Está en la página 1de 3

Entrevistas Bicentenarias Imprimir email guardar en pdf

Entrevista a Asdrúbal Baptista: La sombra del Estado; por José Useche y Ricardo Zambrano //
#EntrevistasBicentenarias
Por Prodavinci | 5 de diciembre, 2014

Hablar con Asdrúbal Baptista es asistir a una clase magistral. Ha sido catedrático en la Universidad de
Cambridge, regente en la Universidad de Oxford, y es Individuo de Número de la Academia Nacional
de las Ciencias Económicas.
En su pequeña oficina llena de libros, que atestiguan años de estudios y reflexión, comenzó a hablar
sobre nuestra inquietud: la independencia venezolana y su influencia en la composición de la sociedad.
La independencia y la economía. Un país rural, cuya base económica era la agricultura, inicia, en los
albores del siglo XIX, una gesta de emancipación que le llevará a independizarse políticamente del
reino de España, que desde el siglo XVI ostenta el poder. Esa independencia busca conformar,
siguiendo los ideales de la Ilustración, una república cónsona con los inicios de la modernidad.
La guerra desatada fue larga y cruenta, dejando a su paso cadáveres y miseria; al final, el ejército
patriota conseguirá la victoria, constituyendo de esta manera la República de Venezuela, que en sus
inicios, formó parte del proyecto llamado la Gran Colombia. Sin embargo, tras distintas situaciones, es
en 1830 cuando la república independiente se constituyó (forma que ha mantenido hasta nuestros días).
Esa es la historia romántica, dice Baptista. “Fue una ruptura, por lo menos eso dicen los libros de
historia, pero no sé si en la vida cotidiana hubo ruptura. Cuando las cosas empiezan a sedimentarse y ya
la gente adquiere en su lenguaje, con las festividades, la bandera, el himno, con gente que habla de la
gesta independentista, con toda la fábula que se montó sobre lo héroes, etc., se va adquiriendo la lenta
conciencia de que efectivamente hubo un episodio que separa en dos tiempos (…). Pero, para lo más
inmediato, salvo por la guerra y la barbarie, no se puede hablar de una ruptura real”.
Esto lo concluye, analizando no el discurso entablado por la historia nacional, sino la repercusión que
supuso la Independencia en la dinámica social, principalmente en el área económica.
Interpreta la independencia del reino de España de forma positiva; sin embargo, no considera que
existió un cambio en las formas de vivir establecidas en nuestra sociedad. Con todo el valor e
importancia que se merece este periodo, fue insuficiente para crear una fuerza capaz de cambiar la
dinámica social.
“Ahí no hubo, en lo más inmediato, ruptura; provoca pensar desde la economía que esta ruptura fue una
ruptura superficial (…). Las cosas continuaron más o menos igual, [con] otros gobernantes, otros
símbolos, otra nomenclatura. Las exportaciones, la producción, siguen aportando prácticamente lo
mismo después de la Independencia; es posible que existan otros destinos aparte de España, pero
¿cambia eso respecto a un modo de vivir previo? ¡Caramba! si digo que no, me puedo estar parando
sobre un despeñadero, pero me provoca decir que no. En los números no está esa ruptura”, reflexiona.
Venezuela petrolera. Venezuela, explica, antes de la aparición del petróleo, era uno de los Estados más
pobres de América Latina. El ingreso medio era algo menos de la mitad en comparación con el resto de

era practicada por empresas extranjeras. ya que. contrariamente a las vías y el tiempo de duración de los cambios en la historia de otros países. era fuente de ingreso principalmente de los propietarios de esas empresas. ¿cuánto afectó a los venezolanos en general aquello? Muy poco”. ni mucho menos en la vida de las personas. atrofió el desarrollo de una sociedad civil en términos de ejercicio del poder. El petróleo transformó esa situación. la velocidad de urbanización. dada la gran capacidad adquisitiva alcanzada en un país que en ese entonces. y las concesiones estatales no establecían grandes beneficios económicos para el Estado. Un sinnúmero de venezolanos se vienen a los centros urbanos. de manera muy lenta (…) Hay que tener presente que la irrupción del petróleo toma lugar. ocurre en 1934. Los indicadores económicos ubicaban a Venezuela aún entre los más pobres de América Latina. Por tanto. pero estamos hablando un par de décadas después de andar el petróleo por ahí circulando”. Esta primera transformación que impactó a todo el país. “No hay duda. Entonces. Cuando examina la consecuencia económica de la propiedad estatal del petróleo. porque el bolívar lo utilizábamos todos como medio de pago. Además. Este fenómeno transformó en aproximadamente treinta años al país. producto de la aparición del petróleo. aunque no de forma inmediata. Explica Baptista que la primera consecuencia real. simplemente. comenzó un proceso de transformación de la sociedad venezolana que. pero ocurre muy de fondo. ante la expectativa de posibles fuentes de empleo. allí hubo un episodio que muy pronto tiene que haberse comunicado en toda la geografía. es aún complicado h ablar de ruptura económica de la vida del venezolano solo con la aparición de la industria petrolera. No obstante. sumado a la riqueza petrolera de una nación que de a poco iba tomando control de la industria. ocurrió de un modo extraordinariamente acelerado en nuestro entorno. “Esto sí es un episodio nacional –afirma–. se traduce en una extraordinaria transformación de la sociedad”. Entonces. combinadas con la inmigración y con la riqueza del país. nos habla que este. Todos estos factores van a converger en la época de la ruptura real en el vivir del venezolano común: los años setenta. principalmente por su condición de país rural. con el petróleo algo ocurre. ya que. Con la gran bonanza petrolera es cuando éste aparece efectivamente en la escena nacional. de ser primordialmente rural a uno con altos niveles de urbanidad. producto principalmente de las guerras y los factores económicos de la Europa de aquel momento. La gente lo descubre por fuerza de lo que ocurre en el mercado. ni en aspectos del Estado.países de la región. ocurrieron simultáneamente las inmigraciones europeas. Resalta que. al investigar la cantidad de capital privado que poseen medios de producción en el . De este modo. gracias a una revaluación que sufrió el bolívar durante el gobierno de Juan Vicente Gómez. esas fuentes de trabajo. como actividad productiva. El Estado petrolero. “Ahí se va a crear un proceso que se debe estudiar críticamente: la urbanización violenta que tuvo la nación. en medio de ese proceso de movimientos internos. directamente relacionada con la entrada en escena del oro negro. en cierta medida. no desembocó en riquezas y poder adquisitivo al ciudadano común. hay un factor que se relaciona con la riqueza petrolera y provocó los principales cambios en la estructuración de la sociedad venezolana: la migración del campo a la ciudad. entonces. estaba ya urbanizado en un alto porcentaje. por la presencia de grandes capitales extranjeros concentrados en áreas geográficamente bien localizadas.

la pérdida del hombre más importante de esa época: Andrés Bello. Expandiendo su mirada a la economía global. con un pensamiento además antiestatista. me parecen unas obras extraordinarias”. y el petróleo es del Estado. “Junto a él. (…) En Venezuela no hay pensamiento liberal”. no vivo de las gestas. se enfrenta al tema venezolano con los mismos ojos que observa todos los aspectos de la vida. En este sentido. y los estados siguen siendo nacionales. jugando ajedrez consigo mismo. . conservador. y la iniciativa privada. se quedó el Estado solo. siendo propiedad de Estado (…). Prefiero fijarme en otras cosas. remarca que en el país nunca ha existido el liberalismo económico. y al mismo tiempo pudo haber malogrado el crecimiento endógeno de la sociedad”. No hay nada que yo admire más que la condición humana. Sin embargo. Baptista resalta que el mundo actual descansa sobre el equilibrio existente entre el poder político y el poder económico. no nubla la visión de un hombre que. el Estado es quien educa. a la sombra del Estado”. la Independencia significó (además del desastre humano conocido y la conquista política). ya que el petróleo. diseñada en Venezuela a través de los años. no hay nada más admirable que la condición humana. como principal área productiva. de los héroes militares que coronan pedestales altísimos en la historia nacional. en los últimos treinta o cuarenta años. La razón elemental de esta situación es que la fuerza de Venezuela en términos materiales es el petróleo. causó muchos beneficios. Esa mirada nostálgica hacia la época de la Venezuela rural. “El Estado liberal. “Yo les confieso. “El Estado es quien hace crecer. nunca existió. el petróleo. Para él. pero cuando se produce la nacionalización. y el segundo por la sociedad civil. esto y esto”. la filosofía. en el sentido de una clara demarcación entre intereses públicos y privados. el primero de ellos ejercido por los estados. y nuestra sociedad civil exigiendo al Estado: usted tiene que hacer esto y esto y esto. No obstante. en Venezuela “esa escisión estado-sociedad civil se ha roto. creando un sistema en el cual el poder lo ejercen los estados nacionales junto con estas sociedades. (…) mi romanticismo va por otro lado. “Sin querer ser monocausal ni ultradeterminista. las letras”. La condición humana. se van en ese momento. antes que recordar esa historia romántica para consumo nacional. como la Gramática de Bello o el Código Civil de Luis Sanojo. pertenece al Estado. se encuentra con muy pocos grupos o personas que ejercen un poder económico en nuestra sociedad. más allá de tener una postura ideológica hacia la historia del país. entre Estado y sociedad civil. quien promueve la salud. porque es deber del Estado esto. Como consecuencia se visualiza la fractura de este equilibrio. Baptista confiesa que antes que ocuparse de los hechos de la Guerra de Independencia. la universidad.país. Tuvimos un equilibrio entre el Estado y las concesionarias extranjeras que representaban la sociedad civil internacional. las sociedades han pasado de ser nacionales a ser mundiales.