Está en la página 1de 66
La Ciudad Ideal Presentacion Miguel Cruz Herndnder Traducciin Manuel Alonso Alonso ‘es un libro que compuso Aba Nast al-Farabi sobre los cipios de las opiniones de los moradores de la Ciudad CAPITULO PRIMERO SOBRE EL SER PRIMERO El Ser Primero es la causa primera a la que deben su i tecdon lo emis serch EI end bre de toda espe- cie de imperfeccién, mienttas que todos los demis seres no ucden carecer de algo que envuelva algtn modo de impet- én, sea ella una sola, 0 sean mis de una. Si, pucs, cl Primero estd inmune de cualquier modo de imperfec- rin, su set (al-sujad) ¢3 mis excelente ¥ mis antiguo que otro set cualquiera y aun es absurdo que pueda haber ser excelente y antiguo que el suyo. Entre los modos per- ectos de ser, El esti en el mis alto de los modas; y entre aden perfor de crs, ext en cl supreme de ELE Por eo mismo cs absurdo que en su entidad y substan- Saya entremezclada o implicita alguna privacién 0 po- Fencialidad. La privaci6n y contrariedad se hallan tan solo AG FARABI fn lo que cae debajo de la esfera de Ia luna. La privacién ‘es el no ser de algo cuya propiedad 3 ser. Repugna, pues, aque de algiin modo tcnga cxistencia (wnjud) en potencis © que de algtin modo tenga posibilidad de no exwtir, De aqui que necesariamente es etemo y de cxistencia permanente n si misma y por si misma, sin que para scr etesno necesiee otra cosa que le alarguc la permanencia; al conttatio, en of \msmo tiene suficiencia (completa) para perseverar y dar con- \tinuidad a su exisr-ncia_ Imposible que haya ser como el ser [aue El tiene. Ni ci tal grado de entidad puede dane one set, ni puede darse otra entidad que supere o pueda com, Pletat la suya. Eles el tnico ser que absoluramente no pue. de tener causa: ni cficiente (Bibi = cuius), ni material «for, mal (‘anbu = ex quibus), ni final (abu = fatione cuius). No es, pues, materia ni de subsistencia cn materia, ni pue. de absolutamente estar en algo como en sujeto suyo. Alcon, trario, su entidad esta inmune de tada materia y de todo sujeto. Tampoco tiene forma, porque la forma no puede eis. Ht mas que cn la materia, y si tuviesc forma, ya su esencia constaria de materia y forma, y si asf fuese, subsists con dependencia de las dos partes de que constaba y nu set tens dtfa necesariamente causa, ya que cada tna de ls partes se, | racausa de la existenci ). Pero ya dimos por supuesto gue Els la causa primera. Su ser no es tampoco por razén de algtin motivo o finalidad, de modo que ese su ser se dé tan s6lo en la realidad para llevar a cabo aquella finalidad © intenci6n. Si asf fuese, es0 en cierto modo setla causa de Su cxistencia y ya no setfa causa primera. Tampoco proviene su entidad de otra cosa mis antigua que El, como que en. tonces provendtta de algo inferior a sf mismo, ‘CAPITULO II EL SER PRIMERO NO TIENE COMPANERO SEMEJANTE A EL En s{ mismo y por st mismo se distingue de todos los de- seres. Imposible que la entidad que tiene percenczca \bién a otro’ser distinto de EI mismo, En el (£330 en a entidad que tendria ese otto ser (B) y la que sles naue fr (A), no podria absolutamente haber ninguna distincién ‘ni diferencia. Ya no serfan dos entidades sino unasolay mis ‘na esencia, Porque, si entre ambos hubiese algun Fiscraqualo en que se distigan, ser dileene demise tue convienen y aquello ea que cada uno sedis ours scr parte corttva (exclusiva y propa) de cada we Imicneras que aquello en que convienen, setd pane comin, iguiente, cada uno de ellos seria distinto de per aetitiea yaks ies Ue les dor panes sei au constitutiva de la esencia, Por tanto, ya no se tratarfa del Pri- formula cuando se trata de varios pifcar ew eo as eve ata de pee Minded o au Sans de un y pareceria mas propio uaducie en aM prvclicin, El cpecndiciccrs hore poede dacogur mate ‘idémtico. ¥ en este caso también sc dice que xe dimmnguen brlgawt (N. del) En Ia definiciGn» ‘mero sino que habria otro anterior a El que seria causa de su