. un vehículo. 441 . De dicho accidente la policía local levanta el correspondiente atestado. Se da cuenta al interesado. No se aprecian evidencias de alcoholemia ni de exceso de velocidad. se iniciará el procedimiento de la vía de apremio para su cobro. dirigida a don «Y». perteneciente al servicio público municipal de alumbrado. embiste una farola. derribándola. La farola es repuesta de forma inmediata. y a exigirle el abono del importe de la reparación. en la localidad «X». a los efectos de que alegue aquello que considere adecuado a la defensa de sus derechos. Informe al respecto de la legalidad de las actuaciones administrativas realizadas. El Alcalde de la localidad dicta en fecha 15 de abril de 2006 resolución iniciadora del expediente encaminado a determinar la responsabilidad de don «Y». a las 24 horas. por los servicios municipales de mantenimiento. el conductor citado. debiéndose el accidente a circunstancias fortuitas.

Se trata de bienes de dominio público incluidos en el grupo del artículo 74. para las que sean de titularidad de los municipios de la Comunidad Valenciana). en los términos de la correspondiente legislación autonómica. de 13 de junio. de servicio público. se encuentra establecido en los siguientes artículos: 442 . con ellos se presta el servicio municipal de alumbrado público. En concreto. es decir. se informa de lo siguiente: 1. Real Decreto 1372/1986. así la Ley de la Comunidad Autónoma Valenciana 6/1991. como la que se dispone en materia de carreteras municipales.Mecanismos de exigencia municipal de restauración de daños por terceros al dominio público municipal SUPUESTO 46 Solución INFORME JURÍDICO En relación con el asunto sometido a consideración. enumerado en el artículo 26 de la Ley 7/1985. en cuanto que los mismos están destinados al cumplimiento de fines públicos de responsabilidad de las Entidades Locales. 2. Real Decreto Legislativo 781/1986 (TR/86) y el artículo 4 del RBEL/86. pertenecientes al servicio público de alumbrado municipal. No figuran incluidos en la enumeración que se cita expresamente en dichos artículos pero la misma no tiene carácter tasado sino indicativo. a falta de una legislación sectorial específica (por ejemplo. como servicio mínimo obligatorio para todos los municipios. de Carreteras. de inexcusable prestación por los mismos. Los daños han sido cometidos sobre una farola.2 del Texto Refundido de las disposiciones legales vigentes en materia de régimen local. El régimen jurídico propio de los bienes de domino público municipal. RBRL. El dato decisivo se encuentra en la afección o vinculación jurídica del bien a la prestación de un determinado servicio público municipal.

los causantes del daño a bienes municipales. una decisión pública ejecutiva y ejecutoria para su restauración. la necesidad de habilitación legal expresa de una potestad exorbitante administrativa para que la Administración pueda hacer uso efectivo de la misma. y a falta de regulación autonómica sobre la materia. • Artículos 80. sin que los poderes públicos se la puedan autoatribuir si no le viene conferida por la normativa. Dado que se ha producido un daño sobre un bien de dominio público de servicio público. 1. Solución Con carácter básico. PAP. RBRL. en cuanto que ninguna de las potestades enumeradas en los citados artículos sirve como solución de restitución. • Artículo 44 del RBEL/86. artículos 74 a 87 del TR/86. en los términos de su disposición final séptima. obligándoles al abono de las cantidades de restauración del daño que han provocado. 443 .1 y 82 de la Ley 7/1985. de 3 de noviembre. el principio de legalidad positiva de la actuación administrativa o. es preciso encontrar el fundamento legal de la misma.1 de la CE) y de una de sus manifestaciones más esenciales. en cuanto que se ha emitido un acto administrativo. Lo expuesto es una conclusión lógica de la aplicación de las premisas esenciales del concepto de Estado de Derecho (art. De estos artículos y de su desarrollo se deduce que la Administración municipal no goza de ninguna potestad administrativa para exigir imperativamente la restauración de daños provocados sobre sus bienes.Mecanismos de exigencia municipal de restauración de daños por terceros al dominio público municipal SUPUESTO 46. En concreto es preciso acudir a: • Artículo 41 de la Ley 33/2003. al no existir la preceptiva habilitación legal de dicha potestad. RBRL. Ello obliga a acudir a los distintos mecanismo que las normas citadas establecen para la protección de los bienes municipales. por el RBEL/86. 3. lo que es lo mismo. y que se pretende por el Ayuntamiento el ejercicio de potestades administrativas sobre el causante del mismo. artículos 77 a 83 de la Ley 7/1985. No existe en Derecho Administrativo local la posibilidad de dictar actos administrativos de carácter ejecutivo u obligatorio para sus destinatarios. y con carácter supletorio.

es preciso estar a lo recogido en el artículo 22 del Real Decreto 1398/1993.» 444 . de no hacerse así. como medida accesoria de la correspondiente sanción. 4. es preciso tener en cuenta otra circunstancia y es la habilitación que con carácter general se ha atribuido a las Administraciones para que éstas impongan ejecutivamente la restauración de las situaciones afectadas por una infracción administrativa.» En desarrollo del mismo. Solución BIENES MUNICIPALES Extremo que es unánimemente aceptado por la doctrina en aquellos casos en los que el carácter de la potestad es claramente limitativo. Si las conductas sancionadas hubieran causado daños o perjuicios a la Administración Pública.SUPUESTO 46. cuando su cuantía haya quedado determinada durante el procedimiento. expedita la vía judicial correspondiente. Este procedimiento será susceptible de terminación convencional. la resolución del procedimiento podrá declarar: a) La exigencia al infractor de la reposición a su estado originario de la situación alterada por la infracción. cuya resolución será inmediatamente ejecutiva. del RJA-PAC. debiendo. La resolución del procedimiento pondrá fin a la vía administrativa.2 de la Ley 30/1992. pero ni ésta ni la aceptación por el infractor de la resolución que pudiera recaer implicará el reconocimiento voluntario de su responsabilidad. En esos términos. Descartada esa posibilidad. Cuando no concurran las circunstancias previstas en la letra b) del apartado anterior. es preciso tener en cuenta lo establecido en el artículo 130. 2. así como con la indemnización por los daños y perjuicios causados que podrán ser determinados por el órgano competente. que establece lo siguiente: «Artículo 22. cuando señala: «2. comunicarse al infractor para su satisfacción en el plazo que al efecto se determine. del procedimiento para el ejercicio de la potestad sancionadora. la indemnización por los daños y perjuicios causados se determinará mediante un procedimiento complementario. b) La indemnización por los daños y perjuicios causados. en este caso. 1. y quedando. Las responsabilidades administrativas que se deriven del procedimiento sancionador serán compatibles con la exigencia al infractor de la reposición de la situación alterada por el mismo a su estado originario. Resarcimiento e indemnización.

si se estimase necesario el mismo. Lo que determinaría la exclusión del uso de esta vía también para articular y fundamentar la decisión del señor Alcalde que se pretende. normalmente). Sería preciso encontrar la habilitación legal que permitiese castigar conductas como las cometidas en el presente caso. es decir. así como a su Reglamento de desarrollo. que se haya cometido una infracción. No obstante. en el que no se aprecia conducta infractora de ningún tipo sino el simple hecho objetivo del accidente. El primero de ellos tipifica las infracciones en materia de tráfico. Sólo podrán ser sancionadas por hechos constitutivos de infracción administrativa las personas físicas y jurídicas que resulten responsables de los mismos aun a título de simple inobservancia.Mecanismos de exigencia municipal de restauración de daños por terceros al dominio público municipal SUPUESTO 46. el Real Decreto 320/1994.1 de la Ley 30/1992. conectada a la premisa de la anterior. en cuyo caso será preciso acudir al cauce judicial oportuno (el civil. debe quedar claro que la decisión administrativa imponiendo una obligación de restituir la situación alterada por al comisión de la infracción no es una sanción. 445 .» En definitiva. ahora bien. de corte subjetivo. objetiva. Extremos que no concurren en el presente caso. tal y como señala el artículo 130. Sin infracción administrativa susceptible de sanción no es posible la exigencia de resarcimiento de forma obligatoria por parte de la Administración. sino que se exige un mínimo título de imputación. no es una multa. Texto Articulado de la Ley sobre Tráfico. Solución En todo caso. En ese sentido hay que estar a lo establecido en el Real Decreto Legislativo 339/1990. Dicho artículo 22 sólo habilita para ejercer la potestad resarcitoria respecto de los daños cometidos a la Administración. Ello determinaría la imposibilidad de imposición de una sanción y. No cabe la infracción ni la sanción de corte objetivo. de carácter resarcitorio de los daños cometidos. Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial. se exige una imposición del principio de culpabilidad. del RJA-PAC: «1. Todo ello sin perjuicio de lo que resultase de la instrucción del oportuno expediente. sino que tiene una naturaleza distinta. su correspondiente medida accesoria de carácter restaurador. por la simple producción de un hecho. en consecuencia. no a terceros particulares.

