Nº 34- 3ª época-, Otoño 2016

La revista de Ecologistas en Acción de la Comunidad de Madrid

Paisajes bélicos
Fortines de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid
Patrimonio industrial en peligro:
Cocheras de Cuatro Caminos
En la brecha: Félix Sánchez
Así somos: Ecologistas en Acción de Aranjuez

Editorial
Un año de ayuntamientos
del cambio

H

a transcurrido año y medio desde que el 25 de mayo
de 2015, la ilusión estallara en las calles de numerosos municipios del Estado. En las dos ciudades más
importantes, Madrid y Barcelona, los resultados de
las coaliciones de unidad popular desbordaban las expectativas.
Junto a ellas, otros muchos municipios abrían las ventanas de
los ayuntamientos para que entrase aire fresco, o así se sentía
por buena parte de la ciudadanía.
¿Cómo lo vemos hoy? Reconocemos la dificultad de la situación: gobiernos en minoría sin experiencia política ni gestora,
personal poco predispuesto a innovaciones, deudas de vértigo,
presupuesto limitados, servicios públicos privatizados por contratos de compleja reversión y un panorama urbanístico, heredado de la burbuja inmobiliaria, que requiere de buena dosis de
convicción para transformarlo.
Aunque partimos de una situación poco favorable, se van
produciendo avances. La institución se ha acercado a la ciudadanía, las relaciones con los responsables municipales son más
sencillas. El esfuerzo que están haciendo algunos concejales y
regidores de municipios pequeños y medianos es encomiable.

Nº34- Otoño 2016
Edita:

Federación Ecologistas en Acción de
la Comunidad de Madrid

Equipo de redacción:

Patricia Calvo, Mª Ángeles Nieto,
Rafael Gabriel y Raúl Urquiaga

Colaboran en este número:

Mercedes Arce, Javier M. Calvo,
Francesco Cortese, Miguel Galarza,
Melquiades Molinero, José Luis
Ordóñez y Carlos Roldán

Portada:

Fortín republicano de mampostería
en la Dehesa de Navalcarbón, en
Las Rozas
Foto: Javier M. Calvo

Producción, diseño
y maquetación:
Ecologistas en Acción

Imprime:

El Estudio Comunicación Gráfica &
Multimedia

Redacción:

Marqués de Leganés 12, bajo
28004 Madrid
Tel. 91 531 27 39 Fax: 91 531 26 11
madrid@ecologistasenaccion.org
http://www.ecologistasenaccion.org/madrid

Dep. Legal: M-24309-2001
ISSN: 1696-3849
Ecologistas en Acción agradece la
reproducción y divulgación de los
contenidos de esta revista
siempre que se cite la fuente
Revista trimestral impresa en papel
100% reciclado

2

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

Se han abierto nuevos espacios de debates (mejores o peores).
Se han revertido algunos proyectos urbanísticos de la época de
la burbuja inmobiliaria como la Operación Chamartín en Madrid, el Plan General de Ordenación Urbana en Soto del Real, se
ha recuperado el uso ganadero de la dehesa municipal de Moralzarzal, eliminando la sombra del campo de golf, etc.
Sin embrago queda mucho por hacer. La sensación de decepción ronda muchas cabezas. La inercia de parte de los nuevos
gobiernos de seguir las dinámicas pasadas por miedo a la oposición retrae la implantación de políticas ambientales y sociales
renovadoras. En ocasiones parece que da miedo o vergüenza
cumplir con los programas electorales.
En esos casos debemos tener presente que acceder al poder
municipal no es el objetivo, solo es una herramienta para dar voz
a las luchas sociales, para romper con el ladrillazo, con la corrupción y el clientelismo. En definitiva para poner las instituciones al
servicio de la ciudadanía y no del beneficio particular.
Ha pasado un año, cojamos lo bueno y sigamos colaborando
con los ayuntamientos del cambio para que nunca olviden la razón de su mandato.

ALCALÁ DE HENARES, Apdo. Correos 340.
28802 Alcalá de Henares.
alcaladehenares@ecologistasenaccion.org
ARANJUEZ, Apdo. Correos 214. 28300 Aranjuez.
aranjuez@ecologistasenaccion.org
ARGANDA DEL REY, Apdo. Correos 153, 28500 La
Poveda (Arganda)
arganda@ecologistasenaccion.org
CAMARMA DE ESTERUELAS
camarma@ecologistasenaccion.org
COLMENAREJO
colmenarejo@ecologistasenaccion.org
EL BOALO-CERCEDA-MATAELPINO, Rincón de la
Alegría - anejo a la calle Principal, próximo a Pza.
Mataelpino -
elboalo@ecologistasenaccion.org
FRESNEDILLAS DE LA OLIVA
fresnedillas@ecologistasenaccion.org
GETAFE
Avda. Europa, 129, 28905 Getafe
getafe@ecologistasenaccion.org
MADRID, Centro Social Ecologista
Marqués de Leganés, 12, 28004 Madrid,
Tel. 915312739, fax. 915312611
madrid@ecologistasenaccion.org
http:// www.ecologistasenaccion.org/madrid/
twitter: @EeAmadrid
facebook.com/EeA.Madrid

MAJADAHONDA
majadahonda@ecologistasenaccion.org
MIRAFLORES DE LA SIERRA
miraflores@ecologistasenaccion.org
PINTO, C/ Las Monjas, 15 (Bar Roldán), 28320 Pinto
pinto@ecologistasenaccion.org
SAN FERNANDO-COSLADA, Pza. Fernando VI, 11.
Multifuncional Marcelino Camacho; 28830 San
Fernando de Henares
sanfernando.coslada@ecologistasenaccion.org
SIERRA NORTE
sierranorte@ecologistasenaccion.org
SUROESTE
mostoles@ecologistasenacción.org
navalcarnero@ecologistasenacción.org
alcorcon@ecologistasenacción.org
VALDEMORO
valdemoro@ecologistasenacción.org
VILLAVICIOSA DE ODÓN
villaviciosa@ecologistasenacción.org

l

En Portada

Fortines de la Guerra Civil en la Comunidad de Madrid
Javier M. Calvo Martínez - Grupo de Estudios del Frente de Madrid -GEFREMA- y Asociación Histórico Cultural Cierzo

El Bolckhaus 13 franquista, el mayor fortín existente en la región de Madrid
(Colmenar de Arroyo). Foto: Javier M. Calvo Martínez

Paisajes bélicos

La Comunidad de Madrid alberga un amplio y diverso patrimonio arqueológico ligado a los distintos escenarios y momentos que se
sucedieron en la Guerra Civil. Los fortines son, entre todos los restos, los que resultan más llamativos. Sin embargo, su protección y
conservación no siempre son las más óptimas.

L

a historia que hay detrás de un
paisaje o, lo que es lo mismo,
el pasado acontecido en un
espacio concreto, se convierte
en una de las claves para poder
interpretar ese paisaje. Acudir a un lugar
determinado con algo de información
sobre lo acaecido en él hace que contemplemos las cosas desde otra perspectiva
y podamos mirar y sentir de forma diferente. Un buen ejemplo de todo esto lo
constituyen los campos de batalla y las
antiguas líneas de frente de nuestra guerra civil. Puede decirse que en muchos de
estos paisajes la guerra ha dejado una especie de pátina. Como heridas mal cicatrizadas, muchos trazados de trincheras
forman hoy parte del paisaje. Lomas, colinas y cerros surcados por un zigzagueante rastro de lo que fueron unas líneas
defensivas en las que miles de hombres
aguantaron las penurias de la guerra.
De todos los restos bélicos, son posiblemente los fortines los que resultan
más llamativos y atrayentes. Algunos de
ellos, víctimas del paso del tiempo y de
las agresiones de todo tipo, se encuentran ya muy deteriorados. Otros, todavía
mantienen parte de su fortaleza y firme
presencia sobre el terreno en el que fueron levantados, como esperando aún
que aparezca el enemigo para empezar
a escupir fuego por sus oscuras troneras.
Pasear por el campo y encontrar una de

estas construcciones nos hace ser conscientes de que aquí, no hace demasiado tiempo, hubo una guerra. Entrar en
su interior hace pensar en aquellos que
los levantaron y los defendieron. Estas
construcciones son recordatorio de todo
aquello y forman parte del patrimonio
histórico y arqueológico de toda la sociedad. Han llegado hasta nuestros días
aguantado el paso del tiempo y los embates de la historia, por lo que merecen
un respeto y una consideración que, lamentablemente, no siempre reciben.
Para poder proteger algo, primero es
necesario saber que ese algo existe. Por
ello son tan importantes los trabajos de
inventariado y catalogación, así como su
correcta interpretación historiográfica.
Cómo se fortificó Madrid
El proceso de fortificación en Madrid
siguió el ritmo de los acontecimientos
bélicos. Como es lógico, serían los republicanos quienes primero desarrollasen
una actividad fortificadora encaminada a
defender la capital. Ya en las primeras semanas de guerra, las milicias habían sido
capaces de cerrar los pasos de la sierra a
las columnas del General Emilio Mola. En
este frente, desde muy pronto, se supo
aprovechar la ventaja que proporcionaba la topografía del terreno, realizando
importantes obras que serían la base sobre la que se desarrollarían los sistemas
defensivos posteriores. Desde Somosie-

