Está en la página 1de 88
ANO/CERO IN Toho eal PNA < 10) a0) numero 10-279 Avatar es real: transnacionales contra pueblos indigenas | Al | ae} y said OVNIs secuestran y ENOL) eee f o 3 LOS HOMBRES DE LAS SOMBRAS: Machu Picchu REC TS SIRIA: LA TRAMPA DEL DIABLO i ENRIQUE DE VICENTE A cierre de esta edicion el mundo esta expectante ante un posible ataque norteame- ricano contra Siria, que no seria una operacion quirdrgica para acabar con el dictador ¥ sus secuaces, sino de una verdadera carniceria que causaria més suftimiento y fa- voreceria a os colegas de Al Qaeda, tan sanguinarios como sus oponentes. El cora- 6n y la raz6n nos dicen que no se trataria de un intervencionismo mais, como los de Ubi o Irak o Aiganistan. Porque ya han manifestado su oposicion al mismo China y Fusia.Y sobre todo porque esta es una guerra de fondo reigioso, donde la mayoria ‘uni del pais esta siendo empujada a rebelarse contra sus drigentes chils hachem ‘as, que cuentan con el apoyo expreso de Irén, Hezbollah y otras combativas faccio- res chifs. Pues sus profecias anuncian como sefiales que precederén a la aparicién del Mahdi figura mesidnica que aguardan todos los chiis~ muchos acontecimientos recientes, seguidos por la destruccién de Damasco -también profetizada en la Bibla— yun ataque contra iin, que desembocaré en confrontaciones internacionales terble- ‘mente destructivas, la derrota de sus atacantes y la destruccién de Israel. En el lado ‘opuesto, a inflyente minoria de judios que aguardan la legada de su mesias. En me- do, azuzando la coisién, os turbios y diabSloos intereses que han provocado todas: las guerras.Y, encabezando esos itereses,e! principe Bin Sultn, crector de los ser- Vicios de inteligencia saudis, pro-americano, pro-sraelly viulentamente ant-chil. Le llaman el Maquiavelo de Oriente Medio; digno sucesor como tal del padre de Bashar ‘Al-Assad, a quien se permitieron masacres mucho mayores que al actual presidente Siri, porque sabia jugar bien sus bazas, apoyando a occidentales y Saudis en la gue- rra del Golo y otras crcunstancias. Hace poco, Bin Sultan se permité ofrecer a Putin, si apoyaba el ataque contra Sia, mantener la base rusa en ese pais, prebendas pe- troliferas y garantizar la proteccién de las préximas Olimpiadas de invierno en Rusia, “Porque nosotros controlamos a ls (terorstas) chechenos que las amenazarm. Se- ria. 61quien esté armando alos rebeldes y quien les habria entregado unas armas qui- ‘micas que 0 no sabian manelaro alguien dispers6 para provocar la intervencién ooci- dental, segin dversos testimonios... Ante la duda, s6lo cabria confar en el papel de Fusia como érbitro, esperar a una investigacion imparcial de la ONU y bombardeara los refugiados con ayuda humanitaria. mam ANO/CERO ; #25 "yeeros Se ee ame reer ee eee ee ALTO SECRETO: RUINS EN MARTE Y EN LA LUNA Astronautas¢ ingenicros de la NASA revelan informaciones explosivas Pe Soro «ALGO» IMPACTO CONTRA EL METEORITO DE LOS URALES rh MACROAVISTAMIENTOS EN CANARIAS Y SEVILLA 68 OTROS REPORTAJES: 82 Descubren secreta en Mach Pichu Pa td Pa ocrocu NOVEDADES LITERARIAS Y CONVOCATORIAS hh) errs Leon = MIRANDO LA TOTALIDAD ‘i desea que su carta mano 30 linas- se pubqu en esa seein, data ‘AVOCERO so esora el dreco aetractarerasunir ls contnies de ls crtas EXPERIENCIA PARANORMAL "™ Nunca he creido en la exis- tencia de fantasmas, pero mi opinién cambié radicalmente {yt hace responsable de as epinesrefllads en et pagina. tras protagonizar una serie de = Se __expetioncias.Ciertanache, ha- @ CONTACTOS SS ae ee ey ea eee ree lectores de ANOICERO. Por supues to, garantizamos la confidencialidad Coen ce unos dos aos, cuando es taba acostada en mi cama a punto de dormirme, unas ma- os Invisibles tiraron de las rmantas de golpe. Me llevé un gran susto no pude pegar 0}, pero acabé olvidando el asun- ta. Sin embargo, dos semanas después el hecho vovie a re- petirse. Me ocurtié dos o tres veces mas, asi que una tarde 500 conté ami madre, quien sorprendida me dijo: «zNo te acuerdas? Esoesloqueteha- cia tu tio cuando eras peque- fa, Si venia a casa y estabas durmiendo, te despertaba de ‘esa manera». Era cierto, mitio r Damian, falecido meses atrés, solia gastarme esa broma de ita. Quizé quiso despedirse k demideesemod. = ‘carota Durén rn Veleneia(Espane) «> ALAOUWA = Me ha parecido muy inte resante ol reportaje ttulado Ouija: cientiicos investigan ef tablero maldito (ANO/CERO, 278), pues creo que son necesarios estudios riguro- 0s sobre el asunto. Hace casi veinte afios, cuando era un adolescente, varios ami gos decidimas «jugar» al es- Piritismo en casa de uno de nosotros, aprovechando que sus padres estaban fuera. Costé que se moviera el vaso, pero al final se presen- ‘éuna entidad que nos trans- rmitié unos mensajes sobre la paz en el mundo y similares. Pero cuando fuimos a quitar los dedos del vaso, yo no pu- de hacerio, Lo intenté sin &x to varias veces y me puse muy nervioso. Después de media hora, consegu‘ tran- quilizarme y lo logré. Desde entonces no he vuelto a practicar la oulja = Barcelona (Espane) qn GHA TENIDO ALGUNA EXPERIENCIA PARANORMAL? q GHA VIVIDO 0 SIDO TESTIGO DE UNA EXPERIENCIA 0 ACONTE- CCIMIENTO EXTRAORDINARIO QUE HAYA INFLUIDO EN SU VIDA? ‘SIES ASi, ESCRIBANOS CONTANDONOS LO SUCEDIDO. PUBLI- rn CAREMOS LAS CARTASY LAS FOTOGRAFIAS MAS INTERESAN- ti TES. DIRLIA SU CORRESPONDENCIA A: EVISTA ANOICERO, C/ MIGUEL YUSTE, 33 BIS. 28087 MADRID. (CORREO ELECTRONICO: ANCERO@EALES), Dee aa Con. ey) ea con per Seed ee et ee eae See We er ee oe ere tor eee ee eee eas eee i Moc las Islas Canarias ASTRONAUTAS E INGENIEROS DE LA NASA DESVELAN SORPRENDENTES INFORMACIONES PROS Se us PSS R en CSR er CE ea Cy Pos OR a Pee ano DE aL BU SESS lo CU) superficie de nuestro STM co POMS Coe CUCU Uy PCL CUE UR DES RS CR oe PROC RUT OCMC CUD) ary COS ae Peed ge JOSE A. CARAVACA Oe eee ae tables ls investigadores y extrabajadores de la DS ee eee | nnorteamericana de ocultar, manipulary falsear eee eae ts Cte tte eae lo llamativo de todas estas caved ue apuntan ala presencia de estructuras ai Ceo ee ea eg Ce iter ue ee aaa Co aces ee eis ee eee aa eee Cn Oa eee te tat WNT < aS ALTO SECRETO: UAT Ae a pu eee en ea ers eer eu ee ar end mes més tard, el astrénomo britnico H. P. ree eu Orel eee ae ay de observadores se unis el profesor Patrick Moore, de la Asociacion Astronémica Brin eet ee es Cue cua es eens “Tampoco tiene despercicio la nota publicada el 410 de junio de 1970 por el diario The Dally Te- ee es ena Sede Taatnbarntatyrde oat Be ed se ee eed cee eee Sees ener eto) Co ee tc See eed ee Dee eee ces ciales Lunar9, dela URS, y Orbiter 2, de EE Oe eee se eter ete ae re ea end Pe ee ee dos ubicados en dos lugares muy distantes eee eee Reena Cen ee eur Ree een ea i ered eta eee eee tee Pee eee en ay Cee ee oe eee re ene eee cons peice et toms Pe eee cet ey eee ed eee ‘como la formacion de burbujas de g eee De Ee) oe uct Cee a ee Ti ee et See ne se han detectado una serie de lineas rettas Us _ fe ee ta ee ete eee Se td ee eee es ee ee erates Peeters me csr Peer cP Pee urn es Ce eet set Se uti Ly Caer cae tent ee nan ec eee ee Pree tt ee Na ait ee ee cae eet ee a eee eee eres = Co ee aie Pee ear ee eterno a AMMA ioe Cee Ci os See paartamento de Conservacion de Fotos de la NASA, aseguré en rueda de prensa que en los Ce ay Cee eee ers servaban construcciones artficiales sobre la A eer No hay ucta de que Ju 2 Vere era un adelantada osu época. Muchas de sus profecias iNerarias ce han visto cumplitiass con al paso de los afos. Sn embargo sus novelas siguen alber. ganda claves de nuestra fy. Suro. Eso af menos se des: prende de une de sus obras mas celebres y conoodas, ma (1870) certo galo nos habia daramente sobre la exstencia de una civilize clon exvalerresre en nues ‘vo veana satalte. En ias pa. ginas de la asombrasa y visonana novela. lor res astronautas creados per ia plurra.del Verne. Barbcane, Win qua los edited. Kan Jebratos a NASA de manipusr is méganas de a abrizafes y cas mikonas para ccae as uae rua al pt Tambiin Rictard Hoagand, asesor conti da la NASA durante la miaiin Agaio 11, cer fimé qua -Ibe atronaveas trajaron ala Teta gunes magwraks a ticaiae-.Alo qua af sa! la Luna duscubrivron un sorprendente sbeokita cenfdencial tad. Hoagand asogura qua han sido fotogratadas sobre of satélts inemenaad ninas, ademéc de Goanticcas bodes de cristal, tinaias y tho de edficacones diamante articishea qua podiian tenet miss de afca da antgue Nichail y Arian. se encuer> tran reatzando un vuelo or beat sabre ia Luna, cuando descubren los vesigios de una ciudad selersta. La des: enpcion de dichos restos corcide. casi a la perfec: on, con lag informacanes reveladas en jas uttrrans dé caxdas por ereieadcs de & NASA e invessigacores. Por ejemplo, penodistas como J 4 Bentez wtuan estas construcciones en el crater Maikte, en e| Mar de la Tran- quilidad. Si leemos con atenocn Avedodoy dela Lu» na, comprobaremas que Yeme nos da pistas para ubear ef emplazamient de jos vestiges lunares. Justo que pariciee an varios de be propactos Apo ible revels que -nuvstros astronauts inas de cudades wnarea primes y Dive sabe qué mas io Binur, oto artiguo amplaads de ta NA, de comrdladtoras de ta NASA con Nell Arma: trong y Buzz Alden 108 dos adtronautas del Apolo 11 qua pisaron sudo linae- a ants da anal raservado, on la cual $0 refarian a da de OVNls durante of auurizaja del moduto espacial 100) NASA: ,Qu6 hay aN? Contes doi aii Kaman a Agate 11, Astanauta Apolo 3: Estamos aguas wes. a homes encantade vistantes.