PROCEDIMIENTO

: Ordinario

MATERIA

: Demanda Nulidad de Derecho Público

ABOGADO PATROCINANTE

: Patricio Zapata Larraín

RUT ABOGADO

7.939.556-0

APODERADO

: Patricio Zapata Larraín

RUT

: 7.939.556-0

DOMICILIO ABOGADO

: Alvaro Casanova 0171-E, La Reina, Santiago.

DEMANDANTES

: MARÍA ISABEL ALLENDE BUSSI
Rut: 4.465.782-1
: JOSÉ ANTONIO GOMEZ URRUTIA
Rut: 6.923.053-9
: XIMENA CECILIA RINCÓN GONZALEZ
Rut: 8.905.786-8
: RAIMUNDO ESPINOZA CONCHA
Rut: 6.512.182-4
: PEDRO HÉCTOR MUÑOZ ABURTO
Rut: 5.053.254-2
: JAIME DANIEL QUINTANA LEAL
Rut: 10.754.652-9
: JORGE RENÉ FIERRO ANDRADE
Rut: 9.925.434-3

DEMANDADO

:PABLO WAGNER SAN MARTIN
SUBSECRETARIO DE MINERIA

RUT

: 61.701.000-3

1

REPRESENTACION LEGAL

:

SERGIO

URREJOLA

PRESIDENTE,
DEFENSA DEL

MONCKEBERG

CONSEJO

DE

ESTADO

RUT

: 61.006.000-5

DOMICILIO

:AGUSTINAS 1687, PISO 1, SANTIAGO

EN LO PRINCIPAL, DEMANDA DE NULIDAD DE DERECHO PÚBLICO;
PRIMER OTROSÍ, PIDE SE DECRETE MEDIDA CAUTELAR; SEGUNDO
OTROSÍ, ACOMPAÑA DOCUMENTOS; TERCER OTROSÍ, PATROCINIO Y
PODER.

Ilustrísima Corte de Apelaciones

Patricio Zapata Larraín, Abogado, Cédula de Identidad N° 7.939.556-0, domiciliado
en calle Alvaro Casanova 0171-E, comuna de La Reina, ciudad de Santiago, en
representación convencional de María Isabel Allende Bussi, socióloga, Senadora de la
República, RUT 4.465.782-1; José Antonio Gómez Urrutia, abogado, Senador de la
República, RUT 6.923.053-9; Ximena Cecilia Rincón Gonzalez, Abogado, Senadora
de la República, RUT 8.905.786-8; Jorge René Fierro Andrade, Técnico Operador

2

plantas químicas. Pedro Héctor Muñoz Aburto. en su condición de Subsecretario de Minería. abogado. Ilustrísima se sirva designar Ministro de fuero para que pueda conocer de esta acción. piso 9. piso 1. El Ministerio de Minería es un órgano perteneciente a la Administración del Estado. y considerando que varios de los demandantes son senadores de la República.053. Santiago. comuna de Santiago. RUT 9. Este fue. esta demanda debía radicarse en un Ministro de Corte. que. En atención a lo dispuesto expresamente en el artículo 50 N° 2 del Código Orgánico de Tribunales. por lo demás. Senador de la República. resolvió. representada. Ingeniero Comercial. constituido como tribunal unipersonal de fuero 3 . domiciliado para estos efectos en Teatinos 120.925.512. institución de derecho público.254-2. precisamente por la circunstancia anotada. representado legalmente por el Consejo de Defensa del Estado. Rut: 6. Jaime Daniel Quintana Leal. ambos domiciliados en Agustinas 1687. a Usía Ilustrísima digo respetuosamente que: Se viene en Demandar en Juicio Ordinario de Nulidad de Derecho Público al señor Pablo Wagner San Martín. conociendo originalmente de esta pretensión. doña Valeria Ronchera Flores.182-4.652-9 y Raimundo Espinoza Concha. es que pedimos a Usía. Senador de la República. por su Presidente don Sergio Urrejola Monckeberg. a su vez. en resolución que se acompaña. Rut: 5. Presidente de la Federación de Trabajadores del Cobre. Rut: 10.754.434-3. el criterio del 7° Juzgado Civil de Santiago que. según Mandato Judicial reducido a escritura pública de fecha 26 de Julio de 2012 firmada ante el Notario Público de Santiago. Presidente de la federación Nacional de Trabajadores del Petróleo de Chile.

Esta demanda tiene por objeto solicitar se declare la nulidad del Decreto Supremo N° 16 del Ministerio de Minería que “Establece requisitos y condiciones del contrato especial de operación para la exploración. publicado en el Diario Oficial el 19 de mayo de 2012. y en estricta conformidad con lo dispuesto por el número 4° del artículo 254 del Código de Procedimiento Civil. procederemos a exponer. En el curso de la última década se ha producido 4 . Las baterías representan la principal aplicación. Declarada la nulidad del Decreto Supremo N° 16 del Ministerio de Minería se produce necesariamente el decaimiento. en forma clara. El acto administrativo en cuestión. con una enunciación precisa de las petición principal que se somete a la consideración y decisión de SS la declaración de Nulidad del referido Decreto Supremo N° 16. se indicarán las demás peticiones complementarias. En las páginas que siguen. fue dictado por el señor Subsecretario de Minería. El escrito concluye. subrogando al Ministro del ramo y actuando bajo la fórmula “Por orden del Presidente”. por falta de base normativa. El litio se utiliza como materia prima en diversas industrias. Del mismo modo. cuyo texto autorizado se acompaña bajo el SEGUNDO OTROSÍ. I. en aplicación del N° 5 del mismo artículo 254. ANTECEDENTES DE HECHO El Litio es un mineral con propiedades especiales en la conducción del calor y la electricidad. que Fija las Bases de la Licitación. los hechos y fundamentos de derecho en que se apoya nuestra petición. explotación y beneficio de yacimientos de litio que el estado de Chile suscribirá conforme a las bases de licitación pública nacional e internacional que se aprobarán para esos efectos”. de la Resolución N° 12 del 2012 del mismo Ministerio.

