Está en la página 1de 5

Deconstrucciones o de cómo enterrar sin escarbar – Incineración (Escena 8

)
Alan Posada

Ángeles.- Pues ya llegamos a Jiménez. Y este es el lugar donde vamos a incinerar a mi papá.
Mercedes.- Les van a pedir el certificado de defunción.
Nadia.- La fogatota no cuesta.
Grace.- Si te le acercas a mi papi, te empujo a la hoguera a ti primero.
Mercedes.- Ya, no empiecen.
Mariano.- ¿Están seguras que este es el lugar? Se me hace que las chamaquearon.
Encargado.- Sí, ¿Qué desean jóvenes?
Ángeles.- Queremos incinerar a mi papá.
Encargado.- ¿Vivo o muerto? (Pausa) No se crean.
Mariano.- ¿Y cómo cuándo estaría listo?
Encargado.- Tengo mucho trabajo. Pero déjelo y se los entrego hasta mañana después de las
11:00am, porque el ritual de cremación, lleva su tiempo.
Mercedes.- Sin ritual, sin ritual.
Encargado.- ¿Seguros que no quieren el ritual?
Fernanda.- (A los hermanos) ¿Mi mente me quiere jugar una broma o este señor se quiere
coger a mi papá?
Encargado.- Déjenlo, Aquí lo acomodo. ¿Tienen los documentos? No me gustaría meterme en
problemas.
Ángeles.- Sí, mire, yo le quería dar, digo, pedir que si solucionamos esto con...
Mariano.- Aquí están.
Nadia.- Na, se lo traemos mañana, digo con tantísimo trabajo que tiene.
Encargado.- Tráigamelo pues mañana antes de las 8:00am
Ángeles.- Gracias Nadia. Ese señor ya me estaba convenciendo y a mi papá también.
(En el motel de paso)
Grace.- ¿Este es el motel?
Nadia.- Les dije que todos eran iguales, con olor a rosita venus y chinches en las camas.

Mercedes.- Por 300 pesos ¿Qué esperaban?
Mariano.- Ya saquen las chelas y el tequila.
Grace.- Brindemos por nuestro padre.
Nadia.- Salud por el pinche viejillo.
Mercedes.- Todos los hombres son un asco.
Fernanda. Nunca piensan lo que hacen, ni saben lo que quieren.
Grace.- Son unos mentirosos, como Mariano.
Nadia.- ¡Shot por el mentiroso de Mariano!
Mercedes.- Yo nunca quise traer hijos a este mundo, mi ex lo sabía y cuando me pidió
matrimonio y le dije que sin hijos, me abandonó. ¿Qué les pasa?
Fernanda.- Yo a Beto lo tengo en pausa, dice que ama pero yo no le creo. Dice que soy la más
hermosa, la más inteligente, pero me miente, yo sé que me miente y no sé por qué.
Grace.- Mí novio me puso el cuerno con una prostituta. Me pudo haber engañado como una
persona normal, con su ex o una compañera de trabajo. ¿Pero con una puta?
Nadia.- Pues yo los corto en cuanto me dicen que me aman, después de dos días de conocerme,
Esas son mamadas. Salud por las mamadas. ¡Shot!
Mercedes.- Porque nunca me suicide por un hombre.
Nadia.- Porque nunca suicide a un hombre.
Grace.- Porque nunca más me engañen.
Fernanda.- Porque nunca, nunca más me mientan para hacerme sentir mejor.
Mariano.- Por mis hermanitas que se emborrachan bien rápido.
Nadia.- ¿Y tú güey?
Ángeles.- Por el Juancho que… nunca, nunca, me ha fallado.
Todos las demás.- ¡No mames!
Ángeles.- Es que yo lo amo, ya lo dije, yo lo amo. Lo siento, pero no todos los hombres son
iguales.
Mario.- Exacto, mi ex y yo éramos la pareja ideal, éramos como una granada esperando
explotar. Así que mejor terminamos.
Nadia.- Te mandaron al quiote, perdón ¿Y todavía la quieres?
Mariano.- No ya no, pero estaba embarazada. Me dijo que no quería tener un hijo mío. Así que
le pedí el varo prestado a mi papá y le tuve que decir para que lo usaría.

Ángeles.- ¿Y que te dijo mi papa?
Mariano.- Que él nunca hubiera hecho eso.
Mercedes.- Pues claro que no, uno, dos, tres, cuatro, cinco, seis….
Mariano.- Me llamó meses después, no le conteste. Después me buscó, me presentó a Nicolás.
Me dijo que ya había cerrado círculos; pero que esa era la última vez que vería al niño, porque
solo era de ella y de su güey nuevo.
Nadia.- ¿Y qué vas a hacer?
Grace.- Yo quiero conocer a mi sobrino Nico
Mariano.- Me siento igual que mi papá, no sé ni por dónde empezar.
Mercedes.- Yo soy abogada
Todas.- ¡Ella es abogada!
Todas.- Si ella es abogada.
Fernanda.- Se sabe todas las leyes de todos los libros. Mejor bailemos que esto se aguada.
Nadia.- ¿Por qué dijiste eso del suicidio?
Mercedes.- Tenia diecisiete años cuando mi mamá se tiró al metro, me quede sola. Creo que
nunca olvidó a este señor. Llevaba consigo la fotografía del bar donde se conocieron, el
Papillón. ¿Es de putas verdad?
Nadia.- Si. Mi mamá lo dejo cuando quedó embarazada pues estaba casada con mi padrastro.
Ósea, él era el sancho. Saludos por las hijas de puta.
Grace.- Ahora sigo yo, ándale Mariano ayúdame.
Ángeles.- Haz fila Grace.
Grace.- Estaré borracha, pero solo ustedes dos han bailado con él.
Fernanda.- Está bien, yo sí soy a toda madre. Ven te ayudo.
Grace.- Pero un ratote, ¡eh!
Ángeles.- Deja de acapararlo, que Mercedes o Nadia bailen con él también.
Mercedes.- ¡No gracias, todo suyo!
Fernanda.- Yo sí quiero bailar de nuevo, pero póngame unas de banda.
Grace.- ¿Banda? Primero muerto, él solo escuchaba música clásica.
Mariano.- Ya Grace, mejor ya vete a la otra habitación para que te duermas.
Grace.- Déjame, no me toques. Estoy disfrutando mi último baile con mi papi.

Ángeles.- Ya has tomado mucho, mejor descansa. Yo te llevo.
Grace.- Tu suéltame arrimada.
Mariano.- Grace, no te pases.
Grace.- Si es la verdad, ella me tiene mucha envidia porque mi papi solo quiere bailar conmigo.
Nadia.- Si quieres yo te acompaño carnalita, para que te duermas y le ganes a la…
Grace.- No, bueno, sí. Pero mi papá viene con nosotras, le caen gordas estas viejas.
Mariano.- Grace, no debiste tomar tanto.
Grace.- ¿Y por qué no? Pero ni crean que se me olvida que han hablado de él ya muerto.
Ángeles.- Estás diciendo cosas que no son verdad.
Grace.- A ti te visitaba por lástima. Nunca mencionó a ninguna Ángeles.
Ángeles.- No seas cula. Yo soy su hija y eso no lo puede borrar nadie.
Grace.- ¿Acaso insinúas, que yo no soy su hija?
Ángeles.- Yo no dije eso.
Grace.- Pinche estúpido, les dijiste verdad. ¡Voltéame a ver!
Mariano.- No sé de qué hablas.
Grace.- ¿Cuándo fracasado de tres cuerdas? ¿A qué horas le dijiste que no soy su hija biológica?
Ángeles.- ¿Eres adoptada? Perdón, discúlpame.
Grace.- No son padres los que procrean, si no los que cuidan y procuran.
Mercedes.- Conste que tú lo dijiste.
Grace.- Por qué no les cuentas hermanito, diles que todo esto fue plan tuyo. Mi papá quería ser
incinerado sí, es un loco, pero nunca dijo nada de juntar a sus hijos regados por media ciudad.
Ángeles.- Mariano ¿Grace, está diciendo la verdad?
Mariano.- Un poquito.
Nadia.- ¡Como eres cabrón! Ya suelta la sopa.
Mariano.- La verdad es que mi papá me prohíbo contactarlas, eso lo hice por mi cuenta. Pero yo
las quería conocer.
Ángeles.- ¿Entonces, nunca preguntó por mí?
Grace.- Claro que no, quién se acordaría de ti.
Mariano.- Estaba muy cansado, no era su intención olvidar ciertas cosas.

Fernanda.- ¿Ciertas cosas? Somos sus hijos. La neta es que nunca le importamos. Y yo me pelee
con mi mamá por muchos años por defenderlo.
Grace.- Si no les gusta oír la verdad ¿Qué hacen aquí? Váyanse y déjenos en paz.
Ángeles.- Pues si, a lo mejor soy una pendeja y todos hemos vivido nuestra vida alrededor de
este señor. Pero fue mi decisión de quedarme a su lado porque quise. Así que no me voy
Grace.- Ya lárguense.
Fernanda.- Ahora entiendo por qué mi mamá no quería que lo viera, pero no puedo regresar el
tiempo. Me quedo.
Nadia.- A me caen a toda madre y este señor me vale tres hectáreas de pito. Así que yo también
me quedo.
Mercedes.- Me quedo por ellas, no por ti dizque espiritual que no se merece. ¿Sabes qué? te
quedaras sola, llena de gatos, ojala que lo disfrutes.
Nadia.- Mamacita, la que pinches sobra aquí eres tú.
Grace.- Pues no me voy.
Nadia.- Si no te sales de aquí te voy a poner una putiza que recordaras en tus próximas vidas.
Mercedes.- Esperen. No la dejen suelta allá afuera, no vaya a ser que se le ocurra hacer un
escandalito. Mejor apliquémosle la técnica. Calcetín.
(Deconstrucción de Actriz/Actor sobre la relación con su padre)