Jaime Castro: "Se rompe el

ordenamiento jurídico con el
acuerdo"
El exalcalde de Bogotá, exministro y reconocido estadista explicó por qué va a
votar este 2 de octubre en contra del acuerdo de paz con las Farc
ACTUALIZADO : Ayer 14:49 h.
PUBLICADO : Ayer 13:59 h.

JUAN MANUEL REYES - PUBLIMETRO
Compartir

P.: Quisiera empezar hablando de los motivos para su apoyo al “no” en el plebiscito del
2 de octubre. Usted ha hablado de oposiciones jurídicas a los acuerdos de La Habana.
¿Cuáles son esas oposiciones jurídicas?
R.: Nosotros somos un grupo que decidimos reunirnos informalmente para analizar el acuerdo
final. Lo leímos, subrayamos, destacamos argumentando cada punto y llegamos a la
conclusión de que tanto el acuerdo final como el acto legislativo que lo implementa le rompen
vértebras importantes al ordenamiento jurídico, político e institucional del país, echando por la
borda valores y principios propios de los Estados de derecho y del sistema democrático que, a
lo largo de la historia, en Colombia habíamos respetado e intentado mejorar.
¿Cuáles son esos puntos?
Primero, la creación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Encontramos que va a ser
una jurisdicción que va a ser integrada por instancias y entidades internacionales. Los
magistrados de ese tribunal supremo van a ser elegidos por cinco compromisarios, tres de
ellos extranjeros: la ONU, primero el papa, ahora el Tribunal Europeo de Derechos Humanos,
y una ONG que nadie conoce. De los 24 magistrados de este tribunal superior, 4 deben ser
extranjeros. El ciudadano investigado tiene derecho de pedir que de los 5 magistrados que lo
investigan, 2 sean extranjeros. Por cuestiones de soberanía del Estado y de nacionalismo, si
es un tribunal que va a juzgar y condenar colombianos, debería ser nombrado por autoridades
colombianas y estar compuesto de colombianos.
¿No se han visto ya en otros países como Yugoslavia, Nepal o en el Congo casos de
tribunales extranjeros?
Pero eso ha ocurrido en Estados fallidos. A uno no le pueden citar el caso de Yugoslavia,
porque de él surgieron seis estados. Le citan casos de África, pero nosotros no somos un
Estado fallido. Y nos parece más grave que la JEP es una justicia soberana, exclusiva,
preferente, totalmente autónoma. Para pedir una revisión o una apelación toca acudir a la
corte celestial. Y es una justicia que agrava y profundiza los problemas de la justicia ordinaria,
que ya son graves.

Y además hay unas facultades especiales al Presidente de la República para que dicte leyes sobre lo que considere necesario para implementar el acuerdo final. ¿Hay un tercer punto? Y es el más grave: el acuerdo final es la plataforma del partido que crearán las Farc.¿Cuál es el segundo punto? En el Acto Legislativo. es más fácil de entender porque le dice a uno “usted tiene derecho a esto. Creo que el mayor logro del acuerdo radica en que las Farc dejen de ser organización narcoterrorista y se conviertan en partido político. un triunfo numérico pero una derrota política. pero los otros. A uno no le pueden decir mañana “decretamos este impuesto”. yo no. Está bien que los partidos tengan plataforma. pero lo que es indebido y abusivo es pretender que la plataforma del partido de las Farc sea la Constitución de Colombia. Eso elimina la separación de poderes. y a pesar de lo farragoso que es. cambian lo que se llaman “las reglas de juego”. hay que renegociar el acuerdo o suscribir uno nuevo. Ellos no lo ocultan: por eso ‘Timochenko’. Lo que llama la atención es que eso se venía venir. ¿dónde está el Estado? ¿Usted cree que estos reparos pueden ser renegociados a futuro en caso de que gane el “no”? Una vertiente asegura que el plebiscito no es vinculante y los acuerdos pueden ser igual aplicados sin necesidad de que gane el “sí”. cuando dicen “los acuerdos hacen parte del bloque de constitucionalidad”. y a pesar de los mensajes del Ministro de Defensa. magistrados de altas cortes. ni hablamos a nombre de ningún partido político. dijo que este acuerdo debe ser difundido en todo el país para que sepan a qué tienen derecho y cómo deben organizarse. en una legislatura en el llamado “fast track”. Ya el Fiscal General advirtió que las áreas geográficas que controlaban las Farc están empezando a pelearse entre el Eln. que vote en el sentido que sea pero que sepa que esto es así. así las Farc sean la organización guerrillera más poderosa que hay. es la concentración de poder en cabeza del Ejecutivo. porque esa es función del Congreso y uno puede pedir una revisión. son juristas muy calificados. y los proyectos solo pueden ser presentados por el Gobierno. Si llegase a ganar el “no” o si la diferencia fuese muy pequeña. Encontramos eco en la medida que hay quienes plantean que este es el punto de fondo: el Estado de derecho y el futuro de la democracia colombiana. las bandas criminales y los disidentes. ¿Ustedes están de acuerdo con la participación de las Farc en política? Sin duda alguna. porque son la defensa de los derechos de todos como ciudadanos. No consideramos que la desmovilización de las Farc y su conversión en partido sean la paz de Colombia y el fin de la guerra. Uno no cambia las reglas de juego de un partido de fútbol cuando empezó el campeonato. Este acuerdo tiene más importancia que la Constitución de 1991. que consideramos que tenemos la obligación moral de advertir a la ciudadanía. en el discurso del pasado 24 de agosto. y solo pueden ser modificados o alterados con el visto bueno del Gobierno. Si el ‘no’ es . porque en las reformas constitucionales ya no deben ser aprobadas en cuatro debates y no en ocho. ¿Quién apoya este grupo? Nosotros no somos un partido político. No son meros procedimientos: hacen parte del acuerdo sobre lo fundamental. Nos preocupa porque nosotros. Lo dice expresamente la Corte Constitucional: “el plebiscito solo tiene efectos políticos para el presidente”. y es amañar las reglas de juego. a esto y a esto”. y no las pelean a cachetadas.

Bogotá). Yo creo que se está dando eso. y pierde fuerza para las elecciones del 2018. que fui víctima de un atentado criminal de ellos (el 17 de mayo de 1986 en el sector de La Perseverancia. La primera es la carta de ‘Timochenko’ a Uribe para que se uniera a los diálogos: es muy respetuosa con Uribe. La Corte dice que el Presidente no puede llevar los proyectos para implementar los acuerdos. Es más. Pero hay un voto silencioso. uno podría pensar que las Farc pueden considerar que mientras Álvaro Uribe no esté en la mesa. Las reformas legales o constitucionales las pueden promover los partidos. y amenazan con la guerra. O sea que se podría dar en una hipotética asamblea constituyente. sin que nadie lo haya decidido. viene diciendo que el fin último del conflicto y el consenso nacional después del plebiscito es para la creación de una gran asamblea constituyente. porque todos los factores de poder. . sin un afiche. incluso ganando el “sí”. pero es un lenguaje muy distinto al que usa Santos cuando se refiere al expresidente. En la Asamblea Constituyente del 91 estuvimos sentados Antonio Navarro y yo. Usted me decía que. Yo diría que es casi un hecho de política real. incluida la negociación política. un hombre de entera confianza de las Farc. que se encuentren ‘Iván Márquez’ y Uribe así como se encontraron Antonio Navarro y Jaime Castro en 1991. y el 80% vota en blanco. Uribe no contestó. ¿Sin Uribe? ¿Por qué? Le doy dos razones. sin un grafiti. en aquellas materias que no tengan mayor resistencia si se abandona la fórmula “nada está acordado hasta que todo está acordado”. pero igual lo pueden llevar los partidos. No puedo decir que es elogiosa. podría ser una derrota política. y es que hay puntos del acuerdo que pueden implementarse aún si gana el “no”. Yo estoy sentado aquí con usted porque hay un hermoso verso vallenato que dice “Abel Antonio solo muere cuando Dios lo necesita”. pero ¿por qué ‘Timochenko’ le envía esa carta? Una carta generosa. Una propuesta que también plantean otros políticos como Gustavo Petro. Hay un libro maravilloso de José Saramago. que perdería fuerza: no iría al Congreso con un mandato creciente. Yo no descarto que en la renegociación aparezca el uribismo o la asamblea constituyente en un hecho de política real. Yo creo que la derrota política del Gobierno es esa. La plantean las Farc y la plantea Uribe. una mayoría silenciosa. Este escenario se niega a contemplarlo el Gobierno públicamente. Y ahí se encuentra todo el mundo. empieza diciéndole que fue un duro contendor y con los duros se hace la paz. la paz es muy difícil. en el que muestran cómo en unas elecciones. ¿Cuáles son las opciones que ve para que gane el “no”? Considero que es muy difìcil que gane el “no”. el Presidente no pierde su obligación de mantener el orden público y de conseguir la paz. no le dice “paramilitar”. ¿Cómo se podría ver esta derrota? Hay un punto que hay que aclarar. pero es viable que el Gobierno haya pensado esta posibilidad. el Ensayo sobre la lucidez.mayoritario. Y Álvaro Leyva. están a favor del “sí”. Porque este plebiscito lo han querido convertir en unas primarias de las elecciones de 2018. todos mirándose a los ojos decidieron votar en blanco. tanto públicos como privados.

Por eso dicen los del “sí” que el que vote “no” es fascista. o en una universidad. Cuando el país se mire al espejo y se diga “¿Y esto es la paz? ¿No que iba a haber empleo. sería un triunfo pírrico. la . ¿Cómo ha visto usted que se desempeña la campaña? ¿Ha sido limpia y adecuada? Yo creo que el Gobierno y sus amigos. empiezan una campaña con un lenguaje descompuesto. También ha habido mucha protesta ciudadana por el abuso del Gobierno: los despachos del Gobierno se han convertido en oficinas de campaña. pero se metió de cabeza en una gran encuesta de opinión. Diez razones para votar No en el plebiscito El anuncio del fin de la “guerra de 50 años” es presentado por intelectuales comunistas y de otras izquierdas. que fue un 97% sí y 3% no. y cuando ven que la vaina con el "no" se crece. Yo creo que la verdadera derrota política se verá dentro de un año: una diferencia estrecha. la mayor de todas. Afortunadamente no ha habido hechos de violencia: se gritan en la calle. el Estado al que combatieron con crueldad les va a realizar a las FARC sus consignas por decreto: tendremos paz. uribista: nosotros desuribizamos el “no”. como el comienzo de una “Nueva Era”. El Gobierno no estaba obligado a hacer el plebiscito. un “cambio de rumbo” una “Nueva Época” para Colombia. Yo creo que son los partidarios del “sí” los que empiezan con esto y los otros le responden. crecimiento? ¿Dónde está todo eso?”. pero eso es propio de cualquier campaña política. cuando plantearon el plebiscito. inversión. yo le doy un vaticinio: el verdadero coletazo político y electoral del proceso se va a dar dentro de un año. de 10 puntos. paramilitar. Por: Darío Acevedo Carmona   10842 COMPARTIDO Twitter FaceBook Google opiniones    INSERTAR Al fin.¿Por eso se han polarizado las fuerzas y se ha convertido el plebiscito en una batalla de Santos contra Uribe? Es más. habrá tierra para los campesinos. con el inicio de la campaña electoral. porque el Estado no tiene capacidad económica ni política para cumplirlo. por ilustrados liberales y progres. pensaron que iba a ser como en 1957 (cuando se votó el Frente Nacional).

Los “logros” se revelaban en medio de fiestas y shows publicitarios que no obstante luces y guirnaldas no suscitaron grandes emociones. hoy día.democracia será más amplia y auténtica. comités. antes y por fuera del Acuerdo Final. por eso se negoció en pie de igualdad y por eso quieren presentar el arreglo como un Acuerdo en el marco del DIH como un tratado interpartes. Se les otorgó estatus de contraparte a las FARC. . Se negoció. el famoso Tribunal de Paz diseñado por un abogado comunista español y dos magistrados colombianos uno de los cuales nos dijo que las FARC no eran tan malas y que había que dejar de tratar a los guerrilleros como delincuentes. plenos poderes penales. 4. pero. se aplicará justicia a la medida. con varias salas de justicia. Los hitos de la desastrosa negociación quizás se hayan olvidado. Hagamos un brevísimo repaso: 1. dispositivos por decenas formando un PARAESTADO. se crearán comisiones. 5. se debilitó el alto mando. el Estado colombiano se igualó con una agrupación terrorista. Se conformaría una Jurisdicción Especial de Paz de 72 magistrados 15 de ellos extranjeros. 2. la doctrina militar. como si en el campo no hubiese que trabajar. los Acuerdos contemplan cambios de gran envergadura que la sustituirían. Ese tribunal tendrá vigencia indefinida. podrá hacer a un lado el principio de la cosa juzgada retomando casos ya definidos en nuestros tribunales y otros que pueden constituir una cacería de brujas o a buscar a los presuntos cerebros de la violencia. se impondrá el lenguaje de género y nos repetirán de todas las formas y a todas las horas los principios que ya figuran en nuestra Constitución como si los hubiesen rescatado de siglos de ostracismo. 3. Se negoció con las FARC temas propios de la Agenda Nacional relativos a políticas públicas: reforma agraria que busca revivir un modelo ya desueto basado en la parcela autosuficiente. Santos se comprometió a no tocar la Constitución. tribunales. sustentados en una vaporosa retórica constitucional de corte greco-quimbaya en la que pulula una babosería insulsa sobre temas ya conocidos para descrestar a ingenuos e ignorantes. se llamó a calificar servicios a los oficiales más experimentados y se debilitó la moral de combate del Ejército. se reconciliarán víctimas y victimarios. en escala industrial y con alto rendimiento y productividad. El paquete que nos trajeron de La Habana fue estructurado paso a paso y con calculada parsimonia. Así. sistemas.

contrario a promesa del Presidente. 26 curules a partir de 2018 y sin exclusión de responsables de delitos atroces. que desconozcamos el mandato de la CPI a la cual pertenecemos. en nombre del ideal de la paz. según el Gobierno y sus seguidores. pedir justicia es revanchismo. Y el peor de todos los daños que se derivan de esta horrible entrega es el de la capitulación de la Justicia pues. el modelo castrochavista. CODA: El 2 de octubre debemos votar rememorando una de las ideas más acertadas de Jorge Eliécer Gaitán: “El pueblo es superior a sus dirigentes”. Por el momento y de paso: se les concedería a las FARC. existe un temor razonable de que se imponga imperceptiblemente. a que pensemos que es lo mismo un delito de lesa humanidad que uno corriente. 10. ha renacido la extorsión.6. justificadora o simpatizante de la causa la tarea de reconstruir la Memoria Histórica para que se escriba el relato verdadero y oficial de la historia del conflicto en el que se reafirmará que la violencia guerrillera fue fruto de “condiciones objetivas”. 7. como si no tuvieran recursos. el país fue dividido desde el gobierno entre “pacifistas y guerreristas”. aprovechando el caos y la división de las elites políticas y de la opinión. que no prestemos atención a los compromisos con el DIH que hace parte del Bloque de Constitucionalidad. El paquete de los Acuerdos contiene desagradables sorpresas. es guerrerismo. El Congreso de la República fue castrado en sus funciones legislativas en la medida en que de triunfar el “sí” los acuerdos llevados a trámite en el Congreso no pueden ser modificados sino aprobados u objetados. que la prisión es un castigo feudal y anticuado. que debemos perdonar aunque no nos pidan perdón. los ultraradicales colectivos y comisiones de abogados y activistas de izquierda defensores de los derechos humanos. la tranquilidad y seguridad en las calles y barrios. sin embargo estamos perdiendo cosas muy importantes: el sentimiento de seguridad (que se había recobrado con la política de la Seguridad Democrática). El presidente Santos llegó a decir que si el proceso fracasaba Colombia nada iba a perder. que no haya cárcel para delitos de lesa humanidad. 9. nos invitan hoy a que no se apliquen. 8. es venganza. . El Gobierno cedió a la guerrilla y a la intelectualidad que ha sido tolerante. Para sustentar tal ignominia. Se les conceden miles de millones para la creación de su partido y hacer pedagogía sobre su ideología y programa.

| 7 de agosto de 2016 Foto: Esneyder Gutiérrez Desde hace unas semanas. Sé lo que es el dolor de la violencia. Por: FRANCISCO SANTOS CALDERÓN | 1:10 a. el uribista Centro Democrático viene liderando la campaña por el 'No'. Fui secuestrado por Pablo Escobar y desplazado por las Farc. Sé lo que es salir corriendo del terruño para salvar la vida. tanto quienes van a votar ‘Sí’ como quienes vamos votar ‘No’ en el plebiscito queremos –en el fondo– lo mismo. O acostarse sin saber si es la última noche. Sé lo que es levantarse sin saber si es el último día de vida. ¿Quién no va a querer la paz? ¿Quién no va a querer que las Farc y el Eln se desmovilicen y entreguen las armas? Nadie en este país es tan loco como para no querer un sueño de estas dimensiones.'La impunidad tiene un costo enorme': Francisco Santos Calderón El exvicepresidente explica sus motivos para votar por el 'No' en el plebiscito. Por eso. .m. He sido víctima y he ayudado a víctimas durante los últimos 26 años.

En este proceso. en una actitud soberbia. quizás”. En miles de audiencias de Justicia y Paz. con presencia de las víctimas. las Farc no solo no piden perdón. En Sudáfrica. y vi muchas. de víctimas de una violencia que de ninguna manera es justificable. Es increíble que hoy la paz divida a la sociedad colombiana. los perdonaba. no solo justifican sus crímenes.¿Dónde está la diferencia? En una paz con raíces que germine o una paz que desemboque en nuevos tipos de violencia. Peor aún. las víctimas enfrentaban a los perpetradores y se empoderaban. es una paz donde el perpetrador es victorioso. pero que requiere de rectificaciones que solo un mandato masivo de los colombianos puede lograr. que no va a prosperar y que no va a florecer. Este proceso de paz justificó los terribles crímenes del perpetrador revictimizando a cientos de miles. votar ‘No’ es decirle sí a una paz que está cerca. Por eso. Antanas Mockus. Es una paz en la que el crimen triunfa. ni reparación ni víctimas empoderadas enfrentando a su victimario. En este proceso nada de eso va a suceder. Desafortunadamente. indignado. y sus padres perdonaron a los autores de este horrible crimen. creen que es solo un negocio de poder. o millones. ‘Timochenko’ y Juan Manuel Santos. dijo: “Es que el perdón hay que merecerlo”. el presidente Juan Manuel Santos ha negociado una paz que no va a durar. sino que con cinismo responden sobre la verdad a las adoloridas víctimas de su violencia: “Quizás. quizás. Ni las Farc ni el actual Gobierno han entendido que la paz nace del corazón. es una paz en la que el fin justifica los medios. Nace del perdón y nace de la misericordia. de 5 años. . Pero la explicación es sencilla. Entre otras. porque excluyen al resto de la sociedad. Ni verdad. Y para merecerlo hay que pedirlo. Ahí se equivocan. Recuerdo cuando en el barrio Fátima una bicicleta bomba asesinó a Johana Zárate. en especial a las víctimas directas e indirectas de esta violencia. el tribunal escuchaba a los perpetradores relatar sus crímenes y.

Aún huelen a pólvora.Y se inventaron tribunales para enlodar a toda la sociedad. tiene como resultado la redención. dijo ‘Manuel Marulanda’. pero para ello primero se debe volver a humanizar a los miembros de las Farc. El castigo. Es difícil. Se inventaron una verdad que el perpetrador va a poder editar. de los abortos forzados y de tantos otros delitos que deshumanizaron a su dirigencia y al resto de la organización. De las Farc la sociedad colombiana y las víctimas han recibido todo lo contrario. Las Farc nacen de un reclamo legítimo y de una exclusión. Víctimas que quieren verdad. “Dónde están las gallinas”. moral y ético. pero ni eso van a tener. Al contrario. del narcotráfico. Sus crímenes nunca se perdonarán. Se inventaron una justicia que no repara. La peor tragedia de este proceso de paz es permitir que los victimarios se hagan las víctimas y despojen de ese derecho a las verdaderas víctimas de esa violencia. pues el primero los conducirá inexorablemente al repudio que hoy sienten los colombianos por ello. la única reparación que en algo matiza el dolor. por no decir imposible. del secuestro. del reclutamiento de niños. Si las Farc quieren tener un futuro político deberían ir por el segundo camino. Por eso. esta paz divide al país en vez de unirlo. las palabras de los miembros de las Farc aún destilan esa terrible justificación de la violencia. pero sí se puede llegar a perdonar a quienes los cometieron. por el contrario. del desplazamiento. Se inventaron todo tipo de mecanismos para encubrir una impunidad que castiga a toda la sociedad. Un proceso de paz debe acabar con esa exclusión. La impunidad tiene un costo enorme. al olvido y –Dios no lo quiera– a la violencia. como hoy sucede. La paz necesita un acto de contrición. . Pero poco a poco esa exclusión se convirtió en la justificación del terror. Y para eso se necesita que el perdón lo otorgue la víctima y no lo entregue el victimario. vivir al lado de quien no es capaz de reconocer que la violencia ha sido su única manera de expresar sus ideas y su legítimo ideal de transformar esta sociedad.

FRANCISCO SANTOS CALDERÓN . pero no así.¿Cómo lograr que los miembros de las Farc se humanicen. se incluyan en nuestra sociedad y tengan futuro alguno? Con un voto masivo por el ‘No’ en el plebiscito que dignifique a las víctimas y empodere a esta sociedad para decirle a Santos y a ‘Timochenko’: paz sí.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful