Está en la página 1de 17

La declinación de la citación en garantía de la aseguradora en los procesos de daños

derivados de accidentes de tránsito
Voces: PRIMA - SEGURO AUTOMOTOR - RESPONSABILIDAD CIVIL - CULPA
GRAVE - DOLO CIVIL - MORA - CITACIÓN EN GARANTÍA - PROTECCIÓN DEL
CONSUMIDOR - EXCLUSIÓN DE COBERTURA - ACCIDENTES DE TRÁNSITO ASEGURADORA

Título: La declinación de la citación en garantía de la aseguradora en los procesos de daños
derivados de accidentes de tránsito

Autor: Prola, Juan I. - Ver más Artículos del autor

Fecha: 11-may-2015

Cita: MJ-DOC-7214-AR | MJD7214

Ver/Ocultar Documentos Relacionados

Sumario:

I. Introducción. II. El planteo de la cuestión. III. Necesaria delimitación del campo de
estudio. IV. Declinación de la citación en garantía por causales subjetivas. V. Dolo. VI.

pues excedería con creces el marco de este trabajo. en la práctica forense se le suele llamar «declinación de la citación en garantía» a la defensa que opone la aseguradora citada en los términos del art. 118 de la Ley 17. prefiero hacer algunas observaciones de estricto orden práctico. sobre temas concretos que suelen presentarse en los casos comunes de accidentes de tránsito.Culpa grave. la falta de pago de la prima. INTRODUCCIÓN La citación en garantía del asegurador es un instituto propio del seguro de responsabilidad civil. las aseguradoras suelen plantear la declinación de la citación en garantía en los procesos de daños derivados de los accidentes de tránsito por dos motivos: el dolo o la culpa grave del asegurado. VII. ya que la declinación de la citación en garantía es una forma que puede ser llenada . previsto en el segundo párrafo del art. con fundamento en un incumplimiento del asegurado anterior al evento dañoso. También podrían invocarse otras causas. Doctrina: Por Juan I. En general. 118 ya mencionado. LS). Bajo esta perspectiva. Prola (*) I. Mucho se ha discutido sobre la naturaleza jurídica de la citación en garantía y no es mi propósito entrar en ese debate doctrinario. Declinación de la citación en garantía por causal objetiva (falta de pago de la prima). Consiste. básicamente. para resistir la acción dirigida contra ella. Más modesto.418 (en adelante. en la posibilidad que tiene el damnificado -y también el aseguradode traer a juicio a la aseguradora de quien provocó el daño.

responsabilidad civil del médico en el ejercicio de su profesión. ya que la citación en garantía es un instituto que fue pensado dentro de un sistema jurídico -LS.Un problema que suele presentar esta particularidad del seguro de responsabilidad civil en los juicios por daños derivados de accidentes de tránsito consiste justamente en la defensa de la declinación de la garantía.fue establecido pensando en la protección de la generalidad de las personas. se trata de dos supuestos radicalmente distintos. esto que acabamos de señalar se refiere al seguro de responsabilidad civil en general.riesgos no derivados de accidentes de tránsito -por ejemplo. dentro de un ámbito sociológico mucho más abarcativo. Como puede advertirse. en tanto que la falta de pago de la prima se refiere a una circunstancia objetiva que se manifiesta en un hecho histórico y concreto. Ahora bien. cuyo art. Digo esto porque el seguro de responsabilidad civil puede cubrir -y de hecho lo hace. art. ya que el primero refiere a cuestiones de estricto orden subjetivo -dolo y culpa-.diseñado en función de la relación entre aseguradora y asegurado. 68 -LNT. Pero hoy nos interesan estas dos posibilidades.por los cuales también tiene que responder.con distintas substancias (1).Por otra parte. dado que son las que con mayor frecuencia encontramos en la práctica. ¿En qué se diferencian entonces los accidentes de automotores en circulación.449 (en adelante LNT). 114 de la LS. 31 . el dolo o la culpa grave como causal de declinación de la citación en garantía están expresamente previstos para el seguro de responsabilidad civil en el art. en tanto que el seguro obligatorio del art. de otra clase de siniestros también cubiertos por el seguro de responsabilidad civil? La diferencia. en mi opinión. sino que encuentra fundamento en la parte general de la LS. la mora del asegurado. consiste en que el tránsito está regulado por la Ley 24. complejo y . pero a nosotros nos interesa qué ocurre cuando esa garantía debe operar para cubrir los daños provocados en un accidente de tránsito en cualquier calle de la ciudad o ruta del país. aun cuando debe reconocer las particularidades del seguro de responsabilidad civil -lo veremos más adelante-. mientras que la falta de pago de la prima no es una causa expresamente prevista por el legislador para el seguro de responsabilidad civil. y suele tener apoyo contractual en alguno de los artículos de la «cláusula de cobranza del premio». 68 expresamente exige un seguro obligatorio para los automotores que circulen en la vía pública.

ya que en una primera aproximación parecieran marchar en direcciones opuestas. atiende a un fenómeno específico como el tránsito. por sobre todas las cosas. Ley 24. que es la dirección que parece ir tomando al respecto la jurisprudencia (2). Esto. debemos tener presente el art. 68 de la Ley Nacional de Tránsito.Todo automotor. pues está claro que el espíritu de la norma apunta a proteger a quien padeció las consecuencias dañosas del riesgo asegurado.418. En este orden de ideas. que cubra eventuales daños causados a terceros.449. Previamente se exigirá el cumplimiento de la revisión técnica . Dicha norma lleva por título el de «Privilegio del damnificado». la que debe otorgar al asegurado el comprobante que indica el inciso c) del artículo 40. »Este seguro obligatorio será anual y podrá contratarse con cualquier entidad autorizada para operar en el ramo. además. o. transportados o no». divergentes. de acuerdo a las condiciones que fije la autoridad en materia aseguradora. introduce la cuestión de la defensa del consumidor. 118 de la Ley 17. Circunstancia que lleva a preguntarnos cómo integrar y compatibilizar ambos esquemas normativos. II.dinámico. EL PLANTEO DE LA CUESTIÓN Como dijimos. cuanto menos. la citación en garantía del asegurador está regulada en el art. cuando regula: «SEGURO OBLIGATORIO. lo que nos motiva a interpretar toda la cláusula normativa en beneficio de quien sufre el perjuicio. acoplado o semiacoplado debe estar cubierto por seguro. »Igualmente resultará obligatorio el seguro para las motocicletas en las mismas condiciones que rige para los automotores». y que.

en el año previo de vigencia del seguro». sin perjuicio de los derechos que se pueden hacer valer luego. »La reglamentación regulará. . LNT). serán abonados de inmediato por el asegurador. una vez en funcionamiento el área pertinente del Registro Nacional de Antecedentes de Tránsito. Esta obligatoriedad del seguro para poder circular hace presumir al resto de la población que quien lo está haciendo con su rodado por la vía pública cumple con los tres requisitos que la ley de tránsito exige para circular: 1) que el rodado satisface los requerimientos técnicos y tecnológicos exigidos por la ley (Título V de la LNT). »Carece de validez la renuncia a un reclamo posterior. 2) que el conductor satisface las condiciones de idoneidad para conducir (Licencia. arts. que aumentará o disminuirá. hecha con motivo de este pago». el sistema de prima variable.obligatoria o que el vehículo esté en condiciones reglamentarias de seguridad si aquella no se ha realizado en el año previo». debiendo remitir copia al organismo encargado de la estadística». según haya el asegurado denunciado o no el accidente. 13 a 20 . »Los gastos de sanatorio o velatorio de terceros. El acreedor por tales servicios puede subrogarse en el crédito del tercero o sus derechohabientes». »Las denuncias de siniestro se recibirán en base al acta de choque del artículo 66 inciso a).

68. c) el carácter privilegiado que la ley de seguros le brinda a la víctima al reconocerle acción contra la aseguradora a través de la citación en garantía. la existencia de un mercado cautivo -todo el mundo debe tener seguro. si tenemos en cuenta: a) los beneficios económicos que el tener un mercado cautivo trae a las aseguradoras. y. En efecto. Por lo tanto. b) la función social que cumple el seguro obligatorio. .42 . Este último requisito supone una realidad sociológica y económica en correspondencia mutua.en beneficio del negocio de las aseguradoras. NECESARIA DELIMITACIÓN DEL CAMPO DE ESTUDIO En efecto. pues entre la LS y la LNT media la reforma constitucional de 1994 que erige al consumidor en sujeto de protección constitucional preferente (art. LNT). que se reconoce la función social del seguro obligatorio para circular.68. si el seguro es obligatorio y cada vehículo que circula por las calles tiene uno. y puesto que esta norma es posterior y más específica que la LS.3) que el rodado se encuentra asegurado (art. habrá de analizarse prestando particular atención a las características propias del fenómeno social que la norma está regulando. debe ser ella la que ha de prevalecer al tiempo de juzgar las situaciones relacionadas con el seguro que se presenten en los procesos de daños derivados de accidentes de tránsito. Luego. III. Por lo tanto. el seguro obligatorio establecido en el art. Tengamos presente aquí que la tendencia actual de la doctrina y la jurisprudencia apunta a considerar al seguro obligatorio para circular como un tema de derechos del consumidor. nuestro estudio queda circunscripto a los accidentes de automotores regidos por la LNT. LNT. del lado económico. CN). esto supone: del lado sociológico. se nos delimita el marco dentro del cual empieza a responderse la pregunta con que cerramos el apartado primero. fruto o consecuencia de la norma que establece la obligatoriedad de seguro.

Pero además. Esta.000 de rodados circulando por el país. en mi opinión. Hacia 1997 -dos años después de la sanción de la LNT. Y es obvio también que la enorme mayoría de los automovilistas están lejos de ser millonarios. Así lo indican las estadísticas y así también se puede verificar a poco que se observe la circulación en la vía pública de cualquier ciudad. imposible de afrontar con su patrimonio.000. es la expresión económica de la sociedad de masas. este aumento del consumo de automóviles trae aparejado un efecto indirecto: la alta probabilidad de que quien adquiera el automotor no pueda responder por los daños que provoque su uso. el dueño del rodado deberá responder. en un accidente donde mueran varias personas y se ocasionen lesiones de gravedad a otras. Por lo tanto. pero resulta harto evidente que cualquier persona con un auto pequeño puede causar un daño inmenso -me estoy refiriendo a su apreciación económica-. Hoy el cálculo alcanza a un vehículo cada 3. el parque automotor argentino no llegaba a los 2.es el aumento en la densidad del tránsito y. y su efecto inmediato -en el caso del consumo de automóviles. reglamenta un fenómeno que ha ido creciendo en la Argentina de modo exponencial en los últimos cincuenta años.000. es muy posible que se causen daños con él. año de la sanción de la LS. como inevitable consecuencia. de 1995. lo que hace un parque automotor que ronda los 12 millones de vehículos. En tal caso. está dando respuesta a un fen ómeno social expansivo y que responde a una realidad sociológica diferente de la existente al momento de la sanción de la LS: la sociedad de consumo. Recuerdo haber oído a Ghersi señalar que la adquisición en masa de automotores es el indicador económico que se toma en consideración para establecer que una población ha ingresado en la era del consumo.hay casi 9. el aumento en la cantidad de accidentes de tránsito.En el aspecto sociológico.000 de vehículos distribuidos en una población de aproximadamente 23 millones de personas. En 1967. Más aún. debe tenerse presente que la LNT. el legislador. quienes más circulan por la vía pública son ciudadanos de clase media y en .5 habitantes. el daño que puede causarse -piénsese. por ejemplo. al prever la ley y establecer en ella la obligatoriedad del seguro.En efecto.puede ser tan grande que solo un patrimonio millonario podría afrontar las indemnizaciones que se establezcan. para unos 35 millones de habitantes que tenía entonces la Argentina. dado el carácter riesgoso de la cosa automóvil. lo que hace un promedio de un rodado cada 12 personas.