determina que tampoco sea posible la ejecutoriedad de la decisión. Falta la premisa que establece el artículo 93. Las infracciones a las ordenanzas locales a que se refiere el artículo anterior se clasificarán en muy graves. La imposibilidad de poder dictar en el presente caso un acto administrativo ejecutivo y obligatorio.SUPUESTO 46. instalaciones o elementos de un servicio público. infraestructuras. su artículo 140 cuando tipifica como infracción administrativa la de: «1. Las Administraciones Públicas no iniciarán ninguna actuación material de ejecución de resoluciones que limite derechos de los particulares sin que previamente haya sido adoptada la resolución que le sirva de fundamento jurídico. y del que cabe destacar.. a los efectos de lo que aquí se está hablando. referentes a la necesidad de un título de imputación.1 de la Ley 30/1992. en la redacción dada por la Ley 57/2003. ni desde la perspectiva de protección de bienes ni desde la perspectiva sancionadora.) d) Los actos de deterioro grave y relevante de equipamientos. graves y leves. 5. del RJA-PAC..1 de la Ley 30/1992. Serán muy graves las infracciones que supongan: (.. «1.» 446 .» Las limitaciones indicadas en los términos del artículo 130. (. no derivados de alteraciones de la seguridad ciudadana.. Solución BIENES MUNICIPALES Conviene señalar que junto al cauce sancionador en materia de circulación de vehículos a motor existe otra regulación que podría servir de punto de apoyo a una acción sancionadora municipal. de Modernización del Régimen Local. que es la contemplada de forma novedosa en el Título XI de la LRBRL. sean muebles o inmuebles. que la Administración pueda hacer efectivo el mismo forzosamente ante el incumplimiento en el período voluntario otorgado al interesado.) f) Los actos de deterioro grave y relevante de espacios públicos o de cualquiera de sus instalaciones y elementos. del RJA-PAC. llevarían a las mismas consecuencias en el presente caso. o lo que es lo mismo.

En concreto. 2. de 7 de enero. hacia el causante del daño. Apremio sobre el patrimonio. 447 . desprovisto de términos imperativos y sin apercibimiento del uso de la vía de apremio. Cualquier escrito que se dirija por parte del Ayuntamiento con carácter previo. 1/2000. con cauces muy simplificados y ágiles. El hecho de que el daño se haya provocado por medio de un automóvil condiciona el cauce de reclamación de restauración. adoptando éste la postura de postulante activo de tutela judicial. Solución Por lo tanto. no es posible el uso del apremio sobre el patrimonio que pretende la resolución objeto del presente informe y que el artículo 97 recoge en los siguientes términos: «Artículo 97. 7. Será preciso por tanto el ejercicio de acciones civiles por parte del Ayuntamiento. lo será a título conciliador. no ha derogado el específico procedimiento del juicio verbal de automóvil. 1.Mecanismos de exigencia municipal de restauración de daños por terceros al dominio público municipal SUPUESTO 46. En cualquier caso no podrá imponerse a los administrados una obligación pecuniaria que no estuviese establecida con arreglo a una norma de rango legal. no es posible articular ninguno de los mecanismos de ejecución forzosa que aparecen establecidos en el artículo 96 y siguientes de la Ley 30/1992. para todo vehículo de tracción mecánica es exigible la suscripción de un seguro obligatorio de responsabilidad civil a terceros. ante el orden jurisdiccional civil (Juzgado de Primera Instancia). Ello determina que como sujeto corresponsable junto al conductor figurará la correspondiente compañía aseguradora del citado vehículo. La falta de potestad administrativa determina que el Ayuntamiento se encuentre en una situación equiparable a la de cualquier otro sujeto de derecho y que le sea preciso acudir a los mecanismos de derecho común que existen para defenderse en aquellos supuestos en los que un sujeto provoca un daño en la esfera patrimonial de otro. la nueva LEC. Si en virtud de acto administrativo hubiera de satisfacerse cantidad líquida se seguirá el procedimiento previsto en las normas reguladoras del procedimiento recaudatorio en vía ejecutiva.» 6. Por un lado. Por otra parte.

