Está en la página 1de 2

Veamos algunas aplicaciones prácticas de estos conceptos.

Cuando un conductor estaciona en un lugar prohibido para tal efecto en la calle, lo hace
-precisamente- porque entiende que él forma parte de un conjunto que tiene "derechos"
que ejercer sobre otro conjunto que tiene "obligaciones" para con el conjunto al que el
sujeto en cuestión pertenece. Un colectivo llamado el estado-nación le ha otorgado
"derechos" sobre determinados bienes que le ha dado en llamar bienes públicos. Es decir,
que forma parte de un colectivo que, puede denominarse indistintamente "el público, la
sociedad, el estado, la ciudadanía, etc." y que ese colectivo tiene una "propiedad pública"
que es -por ejemplo- la calle. De modo tal que, actúa coherentemente con tales premisas
cuando estaciona donde quiere, por cuanto lo está haciendo en un lugar que le han dicho
que le pertenece tanto a él como a todos los que forman parte de ese colectivo. Lo malo
pues no está en lo que hace, o sea, en su conducta, sino en la noción de "público" que es
un concepto típicamente colectivo y no individual. Por eso se trata de una conducta
colectivista y no individualista. Su mentalidad es pues colectivista, por cuanto considera
que él forma parte de un "colectivo" al que puede denominar "pueblo, comunidad, etc." o
-en su caso puntual- el "colectivo" de los "conductores de automóviles" que "tiene
derechos" como parte de ese "colectivo" a utilizar a su antojo los espacios públicos,
porque son de propiedad del público, y como él forma parte de ese público tiene
"derecho" a usarlos. En consecuencia, no se siente infringiendo ninguna disposición, ni
ningún derecho cuando estaciona su automóvil en espacios públicos prohibidos a tal
efecto. La persona que fuma en un lugar público -poniendo otro ejemplo- no es
individualista sino colectivista. Si fuera individualista no fumaria en lugares públicos, sino
que lo haría en privados (individuales o pertenecientes a individuos). Si lo hace en un
lugar público es porque es colectivista y, al serlo, puede pensar que el resto de los
presentes están allí porque también son colectivistas (aunque no fumen), ergo, considera
que no les molesta ni les debe molestar que el sujeto en cuestión fume. Si no fueran
colectivistas no estarían allí. O bien puede pensar que, si les molesta, son ellos (los
molestados) los que no deberían estar allí. ¿Por qué si es un lugar público (y por lo tanto
parte de él mismo) no debería hacer allí lo que le venga en gana? Este es el razonar de
un colectivista. En consecuencia, si fuma en ese lugar, su conducta es producto de su ser
y "razonar" colectivista. No individualista. Y además "coherente" con su colectivismo. Lo
mismo puede decirse para otras tantas acciones que se verifican en la vía pública (es
decir colectiva) como tirar basura, cruzar semáforos en rojo, adelantase en la fila, etc. La
forma pues cómo se comporta la gente en espacios públicos -es decir, en espacios
colectivos-nunca es ni puede ser individualista sino colectivista. En los espacios públicos
nunca resultará posible ver conductas individualistas, porque al ser espacios colectivos,
necesariamente la gente que se mueve y se comporta en ellos, lo hará de modo
colectivista. Si hay tres (o 10 o 30) asientos en una plaza pública y todos están ocupados,
los que están sentados no tienen un derecho exclusivo ni mejor a ocuparlos que otros, por
lo que si llegan otras personas que se quieren sentar y los que ocupan se resisten, los
recién llegados no harán más que ejercer su derecho público y colectivo si desplazan por
la violencia a los que estaban sentados primero. En el colectivismo nadie tiene exclusivos
ni mejores derechos que otros. De idéntico modo, si el hecho de violencia se produce, y
los que se quieren sentar echan a los golpes a los que ya estaban sentados, lo hacen en
nombre de sus "derechos públicos" o colectivos y no en virtud de ningún derecho
"individualista". Esta es la razón por la cual se necesita de la policía en los espacios
públicos y no en los privados. Sólo se requiere de la policía en espacios privados cuando

La conducta del ladrón es típicamente colectivista. no es un individualista. por ejemplo. O en otros términos. cuando una o muchas personas de mentalidad y conducta colectivista quiere/n violar el derecho de otra u otras personas. sino un colectivista . Como "el ladrón ve a todos conforme a su condición". no siente al robar encontrarse infringiendo "derecho individual" alguno. Ergo.algún colectivista desea ejercer su colectivismo en un reducto privado. de modo tal que. al ser un colectivista consecuente con su colectivismo. ya que no considera estarse apoderando de ninguna "propiedad privada" (la que para él no existe). Cuando roba lo hace porque entiende que los bienes que roba son públicos y que él tiene algún "derecho" sobre ellos o parte de ellos. contempla a todos sus "prójimos" como potenciales o efectivos ladrones. cuando el ladrón quiere entrar en la casa u otra posesión del vecino o de la del lector.