Está en la página 1de 2

CIENCIAS SOCIALES

Las Ciencias Sociales tienen como objeto de estudio los comportamientos, creencias y actividades de
los seres humanos en la sociedad, y a través del tiempo.
Se trata de un conjunto de disciplinas académicas que estudian el origen y el desarrollo de la
sociedad, de las instituciones y de las relaciones e ideas que configuran la vida social. Las ciencias
sociales están formadas por la Antropología, la Arqueología, la Sociología, las Ciencias políticas, la
Economía, la Geografía, la Historia e Historiografía, el Derecho, la Psicología, la Criminología y la
Psicología Social.
En el caso de la materia Ciencias Sociales de 1º año de la Secundaria se ocupa de dos disciplinas
sociales muy importantes: la HISTORIA y la GEOGRAFÍA.
Geografía quiere decir descripción de la Tierra. La Geografía es la ciencia que estudia los hechos y
los fenómenos físicos, biológicos y humanos ocurridos sobre la superficie de la Tierra. También
investiga las causas que los producen y sus relaciones. En la superficie de nuestro planeta se
observan ciertos estados de la materia que no varían sensiblemente, o cuya variación es tan lenta que
no puede ser apreciada en el corto lapso que dura la vida de un hombre. A tales estados se les conoce
como hechos geográficos. Son hechos geográficos, por ejemplo, la superficie del planeta, la
extensión de las porciones marítimas y continentales, la forma general de los océanos, islas y
continentes, la altura de las montañas, las planicies y las depresiones. Por oposición, en la misma
superficie terrestre se efectúan, en un instante o en un breve tiempo, modificaciones en la situación,
forma o extensión de los elementos geográficos que reciben el nombre de fenómenos geográficos.
Tales son, entre otros, el desprendimiento de los montes, la desviación de los ríos y el cegamiento de
los manantiales; la formación de grietas, que ocurre con frecuencia en los grandes terremotos; la
formación de conos y mantos de lava, escorias y cenizas durante las erupciones volcánicas; la tala de
los bosques por el hombre, la apertura de tajos, túneles y canales para las vías de comunicación. En
síntesis, los hechos geográficos se refieren a un estado más o menos permanente de la superficie del
planeta y los fenómenos geográficos, a una modificación rápida de la misma.
Debemos insistir en que el campo de los estudios geográficos se limita únicamente a la superficie
del planeta, esto es, la zona de contacto entre la litohidrósfera y la atmósfera. Lo que ocurre en las
profundidades del globo o en las alturas de la capa gaseosa, sólo interesa en tanto sea capaz de
explicar los efectos que se produzcan en la superficie.
A la Historia se la puede definir de dos maneras: son los cambios que se van produciendo en las
sociedades por acción de los hombres; la historia como ciencia, investiga esos cambios, trata de
describirlos, analiza causas y consecuencias, saca conclusiones, y escribe los resultados de sus
investigaciones.
Todo lo que ocurrió y ocurre en las sociedades es objeto de estudio de la historia. Normalmente
se considera que el inicio de la Historia está determinado por la aparición de la escritura, por eso el
período ágrafo (sin escritura) se lo denomina “Prehistoria”. Sin embargo, en el último siglo, el
trabajo del historiador se ha vinculado con el del arqueólogo, lo cual ha posibilitado estudiar también
ese período del pasado del hombre.
Para situar los hechos y procesos históricos que se analizan se utilizan unidades de tiempo más largos
que las de uso cotidiano (horas, días, semanas), ellos son: años (365 días), lustro (5 años), década (10
años), siglos (100 años), milenio (mil años).
La cronología que utilizamos en Occidente toma como punto de partida (año 1) el nacimiento de
Jesús. Los hechos anteriores a su nacimiento se ubican en una sucesión de años descendentes, y se
expresan en números negativos (por ejemplo, -540) o colocando “Antes de Cristo” a continuación del
número (540 a.C.). Los hechos ocurridos luego del nacimiento de Jesús, se ubican en una sucesión
ascendentes de años, y se expresan en números positivos (por ejemplo, 1810), y colocando “Después
de Cristo” a continuación del número del año ( 540 d.C.)

presente). el PALEOLÍTICO (grupos humanos nómades. y la EDAD DE LOS METALES (se empiezan a utilizar metales como el cobre. Durante esta etapa se desarrolló el feudalismo y las principales características de la cultura occidental (Iglesia Católica. el resquebrajamiento del feudalismo y la transición hacia el capitalismo.C. fenicia griega. etc.) Edad Moderna: (1492-1789) desde la llegada de Colón a América hasta la Revolución Francesa.) desde la invención de la escritura y la organización de las primeras grandes civilizaciones urbanas en Mesopotamia Asiática. ellas son: Prehistoria.. el comercio ultramarino. Edad Antigua: (4000 a.A su vez. . de la mano del avance industrial y de la democracia. – 476 d. Abarca las civilizaciones babilónica. la diferenciación social. Edad Media: (476 d. el bronce y el hierro. desde la Revolución Francesa hasta el presente. Se divide en 3 grandes períodos. los pueblos amurallados y los jefes políticos). y la utilización de la piedra pulida). las monarquías. la nobleza. utilizan la piedra tallada ). Edad Contemporánea: (1789. Egipto. Esta línea de tiempo se divide en Edades. Se consolidaron las monarquías absolutas. delimitadas por grandes acontecimientos o procesos históricos. Se produce la Revolución Industrial y el desarrollo del liberalismo político y económico. etc.C. China e India.C. hasta la caída del Imperio Romano. los historiadores europeos han organizado el pasado del hombre en una sucesión de tiempos históricos en forma lineal.1492) desde la caída del Imperio Romano de Occidente hasta la llegada de Colón a América. la burguesía. economía predatoria de caza y recolección. el NEOLÍTICO (comienzo de la agricultura y sedentarismo.