(..) For las www akasice.com ni dunt a estas lineas, res imagenes que uesron ura esratas marcas eniinea recta sabre la supert- ‘le ela Lua, ‘desde hace mucho tiempo. fuera hay aparatos espaciales. Estén alineados en filas al otro lado del crater. Casi todas las misiones lunares han tenido epi- sogios sin aclarar. Por ejemplo los astronautas, {dol Apolo 17 Eugene Ceman y Harison Schmit, Informaron al Centro de Control en Houston que ) Digo que ahi «algo» habia impactado contra el médulo espa- ial mientras estaba posad, haciendo explotar luna de las antenas. La comunicacion es mas ‘que enigmatica: «Si, explot6 algo sobrevolando justo antes, ;Dios, pensé que habiamos sido ‘golpeados por una de esas cosas!» SON UNAS CUPULAS INCREIBLES: En este sentido, Maurice Chatelain, exdirec- tor de los Sistemas de Comunicacién de la NASA, dijo en cierta ocasién: «Todos los vue: los de los Apolo y los Geminis fueron segui dos, unos a distancia y otros muy cerca, por vehiculos de origen extraterrestre u OVNI Usted prefiere lamarlos por ese nombre. En todo momento ocurrié lo mismo: nuestros astronautas informaban al Centro de Control de las misiones, desde donde siempre se les cordenaba silencio absolut». Muchos investigadores argumentan, no sin razén, que sila NASA no tiene nada que ocul- tar durante sus misiones, por qué sus técni- os y astronautas utiizan nombres en clave para definirciertos «elementos» observados sobre la superficie lunar? Es un hecho cons- tatado que en las comunicaciones radiales entre el Centro de Control y los «explorado: res espaciales» se emplean algunas expre- siones que indudablemente obedecen a un ‘cédigo interno que sélo conocen las partes implicadas. Dichas claves también han sido utlizadas por os astronautas para describir anomalfas en la superficie lunar. Ensu libro La Luna, una misteriosa nave espa- cial(Pomaire, 1978), Don Wilson escribié:«Aun- que la NASA siempre ha delendido que los de: ‘cubrimientos de las expediciones a la Luna y al espacio nunca han sido mantenidos en secre- to, es interesante sefialar que el Dr. Farouk El Baz, uno de sus mas antiguos cienticos de la rmitié también que la NASA utliz6 ciertos cé- gos durante algunas de las conversaciones tenire Control y astronautas: Jo) detente su realidad. El alto cargo del Ejército le mostro fotografias en las que se observahan figuras geométricas, torres y edificios esféricos \Veamos algunos ejemplos de esta clase de co- ‘municaciones. En la siguiente transcripcion se fescucha al astronauta del Apolo 17 Ronald Evans: = Control NASA: Adelante Ron. Ronald Evans: De acuerdo, Robert. Creo que la cosa sobre la que quiero informar es que he ‘mirado otra vez la... a... hoja de tol en Ait ‘ken con los binoculares. ¥ esa cjpula del lado sur (inintoigble) hacia el est. Control NASA: Copiamas eso Ron. ¢Hay al ‘guna afferencia de color entre a ctpula y el Mar Aitken? ~ Ronald Evans: Si, lahay... Ese Condor, Con dorsey 0 Condorecet 0 como quieras lamarte. E1Hotel Condorecet es e!que tiene la forma de diamante abajo en el... uth... suelo Durante ia misién Apolo 16 también two ugar otra desconcertante conversacion: ~Astronauta Charles Moss Duke: El escenario ‘desde la cumtre de la Montana de Piedra. Tendrias que estar alli para creero... Esas ci- plas son increible. ontrol NASA: De acuerdo. ; Puedes echar tuna ojeada por a zona grisacea y ver qué pue- ‘des distnguir por la superficie? Charles Moss Duke: Detrs de las cpulas, la estructura entra en la barranca que describ y va hasta la cima. En la pared noreste de ia Los strona tas James tevin (arta, en a barranca no se puede ver la delineacién. Hacia ‘may David el noreste hay tineles, van del norte hacia el ‘Seat (eta), este con una incinacién de unos 30 grads. et Apo 1, En otro momento dela conversacién, el astro manera rnauta Charles Moss Duke afirma: «En el fon- ra eta do esta cubierto con bioques de unos cinco conversacin ‘metros. Ademés, los bloques parecen tener anel Conte luna orientacin preferentemente de noreste a eCanta. sudoeste, Suben por toda la pared en estos dos lados, yen el otro s6lo se pueden ver co: ‘mo en una proporcién del cinco por ciento. El oventa por ciento del fondo esta cublerto con bloques de unos cincuenta centimetros mas». Todo parece indicar que en algunos momentos utiliza una serie de claves para co- municarse, pero también alude claramente a Ccopulas, derrumbes y tuneles, Existen muchas més conversaciones que ccontienen elementos sumamente sospecho- 05, ante los que la NASA no oftece ningun tipo de explicacién. Por ejemplo, el 15 de agosto de 1971 los astronautas David Soott © James Irwin, del Apolo 15, informaron sobre la existencia de unas extrafas huellas en la superficie de la Luna = Scott: La punta de flecha realmente corre del este al oeste. Control NASA: De acuerdo. Copiamos. Irwin: Huellas al bajar a cuesta, ~ Control NASA: Seguis las huellas, 2eh? ~ Irwin: Es0 hacemos (inineligible). Sabemos (que es una buena carrera, Estamos aguantan- do 320, pasicién de tro 413. No puedo olvidar las alineaciones que formaban capas en al Monte Hadley. = Scott: Yo tampoco. Era verdaderamente es: pectacular. = Ini: Procioso. — Scott: ;Hablame de organizaoiBn — Irwin: Es a estructura mds organizada que he visto Scott: Es (ininteligible) tan unitorme en la an: chura. = Irwin: Nada de lo que hemos visto antes ha ‘mosirado una espesura tan unitorme desde la ‘parte superior de las huellas hasta el fond. Don Wilson, el escritor anteriormente cita. do, también hace referencia en su libro al avistamiento de insélitas marcas sobre el terreno lunar: «He aqui otra extrafa conver- ssacién de Harrison Schmitt, el experimen: tado plloto del Apolo 17, quien informé con gran excitacién: Veo huellas que van hacia arriba por la pared del crater’. .Y qué quie- re decir la misteriosa respuesta que el Cen- tro de Control envid ante la observacién?: “Tus fotografias muestran directamente en: tre Pierce y Pease. Pierce Brava, dirigete a Bravo, Whiskey, Whiskey, Romeo'» Por qué utlizar palabras en clave sila NA- SA no estaba tratando de ocultar nada? En ‘este sentido, el periodista cientifico Joseph Goodavage escribié: «Cuando se descubria algo, los astronautas y el Centro de Control aparentemente utlizaban un cédigo estable- cido de antemano, algunas veces incluso por Un canal alternativo». No debemos olvidar que, pese a las apariencias, la NASA es un estamento militar. De hecho, colabora con las principales agencias del gobierno esta- dounidense en tareas de defensa, espionaje y desarrollo armamentistic. También resulta reveladora la historia que narré en piblco varias veces el sargento Karl Wolfe, de la Fuerza Aérea de EE UU. En la década de los sesenta, el miltar trabajaba como técnico fotogratico del Comando Aéreo Tictico. Estaba destinado en la Base Aérea de Langley (Virginia), donde, entre otras ima- genes, se almacenaban las obtenidas por la sonda Lunar Orbiter, el segundo programa de reconacimiento lunar de EE UU. Ali conocié a un ato cargo del Ejército que le hhablé del descubrimiento de una base extra- terrestre en la cara oculta dela Luna. Incluso le mostr6 fotogratias donde se observaban figuras geométricas, torres, construcciones esféricas de gran altura y estructuras parec das a platos de radar, pero de proporciones colosales», confesé Wott. Algunas ediicaciones tenian tamafos gigantes- 08, con mais de 800 metros de largo, y pare- cian poseer un revestimiento refractivo, mien- tras que otras quardaban cierto