Está en la página 1de 97

o

5

concurso
de narrativa
infantil y juvenil

“Jeromín”

Servicio de Educación

Asociación de Vecinos
“Juan de Austria”

El Ayuntamiento de Valladolid agradece su
colaboración a la Diputación de Valladolid,
a Caja Duero y la Librería Margen.

Edita:
© Ayuntamiento de Valladolid
Diseño y composición:
Block Comunicación
Depósito Legal:
VA - ####/2005

o

5

concurso
de narrativa
infantil y juvenil

“Jeromín”

Ayuntamiento de Valladolid
Servicio de Educación

.

Bibliotecas Municipales Jesús Pastor. Profesora de Historia del Arte . Periodista Concepción Hernández.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Composición del Jurado Teresa Salvador. Diputación Provincial de Valladolid Concha Chamorro. Escritor Paz Altés Melgar. Editora Miguel Ángel de la Bastida. Escritora José González Torices.

.

........... 70 ..................................... La niña topo .... 11 • Anastasio Fernández San José................................................ 76 .......... Ladridos de Raicha ..... 64 ........ El hada de la paz ........ La soledad de Katia en el siglo XXI • Andrea Lorenzo Gutiérrez........................ 20 • Laura Barrios Martínez............................................. La desesperación de los dragones ................................ La ratita Martita ..... El conde Ansúrez .. 46 • Inés Garrachón Miñambres............. Eustaquio el Paleto ......... 54 • Jorge Dueñas Pamplona............... 82 ...... 86 ........................................ La aventura de Juan • David González Álvarez................... La ardilla Boocky ...... 32 • Carola Martínez de Moretín........................................ 12 GANADORES • Sandra García Meléndez..................................... El viaje de Pingu • Jennifer Morales Pérez.............................................................................................. 90 • Coral Arranz López....................... 58 • Óscar Castrillejo García............................................ 38 • Leonor Ramos y López-Romero... David y el vampiro • Jesús Dueñas Pamplona........................... Elena y el gato Raschid ..5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Índice • Presentación ...............

.

.

.

Este librito contiene los cuentos premiados en la quinta edición del citado concurso. y cuya indiscutible calidad literaria se ha visto reconocida en numerosos foros culturales. Francisco Javier León de la Riva Alcalde de Valladolid . la ingenuidad. un escritor sobradamente conocido en nuestra ciudad. les cautivará y les hará volver a sentirse niños. la espontaneidad salen a relucir en estos cuentos. una digna oportunidad para unos niños que sienten con frecuencia la tentación de crear y de recrear la realidad que les rodea. Déjense llevar por estas narraciones que.Presentación Año tras año. sin lugar a dudas. acompañados de un relato de Anastasio Fernández San José. Este certamen se ha convertido en un punto de referencia para los niños y niñas que encuentran en él un instrumento en el que plasmar unas historias nacidas de su imaginación y fantasía. el esfuerzo y la ilusión de nuestros creadores más pequeños se ven recompensados con la publicación de los trabajos galardonados en el concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín”. La frescura.

LADRIDOS DE RAICHA .

resultando galardonado. además de alzarse con el Premio Ateneo de Valladolid de novela corta en 1975. tanto de cuentos — como el Jauja. con los trofeos Ciudad de Villajoyosa y Felipe Trigo. su prolífica mente ha producido numerosos cuentos. en la confianza de que será para los lectores una auténtica gozada. obteniendo multitud de premios en prestigiosos concursos. El lirismo. la maestría y el encantamiento que Anastasio Fernández San José refleja habitualmente en sus obras se ponen de manifiesto en “Ladridos de Raicha”. Su ingente creatividad le ha llevado también a colaborar en las revistas literarias Llanuras y Argaya. el relato que incluimos como zaguán de lujo o inicio ideal de este librito. entre otros.Anastasio Fernández San José Anastasio Fernández San José Escritor incansable. el García Pavón o el Villa de Ibi— como de narraciones breves. novelas cortas y memorias. la emoción. 13 . permaneciendo constantemente en contacto con cuantas actividades culturales se desarrollan en nuestra ciudad. modalidad que ha cultivado especialmente. La Felguera.

Ellos habían llegado empujados por el sol. Sus compañeros aplaudieron el lance. Alcanzada de plano. la rana pegó una voltereta y quedó espatarrada encima de las ovas. ¡Pobrecilla!.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LADRIDOS DE RAICHA Croaba una rana al sol del mediodía. otra que no vuelve a guiñar el ojo!. Zacarías tensó las gomas del tirachinas y salió disparada la piedra. — No los veo. mostrando su panza blanquecina y estirándose patas arriba con los penúltimos esparavanes. — A veces asoman. la junquera.. Al lado de los niños el moscardón azul.. 14 . con asombro en su traviesa correría hasta la orilla donde mojaban sus pies de verde. la lengua acezante de la perra Raicha. Estaban sentados en el césped del ribazo... La rana verde abría la boca con ritmo pausado y parecía no asustarse de la presencia de los chiquillos.. indolentemente instalada sobre los flecos horizontales de las ovas. Sólo Tinín Cabal se mostró compasivo: — ¡Qué pena!. Zacarías exclamó ufano: — ¡Hala. al mismo borde del agua y del peligro. Tras apuntar con parsimonia.. — ¿Dónde se esconden los peces? — En el fondo. las libélulas. en la raíz de las ovas.

— ¿Por qué? Pues tampoco muerden. con media lengua estropajosa. mameluco. — Anda. toca. Iván Jorrín no se hizo de rogar. jugaba a verse las pestañas en el espejo del caudal. — ¿Y tienen patas? — Calla. — ¿Por qué no tocas la armónica? Dicen que la música encanta a los cangrejos.. — Sí. Tal vez convencido de que con una miga de pan se pueden pescar ballenas. toca. con el cordón del zapato. De cuando en cuando lograba arrancar una florecilla silvestre y la arrojaba a la corriente y se rompía el misterio de los flequillos despeinados y de los rostros de color badana resudada. con la sonrisa enredada en la simpleza. — ¡Tú qué sabes!. para que te enteres.. ¿te gustaría ser un pez volador? — Más me gustaría ser un helado de fresa. son como relámpagos con cabeza de alfiler. En su nariz asomaba esa lombriz viscosa. Ni las abubillas chupan piruletas. Tinín Cabal. elástica y pertinaz. — A mí me dan asco los sapos.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — Sí. con una mariposa blanca y un poco de paciencia... el más chiquitajo. 15 . — Anda éste. los sapos son de goma. — Oye.

de agujetas o de miedos que inconscientemente trataba de espantar. Tal vez se asustó cuando una lagartija trepaba por su entrepierna. entre círculos concéntricos. los chicos. Pendientes sólo de la armónica de Iván Jorrín. El caso es que Tinín Cabal estaba en trance de perecer ahogado. queriendo o sin querer. descubrían océanos surcados por cachalotes amarillos y por esos deliciosos navíos que lucen velas de porcelana. ignoraban el lenguaje canino que advertía del peligro. Insensatamente. O tal vez le empujaron. Raicha ladraba nerviosa.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Ellos dejaban caer un tito de cereza y. Ladraba contra el sordo murmullo de avispas y espinos agazapados. Hasta que el susto llegó. Tal vez perdió el equilibrio al intentar la captura de una mariquita de siete puntos que volaba hacia las espadañas. porque al fin y al cabo Raicha era de su propiedad. Hasta el punto de que Zacarías exclamó convencido: 16 . Los compañeros de la pandilla eran incapaces de descifrar la inmensa desolación del niño. Tal vez resbaló al cortar el farolillo de un diente de león. Algo presentía la perra Raicha. En sus ladridos había estelas de cristales rotos. Mas ellos. como si tomaran a grandes sorbos la cálida luz del verano. Tan pronto desaparecía bajo los remolinos como afloraba en la superficie ensayando frenéticos esparajismos. del tirachinas de Zacarías o de las voces que Lorenzo dedicaba a Raicha. El más chiquitín de todos rodó de repente por el ribazo hasta caer contra la blanda superficie del agua. La tragedia dibujaba círculos concéntricos sobre el agua. Nadie sabría decir por qué.

. Hasta el preciso instante en que apercibió el mensaje de la mirada de Tinín Cabal a punto de ahogarse. ¡Raicha. suelta!. Raicha era solamente ladrido...5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — ¡Hala. el llanto con los botones de la camisa.. el reloj con el brocal del pozo. Raicha ahuyentaba a los cuervos. –gritó Lorenzo. — ¡Raicha! ¡Raicha!. 17 .. meteoro. Antes de que Tinín Cabal cayera de bruces al agua. el pánico con los colibríes. Sólo la perra Raicha tenía claro que Tinín Cabal no sabía nadar. Raicha. Raicha olfateaba las huras de los hurones. La inocencia suele confundir la fiebre con el humo de las chimeneas. — Ahí va la perra... — ¡Viva Tinín Cabal! –palmoteó Iván Jorrín. Raicha perseguía a saltos su propia sombra. — ¡La perra muerde a Tinín Cabal! — ¡Suelta.. un caramelo con un perdigón. la muerte con la risa.. sabe nadar! ¡Mirad qué bien nada! Los demás corearon fervorosos el disparate: — ¡Sabe nadar! ¡Tinín Cabal sabe nadar! — ¡También bucea!. Raicha!. — ¡Viva el campeón!... furia tras los cantos que los niños lanzaban a sobaquillo. la víbora con el zumo de naranja.. ¡Viva Tinín Cabal!.

