Está en la página 1de 6

Áyax, de Sófocles: la figura trágica del héroe y su

relación con el poder divino

Lengua y Cultura Griegas II
Profesora: María José Aragoneses
Alumna: María Florencia Lombardo

1

la relación que estableció Aristóteles entre ella y el ditirambo es aceptada de manera amplia hoy en día. más lírico. Más allá de los detalles relativos a la organización de estas representaciones teatrales – los cuales serán mencionados más adelante – nos interesa destacar la relación entre el teatro y su aspecto festivo con el trasfondo filosófico que le es esencial. en Atenas. Para el griego. de Sófocles. parece haberse transformado en algo más tranquilo. en relación con su origen y sus características propias. Sobre el altar central en honor de Dionisos se ofrecía el sacrificio de un macho cabrío (en griego 2 . en congruencia con sus orígenes cultuales.” (SEGAL. con las realidades más altas. La verdad en la tragedia griega y en Platón.A lo largo del siguiente trabajo. fundantes de todas las demás. como sostiene Inés de Cassagne en Aletheia. A través de este. Se llevaba a cabo un concurso. el ditirambo. Por tanto. los espectáculos trágicos en Atenas se desarrollaban con ocasión de fiestas públicas en honor del dios Dionisio. este momento de ocio se identificaba con las fiestas teatrales: a través de ellas. en el que cada autor presentaba una tetralogía: tres tragedias y un drama satírico. Si bien se presentan controversias respecto al origen de la tragedia. nos concentraremos en la obra elegida y en el desarrollo de una temática particular que se aborda en ella: el héroe trágico y su relación con el poder de los dioses. la persona se alejaba de las actividades cotidianas. es importante destacar el aspecto religioso inseparablemente unido a lo que luego se desarrolló como un género literario. Luego. una representación coral llena de excitación en honor de Dionisio. el hombre griego se enfrentaba con realidades espirituales. 231) Entonces. a finales del siglo VI. rutinarias. sagradas. que narraba mitos sobre los dioses y. Las Grandes Dionisias eran las fiestas públicas más importantes que se celebraban en honor del dios. abordaremos algunas cuestiones propias al género literario particular. más tarde. desarrollaremos un análisis de la tragedia Áyax. sobre los héroes. el ocio implicaba un ejercicio de contemplación. Retomando el vínculo entre lo teatral y lo sagrado propio del mundo griego agregamos detalles desarrollados por Inés de Cassagne que nos parecen significativos al respecto: Tanto la tragedia como la comedia satírica deben su nombre a este origen religioso. En cuanto al origen de la tragedia. Así se refiere a ello Charles Segal en su obra citada: “Al principio. es así como. para adentrarse en un espectáculo que lo llevaba a conectarse con las realidades trascendentes. En primer lugar.

