Está en la página 1de 6
MATEMÁTICAS Y CULTURA B O L E T Í N 23.10.2016 No. 317 COORDINACIÓN DE
MATEMÁTICAS Y CULTURA
B O L E T Í N
23.10.2016
No. 317
COORDINACIÓN DE MATEMÁTICAS

MATEMÁTICAS

MATEMÁTICAS

REFLEXIONES SOBRE ALGUNOS RETOS DE LA EDUCACIÓN UNIVERSITARIA EN EL SIGLO XXI

En el siglo XXI, el avance de la ciencia y la tecnología incide directamente en los espacios universitarios. Por un lado, el hecho de que justamente una de las funciones en las universidades es crear conocimiento (a través de los espacios dedicados a realizar investigación), por otro, transmitir el conocimiento (tanto el nuevo como el que ha sustentado los nuevos descubrimientos), lo cual se logra a través de la actividad docente, han contribuido a que en las instituciones de educación superior se enfrenten diferentes retos. Uno de ellos, medular en el quehacer universitario, es la manera de impartir la docencia. Las nuevas tendencias propuestas por la UNESCO pretenden que los estudiantes universitarios sean mucho más activos en la búsqueda de información, así como en la reflexión que conlleva a asimilarla. Lo anterior se traduce en impulsar en ellos la autorregulación, proceso interno que podría permitir al estudiante darse cuenta de por qué no aprende y qué es lo que está en sus manos para tener éxito en sus tareas y alcanzar sus metas partir de un proceso consciente. Estos procesos implican aspectos que tienen que ver, de alguna manera, con las investigaciones realizadas por Jerome Bruner, pedagogo y psicólogo educativo estadounidense, interesado en estructurar de manera adecuada los contenidos educativos; sus investigaciones lo llevaron a observar que la maduración y el medio ambiente influían en el desarrollo intelectual; sin embargo, Bruner centro su atención en el ambiente de enseñanza. Tuvo también coincidencias con Ausubel en lo que respecta a la importancia de comprender la estructura del concepto; aunque se concentró especialmente más en las responsabilidades del profesor que en las del estudiante. En una de sus obras titulada The culture of Education (traducido al castellano como La Educación, puerta de la cultura), presenta como uno de los temas centrales: el conocimiento y su “encarnación” en las personas que lo transmite y sus modos de comunicarlos (Perinat, 2004). En este breve artículo se pretende compartir algunas de las ideas presentadas por Adolfo Perinat (referencia completa al final del artículo) sobre la obra citada de Bruner, en la que señala que la principal función de la educación es transmitir la cultura. Asimismo menciona, la cultura precisa el marco de la educación, estableciendo qué es lo que se tiene que transmitir de manera informal (socialización familiar) y qué de manera formal (educación escolar). Así, resulta que existe una retroalimentación entre educación y cultura; el aprender y el pensar están situados dentro de

 

MB

 
   

2

cada cultura que se encarga de proponer qué es lo que hay que aprender, cómo se ha de enseñar; en concreto, impone sus condicionamientos, a través de los lineamientos de la organización del sistema escolar.

Bruner señala que la manera de educar, esto es, el arte de la transmisión de los conocimientos, presupone en el transmisor una representación de la mente del educando - aprendiz. Tal representación es la que guía los modos de actuar del educador enseñante y contiene un importante componente de <<visión tradicional>>, al que llama folk pedagogy. Este término refiere a un pensamiento colectivo e intuitivo acerca de los educandos y de cómo funciona su mente. Presenta varias dimensiones; una de las cuales es concebir la mente de los que están en edad escolar, incluidos los de nivel universitario, como un vacío al que hay que llenar. Bajo esa premisa, los escolares son seres ignorantes, de ahí que la función del maestro es impartir conocimientos. Ante esto, cabe la objeción de que tanto los niños como los jóvenes actualmente, ante los multimedios e internet que tienen a su alcance, poseen conocimientos diversos al margen de la escuela. Tal premisa resultaría contraproducente, pues generaría cauces de saberes sin comunicación entre sí: uno el escolar y otro de todo lo que se aprende fuera de la escuela. Por lo tanto, es poco razonable que los docentes adopten una postura de suficiencia, lo que contribuye a subestimar los conocimientos que aprenden fuera de la escuela los estudiantes, frente a los que ellos buscan transmitir. De esta manera surge el cuestionamiento acerca de la posibilidad de buscar puntos de encuentro entre los saberes que establece el currículum y los saberes que permean a los alumnos en lo cotidiano, así como las preocupaciones que viven conjuntamente cuando asisten a clase. Destaca una de las