Sin titubeo alguno. Por fin recobró los latidos Tinín Cabal. sostenida por el veterano pescador. La perra Raicha adivinaba estrellas con sus ladridos. boca abajo. Simón había oído los gritos de los chicos mientras pescaba a caña en las cercanías. los chiquillos abrían la boca sin decir ni pío. Sudaba Simón. se vaciaba a chorros. Transcurrieron unos momentos tensos.. Simón empeñado en la salvación. Simón solidario y humano. Consternados.. Después se le iluminó la cara. 18 . el amor hecho saeta. La criatura. Simón como aliento de vida.. saltaban chispas húmedas de las pupilas. — Ha nacido otra vez –sentenció Simón y sonrió. Simón se metió en el agua y con el agua en su cintura recogió del hocico cálido de Raicha el cuerpecito exangüe de Tinín Cabal. del pescador apodado El Paracaidista Cojo. ¿Qué demonios hacéis aquí. — ¡Conchos! Si me descuido una miaja. el amor como coraje o fruta madura..5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Entonces surgió la perra maternal. con suma delicadeza enganchó los colmillos en la ropa del niño y lo arrastró decididamente hasta la orilla de la cascajera. En aquel preciso instante apareció el apresurado y renqueante Simón. Raicha nadó presta hasta Tinín Cabal. Luego no pudo por menos de regañar a la pandilla entera-. mocosos? ¿No tenéis sitio más peligroso? Así pasa lo que pasa. a quien apodaban El Paracaidista Cojo.

.

EUSTAQUIO EL PALETO .

leer o jugar a la consola. En mi tiempo libre me gusta navegar por Internet. Actualmente me estoy leyendo la segunda parte de “Caballo de Troya”. Benítez. de J.S. de Michael Crichton. pintar.Sandra García Meléndez Sandra García Meléndez 1er premio “Categoría A” ¡Hola! Me llamo Sandra y nací en Valladolid el 8 de abril de 1989. volveré a presentarme.R. en el Centro Cultural Vallisoletano. 21 . Pienso que en este momento no existen muchos libros para jóvenes debido a que se dirigen a niños o a adultos. olvidándose de los gustos de los jóvenes. Es la primera vez que me presento al concurso Jeromín y. sobre todo a la pintura. de J. Aunque mi sueño es ser dibujante de cómics manga. aunque también me gustó mucho “Rescate en el tiempo”. si tengo oportunidad. Mi libro favorito es el “Señor de los Anillos” y “El Hobbit”. Tolkien. que espero que os guste. Por eso escribí este relato.J. Curso 3º de E.O.R. En el futuro me gustaría dedicarme al arte.

Podías verle de un lado a otro del pueblo. dentro de su limitada inteligencia. Eustaquio le miraba de reojo y pensaba: “algún día yo me haré caballero. ausente. siempre había querido ser caballero y soñaba con salvar a los pueblos del reino de los monstruos que habitaban en las montañas. o dando de comer a las palomitas con el pan que le mandaba comprar su madre Filomena. a quien se acusaba del asesinato de sus tres maridos. un hombre refinado y peripuesto. mendigando. que siempre aparecía cada mes en el pueblo trayendo el cadáver de un pequeño dragón y contando historias de sus múltiples batallas. el marginado. ya que pensaba como un niño de cinco años y sin los estudios mínimos. Parecía que no tenía casa. La vida de Eustaquio era muy triste y de soledad. ya que sólo iba a su choza del campo para dar el pan comprado a su madre. y a sus cuarenta años su mentalidad no daba para mucho. dada la mala reputación de su madre Filomena. Era el paleto del pueblo. casada y viuda por tres veces. un hombrecillo de un pueblo medieval. como el caballero de las Mil Espadas. Mil Espadas sonreía con sus dientes blancos y relucientes cuando las gentes del 22 . Eustaquio. me iré en busca de aventuras y traeré al pueblo un montón de dragones”. A veces podías verle sentado viendo a los chiquillos jugar en el campo.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” EUSTAQUIO EL PALETO Érase una vez Eustaquio. tirado en la puerta de la iglesia viendo pasar a la gente.

— A ver. en la puerta de la iglesia. ya que la tradición contaba que el que se atreviera a retar a Cíclope a una partida de póquer y perdiera. Un día. ja. irá a rescatarlo. Eustaquio vio cumplido su sueño y apareció entre el corrillo de personas. Los dos únicos caballeros disponibles. como todos los días. un caballero. se miraron asustados.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” pueblo le daban las gracias por evitar que los dragones de las montañas llegaran al pueblo. no un paleto. sería fulminado por la mirada de su único ojo. diciendo: — Yo iré a rescatar al caballero Mil Espadas. cuando vio llegar a un mensajero al pueblo: “¡Atención. Todo el mundo sabía que el Cíclope era el mejor jugador de póquer de la historia y que vivía solo en una cueva de la montaña haciendo solitarios. El pueblo abucheó a los “¿valientes?” caballeros disponibles. estaba tirado. señores! El Cíclope de la montaña de Los Tres Picos ha secuestrado al caballero Mil Espadas y pide una recompensa de cinco mujeres jóvenes vírgenes”. ausente. 23 . — ¡Ja. “A no ser –continuó el recadero. ja. atención. se rió el pueblo. Eustaquio. ja!.que algún otro caballero suba a la montaña a jugar una partida al póquer con Cíclope y le gane”. Eustaquio. Hubo un silencio en el pueblo. Triste Patilla y Alegre Perilla.

una cola de pez. a su derecha se extendía una llanura. ya cansado y que tenía que empezar otro cuento en otro pueblo. — Bueno. se paró a almorzar un cacho de pan delante de un pequeño lago. Eustaquio hizo funcionar su retrasada mente y pensó: “Bueno. Triste y decaído. tiró más. venga. y salió una cabeza. Caminando. A su espalda quedaba el pueblo. indignada. Como estaba muy cansado. Tiró de ella. con su boina. dijo el mensajero. y apareció un cuerpo. Así que eligió la montaña de enfrente y se dirigió a ella con paso decidido. 24 . por último. Filomena. a su izquierda una montaña de siete picos y enfrente. tres me suena a poco y la montaña de enfrente tiene menos picos que la montaña de la izquierda”. caminando. Fue a lavarse las manos y encontró una mata de pelo en la orilla.. Dicho esto. que vaya Eustaquio. — ¡Ay va! ¡Si no sé contar! ¡Claro.. otra con tres.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — Y ¿por qué no se libera él solo si es tan caballero?. como no hay más caballeros disponibles. se dio cuenta de que no sabía dónde estaba la montaña de los Tres Picos y miró a su alrededor. nuestro protagonista se puso en camino sin las ovaciones de la gente (que pasaba prácticamente del tema). preguntó. en mis cuarenta años de vida nunca mi madre se gastó dinero para llevarme a la escuela. y. su chaleco y un fardo con comida.

yo soy Eustaquio. ¿sabes dónde está? — Hace tres días pasó por mi lago con un caballero a hombros. — Mmm. Después de quitársela —Muchas gracias. — Buenas. después de cientos de años. Dan mucha energía. Las hago yo mismo con los peces de este lago. Me dijo que. Buen viaje. soy Neptuno. ya que en el pueblo la gente no le hablaba. te doy unas cuantas barritas energéticas de pescado. Se dirigía a su cueva en lo alto de la montaña. pero no veas el ruido que hay allí dentro. Los vikingos no paran de navegar y el ruido de sus velas no me dejaba dormir. ¿harías el favor de quitarme esta sanguijuela? Lleva semanas pegada a mi espalda y no consigo quitármela porque con mi tridente me lastimo. toma. Busco a Cíclope. Contento por haber hecho la primera amistad de su vida. — Gracias por todo. se dirigió a lo alto de la montaña. conseguiría por fin un rival para sus partidas de póquer. vale. En el camino miraba a su alrededor 25 .5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” —¡Hola!. Mira. nos vemos. así que opté por vivir en este pequeño lago lejos de la civilización. ¿Neptuno no estaba en medio del océano? — Sí. — Espera. Y que duermas bien sin ningún ruido molesto. — Gracias.

— ¿Mitad hombre mitad caballo? ¡Qué extraño! Éste no le he visto nunca. — ¿Porfa? 26 . porque el cuento es así. yo soy Eustaquio. — Busco al Cíclope y Neptuno me ha dicho que está en lo alto de la montaña. serpientes. — ¿Por favor? — No. jabalíes. — ¡Hola!. pero en su larga vida le había dado tiempo a reconocer los animales del bosque y del campo. no. un mitad hombre mitad caballo.. águilas.. ¿Me dejas pasar? — Mmm.. la mitología quiso que así fuera.. Él nunca había estudiado. ciervos. Siguió disfrutando de los animales: patos. — ¿Por qué? — Pues.. — ¡Hola! Soy el Centauro. aunque yo hubiera preferido tener alas en vez de ir trotando. y no debo dejarte pasar. ¿Por qué tienes esas patas de caballo? — Ya ves. Se siente. Yo no puedo hacer nada..5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” disfrutando de la variedad de animales que encontraba: conejos.

que. te dejaré pasar. — Y tú. divertido. en otro cuento. dijo “el paleto”. y si gano yo. — Sí. reconfortado. gané una carrera a una liebre. Te dejo pasar si me ganas una carrera. — Te voy a ganar. ignorante. — ¿Porfi? — Bueno. Si ganas tú. tendrás que cazarme conejos durante toda tu vida para mi sustento. Eustaquio encontró a una tortuga: — Una vez yo.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — He dicho que no. Se comió una y. venga. corrió y corrió ladera arriba hasta alcanzar al Centauro. orgullosa. Así que sacó de su fardo las barritas de pescado que le había dado Neptuno. ¿cómo quieres ganar a un Centauro? — También es verdad. sonreía felizmente. venga. no como las del flacucho de Eustaquio. El Centauro sabía que tenía las de ganar. 27 . ya que sus patas eran musculosas y fuertes. Normal. dijo la tortuga. Los dos corrieron ladera arriba y a los pocos segundos el Centauro se adelantó varios metros. ¿cómo quieres tú ganar a una liebre?.