incluso cuando las hubiere delegado en otro órgano.SUPUESTO 46. de conformidad con el artículo 21. El Alcalde es el Presidente de la Corporación y ostenta las siguientes atribuciones: k) El ejercicio de las acciones judiciales y administrativas y la defensa del ayuntamiento en las materias de su competencia. en caso de urgencia. en materias de la competencia del Pleno.1 K) de la Ley 7/1985. en los siguientes términos: «1. y. RBRL. Solución BIENES MUNICIPALES El órgano competente para decidir el ejercicio de acciones civiles será el Alcalde.» Lo que se informa a los efectos oportunos. 448 . en este supuesto dando cuenta al mismo en la primera sesión que celebre para su ratificación.

El camino.BIENES MUNICIPALES Competencia municipal para la recuperación de oficio de bienes municipales SUPUESTO 47 Enunciado SUPUESTO DE HECHO Por parte de los servicios de inspección municipales se detecta que por don «X». propietario colindante a un camino de titularidad municipal. 449 . es de uso público en condición de tal camino desde tiempos inmemoriales. La superficie ocupada es de un total de 617 m2. En los planos catastrales más antiguos de que se disponen ya figuraba como de titularidad pública. Por otra parte. la descripción registral de la finca de titularidad de don «X» señala como uno de sus lindes físicos el camino público. y en unas obras de mejora de caminos que se realizaron en 1986. se está construyendo un muro circundante de su parcela. y no se tiene constancia de que el propietario colindante haya realizado labores de cultivo en dicha superficie ni ningún otro acto posesorio. se obró sobre dicha superficie sin que don «X» alegase nada al respecto. con el trazado indicado. dicho camino municipal no figura ni inventariado ni inscrito registralmente a favor del Ayuntamiento. Informe sobre las actuaciones a realizar por parte del Ayuntamiento en defensa de sus derechos. Sin embargo. que invade dicho camino en su último tramo.

Competencia municipal para la recuperación de oficio de bienes municipales SUPUESTO 47 Solución INFORME JURÍDICO 1. de uso público. imprescriptibles e inembargables. Los caminos municipales son bienes de dominio público. En el mismo sentido se expresa el artículo 80 de la Ley 7/1985. Los bienes y derechos de dominio público o demaniales son inalienables. establece que: «1. En el presente caso. Cualquier demanda o exigencia por parte de un tercero que pretenda tener un mejor derecho de carácter real sobre un bien de que esté disponiendo una Administración se 450 . Real Decreto Legislativo 781/1986. referente a la definición y defensa del derecho de propiedad. RBRL. es preciso distinguir dos planos distintos: a) Uno. a la jurisdicción civil. Es decir. en los términos del artículo 22 de la LOPJ.1 de la Ley 33/2003. El artículo 30. ésta no tiene capacidad para determinarlo por sí misma sino que corresponde a los Tribunales de Justicia. así como el artículo 3 del Real Decreto 1372/1986. a efectos de determinar cuáles son las actuaciones municipales oportunas. tal y como establece el artículo 74 del Texto Refundido de las Disposiciones Legales vigentes en materia de Régimen Local. de 13 de junio. PAP. El artículo 132 de la CE establece que los bienes de dominio público son inalienables. 6/1985. 3. y en concreto. TR/86. 2. determinación eficaz en el mundo del derecho de quién es el propietario de los terrenos objeto de litigio. RBEL/86. extremo que no le corresponde decidir a la Administración. Dicho artículo tiene el carácter de básico. imprescriptibles e inembargables». de 3 de noviembre.