Bolivia y Argentina concentran el 50% de las reservas mundiales totales de Litio y el 85% de las reservas en salmueras. Chile. El día 19 de Mayo de 2012 se publicó en el Diario Oficial el Decreto Supremo N° 16 que “Establece requisitos y condiciones del contrato especial de operación para la exploración. 5 . Se trata. que a falta de nuevas inversiones. sin embargo. Precisamente con el objeto de dar un nuevo impulso a la explotación de este recurso minero. sin duda. el gobierno ha señalado que la adjudicación de contratos especiales de operación puede significar que el país perciba importantes recursos por concepto de impuestos y compensaciones (se ha dado la cifra de 350 millones de dólares). explotación y beneficio de yacimientos de litio que el Estado de Chile suscribirá conforme a las bases de licitación pública nacional e internacional que se aprobarán para esos efectos”. Cochilco. de un recurso que ofrece una importante oportunidad para el país. En defensa de su política. la posición especial del país en este rubro puede verse afectada. Chile es líder mundial en la producción (más del 40% del mercado). 2009). Hay quienes piensan. el gobierno de Chile ha puesto en marcha un proceso de licitación nacional e internacional que convoca a inversionistas que deseen explotar este recurso.un importante aumento en la demanda por este recurso (incremento promedio anual de 8%. . Este es el acto administrativo objeto de nuestra impugnación.

6 . nos gusten o no. Revista de Derecho y Jurisprudencia.Esta demanda tiene un carácter estrictamente jurídico. su nulidad debe ser declarada. que esta Acción no busca interferir en el ámbito de las atribuciones de los órganos públicos llamados constitucionalmente a definir las políticas estatales en materia de desarrollo de la minería. LA NULIDAD DE DERECHO PÚBLICO. económicos ni ideológicos. Quisiéramos enfatizar. al marco de la Constitución Política y las leyes. entendemos que esa discusión de fondo debe darse en el Parlamento y en la sociedad civil. Temas fundamentales”. Eduardo: “La Nulidad de Derecho Público en el Derecho chileno”. pp. Año 1986. Abeledo Perrot. Si bien tenemos algunas ideas sobre la mejor manera de desarrollar la industria del litio. por lo mismo. Lo que si nos interesa es que las distintas opciones de política pública. Tampoco nos mueve el deseo de arrastrar a los tribunales de justicia al terreno de la política. En la medida que el Decreto Supremo N° 16 vulnera el principio de juridicidad. Ni tampoco en las Cortes. Gustavo: “La Acción Constitucional de nulidad. 2010. I. Tomo LXXXIII). No en un Juzgado Civil. se ajusten. Por lo mismo. Sobre ella han escrito con erudición y elocuencia importantes académicos (Soto Kloss. nuestro escrito no contempla argumentos sociales. en Derecho Administrativo. 443-483 y Fiamma. Un supremo aporte del Constituyente de 1980 al Derecho Procesal Administrativo”. Existen muchas maneras de explicar la naturaleza y alcance de la Nulidad de Derecho Público. siempre.

el que debe actuarse en función de los fines para los cuales la administración fue en cada caso establecida o prevista. sintetizan admirablemente cuál es la finalidad de esta acción. En segundo lugar. En tercer y último término –por destacar lo que vienen estrictamente al caso. de modo que los órganos. sin perjuicio de recomendar la relectura una y otra vez de los autores citados.En esta ocasión. el de que sólo puede hacerse lo que la ley expresamente autoriza. a propósito de una demanda de este tipo. universalmente aceptados como tales. el de que debe cumplirse lo que la ley ordena. este es el marco esencial de la juridicidad de la actividad del Estado. Nosotros quisiéramos. nos ha parecido preferible reproducir algunas ideas contenidas en una sentencia de la Corte de Apelaciones de Santiago que. axioma que informa el principio de legalidad del servicio público. Ello se traduce en verdaderos axiomas del derecho público. que la petición de nulidad que formulamos se evaluara a la luz y en el contexto de los axiomas recordados en Sanchez Michea 7 . también. máxima que inspira el principio de reserva legal. basamento éste que da cuerpo a la teoría de la desviación de fin. manda o autoriza. a la luz del que y en el contexto del cual debe enfocarse la nulidad pendiente”. A grandes rasgos. entes y cuerpos que por él se rigen. En primer lugar. en redacción del Ministro Juica: “Que caracteriza al derecho público la preeminencia del interés general por sobre el particular. están sometidos en su acción a limitaciones que no tienen parangón en el ámbito esencialmente liberal del derecho privado. Dijo la Ilustrísima Corte en “Sanchez Michea con Fisco” (1998).

la incompetencia del mismo. sobre el concepto de desviación de fin). establece que la infracción a este principio es la nulidad. En cuanto a los vicios concretos que pueden dar lugar a la sanción de nulidad.hace ya 15 años (Volveremos más adelante.217-2009. En palabras del Profesor y Ministro Pedro Pierry 8 . La Acción que vengo en deducir se enmarca nítidamente en el marco de la primera de las figuras descritas. La doctrina ha planteado que bajo el rótulo Nulidad de Derecho Público tienden a confundirse dos instituciones distintas: la acción que busca. y recientemente.e. la jurisprudencia de nuestra Excelentísima Corte Suprema ha señalado que entre ellos se encuentran la ausencia de investidura regular del órgano respectivo. Considerandos 9 y 10). luego de declarar que los órganos del Estado actúan válidamente previa investidura regular de su integrantes. dentro de su competencia y de acuerdo con las formas legales. de 9 de Agosto de 2011. especialmente. Como se sabe.A”. estrictamente. la existencia de vicios de forma y procedimiento en la generación del acto. la violación de ley de fondo atinente a la materia y la desviación de poder (p. y que ni siquiera la concurrencia de circunstancias extraordinarias confiere poderes no atribuidos a la autoridad. la nulidad de un acto administrativo y la acción que busca obtener una declaración de un derecho a favor de un particular. la inexistencia de motivo legal o motivo invocado. véase “Hilda Gonzalez Vergara con Empresas de Servicios Sanitarios del Bio Bio S. Rol 2. el fundamento de texto positivo de esta Acción de Nulidad de Derecho Público descansa en el texto del artículo 7 de la Constitución Política que.

Juan Carlos (Editor). y apreciamos. además. es que ésta Demanda se entabla antes que el Estado chilenos haya procedido a adjudicar el contrato especial de operación que se autoriza por el Decreto Supremo N° 16. Hemos descartado la vía del Recurso de Protección. Sus plazos son muy breves y tienen la particularidad de hacer desaparecer el acto administrativo con efectos generales “erga omnes”. el valor de la seguridad jurídica. son aquellas que pueden interponerse por cualquiera que tenga algún interés. Precisamente porque comprendemos el alto impacto que tiene una declaración de nulidad erga omnes. En la misma lógica de evitar que se produzcan innecesarios choques entre el curso del juicio ordinario que iniciamos y el desarrollo del procedimiento administrativo delineado por el Decreto Supremo N° 16 se inscribe la indispensable medida cautelar que pedimos en el PRIMER OTROSÍ. p.170). Por el contrario. la Acción se deduce en momentos que no se cierra todavía la fase de retiro de las bases de licitación. en “La Justicia Administrativa”. Ferrada. de manera que la decisión que solicitamos no afecte derechos ya constituidos. Pedro: “Nulidad de Derecho Público”. nacionales o extranjeros.ellas “corresponden a lo que se denomina en el derecho francés “recoure pour excés de pouvoir”. 2005. nos parece que el camino que hemos 9 . Lexis Nexis. Por lo mismo. Es nuestro deseo que la invalidación que venimos en solicitar no produzca perturbaciones mayores en las relaciones jurídicas del Estado chileno con inversionistas privados. La brevedad de los plazos se comprende por la absoluta necesidad de establecer la certeza de los actos administrativos” (Pierry. Lo hemos hecho por cuanto pensamos que esa acción especial y de urgencia para dejar sin efecto los actos claramente antijurídicos no es un instrumento adecuado para la resolución de una pretensión como la nuestra.

-y como se ha visto. 2011. I. prueba y recursos que éste entraña. Ya sea que se 10 . nos parece. 9-43). quienes. Han debido ser los propios jueces y Ministros. pp. LEGITIMIDAD ACTIVA. en Ars Boni et Aequi. además. No obstante el hecho incontestable que la Nulidad de Derecho Público es. uno de los aspectos en que la propia jurisprudencia de juzgados y Cortes ha ido avanzando en la convergencia de criterios (véase sobre esta temática el esplendido trabajo del profesor Gonzalo Guerrero: “La legitimación activa de la acción constitucional de nulidad”. -el del juicio ordinario-. precisamente. inalienable e imprescriptible del Estado. Año 7. exclusivo. N° 1.una institución plenamente consolidada. todas y todos los chilenos estarían habilitados para accionar a efectos que se respete dicha adjudicación. Sería razonable postular. hay que reconocer que el ejercicio concreto de estas acciones ha suscitado importantes e interesantes discusiones. con todas las oportunidades de discusión.escogido. sino que. ha sido objeto de reserva expresa. en nuestro derecho. en base a jurisprudencia conforme y fundamentada. ofrece el terreno idóneo para que puedan debatirse adecuadamente todos los aspectos de hecho y derecho necesariamente involucrados en un problema como este. con el apoyo de la doctrina. han ido resolviendo algunas de las dudas planteadas La determinación de cuáles han de ser las condiciones que deben reunirse para los efectos de poder accionar la nulidad de derecho público es. que tratando esta acción sobre la licitud de actos y contratos que conciernen un Bien que para nuestro Derecho positivo vigente no sólo es de dominio absoluto.

