Está en la página 1de 4

Loqueyotediga.

net

HISTÓRICOS DE CINE

GENGIS KHAN
Un noble aristócrata que se convirtió en un gran conquistador. Un hombre de
duras y férreas convicciones que formó el imperio contiguo más extenso de todos los
tiempos. Hablamos de Gengis Khan (1162-1227), unificador de todas las tribus y clanes
del norte de Asia, y que posteriormente, comenzó una campaña de conquistas que le
llevaron de Europa Oriental al océano Pacífico.

Temujin, así se le conocía, antes de que fuera coronado emperador del Imperio
Mongol. Perteneciente a uno de los clanes de más alta jerarquía debido a que era
descendiente de Kabul Kan, su abuelo, un noble que tuvo exitosas campañas en la
frontera con China. En una sociedad medieval, la vida de Temujin, estuvo acompañada
de adversidades, al tener que huir de su propio pueblo tras una conspiración tártara, que
le llevó a vivir en la indigencia.

Desde lo más bajo, comenzó su leyenda, creando vínculos con otros clanes que
le permitieron tomar una mejor posición. El secuestro de su mujer (Borte), por sus
perseguidores, fue el punto de inflexión que cambió su posición. Después de su rescate,
comenzó la anexión de clanes y la campaña contra los tártaros. En una progresión
imparable, se convirtió en Gengis Kan (Gengis: rígido e inamovible, Kan: príncipe),
forjó su mito y cambió para siempre la historia de Asia.

Como Temujin o como Gengis Kan, el mundo del cine, no fue ajeno a ambos.
Centrándose en sus vivencias, en sus orígenes, o en la épica de sus conquistas, su
filmografía aporta diferentes películas que narran la vida y hechos del conquistador
mongol. Un filmografía variopinta, con luces y claros, cuyo recorrido cronológico
comenzó en 1928.

El director ruso Vsevolod


Pudovkin, fue el primer realizador,
en tomar el nombre de Gengis
Kan, para el mundo del cine, con
el largometraje, Tormenta Sobre
Asia (Potomok Chingis-Kana,
1928). Producción soviética,
ambientada en la invasión
británica sobre el territorio de
Siberia y el Tíbet. Allí un cazador,
del que se cree que es
descendencia del mismísimo
príncipe mongol, es utilizado
como instrumento político por los
ingleses, para después alzarse contra la invasión. Pudovkin, uno de los clásicos rusos, de
finales de años veinte, logra su obra culmen con una innovadora y curiosa historia, un

Emilio Luna 1
Loqueyotediga. net

hito en los comienzos del cine moderno, con amplitud de medios y parte de la política
propagandística soviética.

Curiosa, sin embargo, es la desconocida y modesta producción hispano-filipina


Gengis Khan (1952). Dirigida por Lou Salvador, narra la campaña de conquistas por
territorio asiático del aristócrata mongol. El actor filipino, Manuel Conde interpreta a
Gengis Kan, en una obra que fue presentada en el festival de Venecia de 1952. Un film
del que se conocen pocas copias y que paso desapercibida en nuestro país, y consagró a
Salvador como una personalidad en Filipinas.

Junto a la obra de Salvador, otros dos filmes coincidieron en el tiempo, La


Princesa de Samarkanda (The Golden Horde, USA 1951) y la cinta turca Kizil Tug -
Cengiz Han (1952). Ambas de dudosa calidad y poco recorrido comercial. La Princesa
de Samarkanda, narra la historia de la invasión de Gengis Khan sobre Asia Central. Una
película que ha formado parte de la sobremesa de la parrilla televisiva española durante
los años ochenta. Marvin Miller interpreta al emperador asiático, tratado como un
villano sin escrúpulos, en un largometraje insustancial y muy pobre. Kizil Tug, es un
creación, aún más modesta, que se conoció en Estados Unidos como “Red Plume”, en
un largo de aventuras de “serie B”.

Con un mayor presupuesto, arrancó en 1953, la película más ambiciosa sobre el


ascenso de Temujin a Gengis Khan, El Conquistador de Mongolia (The Conqueror,
1956). Dirigida por Howard Hugues, y
protagonizada por John Wayne (Temujin) y
Susan Hayward (princesa Borte), esta
producción fue un rotundo fracaso, y fue
considerada una de las peores películas de los
años cincuenta. Uno de los factores, fueron los
cambios que se produjeron en el casting, y una
serie de desgracias que convirtieron el plató de
la obra de Hugues en una de las malditas del
cine norteamericano. La leyenda habla, que la
zona de rodaje, había sido utilizada
previamente, para el lanzamiento de armamento
nuclear. Miembros del equipo enfermaron
durante el rodaje, y todos los intérpretes durante
años sucesivos fallecieron de algún tipo de
cáncer. El Conquistador de Mongolia, podría
haber sido, la más lograda cinta sobre el héroe
de Mongolia, y cuyo guión narraba el ascenso
de Temujin hasta emperador, pero se quedó en
nada, y paso a la historia de sucesos del cine
americano.

