Está en la página 1de 5

Plenaria Relatorías Moncayo y Pizarro

Por: Juan Diego Agudelo Molina
El trabajo de un relator es muy difícil, especialmente cuando el tema a relatar tiene
incidencias políticas y cuando los autores que deben sintetizarse presentan visiones tan distintas,
e incluso contrapuestas entre sí. La labor del relator debería ser presentar esquemática y
pedagógicamente el tema y los autores objeto de reflexión, pero cuando el tema es problemático,
tiene tantas aristas, y puede interpretarse políticamente de tantas formas, es difícil ser neutral.
Esto ocurre con las relatorías de la CHCV, su objeto de reflexión es nada menos que la historia
del conflicto armado colombiano, un tema tan polémico y que mueve tantos sentimientos, que
usualmente los autores al abordarlo toman posiciones ideológicas y pasionales que tratan de
rastrear en sus lecturas históricas. Ante un tema como este, no solo por las connotaciones
políticas que tiene, sino por los sentimientos que provoca, es difícil ser neutral. La neutralidad es
aún más difícil si tenemos en cuenta que los mismos relatores han sido designados por una de las
partes en contienda y que su labor es relatar sintéticamente los informes de otras personas que, al
haber sido también designados por las partes, toman partido, especialmente en el tema de la
adjudicación de responsabilidades. En fin, a continuación trataremos de tomar partido por alguna
de las dos relatorías, tomando como índice de valoración esta difícil virtud de la neutralidad, pues
así podemos valorar el cumplimiento de la labor encomendada por el mandato de la CHCV.
Víctor Manuel Moncayo
La relatoría de Víctor Manuel Moncayo titulada Hacia la verdad del conflicto: Insurgencia
guerrillera y orden social vigente está permeada por una tesis central, a saber, la insurgencia y la
contrainsurgencia son inherentes al sistema social capitalista imperante en el Estado colombiano.
Al presentarse esta idea como tesis central, incluso planteada desde el mismo título de la
relatoría, Moncayo no solo está dando cuenta de la posición de varios de los comisionados (como
Fajardo, Estrada, Vega, etc.); sino que está tomando posición frente a un tema central en la
interpretación del conflicto armado colombiano, adscribiéndose a un marco epistémico
determinado. Y aunque Moncayo varias veces nos dice que esta posición no es compartida por
varios de los Comisionados (especialmente los del gobierno), cuando se refiere a ella no lo hace

y que puede ser muy problematizada desde muchas otras perspectivas. nos dice que [e]l proceso subversivo. presentado entre otros por los comisionados del gobierno. Como tal ha acompañado nuestro devenir desde sus orígenes. p. a saber.13). 2015. Así. representado por el Estado que condensa y resume todas sus relaciones (Moncayo. Moncayo afirma que es en el orden social vigente donde reside. cuando nos está presentando su estructura. 2015. un conflicto que. se manifiesta también en términos de violencia física. por consiguiente. por su naturaleza y características. p. es inherente a toda sociedad -como la colombiana. . tiene su origen en las contradicciones propias del sistema capitalista. Al inicio de su relatoría. Finalmente. como expresión de resistencia al orden existente con la pretensión de sustituirlo.regida por el sistema de dominación capitalista. como si estuviera dando cuenta de un hecho o estuviera presentando su propio informe. que interrumpieron violentamente la existencia de las comunidades que poblaban nuestro continente (Moncayo. p. De igual manera. 2015. en cuanto a las responsabilidades. la causa tanto de origen como de persistencia del conflicto armado colombiano será las manifestaciones propias de este orden social en el caso colombiano.” (Moncayo. no estructuralista como lo dice varias veces. Con este esquema de presentación de los informes ya está generalizando una tesis que solo puede encontrarse en algunos de los comisionados. y especialmente a los grupos sociales antisistémicos. como dimensiones indisociables de la explicación histórica del conflicto. 76). lo lleva a hilar de determinada manera los cuatro grandes ejes de la CHCV. los efectos y las responsabilidades en la historia del conflicto armado. sino que lo hace en tercera persona. agrupando en últimas a todos los miembros de la sociedad que viven bajo ese modelo. Moncayo nos dice que su intención es “plantear […] la dualidad insurgencia-contrainsurgencia como elementos propios o congénitos del orden social vigente y. dando lugar a una victimización más global. luego de la eliminación de los lazos coloniales. entre otras expresiones. la victimización se escapará al modelo tradicional. Esta postura marxista sistémica.necesariamente citando a los comisionados que participan de ella. al igual que la contrainsurgencia. la persistencia. los orígenes. Si la insurgencia. Si la comprensión hiciera referencia a esa dimensión olvidada del orden social vigente como responsable sistémico o estructural. 6). sería necesario reconocerlo también como victimario.

Las primeras [objetivas] no pueden explicar por qué en condiciones similares los actores sociales elaboran estrategias de acción diversas. Así. otros consideran de mayor relevancia las “causas subjetivas”. tanto objetivas como subjetivas. de la siguiente manera: La discusión en torno a los factores que han incidido en la violencia que ha sufrido el país ha sido objeto. tiene una estructura más simple y clara. de un gran debate. es decir la decisión política de algunos actores políticos y sociales de empuñar las armas […]. Las segundas [subjetivas] no pueden explicar por qué existen regularidades sociales (Pizarro. En cada una de las tres secciones de su relatoría. Por momentos parece que más que una relatoría. pues incluso su reconstrucción histórica es muy similar a la de este comisionado. p. creo que el escrito de Moncayo es poco neutral. pues múltiples causas y factores de convergencia coadyuvaron en la estructuración del conflicto. donde expone varias tesis centrales en las lecturas de la historia del conflicto colombiano. ante la multiplicidad de causas. Moncayo estuviera presentando una exposición ampliada del informe de Jairo Estrada. . privilegiando claramente las que hacen del sistema social la causa determinante del conflicto. la conclusión más sensata y neutral posible es que el conflicto armado colombiano no puede explicarse de una manera monocausal. desde hace muchos años. correspondientes a los tres ámbitos de reflexión propuestos por la mesa de conversaciones. En este intento de abarcar las múltiples visiones de los comisionados Pizarro. la relatoría de Pizarro Una lectura múltiple y pluralista de la historia es mucho más abierta. 50). Esto es evidente en el apartado “Exposiciones para contribuir al análisis”. sin adscribirse a alguna de las dos grandes posiciones de los comisionados. y da cuenta de mejor manera de los informes de la CHCV.En síntesis. Mientras algunos analistas defienden la existencia de “causas objetivas”. pues aunque reconoce las posiciones de los otros comisionados. 2015. expuestas por los comisionados. tiende a privilegiar las tesis de los que se acomodan al marco epistémico particular marxista a partir del cual él estructura su exposición. deja abierto el debate en torno a la multiplicidad y características de las causas. tanto en los hechos destacados como en las continuidades y rupturas. en el apartado sobre causas de origen y persistencia. Eduardo Pizarro Por su parte. Lo cierto es que ninguna ofrece una respuesta satisfactoria. trata de presentar las visiones de los comisionados sin tomar postura por algunas de ellas.

M. V. la equidad y el sistema político. Estas causas están presentes de una u otra manera en los informes de los comisionados. En: Contribución al entendimiento del conflicto armado en Colombia. Fajardo.). Gutiérrez. generalmente presente en los informes de los comisionados designados por el gobierno y en algunos de los de las FARC (Molano y Javier Giraldo. . la inequidad. las amenazas. en la narración de los efectos del conflicto armado Pizarro expone tres secciones. las dos primeras referentes a una caracterización de las víctimas desde una tipología legal (Ley 1448 de 2011). el homicidio en persona protegida. Wills. el reclutamiento ilícito de niños. la precariedad institucional. más omnicomprensiva y un poco más neutral en la presentación de los informes de los comisionados. En este sentido nos presenta como causas de persistencia: el narcotráfico. la victimización estaría dada por el desplazamiento de población. la extorsión. niñas y adolescentes. las minas antipersonas. específicamente en materia agraria. presentado algunos de los que aparecen repetidamente en los comisionados de la CHCV. tanto de los designados por las FARC como por el gobierno. la conjugación de todas las formas de lucha (armas y urnas). Y en la tercera sección se ocupa de una visión más amplia de los efectos del conflicto armado. el secuestro. “Hacia la verdad del conflicto: Insurgencia guerrillera y orden social vigente”. Por estas razones consideramos que la relatoría de Pizarro es más organizada. Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas. el sistema político clientelista y localista. (2015). específicamente los efectos frente a la economía nacional. los delitos contra la libertad y la integridad sexual. Bibliografía Moncayo. la tortura. y el circulo vicioso de la violencia. los asesinatos selectivos y masacres. delitos típicamente cometidos por los actores en medio de la confrontación. entre otros). el despojo de tierras. la provisión privada de la coerción y la seguridad. Finalmente. Vega y Zubiría) y con las visiones amplias de los efectos del conflicto (Molano. el papel del secuestro y la extorsión.Esta imposibilidad de presentar consensos significativos en el ámbito de las causas de origen lleva al autor a concentrarse en los factores de persistencia. munición sin explotar y artefactos explosivos no convencionales. etc. Este segundo nivel de victimización concuerda en parte con las visiones sistémicas de varios comisionados de las FARC (como Estrada. la desaparición forzada. los ataques y pérdidas de bienes civiles y los atentados contra bienes públicos. Giraldo. Según esta primera variante. los patrones de violencia contra los civiles.

“Una lectura múltiple y pluralista de la historia”. E. . Comisión Histórica del Conflicto y sus Víctimas.Pizarro. En: Contribución al entendimiento del conflicto armado en Colombia. (2015).