Está en la página 1de 210
LA CURACION EW aS ‘ f 5 "iY (Pa wn A COMO.LIBERARSE DE LOS FALSOS,ZIMITES ~GREG.GBRADEN a, B:. 1 he le i interes doses que lo manteng ‘oos informa de naestas pubicasiones. esis inlcindomos qué temas som de teres Aston ‘toays, Ciencias Ocul, “tes Marc, ‘Natusien, Espiinaided, Tadcion.)y eustovamente Puce contact om noselros co Tuto orginal Te Sreseravtone Beau's oF Beta Tradueido delights por Migs karen © de medicon ooginat 2008 Greg Haden ulsado inicilment en inglés en cl afto 2008 por ly Howse las. en E aren ras de Hay House, conlar can ws hsphasrain som © deb presente edicen © Panadoros, 14 Nirvana Lios $4, de CV, Paracas $9 200s Atlaga Cumin a Minas, SOL 1275. Capital Fedora Espana Bodega” 8, Col Arvite — Busvos Aios Bats Alvare Obregon (Argent) Mesir DF, 01280 swan editerilsrio com Atal snow etoile com ISBN. TERETE Depisito Lapa Be Enypreso en los tees iicos de Romany Valls Veedaguce 1, 08786-Capsllades (Basle) Pn Spain Cwaliierormadde repraducidn, disinbnciin, cominscacior pbc o transforma de este bra slo pads vr reoizade com ta atorisotin de a titalret, solo eeepc pvt poe i Drone a CEDRO (Cersro Epa de Dereclon Repro, ww ceako re) # neceute fotocopiar sescancar alg regent de eats abr En el instante en que tomamos nuestra primera respiraci6n, s infunde la mayor fuerza del universo: el poder de plasmar las posibili- dacles de nuestras mentes en I reatidail de nuestro mundo. No obstanie, despertar plenamente nuestro poder requicre wn cambio sutil en lo que pensamos sobre nosotros mismos, un cambio en nuestras CREENCIS, ‘Tal coma el sonido crea ondas visibles al viajar por uma gota de agua, nnuestras «0: las de creencias» atraviesan el tejido cudntico del universo. para comertine nuestros cuerpos y en la curaciéa, la abundancia y Ja paz —o la enfermedad, la carencia y el suffimiento~ que experimen tamos en Ia vida. Y tal como podemos afinar un sonido para cambiar sus pautas, podemos refinar nuestras creencias para preservar 0 des- truir todo lo que atesoramos, incluyende la vida misma. En un mundo maleable en dl que toilo, desde los stomos hasta as calulas, esti cambiando para adaptarse a nuestras ereencias, solo esta ‘mos limitados por nuestra manera de pensar con respecto a nosotros Este libro es impresionante, y a nuestro conecimienty de que sélo estamos a una 4 dedicado a nuestra aceptaciin de este poder tan creencia de distancia de nuestro mayor amor, de nuestra mis profunda curaciOn y de los mayores milagros, TRIFA curacion eepontanca.gra 23/07/2009 12:48 Pagina ® $e Copyrighted material Introduccién Dijate arracrsilencesemenne por el fuerte tind de lo que reokmente ema Runt, (1207 d. de C-1273 d. deC), poeta sult E \ fssico pionero john Wheeler dijo en unr oeasidn: «Si no has des- cubierto algo extraiio durante el da, no puedes decir que haya sido un gran dias! Para un cientifico, qué podria ser mas extrafio que deseubrir que por el simple hecho de observar nuestro mundo en un lugar, hemos cambiado lo que ocurre en otro lugar? Sin embargo, esto es exacta- ‘mente fo que nos revela by nueva fisia. Ya en ef alo 1935, el fisico A bert Einstein, ganador del Premio Nobel, reeonoeid lo inquictantes qe pueden ser estos secretos cusnticos, y los lamé «espeluznante accién a distancia». En w trabajo del que fire coautor con los famosos fisicos Boris Podolsky y Nathan Rosen, declaré: «No eabe esperar que ninguna definici6n razonable de la realidad permita esta [acciin a distancia >.! La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS En Is actualidad, son precisamente estas extrafias anomalias hs que han puesto en marcha una poderosa revolucién en nuestra forma de pensar con respecto a nosotros mismos yal universo, Durante la mayor parte del siglo Xx, los cientificos se esforzaron por comprender lo que las extraftezas cudnticas nos dicen con respecto al funcionamiento de la realidad. Por ejemplo, es un hecho decumentado que, bajo ciertas con- diciones, la conciencia humana influye en la energéa cudntica, la sustan- cia de la que esté compuesto todo. Y este hecho ha abierto le puerta a tuna posibilidad que amplia los limites de nuestras anteriores creencias con respecto a nuestro mundo. Actualmente, una larga serie de pruc- bas sugieren que estos resultados inesperados son algo mas que excep- iones aisladas. La pregunta es: @Cusnto més {Son los efectos de los observadores al influir 10s un poderaso indicador del tipo de realidad en la que vivimos? Si es asi, debemos plantearnos: «2Estin estos efectos diciéndonos también. guidnes somos nosotros dentro de esa realidad?» La respuesta a ambas preguntas es si: éstas son exactamente las conclusiones que sugi nuevos descubrimientos. También son la razén por la que he escrito este libro. No hay observadores Los cientificos nos han demostrado que podemos creer que sdlo estamos observando el mundo, pero de hecho es imposible simple mente «observars nada. Tanto si nuestra atencién se concentra en una particula cudntica durante un experimento en un Laboratorio como si se concentra en cualquier otra cosa —desde la curacién de nuestros cuerpos hasta el éxito de nuestras carreras profesionales y nuestras rela iones-, tenemos expectativas y creencias con respecto a lo que obser vamos. A veces se nos conscientes de estas expectativas, pere a menu- do no lo somos. Y estas experiencias internas llegan a formar parte de aquello en lo que nos enfocamos. Al sobservars, nos convertimos en parte de lo que estamos observando. En palabras de Wheeler, esto nos comvierte en «participantes» Aual es la rion? Cuando enfocamos nuestra atencion en un higar 10 nemeonuccién determinado en wn momento dado, involueramos nuestra conciencia Yen el vasto campo de la conciencia, parece que no hay un limite claro que nos diga dénde acabamos nosotwos y donde empicia el resto del universo, Cuando pensamos en el mundo de este modo, queda claro por qué los antiguos creyeron que todo esta conectado, En cuanto cenergla, Jo eid Mientras los cientificos contintian explorando lo que significa ser participantes, las nuexas pruebas conducen a una conclusion inevitable: que vivimos en una realidad interactiva en la que podemos modificar el mundo que nos rodea cambiando lo que ocurre dentro de nosotros mientras observamos, es decir, cambiando nuestros pensamientos, 0 tros sentimientos y nuestras creencias. De esto se infiere que desde la curacién de la enfermedad hasta ly duracién de nuestras vides, o nucs- tro éxito profesional y en las relaciones, todo lo que experimentamos como la svida» esta directamente vinculado con nuestras creencias, La conclusién: cambiar n tras vidas y relaciones, curar nuestros cuerpos y llevar paz a nuestras familias y naciones requiere un cambio simple y preciso en nuestra manera de usar las ereeneias. Para quienes aceptan lo que la ciencia nos ha llevado a creer duran- te los diltimos trescientos aiios, el simple hecho de considerar que nues- tua experiencia interna puede afectar a la realidad es una herejia. Esta idea diftumina la zona de seguridad que ha separado tradicionalmente la Giencia dela espiritualidad, y 2 nosotros de nuestro mundo. En lugar de Pensar cn nosotros mismos como victimas pasivas de las cosas qe «ocurrens sin vaz6n aparente, esta consideracidn nos hace directamen- te responsables de nuestua vida. En esta posiciéa hemos de afrontar pruchas innegables. que Sane confirman que somos los arquitec- muesttan que enfacar noestra dad, Esta cone ateseion eambia la realidad misma, y sugieren que vive mos en un universo interae= tiv, tos de firmacién también nos Heva a ver que tenemos el poder de hacer que ls enfermedad quede obsoleta ye relegar a guerra a un recuer- do del pasado, De repente, la clave La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS para eatapultar nuestios mayores suefios hacia Ia yealidad ests a nuestro alance. Todo vuelve a nosotros: éd6nde encajamos en el universo? 2Qué se supone que hemos de hacer en la vida? éQué poilria ser mas importante que responder a estas preguntas, comprendiendo las consecuencias de esta revolucién para nuestras vidas, y deseubriendo fo que significa para nowuo? En un mundo donde las mayores crisis de ly historia conocida amenazan muestra su- pervixencia, podemos decir que nuestro futuro esti en juego Las falsas suposiciones de |a ciencia Aunque la revolucién en nuestra mane ar con respecte a nosotros mismos comenzé hace casi cien aitos, es posible que no fuera reconocida por las personas de a pie dedicadas a sus rutinas eotidianas. El cambio que aporta a naestras vidas aceleradas de apretadas agendas, relaciones por Internet y programas de telerrealidad esta ocurriendo a ‘un nivel tan sutil que pocas personas se dan cuenta de queya ha comen- ado. Es poco probable que hayas leido sobre esta revolucén en el periédico matinal, por ejemplo. ¥ es poco probable que la cuestion de Ja «realidad haya sido el tema de conversacién en tu reuni6n semanal del personal, o en la maquina de eafé del trabajo... a menos que seas un ientitico que trabaja por comprender la naturaleza de la realidad, Para estas personas, la revelucién ¢s camo tin enorme terremato cuye Fe tro se sale dela esc a, al tiempo que echa por tierra algunas de has cre cencias mis sagradas para ba ciencia, Sus efectos atronadores resuenan en Jos laboratories, aulas y libros de texto como un estallido s6nico intern rable, Y su estela esti dejando un amplio rastro de ensefianvas desfasadas, junto con la dolorosa reevaluacion de muchas ereencias largo tiempo sos- tenids, incluso de profesiones que estén queddando obsoletas Aunque puede parecer tanquila, la transformacisn que esta rev lucién produce en nuestras vidas ha erupcionado con una fuerza que no comparable con nada del pasado, porque los mismos descul tos que han provocado las preguntas también llevan a la conclusi6n de que los «heckos» en los que hemos confiado durante trescientos afios 12 nemeonuccién para explicar el universo y nuestro papel en él son erréneos. Se basan cen dos suposiciones que han demostrado ser falsas ~ Falsa suposicién némero 1: cl espacio entre las «cosas» esti vacio. Los nuevos descubrimientos nos dicen que esto simple- mente no es cierto Falsa suposicién ntimero 2+ nuestras experiencias internas, sen- timientos y creencias no tienen efecto en el mundo que est mis alls de nuestres cuerpos. Exper mentos que rompen el antiguo paradigma, publicados en rrevistas expecializadas de primera linea, revelan que estamos bafiados en un campo de igente que Hlena lo que peasshamos que era espacio vacio, Descubrimientos adicionales muestran mis alla de toda duda razonable que este campo responde a nosotros ~se reorganiza a si mismo~ en funciGn de nuestros sentimientes y creencias de corazén, Esta es la revolucién que lo cambia todo. Significa que desde los tiempos en que las aleyes> de la fisica de Isaac Newton quedaron formalizadas tras la publicacién de Fhilosophive * Principia Mathematica (Prineipios matemicos de filosofia natal) en. 1687, hemos basado lo que acepiamos con respecto a nuestras capaci- dadesy limites en informacién fala o, al menos, muy incompleta, Des- de entonees, la mayoria de la ciencia se ha findamentado en la ereen- Gia de que somos insignificantes en el gran esquema de las cosas. INos ha sacado dircctamente de la ccuacién de la vida'y de la realidad! sPacde sorprendernos que a menudo nos sintamos impotentes para ayudarnos y ayudar a nuestios seres queridos cuando airontamos Jas grandes crisis de la vida? ¢Puede sorprendernos que nos sintamos tan dlesasistidos cuando vemos nuestry mundo cambiar tan rpidamen- te que parece «deshilacharse por los costados»? De repente, todas las cosas pueden ser refornuladas, clesde wstray capacidlades y limitacio~ nes personales hasta nuestra realidad colectiva. Es easi como si las con- dicion es de nuestro mundo nos empujaran hacia la nueva fronters dela conciencia misma, obligindonos a redescubrir qu sobrevivir a lo que hemos ereado. es somos para La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS La razén por la que ti eres una poderosa clave de esta revolucion es que se basa totalmente en algo que tity yo estamos haciendo ahora mismo, en este mismo momento, Solos y en conjimto, individual y colectivamente, consciente ¢ inconscientemente, todos estamos elie giendo lo que pensamos con respecto a nosotros mismos y lo que cree