Está en la página 1de 20
L E N G U A De tú a tú Índice Escuchar y hablar Tu
L
E
N
G
U
A
De tú a tú
Índice
Escuchar y hablar
Tu punto de vista: el diálogo
Leer y escribir
La lectura: La historia interminable, de Michael Ende
La comunicación:
Textos de ámbito académico
1 La descripción objetiva y subjetiva
Conocimiento de la lengua
La gramática:
El núcleo del sintagma nominal
1 El nombre o sustantivo: definición, género, número,
concordancia, sustantivación, clasificación
2 El pronombre: definición, deixis, clasificación
La elaboración de textos:
1 La adecuación del texto a la situación
2 Variaciones léxicas del texto: las nominalizaciones
Do s s al t i mb anqui s , de Pabl o Pi cas s o .

El diálogo

Diariamente, se presentan muchas situaciones que debemos resolver a través de una llamada telefónica. Aunque pueda parecernos sencillo, este tipo de comunica- ción, basado en el diálogo con alguien a quien no tenemos de frente, requiere una breve planificación y previsión, anteriores a la consulta.

Durante la conversación, los interlocutores tratan de obtener y aportar la informa- ción necesaria para poder entenderse, de manera que el contenido del mensaje sea comprendido, sin que queden cabos sueltos o dudas. Esta tarea no es fácil, pues los nervios nos pueden jugar una mala pasada.

ESCUCHAR Y HABLAR

TU PUNTO DE VISTA

ESCUCHAR Y HABLAR TU PUNTO DE VISTA
ESCUCHAR Y HABLAR TU PUNTO DE VISTA
una mala pasada. ESCUCHAR Y HABLAR TU PUNTO DE VISTA ACTIVIDAD 11 Vas a poner a

ACTIVIDAD

11 Vas a poner a prueba tu competencia comunicativa al teléfono a partir del cartel publicitario que figura a la derecha. Léelo con atención.

Dividid la clase en dos grupos: unos seréis los usua- rios potenciales y otros, los responsables de la aten- ción telefónica de la escuela de malabares.

Equipo de usuarios

1 Leed atentamente el texto del cartel y buscad los vacíos de información que presenta.

2 Anotadlos y ponedlos en común. Cada uno de vo- sotros tendrá una lista exhaustiva de las dudas que os han surgido sobre la información conteni- da en el cartel.

Equipo de atención telefónica

1 Identificad en el texto la información incompleta o poco clara.

2 Acordad posibles respuestas de preguntas fre- cuentes (dirección postal, equipamiento del al-

CAMPAMENTO ESCUELA DE MALABARES PARA CHICOS Y CHICAS

FECHAS del 1 al 15 de julio de 2007 (12 a 16 años) del 16 al 30 de julio de 2007 (10 a 16 años) LUGAR: Monzón de Campos, Palencia MATRÍCULA Fecha límite: 24 de junio de 2007 Cincuenta únicas plazas por campamento ADJUNTAR Carta explicando por qué quieres aprender malabares, qué te gusta- ría aprender: bolas, mazas, cariocas, palos chinos, diábolos, va- ras, zancos Dos fotografías tamaño carné. El campamento es cuel a i ncl uy e… Viaje ida y vuelta Madrid-Palencia, alojamiento 14 noches, 4 co- midas diarias, seguro responsabilidad civil, 150 horas de escuela de malabares, material didáctico y actividades. ESCUELA DE MALABARES Teléfono: 91 420 33 05

bergue, formas de pago…).

3 Buscad información complementaria que pueda ser útil para responder a las dudas de posibles usuarios: oferta cultural y deportiva de la zona, previsión meteorológica, etc.

Cada usuario tendrá un número asignado y cada responsable una letra. Antes de efectuar la simulación de la llamada, el primero deberá escoger una letra al azar y el responsable se identificará. Ambos formarán la pareja. La llamada de- berá ser breve (no más de seis preguntas), pero completa en su desarrollo (sa- ludo, identificación, intercambio de preguntas y respuestas y despedida). Al fi- nal de la actividad se escogerá entre todas las llamadas la que ha resultado más verosímil.

y despedida). Al fi- nal de la actividad se escogerá entre todas las llamadas la que

33

22

LEER Y ESCRIBIR

LA LECTURA

La historia interminable

El desván era grande y oscuro. Olía a polvo y naftalina. No se oía ningún ruido, salvo el suave tamborileo de la lluvia sobre las planchas de cobre del gigantesco tejado. Fuertes vigas, enneg recidas por el tiempo, salían a intervalos regulares del entarimado, uniéndose más arriba a otras vigas del armazón del tejado y perdiéndose en algún lado en la oscuridad. Aquí y allá colgaban telas de araña, grandes como hamacas, que se columpiaban suave y fantasmalmente en el aire. De lo alto, donde había un tragaluz, bajaba un resplandor lechoso. […] Se oyó el ruido de una llave en la gran cerradura. La puerta del desván se abrió despacio y rechinando y, por un instante, una larga franja de luz atravesó el cuarto. Bastián se metió dentro y cerró luego empujando la puerta, que rechinó otra vez. Metió una gran llave en la cerradura y la hizo girar. Luego echó además el cerrojo y dio un sus- piro de alivio. Ahora sí que no podrían encont rarlo. Nadie lo busca-

ría allí. Sólo muy raras veces venía alguien –¡de eso estaba bastante seguro!– e, incluso si la casualidad quería que precisamente hoy o ma- ñana alguien tuviera algo que hacer allí, quien fuera se encontraría con la puerta cerrada. Y la llave no estaría. En el caso de que, a pesar de todo, abrieran la puerta, Bastián tendría tiempo suficiente p ara es- conderse entre los cachivaches. Poco a poco, sus ojos se iban acostumbrando a la penumbra. Cono- cía el lugar. Seis meses antes, el portero del colegio le había pedido que lo ayudase a transportar un gran cesto de ropa lleno de viejos for- mularios y papeles que había que dejar en el desván. Entonces Bastián había visto dónde se guardaba la llave de la puerta: en un armarito que había en la pared, junto al tramo superior de la escalera. Desde en- tonces no había vuelto a pensar en ello. Pero ahora se había acorda- do otra vez. Bastián comenzó a tiritar, porque tenía el abrigo empapado y allí arri- ba hacía mucho frío. Por de pronto, tenía que bus car un lugar donde po- nerse un poco más cómodo. Al fin y al cabo, tendría que estar allí mu-

cho tiempo. Cuánto

En eso no quería pensar de momento, ni tampoco

en que pronto tendría hambre y sed. Anduvo un poco por allí. Había toda clase de trastos, tumbados o de pie; estantes llenos de ar- chivadores y de legajos no utilizados hacía tiempo, pupitres man- chados de tinta y amontonados, un bastidor del que colgaba una do- cena de mapas antiguos, varias pi zarras con la capa negra desconchada, estufas de hierro oxidadas, aparatos gimnásticos inservibles, balones medicinales pinchados y un montón de colchonetas de gimnasia vie- jas y manchadas, amén de algunos animales dis ecados, medio comi- dos por la polilla, entre ellos una gran lechuza, un águila real y un zo- rro, toda clase de retortas y probetas rajadas, una máquina electrostática, un esqueleto humano que colgaba de una especie de armario de ropa, y muchas cajas y cajones llenos de viejos cuadernos y libros escola- res. Bastián se decidió finalmente a hacer habitable el montón de col-

34

decidió finalmente a hacer habitable el montón de col- 34 chonetas viejas. Cuando uno se echaba

chonetas viejas. Cuando uno se echaba encima, se sentía casi como

en un sofá. Las arrastró hasta debajo del tragaluz, donde la claridad era mayor. Cerca había, apiladas, unas mantas milit ares de color gris, desde luego muy polvorientas y rotas, pero plenamente aprovecha- bles. Bastián las cogió. Se quitó el abrigo mojado y lo colgó junto al esqueleto en el ropero. El esqueleto se columpió un poco, pero a Bastián no le daba miedo. Quizá porque estaba acos- tumbrado a ver en su casa cosas parecidas. Se quitó también las botas empapadas. En calcetines, se sentó al estilo árabe sobre las colcho- netas y, como un indio, se echó las mantas grises por los hombros.