Vengo a rescatar a Mil Espadas. Por ganarme. yo casi me voy. La última vez que jugué fue contra Cleopatra. ¿Estás seguro de enfrentarte a mí? 28 .5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — ¿Cómo me has adelantado? — Es que me alimento bien. Eustaquio.. bramó el Cíclope. ¿Cuál es la meta? — No hemos fijado ninguna meta. sin que nadie se haya atrevido a retarme a una partida de póquer. se oyó una voz que provenía de la parte interior de la cueva.. — ¡Grgrgrgrgr!. — Llevo desde la época de los egipcios jugando a solitarios. Y así fue como Eustaquio ganó al Centauro. Encantado de conocerte. te regalo este arco y estas flechas. Centauro. — ¡He dicho que ¿quién osa interrumpirme?! — Yo soy el caballero Eustaquio. — Pues la meta es la cueva del Cíclope. ¿Quién osa interrumpir mi partida de solitario?. ¡Y menos un paleto como tú! ¡tengo dignidad! (lloriqueos). — ¡Ah! Gracias. — Bueno. — No hace falta que me rescate nadie. mirando a los otros dos con su único ojo lleno de furia.

Así. agonizante. — Mmm. — Tú te vienes conmigo al pueblo. Segunda partida perdida.. Primera partida perdida. — No. lo estoy. Cíclope repartió las cartas y empezaron a jugar. 29 . Tercera partida perdida. venga. yo me voy por mi propio pie. Éste le disparó una flecha en el ojo y el Cíclope. se metió en la cueva. intentó fulminar con la mirada de su único ojo a Eustaquio. — Vengo a salvarte. No quiero que me salves. el Cíclope. la gente verá que no soy un paleto y que he sido más valiente que tú al salvarte. Entonces.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — Sí. ¿Cuatro de siete? El Cíclope ya se hartó: — ¡No! Ya no juego más.. — ¿Tres de cinco? — Ya me estás cansando. has perdido.. ¿dos de tres? — Bueno.. después de ganar la partida.

(La que escribe el cuento quiso que se pusiera eso en la placa y punto. que fue hecho escudero del caballero Mil Espadas. que me ganó al póquer y me mató”. ni el marginado. aunque fuera mentira). así que acompañó en sus viajes a Mil Espadas y cazó muchos dragones en las montañas. para llevarlo como trofeo al pueblo. ya que se dio cuenta de que el trabajo de los caballeros era muy cansado y no le gustaba la idea de salvar personas. Ya en el pueblo la gente escuchó las aventuras de Eustaquio. Caminó ladera abajo. Ya no fue el paleto. Moraleja: Todas las personas deben ser tratadas por igual y no se les debe quitar ciertos derechos porque sean de otra raza. Y así acaba esta historia. El Cíclope fue disecado y expuesto en el centro de la plaza principal. Se conformó con ser escudero. cultura. o porque sean discapacitados físicos o psíquicos. con una placa de plata que ponía: “En conmemoración de Eustaquio. 30 .5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Eustaquio cogió a Mil Espadas en brazos y ató con cuerdas al Cíclope muerto.

.

LA NIÑA TOPO .

de Alfredo Gómez Cerdá y La voz interior. Me apunté al concurso “Jeromín” gracias a mi profesora de lenguaje (Gloria Rojo). Con los ojos cerrados. Me gusta salir con los amigos/as.º de E. de Jordi Sierra i Fabra. en el colegio “Hijas de Jesús” (Jesuitinas). 33 .O. escuchar música y leer.S. De los últimos libros que he leído los que más me han gustado han sido: La dama del alba. nací en Valladolid el 11 de mayo de 1989 y estudio 3. de Alejandro Casona.Laura Barrios Martínez Laura Barrios Martínez 2º premio “Categoría A” ¡Hola a todos! Me llamo Laura Barrios Martínez.

obligándole a abandonar la presa y huir gritando de dolor. compadecido. Luego recogió a la topita. en vez de una topita. suspiró. suspiró y respondió: — Padre. que estaba medio muerta de miedo. le dijo: — Ha llegado el momento de que escojas un compañero para tu vida. El buen hombre se quedó muy preocupado. 34 . pudiera tener una hija!. creyendo haber encontrado la solución justa. blandió su bastón y asestó al halcón un golpe en la cabeza. el hombre pasó cerca de un río. Pronto se acostumbró la topita blanca a vivir en el caserío y el hombre estaba muy contento de tener compañía. Pero. corrió hasta la cima de la montaña y pidió al Sol que le escuchara. enseguida. sólo me casaré con el más fuerte de todos.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LA NIÑA TOPO En una vieja casucha perdida en el bosque vivía un hombre solitario que deseaba intensamente tener una hija. El hombre la cuidó con gran esmero y cuando estuvo en edad de casarse. Topita. — ¡Si. apareció una hermosa niña rubia. ¿a quién quieres para marido? La muchacha le miró con melancolía. Dime. Entre su pico apretaba una topita blanca que se lamentaba tristemente. volvió a apoderarse de él la nostalgia de un hijo. bajó hasta la orilla para beber y vio un pajarraco que se disponía a remontar el vuelo. Su deseo se realizó como por encanto y. Un día. se la guardó en el bolsillo y volvió a su casa. en vez de la topita blanca. El hombre. Y después.

¡Cásate con ella! Pero el monte repuso con voz cavernosa: 35 .5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — Busco para mi hija el marido más fuerte que exista. que maduras los frutos e iluminas la tierra!. que me empuja adonde quiere a lo largo del cielo. que incluso puedes apagar el esplendor del Sol. Tú. oh Sol. no soy el más fuerte. y añadió: — ¡Ay de mí! ¡Yo no soy el más fuerte! Es mucho más fuerte el viento. Los nubarrones me vencen y ocultan mi esplendor. Entonces el hombre llamó al viento y le dijo: — Busco para mi hija el marido más fuerte que exista. Pero el nubarrón comenzó a llorar lágrimas de lluvia. ¿quieres casarte con ella? — No. y dijo: “Tú. le contestó el Sol. eres. ¿Querrías casarte con ella? Pero el viento susurró en una queja: — ¡Oh. el hombre corrió al pie de un monte y gritó: — Busco al marido más fuerte que exista para casarse con mi hija. Tú eres el más fuerte. Tú. el más fuerte. eres sin duda el más fuerte. yo no soy el más fuerte! Más fuertes que yo son los montes que frenan mi carrera. que puedes frenar la impetuosa carrera del viento. Al oírlo. ¡Ellos son más fuertes! Entonces. eres el más fuerte. — Busco el marido más fuerte que exista para casarle con mi hija. el hombre se volvió hacia un nubarrón negro. sin duda.

Hay un pequeño animal que es mucho más fuerte que yo: ¡es el topo. Pero. y salió por la puerta de la casucha seguida por el topo. mostró el topo a su hija y le dijo: — Éste es el marido más fuerte que existe: roe la montaña capaz de frenar el viento. que puedes roer las altas montañas. y luego dijo. ¿eres el más fuerte? El topo miró al hombre con sus ojillos negros y contestó: — Yo soy el que buscas. y éste empuja a los nubarrones que ensombrecen al sol. misteriosamente: — Así debía ocurrir. ¿qué harás para casarte con él? La muchacha abrazó a su padre. — Busco para mi hija el marido más fuerte que exista. que me roe lento e inexorable hasta la misma entraña! El hombre llamó al topo y éste salió de un agujero de la montaña. Sin duda es el más fuerte. Tú. Ahora todo vuelve a ser como al principio.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — No soy el que buscas. Y. ambos desaparecieron en el bosque. 36 . se transformó en una topita blanca. Como por encanto. rápidamente. Cuando el hombre volvió a casa.

.

EL HADA DE LA PAZ .

Carola Martínez de Moretin de Benito

Carola Martínez
de Moretin de Benito
“Categoría A” - 1er Accésit
¡Hola! Es la primera vez que participo en este concurso y,
ya ves. Decidí presentarme porque Marta, una de mis
mejores amigas, me dio un folleto del concurso.
Me llamo Carola y nací el 6 de febrero de 1991 en
Valladolid.
Me gusta muchísimo leer, nadar y la gimnasia rítmica; soy
una fan indiscutible de Chenoa.
Mis libros preferidos son: todos los de Harry Potter, los de
El ciclo de la puerta de la muerte y los de los Cinco,
aunque, en general, leo de todo.
Escribí “El hada de la Paz” porque no soporto las guerras
del mundo y que mueran niños de hambre en otros
países. De mayor seré misionera para intentar hacer algo
y, en mis ratos libres, escribiré libros para que la gente se
dé cuenta del problema e intenten hacer algo para
solucionarlo.
Me gustaría dedicar este cuento a mis mejores amigas,
Alba Zarandona y Marta Regueira, pero, sobre todo, a
todos los niños del mundo.
39

5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín”

EL HADA DE LA PAZ
Es el año 2070, ya no existe la guerra, no hay pobres ni
ricos; todos son amigos, todos se respetan. La gente es feliz.
Nadie recuerda ya el tiempo en que no era así, nadie excepto
los que lo vivimos, los que conseguimos cambiar el mundo,
los que conocemos la verdad. A mis 83 años cuento a mis
nietos lo que sucedió y recuerdo el duro camino hacia la paz
y las contrariedades sufridas.
Todo comenzó en el año 2004; yo tenía entonces 13 años.
Como todos los niños, tenía un grupo de amigos, pero éste
era un grupo especial: todos nos preocupábamos por los
problemas en el Tercer Mundo, nos solidarizábamos con los
pobres y rezábamos por la paz.
Los miembros de esta pandilla tan especial éramos: Peter,
Juan, Marta, Alba y yo, Carola. Los chicos eran fuertes y
altos; Peter llevaba su negro pelo a la altura de los hombros,
recogido en una coleta, y Juan era pelirrojo, con el pelo
corto, y era el chico más dulce y sensible que he conocido; la
verdad es que él siempre me había gustado pero no me
atrevía a decirle nada.
Alba era la más baja por un poco y era muy alegre; Marta
tenía gafas, algo más alta que Alba, era la empollona del
grupo; las dos tenían el pelo castaño, liso y a la altura del
cuello. De altura, yo estaba entre las chicas y los chicos, el
pelo largo y rizado y, casi siempre, enredado.
Me encantaba la biblioteca antigua de Sosua, mi ciudad.
Estaba en las afueras de la ciudad y por su aspecto debía de
40

