VISION DEL ESTADO SOBRE LA POLITICA ECONOMICA

Para el estado venezolano Venezuela constituye un ejemplo de cómo se puede hacer
una economía diferente a la tradicional, de una manera humanista e inclusiva de igual
manera asegura que existen avances en materia económica y financiera lo cual se evidencia
en los últimos años y esto obedece a la planificación estructural realizada por el gobierno
para el impulso del sector productivo, de igual manera establece que el modelo que
mantiene el estado es distinto al de los modelos anteriores los cuales tenían variables
macroeconómicas elevadas los cuales mantenían cordones de miseria, altas tasas de
mortalidad infantil y mecanismos de privatización de la salud y la educación.
De igual manera el estado asegura que hay una democratización del acceso a los
créditos para las pequeñas y medianas empresas estos créditos tienen una visión distinta ya
que tienen tasas de interés preferencial para las pequeñas y medianas empresas, son
producto de la aplicación de la Ley de Creación, Estímulo, Promoción y Desarrollo del
Sistema Microfinanciero, publicada en la Gaceta Oficial N° 37.164, de fecha 22 de marzo
de 2001, la cual forma parte de las leyes habilitantes aprobadas en 2001, el estado dice
promover la iniciativa privada y la organización social para garantizar la producción de
bienes y servicios para satisfacer la necesidad de la población.
Sin embargo reconoce que están en un periodo de recesión debido a la caída de los
precios del petróleo y a una guerra económica al cual el estado está siendo objeto por lo
cual el índice de inflación está por encima del 60% cifra dicha por personas del estado mas
no es la oficial por parte del banco central de Venezuela organismo oficial para informar del
índice inflacionario, el presidente de Venezuela Nicolás Maduro anuncio un plan de
recuperación para enfrentar dicha guerra el cual incluye recorte de gastos públicos y un
nuevo sistema cambiario con lo cual espera frenar el decrecimiento económico.
Economistas revolucionarios plantean que el estado tiene la necesidad de construir un
estado fuerte, blindado, aliado sólidamente con los sectores populares, a los trabajadores, a
la clase media progresista y a la fuerza armada nacional revolucionaria.

VISION DE LA OPOSICIÓN VENEZOLANA Y DE ECONOMISTAS

La visión principal de la oposición venezolana y de distintos economistas venezolanos
es del gobierno tiene una política económica de controles y persecución al sector privado.
Indican que en el país existe un mecanismo de control tan grande por parte del Estado, que
desde lo que se siembra, hasta cómo se transporta y se distribuyen los alimentos, es
autorizado y monitoreado por el gobierno, que además quebró las fincas productivas que
expropió, así como las empresas productivas. De igual manera sostienen que el índice
inflacionario es uno de los procesos inflacionarios más altos del mundo, debido a las
políticas económicas llenas de controles y arbitrariedades que ha instaurado el gobierno
actual, las cuales en vez de proporcionar confianza y fortalecer el sistema económico,
impiden la reactivación del aparato productivo del país y por tanto no permiten que la
ciudadanía satisfaga la necesidad de adquirir eficientemente los bienes y servicios
indispensables para subsistir y mejorar su calidad de vida.
La inflación como fenómeno en un Estado está representada por el incremento general
de los precios en los bienes y servicios disponibles en la economía, lo cual al mantener un
ritmo creciente y acelerado como ha ocurrido y continua ocurriendo en Venezuela, ocasiona
una pérdida en el poder adquisitivo, por ello las personas cada vez pueden comprar menos
con sus ingresos, ya que en períodos de inflación los precios de los bienes y servicios
crecen a una tasa superior a la de los salarios.
El primero de los factores que produce la inflación, de acuerdo con los analistas, se debe
a las raíces estructurales del sistema económico y social de Venezuela el cual durante los
últimos años ha provocado una baja productividad del sector agrícola originando grandes
importaciones que conllevan a un aumento en los precios. un modelo populista radical que
prefirió que sea más fácil importar que producir, regla fatal para un país que se jacta de ir
en el camino del desarrollo. Otro factor importante a analizar es el incremento sin control
del gasto público que genera un alza de los precios debido a que la demanda es mayor que
la disponibilidad de bienes y servicios. Según el Banco Central de Venezuela hay un
incremento del Producto Interno Bruto (PIB) lo cual de acuerdo a distintos economista no

se corresponde con la realidad del país ni con el comportamiento de la inflación, la
producción y actividad comercial, razón por la cual concluye que estas cifras son
manipuladas por motivos políticos.
No existen fórmulas mágicas para reducir la inflación, el desmontaje progresivo de los
controles cambiarios y de precios sería un primer paso, seguido de una correcta y justa
distribución de los recursos a fin de no distorsionar la economía y permitir que esta variable
no impacte en los precios de los productos, de igual forma crear incentivos que permitan
realmente reactivar la decaída producción nacional, en especial en áreas importantes como
la agricultura, la industria, la construcción y el comercio. En la actualidad Venezuela
presenta cifras de inflación nada deseables que obstaculizan el desarrollo y la mejoría en la
calidad de vida del venezolano. Comparada con los índices de inflación de naciones vecinas
tales como Colombia, Perú, Brasil y Ecuador, por lo cual no se trata de un problema
regional sino un problema estructural del modelo económico en Venezuela que tarde o
temprano tendrá que pasar la página y aceptar que el camino tomado estos últimos años no
fue el indicado y retomar el ejemplo de naciones que con pocos recursos naturales han
logrado reformar sus economía y mejorar notablemente la calidad de vida de sus
ciudadanos.