Está en la página 1de 1

Requisitos comunes de los testamentos solemnes

Todo testamento solemne, sea abierto o cerrado, debe cumplir con dos requisitos o
solemnidades comunes, a saber:

1. Escrituración. Artículo 1011 del Código Civil.
2. Presencia de testigos. En número variable según la clase de testamento
que se otorgue.
Los testigos a su vez deben reunir ciertas características:

Deben ser testigos hábiles. Son hábiles como testigos todas aquellas personas
que la ley no ha declarado como inhábiles, y éstos son los señalados por el
artículo 1012 del Código Civil, entre los que encontramos:

Los menores de 18 años.

Los interdictos por demencia.

Los que actualmente se hallaren privados de la razón.

Los ciegos, los sordos, los mudos.

Los que por sentencia ejecutoriada estuvieren inhabilitados para ser
testigos.

Los empleados del notario que autorizare el testamento.

Los extranjeros no domiciliados en Chile.

Las personas que no entiendan el idioma del testador, salvo que se
otorgue un testamento cerrado.

Algunos de ellos deben saber leer y escribir. Si el testamento se otorga ante 3
testigos, al menos uno de ellos debe leer y escribir. Y si se otorga ante 5
testigos, a lo menos deben hacerlo dos de ellos.
 A lo menos dos testigos deben tener su domicilio en el departamento donde se
otorga el testamento.
 3. Inscripción del testamento. Finalmente, el testamento debe ser inscrito en
el registro nacional de testamentos que lleva el registro civil.
Ahora bien, ya enunciados los requisitos comunes a ambos testamentos, abiertos y
cerrados, me referiré brevemente a los requisitos que la ley señala para cada uno de
ellos.