A 12

vct@mercurio.cl

VIDA • CIENCIA • TECNOLOGÍA

@VCT_ElMercurio

JUEVES 27 DE OCTUBRE DE 2016

Chile usa Big Data para la planificación urbana:

El análisis de gran cantidad de datos permite
mejorar la calidad de vida en las ciudades
Usando redes de celulares es posible conocer la forma en que la gente se moviliza, mientras que sensores en
la alta cordillera entregan datos en tiempo real que permiten tomar medidas rápidas ante aluviones.

La información
de los teléfonos

ALEXIS IBARRA O.

HECTOR FLORES

¿D

ónde instalar paneles
solares para iluminar
paraderos del Transantiago? Una pregunta de difícil
respuesta: el Directorio de Transporte Público Metropolitano
(DTPM) debía elegir solo mil de
un total de 11 mil paraderos.
La respuesta la dieron millones de datos analizados por el
software Adatrap, desarrollado
por el equipo que encabeza Marcela Munizaga, investigadora del
Instituto Sistemas Complejos de
Ingeniería de la U. de Chile.
Los mil paraderos seleccionados fueron aquellos que registraban la mayor cantidad de flujo
nocturno de pasajeros, información obtenida al mezclar los datos de las validaciones de las tarjetas Bip! con la de los GPS de cada bus del Transantiago.
Esto es solo un ejemplo de cómo se está usando en Chile el Big
Data, una tendencia tecnológica
que consiste en el análisis de
enormes cantidades de datos para obtener patrones e información invisibilizados. Es como encontrar la aguja en el pajar.

Ante situaciones anómalas, como la suspensión del metro, se pueden tomar medidas paliativas analizando en vivo cómo la gente se desplaza por las calles.
Esto a través de la información de las redes de celulares de los transeúntes.

BIG BANG DATA

Lo que sopla la Bip!
El ministerio de Transportes y
Telecomunicaciones tiene una
política de datos abiertos, lo que
permite que terceros hagan uso
de datos generados por el GPS de
cada bus. “Esto ha permitido la
creación de aplicaciones que hacen análisis de miles de datos y
que predicen el tiempo de espera
en un paradero, por ejemplo”,
cuenta Andrés Gómez-Lobo, ministro de Transportes y Telecomunicaciones.
También menciona el uso de

El Centro I+D de Telefónica
cuenta con al apoyo de Corfo
para buscar soluciones en las
áreas del agro, la minería y
ciudad inteligente. Usan
datos generados por las
antenas de celulares que
permiten saber cómo se
mueve el usuario de un teléfono celular en la ciudad, sin
necesidad de identificarlo.
“Podemos saber, por ejemplo, cómo hacer más eficiente la gestión de los buses
al conocer que la mayoría de
las personas están saliendo
por un determinado sector
del Estadio Nacional tras un
partido”, dice Hernán Orellana, Director del centro.
También se pueden predecir
horas peak inusuales en el
metro. “Esto es crucial, ya
que poner un tren en una
línea toma 20 minutos desde
que se toma la decisión”,
dice Orellana.

Distintas fuentes de datos podrán alimentar los centros de controles del
tránsito no solo para que se tomen medidas correctivas, sino predictivas.

los datos generados por la tarjeta Bip! “Sabemos dónde se sube
la gente, pero no dónde se baja.
Sin embargo, si en la tarde observamos que esa misma tarjeta
se usa en un punto específico de
la ciudad es posible inferir que la
persona se transporta desde su
trabajo a su casa. Esto nos permite tomar mejores decisiones
de recorridos o de inversión en
infraestructura”.
El proyecto de ley que regula
plataformas como Uber obliga a
estas empresas que entreguen
sus datos a la autoridad. “Esta
información del transporte menor nos permitirá saber cómo se
moviliza la gente o los focos de

congestión”, aclara el Ministro.
La Intendencia de Santiago
también está usando Big Data.
DOM Digital es una plataforma
que agiliza los trámites de las direcciones de obras municipales
al digitalizar el proceso de solicitud, revisión y entrega de permisos de urbanización y edificación. “Ya está implementado en
tres municipalidades, en las cuales las autoridades podrán planificar el transporte público, la
construcción de escuelas, hospitales y entrega de los servicios en
los nuevos barrios”, dice Nicolás
Azócar, Coordinador del Plan
Ciudad Inteligente del Gobierno
Regional Metropolitano.

El otro proyecto es un sistema
de monitoreo para emergencias
de cordillera que emplea datos
en tiempo real que entregan
sensores. Con ellos se generan
modelos predictivos para reducir los daños en lugares en que
se producen aluviones.
Santiago es parte de la iniciativa Smart Cities Challenge, impulsado por la empresa IBM. “A
través de ella estamos mejorando las redes de sensores meteorológicos de Santiago para desarrollar modelos predictivos para, por ejemplo, la contaminación o desastres naturales”, dice
Rodrigo Seguel, Director de
Tecnología (CTO) de IBM Chile.

Rehabilitación de personas amputadas:

EUSKADI.EUS

Científicos avanzan en la creación
de prótesis de mano sensibles al tacto
A través del uso de electrodos e impulsos eléctricos, investigadores en EE.UU. han logrado
que pacientes puedan calcular la presión que deben ejercer al manipular diferentes objetos.

La cueva de Ekain contiene obras de arte rupestre
de 14 mil años de antigüedad.