parecido con las torres de retrigeracién de las centrales nuclea- res. A la fuente de Wolfe le sorprendié que en grupo que analizaba aquollas imagenes ha- bia civles extranjeros, acompafiados de tra- ductores, También le lamé la atencién que di- chas tareas se reaizaran en la Base Aérea de Langley y no en dependencias de la NASA, Aigunos investigadores compro- baron con estupefaccién cémo va- rias fotografias de las misiones luna- res estaban retocadas manualmente, En una época en la que el photoshop ‘era una quimera, los expertos de la NASA utiizaban un simple aerégra- {fo para manipular las imagenes que habfan obtenido los astronautas so- bre la superficie lunar. Con la ayuda de técnicas modemas de escaneo digital, varios estudiosos consiguie- ron descubrir qué fotografias «adul- ter6» la agencia espacial y, todavia mas importante, qué «borré» la NA- SA de las citadas instanténeas. En Varias de las mismas se aprecia una construccién en forma de cipula «Eran estructuras gigantescas ~dijo Wolfe, refiiéndose a las instanténeas que habia po- dido observar-. Tenian formas diferentes y al {unos edficios eran muy elevados y estrechos. Eran fotografias en éngulo, con sombras. Ha- bia edificaciones enormes, estéricas y con for ma de domo, Se veian claramente, Traté de compararias mentalmente con estructuras de la Tierra, yno eran semejantes a nada que yo hhaya visto aqut en cuanto a tamafio y estruc- furan. Ademas, Wolfe descubris que la Agen- cia de Seguridad Nacional (NSA porsus siglas €en inglés) estaba al mando del proyecto. «Me hhubiera encantado haber hecho copias de aquelias sorprendentes fotografias ~relalé el ‘sargento-, pero sabia que era un riesgo enor- ‘me, tanto para mi como para el militar que me habia mastrado las imagenes Pro lejos de ser una confesién alsiada, la de Wolfe se suma a las de otros exempleados de la NASA que se refieren a construcciones en la Luna, Es el caso de Alan Davis, que trabajé pa- ala agencia espacial durante la misién Apolo 11. Este confes6 ante los perodistas José Luis Hermida y Pepe Ortiz que habia podido obser- var imagenes de edificaciones atifciales sobre la superficie de nuestro satelite (ver siguiente re- portale, ttulado Habla Alan Davis, ingenieroe- fe dela NASA). Los astronauitas habrian fma- {do dichas nuinas, pero esas grabaciones jamais ‘se mostraron a la opinin publica. Davis fotmaba parte del equipo de telecomuni- caciones de la agencia espacial de EE UU des- plogado en la Isla Antigua, en el Caribe. Gra- cias a su estratégica ubicacién, all se recibia junto a los astronautas. Aunque es- tas fotografias han sido presentadas ‘en multitud de ocasiones como el re- sultado de una ocultacién por parte de la NASA, la verdad es otra, como vveremos a continuacion. Si observa- ‘mos detalladamente el trazo de la cti- pula, nos daremos cuenta de que se Superpone a la linea del horizonte. El autor del presente reportaje localiz6 la filmacion original de la que se e trajeron algunas de las fotografias, ‘comprobando que las pretendidas cipulas son producto de un simple teflejo sobre la cémara. Por tanto, le- jos de la conspiracion, en este caso NASA se limit6 a eliminar reflejos para embellecer las tomas realiza- directamente la sefial de los astronautas des- de la Luna, para reenviarla por cable submar oa EE UU, desde donde se transmitia al res todel mundo con cierto retard, para evitar que los milones de televidentes pudieran observar alguna escena «no conveniente». Davis asegur6 que en las pantallas de su mo- ritorpudo apreciar perfectamente c6mo los as- tronautas se acercaban a una gigantesca es- tructura artificial. Se trataba de un enorme hangar elaborado, al parecer, del mismo mate- tial ro00s0 visible sobre la superficie lunar. Na- turalmente, nada de eso lage a la mulitud de tolespectadores que soguian atentamente la ‘gran proeza de la NASA. Dichas imagenes, se: {in el ingeniero, fueron censuradas y ocuttadas por la agencia espacial estadounidense. Parte de las informaciones divulgadas por Da- Vis fueron confirmadas por el conocido escritor € investigador OVNI J.J. Benitez. Uno de sus Confidentes ~identifcado por el alias de Mito Fgjo-; un alto militar de EE UU ya fallecdo, le hhabria revelado una de las razones por las que cl Eagle, el médulo del Apolo 11, alunizé en la regién del Mar de la Tranquiidad: para analizar y fimar unas ruinas previamente fotografiadas. or distintos satdites, entre las que destacaba ln enorme «hangar» abandonado. «Seguin Mi lo Fiojo ~narraba Juanjo Benitez en el capitulo titulado igual que el alias de su confident, den- tto.dela serie documental Planeta Encantado-. todo empezs en la década de 1940. En esas fe- chas se regjstraban intensas oleadas OVNI en el mundo, que pusieron en alerta a militares so- vi6tcos y aados. Para ellos estaba claro: aque- lls objetos, aquelas naves, no eran humanas. Concibieron la necesidad de reforzar los siste- mas de defensa y dar absolut priridad al es- ppacio. Durante una década fueron confirmando lo que ya sabian. En total, sin contar con las imagenes de la URSS, la NASA recbié 290,000 fotogratias del satéite natural, Muchas de las imagenes presentaban muros o carreteras paralelos de kilimetros de longitu. La operacion encubierta desarrollada durante la misién Apolo 11 estaba perfectamente pla- rificada. Segin se desprende de las informa: Ciones de Miro Rojo, a sonda Surveyor 5, an zada el 8 de septiembre de 1967, alunizé muy cerca del hangar con instrucciones de carto- grafiar al milimetro dicho edifcio y sus alrede- dotes. El ingenio logré nada mas y nada me- nos que 19.000 fotografia. Era el paso logico previé a la misién Apolo 11 *Y legé la hora de la verdad, la secreta razén por la que fueron alla Luna ~continda relatando das por los astronautas. Ariba, militar Kar Woe Ase, imagen omada por el Lunar Orbiter 2. ang eorasety Sogin iersosinvestigadares, uno los planes scrtos et Apolo 11 (a ‘cha mien era far analizar we mitre etuctur atin essen ent Lana, Ariba y dei os rezonstuceones de deh eilelo en base a loses astronauts de ecaraciones de varios exemleados de a NASA altura maxima Eran las ruinas de una construccién de sesenta metros de largo por nueve de alto, en la que también se distinguian ventanales Loonar Rite igi un proyecto para lanza una Bomba ati en a Lona Benitez Esta fue la tnica y secreta verdad: al rte del crater Motte, Armstrong y Aldrin fma- ron una inerefble construccién. La pelicula de 14 minutos jams fue difundida por la NASA. Mir- lo Rojo fue uno de los pocos norteamericanos ue tuvo acceso a ella. Més adelante, en nue- vas misiones espaciales a la Luna, siguieron grabando los edifcios en ruinas. Después de cumplido el objetivo militar, esas edticaciones fueron destruidas. Los miltares no permitieron la presencia de dichas ruinas, pues podria pro- vocar el caos en la Tierra. Es0 djeron. Elhrangar era de gran tamafio: al menos unos 60 metros de largo por nueve de alto. Se ds- tinguian 12 ventanas en sus lados y el gro- sor de las paredes en la entrada era de unos cinco metros. Los astronautas tomaron me- didas y muestras de la misteriosa construc- ci6n, que trasladaron en secreto al médulo lu nar para su posterior estudio y andlisis en los laboratorios de la NASA. Pero éstas no fueron las tnicas ruinas fologra- fiadas en a Luna. Segin Benitez, en unas ins tanténeas obtenidas por la sonda Orbiter 2 en noviembre de 1966, «se aprecian dos muros 0 carreteras paralelas de 27 km de longjtud, Ca- dda una de estas construcciones, totalmente ar- tifciales, iene una anchura de 450 metros».En la imagen que Mio Rojo faciité al periodista, ‘se aprecia incluso que el «muro» o linea de la , similar a un estadio de futbol, constituida por unos muros rectangulares. (Observando estas imagenes, obtenidas por e! MRO, podemos determina, sin ningun género de duda, que en esta zona de Marte existe una clara anomalia geolégica. Pero todavia hay ‘més, porque si ampiamos dicha érea geogré fica, cistinguimos una gigantesca consiruceion fen la parte superior de la fotografia. Semeja un Aaj ata aquleta, edt de a ona 3, ence ‘aque paecen una serie de constuccione ampiacé). anit, supesta pula con oma ‘Aria, sapuesto efi de varias alras sore ta supertcie mariana Bajo estas lines, sme. edificio y una gran plaza dolimitada por muros © construcciones horizontales. Parecen ruinas ‘abandonas hace muchos miles de afios y cas- tigadas por la erosion y los catacismos. Dichas ‘ficaciones siguen unos patrones inteliger tes. De hecho, teniendo en cuenta el espacio fi- sioo en metros que representa cada uno de los pixeles de la fotografia, la sombra del mencio- nado edificio indica que éste debe tener una altura aproximada de noventa metros. En esta misteriosa regién de Marte se aprecia. tuna inmensa zona con muros horizontales de- rruidos y una construccién repleta de arcos. En cl perfil superior izquierdo de dicho edificio se ‘observa perfectamente un anguio de 90 grados. Side nuevo comparamos la antigua ciudad ra ‘fen ruinas de Orins con los vestigios marcia. ‘Nos que nos ocupan ~fotografiados en 2006 porla Mars Recoinnanse Orbiter otra vez sur {gen los parecidos mas que razonables. Si una sola instanténea en alta resolucion descubrid tantos aspectos andémalos sobre la superficie del planeta ojo, ;qué no podriamos halla sise fotografiara esta zona de Marte empleando la ‘ima tecnologia? Lo cierto es que la NASA de- cidié digi su satelite a esta drea geogrtica por luna clara razén:la presencia de los vestigios de lun canal fluvial lamado Ogygis Rupes, cerca, dol crater Argyro,situado a 35°S y 55°E. ‘Sihacemos la comparacién entre las ruinas del desierto de Iran la espectacular formacion de tuna zona de Marte llamada Arabia Terra, ob- sservamos de nuevo un angulo de 90° que no 5 natural. Sinos fjamos en las sombras del terreno cercano a la franja de mayor tamano, distinguimos una depresién queloculta lo que parecen ruinas tapadas porla arena. Hasta ahora nos hemos hecho eco de los ha- llazgos de la NASA en Marte, pero lo cierto {8 que los soviéticos también realizaron sor- prendentes descubrimientos. Una de las mu- has sondas que perdié la antigua agencia espacial de la URSS, la Fobos 2, estaba fo- tografiando la regién del créter Argyre el 26 cde marzo de 1989, cuando de repente una de las imagenes mostré una impresionante red de cuadriculas. Inmediatamente después, la sonda realiz6 una iltima toma, en donde se puede apreciar perfoctamente una sombra lenticular de klémetros de extensién, ylos so- viéticos perdieron contacto con la nave no tr: pulada para siempre. Muchos cientificos de la propia Unién Sovietica concluyeron que un gigantesco OVNI lenticular habia inutilizado la Fobos 2 para impedir que continuase tomando fotografias de la zona. 126 de marzo de 2002, justo trece afios des- pués delincidente al que acabamos de aludir, la sonda estadounidense Mars Odyssey rea- liz6 instantaneas en infrarojo de un area situa- da a pocos metros de las extrarias cuadricu- las que los rusos tuvieron la oportunidad de fotografiar en 1989. ‘Tanto en las fotografias antiguas como en las. moderas, se observaban grandes estructuras de aspecto geométrico, orientadas hacia el norte, También se pueden apreciar trapecios ritidos y definidos,lineas rectas, una especie de hendiduras perfectas y regulares y angulos sorprendentemente rectos. ,De qué se trata En las imagenes se ven grandes estructuras de aspecto geomeétrico, ademas de lineas, trapecios y angulos rectos 20 ‘sobre a superficie Mart. Aria, comparacion entre dicha imagen amplia- ayy las ruins de Oris Dereea, eva compara ade estueturas marianat yor testes. www.akasico.com La Fobos2 capt extra estructuras (aria) yuego aparecié un (OVNI (zd). tentonces? Es posible que estemos ante una fortficacién abandonada hace miles de afios, similar a lo que se ve en la fotografia aérea de Ja zona de Tahkt--Sulayman, en id. ‘Apesar de os importantisimos hallazgos que las diferentes sondas espaciales han obteni- do sobre la superficie marciana, lo cierto es ‘que muchas de las misiones, tanto soviéticas ‘como estadounidenses, acabaron en el mas completo de los fracasos, en buena parte de los casos a causa de la desaparicién de las raves espaciales no tripuladas. En este sentido, una de las mejores investiga: clones sobre los secretos de la carrera espa- cal dela extinta URS, lalievé a cabo en 1999 clcientificoruso V. G. Perminov por encargo de la NASA. En el memorandum que escribi, po: demos leer lo siguiente: «La primera parte de la exploracion de Marte ha terminado, Sorpeen- dentemente, no hemos encontrado ni Phobos Infrared Mars Image ENERO Ee. Las sopestas unas eaptadas ea rei de Hytapss Chaos anita) se parece as de Tat Sulayman (a. vegetacién, ni fauna, ni vida inteligente. Sin ‘embargo, si hemos podido verificar la existen- cia de cursos de rios en donde el agua ha s do drenada. {Qué ocurié? {Por qué desapa- recié aquel inmenso volumen de agua? ¢ Vivid en Marte alguna clase de especie inteligente, capaz de realizar una obra de esta clase?» Pero las imagenes mas impresionantes han sido obtenidas en la regi6n marciana de Cy- donia, muy cerca del famoso y gigantesco rostro, hoy desprestigiado por las ciltimas fotogratias realizadas porla NASA en 2002, las cuales podrian haber sido manipuladas, ssegin defienden algunos investigadores co- mo el anteriormente citado Richard Hoa- gland y muchos otros, Pero lo interesante de esta zona no es la pre- tendida cara, sino una gigantesca pirémide Mas alla de los estudios que puedan realizarse sobre la cara de Marte, la atencion de diversos grupos de investigadores se cen- tra Ultimamente en la pirdmide pentagonal, ya que es muchisimo més perfecia deo que en un prin- Gipio podriamos suponer. Es im- presionante la cantidad de calou- los perfectos que podemos determinar con sus medidas. Ra- tios de angulos, radiantes angula- res de piy perfectas referencias al numero 19.5, entre otros. Los ik timos estudios también apuntan a ue la zona es inusitadamente r- ca en construcciones que tienen relacién geométrica entre si. De primeras, localizamos tres ni- eos: la ciudad, la cara y la gran pirémide. Si nos fiamos en la pi- ramide, podemos comprobar que sus vertices superiores sefialan a la ciudad, ala cara y ala torre en espiral. En la zona también exis- ten proyecciones ortogonales que siguen el teorema de Tales (en co- lor verde en fa imagen inferior), denotando un perfecto equilibria en todas las proporciones. Por oro lado, son visibles una serie de estructuras cercanas ala gran pirémide pentagonal. Elinvestiga- dor Richard Hoagland realiz6 una serie de célculos que denotaban la perfecta construccion matemé- tica de la zona, descubriendo geometrias que también incluian algunos extrarios monoltos 0 do menes, aparentemente dispersos por esa llanura del misterioso complejo» de Cydonia enporada 31 Sobre eat ineas, imagen general de a rgién maciana de Cydonia, en don localiza a ‘mayor parte de las anamaliasdesevbiels hasta ahaa, como ol amos rosto, una supuesta cugad las desconcertantes pir ‘ran suprtctaestucura atom, ee “KH2% 22 antes. Abajo, relaciones geométicas entre dckas estructura Pad coal oor cr en TAN F cos ar ‘Sobre estas lineas,amplacién dela zona ms Intresante del ropén de Cydonia en aque vem a lén geomética ene las andmalas estructura. hexagonal situada a pocos Kilémetros de la misma. Dicha estructura pétrea posee unas medidas que van més allé de la casualidad ‘matematica, De hecho, si estudiamos cada uno de sus elementos, parece estar forman- do una espiral aurea basada en el niimero phi (1.61803399), en realidad una auténtica ‘muestra de saber cientifico, Pero centrémonos en el rostro marciano que tanto ha dado que hablar ~situado en la llanura de Cydonia Mensae a 33°N y 13°W, entre Acidalia Manitia y Arabia Te- rra-, el cual fue fotografiado porla Viking 1. Dicha sonda espacial fue lanzada el 20 de abril de 1975 a bordo de un cohete impul- sor Titan IIl-E Centaur, desde el complejo de lanzamientos 41, en Cabo Cafiaveral (Florida, EE UU). E125 de julio de 1975, la Viking 1 «retrato esta zona de la supert- ie marciana, buscando vestigios de rios y formaciones montafosas que denotasen actividad geol6gica y voleanica. Las tres fotografias que dieron pie a espe- culaciones de toda clase sobre Cydonia fueron las 3572, 70A11 y 70A13. 2Se tra- ta de una pareidolia -una forma que nues- tro cerebro identifica con algo conocido— 0 estamos frente a un verdadero rostro? La polémica continua hoy en dia, yno se aca- bard hasta que algin ingenio de la NASA sobrevuele la zona a menos de 2.000 me- ttos de altura. Algo que quiza ocurra en un futuro no muy lejano. Pero mas interesante que el popular rostro es loque hay a su alrededor. Las imagenes delas. sondas de la NASA muestran lo imposible: construcciones erigidas en medio de la nada ‘con conexiones entre si. Ahora bien, el ele- ‘mento més enigmético de dicho «complejo» es, sin duda, una enorme pirémide pentagonal, sernienterrada y colapsada por su lado este, pero perfectamente visible, tal como puede ‘Comprobar cualquiera que la contemple. En esta imagen, algo maravilloso toma for- ‘ma ante nuestros ojos: tiene la pinta de una pirdmide en toda regla, también llamada D&M en honor a los investigadores Vicent i Pietro y Gregory Molenaar, quienes po- pularizaron hasta extremos impensables esta anomalia marciana, Si observamos la pirdmide, distinguimos su ‘espectacular punta perfectamente definida y sobresaliendo del terreno. La excepcional ‘geometria de este pentagono incluye equi- valencias ala raz6n pitagérica (ralz de dos), ala raiz de tres y a los numeros pi ye (este ‘Uhimo, base de ios logaritmos). ‘Sin duda, todavia no se ha dicho la citima pa- labra sobre las supuestas construcciones de ‘Marte. Esperemos que préximas sondas espa- Ciales enviadas al planeta rojo nos ofrezcan respuestas, al menos a algunas de las pregun- tas que muchos nos formulamos. Melvin Georgekish, un cazador ‘canadiense, afrma haber sido testigo de la aparicién de no uno, sino de dos supuestos big- foots en un bosque remoto de ‘Quebec. Georgekish conducia ‘sutodoterreno por una carrete- racercana a Wemindj, al norte {de esa regién auténoma, cu {do algo entre los arboles amo ‘suatencién, Fueron décimas de ‘segundo, pero el cazador pudo distinguir dos pares de ojos ro- jos que, segin confesé mas tar- de, parecian mirarle de forma amenazadora. Atenazado por Una ldgica sensacién de desa- ‘sosiego, continué conduciendo durante unas decenas de me- ‘10s. No obstante, una vez recu- perada la caima, dio marcha atrds y regress al punto donde ‘se produjo el incident. Sin em- bargo, después de escrutar con detenimiento los alrededores, ‘concluyé que sus «viglantes» habian desaparecido. «Retle- xloné largo rato sobre lo suce- dido... Pero no hay ningin ani- ‘mal con ojos rojos por estos ‘bosques. Soy cazador y jams he visto nada parecido», decta- reltestigo a CBS News. Curio- ‘samente, y en un esfuerzo por resolver el misterio, Georgekish voIvié al lugar de los hectos a la manana siguiente del susto, ‘Y justo en el punto desde don- de obserwé aquellos inquietan- tes ojos, descubrié huelias de pisadas con forma humana, pe- rode un tamario mucho mayor (arriba, en la imager). Po. Py INDIA Nitish Priyadarshi, un prestigioso ge6logo especiaizado en medio am- biente, ha destapado un inquistante enigma que, como en tantas otras oca- siones, no parecia quitarles el suerio a sus protagonistas. ¥ 6s que los ha- bitantes dela pintoresca aldea de Pis- ka, muy cerca de Ranchi, capital de Jharkhand, estan famiirizados con las spisadas de los dioses» y con la ‘nave que condujo a ésios a la Tie- ra, tal y como describen las leyendas locales. Esa fue, precisamente, la ex. plicacién que le cieron varios aldeanos ‘a Priyadarshi, cuando éste les pregun- 6 acerca de las extrafias huellas que habia descubiert,impresas sobre un gran bloque de granito,a las afueras de la citada localidad. En concreto, ‘ge¢logoindio catalogé un par de hue- llas de 27,9 om de largo por 12,7 de ancho,y otras similares de 25,4 por 11, 4;em. Ademas, junto a las misteriosas «pisadas», observ6 un no menos in Quietante disefio, que los habitantes de Piska identifican como el artefacto volador a bordo del cual ~como he- mosmencionado-llegaron ala regién los «dioses de las estrellas».En suca- lidad de gediogo, Priyadarshi opina ‘que las huelas en cuestion pueden te- ner miles de afios, aunque subraya ‘que, por razones obvias ~estan sobre ‘grarto-, no se corresponden con las pisadas de alguien, sino que fueron talladas por manos humanas. La ra- 226n para hacerlo? Tras entrevistar a varios expertos y consulta diferentes fuentes escritas, el cientfico ha opta- {40 por reflejarla opinién comin al res- ecto: fueron grabadas por las gentes {del lugar para rendir homenaje a los ‘supuesios vsitantes estelares. «Aun- ‘que vivimos en un mundo muy avan- zado tecnolégicamente, estamos ro- deados de misterios insondables, misterios que seguimos siendo inca ppaces de resolver», rflexioné final- mente Priyadarshi = Aco GONZALEZ HpRerERES SMG Ses ie: www.akasico.com CAPTADO EN EL LAGO NESS David Elder, un fotégrato aficionado vecino de East Kilbride, cree que la Imagen que tomé a finales del ve- rano de 2013, desde Fort Augustus, al suroeste del Lago Ness, podria ayudar a demostrar que una crat- ra de naturaleza desconocida vive cenlas aguas de este célebre y mis terioso enciave. Elder capté la ano- ‘mala de forma casual, mientras ob- servaba las evoluciones de un Cisne através del objetivo de sucé- ‘mara, «En un momento dado, avis- 18 por el rabilo del ojo algo oscuro y aparentemente soido que sobre salia on la superficie del lago. De- ba medi alrededor de cinco metros. y.al sumergise, provocd una gran ‘la, cuyas ondulaciones llegaron hasta la orila», relat Elder al Daily Record escocés, periédico que pu- bled su testimonio y la sugerente fotografia que les oftecemos. a5 MAPAMUNDI MAS ALGO CHOCO CONTRA EL a Enlos dias que siguieron ala teribe ex plosién, que caus6 numerosos dafios ma- teriales y mas de un milar de heridos, co- ‘menzaron a circular por Internet varios videos en los que se observaba cémo un ‘objeto impactaba contra el boiido celeste. {Un misi?? ,Un OVNI? Aunque la Red se llené de hipétesis que pretendian explicar la anomalia, quienes debian aciarar ol mis trio “las autoridades encargadas de lain vestigacién- optaron por ignorar tanto el Contenido de las imagenes como aquellas teorias, Sin embargo, recientemente, los et YA INCLUIA EL NUEVO MUNDO sta de la Shing’ rie Bry) ey rr Ue See er mapamundi oa cere oe Gentifcos del IGM, tras analizar los frag ‘mentos del meteorit, han acrecentado e! enigma, aunque probablemente no fuera 6sa su intencién. «Es casi seguro que e! ‘meteorito, en realidad una condita del tipo LLLS, fue sometido a un proceso de fusién antes de caer: Lo que signficaria que hubo tna colision entre el mismo y otro cuerpo nel Sistema Solar», afimd Victor. Shary gin, gedlogo del mencionado Instituto, du rante la Conferencia Goldschmiat, desta- cado foro clentilico reunido en tala Pr maa Se na es SUSU Sa a DE 1h CS a CTS Un documental realizado por un grupo de estudiantes y jovenes licenciados en Comu- nicacién Audiovisual, emitico libremente a través de Internet, se ha convertirlo en un auténtico fenémeno de masas de repercusién planetaria. La Educacién Prohibida des- vela los oscuros origenes del sistema de ensefanza imperante en el mundo, hasado en técnicas psicolégicas de manipulacién de las masas, cuyo fin es forjar ciudadanos ohe- dientes y facilmente manejables por los «duefios del mundo». Ademas, el filme mues- tra una serie de métodos pedagégicos alternatives que apuestan por la formacién de alumnos que aprendan a desarrollar un amplio sentido critico y a buscar su felicidad. profesor ealatlana Cals Abert imé- ez defend un modelo educative aemativo, mucho mis atratvopara ls alunos, Segin a pedagoga Marsa Docamg a- actual sistema de enseiana foment ‘una ferozcompetiividad en ls estuslantes. TD, Emil Uru (sobre estas ieas apna que ta escuela be ser, or encima de eualqu cra cosa, un espacio de desarrl persona ‘as escuelas no sons que espacios de teoy aburrimiento. Hay {que romper la caricatura: maestro en un tablero diciando clases en ple- no siglo XXI».. Quien asi habla es el profesor de Quimica y Biologia Car- los Alberto Jiménez, uno de ls noventa educadores denueve paises que Cfrecen su punto de vista en un documental que se estrené grtuitamen- te;eninteret, y que sélo en el famoso portal de videos YouTube ha sido Visto por mas de ocho millones de personas. La Educacién Prohibida se ha convertdo en un auténtico fenémeno so- ial, pues a su masiva dlusién en la Red de Redes, hay que sumarle las miles de exhibiciones gratutas y la libre distriucién de copias en DVD. Los responsables del proyecto son estudiantes y j6venes recién licenciados en Comunicacién Audiovisual, que obtuvieron el capital ne- cesario para rodar el fime a través de un método cada vez mas exten- didorel crowettunding ofinanciacién colectiva, consistente en que cual- {uier persona puede corwertirse en coproductor donando a través de Internet la cantdad de dinero que considere. A cambio, puede acceder ‘al documental, copiarlo cstribuilo antes incluso de su estreno.. La pelicula consttuye una crtica feroz a un sistema educativo que ‘mata los suefios, las lusiones y las ansias de conocimiento del alum- no, pues el método de ensefianza tradicional que se aplica en la gran rmayoria de naciones del mundo