No se admiten interdictos contra las actuaciones de los agentes de la autoridad en esta materia. ante la interferencia de un tercero. Por lo tanto. del RJA-PAC. señala que: «1. títulos jurídicos que sean esgrimibles en defensa de los mismos. se plantea qué acción se puede hacer valer en defensa de la posesión del camino. y en ese sentido es preciso indicar que la Administración no necesita del auxilio judicial como sin embargo sí tendría que requerir cualquier particular.» 451 . PAP. Las Administraciones Públicas podrán recuperar por sí mismas la posesión indebidamente perdida sobre los bienes y derechos de su patrimonio. b) Con independencia de lo anterior. (. en los términos descritos por el siguiente derecho positivo: El artículo 55 de la Ley 33/2003. en los términos del artículo 120 y siguientes de la Ley 30/1992. etc. el denominado interdictum propio. con carácter básico y por lo tanto aplicable a la Administración Local.. se plantearán en esa sede judicial por la Administración.)» Los artículos 70 y 71 del RBEL/86 señalan que: «1. Si los bienes y derechos cuya posesión se trata de recuperar tienen la condición de demaniales.... Las Corporaciones Locales podrán recobrar por sí la tenencia de sus bienes de dominio público en cualquier tiempo.Competencia municipal para la recuperación de oficio de bienes municipales SUPUESTO 47. respecto de cualquier invasión o usurpación que se produzca en sus bienes de dominio público sin título habilitante de ningún tipo. la potestad de recuperación podrá ejercitarse en cualquier tiempo. 2. está habilitada para hacer uso por sí misma de la recuperación de oficio. ante la demanda civil que suscite la otra parte.) 3. 1/2000. (. de 7 de enero. así como de los correspondientes de la LEC. La Administración. Solución debe plantear por ese tercero ante el juez civil.. cualquier argumento sobre prescripción de derechos a favor del actual poseedor. sin perjuicio de que con carácter previo se deba plantear ante la Administración la reclamación previa a la vía civil.

no la titularidad última y definitiva del mismo. No obstante. extremo que se decidiría en el proceso civil oportuno. conviene aclarar que se trata de un acción posesoria. sobre las obligaciones de inventariar y de registrar los bienes públicos. así como el 17 del RBEL. pero dada la falta de inscripción en alguno de los medios que hacen presumir la existencia del mismo. sin necesidad de auxilio judicial y que el ejercicio del mismo lo que preserva y protege es el estado posesorio. y el artículo 5 del Reglamento Hipotecario. El procedimiento para la recuperación de la posesión podrá iniciarse a través de las formas previstas en el artículo 46. y dada la premisa legal de posibilidad de hacer uso de la misma sobre bienes de titularidad pública. se establece lo siguiente: Partiendo de las obligaciones. en este caso de carácter administrativo. Respecto de la circunstancia de que el camino no esté inventariado ni registrado. estableciendo mecanismos reforzados de protección de los derechos allí recogidos.SUPUESTO 47. En ese sentido. como punto de partida de la actuación administrativa posterior. que con el carácter de básicos establecen los artículos 32. en ejercicio de acciones reivindicatorias o de otro tipo. Solución BIENES MUNICIPALES En ese sentido. vinculado a ese fin. porque no es el objeto del mismo. el artículo 71 del RBEL/86 señala que: «1. 32. 452 . ello determine que se acredite mínimamente dicho extremo. lo que es tanto como acreditar que el camino se viene usando como tal camino público.1 de la Ley 33/2003.1.4 y 36. es preciso indicar que ambos instrumentos no tienen un carácter constitutivo sino declarativo. Lo que es fundamental en todo caso es acreditar el estado posesorio de dicho bien. Téngase en cuenta que no se trata en este procedimiento de protección posesoria de acreditar el título de propiedad. que el mismo está bajo la posesión municipal. Lo cierto es que el ejercicio del interdictum propio usa como premisa el que dichos bienes inmuebles sean de titularidad pública y la inscripción de los mismos en uno u otro instrumento determina una presunción a tal efecto. la aplicación de la medida protectora no habría que circunscribirla únicamente a dichos bienes inscritos en uno u otro sino que habría que hacerla extensiva a aquellos sobre los que existan indicios claros de adquisición por cualquiera de los medios enumerados en el artículo 10 del RBEL/86. encaminada a recuperar la disponibilidad inmediata de un bien del que se venía haciendo uso por parte de la Administración Pública.

. e incluso posibles testimonios de vecinos. aunque con carácter supletorio para la Administración Local. cuyo importe. reiteradas por períodos de ocho días hasta que se produzca el desalojo. del RJA-PAC. junto con el de los daños y perjuicios que se hubiesen ocasionado a los bienes usurpados. con la prevención de actuar en la forma señalada en los apartados siguientes si no atendiere voluntariamente el requerimiento. ante todo. el artículo 56 de la Ley 33/2003: «Reglamentariamente se regulará el procedimiento para el ejercicio de potestad de recuperación.) actuación es objeto de una regulación específica que ya venía establecida por el artículo 55 del RBEL el cual requiere. Este privilegio habilita a las Corporaciones Locales para que utilicen todos los medios compulsorios legalmente admitidos. extremo que ha venido a reconocer expresamente. serán de cuenta del usurpador los gastos derivados de la tramitación del procedimiento de recuperación. con sujeción a las siguientes normas: a) Previa audiencia al interesado y una vez comprobado el hecho de la usurpación posesoria y la fecha en que ésta se inició. Para lanzamiento podrá solicitarse el auxilio de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. o imponerse multas coercitivas de hasta un 5 por 100 del valor de los bienes ocupados. al que se acompañarán los documentos acreditativos de la posesión. son datos de partida suficientes.. b) En caso de resistencia al desalojo.» Sobre aspectos procedimentales de la recuperación de oficio conviene tener en cuenta las consideraciones que realiza la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 2 de julio de 1991. de conformidad con lo dispuesto en el Capítulo V del Título VI de la Ley 30/1992. Solución 2. el expreso acuerdo de la Corporación. En estos supuestos.» El hecho de que figure en los planos catastrales como camino público (siendo que los mismos identifican realidades físicas constatadas por funcionarios del Centro de Gestión Catastral) y que se hayan realizado obras públicas en el mismo. cuando afirma que: «(. La recuperación en vía administrativa requerirá acuerdo previo de la Corporación.. se adoptarán cuantas medidas sean conducentes a la recuperación de la posesión del bien o derecho. 3. El procedimiento requiere el inexcusable trámite de audiencia.Competencia municipal para la recuperación de oficio de bienes municipales SUPUESTO 47. se requerirá al ocupante para que cese en su actuación. salvo que se tratare de repeler usurpaciones recientes. de 26 de noviembre. podrá hacerse efectivo por el procedimiento de apremio. señalándole un plazo no superior a ocho días para ello.. 453 .

26 de octubre y 1 de diciembre de 1987 y 8 de junio y 22 de noviembre de 1988. Solución BIENES MUNICIPALES Tercero. condicionantes de carácter formal que acertadamente echó de menos el Tribunal a quo y que le llevó a declarar la nulidad de la Resolución del Alcalde por imperativo del artículo 47. la Sentencia de 10 de mayo de 2000 señala que: «Segundo.SUPUESTO 47. considerando además que dicho extremo no se ha visto alterado por la redistribución de competencias municipales operada por la Ley 11/1999. 41. En ese sentido. carece asimismo de todo fundamento. como exige el artículo 290 del Reglamento de Organización Funcionamiento y Régimen Jurídico de las Corporaciones Locales –Sentencias de 24 de abril y 3 de junio de 1985 y 1 de junio de 1988–». Por cierto que en este mismo artículo se establecen el procedimiento a seguir y los requisitos para que la decisión se adopte y la acción de autotutela pueda ejercitarse. porque esto equivale a una acción interdictal emanada de la Autoridad municipal que. requisitos aquellos que han de ser acreditados en el expediente administrativo correspondiente con audiencia del supuesto usurpador. y no del Alcalde.8 del Real Decreto 2568/1986 y 70. ya que aquella necesidad de observar el oportuno procedimiento a través del correspondiente expediente se justifica por las Sentencias de este Tribunal de 24 de septiembre de 1982. puesto que frente a la acertada apreciación de la sentencia recurrida de la incompetencia objetiva del Alcalde del municipio para acordar por sí mismo la recuperación de terrenos que afirma ser de dominio público. está subordinada en su ejercicio a la prueba de que el bien sobre cuya posesión se esgrime venía sometido.1 del RD de 13 de junio de 1986]. 7 de noviembre de 1985. por más que esta recuperación posesoria no decida nada acerca del derecho de propiedad o de otros pretendidos derechos sobre los bienes –Sentencias de 2 de febrero y 14 de abril de 1982. cuyo pronunciamiento. el Tribunal Supremo.1 c) de la LPA. procede confirmar. en Sentencias como la de 9 de diciembre de 1999 y 10 de mayo de 2000. 82 a) de la Ley de 2 de abril de 1985. Una cuestión importante es determinar quién es el órgano municipal competente para adoptar los acuerdos oportunos de recuperación de oficio. Así. ya que el acuerdo de ejercicio de acciones judiciales corresponde al Pleno del Ayuntamiento. 7 de febrero de 1983 y 26 de diciembre de 1984–. En cuanto al segundo motivo [vulneración de los arts. dada la naturaleza privilegiada y carácter estrictamente posesorio. 23 de septiembre de 1986. con el consiguiente efecto de que se desestime el Recurso de apelación deducido por la Administración demandada. como de dominio público. a la administración del Ente y al uso común del vecindario y que ese uso se ha visto menoscabado o usurpado por el titular contra el que se dirige la acción. tiene señalado que se trata de una competencia plenaria. 454 . lo mismo que el que la declaraba por incompetencia del Órgano municipal actuante.

lo cierto es que adolece de una radical falta de competencia objetiva por parte del órgano municipal que adoptó esa decisión. tanto para la resolución de apertura como para la definitiva.» A la vista de lo expuesto se propone: La incoación de un expediente de recuperación de oficio de la franja de dominio público invadida. apercibiendo de lanzamiento de la porción de terreno que ocupa a su poseedor. 455 . y menos todavía la facultad. • Órgano competente: el Pleno.Competencia municipal para la recuperación de oficio de bienes municipales SUPUESTO 47. en los términos del artículo 44 de la Ley 30/1992. 21 y 22 de la Ley 7/1985).8 del Reglamento de Organización. del RJA-PAC.1 del Reglamento de Bienes de las Corporaciones Locales. • Efecto de falta de resolución en plazo: caducidad. • Plazo de resolución expresa desde el momento de su inicio: no existe. del RJA-PAC. sanitaria o circulatoria. Solución salvo razones de urgencia que aquí ni siquiera se alegan (arts. En este caso se trata de ejercitar una acción administrativa de recuperación de bienes de dominio público. conforme al artículo 42 de la Ley 30/1992. Las reglas procedimentales más esenciales son las siguientes: • Plazo de inicio: es una acción imprescriptible. • Extremos que se deben acreditar en el expediente: la posesión del inmueble y el alcance de la ocupación producida. No hay límite temporal. conforme al artículo 55.2 de la Ley 33/2003. Funcionamiento y Régimen Jurídico de esas mismas Corporaciones. y cualesquiera que puedan ser los defectos formales del expediente administrativo seguido para ello. atribuida a los Alcaldes por el artículo 41. nada arguye la genérica declaración de los artículos 82 a) de la misma norma y 70. rural. luego tres meses con carácter supletorio. de dirigir la Policía urbana.

.

A los efectos de obtener alguna rentabilidad del mismo. Se plantea cuál sería el procedimiento a seguir en la selección de un futuro inquilino. Dicho local lleva en desuso unos 10 años. al estar ya instalados todos los servicios municipales. resultando que en el término no hay ninguna? 457 . El mismo no se considera necesario para ningún fin público. inventariado como patrimonial.BIENES MUNICIPALES SUPUESTO 48 Régimen de cesión de uso de bienes patrimoniales Enunciado SUPUESTO DE HECHO El Ayuntamiento «X» es titular de un local comercial. ¿Se podría adjudicar directamente a una asociación de parados que tiene como objetivo social el autoempleo como técnica para combatir el paro? ¿Y a unos vecinos que pretenden la instalación de una guardería. se está estudiando la posibilidad de alquilarlo a un particular.