ANA MARÍA VENEGAS

El tesoro de arte rupestre paleolítico de la
cueva de Ekain en Deba (Guipúzcoa, norte de
España), cerrada al público por motivos de conservación, podrá ser admirado desde cualquier
lugar del mundo gracias a la digitalización de
sus pinturas, a través de una innovadora herramienta informática, disponible en el sitio web
www.euskadi.eus/gobierno-vasco/ekain.
El trabajo incluye fotografías macro y capturas infrarrojas que permiten apreciar con mayor nitidez las figuras, el contorno e incluso la
técnica usada por los artistas prehistóricos, además de generar panorámicas interactivas en
360 grados de las principales salas de la cueva.
El material también estará disponible gratis
en unos días en una app para móviles y tabletas.

Tareas cotidianas

AP

Normalmente, una persona amputada no recibe ningún tipo de información de su prótesis. Una realidad que diversos centros buscan revertir y a la cual investigadores de
las universidades de Chicago y Case Western Reserve, en EE.UU., han
encontrado una solución: generar
sensaciones realistas de tacto mediante la estimulación directa del
sistema nervioso.
Para ello han desarrollado prototipos de manos biónicas que, mediante electrodos en la palma y la
punta de los dedos de la prótesis,
están conectadas con el sistema
nervioso de la persona.
La función de esos electrodos es
detectar la presión que ejerce un
objeto o superficie al contacto con
la prótesis. Esta información es enviada al cerebro convertida en impulsos eléctricos, gracias a unos algoritmos diseñados por los investigadores y que también permiten
conocer la ubicación de los objetos,
como explica Dustin Tyler, ingeniero biomédico de la U. Case Western Reserve y uno de los creadores
del proyecto.
“La capacidad de determinar
cuánta presión se aplica es clave para la manipulación compleja de objetos y para interacciones humanas”, precisa.

El tesoro paleolítico de
Ekain está en internet

Keith Vonderhuevel, de Ohio, es uno de los dos voluntarios que han utilizado la
nueva prótesis (en la imagen), con la que ha recuperado la sensación de tacto.
El experimento se ha realizado
con dos personas que sufrieron la
amputación de una mano, quienes ya son capaces de diferenciar
hasta 20 niveles de presión. Hasta
ahora, han conseguido que esta
sensación táctil se mantenga durante los dos años que ha durado
la investigación.
Uno de ellos es Keith Vonderhuevel, oriundo de Ohio, quien
reconoce que hoy siente mayor

confianza al dar apretones de manos, caricias o manejar objetos delicados, sin temor a ejercer demasiada presión.
En la investigación, publicada
ayer en la revista Science Translational Medicine, se cuenta también que ambos pacientes sufrían
del llamado “dolor fantasma” en
la zona amputada, pero que esta
molestia ha desaparecido casi
completamente al recuperar la

Parte del mismo equipo —el doctor Suman Bensmaia, de la U. de
Chicago— ya había dado a conocer
hace unos días un resultado similar
en un paciente parapléjico, quien
logró recuperar la sensación de que
sus dedos fueran tocados, utilizando una tecnología similar.
“El tacto proporciona la información necesaria para que ejecutemos tareas delicadas como colgar la ropa o doblar una hoja de
papel. Sin él, incluso las tareas cotidianas pueden resultar difíciles”, precisa Tyler.
La investigación es parte de una
iniciativa financiada por la Agencia
de Defensa de Proyectos de Investigación (DARPA, su sigla en inglés),
de EE.UU., que tiene como objetivo
crear miembros artificiales que
puedan restablecer el control motor natural y la sensación en personas amputadas.

Misión ExoMars:

El chorlo de doble collar se puede ver en los humedales, como el de Mantagua. El festival incluye un paseo guiado a ese sitio.

Una falla informática estaría tras
el colapso del módulo Schiaparelli

En Viña del Mar:

AP

Cambian fecha de
Festival de Aves
Aunque ya debería estar funcionando, debido a un paro de los funcionarios de la Municipalidad de Viña del Mar, el Festival de Aves de
Chile será realizado en otra fecha. Por ahora, se
baraja realizarlo entre el 16 y el 20 de noviembre, según explicó Ana María Venegas, directora de la Unión de Ornitólogos (Unorch), agrupación que ayuda a desarrollar esta actividad.

sensación de tacto.
A partir de estos resultados, los
investigadores confían en que esta
tecnología pueda ser usada de por
vida e implantarse a gran escala en
el mediano plazo. Asimismo, “podría ser utilizada en prótesis de
piernas que reconozcan distintos tipos de suelo y se adapten a superficies irregulares”, dice Tyler.

C. G.

Arte rupestre:

El aparato probablemente cayó a
una altura de entre 2 y 4 kilómetros antes de estrellarse a más de
300 kilómetros por hora.

El fracaso en el aterrizaje del módulo de descenso
Schiaparelli, de la misión ExoMars, que terminó estrellándose sobre la superficie de Marte la semana
pasada, se habría debido a una falla informática, publicó ayer el sitio web de la revista británica Nature.
Según la publicación, la causa más probable sería
una falla en el software del aparato o un problema
con los datos que llegaban de diferentes sensores.
Esto podría haber llevado al módulo a creer que su
altitud era menor a la real, según dijo Andrea Acco-

mazzo, responsable de misiones solares y planetarias de la Agencia Espacial Europea, ESA.
Los softwares y sensores son algunos de los elementos que se reutilizarán en el sistema de aterrizaje de la misión europea en 2020 que, al contrario
que con el módulo Schiaparelli, contarán también
con tecnología rusa y europea.
No obstante, agrega Nature, las fallas de software
son más fáciles de reparar que un problema fundamental con el hardware de aterrizaje.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful