Está en la página 1de 21

1

Título: Educación virtual en la modalidad presencial
Subtítulo: Una experiencia del uso de B-Learning en la Universidad del Quindío
Eje Temático: Tecnología e Innovación Educativa

1

Carmona Suarez Edgar Javier, carmonaedgar@hotmail.com,

2

Rodriguez Salinas Elizabeth,

Docente Universidad del Quindío

erodriguezs@unicentral.edu.co, Docente Universidad Central de Colombia

RESUMEN
Se cree que la educación virtual compite con la formación presencial, pero es posible utilizar las potencialidades que
ofrecen las TIC sin que ello ocurra. Se determinó el impacto de los procesos educativos mediados por Plataformas
Educativas Virtuales en cursos de la metodología presencial en la Universidad del Quindío. Se hizo una caracterización de
los estudiantes y un estudio sobre el dominio de las herramientas informáticas y el uso dado a las mediaciones
tecnológicas con una muestra de docentes. Se conformó un grupo de trabajo y experimentación con 18 docentes que
orientaban 22 cursos. Como resultado se conocieron las necesidades de formación y desarrollo de competencias en
ambientes virtuales de aprendizaje de docentes y estudiantes y se mostró que es posible fortalecer los procesos
educativos usando B-Learning.

Palabras Clave: Educación virtual, B-Learning, e-Learning

INTRODUCCIÓN
La virtualización creciente de la sociedad en la era actual, induce a transformaciones en la vida, modificando nuestra
forma de actuar, tanto a nivel individual como colectivo. El trabajo como una actividad social del hombre sufre algunas
transformaciones; el desempeño tradicional de los trabajadores es reemplazado por otras formas de actuar en las
organizaciones. Se aprecia una nueva naturaleza del trabajo. La consolidación de una visión empresarial, en la cual el
conocimiento es considerado un recurso clave, plantea dos retos importantes: a los trabajadores, pues adquirir nuevas
habilidades y destrezas y a las organizaciones por cuanto deben transformar los entornos de trabajo para hacerlos
funcionales y que respondan a las nuevas necesidades de la sociedad.

2
Ante este panorama de cambios a nivel organizacional e individual los trabajadores se enfrentan a nuevos paradigmas en
todos los aspectos de su vida. Algunos de estos nuevos escenarios se relacionan con el aprendizaje pues aparecen formas
alternas de aprender (eLearning), de enseñar (eTeaching), surgen y prosperan las organizaciones emergentes, las
relaciones interpersonales se transforman (networking y redes sociales), el trabajo sufre transformaciones (knowledgeworking), la formación permanente toma mayor relevancia (LLL-Long live learning), nuevas formas de conocimiento (econocimiento), etc.

La universidad debe hacer ajustes para adaptase a estos nuevos escenarios. Frente a un sistema en el cual las barreras
espacio-temporales se han roto, debe ofrecer otras alternativas para cumplir con las demandas de formación y
capacitación de la sociedad. La Educación Virtual se ha convertido entonces en una herramienta que resuelve algunos de
los problemas que enfrentan las instituciones educativas. Estos procesos virtuales se están enfocando en la Universidad
del Quindío a través de las tres metodologías de formación: presencial, a distancia y virtual. Las Tecnologías de la
Información y la Comunicación (TIC) por naturaleza son el principal instrumento o herramienta para educación en línea,
mientras que tanto en la metodología a distancia como en la presencial es posible a través del uso de las TIC implementar
procesos blended learning (B-Learning o mixtos).

Con una mirada multidimensional de estos problemas es necesario encaminar acciones que le faciliten al docente afrontar
estos retos. Surgen entonces los siguientes problemas de investigación:

¿Cómo ofrecer a los profesores una estructura de formación utilizando la Web que sirva de apoyo a la práctica del docente,
para mejorar su productividad en actividades personales, de docencia, investigación y extensión universitaria?

¿Cómo implementar una estrategia de formación utilizando procesos B-Learning de tal manera que se logren mejoras en
los procesos educativos en la formación en la Universidad del Quindío?

Esta investigación pretendió fomentar la implementación de procesos virtuales en la educación presencial en la
Universidad del Quindío, con ello ofrecer alternativas para el docente a la hora de estructurar sus procesos pedagógicos y

3
al estudiante formas alternas de aprendizaje mediadas por TIC y reducir el problema de disponibilidad de espacios físicos
en la Institución.

METODOLOGÍA

Se optó por un método flexible, de base cualitativa, que incorpora entrevistas a miembros de Comunidad Universitaria
(autoridades académicas, profesores, estudiantes y administrativos) y dinámicas de trabajo de colaboración con los
profesores; además, análisis de documentos institucionales, páginas Web y planes específicos de uso de las TIC. Ello
demandó la ejecución de acciones como:
• Documentación y análisis de un marco conceptual.
• Elaboración de un plan de acción sobre cómo abordar el uso de sistemas B-Learning en la Universidad del Quindío.
• Sensibilización, motivación y capacitación de 40 docentes de diferentes programas. De este grupo, se conformó un
equipo de trabajo con 18 docentes voluntarios, con ellos se hizo un diagnóstico inicial para determinar el dominio de los
docentes en el manejo de las TIC. Con esta formación y con las asesorías individuales, se construyeron e implementaron
cursos en la Plataforma Moodle. En la etapa siguiente los docentes desarrollaron sus cursos utilizando la estrategia Blearning para el trabajo con los estudiantes.
• La población objeto de estudio estuvo conformada por estudiantes y docentes. Se seleccionaron muestras a las que se
aplicaron los instrumentos diseñados así: para el diagnóstico inicial a 190 estudiantes y 144 docentes de los diferentes
programas y se entrevistaron siete (7) directivas académico- administrativas. Se conformó un grupo de trabajo y
experimentación, en el que participaron 18 docentes que orientaban 22 cursos a los cuales asistieron 600 estudiantes.
Finalmente, seleccionó una muestra de 298 estudiantes para determinar el impacto producido por la implementación de
procesos B-Learning en la Universidad.