Junto a él tenía su cartera

Pensó que los otros, en la clase de abajo, debían de estar dando pre- cisamente Lengua. Quizá tuvieran que escribir una redacción con un tema aburridísimo. Bastián miró el libro. «Me gustaría saber», se dijo, «qué pasa realmente en un libro cuando está cerrado. Naturalmente, dentro hay sólo letras impresas so-

bre el papel, sin embargo

Algo debe de pasar, porque cuando lo

abro aparece de pronto una historia ent era. Dentro hay personas que

no conozco todavía, y todas las aventuras, hazañas y peleas posi-

y a veces se producen tormentas en el mar o se llega a países

bles

o ciudades exóticos. Todo eso está en el libro de algún modo. Para

vivirlo hay que leerlo, eso está claro. Pero está dentro ya antes. Me

gustaría saber de qué modo».

Y de pronto sintió que el momento era casi solemne. Se sentó dere-

cho, cogió el libro, lo abrió por la primera página y comenzó a leer

y el libro de color cobre.

Michael Ende, La historia interminable

LEER Y ESCRIBIR

LA COMUNICACIÓN

LEER Y ESCRIBIR LA COMUNICACIÓN
LEER Y ESCRIBIR LA COMUNICACIÓN

COMPRENSIÓN

LECTORA

1 1

2 2

3 3

4

4

5

5

6 6

Indica el significado de las siguientes palabras: naftalina, tamborileo, armazón, entarimado, rechinó, cachivaches, legajos, amén, retortas.

Propón un sinónimo para las siguientes palabras del tex- to: ennegrecidas, intervalos, cerrojo, penumbra, habitable.

¿De qué trata el texto? ¿Cuál es el tema?

Elabora un resumen sobre lo que ocurre.

En este texto se describe un lugar. Dicha descripción aparece fragmentada. Localiza en el texto las partes des- criptivas.

En el texto aparecen los pensamientos de Bastián. Señala cuáles son y dónde aparecen.

7 7

8 8

9

9

Localiza los símiles que aparecen en el texto. Recuerda

que un símil consiste en comparar expresamente una

cosa con otra, para dar idea viva y eficaz de una de ellas.

Explica qué quiere resaltar con ellos el autor.

Fíjate en los adjetivos que se utilizan en el texto. Localí-

zalos. Indican cómo son las cosas y también cómo las

valoran el narrador y el protagonista (Bastián). Localiza ad-

jetivos que sólo describan los objetos, y otros que ex-

presen valoraciones.

En el texto se dice: «Me gustaría saber qué pasa realmente

en un libro cuando está cerrado

tión respecto a un cuento famoso (Caperucita Roja o Los

tres cerditos) o sobre el último libro que hayas leído. Es-

cribe 15 líneas contando qué ocurre dentro del libro cuan-

do el lector cierra sus páginas.

». Plantéate esta cues-

Textos de ámbito académico 1. La descripción

Tradicionalmente, se ha definido la descripción como una pintura hecha con palabras.

Es verdad que en las descripciones, más que en ningún otro tipo de texto, se muestra

cómo es una determinada realidad. Hay muchas realidades que pueden ser descritas:

el ambiente en una celebración, un atardecer, el físico de una persona, una prenda, un

aula del colegio, un coche, el aparato digestivo, un territorio, el estilo de un autor

Pero no todas las descripciones son iguales. Los diferentes tipos de descripción vienen

determinados tanto por el objeto descrito (no es lo mismo describir un microondas que

un paisaje) como por la intención del autor (que puede pretender desde mostrarnos sus

sensaciones hasta escribir un manual de instrucciones). Así, se suelen distinguir dos ti-

pos fundamentales de descripción: la objetiva (llamada, en ocasiones, técnica) y la sub-

jetiva, que algunos identifican con la descripción literaria, aunque los textos literarios no

son los únicos en los que aparecen las descripciones de carácter subjetivo.

1.1 Rasgos lingüísticos

de carácter subjetivo. 1.1 Rasgos lingüísticos En los textos periodísticos, especialmente las crónicas y

En los textos periodísticos, especialmente las crónicas y los reportajes, aparecen numerosas descripciones, algunas de ellas objetivas y otras subjetivas, aunque lo más frecuente es que se combinen la objetividad y la subjetividad en ellas.

Tanto si la descripción es objetiva como si es subjetiva, presenta estos rasgos lingüísticos:

Predomina el sintagma nominal sobre el sintagma verbal.

Abundan adjetivos, aposiciones, complementos preposicionales y subordinadas adjetivas.

Se emplean enumeraciones.

Aparecen más oraciones copulativas que en otros tipos de texto.

Los tiempos verbales más utilizados son el presente y el pretérito imperfecto.

Las frases suelen ser breves, y la sintaxis, sencilla.

Son frecuentes las oraciones coordinadas y las yuxtapuestas.

Son frecuentes las oraciones coordinadas y las yuxtapuestas. ZONA TIC En la web de la editorial

ZONA

TIC

En la web de la editorial dispones de actividades TIC para trabajar la des- cripción. (webquest 1)

35

22

LEER Y ESCRIBIR

LA COMUNICACIÓN

1.2 Descripción objetiva y descripción subjetiva

A pesar de presentar unas características lingüísticas comunes, la

descripción objetiva y la descripción subjetiva presentan estas par-

ticularidades:

DESCRIPCIÓN OBJETIVA

Da una imagen verdadera y real de lo descrito.

Tiende a ser exhaustiva, es decir, que no deja ningún aspecto

sin tratar.

Sus elementos están ordenados (por ejemplo: definición, es-

o de arriba abajo; o desde fuera hacia aden-

tructura, utilidad

;

tro

dependiendo de la naturaleza del objeto).

Los términos utilizados deben ser precisos, los más adecuados.

Es frecuente que aparezcan tecnicismos, es decir, palabras pro-

pias de una ciencia, de una técnica, de un oficio.

Suele estar escrita en tercera persona.

El léxico es denotativo, tiene un significado inequívoco, y no hay

espacio para las valoraciones y las opiniones. Esto afecta es-

pecialmente a los adjetivos, que serán descriptivos.

Aparecen verbos que significan estado (estar, existir, presentar

El tiempo verbal más frecuente es el presente de indicativo.

Predominan las oraciones enunciativas.

).

DESCRIPCIÓN SUBJETIVA

Interpreta la realidad.

Implica la selección de aquellos datos que el autor quiere des-

tacar.

El orden es más libre.

Se describe en tercera y también en primera persona.

El léxico puede ser connotativo, es decir, cargado de valora-

ciones. Esto afecta especialmente a los adjetivos.

Junto a los verbos que significan estado, aparecen verbos de

percepción (oír, ver, notar, percibir

).

El tiempo verbal predominante es el presente o el pretérito im-

perfecto de indicativo.

Se utilizan figuras literarias. Principalmente el símil, la perso-

nificación y la metáfora.

ACTIVIDADES

1 1

2 2

Identifica los rasgos propios de la descripción objetiva que se

dan en el texto sobre Menorca.

Indica qué elementos aportan subjetividad al texto de Pío Ba-

roja.

36

Menorca es la isla más oriental del archipiélago balear. Está situada entre los paralelos 40°

Menorca es la isla más oriental del archipiélago balear.

Está situada entre los paralelos 40° 5' 17" y 39° 47' 6"

N y los meridianos 3° 46' 14" y 4° 18' 21" E. Tiene una

longitud máxima de 49 km desde el Cap Bajolí hasta la

Punta de S’Esperó en la Mola; una anchura máxima de 21

km, siendo la anchura media de 13 km.

La superficie total de la isla es de 701,84 km con un pe-

rímetro de costas de aproximadamente 220 km. La tem-

peratura media anual es de 18,11 °C, siendo la media mí-

nima anual de 13,9 °C y la temperatura media máxima

anual 22,33 °C. Las lluvias son frecuentes durante los me-

ses de otoño, sobre todo en octubre y noviembre.

La guía del Trotamundos. Menorca

El comedor de la venta de Aristondo, sitio en donde nos reu-

níamos después de cenar, tenía en el pueblo los honores de

casino. Era una habitación grande, muy larga, separada de

la cocina por un tabique, cuya puerta casi nunca se cerraba,

lo que permitía llamar a cada paso para pedir café o una

copa a la simpática Maintoni, la dueña de la casa, o a sus

hijas, dos muchachas a cual más bonita; una de ellas, se-

ria, abstraída, con esa mirada dulce que da la contempla-

ción del campo; la otra, vivaracha y de mal genio.

Las paredes del cuarto, blanqueadas de cal, tenían por todo

adorno varios números de La lidia, puestos con mucha si-

metría y sujetos a la p ared con tachuelas, que dejaron de

ser doradas para quedarse negras y mugrientas.

La mano del patrón, José Ona, se veía en aquello; su carácter,

recto y al mismo tiempo bonachón y dulce como su ape-

llido (Ona en vascuence significa bueno), se traslucía en el

orden, en la simetría, en la bondad, si se me permite la pa-

labra, que habían inspirado la ornamentación del cuarto.

Del techo del comedor, cruzado por largas vigas negruzcas,

colgaban dos quinqués de petróleo, de esos de cocina, que

aunque daban algo más humo que luz, iluminaban bastan-

te bien la mesa del centro, como si dijéramos la mesa re-

donda, y bastante mal otras mesas pequeñas diseminadas

por el cuarto.

Pío Baroja, El trasgo

LEER Y ESCRIBIR

LA COMUNICACIÓN

LEER Y ESCRIBIR LA COMUNICACIÓN
LEER Y ESCRIBIR LA COMUNICACIÓN
sus rasgos físicos prosopografía sus cualidades psicológicas etopeya y morales
sus rasgos físicos
prosopografía
sus cualidades
psicológicas
etopeya
y morales
sus cualidades psicológicas etopeya y morales sus rasgos físicos y psicológicos retrato caricatura

sus rasgos físicos

y psicológicos

etopeya y morales sus rasgos físicos y psicológicos retrato caricatura sus rasgos físicos de forma

retrato

caricatura

sus rasgos físicos de forma

exagerada, hasta

ridiculizarlos

1.3 Clases de descripciones

En función del objeto o asunto descrito, distinguimos:

una persona

un animal

un objeto

un proceso temporal (cronografía)

un paisaje

(topografía)

proceso temporal (cronografía) un paisaje (topografía) PARA REALIZAR UNA DESCRIPCIÓN SUBJETIVA 1 Observa el

PARA REALIZAR UNA DESCRIPCIÓN SUBJETIVA

1

Observa el objeto que se va a describir.

Analiza cómo es.

Si lo que se va a describir (persona, paisaje, ambiente, objeto

)

es

inventado, hay que intentar definirlo por completo, visualizarlo, te- ner una imagen mental que trasladar posteriormente al escrito.

2

Reflexiona.

Pregúntate acerca de la intención: qué impresión quiero transmi- tir; ese lugar, ese personaje, esa situación: ¿me gusta? ¿me asus- ta? ¿es atractivo o repugnante?; ¿quiero emocionar al lector o ha- cer que se ría?

Selecciona los elementos que quieres mostrar para conseguir ese efecto que buscas.

3

Redacta.

No utilices frases excesivamente complejas, si no dominas con seguridad la sintaxis.

Las enumeraciones deben ser coherentes. No se deben unir ad- jetivos o complementos del nombre que no tengan nada que ver entre sí. Por ejemplo, sería absurdo decir: «María era alta, egoísta y peluquera».

Utiliza un léxico preciso y comprensible.

Aunque el orden es menos rígido que en la descripción técnica, de- bes tener un plan previo antes de empezar a redactar.

El adjetivo es un arma muy poderosa para la descripción, pero no conviene excederse. Resultaría pesado, farragoso.

Utiliza un buen diccionario de sinónimos.

Escribe un borrador; déjalo reposar y vuelve a leerlo. Así se perci- be más fácilmente qué se debe corregir en él.

ACTIVIDADES

3 3

En los textos literarios, también resulta significativo el

punto de vista desde el que el autor plantea la des-

cripción. Puede querer engrandecer a un personaje

o ridiculizarlo, o dejar que sea el lector quien se haga

una idea de cómo es el personaje. Mira atentamen-

te este ejemplo. En el cuento La señorita Cora, su

autor, Julio Cortázar cuenta una historia desde la

perspectiva de varios personajes. Aquí tienes parte de

la descripción que hacen una madre y un hijo de la

misma persona. ¿Qué ocurre en ellas? Coméntalas.

Y todo por esa mocosa de enfermera [

que mirarla para darse cuenta de quién es, con esos ai-

res de vampiresa y ese delantal ajustado, una chiqui-

lina de porquería que se cree la directora de la clíni-

ca.

No hay más

]

Tiene un pelo precioso, le brilla cuando mueve la

cabeza. Y es tan joven [

migo [

no tengo nada contra ella, al contrario, que me gus-

Me gustaría decirle que es tan linda, que

Ya no está enojada con-

].

].

ta que sea ella la que me cuida de noche.

4 4

Selecciona una imagen de esta página o del libro y re-

aliza una descripción subjetiva.

37

22

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

El núcleo del sintagma nominal:

nombres y pronombres

Ya sabemos que el sintagma nominal está formado por un núcleo, que puede ser

modificado por otros elementos (determinantes y complementos). Solamente el

núcleo es obligatorio para constituir un sintagma nominal. Pueden realizar la función

de núcleo del SN dos clases de palabras: el nombre (o sustantivo) y el pronombre.

sustantivo

el nombre (o sustantivo) y el pronombre . sustantivo el coche de carreras Det N CN

el coche de carreras

Det

N

CN

SN

pronombre

. sustantivo el coche de carreras Det N CN SN pronombre nadie con paraguas N CN

nadie con paraguas

N

CN

SN

1. El nombre o sustantivo

1.1 Definición

Según la función, el sustantivo es el núcleo del sintagma nominal.

Según el significado, sirve para designar personas, objetos, sentimientos

[persona: niño] , [animal: gato], [objeto: jarrón], [sentimiento: amor] , [cualidad abstracta: blancura]

Según la forma, es una palabra variable porque puede presentar diversos mor-

femas flexivos de género y número.

amigo/s

masculino, singular/plural

amiga/s

femenino, singular/plural

Aparte del lexema y de los morfemas flexivos, muchos sustantivos pueden recibir mor-

femas derivativos o afijos, sean éstos prefijos o sufijos (véase página 158). Algunos de

estos morfemas sirven de forma específica para formar sustantivos a partir de otras cla-

ses de palabras; así ocurre, por ejemplo, con los sufijos que sirven para crear nombres

abstractos (véase la nominalización, página 49):

influir

V

(véase la nominalización, página 49): influir V influencia N dispersar V dispersión N También hay

influencia

N

dispersar

V

dispersión página 49): influir V influencia N dispersar V N También hay sustantivos formados por dos lexemas

N

También hay sustantivos formados por dos lexemas (palabras compuestas):

bocacalle (boca + calle), aguanieve (agua + nieve)

1.2 El género

En castellano, todos los sustantivos están marcados gramaticalmente con el género

masculino o femenino. El género al que pertenece el sustantivo se manifiesta en la

concordancia que éste establece con los artículos y adjetivos que lo acompañan.

el coche nuevo

la bicicleta nueva

que lo acompañan. el coche nuevo la bicicleta nueva el y nuevo concuerdan en género masculino

el y nuevo concuerdan en género masculino con coche

la y nueva concuerdan en género femenino con bicicleta

Teniendo en cuenta el género, podemos diferenciar dos tipos de sustantivos: los que

presentan variación de género y aquellos otros que carecen de tal variación.

38

género y aquellos otros que carecen de tal variación. 38 Localiza los nombres que aparecen en
género y aquellos otros que carecen de tal variación. 38 Localiza los nombres que aparecen en

Localiza los nombres que aparecen en el primer anuncio publicitario y en la segunda imagen.

En relación con esto…

Algunos sustantivos pueden utilizarse

con género masculino o femenino. Se

denominan nombres ambiguos: el

mar/la mar, el azúcar/la azúcar, etc.

El género habitual es el mar; la mar se

usa en ambientes marineros y en po-

esía.

El azúcar suele usarse con artículos y

demostrativos. En cambio, se emplea

el femenino con adjetivos: azúcar refi-

nada. En plural suele aparecer en mas-

culino: los azúcares.

1.2.1 Sustantivos que presentan variación de género

A este grupo pertenecen los sustantivos que pueden presentar forma masculina y

femenina. El género en estos sustantivos va unido a una diferenciación sexual (mas-

culino para macho, femenino para hembra). Esto sucede únicamente con algunos

sustantivos referidos a seres humanos o animales (seres sexuados).

En estos casos la diferenciación del género se realiza con distintos procedimientos.

