Está en la página 1de 14

1

Título (Máximo 20 palabras)
Reflexiones en torno a la implementación de la cátedra de la paz con estudiantes de Licenciatura en
Educación Básica1
Subtítulo (Máximo 20 palabras)
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

Eje Temático:

Experiencias significativas en Educación

Ponentes
No.
1

Apellidos y nombres
Plazas Díaz Leidy Carolina

Teléfono
3144565388

Correo Electrónico
leidy.plazas@uptc.edu.co

Ciudad
Tunja

Filiación institucional
Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia

Fecha de envío de ponencia
Agosto 17 de 2016

1 Esta ponencia es producto del proyecto de investigación: Las tendencias pedagógicas en el proceso de enseñanza y
formación sociohumanística y ética en estudiantes de una licenciatura en educación básica, del grupo de investigación
Saberes Interdisciplinares en Construcción SIEK, de la Licenciatura en Educación Básica, Facultad de Estudios a Distancia
de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia.

2

Resumen: Pensar en educar para la paz implica un proceso asertivo de enseñanza en el que tanto docentes como
estudiantes e instituciones estén plenamente convencidos de que la educación es uno de los caminos para la
transformación social y la formación de ciudadanos. En esta experiencia se quiso poner de manifiesto qué tanto los
estudiantes –futuros docentes– de la licenciatura en educación básica de la UPTC están dispuestos a conocer y aportar en
la formación de las generaciones que esperamos, sean las que van a disfrutar de un post-acuerdo próximo a consolidarse;
cómo los docentes están preparados para desarrollar los contenidos de la polémica Cátedra de la paz y cómo las
instituciones de educación superior trabajan por instaurarla.
Palabras clave: cátedra de la paz, memoria histórica, ética y valores, ciencias sociales, estudiantes.

Introducción
La idea de hablar de una experiencia significativa en educación a partir de una inexperiencia, nos hizo inclinarnos por el
tema de la Cátedra de la paz, la cual hasta la fecha nos cuesta entender cuál es su propósito, cuáles van a ser sus aportes
en los procesos de formación de los estudiantes, cómo se desarrollarán sus contenidos y en qué se diferencia de otros

3
esfuerzos que se han realizado para generar cambios en las nuevas generaciones, que se espera, construyan y gocen de
una sociedad justa y equitativa. Por tanto, en primera medida nos referiremos al contexto en el que se trabajó, para dar
paso a la explicación del ejercicio en el que se les ilustró a los estudiantes en qué consiste la cátedra de la paz;
posteriormente se les permitió a los alumnos hacer aportes y sugerencias desde el quehacer pedagógico en cuanto la
implementación de ésta en las instituciones educativas, aspecto que fue recopilado en un trabajo escrito en el que
plasmaron ideas, actividades y temáticas acerca de cómo diseñarían una clase donde se trabajara el área de Cátedra de la
paz, además de un dibujo en el que ilustraron su propia idea de la sociedad en el post-acuerdo 2. Finalmente se harán
algunas reflexiones preliminares respecto a la pertinencia de la Cátedra junto a elementos que permitirán su
enriquecimiento con fines pedagógicos.
Contextualización
El ejercicio se realizó con 32 estudiantes que cursaban para el momento el tercer semestre de la Licenciatura en
Educación Básica de la Facultad de Estudios a Distancia de la Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia en la
sede Sogamoso, en el transcurso del primer semestre académico del año 2016. Ellos, a los que les espera la importante
tarea de formar en los próximos años a aquellos y aquellas que inician su nivel de primaria y que se espera, ya estén
gozando de una sociedad justa, equitativa y en paz, son estudiantes de diversas procedencias, edades y niveles
socioeconómicos, que como muchos en este país, esperan profesionalizarse, mejorar sus condiciones de vida y aportar
con sus conocimientos al tejido social. Es importante tener en cuenta que la Licenciatura se oferta bajo la modalidad a
Distancia, por tanto, el 80% de los estudiantes que la cursan son personas con responsabilidades familiares y laborales
que viven en municipios como Nobsa, Tasco y Aquitania y se desplazan a la ciudad de Sogamoso los días sábados a
recibir las tutorías presenciales correspondientes, manteniendo una comunicación permanente con los docentes por medio
del uso de las herramientas de la comunicación sincrónicas y asincrónicas y una plataforma virtual.
En vista de que la Universidad no ha aclarado el mecanismo de implementación de los contenidos de la Cátedra de la paz,
desde nuestra licenciatura vimos pertinente articularla con una de las asignaturas de tercer semestre del área de Ciencias
Sociales denominada Lineamientos para la educación en Ética, valores y Religión, puesto que en ésta se desarrollan
competencias cognitivas, socioafectivas, actitudinales y praxiológicas, las cuales permiten generar procesos de
concientización de la acciones para una mejor convivencia y desempeño profesional. Se han realizado grandes esfuerzos
dentro de los contenidos programáticos de esta asignatura con el fin de despertar en el estudiante una actitud crítica y
reflexiva frente a problemáticas contemporáneas a nivel local y regional, haciendo hincapié en aquellas que afecten
2 Tomamos el término con el que las Farc han decidido denominar el proceso de paz, considerando que la
confrontación armada con este grupo armado es apenas la más aguda de todas las contradicciones que
conforman el grave conflicto interno colombiano.

4
directamente su cotidianidad. En el caso que nos atañe, vimos pertinente dedicar algunas clases para darles a conocer a
los estudiantes elementos sobre la implementación de la cátedra de la paz para que puedan aplicar dichos conocimientos a
la hora de tener que asumir su rol como docentes y porque el ciclo de primaria es el predilecto a la hora de seleccionar la
población para la práctica pedagógica.
Fundamentación teórica
Fue imprescindible consultar los postulados de la ley 1732 de 2014 y el decreto 1038 de 2015, enfatizando en el objetivo,
las áreas para su implementación, los temas y temáticas que se proyecta, deben versar en la cátedra. En lo que respecta a
teóricos, en primera medida trabajamos el texto El mundo de los valores de Adela Cortina puesto que para alcanzar la paz
en las sociedades es necesario reconocernos en las diferencias, y para ello, Cortina hace incapie en la integración de los
valores morales para una existencia verdaderamente humana, estando en esta clasificación la justicia, la libertad, la
lealtad, la sinceridad y el respeto, logrando comprender que los seres tienen un valor en sí mismos, permitiéndoles su
crecimiento en humanidad (pág. 52). Así mismo, el conocimiento de los Estándares de Competencias Ciudadanas fue un
referente de partida para ahondar en temáticas acerca de la defensa y promoción de los derechos humanos, la importancia
de la participación y responsabilidad democrática y el respeto por la pluralidad y las diferencias sociales especialmente en
el escenario escolar. Sin embargo, uno de los aspectos transversales y que más repercusión tendría en la transformación
de ciertos comportamientos culturales, tiene que ver con la formación ciudadana, la cual hemos venido trabajando a partir
de los planteamientos que Martha Nussbaum desarrolla en el texto Sin fines de lucro, donde hace mención de una
educación para la ciudadanía democrática en la que se proyecte formar personas respetuosas de las diferencias, inmersas
en procesos de interculturalidad y en una preparación para afrontar los retos de los diversos contextos que se han ido
configurando en las sociedades del conocimiento y como consecuencias de la globalización.
Para concretar, los aportes de Enrique Chaux respecto a la educación para la construcción de paz y la formación en
convivencia tanto en colegios como en los demás sectores e instituciones sociales han sido de gran relevancia en torno a
la reflexión pedagógica que queremos plantear respecto a la Cátedra de la paz, así como las estrategias pedagógicas que
él propone para apoyar el quehacer pedagógico y que permiten a la vez incentivar ciertas acciones en los estudiantes que
favorecerán las relaciones interpersonales, el entendimiento y reconocimiento del otro, tales como el aprendizaje
cooperativo, los proyectos de aprendizaje a través del servicio y los juegos de roles, que fue la estrategia que quisimos
trabajar en nuestra experiencia, y por supuesto, fomentar el pensamiento crítico y reflexivo desde el proceso de enseñanza
y aprendizaje.

