Está en la página 1de 11
Clase 11.5 Pág. 1 de 11 11.5. MODELOS EN ELEMENTOS FINITOS El Método de los Elementos

Clase 11.5

Pág. 1 de 11

11.5. MODELOS EN ELEMENTOS FINITOS

El Método de los Elementos Finitos, al igual que el de las Diferencias Finitas, es un método general con el objetivo de resolver las ecuaciones diferenciales en derivadas parciales. Los elementos básicos del método de los elementos finitos son tres:

Discretización espacial: arbitraria

Aproximación de la solución mediante funciones de forma: normalmente se

utiliza una aproximación lineal. Residuos ponderados: minimizar el error ponderado en un entorno

El elemento básico es la discretización, se sustituye el medio continuo por uno discreto. En general, la discretización es arbitraria. Cualquier discretización es válida. Por ejemplo:

V

n e e V e  1 i Nodos e V Elemento
n
e
e
V
e  1
i
Nodos
e
V
Elemento

Figura 1. Discretización espacial posible según el método de los elementos finitos.

En la figura 1 se muestra una posible discretización espacial del dominio según el Método de los Elementos Finitos. Véase que NO necesariamente todos los elementos deben de ser triángulos. De hecho, el método permite cualquier tipo de discretización. En este caso, la discretización es un conjunto de triángulos y cuadriláteros.

Clase 11.5 Pág. 2 de 11 Seguidamente, se debe sustituir, en cada nudo, la solución exacta

Clase 11.5

Pág. 2 de 11

Seguidamente, se debe sustituir, en cada nudo, la solución exacta (desconocida) por una aproximación. Esto se basa en el hecho de que cualquier aproximación a la solución exacta se puede escribir de la siguiente forma:

nodos h x t ( , )  h x t ( , )  
nodos
h x t
(
,
)
h x t
(
,
)
h t N x
( )
(
)
j
j
j  1

,

(1)

Donde h(x,t) son los niveles en el punto x y en el tiempo t, el gorrito sobre h indica que se trata de una aproximación a la solución exacta de h, h i son los valores en los nodos (que pueden variar en el tiempo), y N i (x) son las funciones de forma. Normalmente, las funciones de forma solamente dependen de la posición del espacio aunque se puede generalizar al tiempo también. Veamos cómo surgen estas funciones de forma para el caso más sencillo, esto es, una aproximación lineal a la solución exacta. Consideremos un acuífero unidimensional discretizado en segmentos {e 1 , e 2 , e 3 , …} y nodos cuyas coordenadas son {x 0 , x 1 , x 2 ,…}.

h(x,t) Niveles reales h 3 (t) h 1 (t) h 2 (t)  h(x,t) Aproximación LINEAL
h(x,t)
Niveles reales
h 3 (t)
h 1 (t)
h 2 (t)
h(x,t)
Aproximación
LINEAL
x
e 1
x
e 2
x
e 3
x
0
x 3
x 4
1
2

Figura 2. Aproximación lineal a una solución exacta.

Puesto que la aproximación es lineal y sabemos que tiene que pasar por el valor de los nudos h i , entonces dicha función aproximada es una suma de rectas truncadas que pasan por los nodos. Fijémonos en lo que ocurre en un elemento:

Clase 11.5 Pág. 3 de 11 Niveles reales h(x,t) h 2 (t) h 1 (t) x

Clase 11.5

Pág. 3 de 11

Niveles reales h(x,t) h 2 (t) h 1 (t) x 1 Aproximación  h(x,t) x 2
Niveles reales
h(x,t)
h 2 (t)
h 1 (t)
x 1
Aproximación
h(x,t)
x 2

Figura 3. Interpolación lineal dentro de un elemento.

La recta que pasa por h 1 y h 2 se puede escribir de forma matemática como:

h(x,t)

h(x,t)

h (t)



1

h

2

(t)

h (t)

1

x

2

x

1

x

x

1

Agrupando términos, vemos que esta ecuación lineal se puede rescribir como:

h(x,t) 

h(x,t)

Donde:

h (t)N (x) h

11

2

(t)N (x)

2

(2)

N (x)

1



xx

1

 

x

2

x

 

1

xx

21

xx

21

N

  • 2 (x)

x

x

1

x

2

x

1

Procediendo de la misma manera para el elemento contiguo, segmento comprendido entre x 2 y x 3 , llegamos a que

Clase 11.5 Pág. 4 de 11  h(x,t)  h(x,t) h (t)N 22 (x)  h

Clase 11.5

Pág. 4 de 11

h(x,t) 

h(x,t)

h

(t)N

22

(x) h

(t)N (x)

33

Donde:

(3)

 

x

 
  • 3 x

,

3

 

x

x

2

 
 

N

  • 2 (x)

N (x)

