Está en la página 1de 1

Son un disparo

(Coincidencias de la vida)

Son un disparo, cerca, muy cerca y l pasaba por all mismo. Qu


angustiosa coincidencia! Un disparo, y l
Aunque a decir verdad, no aconteci de esa manera. Resulta que l pasaba
por all y entonces son un disparo. No result una mera coincidencia sino
una emboscada: alguien lo estaba esperando. Y es que la maldad siempre
permanece al acecho del que marcha tan tranquilo por las calles.
Pero tal vez son un disparo y l no pasaba por all. Probablemente se lo
contaron ms tarde: por eso supo lo del disparo. Eso s, al escuchar el relato,
sinti un ramalazo de fuego hasta el ltimo rincn de su estmago: poda haber
pasado por all en ese momento, y qu hubiera sido de l? Todo habra
terminado para siempre.
Tambin pudo haber sucedido de otra manera: l pasaba por all y no son
ningn disparo. Ni pumm!!, ni Pamm!! Pero el miedo que siempre ha
sentido por los disparos exager su estado de nervios: aunque no, crey
que haba sonado un disparo. Entonces, corri como nunca lo haba hecho;
hua de una muerte a destiempo. Uff, de la que se haba librado!
En realidad, debo aclarar que ste es un relato de posibilidades: en ningn
momento son disparo alguno ni l pas por aquel lugar. Nada de eso haba
sucedido: ningn disparo. Pero bien poda haber ocurrido semejante
coincidencia! Porque las coincidencias existen. O no? Y uno no puede
escapar a ellas. Entonces ya estara muerto segn esa probabilidad.
-Tranquilo, tranquilo!.. S, tranquilo Y quin dice que esa casualidad no
pueda sucederme a m? Hay tantos disparos que salen a corretear por las
calles y hay tantas calles por recorrer, como yo ahora! Mira temeroso a un
lado y otro. Camina del todo intranquilo
-Lo mejor sera que me, que mmm
Entonces, son un disparo: un estampido seco y cercano Slo tuvo tiempo
de escucharlo. Y nada ms.

13 otsaila/febrero - 2012
Isla Coln (Bocas del Toro)
Astelehena/Lunes

Mi primer cuento en esta ciudad de madera, turismo y playa.


xabierpatxigoikoetxeavillanueva