Está en la página 1de 90
UNIVERSIDAD CONTINENTAL DE CIENCIAS E INGENIERÍA EVALUACIÓN DE LA TASA DE INFILTRACIÓN EN TIERRAS AGRÍCOLAS, FORESTALES

UNIVERSIDAD CONTINENTAL DE CIENCIAS E INGENIERÍA

EVALUACIÓN DE LA TASA DE INFILTRACIÓN EN TIERRAS AGRÍCOLAS, FORESTALES Y DE PASTOREO EN LA SUBCUENCA DEL RÍO SHULLCAS

Guillermo Miguel Carlos Gómez. Roy Grijalva Santos. Rubén Víctor Munive Cerrón. Tito Mallma Capcha. Carlos Eduardo Orihuela Villavicencio.

Huancayo, Perú, 2014

AGRADECIMIENTOS

A

Dios

y

a

la

subvención

de

la

Universidad

Continental de Ciencias e Ingeniería.

Agradecemos a: Miguel Varillas, Arturo Anco, José Castañeda, Tony Yauri, Juan Espinoza, Deyvis Hinostroza, Yerrsu Araujo, Alex Mucha y Jhonathan Ávila, por el apoyo brindado en el registro de datos en campo.

Los Autores.

DEDICATORIA

A todas aquellas personas que apostaron por realizar investigación pese a no haber tenido ni el apoyo ni las condiciones necesarias para ello.

Los Autores.

ÍNDICE

RESUMEN

VII

INTRODUCCIÓN

9

CAPÍTULO I: PLANTEAMIENTO DEL

..........................................................12

  • 1.1. PLANTEAMIENTO Y FORMULACIÓN DEL

PROBLEMA.

................................................12

  • 1.1.1 PLANTEAMIENTO DEL

PROBLEMA.

.........................................................................12

  • 1.1.2 FORMULACIÓN DEL

PROBLEMA.

............................................................................14

OBJETIVOS.

  • 1.2. ........................................................................................................14

JUSTIFICACIÓN E

  • 1.3. IMPORTANCIA.

...........................................................................15

  • 1.4. HIPÓTESIS Y DESCRIPCIÓN DE

VARIABLES.

............................................................16

HIPÓTESIS.

  • 1.4.1. .........................................................................................................16

DESCRIPCIÓN DE

  • 1.4.2. VARIABLES.

...............................................................................16

  • 1.4.3. OPERACIONALIZACIÓN DE

VARIABLES.

..................................................................17

CAPÍTULO II: MARCO

TEÓRICO.

..................................................................................19

  • 2.1. ANTECEDENTES DEL

PROBLEMA.

..........................................................................19

  • 2.2. TEÓRICAS.

BASES

................................................................................................22

  • 2.2.1. .....................................................................................................22

  • 2.2.2. ..............................................................................................................41

  • 2.2.3. CLASIFICACIÓN DE TIERRAS POR CAPACIDAD .........................................................45

  • 2.2.4. EL MARCO PARA LA EVALUACIÓN DE TIERRAS ........................................................47

  • 2.2.5. CLASIFICACIÓN DE TIERRAS SEGÚN LA NORMATIVA PERUANA .................................48

    • 2.3. DEFINICIÓN DE TÉRMINOS

BÁSICOS.

......................................................................49

CAPÍTULO III:

METODOLOGÍA.

.....................................................................................53

  • 3.1. MÉTODO, TIPO Y NIVEL DE LA

INVESTIGACIÓN.

.......................................................53

  • 3.1.1. INVESTIGACIÓN.

TIPO DE

......................................................................................53

  • 3.1.2. INVESTIGACIÓN.

NIVEL DE

....................................................................................53

MÉTODO.

  • 3.1.3. ............................................................................................................53

    • 3.2. .............................................................................57

DISEÑO DE LA

INVESTIGACIÓN.

POBLACIÓN Y

  • 3.3. ......................................................................................57

MUESTRA.

POBLACIÓN.

  • 3.3.1. ........................................................................................................57

  • 3.3.2. MUESTRA............................................................................................................57

    • 3.4. TÉCNICAS E INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE

DATOS.

.....................................59

  • 3.4.1. INVESTIGACIÓN.

TÉCNICAS DE

..............................................................................59

  • 3.4.2. INSTRUMENTOS DE RECOLECCIÓN DE

DATOS.

........................................................60

EQUIPOS Y

  • 3.5. MATERIALES.

......................................................................................61

CAPÍTULO IV: RESULTADOS Y

DISCUSIÓN.

...............................................................63

  • 4.1. RESULTADOS DEL ANÁLISIS DE LA

..................................................63

  • 4.1.1. CARACTERÍSTICAS DE LAS TIERRAS DE

................................................63

  • 4.1.2. CARACTERÍSTICAS DE LAS TIERRAS

....................................................64

  • 4.1.3. CARACTERÍSTICAS DE LAS TIERRAS

.................................................65

  • 4.1.4. TASA DE INFILTRACIÓN SEGÚN USO DE

...................................................65

  • 4.1.5. COMPARACIÓN DE MEDIAS DE TASA DE INFILTRACIÓN SEGÚN USO DE

.......67

  • 4.1.6. MODELO DE REGRESIÓN LINEAL Y MAPA DE

INFILTRACIÓN.

.....................................68

  • 4.2. DISCUSIÓN DE

RESULTADOS.

...............................................................................70

CONCLUSIONES ............................................................................................................73

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS ................................................................................74 ANEXOS .........................................................................................................................78

ANEXO 1. DETERMINACIÓN DE PARÁMETROS EDÁFICOS EN

LABORATORIO.

........................79

ANEXO 2. MAPAS

........................................................................................90

ANEXO 3. FICHAS DE

.....................................................................................84

ANEXO

4.

PANEL

.....................................................................................85

Índice de Tablas

Tabla 1. Variables y dimensiones

..................................................................16

Tabla 2. Operacionalización de

........................................................................17

Tabla 3. Las tasas de infiltración para diferentes tipos de

...................................28

Tabla 4. Interpretación según la velocidad de

................................................39

Tabla 5. Parámetros evaluados para tierras de

................................................63

Tabla 6. Clase textural para tierras de

pastoreo.

..............................................................63

Tabla 7. Tipo de cobertura de tierras de

pastoreo.

...........................................................63

Tabla 8. Parámetros evaluados para tierras

agrícolas.

....................................................64

Tabla 9. Clase textural de tierras

agrícolas.

.....................................................................64

Tabla 10. Tipo de cobertura de tierras

agrícolas.

.............................................................64

Tabla 11. Parámetros evaluados para tierras

forestales.

.................................................65

Tabla 12. Clase textural de tierras

forestales.

..................................................................65

Tabla 13. Tasa de infiltración según uso de

tierras.

.........................................................66

Tabla 14. Tiempo medio de

infiltración.

...........................................................................66

Tabla 15. Tasa de infiltración y parámetros evaluados según uso de

tierras.

..................67

Tabla 16. ANOVA para Tasa de

infiltración.

.....................................................................67

Tabla 17. Subconjuntos homogéneos de tasa de

infiltración.

...........................................67

Tabla 18. Resumen del

modelo.

......................................................................................68

Tabla 19. ANOVA b

.

..........................................................................................................68

Tabla 20. Coeficientes a

.

...................................................................................................68

Índice de Figuras

Figura 1. Dependencia temporal de infiltrabilidad y de la infiltración Figura 2. Efecto del suelo cubierto y descubierto en las tasas de

acumulada.

.............24

infiltración.

..................29

Figura 3. Efecto de sellado y encostrado en las tasas de

infiltración.

...............................30

Figura 4. Infiltrabilidad como una función de

tiempo.

.......................................................30

Figura 5. Las tasas de infiltración en suelo franco

limoso.

...............................................31

Figura 6. Efectos temporales del dosel, soja y residuos en la tasa de

Figura 7. Infiltración media para diferentes tratamientos de

pastoreo.

infiltración.

............32

.............................33

Figura 8. Infiltración en forma de protuberancias como dedos o lengua ...........................34

Figura 9. Forma del frente de humectación durante la

infiltración.

...................................35

Figura 10. Detalles del cilindro

infiltrómetro.

....................................................................37

Figura 11. Infiltrómetro de tensión ....................................................................................38

Figura 12. Localización y ubicación del ámbito de

estudio.

..............................................54

Figura 13. Muestreo de suelo con cilindro de

aluminio.

....................................................56

Figura 14. Distribución de los puntos de

muestreo.

.........................................................59

Figura 15. Materiales e infiltrómetro de doble anillo instalado en

campo.

.........................61

Figura 16. Lámina infiltrada acumulada según tipo de uso de

tierra.

................................66

Figura 17. Mapa de infiltración de la subcuenca del río

Shullcas.

....................................69

Índice de Anexos

Anexo 1.Determinación de parámetros edáficos en

laboratorio.

......................................79

Anexo 2. Fichas de

registro.

............................................................................................84

Anexo

3.

Panel

..............................................................................................85

Anexo 4. Mapas

..............................................................................................90

RESUMEN

Objetivos: Evaluar y determinar el uso del suelo con la más alta tasa de infiltración en la subcuenca del río Shullcas. Métodos: Se desarrolló una investigación básica y correlacional. Los usos actuales de la tierra fueron identificadas y demarcadas, según la normativa peruana de clasificación de tierras por su capacidad de uso mayor, en estas zonas se seleccionó 32 puntos de muestreo al azar usando las herramientas de software ArcGIS, en los que se midieron la infiltración empleando infiltrómetros de doble anillo, se registraron los tipos de cobertura vegetal y se tomaron muestras de suelo para analizar su contenido de arcilla, contenido de arena, contenido de limo, contenido de humedad, densidad aparente y porosidad, en el laboratorio. Resultados: Las tasas de infiltración promedio fueron; 12.42 cm/h para las tierras agrícolas, 2.07 cm/h para las tierras de pastoreo y 25.52 cm/h para las tierras forestales, además, sólo el 12.63% de la subcuenca del río Shullcas tiene infiltración entre 0.2 a 25 cm/h. Conclusiones: Las tierras forestales tiene la infiltración promedio más alta clasificada como demasiado rápida, las tierras agrícolas cómo rápida, y las tierras de pastoreo como moderada.

Palabras clave: infiltración, tierra agrícola, tierra forestal, tierra de pastoreo.

ABSTRACT

Objectives: Assess and determine land use with highest infiltration rate in the subwatershed of the river Shullcas. Methods: Was developed a basic and correlational investigation. The current land uses were identified and demarcated, according to Peruvian regulation of land classification for its use capacity major, in these areas was selected 32 points sampling randomly using ArcGIS software tools, where were measured infiltration, using double ring infiltrometers, were registered cover vegetation types and were sampled soil for analyze their clay content, sand content, silt content, moisture content, bulk density and porosity, in laboratory. Results: The infiltration rates average were; 12.42 cm/h for agricultural land, 2.07 cm/h for grazing land and 25.52 cm/h for forestry land, in addition, only 12.63% of subwatershed of river shullcas has infiltration between 0.2 - 25 cm/h. Conclusions: The forestry lands has the highest rate average infiltration classified as too rapid, agricultural land as rapid, and grazing land as moderate.

Keywords: infiltration, agricultural land, forest land, grazing land.

INTRODUCCIÓN

Al igual que con todos los ciclos, el ciclo hidrológico, es permanente y continua, no hay un inicio ni punto final. La precipitación un punto apropiado para comenzar una evaluación ya que, el agua es liberada en la atmósfera en forma de lluvia, nieve, aguanieve o granizo, parte de la humedad se evapora de nuevo en la atmósfera antes de llegar a la tierra, parte de ella es interceptada por las plantas, una parte se infiltra en el suelo, y el resto fluye de la tierra en los lagos, ríos u océanos (1), cuando se infiltra en el suelo, puede ser absorbido por las raíces y transpirada por las plantas, se puede evaporar del suelo, o puede recargar un acuífero. Dada la complejidad del ciclo hidrológico, se ha generado una creciente necesidad de más datos cuantitativos para todas sus fases (2) y al mismo tiempo desarrollar análisis hidrológico integral a nivel de cuencas hidrográficas, puesto que se trata de la unidad geográfica-natural cuyo vínculo principal es el agua transportada en un cauce común.

Las aguas superficiales terrestres incluye ríos, lagos, humedad del suelo superficial y humedales. A escala mundial, el volumen de las aguas superficiales en tierra es una pequeña parte (0,0153 %) del ciclo hidrológico, la disponibilidad de agua dulce, es de vital importancia para las actividades humanas a cuencas individuales. Durante miles de años, los humanos han interactuado con el agua superficial en tierra por acueductos de construcción, excavación de canales de riego, y más recientemente, al desviar o represar los ríos, y por bombeo, que capta las aguas subterráneas. Con el cambio climático global y la posibilidad de una mayor frecuencia de inundaciones y sequías, la gestión responsable hidrológico será clave para lograr recursos sostenibles de agua dentro de las cuencas. Esto es posible sólo a través de continuos avances científicos en la comprensión de los diversos componentes del ciclo hidrológico de cada cuenca, la mejora de la modelización de todos los componentes del sistema hidrológico, y reducir los límites de incertidumbre en las predicciones hidrológicas.

Actualmente la determinación de la infiltración está recibiendo más atención en los estudios hidrológicos debido a la necesidad de más datos cuantitativos (2). La infiltración es definida como la entrada del agua en el suelo en forma vertical a través del perfil, ha sido materia de investigación debido a su importancia en la disponibilidad del agua para las plantas, transporte de nutrientes, transporte de contaminantes, entre otros, así mismo por ser considerada como un indicador de la calidad del suelo, ya que al transportar agua dentro del suelo constituye en el medio principal para conservar la actividad física,

química y biológica de este, como también los diferentes tipos de suelo hacen posible la recarga de aguas subterráneas, que incrementa la disponibilidad de agua en cuencas. Existen limitaciones respecto a que los datos registrados no pueden ser generalizados a grandes espacios como las cuencas, debido a que los métodos de medición son puntuales y reflejan las particularidades del tipo de suelo evaluado, es así que se han propuesto modelos empíricos para su cálculo (3).

Los suelos al reducir su tasa de infiltración incrementan la cantidad total de agua de escorrentía, este exceso contribuye a inundaciones locales y regionales de los arroyos y ríos o erosión acelerada de los campos de cultivo. En la mayoría de los casos, el mantenimiento de una alta tasa de infiltración es deseable para un medio ambiente saludable. Sin embargo, los suelos que transmiten el agua libremente a través del perfil de la totalidad necesitan un manejo químico adecuado para garantizar la protección de las aguas subterráneas y las aguas superficiales. Los suelos que reducen su infiltración se ven saturados en la superficie durante las lluvias, lo cual aumenta la separación de partículas y aumenta el potencial de erosión (4). La cuantificación de la tasa de infiltración del agua en el suelo es de gran interés para el diseño eficiente de los sistemas de riego y en estudios medioambientales y edáficos relacionados con la determinación de la erosión del suelo y la comprensión del proceso de recarga de las corrientes subterráneas las cuales componen importantes reservas de agua, así también; conocer si los usos de tierras y las características actuales de un determinado espacio favorecen este proceso haciéndolo más eficiente o modificándolo en forma perjudicial limitando la cantidad de agua almacenada.

En la subcuenca del río Shullcas, la infiltración de agua no ha sido objeto prioritario de investigación pese a que siempre se utiliza este término para efectos de balance hídrico en cuencas y estimaciones de recarga de agua subterránea, inclusive asocian incremento de la infiltración a determinadas actividades, sin tener datos a nivel local, por ello; medir la tasa de infiltración de suelos sometidos a diferentes tipos de usos ayudará a esclarecer vacíos de información y ajustar las medidas realizadas a nivel de cuencas a fin de incrementar el almacenamiento efectivo en corrientes subterráneas, que en nuestro medio es importante.

En la subcuenca se vienen desarrollando actividades agrícolas, forestales y de pastoreo, las cuales se han establecido en diferentes partes de esta y no se sabe con certeza sus implicancias en el ciclo hidrológico, por lo cual la presente investigación tuvo como objetivos; Evaluar y determinar el uso de tierras con más alta tasa de infiltración en la

subcuenca del río Shullcas, para lo cual se analizó la situación actual de las tierras de pastoreo, agrícolas y forestales, correlacionando con los valores de tasa de infiltración promedio de estas. Se espera que este informe sea de utilidad para aquellos investigadores que harán pruebas de infiltración y también para todos los que estén interesados en las investigaciones de los recursos hídricos en general, debido a que según Wood y Blackburn (1981), mencionaron que el cambio en el uso de la tierra afecta física, química, y las características biológicas del suelo y la infiltración (5), es así que muchas de las actividades económicas que desarrollamos utilizando los suelos causan diversos impactos modificando de esta forma la infiltración del agua y con ello reduciendo la incorporación del recurso hídrico a las fuentes subterráneas y desperdiciando agua por gravedad en el momento de la aplicación de riego a los cultivos.

CAPÍTULO I: PLANTEAMIENTO DEL ESTUDIO.

  • 1.1. Planteamiento y formulación del problema.

    • 1.1.1 Planteamiento del problema.

La infiltración se define como la entrada del agua en el suelo en forma vertical a través del perfil, ha sido materia de investigación debido a su importancia en la disponibilidad del agua para las plantas, transporte de nutrientes, transporte de contaminantes, entre otros. Actualmente la determinación de la infiltración está recibiendo más atención en los estudios hidrológicos debido a la necesidad de más datos cuantitativos sobre todas las fases del ciclo hidrológico (2). Así mismo por ser considerada como un indicador de la calidad del suelo, ya que al transportar agua dentro del suelo constituye en el medio principal para conservar la actividad física, química y biológica de este, como también los diferentes tipos de suelo hacen posible la recarga de aguas subterráneas, que incrementa la disponibilidad de agua en cuencas.

En numerosas investigaciones a nivel mundial se han tenido como objeto de estudio relacionar las diferentes propiedades del suelo y las prácticas de manejo realizadas, con la infiltración, según la cuales se han podido mejorar las técnicas de riego, minimizar la compactación del suelo, aplicar enmiendas orgánicas y realizar obras de conservación de agua como las zanjas de infiltración, surcos en contornos y otras técnicas, que conservan la humedad del suelo al mismo tiempo que aportan agua a las fuentes subterráneas. Una de las limitaciones de estos estudios trata de que los datos registrados no pueden ser generalizados a grandes espacios como las cuencas, debido a que los métodos de medición son puntuales y reflejan las particularidades del tipo de suelo evaluado, es así que se han propuesto modelos empíricos para su cálculo. Los parámetros utilizados en estos modelos se estiman habitualmente de las relaciones de tiempo tasa de infiltración medidos para una condición de suelo dado, es decir a partir de datos preliminares de campo. Las ecuaciones empíricas más comunes son el modelo de Kostiakov, el modelo de Horton, el modelo de Holtan y el modelo de Green-Ampt (3).