Con morfemas flexivos que se unen al lexema:

Con el artículo y el adjetivo que lo acom-

pañan, sin que el sustantivo cambie: el tes-

 

tigo/la testigo, el psiquiatra/la psiquiatra.

femenino -a: niñ-a, leon-a, elefant-a

Los nombres que así se comportan se lla-

masculino -o, ø, -e: niñ-o, león, elefant-e

man de género común.

Existen determinadas palabras que forman

Con lexemas diferentes: nuera/yerno,

el femenino con terminaciones especiales

caballo/yegua

(-esa, -isa, -triz, -ina): conde/condesa, po-

eta/poetisa, actor/actriz, gallo/gallina.

Se denominan heterónimos.

Hay un grupo de sustantivos en los que los morfemas o/a no expresan género sino

otro tipo de significados, entre otros:

variaciones de tamaño: cesto/cesta…

árbol/fruto: cerezo/cereza…

En determinados casos, se produce falso género, pues la forma masculina y la

forma femenina de los sustantivos constituyen palabras con significados diferentes:

el frente la frente
el frente
la frente

parte anterior de algo

parte superior de la cara

1.2.2 Sustantivos que no presentan variación de género

La mayor parte de los sustantivos no presentan variación de género: son masculi-

nos o femeninos. En ellos no existe relación entre la forma del sustantivo (que aca-

be en o/a) y el género al que pertenecen; por tanto, se considera que la vocal final,

si la hay, forma parte del lexema, y es la concordancia con determinantes y adjeti-

vos la que indica el género.

mano lexema

la mano blanca sustantivo femenino

sofá lexema

el sofá cómodo sustantivo masculino

1.2.3 Conclusión acerca del género

De lo que hemos explicado, podemos deducir que el género del sustantivo no siem-

pre está relacionado con la distinción sexual. El género es una marca gramatical

que viene dada por la concordancia con determinantes y adjetivos, y que sólo en

un número muy reducido de nombres sirve para marcar una diferenciación de sexo.

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
En relación con esto…
En relación con esto…

En el pasado, muchos nombres que indi-

caban profesiones eran comunes en cuan-

to al género. La progresiva incorporación

de la mujer al mundo laboral ha propicia-

do que la lengua haya ido creando nuevas

formas antes inexistentes (la ministra, la

ingeniera, la arquitecta…).

Sin embargo, este proceso ha ido, a ve-

ces, acompañado de vacilaciones. Así,

por ejemplo, la forma jueza, admitida por

la RAE, convive con la juez; y se suele de-

cir la fiscal pero no la fiscala…

y se suele de- cir la fiscal pero no la fiscala… El sustantivo visitante , ¿admite

El sustantivo visitante, ¿admite variación de género? ¿Cómo se forma?

En relación con esto…

Hay algunos sustantivos que tienen una

sola forma (masculina o femenina) para re-

ferirse a individuos de uno u otro sexo. Se

denominan epicenos (personaje, lince,

víctima, hormiga…). La concordancia se

dará en función del género, no del sexo:

La víctima, un hombre mayor, fue atendida

por los vecinos.

Cuando el epiceno alude a un animal, se

añade macho o hembra para hacer ex-

plícito el sexo: la orca macho es arras-

trada por el carguero (observa cómo la

concordancia es en femenino: la orca

arrastrada).

39

22

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

ACTIVIDADES

1 1

2 2

Indica el nombre que funciona como núcleo en estos sin-

tagmas nominales. Señala su género.

a los girasoles del campo

b esa persona tan bondadosa

c el tío Eugenio

d todos los días de la semana

e la belleza de ese cuadro

Observa el siguiente fragmento en el que hemos hecho de-

saparecer los nombres. ¿Qué ocurre? ¿Son importantes

los sustantivos en un texto? Justifica tu respuesta.

Los de han tenido siempre mucha en el , por ese

hemos decidido enviarlos a .

3 3

4

4

5 5

Completa ahora el texto con los sustantivos que te pa-

rezcan oportunos. Compara tu texto con el de tus com-

pañeros. ¿Qué conclusiones sacáis?

Señala el género y el número de los sustantivos con los

que has completado el texto. ¿Cómo sabías en cada

caso el género y el número que debías usar?

¿Qué sustantivos presentan variación de género?

campo – casa – héroe – tema – monarca – oveja – primo –

hombre – pianista – azúcar – mártir – suela – loma –

padre – portero – cántaro – espada – sacerdote –

profesional – paciente – cantante – ministro – cónyuge –

alcalde – hermano – tiburón – dolor – mechero – fantasma

6

6

Indica en la relación anterior el procedimiento utilizado para

expresar la diferencia entre masculino / femenino.

a ¿Hay algún nombre de género ambiguo?

b ¿Y de género común?

c ¿Hay algún epiceno?

7 7

8 8

9 9

Forma el femenino de las siguientes palabras. Señala

ante qué tipo de nombres estamos en cada grupo.

a padrino, macho, toro, buey

b cliente, visitante, oculista

Explica las diferencias de significado entre los sustanti-

vos de los siguientes pares de palabras.

a

b el crisma/la crisma

c el coma/la coma

d el pez/la pez

e

f el corte/la corte

el orden/la orden

el cura/la cura

pez e f el corte/la corte el orden/la orden el cura/la cura Corrige los errores que

Corrige los errores que descubras en estas oraciones.

a Se ha preparado tanto que no me extrañaría que esa

chica llegara a ser la primer ministro.

b Asistieron al acto ventiún personas.

c El personaje, una mujer joven, era cercana y creíble.

d Ven a nuestra fiesta con tus amig@s.

e El avestruz macho puede medir dos metros de altura.

En relación c o n esto… • Hay palabras que pueden usarse en singular o

En relación con esto…

Hay palabras que pueden usarse en singular o

en plural con valor de singular: los alicates, las

Todos ellos

pueden referirse a una sola o a varias unidades.

Otras se usan sólo en plural: víveres, finanzas

Otras presentan significados muy distintos, según aparezcan en singular o en plural (falso número): celo/celos, esposa/esposas, gri- llo/grillos, etc.

tijeras, los pantalones, las pinzas

40

1.3 El número

En castellano, el sustantivo puede adoptar la forma de singular o plural:

Los sustantivos en singular nombran un solo ser u objeto: el árbol, la foca

Los sustantivos en plural nombran a varios seres u objetos de la misma cla-

se: los árboles, las focas

El plural se expresa con los morfemas flexivos -s, -es. La ausencia de estos mor-

femas se interpreta como número singular: libro/libros, mes/meses. Conozca-

mos las normas que determinan la formación del plural.

Regla general: los sustantivos que terminan en vocal forman el plural con

-s (cera/ceras, gorro/gorros, papá/papás); los que acaban en consonante lo

forman en -es (raíz/raíces, pared/paredes).

1.3.1 Casos especiales en relación con el número

a Cuando el sustantivo termina en í o ú tónicas admite el plural con -es y con -s:

esquí esquíes o esquís, tabú tabúes o tabús. Salvo los monosílabos: sí/síes.

b Si la palabra termina en -s o -x , y no es aguda, el plural no se marca: el lunes/los

lunes, el tórax/los tórax… Si son agudas, incluidos los monosílabos, lo forman en

es (revés/reveses, país/países).

c Los sustantivos, cuyo singular acaba en -y, unas veces conservan la y como so-

nido vocálico (jerséis) y otras lo convierten en consonántico (reyes).

1.4 Concordancia del sustantivo

con otros elementos del sintagma nominal

El sustantivo comparte con los determinantes y los adjetivos que lo complementan

los morfemas de género y número: l-os gat-os blanc-os.

Si aparecen varios sustantivos seguidos y éstos son masculinos y femeninos, la

concordancia se hace en masculino plural: el niño y la niña americanos, la cebra

y el león africanos.

1.5 La sustantivación

Cuando una palabra distinta del sustantivo realiza la función de núcleo del sintag-

ma nominal, se produce una sustantivación (véase pág. 29).

Jaime es el simpático de la clase.