Por lo tanto. Incluso las personas jurídicas titulares de rodados suelen carecer de los bienes suficientes para afrontar las indemnizaciones derivadas de un accidente de tránsito.más de una ocasión se trata de personas absolutamente insolventes. 68.066 del 27 dic. De lo que se desprende que el sujeto al que se tiende a proteger es al damnificado. y todas las pólizas de todas las compañías del país repiten lo que ella dice. sino además porque. más que en una cobertura del patrimonio del titular del rodado. que amplían la cobertura cuantitativa o cualitativamente. Pero cualquier transeúnte o persona puede suponer válidamente que todo aquel cuyo vehículo está circulando por la Argentina. de donde no es ilógico concluir que el damnificado es el sujeto de protección constitucional preferente. en la línea de pensamiento que venimos proponiendo. no solo porque se le produjo un daño. Y este principio. En atención a esta realidad y para evitar la desprotección de los damnificados se ha establecido el seguro obligatorio del art. se da por supuesto que el titular de todo vehículo que circula por la vía pública está cubierto por un seguro. Cuando algo como lo que acabamos de describir sucede. Además. 19 CN). tiene rango constitucional (art. tampoco le es reparado. lo que hace a la diferencia entre las compañías que operan en el ramo y en lo que cada una trata de prevalecer en el mercado es en las cláusulas voluntarias o no obligatorias. Dado que se presume el cumplimiento de la ley. tiene esta cobertura mínima del seguro obligatorio de responsabilidad civil. para después permitir por vía interpretativa tantas excepciones que se termine desviando la norma de sus fines. en una garantía para el damnificado que su derecho a la reparación de los daños sufridos será satisfecho. 38. a la postre. pues sería irracional diseñar un sistema jurídico tendiente a proteger al damnificado. . De hecho. pues se ve doblemente agraviado. LNT. dado que es él sobre quien caen las consecuencias más devastadoras de la violación a la cláusula «alterum non laedere». Esta cobertura es lo mínimo e indispensable para circular. toda declinación de la citación en garantía debe ser de inteligencia estricta. recordémoslo. y nada impide que se contrate una cobertura mayor.de 2013 de la Superintendencia de Seguros de la Nación. La presencia de la aseguradora se convierte así. Este seguro está regulado por la Res. generalmente quien lleva la peor parte es el damnificado.

Circunstancia esta cuya consecuencia es la . sin perjuicio de subrogarse en sus derechos contra el Conductor».a se establece que: «El Asegurador queda liberado si el Asegurado o el Conductor y/o la víctima provocan. por acción u omisión. es a ella a quien le incumbe la prueba de las eximentes de cobertura.68 de la LNT es el principio de especificidad que observa la norma que regula la circulación de vehículos y peatones. En consecuencia. y no para el resto de los seguros de responsabilidad civil. u objetiva -mora del asegurado-. No obstante el Asegurador cubre al Asegurado por la culpa grave del Conductor cuando este se halle en relación de dependencia laboral a su respecto y siempre que el siniestro ocurra con motivo o en ocasión de esa relación. sean estas de índole subjetiva -dolo o culpa grave-. vale reiterar: lo que se dice aquí solo vale para los accidentes de tránsito. DECLINACIÓN DE LA CITACIÓN EN GARANTÍA POR CAUSALES SUBJETIVAS Cuestiones comunes para ambos tipos de causales subjetivas. Esta póliza tipo está ordenada a través de una resolución administrativa publicada en el Boletín Oficial el día 2 de enero de 2014. desde que en la cláusula 5. el damnificado que reclama su indemnización por los daños padecidos en un accidente automotor no podrá ignorar su existencia. LS). el siniestro dolosamente o con culpa grave. art. 3. pero también en la póliza tipo de la Superintendencia de Seguros de la Nación que citamos más arriba. por lo que se presume conocida por todos.dado que la garantía que declina la aseguradora es previa al hecho dañoso (conf. La razón es de eminente orden normativo: el seguro obligatorio establecido por el art.er párr. Para terminar con esta introducción.. IV. Un punto en común para ambos tipos de declinación de la citación en garantía por causal subjetiva es la ya apuntada circunstancia de estar ambas previstas en la Ley de Seguro. 118.

está claro que dolo y culpa grave no son lo mismo. la mora del asegurado. salvo caso de dolo del responsable. ella excede el propósito de este trabajo. dado que no puede presumirse. V. la situación personal de la víctima y las circunstancias del hecho. CCivComN).Confieso no haber indagado todavía lo suficiente sobre la cuestión y. ni al damnificado ni al asegurado le resultará inocua la diferencia. La cuestión no es menor. a las causales subjetivas por separado. a la materia sobre la que versará la prueba. En consecuencia. con la causal objetiva. Dado que el asegurador es una persona especializada en todo lo relacionado con el seguro y con los accidentes de automotores. además. faculta a los jueces a atenuar la responsabilidad del agente en función del patrimonio del deudor. además. Vale señalar también que el dolo tiene que ser del asegurado en persona y no de su dependiente. que exprese de modo concreto y puntual si esta se debe al dolo o a la culpa grave. ahora sí. como veremos más adelante. DOLO Si bien la ley los trata conjuntamente. por respeto al derecho de defensa de aquellos a quienes su declinación vaya a afectar.oponibilidad de la cláusula de exoneración al damnificado. debe exigírsele. En cuanto a las posibilidades de defensa del damnificado contra la declinación por dolo o culpa grave. la carga de la prueba del dolo en la provocación del evento dañoso le corresponde a la aseguradora. a diferencia de lo que ocurre. 1742 del Código Civil y Comercial de la Nación (en adelante. . Por lo tanto. Y ya que andamos por estos lugares. Pero esto no significa tomar partido por la inconstitucionalidad ni tampoco lo contrario. no veo otra posibilidad que atacar la validez constitucional de la cláusula de exoneración prevista en la norma administrativa. si tenemos en consideración que el art. Paso. es decir. lo primero que debe requerirse de la aseguradora que declina la citación en garantía por causal subjetiva es que exprese claramente de qué se trata. ya que hace. Baste simplemente traerlo a colación como una posibilidad.

Ahora bien. sino que. La verdad es que se trata de una hipótesis que rara vez se presentará en la práctica. De modo que el dolo que se requiere es el dolo específico de la responsabilidad civil del art. En efecto. produce el nacimiento. sino que el dolo está en la causa adecuada del daño (art.257 . aquí la voluntad no está viciada. en todo caso. el agente actúa con apatía e indolencia respecto las consecuencias de su accionar. 259 . CCCN). modificación o extinción de relaciones o situaciones jurídicas». . Este es un punto particularmente interesante. desde que considera dolo no solo a la conducta intencional y deliberada de dañar. ya que las circunstancias del tránsito y las cosas que i ntervienen en él hacen que difícilmente los daños se provoquen intencionalmente. En otras palabras. 271 . Cuando ocurre un accidente también se ven comprometidos los bienes y la salud del asegurado. sino también cuando se actúa con una manifiesta indiferencia por los bienes y la persona de los demás. conforme al ordenamiento jurídico. 114 . 1724 (CCivComN): «El dolo se configura por la producción de un daño de manera intencional o con manifiesta indiferencia por los intereses ajenos».El único caso que conocí.haya sido dirigido a provocar el «hecho del que nace su responsabilidad». Pero nada impide que alguien use deliberadamente su vehículo para dañar a la persona o a los bienes de otro. 1726 . no hay una conducta deliberada tendiente a dañar. pues no se requiere para su otorgamiento un acto jurídico (art. ¿cuál es el dolo al que se refiere la norma del art. es una voluntad pervertida. lo que hay. harta de que estacionaran vehículos frente a su garaje impidiéndole la salida. ante la posibilidad de causar daño. una voluntad con la manifiesta intención de dañar. que el dolo haya causado el «acontecimiento que. sino de la producción de un hecho jurídico (art. Además. y en el que muy probablemente hubiera prosperado la declinación de la citación en garantía por dolo del asegurado. no llegó a juicio. LS? Evidentemente no se refiere al dolo como vicio de la voluntad (art. con la que sí se está vinculando a través de un actor jurídico: el contrato de seguro. CCivComN). En este último caso. CCivComN). CCCN). la norma de la LS requiere que el dolo -y también la culpa grave. Se trató de una persona que. dio marcha atrás y chocó el auto que le impedía acceder a la calle. Es que el dolo no está dirigido a la aseguradora.

Aquí no cabe duda de que hubo imprudencia de parte del asegurado. la violación de una norma menor de tránsito.La figura del dolo tiende a proteger a la aseguradora. una imprudencia o una impericia de tal entidad que daña. Aquí no hay intención de causar daño. 41 de la LNT. y su violación acarrea la consecuencia de asumir la responsabilidad por los daños causados al no observar la disposición que regula la materia. por ejemplo. ya que toda violación a una norma prescriptiva como la de tránsito es igualmente grave. VI. no es dolo. ya que la ley es clara y explícita. hay culpa del asegurado. sino una negligencia. ¿cuál es la negligencia. Por otro lado. la norma no pide solo culpa. la imprudencia o la impericia que debe existir para que la cláusula normativa empiece a operar? Esto nos presenta un problema realmente grave en los procesos de daños por accidentes de tránsito. Ahora bien. Si el factor de atribución es objetivo y la responsabilidad se endilga al titular del rodado por el carácter riesgoso de la cosa. art. CULPA GRAVE La culpa grave. Pero ¿qué pasa cuando la responsabilidad se atribuye al asegurado por inobservancia de la LNT? Digamos. o de dañar adrede a otro sabiendo que se cuenta con cobertura. una violación a la regla «derecha antes que izquierda». Pues de tal modo se desnaturalizaría el contrato de seguro al no existir el elemento aleatorio en la producción del riesgo cubierto. o en otras palabras. sin embargo. ya que apunta a no permitir la práctica de contratar un seguro para cubrir las consecuencias de una acción intencional. En la situación descrita. no habría riesgo de daño. cuando el factor de atribución de la responsabilidad es subjetivo. como puede ser el estacionamiento en un lugar no . ¿Qué es lo que permite el calificativo? ¿Qué es lo que hace que la culpa sea grave? No pareciera ser la mera violación de la norma. aunque parezca una perogrullada. sino certeza. entonces no hay posibilidad de declinación de la citación en garantía por causal subjetiva. sino culpa grave.

en función de la naturaleza de la obligación y de las circunstancias de tiempo. cuando ha obrado con una negligencia en la que no hubiera incurrido de no mediar seguro» (4). Ruta")» (3). persona y lugar (cfr. por excesiva imprudencia o negligencia. entonces. Es decir. Es que la gravedad de la culpa opera sobre el riesgo (aspecto -este.importa. cuando el asegurado desprecia la mínima atención que le requieren las circunstancias de modo. un acto -en principio. se acrecienta extraordinariamente la probabilidad de la ocurrencia del hecho descripto en la cobertura asegurativa. ya que si así fuera cada desastre de tránsito en el que mueren muchas personas y cuya responsabilidad sea atribuida al asegurado por factor subjetivo quedaría sin cobertura. como en materia civil. ¿son las consecuencias de la negligencia las que gradúan la gravedad de la culpa? Tampoco pareciera.De ello se sigue que la delimitación del riesgo cubierto a través de la noción de la culpa grave y de su materialización objetiva a través de la conducción del rodado asegurado en estado de ebriedad. tiempo y lugar. las alteraciones del comportamiento siniestral previsto originado en la falta de adopción de las mínimas diligencias exigibles al asegurado.no intencional en el que. esta CNCom. En este punto. in re: "Barone. N. Por su lado. c/ Cooperativa de Seguros Ltda. reitero. esta Sala B. es esclarecedor un fallo reciente de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial: «La culpa grave -a la que le cabe. tiene entonces por objeto mantenerlo dentro de los parámetros normales. la culpa es grave cuando se acrecienta el riesgo de la producción del siniestro. por ejemplo. un motociclista que muere al chocar contra un vehículo mal estacionado. excluyendo de ese modo.permitido.tratado ut supra) y no sobre la responsabilidad.. Stiglitz enseña que «las cláusulas de exclusión de cobertura por culpa grave del asegurado son de tal gravedad que solo es factible su interpretación restrictiva. Ya que la culpa consiste en «la omisión de la diligencia debida . la conducción de un rodado en estado de ebriedad. puede provocar daños inmensos. Entonces. 3/12/1981. de tal suerte que solo puede invocarlas el asegurador cuando el asegurado ha actuado con manifiesta y grave despreocupación.

que reglamenta el pago de la prima y la exclusión de cobertura por la mora del asegurado. ellas contienen en alguno de sus artículos -que suelen ser más de uno. en razón de la «exceptio non adimpleti contractus».un texto similar al siguiente: «Vencido cualquiera de los plazos de pago del premio exigible sin que este se haya producido. Con ligeras variantes. la mayoría de los contratos de seguros incluye lo que se denomina «cláusula de cobranza del premio». ya que nuestra preocupación es de eminente orden práctico. 1725. tener presente cómo es esta «cláusula de cobranza del premio» y que puede encontrarse en las páginas de internet de la mayoría de las aseguradoras. Igualmente.DECLINACIÓN DE LA CITACIÓN EN GARANTÍA POR CAUSAL OBJETIVA (FALTA DE PAGO DE LA PRIMA) Ya hemos visto que la falta de pago de la prima no está prevista de modo específico para el contrato de seguro de responsabilidad civil. el tiempo y el lugar» (art. 1725 . que el asegurado no pueda exigirle a la aseguradora el cumplimiento de las obligaciones a su cargo. 1724. Conviene. sino que se deriva de la norma general del art. CCivComN). del mismo modo que. queda claro que esto se refiere a la generalidad de los distintos tipos de seguro. Es lógico en la dialéctica contractual. La condición especial o la facultad intelectual del asegurado. desde que el contrato de seguros supone una confianza especial entre las partes (art. se incluye una cláusula sobre exclusión de cobertura por dolo o culpa grave del asegurado-. la cobertura quedará automáticamente suspendida desde la hora 24 del día del vencimiento . ha de tenerse en cuenta al momento de valorar su conducta. Lo que hace la LS es expresar esto en el plano normativo. CCivComN). según vimos. CCivComN).según la naturaleza de la obligación y las circunstancias de las personas. y rige exclusivamente la relación entre las partes contratantes. cuando él mismo no ha cumplido con las que le tocan. VII. LS. evitando así la necesidad de hacerlo explícito en la póliza. la culpa grave será aquella que hace caso omiso a la mayor diligencia exigible al agente. según el deber de obrar con prudencia y pleno conocimiento de las cosas requeridos en la ocasión (art. Ahora bien. 31.

como hemos visto. el derecho a la indemnidad del patrimonio es una cuestión privada entre el asegurado y la aseguradora regida por el contrato celebrado entre ellos. No entrará en vigencia la cobertura de ninguna facturación en tanto no esté totalmente cancelado el premio anterior». sino para proteger a la generalidad de las personas que pueden resultar damnificadas en los accidentes de tránsito. Sin embargo. el premio correspondiente al período de cobertura suspendida quedará a favor del Asegurador como penalidad. Condición Resolutoria: Transcurridos equis cantidad de días desde el primer vencimiento impago sin que se haya producido la rehabilitación de la cobertura de acuerdo con lo establecido. Pero el art. hecho que producirá la mora automática del tomador / asegurado. Esto. el presente contrato quedará rescindido de pleno derecho sin necesidad de intimación de ninguna naturaleza y por el mero vencimiento de plazo de equis días. debiéndose aplicar en consecuencia las disposiciones de la póliza sobre rescisión por causa imputable al asegurado. claro está.Para el caso de pago en cuotas.El seguro obligatorio establecido por la LNT está reglamentado por la Res. 38.impago. y el derecho a la indemnidad del patrimonio que corresponde al asegurado en razón del contrato del seguro. el Asegurador podrá rescindir el contrato por falta de pago. 68 de la LNT no está pensado para regir los derechos de las partes.066 del 27 de diciembre de 2013 y. a un máximo de dos cuotas. o sin que el asegurado haya ejercido su derecho de rescisión. Mientras el primero es reflejo del principio «alterum non laedere» -recordemos el precedente «Aquino» de la Corte nacional-. La gestión del cobro extrajudicial o judicial del premio o saldo adeudado no modificará la suspensión de la cobertura o rescisión del contrato estipulada fehacientemente. Esto nos marca una clara diferenciación entre el derecho a la indemnización del damnificado. Toda rehabilitación surtirá efecto desde la hora cero del día siguiente a aquel en que la Aseguradora reciba el pago del importe vencido. De lo que se desprende que la «cláusula de cobranza del premio» no forma parte de los artículos que indefectiblemente debe . sin necesidad de interpelación extrajudicial o judicial alguna ni constitución en mora que se producirá por el solo vencimiento de ese plazo. siempre y cuando la rescisión del contrato no se hubiere producido con anterioridad. el premio correspondiente. Sin perjuicio de ello. quedará a favor del Asegurador como penalidad. esta no prevé la declinación de la citación en garantía por falta de pago de la prima. rige entre las partes y queda atrapado por la LS.

