Está en la página 1de 2

Roberto Agúndez Márquez

Noviembre 1 de 2016.
Hacia una sociología de las ausencias y una sociología de las emergencias
Boaventura de Sousa Santos propone un modelo de racionalidad a partir tres
conclusiones derivadas de un proyecto comparativo, la menciono:
1. La experiencia social en todo el mundo es mucho más amplia y variada de
lo que la tradición científica o filosófica occidental conoce y considera
importante.
2. Esta riqueza social está siendo desperdiciada.
3. Para combatir el desperdicio de la experiencia, para hacer visibles las
iniciativas y movimientos alternativos y darles credibilidad, de poco sire
recurrir a la ciencia social tal y como la conocemos.
Ante una razón indolente el autor propone una razón cosmopolita. La fundación de
esta razón corre bajo tres procedimientos: la sociología de las ausencias, la sociología de las
emergencias y el trabajo de traducción.
El autor señala la existencia de la razón indolente bajo cuatro formas: la razón
impotente, la razón arrogante, la razón metonímica y la razón proléptica. La razón
metonímica se concibe con una forma de racionalidad y no descubre otros tipos de
racionalidad. En la razón proléptica que no juzga al futuro pues considera tener dominio de él
y lo concibe como una superación lineal, automática e infinita del presente.
En su crítica de la razón metonímica el autor menciona que ésta está obcecada por la
idea de totalidad y orden. Esa totalidad es simétrica desde una perspectiva dicotómica. Ante
esta razón el autor propone una dilatación del presente por medio de dos procedimientos: la
proliferación de las totalidades y el otro en mostrar que cualquier totalidad está hecha de
heterogeneidad y que las partes que la componen tiene una vida propia fuera de ella. Para
lograr este nuevo razonamiento Santos propone a la sociología de las ausencias. Con esta
sociología se investiga que lo que no existe es una producción como no existente. Hay
producción de no existencia siempre que una entidad dada es descalificada y tornada
invisible, ininteligible o descartable de un modo irreversible. Para esta producción de la no
existencia plantea cinco lógicas: la monocultura del saber y del rigor del saber; la
monocultura del tiempo lineal; la lógica del la clasificación social; la lógica de la escala
dominante; la lógica productivista.

La sociología de las emergencias expande el campo de las experiencias sociales posible. Sobre el trabajo de traducción resalta que: la traducción de saberes asume la forma de una hermenéutica diatópica.Para enfrentar a estas lógicas de la producción de la no existencia. . Obra consultada. Así la lógica de la clasificación social es sustituida por la ecología de los reconocimientos. la lógica productivista y su contraparte la ecología de las productividades. una interpretación entre dos o más culturas con el objetivo de identificar preocupaciones isomóficas entre ellas y las diferentes respuestas que proporcionan. (2009) Una epistemología del sur: la reinvención del conocimiento y la emancipación social. Siglo XXI. La lógica de la escala dominante la confronta la ecología de las transescalas. Santos. Primera edición. Esto es. Estos campos pueden ser: experiencias de conocimientos. la sociología de las ausencias sustituye las monoculturas por ecologías. El autor propone una contracción del futuro mediante una sociología de las emergencias. trabajo y producción. B. experiencias de desarrollo. Y por último. CLACSO. experiencias de democracia y experiencias de comunicación e información. experiencias de reconocimiento. La monocultura del tiempo lineal será confrontada por la ecología de las temporalidades. La monocultura del saber y del rigor científico debe ser cuestionada por la ecología de los saberes. A la crítica que Santos hace a la razón proléptica (una parte de la razón indolente) al cual concibe al futuro a partir de la linealidad del tiempo. Esta propuesta pretende llenar el vacío del futuro con posibilidades plurales y concretas a partir de actividades de cuidado.