Educación e inmigración

Por Lic. Bruno Pazzi
Artículo publicado originalmente en Dificultades de Aprendizaje Nº 9 de Argentina
El fenómeno de la globalización no es nuevo. De hecho, muchos señalan el
descubrimiento de América como fecha inicial, es decir, hace más de 500 años.
Una de las posibles expresiones de la globalización es el movimiento de grandes
números de personas de unos territorios hacia otros, es decir, las migraciones.
Nuestro país, al igual que algunos otros dentro del continente, se ha caracterizado
siempre por ser gran receptor de inmigrantes. Pero su integración, sin embargo, no
siempre fue fácil para aquellos que llegaron a estas tierras.
Hoy, si bien el porcentaje de inmigrantes es menor comparado con el de 100 años
atrás, no deja por eso de ser significativo. Efectivamente, de acuerdo al Censo
realizado en 2010, casi dos millones de personas que viven en la Argentina
nacieron en otro país.
Esto plantea a los docentes desafíos para la integración de dichas personas, lo
que, entre otras cuestiones, tiene un impacto sobre el sistema educativo.
A su vez, dicho impacto no será igual si los alumnos inmigrantes hablan el
castellano que si hablan otras lenguas, a veces muy diferentes a la nuestra, como
es el caso de los idiomas de Europa del Este o de Asia. En estos casos, al
desarraigo de los inmigrantes se suma el problema idiomático, dificultad que no
tienen aquellos que vienen de los países de la región en los que se habla el
castellano. En los últimos años hubo una masiva entrada de alumnos al sistema
escolar que no dominan el español.
La reciente crisis económica mundial que, de acuerdo a los especialistas, no
parece llegar a resolverse pronto sino incluso a profundizarse, nos hace pensar que
la llegada de inmigrantes al país puede continuar de forma significativa. Surgen
entonces algunas cuestiones y desafíos en materia de educación. Podemos
preguntarnos, por ejemplo, ¿cómo preparar a los alumnos, argentinos e
inmigrantes, para la inclusión en la escuela?, ¿cómo se preparan los docentes, las
autoridades y los padres?, ¿cómo preparamos a los chicos para vivir en un mundo
cada vez más globalizado, y cómo nos preparamos los adultos? Estos son solo
algunos de los muchos puntos a tener en cuenta en torno al fenómeno de la
inmigración ligado a la educación.

razas o sociedades). y esto se debe a la pluralidad de la inmigración histórica. Es fundamental.Todos sabemos de la importancia que reviste el ámbito escolar como facilitador de la integración de los niños y sus familias que llegan de otros países. acceso a la información de todo el planeta en forma inmediata. gracias a la tecnología. 2 . no se estará solamente esperando que las mismas se adapten al mundo de quienes las recibieron. creencias. en este sentido. aunque sea este inconsciente. Es tarea de nosotros los adultos evitar que estas situaciones se generen. etc. acento o dificultades idiomáticas del inmigrante. Y. Todo lo que se pueda aprender sobre las mismas ayudará a que estas se integren. no hay que olvidarse que nuestra propia cultura tiene muchas diferencias adentro de sí misma. estructura familiar. políticas y sociales de los países de origen de nuestros inmigrantes ayudará a comprender la decisión de emigrar. La forma más eficaz para que no exista el miedo (aquel que es irracional e injustificado). Primariamente. sobre las cuestiones económicas. También servirá conocer sobre su sistema educativo. hay muchas medidas que podemos tomar que determinarán y ayudarán a la adaptación de los nuevos inmigrantes. revistas. credos y costumbres mayoritarias. es echando luz sobre lo desconocido. Se evitará así caer en el etnocentrismo (la tendencia emocional que hace de la cultura propia el criterio exclusivo para interpretar los comportamientos de otros grupos. que se conozca a las personas y se las respete en su diversidad. ridiculización o burla. La psicología nos enseña que el miedo a la diferencia es lo que suele generar discriminación. Y en esto podemos ser los adultos los que tengamos que comenzar dando el ejemplo interiorizándonos sobre las realidades de las minorías. Poder entender. se cuenta con importantes recursos para informarse sobre lo que pasa en el mundo e incluso trabajar en al aula sobre ello: atlas. aunque sea mínimamente. para una educación de calidad. diarios. fotos. Hoy en día. Por otro lado. sabemos que el interés y la exploración de un universo cultural distinto del propio propician la interacción con personas pertenecientes a otras culturas. Un ejemplo claro de estas burlas es la facilidad con que la sociedad receptora se inclina a imitar ridiculizando la pronunciación.

). 3 . cuanta mayor apertura y tolerancia tengamos hacia las diferencias. mejor va a ser nuestra integración con los demás y viceversa. Este es un dato que todos los niños y las niñas deben conocer de sus propias familias. y es interesante que los docentes procuren que cada uno de ellos indague en el seno de la suya. En la mayor parte del país. etc.Para tener una mayor apertura hacia las minorías culturales y étnicas también puede ayudar la conciencia de la diversidad cultural de la que venimos. y mientras más conozcamos de las demás culturas. conozcan los motivos por los cuales están en este país y puedan sacar sus propias conclusiones al respecto. vinieron en busca de mejores oportunidades. inmigrantes europeos o de países limítrofes. De lograrse esto a nivel escolar. lo más probable es que en el aula haya alumnos cuyos ancestros fueron de orígenes muy diversos (pueblos originarios. En el mundo globalizado en el que vivimos. al igual que los más nuevos. Todos aquellos que emigraron a nuestras tierras antiguamente. se facilitará enormemente la tarea docente.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful