Está en la página 1de 10

1

ANÁLISIS Y REFLEXIÓN DEL PEI DE LA INSTUCIÓN EDUCATIVA LEONIDAS RUBIO VILLEGAS
Lizeth Yamile Gómez Rodríguez
Estudiante Maestría en Educación Universidad del Tolima
Yamigomez1027@hotmail.com
Nidian Johana Sanabria Cárdenas
Estudiante Maestría en Educación Universidad del Tolima
njsanabriac@ut.edu.co
Juan Montaña
Estudiante Maestría en Educación Universidad del Tolima
juan.montanna@gmail.com
Currículo, Sociedad y Gestión Educativa

Resumen: En este artículo se realiza un análisis del enfoque curricular existente en la institución
educativa Leonidas Rubio Villegas (institución de carácter público ubicada en la ciudad de Ibagué) desde
el punto de vista teórico se realiza un análisis documental de la experiencia curricular en la institución, para
determinar en qué aspectos de su planeación y su práctica se encuentra enmarcada de acuerdo con los
referentes teóricos. Desde el punto de vista práctico, se revisa si los planteamientos teóricos existentes en
el PEI como modelo pedagógico, perfil del estudiante, aspectos didácticos, pedagógicos y sistema de
evaluación, son coherentes con su desarrollo en el aula de clase y el enfoque curricular que los direcciona.
Palabras Clave: Currículo, enfoque curricular, modelo pedagógico, evaluación.
Abstract: The educational institution Leonidas Rubio Villegas is a public institution located in the city of
Ibague, in this article an analysis of the existing curricular approach is from the theoretical point of view,
making a documentary analysis of the curricular experience in the institution, to determine which aspects of
their planning and practice is framed on theoretical references. From a practical point of view, it will be
reviewed if the existing theoretical approaches in PEI as educational model, the student profile,
educational, pedagogical and evaluation system are consistent with its development in the classroom and
curriculum approach that addresses.
Key Words: Curriculum, curriculum focus, teaching model, evaluation.
Introducción

2
El presente trabajo se realizó con el fin de hacer un análisis al Proyecto Educativo Institucional –PEI- de
la institución educativa Leónidas Rubio Villegas de la ciudad de Ibagué, a través de la revisión documental,
desde la cual pretendemos determinar la coherencia del Currículo, a partir del enfoque curricular, el
modelo pedagógico, la visión, la misión y el perfil del estudiante, la evaluación y el proceso didáctico
(enseñanza y aprendizaje). Para ello se tuvieron en cuenta los componentes del Currículo y lo observado
en las prácticas didácticas que se llevan a cabo por los docentes y estudiantes.
Sin duda alguna, se determinó que para que un establecimiento educativo logre la formación de
personas íntegras, modelos ideales del acto pedagógico, se debe involucrar a todos los integrantes del
proceso educativo en la elaboración del PEI, el cual parte del contexto que los circunda. Un currículo
flexible nutrido por varios enfoques o metodologías curriculares que contribuyan a dar una respuesta
integral a la diversidad de problemas que se presentan desde lo didáctico, lo pedagógico y lo evaluativo,
para lograr la formación del estudiante que se quiere.
Planteamiento del problema
Al analizar la experiencia curricular de la institución educativa Leonidas Rubio Villegas se puede
vislumbrar un modelo pedagógico definido; sin embargo no se menciona un enfoque curricular que
direccione el proceso de formación de los estudiantes.
Al indagar los procesos de enseñanza y aprendizaje, como parte del componente didáctico, que se da
en la institución, nos encontramos en la práctica con un enfoque técnico, se evidenció que el pilar
fundamental de la institución está basado en alcanzar los resultados de los estudiantes a través de los
desempeños propuestos en la malla curricular, desde los lineamientos curriculares y estándares básicos
de competencias propuestos por el Ministerio de Educación Nacional –MEN-, dándole preponderancia a
los resultados de las pruebas Saber y a la formación técnica de sus estudiantes la cual se ve evidenciada
en la educación técnica y tecnológica que reciben los estudiantes de grado noveno a once por parte del
Servicio Nacional de Aprendizaje -SENA-, institución con la cual se ha establecido un convenio en lo
relacionado con el área de tecnología e informática; trabajo orientado hacia los módulos de aprendizaje en
Ofimática y tecnología de la información y comunicación –TIC-, ensamble y mantenimiento de
computadores, y soporte técnico en Instalación de redes cableadas e inalámbricas.
Aunado a lo anterior, se observa la contradicción entre el enfoque técnico, el cual se desarrolla en la
práctica y el modelo pedagógico Interestructurante que propone la formación de un estudiante crítico,