5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín”

tener varios siglos. Un día, recorriendo sus pasillos, descubrí
un corredor muy antiguo que no había visto nunca, donde
estaba un libro lleno de polvo titulado El hada de la Paz.
Cuando lo cogí, se corrió toda la estantería, como en las
películas, dejando un hueco en la pared. Entré por el hueco
y me encontré en una sala tenuemente iluminada con dos
antorchas; en el centro de la sala había un altar con unos
cuantos pergaminos sobre él. Cogí los pergaminos y salí
rápidamente de allí. En cuanto di unos pasos me encontré de
nuevo en un pasillo normal de la biblioteca y ni rastro del
pasillo antiguo.
Llamé a mis amigos y nos reunimos en casa de Marta. Les
conté lo ocurrido y Marta, con ayuda de sus libros, tradujo
los pergaminos, que decían:
“Cuando Dios creó el Cielo y la Tierra se creó también el
poder de la oscuridad, que se expandió por toda la Tierra
sembrando el caos y la discordia. Dios lo encerró antes de
que causara más mal y lo convirtió en el poder del bien,
dejándolo encerrado hasta que alguien puro de corazón lo
liberara. No soy puro así que lo guardo para que alguien que
lo sea lo libere. Os dejo este mapa del lugar en el que se
haya encerrado.”
Y entonces vimos que el segundo pergamino tenía un
mapa referido a la gigantesca montaña que hay al lado de la
ciudad. Nosotros daríamos todo lo que fuera por la paz
mundial, pero sabíamos que nadie había llegado nunca a la
cima de la montaña y, aunque teníamos miedo, decidimos
intentarlo. Así que, nos fuimos cada uno a nuestra casa,
41

42 . que parecía un colmillo de roca. así que pensamos intentar escalarla por la mañana. las provisiones se agotaban y habríamos muerto de sed de no ser por un arroyo que encontró Peter. cuando todos dormían. Las jornadas se hacían cada vez más duras e interminables. Nos íbamos a volver para salvar su vida.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” preparamos secretamente el equipaje y. Caminamos de noche y dormimos de día. Cuando. en medio de la montaña. nos escabullimos de nuestras casas. no tenía ni una sola hierba y debería medir unos 300 m. pero ella insistió en que valía más la paz mundial que su vida. como no podíamos dejarlas solas en medio de la montaña. avistamos por fin la cima de la montaña. sin duda. Pero esa noche pasó algo con lo que no contábamos: ¡Marta se puso muy enferma! Tenía bastante fiebre y otros síntomas que allí. Juan y yo partimos enseguida. por lo que decidimos ponernos de nuevo en marcha. sería el viaje más peligroso de nuestras vidas. buscando un sitio seguro donde pisar mientras ascendíamos por la escarpada colina. se puso tan cabezota que Alba dijo que se quedaría ella para cuidarla y. días después. salimos del bosque. podrían llegar a ser mortales. Peter se quedó con ellas. Un día llegamos a una zona boscosa y por la noche. nos despertaron unos espeluznantes aullidos. fuimos al pie de la montaña y comenzamos lo que. hasta que perdimos de vista la ciudad. Acampamos justo al pie de la escarpada cima. mientras dormíamos.

5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Pasábamos las noches en cuevas. cuando parecía que no íbamos a alcanzar nunca la cima. Lo que vimos nos dejó boquiabiertos. Escaseaban las provisiones. con todas las especies de plantas y animales existentes. en lugar de eso. al caminar por una cornisa de rocas. pero teníamos algo más importante que hacer. después de haber estado tan cerca de la muerte. así que paramos en una cueva y continuamos al día siguiente. se agotaban nuestras energías y. Había visto empezar a pasar mi vida en imágenes que terminaron en una: la cara de Juan. él me devolvió la sonrisa y nos abrazamos como amigos. le miré a los ojos y le sonreí. Era maravilloso. una pocas de ellas se desprendieron a mi paso y comencé a caer al vacío. con las mismas o parecidas inscripciones de los pergaminos. nos encontramos una selva tropical en miniatura. en cuyo centro se hallaba uno mucho más grande que los demás. todo roca. 43 . sin una sola planta. de buena gana nos habríamos tumbado en la hierba. procurando no gastar las pocas energías que nos quedaban. En unos de esos interminables días. que me agarró en plena caída y me subió a una roca segura. Allí encontramos un alineamiento de menhires formando un círculo. así que nos dirigimos hacia el centro del jardín. Después del incidente no tenía fuerzas para seguir. pues esperábamos encontrar un paisaje desolador. igual que en la ladera. Allí habría terminado mi aventura de no ser por los reflejos y la fuerza de Juan. y. llegamos. Empecé a sentir un calor dentro de mí.

He comprobado que sois puros de corazón y que estáis dispuestos a darlo todo por la paz. pero. diciendo: Gracias por liberarme Y se alejó rociando el mundo con la suave caricia de la paz. En ese momento se oyó una voz melodiosa y antinatural que decía: Habéis venido hasta aquí asumiendo grandes riesgos personales para conseguir la paz mundial. como respuesta a mi pregunta. Entonces vimos a la dueña de la voz. pregunté a Juan.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — ¿Qué debemos hacer ahora?. El hada descendió a tierra y nos dio la esfera.. aun sin saber si sois puros de corazón y si vuestro viaje ha merecido la pena.. un hada de color azulado. el suelo empezó a temblar y ambos caímos al suelo. Él se encogió de hombros. que volaba por encima de nuestras cabezas.. hasta que sólo se veía un torbellino de luz deslumbrante.. 44 . todavía asombrada: — Lo conseguimos. lo conseguimos. brillante como el sol y con alas de mariposa. Juan y yo nos miramos a los ojos y susurré. Él me respondió: — Sí. así que llevaré la paz a todos los rincones del mundo y además os doy esta esfera de los deseos que os concederá uno a cada uno de los dos. La luz destelló por última vez y se apagó. El menhir central se alzó en el aire brillando mágicamente y los demás del círculo le siguieron y empezaron a girar a su alrededor cada vez más deprisa.

Todo se volvió de color arco iris por un momento. y yo: “Que Marta se cure”. bla. ¿nadie? Nuestros padres no nos regañaron. tuvimos hijos y nietos. todos vivimos felices y comimos perdices. y bla. Yo reía en mi interior. 45 . Aparecimos delante de la biblioteca los cinco juntos y Marta estaba curada. instante que en parte deseábamos que no pasara nunca.”. bla. sobre todo cuando volvimos a casa y nos encontramos de nuevo con nuestros padres.. Años después. nos acercamos poco a poco. En el Telediario anunciaban: “como por arte de magia. y lo que más nos gustaba era contarles cómo salvamos –humildemente– al mundo. nadie sabe cómo ha ocurrido este milagro. En definitiva. El reencuentro fue fantástico. como si nos empujaran.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Y así.. Marta se casó con Peter y Alba con un chico de su cole. Juan pidió: “Que volvamos todos delante de la biblioteca”. pero tampoco creyeron nuestra historia. la guerra de todo el mundo se ha convertido en paz. casi sin darnos cuenta y compartimos nuestro primer beso. Juan y yo nos casamos. Una luz nos envolvió y sentimos que nos elevábamos del suelo. Cuando terminó el “efecto arco iris” decidimos cada uno nuestro deseo.

ELENA Y EL GATO RASCHID .

2º Accésit Me llamo Leonor y nací el 19 de junio de 1990 en Santander (Cantabria). Escribí “Elena y el gato Raschid” basándome en uno de los problemas que tiene el mundo y que nadie se da cuenta de que está ahí. 47 .. de terror. la lengua. las matemáticas.Leonor Ramos y López-Romero Leonor Ramos y López-Romero “Categoría A” . Los temas de que tratan los libros que más me gustan son fantásticos. cómicos. LA POBREZA.. Me gustan mucho los animales y todo lo relacionado con las nuevas tecnologías. hacer deporte. Mis aficiones son: leer. salir con mis amigas.. de misterio. escuchar música.. por eso la carrera que me gustaría hacer es Ingeniería de Telecomunicaciones.

pelirroja.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” ELENA Y EL GATO RASCHID Llovía. Se ciñó más la chaqueta. que había sido de su madre y le quedaba enorme. El niño vivía ajeno al problema de su casa y pasaba el día entre sus fantasías infantiles y los cuentos que solía contarle su hermana. Antoñito. bajita y menudita para su edad. Ya había cogido un resfriado hacía unas semanas y no podía permitirse el lujo de caer de nuevo enferma. se encontraba en la cama desde entonces. Se esforzaba por llevar todo el dinero 48 . luego el otro. Elena asomó su carita por la rendija abierta de la puerta. segando a mano los campos de trigo con la hoz. ahora sólo tenía tristeza y preocupación. Sus zuecos de madera eran fríos y poco acogedores. Ésta había perdido todo el brillo que tenía en los buenos tiempos. Elena se había estado ocupando desde entonces de las tareas del hogar y de cuidar a su hermano pequeño de año y medio. Elena era una niña de unos catorce años. Salió entera por fin y el viento jugó a través de su vestido. tenía unos grandes ojos verdes y un montón de pecas alrededor de su mirada. Puso un pie fuera. Cuando llegaba a casa. Su padre trabajaba el día entero en el campo. Hacía frío y la naricilla se le arrugó en un escalofrío. haciéndole estornudar. se encontraba tan cansado que caía rendido en cuanto tocaba la cama. Su madre había enfermado a principios del invierno y todavía no había notado mejoría alguna. cada día estaba más débil y ya le era imposible levantarse para nada.

Sabía que quizás no era el mejor padre del mundo. Según llegaba. Aquella mañana se sentía diferente. Hubiese jurado que le acompañaban un montón de mariposas a su alrededor revoloteando. Además. sabía que algo iba a ocurrir. El verdadero miedo de la niña era que su madre no se pusiera bien y ellos tuviesen que pasar la vida entera sin ella. lo predecía. ya que sin su esposa su vida se había vuelto insulsa. prefería pasar todo el tiempo posible alejado de su hogar. Después de estos costosos gastos apenas les quedaba para comer un plato de sopa al día y un vaso de leche cada mañana. al fin y al cabo. Cada mañana se levantaba con el ánimo por los suelos. Pero esto no era el mayor problema de Elena porque. En esto estaba cuando de pronto divisó algo en medio del sendero. Pero eso no podía ser en pleno invierno y ella reía para sí como si de un chiste se tratara. Elena iba a descalzarlo y a meterlo en la cama y le tapaba con cuidado. para que no enfermase nadie más. Ella la abrió sin dificultad y miró en su interior con curiosidad. aunque sólo fuese un trozo de pan duro. Era una caja de mimbre cerrada con pestillo. su padre dejase de estar tan triste y que volviesen a ser una familia feliz. pero gracias a él podían comprarle las medicinas a su madre y pagar las frecuentes visitas del médico de la ciudad.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” posible a casa.. prefería no pensarlo. pues no les dedicaba apenas tiempo. Elena rezaba en silencio cada noche para que su madre sanase. 49 . todos los días comían algo. pero con ganas de encontrar qué llevarse a la boca..

escuchó: “¡Espera!”. Como no corriese no llegaría a tiempo antes de que cerrase y no podría hacer sopa de pan de ajo para toda la semana. Echó a correr y. haciéndose daño en la espalda. tropezó y cayó al fin al suelo. En realidad.. hasta que consiga ayudar a alguien que me pida algo desesperadamente. sentado. no soy gato desde siempre. estaba un gatito blanco como la nieve. tapándole la cara e impidiéndole que viese dónde pisaba.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” De repente. Era adorable. ¿Quién había dicho aquello? Se dio la vuelta y allí no había nadie más que el gato y ella. Enfrente de ella. mirándola fijamente. ¡El gato! — “Soy un gato mágico. se desorientó. Fui un joven rey de la India hace siglos.El gato comenzó a hablar nuevamente: “Una hechicera me transformó en animal al descubrir que me había enamorado de mi hermanastra y ahora estoy condenado a vivir así para siempre. Pudo incorporarse y ver qué le había atacado. Estaba allí. Dio varias vueltas. tenía un gran reino”. recordó que tenía que bajar al pueblo a por el pan duro que les preparaba el panadero y que les cobraba a un precio mucho más bajo del normal. pero con la punta de la cola negra. Al verle sintió algo extraño. de pronto. algo saltó de dentro y se le agarró del pelo. Se entretuvo un rato jugando con él y. “¡como si los gatos fuesen capaces de decir algo!”. de repente. “Menuda tontería”. una sensación de que el gato le quería decir algo. que 50 . pensó para sí.

dijo Elena. y girando tres volteretas hacia atrás.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” lo necesite de corazón. Ya no le daba tiempo a llegar a la panadería. si no me equivoco me darás el regalo más preciado para mí. — ¡¿Quién eres?!. sollozó la niña. — “No tengo nada que darte a cambio. — “No te preocupes. — “Bueno. niña. no creo que seas capaz de curar a mi madre. además. entonces no te entretengo más. lleva todo el invierno así”. ¡adiós!”. El gato la retenía. mi libertad”. Dicho esto fue a darse media vuelta para irse.” — “Pero eso es muy fácil de cumplir”. veo que tienes una triste mirada. Al llegar encontró a su hermano sentado a la puerta. corrió hacia él y le apartó del desconocido. Soy pobre. Asustada. Esos ojos tan bonitos no deberían llorar tanto”. ¡Como si la cosa fuera tan fácil!”. 51 . contestó ofendido el gato. que como habrás observado yo también tengo prisa. le preguntó. por lo que se volvió a su casa. la gente es muy egoísta y no he encontrado a nadie que verdaderamente sea puro de corazón. que como no llegue a tiempo mi familia no come en toda la semana. Esa persona ha de tener una gran nobleza interior. — “Quiero ayudarte. jugando con un extraño. desapareció. — “No te creas. pero no podía mover los pies.

Raschid. que se quedó a vivir con ellos. Según pasó el tiempo. Encontró a su madre en la cocina haciendo la comida. Se echó en sus brazos y lloró hasta quedar sin fuerzas. a muchas personas más. la verdad. En ese momento entró el padre y. ahora vuelvo a ser yo. hicieron felices.” Elena comprendió de pronto que el gato debía de haber cumplido su parte del trato y entró corriendo en la casa. Fueron tan felices como pudieron y. De esta historia nos viene la explicación de que los gatos sean unos animales tan sensibles a los estados de ánimo de la persona. y tú eres mi liberadora. ¿quién era? Era un gato. porque la India le pillaba muy lejos y. no confiaba en que su reino siguiese esperándole tras siglos de ausencia. gracias a su bondad. A partir de aquel día fueron una familia muy feliz. Muchas gracias por tener tan buen corazón.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — “Mejor dicho. Raschid y Elena fueron estando más unidos y al hacerse mayores se casaron y tuvieron tres niñas hermosísimas de ojos verdes. 52 . Incluso Raschid. también. las abrazó a las dos. llorando de alegría y sorpresa.

.

EL CONDE ANSÚREZ .

pero lo que más me gusta es jugar con mis amigas. 55 . Mis libros preferidos son los de Harry Potter. Ésta es la primera vez que gano un concurso literario. Nací en Valladolid el 2 de octubre de 1992.. González Torices. Participé en el concurso porque el profesor de Lengua nos trajo las bases y nos animó a participar. Manolito Gafotas. este año vamos ganando la Liga. Mates e Inglés. al profesor de Lengua de este año. Estudio en el colegio “San José”. Me gusta mucho leer. don José. Me ha gustado mucho porque he conocido a otros niños y a escritores.Inés Garrachón Miñambres Inés Garrachón Miñambres 1er premio “Categoría B” ¡Hola! Me llamo Inés y tengo 11 años. sobre todo. Mi cuento se llama “El conde Ansúrez”. Mis asignaturas preferidas son Lengua. y los libros de poesía y teatro de J. pintar y escribir.. editores. que nos anima continuamente a desarrollar nuestra creatividad. Espero que os guste. Me encanta jugar a voley. especialmente los de Zipi y Zape. casi todos los cómics. concejales. y la afición a escribir se la debo a mi profesora Asun y.

La Antigua. qué bonita espada. el Puente Mayor. Éste dijo a Emilio: — ¡Ni se te ocurra! ¡Es una espada milenaria! Entonces. Un día del mes de octubre. el ladrón salió corriendo hacia la Plaza de la Universidad. ideó un plan. en reconocimiento a su fundador. Con ella en la mano. que era muy malo y muy astuto. Emilio. ¡por Dios que la voy a robar! Emilio. La paloma se subió hasta la estatua y el imán se pegó a la espada. nuestra ciudad. 56 . y pensó: — ¡Ay. Al tiempo.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” EL CONDE ANSÚREZ Hace tiempo. se lo dijeron al conde Ansúrez. se tomó un caldo caliente. Por eso. que le oyeron murmurar algo. un personaje que ayudó mucho a que Valladolid se desarrollase y construyó algunos de sus principales edificios. se fue a su casa. después de cavilar un rato. en el siglo XI. mandó construir en la Plaza Mayor una estatua en su honor. etc. donde se encontró con Cervantes. un ladrón. como Santa María la Mayor. me gustaría tenerla! Las palomas. vivió el conde Ansúrez. cuyas ruinas están al lado de la Catedral. se dirigió hacia la estatua del conde Ansúrez. Emilio sacó un imán más potente todavía y atrajo hacia sí la espada. y pensó: — Esta espada. Fue a la Plaza Mayor con un potente imán y se lo colocó a la paloma que mejor se llevaba con el conde. llamado Emilio.

que se lo contasen a él. 57 . quienes. el conde y el guardia quedaban todas las tardes para echar unos lances de esgrima y pasar el rato sin aburrirse. iban a animarles. A partir de ese día. vagando por las calles. que se había quedado manco porque con una le habían cortado un brazo en la batalla de Lepanto. Éste le enseñó a escribir cartas y a echarlas en los leones de Correos. que nunca más volvieron a asustarle. quien desde que se jubiló y le hicieron una estatua. se fue aficionando a la escritura y empezó a contar cuentos e historias como Cervantes. Emilio. estaba la mar de aburrido y dispuesto a deshacer cualquier entuerto por entretenerse. Las fieras consiguieron acorralarle y le amenazaron: “O nos devuelves la espada o te tragamos! Ante este dilema. El guardia avisó a sus fieras. Pero Emilio no hizo caso y siguió corriendo con su espada. Mientras. El conde Ansúrez avisó al guardia de la calle María de Molina. que eran los leones de Correos. se encontró de nuevo con Cervantes subido en su peana. podían asustar a Emilio. Las palomas y los leones. Poco a poco. que también se habían hecho amigos. Emilio devolvió la espada al conde Ansúrez. aunque sólo devoraban cartas. que volvió feliz a la Plaza Mayor.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” quien le contó que las espadas eran muy peligrosas. Se hizo escritor. dejó de ser ladrón y terminó ganando varios concursos literarios. y si no.

LA ARDILLA BOOCKY .

aventura y magia.Jorge Dueñas Pamplona Jorge Dueñas Pamplona 2º premio “Categoría B” ¡Hola! Me llamo Jorge Dueñas. En general. jugar al tenis. Estudio en el colegio “Nuestra Señora del Pilar”. al baloncesto e inventar historias. La historia interminable. Me encanta leer. 59 . Sherlock Holmes. nací el 2 de septiembre de 1993 en Zaragoza y he vivido casi toda mi vida en Valladolid. Mis preferidos son: todos los de Harry Potter. Escribí La ardilla Boocky porque quería hablar sobre la conducta humana que empobrece nuestras relaciones. El pequeño vampiro y El señor de los Anillos. me gustan los libros de misterio. Artemis Fowl.

” Y así es como pasé a vivir en una biblioteca. Mala enfermedad. “Yo te curaré. 60 . pero algunos de nuestros hábitos.. las respetaba siempre. José trabaja. soy una ardilla de pelaje marrón rojizo y vivo en una biblioteca.. no las agredía. Un lunes por la mañana. mala enfermedad. No es que fuéramos muy distintas a las ardillas de aquí. Aquí corres peligro. que es donde D. cuando estaba a punto de coger una pequeña nuez. Veo que las ardillas también padecen de envidia. Hace unos años vivía en la frondosa zona de un parque a la que había venido con mis padres desde otro lugar. Salí de mi cavidad y. No las molestaba nunca. ¿domesticada? ¿Una ardilla domesticada? ¡Qué raro! Diréis. eran diferentes. un señor muy agradable nos lanzaba nueces.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LA ARDILLA BOOCKY Me llamo Boocky. Pasé a llamarme “la extranjera” y a aislarme cada vez más. pero jamás las gusté. entre ellos los sociales. un fuerte golpe me derribó. ¿Por qué no podía vivir entre ellas? ¿No era una de mis amigas la que me acababa de lanzar al suelo? El anciano que nos lanzaba nueces me recogió del suelo. no pude saltar y caí al suelo mientras oía: “¡Estas nueces son nuestras! Un dolor intenso recorrió mi pata y también mi corazón. Al principio me esforcé por integrarme en algún grupo. pero no llegué a conseguirlo.

que le encantan los libros. pregunta a sus amigos.. don José!”. — “Sólo me falta “el pirata Barba Azul”. más fuerza interior encontrarás cuando la necesites.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Él me limpia y cura la herida todas las mañanas. a la vez que acaricia mi pelaje rojo. más profundo es el placer que siento. — “¡Hola. afirma siempre D. me lee cuentos durante horas. hasta que llegan los niños. “Cuanto más leo. y después. me pregunta. 61 . “lo has adivinado. Todos los días vienen muchos niños a la biblioteca. — “¿Qué me aconsejas hoy?”.. Boocky?” — “Sí” .” Esta tarde Jesús ha llegado muy pronto a la biblioteca y pega los últimos cromos de un álbum. dice siempre al entrar. ¿Es otra historia con fondo. José. — “¿Quién tiene tiempo para Sam?. El primero en llegar es siempre Jesús. “¿Alguien lo tiene y puede cambiármelo?”. Yo salto ágilmente entre los estantes y señalo con la patita el libro elegido. exclama. Jesús se deja aconsejar por mí. le digo. Cuantas más historias de éstas leas. que con el tiempo ya conozco muchas de las historias que esconden los libros de la biblioteca. sonriendo.

He aprendido mucho desde entonces y he comprobado lo enriquecedores que son los libros. Nuestras miradas se cruzan y entiende.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — “No lo tengo. Si alguna vez quieres encontrarme. Lo hemos leído y hablado muchas veces y Jesús lo sabe: ojo por ojo y todos acabaremos ciegos. verde de envidia. te los regalo. acércate a la biblioteca de D. yo.. por el revuelo que en un momento he armado en la biblioteca. sonríe con superioridad. “¡Ánimo. — ¿Qué cromos te faltan a ti. noto el temblor de su cuerpo. Veo que sus ojos se están empezando a llenar de lágrimas.. pienso. D. tampoco te lo cambiaría”. ¡Te buscaré una historia! 62 . valiente!”. Siento su fuerza y brinco de alegría de estante a estante. el 45 y el 78. Jesús busca entre sus “repes” y saca los tres cromos. El silencio se me hace largo y salgo en su ayuda.. y si lo tuviera. “¡Y les diré a todos los de la clase que nadie te cambie ese cromo!” Yo. José me calma y me esconde. Han pasado años y sigo en este paraíso. ¿por qué?. Pedro? — El 23. — Toma. José y deja unas nueces en la esquina de tu mesa. que estoy acurrucada en el bolsillo de su chaqueta.. dice mientras acaricia suavemente mi pelaje. gruñe Pedro.

.

LA DESESPERACIÓN DE LOS DRAGONES .

65 . donde hago 1. También voy a una academia de Música. Espero que os guste mi cuento. la naturaleza y jugar con videojuegos. No tengo preferencia respecto al tipo de lectura.1er Accésit ¡Hola! Me llamo Oscar Castrillejo García y nací el 26 de septiembre de 1992 en Valladolid.Óscar Castrillejo García Óscar Castrillejo García “Categoría A” . Participé en el concurso porque nuestra profesora de lenguaje nos habló de él y animó a toda la clase a que participáramos. Me gusta leer. lo que me gusta de los libros es que me entretienen y paso un buen rato leyéndolos.º de Grado Medio de piano. dibujar.

Estaba lleno de suciedad y parecía deshabitado. preguntó Llamarada. dijo Abrasador. El dragón morado se llamaba Abrasador y la dragona verde Llamarada. y en cuanto les vio el granjero. los dragones. En él vivía una pareja de dragones y su huevo. corrió 66 . empezaron a cosechar el trigo de la primera granja que había. Los dos dragones se quedaron pensando un buen rato. pero por dentro era todo un desastre. además. pero esto no puede seguir así. Estaban bastante preocupados: — Esta visita al pueblo Kokorico demuestra que yo tenía razón: las personas no quieren estar con nosotros y. hasta que por fin decidieron ayudarles a cosechar para mostrarles que no querían hacer ningún daño y se dirigieron volando al pueblo Kokorico. Desde fuera era imponente y hermoso. — Habrá que hacer algo. dejando a cargo del huevo a la hermana de Llamarada. Ellos son los que han metido a las personas una mala idea sobre nosotros. pero no era así. porque ¿qué hemos hecho nosotros?. — Ya. no quiero que a nuestro hijo lo desprecien de esa manera. le respondió Abrasador. pero sí nuestros antepasados. Ya en el pueblo. huyen al vernos.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LA DESESPERACIÓN DE LOS DRAGONES Érase una vez un gran castillo en la cima de una alta montaña. — Nosotros nada. rechazando algunas ideas.

respondieron al unísono los dragones. sin que nadie les viese. dijo Abrasador. pero. respondieron al unísono los dragones. — ¡Pero si sólo queríamos ayudar!. — Pues díselo a los demás. distribuyeron por todo el pueblo todas las antorchas que encontraron en el castillo y firmaron con su garra. cuando no llevaban ni la mitad encendidas. 67 . Al volver a su castillo la hermana de Llamarada les preguntó: — ¿Lo habéis conseguido? — ¡Más quisiéramos! — Pues mientras cuidaba de vuestro huevo pensé otra cosa: podéis encender antorchas en los días de frío. Al salir del pueblo se encontraron con una persona que no huía de ellos y le preguntaron que por qué. como en la otra ocasión.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” despavorido a avisar a los demás kokoricanos –los habitantes de la localidad– de que dos dragones estaban robando su cosecha. para que supiesen que habían sido los dragones. una persona les vio lanzar fuego y corrió a avisar a los guerreros del pueblo de que dos dragones querían incendiar las casas. contestándoles que porque les creía. — ¡Buena idea lo probaremos mañana. — ¡Pero si sólo queríamos ayudar!. Al amanecer del día siguiente. porque lo que hacemos nosotros es inútil. a ver si a ti te creen.

Cuando llegaron a la puerta. Con el paso del tiempo aquel hecho se hizo leyenda y todos siguieron aquel ejemplo. Las personas preguntaban con miedo si les dejaban entrar y los dragones. hicieron caso a aquella persona que les dijo que los dragones eran buenos y les dejarían entrar en su castillo. les dejaron entrar y. salió del huevo el hijo de Abrasador y Llamarada. y.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Y así hizo aquella persona. ante los ojos de aquella multitud agradecida. Los dragones no volvieron a intentarlo hasta que un día llovió tanto que el valle donde se encontraba el pueblo Kokorico se empezó a inundar y las personas no tuvieron otro remedio que subirse a los tejados de sus casas. y la gente comprendió que primero hay que conocer y no excluir sin más . llamaron y los dragones les abrieron. asombrada y asustada. Algunas personas llevaron sus armas. 68 . pero resultó ser en vano. aunque anteriormente las personas rechazaran a los que querían ser sus amigos. aunque el agua también llegaba hasta allí. pero al subir la montaña se cansaban y las tuvieron que tirar. por fin.

.

LA SOLEDAD DE KATIA EN EL S.XXI .

de Antonio Machado. me gusta leer. Una de mis novelas favoritas es Asmir no quiere pistolas. aunque todavía no tengo muy claro mi futuro.2º Accésit ¡Hola! Me llamo Corral y nací el 15 de febrero de 1992 en Valladolid. porque tengo bastantes. nadar y dibujar. de Christobel Mattingley. pero me inclino más por los libros de literatura. Estudio en Nuestra Señora del Rosario (PP. escribir. Mis aficiones son: leer. Escribí La soledad de Katia en el siglo XXI. aventura o fantasía. y también Proverbios y cantares. 71 .Coral Arranz López Coral Arranz López “Categoría A” . De mayor me gustaría dedicarme a la medicina o al magisterio. Dominicos). porque sus libros reflejan el realismo de la actualidad y del pasado. Como he comentado antes. elegiría a Christobel Mattingley. Si tuviera que elegir entre mis escritores preferidos. porque los acontecimientos que han surgido últimamente me han hecho pensar y meditar: ¿por qué no un relato que refleje los sentimientos que han despertado esos acontecimientos en mí? Así que espero que os guste y os paréis a pensar como yo.

al salir de la cafetería se cruzó con una guapa joven. Ella se presentó como la señorita Erika Yanderbiev y respondió a todas las preguntas de Víctor. Un buen día. ¡Cuál no sería su grata sorpresa al comprobar que era aquella muchacha de ojos azules que él esperaba encontrar alguna mañana! Se saludaron. con la diferencia de que. Una soleada mañana de lunes acudió a su trabajo sin tomar su cotidiano café. que leía mientras tomaba su café en la cafetería de su amigo Yuri. hijo de un prestigioso banquero. una joven que aspiraba a ser contratada como secretaria. Víctor compraba el periódico. tanto que esa mañana del jueves sólo pensó en ella. Todos los días. se quedó esperando en la puerta con la esperanza de volver a encontrar a esa guapa muchacha. Al día siguiente se levantó e hizo lo mismo que todos los días.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LA SOLEDAD DE KATIA EN EL SIGLO XXI En una avenida del corazón de Grozni (Chechenia) residía Víctor Masjadov. quien quedó cautivado por su forma de expresarse. pues a las ocho de esa mañana tenía que hacer una entrevista de trabajo a Erika. Aquella joven le dejó impresionado por su belleza. con el que solía comentar lo que más le llamaba la atención de las noticias que allí leía. al salir de la cafetería. camino del trabajo. de ojos azules como el mar y pelo rubio como el trigo. 72 .

En su cuarto cumpleaños Víctor decidió venirse a España. que no podía creer lo rápido que crecía y que pasaba el tiempo. 73 . incluso el café de las mañanas lo tomaban juntos.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” enamorándose perdidamente de ella. Víctor invitó a cenar a Erika. Erika acudió a la hora convenida a la empresa y comenzó a trabajar. con la belleza de su madre. Querían casarse enseguida.” Pasados los meses. El marido la besó. Katia se hacía mayor entre juegos y el cariño de sus padres y abuelos. Un buen día. En una salida al campo en primavera. Katia era la debilidad de Víctor. susurrándole que la amaba y que era muy feliz. Así transcurrieron dos años. Erika le comunicó a Víctor que esperaba su primer bebé. Encontró trabajo en Madrid. Erika dio a luz a su primogénita Katia. y si es niña. Él le dijo que el trabajo era suyo y que esperaba verla en la oficina a las ocho de la mañana del día siguiente. quienes quedaron encantados con su belleza y su forma de ser. cerca del trabajo. Katia Masjadov Yanderbiev. Efectivamente. Todo iba sobre ruedas. ya que en su país no funcionaban bien las cosas y él pensaba en el bienestar de su familia. le pondremos Aslan. Se mudaron a vivir a un ático del centro. Pasaron los meses y entre ellos había una gran comunicación. un bebé de ojos azules. y allí le pidió la mano. “Si es niño. La boda se celebró a los dos meses y fue fascinante y preciosa. Él le presentó a sus padres.

que no se borrará de la mente de Katia. Una mañana de jueves se levantaron y cogieron el tren. mientras su vecina Susana intentraba encontrarle trabajo. La vecina asintió. su mujer le explicó muy contenta: “Nuestros problemas van a terminar. En este siglo XXI algo demasiado triste. esperando que alguien decida ser su nueva familia. pero real. donde discurrieron las horas sin que nadie la reclamara. La Cruz Roja la trasladó a un hospital. cuidando de su hija. Buscó un colegio para Katia que quedaba muy cerca del trabajo. al que llegaban en el tren de cercanías. Erika acudió a la entrevista de trabajo. sin llegar a sospechar que en él encontrarían la muerte sus padres por un atentado. Después de tres meses. Susana llamó al timbre. como cada día. aclarándole que era en pleno centro de Madrid. dime que es un trabajo”. con una cara entre el espanto y la tristeza. Katia se encontró en una gran soledad. incapaz de entender por su corta edad. anhelante: “Susana. Cuando llegó Víctor. ya que logró el puesto. en Atocha. 74 . Todas las mañanas la niña acudía sonriente a su cole.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Erika se quedó en casa. de la que salió muy contenta. en un centro de acogida. Creo que tengo un trabajo”. Katia quedó malherida y sola. Ella respondió. Ella sola. es una buena noticia”. entusiasmada: “Erika. tengo algo para ti. Aquí quedaron los sueños truncados de Víctor y Erika por dar un futuro mejor a su hija.

75 . su autora. me llena de una gran tristeza.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Esto es un homenaje a todas esas personas que perdieron sus sueños y su vida en una masacre tan cobarde. que a mí.

LA AVENTURA DE JUAN .

nací en Valladolid el 20 de febrero de 1995 y estudio 3. pero. andar en bici.º de Primaria en el colegio público “Pablo Picasso”. Participé en el concurso porque don Anselmo. nos mandó escribir un cuento. Me gusta mucho nadar. leer. nuestro profesor.Andrea Lorenzo Gutiérrez Andrea Lorenzo Gutiérrez 1er premio “Categoría C” ¡Hola! Me llamo Andrea. Espero que os guste. Mis libros favoritos son los de aventuras y los de miedo. 77 . jugar con mis primos. sobre todo.

78 .5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LA AVENTURA DE JUAN En un pequeño pueblo de un lejano país vivía Juan. No sabía cómo conseguir que sus dos amigos se llevaran bien. preocupado por ese problema. cuando se encontró con un mago. Cuando lo encontrara. Pero. un alegre niño de ocho años. Tenía miedo. se ponía muy triste porque sus animales eran un perro y un gato. que tenía dos mascotas a los que quería mucho. Un día. tendría que conseguir una seta azul. El mago le respondió que él tenía una solución. pero sabía que era la única solución para conseguir la paz entre sus dos amigos. a veces. la varita mágica del hada del bosque. un caldero lleno de agua de la montaña mágica y un hechizo que debería contarle una cigüeña rosa que vivía en el lejano bosque. antes de decírsela. que le preguntó: — ¿Qué te pasa? Juan le contestó: — Es que mi perro y mi gato están todo el día peleándose y no sé qué hacer para que se lleven bien. necesitaba que Juan consiguiera una serie de cosas para lo que necesitaba viajar hasta el lejano Bosque Verde. y estaban todo el día peleándose. pues él nunca había hecho un viaje solo. pero. y menos a un sitio tan lejano. Juan estaba paseando. Para Juan ésta era una misión difícil.

La cigüeña rosa añadió: — No te asombres tanto. el hada. Después. Primero le ayudó a buscar una seta. Entonces.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” A la mañana siguiente se armó de valor y salió decidido rumbo al Bosque Verde. así como un caldero vacío. escuchó una pequeña risa que salía de dentro del tronco en el que estaba sentado. fueron a casa del hada del bosque y. Juan no sabía si estaba soñando o era real lo que estaba viendo. ¿Por qué has venido hasta aquí? El niño le confesó a la cigüeña su problema y ésta prometió ayudarle. del tamaño de un ratón. se agachó a mirar dentro del tronco hueco. Intrigado. Pensaba que el mago le había engañado y nunca conseguiría la paz entre sus dos mascotas. Cansado y decepcionado se sentó casi llorando en un tronco caído. — ¡Qué torpes sois los humanos!. que se reía tapándose la boca. encantada de colaborar. Juan llenó el caldero 79 . El viaje fue largo y cansado. llegó al bosque. exclamó. por fin. enseñándoles dónde estaba la montaña mágica. estaba allí mismo. quedándose asombrado al descubrir en su interior a una pequeña cigüeña rosa. Comenzó a buscar todo lo que le había pedido el mago. No tengas miedo y cuéntame lo que te ocurre. tras hablar con ella. pero. pero el pobre Juan no encontraba nada y no sabía dónde buscarlo. le entregó a Juan una de sus varitas mágicas. Allí. debajo de unas hojas secas. pues todo lo que buscaba era fácil de encontrar para ella. Estás en un bosque encantado y aquí todo es diferente.

A continuación se comió la seta y se bebió un buen trago de agua. mientras pronuncias las últimas palabras de la cigüeña. pero nunca más peleando. antes de despedirse.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” de agua y la cigüeña le acompañó hasta la salida del bosque. bébete el agua y cómete la seta. luego. le dijo: “La paz es la vida”. Cuando llegó. Hablaron los tres durante toda la noche y Juan hizo comprender a sus dos mascotas que las peleas no son el mejor modo de resolver nada. sino que también él entendía el lenguaje de los animales. Juan así lo hizo. 80 . A partir de ese día solucionaron sus problemas hablando y discutiendo. buscó rápidamente al mago y le mostró lo que había logrado. coge la varita y golpea el caldero. El niño dio las gracias. Echó la seta en el caldero. y comenzó a caminar deprisa hacia su pueblo. Cuando llegó a su casa descubrió que no sólo sus mascotas le entendían cuando hablaba. y así podrás hablar con tus animales. El mago le ordenó: “Echa la seta en el caldero de agua. donde. tanto a la cigüeña como a todos los habitantes del bosque. golpeó con la varita en el borde y exclamó: La paz es la vida.

.