ya que mientras que en la épica lo característico se encuentra en una narración extensa de episodios. una de ellas. la danza llena de excitación. la música forman parte también de la tradición literaria. su verdadera fuerza no está en lo problemático. las mujeres. era una obra de carácter teorico. 3 . sino en los caracteres que logra crear en sus obras: Acaso no hay nada más difícil de comprender para nosotros que el enigma de la sabiduría sosegada. La tragedia elegida es atribuida a Sófocles. y concentra la suerte de una casa o de un persones en una acción mucho más unificada.compañeros del dios de los bosques y los campos-. henchidas de las pasiones más violentas y de los sentimientos más tiernos. (CASSAGNE. unas breves referencias sobre sus rasgos distintivos. Se puede establecer un contraste entre ambas. pero los enfoca en situaciones vitales de crisis y así los presenta más cercanos al espectador o lector. al ser el sucesor de Esquilo. consideramos relevante introducir una última reflexión sobre la tragedia.“tragos”. la embriaguez. en la que se debían abordar asuntos referidos al número de coreutas o integrantes del coro trágico. Las asociaciones que se establecen entre él y lo irracional. tan parecidas a nosotros y al mismo tiempo dotadas de tan alta nobleza. y de allí “tragedia”) unido a la celebración ritual. Es considerado un dios de la vegetación. Nada es en ellas artificioso ni exorbitante (JAEGER. Ese era el motivo de las danzas y por eso las bailarinas se vestían como sátiros. de orgullosa y heroica grandeza y de verdadera humanidad. la locura. Si bien Sófocles. El género trágico presenta muchos personajes que intervienen o aparecen en la épica. como sucedía con el primero de los tres grandes autores trágicos griegos. aunque hay información sobre aquellas perdidas. del vino. asociado también con la locura. Se lo suele representar acompañado de una corte de sátiros. hereda en cierta manera sus ideas. De aquí el epíteto “satírico” que se adjudicó a la comedia. vinculada con la épica griega. sencilla. la tragedia desarrolla una selección de momentos o situaciones individuales. natural. según Werner Jaeger.30). Por ejemplo. de quien sólo conservamos siete obras. Antes de adentrarnos en el análisis propiamente de Áyax. Sobre el coro.15) En cuanto a Dionisio. con que ha erigido aquellas figuras humanas de carne y hueso. que dan rienda suelta a su naturaleza.

Argumentalmente. como sucede en 4 .” (SÓFOCLES. Esto provocó sentimientos de enojo y resentimiento en Áyax.Tanto en Esquilo como en Sófocles y Eurípides. Cada uno creía que era el que más había sobresalido en la recuperación del cuerpo. quien manifiesta también desde el inicio de la obra su amparo y preferencia por Odiseo. Muchos de los personajes principales que intervienen se vinculan directamente con la guerra de Troya y además. Por tanto. quien. dos de los aqueos más importantes. lo cual se encuentra en consonancia con la inclinación antropocéntrica del espíritu ático. Enfocándonos ahora en un hombre en concreto. La obra comienza situando la acción en el campamento de los griegos. por encima del común de los hombres). podemos sostener que el hombre es el objeto propio de la tragedia. Áyax y Odiseo. había dado muerte a las reses del botín de los helenos y a aquellos guardianes que estaban junto a ellas. es una obra de tema troyano. bañadas en sudor su cabeza y sus manos asesinas con la espada. comenzaremos con el desarrollo de la obra en cuestión. Es relevante aclarar que no son simples apariciones las de estos personajes. se disputaron las armas del guerrero. se hizo un juicio en torno a este asunto y fue Odiseo quien resultó vencedor y se quedó con las armas de Aquiles. calificados según el ideal homérico de megáthymoi ( es decir. le confirma a su protegido sus sospechas: Áyax. el conflicto que desencadena los acontecimientos posteriores que llevarán a un desenlace fatal es también inseparable de la historia que narra la batalla entre aqueos y troyanos. en un ataque de locura infundado por la misma diosa. Ya la primera aparición que hace la diosa Atenea es al comienzo de la tragedia y dirigiéndose a Odiseo pronuncia palabras significativas en relación con el futuro de los acontecimientos: “En efecto. Atenea. Observamos cómo la presencia de los dioses en los asuntos humanos se manifiesta desde el inicio de la obra. aquel que da título a la tragedia elegida. 15) Inmediatamente después. siguiendo a Jaeger. dentro se encuentra el hombre desde hace un instante. Después de que Aquiles había caído en la lucha. el centro de interés se identifica con la gran valoración que tienen del hombre. Por ello. Odiseo se encuentra frente a la tienda de Áyax examinando unas huellas. sino que se transforman en intervenciones que muchas veces. a partir de allí. comenzó a considerar a Odiseo como su máximo enemigo dentro de sus mismos compañeros aqueos.

En este sentido. Creemos relevante destacar que se combinan en el desarrollo de la historia dos cuestiones: por un lado. se dirige por entero al hombre doliente […]. El destino no reclama la atención como problema independiente. Y cuando nuestro hombre iba y venía preso de furiosa locura. Tal es la faz inevitable del destino desde el punto de vista humano. 37) 5 .” (SÓFOCLES.”(SÓFOCLES. yo le incitaba. esposa del héroe. comienza a experimentar su mayor dolor. las exigencias de la teodicea. que caía contra cualquier otro de los generales. Áyax. […] toda la luz se concentra en la figura del hombre trágico y se tiene la impresión de que ella basta por sí misma para reclamar todo el interés. en diálogo con el coro: “ Pero ahora.26) De aquí en adelante. el protagonista de la tragedia. que habían dominado el pensamiento religioso desde Solón hasta Teognis y Esquilo. ya que ahora es capaz de contemplar las desgracias propias. el énfasis estará en el dolor del héroe ocasionado por una desgracia que lo precipitará progresivamente hacia un trágico final. van guiando y determinando el curso de los acontecimientos y del destino fatal del personaje trágico. en toda la historia. resentido por el dictamen favorable hacia Odiseo respecto a las armas de Aquiles. pasan a un lugar secundario. La diosa sostiene en diálogo con Odiseo: “Unas veces creía tener a los dos Atridas y que los mataba con su propia mano.” (JAEGER. la intervención clara y evidente de Atenea para desencadenar el conflicto.esta obra. creyendo que ellos eran los mismos Atridas y helenos de quienes quería vengarse. observamos una aplicación directa de lo sostenido por Jaeger. expresa estas ideas con las siguientes palabras. Lo trágico en él es la imposibilidad de evitar el dolor. él mismo está hundido por completo en un fatal abatimiento. fue impulsado por Atenea contra los rebaños y el botín. otras.18) También el coro. enterado de los acontecimientos. Al recobrar la calma y ser consciente de las acciones deshonradas cometidas. le empujaba a la trampa funesta. dada su protección hacia Odiseo y por otro. que lo llevó a cometer semejante deshonor. Apartada de él. la arrogancia y la ira de Áyax que ya previamente él había acumulado en su interior. Tecmesa. mientras que nosotros en nada sufrimos menos que antes. una vez que ha cesado y ha vuelto en sí de su locura. en el personaje de Áyax: En Sófocles. refiere la causa del arrebato sanguinario de Áyax a un mal enviado por los dioses. el resentimiento.

a un hombre cual Troya no ha visto ningún otro en el ejército que vino de la tierra helénica. afirma que si Aquiles viviera a él le adjudicaría sus armas como premio al heroísmo. que el poder de los dioses trasciende sus propias fuerzas humanas. también se presenta otro motivo literario típico de la tragedia griega: el poderoso. podemos observar cómo el orgullo del personaje no disminuye del todo. 39). 40) 6 . sostiene el coro: “Las antiguas acciones de enorme valor de sus manos han caído. en medio de sus dolores por lo pasado y el destino venidero. Sin embargo. Y más adelante. La caída del héroe en el dolor trágico “El dolor de las figuras de Sócrates constituye una parte esencial de su ser. 33). El hombre como objeto propio de la tragedia. En relación con la figura del héroe.p. han caído hostiles a juicio de los hostiles y miserables Atridas.” (SÓFOCLES.El héroe se encuentra en una encrucijada. que cae y se encamina hacia un desenlace fatal. La presencia de los dioses en los asuntos humanos como agentes visibles.” (JAEGER. aún en su mayor desgracia. y ahora. Estas ideas se pueden ejemplificar a través de las siguientes citas: “Ya no veréis a este hombre. en cambio. deshonrado. el hombre de quien nadie sospecharía su ruina. reconoce que el castigo se acerca. “El acento no se encuentra ya en la concepción religiosa del mundo de Esquilo. yace aquí” (SÓFOCLES.voy a hacer una orgullosa afirmación-.