3
analítico, protagonista de su propio proceso de aprendizaje, afectando el propósito de formación que tiene
la institución.
Referentes teóricos
En el proceso de análisis que se lleva a cabo al Proyecto Educativo Institucional –PEI-, y ante el
planteamiento del problema donde se ve la ausencia de un enfoque curricular y la contradicción entre el
Enfoque Curricular Técnico y el modelo pedagógico de la institución. Es preciso definir el Enfoque técnico
y el modelo pedagógico, pues permitirá delimitar el uno del otro y ayudar a su comprensión.
El enfoque curricular Técnico está encaminado al producto, sobre la base de intenciones bien
determinadas y previamente establecidas, instrucciones claras donde el profesor es un “ingeniero”, es
decir, está preocupado por los resultados de aprendizaje deseados en los estudiantes (Cáceres, 2008,
p.15).
En cuanto al modelo pedagógico, en el PEI de la Institución, se propone un proceso formativo
orientado desde el modelo pedagógico Interestructurante. Julian De Zubiría (2006) retoma el modelo
planteado por Louis Not (1983 y 1991 en De Zubiría, 2006), denominado “Interestructurante”, el cual
reconoce el papel activo del estudiante, pero también la importancia fundamental del docente como
mediador, esto por medio de una síntesis dialéctica, que promueve la construcción del conocimiento entre
educador y educando.
Este modelo pedagógico tiene como base los procesos para la construcción del conocimiento, a partir
de reconocer que la inteligencia es diversa y que es en la interacción educativa donde el docente y el
estudiante, gestionan de manera conjunta la enseñanza y el aprendizaje en un proceso dialogante de
participación y respetando la diferencia conceptual del otro. Busca el desarrollo del ser humano en sus
capacidades: cognitivas, socio-afectivas y praxeológicas. Desde esta perspectiva, la Institución educativa
Leonidas Rubio Villegas, tiene como propósito, formar estudiantes críticos, autónomos y con una actitud
de liderazgo que le permita proyectarse en la comunidad coadyudando a construir la nueva sociedad que
requiere el país.
Así mismo se hace necesario definir qué es el enfoque curricular práctico, puesto que de acuerdo al
modelo pedagógico de la institución, pensamos que este es el modelo curricular que más se adecua a la
formación del estudiante Leonidense.
El enfoque curricular Práctico es definido por Marissa Cáceres

4
“su interés está centrado en el proceso de enseñanza-aprendizaje y no en el producto,
aprendizaje basado en una interacción adecuada entre sus participantes, donde la práctica
condiciona procesos reflexivos de interpretación de los participantes desde una perspectiva ética,
dinámica, deliberativa y dialógica, donde las acciones educativas constituyen espacios de
comunicación en los que las expectativas, las motivaciones, las interpretaciones y las valoraciones
de los participantes interactúan dialécticamente y conforman un proceso continuo de toma de
decisiones.” (2008, p. 24)
En este orden de ideas, es necesario tener claro los elementos del diseño curricular práctico, en el cual
Schwab ha encontrado cuatro categorías fundamentales: el alumno, el profesor, el entorno y el proceso de
enseñanza-aprendizaje. Lo que compromete a todos los integrantes de la comunidad educativa. Por ende,
el grupo implicado en el desarrollo curricular es quien debe diagnosticar y resolver los problemas del
currículo. De ahí, que su método sea el deliberativo, puesto que “la finalidad de este no es una
explicación o generalización, sino una decisión de cómo actuar en una situación concreta” (Schwab, J,
1989, p.207) donde se tiene en cuenta no uno, sino muchos principios que lleven a considerar todas las
alternativas posibles antes de tomar un decisión.
De esta manera, teniendo claro los dos enfoques, encontramos que el enfoque técnico es el que se
práctica en la institución aun cuando no está escrito en ningún documento y el enfoque práctico es el que
está más relacionado con el modelo pedagógico de la institución.
Metodología
Para el análisis de la experiencia curricular utilizamos la revisión documental del Proyecto Educativo
Institucional –PEI- de la institución educativa Leonidas Rubio y la Observación directa de cómo se llevan a
cabo los procesos didácticos, pedagógicos y evaluativos de los estudiantes, lo cual nos permitió establecer
la coherencia curricular entre lo expuesto en el PEI y lo que la institución lleva a la práctica.
La revisión documental se puede definir citado por (Rodríguez y Valldeoriola, 2009) como “el proceso
dinámico que consiste esencialmente en la recogida, clasificación, recuperación y distribución de la
información” (Latorre, Rincón y Arnal (2003, pág. 58)
De igual manera Amador (1998) citado por (Rodríguez y Valldeoriola, 2009) considera que el proceso
de revisión documental comprende tres etapas: consulta documental, contraste de la información y análisis
histórico del problema.