REFERENTES TEÓRICOS

Esta investigación se centra en un hecho relativamente nuevo; la implementación de procesos virtuales en la educación
presencial. Se da importancia también a la forma como en las últimas décadas se trasforma nuestra sociedad, influenciada

4
por el uso de tecnologías de la información, lo que da origen a nuevas formas de aprendizaje y nuevas alternativas para el
docente a la hora de estructurar sus procesos pedagógicos.
Para la realización de esta investigación es necesario abordar temas que se relacionan y tomar como punto de partida
otros trabajos y desarrollos realizados en la Universidad del Quindío. Como producto final se quiere enfatizar en la
necesidad del establecimiento de procesos b-Learning en la Universidad como estrategia para el mejoramiento de los
procesos académicos. Con este foco, algunos de los temas que han sido objeto de estudio tienen mayor relevancia que
otros. En síntesis el eje central de discusión gira en torno a los conceptos de e-Learning y b-Learning.

eLearning

Contrario a lo que muchos autores opinan, la educación sí está cambiando al igual que lo hacen los métodos y formas de
aprendizaje. En el contexto histórico, la educación a distancia data de fechas recientes como consecuencia de la
maduración en los medios didácticos. La radio, la televisión, el video, la informática y otros medios de comunicación han
facilitado la transformación del sistema educativo. Adicionalmente, se habla de formación para el trabajo, formación a lo
largo de la vida (lll, life long learning en inglés), formación por competencias y otros conceptos que nos muestran que
efectivamente se están creando nuevas formas de aprender y de enseñar.

En la modalidad educación a distancia, e-learning es una de las opciones que se está utilizando con frecuencia, para
atender las necesidades de educación continua o permanente. El e-learning, dadas sus características y el soporte
tecnológico que lo respalda, se constituye en una alternativa para aquellos que combinan trabajo y actualización o para
quienes tienen problemas de aislamiento geográfico. Igualmente, se observa la necesidad de perfeccionamiento constante,
que nos introduce la sociedad del conocimiento.

El principal factor que ha potenciado el uso de sistemas e-learning es el rompimiento de las barreras espacio-temporales.
Al no necesitar de la presencia física en un espacio geográfico único, estudiantes y profesores pueden reunirse más
fácilmente y con los sistemas de comunicación asincrónico, el aprendizaje se da en cualquier momento del día sin que
requieran los actores estar en línea.

5
E-learning, literalmente aprendizaje electrónico, agrupa un sistema de formación que se implementa básicamente a través
de internet, haciendo uso de los servicios y herramientas que esta tecnología provee, utilizando diferentes medios
electrónicos para potenciar el aprendizaje.

En 1986 se empezaron a diseñar, para diferentes empresas, los primeros módulos de lo que entonces se conocía como
“Enseñanza Asistida por Ordenador” (EAO). En 1997 se puso en marcha una Red Teledidáctica (embrión del actual LMS).
Paralelamente se trabajaba con el video interactivo. Ya en los 90s se comenzaron a desarrollar productos en CD-ROM. La
segunda mitad de los 90 marca el inicio del aprendizaje on-line, donde las empresas vinculadas al sector tecnológico
introducen el uso de Internet en su oferta formativa. Pero una visión más esquemática de la evolución de eLearning nos la
ofrece KnowledgeNet1, quienes definen cuatro etapas en la historia del eLearning:

Anterior a 1980. Etapa previa al uso de computadores en el hogar, se ofrecía con métodos tradicionales.

Era multimedia, (1984-1993). Los cursos se ofrecían y apoyaban básicamente a través del uso de CD-ROM.

Primera oleada de eLearning (1994-1999). con el auge del correo electrónico se extiende la tutoría online; por este
medio se intercambiaban materiales, lecturas, etc.

Segunda oleada de eLearning, (2000-2005). Los avances tecnológicos convierten al eLearning en el sistema dinámico
que actualmente conocemos.

eLearning 2.0. Término acuñado por Stephen Downes, eLearning 2.0, se implementa y se sirve de las herramientas de
la Web 2.0. para crear un entorno más social y dinámico. Herramientas como Moodle ya proveen todos los servicios y
beneficios de la Web 2.0.

Concepto de e-Learming
UNESCO (1998), conceptualizando sobre temas como educación virtual y eLearning, afirma: " entornos de aprendizajes
que constituyen una forma totalmente nueva, en relación con la tecnología educativa... un programa informático interactivo de carácter pedagógico que posee una capacidad de comunicación integrada. Son una innovación

1 Referenciado en www.slideshare.net/minicursos/introduccin-al-elearning.

6
relativamente reciente y fruto de la convergencia de las tecnologías informáticas y de telecomunicaciones que se ha
intensificado durante los últimos diez años".
Rosemberg 2000, define eLearning como: “El uso de tecnologías Internet para proporcionar un abanico de soluciones que
aúnen adquisición de conocimiento, habilidades o capacidades.”
Por su parte, para Roger Loaiza (2002) de la Universidad de Antioquía, "La Educación Virtual enmarca la utilización de las
nuevas tecnologías, hacia el desarrollo de metodologías alternativas para el aprendizaje de estudiantes de poblaciones
especiales que están limitadas por su ubicación geográfica, la calidad de docencia y el tiempo disponible”.
Lara, Luis (2002), afirma que la Educación Virtual es "La modalidad educativa que eleva la calidad de la enseñanza
aprendizaje... que respecta su flexibilidad o disponibilidad (en cualquier momento, tiempo y espacio). Alcanza su apogeo
con la tecnología hasta integrar los tres métodos: asincrónica, sincrónica y autoformación".
Banet (2001) se adelanta en su concepción y afirma: "la educación virtual es una combinación entre la tecnología de la
realidad virtual, redes de comunicación y seres humanos”.
Por su parte, Ruipérez señala: “Es la enseñanza a distancia caracterizada por una separación física entre profesorado y
alumnado ….entre los que predomina una comunicación de doble vía asíncrona donde se usa preferentemente Internet
como medio de comunicación y de distribución del conocimiento…” (Ruipérez, 2003)
Haciendo una revisión bibliográfica se encuentran innumerables definiciones de eLearning, pero sintetizando, podemos
considerar eLearning como una nueva forma de educación caracterizada por el uso de las TIC, particularmente tecnologías
internet, que aprovecha la facilidad de distribución de materiales formativos y herramientas de comunicación para crear un
entorno de aprendizaje. Mediante esta tecnología, el estudiante tiene acceso a cursos interactivos bien sea en multimedia
o en formato Web, apoyados con sistemas que permiten la colaboración y discusión online. Estos mismos medios permiten
que la formación sea tutorizada por un docente que realice un seguimiento del progreso de los estudiantes, así como la
orientación, resolución de dudas, motivación, etc. Aprovechando las ventajas de Internet, los usuarios pueden adquirir las
habilidades y conocimientos con independencia de tiempo y espacio.
Otros términos asociados, y de alguna manera equivalentes, al eLearning son los siguientes:
CVA para representar las Comunidades Virtuales de Aprendizaje;

7
AVA - VLE o Ambientes Virtuales de Aprendizaje Virtual Learning Environment, Componentes para la formación on-line
(software. Bases de datos, etc);
MLE o Managed Learning Environment, Conjunto de sistemas de información para el manejo de procesos de aprendizaje;
LMS o Learning Management System generalmente esta expresión es equivalente a plataformas educativas;
ELE Electronic Learning Environment, una visión más técnica;
PLE Personal Learning Environment, para describir entornos personales donde se propicia el aprendizaje.
De igual manera, existen diferentes matices de eLearning, relacionados con el grado de virtualización y con los medios
utilizados:

Totalmente online (eLearning).

Semipresencial (blended-learning o bLearning): combina la formación online con sesiones presenciales.

Mobil-learningo mLearning: acceso a la formación desde cualquier lugar utilizando aparatos de tecnología móvil, como
el teléfono celular o las agendas electrónicas.

U-learning: combinación del m-learning y e-learning.

We-learning: ha sido el último en ser acuñado. Se refiere a un tipo de educación a distancia que se produce entre
iguales, en el que se comparte conocimiento utilizando las nuevas herramientas colaborativas que proporciona la Web
2.0.

De otra parte, la educación virtual como la educación del siglo XXI, tiene los siguientes principios: autoeducación,
autoformación, desterritorialización, descentralización, virtualización y sociabilidad virtual.

Para que haya una mínima garantía de éxito en el desarrollo de los procesos de enseñanza e-leaming es necesario un
cierto equilibrio de calidad entre los elementos en que se fundamenta la modalidad de formación: herramienta para
formación (la plataforma), contenidos e infraestructura necesaria. Una buena plataforma con contenidos deficientes
convierten el sistema en ineficiente y viceversa, magníficos contenidos en una plataforma inmanejable implica que el
sistema adquiere la valoración de componente peor. Igual sucede con la infraestructura de gestión, ya que incide de una
manera trascendental. En e-learning intervienen varios elementos:

8

Estudiantes. Agentes principales, los cuales pueden: Matricular y seguir cursos, participar en foros de discusión,
trabajar en grupo, realizar tareas en y fuera del aula, comunicarse con compañeros y tutores, obtener resultados de
evaluación o disponer de recursos.

Tutores - docentes: los cuales se encargan de: Administrar y organizar clases, planear y construir currículo, monitorear
estudiantes, mejorar la comunicación, ofrecer asesorías y tutorías, evaluar y recibir retroalimentación.

Diseñadores. Los docentes forman parte de los grupos de diseño, pero existen docentes que no imparten formación,
solo participan en la preparación de los ambientes virtuales de aprendizaje.

Comunidades educativas y de práctica. Se convierten en agentes facilitadores del aprendizaje.

Administradores y auxiliares. Gestionan bases de datos, usuarios, contenidos y resuelven dudas técnicas.

Software y hardware. Facilita labores como: Permitir al docente apoyar el aprendizaje, hacer seguimiento a
estudiantes y retroalimentación, disponer de fuentes de consulta, detectar y apoyar a los estudiantes con dificultades,
facilitar la comunicación multinivel, evaluar y retroalimentar, encadenar con procesos administrativos, gestionar
repositorios de documentos, proveer interfaces consistentes, facilitar la planeación y Disponer de páginas personales.

Contenidos. Los materiales didácticos diseñados para el eLearning deben de responder a las siguientes
características (García Aretio, 2007): Actualizado, adaptable a los niveles de aprendizaje de los estudiantes, atractivo,
multimedia, interactivo, práctico, evaluativo, autosuficiente y completo y reutilizable en distintas plataformas.

Procedimientos: se explicitan en las actividades que se realizan en las sesiones de estudio, tales como: Presentación
de contenidos, lecturas en clase, aprendizaje basado en problemas, interacción con simulación, colaboración
asincrónica, estudio individual, reflexión, retroalimentación y evaluación.