El punto de vista japonés, llegó en 1959, con El Rey de los Mongoles (King of
the Mongols) dirigida y escrita por Tai Kato. Su trabajo narraba, la invasión de Gengis
Kan a territorio nipón. Una cinta épica donde los samuráis, debían combatir contra el
ingente poder mongol proveniente del oeste. La película sufrió numerosos cortes para su
distribución en las salas, lo que hizo que se retrasara su estreno, que fue limitado a
televisión y mercado doméstico. Gengis Kan, tratado como un villano, en una

Emilio Luna 2
Loqueyotediga. net

producción que mereció mejor suerte, ante todo, por una muy buena dirección artística,
clásica del cine japonés.

Otro punto importante en la filmografía de este personaje, es Genghis Khan


(USA, 1965). Creación de Henry Levin, interpretado por Omar Shariff como Temujin.
Se narra el ascenso del joven noble hasta conquistar todo el territorio asiático, todo
mostrado después el punto de vista
épico y de grandes batallas. Un film,
que la crítica destrozó en su
momento, por tener demasiadas
licencias históricas, unos personajes
estereotipados que caían en la parodia
y una producción que denotaba falta
de presupuesto. A destacar, la
interpretación de un siempre brillante
y efectivo Omar Sharif, que es, sin
duda, el principal motivo del
visionado de esta película destinado al
mercado del telefilme.

Numerosos proyectos de cine y televisión, trataron de diferente manera al


monarca mongol. Largometrajes como la cinta producida en Mongolia Genghis Khan -
A Proud Son Of Heaven (1998), el inacabado proyecto de Ken Annakin con Charlon
Heston como uno de los protagonistas en Genghis Khan (1992)1. El mundo de la
televisión también fue generoso con la figura de Kan, con telefilmes asiáticos con
actores desconocidos como Alex Man, Anthony Lau y Ba Sen interpretando al
conquistador de las estepas.

Una biografía japonesa,


nos acerca al Gengis Khan más
humano en Genghis Khan: To
the Ends of the Earth and Sea
(Aoki Ôkami: chi hate umi
tsukiru made 2007). Basada en
la novela de Seiichi Morimura,
narra la vida al completo del
noble Temujin, desde su
nacimiento hasta la conquista
del vasto territorio asiático. El
gran Gengis Khan, desde el
punto de vista japonés, interpretado por la estrella local Takashi Torimachi, en un film
íntimo sobre su vida, que sería precursor de la mejor obra sobre la leyenda del
conquistador.

Mongol (2007) es, sin duda alguna, el mejor retrato sobre Gengis Khan, que el
mundo del celuloide nos ha ofrecido. Dirigida por Serguei Bodrov, Mongol es una
producción kazako-germana-mongol, que obtuvo una gran acogida por la crítica
mundial, obteniendo el National Board of Review de 2008 por mejor película de habla
no inglesa y una nominación a los Óscar de la academia americana por mejor film
foráneo. Bodrov, nos narra la historia de Gengis Khan, desde un punto de vista privado,

Emilio Luna 3
Loqueyotediga. net

indagando en su personalidad. Cuenta de manera sutil, la relación con su esposa


principal, la princesa Borte, sin obviar, que en aquella época existía la poligamia.
Mongol, narra los comienzos de Temujin, su niñez y juventud, y como instaura las
bases de su leyenda. Mongol está concebida, como el primer episodio de una trilogía,
que revolucionó el concepto de cine épico asiático, fuera de las producciones chinas y
japonesas. Uno de los aspectos más curiosos y comentados, fue que el actor principal
que caracteriza a Gengis Khan, Tadanobu Asano, es japonés. Suya es la mejor
recreación creada, hasta la fecha, del príncipe de Mongolia.

Una variada filmografía, cuya última etapa, hace justicia al gran valor y peso
histórico de un personaje que cambió las fronteras, y se atrevió a unir pueblos distantes
entre sí y hacer de ellos un gran imperio. Un hombre que no sólo era un militar, un
guerrero, también un amante de su tierra. Su nombre aún resuena en los desiertos y
estepas del centro de Asia, su leyenda la pasean sus compatriotas allá por donde
caminan.

“Ten el valor de la astucia que frena la cólera y espera el momento propio


para desencadenarla”.
Gengis Khan.

“Solo un tonto lucharía una batalla que sabe que no puede ganar lo mejor es
huir y reorganizarse para después poder vencer a tu enemigo.
Gengis Khan

“No tuve ningún lugar donde esconderme del trueno, así que ya no le temo.”
Gengis Khan

Por Emilio Martín Luna.

1
El film, sólo se ha mostrado en algún pase en Italia, y aún esta previsto su estreno. A parte de Charlon
Heston, cuenta con Pat Morita, y Gengis Khan es interpretado por Richard Tyson.

Emilio Luna 4

Intereses relacionados