Está en la página 1de 8

Las imágenes de la mente Crística

Este extracto es del dictado de la maestra ascendida Nada publicado en las Perlas de Sabiduría de 1983 vol. 26 nº 51.

Las imágenes de la mente Crística Este extracto es del dictado de la maestra ascendida Nada

Nosotros, los maestros ascendidos, hemos inspirado en nuestros mensajeros y chelas poderosas formas de pensamiento para que puedan entender la realidad, así como los símbolos internos. Pero el círculo y la espada de llama azul que habéis visto en la pantalla sobre la Casa Blanca no es solo un símbolo. Es una realidad cósmica esgrimida por cada maestro ascendido y ser cósmico; sin embargo, la amada Astrea en su cargo de Maha Kali esgrime el gran poder de ese círculo y la espada eficazmente como el punto focal y central de esa consagración, y el Arcángel Miguel y muchos de los ángeles del relámpago azul.

El poder para rodear, para extraer por la poderosa acción del torbellino de Luz, a desencarnados, fuerzas nefastas, intriga y conspiraciones, es poderoso, en verdad, tan poderoso como el propio Todopoderoso quien ha dotado los instrumentos de los Elohim y de los arcángeles a sus hijos siervos e hijas en la Tierra para que esgriman ese poder que es la omnipotencia de la Divinidad. De este modo, la visualización y la fijación de la atención, combinada con la ciencia de la Palabra hablada, les da presencia y una acción inmediata en el mismo punto del campo de fuerza donde se originó.

A través de la visión de la vigilia de oración por el mundo, celebrada en Washington, a través del contacto visual inmediatamente os encontráis allí. Estáis en el santuario, estáis en la Casa Blanca, estáis en la Corte

Suprema y en el Edificio del Capitolio. Estáis dondequiera que se profane la Palabra, y estáis allí, disolviéndolo por el poder de Shiva.

Con ello se pretende reforzar, fortalecer, y también activar vuestra propia imaginación innata. Pero debéis ejercer la facultad del tercer ojo que trabaja mutuamente con el chakra de la sede del alma; el chakra del alma y el tercer ojo juntos, manifiestan una determinación Divina y la visión de toda la Gran Hermandad Blanca de lo que va a tener lugar. De modo, que podéis entender que los elementos visuales por medio del vídeo que tenéis ante vuestros ojos son a su vez otra forma y manifestación de nuestro mensaje.

Nuestro mensaje es que debéis visualizar el círculo y espada de llama azul alrededor de cada área donde se encuentre un problema, pues es un área problemática bombardeada por las fuerzas de anti-Luz que tratan de impedir la voluntad divina y la solución divina. Ese círculo y espada de llama azul no puede, ni eliminará nada excepto lo que seas oscuridad. Conserva la luz, la luz del Hijo de Dios, la luz del Todopoderoso y de las huestes del Señor. Refuerza el libre albedrío de la persona dentro de su propio Ser Divino para tomar una decisión apoyada en su libre albedrío.

La acción del círculo y la espada de llama azul solo eliminará lo que es una pesadilla y preservará la bendición y la libertad, eliminará la ilusión y las fuerzas devastadoras que toman el control de la mente de las personas cuando ingieren drogas de manera regular: cocaína, marihuana, cubriendo incluso de nicotina el cerebro. Todas estas sustancias evitan la acción correcta y la decisión correcta por parte de los líderes del mundo y los líderes de Washington.

Este dictado de la maestra ascendida Nada está disponible en AscendedMasterLibrary.org con la búsqueda del álbum “El descubrimiento de la nueva era con Saint Germain, álbum 1.”

Para visualizaciones espirituales animadas utilizando la imagen del círculo y la espada de Astrea, el DVD círculo y espada de Astrea sobre regiones de la Tierraestá disponible en la librería en línea de Summit Lighthouse. La pista de audio del DVD incluye el decreto 10.14 a la amada Astrea dirigido por Elizabeth Clare Prophet. Pueden silenciar la pista de audio y dar sus Astreas en español con las visualizaciones.

