Levante el mercantil valenciano

domingo, 6 de noviembre de 2016 65.

Cultura

Isla de Lobos
hace accesibles
las reflexiones
más profundas
de JV Pascual 

José Vicente Pascual, reciente Premio Valencia

de Narrativa en Castellano 2016 de la institución
Alfons el Magnànim, presentó ayer la novela
ganadora en la Libería Argot de Castelló
MÓNICA MIRA CASTELLÓ

Un escritor que a lo largo de su
trayectoria literaria se ha hecho
merecedor de varios galardones
tiene el privilegio de poder dar
más valor personal o sentimental
a unos que a otros. José vicente
Pascual recibió hace unos días el
Premio valencia de narrativa en
castellano 2016, de la institución
alfons el magnànim, sobre el que
reconoce que «me hacía mucha
ilusión. Por vinculaciones personales y familiares con valencia,
era importante para mí». de este
modo, el jurado con su veredicto,
sinposiblementesaberlo,convirtióestegalardónparaIsladelobos
en un premio doble para Pascual.
Si uno conoce los lazos familiaresqueunenalautorconlaciudad de valencia, como que todos
susabuelossonvalencianosoque
sus padres se hicieron novios en
la capital del turia, puede ponerse en plan poético y decir que la
consecucióndeestepremiovenía
marcada por el destino. Pero lo
cierto es que de lo que realmente
es la consecución es de muchos
años de trabajo; «cuando escribo
siempre intento dar lo mejor, no
me fijo en las modas, ni en lo que
les gusta a los lectores, porque no
sé lo que les gusta. Sé lo que me
gusta a mí».
Quienes valoran su obra dicen
que es «diferente». de hecho, en
el veredicto del jurado se destacó
que Isla de lobos es «muy entretenida, con un punto mágico que
conjuga hábilmente elementos
deficciónrealistaymágica,yconsigue crear una atmósfera muy
original». Pero siempre es interesante saber lo que opina un autor
de sí mismo. Pascual defiende

«El autor cuenta con la
imaginación de García
Márquez y la prosa de
Alejo Carpentier»

que esta manera de escribir «no
es una pretensión, es mi forma de
abordar la historia. Que no coincida con el tono general de la narrativa en españa es una opinión
legítima de lectores y críticos,
pero desde mi punto de vista es
solo una forma de hacer las cosas».
ensumanerapersonaldedesarrollar la creatividad a través de
la literatura, José vicente Pascual
reconoce tener importantes influencias, la mayoría de gallegos
ilustres, entre los que destaca de
manera especial a Álvaro cunqueiro, por el que admite sentir
una admiración y cariño especiales.tanconscienteesdelomucho
que le ha marcado leer a este y
otros autores que, desde su punto de vista «son los grandes maestros de la narrativa hispánica del
siglo XX», que para él sería un orgulloquealguienreconocieraesa
improntaensusnovelas,«esosignificaríaquealgohehechobien».
críticas sobre Isla de lobos se
puedenencontrarvariasydepersonas que no hablan por hablar,
como la de víctor del Árbol (premio nadal 2016) y miembro del
juradodelPremiovalencia,quien
afirmaque«elautorcuentaconla
imaginación de gabriel garcía
márquez y la prosa de alejo carpentier. demuestra que quedan
orillas por descubrir en la literatura». Parece que ante una valoración así quede poco más que
decir, solo cabe leer para comprobarlo.
JosévicentePascualvioenesta
novela la oportunidad de «abordar temas que me desasosiegan,
como el sentido de la conciencia
humanayelsentidodepertenencia a este mundo». dos temas de
gran trascendencia pero que Pascual desarrolla con ironía y humor, a través de un lenguaje
«ameno y amable para el lector»,
unahabilidadcomplicadaquereconoce haber adquirido «con
mucha experiencia, trabajando
muchoeltextoyleyendomucho».

El escritor José Vicente Pascual recibió el premio Valencia de narrativa en castellano 2016. GERMÁN CABALLERO

GERMÁN CABALLERO

José Vicente Pascual.

«Siempre es
agradable hablar
con los lectores» 
Ayer por la tarde, Pascual visitó la librería Argot
de Castellón para presentar «Isla de Lobos» junto al
autor Pere Cervantes, en la
que fue una oportunidad
para volver a visitar una
ciudad en la que solo ha estado en una ocasión, y para
acercarse al lector «que
siempre es una experiencia
muy agradable», aunque
también cansada, todo hay
que decirlo, aunque este
escritor itinerante, esté
algo acostumbrado a mudarse de una ciudad a otra,
por circunstancias personales, sin que esto suponga
un aspecto trascendente,
dado que para él, el lugar
en el que escribe es lo de
menos, mientras pueda hacerlo.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful