Está en la página 1de 1
Aa Presidente dela Repuiblica Dominicana {ANO DEL FOMENTO DE LA VIVIENDA. Por la eliminacién de la lencia contra la mujer Este viernes 25 de noviembre, se conmemora en todo el mundo el Dia Internacional de la Eliminacién de la Violencia contra la Mujer, instituido por las Naciones Unidas mediante Resolucién 54-134 emitida el 17 de diciemibre de 1999, destinada a combatir y prevenir un mal tristemente generalizado, cuyas consecuencias son dolorosas y abominables. Esa Resolucién fue resultado de una solicitud elevada por nuestro pais ante la ONU, con el respaldo de 80 paises, para honrar la memoria de las hermanas Patria, Minerva y Maria Teresa Mirabal, quienes fueron brutalmente asesinadas por esbirros de la tirania tryjilista, el 25 de noviembre de 1960, convirtiéndose en simbolos de la violencia contra la mujer. Han transcurride 56 afios desde aquel trégico suceso que conmovié nuestro pais hasta el estremecimiento y alent6 los esfuerzos para lograr la eliminacién del régimen oprobioso. Sin ‘embargo, en nuestros dias nos encontramos ante una virtual pandemia de violencia contra la mujer a nivel mundial, que arroja al afio miles de victimas entre las cuales nuestro pais registra cifras alarmantes. Por eso, en esta fecha tan emblemética, quiero unirme de manera solidaria a las voces de las mujeres dominicanas, con el propésito de crear conciencia entre los hombres sobre la urgente necesidad de que desaparezca, de una vez por todas, el sombrio panorama que desmorona hnuestras familias, cubriéndolas de un dolor sin limites, con secuelas de trastornos emocionales en un ejército de huérfanos y desamparados cada vez mas grande. La frecuente ocurrencia de feminicidios y vejmenes contra mujeres y nifias, victimas de una violencia que se esconde bajo diversas facetas, ensombrece los ideales de convivencia familiar 3 que todos aspiramos y nos hace cuestionar si quienes los cometen serian capaces de amar y respetar el género femenino como parte esencial de la existencia humana, Es hora de unirnos todos a los esfuerzos que despliegan el Ministerio de la Mujer, el Despacho de Ia Primera Dama y otras entidades del Gobierno, para combatir este flagelo con una profunda concienciacién que haga posible la erradicacién de la violencia del seno de las familias y de la sociedad en general. Sin duda alguna, la fortaleza de la organizacién familiar, la cohesion y el amor entre sus integrantes, es la clave mas idénea para controlar la violencia doméstica. Fortalezcamos, pues, a rnuestras familias, con una convivencia cimentada en auténticos valores, que vigoricen el respeto ala vida de todos los seres humanos. Asi, el amor y la solidaridad seran nuestros aliados en la construccién de una sociedad mas préspera y feliz.