Nuestras actividades económicas se desarrollan utilizando diversos tipos de suelos ya sea para producción agrícola, pecuaria o forestal, las cuales vienen causando diversos impactos a nivel físico, químico y biológico, modificando de esta forma la infiltración del agua, con ello reduciendo la incorporación del recurso hídrico a las fuentes subterráneas y desperdiciando agua por gravedad en el momento de la aplicación de riego a los

cultivos. Wood y Blackburn (1981), declaró que el cambio en el uso de la tierra afecta física, química, y las características biológicas del suelo y la infiltración influenciado por el suelo estructura y el uso del suelo (5). En la subcuenca del río Shullcas se vienen desarrollando actividades agrícolas, forestales y de pastoreo, las cuales se han establecido en diferentes partes de esta y no se sabe con certeza sus implicancias en el ciclo hidrológico.

La subcuenca del río Shullcas ha venido siendo impactada con mayor intensidad en los últimos años por las actividades antrópicas, así tenemos; el establecimiento de plantaciones forestales, producción agrícola especialmente entre los años 1998-2008 (6), la intensificación del pastoreo, quema de pastos, el crecimiento urbano que se viene extendiendo a zonas más altas cambiando el uso de tierras (7), estas conjuntamente con los factores ambientales incrementan la erosión y degradación del suelo, por ejemplo; entre el año 1985 al 2010 los pastizales de alta densidad se disminuyeron en un 21.26% de su superficie original, debiéndose a la degradación de los pastizales por sobrepastoreo y que consecuentemente son causas de la conversión a suelo con rocas por la compactación del suelo y la reducción de la cobertura vegetal (8). La subcuenca del río Shullcas ha sido estudiada por varias instituciones que han generado información sobre los tipos de uso de suelo, algunas características del suelo, usos de tierras, recursos hídricos entre los principales, sobre el cual se han venido orientando algunas medidas técnicas con fines de conservación de suelos optando preferentemente por actividades forestales (9), (10), (11), (12), (13), (14), (15), (16), estos estudios han aportado en gran medida a conocer los suelos en términos físicos y estructurales, que presentan problemas como la compactación del suelo, el establecimiento de infraestructura que impermeabiliza el suelo, las prácticas continuas de labranza y la remoción total o parcial de la cubierta vegetal del suelo, que podrían evidenciarse evaluando la infiltración del suelo. Sin embargo, son muy pocas las evaluaciones de las tasas de infiltración de agua a pesar de que la generación de esta información es muy valiosa para plantear y recomendar; usos con fines de recarga hídrica, tecnificación de riego, incorporación de enmiendas del suelo y tipo de cubierta.

La presente investigación se formuló como pregunta de investigación: ¿ Qué tipo de uso de tierras presenta la más alta tasa de infiltración en la subcuenca del río Shullcas?, teniendo como finalidad conocer la tasa de infiltración y como varían de acuerdo a las características de cada tipo de uso del suelo, identificando cuál de los usos presenta la más alta tasa de infiltración, lo cual servirá para tener información cuantitativa y

cualitativa para fundamentar diversas actividades, puesto que una gestión adecuada del suelo puede ayudar a maximizar la infiltración. El uso de la tierra (por ejemplo, bosques, praderas, tierras de cultivo y zonas urbanas) y la gestión de la tierra (es decir, convencional y agricultura ecológica) tienen diferentes efectos sobre la infiltración y almacenamiento de agua de los suelos y el conocimiento de estas relaciones son muy importantes para minimizar el impacto de la erosión del agua del suelo y garantizar altas tasas de infiltración (17).

  • 1.1.2 Formulación del problema.

    • a) Problema general.

¿Qué tipo de uso de tierras presenta la más alta tasa de infiltración en la subcuenca del río Shullcas?

  • b) Problemas específicos.

¿Cuál es la situación actual de las tierras de pastoreo?

¿Cuál es la situación actual de las tierras agrícolas?

¿Cuál es la situación actual de las tierras forestales?

¿Cuál es la tasa de infiltración de las tierras agrícolas, forestales y de pastoreo?

1.2. Objetivos.

  • a) Objetivo general:

Evaluar y determinar el uso de tierras con más alta tasa de infiltración en la subcuenca del río Shullcas.

  • b) Objetivos específicos:

Analizar la situación actual de las tierras de pastoreo.

Analizar la situación actual de las tierras agrícolas.

Analizar la situación actual de las tierras forestales.

Determinar la tasa de infiltración de las tierras agrícolas, forestales de pastoreo.

1.3.

Justificación e importancia.

La cuantificación de la tasa de infiltración del agua en el suelo es de gran interés para el diseño eficiente de los sistemas de riego y en estudios medioambientales y edáficos relacionados con la determinación de la erosión del suelo y la comprensión del proceso de recarga de las corrientes subterráneas las cuales componen importantes reservas de agua, así también; conocer si los usos de tierras y las características actuales de un determinado espacio favorecen este proceso haciéndolo más eficiente o modificándolo en forma perjudicial limitando la cantidad de agua almacenada.

Actualmente la complejidad de los problemas que confronta las investigaciones sobre los recursos hídricos ha incrementado la necesidad de mayores datos cuantitativos para todas las fases del ciclo hidrológico y un análisis completo de los problemas hidrológicos. El suelo puede ser un excelente medio de almacenamiento temporal para el agua, dependiendo del tipo y condición del suelo, un uso y manejo adecuada del suelo puede ayudar a maximizar la infiltración y capturar más agua. Si la infiltración del agua está restringida o bloqueada, el agua no penetra al suelo, y ya sea estanques en la superficie o se sale de la tierra. Por lo tanto, menos agua se almacena en el perfil del suelo para el uso por las plantas.

Los suelos que han reducido la infiltración tienen un aumento en la cantidad total de agua de escorrentía. Este exceso de agua puede contribuir a inundaciones locales y regionales de los arroyos y ríos o los resultados de erosión acelerada de los campos o prados. En la mayoría de los casos, el mantenimiento de una alta tasa de infiltración es deseable para un medio ambiente saludable. Sin embargo, los suelos que transmiten el agua libremente a través del perfil de la totalidad o en líneas de baldosas necesitan un manejo químico adecuado para garantizar la protección de las aguas subterráneas y las aguas superficiales. Los suelos que reducen su infiltración se ven saturados en la superficie durante las lluvias, lo cual aumenta la separación de partículas y aumenta el potencial de erosión. La disminución de la infiltración o el aumento de la saturación por encima de una capa compactada también pueden causar deficiencias nutricionales en los cultivos, cualquiera de estas condiciones puede resultar en condiciones anaerobias que reducen la actividad biológica y la eficiencia en el uso de fertilizantes (4).

El proceso de infiltración es uno de los componentes más importantes del ciclo

hidrológico, donde la medición directa es laboriosa, lenta y costosa e implica a menudo

una gran variabilidad espacial y temporal

(18),

por

lo

cual en

la subcuenca del río

Shullcas, no ha sido objeto prioritario de investigación pese a que siempre se utiliza este término para efectos de balance hídrico en cuencas y estimaciones de recarga de agua subterránea, inclusive asocian incremento de la infiltración a determinadas actividades, sin tener datos a nivel local, por ello; medir la tasa de infiltración de suelos sometidos a diferentes tipos de usos ayudará a esclarecer vacíos de información y ajustar las medidas realizadas a nivel de cuencas a fin de incrementar el almacenamiento efectivo en corrientes subterráneas, que en la nuestro medio es importante.

  • 1.4. Hipótesis y descripción de variables.

    • 1.4.1. Hipótesis.

      • a) Hipótesis general.

La más alta tasa de infiltración la presentan las tierras de pastoreo.

  • b) Hipótesis estadística.

H 0 : Las medias de las tasas de infiltración de cada uso de tierras son iguales.

H a : Las medias de las tasas de infiltración de cada uso de tierras no son iguales.

  • 1.4.2. Descripción de variables.

Las variables de estudio se presentan en la siguiente tabla.

Tabla 1. Variables y dimensiones evaluadas.

VARIABLE

DIMENSIONES

Infiltración

Tasa de infiltración

 

Pastoreo

Uso de tierras

Agrícola

Forestal

La infiltración se define como la lámina de agua que penetra verticalmente el suelo en un tiempo determinado, cuya dimensión es la tasa de infiltración, definida como el valor promedio de la velocidad de infiltración de valores constantes luego de (2 a 3 horas realizada la prueba). El uso de tierras se definen como la utilización de un determinado espacio geográfico dentro de la subcuenca para el desarrollo de alguna actividad económica como agricultura, pastoreo o forestal.

1.4.3. Operacionalización de variables.

Tabla 2. Operacionalización de variables.

VARIABLE

TIPO DE

VARIABLE

OPERACIONALIZACIÓN

DIMENSIONES

DEFINICIÓN

INDICADOR

NIVEL DE

MEDICIÓN

UNIDAD

DE

MEDIDA

INSTRUMENTO

FUENTE

Infiltración

Cuantitativa

Lámina de agua que penetra verticalmente el suelo en un tiempo determinado.

Tasa de

infiltración

Valor promedio de la velocidad de infiltración cuando presenta valores constantes luego de un determinado tiempo de duración de la prueba (entre 2 a 3 horas dependiendo del tipo de suelo)

Velocidad

de

infiltración

Numérico

cm/h

Infiltrómetro de

doble anillo,

formulario de

registro

Parcela de

muestreo

VARIABLE

TIPO DE

VARIABLE

OPERACIONALIZACIÓN

DIMENSIONES

DEFINICIÓN

INDICADOR

NIVEL DE

MEDICIÓN

UNIDAD

DE

MEDIDA

INSTRUMENTO

FUENTE

Pastoreo

Tierras empleadas para el desarrollo de actividades ganaderas extensivas o intensivas, de ganado mayor o menor.

Tipo de

vegetación

presente

Cualitativo

-

Formulario de registro y leyenda de cobertura vegetal

Parcela de

muestreo

Uso de

tierras

Cualitativa

Cuantitativa

Definido por las actividades económicas realizadas por el hombre sobre el suelo.

Agrícola

Tierras

empleadas para

la producción

agrícola de

cultivos

temporales.

Clase textural

Contenido

inicial de

humedad

Numérico -

Cualitativo

Numérico

%

%

Muestra de suelo y triángulo textural

Parcela de

muestreo y

laboratorio

de análisis

de suelos

Anillo o cilindro para muestra de suelo, equipos de laboratorio

Parcela de

muestreo y

laboratorio

de análisis

de suelos

Forestal

Tierras empleadas para la producción forestal, donde se establecen plantaciones, bosques y otros, aprovechando sus diversos recursos.

Densidad

Porosidad

Numérico

Numérico

kg/m3

Anillo o cilindro para muestra de suelo, equipos de laboratorio

Parcela de

muestreo y

laboratorio

de análisis

de suelos

%

Anillo o cilindro para muestra de suelo, equipos de laboratorio

Parcela de

muestreo y

laboratorio

de análisis

de suelos

CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO.

  • 2.1. Antecedentes del problema.

    • 2.1.1. Infiltración y uso de tierras en Linares, México.

Los objetivos de este estudio fueron ajustar cuatro modelos no-lineales a 96 pruebas de infiltración y determinar el efecto del uso suelo en la tasa de infiltración de vertisoles del nordeste de México. Las pruebas de infiltración se realizaron con el uso de infiltrómetros dobles de carga constante durante el periodo de julio a noviembre de 1985 en la propiedad agrícola de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL). Los usos del suelo probados fueron: terrenos agrícolas, pastizales, matorrales y plantaciones forestales. Los modelos de infiltración de Green and Ampt, modificado de Kostiakov, Horton y Philip fueron ajustados a los datos de infiltración. Los parámetros estadísticos de los modelos fueron estimados usando mínimos cuadrados en regresión no-lineal. Las diferencias en las tasas de infiltración fueron probadas por medio de un análisis de varianza realizado con las tasas finales de infiltración. Los resultados demostraron, basados en el coeficiente de determinación, el error estándar, la probabilidad de los parámetros ajustados y la independencia, normalidad y varianza común de los errores, que el modelo modificado de Kostiakov se ajustó mejor a las tasas de infiltración observadas. El análisis de varianza indicó que las tasas finales de infiltración fueron mayores y más variables en vertisoles de los matorrales. La explicación probable a este comportamiento fue la contribución dinámica diferencial de las grietas de desecación en la infiltración de suelos entre los usos del suelo (19).

  • 2.1.2. Determinación del estado de equilibrio de tasas de infiltración para diferentes tipos de suelo en áreas seleccionadas de Thulamela Municipio, Sudáfrica.

Las tasas de infiltración en estado estable para los diferentes tipos de suelo se han determinado en áreas seleccionadas del Municipio de Thulamela. La determinación precisa de las tasas de infiltración es esencial para la predicción fiable de la escorrentía superficial, conductividad hidráulica saturada de la capa superficial y la recarga de las aguas subterráneas, y en el desarrollo o selección de los métodos de riego eficientes. Diferentes tipos de suelo fueron identificados con la ayuda de mapas del tipo de suelo. Se utilizó el infiltrómetro de doble anillo para medir la velocidad de infiltración en los sitios seleccionados. Al menos cuatro experimentos se llevaron a cabo en cada sitio. Los sitios

seleccionados tenían el mismo tipo de uso del suelo y el contenido de humedad del suelo inicial menos significativo que se considera que no influyen en la variación espacial de la velocidad de infiltración. Los principales tipos de suelo en el área de estudio son de arena arcillosa, arcilla arenosa y franco arcilloso, que tenía constantes las tasas de infiltración del Estado que van desde 50 hasta 110, de 19 a 22 y de 30 a 40 mm/hora, respectivamente. Los resultados de este estudio por lo tanto, se pueden aplicar en la predicción de la escorrentía superficial, conductividad hidráulica saturada de las capas superficiales y la recarga de las aguas subterráneas, y en el desarrollo o la selección de los métodos de riego más eficientes (20).

  • 2.1.3. Los efectos del uso de la tierra sobre la capacidad de infiltración de los suelos llanos costeros de Calabar, Nigeria.

Los efectos de los diferentes usos del suelo, el bosque es decir, campos agrícolas y pastizales se evaluaron en suelos llanos costeros expuestos al corte, la erosión y la lixiviación. La infiltración se mide en condiciones de campo utilizando cilindros infiltrómetros en la temporada de lluvias. Se alcanzó la tasa de infiltración de equilibrio en cada uso de la tierra después de 180 minutos. Los valores obtenidos fueron de 17,4, 12,0 y 9,6 (cm/hrs-1) de bosques, pastizales y tierras de cultivo, respectivamente. Las muestras de suelo analizadas revelaron valores medios de 84,9, 8,8 y 6,3 por ciento para la arena, limo y arcilla. Se encontró que la preponderancia de las fracciones de arena en los suelos es la responsable de la pobre capacidad de retención de agua de los suelos afectados. Conductividad hidráulica saturada (Ks) Los valores estimados indican una fuerte disminución de los depósitos de arcilla en capas de suelos que estabiliza naturalmente el movimiento del agua en el perfil del suelo. Son recomendables como medidas de conservación incorporación de mulch, encalado, cubrir cultivos y forestación para mejorar la estructura del suelo y la capacidad de infiltración (21).

  • 2.1.4. La infiltración en las laderas montañosas: una comparación de tres ambientes.

El agua se ha consolidado como un importante motor del cambio geomorfológico que reduce el tiempo para bajar el relieve de los paisajes de las montañas. No obstante, dentro de los límites altitudinales de vegetación continua en climas húmedos, el agua es también un factor esencial en la estabilidad de los taludes. En este trabajo se presentan los resultados de los experimentos de campo para determinar las tasas de infiltración en los sitios boscosos en la Cordillera de los Andes (Ecuador), los Montes Apalaches del Sur

(EE.UU.), y las montañas de Luquillo (Puerto Rico). El uso de un simulador de lluvia- infiltrómetro portátil (las tres áreas), y un solo anillo infiltrómetro (Andes), a fin de determinar las tasas de infiltración, incluso en pendientes empinadas. Con base en estos resultados, se analiza la variabilidad espacial de la infiltración, la relación de la escorrentía y la infiltración a la posición horizontal, la influencia de la vegetación en las tasas de infiltración en las laderas, y las implicaciones de esta investigación para mejorar la comprensión de procesos erosivos y el cambio del paisaje. Las tasas de infiltración oscilaron de 6 a 206 mm/h en las laderas bajas de los Andes, desde 16 hasta 117 mm/h en los Apalaches del sur, y de 0 a 106 mm/h en las montañas de Luquillo. Estas tasas son superiores a las de las lluvias más naturales, lo que confirma que la escorrentía superficial es poco frecuente en los bosques de montaña con suelos profundos/mantos regolito. En laderas bien drenadas y crestas boscosas, la infiltración de estado estacionario aparente puede ser controlado por el desplazamiento cuesta abajo cerca de la superficie del agua infiltrada en lugar de por las características del perfil completo vertical del suelo. Con sólo dos excepciones, la variabilidad local de las tasas de infiltración en la escala de 10°m dominado otras relaciones espaciales esperadas entre la infiltración, tipo de vegetación, la posición de la pendiente y factores del suelo. Una excepción fue la diferencia significativa entre las tasas de infiltración en los suelos aluviales en comparación con las tierras altas en el área de estudio andino. La otra excepción fue la diferencia significativa entre las tasas de infiltración en depresiones topográficas en comparación con otras posiciones de pendiente en el bosque tabonuco de una cuenca en las montañas de Luquillo. Nuestra investigación proporciona evidencia adicional de la capacidad de los bosques y suelos forestales para conservar las características geomorfológicas de la denudación por erosión superficial, documenta la importancia de un flujo subterráneo en los bosques de montaña, y apoya la necesidad de cautela en la extrapolación de las tasas de infiltración (22).

2.1.5. La estimación de la tasa de infiltración de los suelos saturados en sitios seleccionados en la cuenca del río Caloosahatchee, Suroeste de Florida.

Se realizaron mediciones de infiltración del suelo en 23 sitios de la Cuenca del Río Caloosahatchee en Glades, Hendry, y los condados de Lee en el suroeste de Florida. Los suelos arenosos de la cuenca se caracterizan por altas tasas de infiltración limitado en algunas áreas de un alto nivel freático durante la estación húmeda. Debido a las características del suelo son similares dentro de la cuenca, los suelos se clasifican por

grupos de paisaje sobre la base de cobertura del paisaje y el drenaje asociado. De acuerdo con esta designación por parte del Distrito de Administración del Agua del Sur de la Florida, 11 sitios están clasificados en el grupo de paisaje pedregoso, 7 en el grupo de paisaje bosque bajo, 4 en el grupo de paisaje pantano, y 1 en el grupo de paisaje depresión. Los datos de 16 sitios se ajustaron a la ecuación de Horton mediante un análisis de regresión para estimar las tasas de infiltración de los suelos saturados. Para algunos sitios, un valor atípico se retiró antes del análisis de regresión. Siete de los sitios no dio los datos que se ajustan a la ecuación de Horton. La llanura de los datos representados sugiere que puede haber sido alcanzado a principios de la prueba las condiciones de saturación. La tasa de infiltración de suelos saturados de estos sitios se calculó promediando los datos recogidos después de los primeros 20 minutos de la prueba. Para todos los sitios, las tasas de infiltración de los suelos saturados estimados variaron desde 9,8 hasta 115 centímetros por hora en bosque bajo, 3,4 a 66 centímetros por hora en pedregoso, y 2,5 a 55 centímetros por hora en pantano. La tasa de infiltración del suelo estimado en el sitio de la depresión era 181 centímetros por hora. Cinco sitios se encuentran en las bermas de control de riego, donde las tasas de infiltración de los suelos altamente compactados y pedregosos pueden no representar los tipos de suelos menos perturbados en sitios dentro de los mismos grupos de paisaje (23).

  • 2.2. Bases teóricas.

2.2.1. Infiltración.

La terminología relacionada con la infiltración fue revisada a fondo por Richards y la Sociedad de Ciencias del Suelo de América, definieron la infiltración como la entrada de agua hacia abajo en el suelo (24), a través de la totalidad o parte de la superficie del suelo (25). La infiltración también se define como el volumen de agua que pasa en el suelo por unidad de superficie y por unidad de tiempo (2).

Existen definiciones relacionadas al tema de infiltración tales como tasa de infiltración, capacidad de infiltración y velocidad de infiltración, muchas de estas siguen siendo discutidas.

La tasa de infiltración se define como el flujo de volumen de agua que fluye en el perfil por unidad de área de superficie del suelo. Este flujo, con unidades de velocidad, también se ha referido como velocidad de infiltración (25). Así también, la tasa de infiltración (o capacidad de infiltración) se conoce como la tasa máxima a la que un suelo absorbe el

agua embalsada en la superficie a una profundidad cuando se tomen las precauciones adecuadas con respecto a la frontera, o efectos marginales (24).

La tasa de infiltración tiene las dimensiones de la velocidad, LT -1 , donde L = longitud y T = tiempo. Alguna divergencia de flujo puede ocurrir como el frente húmedo se desplaza hacia abajo a través del suelo, y, bajo ciertas condiciones, incluso con grandes anillos o cuencas, el flujo divergente no puede ser descuidado.

Velocidad de infiltración, conocido también como la tasa de ingesta, se ha definido como el volumen de agua que se mueve hacia abajo en la superficie del suelo por unidad de área por unidad de tiempo y tiene las dimensiones de la velocidad (24). La máxima velocidad de infiltración es equivalente a la tasa de infiltración. Debido a que esta definición implica ninguna restricción sobre el área de aplicación o divergencia de flujo en el suelo, se debe especificar una descripción del método de medición. En el trabajo de los suelos, la tasa de infiltración o de la velocidad suele ser reportados en pulgadas por hora o centímetros por hora. De vez en cuando se presentan en pies por año o los pies por día

(2).

La capacidad de infiltración, según Horton, se denomina para la condición especial en la que el índice de pluviosidad excede la capacidad del suelo para absorber agua procedente de infiltración a una velocidad máxima (26). Este término no fue una elección adecuada, como señala Richards, ya que implica un aspecto extensividad (por ejemplo, se habla de la capacidad de un depósito, al referirse a su volumen total) en lugar de un aspecto intensividad (por ejemplo, una velocidad de flujo en términos de volumen por unidad de área y de tiempo), como es más apropiado para un flujo. Richards, propuso entonces la tasa de infiltración en lugar de la capacidad de infiltración, con la velocidad de infiltración en lugar de la tasa de infiltración, pero esta sugerencia no ha sido ampliamente adoptada (24).

Posteriormente, Hillel, acuñó el término, infiltrabilidad para designar el flujo de infiltración que resulta cuando el agua a la presión atmosférica está disponible libremente en la superficie del suelo. Esta sola palabra de sustitución evita la contradicción intensidad extensidad en el término, la capacidad de infiltración y permite el uso del término, la tasa de infiltración en el sentido literal para representar el flujo de superficie en virtud de cualquier conjunto de circunstancias, cualquiera que sea la tasa o la presión a la que el agua está suministrado al suelo. La tasa de infiltración se puede esperar que exceda infiltrabilidad siempre que el agua está estancada sobre el suelo a una profundidad

suficiente para hacer que la presión en la superficie a ser significativamente mayor que la presión atmosférica. Por otro lado, si el agua se aplica lentamente (por ejemplo, gota a gota) o a presión inferior a la atmosférica, la tasa de infiltración puede así ser menor que el infiltrabilidad (24).

Muchas de las mediciones de la tasa de infiltración bajo encharcamiento superficial han demostrado infiltrabilidad y generalmente a disminuir en el tiempo (25). Por lo tanto, la infiltración acumulativa, ya que la integral de tiempo de la tasa de infiltración, típicamente exhibe una dependencia del tiempo curvilínea, con una pendiente decreciente gradualmente (Figura 1).

suficiente para hacer que la presión en la superficie a ser significativamente mayor que la presión

Figura 1. Dependencia temporal de infiltrabilidad y de la infiltración acumulada en encharcamiento superficial.

2.2.1.1. Factores que intervienen en la infiltración.

Hay muchos factores que afectan la infiltración, depende de la condición física-química del suelo y las características hidráulicas químicas del agua, ambos de los cuales pueden cambiar con el tiempo (2). Diversos factores podrían contribuir a la mayor infiltración impulsado por la presencia de poros, incluida una mayor agregación del suelo como resultado de aumentar el contenido de materia orgánica, la mejora de la percolación resultante de raíces como canal para el flujo de paso y aumentar el número de trayectorias de flujo que resultan de la tierra poblaciones de fauna. La estabilidad de los agregados del suelo de alta se puede lograr bajo tratamientos de labranza, que garantizan nula o mínima alteración del suelo y contribuyen a las entradas más altos de residuos de los cultivos superficiales como recurso de gestión ecológica. La administración de la explotación orgánica, debido a la estructura mejorada del suelo y la mayor actividad biológica, es una mejor estrategia para garantizar una mayor capacidad de infiltración en comparación con el tratamiento convencional (17).

Poudel et al., demostró que la gestión orgánica conduce a una mejor estructura del suelo y la actividad biológica más alta y en gran medida la capacidad de infiltración del suelo (27). Además, los trabajos de Wuest (28) y Al-Hassoun (29), revelaron que la gestión de diferentes intensidades de laboreo del suelo influye en la capacidad de infiltración de agua en el suelo de manera significativa. Las diferencias observadas en las tasas de infiltración fueron una consecuencia de los cambios en las propiedades biológicas del suelo física, química e inducida por los diferentes tratamientos de labranza. Por otra parte, la influencia del laboreo del suelo en las tasas de infiltración debe ser considerada desde el punto de vista del efecto de aflojamiento y el impacto de la abundancia de lombrices (30). Intensidad de la labranza del suelo afecta a la distribución de los macro poros que resulta en cambios en el potencial de infiltración del suelo (17).

Por otra parte, las tasas de infiltración más altos se deben a una estabilidad de los agregados del suelo claramente mayor con labranza poco profunda, en contraste con la labranza profunda. Esta es predominante porque los resultados de labranza poco profundas en la concentración de materia orgánica en la capa superior del suelo, produciendo una alta estabilidad de los agregados del suelo, que a su vez aumenta la porosidad del suelo promover más la infiltración de agua a través del suelo (28).

Conservación de labranza el mantenimiento de la superficie de cultivo de residuos puede lograr una alta estabilidad estructural del suelo, reducir la posibilidad de formación de los

pisos de arado, mejorar el potencial de la infiltración de agua, y disminuir el sellado de la superficie del suelo. De lo contrario, la labranza convencional da lugar a una pérdida de la estabilidad mecánica, una reducción del contenido de materia orgánica del suelo, y la compactación del suelo que resulta en impactos negativos en la infiltración de agua en el suelo (17). La compactación del suelo conduce a una disminución de los macroporos del suelo, un aumento de la densidad aparente del suelo seco y la resistencia a la penetración y por lo tanto hace que las reducciones de las tasas de infiltración de agua

(25).

Según The Natural Resouces Conservation Service-USDA (4), los principales factores de infiltración del suelo, son:

Textura: El tipo de suelo (arenoso, limoso, arcilloso) puede controlar la velocidad de infiltración. Por ejemplo, un suelo de la superficie de arena normalmente tiene una tasa de infiltración más alta que una superficie del suelo arcilloso. Costras: Una costra en la superficie del suelo puede sellar los poros y restringir la entrada de agua en el suelo. Compactación: Una zona compactada (piso de arado) o una capa impermeable cerca de la superficie restringe la entrada de agua en el suelo y tiende a resultar en formación de charcos en la superficie. Agregación y Estructura: Los suelos que tienen fuertes agregados estables como la estructura del suelo granular o bloques tienen una tasa de infiltración mayor que los suelos que tienen débil estructura, masiva o de placa. Los suelos que tienen un tamaño más pequeño estructural tienen tasas de infiltración más altas que los suelos que tienen un tamaño de construcción más grande. Contenido de agua: El contenido o la cantidad de agua en el suelo afecta a la tasa de infiltración del suelo. La tasa de infiltración es generalmente mayor cuando el suelo está inicialmente seco y disminuye a medida que el suelo se humedece. Los poros y las grietas se abren en un suelo seco, y muchos de ellos se llenan de agua o se hinchan cerrándose cuando el suelo se moja. Superficie Congelada: Un suelo congelado reduce en gran medida o impide totalmente la entrada de agua. Materia orgánica: Un aumento en la cantidad de material vegetal vivo o muerto, por lo general ayuda en el proceso de infiltración. La materia orgánica aumenta la entrada de agua mediante la protección de los agregados del suelo se descomponga durante el impacto de las gotas de lluvia. Las partículas rotas de los

agregados pueden obstruir los poros y sellar la superficie y reducir la infiltración durante un evento de lluvia. Los poros: poros continuos que están conectados a la superficie son excelentes conductos para la entrada de agua en el suelo. Poros discontinuos pueden retardar el flujo de agua a causa de la oclusión de burbujas de aire. Organismos tales como lombrices de tierra aumentan la cantidad de los poros y también ayuda al proceso de agregación que mejora la infiltración de agua.

Así mismo los factores antes mencionados condicionan algunas propiedades del suelo que afectan la infiltración, que afectan el movimiento del agua son la conductividad hidráulica y las características de retención de agua (la capacidad del suelo para almacenar y liberar agua). Estas propiedades del agua del suelo están estrechamente relacionadas con las propiedades físicas del suelo (3).

Existen también propiedades morfológicas que tienen mayor efecto sobre las propiedades del agua del suelo, siendo; la densidad aparente, la materia orgánica, y el tipo de arcilla. Estas propiedades están estrechamente relacionadas con la estructura del suelo y el área de superficie del suelo. La densidad aparente se define como la relación entre el peso de sólidos secos al volumen aparente del suelo. El volumen de la masa incluye el volumen de los sólidos y el espacio de poro. La porosidad del suelo (volumen total ocupado por poros por unidad de volumen de suelo) se calcula a partir de la densidad aparente y la densidad de la partícula. A medida que aumenta la densidad aparente, retención de agua y conductividad hidráulica cerca de la saturación, disminuyen. Otras propiedades morfológicas tales como el espesor del horizonte del suelo y la estructura del suelo se derivan a partir de descripciones de reconocimiento de suelos.

La medición en campo de la tasa de infiltración, se ve afectada en gran medida por la permeabilidad, por lo general, los sedimentos son insaturados cuando se inicia un ensayo de infiltración, y la tasa de infiltración no correspondería, incluso bajo condiciones de campo ideales, con la permeabilidad tal como se determina normalmente en el laboratorio. La permeabilidad de laboratorio estándar es igual a la tasa de infiltración sólo cuando los sedimentos están saturados. En la primera aplicación de agua en los ensayos de infiltración, la tasa es generalmente grande. Como la aplicación de agua continúa y los sedimentos superiores se saturen, la tasa de infiltración disminuye gradualmente y alcanza una velocidad casi constante, generalmente dentro de unas pocas horas. Si todos los sedimentos son uniformes o los más profundos son más permeables que los

que están cerca de la superficie, y la tabla de agua es una distancia considerable por debajo de la superficie, la tasa de infiltración es controlada por los sedimentos cerca de la superficie (2).

Sin embargo, cuando los sedimentos más profundas son menos permeables que los superficiales, los sedimentos superficiales pronto se saturan y la infiltración resultante es controlado por los sedimentos menos permeables en mayor profundidad. Por lo tanto, la zona crítica de controlar la velocidad de infiltración es la zona menos permeable, y anillos de infiltración ubicada a pocos centímetros en los sedimentos puede no indicar la permeabilidad de los materiales subyacentes. Este hecho indica que la parte inferior de la cuenca o anillo infiltrómetro debe ser instalado en la parte superior de la zona menos permeables (2).

Tabla 3. Las tasas de infiltración para diferentes tipos de textura, según lo medido por los anillos infiltrómetros en tercera hora mojada.

Tipo de suelo

Porosidad

(%)

Tasa de infiltración (cm/hr)

Franco limo-gravoso Franco arcilloso Franco limosa Franco arenoso Arcilla (erosionado) Arena arcillosa Limoso arcilloso Franco limo- pedregoso Franco arenoso fino Franco arenoso muy fino Franco Arcilla arenosa Arcilla pesada Arcilla ligera Arcillo limoso

54.9

61.1

57

49.6

54.3

48.8

50.8

59.7

41.5

49.6

45.7

42.9

57.8

47

49.4

12.6

10.11

5.31

4.9

4.52

3.61

1.83

1.4

1.4

1.29

1.27

0.13

0.05

0

0

Fuente: Relative infiltration and related physical characteristics of certain soils (31).

La definición de la infiltración requiere que el flujo hacia abajo en y a través de los sedimentos ser no divergente. El U.S. Salinity Laboratory Staff, señaló que el efecto del flujo divergente aumenta a medida que disminuye el área de infiltración y se convierte en pronunciado donde la permeabilidad disminuye con la profundidad. La proporción de flujo lateral para flujo vertical se hace más alta que la permeabilidad de los sedimentos por debajo de un infiltrómetros disminuye. El flujo puede moverse lateralmente y

verticalmente debajo infiltrómetros pequeños, especialmente si los anillos se encuentran a poca distancia en el suelo, y la tasa determinada se aplicará a las grandes superficies sólo si los sedimentos son muy uniformes y el drenaje interno no es limitante (32). La divergencia se puede minimizar para cilindros o parcelas pequeñas por el encharcamiento de agua en un anillo de protección o zona fronteriza que rodea el cilindro o parcela (2).

Existen también factores de superficie que afectan el movimiento del agua a través de la interfaz de aire del suelo. Materiales de la cubierta protegen la superficie del suelo. La falta de la cubierta, un suelo desnudo, conduce a la formación de una costra superficial bajo el impacto de las gotas de lluvia o de otros factores, que descomponen la estructura del suelo y partículas finas del suelo se mueven en la superficie o en los poros cerca de la superficie. Una vez formada, una corteza impide la infiltración. La Figura 2, ilustra que la eliminación de la cubierta de la superficie (paja o estopa) reduce la tasa de infiltración de estado estacionario de aproximadamente 3 a 4 cm/h a menos de 1 cm/h.

verticalmente debajo infiltrómetros pequeños, especialmente si los anillos se encuentran a poca distancia en el suelo,

Figura 2. Efecto del suelo cubierto y descubierto en las tasas de infiltración (3).

La Figura 3, ilustra las diferencias entre los suelos de cubierta costrosa, labrada y césped (hierba) en la curva de infiltración. La tierra labrada desnuda tiene mayor infiltración que un suelo con costras, sin embargo, su tasa de estado estacionario se aproxima al de la costra del suelo debido a la costra se está desarrollando. También, el suelo cubierto de césped tiene una tasa más alta que una costra de suelo parcialmente debido a que la hierba protege el suelo de la formación de costras.

Figura 3. Efecto de sellado y encostrado en las tasas de infiltración (3) . Las costras

Figura 3. Efecto de sellado y encostrado en las tasas de infiltración (3).

Las costras superficiales se caracterizan por una mayor densidad aparente, poros más estrechos, y menor conductividad saturada que el suelo subyacente. Una vez formada, una costra superficial puede impedir en gran medida el consumo de agua por el suelo (Figura 4), incluso si la corteza es muy delgada y el suelo es de otro modo altamente permeable. No tomar en cuenta para la formación de una corteza puede resultar en bruto sobreestimación de la infiltración (25).

Figura 3. Efecto de sellado y encostrado en las tasas de infiltración (3) . Las costras

Figura 4. Infiltrabilidad como una función de tiempo en (a) un suelo uniforme, (b) un suelo con mayor permeabilidad en las capas superficiales y (c) un suelo con superficie con costras (25).

Los cambios en las configuraciones de la superficie del suelo pueden ser causados por procesos naturales como la erosión o procesos artificiales como la labranza. También se ha encontrado que el área alrededor de las plantas mantiene mayor infiltración en comparación con la zona entre las plantas, hay una tendencia a que las tasas de infiltración en estado estacionario, aumentando con la rugosidad de la superficie generada por la labranza.

Los sistemas de manejo agrícola implican diferentes tipos de labranza, la vegetación y la cubierta superficial. La Figura 5, ilustra la influencia de las prácticas de labranza (arado de vertedera, arado de cincel, y no labranza) en la infiltración, el arado de vertedera incrementa la porosidad del suelo de 10 a 20 por ciento dependiendo de la textura del suelo y aumenta las tasas de infiltración sobre suelos no labrados. Así también el aumento de la materia orgánica del suelo disminuye la densidad aparente, la porosidad aumenta, y por lo tanto aumenta la infiltración.

Los cambios en las configuraciones de la superficie del suelo pueden ser causados por procesos naturales

Figura 5. Las tasas de infiltración en suelo franco limoso, 2 meses después de labranza con cincel y vertedera, y 4 meses después de la siembra bajo no labranza (3).

La Figura 6, muestra la tasa de estado estacionario infiltración del suelo desnudo, vegetación de soja, y las interacciones de cobertura de residuos para la siembra, a mitad de temporada, y la cosecha. La tasa de infiltración del suelo desnudo en estado estacionario se reduce entre la siembra y la mitad de la temporada y luego se mantiene estable, principalmente como resultado de la formación de costras. El residuo mantiene

una alta tasa de estado estacionario hasta la cosecha, mientras que el dosel y la combinación residuo dosel aumentan la tasa de estado estacionario.

una alta tasa de estado estacionario hasta la cosecha, mientras que el dosel y la combinación

Figura 6. Efectos temporales del dosel, soja y residuos en la tasa de infiltración.

Las prácticas de manejo de los pastizales o las prácticas de pastoreo suelen cambiar los tipos de vegetación. El tipo de vegetación en los pastizales tiene un efecto significativo sobre la infiltración. La Figura 7, muestra los efectos de los sistemas de gestión de pastizales en la escorrentía.

Entre otros factores tenemos a las condiciones que incluyen procesos naturales como la precipitación, la congelación, las estaciones, la temperatura y la humedad que varían con el tiempo y el espacio e interactúan con otros factores en su efecto sobre la infiltración.

La temperatura del suelo influye en la infiltración a través de su efecto sobre la viscosidad del agua, se encontró que la congelación del suelo con un alto contenido de humedad disminuye la infiltración a casi cero, mientras que la congelación del suelo a un bajo contenido de humedad aumenta la infiltración al doble de su velocidad normal (3).

Figura 7. Infiltración media para diferentes tratamientos de pastoreo en Fort Stanton, Nuevo México . El

Figura 7. Infiltración media para diferentes tratamientos de pastoreo en Fort Stanton, Nuevo México.

El efecto de los antecedentes acumulados de la lluvia en suelo agrícola expuesto y con 50 porciento de cubierta se muestra en la Figura 5, lo que indica una disminución en la tasa de infiltración en estado estacionario con la exposición continuada a la acción de la lluvia. Para suelo desnudo parece que una tasa de infiltración constante estado estable se alcanza entre la siembra y la mitad de la temporada, lo que indica que una corteza estable se logró a principios de la temporada de crecimiento y se mantuvo a partir de entonces. La creciente tasa de infiltración constante con el aumento de la cobertura del dosel (Figura 5) demuestra la variabilidad temporal de la infiltración causada por un cultivo en crecimiento. Además, la Figura 5, indica que la cobertura del dosel y cobertura de residuos no causan incrementos aditivos en la tasa de infiltración constante. El aumento de las precipitaciones aumenta la intensidad del disturbio superficial causada por las gotas de lluvia y la construcción de una cabeza de encharcamiento, que por lo

general aumenta la infiltración del suelo desnudo, y para el suelo desnudo con la cobertura del dosel, la intensidad de este efecto se disipa por el dosel de los cultivos.

El efecto de la variabilidad espacial sobre la infiltración es una medida de la diferencia entre la infiltración de "punto" y las tasas de infiltración aparentes y las cantidades asociadas con áreas compuestas o cuencas. La variabilidad de suelo, superficie, y la gestión de los factores de más de un área es el resultado de algunas de las prácticas o factores que acabamos de mencionar (3).

Otros factores que influyen en la infiltración están relacionados al flujo de agua, tal es así; flujos inestables particularmente por suelos humectados por adelantado, ello se produce sobre todo en la transición de la infiltración de agua de una capa superior de textura fina a una subcapa de textura gruesa. En lugar de antemano como un frente liso, el agua se filtra puede concentrarse en ciertos puntos para entrar en la subcapa en forma de protuberancias en forma de dedos o como lengua (Figura 8).

general aumenta la infiltración del suelo desnudo, y para el suelo desnudo con la cobertura del

Figura 8. Infiltración en forma de protuberancias como dedos o lengua (25).

Otras formas preferenciales de flujo, está comprendida por los tamaños y las estructuras de los macroporos que determinan el patrón de flujo de agua. Los macroporos se clasifican en cuatro grupos, sobre la base de su morfología:

Los poros formados por animales de madriguera (por ejemplo, gusanos, topos,

ardillas, armadillos, o wombats): Estos poros son generalmente tubular y pueden variar en diámetro de 1 mm a 50 mm. Los poros formados por raíces de las plantas: Estos poros también son tubulares, y

sus tamaños y extensiones dependen del tipo de planta. Después de las raíces han decaído, estos canales de raíces permanecer durante un tiempo como conductos huecos. Incluso en el caso de raíces vivas, el flujo preferencial puede tener lugar a lo largo de la interfase suelo-raíz. Grietas y fisuras: Estas se forman por la contracción en los suelos arcillosos o por la meteorización química de la roca madre. También se pueden formar por los ciclos de congelación-descongelación y por tales métodos de cultivo como subsolado (Figura

9).

Suelo natural "tubos": Estos se pueden formar como resultado de la acción erosiva de las corrientes subsuperficiales en materiales de suelo altamente permeables y relativamente no cohesivo cuando se someten a gradientes hidráulicos de alta.

 Los poros formados por animales de madriguera (por ejemplo, gusanos, topos,  ardillas, armadillos, o

Figura 9. Forma del frente de humectación durante la infiltración estancada en un suelo con grietas abiertas (25).

2.2.1.2. Medida de infiltración.

La infiltración es un proceso muy complejo que puede variar temporal y espacialmente. Las tasas de infiltración se pueden medir en un punto usando una variedad de métodos descritos aquí, cada uno adecuado para ciertas condiciones (32). La selección de las técnicas de medición y técnicas de análisis de datos debe considerar estos efectos. Técnicas de medición de infiltración pueden ser clasificadas por sus dimensiones espaciales, tales como; mediciones areales y puntuales.

  • a. Medición Areal.

Estimación de la infiltración Areal se logra mediante el análisis de los datos de precipitación-escorrentía de una cuenca.

  • b. Medición Puntual.

Mediciones de la infiltración puntual se hacen normalmente mediante la aplicación de agua a un sitio específico de un área finita y la medición de la velocidad de consumo del suelo. Hay cuatro tipos de infiltrómetros: el anillo de agua estancada o cilindro tipo, el tipo de riego, el tipo de tensión, y el tipo de surco. Un infiltrómetro debe ser elegido de acuerdo a que replica el sistema que está siendo investigado.

Por ejemplo, infiltrómetros anillo deben utilizarse para determinar las tasas de infiltración de los suelos inundados como el riego por inundación o filtraciones del estanque. Infiltrómetros rociadores deben utilizarse cuando el efecto de la lluvia sobre las condiciones de la superficie influye en la tasa de infiltración. Infiltrómetros tensión se utilizan para determinar las tasas de infiltración de la matriz del suelo en la presencia de macro poros. Infiltrómetros surcos se utilizan cuando el efecto de la corriente de agua es importante, como en el riego por surcos.

Infiltrómetros se utilizan principalmente para la medición de la tasa de infiltración, ya que varía con el tiempo, sin embargo, dependiendo de los objetivos especificados, deben también ser recogidos los datos auxiliares siguientes:

Características físicas, como; longitud, anchura, área, aspecto, la posición del paisaje, pendiente, la elevación, series de suelo, descripción del perfil del suelo, propiedades físicas y químicas del suelo. Datos de labranza; fecha, tipo, profundidad, velocidad, dirección, estado de humedad del suelo, la resistencia al azar, densidad aparente, la cantidad y la energía de lluvia entre siembra directa, labranza de la historia general de los 3 años anteriores. Condiciones de cultivo; tipo de cultivo, la descripción, el rendimiento de grano, la producción de residuos para los 3 años anteriores. Información de cubierta; fecha, tipo y porcentaje de cobertura del dosel, la altura del dosel, índice de área foliar, la superficie cubierta, cubierta de roca y el peso de la cubierta de la superficie.

Condiciones del suelo de superficie; fecha, espesor de la corteza, la cantidad de grietas en la superficie, la cantidad de poros mayores que 1 mm, la profundidad del suelo congelado.

  • c. Equipos de medición.

Anillos o cilindros infiltrómetros: Estos infiltrómetros son usualmente anillos metálicos con diámetros de 30 a 100cm y una altura aproximada de 40cm (Figura 10). Los anillos se instalan dentro del suelo cerca de 10 a 15cm. El agua se aplica en el interior del anillo con un dispositivo de carga constante y las mediciones del consumo se registran hasta que se observa una tasa de infiltración constante (1). Si los efectos de flujo lateral son significativos, entonces se utiliza un segundo anillo más grande e instalado fuera del pequeño. Debido a las condiciones de encharcamiento en el anillo, las tasas de infiltración observada son más altas que bajo condiciones naturales (32). Este método suele producir mayores tasas de infiltración constante comparadas con infiltrómetros rociadores (3). Al utilizar infiltrómetros para predecir las tasas de infiltración para un sistema dado, hay que tener cuidado de que las condiciones de ese sistema (calidad del agua, la temperatura, las condiciones del suelo, condiciones de la superficie, la longitud de la inundación, sistema de flujo de infiltración en el suelo, etc) se duplican tanto como sea posible con el infiltrómetros de modo que la medición es realista (33).

 Condiciones del suelo de superficie; fecha, espesor de la corteza, la cantidad de grietas en

Figura 10. Detalles del cilindro infiltrómetro (2).

Infiltrómetros rociadores: Los infiltrómetros rociadores están diseñados para emular, aspectos de las precipitaciones naturales como la distribución de las gotas de tamaño, velocidad de caída en el impacto, rango de intensidades, ángulo de impacto, la aplicación de las gotas de lluvia casi continua y uniforme, y la capacidad de

reproducir distribución de la intensidad y la duración temporal de lluvia (3). En muchos casos lluvia simulada es la única forma de obtener resultados en un período de tiempo razonable y en condiciones controladas. El tamaño de la parcela para representar las condiciones a evaluar, las necesidades de agua, la portabilidad, la explotación afectada por el viento, la operación en terreno inclinado, y el propósito de la investigación de la influencia de la selección de la lluvia simulador apropiado. Infiltrómetro de tensión: El infiltrómetros tensión o infiltrómetros disco como a veces se le llama. La ventaja de este equipo es que se puede determinar el efecto de la distribución de los poros sobre la infiltración. La distribución de tamaño de poro es muy importante cuando macroporos están presentes (Figura 11).

 reproducir distribución de la intensidad y la duración temporal de lluvia (3). En muchos casos

Figura 11. Infiltrómetro de tensión.

Infiltrómetro de surco: Mediciones de infiltración para los sistemas de riego por surcos se pueden hacer infiltrómetros de surco bloqueado, recirculación infiltrómetros surco, o flujo de entrada-salida. Infiltrómetro de surco bloqueado, este infiltrómetro consiste en bloquear fuera de una sección de surco, por lo general de hasta 5m de longitud, y a continuación, formación de charcos de agua en la sección de surco a una profundidad aproximación de la profundidad observada durante un evento de

riego, el agua en el surco se mantiene a un nivel relativamente constante por la continua adición de agua hasta que se logró una tasa de infiltración constante o el tiempo excede la duración prevista del evento de riego. Infiltrómetro de surco de recirculación, este infiltrómetro es una modificación de la infiltrómetros surco bloqueado con agua que se recicla de forma continua sobre el segmento de surco en un intento de simular mejor las condiciones de flujo de un riego real. Método de entrada-salida, las tasas de infiltración a lo largo de un segmento de surco se determinan tomando la diferencia de caudales medidos al principio y al final de un segmento, la longitud del segmento depende de las características de la infiltración del surco.

Ningún método generalmente aceptado es aplicable a todas las condiciones de campo o problemas a pesar de todos los estudios que se han hecho de la medición de la tasa de infiltración. El método que utiliza un infiltrómetros anillo es probablemente el más versátil de todos los métodos disponibles (2). La ubicación de un suelo en el paisaje (por ejemplo, pendiente, cresta, la depresión) tiene también un impacto en la tasa de infiltración, ya que el movimiento vertical de agua se convierte en el movimiento lateral en función de la pendiente. La infiltración se debe medir como la infiltración en estado estable en terreno plano, con el fin de atribuir los cambios en la infiltración en el uso del suelo, la gestión de la tierra y el suelo. La variabilidad temporal de la tasa de infiltración se puede despreciar el uso de mediciones en condiciones saturadas (17).

Tabla 4. Interpretación según la velocidad de infiltración.

Clase

Velocidad de infiltración

(cm/h)

Interpretación

  • 1 <0.1

  • 2 0.1 a 0.5

  • 3 0.5 a 2

  • 4 2 a 6

  • 5 6 a 12.5

  • 6 12.5 a 25

  • 7 >25

Adecuado para cultivo de arroz. Riesgo de erosión elevado en laderas. Lenta. Riesgo de erosión importante. Se pierde una

parte considerable del agua de riego. Puede haber falta de aireación para las raíces en condiciones de exceso de humedad. Moderadamente lenta. Óptima para riego de superficie.

Moderada. Adecuada para riego de superficie. Moderadamente rápida. Demasiado rápida para riego de superficie, provoca pérdidas de nutrientes por lavado. Baja eficiencia del riego de superficie. Se requiere riego localizado o riego por aspersión. Rápida. Marginal para riego de superficie. Se requiere riego localizado o riego por aspersión.

Muy rápida. Excesiva para riego de superficie. Se requiere riego localizado o riego por aspersión.

Fuente: Tropical Soil Manual (34).

2.2.1.3. Interpretación de resultados de velocidad de infiltración.

En la mayoría de estudios se suele expresar la velocidad de infiltración básica, pudiendo incluir además la restante información en forma de tablas y gráficos. La interpretación de resultados de un ensayo de infiltración es siempre delicada, por los múltiples factores que intervienen en el proceso en el momento de realizar la medida. Se pueden utilizar los criterios presentados en la Tabla 4.

2.2.1.4. Importancia del movimiento del agua en el suelo.

La infiltración es el término que se aplica al proceso de entrada de agua en el suelo, por lo general por el flujo hacia abajo a través de la totalidad o parte de la superficie del suelo. La velocidad de este proceso determina la cantidad de agua que entrará en la zona de la raíz y la cantidad, si la hay, que escapará (25). La infiltración es sensible a las condiciones de la superficie cerca de la tierra, así como las condiciones del agua antecedentes.

La infiltración y el movimiento del agua del suelo juegan un papel clave en la escorrentía superficial, recarga de acuíferos, la evapotranspiración, el suelo, la erosión y el transporte de los químicos en las aguas superficiales y subterráneas (3).

El suelo puede ser un excelente medio de almacenamiento temporal para el agua, dependiendo del tipo y la condición del suelo (4), pero si la intensidad de la lluvia es mayor que la tasa de infiltración, el agua se acumula en la superficie y la escorrentía comenzará. La tasa de infiltración normalmente disminuye rápidamente durante la etapa inicial de un evento de lluvia y alcanza un valor constante después de varias horas de lluvia. Esta infiltración de estado estacionario se puede convertir a la conductividad hidráulica saturada. Esta es la tasa de infiltración máxima que un suelo específico puede alcanzar (17).

La tasa de infiltración de agua en el suelo, su movimiento en la matriz del suelo y de la escorrentía superficial son factor importante en el desarrollo de las prácticas de gestión del suelo que aumentan la eficiencia de las precipitaciones, usar y mantener una condición de humedad del suelo favorable, que es crucial para la salud de las plantas y el suelo. Por otra parte, la gestión de la tierra altera la infiltración y la escorrentía a través de su efecto sobre la estructura del suelo y modificaciones micro-topográficos, como proporcionando barreras físicas a la escorrentía (3).

El sellado del suelo es considerado una de las principales amenazas para el suelo como la pérdida de materia orgánica, las inundaciones, la erosión, la pérdida de la biodiversidad del suelo, la contaminación y los deslizamientos. El problema del sellado del suelo intensificó inapropiados manejos agronómicos es calificado como sellado "silenciosa". También se puede expresar como una pérdida de la capacidad de infiltración del suelo inducida por el sellado de la superficie del suelo o compactación del suelo.

Gestión agrícola convencional, incluida la eliminación de los residuos de cultivos del suelo, conduce a grandes daños a los agregados del suelo, que revela una pérdida de la estabilidad mecánica (17). Numerosos estudios han demostrado que la capacidad de infiltración de los suelos puede ser un buen indicador de la calidad del suelo y de la salud (35). Los resultados de Al-Hassoun, revelaron que la mayor estabilidad de agregado del suelo se relaciona con un mayor contenido de materia orgánica del suelo bajo labranza de conservación en comparación con la labranza convencional, y la tasa de infiltración más alta fue generada no sólo por un mayor número de macroporos y bioporos sino también por una mayor resistencia del suelo a la superficie de sellado (28).

2.2.2. Tierra.

Ciertos conceptos y definiciones son necesarios en cuanto se refieren a las diferencias conceptuales entre suelo y tierra, así también tipo de uso, las características de la tierra y cualidades, y las mejoras realizadas a la tierra (3).

2.2.2.1.

Concepto.

El concepto de tierra comprende el entorno físico, incluyendo el clima, relieve, suelos, hidrología y vegetación, en la medida en que éstas influyen en el potencial de uso de la tierra. Incluye los resultados de la actividad humana pasada y presente, por ejemplo, la recuperación del mar, desmonte de la vegetación, y los resultados también negativos, por ejemplo, la salinización del suelo. Sin embargo, no se incluyen en el concepto de la tierra, las características puramente económicas y sociales los cuales forman parte del contexto socio-económico.

Una unidad de mapeo de la tierra es una zona asignada de la tierra con las características especificadas. Unidades de mapeo terrestres están definidas y asignadas por los estudios de recursos naturales, por ejemplo, estudio de suelos, inventario forestal. Su grado de homogeneidad o de variación interna varía con la escala y la intensidad del estudio. En algunos casos, una sola unidad de cartografía terrestre puede incluir dos o

más tipos diferentes de terreno, con diferentes conveniencias (Ejemplo: una llanura de inundación del río, mapeado como una sola unidad, pero se sabe que contiene dos áreas aluviales bien drenados y depresiones pantanosas).

La tierra es por lo tanto un concepto más amplio que el suelo o el terreno. La variación en los suelos, o los suelos y los accidentes geográficos, a menudo es la causa principal de las diferencias entre las unidades de mapeo de tierras dentro de un área local: es por esta razón por la que los estudios de suelos a veces son la base principal para la definición de las unidades de mapeo de tierras. Sin embargo, la aptitud de los suelos para el uso de la tierra no puede evaluarse en forma aislada de otros aspectos del medio ambiente, y por lo tanto él es la tierra que se utiliza como base para la evaluación de la aptitud.

  • 2.2.2.2. Uso de la tierra.

Evaluación de la aptitud implica relacionar las unidades de asignación de tierras para determinados tipos de uso del suelo. Los tipos de uso considerados se limitan a los que parecen ser relevantes en las condiciones físicas, económicas y sociales generales que prevalecen en la zona, pudiendo tratarse de los principales tipos de utilización de tierras.

  • 2.2.2.3. Principales tipos de uso del suelo y tipos de utilización de tierras.

Un tipo importante de uso de la tierra es una de las principales subdivisiones del uso de la tierra rural, como la agricultura de secano, la agricultura de regadío, pastizales, bosques, o la recreación. Los principales tipos de uso de la tierra son generalmente considerados en los estudios de evaluación de tierras de carácter cualitativo o reconocimiento.

Un tipo de utilización de la tierra es un tipo de uso de la tierra descrita o definida en un grado de detalle mayor que el de una clase importante de uso de la tierra. En estudios detallados y cuantitativos de evaluación de tierras, los tipos de uso del suelo se consideran por lo general consisten en tipos de utilización de la tierra. Se describen con mayor detalle y precisión que el objetivo requiere. Por lo tanto los errores tipográficos de utilización de tierras no son un nivel categórico en una clasificación de uso de la tierra, sino que se refieren a cualquier uso definido por debajo del nivel de la principal clase de uso de la tierra.

Un tipo de utilización de la tierra consiste en un conjunto de especificaciones técnicas en un entorno físico, económico y social determinado. Este puede ser el entorno actual o un futuro. Atributos de los tipos de utilización de tierras incluyen los datos o suposiciones sobre:

Producción, incluidas las mercancías (por ejemplo, cultivos, madera ganadería), servicios (por ejemplo, instalaciones recreativas) o de otros beneficios (por ejemplo, la conservación de la vida silvestre). La orientación al mercado, incluyendo si es de subsistencia o de producción comercial. La intensidad de capital. Intensidad del trabajo.

Fuentes de alimentación (mano de obra, el proyecto de la maquinaria animal por ejemplo del hombre que utiliza combustibles). El conocimiento técnico y la actitud de los usuarios de la tierra. Tecnología empleada (por ejemplo, instrumentos y maquinaria, fertilizantes, razas de ganado, transporte agrícola, métodos de tala de árboles) Las necesidades de infraestructura (por ejemplo, aserraderos, fábricas, servicios de asesoramiento agrícola). El tamaño y la configuración de las propiedades de tierra, incluyendo si es consolidado o fragmentado. Tenencia de la tierra, la forma jurídica o consuetudinaria en la que se celebran los derechos a la tierra, por personas o grupos. Los niveles de ingreso per cápita, expresado, por unidad de producción (por ejemplo, la granja) o por unidad de superficie.

Las prácticas de gestión en diferentes áreas dentro de un tipo de utilización de la tierra no son necesariamente los mismos. Estas diferencias pueden surgir de la variación en la tierra, de los requisitos del sistema de gestión, o ambos.

  • 2.2.2.4. Múltiples y compuestos usos de tierras.

Dos términos, múltiples y compuestas tipos de utilización de tierras, se refieren a situaciones en las que más de un tipo de uso de la tierra se practica dentro de un área.

Un tipo de utilización múltiple de la tierra se compone de más de un tipo de uso realizado de forma simultánea en la misma extensión de tierra, cada uno tiene sus propios insumos, requisitos y producir.

Una tierra de tipo de utilización compuesta se compone de más de un tipo de uso realizado en las áreas de tierra que para los propósitos de la evaluación se tratan como una sola unidad. Los diferentes tipos de uso pueden ocurrir en secuencia de tiempo (por ejemplo, como en la rotación de cultivos) o de forma simultánea en diferentes áreas de la tierra dentro de la misma unidad organizativa. La agricultura mixta que implica tanto el uso de cultivo y el pastoreo es un ejemplo.

A veces un tipo de utilización de la tierra adecuada se puede encontrar al hacer varios mapeos de unidades, parte de la misma unidad de gestión, por ejemplo, manejo del ganado, que combina el pastoreo en las tierras altas de la temporada de lluvias y en las tierras bajas inundables en la estación seca.

Los tipos de utilización de la tierra se definen a los efectos de la evaluación de tierras. Su descripción no es necesario que comprenda el conjunto de las prácticas de gestión agrícola, pero sólo las relacionadas con la gestión y la mejora de la tierra. En los niveles detallados de evaluación, tipos de utilización de tierras estrechamente definidas se pueden extender en los sistemas agrícolas mediante la adición de otros aspectos de la gestión de las explotaciones.

  • 2.2.2.5. Características, calidad de tierras y criterios diagnósticos.

Una característica de la tierra es un atributo de la tierra que puede ser medido o estimado. Ejemplos de ello son el ángulo de inclinación, la lluvia, la textura del suelo, la capacidad de agua disponible, la biomasa de la vegetación, unidades de asignación de tierras, etc., según lo determinado por los estudios de recursos, por lo general, se describen en términos de las características del suelo.

Si se emplean características de la tierra directamente en la evaluación, los problemas surgen de la interacción entre las características. Por ejemplo, el riesgo de erosión del suelo se determina por el ángulo de la pendiente no solo, sino por la interacción entre el ángulo de fuga, longitud de la pendiente, la permeabilidad, la estructura del suelo, la intensidad de la lluvia y otras características. Debido a este problema de la interacción, se recomienda que la comparación de la tierra con el uso de la tierra deba llevarse a cabo en términos de calidad de la tierra.

La calidad de la tierra es un atributo complejo de la tierra que actúa de manera distinta en su influencia sobre la idoneidad de la tierra para una clase específica de uso. Calidades de la tierra se pueden expresar de una manera positiva o negativa. Ejemplos de ello son la disponibilidad de humedad, resistencia a la erosión, peligro de inundaciones, el valor nutritivo de los pastos, la accesibilidad.

La calidad de la tierra a veces se puede calcular o medir directamente, pero son descritos con frecuencia por medio de las características del suelo. Cualidades o características empleadas para determinar los límites de las clases de aptitud de tierras o subclases se conocen como criterios diagnósticos. Un criterio de diagnóstico es una variable que influye comprendido en la salida, o los insumos necesarios para los fines descritos y que sirve de base para evaluar la idoneidad de un área dada de tierra para ese uso. Esta variable puede ser una calidad de la tierra, una característica de la tierra, o en función de varias características de la tierra. Para cada criterio de diagnóstico habrá un valor crítico o conjunto de valores críticos que se utilizan para definir los límites de clase de aptitud.

2.2.3. Clasificación de tierras por capacidad.

Normalmente los mapas de estudios de suelos muestran los diferentes tipos de suelo que son importantes y su ubicación en relación con otros elementos del paisaje. Estos mapas tienen por objeto satisfacer las necesidades de los usuarios con problemas muy diferentes y, por lo tanto, contienen gran detalle para mostrar importantes diferencias básicas del suelo.

La información sobre el mapa del suelo debe ser explicado de una manera que tenga significado para el usuario. Estas explicaciones se llaman interpretaciones. Los mapas de suelos pueden ser interpretados por; los tipos individuales de tierra en el mapa, y la agrupación de los suelos que se comportan de manera similar en las respuestas a la gestión y tratamiento (36). Debido a que hay muchos tipos de suelo, hay muchas interpretaciones individuales del suelo. Tales interpretaciones, sin embargo, proporcionan al usuario toda la información que se puede obtener a partir de un mapa de suelo, debido a que hay propiedades del suelo que por su relevancia son descritas siempre, por tal motivo suelen consignarse en primer lugar; otras se consideran frecuentemente, pues su descripción puede resultar útil en ciertos casos mientras que otras tienen interés ocasional (35).

Muchos usuarios de los mapas de suelos quieren información más general que el de la unidad de suelo de asignación individual. Los suelos se agrupan de diferentes maneras

de acuerdo a las necesidades específicas del usuario del mapa. Los tipos de suelos agrupados y la variación permitida dentro de cada grupo difieren según el uso que deba hacerse de la agrupación.

La clasificación de la capacidad es uno de un número de agrupaciones interpretativas hechas principalmente para fines agrícolas. Al igual que con todos los grupos de la clasificación de la capacidad de interpretación comienza con las unidades de mapeo de suelos individuales, que son las piedras de construcción del sistema.

Las unidades de mapeo individuales en mapas de suelos muestran la ubicación y extensión de los diferentes tipos de suelo. Uno puede hacer el mayor número de declaraciones precisas y predicciones sobre el uso y manejo de las unidades de mapeo individuales se muestran en el mapa del suelo. La agrupación capacidad de los suelos está diseñado; para ayudar a los propietarios de tierras y otros utilizan e interpretan los mapas de suelos, para presentar a los usuarios los detalles del propio mapa de suelos, y para hacer posibles generalizaciones basadas en las potencialidades del suelo , las limitaciones en el uso, y los problemas de gestión.

La primera categoría, la unidad de capacidad, es una agrupación de suelos que tienen aproximadamente las mismas respuestas a los sistemas de gestión de los cultivos comunes y las plantas de pasto. Los suelos en una sola unidad de capacidad se adaptan a las mismas clases de plantas cultivadas y pastos comunes y requieren sistemas alternativos similares de gestión para estos cultivos. La segunda categoría, la subclase, es una agrupación de unidades de capacidad que tienen el mismo género de limitaciones y peligros. Hay cuatro tipos generales de limitaciones o riesgos que se reconocen: para la erosión, la humedad, las limitaciones de zona de enraizamiento y clima.

La tercera y más amplia categoría de la clasificación de la capacidad coloca todos los suelos en ocho clases de capacidad. Los riesgos de daños al suelo o limitaciones en el uso se vuelven progresivamente mayor de la Clase I a la Clase VIII. Los suelos en las primeras cuatro clases con un buen manejo son capaces de producir plantas adaptadas, como los árboles forestales y los cultivos extensivos de cultivo comunes y pastos. Los suelos de las clases V, VI, y VII son adecuados para el uso de plantas nativas adaptadas. Algunos suelos de las clases V y VI son también capaces de producir cultivos especializados, como ciertas frutas y plantas ornamentales, e incluso los cultivos de campo y hortalizas bajo manejo muy intensivo con prácticas elaboradas para el suelo y la

conservación del agua. Los suelos en la clase VIII no devuelven beneficios locales para las entradas de la gestión de los cultivos, pastos o árboles sin mayor recuperación.

2.2.4. El Marco para la evaluación de tierras.

La evaluación de tierras es un eslabón vital en la cadena que conduce a la gestión sostenible de los recursos de la tierra. No se percibe la necesidad de actualizar el marco de la FAO para la Evaluación de la Tierra de 1976 para reflejar las preocupaciones actuales relacionadas con el cambio climático, la biodiversidad y la desertificación. Los bienes y servicios de los terrenos que se relacionan con sus múltiples funciones y beneficios, así como la sostenibilidad de su uso deben ser abordados. Nuevas herramientas para llevar a cabo la evaluación de tierras se han convertido en disponible y la necesidad de un enfoque participativo ha sido reconocida (37).

Antes de que el marco, el USDA Tierra Clasificación de la Capacidad fue el sistema de evaluación de tierras más conocida. Era esencialmente una clasificación de las tierras agrícolas que sólo tomó en consideración la economía como telón de fondo. Surgió la necesidad de evaluar la aptitud de tierras para los tipos específicos de uso de la tierra. Esto constituyó el primer principio del Marco. Otros principios son que (ii) la evaluación requiere una comparación de los beneficios obtenidos y los insumos necesarios en los diferentes tipos de terreno, (iii) el proceso de evaluación requiere de un enfoque multidisciplinario, (iv) debe ser en términos de la biofísica, el contexto económico, social y político de la zona en cuestión, (v) la idoneidad se refiere al uso de manera sostenida y (vi) la evaluación consiste en la comparación de más de un solo tipo de uso.

Muchos de los conceptos y definiciones del Marco original siguen siendo válidos, otros evolucionaron y nuevos conceptos surgieron en los últimos 25-30 años. La definición de la ONU de la tierra, también destaca los aspectos ambientales (38). Tierra cumple una multitud de funciones al mismo tiempo: funciones relacionadas con la producción de biomasa, al medio ambiente, a los asentamientos humanos y la economía. Son muchos los factores físicos, socio-económicos o políticos pueden limitar las funciones de la tierra. El desafío es vincular las preocupaciones ambientales y las cuestiones de medios de vida sostenibles a los conceptos básicos del marco de 1976 la FAO.

A pesar del desarrollo de nuevas tecnologías y las preocupaciones ambientales y socioeconómicas, la base de los seis principios originales sigue siendo válida. Aunque la definición de la ONU de la tierra en 1995, refleja los últimos avances, el concepto de aptitud de la tierra se ha mantenido sin cambios. Las cuestiones de la diversidad

biológica, el cambio global, las funciones de los ecosistemas agrícolas, participación de los interesados y el seguimiento agro-ambiental deben integrarse en un marco de evaluación de tierras actualizada. Una definición amplia de la evaluación de tierras debe abarcar la evaluación no sólo de bienes sino también servicios de la tierra.

El siguiente conjunto de principios se propone como base para un marco revisado.

Principios III, IV y VI se mantienen con ligeras modificaciones, los principios I, II y V se

expanden, y se añaden dos nuevos principios: uno de los enfoque multi-escala.

grupos

de interés

y

en

el

2.2.5. Clasificación de tierras según la normativa peruana.

El reglamento nacional de clasificación de tierras (39), establece los siguientes grupos de Capacidad de Uso Mayor de las Tierras:

Tierras aptas para Cultivo en Limpio (A): Reúnen condiciones ecológicas que permiten la remoción periódica y continuada del suelo para el sembrío de plantas herbáceas o semi arbustivas anuales o bianuales, bajo técnicas adecuadas, económicamente accesibles a los agricultores, sin deterioro de la capacidad productiva del suelo, ni alteración del régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras por su alta calidad agrológica podrán dedicarse a otros fines (Cultivo Permanente, Pastos, Producción Forestal y Protección), cuando en esta forma se obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría de su utilización con fines de cultivo en limpio o cuando el interés social del Estado lo requiera. Tierras aptas para Cultivo Permanente (C): Son aquellas cuyas condiciones ecológicas no son adecuadas a la remoción periódica y continuada del suelo, pero que permiten la implantación de cultivos semi perennes o perennes sean herbáceas, arbustivas o arbóreas, bajo técnicas adecuadas y económicamente accesibles a los agricultores del lugar, sin deterioro de la capacidad productiva del suelo ni alteración del régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras podrán dedicarse a otros fines (Pastos, Producción Forestal y Protección), cuando en esta forma se obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría de su utilización con fines de cultivos permanentes o cuando el interés social del Estado lo requiera. Tierras aptar para Pastos (P): Son las que no reúnen las condiciones ecológicas mínimas requeridas para cultivos en limpio o permanente, pero que permite la implantación de pastos cultivados o el uso de pastos naturales bajo técnicas adecuadas y económicamente accesibles a los agricultores del lugar, sin deterioro de

la capacidad productiva del recurso, ni alteración del régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras podrán dedicarse para otros fines (Producción Forestal, cuando las condiciones ecológicas lo permitan, o Protección), cuando en esta forma se obtenga un rendimiento económico superior al que se obtendría de su utilización con fines de pastos o cuando el interés social del Estado lo requiera. Tierras aptas para Producción Forestal (F): No reúnen las condiciones ecológicas requeridas para cultivos o pastos pero permiten su uso para la producción de maderas y otros productos forestales, siempre que sean manejadas en forma técnica para no causar deterioro en la capacidad productiva del recurso ni alterar el régimen hidrológico de la cuenca. Estas tierras podrán dedicarse a protección cuando el interés social y económico del Estado lo requiera. Tierras de Protección (X): Están constituidas por aquellas tierras que no reúnen las condiciones ecológicas mínimas requeridas para cultivos, pastos o producción forestal. Se incluye dentro de este grupo: los picos, nevados, pantanos, playas, cauces de ríos y otras tierras que aunque presentan vegetación natural boscosa, arbustiva o herbácea, su uso no es económico y deben ser manejados con fines de protección de cuencas hidrográficas, vida silvestre, valores escénicos, científicos, recreativos, y otros que impliquen beneficio colectivo o de interés social.

  • 2.3. Definición de términos básicos.

Calidad del suelo: Un atributo de un suelo que no puede ser visto o medido directamente del suelo solo, sino que se infiere a partir de las características del suelo y el comportamiento del suelo bajo condiciones definidas.

Capacidad de campo: La cantidad de humedad que queda en un suelo después de que el agua libre se ha permitido para drenar en el material de suelo más seco debajo; normalmente expresado como un porcentaje del peso secado al horno de suelo u otra unidad conveniente. Se trata de la mayor cantidad de humedad que el suelo se mantenga en condiciones de drenaje libre después el exceso de agua se ha evaporado después de una lluvia o de riego que ha mojado todo el suelo.

Características del suelo: Una característica de un suelo que se puede ver y/o medido en el campo o en el laboratorio en muestras de suelo. Los ejemplos incluyen la pendiente del suelo y pedregosidad, así como la textura, la estructura, el color, y la composición química de los horizontes del suelo.

Característica de la tierra: Un atributo de la tierra que puede ser medido o estimado en una encuesta de rutina en un sentido operacional, en particular mediante la teledetección, censos y encuestas de los recursos naturales.

Cubierta de la tierra: La cubierta observa (bio) físicamente sobre la superficie de la tierra. Cuando se considera la cobertura del suelo en sentido estricto que debe limitarse a describir la vegetación y las características de fabricación humana. Sin embargo, la ausencia de la cobertura, ya que en la superficie se compone de roca desnuda o suelo desnudo o una superficie de agua poco profunda, en la práctica se describe en la cobertura del suelo también.

Escurrimiento: El flujo de la superficie de agua de un área, o el volumen total de flujo de superficie durante un tiempo especificado.

Estudio del suelo: Un término general para el estudio sistemático de los suelos en el campo y en los laboratorios, su descripción y la clasificación, la asignación de tipos de suelo, y la interpretación de los suelos en función de su capacidad de adaptación a diversos cultivos, pastos y árboles, su comportamiento en condiciones de uso o tratamiento para la producción de la planta o para otros fines, y su productividad bajo diferentes sistemas de gestión.

Estructura del suelo: La disposición de las partículas primarias del suelo en partículas de un compuesto o grupos que están separados de los agregados adyacentes y tienen propiedades diferentes a las de una masa igual de partículas de suelo primarios no agregados. Las formas principales de la estructura del suelo son laminar, prismática, columnar (prismas con las tapas redondeadas), bloque (angulares o subangulares), y granular.

Fertilidad del suelo:

La

calidad

de

un

suelo

que le permite proporcionar

compuestos, en cantidades adecuadas y en un balance apropiado, para el crecimiento de las plantas especificadas, cuando otros factores de crecimiento tales como la luz, la humedad, la temperatura, y la condición física del suelo son favorable.

Georreferenciación: Definición de la ubicación de un objeto de entidad mediante el registro de sus coordenadas en un específico sistema de coordenadas.

Indicador: Es un parámetro, o valores derivados de un parámetro, que proporciona información sobre el estado de un fenómeno, el medio ambiente o el área de

significado que se extiende más allá de ese directamente asociado con un valor de parámetro.

Infiltración: La infiltración es el proceso por el cual el agua en la superficie de la tierra entra en el suelo.

Infiltrómetro: Equipo que se emplea para medir la infiltración, puede ser de un anillo, de doble anillo o automatizados.

Manejo del suelo: La preparación, la manipulación y el tratamiento de los suelos para la producción de plantas, incluidos los cultivos, pastos y árboles.

Material parental: La masa de material no consolidado de rock (o turba) de la que el perfil del suelo se desarrolla.

