Está en la página 1de 1

La implementación de programas de intervención

La lectura habla de que en muchas ocasiones el hecho de tener muy estructurado
un programa es decir, bien diseñado y planificado, no es suficiente, el hecho
incurre en la implementación del mismo, es decir que sea la adecuada.
En ocasiones por que no se dan las mismas condiciones planteadas o esperadas
algo que marcaba también como factor relevante era la insuficiente preparación o
motivación del personal encargado de su ejecución, o bien que los sujetos no
estén capacitados o no quieran comprometerse.
Ante este tipo de circunstancias se implementan estrategias tales como
entrenamiento en habilidades sociales y de comunicación, apoyo social y grupos
de autoayuda.
La implementación debe seguir un proceso secuencial a) el diseño de un
programa o práctica para resolver un problema social específico (innovación); b) la
evaluación de la intervención mediante la comparación de los resultados con un
grupo control o una condición de comparación (eficacia); c) la replicación del
modelo, y d) la diseminación activa o intento decidido de implementar el programa
a gran escala (Mayer y Davidson, 2000).
Menciona también que en caso de que no se den las circunstancias apegadas al
diseño, entonces se incurriría a una adaptación del programa porque la
planificación ha de considerarse continua y dinámica.
Fixsen et al., (2005) han identificado en la literatura una serie de etapas que se
acostumbran a seguir una vez que se decide adoptar y llevar a la práctica un
programa que ha demostrado su eficacia en condiciones controladas.