SN simpático es un adjetivo y, como tal, su función es la de modi-

ficar a un nombre; sin embargo, aquí aparece con función de nú-

cleo del SN: se ha sustantivado

Los determinantes (artículos y adjetivos determinativos) son, por lo general, los que

se encargan de transformar adjetivos, adverbios y verbos en sustantivos. La sus-

tantivación más habitual es la de los adjetivos: el rojo, el nuevo, el grande… Pero

cualquier clase de palabras puede transformarse en sustantivo:

el hoy y el mañana adverbios sustantivados

el ir y venir verbos sustantivados

1.6 Clasificación del sustantivo según su significado

Los sustantivos atienden a la siguiente clasificación:

propios: nombran seres y objetos, diferenciándolos entre otros de su misma clase Carmen, Luis, Cádiz, Pirineos

comunes:

concretos: nombran seres y objetos que podemos percibir por los sen- tidos madera, arena abstractos: nombran seres y objetos que no podemos percibir por los sentidos simpatía, esperanza…

nombran

seres y

objetos de

una misma

 

clase

individuales: nombran en singular a un solo ser pino, perro… colectivos: nombran en singular a un conjunto de seres pinar, ca- mada

contables: nombran seres y objetos que pueden contarse con uni- dades dos coches… no contables: nombran seres y objetos que no pueden contarse vino, harina…

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA

En relación con esto…

Las palabras que se han incorporado de

otras lenguas presentan vacilaciones en

cuanto al número:

A veces hacen el plural en -s en vez de

seguir la regla: cracs, chips. En el caso

de test, se recomienda, debido a la di-

ficultad de pronunciación, que el plu-

ral sea test en lugar de tests.

La palabra club, sin embargo, admite

dos plurales: clubs, clubes.

Otras palabras se castellanizan y for-

man el plural de manera regular: car-

nés, chalés, corsés…

En el caso de los latinismos, aunque

tradicionalmente se prefería mantener

la misma forma para singular y plural,

muchos de ellos siguen las reglas ge-

nerales: (ratio/ratios, plus/pluses) o aña-

den una -s (déficits, hábitats).

En relación c o n esto… Un tipo particular de sustantivación de adjetivos en castellano

En relación con esto…

Un tipo particular de sustantivación de

adjetivos en castellano es la que se da

con el artículo lo + adjetivo: lo negro, lo

fácil, lo cómodo

ve para expresar un significado abstracto.

Esta sustantivación sir-

un significado abstracto. Esta sustantivación sir- ¿Se ha producido una sustantivación en el enun- ciado A

¿Se ha producido una sustantivación en el enun- ciado A lo grande?

41

22

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

ACTIVIDADES

10

10

Escribe el plural de los siguientes nombres.

el paipay – el regaliz – el rey – el jueves – el reloj – el chalé –

el rubí – la caries – el carácter – la tesis – el ciprés – la tinaja –

el paréntesis – el bloc – la tos – el régimen

11 11

Identifica las sustantivaciones que se dan en los siguientes enun-

ciados.

a El conducir por esa ciudad es lo complicado.

b El sí de la novia apenas se oyó.

c A los jóvenes les preocupa sobre todo el aquí y el ahora.

d Este sufrir constante te va a traer problemas en el futuro.

e Lo mejor es enemigo de lo bueno.

f Ha puesto tantos peros al proyecto que no creo que partici-

pe en él.

g El callar a tiempo es lo oportuno.

h Algunos guapos envidian la suerte de los feos.

12 12

Señala los sintagmas nominales de las oraciones anteriores en

los que los elementos sustantivados realizan la función de núcleo.

15

15

Corrige posibles errores existentes en los si-

guientes enunciados.

a Hay que recontar los sís y los nos de esa urna.

b Se oyeron unos ays muy lastimeros.

c Son muy sorprendentes los eslógans de esta

campaña comercial.

d He perdido el sacapunta.

e Seguro que va a comprar algún nuevo enser

16 16

para su casa de la playa.

Hay ocasiones en que el uso del singular o del plu-

ral aporta matices semánticos específicos. Ex-

plica esos matices en las siguientes oraciones.

a He probado el vino que ha traído mi hermano.

/ He probado los vinos que ha traído mi her-

mano.

b Contempló con asombro la belleza del cua-

dro. / Contempló con asombro las bellezas

que iban en la carroza.

c La amistad es una de las cosas buenas de la

vida. / Sólo invitó a sus amistades.

13 13

14 14

Localiza el elemento sustantivador de las oraciones de la activi-

dad 11 y la clase de palabras a la que pertenece normalmente

el elemento sustantivado.

Señala los sustantivos del siguiente texto. Indica su género y su

número. Clasifica los sustantivos teniendo en cuenta su signifi-

cado.

17 17

En cada una de las siguientes series de sustan-

tivos se ha colado un intruso. Identifícalo. ¿Qué

tienen en común los sustantivos del primer gru-

po? ¿Y los del segundo grupo?

a andurriales, víveres, salud, añicos, finanzas

b salud, cenit, exequias, adolescencia, sed

El bombardeo de la villa de Guernica por la Legión

Cóndor alemana el 26 de abril de 1937 inspiró el

cuadro más famoso de Picasso y, seguramente, de

todo el arte del siglo XX. Las brutales imágenes de la

masacre de mujeres y niños (los hombres estaban

mayoritariamente en el frente) publicadas pocos días

después en la prensa francesa sirvieron de inspi ración

al pintor malagueño que, en apenas seis semanas, fue

capaz de crear el mayor alegato contra la guerra ja-

más plasmado en una obra de arte: el Guernica.

Javier Villalba, Descubrir el arte,

año VIII, n.º 88

18 18

Escribe una oración con cada una de las siguientes

palabras de manera que comprobemos el cam-

bio de significado entre el singular y el plural.

a celo/celos

c seso/sesos

b grillo/grillos d esposa/esposas
b grillo/grillos
d esposa/esposas

42

2. El pronombre

2.1 Definición

Según la función, los pronombres equivalen a un sustantivo y, por tanto, pueden

constituir por sí solos un sintagma nominal (ya lo has visto en la página 38).

Según el significado, poseen un significado ocasional, no permanente. Para des-

cubrir a qué hacen referencia en cada caso hay que tener en cuenta la situación

o el contexto del discurso.

tener en cuenta la situación o el contexto del discurso. Juan tiene un coche mejor que
tener en cuenta la situación o el contexto del discurso. Juan tiene un coche mejor que

Juan tiene un coche mejor que éste.

del discurso. Juan tiene un coche mejor que éste . Juan tiene un ordenador mejor que

Juan tiene un ordenador mejor que éste.

que éste . Juan tiene un ordenador mejor que éste . En la primera oración, éste

En la primera oración, éste se refiere a coche, en la segunda a ordenador. Éste es un pronombre y tiene, por lo tanto, significado ocasional.

2.2 El pronombre señala

Con frecuencia los pronombres tienen un valor deíctico, es decir, señalador. És-

tos sirven, a veces, para indicar, sin nombrarlas, realidades que están en la situa-

ción concreta en la que se da el acto de comunicación.

¿Qué pastel quieres? Prefiero éste.

de comunicación. ¿Qué pastel quieres? Prefiero éste . éste señala, en este caso, un pastel que

éste señala, en este caso, un pastel que está a la vista

En otras ocasiones, los pronombres remiten a elementos del discurso que han apa-

recido antes o aparecerán después (véanse págs. 88, 113):

Han venido hoy mi padre y mi hermana. Él piensa que aquí va a estar mejor.

padre y mi hermana. Él piensa que aquí va a estar mejor. Ha dicho esto :

Ha dicho esto: no voy a ir.

que aquí va a estar mejor. Ha dicho esto : no voy a ir. Si la

Si la palabra ha aparecido antes, se dice que el pronombre es anafórico (en el

ejemplo anterior él remite a padre). Si aparece después, el pronombre es catafóri-

co (esto engloba lo que se dice después).

2.3 Los pronombres demostrativos

No quiero ésta; dame aquélla.

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
dame aquélla . CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA ¿Qué pronombres aparecen en el eslogan de

¿Qué pronombres aparecen en el eslogan de esta campaña publicitaria de tráfico: Hay muchas razones para ponerse el cinturón de seguridad. Elige la tuya y hazlo? ¿A quién señalan? ¿Sabes de qué tipo son los pronombres?

quién señalan? ¿Sabes de qué tipo son los pronombres? ¿A quién se refiere el pronombre tú

¿A quién se refiere el pronombre del eslogan El tren y tú?

Señalan la lejanía o cercanía, en el espacio o en el tiempo, de lo indicado por el

pronombre con respecto a la persona que habla (éste, ése, aquél…).