desde que la ley supone que esta entrega significa que le ha dado crédito a su asegurado. En este caso. la aseguradora deberá cubrir el siniestro.68) es de orden público. LS). LS). Pero además. será muy difícil que prospere la declinación de la citación en garantía por causa objetiva. 31. si la póliza le fue entregada al asegurado. en los hechos no hay contrato que pueda hacer exigible la prestación. Por supuesto. primer párrafo . establece que el asegurador no será responsable por el siniestro producido antes del pago de la primera prima o de la prima única. ya que el contrato ahora sí está vigente. el motivo de la validez de la declinación de la citación por la aseguradora. más que a la falta de pago. Lo que generalmente ocurre en la práctica es que. luego. pues. no altera la vigencia del contrato. Salvo rescisión del contrato por falta de pago y siempre que el siniestro no se haya producido dentro de los dos días de la notificación al asegurado de la decisión de rescindir (art. establece que la vigencia del contrato será anual. pues no cabe duda que la . En consecuencia. en tanto no haya entregado la póliza al asegurado (art.contener el contrato de seguro obligatorio y. no está prevista como cláusula obligatoria en la Póliza Básica del Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil regulada por resolución de la autoridad administrativa. si la póliza está en poder del asegurado y dentro del año de vigencia. último párrafo. 30 . LS. Inversamente. el damnificado no tiene por qué conocerla. al contratar el seguro para el automotor. Si a lo dicho agregamos que la ley especial (LNT. en consecuencia. si no se pagó y no se entregó la póliza. el art. De ahí que. al ser una liberalidad del asegurador. art. aunque el asegurado no haya pagado la última cuota vencida. la aseguradora no puede oponer la declinación de la citación en garantía por falta de pago. el art. se debe a la inexistencia de contrato que la obligue. L NT. debemos concluir que la declinación de la citación en garantía por la falta de pago de la prima es inoponible al tercero damnificado. Lógico. 31. se cobra la primera cuota de la prima y se entrega la póliza. queda siempre a salvo el derecho de la aseguradora de repetir de su asegurado lo que hubiere pagado al tercero. Por lo que el pago de la prima en cuotas. además. 68. más allá de la inoponibilidad a la que acabo de aludir. segundo párrafo.

pero hay más variables entre las causales objetivas. Actualizada y ampliada. . t. Sala A. MJJ85955 . expte. dolo o culpa grave. 18/3/2014. Buenos Aires. A veces. queda claro que se trata de una defensa de la aseguradora. Rubén S. ---------- (1) Las causales subjetivas son solo dos. Horacio y Otros s/ daños y perjuicios». Comercial y Laboral de Venado Tuerto. (*) Abogado.a ed. ya que. Mediador.cláusula de exoneración de la aseguradora por falta de pago del premio es absolutamente exigible al asegurado.». 299. la declinación puede referirse al vencimiento del plazo del contrato. como cuando la citada no es la aseguradora del titular del bien. Más allá de la substancia. (3) Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial. 4. el fallo del Tribunal Colegiado de Responsabilidad Extracontractual N. la «declinación de la citación en garantía» adquiere la forma de una excepción de falta de legitimación pasiva. (2) Es muy interesante. a más de la falta de pago de la prima. «Tierno Carlos Alberto c/ El Comercio Compañía de Seguros a Prima Fija S.º 6 de Rosario en la causa «Aimaretti.A. en este sentido. (4) STIGLITZ.: «Derecho de Seguros». Juez de la Cámara de Apelación en lo Civil. pág. provincia de Santa Fe. La Ley. etcétera. Diego A. o a su rescisión con anterioridad al siniestro. I. 140/08. c/ Duarte.