Está en la página 1de 2

La creación de las Zonas Económicas Especiales (ZEE) será el “arma secreta” de

México para mejorar su presencia en el mundo e, incluso, convertirse en el primer
exportador hacia Estados Unidos, por arriba de China, aseguró el vicepresidente de la
Organización Mundial de ZEE, Martín Gustavo Ibarra Pardo.
El experto calificó como “interesante y estratégica” la decisión del gobierno mexicano
para impulsar estas zonas, como mecanismo para una nivelación entre las regiones del
país, además que “es la herramienta más importante que va a tener el gobierno en
atracción de inversiones”.
“Mediante este instrumento, México puede convertirse inicialmente en el segundo
exportador hacia Estados Unidos, hoy es el tercero, y en pocos años podrá convertirse
en el primer exportador”, dijo.
Destacó que si bien en la actualidad el país es el número uno de comercio internacional
de América Latina, al aportar alrededor de 38 por ciento de las exportaciones de la
región, podría absorber más el crecimiento del mercado norteamericano, así como del
europeo.
“Esta es un arma de comercio internacional para preparase en esta guerra comercial,
entonces obviamente los incentivos de una ZEE diseñada y aprobada en 2016 tiene que
ver contra qué incentivos dan los fuertes competidores que tiene México, como China y
Vietnam”, dijo.
Recordó que hace varios años México exportaba más que China hacia Estados
Unidos y hoy el país asiático genera 200 mil millones de dólares más que el sector
mexicano; además, mientras la nación latinoamericana elevó 78 por ciento sus
exportaciones hacia el mercado norteamericano entre 2009 y 2015, Vietnam creció
205 por ciento.
Ibarra Pardo precisó que estos son los dos competidos más fuertes que tiene México
frente al mercado norteamericano y ambos tienen el mecanismo de ZEE, por lo que la
Ley que promulgó el gobierno federal lo que hace es darle el instrumento al país en
ciertas regiones muy pobres para competir en igualdad de condiciones con sus rivales
internacionales.
Refirió que 1.0 por ciento de la población mundial, unos 70 millones de habitantes,
trabaja en ZEE (con México hay 136 países con este mecanismo) y si aquí se alcanza ese
promedio, habría un millón 200 mil mexicanos que laborarían en estas regiones,
además de que elevaría la productividad de las regiones con impacto directo en la
economía.
“Si solamente llegáramos al 1.0 por ciento, el potencial de desarrollo de estas zonas en
el mediano plazo una vez desarrolladas es un millón 200 mil personas. Si esas personas
tuvieran el doble de productividad que el promedio estaríamos hablando de 2.0 o 3.0
puntos del PIB”.
Lo anterior, confió, se podría superar sin dificultad, porque el país no parte de cero, sino
que tiene anclas importantes al ser el primer país en atracción de Inversión Extranjera
en el sector automotriz y produce televisiones de alta tecnología, entre otros.

generen empleos.?? Se tiene previsto que a más tardar en 2018. para que los habitantes del sur tengan las mismas posibilidades de desarrollo y bienestar que los del resto del país. detonen una demanda de servicios locales y traigan beneficios a la población aledaña a estas zonas. tiene como objetivo principal democratizar la productividad. en Costa Rica y República Dominicana. La Ley de ZEE. a nivel regional. como la creación de un órgano desconcentrado de la Secretaría de Hacienda dedicado al establecimiento de las zonas especiales. que promulgó el presidente Enrique Peña Nieto el pasado 31 de mayo. Se busca cerrar las brechas regionales mediante la creación de nuevos polos de desarrollo industrial que atraigan inversiones.Ejemplificó que en la región latinoamericana. antes de que finalice la actual administración. entre otras disposiciones en marcha. desarrollen cadenas de valor. cerca de 60 por ciento de la exportación de estos países se produce en estas zonas. por lo que concluyó que el modelo ZEE “es la herramienta más importante que va a tener el gobierno mexicano en atracción de inversiones”. (NTX) . se logrará el establecimiento de al menos una empresa “ancla” en cada una de las ZEE.