Para diferenciarse de los adjetivos determinativos

que poseen idéntica forma (excepto las formas neu-

tras que sólo pueden ser pronombres: esto, eso,

aquello) suelen llevar tilde, aunque sólo es obliga-

toria en caso de ambigüedad: Veo a esa ministra (veo

a una ministra concreta) / Veo a ésa ministra (veo que

puede llegar a ser ministra).

1.ª persona

2.ª persona

3.ª persona

este, esta, esto

ese, esa, eso

aquel, aquella,

aquello

singular

plural

estos/estas

esos, esas

aquellos, aquellas

43

22

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

2.4 Los pronombres personales

Designan al hablante (1.ª persona), al oyente (2.ª persona) y a todas las demás personas o realida-

des que no son ni hablante ni oyente (3.ª persona).

Presentan variación de forma según la función sintáctica que desempeñan (flexión pronominal). Al-

gunos pronombres personales admiten género y número; otros, sólo número y otros permanecen in-

variables. Se clasifican en formas tónicas (con acentuación propia) y formas átonas (se apoyan en el

verbo al pronunciarse).

Las formas tónicas son las que realizan la función de sujeto o de complemento con preposición. Las

átonas desempeñan la función de complemento del verbo.

átonas desempeñan la función de complemento del verbo.   formas tónicas sujeto c. preposicional
 

formas tónicas

sujeto

c. preposicional

1.ª

singular

yo

mí, conmigo

persona

plural

nosotros/as

2.ª

singular

tú; usted

ti, contigo; usted

persona

plural

vosotros/as; ustedes

3.ª

singular

él, ella, ello

él, ella, ello, sí consigo

persona

plural

ellos, ellas

ellos, ellas, sí, consigo

formas átonas

 

CD

 

CI

1.ª

singular

 

me

persona

plural

 

nos

2.ª

singular

 

te

persona

plural

 

os

   

lo (masculino),

 

3.ª

singular

la (femenino),

lo (neutro)

le (se) (masculino

y

femenino)

persona

plural

los (masculino),

les (se) (masculino

las (femenino)

y

femenino)

2.4.1 Los pronombres personales y las fórmulas de

tratamiento

, vosotros, usted y ustedes nombran a la persona que

escucha. En función de factores como la edad, la situa-

ción de comunicación, la relación entre los hablantes,

etc., se emplean unos u otros:

trato familiar y de confianza: tú, vosotros.

trato respetuoso o formal: usted, ustedes.

La forma usted, aunque se refiere al interlocutor (2.ª per- sona), cuando funciona como sujeto concuerda con ver- bos en 3.ª persona:

Usted escuche atentamente.

2.ª persona 3.ª persona

En América, Canarias y algunas zonas de Andalucía se usa la forma ustedes en lugar de vosotros, incluso en el tra- to de confianza. Cuando se emplea con la 2.ª persona constituye un vulgarismo (ustedes tenéis, en lugar de la forma correcta: ustedes tienen).

Localiza los pronombres que aparecen en estos anuncios publicitarios: Ven, sin ti no es lo
Localiza los pronombres que
aparecen en estos anuncios
publicitarios: Ven, sin ti no es lo
mismo. Madrid, tu mundo. /
En 2004, cinco ideas aportarán
más luz al mundo. ¿Será la
suya una de ellas?

44

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA

2.5 Los pronombres posesivos

(situación: Celia habla a Antonio) El patinete es mío; las canicas, tuyas.

Expresan la relación de posesión entre las personas gramaticales o poseedores (primera, segunda y ter-

cera) y el objeto poseído: mío señala que la persona que habla (en este caso, Celia) tiene un patinete; el

posesivo tuyas expresa que las canicas son de la persona que escucha (en este caso, Antonio). Fíjate en

que el posesivo concuerda en género y número con la cosa poseída, no con el poseedor.

Además de indicar las tres personas gramaticales, los pronombres posesivos tienen formas diferentes para

un solo poseedor o para varios poseedores: ¿Dónde está el mío? Aquí veo el nuestro.

Suelen ir acompañados de artículo (esa moto es la mía), pero no es obligatorio (esa moto es mía).

* neutros

 

1.ª persona

2.ª persona

3.ª persona

 

un poseedor

varios poseedores

un poseedor

varios poseedores

uno o varios poseedores

singular

mío, mía, mío*

nuestro, nuestra,

tuyo, tuya,

vuestro, vuestra,

suyo, suya, suyo*

nuestro*

tuyo*

vuestro*

plural

míos, mías

nuestros, nuestras

tuyos, tuyas

vuestros, vuestras

suyos, suyas

ACTIVIDADES

19

19

Sustituye los sintagmas nominales destacados por el

pronombre correspondiente.

a Dejó la cesta encima del aparador.

b El corredor se cayó de la bicicleta de carreras.

c He metido en el cajón muchos trastos.

d He comprado tres bombillas para la lámpara.

e Víctor y tú formaréis parte del equipo.

f ¡Cuánto dinero gasta en tonterías!

20 20

Identifica los pronombres personales que aparecen y cla-

sifícalos en tónicos y átonos.

a ¿Le importaría a usted dar la luz, caballero?

b A todos ustedes les invito a tomar un café.

c Hijo mío, me preocupa tu actitud.

d Tú sabrás si te interesa ese trabajo.

e A mí me gusta el hojaldre pero a ti no.

f A ella no la han invitado.

21 21

Sustituye por pronombres posesivos las formas desta-

cadas.

a Conseguimos facturar nuestro equipaje.

b Mis familiares estaban muy emocionados.

c Ellos contaron todas sus aventuras.

d Me llevó, sin darme cuenta, a su terreno.

22

22

Señala los pronombres personales que aparecen en el si-

guiente poema de Rafael Alberti.

Si me fuera, amante mía,

Si me fuera yo,

Si me fuera y no volviera,

Amante mía, yo,

El aire me traería,

Amante mía,

Ati.

Rafael Alberti, «La amante»

fuera yo, Si me fuera y no volviera, Amante mía, yo, El aire me traería, Amante

23 23

24 24

Los pronombres personales átonos cuando van detrás del

verbo se unen a él y se denominan enclíticos. Señala los

pronombres enclíticos que aparecen junto a las formas ver-

bales: dímelo, déjasela, háblanos, sentaos, perdonadme,

repetíoslo, descríbenosla.

Inventa una situación de comunicación (interlocutores, re-

lación entre ellos, etc.) para cada una de las siguientes

oraciones.

a Tú sabrás qué hacer. / Usted sabrá qué hacer.

b Tú di la verdad, cariño. / Usted debe decir la verdad, toda la verdad.

45

22

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

2.6 Los pronombres indefinidos

Alguien llama a la puerta.

No asistirá nadie a la conferencia.

Hacen referencia a realidades muy diferentes sin precisar su significado: alguien se

refiere a una persona desconocida y nadie alude a personas de forma general.

Se clasifican teniendo en cuenta si expresan existencia o cantidad:

de existencia

quienquiera, cualquiera, uno, otro, alguno, nadie, ninguno, algo…

de cantidad

varios, muchos, pocos, bastantes, demasiados, todos, nada…

Las formas mismo, propio, demás no son pronombres, sino adjetivos indefinidos que

se pueden sustantivar: Ha venido el mismo de ayer, Ya se han marchado los de-

más, Los propios y los ajenos

2.7 Los pronombres numerales

Sólo necesito tres, gracias.

Se denominan cardinales (uno, dos, tres…). Expresan una cantidad precisa. Los llamados

ordinales no son pronombres sino adjetivos determinativos que se pueden sustantivar:

el asunto primero

el primero de la clase

Adj CN

SN (adjetivo sustantivado)

Lo mismo ocurre con los adjetivos multiplicativos:

Le han dado paga doble. Adj CN

Quiero el doble de dinero. SN (adjetivo sustantivado)

2.8 Los pronombres interrogativos y exclamativos

¿Cuántos han entrado?

¡Quién supiera la verdad!

Los interrogativos preguntan por personas u objetos cuya cantidad o identidad se

desconoce (quién, qué, cuál, cuánto): ¿Cuántos han entrado? ¿Quién ha venido?

Los pronombres exclamativos destacan lo nombrado o su cantidad. Comparten

formas con los interrogativos: ¡Cuántos han venido!, ¡Quién supiera la verdad!

2.9 Los pronombres relativos

pronombre relativo

La casa que han comprado es enorme.la verdad! 2.9 Los pronombres relativos pronombre relativo antecedente Sustituyen a un nombre que aparece antes,

antecedente

Sustituyen a un nombre que aparece antes, llamado antecedente. Son que, quien/es,

el cual, la cual, los cuales, las cuales, cuanto/a/os/as (véase unidad 6 de lengua).

46

cuales , cuanto/a/os/as (véase unidad 6 de lengua). 46 ¿Qué pronombre es el sujeto de la

¿Qué pronombre es el sujeto de la oración Busca en el interior? En Ciudad Real, tierra de

oración Busca en el interior ? En Ciudad Real, tierra de Localiza un pronombre numeral en

Localiza un pronombre numeral en este anuncio publicitario.

Localiza un pronombre numeral en este anuncio publicitario. ¿Qué clase de pronombre aparece en el eslogan

¿Qué clase de pronombre aparece en el eslogan Tejados que son dragones? ¿A qué nombre sustituye?

ACTIVIDADES

25

25

Señala a qué sustantivos sustituyen los pronombres des-

tacados en las siguientes oraciones. Clasifica estos pro-

nombres.

a Paula y Rafa vinieron a vernos. Los vi contentos con

su nueva vida. La nuestra les parecerá aburrida.

b Ponte los zapatos limpios. Los míos me los he pues-

to ya.

c ¡Qué bonitos cuadros! Algunos parecen auténticos.

d Tomó un puñado de pétalos y los desparramó.

e Mi hermano, Susana y yo nos fuimos.

Todos deseábamos respirar aire puro.

f Coge el verde, el azul y el amarillo. Los he guardado

26 26

para ti.

Completa las oraciones con pronombres demostrativos.

a Este libro es interesante, también, pero , el que te

enseñé ayer, es aburridísimo.

b A te lo presenté ayer.

c Cuéntame ahora , que me interesa mucho. Por el

contrario, , lo que contaste entonces, no.

d Ven aquí, junto a ; deja a tu novio allí, junto a .

27

27

Identifica los pronombres interrogativos de las oraciones.

a Yo tengo varios amigos. ¿Cuántos tienes tú?

b ¿Quién ha terminado el trabajo?

c ¿Con qué vas a abrir la botella?

d ¿A cuál de los dos vas a nombrar?

e Quiero saber quién vino hoy.

28 28

29

29

Responde a las preguntas de la actividad anterior usan-

do siempre un pronombre. Di de qué tipo es.

Identifica los pronombres indefinidos. Señala el valor que

tienen en cada caso.

a Alguien me ha quitado la cartera.

b Vendí casi todas las entradas. Ya me quedan pocas.

c Una es simpática; la otra, muy desagradable.

d Ése no es el mismo, es otro distinto.

e Cualquiera puede hacer esto.

f Somos demasiados. No cabremos todos.

g No abras a quienquiera que llame.

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA GRAMÁTICA

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA GRAMÁTICA

30

30

Las siguientes oraciones contienen errores y vulgaris-

mos. Tras identificarlos, corrígelos.

a El libro le he comprado en una librería de viejo.

b Entre los presidentes de EEUU, Zachary Taylor es el do-

ceavo.

c Detrás mío vienen dos corredores.

d Ustedes tenéis más fuerza que nosotros.

e Me se ha dormido una pierna.

f ¡Levantarse, que ya ha tocado el timbre!

g ¡Callaros ya, por favor!

h En la votación han salido tres nos y dos sis.

i Se ha escapado del circo un elefante hembra.

31 31

Dentro del sintagma nominal un aspecto fundamental es

la concordancia entre los elementos. Señala las palabras

que concuerdan en los siguientes sintagmas nominales.

a Los bellos poemas épicos medievales.

b Estas hojas de cobre unidas por anillos metálicos.

c Aquellas tablillas de arcilla, blandas aún.

d Una planta herbácea vivaz de hojas largas y muy es-

32

32

trechas.

Identifica los pronombres que aparecen en el siguiente tex-

to. Clasifícalos.

Me gustan los jeroglíficos egipcios, pues con ellos nos acer-

camos a la escritura primitiva. Ésta se realizaba sobre piedra. Después, otros pasan a utilizar, en lugar de éste, otros mate- riales. Señalaremos algunos: metal, tablillas enceradas, te-

Estos tres son sólo una pequeña parte del camino reco-

las

rrido por la escritura. Nadie puede negar que el suyo ha sido, efectivamente, un camino largo y apasionante.

33

33

Responde a las siguientes preguntas con el pronombre

numeral correspondiente escrito en letra.

a ¿Cuántas semanas faltan para las vacaciones? Fal-

tan (5).

b ¿Cuántos alumnos hay en esa clase? Hay (27).

c ¿Cuántos días tiene el mes de julio?

d ¿Cúantos euros te faltan por pagar? (252)

e ¿Cuántas personas caben en ese recinto? (1250)

f ¿Cuántas páginas del libro te has leído? (115)

47

2 2

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA ELABORACIÓN DE TEXTOS

1. Propiedades del texto. La adecuación a la situación

1.1 Los textos deben cumplir condiciones

Para que un conjunto de enunciados pueda ser considerado un texto se deben cumplir varios requisitos o propiedades. En esta ocasión nos vamos a centrar en la adecuación del tex- to a la situación.

a centrar en la adecuación del tex- to a la situación . Otros datos sobre la

Otros datos sobre la situación: el emisor es sargento de policía y el receptor es su subordinado, pero hay camaradería, confianza, entre ambos.

ACTIVIDAD

11 Reelabora la información que dice el policía, teniendo en cuenta que esta vez se dirige por escrito a un superior con- tándole la escena.

1.2 ¿Qué es la adecuación?

Se dice que un texto es adecuado cuando la información que ofrece el emisor, la forma en que éste se la transmite al receptor y la intención con que la dice están estrechamen- te relacionadas con la situación que se está viviendo.

Veámoslo. Observa la escena que se describe en la imagen izquierda y lee el texto puesto en boca del policía. Demos- traremos que dicho texto tiene la propiedad de la adecuación.

El texto puesto en boca del policía es adecuado a la situa- ción que se describe en la imagen porque….

1 Hay una estrecha relación entre información y situación. La información sobre el delincuente sale a colación por- que emisor y receptor lo están viendo en el transcurso de una operación de vigilancia.

2 La intención del emisor es clara. Informar al receptor de que dicho delincuente aún no ha sido apresado, además de argumentar sobre su peligrosidad y obligación de vigilarlo.

3 La relación emisor-receptor se basa en la superioridad y confianza. El emisor tiene un grado de autoridad superior al recep- tor, por eso utiliza un enunciado exhortativo para en- cargarle una tarea: no perder de vista al delincuente. Mantiene con él un trato de carácter informal, por ello lo tutea, utiliza expresiones enfáticas (exclamación) y le en- comienda una función de vigilancia con una expresión afectiva como no me lo pierdas de vista.

4 El canal utilizado condiciona la forma de expresión. Utilizan el canal oral, lo que facilita que el emisor emplee expresiones para atraer la atención del receptor (escucha) y formas propias del lenguaje coloquial: entonación excla- mativa (¡Menuda pieza!), y palabras y expresiones de la jer- ga policial como pieza, tío o echar el guante.

48

48

48
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA ELABORACIÓN DE TEXTOS
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA ELABORACIÓN DE TEXTOS

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA

LA ELABORACIÓN DE TEXTOS

CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA ELABORACIÓN DE TEXTOS
CONOCIMIENTO DE LA LENGUA LA ELABORACIÓN DE TEXTOS

2. Variaciones léxicas del texto: nominalización

2.1 ¿Qué es?

Un procedimiento morfológico mediante el cual un verbo o un adjetivo se transforma en un

sustantivo abstracto.

acumular

acumul ar acumul ación barat o a barat amiento

acumulación

barato

acumul ar acumul ación barat o a barat amiento

abaratamiento

verbo

sustantivo abstracto

adjetivo

sustantivo abstracto

2.2 ¿Qué comportamiento sintáctico tiene?

Cuando se produce una nominalización a partir de un verbo, el sujeto y los complementos

de éste pasan a ser complementos del nombre.

La temperatura de la Tierra ha aumentado.

El aumento de la temperatura de la Tierra.

sujeto

verbo

sustantivo

CN

nominalización

de la Tierra. sujeto verbo sustantivo CN nominalización ¿Se ha producido una nominalización en la palabra

¿Se ha producido una nominalización en la palabra descubrimiento? Razona tu respuesta.