rra hasta Fresnedillas, pasando por Buitrago, Fuenfría, Peña del Puerco, Cabeza
Lijar o Zarzalejo, cada ejército levantó
sus respectivas fortificaciones con una
rica variedad de estructuras, muchas de
ellas aprovechando, para su construcción
y mimetismo con el paisaje, los propios
elementos naturales del entorno.
También en los primeros meses de
guerra, para intentar frenar el fulgurante avance de las columnas rebeldes que
progresaban hacia la capital desde el
sur, se planificaron una serie de sistemas
defensivos cuyas obras tomarían especial impulso a partir del mes de octubre.
A medida que estas líneas iban siendo
superadas por las tropas de Franco, se
fueron organizando nuevas líneas de defensa que acabarían abarcando el propio
entramado urbano de la ciudad. Los elementos más interesantes de este periodo
lo constituyen una serie de fortines de
hormigón armado, de gran tamaño y forma cúbica, ubicados en diferentes puntos de los alrededores de Madrid con el
objetivo de dotar a la capital de un anillo
defensivo, pero que el desarrollo de los
acontecimientos acabaría por demostrar
su poca o nula eficacia. En la actualidad,
es posible encontrar buenos ejemplos de
estas fortificaciones, entre otros lugares,
en Getafe, Pozuelo, Fuenlabrada, Mata
Espesa, Alameda de Osuna o Ciudad Pegaso.
Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

3

En Portada
La batalla de Madrid (noviembre de
1936), y las posteriores operaciones de
cerco: carretera de La Coruña (noviembre
del 36- enero del 37), Jarama (febrero del
37) y Guadalajara (marzo del 37), terminaron de definir un frente que se extendía
desde la sierra hasta el valle del Tajo. Un
frente, por tanto, de una gran diversidad
orográfica y topográfica ya que, desde las
alturas serranas, descendía por el piedemonte para atravesar las llanuras y campiñas de ríos como el Guadarrama o el Jarama, hasta alcanzar los páramos calizos
del sureste madrileño. Un amplio espacio
geográfico con una enorme heterogeneidad de elementos. La fase estática en la
Arriba, uno de los tres fortines-observatorio
construidos por el ejército franquista en el
Parque del Oeste (Madrid); centro, fortín
republicano de mampostería (Zarzalejo);
abajo, nido de ametralladoras republicano
en las rampas de Valdemorillo.
Fotos: Javier M. Calvo Martínez

4

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

que entró el frente madrileño durante la
primavera de 1937 fue aprovechada por
ambos ejércitos para tratar de consolidar
y fortificar sus respectivas posiciones. En
general, los trabajos realizados en este
periodo estuvieron caracterizados por
la improvisación y la escasez de medios.
Nos encontramos todavía ante un frente
cuyas líneas no siempre estaban bien definidas, un frente en el que se alternaban
sectores fuertes y bien consolidados, con
otros en los que existían grandes huecos,
deficientes sistemas defensivos y guarniciones escasas.
Esta debilidad de las líneas en ciertos
puntos del frente posibilitó que, en julio
de 1937, la República acometiera el más
serio intento de toda la guerra por desalojar a las tropas franquistas del frente
madrileño: la batalla de Brunete, que
acabaría convirtiéndose en una terrible
lucha de desgaste sin resultados destacables. Sin embargo, esta gran operación
militar supuso un importante punto de
inflexión para la posterior evolución del
frente madrileño ya que hizo evidente la
imposibilidad de imponerse un ejército
al otro, surgiendo un equilibrio sustancial
de fuerzas que se mantendría hasta el final de la guerra. A partir de esta batalla,
el esfuerzo bélico se trasladó definitivamente a otros frentes, quedando la confrontación estancada en Madrid a lo largo de decenas de kilómetros. Durante los
últimos meses de 1937 y buena parte de
1938, las Comandancias de Ingenieros de
ambos ejércitos se esforzaron en lograr
establecer una correcta organización y
fortificación de sus respectivas líneas.
Sistemas defensivos más organizados
Sería a partir de la segunda mitad
de 1938 cuando en el frente madrileño
comiencen a generalizarse sistemas defensivos sólidos y bien organizados. De
hecho, la inmensa mayoría de las fortificaciones que han llegado hasta nuestros
días corresponden a la etapa final de la
guerra. El elemento esencial de estos sistemas defensivos era la ametralladora.
Por este motivo, la generalidad de fortines que encontramos hoy en día son
puestos para arma automática, cuya ubicación trataba de conseguir que las diferentes máquinas cruzasen fuegos para
crear barreras difícilmente superables por
el enemigo en caso de ataque. La tipología y variedad de fortines es tan amplia y
heterogénea como lo fue el propio frente
de guerra. Tengamos en cuenta que, además de la diversidad topográfica a la que
hacíamos referencia anteriormente, ese
frente se alargaba a lo largo de casi 200
kilómetros en los que coexistían posicio-

nes con una ligera vigilancia y poca fortificación; con otras en las que los núcleos
fuertes se distribuían a lo largo de una
línea discontinua con enlace por la vista
y los fuegos; con zonas de una enorme
densidad de fortificación, líneas sin huecos, posiciones organizadas en profundidad y completos planes de fuego.
Un amplio y heterogéneo patrimonio no siempre bien conservado
Madrid está repleto de fortines. Estructuras más o menos sólidas, mejor o
peor construidas, en función de la disponibilidad de materiales y mano de obra, y
del lugar que ocupasen dentro de los diferentes escalones defensivos en los que
se dividía el frente. Fundamentalmente
construidos en mampostería y hormigón
y, muchas veces, aprovechando los recursos que ofrecía el propio lugar en el que
se ubican (rocas, vigas, verjas, raíles y balasto de ferrocarril…).
Su estado de conservación va desde
el muy bueno hasta la ruina absoluta, en
función de los embates del paso del tiempo (erosión, extracción de sus elementos
metálicos, ubicación en zonas de interés
urbanístico, etc.). Existen multitud de
ejemplos de estas construcciones, desde
casamatas y nidos de ametralladoras más
o menos sencillos, como puede ser el
caso de Los Molinos, Las Rozas, la Casa de
Campo, los valles del Jarama y el Tajuña,
o el denominado “Frente del Agua”, espacio ubicado en Paredes de Buitrago incluido en la red de yacimientos visitables
de la Comunidad de Madrid, que cuenta
con una rica variedad de fortificaciones
y trincheras en un paraje natural de alto
valor paisajístico; pasando por fortines
conjugados, consistentes en sólidas estructuras de hormigón armado, de gran
tamaño y capacidad, en lugares como
Brunete, Navalagamella, Villanueva de
Perales o Quijorna; hasta llegar a la que
posiblemente sea la obra de fortificación
más singular y espectacular de las que se
conservan en la Comunidad de Madrid: el
denominado Blockhaus 13, de Colmenar
de Arroyo, incorporado también al Plan
de Yacimientos Visitables.
En definitiva, un amplio patrimonio
histórico que conforma una rica variedad de paisajes en todo tipo de entornos
urbanos y naturales. Lugares en los que
el pasado bélico que en ellos se vivió ha
dejado su huella para todo aquel que desee seguirla. Nada mejor que acudir a los
viejos campos de batalla, recorrer las olvidadas trincheras o entrar en el interior de
un fortín para experimentar un encuentro in situ con la historia. En ese sentido,
Madrid puede considerarse un lugar privilegiado.

Vertedero ilegal de tierras en una finca protegida
Ecologistas en Acción Comunidad de Madrid

Durante al menos dos meses, se han estado vertiendo tierras
en una finca junto al Monte de El Pardo, incluida en el Parque
Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. Los vertidos procedían de los vaciados de diferentes obras de distintos barrios
de Madrid.
La vegetación de la finca, de unas 7 hectáreas, ha sido arrasada por completo y enterrada bajo toneladas de tierra. Las tierras se han ido acumulando en bancales que se compactan y
allanan, elevando varios metros la cota natural del terreno. Por
tanto, se ha destruido el relieve ondulado natural, formada por
resaltes y vaguadas, lo que afectará a la escorrentía y cursos de
agua de la zona.
Por el seguimiento realizado por Ecologistas en Acción, se
calcula que a la finca entra una media de 70 camiones tipo
bañera (capacidad: 20 metros cúbicos) al día. Por lo tanto, en
los dos meses de actividad, se han podido verter alrededor de
56.000 metros cúbicos de tierra, un volumen equivalente al necesario para rellenar el estadio Santiago Bernabéu.
Esta actividad no está permitida en estos terrenos protegidos. No obstante, el propietario ha utilizado una autorización
de la Consejería de Medio Ambiente y una licencia municipal
que le habilitan a retirar escombros y restaurar el perfil topográfico, para convertir la finca en un gigantesco vertedero de
tierras de obra.

Madrid en Acción

JUNTO A LA FINCA DE EL PARDO, 7 HECTÁREAS DE TERRENO ARRASADAS

Ante la pasividad de las administraciones responsables, activistas de Ecologistas en Acción intentaron paralizar la entrada
de camiones mientras la Policía Nacional trataba de impedirlo
identificando a las personas concentradas. Posteriormente, tras
distintas gestiones, y pese a la inacción de Ayuntamiento y Comunidad de Madrid, se ha conseguido finalmente parar esta
actividad ilegal.

CONTRA EL MACROVERTEDERO DE LOECHES

Sí al residuo cero

Ecologistas en Acción Alcalá de Henares

El pasado mes de julio, Ecologistas en
Acción, junto con otras asociaciones y
grupos políticos alcalaínos, se congregó
frente a las puertas de la Mancomunidad del Este al grito de ¡No al vertedero, sí
Residuo Cero!, con el fin de exigir que no
llevase a cabo la aprobación del nuevo
Macrovertedero de Loeches.
Hasta el día de hoy, la Mancomunidad
del Este, entidad encargada de la gestión
de los residuos en esta zona de la región, ha hecho oídos sordos a todas las
peticiones que desde varias plataformas
ciudadanas y algunos municipios se les
ha hecho llegar. Lejos de intentar abordar el problema de los residuos de una
forma sostenible, la Mancomunidad, con
el alcalde de Alcalá de Henares, Javier
Rodríguez Palacios, al frente, ha decidido seguir apostando por un modelo de
gestión que atenta directamente contra
el medioambiente y la salud pública por
igual.
El proyecto, que previamente había
sido rechazado hasta en dos ocasiones,
cuenta con el alcalde de Alcalá como

principal promotor. Esta circunstancia
no deja de ser irónica, ya que hace solo
unos años era el propio Rodríguez Palacios uno de sus principales detractores.
Desde Ecologistas en Acción se ha desarrollado una propuesta alternativa a esta
macroplanta que es apoyada por varios
municipios, como el de San Fernando
de Henares, Velilla de San Antonio o
Loeches entre otros, pero apoyado por

los más grandes como Alcalá o Torrejón
de Ardoz.
Hay que señalar que en caso de persistir en el modelo de gestión actual, no tardaremos demasiado en empezar a sufrir
fuertes sanciones económicas por incumplir las leyes medioambientales marcadas
por Europa a partir de 2020, sanciones
que pagaremos todos los ciudadanos y
ciudadanas. Estamos avisados.

Una de las movilizaciones realizadas contra la instalación del macrovertedero.

5

UN PROYECTO CON MUY POCOS BENEFICIOS AMBIENTALES, QUE FAVORECERÁ A LOS REGANTES DEL SEGURA

Problemática modernización de regadíos en Aranjuez
Asamblea para la Defensa del Río Tajo de Aranjuez

Que la Confederación Hidrográfica del Tajo promueva la modernización de una zona regable cuyos orígenes se remontan
a 1535, cuando Carlos I ordenó la construcción del azud de El
Embocador en Aranjuez, parece a priori una excelente noticia
desde el punto de vista de la eficiencia en el uso del agua.
Con un presupuesto de 33,3 millones de euros el promotor, la
Confederación del Tajo, pretende ahorrar 16,76 hm3 anuales en
los desembalses desde la cabecera del Tajo al canal de las Aves,
mediante la construcción de balsas de regulación, el entubamiento de la actual red de acequias y la impermeabilización del canal.
En el actual escenario legal de regulación del río Tajo, supeditado a los intereses del lobby del agua de los regantes del
Levante peninsular, cualquier reducción de los desembalses
de agua que se realizan desde la cabecera a su cauce natural
es pernicioso para el sistema global del río. Legalmente todo
ahorro de agua se computa como recurso excedentario y sirve
para completar la dotación máxima de 650 hm3 que se asigna
anualmente para desviar por el Trasvase Tajo-Segura.
Los impactos de la obras son destacables. Afectarán a un territorio incluido en el Paisaje Cultural Patrimonio de la Humanidad
declarado por la UNESCO, a la Zona de Especial Conservación
y Lugar de Importancia Comunitaria “Vegas, Cuestas y Páramos
del Sureste de Madrid”, a la Zona de Especial Conservación de
Aves “Carrizales y Sotos de Aranjuez”, a la Reserva Natural el
Carrizal de Villamejor y al humedal protegido “Soto del Lugar”.
Nada de esto es tenido en cuenta en el proyecto, que solo atiende a consideraciones de ingeniería hidráulica.

La Asamblea para la Defensa del Río Tajo de Aranjuez ha presentado alegaciones solicitando se someta el proyecto a Evaluación de Impacto Ambiental, se destine cualquier ahorro de agua
a restaurar la dinámica del río, se mantenga la red de acequias
y las orlas de vegetación asociadas y la supresión o reubicación
de las balsas fuera de los espacios protegidos.

PLANTADOS EN PRIMAVERA

POR UNA TALA EN EL ALCORNOCAL DE TORRELAGUNA EN 2006

Ecologistas en Acción Aranjuez

ARBA -Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono-

En septiembre de 2015 un vendaval dañó
unos 300 árboles en paseos y sotos de
Aranjuez. El Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural (IMIDRA) de la
Comunidad de Madrid, responsable del
mantenimiento del arbolado, taló de forma indiscriminada el arbolado del paseo
Entrepuertas, incluyendo chopos centenarios. En marzo de 2016 plantó 218
ejemplares de almez pero cuatro meses
más tarde se comprobó que la mayoría
estaban secos. Solo sobrevivían, a duras
penas, cuatro.
Nunca antes, Ecologistas en Acción de
Aranjuez había visto una plantación tan
nefasta, en un terreno de vega con disponibilidad de agua. Las causas han podido
ser diversas, entre ellas el mal estado de
la planta, la falta de manteamiento o la
infección de algún hongo, como baraja el
IMIDRA. La Consejería de Medio Ambiente asegura que se repondrá con nuevos
ejemplares.

Un juzgado de Torrelaguna ha llamado a
declarar como investigado -antiguo imputado- al codirector madrileño del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama,
Pablo Sanjuanbenito, por un presunto
delito de prevaricación. Los hechos por
los que se le investiga sucedieron cuando Pablo Sanjuanbenito García era Jefe
de Área de Desarrollo del Plan Forestal
de la Consejería de Medio Ambiente. Por
tanto, responsable de la gestión forestal
en la Comunidad de Madrid.
En 2006 la Asociación para la Recuperación del Bosque Autóctono -ARBAdenunció la corta de buena parte del
alcornocal protegido en la finca Dehesa
Vieja de Torrelaguna. Pablo Sanjuanbenito concedió a la empresa propietaria,
Merinin S.L, dos subvenciones por un
monto total de 47.959 euros para realizar
tratamientos selvícolas que también autorizó. Todo ello sin que el monte contara
con proyecto de ordenación aprobado

Madrid en Acción

Mueren 218 árboles Imputado el Director del Parque Nacional

6

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

por la Consejería de Medio Ambiente,
requisito imprescindible. El propietario
acabó eliminando el 60% de la fracción
de cabida cubierta de la formación boscosa protegida.
El juzgado tenía paralizado el procedimiento desde el año 2009 y gracias a
la insistencia del Ministerio Fiscal y a una
queja interpuesta por ARBA ante el Consejo General del Poder Judicial, se ha retomado la investigación.

Madrid en Acción

TRAS EL INCENDIO DE LA PLANTA DE RESIDUOS DE CHILOECHES

Cientos de peces muertos en el río Henares
ARBA, Asociación Ecologista del Jarama El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA y Jarama Vivo

A los pocos días del incendio de la planta de residuos ilegal de Chiloeches (Guadalajara), cientos de peces aparecieron
muertos en las aguas del río Henares
a su paso por la localidad de Alcalá de
Henares. Un fuerte olor a disolvente en
las aguas hizo sospechar que parte del
vertido procedente del incendio de la
planta había llegado al río.
A pesar de que las informaciones oficiales querían trasladar mensajes tranquilizadores, en los que decían que el
vertido había sido retenido a tiempo y
que los valores de las aguas del Henares
eran los normales, poco a poco se fue
demostrando que el vertido químico
contaminó el río Henares. De hecho, la
junta del arroyo de Chiloeches mostraba
un aspecto desolador con sus orillas llenas de chapapote.
Resultó llamativa la despreocupación
por parte de la Confederación Hidrográfica del Tajo, que hasta pasados varios
días del suceso no se mostró competente para realizar análisis de las aguas y
determinar las causas de esta repentina
mortandad.

UNA GESTIÓN MUY DESAFORTUNADA

Cierre de la Línea 1 de Metro
Equipo de Redacción del Madrid Ecologista

El cierre simultáneo de 25 estaciones (de Plaza de Castilla a Sierra de Guadalupe) de la Línea 1 de Metro de Madrid hasta noviembre está provocando importantes problemas de movilidad.
La apertura por sorpresa de siete estaciones en septiembre no
ha evitado que ir al centro desde barrios como Vallecas se haya
convertido en una odisea. El servicio especial de autobuses no
puede absorber a los miles de viajeros que ahora tienen que
ir por la superficie y los trayectos y esperas se hacen eternos.
Como efectos colaterales de este cierre los madrileños están sufriendo saturación en otras líneas de Metro y colapso en algunas
líneas de la EMT de la zona sur.
Los usuarios de Metro han asistido asombrados a una auténtica cadena de despropósitos por parte de la Comunidad de
Madrid: anuncio del cierre por Twitter a las 4 de la mañana, retraso en el inicio de las obras por motivos electoralistas, apertura
de varias estaciones casi sin aviso previo, descoordinación total
con otras instituciones responsables del transporte, decisiones
tomadas sin consenso y ausencia de un estudio de movilidad
alternativa y de un plan para minimizar los impactos sociales y
ambientales.
Cuando se anunciaron las obras, Ecologistas en Acción, como
integrante de la Plataforma Ciudadana Madrid en Transporte
Público, no cuestionó su necesidad, pero sí exigió que el cor-

te se hiciera por tramos, petición en la que coincidieron con el
Ayuntamiento de Madrid y con expertos en movilidad. Lo que
entonces se presentó como imposible técnicamente parece que
después se convirtió en algo factible, quizá por la presión y las
protestas de los usuarios.
No nos cansaremos de pedir más transparencia y diálogo en
la gestión de la movilidad urbana y de recordar al gobierno madrileño que el transporte público es patrimonio de los ciudadanos.

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

7

COLLADO MEDIANO

Vuelta al ladrillazo
Comisión de Ordenación del Territorio. Ecologistas en Acción Madrid

El Ayuntamiento de Collado Mediano ha aprobado inicialmente el nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). El consistorio se empeña
en mantener y aumentar el suelo que se reclasificó en 1990, aunque solo se han construido
154 viviendas de las 1.028 previstas. En total
1.833.650 m2 de suelo urbanizable -superficie similar a dos veces el parque del Oeste de Madridque sumado al suelo urbano actual supondría la
ocupación de 4.858.096 m2 de suelo, un 22% de
la superficie total del municipio, frente al 14%
ocupado actualmente.
Los terrenos que se clasifican como urbanizables son zonas de alto valor natural y gran cali-

dad paisajística, como los encinares mixtos con
enebro al oeste del núcleo urbano, los melojares
mixtos con fresnos al sur o los prados y el entorno fluvial del arroyo de Los Linos.
Además el PGOU prevé la construcción de una
variante a la carretera M-621 que discurre por el
casco urbano. El nuevo trazado dividiría en dos
el municipio y afectaría a montes preservados de
encina y fresno.
Buena parte de los vecinos y de la oposición
municipal están en contra de este desarrollo urbanístico, por lo que esperamos que el actual grupo
de gobierno recapacite y no se apruebe definitivamente.

MOTOR DURANTE MUCHOS AÑOS DE ECOLOGISTAS EN ACCIÓN DE MAJADAHONDA

Madrid en Acción

Consuelo Sanz nos ha dejado

8

El pasado 14 de julio de 2016 nos dejó Consuelo, la infatigable
compañera que puso en pie el grupo de Ecologistas en Acción
de Majadahonda movilizando en el terreno del ecologismo social, del pacifismo, del feminismo y de la liberación de los seres
humanos. Nos dejó tras una breve enfermedad sin curación y
manteniendo su serenidad, consciencia y coherencia hasta el
último instante.
Dado su fuerte carácter era capaz de desarrollar los recursos necesarios para mantenerse firme ante la adversidad,
adaptarse a las diversas circunstancias y aceptar la realidad
sin necesidad de velos o tapujos, estando dotada de un don
especial para conjugar, unir y motivar a las personas de su entorno. Generó en Majadahonda, y en otros muchos lugares
donde vivió, una red de amistades y contactos que se relacionaban entre sí dando lugar a potentes redes de ayuda mutua y de lucha por los objetivos sociales de cada momento.
Campañas contra el ladrillo como las de “Menos urbanizar, más
proteger”, “Stop M-50”, “Salvemos el Monte del Pilar”, jalonaron
sus días así como las luchas pacifistas contra la guerra de Iraq,
las bases de la OTAN o los polígonos de tiro del Teleno o las Bárdenas. Asimismo fue notable la defensa del feminismo ante las
múltiples formas del patriarcado y del machismo, o la defensa

de las vías pecuarias conduciendo un rebaño de 1.500 ovejas
merinas por la vereda de San Antón cruzando el campo de golf
municipal de Majadahonda, que había tratado de usurpar el espacio público.
También hay que recordar que no pudo terminar sus estudios universitarios de medicina porque en 1975, muerto ya el
dictador, fue expedientada en la universidad por su actividad a
favor de la democracia, las libertades cívicas, el pan para todas
las personas y la dignidad en los puestos de trabajo.

SALVEMOS EL EDIFICIO ESPAÑA

La ciudad es mucho más que un decorado #NoMásDecorados
¡Colabora en la financiación colectiva! Necesitamos un mínimo
de 6.655 euros para cubrir los costes básicos del recurso.

Nº de cuenta: IBAN ES12 1491 0001 2820 2847 0918
(Triodos Bank)
Concepto: Edificio España
Plazo: hasta el 26 de diciembre de 2016

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

,
Asi somos

Ecologistas en Acción de Aranjuez

¿Cómo surgió el grupo?

En el año 1979, un grupo de jóvenes de Aranjuez formó
el grupo ecologista Turón, debido a las inquietudes que por
el medio ambiente tenían. Turón estuvo funcionando hasta
el año 2000 aproximadamente, en que desapareció. Surge
nuevamente en el año 2007 ya como Ecologistas en Acción
de Aranjuez.

¿Cuáles han sido los principales logros?

- Trabajar activamente en la Red del Tajo junto a otros
compañer@s de pueblos ribereños, celebrándose en Aranjuez las segundas jornadas sobre el citado río.
- Formar parte de la Plataforma Salvemos la Dehesa de
Sotomayor, consiguiendo parar el complejo hípico-hostelero que había previsto.
- Participar en la Plataforma Térmicas NO y lograr parar
la construcción de centrales de gas de ciclo combinado en
la ribera del Tajo y su entorno, en varios municipios: Colmenar de Oreja, Fuentidueña de Tajo, Santa Cruz de la Zarza,
Barajas de Melo, etc.
- Paralizar vertidos al humedal protegido Mar de Ontígola.
- Evitar la tala masiva de árboles en el Monte Parnaso.
- Proporcionar información a los vecinos/as de Aranjuez
sobre temas medioambientales y del patrimonio histórico.
- Lograr que la Comisión de Patrimonio Histórico de la
Comunidad de Madrid haya tomado en consideración las
denuncias por las obras de la entrada por Puente Barcas,
con importante nota de reparos.
- Contribuir, mediante denuncias constantes, a reducir el
impacto de las podas salvajes y arboricidas.
- Eliminación del uso de herbicidas en el municipio.

¿Y cuáles los fracasos?

Más que fracasos podemos hablar de objetivos no logrados, como no conseguir que el mensaje cale entre
la mayoría de la población, a pesar de que el deterioro
medioambiental es notorio y que nuestra información es,
prácticamente, día a día. Sobre todo hay que destacar:
- No conseguir derogar el trasvase Tajo-Segura.
- No conseguir que las administraciones tomen en cuenta las denuncias que hacemos.

¿Qué acciones estáis desarrollando en la actualidad?

- Fundamentalmente, la defensa del patrimonio histórico
de Aranjuez
- Denuncias que estamos efectuando por las frustrantes
plantaciones, llevadas a cabo por el Instituto Madrileño de
Investigación y Desarrollo Agrario (IMIDRA), y que son un
auténtico fracaso al faltar mantenimiento.
- Propuestas al Ayuntamiento de Aranjuez para la mejora
del patrimonio natural, entre las que se encuentran la replantación de todos los árboles que faltan en las calles y parques,
la mejora del riego, la limpieza de las calles, etc.
- Informar a la ciudadanía del estado del arbolado en el
casco urbano, donde no se reponen los ejemplares talados
y resulta desolador comprobar la enorme y preocupante
cantidad de alcorques vacíos y sin destoconar.
 - Elaboración de informes periódicos del estado de las
fuentes y los jardines, como forma de compromiso fundamental en el estudio y conservación del medio. Algo más
adelante iniciaremos nuevos estudios sobre el medio natural
en los sotos y paseos históricos, así como, un informe del
urbanismo y otras cuestiones en el Cortijo de San Isidro.

¿Cómo veis el futuro del grupo?

Actualmente bien, ya que después de una serie de altibajos,
estamos colaborando activamente entre seis y siete personas.
Una carencia importante es la falta de un local donde poder
reunirnos y organizar actividades. El Ayuntamiento, sea del
signo que sea, no está por la labor de facilitar un espacio
municipal, a pesar de contar con locales vacíos.
De todas maneras, seguiremos luchando por que el
medioambiente en Aranjuez sea lo prioritario, entre otras
cosas porque posee el título de Paisaje Cultural y Natural
de la UNESCO y por lo tanto, el futuro lo miramos con gran
optimismo. Actualmente, Ecologistas en Acción de Aranjuez
es de los pocos colectivos del municipio con independencia
y con capacidad de crítica. Eso nos hace ser respetados,
aunque no muy queridos, por los diferentes organismos y
administraciones presentes en la ciudad.
Por tanto, y echando en falta un relevo generacional que
tanto necesitamos todos, estamos en condiciones de afirmar
que tenemos cuerda para rato.   
Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

9

Patrimonio industrial en peligro:

Cocheras de Cuatro Caminos
Patricia Calvo - Equipo de redacción del Madrid Ecologista

La decisión de la Comunidad de Madrid de no declarar Bien de Interés Cultural (BIC) las antiguas cocheras de Metro, desoyendo
los informes de los expertos, representa un obstáculo importante para su conservación. A partir de ahora, Metro podría construir
unas nuevas instalaciones, como pretendía en su proyecto urbanístico. Aunque el Ayuntamiento rechazó este plan, no se puede
descartar que llegue a aprobarlo si se hacen las modificaciones solicitadas. La Plataforma Salvemos Cuatro Caminos sigue pidiendo el
reconocimiento del valor simbólico y patrimonial que tienen las Cocheras para la ciudad.

D

e nuevo la voracidad del
ladrillo y el desprecio de
nuestras instituciones hacia el patrimonio industrial
ponen en peligro una joya
casi desconocida para los madrileños:
las Cocheras Históricas de Metro de Madrid, diseñadas en 1919 por el arquitecto
Antonio Palacios y los ingenieros fundadores de la Compañía Metropolitana. La
Dirección General de Patrimonio no va a
declarar BIC las Cocheras de Cuatro Caminos, tal y como solicitó la Asamblea de
Madrid, con los votos a favor de PSOE,
Podemos y Ciudadanos. Alega que no
aparecen como bienes protegidos en
el Plan General de Ordenación Urbana
(PGOU) ni están catalogadas como “inmueble singular” por el Colegio Oficial
de Arquitectos de Madrid.

10

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

Es alarmante el poco rigor de la Dirección General de Patrimonio, cuyo trabajo
de investigación y documentación ha
sido muy superficial, lo que demuestra,
una vez más, la falta de sensibilidad hacia el patrimonio industrial por parte de
quien teóricamente está para protegerlo. A pesar de todas las evidencias que lo
avalan, niega que las Cocheras sean obra
de Antonio Palacios y ha preferido ignorar el apoyo explícito de varias instituciones, como el Plan Nacional de Patrimonio
Industrial, Hispania Nostra, DoCoMoMo
o el Comité Internacional del Patrimonio
Industrial (TICCIH).
Cuatro Caminos, escenario de batallas urbanísticas
Por decepcionante que sea, esta decisión no sorprende, dada la maraña de
intereses políticos y económicos que se
cruzan en los terrenos de Cuatro Caminos, con dos instituciones enfrentadas,
Ayuntamiento y Comunidad, y unos
claros objetivos especulativos por parte
de Metro, la cooperativa y la promotora.
La operación urbanística prevista contemplaba la destrucción de las Cocheras
para edificar viviendas de lujo, oficinas y
unas supuestas “zonas verdes” sobre una
losa de hormigón que cubriría unas nuevas cocheras. Precisamente esas nuevas
instalaciones son el motivo por el que
el actual consistorio rechazó el proyecto: según el PGOU, tendrían que estar
soterradas, no sobre el nivel de la calle
cubiertas con una losa.
Vecinos y asociaciones habían presentado un plan que compatibilizaba la
conservación de las Cocheras Históricas
con la construcción de viviendas, redis-

tribuyendo la edificación, y de auténticas
zonas verdes con conexiones peatonales
y para bicicletas. Este plan, que no fue
bien acogido por la promotora y algunos
cooperativistas, sigue siendo una alternativa viable, especialmente ahora que
el Ayuntamiento obliga a Metro a replantear el proyecto.
Memoria e identidad de la ciudad
Las Cocheras de Cuatro Caminos contienen la memoria de los casi 100 años
de historia del Metro de Madrid. Antonio
Palacios diseñó unas instalaciones modernas y bellas tomando como referencia principalmente los metros de Nueva
York y París. Se trata de un patrimonio
industrial y cultural único en Europa,
una seña de identidad de la ciudad que
contiene la memoria del trabajo y de sus
trabajadores y que lo convierte en la ubicación perfecta para un Museo de Metro
de Madrid.
La movilización social, a través de distintos colectivos integrados en la Plataforma Salvemos Cuatro Caminos, ha conseguido poner en la agenda mediática y
política un debate que se engloba en
otro mucho más amplio: qué modelo de
ciudad queremos. Los vecinos y los colectivos de defensa del patrimonio van
a seguir trabajando en la divulgación y
concienciación sobre el inmenso valor
de nuestro patrimonio industrial. Éxitos
recientes de la movilización ciudadana,
como el futuro desmantelamiento del
campo de golf del Canal de Isabel II en
Chamberí, son un estímulo para seguir
luchando por la conservación de las Cocheras de Antonio Palacios en Cuatro
Caminos.

Madrid en positiv
LA JUSTICIA CONFIRMA LA PREPOTENCIA DEL PRESIDENTE DEL PATRONATO

Anulado el primer Patronato del Parque Nacional
Ecologistas en Acción Comunidad de Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid
ha dado la razón a Ecologistas en Acción
y anula los acuerdos alcanzados en la primera reunión del Patronato del Parque
Nacional de la Sierra de Guadarrama. El
Tribunal confirma que se impidió la deliberación y el debate de sus miembros.
El 9 de junio de 2014 se reunió por
primera vez y se constituyó el patronato
del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. El presidente del Patronato –en
ese momento el Consejero de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid, Borja
Sarasola– aprobó la memoria del periodo comprendido entre junio de 2013 y
junio de 2014 y el plan de actuaciones
del segundo semestre de 2014, sin permitir la deliberación y el debate de sus
miembros. Solo concedió la palabra una
vez aprobados estos documentos, en el
punto de ruegos y preguntas. Todo ello a
pesar de las reiteradas quejas de la vocal
ecologista, Mª Ángeles Nieto.
La representante de los grupos ecologiestas consideró que la mayor parte de
los contenidos de esos documentos no
estaban justificados o eran inapropiados

Borja Sarasola, el entonces Presidente del Patronato y Consejero de Medio Ambiente

para un parque nacional (creación de
nuevas zonas de aparcamiento, ampliación del refugio de montaña del puerto
de Navafría, inadecuado control de eventos multitudinarios, inexistencia de información sobre presupuestos, etc.).
La sentencia ordena también la retroacción del procedimiento con lo que

tendrían que someterse de nuevo al Patronato la memoria y plan de actuación.
Pero esto veremos cómo se resuelve.
En cualquier caso esta decisión judicial es de gran relevancia para el futuro
ya que sienta un importante precedente
a aplicar en otros órganos consultivos de
la Consejería de Medio Ambiente.

Torre Arias, victoria Otro golpe judicial al golf de Chamberí
LA FINCA TENDRÁ UN USO PÚBLICO

Asociación Parque Sí en Chamberí

Plataforma Ciudadana Quinta de Torre
Arias

La Quinta de Torre Arias, un espacio singular del distrito de San Blas-Canillejas,
está a salvo y deberá destinarse solo
para uso público. El Tribunal Superior
de Justicia de Madrid ha dado la razón
a la Plataforma Ciudadana Quinta de
Torre Arias y ha declarado nulo el Plan
Especial de Protección y Ordenación de
la finca, que el Ayuntamiento de Botella
elaboró en 2014. Un plan que era más
bien de desprotección, ya que permitía tirar abajo varias edificaciones con
valor histórico, ceder otras a la Universidad de Navarra y construir un nuevo
edificio y un aparcamiento.
La sentencia, contra la que no cabe
recurso, refuerza el concepto de unidad
patrimonial histórico-artística y prohíbe expresamente el derribo de cualquiera de sus elementos. Esperemos
que, como ha anunciado el consistorio
actual, Torre Arias se abra pronto al público.

En 2007, Esperanza Aguirre, en contra del
Ayuntamiento de Madrid y de los vecinos
de Chamberí, construyó sobre el tercer
depósito del Canal de Isabel II, dos campos de golf (campo de prácticas y pitch &
putt). Para eludir la oposición municipal
y vecinal, el Consejo de Gobierno de la
Comunidad de Madrid declaró el proyecto de interés general. Así construyó estas
instalaciones sin licencia.
Como ya contamos en la revista Madrid
Ecologista nº 21, en diciembre de 2012, el
Tribunal Supremo anuló esa declaración
de interés general, gracias al recurso interpuesto por la Asociación de Vecinos
el Organillo de Chamberí. Sin embargo,
para sortear la ejecución de la sentencia y
legalizar los campos de golf, la Consejería
de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio aprobó, en julio de 2013, un plan
especial promovido por Canal de Isabel II

Gestión S.A. Ese plan fue recurrido por la
Asociación Parque Sí en Chamberí.
En septiembre, el Tribunal Superior de
Justicia de Madrid comunicó su sentencia de 26 de julio por la que anulaba el
plan especial. Entre los motivos de nulidad destacan dos: la ausencia de motivación de la implantación de campo de golf
sobre unos terrenos destinados a zona
verde y la desviación de poder (uso de
las competencias de una administración
para fines diferentes a los que justifica)
cometidas por Canal de Isabel II y la Comunidad de Madrid.
Ahora solo queda cerrar las instalaciones y transformarlas en un parque público. Pero para ello parece que habrá que
esperar a 2018, fecha en la que el Consejero de Presidencia se ha comprometido
a desmantelar los campos de golf. Esta
vez la victoria es nuestra.

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

11

Madrid en positiv
NUEVO VARAPALO JUDICIAL AL PROYECTO

Operación Mahou-Calderón
Comisión Ordenación Territorio. Ecologistas en Acción Madrid

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha estimado
el recurso de Ecologistas en Acción y ha anulado otra vez la
operación Mahou-Calderón. Este pelotazo, heredado de RuizGallardón y aprobado en 2014 por Ana Botella, suponía la demolición del estadio Vicente Calderón, el soterramiento de la
M-30 y, lo más problemático, la construcción de ocho torres y
dos rascacielos.
En esta ocasión, el TSJM anula la operación por dos motivos: primero, porque este plan deriva del que ya fue anulado en
2015 por incumplir la limitación de las tres alturas, y segundo,
porque el proyecto no incluye la reserva obligatoria destinada
a vivienda pública.
Ecologistas en Acción valora muy positivamente la sentencia
y agradece el apoyo recibido de todas las personas y colectivos
que han colaborado en la campaña de financiación colectiva
#PelotazoMahouCalderón.

12

Hacia un Abono Social de
Transportes

Gestión ciudadana de un vivero
municipal

Comisión de Urbanismo y Transporte. Ecologistas en Acción

Aulaga/Ecologistas en Acción Pinto

Con los votos favorables de Podemos, PSOE y Ciudadanos, ha
salido adelante la Proposición No de Ley promovida por Madrid en Transporte Público, plataforma de la que forma parte
Ecologistas en Acción, para que en el plazo de dos meses haya
un Abono Social en la Comunidad de Madrid.
A partir de ahora deberá constituirse una mesa técnica conformada por “miembros de los partidos políticos representados
en la Asamblea de Madrid para acordar los criterios económicos
(costes y financiación) y sociales” para que, en el plazo máximo
de dos meses, presenten una propuesta de “un Abono Social de
transporte a precio reducido, dirigido a personas desempleadas o con escasos recursos, y el establecimiento de un Abono
Social de transporte gratuito para las personas pertenecientes
a sectores de la población en riesgo de exclusión social y en
situación de pobreza extrema”, con el objeto de que en 2017
las personas desempleadas de larga duración cuenten con un
Abono Social, y que a lo largo del año se establezcan los requisitos para el resto de personas con derecho al mismo.
Una victoria que es el resultado de la lucha que la plataforma Madrid en Transporte Público inició hace tres años (Madrid
Ecologista nº 24) para lograr un mejor y más accesible transporte
público.

El Ayuntamiento de Pinto ha firmado un convenio con Ecologistas en Acción a través de la Concejalía de Ecología y Modelo
de Ciudad. De esta forma, el consistorio ha cedido a la asociación la utilización del antiguo vivero de Aserpinto, que desde la
privatización del servicio de cuidado de las zonas verdes de la
localidad no se usa para nada.
Ecologistas en Acción utilizará este espacio para cultivar árboles que luego serán plantados en el término municipal de
Pinto. Además, se compromete a dar un carácter didáctico a
esta zona organizando actividades para la ciudadanía de la localidad.

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

Consejo de medio ambiente en
Valdemoro
El Espartal/Ecologistas en Acción Valdemoro

El Ayuntamiento de Valdemoro ha constituido y ha aprobado
el reglamento de organización y funcionamiento del Consejo
Asesor de Medio Ambiente y para la recuperación del arroyo
La Cañada. Este órgano colegiado, que tendrá un carácter asesor y consultivo, se encargará de realizar informes y propuestas
para mejorar los recursos naturales de que dispone la localidad
y colaborar con el Gobierno municipal en la redacción del Plan
General de Ordenación Urbana. Pero su función prioritaria será
la puesta en marcha de un proyecto para la restauración del
arroyo La Cañada y las zonas aledañas, en cuyo entorno se encuentran la finca El Espartal y el parque Bolitas del Airón, dos
de los parajes más significativos del municipio por su singular
ecosistema.
Ecologistas en Acción de Valdemoro, uno de los promotores
de esta iniciativa, formará parte de este Consejo.

Madrid en positiv
CONSEGUIDO GRACIAS A LA PRESIÓN SOCIAL

Carreteras sin glifosato

ARBA, El Soto, Ecologistas en Acción, GRAMA, Jarama Vivo y Sierra Oeste Desarrollo SOStenible

La Dirección General de Carreteras de la Comunidad de Madrid ha dado orden de no utilizar más herbicida con glifosato en las vías de su competencia. La decisión viene precedida
de las continuas denuncias públicas de colectivos ecologistas
y ciudadanos realizadas durante la pasada primavera, ante la
inusual e intensa campaña de fumigaciones de cunetas en las
vías madrileñas. Estas fumigaciones fueron efectuadas coincidiendo con el mes de abril más lluvioso de los últimos años,
lo que agravó las posibilidades de contaminación de acuíferos y masas de agua. En muchos casos se fumigaron tramos
urbanos, en municipios que habían rechazo el uso de este
herbicida, sin previo aviso ni señalización, a pocos metros de
viviendas, centros escolares y comerciales, dañando asimismo
zonas verdes, con el riesgo que esto conlleva para la salud de
las personas. En otros casos se afectó a pastizales y cultivos
colindantes. Esto fue más grave cuando se roció de herbicida
carreteras a su paso por espacios protegidos.
Aunque es una noticia muy positiva, el glifosato no es el
único herbicida utilizado en estos tratamientos, ya que existen
otros productos fitosanitarios de síntesis con efectos igual de
nocivos para el medio ambiente y la salud de las personas.
Es necesario un cambio en el modelo de gestión de las cunetas, basado en medios mecánicos y uso de prácticas sosteni-

bles de efectividad contrastadas y disponibles en el mercado,
que por otro lado generarían menores efectos negativos en el
medio ambiente y la salud de las personas y generarían nuevos puestos de trabajo.

NO a los circos con animales
Ecologistas en Acción Comunidad de Madrid

La participación de animales en espectáculos circenses conlleva muchas horas
de castigo. España es de los pocos estados europeos que todavía lo permiten.
Entidades defensoras de los derechos de
los animales agrupadas en Infocircos trabajan para erradicar estas prácticas.
Cataluña aprobó en 2015 una ley
que prohíbe circos con animales salvajes. Aunque la Comunidad de Madrid
carece de una normativa similar, ya son
treintaiún municipios los que se han
declarado libres de circos con animales:

Alcobendas, Alcorcón, Arganda del Rey,
Bustarviejo, Ciempozuelos, Collado Villalba, Colmenarejo, Corpa, Coslada, El
Atazar, Fuenlabrada, Fuente el Saz de
Jarama, Getafe, Hoyo de Manzanares,
Lozoya, Moralzarzal, Móstoles, Navalafuente, Paracuellos del Jarama, Parla,
Pedrezuela, Pinto, Rivas-Vaciamadrid,
San Fernando de Henares, San Martín
de la Vega, San Sebastián de los Reyes,
Torrejón de la Calzada, Torrelodones,
Tres Cantos, Valdemoro y Villanueva del
Pardillo.

OTRA VICTORIA EN LOS TRIBUNALES

Anulado un nuevo
centro comercial en
Collado Villalba

Comisión de Ordenación del Territorio.
Ecologistas en Acción Madrid

El Tribunal Supremo ha emitido sentencia firme anulando el plan parcial por el
que el Ayuntamiento de Collado Villalba
pretendía construir un nuevo centro comercial en los terrenos municipales junto
a la ITV y la autovía A-6, conocidos como
Caño de la Fragua.
El fallo judicial rechaza el recurso de
casación interpuesto por el Ayuntamiento de Collado Villalba, en 2014, contra
una sentencia anterior del Tribunal Superior de Justicia de Madrid que ya había
estimado un recurso interpuesto por Ecologistas en Acción (Madrid Ecologista nº 26).
El Tribunal anula el planeamiento urbanístico porque no se había sometido al
procedimiento de evaluación ambiental.
El lugar donde sería construido el centro
comercial es colindante con la cuenca del
río Guadarrama, incluida en Red Natura
y declarada Zona Especial de Conservación.
Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

13

En la brecha

Félix Sánchez Constenla

Montañero apasionado del Guadarrama

F

Entrevista realizada por María Ángeles NietoEquipo de Redacción del Madrid Ecologista

élix es osado, intrépido, impetuoso, al tiempo que sencillo
y honesto. Pero ante todo es
montañero. Fue la defensa del
Guadarrama la que le condujo
al ecologismo. Y fue en la Sierra donde,
hace diecinueve años, casi pierde la vida
esquiando en solitario. Una extraña luz en
la noche le permitió llegar arrastrándose
hasta un refugio donde fue rescatado.
A pesar de ser deportista, le duelen las
pruebas masivas que sin pudor arrebatan
al Guadarrama su espiritualidad. Movido
por el deseo de devolver a la montaña su
grandeza, la pasada primavera recorrió
ciento veinticuatro kilómetros esquiando
por la dorsal de la Sierra de Guadarrama,
desde Somosierra a San Lorenzo de El Escorial para reclamar un uso respetuoso.
Su actividad ecologista ha sido rompedora, se ha encadenado a un sinnúmero
de máquinas, ha trepado a centrales nucleares, se ha descolgado desde las azoteas de varios ministerios y se atrevió, incluso, con la sede del Partido Popular en

14

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

Madrid. Todo ello, para desplegar pancartas durante el desarrollo de diversos actos
de protesta. Cree que el ecologismo se ha
vuelto más reflexivo y echa de menos este
tipo de acciones.
Hoy, más sosegado y retirado de la
primera fila activista, vive en Miraflores
de la Sierra. En 2003, logró que el Parque
Regional de la Cuenca Alta del Manzanares se ampliara incluyendo zonas de este
municipio y en 2009 promovió la creación
del grupo local de Ecologistas en Acción.
Considera imprescindible la actividad
ecologista que hace de contrapeso al poder.
¿Cómo comienzas en el movimiento
ecologista?
Nunca me he considerado un ecologista ortodoxo, sino más bien un montañero.
Estuve veinte años en el movimiento scout.
Eso da cierta sensibilidad hacia estos temas. Precisamente, allí coincidí con Theo
Oberhuber, que fue mi jefe y con los años se
convirtió en uno de los primeros coordinadores de Ecologistas en Acción.

Después haciendo montaña fui forjando
una personalidad y una forma de pensar
críticas. Por esa época trabaja en el Instituto
de Química Física Rocasolano del Consejo Superior de Investigaciones Científicas,
en Madrid, y un investigador, Juan Carlos
Murillo, pertenecía a AEDENAT -Asociación
Ecologista de Defensa de la Naturaleza-. Él
fue quien me introdujo.
Al principio no me impliqué mucho pero
en 1993 llegó el Plan de Ecodesarrollo de la
Sierra de Guadarrama. Era un proyecto que
pretendía construir un túnel bajo el puerto
de Navacerrada para unir las vertientes madrileña y segoviana, un aparcamiento subterráneo de tres plantas, ampliación de la
carretera y de la estación de esquí, instalar
58 cañones de nieve artificial y otras aberraciones más.
Lo primero que hice fue intentar movilizar a asociaciones y personalidades vinculadas a la montaña. Pero no lo conseguí,
unos lo consideraron una lucha perdida y
otros acabaron contratados por la Comunidad de Madrid. Fue una gran decepción,
pero no cejé en el empeño y probé con AEDENAT. Allí, fueron receptivos y junto con
COMADEN -Coordinadora Madrileña de
Defensa de la Naturaleza- pusimos en marcha una campaña de denuncia pública y de
acciones directas. Nos encadenamos a una
máquina excavadora que construía las infraestructuras de los cañones de nieve. Nos
detuvieron y fuimos juzgados. Para mí fue
un orgullo. Finalmente retiraron los cargos.
¿Qué se buscaba con este tipo de acciones?
Con Javier Pérez, de COMADEN, aprendimos que a veces hay que ser contundente.
Sabíamos que encadenarse a unas máquinas, desplegar una pancarta en un ministerio, etc., no detiene un proyecto, pero tienen
un fuerte valor mediático y simbólico. La
imagen que proporciona la acción puede
alcanzar más fuerza y trascendencia, incluso, que el hecho por el que se protesta.
Eso es lo que buscábamos, impactar en los
medios de comunicación, en la opinión pública, e indirectamente en las personas que
tomaban decisiones.
¿Por qué ya no se hacen? Parece que
salvo en Greenpeace, han desaparecido del calendario ecologista...
En relación a Greenpeace, con dinero,
logística y profesionales es fácil. No es una
crítica, me parece muy bien. En AEDENAT o
COMADEN era diferente, más espontáneo y
doméstico. Lo hacíamos con nuestros propios medios, teníamos una edad proclive
para hacer estas cosas y no asumíamos más
riesgo que el cotidiano en nuestras actividades de ocio. En aquella época escalábamos
continuamente.
Pero ahora las cosas han cambiado. No

ha habido relevo generacional en la organización de este tipo de acciones. Me parece
que a la juventud le falta ímpetu y le sobra
reflexión. Tal vez, por los márgenes de seguridad en los que se han educado y socializado no aceptan riesgos que nosotros ni nos
planteábamos. Es cierto que la Ley Mordaza coarta pero con un buen asesoramiento
legal hay que arriesgarse. Estas acciones
tienen una gran fuerza mediática, informativa y simbólica y no deberíamos prescindir
de ellas. Es cierto que Ecologistas en Acción
ha ganado en eficacia y en apoyo legal, que
es como realmente se paran los proyectos,
pero se ha perdido ingenuidad, elasticidad
y dinamismo.
Estás muy vinculado a la Sierra de
Guadarrama, ¿qué significa para ti?
La Sierra es mi patio de juegos desde
mi más tierna infancia. Allí tuve mi primer
contacto con la montaña y con la nieve.
He tenido la suerte de ir a las montañas
más altas del mundo, a los macizos más
importantes de Europa. Son muy bonitos,
impresionantes, pero nuestra Sierra tiene
algo especial. Es donde eché mis primeros
dientes del alpinismo, donde he tenido mis
mejores experiencias con mis amigos, pero
también las peores. Casi pierdo la vida en el
Guadarrama, pero te enseña…Y con la última travesía, después de llevar treinta años
haciendo montaña, también he aprendido.
Todavía la modesta Guadarrama te enseña
y te pone en su sitio.
Cuando haces actividades comprometidas, la montaña te lo permite o no te lo
permite. Entonces hay que ser humilde y
adaptarte a sus reglas y con ello te engrandeces. Por eso me da mucha pena este tipo
de pruebas deportivas multitudinarias que
masifican la Sierra. No es solo por el impacto que puedan ocasionar sobre el medio físico o biológico sino por la falta de respeto.
Es blasfemar contra la espiritualidad inmanente de la montaña, algo que se percibe si
se tiene un poquito de sensibilidad. No me
refiero a ningún concepto religioso, pero
ahí hay algo más, un equilibrio… que se
pisotea. Los promotores del Guadarramismo, como Giner de los Ríos, se acercaban
con respeto, con cierta reverencia, querían
descubrir, aprender. Ahora, el Guadarrama
se ha convertido en un gimnasio de grandes
proporciones.
¿Hablas con tus hijos de estas cosas?
No. Si ellos sacan el tema, sí, pero lo deben descubrir por sí mismos. Lo que intento
es que se impregnen, que ellos lo perciban
y lo valoren. Tienen la suerte de vivir en el
Guadarrama y a veces me dicen: “¡uy, papá,
qué bonito!”. No creo que sea una cuestión
de enseñanza porque si insistes mucho te
pasas -con el mayor que tiene 17 años me

pasó- y consigues una reacción contraria.
¿Cómo ves el futuro del movimiento
ecologista y Ecologistas en Acción en
particular?
Creo que el movimiento ecologista es
fundamental. A veces hemos sido los únicos
en presentar cara al poder. Es cierto que el
día a día te consume, hay mucho que atajar
y la fuerza del otro lado es inmensa. Te ves
solo e impotente y entonces caes en el pesimismo y tiendes a mandar todo a la mierda
y pensar que esto no vale para nada. Pero
si te retraes y lo ves con otro prisma, te das
cuenta que se ha hecho mucho. Yo creo que
ni los espacios naturales protegidos, ni la
conservación, ni incluso, este cambio social
e ideológico que se está produciendo, hubiera sido posible sin el ecologismo en general
y sin Ecologistas en Acción en particular.
¿Qué escogerías de las cosas que
has hecho?
Hay muchas cosas de las que me siento
orgulloso, pero destacaría la Senda Real, un
sendero de gran recorrido que une la ciudad
de Madrid con Manzanares El Real, en la
Sierra de Guadarrama. En los años noventa
significó la salida de los anillos de cemento
de Madrid, ¡hasta el poderoso Ministerio de
Fomento se reunió con nosotros! Hubo un
antes y un después de la Senda Real. Ahora
nos queda conectarla hasta Aranjuez.
La ampliación, en 2003, del Parque Re-

gional de la Cuenca Alta del Manzanares en
mi pueblo, Miraflores de la Sierra, fue muy
importante. Para ello contamos con la ayuda de Julio Setién, entonces diputado de Izquierda Unida en la Asamblea de Madrid.
También recuerdo con mucho cariño la
creación de la Plataforma S.O.S. Miraflores,
un espacio de confluencia de todo tipo de
gente, de derechas, de izquierdas, ecologistas, cazadores. Todos juntos contra la
reclasificación de más de un millón de metros cuadrados y la construcción de 2.000
nuevas viviendas. Lo conseguimos parar
y parte está protegido. Además fue el germen del actual grupo local de Ecologistas
en Acción.
Pero lo más valioso para mí ha sido conocer a gente maravillosa, a amigos de verdad. Tal vez no nos veamos todos los días
pero sabemos quiénes somos y podemos
confiar los unos en los otros.
¿Algo que te gustaría olvidar?
Pues, a veces por mi carácter impetuoso
he podido hacer daño a alguien, o prejuzgar cuando era joven. También me duele
no haber llegado a sitios que podía haber
llegado.
Soy un ecologista un poco heterodoxo,
un desastre, no soy nada metódico, ni continuísta porque tengo veinte mil cosas. Gracias por haberme aguantado todos estos
años.

Madrid Ecologista, nº 34, Otoño 2016

15

Sección políticamente incorrecta de los ecologistas más malos que un dolor de muelas
Lo que te contamos puede que no sea del todo verídico pero se ajusta (a veces demasiado) a la realidad

Irreverente
e
d
s
e
r
o
s
e
s
a
o
i
e
d
v
e
e
u
M
n
Los nsejería de n más de
la Co iente cobra l año
Amb 00 euros a
490.0

CIERTO
O
R
E
P
LE
INCREÍB

rid,
lemad ue
T
e
d
o S eg
teros
repor enimiento
de
s
o
u
t
gación de
antig s de Man
lo
s
o
o
m
m
o
s
ra
ale
ncont
n de H
icipale
oncej
ado e Razón, exc la Comisió resas Mun ingenie t
s
li
l
En e
de La sesores de ros de Emp presas de r...
tores
redac bogados, a or, conseje ores de em ido Popula orar,
a
rt
es
ult
ay
ridad, de Caza M tores, cons ntro del Pa rán para as gune
c
a
s
re
d
t
u
Trofeo da, constr ho carrera sesores es plo se les p
r
a
n
c
, o po
e
m
ie
n
a
h
e
si so
egid
la Viv te que ha
or ej
t
l
e
p
o
e
r
u
o
p
e
q
d
r
n
os
an
cie
ob
ría, ge preguntam án decir cu e una espe tegido, o s ntror
o
o
d
Nos
é pod
cio pr
para c otra
ación
ero qu de conserv ra un espa s medidas
s
P
e
¿
?
o
o
a
n
¿n
np
bre la e asesora
plan

o
t
n
s
s
u
e
o
r
g
,
te po edidas de
éticas ¿Realment
cineg
unas m e especies asoras, o...?
d
v
listado exóticas in

s
la
31,82
a
r
la
te. 65.3
e
in
b
a
cosa?
0,12 €
r de G
irecto tario. 57.79
D
.
s
e
r
n
e
or

Parlam
anda T
lo Mir ero. Asesor . 45.648,74 ,64 €
b
a
P
r
io
r
r
o
c
93
s
e
a
.0
e
Ign
. As
e Gu
r. 50
l Luqu tes Granero uet. Aseso 57.790,12 €
e
a
f
a
R
g
r.
e Fuen
rdallia
Aseso
Enriqu onzález Ca anz Pérez. 53.640,16 € ,16 €
G
.
0
rn
Arturo o Javier He de. Asesora esora. 53.64
a
c
s
r
is
A
d
c

.
n
n
Fra
jeda
0,12
ro A
ínez O
a M ag
. 57.79
Mónic olores Mart sa. Asesora 0.093,60 €
e
D
.5
María niagua Con iso. Asesor
V
a
l
P
e
Lucía
ago d
io Say
Anton

CONSULTARÁ CON ELLA LOS ASUNTOS MÁS DELICADOS DE SU GOBIERNO

El Consejero González Taboada nombra
asesora a la Virgen del Buen Consejo

Algunas malas lenguas dicen que es
por la ineptitud de su actual equipo de
asesores, otros dicen que es porque es
un valor seguro... Lo único cierto es que a
partir del mes de octubre Nuestra Señora
del Buen Consejo tendrá un despacho en
la Consejería de Medio Ambiente.
Desde ya se trabaja día y noche en la
instalación de un altar que contará con

la imagen de la Virgen bendecida por el
mismísimo Benedicto XVI, así como estampas del Top 10 de los santos más milagrosos y una ristra de cirios pascuales.
Se desconoce si la Virgen cobrará un
humilde sueldo como el de sus compañeros. El Ministro del Interior en funciones,
Fernández Díaz, pondrá una medalla a
esta Virgen por su servicio a España.

Cifuentes busca
asesores que puedan
asesorar a los
actuales asesores
Cifuentes, preocupada por el escaso
bagage ambiental del equipo de asesores de medio ambiente, va a proceder a
contratar nuevos asesores que puedan
asesorar a los asesores existentes. Como
es posible que a alguno de los nuevos
asesores haya que ir a buscarlo por los
despachos de la calle Génova, no se
descarta que pueda volver a contratar a
asesores que asesoren a los asesores de
los asesores de los asesores (y así indefinidamente).

Familiares de varios
asesores piden que se
frenen las políticas de
conservación
“No vaya a ser que por salvar la vida
de un lagarto rastrero o de un insecto inmundo, le recorten el sueldo a mi mujer
y no pueda pagar las clases de equitación de los niños, el club de golf, el colegio privado, las monterías en Extremadura y el chalé de la sierra”, ha comentado
uno de los afectados. Argumentan que
si los animales y las plantas están vivos
será que son capaces de vivir por sí solos y si se murieran es porque Dios lo ha
querido y por tanto “menos medidas de
conservación y más sueldo para nuestros
familiares”. “¡Con lo bien que asesoran!”,
ha dicho otro familiar.

Un asesor que se
gana el sueldo
Hemos recogido una conversación de
González Taboada con uno de sus asesores. Y este le asesora la mar de bien: “La
tortilla de patatas, ¡siempre con cebolla!”.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful