Está en la página 1de 1

“Deseo que la bendición del Señor llegue a cada uno de sus corazones en este momento de

dolor. Ver partir al ser amado no es nada fácil pero debemos aprender a resignarnos y
agradecer al Señor que lo cobije entre sus brazos. Nuestro Padre es el único ser que decide
cuando partiremos de este mundo y hoy el ha sido el elegido. No sientan más tristeza por el
contrario siéntanse en paz de saber que ahora es parte del reino de los cielos. Bendiciones
para todos ustedes.”
“Cuando el Señor nos llama ya no hay vuelta que dar. La decisión ha sido tomada por él
y debemos respetarla. El dolor que dejan es inevitable pero tomemos con alegría de
saber que aun que ya no está presente de cuerpo, el recuerdo siempre vivirá en
nuestros corazones. Elevemos una oración al cielo y dejémoslo descansar en paz.”
No hay nada más duro y difícil de soportar que la pérdida de un ser querido. Ante situaciones
como estas solo nos queda resignarnos y aceptar que ha sido la voluntad de Dios. Nuestro
Señor es el único que sabe cuánto tiempo durara nuestro paso por la tierra es por eso que
mientras tengamos vida debemos aprender a disfrutarla y vivirla con alegría. Comparte estas
frases sencillas para recordatorios funerarios gratis. No dejes de visitarnos. ¡Nos vemos en
otro momento!.
:: “Nos despedimos de ti, pero vives en nuestros corazones. Por eso podemos decir
que no has muerto, porque, mientras vivas aquí, tu presencia nos cuidará como cuando
en vida lo hacías. Le damos las gracias al Señor por habernos permitido conocerte y
disfrutarte tantos años. Ahora estás con Él, esperando por todos nosotros. Te amamos
siempre”.
“Todos sabemos lo felices que eran los días contigo, Papá. Hoy te vas, pero no hay tristeza
en nuestros corazones. ¿Por qué? Porque tú eras un hombre feliz y así querías ser
recordado, entre sonrisas y con los corazones prestos al júbilo. Siempre quisiste una que tu
banda favorita tocara en tu funeral. Y así ha sido. Porque la mejor forma de despedir a un ser
amado es cumpliendo sus deseos, para que se vaya feliz, para que nos quedamos pensando
que te lo dimos todo, en vida y después de ella. Ahora te toca cuidarnos desde allá arriba”.
: “No estén tristes, no merezco ni la más mínima de sus lágrimas. Si por mí han de
hacer algo, les pido que continúen el legado de felicidad, honestidad y trabajo que
inicié siendo hombre y que ahora emprendo desde la sagrada altura de lo divino”.
Decirle adiós a un ser querido es dolorosamente difícil, por eso, cualquier atención, abrazo o
apoyo es como un bálsamo para quien sufre su pérdida. El significado de una vida es
invaluable, y la huella que deja en los corazones de quienes lo amaban lo es todavía más.
Suaviza la herida de la muerte con frases de ánimo.
“Los ángeles están de fiesta, ha llegado a las puertas del cielo un alma vestida de
colores, con un traje de fiesta, una sonrisa y una botella de vino tinto. Dios nos lo
prestó por un ratito, pero se sintió tan triste y aburrido que lo ha reclamado de nuevo
para que alegre su morada y ponga los ángeles a bailar”.

Intereses relacionados