2.3 ¿Para qué se usan las nominalizaciones?

Para conectar las ideas dentro del texto. Funcionan como anáforas para recordar bre-

vemente una información anterior y dar paso a otra información nueva. Pero en lugar

de repetir la información en forma de oración, ésta se transforma en sintagma nominal. Es

un recurso que facilita la cohesión del significado y el avance de la información. Se em-

plean fundamentalmente en las exposiciones y argumentaciones. Observa este fenómeno

en el texto que aparece a la derecha.

ACTIVIDADES

2 2

3 3

Nominaliza los siguientes verbos: consumir, tratar, aprobar, imponer, escrutar.

Nominaliza las siguientes oraciones.

información anterior Cuando hay exceso de calcio en la sangre, éste se acumula en los
información anterior
Cuando hay exceso de calcio en
la sangre, éste se acumula en los
tejidos blandos como los
los vasos sanguíneos.
riñones o
Para evitar esta acumulación, se
deben evitar las dosis excesivas
de vitamina B, que puede llegar a
ser tóxica.
información nueva
Esta nominalización es una aná-
fora que hace referencia a toda la
información anterior y da paso a
otra idea nueva.

El empleo ha aumentado en España.

El empleo ha aumentado en España. El aumento del empleo en España.

El aumento del empleo en España.

En muchos países se aprovecha la energía solar.

 

Colón descubrió América en 1492.

 

Muchos jóvenes consumen comida rápida.

 

El juez ha aplicado la ley.

 

4 4

Escribe una breve receta de cocina en la que utilices el verbo preparar y su nominalización correspondiente: preparación.

49

49

49

2 2

ACTIVIDADES

DE

AUTOEVALUACIÓN

2 2 ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN

COMUNICACIÓN

11 Lee el siguiente texto y contesta a las cuestiones que se te proponen.

David Bisbal es un superventas. Chema Caballero, un misionero que en Sierra Leona lucha por la rehabilitación de ni- ños que hasta 2002 combatieron en una de las guerras más terribles de África. Dos nombres, dos miradas, un viaje [

terribles de África. Dos nombres, dos miradas, un viaje [ La primera impresión sobre Sierra Leona

La primera impresión sobre Sierra Leona es llegar a Sierra Leona: el lujo de con- templar desde lo alto la geografía de Marruecos, el desierto de Mauritania, el Sá- hara, la selva de Guinea… La segunda, al aterrizar en el aeropuerto de Lunghi en esta segunda semana de enero de 2007, la provoca el viento, el Harmatán. Su fres- cor y la neblina que crea hacen más soportable ese traje sofocante de casi trein- ta grados que se va pegando al cuerpo como un guante. Un cartel –entre otros, de móviles, sobre prevención del sida o lo bueno que es pagar impuestos– salu- da: «Bienvenidos a Sierra Leona. Si no puedes ayudarnos, no nos corrompas». La tercera sorpresa es conocer a Caballero. Extremeño, de 45 años, vestido siem- pre con el mismo modelo de pantalón de colores, observador, analista impenitente tras sus gafas (su vida intensa la cuenta el periodista Gervasio Sánchez en Sal- var a los niños soldados, 2004). Por su adaptación al terreno se diría que desem- barcó aquí hace siglos, quizá en el XV, tiempo de descubrimientos, cuando se asentaron en esta tierra los portugueses y algún que otro español, aunque pron- to perdieran interés por África: allí estaban Colón y América robándole un prota- gonismo nunca conseguido. [ ] Bisbal hace nada que sabe de la existencia de Sierra Leona. La primera vez que pisa el África ne- gra. La primera que ve de cerca un niño soldado, aunque haya escrito una canción sobre ellos en un nuevo disco con muchos temas propios y un contenido más social: «No han crecido y ya tienen valor. / No han vivido y mueren por error. / Cómo pudo la inocencia convertirse en des- trucción…».

El País Semanal (18-II-2007)

a Redacta un resumen del texto.

b Divide este texto en partes y pon un título a cada una de ellas.

c Explica el significado de los siguientes términos: rehabilitación, sofocante, impenitente.

d Las tres sorpresas de las que habla el texto implican tres des- cripciones: indica su principio y su final.

e Imagina que eres el periodista que está escri- biendo este artículo. Escribe un párrafo (unas cin- cuenta palabras) en las que describas a David Bisbal. Toma como modelo la descripción que se hace del misionero: fíjate en cuál es la técnica que se utiliza para describirlo (no sólo aparecen rasgos, sino valoraciones, sensaciones

50 PRUEBA DE EVALUACIÓN DE DIAGNÓSTICO.

50

PRUEBA DE EVALUACIÓN DE DIAGNÓSTICO.

ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN

ACTIVIDADES

DE

AUTOEVALUACIÓN

ACTIVIDADES DE AUTOEVALUACIÓN

GRAMÁTICA

2

2

Señala el núcleo del SN y di qué clase de palabra de-

sempeña dicha función.

a Bastantes productos de la huerta.

b Todos los implicados en el robo.

c Ese de allí.

d Tres medidas muy importantes.

e La mayoría de edad.

f El mismo perro con diferente collar.

g Pocas inversiones en Bolsa.

h Algo de ayer.

i Alguien con ideas bastante claras.

j Cualquiera de los dos participantes.

3 3

Señala los morfemas de género y número de los si-

guientes sustantivos.

veces – reliquias – lunes – princesa – poeta – razón – médicos – gatitos – caballa – caries

4 4

Señala qué clase de palabra queda sustantivada en

los sintagmas nominales destacados.

a Han cometido el robo los mismos del otro día.

b Prefiero el verde.

c Pronunció un no rotundo.

d El comer bien es la base de la salud.

e El aquí y el ahora es lo que cuenta.

5 5

Di qué pronombre es anafórico y qué otro es cata-

fórico. Explica a qué se refieren en cada caso.

a Me dijo que se marcharía. He pensado mucho

en eso.

b Te voy a decir algo muy importante: voy a cam-

6 6

biar de trabajo.

Completa con el pronombre correspondiente.

a señalaban a todos los que estábamos allí.

b Se considera a mismo una persona sin escrú-

pulos.

c Ni ni sin tienen mis males remedio.

7 7

¿En qué se diferencian las expresiones destacadas?

a Se ve a sí mismo como un triunfador.

b Triunfó así mismo en los cien metros lisos.

ELABORACIÓN DE TEXTOS

8

8

Debes escribir dos textos adecuados a dos situaciones

diferentes, pero que contengan la misma información.

Tema: petición de ayuda económica al Ayuntamiento de la

localidad para reformar las instalaciones deportivas del

colegio:

Si tuaci ó n 1 : el representante de los alumnos en el Con-

sejo Escolar informa del asunto a sus compañeros en el

salón de actos.

Si tuaci ó n 2 : el representante de los alumnos en el Con-

sejo Escolar envía a la Concejala de Deportes del Ayunta-

miento un escrito en el que apoya, en nombre de todos los

alumnos, la necesidad de reformar las instalaciones de-

portivas del colegio.

9 9

El siguiente fragmento pertenece a una obra de teatro ti-

tulada Luces de Bohemia, de Ramón María del Valle-Inclán.

La situación es la siguiente: Max Estrella, un hombre cie-

go, tras pasar una noche de lo más turbulenta, se siente

muy enfermo mientras regresa a su casa en compañía de

su amigo don Latino. Max morirá poco después de pro-

nunciar estas palabras en plena calle, a las puertas del

humilde edificio donde vive. Lee y contesta.

MAX: Vamos a ver qué palacio está desalquilado. Arrímame

a la pared. ¡Sacúdeme!

DON LATINO: No tuerzas la boca.

MAX: Es nervioso. ¡Ni me entero!

DON LATINO: ¡Te traes una guasa! […]

MAX: No me siento las manos y me duelen las uñas. ¡Es-

toy malo!

a ¿Qué frase de las anteriores te parece más chocante o

inadecuada teniendo en cuenta que está puesta en

boca de un hombre que va a morir?

b ¿En qué situación crees que un moribundo hablaría

así? Razona la respuesta.

1 Si siente que va a morir y pronuncia unas palabras pia-

dosas para despedirse del mundo.

2 Un moribundo que está ebrio, no tiene conciencia

de lo que le está pasando y posee un gran sentido del

humor.

COMPETENCIA EN COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA.

51

COMPETENCIA EN COMUNICACIÓN LINGÜÍSTICA. 51