mos con respecte a nuestto mundo, Los resultados de nuestas ereen= Gas nos rodean y toman la forma de nuestra experiencia cotidiana. Esta revolucién cientifica sugiere que la realidad de nuestra vida, desde nuestra salud personal y nuestras relaciones hasta la guerra y la pw mundial, no es otra cosa que nuestras «ondas de ene for ntica de la que todo esté hecho. Todo est relacionado con lo que nosotros aceptamos con respecto a nuestro ando la sustancia ev tras capacidades, nuestros limites y nosotros mismos, Hechos innegadles «De acuertlo —diras-, ya hemos oidlo todo esto antes, Es inocen- te, y tal neluso arrogante, sugerir que el universo se ve afectado en manera alguna por nuestras creencias personales. Sencillamente no puede ser tan simple» Hace veinte afios, siendo un cientilico educado alestilo convencional, yo habria estado de acuerdo contigo. A primera vista, no parece haber nada nal de mirar el mundo que permita que muestias ereencias internas estra manera tradicio- hagan gran cosa en cl mundo externo, y mucho menos cncargarnos de Ia totalidad del verso; esto es asf hasta que empezamos a examinar lo. que nos muestran los nuevos descubrimientos. Aunque los resultados de las investigaciones que retsercen bi realidad han sido publicados las principales revistas expecialivadas, suelen ser compartidos enum vocabullario «cientifico» que enmascara su significado para la persona que no tiene la formacién adecuada. Y ahies donde comienza nuestra revolucién, De repente, no nece- sitamos que el lenguaje de la ciencia nos cuente que somos una parte poderosa de nuestro mundo, Nuestras vidas eotidianas nes muestrun que Jo somos. No obstante, lo que nos falta son las daves para poder apli- car ese poder nuestro a Jos sucesos del mundo, 14 nemeonuccién Sospecho que las futuras generaciones versn nuestra época ists rica como el punto de inflexi6n en el que las condiciones del planeta nos obligaron a descubrir e6mo funciona verdaderamente el universo y a aceptar nuestro papel interactivo en él. los primeros tres siglos de teorias cies » lugar de prestar atencién a ificas que nos han retratado como victimas Impotentes, la nueva Glencia sugiere que somos justo lo rio. A fi ales de los 90 y comienzos de los 2000, las investigacio- nes han revelade los hechos siguientes: Hecho néimero 1: cl vniverso, nuestro mundo y nuestros ener pos estén hechos de un campo magnéticn compartido que fie reconocide cientificamente en el sigla Xx, y que ahora es iden tificado con nombres como el campo, holograms cusntico, la mente de Dios, la mente de la naturaleza o la Matriz Divina." ~ Hecho ntimero 2: en el campo de la Matviz. Divina, his «cosas» que han estado conectadas fisicamente y después se separan actiian como si atin estuvieran vineuladas. A este z ha dado el nombre de enredo’ (cuantico). 1 ADN humano influye di que ocurre en la Matriz Divina de un modo que parece poner en ccuestidn las leyes del espacio y del tiempo.* Hecho ndmero 4: \a creencia bumana (y los sentimientos y emo- ciones que la rodean) cambia directamente el ADN que afecta a Jo que ocurre en la Matriz Div — Hecho néimero 5: cuando cambiamos nvestras erecncies con Matriz Divina fendmeno se le Hecho ntimero 3: amente en lo, respecto a nuestros cuicrpos y nuestra mundo, Ia traduce ese cambio a la realidad de nuestras vidas” Te mos plantearnos una pregunta que tal vez sea la mas reveladora de no en mente estos descubrimientos y otros similares, debe- todas: Znacemos con la capaciclad natural de crear y modificar nuestros cuerpos y el mundo? Si es asi, debemos estar dispuestos 2 plantearnos owa pregunte todavia mis dificil: 2qué responsabilidad tenemos a la hora de usar nuestro poder ante las que posiblemente son las mayores amemyas part nuestras vidas futuras, nuestro mundo e incluso nuestra expecie? La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS Ahora es el momento Esté claro que no sabemos todo lo que se puede saber sobre cémo funciona el univero y cuil es nuestro papel en cl, Si bien futaros esta dios indudablemente revelaran nuevas informaciones, podriamos esperar wos cien afios mas y atin no tener todas las respuestas. Un consenso creciente entre los cient 10s sugiere que posiblemente no tengamos tanto tiempo. Poderosis voces dentro de la comunidad cientifica, como la de Sir Martin Rees, profesor de astrofisica de la Universidad de Cambrigde, sugieren que sélo tenemos un 50 por 100 de pos Vir al siglo XXi sin suftir un contratiempo importante.” Si bien siempre ilidades de sobresi- hemos tenido que aftontar desastres naturales, ahora también hay que teneren cuenta un nuevo tipo de amen, Jas que Rees describe como dnducidas por los humanos». Los nuevos estudios, como el presentado en un nimero especial de Scientific American titulado «Enerucijada para el planeta Tierra» (sep- tiembre dle 2005), se hacen eco de la advertencia de Rees diciéndonos: ."* Con estas palabras, el gran mistico describe la paradoja dle mucs- 14 misteriosa condicién en este mundo. Por una parte, se nos dice que somos seres frigiles y sin poder, que vivimos en un mundo en el que las cosas simplemente socurren» sin rsdn aparente, Por otra parte, nuestras tradiciones espirituales mis antiguas y atesoradas nos dicen que hay una fuerza que vive ds cada uno de nosotros, un poster al que nacla en ef mundo puede afec ntro de tar. Este pod nos promete sobrevivir a los momentos mas oscuros de nuestra vida y nos asegura que los tiempos dificiles forman parte de un. Viaje que nos lleva a.un lugar donde ya no nos puele suceder nada malo. No puede sorprendernos que nos sintamos confuses, indefensos, y a veces incluso enfadados al ser testigos del suftimies queridos y al compartir la agonia def aparente infierno en que a veces 10 de nuestros seres se convierte dl mundo que nos rodea. Entonces, 2qué es lo que acurre? ‘Soi 10s frgiles victimas de suice- sos que estin fuera de nuestro control? 20 somos poderosos ereadores con poderes latentes que solo ahora empevamos a entender? La res- puesta puede revelar la verdad de uno de los misterios mas profundos de nuestro pasado. ¥ éste es también el tema de algunas de las mayores controver jas cientificas actuales. La sespuesta es Ia inisma para ambas posibilidades: iSit Si, ocasionalmente somos victimas de las circunstancias. Y si, a ‘veces somos poceroses creadores de esas mismas circunstancias. Lo que determina cui de estos papeles experinentaremos son las elecciones que hacemos en nucstras vidas, elecciones basadas en muestras creencias, 18 nemeonuccién A través del divino poder de la ereencia humana se nos ofrece la capa cidad igualmented cenergia que nos baila y nos rodes. 1a de dar vida a nuestras creencias en Ja matriz de UPor qué este libro? Cuando estaba escribiendo Lu Mucriz Divina Girio, 2008), me que- dé claro que nuestro papel en la aceptacidin de los mihgros podria ficil- mente dilairse, quedando reducido a ser un complemento del m general del libro. Describir el lenguaje de las creencias y emo nos per rite ser los arquitectos de nuestras vidas requeria otro volumen. waje Deniro de estas paginas deseubrirés emo sanarlas falsas creencias que pueden haberte limitado en el pasado. Ademis: Identificaris las ereencias que revierten la enfermedad corporal. Aprenderis las ereencias que producen relaciones. positivas y duraderas en tu vida Descubriris las que aportan paz. a tu vida, a tu familia, a tu eo manidad y a ta mundo Por més diferentes entre si que puedan parecer la pw, ls relacio- nes y la curacién, todas ellas se basan en el mismo principio: el «den guaje> de las creencias y de los sentimientos que tenemos con respec- to a alas, Por su propia naturaleza, la exploracién de has creeneias es un visje profundamente personal, Cada uno de nosotros tiene un punto de vista ligeramente diferente con respecto a sus propias creencias, e intenta encontrar el modo de encajarlas en las grandes ervencias coleetivas de nuestra cultura, de las ensefianzas religiosas, dle su familia y amigos. Co mo xe trata de una experiencia de este tipo, probablemente cada per sona tiene su propia idea sobre qué es una creencia, A To largo de los siete concisos capitulos de este libro os invito a pensar de una manera nueva, y posiblemente muy diferente, con res pecto a vosotros mismos, vuestra vida y el mundo. Para alganos, este modo de ver las cosas cuestiona todo lo que se les ha enseniado. Para 1° La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS otros, es proxoca suficiente curiosidad como para emprender un nuevo camino de autodescubrimiento. Y pata todos es importante saber desde el principio qué se puede esperar de la informacién que sigue. Si te pareces a n gusta saber adénde vas antes de emprender el viaje. Por esta razon, he descrito con precision qué es y qué no ¢s este libro: — Esta no es una obra sobre ciencia. Aunque compartiré la ciencia de vanguardia que nos invita a repensar nuesta relacidn con el mando, este trabajo no ha sido escrito para conformarse al for mato 0 a los criterios de un libro de texto sobre ciencia o de una publicacion tGenica Test no a ecb a tactigantdav tes par 6leBa Cada capitulo y ead, forme de investigacion no han sido sometidos al prolongado proceso de revisiGn de una junta cualificada © de tun selecto panel de «expertos», acostumbrades a contemplar el mando desde un solo campo de estudio, como la fisiea, hs matematicas 0 la psicelogia Esta es una guia bien investigada y documentada. Esta escrita on un estilo amistoso con el usuario y describe experimentos, estu- dios dle casos, hechos hist6ricos y experienchs personales que sustentan ama manera de vernos que nos fortalece. Este cs un ejemplo de lo que puede conseguirse cuando eruza- mos las fronteras tradicionalmente establecidas entre la ciencia y bh cspiritualidad, En lugar de ver los problemas de nuestros tiempos a través de los ojos de la naturaleza, artificialmente se- ol parades y aislados en disciplinas como la fisiea, la quin historia, esti diseiado para tender un puente entre la mejor Giencia contemporinea y la sabiduria intemporal de-nuestro pasado, incluyendo ambas en una comprension mas amplia de scstr papel en be vida, Sut meta ex poder aplicar este conod= miento para crear un mundo mejor, y descubrir mis sobre noso- tros mismos mientras recerremos el camino. La curacién expontinen de las ceencias est escrito con un propdsito en ‘mente: compartir in porleroso mensaje de esperanza y nuevas pesibilidades 20 nemeonuccién en un mundo donde a menudo se nos lleva a sentinnos desesperados & incapaces. {Queremos realmente saber la verdad? En otro de sus escritos, Rumi también describié la curiosa natura- leva de nuestra relacion con la realidad diciendo: «Nosotros somos el espejo, y el rostro reflejado en el espejo. Nosotros somos la dulce agua fia y la jarra que la vierte». Asi como Jens afirmé que podiamos sal- varnos sacando fuera lo que tenemos dentro, Rumi nos recuerda que estamos continuamente creando la realidad (a veces de forma cons- nte y a veces inconsciente), y lo hacemos al mismo tiempo que: an rimentamos lo que hemos creado. En otras palabras, somos los artistas y también el cuadro, y esto sugiere que tenemos el poder de modlificar yy cambiar nuestras vidas hoy, al tiempo que elegimos emo reinventar~ Jas manana. Si bien para algunas personas estas analogias son una manera #08 hacen temblar rofrescante ¢ innovadora de ver el munclo, otros les findamentos de supesiciones tradicionales y largo tiempo admiti- das, No deja de ser habitual ver que destacados Gientificos se muestran renuentes a reconocer las implicaciones de su propia investigacién cuando revela que somos poderosos erealores del univer Cuando comparto esta paradoja en vivo con el publica, a menudo, ce recibida con una respuesta que recuerda tina escena de la pelicula Ajjunos hombres hrenos. En este intenso drama filmade en 1992, cuando, el comandante de la base de Bahia de Guantinamo, el coronel Nathan Jessep (personificado por Jack Nicholson) es sometido a un interroga- torio ante el tribunal por el teniente Daniel Kaffve (representado por Tom Cruse), se le pregunta por la verdad con respecto a la misteriosa mucrie en la base de un soldado del ejército americano. Reconoviendo que su respuesta seria demasiado para los presentes en la sala, Jessep responde con estas palabras intemporales: «iVosotros no podéis sopor- tar la verdad!» Tal vez el mayor desafio de nuestros tiempos es simplemente éste: épodemos soponar la ventad que nos hemes pedido a nosotros misanos descubrie? 2 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS ZTenemos el coraje de aceptar quignes somos en el universo y el papel que nuestra existeneia implic debemos aceptar la responssbiliilad derivada de saber que podemos cambiar el mundo cambii entonces también Sila respuesta es i xdonos a nosotros mismos. Ya hemos visto que has creencias ampliamente extenilidas de odio, separacidn y miedo pueden destruir nuestros cu posy nuestro mundo mis ripidamente de fo que podriamos imaginarnos. Tal ver lo nico que necesitemos sea un pequeiio cambio en nuestra manera de pensar con respecto a nosotros mismos para reconecer la gran verdad de que somos los arquitectos de nuestra experiencia, Somos artistas césmicos expresando nuestras creencias mis profimdas sobre el lienzo ci del universo. Qué probabilidaces tenemos de que transformando las destructivas de nucstro pasado en otras que afirmen la vida, la curaci¢ bien el futuro? y paz, podamos cambiar el mundo de nuestros dias y tam= Es posible que no tengamos mucho mis tiempo para plantearnos 6sta pregunta, Los nutevos dlescubrimientos sebre el poder de las creen- o de averiguario. clas sugieren que estamos a pun vg Braden ‘Taos, Nuevo México. 2 Capitulo 7 Una nueva visién de la realidad: el universo como un ordenador consciente a hisoria del univeno es, de hecho, ‘ELuniers es un ordenador ean, =Seri1 Lio, profesor del MIT y disnador el primer ordenador cusnticd operative Hace macho dempo, el Goin Proyeumador csr un programa que diye todos les unverin posi deca ra Onion —JUnsey Scramputxes, pionero de la inteligencia artificial “Viivimos nuestra vida basandonos en lo que creemos. Cuanelo refle- xionamon sobre In verdad de esta afirmacién, reconocemos otra reali= dad ain mis sorprendente: independicntemente de le que podamos hacer en la vida, las creencias que preceden a nuestias acciones son el fundamento de todo lo que atesoramos, sofiamos, logramos ¥ llegamos Desde los rituales matinales que realizamos para recibiral mundo. cada dia hasta los i ventos que empleamos para mejorar nuestra exis tenciao la tecnole todo se basa, ‘que destruye la vida a través de la gu cen nuestras creencias riuestas rutinas personales, ls costunnbres de nues- luso_civiizaciones enteras ta comunidad, las ceremonias religiosas Nutestras creencias establecen la estructura de nuestro estilo de vidas ac tualmente, las mismas areas de estudio que en el pasado descartaron Fe La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS fencias internas nos est nuestras exp nx mostrando que lo que senti- ‘mos con respecto al mundo que nos rodea es una fuerza quuese extien- de hacia dicho mundo. De esta manera, la cet esti poniéndose a la altura de nuestras tradiciones expirituales ¢ indigenas mis queridas, que siempre nos han dicho que nuestro mundo no es nada més que un rellejo de las exeen- ins que aceptamos: TTeniendo en cuenta que ya tene- mos acceso a este poder en nucs tro in Creencia 2: vivimos nuestros ion, decir que nuestras vidas: basdadonos: en. lo. que creencias son importantes. para creemos con respecto @ nes nosotros es quedarse corto, iNues- tro mundo. a nosotros mismos, trae eroéncias pon’ la vidal Tew ellae a auesiras capacidades y ¢ nuestros limites, a vida comienza y se sustenta asi misma. En las nuevas fronteras del fisica y la biologia cuanticas, Ia creencia humana esti ocupan- do rapidamente el centro del escenario: desde nuestra respuesta inmi- ne y desde las hormonas que regulan y equilibran nuestros cucrpos hasta nuestra capacidad de curar nuestros huesos, Srginos y piel, e incluso de coacebir ba vida, Si nucstras creencias conticnen tanto poder, y si vivimos nuestras vidas hasindonos n Jo que ersemos, la pregunta evidente es: ide dénde vienen nuestras creencias? La respuesta podtia sorprenderte, Con pocas excepciones, nuestras creencias se originan en lo que igién, la cultura y b familia, En otras nos dice lt ciencia, la historia, la rel palabras, la esencia de nuestros limites y capacidades puede muy bien estar basada en lo que ous parsons nos dicen, Esta toma de eoncientia nos conduce a plantearnos la pregunta siguiente: Si muestras vidas se Basan en fo que creemos, Zqué sucede si nuestras creencias estan eyuivocadas? 24 Uns nueva wsibn DE LA auDAD ZY si estamos viviendo muestras vidas amortajados por filsas limi- taciones y suposiciones incorrectas que otros han generdo a lo largo. de generaciones, de siglos 0 incluso de milenios? Por ejemplo, histdricamente se nos ha ensefiado que somos parti- culas insignificantes de vida pasando por un breve momento en el tiem- p®, limitados por las «leyes» del espacio, los étomes y el ADN. Esta vision sugiere que tendremos muy poco efecto sobre cualquier cosa durante nuestra estancia en este mundo, y cuando nos hayamos ido, el universo ni siquiera notaré nuestra ausencia, Si bien las palabras empleadas en esta descripcién pueden sonar tun poco duras, la idea general no esti muy alejada de lo que a muchos de nosotros se nos ha ensefiado a considerar cierto. Son precisamente estas ereencias las que a menudo nos hacen sentirnos pequteyios © impo- tentes ante los grandes desafios de la vida, 4Acaso podiamos ser algo mis que eso? @Cabe Ia posibilidad de que en realidad seamos unos seres muy poderosos dishiazados? Qu pasaria si fuéramos depositarios de un pot ramos nacido a este mundo con capacidades que estin mas alla de \cial maravilloso, si hubic- nuestros sueiios més ambi osos, y simplemente las hemos olvidado, bajo unas condiciones impactantes que nos han dejado en un estado: semionirico en el que nos creemos impotentes? 2Cémo cambiarian nuestras vidas si descubriéramos que hemos nacido con el poder de revertir las gir la paz de nuestro mundo, la abundancia de nuestras vidas y cuanto ermedaies? ZY si pudigramos ele- tiempo vivimos? ¢¥ si descubricramos que el universo mismo se ve afectado directamente por tia poder que ha estado oculto en nuestro. interior durante tanto tiempo que lo hemos olvidado? Un descubrimiento tan radical lo cambiar’a todo. Cambiaria lo que ereemos con respecto a nosotros mismos, al universo ya nuestro papel dentro de dl. ¥ esto es precisamente lo que las revelaciones mis vanguardistas de nuestro tiempo nos estin mostiando. Durante siglos hi habido personas que se han negado a aceptar las limitaciones que han detinido tradicionalmente el significado de la vida en el mundo, Se opusicron a creer que simplemente aparecemes aqui por un nacimiento misterioso que esti mis alli de toda explicacisn, Re- hazaron la idea de que nuestra estancia en la Tierra tenga el propésito % aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Uns Nueva WSION DE LA REAUDAD inspirsdor al mismo tiempo. Mi mano encajaba tan perfectamente que cualquier duda que pudiera tener con respecto a la autenticidad de la en el acto, Mis pensamientos se ditigieron i impronta desaparecié me- diatamente al hombre mismo, Queria saber qué estaba pasando en su interior cuando fundi6 su mano con la roca. ZQué estaba pensando? 2Queé estaba sintienddo? Como desafié las «leyes fisicas que nos dicen que dos scosase (eu mano y bh roca) no pueden ocupar dl mismo fugar al mismo tiempo? Anticipindose a mis preguntas, nuestro tradactor tibetano, Xjin-a (no es su nombre real), me respondié antes de que pudiera proguntarle El tiene fe ~dijo con convicci6n-. El geste [gran maestro] cree que ¢ly ha roca no estan separados. Me faseind que nuestro guia del siglo xx hablara del yogui en tiem po presente, comp si estuviera en La habitacién con nosotros, —Su meditacidn le ensefia que él es parte de la roca, La roca no puede conter 1 puede moverse libreme —£Dej6 la impronta para clemostrar su maestria sobre si mismo? erle, Para el yeshe, esta eueva noes un muro, de modo que como sila roca no existiera pregunts —No —respondié Xjin-la-. El yeshe no necesita probarse nada a si mismo. El yozui vivid en este lugar durante muchos aftes, pero noso- tros slo vemos una huella Miré alrededor en busca de otras huellas en la cueva, que no era muy profinda. Nuestro guia tenia razon, no v4 ninguna. —La mano en la roca no es pars el yeshe eontinud nuestro gui 6 para su alumno. “Tenia mucho sentido. Cuando el discipulo de Milarepa vio a su maestro hacer algo que la tradicién y otros maestros creian que era imposible, le ayudé 2 romper sus creencias con respecto alo que es Pose El ye of nie deur miata coir aus proplog ofGeY cotte) fue testigo del milagro personalmente, aquells experiencia be dijo a su mente que no estaba limitade o ligado por las aleyess de la realidad tal como se conocian en su tiempo. Siendo testigo de aquel miro, el alumno de Milarepa tuxo que confrontar el mismo dilema que todo el mundo afmnta cuando elige liberarse de los limites dle sus propias creencias: tuvo que reconciliar su 2 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS experiencia personal del milagro de su maestro con las creencias de los que le rodeaban: las «leyes» que ellos aceptaban para describir e6mo funciona el universo. El dilema es éste: la visi6n del mundo que tenian los familiares, los amigos y las personas de aquel tiempo pedian al alumno de Milarepa que acepara un modo de ver el univers y e6mo funcionan las coses Erto incluia ls ereencia de que las rocas de las paredes de la euteia son una barrera para la carne de un cuerpo humano. Por otra parte, el alumno acababa de ser testigo de que hay excepciones a tales aleyess. La paradoja es que ambas maneras de ver el mundo eran absolutamen- te correctas, y dependian de lo que cada cual eligiesa pensar sobre la realidad en un momento dado. Yo me pregunté: «:Podré estar sucodiendo lo mismo en nucstras vidas ahora no?», Por muy inverosfmil que pueda parecernos esta pregunta a la luz de nuestro conocimiento cientifico y de nuestros avan- ces tecnolgicos, los cientificos modernos estin empezando a describir tuna paradoja similar. Empleando el lenguaje de la fisica cudntica e lugar de los milagros de los yoguis, un creciente mimero de cientificos de vanguardia sugicren que ef universo y todo lo que conticne ses» lo que «es» por la fuerza de la conciencia misma: nuesiras ereencias y lo que aceptamos como la realidad de nuestro mundo. Curiosamente, cuanto mis entendemos hi rehcién entre nuestras experiencias interms yel mundo, mis verosimil se vuelve esta sugeres Si bien ly historia de Ia cueva dle Milarepa cs un ejemplo contun- dente del viaje de un hombre para descubrir su relaci6n con el mundo, ho necesitamos reclirirnos en tuna cueva y comer ortigas hasta ponernos verdes para descubrie la misma verdad por nosotros mismos, Los des cubrimientos cic icos de los altimos ciento cincuenta aos ya nos han demostrado que existe una relacién entre la coneieneia, la realidad y la creencia eB sta os dispuestos a aceptar k clacién que se nos ha mostrado ilidad que acompaita a eve poder para poder aplicarlo et nuestras vidas de manera significativa? Sole el futuro nos permitiré saber e6mo hemos respondido a esta pregunta Uns nueva wsibn DE LA eo Saberos que hay cosas que no sabemos Durante una conferencia de prensa celebrada en la sede de la OTAN en Bélgica, en junio de 2002, el entonces secretario de Defensa de los Estados Unidos, Donald Rumsfeld, describié cual era el estado de la informacién conseguitla por los servicios de inteligencia en sel mundo posterior al II de septiembre de 2001: «f..] hay conocimien- tos conocidos, hay cosas que sabemos que sabemos. También sabemos que hay conocimientos desconocidos, es decir, sabemos que hay cos que no sabemos, Pero, asimismo, hay cosas que no sabemos que no sabemos».! En otras palabras, Rumsfeld estaba diciencdo que no tenemos toda a informacién, y sabemos que no la tenemos. Este famoso discurso fue dirigido a los servicios de i eligencia que reunian informacién en la guerra contra el terrorismo, pero lo mismo puede decirse del estado del conocimiento cientifico en nuestros dias. Aunque la ciencia ha tenido mucho éxito a la hora de revelar ls respuestas a nuestros may profindos misterios, algunas de las mentes més hitcidas de nuestros tiempos sugi n abiertamente que ef lenguaje de la ciencia es incompleto. En 2002, una revista del grupo Narure publicé un editorial que describia las virtudes del método cientifico en les siguientes términos: «Por su naturalera, incluso en su aspect mis exacto y profunde, la ciencia es incompleta en sus explicaciones, pero se autocorrige al reorientarse de los camines equivocados que puede tomar ocasionalmente».’ Esta autocorreceién de las ideas cientiticas siempre ocurre finalmente, pero a veces tarda cientos de se, como lo demuestra la discusién sobre si el universo esté conectado, por un campo de energia 0 no. Esta limitaciin no es excluyente de una & adi iplina, como la fisica o las matematicas. For ejemplo, el fisico y poeta del siglo 3% Lewis Thomas dijo que en la vida real «todos los campos de la Ciencia estin jento ala incompletos», El atribuyé las lagunas de nuestro conocit juventud de hr propia ciencia, alirmando: «Cuakesquiera que sean los logros conseguides a lo largo de los tes altos fla mayoria de los campos de la ciencia] aiin siguen estando en sus primeras tapas». Amos dos 31 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS Hemos de admit gue hay grandes lagunas en nuestra eapacidad cientifica de describir por qué las cosas son como son. Por ejemplo, los fisicos creen que han identificado las cuatro fuerzas fundamentales de la naturaleza y el universo: la grave- dad, el dlectromagnetismo, y_ las Crencia 3 la censia fiuerzas nucleares fuertes y dcbiles at Tenet Was Ie Si bien conocemos suficiente sobre iuchos que deserihen al estas furerzas para aplicarlas a diver= universe, a nuestros euer= sas tecnologias relacionadas eon los pos, como funsionan las microcircuitos © los viajes espacia- les, también sabemos que nuestra comprensi6n de ellas atin es incom- peta. Poclemos decir esto con certo Za, porque los cientificos todavia no han sido capaces de enconty chusiva clave que combina estas cuatro finerzas en una dnica deseripeién de cémo funciona ef universo: una ceoria unifcada Las nuevas teorias, como la de bs supercuerdas, podrian tener la respuesta definitiva, pero los criticos han planteado una buena pregun- ta que atin no ha sido respondida. Las teorfas de las euerdas de los 70, que finalmente se convirtievon en la teoria de las supercuerdas formal- mente aceptada en 1984, fueron desarrolladas hace mas de veinte afies. Por consiguiente, si realmente funciomn, épor qué siguen siendo tcorias? Con cientos de lay mentes mis brillantes del planeta y el mayor poder informitico dela historia del mundo dedicados a ella, por que la tcoria de las supercucrdas no ha conseguido casar las cuatro fcrzas de Ia naturaleza en una th a historia que nos euente céme funciona el universo? Sin duda, ésta fie una de las grandes decepciones que atormenta- ron a Einstein hasta el final de su vida, En una carta de 1951 a su amigo Maurice Soloving, el gran fisico te6rico describia su frustracion: «La tcoria del campo tnilicade ha sido retirada “emperaba~ Es tan dificil de emplear matemsticamente que de algiin modo no he side capaz de verificarla, a pesar de todos mis esfuerzos».” “Tl ver no resulte sorprendente que la ciencia de nuestros dias no tenga todas hs respuestas. Los deseubrimientos cu siglo nos han conducido a una forma nueva, sorprendente y radical de cos del iltimo 22 Uns nueva wsibn DE LA auDAD pensar en nosotros mismos y en cémo funciona el universo. De hecho, esta nueva mmera de pensar es tan radical que se topa directamente con lo que la ciencia nos ha pedido que creamos durante casi trescien- tos afios. Asi, en lugar de construir sobre la certeza de lo que se ¢ en el pasado, los nuevos descubrimientos han obligado a los cientificos 2 repensar sus suposiciones sobre el funcionamiento del universe. De algin modo, han tenido que volver a 1s easilla mimero uno. Probs- blemente el mayer cambio con respecto a la anterior manera de pensar es que la materia misma —la sustancia de la que todo ests hecho ni siquiera existe de la forma que crefamos que existia, En lugar de pensar que el universo esti hecho de «cosas» como: Stomos, por ejemiplo~ que estan separadas y tienen poco efecto en las demas cosas, las teorias cus J universo ¥ nuestros sugieren que cuerpos estin compuestas de campos de energia siempre cambiantes, que interactiian unos con otros para crear nuestro mundo de maneras que silo pueden ser descritas como posibilidades. Esto es importante para nosotros, porque somos parte de la energia que esti interactuan- do. Y nuestra conciencia de este hecho es lo que lo modifica tod. Cuando reconovemos que estamos enredados en by danza de la cenergla que bafia la creacién, esa toma de conciencia cambia quienes ercenios ser, lo que siempre hemos pensido que es d universo y como. creemos que funciona nuestro mundo. ¥ tal vez lo mas importante es que transforma nuestro papel, pasando de ser observadores pasivos a podlerosos agentes del cambio que interactian con la sustancia misma de Ia que todo ests hecho. Y nuestra visidn con respecto a de dénde viene este material tambisn cambia muy sipidamente. Particulas, posibilidades y conciencia: una breve ojeada a la realidad cuantica iv la visiin mecSnica del cosmos que tenia Newton, podemos pensar en ef universo en términos de particulas cuya conducta puede ser conocida y predicha en cualquier momento, Las particulas son como las bos en una mesa de billar: si tenemos la informacién que describe a fuerza dle una bola al chocar con otra (velocidad, angulo y 3 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS mente), deberiamos ser eapaces de predecir dénde y emo viajar’ la bole golpeada. ¥ si golpea a otras bolas en su viaje, también sabremos hacia d6nde irin y a qué velocidad. La clave de esto es que la vision mecénica del universo considera que las unidatles mas pequefias de Ia sustancia de nuestro mundo son «cosas La fisica cuintica contempla el universo de manera diferente. En ntes, los cientificos han desarrollado a tecnologia que ha hecho posible documentar la conducia extraiia, ya veces mibgrosa, de Jnenergia cusntica que forma la esencia del universo y de nuestros cuer= pos. Por ejemplo: — La energia cusntica puede existir con dos formas diferentes: como particulas vsibles 0 como ondas invisibles. La energia si- gue estando ahi en ambos casos, aunque se daa conocer de dis« tintas maneras. Una particula cusntica puede estar en un solo lugar, en dos Inga res a la vero en varios lugares simultineamente, No obstante, lo interesante de esto es que, por mas distantes que esten estos lugares a nivel fisico, la particula acttia como si todavia estuviera conectada — Las particulas cusnticas pueden comuniear consigo mismas en distintos momentos temporales, No estin limitadas por los con= ceptos de pasado, presente y futuro. Para una particula euintica, entonees es ahora y alli es aqui Estas cosas son importantes, porque estamos hechos de estas mis- mas particulas cuinticas que pueden comportarse milagrosamente cuando se dan las condiciones adlecuadas. La cuestiGn es éta: si hs particulas cunticas no estén limitadas por las sleyes> de la ciencia ~all ‘menos como las conocemos hoy y nosotros estamos hechos de esas ila mnismas particulas, épodemos nosotros también hacer cosas milagrosas? icos aman «and- En otras palabras, Zdemuestra la conducta que les £ mala» nuestros limites cientilicos, o realmente nos esté miostrando algo mis? ZEs posible quela libertad con respecto al tiempo y el espacio que domuestran estas particulss nos revele la libertad que podemos distru- tar en muestras vidas? Uns Nueva WSION DE LA REAUDAD ‘Tras hacer un seguimiento de todas las investigaciones, Is docu mentaciba yh experiencia directa de quienes han trascendido los limi- tes de sus propias creencias, creo sin reservas que hi respuesta es un firme «siv La tinica diferencia entre esas particulas Jadas y nosotros es que nosotros estamos hechos de muchas de ellas, vineuladas a través de la sustancia misteriosa que llena esos Iugares que antes pensibamos que eran cespacio vacio»: una forma de energia que silo estamos empezan- do a comprender: El reconocimiento por parte de la ciencia convencio- nal de esta extrafa forma de energia nos ha catapultado hacia una mane- ra nueva y casi holistiea de vernos a nosotros mismos en el universo, En 1944, Mox Planck, elhom- bre qu padre de la teor muchos consideran el cuantica, conmo- Creeneia 4: si las particulas de las que estamos hechos pueden estar en comumica Gion6 al mundo diciendo que hay tuna «mmatriz» de energia que provee cidn inslamnes unas con el anteproyecto de nuestro mundo cages: alla om Tt? fisico. En ese lugar de pura energi res a Iz vez € incluso cam- biar el pasado a través de elecciones realizadas en el presente, nosovos. tambien hasta nuestras relaciones mis pro- selene fundas, la paz-entre las naciones ya curacién personal. La disposicién a abravar la existencia de esta matriz por parte de ly ciencia convencional es donde empieza todo, desde ol nacimiento de las estrellas y el ADN atin cs tal pueden deberse a problemas imprevistos en los programas del ordem- dor. Invariablemente, estas preguntas abren la puerta a otras aun mis profundas, y con ellas a misterios que podian no encontrar respuesta en el proximo futuro: — 2Quién es el programador que puso en marcha nuestra simul cién informatizada césmica? 2Guarda relacién ha idea de un arquitecto césmico con nuestras ideas sobre Dios? — éCuanto tiempo ha estado funcionando el ordenador césmico? ~ éQué sig y de ba vidh? jean realmente el sprincipio» y el «final» del tiempo — Cuando morimos, ésimplemente abandonamos muestta simul cién y continuamos existiendo en otro reino externo a nuestra realidad virtual? 4 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS Aunque estas preguntas son interesantes, no podemos hacerles justicia en las paginas de este libro, No obstante, hay otra pregunta cuya respuesta podria ayudarnos a resolver los misterios de hs otras. Es la siguiente: Zio funciona la totaled del univers? ‘Como he dicho antes, podriamos estudiar la creacién del univer~ soy como hemos Hegado hasta aquy durante ots cien afios y ain asf no tener todas las respuestas. Aunque esta investigacin e muy valiosa, & posible que no ayude mucho a resolver los problemas ungentes que nuesto mundo afronta actualmente, Teniendo en cuenta la amenaea de tuna guerta globalyy la posbifidad muy real de que induya armas nucle ares, la aparicién de nuevas enfermedades causadas por virus que pare- cen inmunes a nuestros arsenales ce medicamentos y el sufrimiento producido por las sequi wy fas hambrunas que ya ests emperanclo a provocar el cambio climatico, simplemente no tenemos otro siglo mis para entender cada detalle del funcionamiento universal antes de actuar, Esti claro que ya es hora de aplicar lo que sabemos sobre el fun- miento del universo para aborlar los problemas que amenazan nuestra supervivencia y nuestro futuro. Y hemos de emperar enten- diendo nuestro cédigo de creencias eésmico. Cuando dominamos el Tenguaje de exe eGdigo, podemes usarlo en nuestras vidas cotidianas para todo tipo de cosas, desde curar y revertir las enfermedades hasta establever relaciones positivas entre las personas y una cooperacién pacifica entre las naciones. No obstante, pensar que la totalidad clel universo es un programa informatico continuo es algo descomunal. Esta idea parece tan grande ycompleja que podrimos tardar una eternidad simplemente en saber por donde empezar. Una nueva rama de by ciencia podria tener la cave. Si es asi, podemos empear a resolver a misterio de lo desconocido haciendo analogias con lo conocido. Y todo podria ser mucho més sim- ple de lo que pensabamos 46 Uns nueva wsibn DE LA auDAD La totalidad del universo en unas «pocas pautas buenas» La ciencia de los diltimos trescientos afios nos ha conducide a una conclusién inevitable con respecto a la realidad de nuestro mundo coti- diano: en ftimo término todo esta hecho de la misma sustancia. Destle el polvo de las Ie Ja vasta sopa de energia cusntica (lo que podria sex). Y siempre se mani fiesta siguiendo pautas previsibles que obedecen las reglas de la natu- nas estrellas hasta tit y yo, todo lo que vese surge de rleza El ejemplo perfecto es el agua. Cuando dos étomos de hidnigeno conectan con uno de oxigeno para formar la molécula de agua (H,0), la pauta que los vincula siempre es idéntica. Siempre forma el mismo. Angulo de 104 grados. La pauta es previsible. Es fiable, v al serlo, el agua siempre es agua. Todo tiene que ver con las pautas De modo que, al plantearnos la pregunta de cémo podemos com- parar el funcionamiento del universo como el deun gran ordenador, lo quic realmente nos estamos planteando es de qué manera sus energias donde la frontera entre nuestro mundo de cada crean pautas. Aqi dia y los misterios esotéricos que describen d universo se difumina Cuando Zuse empezé a pensar en el universo como un ordenador, estaba considerando que parecia funcionar como uno de los que habia en su laboratorio, La semejanza le conduje a sospechar que no solo eran similares cn su manera de opera, sino también en st manera de pro~ cesar la informacidn. Emperé a buscar en el umiverso funciones equi- valentes a las de su ordenador Rayonando que el bit esla menor unidad de informacion que pr cosa el onlenador, Zuse considers que su equivalente era el stomo: la tunidad mis pequena de materia que retiene sus propiedades elementa- les, Desde esta perspectina, todo fo que potlemos vex, sentir y tocar en cl universo es materia hecha de étomos, que se encuentran en el esta- do «conectado» (0 «enchufado»). Los Stomos que no vemos, los que esisten en ef estado invisible (virtual), estin adesconectados». Igual que el axioma: «Como arriba, asi abajo; como abajo, asf arri- ba» describe que las érbitas del electron pueden ayudarnos a entender ar La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS las del sistema solar, ly analogia de Zuse nos ofrece una podlerosa meti- fora que nos ayuda a entender la realidad misma. Es ple. Es elegan- te. ¥,lo que es mis importante, funciona, Jiirgen Schmidhuber, del Instituto Dalle Molle para la Intelig Artificial, desarrollé las ideas de Zuse * en un informe fechado en 1996 y titulado «La vision de un cientfico informético sobre la vida, el uni ‘yorso y todas las cosas Explorando la posibilidad de que nuestro universo sea el resultado de un antiguo programa de realidad que ha estado operando durante mucho tiempo, Schmidhuber comienza con la suposiciin de que algin momento de nuestro pasado lejano una gran inteligencia puso marcha el programa que creé «todos los universos posibles». He pasa do por ako intencionalmente las complejas ccuaciones que él usa p Hegar a estas conclusiones y he recortado Ia porci6n que es relevante para nuestra diseusién, Como su teorfa asume que todo empezé en un momento tempo- ral, con una cantidad fija de informacién, él sugiere: «El estado de eual- quer unixerso en un momento dado puede ser descrito por un nime- ro finito de bits». Su segu La suposi ion describe por qué esto es importante para nosotros, y concluye: «Lino de les muchos universos es el nuestro». En obas palabras, Schmidhuber esta sugiriendo que, tal como ocurre en cualquier simulacién, el universo emper6 con cierta cantidad de informaciGn —determinado nimero de stomos (bits) que hoy siguen con nosotros, y pueden ser calculados ¢ identificados. 1Qué manera tan poderosa ¢ intrigante de pensar en el funcionamiento del tuniverso! Si todas las cosas son Ia infarmaciéa que Zse, Schmidhuber y otres descriden, Zdénde encajamos nosotros en este ordenador cons Gente que es el universo? “Todas hemos oto el adagio: «Cuando el diseipulo esta preparado, aparece &| maestro». De manera similar descubrimos que cuando tna idea esté a punto, se materializa la tcenologia para explorarla, Gene= ralmente, esto curve justo en el momento oportuno, La historia nos muestra que la formula matemética exacta, les experimentos precisos y el chip informético adecuado Hegan exactamente cuando se los necesi- taba para ensamblar as pievas de un nuevo paratigma, consirtiéndolo 48 Uns nueva wsibn DE LA auDAD cn algo dil para muestras vidas. El corolario de estas nuevas compren- siones es que, en cuanto ocurren, no hay vuelta atris Esto es precisamente lo que esti sucediendo con estas teorhs que ven el universo como un ordenador: Los visionarios como Zuse pueden wlo en allas desde 1944, pero en su dia simple- haber estado per mente no se disponta de las herramientas mateméticas para explorar ideas tan radicals, Esta situacidn no cambid haste treinta afios despues Una nuera rama de la efencin entrs en escena, cambiantlo para siem- pre nuestra manera de pensar con respeeto a todo, desde la naturaleza hasta nuestros cuerpos, desde las guerras hasta los mercados de valores: las matemiticas fractales. En la década de los aftos 70, el profesor de la Universidad de Yale Benoit Mandelbrot desarrollé un modo de ver la estructura subyacen- te que hace del mundo lo que es. Dicha estructura esti hecha de pau tas, y mas especilicamente pautas dentro de pautas dentro de pautas.. y asi sucesivamente. El llamé a esta nueva manera de ver las cosas geo metria fraciol, o simplemente fractules. Antes del descubrimiento de Mandelbrot, los maten {ico usaban Ja geometria euclideana para deseribir ol mundo. Se ereia que la natu- raleza era demasiado compleja para que una tnviea formula la represen- tara con precision, Por esa razn, muchos hemes aprendide una geo- metria que slo empleaba lineas, cuadrados, circulos y curvas pata aprosimarse a la naturalera. También sabemes que es imposible repre sentar un Arbol o una condillera montaiosa usando Io que hemos aprendido. Exac mente por esta razén, nuestros primeros dibujos de Srboles se pare a piruletas sobre ats palitos La naturales no usa lineas y curvas perfectas para construir los Arboles, his montafias y las aubes. Mis bien utiliza Fragmentos que, cuando se toman en su totalidad, se convierten en moniaias, nubes y Atholes, En un fractal, cada pieza, por pequetia que sea, se parece a la pauta mayor de Ia que forme parte. Cuando Mandelbrot inwodajo su simple frmula en un ordenador, el resultado fue asombroso, Viéndolo todo en dl mundo natural como pequeiios fiagmentos que se parecian mucho a otros pequeiios fragmentos, y combinandoles en pautas mayo +s, as imsigenes producidas hacfan algo mas que aprosimarse ala nati raleza. ” ‘TRIPA curacion espontanea.qra 23/07/2003 12448 Pagina so La CURACIGH ESPONTAIEA DE LAS CREENCIAS Su aspecto era completamente natural, y esto es precisamente lo que la nueva geometsfa de Mandelbrot nos estaba mostrando con res- pecto a nuestro mundo, La naturaleza se construye sobre pautas que son similares, y sin embargo no son idénticas. El término que se usa para describir este tipo de similitud es autosimilitud. igura 1. En Ia década de los 70, Benoit Mandelbrot programé un onte- nador para produeir las primeras imagenes fraciales, como la que se ve a Ja izquierda Desde enforces. los cientificas han descubierto que la ge0- metria fractal puede imiter incluso las pautes mis complejas de la natura Jeza, como la hoja de helecho que se ve a la derecha Este descubrimiento sustenta la posibilidad de que ta naturaleza y el universo puedan ser el resultado de pautas creadas por un enorme programa cuintico que ‘eomenz} a funcionar hace mecho tiempo, Aparentemente, de l noche a la manana era posible usar fractales para reproducir todo tipo de fendmenos, desde la linea costera de un continente hasta la explosién de una supernova. La chve estaba en encontrar la férmula correcta, el programa alecuado. Y ésta es Ia idea que nos lleva directa- Bee | penn peer eae espa car ence cumo-el: fesultado:decunzaniti Creeneia 8: 1a naturaleza usa las estructuras que nos resulian guo programa cuintico conti- onocidas en todo tipo de cosas, desde los elementos y moléculas hasta las roeas, los drkoles y soir weak un programa de ordenador que ha estado funcionando desde nuo. Siel universo es l resultado de 50 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Uns nueva wsibn DE LA auDAD el universo, De modo que tal ver el ordenador que usamos para perder tiempo jugando al solitario o enviando correos electrdnivos 1 nuestros amigos es mucho mas de lo que habiamos imaginado. Es posible que la tecnologia compacta que tienes sobre tu escritorio contenga hi clave del mayor niisterio del universo, Grande 0 pequefio, un ordenador siempre es un ordenador Si bien los ordenadores han evolucionado enormemente en ta- mafio y velocidad deste su primera aparicion en escena a mediados del crto sentido ha siglo xx, en ‘cambiado muy poco. Tanto si llenan toda tuna habitacién como si estin miniaturizados para eneajar en la palma de nuestra mano, todos les ordemadores tienen algunas cosas en comin. Por & siempre necesitani un soporte fisico, un para producir resultados. Sin embargo, para arrojar nueva luz sobre la plo, independientemente de su tamaiio, un ordenador tema operativo y programas realidad, os importante entender lo gue hacen las diferentes partes del ordenador Lo que sigue es una breve explicacion de cada una de elas, y del papel que desempefian en un orllenador electrénico, Aunque las des- Gripeiones estin tremend el fractal de los ordenadores electronicos con el operar del universo. c simplificadas, nos permiten comparar mayor, Los paralelismos son fascinantes y la similitud, inequivoca — El producto de un ordenador es dl resultado del trabajo realiza~ do, Todos los csleulos que se producen dentro de les bits, los chips y los cireuitos que componen su soporte fisico producen Ia informacion que se plasma en forma de cuadros, grificos, palabras ¢ imagenes, Podemos mestrar el resultado en ana pan= tala usando un proyectos, imprimirlo en una hoja de papel, exhibirlo sobre un monitor o hacer todo lo anterior, El sistema operativo es el programas informiticos. A través de A, la informacién de nues- ‘nculo entre el soporte fisico y los tros programas se traduce a un lenguaje atin mas complejo —el aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. Uns nueva wsibn DE LA auDAD de las yas mids interesantes ¢ inspiradas del siglo sx. La helleza y la iistica del desierto alto cambié h vida y la obra de artistas como Ansel Adams, Georgia O'Keeffe, D. H. Lawrence y Jim Morrison (del grupo de rock The Doors). Miré en la direccién de la que procedia la voz para ver donde se habia originado una declaracién tan curiosa. Al otro lado de la carrete- 1a vi un pequefio grupo de turistas siguiendo a un hermoso native ame- ricano que les mostraha la plaza principal del pueblo, Al acercarme més para oft Io que decia el joven guia, ripidamente pasé a formar parte de Ja multitud que se congregaba en ef centro de hy pha. Mientras camindbamos, una mujer del grupo pregunté al guia por las creencias espirituales del pueblo Tewa (el nombre que se asignaban los nativos de Taos, que hace ret nicia 3 Los sauces rojos que ereeen a lo largo del rio) —ZAqui atin seguis practicando los antiguos titos, 0 mantenéis esas cosas ocultas de los extranjeros? ZLos antiyuos ritos? —repitié nuestro guia~. 