 

x

3

x

2

x

3

x

2

Sumando (2) con (3) podemos decir que

 
 

h(x,t) 

h(x,t)

Donde

h (t)N (x) h

11

2

(t)N

2

(x) h

(t)N (x)

33

N (x)

1

x

2

x

 

x

2

x

1

x

x

1

(x)

 

 

x

x

x

N

2

x

2

x

1

,

1

2

 

x

3

x

  x

3

x

2

,

x

2

x

x

3

N

3

(x)

x

x

2

 

x

3

x

2

Veamos como son estas funciones de forma N i (x). Puesto que dependen linealmente de x son rectas. Además vemos que dichas rectas son tales que N i (x=x i ) = 1 y N i (x=x j ) = 0. Es decir, la función de forma asociada al nodo i es una recta que vale 1 en dicho nodo x i y cero en el resto de nodos. Si dibujamos estas funciones de forma en función de x en el esquema del acuífero tenemos que

Clase 11.5 Pág. 5 de 11 Niveles reales h 3 (t) h 1 (t) h(x,t) h

Clase 11.5

Pág. 5 de 11

Niveles reales h 3 (t) h 1 (t) h(x,t) h 2 (t) N 1 Aproximación 1
Niveles reales
h 3 (t)
h 1 (t)
h(x,t)
h 2 (t)
N 1
Aproximación
1
1
LINEAL
N 2
x
1
1
x
x
1
x
0
x 3
x 4
1
2

Figura 4. Funciones de forma lineales en un acuífero unidimensional.

En resumen, las funciones de forma lineales en un caso unidimensional son triángulos cuyo valor es 1 en el nodo asociado a dicha función de forma y cero en el resto.

El siguiente paso es imponer residuos ponderados nulos en el entorno de cada nudo. Veamos que se quiere decir con esto. Puesto que la solución exacta no es en general

lineal tenemos que existe un error entre la función aproximada cuyo valor es

(,) y la realidad hxt

hxt

(,)

error  h (,) x t h (,) x t

.

Para encontrar la mejor solución posible al sistema se sugiere encontrar los valores en los nodos {h 1 , h 2 , h 3 ,…} tales que dicho error sea pequeño en el entorno de los nudos. En la figura 5 podemos ver un esquema sobre la interpretación física de los residuos.

Clase 11.5 Pág. 6 de 11 Niveles reales h(x,t) h 3 (t) h 1 (t) Error

Clase 11.5

Pág. 6 de 11

Niveles reales h(x,t) h 3 (t) h 1 (t) Error Aproximación W 3 LINEAL x x
Niveles reales
h(x,t)
h 3 (t)
h 1 (t)
Error
Aproximación
W 3
LINEAL
x
x
x
x 2
x
0
x 4
1
3

Figura 5. Interpretación física de los residuos ponderados.

Se entiende que la mejor solución de los niveles en los nudos {h 1 , h 2 , h 3 ,…} es aquella que hace que dichos errores sean mínimos en un entorno. Para formular esto matemáticamente se impone lo siguiente:

W x t dx

i

(

,

)

0,

i=1,

...

,nudos

La función de peso pondera el error asociado a cada nodo. Puesto que estamos interesados en encontrar los valores en los nudos del sistema, es lógico pensar que se quiera mayor precisión cerca de dichos nodos. Para imponer esto se utiliza una función de peso W i cuyo objetivo es ponderar el error. Cerca del nodo se impone mayor peso que lejos del nodo. En el caso de que la función de pesos W i sea constante alrededor del nodo, tenemos que la mejor solución al sistema es aquella en que el área amarilla (ver figura 6) por encima de la solución exacta y por debajo (área verde) sean iguales.

Clase 11.5 Pág. 7 de 11 Niveles reales h(x,t) h 3 (t) h 1 (t) W

Clase 11.5

Pág. 7 de 11

Niveles reales h(x,t) h 3 (t) h 1 (t) W 3 Aproximación LINEAL x x x
Niveles reales
h(x,t)
h 3 (t)
h 1 (t)
W 3
Aproximación
LINEAL
x
x
x
1
x 2
x
0
x 4
3

b Figura 6. Interpretación física de los residuos ponderados.

Así pues tenemos que, en este caso, los residuos ponderados imponen que en cada nudo:

x

i

b

x t dx

(

,

)

x

i

b

0,

i=1,

...

,nudos

La función de peso W i es una función que debe elegir el programador del método. Existen distintas posibles funciones de peso para implementar el método de los elementos finitos. Cada posible elección da lugar a un método distinto. Por ejemplo, en el caso más común, cuando se toma que la función de peso es igual a la función de forma, W i = N i , tenemos el método de Galerkin. La tabla 1 adjunta describe las funciones de peso más utilizadas.

Clase 11.5 Pág. 8 de 11 Tabla 1: Funciones de peso posibles para ponderar los residuos

Clase 11.5

Pág. 8 de 11

Tabla 1: Funciones de peso posibles para ponderar los residuos en el método de los elementos finitos.

MÉTODO

MÉTODO

 

w i

w

i

Standard Galerkin

Standard Galerkin

W

i

N

i

 

W

N

 

F

Petrov-Galerkin

Petrov-Galerkin

i

i

siendo F un polinomio cúbico o cuadrático

Colocación por subdominios

Colocación por subdominios

W

i

1

0

if x B

i

otherwise

 

Colocación por puntos

Colocación por puntos

Ejemplo en 1-D:

W

i

1

0

if x x

i

otherwise

 
   



Mínimos cuadrados

Mínimos cuadrados

W

i

p

h

, p es una función positiva

i

Resumiendo, habiendo discretizado el dominio y aproximado la solución exacta mediante funciones de forma, se impone que los residuos ponderados sean nulos en un entorno de cada nudo. Esto nos proporciona un sistema de n ecuaciones con n incógnitas. Donde n es el número de nudos en el sistema y las incógnitas son sus niveles.

Llegados a este punto, nos encontramos con el dilema de que no sabemos como medir los errores que se cometen por la aproximación tomada. De hecho, uno piensa que para conocer los errores deberíamos conocer la solución exacta al sistema, cosa que desconocemos. Sin embargo, podemos medir el error de la siguiente manera. Supongamos que queremos resolver la ecuación de flujo por el método de los elementos finitos. Para hacerlo más fácil cojamos el caso unidimensional

S

h    h

  t x

T

x

  r

Definamos el operador L como:

Clase 11.5 L ( h )     h   x  T

Clase 11.5

L ( h )

   h

x

T

x

r S

h

t

Pág. 9 de 11

Entonces, la solución exacta a nuestro problema es aquella cuyos niveles cumplen que:

L ( h )

   h

x

T

x

r S

h

t

0

Al sustituir hxt

(,) por su aproximación

(,) la ecuación deja de estar igualada a cero y

hxt

tenemos que:

 

~

L

(

h )

x

T

~

h

x

r S

~

h

t

0

Por tanto, un medidor del error que se comete cuando utilizamos una aproximación a la

solución exacta es simplemente:

(,)

x t Lh()

Imponer residuos ponderados nulos en un entorno equivale a decir que para cada nudo

i se impone:

b

W ( x , t ) dx

i

0,

a

i

1,

...

,

nudos

Donde a y b son los puntos del contorno en el caso de un acuífero unidimensional.

Utilizando la medida del error anterior se obtiene

~    h    T  dx  W rdx  W
~
 h
T
dx
W rdx
W i

i
 x
 x

Clase 11.5

Pág. 10 de 11

W S

i

~

h

t

dx

0,

i

1,

...

,

nudos

La primera integral se puede simplificar más utilizando la regla de integración por

partes (en términos generales, para casos 2D o 3D, se utiliza el primer teorema de

Green) la cual nos permite escribir lo siguiente:

W i
W
i

x

T

~

h

x

dx

W T

i

~

h

x

b

a

~

W h

i

T

x

x

dx

El primero término de la derecha se puede simplificar aun más. El flujo de agua que

entra dentro del acuífero a través de su contorno es

q

 

T

h

 

x

De manera que la expresión anterior se puede escribir como

W

i

x

T

~

h

x

dx

 

W q

i

b

a

~

W h

i

T

x

x

dx

Así pues, operando y reorganizando términos:

~

W h

i

T

x

x

dx

W q

i

b

a



W rdx

i

W S

i

~

h

t

dx

0,

i

1,

...

,

nudos

Introduciendo ahora el hecho de que los niveles se pueden aproximar como

h x t

(

,

)

h x t

(

,

)

nodos

h t N x

j

( )

j

(

)

j 1

Clase 11.5 Pág. 11 de 11 Se obtiene que nudos  W  N j i

Clase 11.5

Pág. 11 de 11

Se obtiene que

nudos  W  N j i   h T dx  j  x
nudos
 W
 N
j
i
 
h
T
dx 
j
 x
 x
j  1

nudos

j 1

dh

j

dt

 W SN dx i j
W SN dx
i
j

 b  W rdx W q   i i a
b
W rdx W q
i
i
a

,

i

1,

...

,

nudos

A ij

D ij

b i

es decir,

nudos

A h

ij

j

j

1

nudos

j

1

D

ij

dh

j

dt

b ,

i

i

1,

...

, nudos

que en forma matricial es lo mismo que

Ah D

  • d h

dt

b

Vemos pues que el resultado de elementos finitos es el mismo que el de diferencias

finitas pero con unas matricies A, D, y h distintas. A partir de aquí se resuelve el

sistema tal y cómo se vió en el tema de diferencias finitas.