es una creacién de los gobernantes del antiguo Imperio de Prusia a finales del siglo XVII. Su objetivo era ctear ciudadanos obedientes, déciles y dispuestos a defender a la ‘monarquia con sus propias vidas. tra de las voces de La Educacién Prohibida es Marisa Docampo, coordinadora pedagdgica del Instituto Gonzalez Pecotche-Escuela Logoséfica, en Argentina, que critica abiertamente un método que fo ‘menta la competitvidad, el individualismo, el materialismo la obe- dioncia. En este sentido, Emilio Urut, maestro de la Escuela Experi- ‘mental La Bahia, en Ushuaia (Argentina), apuesta por un colegio que ‘sea «un espacio de desarrollo personal, no un lugar donde se prepa ‘al alumno para la secundaria, luego para la universidad, luego pa: ra trabajar y luego, zpara qué?». Los detensores de las nuevas for: ‘mas de educacién denuncian que las escuelas actuales son lo mas parecido a cérceles y cuarteles, con barrotes, muros de gran enver- ‘gadura, alumnos segregados por edades y con la presencia de per- sonas encargadas de custodiarlos para que no se escapen. ‘También crtican el actual método de aprencizaje, basado en memori- ar una serie de informaciones que los chicos «vomitardm en un exa- ‘men y luego ohidardn, puesto que nadie les explica la verdadera util> ddad de esos conocimientos ni de dénde proceden. En definitva, o! trabajo del estudiante consiste en retenerios durante un tempo en su Cerebro, hasta la fecha de la temida prueba. «Fecuerdo que en mi es- cuela, la profesora nos explicé que la formula para resolver el rea del recténgulo era base por altura ~explica Urruti-. Nos mostré cual era la 7 Arb, pat de equipo venesliceniados en Comuniacin Auto visual estullanes qu fmaran ol documentl La Eaveacin roi. ara tae onze (iat) Taensetana ‘cual busca formar cvdadanos dates y obedien tes aa atoiad. base y cual la altura, y a continuacién nos dio una serid'de ejercicios, para que fiéramos el procecimiento, el mecanismo. Funcionaba, muy, bien, ahora, Zpor qué es base por altura? (..) Lo que habia detrés de la formula, €l proceso de su descubrimiento, nos fue arrebatado» Porcontra, en la Escuela Experimental donde imparte clases Urrut tra tamos de que los conocimientos sean el resultado de una experiencia propia del chaval, por los caminos y los tiempos que a cada uno le lle- ve. (...)¥ vamos a respetar es0s tiempos, porque al final cada uno de clos va‘ vvirla experiencia de serlos descubridores de la férmula.(..) ‘Como este ejemplo podria ofrecer muchos otros, Asi, la lectura ola his- toria son puestas al aleance de los chicos para que ellos recorran su propio camino. De este modo, el alumno acabara corwitiéndase en luna persona con citerio propio y sentido ertco, que duda de la autori- ddad, que quiere comprender el porqué del mundo que lo rodea y que toma sus propia decisiones. Exactamente todo lo contrario de lo que pretenden las oltes gobernantes de nuestro mundo occidental (Como apuntamos anteriormente, ol actual sistema educatvo tiene su crigen en ol Reino de Prusia a fines del silo XVII. Sus gobemantes to ‘maron como base lainstruccién miltar practicada en Esparta la ciudad estado de la Antigua Grecia donde los muchachos recibian adiestramien- to obligatorio para la guerra -consistente en un duro entrenamiento, ppruobas obligatoras,fuertes castigos y una obediencia ciega ala auto- ridad-, y atadieron ciertos conceptos de la naciente lustracién, con el objetivo de evitar que en su teritoro las masas se rebelaran contra la ‘monarquia, Nace asf la educacion plbica, gratuita y obligatoria. +={Qué buscaban estos déspotas ilstrados? ~se pregunta Rafael Gon- lez Heck, educador del colegio Rudo Steiner de Chile-. Sencilamen: te un pueblo décl, obediente y preparado para las guerras que tenian La Nueva Escuela busca despertar en el alumno el sentido critico, lo contrario de lo que pretenden las élites gohernantes Lenn Catalin do Rsia (aque capt et modelo rusia de enseanza a inde aplicario en su err. Para ll coaaé Denis Diderot. lugar en esa época entre tedas las naciones que estaban naciendo». Gonzalez Heck revela que otras monarqulas tomaron buena nota de los avances que estaban teniendo lugar en Prusia: «Por ejemplo, Ca talina la Grande de Fusia hizo lamar a los enciciopedistas franceses ppara hacer lo mismo, Denis Diderot estuvo ali para armar un paquete formadr, node ciudadanos, sino de obedientes stibdits. Este es el ri {gen de la educacién pala, Posteriormente, incluso Napoledn, enemi- {90 jurado de las monarquias, hizo lo mismo. Ello decfa con todas las letras: Quiero formar un cuerpo docente para drigir el parecer de los franceses’Y esto opera, se sepa o no se sepa, hasta el dia de hoy. CCon|a caida de absolutismo y el auge del sistema burgués en Europa surge a principios del siglo XIX la Revolucién Industrial, el mayor con- Junto de transformaciones socioecondémicas, tecnoldgicas y culturales de la historia de la humanidad desde el Neoltico. Fueron los grandes industiales, a través de sus fundaciones y organizaciones cartativas, los que financiaron un sistema educativo encaminado ala formacién de los futuros trabajadores de las cada vez mas complejastébricas. Elnaciente modelo de produccién industrial en cadena de montaje se aplicé con éxito ala escuela. La educacion de un nino se convitié en lo mas parecido a la manufactura de un producto, empleando un pro- ‘ces0 mecénico y perfectamente planificado en cada etapa formativa El timbre para avisar que comienza o termina una clase, el orden en filas, sistema de premios y castigos, las calficaciones exactas en for. ‘ma numérica 0 la clasificacion de los alumnos segin sus edades, es oma parecido a una fébricao un cuartel, pues lo que se pretende es la creacién de individuos eficaces y obedientes. El actual sistema educativo parte de la base de que el nifio es un ser vacio al que hay que «llenar» de conocimientos y socializar. En gene: fal, los estudiantes se aplican en memorizar las informaciones que les transmiten los protesores Unicamente movidos por el miedo, no porque pposean un verdadero interés en aprender nuevos conocimientos. Te ‘men a las malas calficaciones y, en consecuencia, a la reprimenda de los padres y a la desaprobacién de sus maestros. Se trata, por tanto, de un modelo educative conducista, ria, ifs atjando on una AG teres surat Reveiin nustia Maria Montessori (1870-1952) no sélo fue la primera mujer médico de Italia, sino que también obtuvo un doctorado en Antropologia y cre6 un métado educativo por el que es mundialmente conocida. En la actualidad, miles de escuelas de los cin- co continentes siguen la linea trazada por laitaliana, Las bases del Sistema Montes- sori se asientan en la libertad de movi- mientos del alumno dentro del aula, en ‘que cada estudiante pueda escoger qué trabajo realizar en cada momento, en la mezcla de chicos de diversas edades en tna misma aula, en el uso de materiales especificos siempre a disposicion de los chavales, en un entorno escolar diafano y ‘ordenado, ete. Dicho método pretende el desarrollo de ia curiosidad innata que danifo leva dentro desi, para que alcan- Ce el mayor grado de Independencia fist cay mental. Los educadores que siguen esta linea educativa defienden un apren- desde que empecs a dormir sola. Siempre lo he curidad; aunque extraftamente también jembargo, normalmen- Cilio, sino en casa de una amiga. «Siempre que me quedaba con ela, me pasaba las noches sin poder concilia el suefo. Al principio, ape. ‘a milado de la cama. Sin ‘embargo, cierta noche, vi claramente que se trataba de un hombre, un poco calvo, al que incluso llegué a pedir que me dejara tranquila. Pe- agotada; daba igual q ‘Nuestra testigo, sin pretendero, nos esta proporcionando una de las claves recurrentes en la tipologia del fendmene. Segun denotan mu- chas investigaciones, es comin que las victim. subrayen que se sienten la documentacién sobre el Algunos relatos hablan de vampirspsiqucas qu aechan alos nits. www.akasico.com TOR Ee? la pelicula norteamericana Shadow People (2013) explora el fendmeno médico del Sin- drome de Muerte Stibita Inesperada Nocturna (SUNDS, por sus siglas en in- glés), recurrente en el sur de Asia y, muy particularmente, en Filipinas. El fil- me se hace eco de los numerosisimos testimonios de personas que aseguran Pees ok el ue Ren te Cee ke Aa lin Reels Co) TOR Ee? la pelicula norteamericana Shadow People (2013) explora el fendmeno médico del Sin- drome de Muerte Stibita Inesperada Nocturna (SUNDS, por sus siglas en in- glés), recurrente en el sur de Asia y, muy particularmente, en Filipinas. El fil- me se hace eco de los numerosisimos testimonios de personas que aseguran Pees ok el ue Ren te Cee ke Aa lin Reels Co) Es dificil saber qué o quiénes son realmente los «hombres de las sombras». Por el contrario, en determinados casos parece faci discemir qué no son. Por ejern- plo, los episodios asociados con la deno- minada pardlsis del suefio, que podrian Confundirse con los primeros, estén perfec- tamente descritos porla medicina conven- ional, careciendo de relacién alguna con la fenomenologia sobrenatural. Recorde- ‘mos que la paralisis del suefio, que oourre durante el periodo de transicion del suerio, ala vigiia, se caracteriza por una incapa- cidad transitoria para efectuar cualquier pode movimiento voluntario. Considerada como uno de los eventos del suefio mas comtin, entre un 50 y un 60% de las per- sonas suffen uno de estos episodios du- rante su vida, en tanto que los enfermos de neroolopee, por eforple, pueda pede cerlos con mucha mas frecuencia. Como hemos mencionade, los suietos que expe- Fimentan esta incapacidad temporal se ‘despiertan pero son incapaces de mover- se 0 hablar. Durante este trance, también son caracteristicas las alucinaciones vi- suales, sonoras y tdctiles. Asi, es normal ue los sujetos perciban presencias y som- bras anémalas, que a veces les causan sensacion de asfixia. 66 parapstcoingia 49 se incide en que estas criaturas espectrales sentirian predileccién por ‘merodear junto a las cunas de los bebés o las camas de los nifios mas equetios, para, asimismo, arrebatarles su energia vital En 2006, un articulo publicado en Nature mostraba los resultados de no de los estudios mas recientes en este campo. Reallzada por inves: tigadores del Hospital de Ginebra, en Suiza, la investigacién rechaza- ba que el fenémeno tuviese un componente «sobrenaturalv.E1Dr. Olaf ‘Blanke, especialsta en neurociencia y miembro del mencionado equi- Po, subraya que «la extrafia sensacién de que alguien esta cerca, cuan {do de hecho no hay nadie present, ha sido descrta a menudo por pa: Cientes con problemas psiquidticos o neurolégicos». En el ctado articulo, se descria el caso de una joven de 22 afios sin ristorial vinculado problemas psiquitricos, que estaba siendo evalua da por un tratamiento de epilepsia. Cuando una region de su cerebro, llamada interseccién tempoparietal, era sometida a estimulos elécticos, la mujer empezaba a descrbir encuentros con un ser sombrio que imi- taba sus movimientos corporales. «Al esiimular de forma repetida al su jeto, le provocdbamos la sensacién de percibir la presencia de otra en- tidad en su espacio extra-personal>, puntualizaba Blanke. ‘A parecer, sagin este neurocientilic, la mujer del estudio, pese a co- ‘nocer los detalles del experimento, no concebla aquella sombra como na ilusin inducida artfcialmente, sino como algo real www.akasico.com Arba, Ol! lane, mea sulz expert en neurocenia ue teri sobre el fendmeno en ‘ature ino, a pseloga stadounidense Api Haberan Porsu parte, la psicéloga AprilHaberyan, dela Northwest Missouri Sta fe University, sugiere que la mayoria de estos encuentros sombrios son producto de las suefies, ya que, cuando las personas se duermen y en- tran en fase REM, «es muy comin sentiro ver ‘cosas’. Ademas, se- {gin Haberyan, «ciertas hormonas que actiian durante el suefio para 16jco 0 REM, paralizan los principales grupos musculares. Durante esta, \tima fase, que puede prolongarse hasta ocho minutos, los sujetos pue- den percibir presién en el pecho y dicen vera otras personas ‘No obstante lo anterior, y pese a que un alto porcentaje dela casuisti= ‘ca pueda achacarse a la denominada pardlisis del suefo y a otras pa- tologias, existen episodios que, aparentemente, no encajan con esta ca ‘se de diagnésticos. Qué los produce sigue siendo un mister, Chartres Provee de fuerzas en las enfermedades fisicas o de naturaleza psiquica, < protege al potadordelospoderesmalgnos, eit z - Preece ase pene eee : aae ae * om to ela a s 2. a oe & alm ncn ‘ . Luverne dehates _Solicita nuestro catalo gratuito Precio: 30 € Contiene instrucciones de como cargarlo y manual de uso en la etiqueta EL COLOSO DE DEIR EL-BERSHA, CLAVE PARA DESCIFRAR EL SECRETO DE LOS CONSTRUCTORES DEL ANTIGUO EGIPTO FL ENIGMA DE LAS PIEDRAS «VOLADORAS»» Cuatro filas formadas por 172 hombres arrastran un enorme coloso de piedra colocado sobre un trineo de madera. La estatua mide casi 7 metros, es de alabas- ‘tro y su peso debe rondar las 60 toneladas. Se trata de una imagen sedente de Djehutihotep, gobernador de una de las provincias mas importantes de Egipto hace casi 4.000 afios. Puede explicar esta represen- tacion, tinica en la historia del arte egipcio, el gran misterio de los constructores egipcios? ;Cémo con- siguieron mover bloques de piedra que superaban con creces las 1.000 toneladas? gimin Egipto resulta extrafio encontrar una necrépolis de época fa raGnica en la orlla este del rio Nilo. Casi todas estan en el ado contra Fo, el oeste, lugar por donde se pone el sol y comienza el viaje al infra ‘mundo, No obstante, existen algunos ejemplos. A 260 km al sur de El Cairo esté Deir e-Bersha, una de esas raras excepciones. ‘Ademas, este enclave escasamente conocido puede contener -ma- teriaizada en una cémara funeraria una de las claves para resover ‘ese gran misterio de la cvilizacion egipcia al que me acabo de refer: eltraslado de bloques de piedra de cientos de toneladas con sistemas ‘aparentemente primitvos. UNA PINTURA EXTRAORDINARIA En efecto, Deir e-Bersha alborga la tuba de uno de los gobernado- res de Hermépolis, jehutinotep (1922-1855 a. C).Elenterramiento se halla en lo alto de una loma, con la entrada mirando hacia el sur. Epa tio que antecede a la cémara excavada en la roca est completamen- te destruido por un terremoto sutido en la Antigdedad, Haba leido en muchas ocasiones sobre el relieve de la tumba de Djehu- tinotep, la nlimero 2 de esta necr6polis del Imperio Medio. Los libros ha- blaban de un relieve en mal estado de conservacién, donde se podia ver c6mo un grupo de hombres arrastraba por el desierto un enorme ‘oloso de piedra. Pero cuando el guarda abr la puerta y icon mis pro- (ai a a LLUEDS, LES. OES, _ HAH AMAS AAA AA A NE AHAH A HAHAH AAS AA AAA HAAN AA AAR A LY (fh ne yan awa iar ea n tie fA RA A mat A MA ¢ 9 ‘Aria, erglico cone nombre de Djehutiotep en un patio de Der e-Bersha, ios ojos la escena en la pared izquiorda, la mds occidental, me qued ‘muy sorprendido, Lo primero que lame mi atencion fue que no era un relieve, sino una pintura, y que su estado de conservacién era mucho ‘mejor de lo que riunca hubiera supuesto. La escena es extraordinaria, no sélo por la calidad de la pintura, sino Poreltema que representa, uno de los mayores enigmas dela ingenie- ria egipcia antigua. La pintura mide unos 3,25 m de largo por apenas 1,5de alto El texto que la acompatia describe la operacin con todo lu- Jode detalles. El coloso procede de la cantera de Hatnub, a unos 35 km al sur de Deir e-Bersha. Se trata de un bloque de alabastro de 30 co- dos de alto, esto es, 6,75 metros. De dicha medicién se dedujo su pe- ‘so aproximado, de entre 55 y 60 toneladas. Hasta casi tres siglos después no aparece la rueda en Egipto, por lo tanto, a estatua se nos presenta firmemente atada a un trineo que em UU ae. ™ EL COLOSO DE DJEHUTIHOTEP esta tija- Ce Ren mur ie om eer) COR Resa CP MUM Rese ci te CR eae eee, See ee Re ol Been eeu ecu Ra www.akasico.com ppujan cuatro fllas de hombres. Cada una de ollas esta compuesta por 43 personas. En total, 172 obreros encargados de arrastrar el coloso desde la cantera hasta el rio, situado a unos 13 km, junto al actual Tel ‘ekAmamna, para luego levarlo corriente abajo, en una embarcacion, otros 22 km, seguramente hasta el palacio de Djehutlhatep en Hermé: poli, situado en la orila oeste del Nilo. Si esto fue asi, cada uno de los ‘obreros, verdaderos superhombres, tuvo que arrastrar 350 kg. Es log co pensar que el ndmero tuvo que ser mucho mayor al representado cena pintura, aunque también extrafa que no se mencione en el texto. SCONCERTAt En el regnzo del coloso un hombre marca con sus palmas el tmo de los obreros.Alos pies de trneo otro atoja un liquide al suelo. Se ha es- ‘peculado con la naturaleza del contenido de lajarra—zagua?, cleche?— y su funcién. Lo més probable es que se trate de un liquide que facile {1 desizamiento del coloso por la pista de tierra, evitando que el tineo ardiera por la triocién con a arena o el enlosado creado a tal efecto Lamentablemente, no conservamos ni un solo resto de este coloso, por Jo que no podemos valorar sila estimacién del peso o incluso el nume- 10 de obreros representados en la pintura fue real. Sin embargo, sabe- ‘mos que el bloque de alabastro del que se extajo la estatua ~tal y co ‘mo se nos cuenta eneltextojerogifico dela tumba—-fuetraido ala ciudad Nace una nueva editorial: Ediciones Amatista, con Reta cl ambicioso objetivo de expandir la luz en el mundo, MRCTACEEE (Uz del conocimiento espiritual, para ello, no escati- MERTEN maremos en medios para tratar de conseguir los mejores libros de los autores mas adecuados para 7 , "Y este Proyecto. wa ite Empezamos esta andadura con el lanzamiento del libro "Cédigos Secretos de las Fuerzas de la Oscuridad", del prestigioso trabajador espiritual, RAMAATHIS-MAM, del cual, pueden comprobar la calidad de sus recepciones telepaticas expuestas en su web: www.allantisangelis.org Para leer unas paginas del libro gratuitamente y obtener mas informacion, visite nuestra web: RAMAATHIS-MAM www.edicionesamatista.com ISBN: 978-84-940253-0-3 Encuadernacion: Riisti Tamafio: 23 x 15en N° paginas: 196 Precio: 18€ www.edicionesamatista.com Pidalo en las principales librerias de su ciudad desde la propia cantera. Esto solamente refuerzalaiea de que, en ese primer trastado, el peso original de la pieza, an sin desbastar, debié de ‘ser mucho mayor que las 60 toneladas que se han propuesto, El documento que describe el transporte nos habla de su extraordina- ria complejidad y la dicuitad del camino desde la cantera de Hatnub, haciendo hincapié en el detale de que nunca antes se habia logrado nada igual. Puede que esta itima alabanza no sea mas que un canto ala majestuosidad de la figura de Djehutihotep, capaz de aunar el es- fuerzo de su pueblo como si se tratara del verdadero faraén, En cualquier caso, el traslado del coloso que debié de levaries sin du- da varias semanas es, en si mismo, algo portentoso y merecedor de ‘uestra atencion. Como sefala Percy Newberry en la publicacién de la ‘excavacién dela tumba que hizo entre 1891 y 1893, 0s cierto que exis- ten otros colasos més pesados y de mayor tamafio, pero no debernos, ‘olvidar el handicap que suponia la extrema fraglidad de la piedra. ‘Sin emplear aparentomente ningun tipo de maquinaria, el bloque legs integro a su destino, Ahora bien, si para 60 toneladas se emplean 172 ‘rib, rests del olor de Ramsés en Luxe. Abajo, wn obrero ira guid para evtar a ricién de un rine conta el sel. De ‘ha, hombres ybueyesarastrando varias cpilas(umba del), hombres, considerando el hecho como una proeza iniglalable, gous fue el método ulizado para desplazar los colosos de Ramsésl, en Lu oF, de 1.000 toneladas? O, més insdito atin, zoémo pensaban mover las casi 1.900 tn del obelisco inacabado de Aswan, de 42m? OMO MO\ UN OBELISCO DE {600 TONELAD: ‘Aigunos textos de época ramésida (1200 a. C.) nos hablan de hasta 80.000 hombres para mover colosos de piedra. ,Podemos tomar co- ‘mo reales estas cts teniondo en cuenta a poblacién de la época? Hoy Pporhoy, estas preguntas no tienen respuesta. Para resolver el misterio, \eberiamos creer alos egipcios cuando describen sus métodos de tra bajo. E! problema esta en cémo le hicieron. Los arquedlogos han tratado de recrear el traslado de pequefios blo- ues de piedra siguiendo el procedimiento expuesto en la tumba de Djehutinotep, aunque éste no es el nico lugar donde se nos habla del ‘empleo de trineos para el transporte de grandes bloques de piedra, La tumba de Idu, en Giza, cuenta con un relieve similar. Seis personas Y dos buoyes tran de un trineo, mientras un obrero vierte agua a los, pies de! transporte, Lo que arrastran no parece muy pesado: dos capi lla para el culo funeraria. Paro dabemos tenerlo en cuenta al abjeto de valorar este tipo de trabajos. Lo mismo observamos en algunos graba- dos en canteras, donde vemos cémo los bloques de piedra similares a los empleados en la construccién de las pirdmides (mas 0 menos 1.5, tonetadas), eran arrastrados por un par de bueyes sobre un tines, En los relieves del palacio del rey Senaquerib, en Ninive, también so aprecia el traslado de gigantescos toros alados, Se fechan en el siglo Vila.C., pero el sistema, un trineo trado por varias flas con decenas de hombres, 6s muy similar al comentado de Djehutihotep. (Otro ejemplo. En el templo de Hatshepsut, en Deir el-Bahar, hay un e- lieve que muestra el transporte en barco de los obeiscos que la rein erigié en Karnak, de aproximadamente 600 toneladas cada uno. Sin em- argo, en el mismo no se nos expica cémo los extrajeron de la cante- rade Aswan, 175 km al sur, ni cSmo los subieron a los baroos. ‘Actualmente, resulta ilgico plantear el transporte de bloques de 1.000, toneladas con estos sistemas arcaicos. Siguiendo las pautas de Djehu- eT ite t ae ce Cee ec ee tet es ete eae Coe aid ee ees eR cre eee ete See ete een ee para otros fines. Como sucedié con mu- ee ean los primeros siglos de nuestra era, en ple- erent eae eee ee ee eae acco ee tend et we ral los confines del desierto, fueron el lugar eer eaten aE tei es bargo, las escenas paganas que cut Bete reat s linos. Antes de perder el iempo en destruir las pinturas, prefrieron emplear la magia ancestral. De esta forma, colocaron, como si fueran amuletos protectores, enormes ee ee ee ys tt ect es ee cee aquellos monjes. Y asi han llegado hasta hoy, testigos de un escenario relgioso en eee ies eee al ed Ariba, anspote de tor lado hacia alacio de Wnive (2a erecha,rproducion més nitda do est mismo grabado). Abajo, tinotep, un simple célculo nos dice que debieron de emplearse menos {de 3.000 obreros. En este sentido, la arqueologia experimental solo ha propuesto calculos numéricos, tebricos y escasamente convincentes. REALIDAD CONTRADICTORIA El traslado de grandes piedras en el Egipto faradnico sigue siendo un rmisterio.Para explicariose ha hablado de uitrasonidos, de méquinas con Contrapesos 0 complicados artugios antigravitatoros... Los egipcios ‘Nos cuentan cémo lo hicieron. Es evidente. Nuestro problema reside en. interpretar esa informacién, aparentemente simple, Aunque la realidad 8s que de seneila tiene poco. Ei étodo ha sido labrado generacion tas {generacién desde tiempos ancestrales. Pero, a pesar de ello, hoy en dia, fen pleno siglo XX ~con la tecnologia de la que hacemos gala-; toda- Via no sabemos cémo se las ingeniaron los antiguos egipcios para mo- ver aquellos asombrosos bloques pétreos, mmm oe tapia down fern) templa de ca ES TRS a eniomas as concrete EST ct Corey rary pee ore ae 4 ee eee et rors eid Lene) PU Ta aa EST Se So ed DESCARGATE LAS APLICACIONES. Ko > zinio os (oy peta Page) O Peet) i & beet) CADA VEZ MAS HOSPITALES CONVENCIONALES INCORPORAN TET ALTERNATIVAS iv) Sreoees Ya no es excepcional acudir a un hospital y recibir un tratamiento apoyado por alguna clase de terapia natural. Quiza sea porque existe una demanda por parte de los propios pacientes y porque, observando esa tendencia, muchos profesionales de la medicina han rechazado prejuicios heredados. Buen ejemplo de esto ultimo lo constituye el trabajo del Dr Francisco Barnosell, repu- tado neurélogo cuyo afan es tender puentes entre las terapias ancestrales y la medicina oficial. j = VF ismos una epoca de apertura de concenca on todos fos nivo les y esta. oportunad tambien ha legado a a medica En Espana, France Barnoeol, autor de Ene cos aguas, ucinaga), es po rer en el abajo con dlerentes chamanes ysanadores yen corpo fardiches prdctoas a eu trabajo como médco Pero, qué opia la pro- tesinmédiea a est respect? Zs poste conctar ambos enfoques? E1Dr Bamosell se muestra esperanzado. -Sise habla se acta con respetoy seni comin po arnbas pales “comienzaexpicdndonos 0 deberian exist demasiados problemas. La mayoria de los cclegas con quienes he halado, me animan a se- aut en este camino. Peo es verdad quo en ambiente haxptaarios nds rgdos, son un tanto reais. No obstate, creo ue eta forma de Star es secundaria, por aa de irtormacion desconocen de qu £6 tats, subraya Baral, quien se muestra convencige de que este un parimetro fundamental que levard a a unin enre medina com \eneonaly teapias aernaias a domanca de os propio pacientes TECNICAS IMPENS, Hay hospitales esparioles, incluso del sistema publco, donde acuden voluntarios a impart reiki alos enfermos, especialmente en unidades {del dolor. En Francia, también en hospitales pibicos, dan terapia ener-