Desarrollo de la experiencia

5
Una vez se ilustran los aspectos temáticos de la cátedra, empiezan a surgir las preguntas de los estudiantes respecto a en
cuál asignatura encajarían mejor estos contenidos y con cuáles temáticas se sienten más familiarizados para estudiarlas y
profundizarlas. La primera impresión de los estudiantes fue un parcial desconocimiento (por no decir total) en estos temas
que tienen bastante cercanía con las ciencias sociales y las humanidades y que, paradójicamente, son campos del saber
que en estos momentos se encuentran rezagados y catalogados como menos importantes si se miden con el campo de las
ciencias básicas. No obstante, empiezan a mostrar interés a medida que se les va ilustrando las posibilidades de trabajar
las temáticas abordando problemáticas de índole nacional, sin dejar de lado la preocupación y el afán de retomar algunos
temas olvidados desde los tiempos en que cursaron su bachillerato –el caso de la historia y la filosofía por ejemplo– y que
son indispensables para comprender los procesos y la coyuntura en la que nos encontramos.
Posteriormente, se les indica la actividad a realizar, la cual consiste en diseñar una propuesta de contenido para una clase
en la que involucren el área de Cátedra de la paz fijando algunos aspectos a tener en cuenta para su realización: el tema y
los ejes temáticos (máximo 2) en los que quisieran profundizar, descripción de éstos, grado con el que trabajarían las
temáticas, objetivos, metodología de trabajo, actividades, bibliografía y un dibujo en el que representaran el imaginario de
su comunidad en la sociedad del post-acuerdo, siendo este punto el que más nos interesaba observar puesto que se
pretendía que en el dibujo los estudiantes pusieran en escena su creatividad, concepciones e ideas para una sociedad en
paz.
Gracias a los conocimientos adquiridos en el tiempo de estudio transcurrido en la licenciatura hasta la fecha, los
estudiantes se encuentran muy familiarizados con los lineamientos curriculares y algunos de ellos laboran actualmente en
instituciones educativas, por tanto, dominan perfectamente aspectos curriculares como el planeador de clases. Sin
embargo, las debilidades empiezan a presentarse a la hora de profundizar en las temáticas seleccionadas para el ejercicio
debido al desconocimiento teórico de los temas, la escasez de material bibliográfico consultado, el mal manejo de
conceptos y el poco o nulo conocimiento de los acontecimientos históricos que se deben tener presente si se quiere hablar
objetivamente de un proceso que cambiaría en muchos aspectos el diario vivir de comunidades y generaciones que por
más de 60 años presenciaron los horrores de la guerra y las formas cómo esta iba acomodándose en la cotidianidad del
colombiano. Pero veamos los trabajos de los estudiantes.
-

Conociendo las percepciones de los estudiantes

Una vez realizados los ajustes de los trabajos en la revisión preliminar y explicándoles sucintamente los posibles
contenidos a desarrollar en cada uno de los ejes temáticos, los estudiantes hacen entrega del trabajo final. Diversas son
las percepciones y las actividades que ellos proponen y se evidencia un gran esfuerzo por acatar las sugerencias de la
docente especialmente en la consulta de fuentes bibliográficas recomendadas para los diversos temas. Entre los

6
resultados que podemos analizar, cabe resaltar la preferencia de los estudiantes por trabajar reiteradamente unos ejes
temáticos más que otros así como la prevalencia de unas áreas:

Ejes temáticos

Área de preferencia

Número de veces

Prevención del acoso escolar

Ética y valores

citado
5

Resolución pacífica de conflictos

Ética y valores

4

Ciencias sociales

3

Ética y valores; ciencias sociales

2

Ciencias sociales

2

nación
Uso sostenible de los recursos

Ciencias Naturales

2

naturales
Justicia y derechos humanos

Ciencias Sociales

1

Memoria histórica
Diversidad y pluralidad
Protección de las riquezas
naturales y culturales de la

Cuadro 1: Ejes Temáticos más utilizados por los estudiantes para Catedra de la Paz.
Fuente: trabajos presentados por estudiantes de la Licenciatura en Educación Básica.
Elaboró: la autora.

Nótese la prevalencia de las temáticas: prevención del acoso escolar y resolución pacífica de conflictos, las cuales fueron
seleccionadas por los estudiantes como contenidos fundamentales para la Cátedra de la paz. Sin embargo han sido temas
bastante abordados por todos los miembros de la comunidad escolar con los cuales se han realizado campañas,
conferencias, capacitaciones, talleres de padres, proyectos transversales y hasta se diseñaron unos estándares en
competencias ciudadanas que su objetivo, al parecer, debería ser el de contrarrestar la problemática de la intolerancia en
el aula de clases y propender por formar unos ciudadanos comprometidos, respetuosos de la diferencia y defensores del
bien común, generando normas de sana convivencia (Ministerio de Educación Nacional, 2004). Esto en la práctica no se
ha materializado y cada día se conocen nuevos casos de discriminación y violencia que van aumentando su nivel de
gravedad, situación generada a partir de los repentinos y acelerados cambios sociales que dejan a los miembros de la
comunidad escolar carentes de elementos adecuados y ajustables para responder a cada nueva problemática presentada.

7
El siguiente eje temático con mayor citación es el de “memoria histórica”. Es de anotar que hablar seriamente de memoria
histórica implicaría un recorrido conceptual y teórico con referentes y trabajos como los de Pierre Nora y su concepto sobre
“lugares de la memoria”, o el de Paul Ricoeur y su planteamiento de la dialéctica entre memoria e historia con la que se
explicaría el pasado en relación con el presente (Acuña Rodríguez, 2014) tarea que se le delega a la disciplina de la
historia. No obstante, una de las sugerencias a los estudiantes para esta temática fue la de explorar la página web del
Centro Nacional de Memoria Histórica (http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/), entidad tiene como objeto principal
reunir y recuperar todo el material documental, testimonios orales y por cualquier otro medio, relativos a las violaciones que
trata el artículo 147 de la Ley de Víctimas y restitución de Tierras. Es de resaltar el arduo trabajo del Grupo de Memoria
Histórica en las investigaciones de los hechos de violencia con mayores repercusiones en el escalamiento del conflicto
armado en el país, además de su participación activa en la capacitación ciudadana, especialmente en lo que concierne a
la memoria histórica como recurso para el esclarecimiento de los hechos, la reparación integral y las garantías de no
repetición, ubicando por primera vez en un proceso de paz a las víctimas en el centro del acuerdo adelantado en La
Habana. Este tal vez fue el insumo más preciso y enriquecedor que pudieron tener los estudiantes que optaron por centrar
la Cátedra de la paz en este eje temático, encontrando que en uno de los trabajos se hace mención de hechos de
connotación política y social que marcaron el desarrollo de acontecimientos violentos en el escenario nacional y que fueron
el origen de la aparición de actores que hoy día son claves para entender la coyuntura por la que atraviesa el país, a saber,
el bogotazo, el golpe de Estado al General Rojas Pinilla, la creación del Frente Nacional y la toma del Palacio de Justicia.
Pero lo más interesante fue encontrar otros sucesos de importancia local –aunque de poca divulgación nacional– que
permiten una aproximación histórica del estudio del conflicto armado en perspectiva territorial y a una comprensión más
detallada, sensible y cercana de sucesos que se presentaron en las diferentes regiones del país identificando
particularidades en el desarrollo de los fenómenos de violencia, de los agentes participantes, de los intereses perseguidos,
de las condiciones geográficas y culturales, etc. Así, los estudiantes incluyeron entre los sucesos de impacto social y
político que se deben estudiar en algunas clases de la Cátedra de la paz, a la región en la que ellos han crecido, el
departamento de Boyacá, con los siguientes sucesos: masacre del páramo de la Sarna, ocurrida en inmediaciones del
municipio de Aquitania en diciembre del 2001, la incidencia de las Autodefensas campesinas del Casanare en el municipio
de Sogamoso durante el año 2000, y algunas manifestaciones subversivas en el municipio de Mongua en el año de 1999.
Este tipo de actividades permiten en primera medida, el conocimiento de un fenómeno que tradicionalmente se ha
enseñado como ajeno a nuestra región pero que en realidad no fue exenta de situaciones lamentables y no menos
violentas que las ocurridas en otros departamentos; en segundo lugar, el reconocimiento y sensibilización de situaciones y
de personas víctimas directas de un conflicto que también tocó las puertas de las familias boyacenses y que, por tanto, nos
compromete cada vez más a trabajar colectivamente en su erradicación; y en tercer lugar, permiten relacionar situaciones

8
reales y actuales en el quehacer pedagógico logrando un nivel de comprensión ajustable al nivel de formación y logrando
mejores resultados en los procesos cognitivos de los estudiantes.

Imagen 1: Conmemoración Masacre de la Sarna Foto: Leidy Plazas. Páramo de la Sarna,
Aquitania-Boyacá, diciembre de 2012.

