Está en la página 1de 15
INTRODUCCION Los usuarios de téenicas psicométricas son conscientes de que las condiciones de validez y confiabilidad de un test dejan de cumplirse cuando no se respetan las instrucciones acerca de la aplicaci6n y evaluacién de las respuestas del instrumento empleado. Dichas condiciones se refieren tanto a la manera de presentar los materiales y Ja consigna durante la administracion como a la interpretacion de los puntajes segtin la poblacién sobre la cual debe aplicarse el test. La teorfa de los instrumentos que evaltian variables psicoldgicas subraya la importancia de contextualizar los datos individuales de los tests relacionandolos con Ios valores, la motivacién y las competencias del sujeto examinado, asi como la necesidad de emplear normas estadisticas locales actualizadas. En el Manual del Test de Matrices Progresivas (MPR) los autores hacen refe- rencia a investigaciones que demuestran el aumento intergeneracional de los punta- Jes obtenidos a través de las MPR. La capacidad eductiva se ve incrementada a razén de mis © menos una desviaci6n estdndar por generacién en numerosas partes del mundo, existiendo diferentes hipdtesis explicativas (pag. 1 27). Uno de los descubrimientos mas sorprendentes es que, a pesar del aumento de Jos puntajes generales a través de Los aiios, existe una semejanza notable entre las normas obtenidas en muchas eulturas diferentes en un momento dado. Estas conclusiones implican que los editores de tests tienen que mantener los ‘aremos actualizados y que los usuarios de los instruments deben controlar cuidae dosamente Ja lectura de los datos normativos que utilizan, El empleo de normas desactualizadas y/o provenientes de otro contexto conduce a afirmaciones distorsio- nadas sobre los individuos y a investigaciones seriamente defectuosas. Consciente de esto, la Editorial Paidés solicité el asesoramiento de las edtedras Teri ia ae lors Died eid Bay A de Poles Universidad de Buenos Aires, a fin de claborar baremos actualizados. Se sugiere a los profesionales que incluyen el Test de Matrices Progresivas en su practica y/o investigaciones, que envien sus trabajos a la Editorial con la fimali- dad de difndirlos en futuras Carpetas de Evaluacién, {Estos pueden ser: 1) informes sobre investigaciones completas, preferiblemen- te con restimenes; 2) bosquejos de trabajos en curso, para poner en contacto a los investigadores de areas relacionadas; 8) material inédito que podria ser «til cuando se compilen nuevas tablas normativas con los resultados obtenidos con diferentes Mpc 57 grupos en distintos paises o para contribuir al desarrollo ulterior de los tests en sf 4) detalles de nuevos trabajos de investigacién, CARPETA DE EVALUACION Administracion nde Las ‘Manual del Test (Paid6s, 1993). Sateen — -ckarniraremos en este apartacfo fas dstintas etapas posteriores a la evaluacdl del niimero de respuestas correctas parciales, por Serie (A, Ab y B), y el puntg total de cada syieto sepiin Ja Plans de pantaacion ! oie at a Con dicho calculo se verifica la consistencia de las respuestas al comprobar si Ja composicién del puntaje se ajusta a la esperada, Es una modalidad técnica para controlar las posibles respuestas al azar al elegir entre las distintas alternativas para completar cada matriz. Las matrices son "progresivas” por cuanto su construccién deriva de Ia aplica: cin de criterios cada vez més complicados para su ejecucion correcta, Esta estructura de la prueba hace “esperable” una determinada distribucién de las respuestay correctas, presentindose una disminucién de ellas a través de las series A, Ab y B, La consistencia se establece ficil y rpidamente al