Está en la página 1de 2

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

 Esta práctica resultó muy interesante ya que por medio de ella podemos
conocer el grado de compactación de una capa de suelo; además es
sencilla ya que no necesita mucho tiempo.
 Luego de realizar los cálculos y seguir el procedimiento del formato que se
nos proporcionó en el laboratorio, el grado de compactación es: 1.99
Kg/cm3.
 El suelo compactado tiene un contenido de humedad igual a 3.57 %
 Como se observa en los resultados estamos frente a un grado de
compactación de 75.97%, esto quiere decir que aún no está compactado al
95% de dato minino requerido por norma para asegurar que la sub-rasante
sea aceptable y de buena calidad.
 De esto se puede analizar que en el terreno aún no se ha logrado las
especificaciones de compactación, por lo tanto se debe incrementar la
energía de compactación y disminuir el contenido de humedad en campo.
 Además cabe resaltar las condiciones que el terreno presento en el
momento del ensayo; ya que el contenido de humedad de este se vio
alterado por causa de la lluvia la noche anterior y dicho terreno fue
compactado hace años.
 El terreno no debe tener exceso de humedad, ya que la arena podría
esponjarse, adquiriendo una densidad imprescindible.
 Este método de ensayo no es adecuado para suelos orgánicos, saturados o
altamente plásticos que podrían deformarse o comprimirse durante la
excavación del hoyo del ensayo. Este método de ensayo no puede ser
adecuado para suelos que contengan materiales granulares dispersos que
no mantengan los lados estables en el orificio de ensayo; tampoco para
suelos que contengan una cantidad considerable de material grueso mayor
de 1 ½ pulg. (38 mm). Ni para suelos granulares que contengan altos
porcentajes de vacíos.
 Es necesario que la arena del equipo tenga una densidad y una gradación,
uniforme para evitar la segregación durante la manipulación y uso.

 No se recomienda reutilizar la arena del equipo y en caso de hacerlo limpiarla de impurezas y volver a tamizar. .