Está en la página 1de 16
El laboratorio de ciencia politica Oliver Benson Amorrortu editores Buenos Aires 1944 Hyneman, Charles $., The Study of Politics, Urbana: University of Tiinois Press, 1959. Id, The Future of turo de le ciencia pe “Atherton Press, 1964: Bhs Development of Political Science: From Burgezt to Bebavioraliem, Boston: ‘Allyn and Bacon, 1967 Storing, Herbert, ed, Essays on the Scientific Study of Politics, Nuews York: Holt, Rinehart an« 1962. Van Dyke, Vernon, Political Science: A Philosophical Analysis, Stanford: Stan- ford University Press, 1960. ~ sobre la utilicacién de datos Nueva Yorks: The Macmillan Hayward R., hy Mathem a isis politico, Buenos Aires: Co, 1965. (El aso de la ‘Amorrortu editores, en prepa: Hurkins, David, Ax Essay it the Philosophy of Science, San Francisco: Free. man, 1964 Kaplan, Abrabam, The Conduct of Inguiry: Methodology ce, San Francisco: Chandler, 1964. (Et camino de Ia int i para lat ciencias dei comportamiento, Buenos Alte Bebevioral Scien. jacién, Merodolo- fempo Contempo- Iph, Symbols and Civilization, Nueva York: Harcourt, Brace, and World, 1964. 2. Cémo leer un cuadro: Wariedad de las variables SSi bien hay que procurar alcanzar un equilibrio entre los mérodos cuantitativos otras formas de estudio, lo cierto es que el manejo de los miimeros es la més rnecesaria y, jencia, la menos atendida de las habilidades en la moderna ‘Les condiciones, relaciones y problemas politicos de! ’ 2.1 Para qué sirve un cuadro: Bisqueda de la relacién fundamental Cuando se estadia un cuadro debe recordarse que se Jo preparé con un fin: eras. mitis, no un nuevo conjunto de cifras, sino informacién esencial sobre ua pro~ eso 0 Telacida, Todo lo presentado en él puede expresarse (aunque con més Sereasgn) por medio dela palabra fasta el cusdro mds simple presupone ingente cantidad de trabsjo —recuento, ‘ofdenamiento, a menudo tabulacién cruzada de rubros y cflcalo de_fadices— Gestinado a der en forma sintética al lector la mayor informacién posible. Vésn- ate el lector de le,¥ a palabras algu- Tas cifras; pregiintese «¢Por ineluya en esta >, «20nd es la felacién més obvia que revelan las cifras?». ‘Algunas de las preguntas se responderin sin titubeos. La respuesta al primero i td en el titulo del Cuadro: se lo prepar6 para expicar el ‘El autor fo incluyé aquf para apoyar su proposiciéa del prim zaciSn cade dia mayor, en los trabajos publicados sobre politicologia, de este seunidime eros 8 afios, a 204, en 1966. Cuadro 2-1. Cantidad de informacién tabular y gréfica en la American Po- Ideal Science Review, por volimenes anuales en a7ios seleccionados. ‘egido como punto medio, sbulacida oxgina revela relaciones complementarias, Sugerimos seis Un examen més mi semético preliminar: pautas para un andl fo incremento relat respondan al elev resante ua cuadro que compatase : Se desearia saber algo mds sobre cl primer cuadro publi forme salto de 1958 a 1966 acusa una rupura des er lencia| ; deberia haberse hecho un estudio més detalla- G0 de ores ats en es oto seine, ‘A veces las omisiones se sefialan o explican en ‘por qué buscarlas en él. El cuadzc ‘mo como fuente de informacién, por iltino, ls conficbilidad de las cifas: El autor es sw propia fuss SSoveniente que quien recurra a este cuadro se asegure por sf mismo de las ci- foas utilizadas antes de basarse en ellas para se propio trabsjo. texto corn jene que bastar por sf mis- 2.2, Elementos de un cuadro familiarizamos con la denominacién técnica luyendo Jos eleme . La siguiente list lementos que el cv: Aparato de presentacion “Aplicamos esta expresién a tods Ja informacién descriptiva que, aunque impres- Ghdible para la comprensién del cuadro, aparece fuera del cuerpo de este. 1. Numero del cuadro, Los estilos son muy diversos, siendo tinico requisite ‘fieacién univoes de cada cuadro én la publicacién, ya me en combinacién con el del capitulo, El conveniente ‘ows prefieren 2.2) significa segundo cusdro del abi anos, ‘States de 1966, publicado por la Olicina del Censo, principales un ofden légico, desde el 1 hasta el SE] jector debe entender el tnuo sin tener que securir al fexto,que Jo acompafia. El cuadro debe por si mismo trasmitir Ja informacién deseada, y {5 ule babré de ser la clave principal para. comprender sn contenido, Consen- Sidi temas, las fechas y lagares (omitiéndoselos solo por motives rezonebles, 5 tle ¥ como su uso anterior en una serie de cuadros relacionados entre sf). Ea los 3 $| g]asals 2 usdros analiticos del tipo que predominan en este libro, preferimos redacar B S/agleress g el tlo de modo gue se mencione primero [a atiable dependents y dee 3 al 2 is var pendiente o causal (wéase en la seccién 2.4 y en los capi &| a. . cr Pie ty tn elcaclan de io wominoe), St by tle dew verble cm a] lelseeaelg q Se ee ee dds laa a ee scone «le E/S=yFF |F ae lindo /a segins, si corsespondiera. Por ejemplo: Bye 5 Cuadto 1. Preferencis partideria por sexo y nivel de ingresos sli stlagals 3 o bien: es] |, (f8 = be Cando 1. referencia prin por sex, conrolade sein nivel de ingreson. sist] |alz_l]_ ele B Y en el caso de cuatro variables: glee ga) hecla 2s i s}45 ae R252 a Cuadro 1. referencia partidaria por sexo, nivel de ingresos y regién. igs ge o bien: 3 ze alecale 3 a Cuadro 1. Preferencia partidaria por sexo, controlada segiin ingreso y regién. tleel« EE/R o/s gies 3. Nota superior. parece ‘nmediaapente dejo del tuto y contiene infor 2/58) 3). abe snacién imprescindible pare comprender los datos presentades en el cuadro, 0 s[si] 2/3 | $5922 32 damos al le de la tipografia |25| |4|3a/s29/8| 2ee22 és de distinguir el conjunto de nozas de els alin la} sdecees s nuimeradas corzespondientes ai texto que r NE 3 eeu es jevan muy pocas notes, seve ain en oeasiones el viejo eto de asersco-ruz- a) 52 a] | aeaue de doble cruzpérrafo (*, }, t, 5) alee al gf ee u Laan al pl det cco ptece inmedinmente jo de ete, no denn ais2 ; 4 z Guerpo ni al pie de la-plgina, salvo cuando el cuadro la ocupe en's to es o|.2 ils) 22222 c2 gel etre eee Pee lczqlers ceilones, pasccuariaces 3/53 S| Eg 8/2) 22585 £2 fectos especiales de algunos rubros del cuadro, asi como les palabras‘ frases él#e Ege Banas 36 del situlo 0 encabezamiento que no’sean suficientemente explicitas, 4. Fuente, A menos que Faenees a continuacién Of guiere aplicarlo en su provi 1e obrar con cuidado. rificarse la fuente origins gata os ofrecer a rot indica- Fon de fuentes una detallada explicacin de la forma indirecta en que s¢ lo obeuvo. Elementos del cuerpo del cuadro Incluyen todas les partes del cundto propiamente dicho, es decir, os elementos tencerzados por las lineas superior e inferior. T Eaasbezemiento, Toda la informacién descriptiva sobre los datos concretos insertos en as columnas del cusdro esti eo ef encabezamiento, Este Ritie dividisse en compsrtimientos, apareciendo las categorias mds general in fle supetior y les subordinedas ea la o en las inferiores, El encebesamiento del coadro 2-2 contiene 17 compartimientos. 