experiencias que se tiene como referencia acerca de la trascendencia de propiciar esos puntos

de encuentro: el trabajo llevado a cabo por Ann Brown (psicóloga educativa que desarrolló métodos para enseñar a los estudiantes a ser mejores en el proceso de aprendizaje), realizado en Oakland, California, el cual ilustra de manera fehaciente la manera en que los jóvenes ( y los niños ) son capaces de desarrollar sus capacidades básicas, además de generar un sentido de participación, cuando se les proporciona un medio que propicia las condiciones adecuadas. En ese trabajo, uno de los aspectos más relevantes es el hecho de crear un tipo de cultura escolar colaborativa tanto para los alumnos como para los profesores que participen.

El trabajo en cuestión refiere a la manera en que los estudiantes pusieron en marcha una serie de acciones ante el percance ecológico provocado por el derrame de petróleo del Exxon Valdez

en Alaska. El objetivo era diseñar y llevar a cabo un plan, el cual consistía en la disposición para

trabajar con todas las propuestas posibles, sabiendo que ninguna sería subestimada; había total

apertura a escuchar las ideas sin descartar alguna. Se buscaban soluciones al grave problema que significó el daño al ecosistema, particularmente a las aves que estaban impregnadas de petróleo. La iniciativa que surgió fue que se podía sacar el petróleo de las aves usando crema de cacahuates como <<papel secante de petróleo>>. La idea de ninguna manera se tomó en broma; de hecho fue culminada; el sustento que los guiaba era que, en todo caso, había suficiente maní para ejecutarla. La relevancia de esta acción es que los estudiantes que participaron en ella habían adquirido un aprendizaje: tratar las ideas de manera respetuosa, pragmática y activa. Como grupo, se dieron a la tarea de justificar por qué los <<papeles secantes de petróleo>> eran una buena idea para rescatar a las aves atrapadas en una mancha

 

MB

 
   

3

de petróleo. A través de estas actividades, consciente o inconscientemente, se estaban “enseñando” unos a otros, tratándose como iguales; además, había un gran sentido de pertenencia a comunidad, misma que tenía un objetivo común: “enseñar compartiendo”. A este respecto, señala en su obra la importancia de estas actividades que llegan a ser relevantes a lo largo de la vida de los estudiantes.

La implementación de acciones como las descritas, no surgen de manera improvisada, sino de un profundo análisis y convencimiento de que a través de la creación y participación de comunidades de aprendizaje, como las que pueden constituirse en el aula, en cualquier nivel educativo, es posible impulsar en los estudiantes el deseo por aprender. No basta con desarrollar sus capacidades básicas, debemos impulsar en ellos el sentido de participación en la búsqueda de nuevos saberes, es decir, nuevos conocimientos.

Parafraseando a Jerome Bruner, en una profunda reflexión señala que no ha logrado establecerse una orientación en la educación de acuerdo a las necesidades actuales; sin embargo, es propositivo al respecto cuando sugiere las siguientes acciones:

Dar a los educandos un sentimiento de sus propias posibilidades de desarrollo.

Darles la oportunidad no sólo de desarrollar sus capacidades, sino también un sentimiento eficiente de participación en una comunidad abierta a las iniciativas.

Enseñarles a tratar las ideas respetuosamente, con pragmatismo y activamente.

Que asuman su responsabilidad sobre lo que aprenden, que se inicien en <<pensar cómo piensan>>

Elevar la conciencia de los educandos, potenciar su autoestima.

Explorar las implicaciones en la práctica de lo que se les prescribe.

Hacer de la escuela una comunidad en colaboración, un auténtico grupo.

Lograr que los jóvenes sean conscientes de que como humanos, actuamos en nuestro mundo básicamente de acuerdo a las creencias que tenemos sobre el mismo.

Algunas de estas propuestas pueden considerarse como pilares de actividades que orienten nuestro desempeño y quehacer como docentes, asumiendo la gran responsabilidad que significa la contribución que hacemos en la formación de los estudiantes.

