Está en la página 1de 10

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación
Universidad Panamericana del Puerto
Puerto Cabello – Estado Carabobo

REALIDAD ACTUAL

Profesor:

Autores:

Luis Gómez

Álvarez Yesica

Contaduría Pública

C.I: 19.010.908

Puerto cabello, Noviembre de 2016.
INTRODUCCIÓN

En la actualidad vivimos en constantes cambios que agobian nuestra vida y
tranquilidad los cuales nos llevan a vivir en cierta inestabilidad e incertidumbre,
reflejando en las personas una inseguridad con respecto a su situación laboral y
económica, las grandes inflaciones, la escazas, las largas colas para obtener pocos
productos de la cesta básica, el estado cambiante de la economía todo esto son
aspectos que afectan la vida del venezolano y por lo cual tiene que convivir día a día.

Las empresas son instituciones que lamentablemente no se escapan de este
gran problema, siendo afectados por medidas tomadas por nuestras autoridades
políticas que perjudican de manera significativa su producción y sostenimiento en el
tiempo.

No hay duda que nuestro país requiere de una política social que transforme
las condiciones estructurales de la pobreza y que no se conforme únicamente con la
distribución de la renta. además de modelos que nos ayuden en el control de los
precios en el mercado, creando una estabilidad en el mismo y controlando la inflación
para que así cada persona pueda tener el necesario acceso a los servicio, productos,
bienes los cuales entran en las necesidades básicas de cada persona.

Venezuela no puede producir como lo han expresado calificados economistas
y analistas, un cambio de modelo y sociedad si no asume ciertamente un conjunto de
acciones de políticas macroeconómicas orientadas a disminuir la tasa de inflación,
política fiscal basada en una sostenibilidad fiscal, aspecto que demanda el balance del
presupuesto y sus fuentes de financiamiento, mejorar la eficiencia de gastos públicos,
deducir la vulnerabilidad fiscal; política monetaria, urge recuperar el valor del signo
monetario o moneda, la confianza y capacidad de ahorro, para así lograr lo que
llamamos estabilidad económica.

Uno de los motores que en nuestro país se ha desarrollado mas es el petróleo,
pero con respecto a este aun no se ha logrado alcanzar un precio justo de intercambio,
por lo cual es necesario tener una política donde ambos seamos beneficiados por la
compra y venta del mismo, es mucho lo que este producto puede contribuir en el
crecimiento económico de la nación pero el mismo no se ha administrado de la
manera correcta y tampoco se le ha dado la importancia y valor que tiene este
importante mineral, usándolo solo para realizar cambios los cuales no satisfacen las
necesidades de todo un pueblo que se encuentra en una fuerte situación a causa de la
falta de productos que pertenecen a la cesta básica, medicamentos y otros productos
indispensables para su existencia. Venezuela cuenta con las mayores reservas
verificadas de petróleo en el mundo y los ingresos por venta de este producto
representan la principal fuente de ingresos del Estado venezolano. En efecto, los

ingresos petroleros representan un 65,7% de los ingresos fiscales; por esto, se señala
que el Estado venezolano es un “Petro-Estado”. Por otro lado, las exportaciones
petroleras representan 96,6% de las exportaciones totales de bienes, según datos del
Banco Mundial.

La nación venezolana no ha entrado en el siglo XXI con buen pie. Así la
economía venezolana se encuentra, en el momento actual en una situación de
generación insuficiente de empleos, de filtraciones de capitales, a pesar del control de
divisas, de inversión reproductiva insuficiente, e inflación sostenida, acompañado
todo lo anterior de un crecimiento del consumo de bienes importados, en su mayor
parte, con lo cual las cifras macroeconómicas de los años recientes reflejan un
crecimiento.

La moneda venezolana a perdido su valor, y los productos de los cuales
podemos disfrutar en la actualidad en su gran mayoría son traídos del exterior los cual
trae como consecuencia el alto valor monetario del mismo, el venezolano cuenta cada
cierto tiempo con un incremento de su mensualidad pero al mismo tiempo aumentan
los producto que necesita tener a diario en su mesa para el sostenimiento de su
familia, igualmente las empresa colapsan debido al movimiento constante de la
economía del país además de no contar con el respaldo por parte del Poder Ejecutivo
para así cumplir con su labor, encontrándose de manos atadas sin poder en muchas
oportunidades realizar acuerdos internacionales y así hacer crecer su empresa.

Uno de los fenómenos más particulares en la última década ha sido la escasez
de productos de uso diario, en particular de aquellos con precios regulados, como la
leche, diversos tipos de carne, el aceite y otros. El gobierno de Chávez y el de
Maduro han relacionado dicha escasez en primer lugar a un aumento en el consumo
que no puede ser rápidamente satisfecho por la producción y cada vez más al

acaparamiento y el contrabando. Los economistas en general consideran que la
escasez es producto de que el control de precios a un valor por debajo de los costes, el
exceso de liquidez monetaria ante un sistema de poca producción nacional y la
expropiación de cerca de 1200 empresas privadas que abastecían el mercado nacional
por parte del Estado son las causas principales de tal escasez. Consideran que la
economía de Venezuela padece los efectos típicos de una economía de escasez. El
factor de contrabando es admitido por ambos grupos: varios productos son mucho
más baratos en Venezuela que en Colombia, Brasil y otros países limítrofes. Para
diciembre de 2013 el grado de escasez según el BCV indicaban que había una escasez
de 22 %.70 Esto quiere decir que un 22 % de los productos que el consumidor
buscaba en los negocios no se encontraba.

Ante la grave situación política, social y económica en la que nos
encontramos, el país debe orientar sus esfuerzos hacia un gran Acuerdo, el cual
incluya un conjunto de Reformas, donde el norte sea la estabilidad de la economía
(generando crecimiento sostenible y vigoroso), el mejoramiento de la calidad de vida
de la población y fortaleciendo instituciones públicas (desde los hospitales y escuelas
hasta la misma Asamblea Nacional) haciéndolas eficientes y cónsonas con una
estrategia de desarrollo a largo plazo. La alta volatilidad económica y política y la
ausencia total de un coherente plan económico no nos ayudaran a resolver la
dramática crisis que estamos padeciendo.

El 22 de abril de 2014, el Presidente Maduro dijo que tenía nuevos planes para
una "ofensiva económica", centrada en tres objetivos:
1. Encontrar nuevas formas de estimular la producción económica en todos los
niveles del país.

2. Desmantelar los obstáculos que dificulta que los productos lleguen a los
ciudadanos comunes, como el aumento de inspecciones y sanciones a las
empresas que se encuentren realizando contrabando o acaparamiento de
bienes.

3. Continuar con la aplicación de una "ley de precios justos".

A pesar de todos estos intentos en el 2016 abre el escenario político en
Venezuela con una crisis económica profunda con responsabilidades compartidas,
pero no reconocidas por las partes involucradas en un mundo profundamente
revuelto, convulsionado e inmerso en un sinfín de problemas, circunstancias y
procesos geopolíticos por el control del poder, algo que no es novedad, pero que se
agudiza con el transcurrir del tiempo.

El desabastecimiento, la inflación, la inseguridad, el alto costo de la vida son
los principales problemas que viven y padecen diariamente los venezolanos y las
venezolanas sin que el gobierno parezca encontrar una solución real y definitiva a
estos problemas.

Uno de los aspectos que podemos considerar al hablar de la economía
presente es:

1. Crear una atmósfera que minimice la especulación financiera, para que el
desenvolvimiento de la iniciativa privada aproveche las oportunidades de
inversión y de empleo y por ende disminuya las restricciones para potenciar la
expansión de la oferta nacional de bienes.

2. Eliminar las restricciones a la libre iniciativa, introducidas a mediados del
siglo XX por el capitalismo de Estado.
3. Aliviar la imposición indirecta y la devaluación sostenida con propósitos
fiscales para frenar el proceso inflacionario.
4. Reconocer la trascendencia de los procesos de integración (para encontrar
oportunidades de inversión) y de la necesaria coordinación de las políticas
fiscales, monetarias y cambiarias para estabilizar en el tiempo.