3 Titutos de colummnas. La explicaciéa de cada una de las columnas del cus. ‘dro debe surgir caramente del titulo, lo cual es a menudo dificil de lograr por fo redueido del espacio disponible, Ello permite utilizar con gran libertad diver. fos recareos para comprimir esa informacién fundamental: abreviaroras, notas Soko explieacién previa en el titulo y aota superior. El primer efelo del ‘uadro 2-2, «Participacién», no es muy claro por pero en el titulo ge- feral ya se ha dado una descripcién més amplia; ‘que abarca toda la InforcnaciSn, «Regia», no es en realidad necesario, cuenta de las deta: des notas’sl pie que delimitan Jas regiones; la cercera fila de ttulos coasiene Joe términos que definen las onidades, y podria babérsclos evitado mediante Gren [a nota supetior y el empleo del simbolo «% ». Los términos as unidades se colocan a veces sobre cada column, inmediatamen- “Sacabezumiento y a menudo entre paréntesis o en un tipo de letra més pequetio. 3. El taldn principal o primera fen gue se oftece la informacién e1 analogta con Ja parte de cada hoj atranca equella.) 4 Titulos de files. Los r6talos con gue se designan las categorias contenides en 1 de la iaquierda contiene las categorias das del coadro. (Se lo denomina asi por rio una vez que 5° Gi talén svelea denominarse «titalos de filasy. Al igual que las cokumnas, cade fla debe identificarse con claidad. Los titulos de fils y columnas son esencial- Tereremo de que coando se uilizan cfras (para aos, grupos Be ingrescs o cxtegorias coszespondicntes a otras mediciones cuantiativas —pe- so, distancia 0 volumen—) ‘més seméntico que numérico. Ei compartimiento del Angulo superior izquierdo formado por la intersecién Eelcaldn y cl encabezamieato contiene a termine que describe en forma gene fal las fils inelaidas en la columna que encabeza, En ocasiones, este casllero meate verbales, ‘ectd vacio (cuando las eategorias de filas son obvias); contiene una Hamada ‘cuadro cuando la descripein general de les cas insuficiente. 5. Totales, Los totales de columnas se indican al pie y los de filas en na de la derecha (0 también, aunque no ten a menudo, en la columns 1 taldn, si dichos tocales revisten incerés especial). Cuando los datos del cuadio se traducen en un indice, como en el cuadro 2-1, 0 en porcenta) como en el cuadro 2-2, tal vez se necesite més de una columna para los torales de filas. A menudo se omiten los totales de filas, los de columnas, o ambos: por ‘gemplo, cusndo el cuadro presenta datos incompletos (como se observa en €l padi 2)v sel propio cecal el cmd se vical con un solo grupo totales Guadro 23, Poblacén civil en edad de votar, por regién, 1964. Cusdro 23, Poblacién civil en edad de voter, por region, 1764 “Toul Esador Unidos 2 ee eee Fuente: Cusdro 22, Cundzo 2.4, Participacin en elecciones nacionales de la poblacién civil en edad de votar, 1964, Participacion Cansidad (ales) Yoruson 76871 Se absruvieron 52938 [No respoodiezoa 596 Toeal 10.604 Fucwier Casdro 22, Cuando los totales de filas y de columnas aparecen como sumas, puede consi- Gears is eetsints come un candro onidimensiona independant, relaco: ado con el cuadro completo, pero menos detallado que éi. Del cuadro'2-2, por cjemplo, podemos extraer la escueta informacién de los cuadros 23 y 2-4, que Se designan con el nombre de distribuciones de frecuencia marginales, o més breverente margingles, ya que las entradas provienen de los totales en los ccoadro original. Veremo: lacionado con las pruebas ‘con las frecuencias separsdas de de importancia decisiva en las pt zas 0 fileves (término tipogr rayas utilizadas para ‘cuadro en si, separdndolo del texto que fo acompasa y del apsrato cién, asf como para dividir tesatio. Obsérvese que no se emplean lineas verticales ea los costad Gro: la dltima colurana a cada lado queda abierta hasta el margen de lab rcillos como moy sobre todo las ver snégrafo como pars conveniencia o para mayor claridad, y en cuadros ‘complicados, se omiten a menudo algunes o todas ticales, que plantean problemas especiales tanto el tipdgrafo. 2.3 Problemas de porcentajes: {Cémo se suman? Los jes constituyen un ebniddo sistema abrevisdo que permite com- reais i cifras sin relacién alguna entre s{ por su sola referen- 100. Las relaciones que sparécen en el cuadro 2:2 no ‘no resulta obvio a primera gue voraron en el Nordeste Oeste (12.871/17.910). Los Jaciones, nos dicen de od relasiva de vorantes. ves en cunion que reser {goes propésito fundamen ios atributos de una poblacic brutas o «macrodatos». El cuadro de Jes numéricos reales (o N) a que se refieren aquellos, como en el cuadro 2-5, Sin el otal de Nol Jetor no puede june Ins dimensiones del smesto en forma de al impli. rales, pods deducir cualgui ese, Ademds, la significacidn estar distica depende ‘cual la mayor parte de las pruebas sfrecuencias» reales, fs decir, con las cifras represeatadas por los porceatajes. Cundro. 25, Porcentaje de participecién en les elteciones nacionales de le poblacidn civ ew edad de voter, por region, 1964. pobleciin cio ex edad de voter, por regiée, TAS ___. ‘Beaado ep oga tues de poblandn no intconal a vedad de worms we define em Ska" 22.5 cme el ero de for gue_ a0 respondieron) None Extdor Perticipacion Nordeste Central Sur_—_—Oaste Unidos Vouaren 7 7 7 7 70 Se_absroviezon zB 8 2 0 N (les) Ee eo Fuente: Caadzo 22. Con el mismo problema de calcular las frecuencias a partir de ua cuadro de tajes se relaciona cl de cudntos decimales es conveniente emplear. Si bien co que en la investigecion en ciencia politica los mimeros enteros son tes para el grado de exactitud que se desee alcanza, la lepen- material que se utiice. No cabe duda de que para grandes diferencias fastaun prcentaj sin decimals; en alguns oporanigades pla elecion Kennedy-Nixon— quied resulten stiles uno o tal véz.dos digitos adicionales. Una norma de prudence cautela, cuando se trabaja con muestras obtenidas por medio de encuestas, es dejar suticientes posiciones decimales como para caleu- lar las frecuencias multiplicando la cifra porcentual por N. Por ejemplo, si N total es 6 0 60, la entrada 67 % significard 4 o 40; pero, en una encuesta de 600 participantes, 67 % significa 402. Hay que trabajar con 66,7 % para ob- tener 400. Si la cifra porcentual conticne tantos digitos como N, no habeé error, aungue para muestras muy grandes, como las que maneja la Olicina del Censo de Estados Unidos, carecesia de sentido seguir esta regla al pie de la letra. Lectura de porcentajes En elo jento ¢ interpretacién de un cuadro de porcentajes, la prudencia as omen lgunas meas de vega. Deo contra ert muy fécil cometer graves errores y extrzcr conclusiones care validez, tide: por filas. Los pos na suman 100, Le primera regla fundamental al leer el cuadro de ‘asegurarse de que se ve con claridad el sentido adoptado por el compilac i, como en el cuadro 2-5, s¢ dan las N en un solo sentido, se su- pone que esa es la direccién del calculo. Es conveniente indicar la cifta «100» © «100 %» al pie de lacolurana o al final de l fila, pero muchas veces se omi- te, como en el custo 2:3, por Jo cual el lector habré de practicas siquiera una ‘pion soma mental pera asegurarse, En un cuadro sencillo que cuente con po- ‘ar eatoporias esa summa seré facil, pero la difcultad aumentard a medida que sumente el mimero de aquel Jos cutdros que nuestros lecores confec Glonen convendra que se inelaya siempre el 100. Otra fuente de confusién a este respecto es que, con el fin de ceonomizar espacio, muchos cuadros 0 tun grupo de porcentajes en una distribucign dicotémica, Del eeadro 2-3, por cjemplo, surgrfa la misma informacin si se omitiese la fila de evotarony o lt de «a0 votaron, ya gue se supondrfa que los incluidos en el cuadro habrian de ceer en uno u otro grupo. 2) Mativos pera la eleciin del sentido. La regla habitual consiste en caleular ‘porcentajes en la diteccién del factor «explicativon, o (como veremos) de la aatible independiente». Los porcentejes se calcolan con el fin de ofeeces una base de comparacién enize as categotias del factor mis importante que es objeto de estudio. En el cuadro 25 el compilador centra la atencién en 1a tidad de votantes, por lo cual los por se calculan de modo 4 vvotantes y no vota Cantidad de votantes (el cuadro original presentaba también compsraciones por sexo, 1023, edad, lugar de residencia —brbara o rural—, educacién, nivel de empleo, ¢ ingresos del nicleo familia). Gaands se aplica el término «explicativo» o acausal» al factor cuyas categorias suman cada tna 100 9, no se supone que ese factor . E Comparaciones dentro de fas columnas. Siempre con, referent: 255, podemos decir: «En Estados Unidos, site de cada diez de votar lo hicieron en las elecciones de’1964»; en el Nordes Superazon a los no votantes en proporciéa de 3 a 1; y «los suredos en edad de Sena se dividen por igual entre votantes y no votantes; la relacidn no llege & Ip proporcisn de 6 a 4v. Estor enunciados comparativos pueden también com Bisaree en oraciones compuestas, implicando, sin establecerlas en forma expl- ita, comparaciones entre columnas discintas. E Gomparaciones entre columnar distintes. Deben hacerse con cuidado, pues So Gethefa con porcentajes que se refieren a totales cuméricos diferentes. En un Shadro sencilla dos replas ayudarin hablar con seguridad: primera, expresar fl ensunciado on porcentayes 0 relaciones, 20 , presar el emunciado en los mrsmos terminos [or de colummes (suponiendo que estas samen 100 %). Por ejemplo: «En censos regionales de las regiones del Nordeste, Norte Central y Oest : Gadanos en edad de votar fo hicieron en 1964 en proporciones que excedieron {a inedia nacional»; «en el Sur la proporcién de abstenciones fue Ia més alte de las cuatro grandes regiones censales». Comparaciones carentes de validex La violacién de las dos reglas que acabemos de enunciar no dejard de plantear problemas, Por ejemplo, no se poded decir: «Hubo és votantes en el Oeste ue en el Summ. Aunque en el Oeste votd el 72 %, 28.t Fizo el 57 %, los distintos toteles numéticos a que se ref Tovalidan In afigmaciéa, En realidad, la cantidad de votantes surefios excedié 1 lu de los del Oeste en une proporcién de 3 a 2, segtin puede observarse en el Guadro 2.2, Este aspecto parece hasta demasiado obvio pata requerir que insis famos en al, pero notese que también carece de validex afirmar que «las abs tenciones fueron menores en el Oeste que en al S firme: funds en ef cuadro de porcentsies. Si se la podcé establecer volviendo a com ‘cado exarta, 00 tiene signifiacion en sf misma, ya que en ef Sur for ciudedanos en edad de votar casi duplican a los de ln 'regién octidental. Recuérdese siempre que for porcencajes no son mineros y ro podemas com pSsoh porcenasjes basados en totales miméricos diferentes, Decir que «en el Oes- Te hubo menor cantidad de abstenciones que en el Sur» carece de significado, lo tnismo que afirmar: «Habo menos votantes en el Sur que en Estados Unidos», Forogrullada tan notoria que nadie la divia, pero que ilustra el error corriente Se comperar porcentejes teferidos a cifras diferentes. 2.4 Variables y variacion La investigacin de la conducta politica trata de examinar y, dentro de lo posi- bl, de explicr la variacin en los fenémenos politicos, Desde el punto de vista descriptivo, tal vez nos interese medir solamente cudnta variacién ha ejemplo, entre el nimero de votantes y el de abstenciones, o entre vo Inderstas » republicanos en déterminada voracién. Desde el punto de vi os elaiones casas ene tores, La presentacién tabalar de Jos resultados de una encuesta ‘evelar algunas relaciones fundamenteles entre os o més grupos de categorias. La primera tarea en el estudio de un cuadro de- be ser determinar con precisin cudl es le relacién fundamental que se examina Tipos de variacién Al ordenar datos en un cuadro, el primer problema es elegir las caracteristicas Jos resultados. Tales carae significativas entre las cuales habrin de distrbui teristicas suclen. denominarse «variables». Uoa vari propiedad, opiniéa, paute de conducta 0 agrupams para describir a un individuo u orra entidad de inter tn algin tipo de escala o dentro de alguna clasificacién, fs necesatio conocer muy bien los siguientes conceptos sobre las variables: 1. Le medicién de una variable puede hacerse sobre una escala continua 0 dis. continua (disereta), Edad, peso y estatura son ejemplos de caracteristicas na- turalmente continuss, es decir, hay un mimero infinito de puntos sobre la escala periédicos, son ej 3. Una vatiable puede estar ordenada 0 no ordenade: la caracteristica que nos interese puede estar ordenada por riagos, como.el grado militar, 0 bien sin tender 4 rango alguno, come, por ejemplo, la nacién o estedo de or . como la ceupacién, pueden clasificarse cn gru- como ingreso porceneje de votosobtenidos por los demécrats, ni Slade eons sees Foc de einer rec tos ordinal y nomial ce emplean a veces paca idendfcar las Yar Gis y no ondenadas, * " ontarse con fos dates originales, En una formaciSn que puede resaltar decisiva, Si se clasfica le pre tantes pot uno de dos candidaros, puede ocurrir que una tereera caregoria —los Si se desean utilizar puntajes medios o escalas, suele ser conveniente establecer Cinco categorias de intensidad (fuerte apoyo, apove moderado, indiferencia, ‘oposicién moderada, fuerte oposicidn), aunque ello resulta a menado dificil (especialmente, para Je cate 4. Las variables pueden pruebas psicoldgicas int attibuto emocional o pers bietioas 0 subjetions, Ea las encuestas de opiai fan ¢ menudo las aticudes policiess o sociales, un amente definido u otras cualidades subjetivas ielograr precisién absolute. El autoricarismo, ia ma politico, el espizina de cooperacién, {a cantidad de afiliados a un partido, la edad y e) lugar de residencia, lo son de oa ejemplos de esas Is ocupacion, la decisién de vot vatables objxivas J Ademés de las categorias mencionadas, las variables pueden identificarse como nominales, ordinales 0 de intervalos, segin los tipos de mediciones que Ie sean aplicables, Una variable aominal (sexo, partido, ocupacién) solo per- mite clasificaciones identificadas mediante un nombre determinado, Para uns ‘Variable ordinal (status socioeconémico, fuerza de la actitud parcidaria) pueden Uelizarse alimeros, pero estos se feferirin solamente a los ordenamientos por tangos, y carecen de valor real de medicién. En cambio, una veriable medida so- bre‘una escala de intervalos es de suyo susceptible de medicién en algiin tipo de unidad numética signticativa, como délazes, megavatios/nore, personas © wuaidades de radiaciéa de residuos aucleares ~ Variables bésicas de un cuadro Cualquiera de los tipos anteriores de variables pueden adoptarse para indicar Gatos en forma tabulada, pero en el examen del cuadro ya confeccionsclo es {mprescindible conocer otros tres términos més concemnientes a la relacin entte dos o més variables dentro del modelo que se investiga L. Variable dependiente es la que se tata de explicar: la sctinud, elecién de voto, atzibuto 9 accién que se supone infixida por otro factor (variable) 0 com, ination de factores, 0 que depende de él o es explicade por (aonque Oe siempre se haga) enumeras las categorias de la variable dependiente (epee dT uldn pringpel (primers columia de la izguierda). © T° Variable independiente es el factor con que se trata de explicac la variacién dela variable dependiente. Sus categotias sucien indicarse en el encabecamiento. ‘Como vimes ena sexcion 2.3, se adopta esta préctica, cade columna sumaré 100 %. Coalquiera que sea el esquema de presentacién, cads categoria de Is variable independiente tiene que sumar 100 %, 0 de lo cootrario habré que Caplicar mediante una note las pequeas diferencias provocadas por el redondeo, 6 as diferencias mayores debidas a le omisin de algunos se va aclarando » medida que se examinan | del cus 7. En un ambiente bostil es més probable que los bijos permanezcan en 1 alee a ia ean cass demibrts que cushdo et replicons. Esta afirmacién requiere comparar las columoas tercera y sexta (las dos condi- ciones «adversas»). La variacién es pequefia, pero confirma el aserto. 8. Los votantes republicanos aceptan mas la influencia familiar que los demi~ ete pen trevistados cuya preferenci yrimera ‘enunciado parece contradecir al anterior, pero si obser- Tas wes categories amblenals, Notanos que foe Geos de es co ee cea eocennr i arn ene Ua nuevo edleulo de est tructivo ejercicio sobre hhan suministrado el nec vvado esa discriminaci ial tenemos que reagrupar zzada de ambos factores: que nuestros Tectores ten problemes. Guadro. 2:10, Relecn entre estab distancia socal (freewencias solamente). 209, sustituyendo los porcentajes por frecuencis,) preferencia familiar 9 latos que en ef cuadro a familia preiere al 1a Samia prefer al idiea el ordenamiento que se a} sailidad de los electores y proferencis familiar. Pecieeac La famila preine al Preferenla alia prcere Pe Repablcano 3% Denies cy Demdeata 2% Replica 2 cae DAL (B). Preferencia de lor electores en reélacién com (a preferencia Prefereacia el courevistado Famili republicans Familia demécrata 3 % Cuadro 2-11 (c). Aceptecién de la preferencia familiar por parte det elector. referencia ‘Aepa Nerscepts ol parida dei taacestedo —prefeido por a familia prefendo por It familia ‘Republcano 5 a Deméeata 30 2% Partido Republicano Busido Deieata aw, be deo 2-11 ceptacién de la preferencia familiar, segiin partido del en- Movilidad social del ‘Movida socal del oe aa Eee ae ‘etrevistaco ‘etrevistad frevisted Conformided del canevisado _Eatrevstado republicano Entevistado demécrats yy con so familia (pereaaie) (poreeate) Newel | “(rep Ace 24 68 No scepta 276 342 Foal) 1000 (76) 100,0 (76) Fuente: Cuatro 25. Sobre la base del cuadro 2-11 (4), podemos ahora ratficar el enunciado §: ferded, ads tendencia a aceptar el parcido demécratas, Un descubtimiento casual, pero ln moestea original