que ese interés no tiene que ser necesariamente de índole patrimonial.). Jaime: “La nulidad de derecho público ante la doctrina y la jurisprudencia”. la verdad es que el dominio estatal en cuestión no es asimilable ni a la relación entre el fisco y los bienes fiscales ni al nexo entre las autoridades y los bienes nacionales. esta parte acompaña información de prensa en la que consta que las personas que accionan contra el Decreto Supremo N° 16 tienen y/o han manifestado un interés real en el destino del Litio (representando zonas mineras. 2008) Nos hacemos cargo. constituyéndose en el mes de Marzo como Comité de Defensa del Litio. es decir. entonces. un interés real demostrable. Pues bien. respecto del asunto a discutirse en este juicio ordinario. En el caso de las minas.e. personal y directo en la resolución del asunto (Así Jara. No obstante la plausibilidad que reconocemos a la hipótesis recién descrita.le llame “dominio eminente” o “propiedad soberana”. la Constitución reconoce en el Estado al guardián de los intereses de la Nación en las entrañas de cuyo territorio se esconde esta riqueza. 11 . Editrial Libromar. no nos cabe duda que todos y cada uno de los demandantes en esta Acción tiene. en lo que dice relación a la titularidad de esta Acción. Entendemos. la jurisprudencia de la Excelentísima Corte Suprema ha descartado expresamente que la Demanda de Nulidad de Derecho Pública pueda ser entendida como una Acción Pública (p. Tal como se anuncia en el Segundo Otrosí. nos hace fuerza el hecho que. y dado el parámetro indicado. que cualquier chilena o chileno tendría título suficiente para reclamar contra una enajenación antijurídica del litio. de la doctrina que pide que el sujeto activo de la acción tenga un interés legitimo. véase Sociedad Visal con Empresa Portuaria de Arica. etc. en todo caso. 2004).

Universidad Diego Portales. Estamos muy conscientes. además. Patricio: “Los Limites del Finalismo”. concreto y demostrable. personalmente. de la existencia de la norma constitucional que prohíbe a parlamentarios. se desprende que lo que ella busca es evitar que los parlamentarios. Del claro tenor de la norma. incompatibilidades y prohibiciones véase. bajo amenaza de cesación en el cargo. el caso que nos ocupa no tiene absolutamente nada que ver con el impedimento constitucional descrito más arriba: los parlamentarios no se presentan en condición de abogados o representantes de otros demandantes. en prensa). en todo caso. e independientemente de cuál sea la teoría que se adopte sobre los requisitos de la legitimidad activa en acciones de esta naturaleza. interpretarse en forma restrictiva. pidiendo disculpas por la autocita. incisos 2° y 3°). actuar como abogados o mandatarios en cualquier tipo de juicio contra el Fisco. Ellos accionan reuniendo y cumpliendo con todos los requisitos que exige nuestra legislación procesal civil. Anuario de Derecho Público 2012. las personas que accionan esta demanda satisfacen ampliamente la exigencia de tener un interés real. que como toda norma restrictiva debe. a Zapata. ya sea por sí.De esta manera. por interpósita persona o por medio de una sociedad de la que formen parte (artículo 60 de la Carta Fundamental. Como es evidente. actúan a través 12 . a través de “palos blancos” o de su vinculación a un bufete. obtengan un beneficio personal actuando como abogados o mandatarios en juicios contra el Fisco (sobre la Jurisprudencia sobre inhabilidades parlamentarias. No quisiéramos cerrar esta reflexión sobre la legitimidad activa sin explicar la condición en que concurren los demandantes que invisten cargos de representación parlamentaria.

y siempre en relación a las minas. II.de un abogado o mandatario que no inviste la calidad de parlamentario y no tienen el tipo de interés económico personal en la resolución del asunto que generaría la incompatibilidad de intereses que busca precaver la disposición constitucional ya citada. la propia Carta Fundamental ha distinguido entre aquellas sustancias que pueden ser objeto de concesiones 13 . En efecto. mal podría invocarse esta pretendida falta de capacidad del demandante-parlamentario como una excepción dilatoria. y en el evento muy improbable que alguien levantara la tesis peregrina de la incapacidad de los demandantes parlamentarios. exclusivo. por supuesto. EL ESTATUTO JURÍDICO DEL LITIO La Constitución Política de la República establece que el Estado tiene “el dominio absoluto. que SS compartirá esta apreciación y reconocerá. sin dificultad. y en la medida que corresponde al Tribunal Constitucional “pronunciarse sobre las causales de cesación en el cargo de los parlamentarios” y solo conocerá de dicha “materia a requerimiento del Presidente de la República o de no menos de 10 parlamentarios en ejercicio” (artículo 93 de la Carta Fundamental). En todo caso. Ahora bien. la titularidad y aptitud procesal de los demandantes. el ordenamiento jurídico es clarísimo respecto del órgano y el procedimiento llamado a juzgar si ha ocurrido o no la vulneración del artículo constitucional ya citado. Estamos seguros. inalienable e imprescriptible de todas las minas” (artículo 19 N° 24).

la norma de rango legal que procedió. Abeledo Perrot. La declaración de no concesibilidad no afectó. a los hidrocarburos líquidos y gaseosos de la posibilidad de ser objeto de las referidas concesiones de exploración y explotación. la Carta Fundamental excluye. en especial pp. el completísimo y clarísimo “Instituciones de Derecho Minero” del profesor Alejandro Vergara Blanco.886. 2010. en todo caso. En principio. ella misma. En el caso del Litio. Allí se contemplan lo que el profesor José Luis Cea Egaña denomina “…las cuatro técnicas o vías que el Estado puede seguir para 14 . 666-673). se desprende que el Litio está sujeto al régimen de explotación especial del inciso décimo del N° 24 del artículo 19 de la Constitución Política. corresponde a la ley determinar qué recursos caen en una u otra categoría.886. No obstante esa delegación.de exploración o de explotación y aquellas otras que no podrán ser objeto de concesiones. Aún cuando pudieren discutirse los fundamentos económicos o estratégicos que subyacen a la decisión del DL 2. la doctrina jurídica más autorizada no tiene dudas en cuanto a la vigencia y plena aplicabilidad de la declaración de no concesibilidad del litio que dicha norma contempla (véase.886. a las concesiones mineras que se hubieren constituido válidamente con anterioridad a la correspondiente determinación. por razones de “interés nacional” a declarar la reserva especial. De la determinación del DL 2. de 14 de Noviembre de 1979. es el DL 2. y su impacto en el artículo 3 de la Ley Orgánica Constitucional sobre Concesiones Mineras. al respecto.

Cit. explotación o el beneficio de los yacimientos no susceptibles de concesión judicial” (Cea. LA NULIDAD DEL DECRETO SUPREMO N° 16 15 . estas fórmulas tenían por objeto conciliar la voluntad de los países por reservarse efectivamente la propiedad y aprovechamiento de ciertas riquezas naturales. III. Emilio: “Nuevas características del marco jurídico de la explotación de los recursos naturales en el contexto latinoamericano”. excluyéndose incluso la concesión. Cardona. más no la posibilidad de ejercicios cooperativos acotados (sobre la génesis de estos contratos. y llegadas a Chile en 1975. Tesis de Grado. Tomo II. unión de esfuerzos para enfrentar riesgos y obtener beneficios comunes. verdadera sinergia pública y privada. Op. “partiendo de la base que las sustancias insusceptibles de concesión deben ser laboradas y no permanecer desaprovechadas. (Cea. de capitales y tecnología nacional y extranjera. 1976. José Luis: “Tratado de Derecho Constitucional Chileno”. p. agregamos que lo primero ocurre de alguna de las cuatro maneras siguientes: …D) Por contratos especiales de operación. Ediciones Universidad Católica. importadas a Perú en 1971. Origen y Antecedentes”. 2004. 570-571). es decir. Camilo: “Consideraciones en torno a la naturaleza jurídica del nuevo contrato para explorar y explotar petróleo en Colombia. 570) Sobre este tema. Pontificia Universidad Javeriana. Bogota. sobre todo con forma de joint-ventures. véase Cárdenas.la exploración. La descripción que hace el profesor Cea de los Contratos Especiales de Operación responde exactamente al origen histórico de estas formas convencionales. 2005). Nacidas en Indonesia a principios de los años 60 del siglo pasado. pp. el profesor Cea indica que.

sin embargo. No podemos conocer la causa de esta omisión. Lo más probable es que sea un simple error de tipeo. lee. La diferencia es mínima. empresas o por medio de concesiones administrativas o de contratos especiales de operación…” el Considerando d) del Decreto Supremo N° 16 lo transcribe de la siguiente forma: “La exploración. otra cosa (la que le gustaría leer): cuatro maneras diferentes de explotar las sustancias no concesibles (dos en que explota el Estado y dos en que explotan los privados). allí donde el artículo 19 N° 24 inciso décimo de la Carta Fundamental dispone textualmente “La exploración. Sean cuales sean las razones. podrán ejecutarse directamente por el Estado o por sus . En vez de 16 . Los Considerandos de este acto administrativo citan mal el texto de la Constitución Política. No quisiera descartar. el hecho es que el Decreto Supremo N° 16 recurre al instrumento de los Contratos Especiales de Operación de Litio (CEOL) para un fin o propósito distinto del definido por el ordenamiento constitucional y legal. la explotación o el beneficio de los yacimientos que contengan sustancias no susceptibles de concesión. con una empresa suya. sin embargo. la explotación o el beneficio de los yacimientos que contengan sustancias no susceptibles de concesión. vía concesión administrativa o a través de contratos especiales de operación). podrán ejecutarse directamente por el Estado o por sus empresas o por medio de concesiones administrativas o de contratos especiales de operación…”.Nuestro examen del Decreto Supremo comienza con la detección de una muy singular irregularidad. apenas una coma de menos. que estemos ante un acto fallido. En efecto. es decir ante una manifestación no intencional del inconsciente de un intérprete que allí donde la Carta Fundamental describe las cuatro maneras en que el Estado explota las sustancias no concesibles (directamente.

Lexis Nexis. Braibant y otros. nunca cuenta. 18. Ediciones Librería del Profesional. Como bien señala el profesor Luis Cordero: “La Administración no elige nunca libremente una opción determinada. Luis: “Procedimientos administrativos y la Jurisdicción contenciosa administrativa”. La desviación de poder o desviación de fin se caracteriza “por el ejercicio de un poder para una finalidad diferente a aquella para la cual la ley la confirió” (Long. Varios son los fallos de la Excelentísima Corte Suprema en que se acepta. en primer lugar. p. en particular los derechos fundamentales y los principios de proporcionalidad e igualdad (oportunidad de las respuestas)” (Cordero. Bogotá. con libertad total para elegir fines. la explotación de recursos reservados. 2000. 2005. Abeledo Perrot. Rubén: “Discrecionalidad Administrativa”. Juan Carlos (Editor). ponderándolos autónomamente en el marco de una habilitación. ya que como poder. en todo momento regulado por el Derecho. que la desviación de fin (o desviación de poder) es una de las 17 . sin embargo. Ferrada. sin resguardos de ningún tipo. en “La Justicia Administrativa”. citado en Saavedra. por los objetivos o fines deducibles de la programación contenida en la ley. Esos parámetros están constituidos. p. explícitamente. 316). “Los grandes fallos de la jurisprudencia administrativa francesa”. 2011). Weil. En la base de la hipótesis del vicio de desviación de fin está la idea según la cual la Administración. que muchas veces dispone de ámbitos discrecionales que deben serle respetados. A estos parámetros se une la Constitución.instrumentarlos como mecanismo para convocar la cooperación de terceros privados los implementa como procedimiento para permitir. debe orientarse según los parámetros establecidos en la ley y en su mandato de actuación.

año 2005. 64 y sgtes). Esta demanda no tiene por objeto. pp 39 y sgtes. solicitar pronunciamiento sobre los CEOP. y luego se contrata. en Gaceta Jurídica N° 297. a efectos que se perfile más nítidamente el defecto jurídico de que padecen los CEOL establecidos por el Decreto Supremo N° 16. a. permitirían sostener que el vicio de desviación de fin que se presenta muy claramente en el caso de los CEOL no se manifiesta del mismo modo en los CEOP (tomaré como referencia las Bases de Licitación de CEOP de Junio de 2007). año 1998. Perales Martinez contra General Director de Carabineros y Otros. Municipalidad de Lo Barnechea. pp. quisiera detenerme en cuatro diferencias que. pp. N° 220. 68 y sgtes. evidentemente. sin embargo. año 2006. Concretamente. es la realización de operaciones de exploración y explotación en ciertos y determinados bloques ubicados en la XII Región de Magallanes y Antartica chilena (a saber Tranquilo. Por lo mismo. lo que se licita. Municipalidad de las Condes. proceder a una cierta comparación entre los términos de una y otra figura. En el caso de los CEOP. estas sentencias han establecido que frente a un defecto jurídico de esta naturaleza lo que procede es que los tribunales cumplan su tarea constitucional y declaren la nulidad del acto viciado.maneras en que puede manifestarse la antijuridicidad a que se refiere el tantas veces citado artículo 7° de la Carta Fundamental (así Valenzuela Vanella contra Alcalde de la I. Las personas que han defendido la legitimidad de estos CEOL han recordado la experiencia de los Contratos Especiales de Operación del Petroleo (CEOP). Me parece útil. Gaceta Jurídica. N° 307. Gaceta Jurídica. Rojas Gonzalez contra I. 18 . en mi opinión.

y luego se contrata. b. En el caso de los CEOL el Estado que licita. lo que se licita. es un Estado que no explora ni explota el Litio. Brótula. En el caso de los CEOL. Rusfin. la falta de una normativa de rango legal que defina expresamente lo esencial de tales contratos.089 de 1975) de manera que la intervención presidencial consiste efectivamente en fijar. ha llevado a la autoridad administrativa al error de pensar que tales convenciones pueden ofrecerse al sector privado como sucedáneos de las concesiones judiciales. Isla Magdalena. las Bases de Licitación imponen al contratista la obligación de cumplir con ciertas tareas de exploración en plazos breves. Porvenir. no puede producirse la sinergia anotada. es un Estado que cuenta con una Empresa especializada en la exploración y explotación de los Hidrocarburos (ENAP). por decreto supremo. En el caso de los CEOL. En el caso de los CEOP el Estado que licita. Bahía Inutil. es la realización de operaciones de exploración y explotación de yacimientos de litio en “cualquier área del territorio nacional con excepción de aquellas zonas cubiertas por concesiones mineras constituidas conforme al Código de Minería de 1932”. Coirón. que se 19 . Por lo mismo. y luego contrata.Otway. En el caso de los CEOP. sería la base de los Contratos Especiales de Operación. y luego contrata. y luego contrata. c. Lenga y Caupolicán). de manera que puede producirse efectivamente la sinergía publico/privada que de acuerdo al texto citado de José Luis Cea. bajo el marco de un cuerpo legal que define lo esencial de tales contratos (DL N° 1. d. y para cada caso. En el caso de los CEOP. solo los “requisitos” y “condiciones” que se pactan. el Estado licita.

y salvo la posibilidad del Estado de poner término al contrato por inactividad superior a los tres años (por caso fortuito o fuerza mayor). Lo que se pretende es que una potestad conferida para que el Estado explote una sustancia contando para ello con el concurso acotado de terceros.indican taxativamente. factores que ponen de relieve la incompatibilidad entre la naturaleza constitucional y legal de los Contratos especiales de operación en nuestro Derecho y los CEOL que pretende instrumentar el Decreto Supremo N° 16. la extralimitación de la potestad reglamentaria y la falta de un verdadero deber de actividad para el contratista son. En el caso de los CEOL. más bien. el efecto de reforzar el caso contra la validez de los CEOL. un empleo abusivo de la potestad administrativa. entonces. Del análisis anterior queda claro. Lo que hace el Decreto Supremo N° 16. me parece. se mute en una habilitación general para la explotación por parte de privados y por 20 años. Resumiendo: la apertura territorial indiscriminada. la falta de un actor estatal relevante. en suma. la obligación de pagar impuestos y transferir al Estado anualmente un equivalente en dinero no inferior al 7% de las ventas brutas del litio). El Decreto Supremo N° 16 representa. es vestir como contrato especial de operación lo que en los hechos es una concesión (incluido un pseudo-royalty del 7%) 20 . la verdad es que las Bases no prefiguran ningún tipo de obligación específica para el contratista (salvo. todos ellos. que no es posible salvar las objeciones contra los CEOL por la vía de esgrimir el precedente de los CEOP. claro está. Las diferencias anotadas tienen.

pueden ser objeto de concesiones de exploración o de explotación. tanto pública como privada. previamente. los depósitos de carbón e hidrocarburos y las demás sustancias fósiles. Es así como se han establecido los siguientes desafíos estratégicos para el período 2010-2014: …8. sin perjuicio de las concesiones mineras válidamente constituidas con anterioridad a la correspondiente declaración de no concesibilidad. exclusivo.097 Orgánica Constitucional sobre Concesiones Mineras. por lo tanto. un párrafo del Mensaje sobre el Estado Político y Administrativo presentado ante la Nación el 21 de mayo de 2010 por su Excelencia el Presidente de la República. podrán ejecutarse directamente por el Estado o por sus empresas. Concretamente. don Sebastián Piñera Echenique. Por su parte. y por aplicación del artículo 19 Nº 24. sin embargo. in extenso. inalienable e imprescriptible de todas las minas. Reforma a la Ley Nº 18. la explotación o el beneficio de los yacimientos que contengan dicha sustancia. el mismo Ejecutivo que ha dictado el Decreto Supremo N° 16 tenía claro que sí se desea invitar a los privados a que desarrollen la explotación del litio era necesario. exceptuados los hidrocarburos líquidos o gaseosos. las arenas metalíferas. PROGRAMACIÓN 2010-2014 El Ministerio de Minería pretende impulsar el desarrollo de la industria minera nacional. en su artículo 19 Nº 24. comprendiéndose en éstas las covaderas. dispone que el Estado tiene el dominio absoluto. establece en su artículo 3 que el litio no es susceptible de concesión minera. modificar la ley vigente. de manera relevante durante el actual mandato. de manera de hacer concesible esta sustancia. nos referimos al Acápite V del Capítulo dedicado al Ministerio de Mineria: V. la Ley Nº 18. los salares.097 Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras La Constitución Política de la República de Chile. Permítasenos citar. la exploración. o por medio de concesiones administrativas o de 21 .No hace mucho tiempo. y que corresponde a la ley determinar qué sustancias.

que. el crecimiento del país. fundada en ese entonces en razones de interés nacional. entonces. tratándose de una sustancia reservada. derecho a cambiar de opinión. se fomentará la creación de nuevas industrias. el Estado es “el único facultado para explotar el litio a través de sus empresas o mediante contratos especiales de operación o concesiones administrativas”. Como puede observarse. el mismo alto Magistrado “por orden” de quien se ha dictado el Decreto Supremo N° 16. Por ello. sea el Estado el único facultado para explotar el litio a través de sus empresas o mediante contratos especiales de operación o concesiones administrativas. la ciencia ha avanzado enormemente en el estudio de nuevas aplicaciones para el litio. El documento que hemos reproducido no es una declaración cualquiera. a excepción de las concesiones otorgadas antes de su declaración de no concesibilidad. especular respecto a las razones que llevaron a 22 . Sin embargo. Chile posee una de las más grandes reservas de litio en el mundo y las de mejor calidad. afirmaba. con los requisitos y bajo las condiciones que el Presidente de la República fije para cada caso por decreto supremo. De esta forma. La reserva del litio a favor del Estado data desde fines de los años 70. por lo demás. por supuesto. dejando de ser un mineral no susceptible de concesión minera. Reproduce expresiones formales pronunciadas en la ceremonia republicana más importante de nuestro Estado de Derecho. Los Primeros Mandatarios tienen. se promoverá una reforma a la Ley Orgánica Constitucional de Concesiones Mineras en el sentido de liberar la exploración y explotación del litio. Tampoco nada justifica que el litio reciba un tratamiento distinto y discriminatorio respecto de las otras sustancias. No corresponde. hace apenas 2 años. Nada justifica que hoy en día. por lo que no se puede desaprovechar el potencial que nuestro país tiene en esta materia. dejando atrás las viejas aprehensiones que llevaron a declarar su reserva. que a efectos de “liberar” la explotación del litio era necesaria una modificación legal.contratos especiales de operación. especialmente de aquellas regiones con reservas de litio. siendo hoy la única sustancia mineral que mantiene tal condición. y la creación de nuevos empleos. Esa misma autoridad aceptaba.

la ley 18. basamento éste que da cuerpo a la teoría de la desviación de fin “ (del fallo “Sanchez Michea” de la Ilustrísima Corte de Apelaciones de Santiago. reñido con el principio de juridicidad y constitutivo. como se ha dicho. en este caso. Lo que es claro. Visto lo dispuesto en los artículos 7° y 19 N° 24 de la Constitución Política. además. No es necesario intentar una indagación de los fines subjetivos que han tenido en mente las autoridades que han concurrido a la dictación del acto administrativo que impugnamos. la Autoridad ha incurrido en el vicio de antijuridicidad consistente en apartarse de “los fines para los cuales la administración fue en cada caso establecida o prevista.097 Orgánica Constitucional sobre Concesiones Mineras. la decisión gubernamental de 2012 en orden a “liberar” el litio por la simple vía administrativa y el recurso a los contratos especiales de operación. configura un ejercicio abusivo de la potestad administrativa. el Decreto con Fuerza de ley N° 302. del vicio de desviación de fin.la autoridad gubernamental a desistir del propósito enunciado de modificar la ley vigente a efectos de abrir la inversión privada en el litio. sin embargo. Creemos que del examen de los antecedentes objetivos expuestos y de la lectura detenida del propio Decreto Supremo N° 16 se desprende que. el Decreto Ley 2886 de 1979 y los artículos 253 y siguientes del Código de Procedimiento Civil y considerando. los antecedentes y razonamientos expuestos en esta demanda 23 . POR TANTO. es que a la luz del correcto diagnóstico presidencial de 2010. ya citado).

Aún quien discrepe de los argumentos que sustentan esta Acción. pedimos a SS se sirva decretar. deberá reconocer que ellos son plausibles. En efecto. en la medida que avance el procedimiento de licitación y contratación. de acuerdo con la ley. y proceda. los efectos potenciales de una sentencia que acogiera la 24 . PRIMER OTROSÍ: En conformidad a lo dispuesto en los artículos 290 N° 4. Como Usía. encabezado por su Presidente Señor Eduardo Urrejola Monckeberg. el Consejo de Defensa del Estado. 296. y en su representación. 298 y 302 del Código de Procedimiento Civil. cuya Nulidad se pide. con plazos breves que ya están corriendo. la prohibición de celebrar cualquier acto o contrato que tenga por objeto adjudicar el contrato especial de operación a que se refiere el Decreto Supremo N° 16. precisamente. Ilustrísima comprenderá. en lo principal. en conformidad a Derecho. a conceder nuestra petición PRINCIPAL. sin que se conceda una medida cautelar como la que se pide. de inmediato. en el sentido que se declare la nulidad del Decreto Supremo N° 16 de 19 de mayo de 2012. el desarrollo del juicio. La pretensión principal de esta demanda es seria. ILUSTRÍSIMA RUEGO Tener por interpuesta en juicio ordinario. con el transcurso de tiempo que conlleva. amenaza con volver completamente estéril la acción deducida.A USÍA. esta demanda de Nulidad de Derecho Público contra el Subsecretario de Minería señor Pablo Wagner San Martín. y para asegurar el resultado de la acción. y mientras no se resuelva la petición principal.

ésta no ninguna dificultad en volver a poner en marcha. En la última semana de Octubre. El 20 de Septiembre de 2012 se producirá la apertura de ofertas económicas. Así como la no concesión pronta de la medida cautelar solicitada causa un daño irreparable para los derechos e intereses de la parte demandante.nulidad se vuelven inutiles para los propósitos de defender el derecho de todas las chilenos y chilenos al aprovechamiento de las riquezas que la ley y la Constitución reservan a la comunidad políticamente organizada. El 31 de Julio recién pasado venció el plazo para el retiro de las bases/consultas. que la sentencia definitiva le sea favorable a la autoridad administrativa. En el evento improbable. finalmente. Firmados los contratos con inversionistas extranjeros. cabe considerar el itinerario de la licitación en curso. En el interés de fundamentar la urgencia de la medida cautelar solicitada. una eventual declaración de nulidad del Decreto Supremo N° 16 no estaría en condiciones de producir el efecto de impedir la licitación de la explotación del litio. El 13 de Septiembre de 2012 procede la apertura y constatación de requisitos administrativos. pensamos. El próximo 20 de Agosto de 2012 vence el plazo para las aclaraciones del Ministerio. se producirá el acto de adjudicación. los eventuales adjudicatarios estarían en condiciones a dicha nulidad los derechos de propiedad que naturalmente ampararían dicho título. la concesión de dicha medida no produce un daño o perjuicio permanente para el demandado. El 12 de Septiembre de 2012 vence el plazo para la presentación de ofertas. En efecto. El 18 de Septiembre de 2012 corresponde la entrega de los resultados de la evaluación de requisitos administrativos. 25 . una vez adjudicados los contratos.

doña Valeria Ronchera Flores por el cual los demandantes individualizados más arriba conceden mandato a don Patricio Zapata Larraín. se sirva tener presente que en mi calidad de abogado habilitado para el ejercicio de la profesión. se sirva tener por acompañados. explotación y beneficio se yacimientos de litio que el estado de Chile suscribirá conforme a las bases de licitación pública nacional e internacional que se aprobarán para esos efectos”. TERCER OTROSÍ: Ruego a SS. el mismo procedimiento de licitación. ● Copia de la resolución de fecha 7 de Agosto de 2012 del 7° Juzgado de Letras de Santiago en que se declara su incompetencia para conocer de esta Demanda. publicado en el Diario Oficial el 19 de mayo de 2012. ● Texto de la Resolución N° 12 de 2012 del Ministerio de Minería que fija las Bases de la Licitación. en su caso. SEGUNDO OTROSÍ: Rogamos a US. los siguientes documentos: ● Texto del Decreto Supremo N° 16 de Minería que “Establece requisitos y condiciones del contrato especial de operación para la exploración. ● Diversos recortes de prensa que dan cuenta del interés de los demandantes en la impugnación del Decreto Supremo N° 16. con citación y el apercibimiento legal del artículo 346 del Código de procedimiento Civil. Abogado.ahora sin dudas legales. en este mismo acto vengo en asumir el poder conferido mediante el mandato judicial acompañado en el 26 . ● Copia autorizada del Mandato Judicial reducido a escritura pública de fecha 26 de julio de 2012 y firmada ante el Notario Público de Santiago.

con las facultades de ambos incisos del artículo 7º del Código de Procedimiento Civil.SEGUNDO OTROSÍ. 27 .