Con respecto a nuestra economía venezolana es mucho lo que es necesario
comentar, actualmente se habla de la economía socialista donde se dice que todos
tenemos derechos a las mismas cosas y las mismas condiciones de vida, donde se
atacan las inversiones, empresas y todo lo conocido como propiedad privada, a causa
de que según este régimen todos tenemos derecho a tener las mismas propiedades,
comodidad, situación económicas y demás; lo cual a pesar de los fuertes intentos del
gobierno solo ha logrado una paralización de la economía nacional repercutiendo en
otras entidades o regiones.

El poder se ejerce sin tomar en consideración los principios económicos más
básicos, como el respeto a los derechos de propiedad. Se estima que bajo el régimen
de planificación centralizada se han expropiado o estatizado más de 50.000
propiedades entre fincas (pequeñas, medianas y grandes), industrias y comercios,
entre otros, sin compensación por valor de mercado. Durante los últimos 15 años se
han expropiado empresas o sectores completos: electricidad, telecomunicaciones,
banca y finanzas, petróleo y tecnología, entre otros. En noviembre de 2013 se
estatizaron dos plataformas petroleras, alegando razones de utilidad pública y de
interés “social”.

Bajo el régimen chavista, el Estado venezolano se convirtió en empresario,
importador, comercializador y fijador de precios de los más diversos bienes y
servicios. Sin embargo, la escasez de productos básicos está a la orden del día. La
historia registra el desastre económico que significa una sociedad que fundamenta su
economía en las directrices y manejo de los medios de producción desde el Estado.

El ataque a la economía de mercado sólo se ha utilizado para centralizar el
poder y tratan de ejercerlo de manera hegemónica. Pero, debe reconocerse que hay
mucha ignorancia con respecto a cómo funciona un sistema económico donde sólo se
obtienen ganancias si se satisface a los consumidores (las masas) y en el cual, si los
emprendedores no sirven a “las masas”, sufren pérdidas. El capital, el trabajo y los
recursos de la naturaleza son factores de producción complementarios, donde uno
depende del otro para lograr bienes y servicios que satisfacen necesidades humanas.

CONCLUSIÓN

Dentro de todo este debate a nivel nacional e internacional sobre la situación
presente, hay una gran realidad, no somos un país pobre sino mal administrado
tenemos minerales oro, plata, bronce, petróleo, lugares no explorados ni utilizados,
desierto, montañas, ríos, playas, nieve y un sin fin de virtudes que aun no hemos
descubierto; características que no tiene ningún otro país las cuales lamentablemente
desconocemos aun siendo venezolanos.

Debemos reinventarnos, ver en nuestro interior porque todo comienza desde
allí, la situación de nuestro país no solo se la debemos a un hombre sino a una nación
que al parecer se le ha olvidado lo que somos y lo que tenemos, la posición de la
mayoría de este país es en tener, tener y tener sin importar que tengo que hacer o a
quien tengo q dañar lo cual es realmente frustrante, demostremos una cara diferente
de nuestro país desde nuestro hogar, comunidad o sector donde vivamos porque todos
los grandes cambios comienzan pequeños. Somos venezolanos tierra de Gracia la
cual durante mucho tiempo no le ha cerrado las puertas a nadie que quiera trabajar y
avanzar creamos en esa siembra que hemos durante años y no permitamos que todo
esto que está sucediendo borre nuestras memorias al punto de convertirnos en algo no
somos.

http://www.eumed.net/cursecon/ecolat/ve/2007/egp-soc.htm
http://www.scielo.org.ve/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1315-95182006000300003
https://es.wikipedia.org/wiki/Econom%C3%ADa_de_Venezuela#Mercado_negro_de_divisas
https://es.wikipedia.org/wiki/Pol%C3%ADtica_econ%C3%B3mica_del_Gobierno_de_Nicol%
C3%A1s_Maduro