Recursos
Los medios y recursos utilizados en la eLearning están en función de la creatividad y dinamismo del docente y del sistema
utilizado. El docente puede encontrar muchos recursos que le pueden ser útiles y adecuados según el tema tratado. Existe
toda una gama de posibilidades y depende de los educadores dar mejor uso a todo lo que se nos proporciona,
aprovechando cada elemento de una forma didáctica y pedagógica para que los estudiantes saquen el mayor provecho de
los recursos. Los medios que se utilizan en la educación virtual se pueden categorizar, de acuerdo con Galvis (1998) de la
siguiente manera2:

2 Disponible en www.colombiaaprende.edu.co/html/mediateca/1607/articles-07087.

9

Medios expositivos: son los que representan las construcciones propias del docente. En este tipo de medios el
protagonismo está en el profesor porque es él quien establece las secuencias, los temas, problemas y
conceptos que han de estudiarse.

Medios activos: favorecen que el estudiante elabore sus propias construcciones. Están centrados en la actividad
de quien aprende y se espera que con ellos, el estudiante estructure sus propios marcos conceptuales y
procedimentales a partir de su investigación de sus conjeturas y de sus experimentaciones.

Medios Interactivos: son los que propician la comunicación entre los actores del proceso de manera sincrónica o
asincrónica. Con ellos la construcción del conocimiento se hace a partir del intercambio que se realiza entre
estudiantes. Estos medios ponen énfasis en el trabajo en grupo y favorecen el desarrollo de las competencias
referidas al trabajo colaborativo.

Se encuentran recursos que son más populares entre los usuarios principiantes y otros que son usados por expertos:

Internet, como elemento básico.

Los medios de comunicación sincrónica y asincrónica tales como el chat, el foro de discusión y el
correo electrónico.

Las redes de transmisión de datos.

Las plataformas para educación virtual existentes.

Las bases de datos disponibles con el almacenamiento de gran cantidad de información.

La Web 2,0 cuenta con recursos que fortalecen el trabajo en educación virtual, permitiendo una
comunicación más dinámica y más enriquecida.

Folcsonomía: "categorización colaborativa por medio de etiquetas simples", le concede un poder
total a los usuarios para nombrar y categorizar los contenidos; esto permite que la información se
encuentre más rápidamente.

Etiquetado Social o Social bookmarking: permite hacer sus propios directorios ser compartidos en
línea, como lo demuestra el sitio del.icio.us, Este término se refiere al hecho de guardar una página
o sitio Web como favorito dentro de nuestros computadores, lo cual es algo muy común para no
tener la necesidad de memorizar cada sitio Web que visitamos y que consideramos de interés. El
hacerlo socialmente, se refiere a hacerlo público, capaz de ser compartido y utilizado por otros.

El PLE (Entorno Personal de Aprendizaje). Este término hace referencia a un entorno virtual,
compuesto por la integración de todas aquellas aplicaciones que utilizamos para el aprendizaje.

10
B-Learning
Es un concepto que va tomando más fuerza cada día en el ámbito de la educación: “Blended Learning”. Literalmente se
puede traducir como “aprendizaje mezclado” o ”Formación mixta” y la novedad del término no se corresponde con la
tradición de las prácticas que encierra. Otras denominaciones se han utilizado antes para la misma idea. Y a veces otras
ideas se están utilizando para esta misma denominación.
Este sistema tradicional de enseñanza digital o eLearning presenta algunos problemas específicos como:

la ausencia de contacto humano que dificulta sentirse parte de una comunidad educativa,

el elevado grado de motivación necesaria para seguir un curso on-line,

las habilidades de lecto-escritura necesarias,

la capacidad de organizarse en el trabajo,

la autodisciplina necesaria,

el grupo como soporte para la continuidad personal,

la exigencia de la asistencia periódica como recurso que mantiene el sentimiento de “estar estudiando” y evitar la
pérdida del ritmo y el abandono,

Los patrones culturales que asocian aprendizaje con profesor.

Estas son causas para buscar un nuevo modelo, es así como surge el b-learning. La definición más sencilla y también la
más precisa lo describe como aquel modo de aprender que combina la enseñanza presencial con la tecnología no
presencial: “which combines face-to-face and virtual teaching” (Coaten, 2003; Marsh, 2003). Una idea clave es la de
selección de los medios adecuados para cada necesidad educativa. En términos de formación en la empresa, Brennan, al
tiempo que señala que el término tiene diferentes significados para diferentes personas, como “ cualquier posible
combinación de un amplio abanico de medios para el aprendizaje diseñados para resolver problemas específicos ”
(Brennan, 2004).
No existen demasiadas investigaciones sobre los usos del “b-learning” como una alternativa a la instrucción convencional.
Entre ellas es interesante el trabajo de Twigg (2003). Uno de los beneficios que algunos autores han reportado es la
posibilidad de beneficiarse del abundante material disponible en la red, compartido de modo abierto. Y es que el blearning

11
no consiste en colocar materiales en Internet, sino en aprovechar los materiales que existen. Se trata de no cambiar de
medio sin necesidad y de aprovechar lo existente: “Las líneas básicas del proyecto no son reproducir electrónicamente
material didáctico cuyo soporte ideal es el impreso, sino aprovechar la enorme cantidad de información en Internet ” (Adell,
2002).
Un último aspecto a resaltar al analizar las posibles ventajas del b-learning es la escalabilidad (Murphy, 2003), esto es la
capacidad de que estas innovaciones puedan ser escalables a otros profesores y a otros cursos.
Tanto el eLearning como el b-Learning son modelos de aprendizaje en los que el estudiante tiene que desarrollar
habilidades tan importantes para una formación exitosa, entre otras:
• Buscar y encontrar información relevante en la red
• Desarrollar criterios para valorar esa información, poseer indicadores de calidad
• Aplicar información a la elaboración de nueva información y a situaciones reales
• Trabajar en equipo compartiendo y elaborando información
• Tomar decisiones en base a informaciones contrastadas
• Tomar decisiones en grupo
El estudiante que escucha al profesor no desarrolla esas competencias o, mejor dicho, el modelo de enseñanza no ayuda
al desarrollo de esas competencias, pues como hemos dicho anteriormente, cada alumno crea su propio estilo de
aprendizaje. El modelo de enseñanza semipresencial fomenta en el estudiante el desarrollo de estas competencias como
parte de su aprendizaje.
La mayor ventaja, si se piensa utilizar este modelo, radica en la calidad de la formación, por cuanto, el docente tiene la
posibilidad de extraer lo mejor de la formación presencial con las ventajas y la motivación que a muchos estudiantes les
significa el trabajo con sistemas virtuales. Adicionalmente podremos disponer de los sistemas de gestión del conocimiento,
las redes sociales, los sistemas de comunicación y otros recursos.

CONTEXTO

12
Partiendo de trabajos realizados en la Universidad del Quindío se observa la intencionalidad del establecimiento de
procesos B-learning como estrategia para el mejoramiento de los procesos académicos. El análisis y foco central se orienta
en hacer que estos elementos conceptuales puedan articularse de tal manera, que se pueda mejorar el desempeño del
docente en ambientes caracterizados por el trabajo en red y la gestión del conocimiento. Con este foco, los conceptos que
han sido objeto de estudio son:
La Educación Virtual entendida como un conjunto de posibilidades, expectativas y ventajas que se suman a los sistemas
tradicionales educativos, según aportes de autores como Bulchand 2002, Murphy 2003 y Fidalgo 2003.
 Nativos digitales, emigrantes digitales y multitudes inteligentes (Rheingold, 2004)
 La formación en la modalidad E-Learning y B-Learning. (Ciberaula, 2014)
 Diseño de cursos en plataformas virtuales (Learning Management System, LMS), sistemas que hicieron de la
informática e internet un aliado para generar conocimientos y aprendizajes y que se van convirtiendo en herramientas para
los docentes.
 Los procesos educativos y programas apoyados por las TIC en la Universidad del Quindío, así como las tendencias en
formación virtual en la Institución.

Los educadores tienen múltiples razones para aprovechar las potencialidades de las TIC e impulsar un paradigma
educativo más personalizado y centrado en el estudiante. Según Marqués (2008), además de la necesaria alfabetización
digital de los estudiantes y el aprovechamiento de las TIC para mejorar la productividad en general, existen
consideraciones como el alto índice de fracaso escolar y la creciente multiculturalidad de la sociedad que constituyen
poderosas razones para aprovechar las posibilidades de innovación metodológica que ofrecen las TIC, logrando una
escuela más eficaz e inclusiva (Marqués Graells, 2008).

Es posible sintetizar las principales funcionalidades de las TIC en la educación, pues en mayor o menor medida, están
relacionadas con: alfabetización digital, gestión del conocimiento, procesamiento de datos, administración de centros
educativos, mediador de procesos de enseñanza y aprendizaje (motivar, informar, entrenar, guiar aprendizaje, evaluar),
comunicación (consultas, gestiones, notificaciones, orientaciones), mejorar la interrelación entre profesores a través de
redes y comunidades virtuales, compartir recursos y experiencias, facilitar el trabajo colaborativo, contribuir a la formación

13
continua (en todo momento y lugar) y como medio lúdico para el desarrollo cognitivo e incluso en acompañamiento y
seguimiento a estudiantes.

El problema de cómo integrar la tecnología en la educación, conduce al uso de los ambientes Web para el aprendizaje. Es
necesario plantearse: ¿Cómo llegar a los estudiantes?, ¿Son pertinentes los contenidos?, ¿Cómo lograr espacios que de
un lado simulen la vida real y de otro potencien el aprendizaje? Estos interrogantes no tienen una respuesta trivial, por lo
que los docentes debemos estar en procura de mejorar el quehacer en función de generar aprendizajes propios y en los
estudiantes.

El sistema de enseñanza digital o E-Learning presenta problemas como: ausencia de contacto humano que dificulta el
sentirse parte de la comunidad, altos niveles de deserción, falta de motivación y autodisciplina, requiere de habilidades de
lecto-escritura digitales, patrones culturales que asocian aprendizaje con profesor y educación con centros educativos.

Lo anterior lleva a buscar nuevas alternativas para el aprendizaje, es así como surge el blended Learning, que combina la
enseñanza presencial con la virtual, “which combines face-to-face and virtual teaching” (Coaten, 2003; Marsh, McFadden,
& Price, 2003). Una idea clave es la selección de los medios adecuados para cada necesidad educativa. Brennan señala
que el término tiene diferentes significados para diferentes personas: “cualquier posible combinación de un amplio abanico
de medios para el aprendizaje…” (Brennan, 2004).

Estos temas ya se han venido estudiando en la Universidad en razón a que la educación virtual ha sido un renglón
importante en los planes de desarrollo. Dos dependencias han trabajado directamente en esta área: el Aula Virtual de la
Facultad de Educación y la Unidad de Virtualización como dependencia adscrita a la Vicerrectoría Académica.

Por iniciativa de la Facultad de Educación en la que se recogía la experiencia del programa de Ciencias de la Información y
la Documentación Bibliotecología y Archivística y las políticas del MEN , se creó el Aula Virtual, grupo integrado por cinco
docentes de la misma Facultad (Carmona Suárez & Gallego Berrío, 2008). Durante los diez años siguientes, el proyecto
Aula Virtual se encargó de la formación de docentes mediante dos diplomados en TIC. Uno de los requisitos para que los

14
estudiantes (docentes uniquindianos) finalizaran el diplomado era la entrega de un curso llevado al espacio Web. Fue así,
como se empezó a generar un repositorio de cursos multimediales y cursos virtuales.

Con los cursos terminados se presentó la necesidad de llevarlos a un servidor para ser centralizados; se requirió entonces
el uso de un LMS (Sistema Gestor de Aprendizaje), término para entonces novedoso. En este sentido, la Universidad
adelantó conversaciones con los distribuidores de WebCt y Blackboard, negociación que fracasó por los altos costos de la
utilización de este software.

En el año 2003 y como una experiencia de uso de software libre, se instaló en el Grupo de Investigación y Desarrollo de
Software (GEDES) una versión de la plataforma Claroline, con ello se inició de manera oficial el uso de plataformas para
impartir cursos en la Institución. Sin embargo, en el 2004 se instaló una versión de prueba de Moodle y en el 2006 la
versión definitiva, programa apenas conocido, pero con mucha proyección. Se han hecho varias actualizaciones, siendo la
2.0 la última la versión.

La Universidad empezó a organizar su estructura académica administrativa en materia de virtualidad, para ello, en el 2008
se crea la Unidad de Virtualización, para hacer extensiva a toda la Universidad la labor que venía desempeñando el Aula
Virtual. La Unidad de Virtualización tiene la misión de mantener en continua modernización, actualización y desarrollo del
modelo de educación con apoyo de las TIC (E-Learning), como una alternativa para ampliar la oferta educativa y cobertura;
apoyar la docencia y el aprendizaje presencial, a distancia y virtual, con herramientas que optimicen la interacción y las
interactividades en los procesos de enseñanza aprendizaje.

La Unidad de Virtualización, normaliza y regula todas las acciones en virtualidad en la Institución. Así lo muestran
documentos sobre la política en este sentido, tales como “la Educación virtual en la Universidad del Quindío. Dimensión
pedagógica” (Díaz, 2008) e “Incorporación de las TIC en la Universidad del Quindío. Políticas y estrategias” (Londoño
Orozco & Díaz Jurado, 2008). Se destaca que la educación virtual se concibe como un sistema que gira alrededor de
cuatro ejes fundamentales: tecnológico, pedagógico, comunicativo y organizacional (Díaz, 2008), tomando como marco
referencial el Plan de Desarrollo Institucional y el Plan Decenal de la Educación 2006-2016, específicamente en el uso de
las TIC en la Educación.

15
En el año 2010 se institucionaliza el uso del eLearning en la Universidad del Quindío. De esta manera se consolida la
metodología virtual y se define Moodle como Plataforma para ofrecer cursos virtuales y presenciales apoyados por las TIC.
Se destaca como en diciembre de 2006, el servidor de Moodle de la Universidad contaba con cerca de 5.000 usuarios
registrados, 654 cursos de los cuales 150 están operativos y el resto en periodo de construcción. Cifras que en diciembre
del 2010 ya se habían duplicado.

Como parte de la política de la formación docente, se ha institucionalizado la capacitación en diseño de Ambientes
Virtuales de Aprendizaje (AVA). En este programa se han formado en la Unidad de Virtualización cerca de 400 docentes,
los cuales han construido sus cursos virtuales y se han puesto a disposición de la comunidad universitaria los aprobados
por los consejos curriculares.

DISCUSIÓN DE RESULTADOS

Partiendo del objetivo planteado, el grupo investigador profundizó en temas que permitieran obtener un panorama sobre la
problemática relacionada con la implantación de procesos de educación virtual. En ese orden de ideas, surgieron
interrogantes: ¿Cómo ofrecer a los profesores un sistema de formación utilizando la Web que sirva de apoyo a la práctica
del docente, para mejorar su productividad en actividades personales, de docencia, investigación y extensión
universitaria?, ¿Cómo implementar una estrategia de formación utilizando procesos B-Learning de tal manera que se logre
mejoras en los procesos educativos en la Universidad del Quindío? (Carmona Suárez & Gallego Berrío, 2008).

Plantear alternativas de solución a estos problemas, conlleva a la discusión de la forma como los docentes se enfrentan a
las olas de cambio permanente que caracterizan a la sociedad. Es claro y evidente la necesidad de usar las TIC y que sin
ellas algunos problemas serían difíciles de resolver. Pero tan importante como su uso, es saber cuáles, en qué medida, en
qué momento y cómo apropiarlas. En este sentido nuestra sociedad actual dispone de arquitecturas tecnológicas,
excelentes indicadores de conectividad, instrumentos para la gestión del conocimiento, herramientas Web 2.0, plataformas
educativas y redes sociales, entre otras herramientas. Oferta que cada vez se amplía más, dada la importancia y el

16
protagonismo que el software libre nos provee. Se ha llegado a la situación tal, que al momento de emprender un proyecto
académico, comunicativo u organizacional, se dispone de varias herramientas libres (Carmona, 2008).

Los estudiantes actuales se catalogan en lo que se ha denominado “nativos digitales”, sin detallar en las connotaciones de
esta expresión, se propuso caracterizar a los estudiantes y la forma como ellos utilizan el computador y los recursos
informáticos. En este sentido se encontró que el 79% de la población estudiantil uniquindiana es menor de 25 años, lo que
indica que nacieron después de la invención del PC, de la creación de Internet y de las tecnologías móviles. Por su parte,
el 41% de los docentes de la Universidad, tienen una antigüedad laboral mayor de 10 años, lo que deja entrever que
tenemos una población muy joven, atendida por una planta docente mayor, lo que traduce la existencia de una diferencia
generacional, donde para reducir esta brecha digital se deben establecer acciones de formación.

Cuando se preguntó a los docentes sobre la capacitación recibida en el uso de las TIC y temas relacionados, el 41% afirmó
recibirla de la Universidad. De acuerdo a estos resultados, si se plantea un programa de formación en TIC para los
docentes, se tendría un potencial mínimo del 59%. Sin embargo, el hecho de que los docentes no hayan recibido
entrenamiento por parte de esta Institución en el uso de herramientas tecnológicas, no significa que no tengan la
competencia, pues algunos la han adquirido empíricamente y otros se han preparado externamente. Pero a la luz de los
comentarios expresados por los docentes, se ve la necesidad que tienen de perfeccionarse en estas áreas: “Se requiere el
manejo de herramientas informáticas para apoyar los procesos de enseñanza-aprendizaje”, “debemos formarnos en el uso
de TIC en los periodos de vacaciones”, “esta formación debe ser de carácter obligatoria”, “se debe capacitar muy bien a los
docentes y estudiantes en el uso de herramientas informáticas antes de usarlas como mediaciones pedagógicas” y, “se
debe dar continuidad en las capacitaciones”.

Sobre el uso de las herramientas informáticas, según los docentes, el 88% de ellos manejan Internet en alto nivel, y
alrededor del 1% no usa internet o lo maneja deficientemente. Además los docentes han adquirido la competencia del uso
del correo electrónico, la ofimática (Word, Excel, PowerPoint), foros y redes sociales; en cambio expresan dificultades en el
manejo del ACADEMUSOFT, los blogs y la Plataforma Moodle, entre otros. En la tabla 1, se observan los principales
inconvenientes que tienen los docentes para involucrar las TIC en sus espacios académicos. Se nota que la disponibilidad
de recursos informáticos en los programas de formación también dificulta la implementación de esta metodología.

17
Tabla 1. Dificultades de los docentes para usar las TIC
Dificultad
Manejo de la Plataforma Moodle
Disponibilidad de computadores
Falta de tiempo
Manejo de la Web 2,0
Velocidad del Internet
Falta de elementos en el programa
Falta de capacitación
Acceso a programas con licencia

Porcentaje
32,5%
22,9%
15,3%
12,7%
10,4%
9,0%
8,3%
6,9%

La tabla 2 muestra las actividades que son susceptibles de llevar a la Plataforma Moodle en los espacios académicos
orientados por los docentes encuestados. Se destacan actividades como lecturas y talleres con el 84% c/u. Una mirada
general muestra la potencialidad del uso de la Plataforma en opinión de los docentes.

Tabla 2. Actividades que pueden ser llevadas a la Plataforma Moodle
Actividades
a. Lecturas
b. Talleres
c. Presentaciones
d. Tareas
e. Consultas
f. Videos
g. Evaluaciones
h. Foros
i. Bibliografía
j. Encuestas
k. Fotos
l. Chat
m. Glosario
n. Software
o. Blog
p. Wikis

No. de
profesores
122
121
112
107
105
99
95
91
91
73
68
61
58
52
48
41

Porcentaje de profesores
84,7%
84,0%
77,8%
74,3%
72,9%
68,8%
66,0%
63,2%
63,2%
50,7%
47,2%
42,4%
40,3%
36,1%
33,3%
28,5%

Los 144 docentes encuestados tienen a su cargo 353 espacios académicos, sobre los cuales se preguntó el grado de
virtualización al que se podía llegar en cada uno ellos. (Tabla 3).
Tabla 3. Posibilidades de virtualización de espacios académicos

18
Porcentaje de virtualización posible en los
espacios académicos, según docentes
0%
[1%-10%]
(10%-20%]
(20%-30%]
(30%-40%]
(50%-60%]
(70%-80%]
90%
100%

Número de
espacios
académicos
20
21
55
69
18
78
34
5
53

Se destaca que 78 espacios académicos podrían virtualizarse entre un 50% y 60%, además 53 asignaturas podrán llegar a
ser 100% virtuales; en contraste 20 espacios académicos no tienen, según los docentes que los orientan, posibilidad de ser
llevados a la plataforma. Sin embargo al contrastar los resultados de las tablas 2 y 3, todos los docentes consideraron la
posibilidad de virtualizar al menos dos actividades en la plataforma.

Por otra parte, los estudiantes de la Universidad en la metodología presencial, ya han tomado algunos cursos en forma
virtual: Constitución Política, Medio Ambiente, Electiva E-Learning, Creatividad Empresarial y Ética. Con respecto a la
formación que han recibido, ellos consideran que pueden mejorarse aspectos como: aumento de los recursos y salas
informáticas, capacitación, ancho de banda, capacidad de almacenamiento y mejorar el acceso a la Plataforma. La mayor
dificultad que se presentan al momento de utilizar recursos virtuales, según los estudiantes es la falta de capacitación en el
manejo de las TIC (tabla 4). Nótese la diferencia entre los criterios de los estudiantes, al ser aplicado el mismo instrumento
al inicio y al final del periodo observado.

Tabla 4. Comparativo de la dificultad para el uso de los recursos informáticos por parte de los estudiantes
Dificultades
a)
b)
c)
d)
e)
f)
g)

Complejidad
Disponibilidad de equipos de cómputo
Falta de capacitación
Falta de tiempo
Claridad en la información
Mayor apoyo por parte del docente
Problemas de ingreso a la plataforma Moodle

Frecuencia –
pretest
20
20
49
9
17
18
5

Frecuencia
postest
6
20
30
6
2
13
12

19
h)
i)
j)
k)

Pérdida de comunicación personal con el docente
Velocidad de navegación
Otras
Ninguna

13
19
16
40

16
10
12
27

Finalmente, los estudiantes sugieren mejorar la capacidad de almacenamiento y el acceso a la Plataforma Moodle, opinión
que coincide con lo expresado por los docentes.

Sintetizando lo anterior, se concluye el avance en el uso de medios tecnológicos para apoyar la labor docente mediante
estrategias B-Learning o eLearning en los últimos años como parte de la política institucional, también se presenta rechazo
cultural por parte de algunos docentes frente al cambio de paradigma, pese a que los estudiantes requieren e impulsan el
uso de los medios tecnológicos dada su condición de nativos digitales. Se requiere invertir aún más en capacitación en el
uso de recursos informáticos acordes a los requerimientos de la sociedad del conocimiento.

Conclusiones

Los procesos académicos apoyados por el uso de las TIC, favorecen los procesos enseñanza-aprendizaje, toda vez que
permiten potencializar las actividades académicas curriculares y extracurriculares. Sin embargo, para consolidar y/o
fortalecer este tipo de metodología mixta, se requiere capacitar a docentes y estudiantes.
La documentación en los temas objeto de estudio, el dialogo permanente con docentes, estudiantes y administrativos, el
uso de la plataforma educativa y el análisis de los instrumentos aplicados, permite llegar a las siguientes conclusiones:
• Es posible utilizar procesos Blended Learning para la formación presencial en la Universidad del Quindío, la mayoría de
los docentes reconocen la utilidad de su uso en los procesos de formación.
• Las herramientas o recursos virtuales no son de uso exclusivo de los programas virtuales, sino que se convierten en un
complemento ideal para la formación presencial.
• Es posible apoyar los procesos de formación utilizando software libre, que reduce considerablemente los costos, cuenta
con una comunidad de desarrollo para soportar las aplicaciones y está dispuesta a asesorar a los usuarios.

20
• Los estudiantes y docentes de la Institución reclaman la necesidad de formación en el uso de las TIC y particularmente
en el manejo de la Plataforma Moodle. Estos últimos están dispuestos a recibir capacitación, virtualizar una parte de sus
cursos y en general están interesados en el uso de las TIC como elemento dinamizador del proceso de enseñanzaaprendizaje y de las actividades personales. Aunque la mayoría de los estudiantes pertenecen a la generación llamada
nativos digitales, un sector de ellos requiere instruirse en el uso de las TIC
• Este sistema permitiría de un lado unificar criterios en estos cursos y ser asertivos en la relación con el medio, y de otro
mejorar la calidad de las conferencias pues se pueden contratar expertos en la materia. Igual sucede en las facultades,
pues existen cursos comunes para todos los estudiantes de la facultad, este sistema ya se ha implementado en varias
universidades con éxito.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Brennan, M. (2004). Blended Learning and Business Change. Chief Learning Officer Magazine. Recuperado el 14 de
Febrero de 2010, de http://www.clomedia.com/content/anmviewer.asp?a=349
Bulchand Gidumal, J. (2002). Planes de sistemas y tecnologías de la información y las comunicaciones en las
universidades como medio de aprovechamiento del conocimiento: Aplicación al caso de la ULPGC. Tesis doctoral. . Las
Palmas de Gran Canaria; España: Universidad de las Palmas de Gran Canaria.
Carmona Suárez, E. J., & Gallego Berrío, L. M. (2008). Dashboard digital del docente. Armenia, Quindío: Elizcom.
Ciberaula.

2014, Blended learning y su implantación en la empresa. Consultado en Mayo de 2015.

http://elearning.ciberaula.com/articulo/blearning/
Coaten, N. (2003). Blended e-Learning. Recuperado el 2014 de 6 de septiembre, de Educaweb No 69:
www.educaweb.com/esp/servicios/monografico/formacionvirtual/1181076.asp
Díaz, M. I. (2008). La educación virtual en la Universidad del Quindío. Dimensión pedagógica. Armenia, Quindío:
Universidad del Quindío.
Fidalgo Blanco, A., & Ponce, J. (2003). Gestión del conocimiento en las Organizaciones. Madrid España: Universidad
Politécnica de Madrid.
Loaiza Álvarez, R. (2002). Facilitación y Capacitación Virtual en América Latina, Colombia

21
Londoño Orozco, J., & Díaz Jurado, J. (2008). Incorporación de las TIC en la Universidad del Quindío. Políticas y
estrategias . Armenia, Quindío: Universidad del Quindío.
Marqués Graells, P. (2008). Las TIC en la Educación Social. Bucaramanga, Santander: Universidad Autónoma de
Bucaramanga. Colombia.
Marsh, G. E., McFadden, A. C., & Price, B. J. (2003). Blended Instruction: adapting Conventional Instruction for Large
Classes. Online Journal of Distance Learning Administration, Volume VI, Number IV, Winter 2003.State University of West
Georgia, Distance Education Center .
Murphy, P. (2003). The hybrid strategy: Blending face-to-face with virtual instruction to improve large section courses.
Recuperado el 4 de Abril de 2010, de University of California Regents. Teaching, Learning, and Technology Center:
www.uctltc.org/news
Rheingold, H. (2004). Multitudes inteligentes. Barcelona: Gedisa. Cibercultura. Barcelona: Gedisa Cibercultura.
Ruipérez, G. (2003). Educación virtual y eLearning. Madrid: Fundación Auna.
Twigg, C.(2003). Improving Learning and Reducing Costs: New Models for Online Learning. Educause Review, septiembre
2014. [En línea]. http://net.educause.edu/ir/library/pdf/erm0352.pdf.
UNESCO. (2005). Hacia las sociedades del conocimiento. Informe mundial de la UNESCO 2005. Organización de las
Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Paris, Francia: UNESCO.