SUPUESTO 48 Régimen de cesión de uso de bienes patrimoniales Solución INFORME JURÍDICO Es preciso partir de la definición legal de los bienes patrimoniales.» El régimen de cesión de uso. de los bienes patrimoniales municipales. en todo caso. que establecía que: «1.» Resultando mucho más preciso el artículo 6 del RBEL/86: «1. El arrendamiento y cualquier otra forma de cesión de uso de bienes patrimoniales de las Entidades Locales se regirá. En todo caso. recogida en el artículo 7. en cuanto a su preparación y adjudicación por la normativa reguladora de contratación de las Entidades Locales.» 458 . de 13 de junio. 2. Los bienes patrimoniales se rigen por su legislación especifica y. Real Decreto 1372/1986. de 3 de noviembre. «1. Son bienes y derechos de dominio privado o patrimoniales los que. en su defecto. que no de la propiedad. no tengan el carácter de demaniales. Será necesaria la realización de subasta siempre que la duración de la cesión fuera superior a cinco años o el precio estipulado exceda del 5 por 100 de los recursos ordinarios del presupuesto. PAP.1 de la Ley 33/2003. por las normas de Derecho Privado. 2. en los siguientes términos. Son bienes patrimoniales o de propios los que siendo propiedad de la Entidad Local no estén destinados a uso público ni afectados a algún servicio público y puedan constituir fuentes de ingresos para el erario de la entidad. así como la recogida en el artículo 6 del RBEL/86. estaba recogido en el artículo 92 del RBEL/86. siendo de titularidad de las Administraciones Públicas. el usuario habrá de satisfacer un canon no inferior al 6 por 100 del valor en venta de los bienes.

la remisión la realizaba de forma genérica a la Ley de Contratos. Solución Se observa como el procedimiento de selección se encontraba condicionado por el plazo de duración o el importe económico por el cual se pretendiese articular el arrendamiento. dado el carácter tasado del mismo para los supuestos expresamente enumerados en la Ley de Contratos. es decir. aquella oferta económica en concepto de renta más alta. y que el mismo no señalaba ninguna previsión expresa de adjudicación. 2. el único procedimiento posible era la subasta. Sólo los prevé para los contratos típicos del Libro II de la misma ley. No era posible la adjudicación directa en ningún caso. Tanto en el procedimiento abierto como en el restringido la adjudicación podrá efectuarse por subasta o por concurso.Régimen de cesión de uso de bienes patrimoniales SUPUESTO 48. Si el mismo se pretendía otorgar por una duración superior a cinco años. por debajo de esos dos límites. en ese caso. El artículo 74 de la LCAP señala que: «1. En concreto. el procedimiento de selección del inquilino inexcusablemente era la subasta. Tampoco la adjudicación directa. Sin embargo. Dado que la remisión que realiza dicho artículo a la legislación patrimonial. era preciso acudir a las formas de adjudicación que se articulaban en ese Libro I de la LCAP. a las previsiones del Libro I del Real Decreto Legislativo 2/2000. o excedía de un determinado importe. sin entrar en consideraciones de otro tipo. por falta de soporte legal. LCAP. Para aquellos alquileres de más de cinco años o que excediesen del importe del artículo 92 del RBEL/86. y que no prevé ninguno para los contratos patrimoniales privados. Se llegaba por lo tanto a las siguientes conclusiones respecto de los contratos de alquiler de los bienes patrimoniales: 1. al propio RBEL/86.» No era admisible el procedimiento negociado. y que son o la subasta o el concurso. salvo la citada de la subasta. 459 . sus artículos 5 y 9.

Las circunstancias determinantes de la adjudicación directa deberán justificarse suficientemente en el expediente. los artículos citados del Real Decreto Legislativo 2/2000 han sido derogados por la Ley 30/2007. permuta. con carácter básico en los términos de la disposición final segunda. Los contratos para la explotación de los bienes y derechos patrimoniales se adjudicarán por concurso salvo que.. por la presente ley y sus disposiciones de desarrollo. donación. estos contratos se regirán por el Derecho Privado». Se ha generalizado el procedimiento del concurso. de 3 de noviembre. por las peculiaridades del bien. Es admisible la adjudicación directa. El artículo 20 de la misma señala que: «Los contratos privados se regirán. aplicándose supletoriamente las restantes normas de Derecho Administrativo o. extremo que hay que justificar debidamente. arrendamiento y demás negocios jurídicos análogos sobre bienes inmuebles. en defecto de normas específicas.» Del mismo se desprende que el sistema de selección de la subasta. Solución BIENES MUNICIPALES 3. la limitación de la demanda. en cuanto a su preparación y adjudicación. valores negociables y propiedades incorporales.. sin atender a los límites que establecía la anterior regulación. si bien si se da alguna d