inca exactamente 76 deméeratas y 76 ué la aperente contradiceién entre los enunciados 7 ¥ 8? ‘Ow reagrupemienta, realizado ea el cuadro 2-12, resulta revelador, lustra tuna faceta del concepto de eausalided miltiple 2.6 Causalidad mitiple pensos 2 ‘quizis un poco mis soa algo menos proc extraccién familiar Guadro 212 (a). Relacién entre ef ambiente y la preferencia part Enacvisador republiasos — Enuevisados Ambiente del entrevioudo (poreen (percent Tora 100.0 Cuadra 2:12 (5). Aceptacidn de la preferencia familiar, segsin partido de Ja familia, [Bae audio of cactamente igual al tigalos pars la variable dependience] 7 Familia epublicana Famfla demcrace Conformidad del entevitado (Pereentse) (porcensie) (a); agrega porcentaes y tones, 7 nuevos La casi inexistente diferencia, indicada en el cuadro la muestra de 152 encvestados se divide en partes a preferencia partidaria se refiere, pero desiquales ferencia politics de la f ambient ‘ia familiar, Un encuestado que ha abandonado ef partido al que adhiere su Familia puede haberlo hecho, en parte, debido a su hostilidad a ese medio y en ‘ambi incon sos nuevas convenes es epreferencia partidaria Jes pautas de ordenamiento 1 ellas en el supuesion fen el tiempo a uno de los cLambente, que su ve infloe sobre ‘en la preferencia partidaria del encuestado, ye en el ambiente. ar influye en el ambiente y en Ja preferencia partidaria manera independiente 4. La preferencia familiar influye en el ambiente y en la preferencia partidarla del encuestado, las que a su vez se influirén reciprocamente. f. La preferencia independientemer 2.7 Construccién de un cuadro: El concepto de espacio de propiedades mayor importancia si se sta uno en el luga one # organiaar en un ordenamiento sigh sbed que ordenar las variables? ¢Cus i6a 9 con a dis. spadarin En denamiento, donde se pide al lec visiéa preliminar del problema desde- para indica: la ‘ada indlvidug en ese plano. Ea el cundro 2-20 hemos reducido ce extegories del cuadro 2-13, distibuyendo nuestra informacién sobre la nueva vatiable (Ja edad) en cinco grupos y obteniendo ast un cuatro 555 con 25 caslleros ames Cundro 2.20. Intensidad det partidismo segtin a edad Desciocion de, la = preferencia partidaria 228 3039 4049 3059 | Sy mis Dendaaas atzims | zoe | um | we | 2% | 2% Deméersus moderscos | 32 34 3s 3 2 Tndependientes 2 2B v Fy 3 Republicange mogeradoe | 15 i 2 B 2 Republicsnes actrimos | 10 3 8 3 is Teal wow | io% | woo% | tom | 100% N= i) 0 132 18 a Las variables examinadas cuadro pueden también dicoromizarse, ya sea por alguna rezin tedrica r fe al proyecto de investigaciéa, o simplemente més abadimos los remos un ordenamiento tetzadimensional. El problema del disefio del euadzo Se complica con la introducciéa de una carta variable. Habria que resolverio do con el tigacion y 20 por raz0nes de convenience, pues el ordenamiento de las variables en el cusdro determina cudles de sus re Ficiones pueden examinarse, Fl cuadzo 2-23 es una de las posibilidedes de ords- amients, En general, sera preferible agregar las variables adicionales de una ne, pata une serie de cuadros ti ‘pwegn@ tabulacén por sepe sewer on mayo cided i ru ae cata de explica. CU nfecionar con mayor seguridad Cuadro 2.23. Prejerencia partidaria segiin sexo, controlada por edad e ingresos (porcentaies) por razones de conveniencia o clarided. El cuadro 2-21 es el resultado de redu- Sessa San | seemless Gir las dos variables « uno de los muchos esquemas 2 X 2 posibles. También Tages ‘nfo ot romedio | Tngrems roysovss = reo agui se omite la categorfa