set. Y esto es absurdo, Si en esc otro (B) hubiese algo por lo que se distingue de aquel (A), mientras quc en aquel (A) no hubiese algo por lo que se distinguiese de ese otto (B), a no ser supuesto aque- Ho por lo que ese otro (B) difiere de El (A), se seguiria que aquello por lo que aquel (A) se distinguia de ese otra (B), serfa entidad propia y exclusiva? de ese otto (B), mientras que la entidad de aquel (A) setia comin a ambos, Por con. siguiente, la entidad de ese otro (B) seria compuesta de dos sosas: de algo propio y de alge comdn con aquel (A), Por tanco ya el ser de ese otto (B) no es tan solo el ser de aquel (A) sino que la esencia de aquel (A) ¢s simple e indivisible, micntras que la de ese otto (B) seria divisible y constarfa de artes constitutivas. Su entidad tendrfa causa y no se daria sin Ta entidad de aquel (A) y seria mds imperfecto que El (A) y por consiguiente no poseerfa Ia entidad en el grado Primero. Ademis: si un ser perteneciente a una especie se distin- Buiese de ella por algo distinto de la misma, ya ese ser no seria perfecto, Perfecto es aquello fuera del cual no puede existir otto ser de la misma especie. Y esto se entiende en todas las cosas: perfecto en magnitud ¢s aquello fuera del cual no hay magnitud; perfecto en belleza es aquello fuera del cual no se da belleza de la misma especie que la suya. * eEntidad Ptopia y exclusiwas (al wait alldat yx} dike, a gs. ebuasad at ay) Dice Avena. ed ve ond seiqupelier signiiateuam aliquid ald in omnibus gees Ut hit res a a ce , fax afiematn (af ej al-bde): quia vetbum “ens fa wud) grate $3 etiam mules intentiones, ex quibus ext cersitudo qua est unaquacque F Eencat S8 roptium (a wrufud al ey) tei (Avicena, Messpbysica 1 (2. Escontraremot luego en al-Firabi tin pataje parecido a €ste’ Y re secd {a azGn de la indicaciée’ hecha en ia nota 1, 3, Véanse fuego més ade- lante la pp. 12. 14, 18, 28, 35, 86: en. (A ded Ty) EA CIUDAD ene 1 fuera jo modo, perfecto en substancia seri aquello Bess ssa ss yu bed eubacascls Me bs asc capes Ge . Asi ocurre también en el cuerpo perfecto: ya no se es ayes y otro cue! de la misma especie distinto de él, v. gr., € “h ual yeas uno de los demis astras. Si, pues, el Pri- es entidad perfecta, no puede ya esta entidad pertene- a cosa distinta de El. Es, pues, singular y dnico en esa idad. Y bajo este respecto es uno sélo. CAPITULO III EL SER PRIMERO NO TIENE CONTRARIO Ademis, repugna que tenga contrario, Y esto cs casi evidente tuna vez que se sabe el sentido de este vocablo: ee! contrasios En efecto, difieren entre sf un ser cualquiera y su contratio, y ‘en manera alguna cl contrario de una cosa pode identificarse ‘con esta cosa misma, Peto no todo lo que se distingue de un Sef, €3 contrario a ese scr, ni todo lo que no puede ser una cosa, [$222 Por co si conuaria. De la maura de les conrasios cs | qve al ise a realizar uno cualquiera corrompa y haga perecet \al otro, Uno cualquiera de los contrarios eva en su naturaleza SE ne a eek sees oka ouo, haya de ir iendo de alli ese otro y que ese otro ‘vaya despareciendo de all al dar liga a aquel en el sujeco en que exxd. Esto se aplica generalmente a todos los sercs que pue- ‘den tener contratio: si una com es contraria a otra pot taz6n tan slo de su accidn y no por otra modalidad cualquiera, en ee caso solamente a la actin de ambas se ha de atribuir esa ‘Propiedad. Si ambas son contrarias en una cualidad, a ésta tun “blo s€ aplicari esa propiedad, $i son contrarias en la substancia emismna, a éta tan silo se aplicatd esa propiedad. Ahora bien: si el Set Primero ruviese contrario, partciparian ambos, El y si contratio, de esta propiedad y, pot consiguiente, sc seguitia que fet See eee ep devenir existente en acto; antes bien, necesitaria de otro de El prs ex, Impose que x eero lo que pu no exit. Aquel ser cuja subsiancia cs de suyo ta de él. De consiguiente, ya no se tratatia del Primero. fi contrario, entonces Ia inexistencia de éxte seria causa de que El pudicse cxisti. No Seria, cae kkes hse poe, seguiria, ademis, indispensablemente que ambos tendsian misma ubicacién comin, la cual de tal mancra seria capaz ambos que de encontrarse alli uno cualquiera de ello habria o la aniquilacién del omo, bien fuese el sitio de estar un . bien un género, bien otra cosa semejante. El sitio de es rar seria algo fijo y permanente y en él se sucederian los dos trarios. De consiguiente, el sitio de into de aquellos a que s aplica la propiedad de «conta- entonces no setian contrarios los que se suponen tales sino {que serian opuestas con una oposicin distinta de la contratie- |. No negamos nosotros que al Ser Primero se oponen tam- ign otros seres distintos de los contrarios y que s¢ oponen bajo, fours conceptos distinios del concepto del ser, pero Sil CHIOE= SCG pupal GUE og i PRET TEAC en el mismo gr ‘do, como los contrarios obticnen Ia existencia en el mismo gra- “do. Por consiguiente, el Ser Primero es un set singular sin que pueda haber otro set que participe su modo de set. El Ser Pri- mero ¢s nico. En ese grado se halla El solo, Y asi también bajo ‘este aspecto es finico. CAPITULO IV EL SER PRIMERO ES INDEFINIBLE Hi Ser Primero es indiible, aun mediante la definicén \ en cosas distineas que constinuitian su subscancia. Es imposible gp bs defincién 0 enunviado que expreara lo que significa en ef Ser Primero, aun repugnari mis el que sca divigble al ‘modo de la cantidad y segsin otras especies de divisi . De aqui que se ppredica la unichad, es el de predicarla del ser indivisible. Todo ser es indivisible bajo cierto respecto y bajo ese respecto * Véase nora 1, p. 5. (N, del T) ia cs nico cn su substancia. El Ser Primero €s, pues, en su substancia. CAPITULO V SU UNICIDAD ES SU PROPIA ESENCIA: ADEMAS ES COGNOSCENTE. VERDADERO, VIVO Y vibA La entidad (a/-tcujurd) por la que el Ser Primero ud. Ser bara ydingue de todos los dems see acu, pee tenn aye 2auello por lo que substancialmente es un set exis- } Lo que lo separa y distingue de todo lo que no 1, queda Consiste esta unidad en aquello existen. a por lo que todo el isten- te mm actu, se ama no cn cus ihe eM EME ee con entidad propia. Enure los significados de la palabra «uni- también éxe convicne con el Ser Primero. Por consiguien- JO este respecto es uno y mas que cs digno de este nombre «unos y de No esti cl Ser Primero en la materia ni en modo alguno pued \ Wéase nota 2, p. 6. (N. del Tj ener materia, sino que, mis bien, en sf mismo ¢s entendimiento me actu. Lo que 2 la forma impide ser entendimiento y enten- fer Or-actu, es precisamente la materia en la que el set subsiste, Giun scr para cxistir no necesita de materia, ese ser en sf mismo cemendimiento tm acru, Tal es la indole del Sct Primero. . entendimicnco i actu. Peto, ademds, es también en d (buwiyyata-bis) €3 set entendimiento, no necesita para set én inteligible de otra esencia distinta de El pata conoccr- sc; mejor dicho, por si mismo conoce su esencia, y por conocer si esencia, deviene inteligente y entendimicnto in acti y pot rle eonocida su esencia es ella inteligible én actu. Para ser, pues, ‘es entendimiento y cs inteligente porque conoce su escneia. Si, Jpues, la esencia inteligente es al mismo tiempo conocida o-en- ‘tendida, seri entendimienta en cuanto ¢s inteligible, porque ser entendimiento y ser inteligible y ser inteligente todo ello resul- ta en realidad una misma csencia y una misma substancia tinica c indivisible. El hombre, pot ejemplo, pucde ser intcligible, pero Jo que de suyo tiene el hombre de intcligible, no ¢s un i igi- ble en acto sino un intcligible en potencia. Inteligible devendra después de haber sido entendido por cl entendimien- to. En el hombre, pues, no cs siempre el inteligible el sujeto mismo que entiende, ni siempre el inteligible es su entendi fica, cambio, en el Set Primero no ¢s asi, sino que en. El entcndi- miento, inteligente 0 cognoscente ¢ inteligible significan una sola . y misma cosa, una sola esencia, una sola substancia indivisible, Lo dicho prucba también que ef Ser Primero ex cognoiente, Porque, para conocer, a0 necesita de otra esencia distinta de |. suya, mediante cuyo (previo) conocimiento adquicra de afuera alguna ventaja y utilidad. Ni para conocerse a sf mismo necesita de ovra esencia que le haga cognoscible. Mejor dicho, con a: sola esencia tiene muy bastame para conocer y para conocerse. Su ciencia no es en si misma cosa distinea de su esencia, porque Eles cl cognoscerte y Elesel cognoxcible y El es s1 propia ear, da. El es una csencia dnica y una substancia tinica. Por lo mismo debemos decit que el Ser Primero es sabio, ve jsabidurfa consiste en que el entendimiento conozca cosas exce- Unies con el conocimicnto mis excelente. En cuanto cl Se Par ‘mero entiende mediante su esencia y la conoce, conoce las cosas mis eacelentes, El conocimiento mis excelente es el perperuo yeetemo que no puede cesar. Tal es el conocimiento del Ser Pri- ‘Mero'acerta de su esencia. . ‘contrado con) en cuanto ambos muruamente se i De este ser en acto cn cuanto es inteligible y entendido, se dice que ¢s verdadero, micnuras que en cuanto felacionado con la esencia sin referitse al inteligente, se dice que es ente. De dos ‘manera, pues, se predica del Scr Primero lo verdadero: en pui- ‘mer lugar, porque su entidad es la mas perfecta de todas; en segundo lugar en cuanto cognosible, porque el que lo conoce, devienc, por su medio, conforme con el ser existente en acto ‘en cuanto existente en acto, sin que para ser verdadeso bajo cs te respecto de cognoscible necesite conocer otra esencia distinta # Véase nota 2, p. 6. (N. del Ty —eeeEeEeEeEGyUu0u050 ‘1 mejor de los cognoscibles con sony ae ie or ei primariamente se dice de uno que ¢s Jer vivo cuando per- Ase iderificats el que entiende y el entendimiento, el cog: a y al conncimenta, De este modo las expresiones ser ddstimos de los animales, a saber, a todo set que est en su ee rae etl ay tl qucen cuts de oes yd a Tega atl rad que del prvienn as css de cuya naruraleza es que de él provengan, y provienen de él con a perfec de cuya maturaeza e que ast provengan. Sein “ext, senda el modo de entidad del Ser Primero ef mis perfec to de todos, tambiga El ser el més digno de llamarse ser so, penis ene vocals & couplet meee 8 ‘6a, Cuanto més perfecta sea la rarén de su entidad, tanto perio la x, cao de conocer ser age Ilo que entendemos y conocemos. ¥ ¢5 que en nuestras altr ¢l inteligile ha de convenir y correspondere con lo que existe inveligibilidad respecto de nuestro entendimicato no cae por defexto que en si Ella tenga, ni tampoxo El de percibir pot la dificulead que ofrezea su entidad, ‘por La debilidad de nuestros entendimientes, a los que el ilo es cosa dificil. En nosotros los inceligibles son defi- a actu. Segin esta, sa modo de ser fuera de nvestras almas convendrd, en cuanto cerendido en nuestas almas, con 81 pro- pio modo de ser. Si su mado de set fuese imperfecto, entonces <2 guanro ineligible y en mvesras alma ser aun més imper- Asiel movimiento, el tiempo, lo infinito, la peivacién y oss cosas parecidas... Uno juiera de estos inteligibles en nucs- was x muans om keigie oy meshes ee bic concebir y format de wna cosa concepto perfecto por razén fen sf mismas son seres imperfectos. En cambio, los. nimenos. el eringulo, ¢l cuadrado y otras coms parecidas, son en cuanto |e ¢ ; . : ineligibles en sf mismas mis perfectas. porque ticnen en sf un su incigibilidad y siendo su compechensbilidad muy per modo de ser mis perfecto. Scgiin esta, esando el Ser Primero | if : en el grado mis alto de perfeccin entitativa, debetia sex enten- dido dentro de muestras almas en el grado mis alto de enten- det. Y, sin embargo, no sucede ast. Debemos, pues, saber que ¢l Set Primero, por su pane, ficilmente se deja petcibir, porque realmente esti en el supremo gtado de perfeccin. Pero son tan