Permeabilidad del suelo: La calidad de un horizonte de suelo que permite que el agua o el aire se muevan a través de él. Se puede medir cuantitativamente en términos de tasa de flujo de agua a través de una sección transversal unitaria por unidad de tiempo bajo condiciones de temperatura especificado y las condiciones hidráulicas. Los valores para los suelos saturados por lo general se denominan conductividad hidráulica. La permeabilidad de un suelo puede ser limitada por la presencia de un horizonte casi impermeable a pesar de que los otros son permeables.

Perfil (suelo): Una sección vertical del suelo a través de todos sus horizontes y que se extiende en el material de matriz.

Sistema de información geográfica (SIG): Un sistema para capturar, almacenar, comprobar, integrar, manipular, analizar y visualizar datos que está espacialmente referenciados a la tierra.

Sistema de producción: Unidad de análisis de la producción agrícola, definido por los componentes y los límites y por los tipos de interacciones entre los componentes y con los entornos fuera de los límites. Los sistemas agrícolas incluyen todas las actividades, tanto agrícolas como no agrícolas, bajo el control de las unidades familiares agrícolas.

Suelos de pastoreo: Son suelos usados para la actividad ganadera o crianza de animales mayores, donde pastan y se alimentan de las praderas naturales.

Suelos agrícolas: Son suelos usados por la agricultura, pudiendo ser según su régimen de riego suelos secanos o con riego.

Suelos de actividad forestal: Son suelos usados para la producción de maderas y otros productos forestales.

Suelos de protección: Suelos que no reúnen las condiciones ecológicas mínimas requeridas para cultivos, pastos o producción forestal.

Superficie del

suelo:

El suelo normalmente

se movió

en

la

labranza,

o

su

equivalente en el suelo sin cultivar, alrededor de 5 a 8 pulgadas de espesor.

 

Textura del suelo: Las proporciones relativas de los diversos grupos de tamaño de granos de suelo individuales en una masa de suelo. En concreto, se refiere a las proporciones de arena, limo y arcilla.

Tierra: Un área definible de la superficie terrestre de la Tierra, que abarca todos los atributos de la biosfera inmediatamente por encima o por debajo de esta superficie, incluyendo las del clima cerca de la superficie, el suelo y las formas del terreno, la hidrología superficial (incluyendo lagos poco profundos, ríos, marismas y pantanos), las capas sedimentarias cercanas a la superficie y asociados reserva de agua subterránea, la poblaciones de plantas y animales, el patrón de asentamiento humano y los resultados físicos de la actividad humana en el pasado y el presente, como terrazas, almacenamiento de agua o de las estructuras de drenaje, infraestructura, edificios.

Tipo de suelo: Un subgrupo o categoría de la serie del suelo basada en la textura de la superficie del suelo. Un tipo de suelo es un grupo de suelos que tienen horizontes similares en la diferenciación de las características y la disposición en el perfil del suelo y desarrollado a partir de un tipo particular de material de matriz.

Tipo de uso de la tierra: Este término hace referencia a un tipo importante de uso de la tierra o de un tipo de utilización de la tierra, según el caso, donde el significado es claro que se abrevia tipo de uso.

CAPÍTULO III: METODOLOGÍA.

  • 3.1. Método, tipo y nivel de la investigación.

    • 3.1.1. Tipo de investigación.

La investigación es del tipo básica y correlacional. Básica, porque profundizará conocimientos sobre infiltración del agua en el subcuenca del río Shullcas, donde ha sido poco estudiada. Correlacional, porque relacionará las variables infiltración con los usos de tierras y los principales factores que condicionan la infiltración del agua, generando información sobre cuál de los usos de tierras registrados en la subcuenca del río Shullcas, tiene mayor infiltración y explicando este fenómeno en función de; tipo de cubierta vegetal, textura, contenido de humedad, densidad aparente y porosidad del suelo.

  • 3.1.2. Nivel de investigación.

Esta investigación es de nivel exploratorio y descriptivo. Exploratorio porque el tema ha sido poco abordado y se tienen muy pocos datos de infiltración en la subcuenca del río Shullcas. Descriptivo porque se recogió información para caracterizar los usos de tierra y se realizaron pruebas de infiltración o medición directa en campo.

  • 3.1.3. Método.

    • a) Delimitación de la zona de estudio.

La subcuenca del río Shullcas, se ubica entre 11°52’41’’ a 12°03’42’’ latitud Sur y 75°02’16’’ a 75°14’03’’ longitud oeste, con una altitud media de 4200 msnm. Está conformada por los territorios de los distritos de El Tambo y Huancayo, pertenecientes a la provincia de Huancayo y al departamento de Junín. La subcuenca del río Shullcas tiene una extensión de 218.82Km 2 .

Figura 12. Localización y ubicación del ámbito de estudio. La delimitación de la subcuenca se realizó

Figura 12. Localización y ubicación del ámbito de estudio.

La delimitación de la subcuenca se realizó mediante el método cartográfico para delimitación de cuencas, que consta de tres procesos; identificación de red de drenaje y delimitación de la divisoria cortando las curvas de nivel perpendicularmente ya sea por parte convexa o cóncava (40). Así también se ha tomado como base los estudios realizados en la zona que muestran diferentes delimitaciones de la subcuenca debido principalmente a las escalas de trabajo.

  • b) Delimitación de uso actual de tierras.

Dentro del área de la subcuenca se identificaron los usos de tierras actuales en base al Reglamento de Clasificación de Tierras por su capacidad de Uso Mayor (39), ayudados en técnicas de fotointerpretación y trabajo de campo, tomando siempre como base la

información temática espacial generada para esta zona, sobre los cuales se calculó el tamaño de muestra para la realización de las pruebas de infiltración.

  • c) Evaluación de la infiltración.

Para medir la tasa de infiltración se empleó el método de infiltrómetro de doble anillo, el cual consiste en; una vez elegido el lugar donde se efectuarán la prueba se debe examinar cuidadosamente la superficie del terreno, si está perturbada, si tiene perforaciones de animales o piedra que pueden dañar los cilindros, evitar también áreas que pueden haber sido afectadas por el tránsito de animales y maquinarias; luego hacer la limpieza de restos de cosecha de la superficie del terreno si es necesario (41), seguir los procedimientos siguientes:

Instalación de los cilindros.

Introducir el cilindro exterior en el lugar seleccionado mediante el uso de una comba, golpeando la plancha metálica que se halla colocada sobre el cilindro. El cilindro se debe introducir hasta unos 10cm aproximadamente, luego se introduce el cilindro interior unos 15cm.

La introducción de los cilindros debe efectuarse verticalmente a fin de evitar que se alteren significativamente las condiciones de la superficie del suelo.

Extender el plástico sobre la superficie del suelo dentro de los cilindros.

Llenado de los cilindros.

Llenar los cilindros con agua en forma rápida hasta una lámina aproximada de 10 a 15cm debiendo actuar dos personas simultáneamente, llenándose primero el cilindro exterior y luego el interior; el agua del cilindro exterior evitará que la infiltración del agua en el suelo del cilindro interior sea lateral, debiendo ser por lo tanto el nivel de agua igual para los dos cilindros.

Retirar el plástico del cilindro interior en forma rápida pero con cuidado.

Lecturas del nivel de agua (42).

Retirado el plástico del cilindro y efectuar la lectura del nivel del agua en el cilindro interior, empleando el flexómetro o wincha.

Las mediciones, normalmente se continuarán con un intervalo de tiempo

determinado, siendo al inicio estos intervalos

de

1

a

2

minutos y luego se irán

distanciando gradualmente cada 5, 10, 15, 20 minutos; hasta finalmente completar la

prueba.

Cuando en los cilindros se ha infiltrado la lámina de alrededor de 2.5 a 3cm, se procede a llenar nuevamente, procurando alcanzar el mismo nivel inicial. Esta operación debe ser hecha rápidamente, para lo cual se debe efectuar una lectura antes e inmediatamente después del llenado a fin de que el tiempo transcurrido en esta operación sea considerado cero.

La duración de la prueba no debe ser menor de 2 horas, o en forma general hasta que la tasa de infiltración se haga sensiblemente constante (alcanzar velocidad de infiltración básica).

Al final de la prueba se retiran los cilindros del suelo y se limpian correctamente para evitar su deterioro.

d) Evaluación de las características de las tierras.

Para evaluar el tipo de cobertura vegetal, se empleó el método de observación directa, los datos que se registraron haciendo uso de formularios prediseñados.

Para evaluar el contenido de humedad, densidad aparente y porosidad, se empleó el método gravimétrico en laboratorio (Ver Anexo 1. Determinación de parámetros edáficos en laboratorio), para ello se tomó muestras de suelo con cilindros de aluminio (Figura 13).

 Las mediciones, normalmente se continuarán con un intervalo de tiempo determinado, siendo al inicio estos

Figura 13. Muestreo de suelo con cilindro de aluminio.

Para evaluar la textura del suelo, se empleó el método de Bouyoucos o hidrómetro en laboratorio (Ver Anexo 1. Determinación de parámetros edáficos en laboratorio). Para ello se tomó muestras del suelo con bolsas plásticas de 1kg.

  • 3.2. Diseño de la investigación.

Se aplicó un diseño no experimental del tipo transeccional exploratorio descriptivo. Los diseños de investigación transeccional o transversal recolectan datos en un solo momento en un tiempo único y tienen el propósito es describir las variables y analizar su incidencia en dicho momento. Es exploratorio-descriptivo, porque el problema de investigación es poco conocido e indaga sobre las variables que ocasionan la escasez de agua en la ciudad de Huancayo.

  • 3.3. Población y muestra.

La población de esta investigación es la superficie total de las tierras que se encuentran dentro del límite hidrográfico de la subcuenca del río Shullcas, la cual es de 218.82Km2 y la muestra la compone parcelas donde se realizó la prueba de infiltración, diferenciando las tierras según su uso.

  • 3.3.1. Población.

En estudios de recursos naturales, en especial para el caso de suelos diversos estudios optan por dividir el área de análisis en parcelas de áreas definidas a fin de obtener una cantidad que represente la población del área de intervención.

En la presente investigación, para fines de tener una cantidad de lugares donde realizar la prueba y que dentro del espacio pueda definir el espacio adecuado para la realización de la prueba se dividió la subcuenca en parcelas de 50x50m, obteniendo un total de 86460 parcelas.

  • 3.3.2. Muestra.

Según la revisión bibliográfica, para calcular el tamaño de muestra para estudios de suelo se menciona una cantidad de puntos de muestreo para un determinado área, así se tiene; que el Reglamento para la ejecución de Levantamiento de Suelos (Norma peruana), recomienda por lo menos dos observaciones para cada 500 hectáreas en levantamiento de suelos del nivel de reconocimiento (43).

En la presente investigación, se optó por aplicar la fórmula para el cálculo de tamaño de muestra para población finita, utilizando para ello el número total de parcelas como dato de población. Se eligió este criterio por ser el de mayor confiabilidad y con el poder aplicar las técnicas de análisis estadístico apropiadas.

Para el cálculo de muestra se empleó la fórmula siguiente, por ser la recomendada cuando se conoce el tamaño de la población (35), siendo:

(

)

Dónde: “N” es la población, “n” es la muestra, “z” nivel de confianza, “p” probabilidad de éxito, “q” probabilidad de fracaso, “E” margen de error o nivel de precisión. Los valores utilizados fueron; un valor de 1.96 para un nivel de confianza del 95%, probabilidad de éxito y fracaso de 50% y error del 5%.

Inicialmente se obtuvo un tamaño de muestra de 382, con submuestras de 34 para agricultura, 340 para pastoreo y 8 para forestal, las cuales se identificaron espacialmente,

es decir sobre qué puntos se muestrearían o donde estaban ubicados. Para ello se

empleó la herramienta “Random point” integrada al programa ArcGIS, con el cual se

identificó los puntos de muestreo distribuidos completamente al azar (Figura 14).

Se tuvo mayor cantidad de puntos en tierras con presencia de rocas, suelos muy superficiales y con pendientes pronunciadas, estas características según la revisión bibliográfica imposibilitan en gran medida que se lleve a cabo el fenómeno de “infiltración” (17) en vez de ello tienen alta escorrentía superficial.

Según la experiencia del equipo de investigación, se tomó como criterio no incluir en la fase de muestreo y realización de pruebas de infiltración las zonas con pendientes mayores al 15%. Para ello se empleó el programa ArcGIS, y se generó un mapa de pendientes y la delimitación de las zonas que cumplen con dicho atributo, quedando 32 puntos de muestreo divididas según su representatividad en tierras agrícolas, forestales y de pastoreo, obteniendo así 7, 6 y 19 puntos de muestreo respectivamente.

Figura 14. Distribución de los puntos de muestreo. 3.4. Técnicas e instrumentos de recolección de datos.

Figura 14. Distribución de los puntos de muestreo.

  • 3.4. Técnicas e instrumentos de recolección de datos.

3.4.1. Técnicas de investigación.

Las técnicas de investigación empleadas se diferenciaron según la etapa, siendo:

técnicas para la recopilación de datos y técnicas para la sistematización y análisis.

  • a) Técnicas en la etapa de recopilación de datos:

    • - Observación o medición directa, empleado en la etapa de registro de datos con las pruebas de infiltración, rellenado de formularios y toma de muestras de suelo con cilindro y bolsa.

  • - Técnicas para la recolección de información mediante análisis documental y de información espacial recopilando estudios de suelos, mapas y otros documentos.

  • b) Técnicas en la etapa de sistematización y análisis:

    • - Técnica de mapeo e implementación del SIG, con la información registrada se alimentó la base de datos y se complementó con datos recopilados de fuentes secundarias.

    • - Técnicas estadísticas para el muestreo y estadística descriptiva para el procesamiento de datos, así como para la presentación de los resultados.

3.4.2. Instrumentos de recolección de datos.

Están constituidos por todos aquellos elementos u objetos instrumentales físico que permitieron obtener y recoger datos. Se distinguen dos tipos según la etapa de investigación; instrumentos para la recopilación e instrumentos para la sistematización y análisis.

  • a) Instrumentos en la recopilación de datos:

    • - Mapas, en todo el proceso se trabajó con mapas topográficos, uso de tierras, pendientes y de puntos de muestreo.

    • - Formularios y formatos de recopilación de datos, utilizados para la toma de datos en campo (Ver Anexo 3. Ficha de registro).

  • b) Instrumentos en la sistematización y análisis:

    • - El programa informático Microsoft Office Excel, para la tabulación de registros y edición de tablas y gráficos.

    • - El programa informático SPSS, para el procesamiento estadístico descriptivo, correlaciones y prueba de medias.

    • - El programa informático ArcGis v. 10 para la generación del sistema de información geográfica y su correspondiente producción de mapas.

  • Figura 15. Materiales e infiltrómetro de doble anillo instalado en campo. 3.5. Equipos y materiales. Las

    Figura 15. Materiales e infiltrómetro de doble anillo instalado en campo.

    • 3.5. Equipos y materiales.

    Las pruebas de infiltración se realizaron mediante el método de doble anillo, estas pruebas se hicieron en los lugares representativos de cada parcela de muestreo. Así mismo, se tomó muestras de suelo con el cual se determinó la textura, densidad aparente y el contenido de humedad del suelo; y se registró el tipo de cobertura vegetal. Se utilizó para tal fin los siguientes equipos y materiales:

    Equipos:

    Infiltrómetro de doble cilindro o doble anillo; compuesto por dos cilindros metálicos de 3mm de espesor, de 30 y 50cm de diámetro.

    Cilindro de aluminio para muestra de suelo.

    Cámara fotográfica.

    Computadora.

    Receptor GPS.

    Materiales:

    Tablón de madera 2”x4”x2’.

    Flexómetro o wincha de 5m.

    Cinta de embalaje.

    Pala pequeña.

    Plumón de tinta indeleble.

    Guantes de hilo.

    Cronómetro.

    Comba.

    Lámina o bolsas plásticas.

    Baldes de plástico, galonera de 5gln.

    Formulario para registro de datos y Lápices.

    CAPÍTULO IV: RESULTADOS Y DISCUSIÓN.

    • 4.1. Resultados del análisis de la información.

    4.1.1. Características de las tierras de pastoreo.

    Las tierras de pastoreo se caracterizan por tener un 70.82% de arena, 4.1% de arcilla y 25.08% de limo (Tabla 5), presentan clases texturales; Franco, Franco arenosa, Arenosa franca y Arenosa (Tabla 6), la humedad del suelo presentada fue de 59.46%, una densidad aparente de 0.79 g/cm3 y una porosidad de 29.95%, los principales tipos de cobertura vegetal que presentaron son Pastos Naturales y Pastos residentes (Tabla 7).

    Tabla 5. Parámetros evaluados para tierras de pastoreo.

     

    N

    Rango

    Mínimo

    Máximo

    Media

    Desv. típ.

    Arena (%)

    19

    40.00

    52.88

    92.88

    70.82

    10.59

    Arcilla (%)

    19

    15.28

    1.12

    16.40

    4.10

    3.53

    Limo (%)

    19

    36.00

    5.28

    41.28

    25.08

    9.24

    Humedad del suelo (%)

    19

    79.99

    13.75

    93.74

    59.46

    21.26

    Densidad Aparente (g/cm3)

    19

    0.72

    0.55

    1.27

    0.79

    0.18

    Porosidad (%)

    19

    27.12

    20.83

    47.95

    29.95

    6.75

     

    Tabla 6. Clase textural para tierras de pastoreo.

     
     

    Frecuencia Porcentaje

     

    Porcentaje

    Porcentaje

     

    válido

    acumulado

    Franco

    1

    5.3

    5.3

    5.3

    Franco arenosa

    11

    57.9

    57.9

    63.2

    Arenosa franca

    5

    26.3

    26.3

    89.5

    Arenosa

    2

    10.5

    10.5

    100.0

    Total

    19

    100.0

    100.0

     

    Tabla 7. Tipo de cobertura de tierras de pastoreo.

     
     

    Frecuencia

     

    Porcentaje

     

    Porcentaje

    Porcentaje

     

    válido

    acumulado

     

    18

    94.7

    94.7

    94.7

    1

    5.3

    5.3

    100.0

    Pastos Naturales (Pn) Pastos residentes (Pr)

    Total

    19

    100.0

    100.0

    4.1.2. Características de las tierras agrícolas.

    Las tierras agrícolas se caracterizan por tener un 49.53% de arena, 18.29% de arcilla y 32.18% de limo (Tabla 8), presentan clases texturales; Franco y Franco arenosa (Tabla 9), la humedad del suelo presentada fue de 9.45%, una densidad aparente de 1.31 g/cm3 y una porosidad de 49.34%, los principales tipos de cobertura vegetal que presentaron son Cultivos etapa 3 (Etapa de cosecha), Pastos residentes y Sin vegetación (Tabla 10).

    Tabla 8. Parámetros evaluados para tierras agrícolas.

