Está en la página 1de 4

El lenguaje es un virus

Por Fernando Krapp
Basada en un cuento del escritor Ted Chiang, bastión de la ciencia ficción del nuevo
siglo, se estrena Arrival de Denis Villeneuve el director que está rodando una sec
uela de Blade Runner . Con Amy Adams, Forest Whitaker y Jeremy Renner, la película s
e inscribe en la tradición pacifista del género, homenajea a Encuentros Cercanos del
Tercer Tipo y piensa en el siempre poderoso tema de la comunicación extraterreste
haciendo hablar a unos pulpos flotadores que manejan el lenguaje como si fuera
un arma de persuasión temporal.
Quizás William Burroughs no haya estado tan errado. Quizás en su limbo de morfinómano
y sus delirios de yonqui aristocrático haya habido un resabio de verdad cuando ase
guraba que el lenguaje humano es un virus inhumano; un invento extraterrestre qu
e, inoculado en los humanos, les permitió dominarnos, hace mucho tiempo, desde el
más allá de la galaxia. El objetivo fue perpetuarse entre nosotros, en nuestros cuer
pos. Algo externo que se nos metió y no pudimos sacarlo, y al mismo tiempo nos def
inió como seres humanos. Seríamos, en verdad, seres extra terrestres.
Quien haya estado en alguna conferencia sobre Ufología (en Argentina hay varias) s
abe que los apasionados por los objetos no identificados se definen básicamente en
dos ramas. Por un lado, los cientificistas, quienes plantean un acercamiento em
pírico a los aliens, ponen en tela de juicio las intenciones ocultas de contactarn
os, y denuncian sin tapujos las elucubraciones de los gobiernos que, según ellos,
clasifican la información sobre contactados para burocratizar el acceso a la misma
(bovaristas de X Files, en definitiva). Y por el otro, los espirituales , que cons
ideran el contacto posible con drones, grises, horns, o lo que sea que haya dand
o vueltas entre nosotros, como una forma y una oportunidad no solo de conocer un
a vida diferente a la humana, sino como un espejo de sí mismos (X files, otra vez)
.
Dirigida por el canadiense Denis Villeneuve, Arrival hace de esas dos visiones u
n conflicto y no se aleja de las otras películas similares que tratan el encuentro
de los seres humanos con un objeto no identificado cuyas intenciones de comunic
ación no están del todo claras. La película tiene como protagonista a unas enormes vai
nas de un material no identificado de más de mil metros de altura que, en distinta
s partes estratégicas del mundo, aparecen flotando como el eterno monolito fenomen
ológico diseñado por Stanley Kubrick para 2001: Odisea del Espacio. Adentro de esas
vainas, en donde el oxígeno escasea y la gravedad no existe, suerte de portales in
ternos a un más allá, hay, flotando en un líquido amniótico, unas amebas con tentáculos qu
e, detrás de unos vidrios de acrílico alien reforzado, escriben con una tinta de cal
amar alien, mensajes cifrados.
¿Qué hace la NASA y el ejército americano al respecto, entonces? Ir tras los pasos, no
de un matemático o un físico, sino de un estudioso del lenguaje: reclutan a una lin
güista. Amy Adams se sale de sus papeles de Disney para encarnar a la Doctora Loui
se Banks, una lingüista con traje de astronauta (eso sí es bizarro) que, con anteced
entes de trabajar para el servicio secreto, debe revelar las intenciones de esto
s peculiares pulpos del espacio. ¿Qué buscan? ¿Cuáles son las intenciones? ¿Iniciar el apo
calipsis? ¿Hacer un contacto pacífico con los humanos? Las dos posturas se van mezcl
ando: el gobierno, representado por el Coronel Weber (Forest Whitaker, bastante
bien elegido, ya que estos papeles suelen ser medio odiosos y acartonados) quien
presionado por las alianzas mundiales (las vainas están en Caracas, China, Island
ia, Rusia, puntos estratégicos para la mente belicista del americano medio), neces
ita saber si es él quien debe iniciar el ataque o ver los resultados de la comunic
ación protocolar.
Y por el otro, Louise Banks e Ian Donelli (interpretado por Jeremy Bourne Renner),
un físico que, convencido por la lingüista, busca interpretar el mensaje detrás de la
forma; esa gramática alien que lanzada a la biósfera de los humanos puede tener un

Ted Chiang es uno de los escritores de ciencia ficción con más galardones que obra publ icada (ganó varias veces los clásicos Premios Nebula y Premios Hugo). Sin ir más lejos. Esas preguntas poco tienen que v er con el futuro más o menos cercano. de distintos modos. con sus 88 años recién celebrados. el sentido profundo de un enunciado. podría obtener el análisis generativo. Esa primera lengua madre. otro fanático de los pulpos metafísi cos como Chiang. es tan fuerte como un arma. el cuento Story Of You r Life . común a todas las lenguas del mundo que. Incluso llegó a rechazar en el año 2003 un premio Hugo a mejor relato por Living You r Life: A Documentary con el argumento de que había sido por encargo y no estaba a la altura de sus objetivos. nacido en 1963. digamos ese sentido. con un enorme éxito en Japón. es realme nte posible. E n una entrevista para una revista técnica. aunque es probable que Noam. Neoyorkino con asce ndencia china. no es descabellado pensar que las diferentes lenguas perciben el mundo. modificaba por completo la cognición de su hablante . . descifrada con herramientas morfológicas y sintácticas de otras lenguas (Louise trabaja en sim ultáneo con traductores del español. Chiang obtuvo un premio para cada uno de sus cuentos que. Atinado. Recordemos: la lingüística chomskiana plantea algo similar. con las especulaciones efectistas de las red es sociales (como la serie-pastiche Black Mirror) o las consecuencias de la cien cia y la tecnología a mediano o corto plazo. La evidencia empírica nos dice que la traducción directa. plantea la idea de un lenguaje cuya gramática. en el que se basa Arrival. humanista. deriva en una segunda lengua. Con apenas un solo libro de relatos titulado Stories of Your Life and Others. En una era en la que se proclama la muerte de l género en manos del realismo informático. Delan y desarrolló en su novela Babel 17. y también lo fue el escritor detrás de Arrival. también. por lo tanto. Supongo que podría hab er usado para mi protagonista [Louise Banks] otros modos de percibir la realidad drogas o tal vez la meditación trascendental pero ninguno me parece tan poderoso co mo el lenguaje . u na vez analizada. desacreditada durante años. una vez compilado. Antes de ser el lingüista más importante de todos los tiempos. Sujeto y predicado alien La pregunta en verdad es. Fundamentalista del cuento en una tierra de ambiciones novelísticas. ganó el premio Locus. tendría una predicación alien. del árabe y del chino). como señala la vieja hipótesis de Sapir-Whorf. comprendida y ejecutada por el hablante. retomaría esta idea en una hermosa novela titulada de Embassytown para la cual diseñó una gramática entera hablada por sus monstruos lovecraftianos). Ted Chiang se ha posicionado como uno de los escritores de ciencia ficción más importantes del nuevo siglo. la física cuántica y la hi pótesis Sapir-Whorf: la idea del lenguaje no como una construcción cultural sino com o un generador en sí mismo de cultura y de percepción de la realidad (el gran escrit or inglés. no hub iera querido trabajar para el servicio secreto mucho menos bajo las órdenes de un coronel. Chomsky fue ingeniero en informática (sus cuatro teorías sobre el lenguaje toman mucho de la programación d e computadoras). bastión del weird fiction. una interfaz neuronal. Yo creo que el lenguaje define nuestra percepción de la realidad. ¿por qué la NASA no lo convocó a Noam Chomsky? Hubiera sido lo más atinado. porque Arrival plantea una lengua madre que. del ruso. China Miéville. ex programador y redactor de revistas técnicas. donde la lingüista y poeta Rydra Wong descifraba el poder de un lenguaje intergaláctico universal sin pronombres personales que. Chiang pareciera volver a postular en su s relatos las mismas preguntas filosóficas que la tradición literaria de la ciencia ficción formuló en sus distintos revivals del género. Ted Chiang también se manifestó entusiasta de la teoría: Hay ideas que son más fáciles de expresar en determinadas lenguas que en otras. dice Arriv al (¿diría Burroughs? ¿diría Chomsky?). Idea que a mediados de la década de los 60 el gran escritor Samuel R. a nte el más mínimo cambio sintáctico. estimulada por el amb iente social.sentido. vaya paradoja. Delany estaba fascinado por los mecanismos de la memoria.