El interés por el estudio y profundización de los otros 6 ejes temáticos es aún incipiente. La diversidad y pluralidad apenas
se citó en dos trabajos aunque, se reitera, a pesar de estar contemplada ampliamente como uno de los grupos en los
estándares de competencias ciudadanas, poco se ha avanzado en materia de igualdad, respeto por la diferencia,
pluralidad y construcción de ambientes democráticos, evitando en muchos escenarios el álgido tema de justicia y derechos
humanos, muy carente en la formación ciudadana; pero creemos que se debe a la falta de orientación escolar, a la
desactualización en conocimientos y teorías y a ciertos estereotipos y tabúes sociales bastante arraigados en las
instituciones como la familia y los mismos centros educativos difíciles de superar si no hay una apertura de pensamiento y
una disposición de hacer una lectura de la realidad desde la crítica y la reflexión, con propuestas de convivencia y
equilibrios más que de ataques y señalamientos.
Por el lado de los ejes: protección de las riquezas naturales y culturales de la nación, y uso sostenible de los recursos
naturales, los cuales se podrían abordad desde las ciencias naturales, tampoco fueron de la predilección de los
estudiantes. Sería de gran provecho enfatizar en estas dos temáticas dada la propuesta de trabajar el tema de la paz
desde un enfoque territorial, pero principalmente por la relevancia en educar y dar a conocer los aspectos que tienen que
ver con uno de los puntos principales del acuerdo de paz, a saber, Desarrollo rural y agrario, en el que se le apuesta a la
reactivación del campo, el uso adecuado de los suelos, el acceso a tierras, la conformación de un sistema de seguridad
alimentaria y de asociaciones agrarias, etc. Temas que aportarían significativamente tomando en cuenta que la

9
procedencia de gran parte de los estudiantes precisamente es el campo y muchos de ellos ejercerán su profesión en
escenarios rurales.
Lo más preocupante en materia de contenidos temáticos para el desarrollo de una cátedra de las magnitudes que se
proponen para el post-acuerdo, es la ausencia de los demás ejes temáticos: dilemas morales, proyectos de impacto social,
participación política, proyectos de vida y prevención de riesgos, así como el de historia de los acuerdos de paz nacionales
e internacionales, los cuales debería tener una relevancia significativa a partir de los cambios y valores que se desean
cultivar en las nuevas generaciones de colombianos y colombianas que se espera, gocen de una seguridad social con
condiciones dignas de trabajo, salud, educación y vivienda, de un estado incluyente, pluralista y respetuoso de los
derechos humanos. Por esto, es innegable la importancia de hablarles sobre memoria y pasado para que puedan
comprender el por qué fue necesario y urgente pensarse en otras posibilidades de lucha, en otros escenarios para el
desarrollo, en otras formas de sociabilidad donde se le dé cabida a todos los sectores, especialmente a los que han sido
excluidos históricamente. Conocer del pasado permite el reconocimiento y la reparación moral de una injusticia; propender
por la memoria es un esfuerzo y un deber colectivo que nos coloca en el tiempo y nos proporciona nuestra identidad como
sujetos históricos individuales y colectivos (Medina, Molina y García, 2008).
Respecto al último punto a tratar en cada uno de los trabajos presentados, los estudiantes fueron muy optimistas en ilustrar
una sociedad futura pluralista, incluyente y educada en valores humanos, con elementos muy simbólicos. Se quiso traer a
colación solo algunos dibujos por fines más de presentación del texto, sin que esto incida en la relevancia, el esmero y
compromiso que cada alumno puso en la realización de su trabajo. En la siguiente imagen se relaciona directamente la
importancia de la educación en la materialización de la paz:

10

Imagen 2: Alusión a una educación para la paz. Estudiantes: Lorena
Cárdenas y Deisy González. Semestre III Lic. Educación Básica. Junio de 2016.
Tres son los elementos claves en el significado que las estudiantes quisieron manifestar con la anterior imagen: la mano es
un ¡basta ya! a la violencia, al dolor y sufrimiento que marcó la historia política del país en casi más de medio siglo; la
silueta de la cabeza contiene el cúmulo de recuerdos, memorias y acciones que nos configuran como sujetos históricos; y
la cantidad de libros demandan la importancia del conocimiento, del estudio y del ejercicio de la investigación en las aulas y
en la formación de docentes para realizar análisis objetivos y propuestas ajustables que incidan en contextos reales y se
rescate el liderazgo y el sentido social del ejercicio docente.
En otra gráfica encontramos un mensaje relacionado con el campo del bienestar social y la posibilidad de gozar de
oportunidades en igualdad de condiciones en una Colombia donde quepamos todos y se ejerza realmente lo contemplado
en el artículo 13 de la constitución.

11

Imagen 3: Oportunidad para todos.
Estudiantes Yadira Fonseca y Mery Molina.
Semestre III Lic. Educación Básica. Junio de 2016

Y en otra propuesta se resalta una campaña de cambio a partir del diseño de un material didáctico para niños pero esta
vez con imágenes bastante disientes acerca de las secuelas que el conflicto armado ha dejado en la sociedad colombiana.
Se trata de una serie de billetes en los que las estudiantes han contrastado imágenes de las secuelas del conflicto respecto
al tipo de sociedad que se quiere consolidar. En palabras de ellas:
[…] quisimos plasmar las dos caras de la violencia y la realidad en la que se vivió y se sigue viviendo en nuestro
país en el transcurrir de los años; para esto creamos una serie de billetes de 10000, 20000 y 50000 donde en una
cara se muestra el lado negativo y oscuro de la historia de Colombia, que es la violencia contra las mujeres,
hombres y niños, el reclutamiento infantil, el secuestro a manos de distintos grupos armados que afectaron a
nuestro país y dejaron consecuencias terribles y en la otra cara se plasma lo que anhelan vivir todas las víctimas
del conflicto armado, lo que se podría lograr reflexionando y actuando de manera correcta. La propuesta fue
realizada con el objetivo de llegar a la comunidad de una forma didáctica que llame la atención y sensibilice a todo
aquel que tenga contacto de la misma. La memoria histórica garantiza la no repetición de los hechos victimizantes,
la aceptación pública de los hechos, el perdón público y el restablecimiento de la dignidad de las víctimas y de
alguna manera con nuestra propuesta damos a conocer de la manera que se puede lograr ese objetivo.
(Estudiantes tercer semestre Lic. En Básica, UPTC, junio de 2016).

12

Imagen 4: Serie de billetes como material didáctico para mostrar el contraste entre conflicto armado y post-acuerdo.
Estudiantes: Diana Pérez y Yicel Chía. Semestre III Lic. Educación Básica. Junio de 2016

Finalmente, el ejercicio permitió que los estudiantes se acercaran a temáticas nuevas para ellos y despertó la curiosidad y
la necesidad por estudiar y conocer la historia del país con miras a mejorar los procesos de enseñanza de las ciencias
sociales en general, permitió retomar destrezas como la creatividad en el dibujo, la cual lamentablemente se va perdiendo
a medida que los seres humanos vamos creciendo y que se requiere en términos de didácticas especialmente si se tiene
en cuenta la población con la que nuestros egresados tendrán que laborar, y se documentaron sobre asuntos que le
competen a la ciudadanía en general acerca del proceso que se adelanta en nuestro país.
-

Perspectivas para el escenario escolar de la paz

Si bien las temáticas de la Cátedra de la paz se relacionan principalmente con las ciencias sociales y las humanidades, no
deja de ser preocupante la carga académica y la responsabilidad social que se le delega exclusivamente a los docentes de
estas áreas, cuando la labor debiera ser mancomunadamente con todos los miembros de las instituciones educativas, en
la que se evidencie las ideas y el trabajo en equipo, la transversalidad y la interdisciplinariedad que tanto se menciona en
los discursos académicos; además, no sobraría una exploración por otras áreas que complementen la formación integral
del profesorado en general y del cuerpo directivo, lo cual permitiría un mayor desempeño profesional, además del gran