     

    N

    Mínimo

    Máximo

    Media

    Desv. típ.

    Arena (%)

    7

    42.88

    60.88

    49.53

    8.10

    Arcilla (%)

    7

    12.56

    26.40

    18.29

    6.40

    Limo (%)

    7

    26.56

    38.00

    32.18

    4.72

    Humedad del suelo (%)

    7

    6.44

    16.98

    9.45

    3.74

    Densidad Aparente (g/cm3)

    7

    1.28

    1.33

    1.31

    0.02

    Porosidad (%)

    7

    48.45

    50.26

    49.34

    0.82

    Tabla 9. Clase textural de tierras agrícolas.

     

    Frecuencia

    Porcentaje

    Porcentaje válido

    Porcentaje acumulado

    Cultivo etapa

     

    3 Cosecha

     

    5

    71.4

    71.4

    71.4

    (C-E3)

    Pasto

    1

    14.3

    14.3

    85.7

    residente

    (Pr)

    Sin

    vegetación

     

    1

    14.3

    14.3

    100.0

    (SV)

    Total

    7

    100.0

    100.0

       
     

    Tabla 10. Tipo de cobertura de tierras agrícolas. Porcentaje

    Frecuencia Porcentaje

    Porcentaje

     

    válido

    acumulado

    Franco

    5

    71.4

    71.4

    71.4

    Franco arenosa

    2

    28.6

    28.6

    100.0

    Total

    7

    100.0

    100.0

    4.1.3.

    Características de las tierras forestales.

    Las tierras forestales se caracterizan por tener un 58.49% de arena, 12% de arcilla y 29.51% de limo (Tabla 11), presentan clases texturales; Franco, Franco arenosa y Arenosa franca (Tabla 12), la humedad del suelo presentada fue de 33.82%, una densidad aparente de 1.07 g/cm3 y una porosidad de 40.3%, la cobertura vegetal presentada fue de bosque de especies exóticas.

    Tabla 11. Parámetros evaluados para tierras forestales.

     

    N

    Mínimo

    Máximo

    Media

    Desv. típ.

    Arena (%)

    6

    40.88

    82.16

    58.49

    19.20

    Arcilla (%)

    6

    2.40

    19.84

    12.00

    8.09

    Limo (%)

    6

    15.44

    42.72

    29.51

    11.48

    Humedad del suelo (%)

    6

    10.24

    62.31

    33.82

    23.91

    Densidad Aparente (g/cm3)

    6

    0.79

    1.33

    1.07

    0.24

    Porosidad (%)

    6

    29.89

    50.11

    40.30

    8.94

     

    Tabla 12. Clase textural de tierras forestales.

     
     

    Frecuencia

    Porcentaje

    Porcentaje

    Porcentaje

    válido

    acumulado

    Franco

    3

    50.0

    50.0

    50.0

    Franco arenosa

    1

    16.7

    16.7

    66.7

    Arenosa franca

    2

    33.3

    33.3

    100.0

    Total

    6

    100.0

    100.0

    • 4.1.4. Tasa de infiltración según uso de tierras.

    Las tasas medias de infiltración según el tipo de uso de tierras muestra un 12.42 cm/h,

    • 2.07 cm/h y 25.52 cm/h, para tierras agrícolas, de pastoreo y forestales respectivamente

    (Tabla 13). Las tasas de infiltración varían en el caso de tierras agrícolas desde 1.1 a

    • 29.6 cm/h, para tierras en pastoreo desde 0.2 a 3.73 cm/h y para tierras forestales desde

    2.6 a 82.93 cm/h.

    La Figura 16, muestra la lámina acumulada infiltrada para tierras agrícolas, de pastoreo y forestales de acuerdo al tiempo transcurrido donde se aprecian todos los ensayos de infiltración realizados en campo, que evidencian mayor variabilidad en tierras forestales y agrícolas.

    Tabla 13. Tasa de infiltración según uso de tierras.

    Uso Desviación Error Intervalo de confianza para la media al 95% N Media Mín. Máx. típica
    Uso
    Desviación
    Error
    Intervalo de confianza
    para la media al 95%
    N
    Media
    Mín.
    Máx.
    típica
    típico
    Límite
    Límite
    inferior
    superior
    A
    7
    12.42
    10.62
    4.01
    2.60
    22.24
    1.10
    29.60
    P
    19
    2.07
    1.05
    0.24
    1.56
    2.57
    0.20
    3.73
    F
    6
    25.52
    30.89
    12.61
    -6.89
    57.94
    2.60
    82.93
    Total
    32
    8.73
    16.16
    2.86
    2.90
    14.56
    0.20
    82.93
    160.000
    140.000
    120.000
    100.000
    80.000
    60.000
    y = -8.84ln(x) + 72.905
    40.000
    R² = 0.0946
    y = -8.392ln(x) + 54.043
    R² = 0.3084
    20.000
    y = -2.129ln(x) + 15.147
    R² = 0.0833
    0.000
    0
    50
    100
    150
    200
    250
    300
    Tiempo transcurrido en minutos
    Agricultura
    Forestal
    Pastoreo
    Logarítmica (Agricultura)
    Logarítmica (Forestal)
    Logarítmica (Pastoreo)
    Lámina de infiltración acumulada en cm

    Figura 16. Lámina infiltrada acumulada según tipo de uso de tierra.

    Tabla 14. Tiempo medio de infiltración.

    Uso

    N

    Media

    Desviación

    típica

    Error

    típico

    Mín.

    Máx.

    A

    P

    7

    19

    169.29

    196.26

    39.538

    31.52

    14.944

    7.231

    124

    148

    228

    259

    F

    6

    161.5

    24.793

    10.122

    120

    184

    Total

    32

    183.84

    34.894

    6.169

    120

    259

    La Tabla 14, muestra que las tierras forestales presentaron menor tiempo para alcanzar la tasa constante de infiltración (infiltración básica), seguido por las tierras agrícolas, siendo las tierras de pastoreo las que demandaron mayor tiempo para alcanzar la tas constante de infiltración.

    Según las categorías de tasas de infiltración planteados por Landon (1984), las tierras agrícolas tienen una infiltración rápida, las tierras de pastoreo una infiltración moderada y las tierras forestales una infiltración muy rápida (Ver Tabla 4 y Tabla 15).

    Tabla 15. Tasa de infiltración y parámetros evaluados según uso de tierras.

    Tipo de

    uso de

    tierra

    Tasa de

    infiltración

    (cm/h)

    Arena

    (%)

    Arcilla

    (%)

    Limo

    (%)

    Humedad

    del suelo

    (%)

    Densidad

    aparente

    (gr/cm3)

    Porosidad

    (%)

    Pastoreo

    (P)

    Agrícola

    (A)

    2.07

    12.42

    70.82

    4.1

    25.08

    49.53

    18.29

    32.18

    59.46

    9.45

    0.79

    1.31

    29.95

    49.34

    Forestal

    (F)

    25.52

    58.49

    12

    29.51

    33.82

    1.07

    40.3

    4.1.5. Comparación de medias de tasa de infiltración según uso de tierras.

    La Tabla 16, muestra que no existe diferencia estadística significativa entre la tasa de infiltración de tierras forestales y agrícolas, así mismo no existe diferencia estadística significativa entre la tasa de infiltración de tierras agrícolas y de pastoreo, más sí existe diferencia estadística significativa entre la tasa de infiltración de tierras de pastoreo con las forestales.

    Tabla 16. ANOVA para Tasa de infiltración.

     

    Suma de cuadrados

    gl

    Media cuadrática

    F

    Sig.

    Inter-grupos

    2631.078

     

    2

    1315.539

    6.979

    .003

    Intra-grupos

    5466.857

    29

    188.512

    Total

    8097.935

     

    31

     

    Tabla 17. Subconjuntos homogéneos de tasa de infiltración.

     
     

    Subconjunto para

     
     

    Tipo de uso de

     

    N

    alfa = 0.05

     

    suelo

     

    1

    2

     

    P

    19

    2.065

     

    HSD de Tukey a,,b

     

    A

    7

    12.419

    12.419

     

    F

    6

    25.522

     

    Sig.

    0.290

    0.145

    4.1.6. Modelo de regresión lineal y Mapa de infiltración.

    Se generó un modelo de infiltración en base a regresión lineal que obtuvo un coeficiente de determinación de 0.708 (Tabla 17), revelando que las variables predictorias que explican la tasa de infiltración (Ti) son; porosidad (Po), tipo de cobertura vegetal (Tc), contenido de limo (Li), contenido de arcilla (Ar), tipo de uso de tierras (Tu) y humedad del suelo (Hs), excluyendo a las variables contenido de arena y densidad aparente (Tabla

    19).

    Tabla 18. Resumen del modelo.

     

    R

    Error típ.

    Modelo

    R

    R cuadrado

    cuadrado

    de la

     

    corregida

    estimación

    1

    ,708 a

    0.50

    0.38

    12.72

    a.

    Variables predictoras: (Constante), Porosidad (%), Tipo de cobertura vegetal, Limo (%), Arcilla

     

    (%), Tipo de uso de suelo, Humedad del suelo (%)

     
     

    Tabla 19. ANOVA b .

     

    Modelo

     

    Suma de

    gl

    Media

    F

    Sig.

     

    cuadrados

     

    cuadrática

     

    1

    Regresión

     

    4055.877

    6

    675.980

    4.181

    ,005 a

    Residual

    4042.058

    25

    161.682

     

    Total

    8097.935

    31

    a.

    Variables predictoras: (Constante), Porosidad (%), Tipo de cobertura vegetal, Limo (%), Arcilla

     

    (%), Tipo de uso de tierras, Humedad del suelo (%), b. Variable dependiente: Tasa de

    infiltración cm/h)

     
     

    Tabla 20. Coeficientes a .

     
     

    Coeficientes

    Coeficient

     

    no

    es

    Correlaciones

     
     

    Modelo

     

    estandarizados

    tipificados

    t

    Sig.

     

    B

    Error

    Beta

    Orden

    Parci

    Semipar

     

    típ.

    cero

    al

    cial

     

    -

     

    -

     

    (Constante)

     

    34.53

    22.589

    .139

    Tipo de

    9

    1.529

    cobertura vegetal Tipo de uso

    .383

    2.210

    .039

    .173

    .864

    .280

    .035

    .024

    1

    9.451

    6.097

    .378

    1.550

    .134

    .231

    .296

    .219

    de tierras

     

    -

    Arcilla (%)

     

    -.479

    .412

    -.233

    1.162

    .256

    -.021

    -.226

    -.164

    Limo (%)

    -.142

    .298

    -.081

    -.475

    .639

    -.140

    -.095

    -.067

    Humedad del

     

    suelo (%)

     

    -.090

    .151

    -.157

    -.597

    .556

    -.466

    -.119

    -.084

    Porosidad (%)

    .978

    .432

    .622

    2.263

    .033

    .503

    .412

    .320

    a.

    Variable dependiente: Tasa de infiltración (cm/h)

     

    Modelo Regresión Lineal:

     Modelo Regresión Lineal: Figura 17. Mapa de infiltración de la subcuenca del río Shullcas. 69

    Figura 17. Mapa de infiltración de la subcuenca del río Shullcas.

    4.2.

    Discusión de resultados.

    • 1. Las tierras forestales en la subcuenca del río Shullcas, presentaron la mayor tasa de infiltración básica promedio y con un tiempo promedio menor equivalente a 161.5 minutos, la cual está categorizada como infiltración muy rápida (34), ello se debe a que presentan plantaciones de Eucalipto en macizos (16), dicha condición según diversos estudios mencionan que la vegetación forestal crea macroporos fundamentales, incluidos los de la zona de raíces finas cerca de la superficie del suelo y los creados por la actividad de la fauna, reduciendo la densidad aparente y facilitando el drenaje cuesta abajo (22). Así también la alta capacidad de infiltración en suelo con bosque se debe a un mayor contenido de materia orgánica del suelo y una estructura mejorada del suelo (44) , (45). Por otra parte, el estudio de Mann y Tolbert (2000) reveló que la presencia de los canales de las raíces que conducen a puntos con altas tasas de infiltración, y el gran desarrollo de las raíces proporciona mayor estabilidad de los suelos y más vías para la infiltración (46). Así mismo la presencia de capas de hojarasca sobre la superficie del suelo del bosque retarda el escurrimiento de la superficie y proporciona más tiempo para que el agua se infiltre en el suelo.

    • 2. Las tierras agrícolas tienen cobertura vegetal rotativa con diversos cultivos como; maíz, olluco, oca, trigo, cebada, arveja, papa, habas hortalizas y alfalfa, y que en determinadas épocas del año se encuentra en descanso (16). Estas tierras presentaron una tasa de infiltración básica promedio de 12.42 cm/h, alcanzada en un tiempo promedio de 169.29 minutos, esta tasa de infiltración es producto de la cantidad de grietas causadas por los diversos cultivos, movimiento de tierra y la desecación de la arcilla (47), ya que estas tierras presentaron mayor contenido de arcilla que los demás usos. Se categorizó como infiltración rápida por lo cual demanda mayor cantidad de agua, ya que requiere riego localizado o riego por aspersión para mantener la producción de los cultivos (34), y la realización de medidas como instalación de cultivos semiperennes, incorporación de materia orgánica mediante, guano, abonos verdes y compost, o el abandono temporal de la actividad (48), (49), ello con fines de la recuperación del suelo y obtención de tasas óptimas de infiltración entre 2 a 6 cm/h (34).

    • 3. Las tierras de pastoreo presentan una cobertura vegetal constituida mayormente por gramíneas del tipo "Pajonal" que forman matas gruesas y altas (<1 m), con hojas punzo cortantes cuando están maduras, asociadas a gramíneas, pegadas al piso tipo

    "césped", usados para el pastoreo de alpacas, llamas ovinos y vacunos, en forma continua y simultánea, sin ningún criterio técnico; donde se práctica comúnmente quema del Pajonal con la finalidad de aprovechar los rebrotes (16), dichas prácticas reduce la tasa de infiltración en estas tierras (50), ya que se debilita la estructura y se obstruyen los poros por la carga animal y la quema (3). Broersma et al., (1995), menciona que el pastoreo tiene un efecto pronunciado sobre la densidad aparente del suelo, la porosidad, la infiltración , almacenamiento de agua, las características de transporte de agua, y la escorrentía (51), y Hillel (1982) afirma que la compactación podría reducir los mayores poros del suelo que resulta en una disminución de la tasa de infiltración (52). Es así que estas tierras presentaron la menor tasa de infiltración básica promedio y alcanzando un tiempo mayor en comparación con los demás usos, por lo cual se encuentra dentro de la categoría de infiltración moderada (34).

    • 4. Según el mapa de infiltración de la subcuenca del río Shullcas, sólo un 12.63% se encuentra en áreas donde la infiltración es representativa (entre 0.2 a más de 25 cm/h), ello se debe a que el 87.37% se encuentra en zonas con presencia de rocas, suelos muy superficiales y con pendientes pronunciadas mayores a 30%, donde no se realizaron pruebas de infiltración debido a que según la revisión bibliográfica estas características imposibilitan en gran medida que se lleve a cabo el fenómeno de “infiltración” en vez de ello tienen alta escorrentía superficial (17), (53), al respecto Janeau et al (2003), refiere que no hay ninguna información procedente de estudios sobre como varían las tasas de infiltración con el grado de pendiente (54) y en especial para pendientes superiores a 4% (55), algunos estudios mencionan que existe una relación positiva entre la pendiente y la tasa de infiltración debido a que las pendientes pronunciadas previenen la formación y desarrollo de sellos superficiales (56), llegando a encontrar tasas de infiltración entre 0.1-10.7 cm/h para un suelo arcilloso pedregoso (54). Estas zonas no fueron motivo de investigación debido a que no presentan uso alguno y son catalogados según el reglamento de clasificación de tierras, como tierras de protección.

    • 5. Según el modelo de infiltración generado en base a regresión lineal se obtuvo que las variables que explican la tasa de infiltración (Ti) son; porosidad (Po), tipo de cobertura vegetal (Tc), contenido de limo (Li), contenido de arcilla (Ar), tipo de uso de tierras (Tu) y humedad del suelo (Hs), más no al contenido de arena y densidad aparente. La variación de la cantidad presentada de arcilla y limo regulan la

    infiltración debido a que son partículas que tienen menor tamaño pero mayor espacio poroso (43). Srinivasan y Poongothai (2013), al respecto señala que las tasas de infiltración inicial y constante son más altas debido al hecho de que tiene textura gruesa y grandes espacios porosos que promueven la infiltración rápida (57). El tipo de cobertura vegetal, debido a su naturaleza, la vegetación que la conforma y el espesor de la misma, influyen directamente en el movimiento del agua dentro del suelo, donde su remoción reduce la tasa de infiltración hasta en un 80% (58), debido a que su destrucción favorece el sellado superficial e inhibe la rápida filtración de agua (59). El tipo de uso de tierras así como el cambio de uso (60), modifica completamente las características del suelo, variando la estructura interna obstruyendo o incrementando la presencia de poros y macroporos, ya que; la infiltración es rápida a través de grandes poros continuos en la superficie del suelo y frena cuando los poros se hacen más pequeños (57). El contenido de humedad del suelo regula el tiempo para alcanzar la tasa de infiltración básica, es decir; a mayor contenido de humedad se necesita mayor tiempo para alcanzar la infiltración básica, del mismo modo, tal como señala Srinivasan y Poongothai, cuanto menor sea el contenido inicial de humedad del suelo la tasa de infiltración instantánea será más alta (57). Halfmann (2005), al respecto de la densidad aparente señala que las tasas de infiltración de agua son independientes de la resistencia a la penetración y la densidad aparente debido a que los sistemas con la más alta resistencia a la penetración y densidades no mostraron las tasas de infiltración más bajas (61). Así también la infiltración varía de acuerdo al tipo de cobertura vegetal y a sus cambios, debido a que modifica la permeabilidad del suelo y el almacenamiento de agua después de la precipitación (62).

    CONCLUSIONES

    • 1. Las tierras forestales en la subcuenca del río Shullcas presentan suelos de textura Franca, con predominancia de limo y arena, moderado contenido de humedad, y densidad aparente y porosidad moderada.

    • 2. Las tierras de pastoreo en la subcuenca del río Shullcas presentan suelos de textura Franco arenosa, con alto contenido de arena y bajo contenido de arcilla y limo, alto contenido de humedad, baja densidad aparente y una porosidad media.

    • 3. Las tierras agrícolas en la subcuenca del río Shullcas presentan suelos de textura Franca, con predominancia de arcilla y arena, bajo contenido de humedad, alta densidad aparente y alta porosidad.

    • 4. La tasa de infiltración básica promedio para las tierras de pastoreo es de 2.07 cm/h, tierras agrícolas con 12.42 cm/h y tierras con 25.52 cm/h.

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

    • 1. Potter TD, Colman BR. Editores. Handbook of weather, climate and water Atmospheric Chemistry, Hydrology, and Societal Impacts. New Jersey: Jhon Wiley & Sons Inc. Publication; 2003.

    • 2. Johnson AI. Field Method for Measurement of Infiltration. Washington: United States Government Printing Office; 1963.

    • 3. Rawls W, Ahuja L, Brakensiek D, Shirmohammadi A. Infiltration and Soil Water Movement. En: Maidment DR, editor. Handbook of Hydrology. Texas: McGraw-Hill; 1993. p. 213-234.

    • 4. USDA Natural Resouces Conservation Service [Internet]. Soil Quality Indicators: Infiltration. [Revisado el 2013 junio 10]. Disponible en: http://soils.usda.gov/sqi/publications/files/Infiltration.pdf

    • 5. Wood MK, Blackburn W. Grazing systems: their influence on infiltration rates in the rolling Plains of Texas. Journal of Range Management.1981; 34(4): 331-335.

    • 6. Andreas H. Vivid valleys, pallid peaks? Hypsometric variations and ruraleurban land change in the Central Peruvian Andes. Applied Geography. 2012; 35(2012): 439-447.

    • 7. Andreas H. The “sowing of concrete”: Peri-urban smallholder perceptions ofruralurban land change in the Central Peruvian Andes. Land Use Policy. 2014; 38(2014): 239-247.

    • 8. Jakitsch F. Monitoreo de los cambios en los usos y cobertura del suelo utilizando teledetección y SIG en las subcuencas de los ríos Achamayo y Shullcas. En: Martínez A, editor. Manejo de riesgos de desastres ante eventos meteorológicos extremos en el valle del Mantaro. Lima: Lettera Gráfica SAC; 2012. p. 115-121.

    • 9. Unsihuay A. Plan de Gestión Integrada de Recursos Hídricos del Shullcas. Huancayo: Proyecto de Adaptación al Impacto del Retroceso Acelerado de Glaciales en los Andes Tropicales-PRAA; 2012 diciembre.

      • 10. SENAMHI. Los cambios del clima y sus impactos en la disponibilidad hídrica y principales cultivos en la subcuenca del río Shullcas-Junín. Lima: Zona Comunicaciones SAC; 2012.

      • 11. De La Cruz M. Determinación del uso del agua con fines agrarios y no agrarios informales en la parte alta, media y baja de la subcuenca del río Shullcas. Huancayo: Proyecto de Adaptación al Impacto del Retroceso Acelerado de Glaciales en los Andes Tropicales-PRAA; 2012 Junio.

      • 12. Guerrero J. Estudio agrometeorológico de la subcuenca del río shullcas. Huancayo: Proyecto de Adaptación al Impacto del Retroceso Acelerado de Glaciales en los Andes Tropicales-PRAA; 2012 julio. Contrato N°: 046 2012-SGCAN.

      • 13. SENAMHI. Disponibilidad hídrica actual y futura al 2030 Subcuenca Shullcas - Junín. Lima: Proyecto de Adaptación al Impacto del Retroceso Acelerado de Glaciales en los Andes Tropicales-PRAA; 2011.

      • 14. ALA-Mantaro. Evaluación de recursos hídricos superficiales en la cuenca del río Mantaro. Lima: Autoridad Nacional del Agua-Ministerio de Agricultura y Riego; 2010 diciembre.

      • 15. Martinez A. Análisis de la vulnerabilidad ante los efectos del Cambio Climático y propuestas de adaptación en la Ciudad de Huancayo. Lima: Fondo Editorial del Seminario Permanente de Investigación Agraria (SEPIA); 2007.

      • 16. Dirección general de estudios y proyectos de recursos naturales. Caracterización de los recursos naturales renovables para el alivio a la pobreza en sierra-Microcuenca Shullcas Junín. Lima: Instituto Nacional de Recursos Naturales; 1997.

      • 17. Abu-Hashim MSD. Impact of land-use and land-management on the wáter infiltration capacity of soils on a catchment scale [Tesis para optar el grado de Doctor en

    Ciencas Naturales]. Braunschweig: Umweltwissenschaften der Technischen Universität Carolo-Wilhelmina; 2011.

    • 18. Parchami-Araghi F, Majid S, Ghorbani S, Hossein M. Point estimation of soil water infiltration process using Artificial Neural Networks for some calcareous soils. Journal of Hydrology. 2013; 481: 35-47.

    • 19. Návar J, Synnott T. Soil Infiltration and Land Use in Linares. Terra Latinoamericana. 2000; 18 (003): 255-262.

    • 20. Makungo R, Odiyo J. Determination of Steady State Infiltration Rates for Different Soil Types in Select Areas of Thulamela Municipality [Internet]. South Africa: University of Venda; 2011 [Revisado 2013 marzo 6]. Disponible en http://www.ru.ac.za/static/institutes/iwr/SANCIAHS/2011/the.pdffiles/R_Makungo_Pap er.pdf

    • 21. Akintoye O, Ukata S, Esomonye, H. The Effects of Landuse on the Infiltration Capacity of Coastal Plain Soils of Calabar-Nigeria. International Journal of Applied Science and Technology. 2012; 2(2): 80-84.

    • 22. Harden C, Delmas P. Infiltration on mountain Slopes: a comparison of three environments. Geomorphology. 2003; (55): 5-24.

    • 23. Telis P. Estimation of Infiltration Rates of Saturated Soils at Select Sites in the Caloosahatchee River Basin, Southwestem Florida. United States Geological Survey;
      2001.

    • 24. Richards LA. Report of the Subcommittee on Permeability and Infiltration, Committee on Terminology. Soil Science Society of America: 1952; 16: 85-88.

    • 25. Hillel D. Environmental Soil Physics. San Diego: Academic Press; 1998.

    • 26. Hillel D. Introduction to Environmental Soil Physics. San Diego: Academic Press;
      2003.

    • 27. Poudel DD, Ferris H, Klonsky H, Horwath WR, Scow KM, Van Brugen AHC, Lanini WT, Mitchell JP, Temple SR. The sustainable agriculture farming system project in California,s Sacramento vally. Outlook on Agriculture. 2001; 30(2): 109-116.

    • 28. Wuest SB. Earthworm, infiltration, and tillage relationships in a dry land peawheat rotation. Applied Soil Ecology. 2001; 18(2001): 187192.

    • 29. Al-Hassoun R. Studies on factors affecting the infiltration capacity of agricultural soil. Bundesallee: Institut für Pfl anzenbau und Bodenkunde; 2009.

    • 30. Parvin N. Influence of mouldboard ploughing and shallow tillage on soil physical properties and crop performace. [Tesis de Maestría]. Uppsala: Institutionen för mark och miljö; 2012.

    • 31. Free GR, Browning GM, Musgrave GW. Relative infiltration and related physical characteristics of certain soils. Washington: United States Department of Agriculture;
      1940.

    • 32. Allison LE, Bernstein L, Bower CA, Brown JW, Fireman M, Hatcher JT, Hayward HE, Pearson GA, Reeve RC, Richards A, Wilcox LV. Diagnosis and improvement of saline and alkali soils. Washington: United States Department of Agriculture; 1954.

    • 33. Bouwer H. 1986. Intake rate: cylinder infiltrometer. En: Klute A (Editor). Methods of Soil Analysis, Part 1: Physical and Mineralogical Methods. 2da Ed. Madison: American Society of Agronomy and Soil Science Society of America; 1986.

    • 34. Landon JR. Tropical Soil Manual Booker Agriculture. Londres: International Limited;
      1984.

    • 35. Klingebiel AA, Montgomery PH. Land-Capability Classification. Washington: soil Conservation Service United States Department of Agriculture; 1961.

    • 36. FAO. A framework for land evaluation. Roma: Food and Agriculture Organization of the United Nations; 1976.

    • 37. Porta J, López-Acevedo M, Roquero C. Edafología para la agricultura y el medio ambiente. 3era Edición. Madrid: Ediciones Mundi-Prensa; 2003.

    38.

    FAO. Land evaluation towards a revised framework. Roma: Food and Agriculture Organization of the United Nations; 2007.

    • 39. Reglamento de Clasificación de Tierras por su capacidad de Uso Mayor, Pub. D.L. N° 017-2009-AG (Septiembre 2, 2009).

    • 40. Intendencia de Recursos Hídricos. Delimitación y codificación de unidades hidrográficas del Perú. Lima: Ministerio de Agricultura; 2007.

    • 41. Vasquez A, Chang L. El riego principios básicos. Lima; 1992.

    • 42. Mallma T. Diseño de cilindros infiltrómetros y su aplicación. Reporte Final. Huancayo: Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología; 1989.

    • 43. FAO. Colección FAO: Capacitación: Métodos sencillos para la acuicultura [CD-ROM]. Roma; 2003.

    • 44. Wahren A, Feger KH, Schwärzel K, Münch A. Land-use effects on flood generation- considering soil hydraulic conductivity measurements in modeling. Advances in Geosciences. 2009; 21: 99-107.

    • 45. Mapa RB. Effect of reforestation using Tectona grandis on infiltration and soil water retention. Forest Ecology and Management. 1995; 77(1995): 119-125.

    • 46. Mann L, Tolbert V. Soil Sustainability in Renewable Biomass Plantings. AMBIO: A Journal of the Human Environment. 2000; 29(8): 492498.

    • 47. Selim T. The effect of land use on soil infiltration rate in a heavy clay soil in Egypt. VATTEN. 2011; 67: 161-166.

    • 48. Olson NC, Gulliver JS, Nieber JL, Kayhanian M. Remediation to improve infiltration into compact soils. Journal of Environmental Management. 2013; 117(2013): 85-95.

    • 49. Egbai O, Uquetan I, Ewa E, Ndik E. Infiltration Rate Assessment of Coastal Plain (Ultisols) Soils for Sustainable Crop Production in the Frontiers of Calabar-Nigeria. Journal of Sustainable Development. 2011; 4(4): 222-229.

    • 50. Martin DA, Moody JA. Comparison of soil infiltration rates in burned and unburned mountainous watersheds. Hydrological Processes. 2001; 15: 2893-2903.

    • 51. Broersma K, Robertson JA, Chanasyk DS. Effect of different cropping systems on soil water properties of a Boralf soil. Communication in Soil Science and Plant Analysis. 1995; 26, 1795-1811.

    • 52. Hillel D. Introduction to soil physics. Academic Press Inc: New York; 1982

    • 53. Harden CP, Scruggs PD. Infiltration on mountain slopes: a comparison of three environments. Geomorphology. 2003; 55(2003): 2-24.

    • 54. Janeau JL, Bricquet JP, Planchon O, Valentin C., Soil crusting and infiltration on steep slopes in northern Thailand. European Journal of Soil Science. 2003; 54: 543-
      553.

    • 55. Wilcox BP, Wood MK, Tromble JM. Factors influencing infiltrability of semiarid mountain slopes. Journal of Range Management. 1988; 41(3): 197206.

    • 56. Bamutaze Y, Makooma M, Gilbert MJ, Vanacker V, Bagoora F, Magunda M, Obando J, Ejiet J. Infiltration characteristics of volcanic sloping soils on Mountain Elgon, Eastern Uganda. Catena. 2010; 80(2010): 122-130.

    • 57. Srinivasan K, Poongothai S. Assessment of Infiltration rate of a Tank Irrigation Watershed of Wellington reservoir Tamilnadu. American Journal of Engineering Research. 2013; 2(7): 41-48

    • 58. Suárez E, Arcos E, Moreno C, Encalada AC, Álvarez M. Influence of vegetation types and ground cover on soil water infiltration capacity in a high-altitude páramo ecosystem. Avances en ciencias e ingenierías. 2013; 5(1): 14-21.

    • 59. Bassey E, Imoke D, Comfort O. Evaluation of the Infiltration Capacity of Soils in Akpabuyo Local Government Area of Cross River. Journal of Geography and Geology. 2011; 3(1): 189-199.

    • 60. Neris J, Jiménez C, Fuentes J, Morillas G, Tejedor M. Vegetation and land-use effects on soil properties and water infiltration of Andisols in Tenerife (Canary Islands, Spain). Catena. 2012; 98(2012): 55-62.

    61. Halfmann D. Management system effects on water infiltration and soil physical properties [Tesis de maestría]. Texas: Faculty Tech of Texas University; 2005. 62. Huang J, Wu P, Zhao X. Effects of rainfall intensity, underlying surface and slope gradient on soil infiltration under simulated rainfall experiments. Catena. 2013; 104(2013): 93-102.

    ANEXOS

    Anexo 1.Determinación de parámetros edáficos en laboratorio.

    Determinación del contenido de humedad

    Principio:

    El contenido de humedad es determinado por el peso de una muestra de suelo con contenido de humedad original, seguido por el secado del suelo en una estufa de aire forzado y luego pesada. La pérdida en peso (agua) es expresada en porcentaje sobre la base de peso seco. En algunos suelos la materia orgánica puede ser descompuesta a 105 o C. Para la mayoría de los suelos, esto no es un problema serio de error, pero si lo es para suelos que contienen cantidades significativas de compuestos volátiles.

    Equipos:

    Estufa.

    Balanza con aproximación de 0.01 g.

    Desecador.

    Cajas de aluminio con tapa (preferentemente de peso conocido).

    Procedimiento:

    Pesar la caja de aluminio. W1 Transferir un peso de suelo húmedo; 20 g. es una cantidad suficiente para suelos minerales. Peso de caja más muestra de suelo húmeda es W2 Colocar la caja más muestra de suelo en la estufa a 105oC hasta peso constante. Esto se logra en más o menos 24 horas. Retirar, enfriar en un desecador durante 30 minutos. Pesar con una aproximación de 0.01 g. Peso de caja más muestra seca es W3

    Cálculos:

     

    Peso de suelo seco en g es Humedad en g. es

    = W 3 - W 1 = W 2 - W 3

    Humedad en % = (humedad en gramos / peso suelo seco) 100

    Nota:

    Contenido de humedad de un suelo secado

    al aire es denominado: humedad

    higroscópica. Los resultados analíticos de N-P-K etc. en muchos casos son expresados sobre la base de peso seco a la estufa. Si el análisis es hecho en muestras secadas al aire o sobre muestras húmedas, los resultados pueden ser convertidas a la base de peso seco a la estufa por determinación de la humedad en una submuestra del suelo. Los resultados analíticos hechos en muestras húmedas se multiplican por el factor de humedad. Dónde:

    Factor de humedad = (100 + % humedad) / 100

    Determinación de textura (análisis mecánico).

    Textura:

    Definida como él % de Arena, Limo y Arcilla; considerada como una de las propiedades físicas más importantes que determina las condiciones donde se desarrollaran las raíces de los cultivos esta característica determina las facilidades de establecimiento para el desarrollo de los cultivos. La fracción arcilla resulta mucho más determinante en el comportamiento de un suelo y de la respuesta de las plantas. La textura determina la forma en la que el agua se comporta en el suelo. Los suelos arcillosos retienen con mayor facilidad el agua del suelo. Asimismo los suelos arcillosos retienen los nutrientes

    que es directamente relacionada al contenido de arcilla.

    Principios:

    La textura del suelo, es una propiedad física que en condiciones del campo se determina mediante el tacto. En el laboratorio, el análisis de la distribución del tamaño de la partícula permite hallar un dato numérico. La textura se ha usado para poder inferir algunas propiedades físicas como también químicas. El análisis por sedimentación es apto para fracciones de diámetro menores a 50 micras. Para partículas con diámetros mayores de 50 micras, es recomendado usar el tamizado. Para el estudio de la sedimentación, la ley de Stokes y la teoría de sedimentación de Fisher-Oden son de gran aplicación. En base a estos principios, Bouyoucos introdujo el uso del hidrómetro para determinar la distribución de tamaños de las partículas de los suelos. El, calibró el hidrómetro comparando sus lecturas con las lecturas del método de la pipeta. Posteriormente, otros investigadores realizaron correcciones; sin embargo el método del hidrómetro es el más usado en el análisis. El hidrómetro indica los gramos de sólidos suspendidos por litro de suspensión a una temperatura dada, suponiendo una densidad de partícula de 2,65 g/mL y el medio de suspensión es agua más reactivos agregados para dispersar el suelo. Desde que la temperatura no es uniforme durante todo el proceso de sedimentación, el medio líquido no es agua pura, y la densidad de las partículas puede variar, se han establecido factores de corrección. Desde el punto de vista agrícola, dos sistemas de la distribución del tamaño de las partículas del suelo, menores a 2 milímetros de diámetro, son reconocidos:

    Sistema internacional, también conocido como sistema Atterburg.

    Fracciones

    Tamaño de las partículas

     

    milímetros

    micrones

    Arena gruesa

    2.0 0.2

    2000 200

    2

    Arena fina

    0.2 0.02

    200 20

    Limo

    0.02 0.002

    20 2

    Arcilla

    < 0.002

    <

    Sistema del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA)

    Fracciones

    Tamaño de las partículas milímetros micrones

    Arena muy gruesa Arena gruesa Arena media Arena fina Arena muy fina Limo

    2.0 1.0 1.0 0.5 0.5 0.25 0.25 0.10 0.10 0.05 0.05 0.002

    2000 1000 1000 500 500 250 250 100 100 50 50 2

    Arcilla

    < 0.002

    < 2

    El procedimiento de la determinación textural del suelo se puede resumir que involucra tres estados diferenciados:

    Remoción de los agentes cementantes y dispersión completa de la muestra de suelo

    en un medio que es reacción alcalina. Separación de la fracción arena de acuerdo al sistema internacional o al del USDA

    por tamizado en húmedo y posterior secamiento Determinación de la fracción limo y arcilla en la muestra dispersada mediante:

    método de la pipeta o por el método del hidrómetro

    Para propósitos de análisis con fines agrícolas, la remoción no es de vital importancia. Sin embargo, para fines de estudios edafológicos, si se debe considerar y por esta razón se describirá a continuación.

    Pre tratamiento del suelo en estudios edafológicos:

    La materia orgánica es oxidada en calor por el agua oxigenada (peroxido de hidrógeno H 2 O 2 ), el exceso es removido por calentamiento. Los suelos calcáreos pueden subsecuentemente ser tratados con suficiente ácido clorhídrico diluido para disolver el carbonato. Si se procede al análisis con ácido clorhídrico, la suspensión es filtrada y lavada hasta tener una muestra libre de acidez y que a su vez estará libre de las sales cuando el suelo es salino. Luego la muestra será secada en la estufa (50-60ºC). La muestra mineral preparada recibe al agente dispersante (solución de hexametafosfato de sodio), y luego agitada mecánicamente para dispersar las partículas de suelo.

    Materiales y reactivos:

    Balanza.

     

    Vasos 400 ó 600 ml.

    Lunas de reloj para cubrir los vasos.

    Plancha calentamiento y baño de arena.

    Equipo para filtración.

    Bomba de succión.

    Agitadores para dispersar.