Está en la página 1de 1

En un trabajo muy importante del profesor Emilio Luis Arizmendi Echecopar, quien a

raz del juicio de expropiacin de la International Petroleum Company, prepar un


importante ensayo respecto a la propiedad del subsuelo, este profesor establece que, por
ejemplo, en el viejo derecho castellano haba propiedad del subsuelo siempre y cuando
no se tratara ni de minas de carbn, ni de hierro, y la explicacin parece haber sido una
suerte de reserva militar que el Rey de Castilla en algn momento mantuvo para s. De
hecho la industria militar castellana, la industria del acero, en especial en la regin de
Toledo, fue siempre muy importante. Y no parece haber habido en el derecho castellano
propiedad real sobre el subsuelo de manera indiscriminada, por lo menos es lo que
sugiere ese trabajo, sino solamente una reserva respecto de la minera de Carbn y de
Hierro. No obstante, el derecho indiano en materia de minera recoge una reserva
absoluta de la propiedad del subsuelo: la propiedad del subsuelo es del Rey y el Rey de
Espaa era el dueo del subsuelo en las Amricas. Las repblicas latinoamericanas
heredan esa facultad real y la incorporan a la legislacin, al extremo de que, por
ejemplo, los pagos que en algunos pases hay que hacer de algn tipo en concepto de
concesin o de derecho minero, se denominan regalas hasta el da de hoy, lo cual es una
reminiscencia del derecho real, del derecho regio que existe sobre la propiedad Estatal
del subsuelo. El rey era el propietario del subsuelo y durante la colonia se le pag el
quinto real por toda explotacin minera hispanoamericana y el rey cobr un impuesto,
un derecho en realidad, como propietario del subsuelo, como una compensacin que se
le pagaba como consecuencia de la extraccin de minerales.