7Te refieres a la antigua medicina? éEstés preguntando siatin ten ina por aqui? Ahora ol guia realmente habfa captido mi atencidn. Cinco aitos nos hombres medi- antes, yo entré en el mismo pueblo por primera ve? y planteé la misma pregunta, Descubri ripidamente que las pricticas espirituales de la te local era un tema delicado, algo que no se comparte abiertamen- te mas alli de los amigos intimos y los miembres de la tribu. Cuando surge esta pregunta, lo normal es que se cambie de tema con rapiclez, © que simplemente se ignore. as dos cosas. Nes Sin embargo, aqnel dia no pass ninguna de tuo guia nos offecié una respuesta criptica que contribuys més a per petuar el misterio que a ofrecernos informacién. iDe ningtin modo! ~dijo-. Aqui ya no tenemos gente medicina. Somos gente moderna que vive en el siglo XX, con medicina moderna, Despucs, mirando directamente a loy ojoy de le mujer que habia plnteado Ia pregunta, re 6 la frase que me habia atraido hacia el gupo unos momentos antes: «El mejor modo de ocular algo es man- tencrlo a plena vistay Cuando estas palabras salieron desu boca, pude ver un destelloen sus es, Le abs icieids quel ent aoneaghnentis a ete acta ja aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO publicado por el New ork Tines en 2000 revela lo poderose que puede ser el efecto placebo Hace cuarenta aitos, un joven cardidlogo de Seattle llamado Leonard Cobb puso 2 prucha un procedimiento que entonces se empleaba cominmente para ht angina de pecho, en el que Jos médicos haven ppeqetias incisiones en el pecho y anudan dos arterias para aumentar el flujo de sangre que va al corsa6n, Era una téeniea popular el 90 por 100 de los pacientes djeron que les habia ayudado-, pero cuando Cobb 1h comparé con la cirugia placebo en la que hacia las incisiones pero no anudaba las arterias, Ia falsa operacin demostré tener el mismo nivel de éxito. El procedimienio, conocido como ligadra de Ta arter’a mamaria interna, pronto se abandons. En mayo de 2004 un grupo de cientificos de la Facultad de Me- dicina de la Universidad de Turin, en Italia, llevaron a cabo un estudio sin precedentes para investigar el poder de las ereencias para tun entorno médico. Empezaron administrando medicamentes que imitan a la dopamina y alivian los sintomas del paciente. Aqui es impor tante sefialar que estos medicamentos tienen una vida muy corta en el cuerpo: sus electos silo duran unos sesenta minutos, A medida que se Consumen, lcs sintomas vuelven, Veinticuatro horas después, los pa- ates fueron sometidos a un procedimiento médico en el que se kes hizo cer que recibirian una sustancia para que la quimica de sus cere bros solvicra a los niveles normales. En realidad, simplemente s¢ les dio n efecto en su dolencia tuna solucién salina que no deberia ten Después del procedimiento, los escaneres electrénicos de los cere- bros de los pacientes mostraron algo que puede calificarse como un milagro, Sus células cerebrales habian respondido al procedimiento como si se les hubiera administrado el medicamento que originalmen- te aliviaba sus sintomas. Comentando la notable naturaleza de este este dio, ol lider del equipo, Fabricio Benedetti, dijo: «Bs la primera vez que hemos visto el efecto a nivel neuronal.” Los descubrimientos de ly Uni versidad de Tarin apoyan otros estudios llevados a cabo anteriormente por un equipo dela Universidad de British Columbia, en Vancouver. En quella investigaci6n, se informé que los placebos en realidad podian o aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO tun tratamiento podsis no funcionar puede tener consecuencias devas tadonas. De hecho, puede ser tan derastador que es posible que mate El famoso estudio Framingham Heart, iniciaio en 1948 bajo la direc cidn del National Heart Institute, documents el poder de tal efecto.'" El estudio comenzé ca , todos ellos de 5209 hombres y mujeres Framingham, Massachusetts, con edades de entre 30. y 62 afios, El miento de una muestra propésito de la investigacidn era hacer um seg de gente durante un largo periodo de tiempo para identificar los facto- res, entonces desconocidos, que producen las enfermedades de co- razn. En 1971, el programa inicié un segundo estudio basado en los nifios de los sujetos pertenecientes al grupo original, y ahora los tigadores han comenzado a reclutar un tercer grupo, compuesto por los nietos de los primeros participantes. Cada dos aftos se evaliian diversos factores de riesgo identificados: lo largo del estuilio en los participantes; el grupo de estudio ests com- puesto por personas eon estilos de vida muy diversos. El descubrimien- to de que las creencias de los participantes desempedian un papel en el riesgo de sufiir una enfermedad de coraz6n fue sorprenslente para los investigadores. De las numerosas estadisticas extraidas del estudio, las correlaciones han mostrado que las mujeres que crefan tener tendencia a suliir enfermedades del corazén ofrecian d cusdruple de posibilida- des de morir que aquellas que con factores de riesgo similares no tenian Es posible que la ciencia médica no entiench plenamente por qué se produce el efecto, pero ha quedado claro més alls de cualquier duuda ravomible que existe: na fuerte correlacién entre lo que creemos con respecto a nuestros cuerpos, y la calidad de vida y de curaeién que ds- frutamos. Pero Ze detiene ahi el efecto? ZAcaba el poder de nuestias Ia frontera definida por nuestros cuerpos, o-va mas alls? Y sis asi, Zexplica el poder de las creencias eso que en el pasado hemos Hamatto «milegros»? aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO 1h carrera, aunque tampoco tengo rvones para pensar que no pueda simplemente no lo he hecho antes, de modo que tengo que especular sobre mis posibilidades de legar. Mi especulacién se basa en la fe, por que no tengo pruebas directas de haberlo conseguido. Este ejemplo puede parecer tonto, pero ilustra la diferencia entre creencia y fe, La creencia se basa en las pruebas, y aunque es posible que bs fe en algo también cuente con prucbas, Ia clave es que no tiene por qué haberlas. Para una persona de fe, no son necesarias, A menudo oimos hablarde h diferencia entre fe y ereencia dentro del contexto religioso, Por ejemplo, para algunos la existencia de Dios es uma veriad incnestionable. Proclaman que no necesitan pruchas; simplemente tienen fe en que el Todopoderoso ests presente. Sin embargo, como no hay pruebas directas de ls existencia de Dios, otros se resisten a aceptarla como un hecho. Tal vez dediquen su vida a bus- car lo que consideren que es esa validaciGn, y es posible que se les pre sente de una forma que ellos no esperan, De moilo que, para esas per sonas, las pruebas de la exist permitirse erver sin ellas. ia de Dios son elusivas, y no puede Asimismo, la bisqueda de lo divino conduce a otras personas a ver el orden y la belleza que la ciencia ha revelado en todo tipo de cosas, desde las mas pequeiias particulas de materia hasta las galaxias mis dis- tantes, como pruebas innegables de la existencia de un wniverso inteli- g te. Para ellos, la ciencia misma ha demostrado la exist ncia de Dios. Curipsamente, en tiempo modernos, fe y creencia se usin de manera tan intercambiable que hasta cl Dicionario online Meriam-Wehser emplea cada una de estas palibras para definir la ota. El término «lo» tiene su maiz en el latin flere, que significa «confiar». Se define como sicia firme en algo de lo que no hay pruebas»."” El mismo diceiv- nario identifica la creencia como sinénimo de fe, y by dei haciendo tuna distinci6n may importante. La ereencia es anna «coaviccion de la verdad de cierta deeharacidn o de la vealidad de algda ser 0 fenémeno especialmente cuando se basa en al examen de les priebas [a cursiva es ania." Como he mencionado antes, los hechos son los que separan la Giencia de la ereencia o de la fe. Aunque pueden cambiar, y a menudo Jo hacen a medida que se descubren nuevas contliciones, la de de ciencia mis ampliamente aceptada es la siguiente: «Cienc n aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO Los nuevos: descubs mientos muestran que nuesiras creencias poseen estos dos attibutos mis alls de cualquier duda razonable, eee Tanto los descubrimientos ciemtificos como los principios espiri- tuales reconoven que ol espacio que hay entre el mn ndo y nosotros (qe en el pasado pensabamos que estaba vacio) —independientemente de cémo lo llamemos y lo definamos— es cualquier cosa menos espacio vacio. A comienzos del siglo xx, Albert Einstein hizo refe teriosa fuerza que existe en el espacio que lena lo que vemos, el uni- mneia a la mis- verso que nos rodea. «La naturaleza s6lo nos ensena la cola del lem, dijo, sugiri wo. que hay algo mas que lo que consideramos la realidad, aunque no podamos vislumbrarlo desde nuestro particular punto de vista csmico, Con la belleza y elocuencia tipicas de su vision del uni- verso, Einstein elabors la sign dada de que la cola es de tuna vez debido a su enorme tamano».”” nite analogia del cosmos: «No me cabe len, aunque &te no pueda revelarse de Como se describe en el capitulo 1, los nuevos descubrimientos n que el len de Einstein es la fuerza que el fisico Mas Planck describid como la matriz.que lleva el espacio vacio y conecta todo con todo lo demis, Esta matriz es el medio que une auestras creencias internas con el mundo que nos rodea. Aetualmente, la ciencia moder- na ha refinado nuestra comprensin de Ia matriz de Planck, y'la deseri- be como una forma de cnergia ominipresente todo momento que ha existido desde los comienzos del tiempo en el Big Bang La existencia de este campo implica dos eosas directamente reh- Gionadas con el poder de las creencias yestras vids, Y aunque ests principios pueden contradecir muchos asiomas de la ciencia y la espi- ritwalidad, abren la puerta a una manera poderosa de ver nuestro: mundo y de vivir nuestras vidas. 1. El primer principio sugiere que como todo existe dentro de la Matriz Divina, todo esti conectado, Silas cosas estin conectadas, Jo que hagamos en un lugar influir’ en lo que ocurra en otros lugares. La influencia puede ser grande 0 pequeha, dependiendo aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO modo que, actualmente, muchos bidlegos atin trabajan_y ensefian basandose en una vision meciniea de las cosis en lugar de contemphr eluniverso, ef mundoy nuestros cuerpos como campos que estén invo- lucrados on una danza perpetua de energia que energias. Gracias a los trabajos pioneros de cientificos como el doctor sracttia con otras, Bruce Lipton, y st libro The Biol of Bele, la sicaacion esté cambiando, El lenguaje de los &tomos Mientras los cientificos se esfuerzan por comprender cémo las creencias afectan a nuestro mundo a través de los modelos tradiciona- les de la vida y Ia reafidad, Io nueva visién de que todas las cosas son energia interactuando con otras ene nos hace preguntamos como podria ser de ota manera, Cuando empezamos a ver las cosas desde sta perspectiva, se eliminan las limitaciones del pasado. De repente, el mecanismo que permite que las ereencias cambien nuestro mundo fisi- co queda claro. ¥ todo comienza con lo que pensamos con respecto a Ja materia misma. Si hace algtin tiempo que no has visitado un aula.o que no has leido un libro sobre la «nueva fisiea», el nuevo aspecto que se le atribuye all tomo podria sorprenderte. En lugar del modelo mecénico de cosas osbitando alrededor de otras cosas como un sistema solar en miniatu- 15 d tomo cutintico se basa en las probabilidades de que ta energia pueda concentrare en tin higar wotro en tun momento dado (i Lo importante aqui ex que, en parte, la energia ests hecha de campos néticos, los mismos campos que nosotros creamos con Jes pensamientos de nuestros cerebres y hs creencias de auestros cora- zones, En otras palabras, las experiencias universales que conocemos como sentimiento y creet Ja son los nombres que damos a la capaci- dad del cuerpo de convertir nuestras experiencias en onday ekéctricas y magnéticas. Aqui es donde las cosas se ponen muy interesantes, Cuantlo Ibs campos aéetzicos 0 los campos magn cuando lo hacen ambos-, el stomo cambia: su comportamiento se altera, icos de un tomo cambian -o aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS Defincién de emocién Los tres chakras inferiores (creatividad) suelen estar asociados comiinmente con nuestra experiencia de la emocién, $i pensamos en. estos centros como pura energia, representan las dos tinicas emociones bisicas que podemos tener en la vida: amor y lo que consideremos su puesto. Por extrane que esto pueda parecernos de entrada, como veremios mas adelante, esta definicién nos indica que la alegria, el odio yla paz, que podrfamos haber considerado emociones en el pasado, de hecho son los sentimientos generados por su uso, “Todos hemos tenido experiencias de amor en nuestras vidas. Y como todos somos tinicos, estas experiencias también lo han sido, De modo que cuando hablamos del opuesto del amor, puede signiticar «is- ‘intas cosas para distintas personas. Para algunos, el epuesto al amor es el miedo; pam ottos, puede ser el odio, Independicntemente de c6mo le Hlamemos, cuando legumes ala esencia desnuda de hs enseiianzas mis profundas, e] amor y su opuesto en realidad slo son dos aspectos de la misma cosa, dos polaridades de la misma fuerza: emocion, La emocion es la fuente de energia que nos impulsa hacia delante cn la vida. Elamor o el miedo es la fuerza impubora que nos impele a twavés de los muros de resistencia y nos catapulta mas alla de las barre~ ras que nos separan de nuestros objetives, sueiios y deseos. Tal como tenemos que poner riendas a la fuerza de un motor para que nos sea iil, debemos enfocar y canalizar el poder de la emecién para que sea productivo en nuestras vidas. Cuando no tenemos una direcci6n clara, ruiestras emaciones son dispersas y easticas. Todos hemos conocido el drama y el eaos que a menudo acompaiia a las personas que tratan con lavida exclusivamente sobre esta base. Si bien estas dos emociones son una fue + de poder en nuestra vida, estd claro quea veces pueden ser una hendicion o una maldicion, Nuestras emociones pueden servirnos 0 destruimos. La experiencia que tengamos vendri determinada por nuestra capacidad de ponerles rieaclas y de dar lex dizeceién. Y abi entia d poder del pensamicnto. Definicién de pensamiento Los pensamientos estin asociados con los centros de energia supe- riores de nuestro cuerpo, los chakras relacionados con la lgica y la 92 PRocRaNaR EL UNWERSO comunicacién. Mientras que podemos considerar que I emocién es una fuente de fuerza, los pensamientos son el sistema que dirige la fuer~ va, que la enfocan de maneras precisas. De modo que si bien nuestros pensamientos son importantes, no tienen mucho poder por En términos de ingenieria, podriamos considerarlos la energia escalar (una fuerza potencial) que rodea una posible situacién, mis que la energla vectorial (una fuerza real) que esti ocurriendo en nuestras vidas. Este proceso de amortiguaci6n da seguridad e impide que todos Jos pensamientos que pasin por nuestra mente se manifiesten en la rea~ lidad. Como sugiere la estadistica siguiente, eso es muy bueno Hace algunos afios, la National Science Foundation informé que la persona media. tlene unos mil pensamientos por hora. Dependiendo de sisomos eonsiderados «pensadores profindos» ono, podemes tener de doce mil a quince mil pensamientos al dia, Por eu osidad, a veces pido 2 mis amigos y compafieros de trabajo que compartan To que estan pen- sando. Cuando lo hago, descubro répidamente que muchas veces pien- san cosas que prefieren no compartir, Por suerte para nosotros, la mayoria de nuestros pensamientos pasajeros son s6lo eso: brews vis- lumbres de le que pu Je ser, de lo que podrin ser 0 de lo que ha sido. Detinicién de sentimiento Un pensamiento sin emocién que lo alimente es slo un pensa- miento, 1o es bueno ni malo, correcto ni equivacalo. Por si mismo tiene poco efecto sobre las cosas, ¢ implica imaginar una posibilidad que ticmpo, inocia y rela wlida cn el sta en la mente: Ia semilla de lo que podria ser, susp amente inoperante. Llamamos deseo al pensamiento que carece del combustible emo- Gional para phsmarlo, Aunque pueden tener buena intencién, nuestms deseos probablemente apenas tendriin efecto sobre nuestros cuerpos 0 sobre el mundo hasta que los despertemos, Como ilusua la figura 7, cuando mos los pensamienioy de nuestra mente con el poder de bs emociones que emanan de los cen- tos de energia inferiores, creamos sentimientos, Asi, un sentimiento es Ja union de lo que pensamos con el combustible de nuestro amor o de nuestro allio por ese pensamiento, Ahora ya tenemos tna definicGn de Jos sentimientos y un modo de diferenciarlos de las emociones. 93 aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO temas que hacen emerge nuestros sentimientos mis profundos respecto a si estas acciones son correctas o equivacadas. Es posible que, a priori, no siempre seamos cons- Gientes de nuestra postura en estos temas, pero ba intensidad de nues~ Creencia 15: las y los sentimientos que tene- Ins. con respecte a elias, buen indicador de dénde nos situa- son el lenguaje que «habla» mos con respecto a elles. De un a fa sustancia eintioa we ‘confor nuesta relied ua respuesta emocional cuando modo w otro, nuestros sentimientos se basan en nuestras creencias. Para describir lo que diferen- cia Jay crcencias de \uestra ira, compasién o tristeza cotidianas, niire- mos mas de cerea cémo se generan estos sentimientos, Honrar la vibracién Hemios definielo el sontiméeno como el resultado de pensamientos alimentados por ina de lis dos emociones posibles: amor o miedo, Lo que hace que la creencia sea un caso especial es que a veces parece ocu- rir sin que le acom ningin pensamiento, al menos sin un pensi~ to del que nosotros seamos conscientes “Todos hemos experimentado convicciones (ereencias) que simple mente parecen socurrir, surgidas de Ia nada, como cuando estamos convencidos de hallarnos en el lugar equivoeade en el momento equi- vocado, Aunque no haya una raz6n evidente para ello, sabemos con. toda claridad que es asi. Y generalmente nos conviene hacer caso de estas convicciones cuando las tenemos. Posteriormente, en un entorno seguro, postemos mirar atras y explorar cual ha sido ta causa de que sonara esta «alarma interna». Y cuando lo hacemos, habitualmente des- cubrimos que estas convieciones (creencias) han sido activadas por algo: que esti mas alld de las emociones de amor © miedo que generan Ios tipicos sentimientos, Ese algo es lo que mucha gente llama las vibracin- nes de la verdad corporal, rsonancia corporal o simplemente resonancia 9 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS En su forma me simple, la nsonuncia es un iatercambio de energia entre dos cosas. Es una experiencia que va en dos direeciones, y per ite que cada uma de las «cosas» se ponga en equilibrio con la otra. La rsomancia desempefia un papel fundamental en muchos aspectos de rigestras vidas, como cuando sintonizamos nuestro canal preferide de te~ lesisiin y de radio, © cuando tenemos un sentimiento inolidable por que otro ser humano nos mira directamente a los ojos y nos dice ate quiero», Nuestra experiencia de ly creencia esti muy relacionada con la resonancia esistente entre nesotuos y los hechos con los que nos esta mos confrontando, Para tener una idea clara de qué es la resonancia, examinemos el ejemplo de la vibracion compartida entre dos guitarras situadas. en cextromos opuestos de ls misma habitacion, Cuando se rasga la cucrda ido da. mas haja de cualquie ma cuerda del se de Tas guitarras, la mi instrumento se pondri a vibrar como si también hubiera sido rasg Aunque la segunda guitarra esta en el otro extremo de lt habjtacién y nadie la ha tocade fisicamente, responde a la primera porque ambas son capaces cde compartir un tipo de energia particular. En este caso, la cenergia toma la forma de una onda que viaja por el espacio y recorre habitac on Y asi es como experimentamos hi creencia en nuestias vidas. na con la otra dentro de ‘Como las dos guitarras que se sintonizan tuna habitacidn, nosotros somos seres de enemgia, capaces de sintonizar nuestros cuerpos y compartir tipos de energia particulares. Cuando ntos dirigen nuestra at nuestros pensami \cion a un paisaje que esta mos contemplanda, a las palabras que decimos o a algu otra cosa que estemos experimentando de algtin modo, nuestro ser fisico responde a Ja energia de esa experiencia, Cuando resuena con nosotros, tenemos tuna respuesta corporal que nos dice que lo que hemos visto wd ertlid», 0 al menos lo es para nosotros en ese momento, Esto ¢s lo Joes que hace que la verdad corporal sea tan interesante Este tipo de verdad no tiene que ver con si la informacién o la experiencia es ofjtina, La persona que experimenta resonancia eve que es verdad. Y, en exe momento, ¢s verdad para ella. Las percepeiones, los juicios y los condicionamientos individuales conforman a experiencia, Convirtiénddola en lo que a persona siente en ese momento 96 PRocRaNaR EL UNWERSO Y es muy interesante que la misma persona puede vivir el mismo hecho una semana después y descubrir que ya no resuena con ella, Y como no resuena, ya no es verdad. Esto se debe a que los filtros de la percepein personal han cambiado, yla persona ya no cree lo que crefa Ja semana pasada. En su exper saciones fisicas que les muestran que estin resonando con sw experien- incia de la verdad corporal, la gente suete tener sen- cia del momento, Algunas expresiones comunes de la verdad corporal : que se nos ponga la piel de gallina, que nos zamben las orejas, 0 que se nos sonrojen viiblemente el rostro, la parte alta del pecho y los brazos. Resonancia en accion La resonancia es una experiencia que va en ambos sentidos. Ade- is de decirnos que algo es verdad para niosotros, también es un meca nismo de defensa que nos avis cuando estamos en una situacién potencialmente danina. Por ejemplo, cuando nes encontramos en un «callején oscurom, podenios sentir que estamos en el lugar equivocado en el momento equivoeado, Nuestros cuerpos lo «saben», y el sintoma resultante puede ser una debilidad corporal general, como si algo se lle- vara repentinimente toda nuestra energia, hasta el extremo de que la experiencia ola informacidn es tan chocante para nesotros que empe- zamos a tener suilor fifo, nos quedamos palicos y nuestra circulacion sanguinea se acclera, preparsndonos para la kucha o Ia huida Curiosamente, 2 menudo tenemos la misma respuesta undo alguien nos miente, o cuando nuestros cuerpos sienten que a informa Gin recibida no es verdad, Aunque podria ser que simplemente no tenemos todes los datos, o que percibimos incorrectamente los que te rnemos, la clare aqui es que ea el instante en que sospechamos que nos estén minticndo, responder os ala experiencia del momento, Cuando pimos a alguien decirnos algo que sibemos seguro que no es verdad, sentimos una tensidn en nuestro cuerpo que algunos Haman el «detec tor de fakedadb Aunque no siempre se base en hechos conocides en ese momen- to, nuestra reaccidn visceral a lo que oiros comparten con nosotms aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. PRocRaNaR EL UNWERSO EI comando inicio En dl ordenador clevtr6nico, el comand inicio es el que pone en marcha el programa. Es un comando especializado que prowe toda la informacién que el programa necesita para realizarsu trabajo, incluyendo, cosas como ed valor que se avigna a clerts simbolos y cudntay veces el ordenador realizari una tarea, Cuando generamos una creencia en el ore nador de nuestra conciencia, el pensamiento equivale al comando inicio. Nuestros pensamientos nos permiten reunir todo To que necesita~ ‘mos para explorar una experiencia antes de tenerla. Por ejemplo, euan- do consideramos si entrar en una nueva relacién, reunimos toda la de informacion que nos ayudard a tomar la decision. Si es una relac los atributos de In otra pe pareja, podemos reconoce ona, y sus suefies, metas y deseos para ver Podemos plantear preguntas sobre donde y como le gustaria visir ala nuestros caminos son compatibles owa persona, y donde estableceria las prioridades profesionales y eon respecto a los nifos, Esta acumulacion dle informacion y asignaciGn de valores es como el dor Tal como ees comando inicio de nuestro onter jtamos contar con todos los ingredientes para preparar un plato exedente, éte es un paso. necesario antes de poder poner en marcha nuestro programa de creeneias, Los comandos de trabajo Los comandos de trabajo le dicen al programa qué hacer: Dan sen- tilo a la informaci6n que el comando inicio ha identificado, unificén- dola de manera itil y significativa. La emocidn es el equivalente de los comandos de trabajo. Nuestro amor o nuestro miedo hacia las cosas que traemos a nucs- ua ior de la relacion nente ex lo gue les da vida, En el ejemplo ant amorosa, podemos asumir con cierto margen de seguridad que el amor 6: la emocién —d comando de trabajo~ que alimenta nuestros pensa- mientos con respecte a muestra pargja. El amor por las posbilidadkes que la nueva relaciGn aporta a nuestras vidas define los sentintientos y creencias que experimentamios, Los sueiios, objetivos y deseos que 105, La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS tenemos en comvin con nuestra pareja, o nuestras aspiraciones amor sas por los suefios de la otra persona, ponen en marcha los sucesos que se convertirin en la realidad de nuestras vidas El comando complecion Dentro del contexto de nuestro programa de conciencia, el co mando complecién es el comienzo mis que d final del proceso. Indica el punto en el que todas las pieras encajan y nuestra ereencia, en stt forma inacabada, se converte en la plantilla para expresar en nuestras vidas lo qque hemos creado dentro de nosotros, Como nuestros eorazo= nes convierten nuestras completadas en ondas que transpor- tan informacién a través de nuestros cuerpos y hacia el mundo, lo que: creemos se convierte en el lenguaje que la que hace que la foto gratia hologrsfica sea diferente de la foto de la tipica cémara, Asi, cada parte de la superficie contiene la totalidad de la imagen tal como era originalmente, s6lo que a una escala menor. ¥ éta es la 08 DEL CERERRO ALA WERITE definicién de holograma. Es un proceso que permite que cada parte de salgo» contenga hi tolalidad de ese algo. La naturaleza es holog usa este principio para compartir informacién y realizar v3 cambios significativos, como mutaciones curativas dl ADN. De modo que tanto si dividimes el universo en galaxias, los seres ‘fica y idamente humanos en stomos o los reeuerttos en fragmentos, el principio invo- lucrado sigue siendo el mismo: eada parte relleja la totalidad, sdlo que auna escala menor. Esta es la belleza y el poder del holograms: su infor- :maciéin esta por todas partes y puede ser medida en cualquier punto En 1940, el cientifico Dennis Gabor emples complejas ecuacio~ nes, conocidas como las transformaciones de Fourier, para crear los primeros hologramas, y este trabajo le Mews a conseguir el Premio Nobel cn 1971. Pribram pensé que si of cerebro finciona como un holograma y distribuye la informacién por sus circuitos, también deberia procesar la informacién tal como lo hacen las ecusciones de Fourier. Sabiendo que las células corebrales crean ondas eléctricas, Pribram fue capaz de examinar las pautas producidas por los circuitos cerebrales empleando las ecuaciones de Fourier. Y su teoria demostré Los experimentos probaron cl cerebro. procesa la informacién de manera equivalente al holograma Pribram claifics su modelo del cerebro usando una simple meti- fora de hologramas funcionando dentro de otros hologramas. En una entrevista, explicé: «Los hologramas dentro del sistema visual son, hologramas parche».’ Se trata de pequenas porciones de una imagen mayor. «La totalidad de la imagen esté compuesta de manera muy pare cida al ojo de un insecto, que tiene cientos de pequefias lentes en lugar de una gran lente... Cuando llegas a experimentarla, obtienes la pauta total completamente ensamblada, como una pieza unificada! Esta manera radicalmente nueva de vernos a nosotros mismos y al universo nos permite acceder directamente a todas las posibilidades que podria mos haber deseado, softaio 6 imaginad. Todo comienza con nucstras creencias y los pensamientos en los que se basan, Mientras que las ereencias mismas se forman en el {imo capitulo, los pensamientos de los que proceden se originan en uno de los dos reines misteriosos del cerebro Ja mente consciente 0 ta subwonsciente, 109 La cuRAaéet EsPONTIEA DE LAS CREENOAS Mente consciente y mente subcorsciente: e! piloto y el piloto automatico Evidentemente tenemos un cerebro, pero sabemos que sus dife- rentes partes funcionan de manera distinta. La distincién mis recono- Gia con rexpecto al fncionaniiento cerebral es nuestra experiencia de 1h mente consciente y de la mente subconsciente, Sabemios desde hace tiempo que ambas desempefian su papel a la hora de hacer de nosotros 4 que también son en gran melida responsables de hacer de la realidad lo que es. Nuestras creencias subeonscientes est nes somos. Actualmente, nuevos descubrimientos nos muestran n vinculadas a cosas tan diversas como nuestro éxito y felicidad, nuestros fracasos y suf tos, nuestras enfermedades fisicas, como la infertilidad y los desdrde- nes del sistema inmunitario, ¢ incluso nuestra esperanza de vida. Y,a veces, las creencias mis dafiinas se instauran muy pronto, cuando per- rmitimos que las experiencias de otras personas se conviertan en un ‘modelo para las nuestras, Para entender esmo se establecen estas cone nitre la vida y a memoria, y cémo cambiarlas, tenemos que entender la diferencia entre las mentes consciente y subeonsciente, y sus respectives funcionamientos. La mente consciente es la fandén cerebral con la que sclemos sentirnos mas conectados, porque es de la que mas nos damos cuenta, Es el lugar donde creamos la imagen de nosotros mismos que proyee- tamos hacia fuera, y también lo que queremos que los demas vean cuando miran de fuera hacia dentro. Por medio de la mente conscien- te incoxporamos informacion sobre nuestro mundo de cada dia: las personas que nos rodean, la hora que es, adénde vamos y eémo llega remos alli, Analizamos y procesamos toca esa informacion, y despucs concebiremos planes para saber qué haremos cuando lleguemos a nucs- two destino. Un buen ejemplo de e6mo fanciona la mente consciente, y delo ficil que le resulta aduefarse de la situaci6n a la mente subeonsciente se produce cuando estamos en la acera de una calle esperando que el seméforo se ponga verde, Conscientemente sabemos que lo mejor es esperar que ol sematoro se ponga verde para indicarnos que podemos 10 DEL CERERRO ALA WERITE pasar. Tambign sabemios que hay otras personas que no van a esperar y pasarin en medio de la circulacién, aun arviesgando sus vidas. Aunque veamos que otros hacen eso, si elegimos esperar la luz verde, nuestra mente consciente ha considerado todos los demis factores y ha toma- do esa opeisn, Perosi la mubtitud gue espera con nosotcos cruza La calle en masa porque ha habide errupcisn del tri o, y nosotros simplemen- te «seguimos el flujo» y avanzamos con los demis mientras hablamos con un amigo por el teléfono movil, entonces ha ocurrido ota cosa Como estabamos atentos a la Hamada, no hemos prestado atencién all semaloro. Hemos seguido al rebayio porque nuestra mente subcons- ciente ha realizado esa cleccién. Y la mente subconsciente no «piensa» las cosas, si plemente reaceiona A partir de este breve ejemplo, resulta evidente quela mente sub consciente tiene un papel diferente del de la mente consciente. Para emperar, somos menos conscientes de ella, y a menos que hayamos sido entrenados para reconocer su lenguyje y cémo funciona, podriamos pasar stt existencia por alto completamente, Recurriendo a la analogia del ordenador, podemos pensar en la mente subconsciente como el disco duro del cerebro, que hace To que hacen los discos dutros: alma- cenar informacion. De hecho, tu mente subconscient guarda un regisiro de todo lo que has experimentado a lo largo de ty vida, No sélo guarda un regis- tro de Jos sucesos, también guarda un recuerdo paralelo de cémo te sentiste y lo que creiste con respecto a cada situacion. Asi es... cada pensamicato, cada emociin, todos los elogios y inimos que has recibi- do —asi como todas las palabras duras, las eriticasy las traiciones~ estin almacenadlos alli, en el diseo duro de tu mente subeansciente. Estas experiencias retornan a hy superficie inesperadamente rutestras vidas, iy en los monientos mas inapropiados! aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. DEL CERERRO ALA WERITE el processor en serie de un ordenador: Nuestra mente subeonseiente, por otra parte, funciona como un procesador en paralelo: divide la informacién en partes mis pequefias que son enviadas a diversos huga- res para ser procesadas simulténeamente. Segiin algunas estimaciones, la diferencia en la velocidad de pro cesaniiento de lay mentes conseiente y subeonsciente es enorme. Por ejemplo, of bidlogo celular Bruce Lipton dice que la primera opera a una velocidad de procesamiento de unos 40 bits por segundo, mientras que le segunda procesa 20 millones de bits por segundo,” Es decir, la mente subconsciente es 500 000 veces mas ripida. Esta pued razdn por la que el psicéloge William James afirmé que el poder de mover el mundo esté en la mente subconsciente. Es ripida y funciona de manera instinfiva, sin que nuestros pensamientos 0 consideraciones se interpongan en su caminoyy la ralenticen, La capacidad de reaccionar rpida ¢ instintivamente puede ser muy positiva cuando tenemos que tomar decisiones ripidas. Si vemos que un gran camién viene directamente hacia nosotros, por ejemplo, nuestra mente subconsciente reacciona de forma muy ripida y hace todo Jo nocesario para apartarnos. No espera a que lt mente conscien- te analice la situacién con preguntas como: «Si, es un camidn, pero de qué tipo, 0 «A qué velocidad se esta acercando ese camién?» Si esperramos hasta que la mente consciente completara este tipo de anilisis, podria ser demasiado tarde. La cuestién es que en situacin- nes que requieren tomar una decision inmediata, a veces los detalles no uestro subconsciente hace son importantes. Y en este caso es evando tan bien ste funcidn: actiia con mucha mis rapide que la mente pen- sante. No obstante, en ottas ocasiones pagamos el precio de tat con Ja vida desde un lugar tan sipido y reactivo, especialmente arando rnuestras reacciones se basan en las creencias de las personas qu dimos a imitar al principio de nuestra vida. apren- {De dénde vienen las creencias subconstientes? Los estudios han demostrado que, hasta la edad de siete afios, nuestros cerebros se hallan en un estado hipnogogico o de ensofaci6n, nia aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. aa You have either reached a page that is unavailable for viewing or reached your viewing limit for this book. DEL CERERRO ALA WERITE Encuentra tus creercias subconscientes Nuestras creencias positivas pocas veces suponen un problema, La gente no suele quejarse de un exceso de alegria, o de que se sienten abrumados porque les pasan demasiadas cosas buenas en la vida, Son las pautas negativas las que nos causan problemas. O, tal vez, de mane- ra may precisa, es nuestra percepeién de dichay pautas como negativas fz de nuestros mayores sufrimientos. Ja que puede convertirse en la Las experiencias que hacen que la gente se quede estancada casi siem- pre hunden sus rafces en las que consideramps como creencias negati~ vas que adquirimos al comienzo de lavida. Y precisamente por el hecho de que son subconscientes, nos Si podemos rewonocer I results dificil verlas en nosotros, paulas que tenemos impr sos en las personas, situa clones y reluciones de Por este motive invito a los participantes de mis cursos a com- a ge Ween pletar un cuestionario que les pide tind buctia ide de muestis que idemiliquen las caracteristicas creeneias subconscientes de sus cuidadores cuando eran ni- eelasaustienett su fg fios, especialmente aquellos rasgos que consideran negativos. El propé- sito de esta primera parte del ejercicio es identificar las impresiones y creencias subconscientes que nos formamos de estas caracteristicas (negativas) cuando érames nifios, mas que como las vemos ahora, des- pues de todas las experiencias de nuestra vida adulta, (Abordé brew mente este tema en La Matiz Diving, pero aqui voy a invitarte a realizar exte ejercicio por ti mismo.) El proceso es ripido, simple y eficar Si quieres entender las creencias subconscientes que pueden estar aetuando en tu vida actual, rellena la informacién que se pide figuras 9.a 11 en una hoja de papel o en tu diario, siguiendo las ins- trucciones que se dan en los encabezamientes, as En los curses, después de acabar el gj ieio anterior, lov partici= pantes gritan al azar le palabras o frases que han eserito en los euadros Como he mencionado, es en las cualidades negativas donde selemvs encontrar pistas de nuestras pautas inconscientes. mis problemiticas, Por eso empezamos al ejercicio reconlando emo las veiamos en nucs- {10s cuidadores masculinos y femeninos, nw ACLOM ESPONTANEA DE LAS CREENCIAS Howat o oO Figura 9, Instrucciones para completar el cuadro e identifiear Ins earae- tertstiens positivas ¥ negativas de quienes nos enislaron durante In iofancia En el cladro superior (15) haz una lista de las caracteisticas positvas (4) de tus cuicladeres, tanto hombres como mujeres. Pueds tratarse de ‘cualquier persona, como padres (bielégicos © adoptivos), hermanos, hermanas, otfos parientes © amigos de [a famiha Independientemente de quignes sean, esta pregunta hace referencia a las personas que eui- daron de ti durante tus alos formativos, aprosimadamente hasta los 15 En la parte inferior (A), ha una lista de has caracteristicas negativas (3 dc los mismos cuidadores. Nota reeuerda que has de basar tu lista en tu manera de contemplarios eon Ie mocencia de un nino, Una piste que te resultara util: usa palabras sel 1 frases breves, ndjetivos coneisos Algo interesante empieza a ocurrir nediatamente: a medida que luna persona comienza a compartir sus recuerdos, alguna otra mencio- na cl mismo sentimiento, a veces con la misma palabra, Una muestra de los términos que salen en cualquier gercicio nos confirma que hs palabras empleadas para describir a nuestros cuidadores son casi idén- ticas Distante — Controlador —Inaleanvable—Critico Jurgador — Celoso Estricto Malintencionado Trio Temeroso.—Deshonesio. justo DEL CERERRO ALA WERITE La sala se Mena de ligereza, y todo ef mundo empieza a reirse de lo que ve. A veces casi podriamos pensar que todos venimes de la misma familia,