Está en la página 1de 2

Ser estudiante de la UNCuyo

▐▐La Universidad: una comunidad
▐▐ donde se lee y se escribe

Página
1

Módulo III

En la Universidad, la lectura y la escritura son fundamentales
puesto que son las actividades intelectuales a través de las cuales
accedemos a su esencia: el conocimiento. El saber que consumen
tanto profesores como alumnos proviene de una larga tradición
de estudios que se enriquece continuamente por los aportes de
sus miembros integrantes: docentes, investigadores y alumnos.
Este saber producido se vuelca en discursos particulares, los
textos académico-científicos. De este modo, la Universidad se
convierte en una comunidad que comparte discursos tanto en la
lectura como en la escritura, por ello podemos definirla como una
comunidad discursiva.
Una comunidad discursiva es, entonces, un grupo de personas que
generan formas particulares de producir, interpretar y poner en
circulación discursos (Narvaja de Arnoux, 2009) en relación con
la actividad humana que desarrollan y sus intereses específicos.
Toda comunidad discursiva frecuenta determinados géneros, o
clases de textos, por ejemplo no es habitual la consulta de libros
de cocina en la comunidad discursiva de las ciencias médicas.
Los géneros discursivos de la Universidad pueden identificarse
como académico-científicos y forman parte de ellos los artículos
de investigación, las ponencias, los manuales universitarios, los
libros de texto de especialistas, las monografías, los exámenes, las
conferencias, entre otros muchos. Para ser un miembro activo de la
comunidad discursiva universitaria es fundamental la práctica de
la lectura y de la producción de sus discursos.
Ahora bien, dada su importancia es necesario aclarar qué
entendemos por lectura y escritura universitarias. La lectura es
una producción silenciosa y nada inocente; es una “danza efímera”
(Michel de Certeau, 2000) en la que los lectores ponen a “bailar”
su espacio personal, ese que les da una identidad y una memoria
cultural, y obliga a revisar las ideas que la ven como una actividad
que consistiría solo en reponer los sentidos literales de los textos o
en dar cuenta de saberes sobre ellos.
La lectura debe poner en juego otros saberes sobre el lenguaje más
vinculados a lo social y no tan solo de “herramienta de comunicación”,
conocimientos que se poseen a partir de la puesta en uso que las
personas hacen de ella más allá de su carácter normativo. Todas
las personas poseen saberes sobre la lengua, saben utilizarla desde

Lectura

Aprendiendo la cultura popular. sentimientos. M. creencias. Buenos Aires: Biblos.Ser estudiante de la UNCuyo muy pequeñas porque su posesión justamente está estrechamente vinculada a las “esferas de uso” en las que la despliegan: la familia. Trayectorias y preguntas”. Por su parte. En Chartier. Placeres inquietantes. (1999). el grupo de amigos. I Artes de hacer. mirar o escuchar son. representar. R. lo ponen a jugar con lo que les es propio. Barcelona: Paidós. En de Certeau. Página 2 Módulo III Es esta dimensión la que proponemos puesto que invita a reflexionar sobre las diversas y complejas maneras en que las personas se apropian de conocimientos de distinto orden. la escritura permite situarnos en nuevas posiciones frente a la letra escrita. M. autorizan a la reapropiación. lejos de someter al consumidor a la omnipotencia del mensaje ideológico y/o estético que se considera que modela. la Universidad. Lectura . como una tarea de reescritura de la cultura en la que nos colocamos en una posición activa. Pasajes. “Historia intelectual e historia de las mentalidades. Chartier. La invención de lo cotidiano. fantasías y. H. Barcelona: Gedisa. como productores culturales y no como repetidores de formatos o de hipotéticos sentidos únicos. la escuela. (2009). El giro hacia la teoría”. Esto implica corrernos de aquellas concepciones instrumentales de la escritura que la entienden como una mera herramienta para transmitir información prediseñada y no como una práctica social vinculada a la apropiación de saberes y a la transformación del conocimiento. E. México: Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente. La producción de textos escritos permite expresar y generar conocimientos. El mundo como representación. de Certeau. Narvaja de Arnoux. En Giroux. crear o recrear los objetos de nuestro pensamiento. Historia cultural: entre práctica y representación. en efecto. (2000). el desvío. con lo que los constituye como sujetos socioculturales sobre el lenguaje más vinculados a su carácter.). Como nos recuerda Roger Chartier (1999: 38): “Leer. en general. R. la desconfianza o la resistencia. ideas. H. imaginativa y más propicia para la reflexión. “Leer: una caería furtiva”. (dir.” Los lectores hacen suyo el texto. actitudes intelectuales que. “Estudios culturales y estrategias pedagógicas. (1996). Giroux.