comparar la composicién de los puntajes parciales segtin el puntaje total con los datos que figuran en la tabla 1 (tabla de composicién de puntaje normal). Entre el puntaje real y el esperable sélo debe haber una diferencia (discrepan- cia) que oscile entre +2 y-2, Sera consistente todo puntaje cuya composicién discrepe del esperado-en -2, =L, 0, +1 0 +2, En todos los demas casos el puntaje sera inconsistente, MPC 58 Por ejemplo, si un sujeto ha obtenido un total de 23 puntos, se aguarda que ‘esté compuesto por los siguientes puntajes esperados (en negrita) Esperado — SujetoA Sujet B_—Sujeto G Serie A 9 11 (2) 72) 90) Serie Ab 8 70) 10 (2) 11 G8) Serie B 6 5 Gl) 60) 38) Sus respuestas scrin consistentes si, por ejemplo, su puntaje esti compuesie como el del sujeto A 0 el de B, Sera, en cambio, inconsistente, en un caso como el del sujeto C. Elcélculo de la discrepancia es sumamente til en las administraciones colectt vas, en las que no se puede realizar una observaci6n adecuada de la actitud del suje- to (véase en Protocolo: Forma de Trabajo, Disposiciin y Perseverancia). En Ja muestra de 445 nifios sobre la cual se construyeron las normas de Capital Federal, se descartaron 25 sujetos por inconsistencia en sus puntuaciones, Es esperable que tn margen similar (un 6 % de los casos) presente puntajes inconsistentes cuando la administracidn se realiza en forma colectiva, { Transformacién del puntaje directo a percentil Los autores del Manual afirman que el método mas satisfactorio para interpre- tar el significado de un puntaje es considerarlo en funci6n de la frecuencia porcer- tual con que ese valor aparece entre personas de Ta misma edad (pag. MPC 45) Este método tiene sobre otros la ventaja de que no implica ningiin supuesto a priori acerca de que el desarrollo de la capacidad intelectual en Ia infancia sea mecesaria- mente uniforme o se distribuya simétricamente Los percentiles son puntuaciones que se expresan ent funcién del porcentaje de personas, en el grupo normative, que queda por dcbajo de una puntuacion directa determinada (Anastasi, 1980). Si, por ejemplo, el 5 por ciento de los sujetos resuelven correctamente menos de 15 problemas en un lest, orresponde una puntuaci6n directa de 15 al pereentil 5 El percentil 50 corresponde a la mediana. Los percentiles por encima de 50 representan ejecuciones superiores al promedio, mientras que los que es debajo de 50, ejecuciones inferiores. MPC 59) El percentil 60 indica que el sujeto que lo aleanza supera al 60 % del grupo normative y es superado por el 40 % de este ultimo. No hay que confundir los percentiles con las conocidas puntuaciones por por- centajes. Estas titimas son puntuaciones directas, expresadas en funcién del porcen- taje de elementos correctos; los percentiles son puntuaciones trensformadas que s¢ expresan en funcién del porcentaje de personas, presentando ur cuadro de la post ‘iém relativa de cada individuo en el grupo normative. Por lo tanto, en la aplicacién de las normas del test debe prestarse mucha aten- cidn a la muestra de tpificacion de la cual fueron extraidas. Arve ella hay que pre- guntarse dénde, cuando, eémo y a quiénes fue administrado el test, a fin de deter- rinar si el sujeto o los sujetos que estamos evaluando son comparables con los del ‘grupo normative. Las normas de los tests psicol6gicos en modo alguno son absolutas, universales fo permanentes (Anastasi, 1980). Representan meramente la ejecucién en el test de Ios sujetos que constituyen el grupo normativo, En los textos tradicionales sobre psicomettia se recomierda que la muestra sobre la que han de basarse las normas debe ser lo suficientemente grande para que pueda proporcionar valores estables sobre la poblacién que se considera (en este caso: nifios de 5 a 10 afios). Sin embargo, actualmente se cree que es mejor vol- yer a definir la poblacién de forma mds restringida y no pretender dar normas sobre una poblacién ideal que no se encuentre representada acecuadamente en el baremo. En esta Carpeta presentamos las tablas II y III, correspondientes a los grupos normativos que deseribiremos mas adelante El usuario del test MPC puede consultar en las paginas MPC 47-51 del Mana! baremos realizados en distintos paises sobre la Escala Coloreada, En sucesivos Anexos, esta Carpeta de Evaluacion incluira aormas actualizadas de distintas regiones argentinas, ‘Tabla IL La estandarizacién de las MPC, realizada en 1979 que abarcé todo el Reino Unido, revelé que se habia producido una aceleracién del desarrollo de la capacidad eductiva infantil después de los estudios normativos originales. Las diferencias halladas entre los baremos realizados con poblacién infantil del burgo de Dumfries en los afios 1949 y 1982 demostraron una significativa acelera- Meee 80, Bl percentil 60 indica que el sujeto que lo alcanza supera al 60% del grupo normativo y es superado por el 40 % de este tiltimo. No hay que confundir los percentiles con las conocidas puntuaciones por por- centajes. Estas tiltimas son puntuaciones directas, expresadas cn funcién del porcen- taje de elementos correctos; los percentiles son puntuaciones transformadas que se expresan en funcién del porcentaje de personas, presentando un cuadro de la post cién relativa de cada individuo en el grupo normative. Por fo tanto, en la aplicacion de las normas del test debe prestarse mucha aten- cién a la muestra de tipificacion de la cual fueron extraidas, Ante ella hay que pre- guntarse dénde, cuando, cémo ya quiénes fue administrado el test, a fin de deter- inar si el sujeto o los sujetos que estamos evaluando son comparables con los del grupo normative. Las normas de los tests psicolégicos en modo alguno son absolutas, universales © permanentes (Anastasi, 1980). Representan meramente la ejecucién en el test de los sujetos que constituyen el grupo normative, En los textos tradicionales sobre psicomettia se recomienda que la muestra sobre la que han de basarse las normas debe ser lo suficientemente grande para que pueda proporcionar valores estables sobre la poblacién que se considera (en este caso: nifios de 5 a 10 afios). Sin embargo, actualmente se cree que es mejor vol yer a definir la poblacién de forma mis restringida y no pretender dar normas sobre una poblacién ideal que no se encuentre representada adecuadamente en el baremo. En esta Carpeta presentamos las tablas I y III, correspondientes a los grupos normativos que describiremos mas adelante, Fl usuario del test MPC puede consultar en las paginas MPC 47-51 del Manual baremos realizados en distintos paises sobre la Escala Coloreada. En sucesivos Anexos, esta Carpeta de Evaluacién incluira normas actualizadas de distintas regiones argentinas, ‘Tabla I La estandarizacién de las MPC, realizada en 1979 que abarcé todo el Reino Unido, revel que se habia producido una accleracién del desarrollo de la capacidad eductiva infantil después de los estudios normativos originales. Tas diferencias halladas entre los baremos realizados con poblacién infantil del burgo de Dumfries en los aitos 1949 y 1982 demostraron una significativa acelera- Ape Rn cin del desarrollo respecto de la época del primer estudio (el lector interesado puede comparar la tabla presentada aqui con la editada en la primera Carpeta de Eyaluacién de la Escala Coloreada). Grupo normative —Dénde? _Burgo de Dumfries, Escocia, Gran Bretaiia. = Cuindo? 1982, = sCémo? _ Se adminisix6 el test a todos Jos nitios cuyos apellides comenzaban con las letras Ha L inclusive, estudiaran 0 no en escuelas especiar les. Los nifios de menor edad 0 capacidad fueron examinados individualmente; los otros, en pequeiios grupos. — -Aquiénes? 598 nifios de 5 afios, 3 meses, y 11 aftos, 8 meses. ‘Tabla TIT La estandarizacién realizada en Capital Federal por la profesora Ida G. de Butelman en 1958 (véase en Ia primera Carpeta de Evaluaciém) presenta diferencias significativas con la actual, elaborada en 1993, y da cuenta del incremento en Tos puntajes del test en la poblacién infantil de la ciudad de Buenos Aires. Grupo normative — Dénde? Capital Federal, Argentina. = Cuindo? 1998. —,Cémo? _ Se administr6 el test a alumnos de la Escuela Primaria de un cole- io piblico y otro privado; por lo tanto, la muestra no incluye asis- tentes a escuclas especiales. Los nitios de 5 y 6 aftos respondieron al mismo en grupos de 5 a 8 integrantes; el resto lo hizo en forma colectiva, por grupo-lase. —:Aquiénes? 445 nifios (de los cuales 420 presentaron respuestas consistentes luego del cilculo de la discrepancia) de 5 aitos, 0 mes, a 10 aiios, LL meses. ©) Coreertr ol percentil en rango Dentro de las comparaciones interindivicuales por rango, los rangos percenti- lares son los mas utilizados (Santisteban Requena, 1900). Los percentiles pueden considerarse como rangos en un grupo de 100. Con los percentiles empezamos a contar desde abajo, de forma que cuanto mis bajo sea ¢1 percentil peor sera la posicién del individuo con respecto al grupo normativo. Al situar por rangos, por el contrario, se comienza a contar desde arriba, recibiendo el tango I la persona del grupo con mejor puntaje. Para convertir el percentil obtenido por un sujeto en el rango correspondien- te, consiiltese la tabla TV (tabla de diagnéstico de capacidad intelectual). 4) Diagnéstico de capacidad La tabla IV, ya mencionada, permite relacionar cada rango con el correspon- diente diagnéstico de capacidad. Al utilizar las 5 bandas amplias definidas verbalmente se debe tener en cuenta con qué normas ha sido evaluado el sujeto. Por ejemplo, las categorias “Superior” 0 “Deficiente” tienen una lectura dife- rente si el grupo normativo con el cual se ha convertido el puntaje total a percentil incluye 0 no a nifios de escuelas especiales. Esta diferencia implica que las normas que han sido elaboradas a partir de la aplicacién del test en escuelas primarias arrojaré una ereciente seleccién de casos superiores en los grados sucesivos debido al abandono progresivo de los alumnos menos capaces (nétese, por ejemplo, la diferencia entre los puntajes directos correspondientes a los distintos percentiles entre los 6 y los 7 aiios en el baremo de Capital Federal). En sintesis, un diagnéstico “Deficiente”, por ejemplo, tendra una lectura dife- ente segiin el grupo normativo que se haya tenido en cuenta. Si se utiliza la tabla I para la conversion del puntaje directo a percentil, este diagndstico surge de la comparaci6n del sujeto con una muestra de nifios de su edad en Ia cual se han evaluado alumnos de escuelas diferenciales. Si se utiliza Ia tabla TIT, el diagnéstico surge por comparacién con alumnos de escuelas primarias de educacién comin; por lo tanto, la “deficiencia” es relativa. Ser necesario admi- nistrar otras pruebas con baremos locales que discriminen entre nitios con proble- mias de aprendizaje y sin ellos, Pe 62 | Para el diagnéstico “Superior” es conveniente aplicar Ta Escala Avanzada de las Matrices Progresivas de Raven si el objetivo es diferenciar claramente entre indivi- duos de aptitud superior, ) Diagnéstico de los ervores Para analizar sistemiticamente los estilos y estrategias de resolucion de distin- tos individuos ante las tareas propuestas por el test, se ha estudiado la naturaleza de los errores cometidos por los sujetos. En las ctapas anteriores el procedimiento de puntuacién de cad wno de los ftemes fue dicotémico (correcto:incorrecto); ahora interesa obtener informacion sobre el tipo de error implicado en la alternativa incorrecta elegida como respuesta (ease el Manual, pags. 1-41-42, MPC 32.26 y tablas MPC IV y MPC V), teniendo en cuenta que el sujeto sclecciona una de las seis opciones de respuesta para caa item. Las tablas V, VI, VIL, VIII, IX y X describen, en nitios de 5, 6, 7, 89 y 10 afios respectivamente, la distribucién porcential de la eleccién de alternativas en ln ‘muestra administrada en Capital Federal Las tablas estn compuestas por un cuadro de doble entrada. En cada Serie, A. [Aby B, se contemplan las scisalternativas de respuesta, incluida la correcta (x), y fen cada uno de los 12 ftemes que componen Ia Seric se sefiala en Ia parte superior fl tipo de error cometida nominado con las Tetras de fa “a” a la” (Néanse pgs MPC 7-9). Debajo se encuentra el porcentaje de nitios que eligi6 esa opci6n Estos datos tienen como objetivo facilitar las comparaciones cualitativas de las respuestas erréneas; indican donde falla el sujeto y tal vez por qué, Son wiles tanto cen el diagndstico individual como grupal. Por ejemplo, si nos detenemos en ta distribucion de las respuestas dadas por los niitos de 5 aos (tabla V) en cl item 9 de la Serie B, observamos que ninguno dio la respuesta correcta, El 57 % opt6 por la 1 y el 81 % Io hizo por fa alternativa 5. Las otras tres opciones fueron elegidas por el 5 “ o menos de Ta muestra. Las respuestas dadas por la mayorfa estin relacionadas con los ertores “E” y sr “Repeticion del dibujo, lo cual es esperable por la temprana edad de Tos sue~ tor sexta las cinco etapas cualitaivas en el desarrollo de ka capacidad eductira (pigs. MPC 4-5). Los autores del Manual aclaran que Ia confianza con que pueden cxtraerse inferencias a partir de tas respuestas erréneas depende, en parte, de Ta naturaleza MPC 63 del error y, en parte, del ntimero total de errores cometidos. En el caso de sujetos que cometen muchos o muy pocos errores, el anilisis tiene necesariamente menos significacion psicologica que cuando mas 0 menos la mitad de las soluciones son de un modo w otro inadecuadas; sin embargo, los estudios comparativos de los errores cometidos por grupos de examinados que obtuvieron puntuaciones medias oscilan- tes entre 15 y 27 han demostrado Ia existencia de diferencias clinicamente significa En nuestro pais, la profesora Sara Pain (1979) ha realizado un andlisis genético de los itemes que conforman las MPR basado en la teoria de Piaget, que permite poner de relicve los distintos procesos puestos en juego, que van desde la simple regulacién perceptiva hasta el pensamiento formal, P) La comunicacion de los resultados En este punto remitimos al lector al apartado que, bajo este tuilo, se encuen- tra en el Manual del Test de Matrices Progresivas, pigs. 1 3841 BIBLIOGRAFIA Anastasi, Aus Lsts poicoldgicos, Madrid, Aguiar, 1980. Pain, Si: Psicomeiria genetica, Buenos Aires, Nueva Visién, 1979. Raven, .C., Court, JUH. y Raven, J. Test de Matrices Progresivas. Manual y Escatas Colo- reada, General y Avanzada, Buenos Aires, Paidés, 1993. Raven, J.C Test de Matrices Progresivas, Cuademno de Matrices, Aby B., Buenos Aires, Paidés, 1993, Santisteban Requena, C.: Psicometnia, teria y prdctica en la construccién de tests, Madrid, Editorial Norma, 1990, Escala Coloveada, Series A, MPC 64 Tabla Vil. — Porcentales de respuestas: 7 afios Nl. — Porcentajes de respuestas: 8 afios are Sete eae & 7 F ae r ter af +[e[e a[sfel "| frspucse] Se | ay a espuest nr Pile sf2)ot«lelelsle)e]«lelel le]: |«ls [> | oifo lol" Pete terete] ffeleyeyeteyetetetey 50 AC) 0| 0| ofroq of of of of of | 0 wlolo|olo ola ofo fos} * > delelefefereteyet® i er o| | of ofr of 0} of o Bs 20s ede = gle cle -[8- ‘Tabla Vil — Porcentajes de respuestas: 7 afios ‘Tabla Vil, — Porcontajes de rospuestas: 8 afios See espueat ee a2 glo 2 Tabla Ix, — Porcent ‘Tabla IX. — Porcentajes de respuesta ars nome Sa Ed & elellelelTe[= Pepe] s[sfel[2[e[-[s] 6] + opal elo) efile ila eff efofol ipal a] iff of ef ole fo lo fe "| of ef ofioq of of of 0] 0 of of oq of of 0| of 0 | 104 0] of © froofo fo E afl =| «fel ef elect = aff el ele] =f ofeto| ste ] of of rq of of of of ofr of ofo|sfolofo * lati fala] alo) el] e cl fi fetal spool ef ebef | afele fi a). * Jog 0 | of of of of oo] +] 0 swf of of of of of o»| of +] of of of orfo|o ° ~ Pelefififefele] ele efor [esp of ete [e lofts fools ts foolnl * | ofr of of of of 5] of 0 ofr of of 0] of | 0] a] a] ofa ofeefo}ofole Teh blab tol sfstefarore ffs, ffefofifollofefe peloton tafe lay © | ol +] of of oso of ec] 2] of of x]as]o|+/ofs la af of of 0] ofsq 0} os] 6| of of of for fo]sfo Pifele fey sfoy stele] erele i fmol fay Pleo fe leet yey, © | of ofr of of of oe] «| of 0] of of of [refi] fo I Pofefefifofefofofetayef mote yi opal sPefefefele fi fof * {of of eo] +] of ef of «|o0] 0] of of of «| 1 Jo ofa] of mn] of s leo] palo yitefmfeletefel | cpa i fe fafa fo ef fefel trl telal © | sfoof of oo] «] of a] ofa] al of s|«]+rolreley ° sof sf te [fs [o |r] ef efef elif Pe] fa] el foo) we fi fooln [a afofolefelifefe fel | * Jor of of of 2] of o] +] 2] of ef ves fs |rsfofe] ° a} 5| >] 20] [0 Jes] 19] 0 of foleyel fat eel il e|s] = fe fools lapel fefelefefofefety fof ole of oer] 1] of 1] 6 [5 |rals ela sfols}sfolalsfefo sit fete fefemled ets folmfe ly efoofe] efoto foole ry [ef a] of or] eo| of 2] 0] x| of oe] of [5 ]s|rfs]o af 0 of + fre |e for] + | he ofoyefs] tapi te loys fopel ipa tele fi left uf af ela {of | 29] of «fo [of o | 100 foo} ss] of af 0 [17 feo] 2] [4 aS ‘Tabla Vi. — Porcentajes de respuestas: 6 anos ‘Tabla V. — Porcentajes de respuestas: Sete ais -|- —1- -l- -|- -ls Tabla |. — Tabla de composicién de puntaje normal \[_Puntsietota [io 17 12 15 14 75 16 17 1 10 20 21 w 20 4 a5 28 a7 me STDS a S67 77788 Be ede EOD WMONNN HHH BIE a> 9339444566778 88 9 9101 HH 12 8 eerzsase ass so5ssestrssswunin Tabla tl. — Normas de Dumfries - 1982 Sve 6 612 7 7 8 Bie 9 912 40 wie HN Nie Pocor | 5.03 509 804 609 7,03 7.09 803 809 963 909 1003 1009 1103 es | elo ba Pale fade toe Bee ae ee eg 598 603 608 7.02 708 802 808 902 908 1002 10,08 11.00 11,08 os | 2 4 © 2 NM 2 Bm m8 OS 90 | 207 eu ies | 25" | be) an | a oa? ga 15 os we } 18 | 1) 0) gs er ww Stk 5 | 1%. 1 7 18 me el) 18 4 6 7 8 eww wo | 1 2 8 4 18 6 7 19 2 2 os ete ith elt) eg orient 1; eg ad oe wo} (eo wel fee) wm a le oe lO Tabla Ill. — Normas de Capital Federal - 1993 “Eaderonologica on aos 5 6 7 5 8 10 ee sa 80 r0 80 82 100 sit eat ait Butt ait so. 98 28 o> 4 35 8 26 20 23 27 a ey 35 35 ry 20 23 20 2 38 Ea 50 7 19 25 2 3t 32 2 % 18 Ea 5 28 29 10 1 13 18 lade 28 ar 2 10. " v7 19 24 28. Tabla IV. — Diagnéstico de capacidad intelectual Corresponde pe ee te ee Puntaje Norma Percentiles Rango Diagnéstico de capacidad Pa I Superior ‘gual o superior a... Pap Woe Ee, i } Supator a término media Superior a. Poo Mo Igual a Pe tM Término medio, Inferior a Po ig ae Vv Fare arcines Pe Re } Inferior al teamino medio. es vy Deficiente MPC 65