Está en la página 1de 3

Ética Aplicada





Revista ibero Americana de Educación
Número 29
Ética y formación universitaria Mayo-Agosto 2002
Título: La dimensión pública de las éticas aplicadas
Autor: Adela Cortina

Alumno: Sosa José Luis

 La naturaleza pública de las éticas aplicadas
El tema principal de la ética era la fundamentación de la moral, pero junto a
esta empezaba a ganar terreno la necesidad de aplicar a la vida cotidiana lo
ganado en el proceso de fundamentación, la necesidad de diseñar una ética
aplicada a las distintas esferas de la vida social, que daría lugar a las distintas
éticas aplicadas. Esto sucede porque se crean nuevos campos y se revisan
otros, por ejemplo; es necesario que un nuevo campo científico que se torne
respetable y socialmente aceptado cuente con una ética de desarrollo de su
ciencia.
Los nuevos campos en los que se centro la ética (ayudada por las ciencias
especificas que se encargaban de cada área) fueron las biotecnologías, las
organizaciones empresariales, la actividad económica, el desarrollo de los
pueblos, el ejercicio de las profesiones, las nuevas tecnologías, los medios de
comunicación, la revolución informática, la ciudadanía, la construcción de la
paz, etc. Las éticas aplicadas nacieron, pues, por imperativo de una realidad
social que necesitaba respuestas multidisciplinares en sociedades moralmente
pluralistas.
Estos problemas hicieron que no se pueda aplicar un solo código moral a todos
los aspectos separados, por el hecho de que no existen parlamentos éticos u
otro tipo de órganos especializados. La respuesta que encontraron las éticas
aplicadas se dio en la sociedad, en la que se manejan campos ya
multidisciplinares, y la opinión pública en la que se debaten y se hacen esparcir.
A partir de estas se crearon órganos que tratan planteos éticos como la
UNESCO, el banco mundial, etc.

 La opinión pública como un lugar de lo moral
Una parte fundamental de la sociedad civil es la esfera de la opinión pública, sin ella no
existe una sociedad pluralista ni ilustrada y resulta imposible dilucidar, entre otras
cosas, cuáles son los valores y los principios éticos que una sociedad ya comparte y
que constituyen su ética civil.

lo que le presta su peculiar idiosincrasia. de ahí que los ciudadanos se ven obligados a forjarse su juicio moral mediante la reflexión y teniendo en cuenta a la opinión pública. como razón de ciudadanos iguales. por tanto. Para Kant el concepto de publicidad está ligado a la legitimidad de la política porque es un poder público y. por tanto. la sanidad. como una actividad social cooperativa que cobra su sentido de perseguir determinados bienes internos. el Liberalismo Político de Rawls aclarará que la razón pública lo es en un triple sentido: porque. lo público lo es por tener como negocio el bien público. y la justificación ilimitada del pensamiento no puede renunciar a ningún interlocutor y a ninguna de sus aportaciones virtuales a la discusión. Siguiendo esta línea. el concepto de público se liga con el modo en que se legitima el poder político.  Éticas aplicadas y la opinión publica En las sociedades moralmente pluralistas no existe una sola voz que determina lo moralmente adecuado. sea una investigación biotecnológica. es la razón del público. La ética de una actividad social. pero porque se entiende que es un poder público. pública legitimación. dado por los principios expresados por la concepción de justicia política. tal legitimidad sólo puede proceder del imperio de leyes racionalmente queridas. los principios de nivel medio que orientan moralmente la acción.En efecto.  La dimensión pública de las éticas aplicadas En efecto. puesto que en todas sus acciones y expresiones son interlocutores virtuales. la empresa. y precisa. lo que exige el descubrimiento de ciertos principios de alcance medio. En el siglo XXI podemos decir que las actividades relacionadas con las éticas aplicadas tienen metas y efectos públicos y. y que inspira las actuaciones de las distintas instancias éticas de dicha sociedad: es la base ética común de las . Para dilucidar en qué consiste esa ética es muy fecunda la concepción neo-aristotélica de «práctica». la encarnación de varios valores y el cultivo de determinadas virtudes por parte de quienes participan en ella. es el que podríamos denominar «momento aristotélico». El segundo momento es el de la ética del discurso que implica que todos los seres capaces de comunicación lingüística deben ser reconocidos como personas. los valores que es necesario alcanzar y las virtudes que importa cultivar para poder alcanzar los bienes internos. por eso. la ética cívica (que se entiende como regla de orden moral que genera obligaciones que trascienden a lo legal) de una sociedad pluralista constituye la sustancia ética compartida desde la que es posible justificar la validez moral de diversas leyes positivas en su pretensión de justicia. porque su objeto es el bien público y las cuestiones fundamentales de justicia. que indica lo específico de cada ética aplicada. en la tradición republicana. Se hace referencia los bienes internos que persigue la actividad correspondiente. El primer momento. y porque su contenido es público. cuyas metas y efectos son públicos. necesitan legitimación pública. el referido a la dimensión de actividad que tiene toda ética aplicada. Desde esta perspectiva. pero también por preconizar como procedimiento para alcanzar el bien público la creación de un espacio en el que los ciudadanos puedan deliberar públicamente acerca de lo que les importa. la ingeniería o la educación.

de los códigos de las distintas profesiones y de las comisiones de seguimiento correspondientes. de los comités asistenciales de los diferentes departamentos. de los comités locales de ética e investigación. . Asimismo.comisiones nacionales de ética aplicada. así como de los comités de seguimiento de las mismas. de las comisiones internacionales y nacionales de ética de la ciencia y de la técnica. constituye la base común de los códigos éticos y de las auditorías éticas de las instituciones.