MB

4 Debe señalarse que este artículo tiene como referencia total el trabajo de Adolfo Perinat,
4
Debe señalarse que este artículo tiene como referencia total el trabajo de Adolfo Perinat, en la
obra citada.
MARGARITA RAMÍREZ GALINDO
PROFESORA DE LA FACULTAD DE INGENIERÍA, UNAM
Referencias:
Perinat, A. (2004) Conocimiento y Educación Superior. (pp.85-96) Ed. Paidós. España.
Bruner, J. (2014) La Educación, puerta de la cultura. Machado Grupo de Distribución. España.
MATEMÁTICAS
MATEMÁTICAS
TEOREMA DE LA MULTIPLICIDAD Y TEOREMA DEL VECTOR
PERPENDICULAR
En este artículo daré a conocer dos teoremas o postulados que yo he descubierto, con el fin de
reforzar temas de álgebra y geometría analítica, tal es el caso de los polinomios y del álgebra
vectorial respectivamente.
Teorema de la multiplicidad
Sea un polinomio de la forma
Entonces
1.
Si el factor
se repite n veces, o sea:
2.
La raíz r repetida queda expresado como raíz doble, triple o m-ésima.
3. Si la multiplicidad puede descomponerse como multiplicación de números naturales
entonces
MB 5 Donde es la multiplicidad primaria y la multiplicidad secundaria En general Donde es
MB
5
Donde
es la multiplicidad primaria y
la multiplicidad secundaria
En general
Donde
es la multiplicidad primaria y
la multiplicidad secundaria,
la
multiplicidad terciaria, y así sucesivamente
Ejemplo.
Esto se trata de un trinomio cuadrado perfecto, y por medio del teorema del binomio
llegamos a
.
De la cual
, es una raíz repetida dos veces, por lo que su multiplicidad es dos y
se dice que la raíz es doble.
Teorema del vector perpendicular o de la componente nula
Sean
Y
dos vectores alojados en un plano
, entonces
6

MB

6 Ahora bien, si el vector y el segundo tienen coordenadas nulas en x, y
6
Ahora bien, si el vector y el segundo tienen coordenadas nulas en x, y o z, pero si tienen
coordenadas en las demás componentes, aunque una de ellas es nula, entonces el vector
producto apuntará en dirección del eje en el que los componentes de los vectores en la
dirección de ese eje son nulos. En tal caso, el vector producto tendrá la dirección del vector
unitario en la cual su columna correspondiente en el pseudodeterminante solamente
contiene elementos nulos o ceros.
Ejemplo.
y
Puesto que el vector v y el vector w se alojan en el plano XY y el componente en z en ambos
vectores es nula, se dice que el vector producto está en la dirección del eje Z, es decir
paralela a ese eje, ya que la columna correspondiente al vector k contiene ceros solamente.
Cabe mencionar que este teorema funciona siempre que los vectores no sean proporcionales
o que ambos vectores no tengan más de un componente nula, el primer caso por el hecho
de que un teorema de la geometría analítica dice que si dos vectores sean proporcionales o
uno de ellos es el vector nulo, el producto vectorial valdría el vector cero, y este no tiene
definida ni su dirección ni sentido; el segundo caso porque el cálculo de dicho determinante
involucra el producto de diversos componentes, ejemplo la primera del primer vector por la
segunda del segundo vector, esto a través de la regla de Sarrus, por menores cofactores o
por el método de condensación.
Geométricamente esto se aplica directamente en la geometría y en la Mecánica, donde en
este último se aplica al cálculo de momentos. Asimismo se utiliza también en el
Electromagnetismo y en el Cálculo Vectorial.
CRISTO NEPHTALÍ SÁNCHEZ CASTILLO
ESTUDIANTE DE INGENIERÍA PETROLERA
FACULTAD DE INGENIERÍA, UNAM
Nota del editor: El boletín se ha caracterizado por dar oportunidad a los miembros de nuestra
comunidad, de publicar sus ideas, pensamientos, etcétera; para que se tenga un foro donde
ejerzan su libre expresión. Es así que en el anterior artículo es de la autoría de un estudiante
de esta Facultad. Como siempre, las ideas, conclusiones o posibles omisiones o errores son
responsabilidad de los autores.
http://dcb-fi-c.unam.mx
erik2306@unam.mx
Por razones de austeridad, el tiraje del Boletín
acostumbraba.
se
mantiene a
la mitad
de
lo que
se