13
compromiso ciudadano y ético que se adquiere al estudiar temáticas que tocan el lado más sensible de los seres humanos
como lo son el conocer los horrores de la guerra.
Independiente de la cátedra que se quiera impartir en el escenario escolar con el fin de generar un cambio en las actitudes,
en las relaciones interpersonales, en la formación de ciudadanos comprometidos y responsables, es indispensable
mantener equilibrios entre los diversos sectores sociales y no pretender homogeneizar pensamientos ni micho menos
generar cátedras obligatorias, puesto que las diferencias, la diversidad y los disensos son aspectos que permiten construir
consensos y es en ellos en los que verdaderamente se sustenta la democracia y se hace efectiva la convivencia.
Resultados
Frente al ejercicio realizado con los estudiantes, es significativo rescatar la demanda de ellos acerca del tener en cuenta en
los contenidos de las asignaturas temáticas que ilustren y expliquen los sucesos actuales y propios de su contexto y del
interés nacional. Así mismo, el trabajo cooperativo y colaborativo, que además en la educación a distancia es una de las
formas de interacción más utilizadas, permitió llegar a consensos respecto a los ejes temáticos con los cuales trabajarían y
de los que profundizarían, afianzando su conocimiento en aspectos de la vida política y social del país.
Por otro lado, el seleccionar como ejercicio principal una planeación de clases permitió que ellos –en un estado temprano
de su formación pedagógica– se apropiaran del rol que les espera como profesionales y se preocuparan por seleccionar
acertadamente unos contenidos, unas temáticas y unas actividades, valorando el tiempo, la dedicación y la rigurosidad que
se requiere para la preparación de clases, adquiriendo de esta forma responsabilidades que serán elementales en su
quehacer pedagógico.
Otro de los objetivos alcanzados fue la concientización y sensibilización de los estudiantes frente a los sucesos que han
fragmentado la historia del país y los que, se espera, puedan ser transformados a partir de los esfuerzos gubernamentales
y del aporte que cada uno realicemos desde los diversos escenarios. El ejercicio del dibujar a la Colombia del post-acuerdo
fue un acercamiento a ello y una herramienta inusual en la educación superior que permitió visibilizar la subjetividad de los
estudiantes, aspecto que algunas veces se obvia de la academia.
Finalmente, nos permitimos hacer una pequeña reflexión respecto a nuestro rol como docentes: una de las lecciones que
deben permear al estudiar la historia de nuestro país y de darla a conocer a las futuras generaciones, sea por medio de
una cátedra o mejor aún, con la coherencia entre nuestra profesión y nuestros actos, es la de la terminación de prácticas
que han ido acomodándose en la cotidianidad. Con esto nos referimos a lo que Rafael Gutiérrez Girardot (1986) ha
denominado como la “picaresca hispánica” que no es otra cosa que la “simulación, el engaño, la mentirilla que se convierte
en la presentación del yo en la vida cotidiana” (pág., 139). Situaciones que también se presentan en las aulas de clase

14
siendo cada vez más frecuentes y que se reproducen con mayor facilidad en la sociedad. Para llegar a tal fin, disciplinas
como la historia o las humanidades en general permitirían la aprehensión y explicación de los procesos y la construcción
de nuevas categorías de análisis con las que se pueda innovar en contenidos teóricos, pedagógicos y didácticos. Con este
ejercicio quisimos aproximarnos a herramientas didácticas y pedagógicas; para lo teórico queda mucho camino que
abordar y recorrer.

Bibliografía
Acuña Rodríguez. O. (2014). El pasado: historia o memoria. Revista Historia y Memoria (9), 57-87.
Cortina, A. (1997). El mundo de los valores: ética mínima y educación. Editorial el Búho.
Chaux, E. Lleras, J. y Velásquez A. (2004). Competencias ciudadanas: de los estándares al aula, una propuesta de
integración a las áreas académicas. Bogotá: Ministerio de Educación Nacional.
Decreto 1038 “Por el cual se reglamenta la Cátedra de la paz”, República de Colombia (2015).
Gutiérrez, R. (1986). Sobre el sentido del estudio universitario. El anillo de Giges 3(4), 138-145. Recuperado de
file:///C:/Users/user/Downloads/gutierrezgirardotrafael_sentidodelosestudios_%20(2).pdf
http://www.centrodememoriahistorica.gov.co/
Medina, R. (2008). La importancia del pasado en una cultura de paz. En: Medina, R., Molina, B., y García, M. (eds).
Memoria y reconstrucción de la paz. Enfoques multidisciplinares en contextos mundiales. Madrid: Catarata.
Ministerio de Educación Nacional. (2004). Estándares básicos de competencias ciudadanas.
Nussbaum, M. (2010). Sin fines de lucro. Por qué la democracia necesita de las humanidades. Buenos Aires: Katz Editores.
República de Colombia (2005). Constitución Política de Colombia.