de viaje por el espacio exterior como viaje por el tiempo interior de la conciencia (siempre volveremos a Kubrick. y si bien la visión puede ser oportunista y algo simplo na (habría que verla a Louise en la nave de Alien. poco ligada a mecanismos de la mente. Mientras cerraba c ontrato para adaptar el cuento de Chiang. En su película Po lytechnique (2009) retrató la historia real de una masacre en Montreal: 15 mujeres fueron asesinadas por un tipo que luchaba en contra del feminismo. su película ret ro futurista. a desarrollar el arte de la comunicación dijo. tienen algo del Abismo de James Cameron y su atlántida alienígena. sobre todo en El arbol de la vida. tenemos a Amy Adams con su tablet y un equipo de redactores decod ificando símbolos similares a tests de Rorschach. Pude hacer eso porque las dos películas manejan el mismo código. Ese fue el punto que más le interesó a Denis Villeneuve. el octavo pasajero para ver si tiene ganas de charlar un rato). y en los últimos años. más emocional. Chiang se muestra tan entu siasta como reservado. y motivo también por el cual Amy Adams aceptó el protagónico: Creo que es una historia atípica. aunque sea brevemente. en un ambiente conservador e hiper católico. se entenderá de acá a cincuenta años. Para mí. Lou ise se codea con Sigourney Weaver en una versión combativa para Alien. después de dos películas oscuras y desparejas (Sicario y El hombre duplicado) la oportunidad le llegó por partida doble. Si bien es cierto que las heroínas en las películas de ciencia ficción no abundan. Paramount lo contrataba como el nuevo director de la secuela de Blade Runner (con el enigmático número 2049) que tiene com o protagonistas a Harrison Ford. En lugar de la musiqui ta que tocaba Truffaut en el Casio de Encuentros cercanos del tercer tipo de Ste ven Spielberg. Sobrevuela el film de Robert Zem eckis de 1996. con sus sonidos de ballenas prehistóricas. según él. dijo recient emente en una entrevista para el New York Times desde la capital de Hungría. Considera que el cine no es el mejor medio para expresar las ideas del género porque el lenguaje cinematográfico tiene otra naturaleza: las mágenes y el sonido buscan otro tipo de comunicación. un matriarcado. La visión optimista de la película contrasta con el uso que la industria le dio al gén ero en los últimos años del siglo XX siempre más cercana a la catástrofe. las posibilidades cinematográficas de filmar el tiem . No colab oró con la adaptación y la vio cómodamente desde su casa en Seattle. Sa ndra Bullock con Gravity. Villeneuve no es ajeno. a la forma de concebir el tiempo y el espacio. Arrival se inscribe en una serie de películas que podríamos llamar de contacto más que e n la tradición del lenguaje alien. las mujeres en cambio tienden a abrazar. ese tipo de comunicación y emoción puede rastrearse en el cine de Terrence Malick.Ante la pregunta por las adaptaciones de sus cuentos. toma de su antec esora. Contacto. basado en la novela de Carl Sagan. Ryan Gosling y Jared Leto. Si bien Arrival se rinde al gesto narrativo del rulo temporal. la mas culinidad es control. Lo que podría derivar en un desastre nuclear y militar es contenido por las intenciones comunicativas de Lou ise. Y esos pulpos (parecidos también al Kraken de la n ovela de China Miéville). al tema. con Jodie Foster perdida en los laberintos de la mente. con Jodie Foster y la búsqueda espiritual de Contacto. octavo pasa jero. Todavía no pude desarro llar una mirada crítica a Arrival. que toma elemen tos de la ciencia ficción para proponer una mirada sobre la intimidad de las relac iones . mantenida con trabajo como redactor técnico que le permite un ingreso fijo para manejar él mismo os tiempos de su producción literaria i los su l Mujeres en el espacio Nacido en Quebec. y su lógica de rulo te mporal. y son los prim eros en darle la espalda al protocolo estadounidense. el mismo lenguaje . Denis Villeneuve llevó varios años interesado en h acer una película de ciencia ficción. al parecer). Fanático de 2001: Odisea al espacio y Encuentros cercanos del tercer tipo. según sus propias palabras. que. La lectura polít ica cae de madura: China y Rusia son los otros aliados a Estados Unidos para tra tar de entender cómo hablan esos bichos y cuáles son sus intenciones. como dicen las malas lenguas. Fue muy penoso para mi tener que salir de un pr oyecto y pocos días después viajar a Budapest para comenzar otro rodaje. cercana a la literatura. progresista .

no puede dar con el sentido. ese virus ajeno a nuestro orga nismo. cuand o el lenguaje que tenemos atravesado en la mente. . y la forma en la que asimilamos la fuga de las emociones.po y el espacio.