DAVID Y EL VAMPIRO .

aunque me gusta muy poco. escribir. en ocasiones más que mi padre y mi madre. me manda inventarme un cuento o hacer una redacción. menos mal que estaba la policía allí y me llevó a casa. Mis padres me quieren mucho. 83 . Además. De mayor me gustaría ser policía. sé tocar un poco la flauta y me gusta tocar tres canciones que me enseñó el profesor de música. Estoy en tercero de Primaria y me gusta leer. Como bastante todos los días. Tengo muchos amigos y estudio una página de Conocimiento del Medio todos los días. jugar al fútbol y hacer educación física. a veces. ¡Ah! También me gusta jugar en el ordenador. Voy al colegio Alonso Berruguete.David González Álvarez David González Álvarez 2º premio “Categoría C” ¡Hola! Soy David y tengo nueve años. Mi madre. Un día me perdí en un parque. Como he ganado un premio estoy muy contento.

Un día. Y así todos vivieron felices. Tenía un palacio cuya salida sólo él conocía. lo que provocó que entraran mosquitos que picaron al vampiro. luego quería salir y no podía. que estaba todo el día jugando con su espada de verdad.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” DAVID Y EL VAMPIRO Hubo en un país un vampiro que tenía atemorizada a la capital. David. se estropeó la cadena. donde se encontró con el vampiro dispuesto a chuparle la sangre para recuperarse. rompiendo las puertas. pero lo consiguió con su fuerza. Era 1999 y en ese país vivía un niño llamado David. alto y fuerte y le gustaba jugar con su amigo Javier. El niño volvió al castillo y subió las escaleras. que se llamaba Teodoro Sagrioro. el vampiro estaba escuchando música cuando. porque cuando entrabas se cerraban las puertas y no las podías abrir. de repente. que era donde residía. entró en el castillo. Y colorín colorado este cuento se ha acabado. Claro que era de su tatarabuelo. Era atemorizador por su fama de sanguinario. El vampiro era color queso y la boca llena de sangre. 84 . Era delgado. que arreglaba todas las cosas. Pero David consiguió hacer un trato: él se hacía vegetariano y David le arreglaba su radio. Le gustaba la música.

.

EL VIAJE DE PINGU .

la cerámica.1er Accésit ¡Hola! Me llamo Jesús y nací el 30 de octubre de 1997 en París (Francia). 87 . inventar cuentos y jugar con los “Lego” y con “Playmobil”. Escribí El viaje de Pingu porque mi hermano escribía un cuento para el “Jeromín” y porque a mí me encantan los pingüinos. Voy al colegio “Nuestra Señora del Pilar” y me gusta mucho el tenis. Mis libros favoritos son los de Kika Superbruja y todos los de investigadores y magia.Jesús Dueñas Pamplona Jesús Dueñas Pamplona “Categoría C” . leer. De mayor me gustaría ser inventor de máquinas.

me monté en la montaña rusa y decidí no repetir nunca. Un día. la que más me gustaba. Abrí los ojos y me desperté cuando estaba arreglando mi avión para volver al Polo. Otra. Mi madre me abrazó muy fuerte. me fui a París en tren. Uno se titulaba “El pingüino Marcelino”. en coche y en avión. me quedé dormido. Construí muchas máquinas. he tenido un sueño muy bonito y he descubierto que voy a ser el GRAN INVENTOR de la 88 . Crecí. Fui a un cole de niños donde aprendí muchas cosas.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” EL VIAJE DE PINGU ¡Hola! Soy Pingu. me imaginé a mis papás llorando porque no estaba. no se los comerían las orcas. Una era para lavar bebés-pingüino. Soñé que me iba del Polo en la furgoneta del vendedor de helados y me comía cientos y cientos. así. Más tarde. ¡Otro de mis deseos! Allí subí a la torre Eiffel. — “Mamá. Al leerlo. y el otro “De excursión a la Antártida”. vi muchos cuadros sin pingüinos y compré dos libros. me hice mayor y elegí un trabajo. un pingüino emperador y quiero viajar en tren. Lloré un poco y seguí mi viaje. ¡Qué ricos! Luego cogí un avión que me llevó a la Warner. Era un gran inventor. cuando estaba pensando en todo lo que quería hacer. era para fabricar helados de todos los sabores y del tamaño de un iceberg. Ya se había cumplido uno de mis deseos.

5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” Antártida. 89 . Además. para ayudaros a estar más protegidos y a ser más modernos. quiero que papá y tú ahorréis unos euros para que viajemos juntos y veamos los lugares tan diferentes que hay en este mundo.

LA RATITA MARTITA .

De mayor quiero ser actriz. aunque no lo tengo tan claro. Voy al colegio de la Inmaculada Concepción. leer.Jennifer Morales Pérez Jeniffer Morales Pérez “Categoría C” .2º Accésit ¡Hola! Me llamo Jennifer y nací el 11 de abril de 1995. Me gustan mucho los de Eduardo Mendoza. Escribí La ratita Martita inspirándome en mi hermana Lucía. en Valladolid. Es la primera vez que concurso y pienso participar nuevamente el año que viene. que tiene dieciocho meses. jugar. 91 . Mis libros favoritos son los de aventuras y misterio. escuchar música y bailar. Tengo 9 años y me gusta nadar.

92 . le preguntó la vecina — Pues no muy bien. se dispuso a realizar las tareas de casa. Cada vez hay menos seguridad en las calles. Su corazón latía más rápido y la inquietud que sentía le alteró los nervios. que la puerta está algo floja y no aguanta muchos golpes. He tenido que tomar una tila para templar los nervios.tac. pero. Presiento que algo malo va a pasar. y se sentó en una silla de la sala de estar. de día puedes salir sin problemas. Alguien llamó con insistencia. lo cual le mantuvo distraída durante una hora y media. al caer la noche. Tac. Otra vez estaba nerviosa. Al abrir se encontró con su vecina Aurelia: —Buenos días. Aurelia. ¿qué tal estás?. Después de desayunar. pero esa mañana Martita tuvo un mal presentimiento.tac.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” LA RATITA MARTITA No sabía bien por qué. pensó. —Ya voy. los gatos acechan sin compasión por toda la ciudad. — Pero ¿cómo eres tan pesimista? ¿Qué puede suceder en un día tan hermoso? — No te fíes.tac. “Hoy no tomaré leche.tac. Martita. pero no sé qué. me beberé una tila bien cargada para calmarme”. Acabó algo cansada. gritó Martita. Calma.tac. sobre todo de frotar el frente de la cocina.

Se acercó corriendo y vio una nota en el suelo. Hasta mañana y ¡tranquilízate! — Lo intentaré. Hasta mañana. 93 . Aseguren convenientemente sus casas”. acude a la vieja estación a las dos de la tarde. oyó pasos tras la puerta de la calle. hoy tendría que estar contenta. pues es el aniversario de mi noviazgo con Simón y vamos a celebrarlo por todo lo alto. Luego. De repente. daremos un paseo en barca por la laguna. La hora clave se acercaba y Martita paseaba impaciente por la salita. ¡Vaya bombazo! — Estaré tranquila. que me tienes intrigada. — ¡Qué suerte! Te va a invitar en el Balchis. he de hacer la compra y me estoy entreteniendo. No se arriesguen a perder la vida. — De acuerdo. dice la ratita.5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín” — Pero eso ya lo sabemos. — Te dejo. tienes toda la razón. quiero estar bien guapa para él. y no acudas a la Policía. Mañana te daré todos los detalles. cuenta. sola. Ahora voy a prepararme. Hay que ser muy imprudente e irresponsable para no tener en cuenta la ordenanza municipal que se instauró hace cinco años: “Durante las horas nocturnas permanezcan en sus hogares. La cogió y se dispuso a leerla muy temblorosa: “Si quieres ver a tu novio vivo. — ¿Sí? Cuenta. — Vendrá a la una y nos iremos a comer al mejor restaurante de la ciudad.

5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín”

Rápidamente salió de casa y llamó a la puerta de Aurelia.
— Pero ¿qué te pasa? Casi se me cae la compra oyéndote
pulsar el timbre.
— Menos mal que has llegado, aduce Martita. Han
secuestrado a Simón. Lee esta nota. Mi presentimiento se ha
cumplido.
— Seguro que han sido los gatos de la banda de Maroto.
Te voy a dar una cosa que te vendrá muy bien, un repelente.
— Muchas gracias. He pensado un plan. Iré sola y les
entretendré media hora. Así tendrás tiempo de convocar a
toda la comunidad y les atacaréis por sorpresa. Y que vaya la
Policía.
— Eres genial, Martita. Déjalo todo a mi cargo. No te
defraudaré. ¡Suerte!
A la una y media la ratita emprendió la marcha y, treinta
minutos después, llegó a la vieja estación.
— Ja, ja, ja. Has sido muy ingenua acudiendo tú sola. Te
comeré.
El gato abrió la boca y la ratita le dio una ración de
repelente. Maroto quedó atontado y Martita corrió a
esconderse en un vagón. Minutos después llegó Aurelia,
acompañada por cientos de ratas.
— A por él. Nos tiene que decir dónde oculta a Simón.
Al verse acorralado, enseguida respondió: “En esa nave.
Está en la parte de atrás de esa nave. Piedad, por favor”.
94

5o concurso de narrativa infantil y juvenil “Jeromín”

Todos se abalanzaron sobre él y se liaron a mordiscos.
— Martita, si estás escondida, ya puedes salir. Maroto
está noqueado.
— He visto y oído todo. Entraremos en la nave y
rescataremos a Simón. ¡Venga, chicas, dejad a Maroto, que
se encargue la Policía!
— Allí, allí, al fondo, a por ellos, que no escapen.
Al ver a Simón rodeado de todas las ratas, se tiraron a
luchar en contra de los gatos.
— ¡Bravo, chicas!, exclamó Simón. Les habéis dejado
destrozados.
— Es que somos invencibles, contestó Martita. Te
recuerdo que me tienes que invitar a comer.
— No perdamos más tiempo, replicó el ratón. Tengo un
hambre atroz.

95

Edición conmemorativa de la 38ª Feria del Libro de Valladolid 38 Feria del Libro de Valladolid ENCUENTRO EN CASTILLA Y LEÓN .

Intereses relacionados