Contenido Relacionado

La Flecha del Amor

“Cuando el amor os llame, seguidlo. Y cuando su camino sea duro y difícil, y cuando sus alas os envuelvan, entregaos. Aunque la espada entre ellas escondida os hiera”. – Kahlil Gibran

La Flecha del Amor “Cuando el amor os llame, seguidlo. Y cuando su camino sea duro

Cuando la flecha de Cupido viene a ustedes, ¿qué hacen? Cuando El Morya o Madre María, el Buda Gautama o Kuan Yin llegan y llaman a la puerta de su corazón, ¿qué hacen? Cuando, con la apariencia de un quisquilloso amigo o un niño muy demandante o un padre enfermizo, uno de los maestros viene y toca a la puerta de su corazón, ¿qué hacen?

¿Miran por la rejilla antes de decidir si van o no a abrir la puerta? Dicen: “Ahora no, estoy ocupado”. “No estoy listo”. “Han pasado muchas cosas”. ¿Ha tratado ya en la puerta del vecino? “¿O abren las puertas de par en par y se dejan herir por las flechas de amor? Solo cuando abren esas puertas tienen la posibilidad de encontrar lo que están realmente buscando en la vida, y cuando se dedican a ello en serio, es una cita de amor con lo divino.

Las iniciaciones del amor de los místicos cristianos

Los místicos cristianos hablan de la unión espiritual y las iniciaciones de amor que la acompañan. Teresa de Lisieux dijo que desde los catorce años experimentó “ataques de

amor” que la consumían “como una verdadera llama”. “Yo estaba en el coro”, escribió una vez, “cuando de repente me sentí herida por un dardo de fuego tan ardiente que pensé que iba a morir…. No hay comparación para describir la intensidad de la llama. Parecía como si una fuerza invisible me sumergiera por completo en el fuego…. Pero ¡oh! ¡Qué fuego! ¡Qué dulzura!”. Así fue que ardió por un amor que está más allá de este mundo que escribió en su autobiografía: “Oh Jesús, por fin encontré mi vocación, mi vocación es el amor”.

Uno de los encuentros más famosos registrados en la literatura mística es el éxtasis de la otra Teresa, Teresa de Ávila. En una visión, el Señor le mostró a Teresa un pequeño ángel sosteniendo un gran corazón de oro con punta de fuego.

Escribió: “Me dio la impresión que este ángel sumergió el dardo varias veces en mi corazón. Cuando sacó el dardo, pensé que se estaba llevando con él mi parte más profunda; y me dejó toda en el fuego de un gran amor de Dios”.

Jesús le dijo a Catalina de Génova que “estos dardos de fuego de un amor irresistible son como olas de fuego. Fluyen desde mi pecho, ‘dijo Jesús’, y comunican tanto ardor y poder interior al hombre que no pueden hacer ahora otra cosa que amar, permaneciendo unidos inseparablemente con su Dios”.

Incapaz de expresar adecuadamente el gran amor que sentía por Dios, Catalina de Génova, simplemente dijo: “Si una gota de ese amor que siente mi corazón… cayera en el infierno, el infierno mismo cambiaría por completo a la vida eterna”.

¿No es este el amor que todos buscamos? El amor que sanará. El amor que con solo una gota transforma el mundo de alguien. ¡Solo pensemos en lo que podríamos hacer si tuviéramos esa clase de amor! Sin embargo, con el fin de tener ese tipo de amor, tenemos que abrir nuestro corazón, por todo el camino. Y como sabemos, no siempre es fácil hacer eso. Porque debido a las heridas del pasado, nos cerramos cuando amar se vuelve demasiado doloroso. A veces tenemos que contactar los niveles más profundos del dolor con el fin de resolver el registro de dolor y seguir adelante.

Este extracto es de la conferencia Aceleren la calidad de su corazón de Elizabeth Clare Prophet publicada en las Perlas de Sabiduría de 1999, vol. 42 nº 7. Esta conferencia está disponible en inglés en AscendedMasterLibrary.org búsquenla con la fecha del evento “2/13/1999” y la autora “Elizabeth Clare Prophet”.

La conferencia fue seguida de la Meditación para curar las heridas del pasado por la Maestra Ascendida Lady Nada, disponible en audio para descargarse en Ascended Master Library o en el DVD Un ovoide de amor en la librería en línea de The Summit Lighthouse.

El acceso a la llama trina de Madre María

En honor a la fiesta del cumpleaños de Madre María, estos tres extractos captan uno de los dones de Madre María, el mantra: “En el Corazón Inmaculado de María, yo confío”, y el dictado del Príncipe Orómasis que refuerza el don.

El primer extracto corresponde a la entrega original de Madre María del 11 de marzo de 1987 (Perla de Sabiduría vol.56 nº 8). El segundo extracto son enseñanzas posteriores sobre el mantra (Perla de Sabiduría vol.31 nº 8).

El acceso a la llama trina de Madre María En honor a la fiesta del cumpleaños

Yo, entonces, os dejo como legado el acceso a la llama Inmaculada de mi Corazón. Si deseáis llamarme, tendréis, amados, la Presencia Electrónica (en otras palabras, la imagen inmaculada) de mi llama trina superpuesta sobre la vuestra como un imán que os impulsa a aumentar la llama trina, de acuerdo al patrón divino y no según los métodos antiguos.

Mi llama trina intensifica vuestra habilidad de recibir el patrón de vuestra llama trina desde vuestro Santo Ser Crístico. Por tanto, os asisto como la Mediadora de Dios y del Cristo, y vosotros podéis entender por qué millones oran para que yo interceda por ellos ante el

Padre y el Hijo. Puesto que esta intercesión, amados, es la que facilita el aumento de la llama trina, que es mi santo oficio.

Comprended cuán hermoso es para mí ir ante el alma para dirigir a esa alma, para proteger el alma en momentos de temor, duda y tormento, mientras se abre camino a través del laberinto del cinturón electrónico, al buscar y decidir equilibrar la llama trina, que esa llama en sí misma pueda, entonces, expandirse y crecer como una poderosa ancla del corazón, para que el alma pueda unirse con su capitán.

Observad, entonces, esta ancla, y ved cómo se convierte en una llama trina equilibrada. Y observad cómo es el punto de anclaje por el cual hay seguridad y amarre en el plano astral. Solo la llama trina expandida puede llevaros hacia donde debéis ir. Digo: “debéis ir”, amados, porque es, en verdad, un impulso para entrar en lo más profundo del corazón de Dios en su montaña sagrada.

He venido para brindaros paz. Así que podéis decir: “En el Corazón Inmaculado de María, yo confío”. Y este, también puede ser vuestro mantra: En el Inmaculado Corazón de María, yo confío. Es el rayo de la Madre en que YO SOY (estoy) encarnada. Este rayo no empieza o termina con el “YO”, que es quien habla. Es una curva gigante alrededor del Sol Central y que regresa. Por lo tanto, en el Corazón Inmaculado de María, yo confío, esto os ofrece, pues, ser uno conmigo siempre. A través de mi Corazón Inmaculado podéis decir: “En el Sagrado Corazón de Jesús, yo confío”. Puertas tras puertas que se dirigen al Sanctasantórum, por tanto, entended la jerarquía como una cadena del rosario cósmico.

.

.

.

Sin embargo, os digo, el poder de vuestro saludo: “¡Salve María! ¡Salve Rayo de la Madre! Y el mantra: “En el Corazón Inmaculado de María, yo confío” (es magnífico). Estos combinados con la ciencia de la Palabra hablada, el ejercicio del llamado de la llama violeta del Espíritu Santo; realza vuestra habilidad para mantener y fortalecer el lazo con mi corazón [y] por consiguiente, el vínculo con vuestro Ser Crístico. Sabed, amados, que mi misión las veinticuatro horas del día es para restablecer al portador de luz y al niño del corazón de Dios esa unidad, que es tan necesaria.

Espero, y es mi tierna esperanza y oración y, es mi oración al Padre en vuestro nombre, que incrementaréis vuestro deseo de estar conmigo, para ser mis propios hijos e hijas en el verdadero sentido que Jesús es, que vosotros pronto tendréis tal presencia en mi aura alrededor vuestro que podréis convertiros en el corazón abierto por el cual muchos podrán entrar.

________________________________________

¡En el Inmaculado Corazón de María, yo confío!

La calle de doble vía de la confianza

[Este dictado de Orómasis y Diana fue dado el domingo, 7 de julio de 1991, durante la Conferencia “Libertad 1991” y publicado en Perlas de Sabiduría vol. 34, nº 44]

Así pues, permaneced en la longitud de la onda receptiva del Corazón Inmaculado de María. Descubrid el poder del mantra: “¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío! Os diré cuán bueno es este mantra. Por favor, tomad asiento.

Lo bueno de este mantra, amados, es lo siguiente: Surgen las dudas, vienen pensamientos como flechas negras en contra de la mente. Esto ha sido llamado “sugestión mental agresiva” y en verdad que es agresiva, ya que viene de las entrañas del infierno, además por vuestras propias entrañas, así como de la condición ácida de los mismos. Por tanto, conoced el cuerpo y las limpiezas de los yoguis en el Ganges. Conocedlo bien, amados. Hay una purificación con agua y fuego, sí, del aire mismo. Hay una limpieza del elemento tierra.

Así que, para continuar (con el tema) de la duda, el temor y tales sustancias: Cuando os habéis embarcado en un camino, cuando habéis establecido una matriz y habéis dicho:

“Esto lo lograré y por esta matriz yo seré íntegro”, y más adelante vienen los caídos e intentan removeros de ese asiento de la visión de perfección e integridad; se burlan con esto y aquello, os distraen, os quitan la concentración y, de repente, os sentís un poco agobiados y (os escucháis a vosotros mismos decir: “Yo no estoy seguro, no estoy seguro”, en este momento es cuando debéis decir con toda la determinación de todas las proyecciones del error:

“¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío!”

Con este mantra, os decís a vosotros mismo: “Ciertamente he hecho lo que mi Señor ha requerido de mí este día. Diligentemente, he hecho todo lo posible para lograr este fin, propósito y este servicio. Por tanto, coloco en el corazón de Madre María todo lo que yo soy y todo lo que seré y todo lo que debo lograr”.

Pensad en aquellas cosas que sabéis debéis hacer. Pensad en quiénes sois y en lo que podéis ser para Dios en la Tierra. Pensad en estas cosas y cuán imposibles parecen ser. ¡Mientras más imposibles parezcan, amados, más factibles son! Esta es la verdad que debéis conocer. Y así, decid en vuestro corazón: “¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío!” Visualizad el corazón de Madre María como una esfera del tamaño del cosmos, inmaculado e inmaculadamente percibiendo vuestro plan divino.

No todo está perdido porque hayáis cometido un error. No todo está perdido porque hayáis tropezado, hayáis caído, hayáis divagado, hayáis retrocedido. Estas cosas son remediables

cuando vuestro corazón está bien. Y cuando vuestro corazón está bien, vuestro arrepentimiento será suficientemente bueno para asistiros en no repetir los mismos errores una y otra vez.

Algunos de vosotros parecéis un robot oxidado al subir y bajar cinco pasos perpetuamente, subís cinco pasos, bajáis cinco pasos, subís cinco pasos, bajáis cinco pasos. ¿Os gustaría imaginaros haciendo esto todo el día. amados? [“¡No!”] Bueno, a veces lo habéis hecho por meses y vidas enteras. ¡Con razón algunos ángeles se cansan y piden un descanso para ir al Sol Central!

Así, como veis, amados, debéis tener bastante arrepentimiento para parar todo este sin sentido humano. Hacedlo uno a uno, pieza por pieza y concentraos en ciertas áreas. Pero cuando tengáis la victoria y la visión de una parte particular de vosotros, entonces guardadlo. Mantenedlo y sostenedlo.

Sustentadlo con el mantra: “¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío!”

Esto significa:

He hecho mi parte. He hecho lo mejor. He dado los pasos humanos (necesarios). Ahora, no sé lo que ha de venir o adónde he de ir, pero sé una cosa: el fruto de mi labor vendrá a

través del Corazón Inmaculado de María y yo confío en la geometría de ese Corazón, su integridad, su amor y cuidado de la Virgen Cósmica para mí personalmente, como un alma. Por tanto, yo le digo a toda la fuerza siniestra, a todos los que representan la falsa jerarquía y la falsa jerarquía individual de impostores de mí mismo en el Sendero, esos magos negros que desean imitarme y negar mi Cristeidad, a vosotros y a todos y a Dios y todas las huestes del Señor yo proclamo en la Tierra en este día:

¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío! ¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío! ¡En el Corazón Inmaculado de María, yo confío!