5
Resultados
A partir de la metodología expuesta realizaremos una breve exposición de la metodología, la didáctica,
el proceso de evaluación y el modelo de estudiante que se quiere formar en la institución, y su relación con
el enfoque curricular técnico. Partimos del origen del currículo en la institución así como los componentes
didáctico, pedagógico y evaluativo que direcciona el currículo se contradicen en la práctica y la teoría.
El contexto histórico de la evolución Leonidense está caracterizado por la lucha férrea de todos los
estamentos de la comunidad educativa desde su origen. El actual perfil de los estudiantes egresados es el
resultado de un proceso de ajuste de los elementos curriculares a lo largo de los años, sin embargo
mantiene intacto su interés en el progreso de las comunidades de escasos recursos en la capital
Tolimense.
El colegio es fundado con respaldo oficial en el año 1968, en sus inicios, se controla la disciplina más
que los contenidos, la institución es un sitio para aprender a comportarse en la sociedad, y las relaciones
entre estudiantes, docentes y directivos son eminentemente verticales con protocolos de estricto
cumplimiento.
Como en toda institución de la época, existe el cargo de coordinador de disciplina que es un supervisor
del comportamiento de estudiantes y docentes. Con el paso de los años y la mayor inclusión de mujeres
en el sistema educativo, se hace necesario el cargo de coordinadora femenina que es encargada de
supervisar a las estudiantes, debido a las costumbres de la época, es diferente la concepción de los
estudiantes, que son divididos por género y orientados de manera diferente, de acuerdo a normas
asociadas con la moral, además es normal como en otros colegios que los estudiantes sean personas de
edad adulta.
No se tiene prueba documental de las secuencias desarrolladas en el ámbito académico, en los
primeros años de la institución, pero de acuerdo con testimonios de docentes allegados a la institución, los
procesos de instrucción son dirigidos de acuerdo a la experiencia del docente a cargo, que toma como
guía libros de texto diseñados por editoriales en los que no hay transversalidad alguna.
Con el cambio de la normatividad dada por la ley 115, el interés de la comunidad educativa y perfiles
docentes más especializados, se empiezan a reestructurar los procesos de formación de la persona,
relaciones docente estudiante menos verticales y prácticas educativas seleccionadas por la comunidad en
las que la generación, apropiación y pertinencia del conocimiento, son eje importante de desarrollo
institucional. La articulación con el SENA permite ver el mundo exterior con una perspectiva más amplia
en la que son aplicados los conocimientos adquiridos en la academia y que se constituyen en un sólido
avance en el proyecto de vida para los estudiantes interesados en desarrollar estudios de carácter técnico,
muy acorde con el enfoque técnico y la organización del currículo por competencias.

6
La dotación de una planta física, la existencia de recursos tecnológicos no son suficiente razón para
explicar el éxito de la institución en el aspecto académico, pues hay otras instituciones con recursos
similares o superiores e incluso planteles de índole privada que no tienen los mismos resultados. Una
hipótesis que se puede sugerir, es que el éxito en pruebas externas tiene que ver con la articulación del
currículo que lleva a cabo la institución con los lineamientos y estándares que establece el Ministerio de
Educación Nacional.
La Institución Educativa Leonidas Rubio Villegas realizó la re-significación del PEI en año 2012, con la
participación de todos los estamentos de la comunidad educativa. Los aspectos más relevantes de la resignificación del PEI, están relacionados con la modificación del plan de estudios, a partir del convenio
establecido con el SENA, orientado a que en la institución educativa se implementen los énfasis:
Producción de software, ofimática y mantenimiento de redes, al igual que la profundización en ciencias
naturales, orientando a los estudiantes en el campo investigativo y lector, y dando mayor importancia a la
enseñanza del inglés.
Es así, como en esta institución se busca formar integralmente al hombre para generar el cambio,
teniendo como Misión institucional: “Formar en valores y desarrollar conocimientos mediante el uso de
las tecnologías de la información y las comunicaciones, generando en nuestros estudiantes hábitos e
interés por la investigación científica, la lectura, el emprendimiento, las competencias laborales en el área
de los sistemas e Implementación del bilingüismo y conservación del medio ambiente.”
De ahí, que uno de sus objetivos pedagógicos sea desarrollar en los estudiantes las capacidades
necesarias, para lograr una formación integral, que les permita continuar de manera eficiente en la
educación superior o vinculación al sector productivo. Por ende, ven en los resultados de las pruebas
saber una manera de que los estudiantes puedan ingresar a la universidad, he ahí la razón por la que le
dan importancia a estas pruebas estandarizadas. Siendo competentes para el desempeño laboral en el
área de sistemas e inglés, viendo en la educación una forma de preparar a los estudiantes para sobrevivir
en este mundo que les rodea. Bauman (2006) refiriéndose a la educación, afirma que "para la mayor parte
de los estudiantes, la educación es, antes que nada, una puerta de entrada a un puesto de trabajo y
cuanto más amplia sea y más llamativos resulten los premios que se vislumbran al final de tan largo
esfuerzo, mejor"(citado por moreno, 2010) encontrando una relación entre mundo laboral y currículum
orientado a competencias, a ese saber saber, saber ser, saber hacer que tanto pulula al sociedad
neoliberal.

7
Según lo estipulado en el PEI La Metodología que se debe majear en la institución privilegia el
dialogo. El proceso de aprendizaje se realiza por medio de fases y niveles de complejidad crecientes.
Importancia del docente como mediador. Combinación de clase magistral con diálogo desequilibrante.
La metodología se adapta a los intereses del estudiante y a las particularidades del contenido (Cognitivo
Afectivo o Práxico). La relación maestro estudiante es horizontal, se reconoce el papel activo del
estudiante, pero también la importancia fundamental del docente como mediador del proceso de
enseñanza- aprendizaje. Lo cual nos muestra un enfoque curricular practico “Esto precisa que en este
contexto la preocupación fundamental del profesor está centrada en el aprendizaje teniendo como núcleo
principal la construcción del significado del alumno como sujeto activo de dicho proceso, donde las
relaciones profesor-alumno emerjan en un clima de igualdad y comprensión afectiva en la búsqueda del
valor educativo de lo enseñado.” (Cazares, 2008, p.5)
Caracterización de la evaluación
Desde el sistema de evaluación institucional se plantea que: se debe tener en cuenta lo cognitivo, lo
afectivo y lo práxico como dimensiones humanas. Además, la evaluación debe estructurarse desde el
concepto de zona de desarrollo próximo planteado por Vigotsky ya que, en primer lugar, se está en la
obligación de describir y explicar el nivel de desarrollo inicial del estudiante a partir

de pruebas

diagnósticas y, en segundo lugar, se debe trabajar y evaluar el desarrollo potencial que podría convertirse
en desarrollo real gracias a la mediación del docente y de los compañeros. Se debe evaluar desde:
Lo cognitivo, la comunidad educativa considera que se deben tener en cuenta criterios como: La
estructura de las pruebas censales, la investigación y conocimientos previos del estudiante, Los
desempeños e indicadores de desempeño programados desde cada área, la manera como el estudiante
socializa y relaciona el conocimiento con el contexto, los desempeños individuales, los niveles de lectura
comprensiva, el análisis y capacidad de razonamiento. En lo procedimental estrategias y procedimientos
didácticos.
En lo actitudinal: el aporte de su conocimiento con interés, respeto, tolerancia y cooperación, la
construcción de su proyecto de vida, el liderazgo y la responsabilidad, la disposición y la perseverancia,
los comportamientos individuales y grupales, y su actitud participativa en los procesos de enseñanzaaprendizaje.
En lo aptitudinal orientado desde el emprendimiento empresarial: la creación de empresas didácticas,
el desarrollo de capacidades para la producción y competitividad, diseño de encuestas y entrevistas, la

8
aplicación de estrategias en lo

empresarial, el razonamiento y capacidad de comunicación y la

sustentación de proyectos productivos.
Sin embargo al revisar el desarrollo práctico de la evaluación, se evidencia una evaluación sumativa,
donde alcanzar los objetivos se convierte en la guía del proceso didáctico. Es así como podemos afirmar
que se evidencian rasgos del modelo Tayleriano. “Tyler propuso un modelo lineal en su concepción, cuyo
elemento central son los objetivos, todos los demás componentes del currículum son instrumentales
respecto a esos objetivos. Este modelo ha ejercido una influencia notable en nuestro sistema educativo,
hasta la fecha en el lenguaje de muchos profesores sigue persistiendo la alusión tanto a un currículum
como a un modelo de evaluación con referencia a objetivos.” (Moreno, 2010)
En palabras de José Gimeno Sacristán “…el diseño curricular tiene que ver con la operación de darle
forma a la práctica de la enseñanza. Desde una óptica procesual el diseño agrupa una acumulación de
decisiones que dan forma al currículum y a la acción misma es el puente entre la intención y la acción,
entre la teoría y la práctica” (citado por Díaz Barriga, 1999, p.111)
De ahí que,

al observar el competente del modelo pedagógico, el componente didáctico, la

metodología y el proceso de evaluación, podemos determinar que el PEI de esta institución desde la forma
organizativa obedece a un modelo curricular basado en competencias y disciplinas, se evidencia una
estrecha relación entre educación y empleo (convenido con el Sena) Esta tendencia de las competencias,
se debe a una serie de demandas tanto externas como internas, obedeciendo a lo que mandan los
organismos internacionales antes que a lo que la comunidad necesita. También se evidencia un currículo
organizado por disciplinas donde se da relevancia al conocimiento que el docente pueda trasmitir al
estudiante para alcanzar unos desempeños propuestos y lograr excelentes resultados en la pruebas de
estado.
Dado lo anterior, podemos afirmar que desde la praxis la institución esta direccionada por un enfoque
técnico, donde se da relevancia a los resultados, a la consecución de objetivos de acuerdo a lo planteado
por el Ministerio de Educación Nacional desde los lineamientos curriculares, lo cual se ve reflejado en la
malla curricular, con unos contenidos que parten de los estándares, los derechos básicos de aprendizaje y
las competencias.
Así pues, podemos corroborar que en la actualidad hay una visión neo-tecnicista de la educación que
establece medidas y pretende estandarizar a partir de un modelo de país desarrollado, generalizando un
prototipo ideal de educación, de profesor, de práctica pedagógica, de estudiantes y de escuela,

9
desconociendo las crudas realidades de nuestros sistemas educativos. Parafraseando a Díaz Barriga, el
interés de los Ministerio de educación se centró en elaborar un plan de estudio basado en objetivos,
elaborados por agentes externos a la región, que desconocen el contexto propio de cada país.
Recomendaciones
Después del análisis producto de la revisión documental al Proyecto Educativo Institucional –PEI- de la
institución educativa Leónidas Rubio Villegas, se puede constatar que se plantea un modelo pedagógico
Interestructurante, sin embargo este no es consecuente con la praxis , pues predominan las practicas del
enfoque curricular Técnico, el cual considera el desarrollo del currículo desde una perspectiva cuantitativa.
En contraposición, se recomienda encauzar el PEI hacia una propuesta de Enfoque Practico donde el
interés del diseño curricular, centra su utilidad en el proceso enseñanza-aprendizaje y no en el producto,
aprendizaje que se determina por la interacción entre sus participantes, donde la práctica genera procesos
reflexivos dialógicos, donde las acciones educativas constituyen espacios de comunicación y donde los
participantes conforman un proceso continuo de toma de decisiones; no obstante, hablar de currículo
practico se orienta al campo de la interacción humana profesor-alumno entendidos como sujetos activos
dentro del proceso enseñanza-aprendizaje comprometido con la construcción de métodos compartidos en
el aula donde las experiencias propias son la esencia de la planeación curricular.
Podemos situar este enfoque en contraposición a uno técnico; el interés está centrado en el proceso de
enseñanza y aprendizaje, no en el producto o resultado. De ahí que la adecuada interacción entre los
actores del proceso sea necesaria. Por eso la base de este enfoque es el dialogo reflexivo desde una
perspectiva ética, dinámica, deliberativa y dialógica.
Promueve una reflexión analítica y una discusión razonada de los participantes, donde el docente juega
un papel fundamental como evaluador para la toma de decisiones curriculares. Tal como lo plantea Marisa
Cazares: “Esto precisa que en este contexto la preocupación fundamental del profesor está centrada en el
aprendizaje teniendo como núcleo principal la construcción del significado del alumno como sujeto activo
de dicho proceso, donde las relaciones profesor-alumno emerjan en un clima de igualdad y comprensión
afectiva en la búsqueda del valor educativo de lo enseñado.” (2008, p.5) Este enfoque tendría una
estrecha relación con el modelo pedagógico y el estudiante que la institución desea formar.
Las acciones que se llevan a cabo en el proceso educativo están determinadas por el contexto, por la
relación con el medio que establece el estudiante, una relación horizontal que utiliza la teoría como guía
para la acción. La práctica es determinante en este enfoque curricular, pues la teoría tiende a idealizar las

10
cosas reales y el currículo es acción trata elementos reales: estudiantes, profesores, procesos que
suceden en el aquí y en el ahora.
Conclusiones
Es clara la incoherencia que se presenta entre lo escrito en el Proyecto Educativo Institucional –PEI- y
lo llevado a la práctica por la institución, pues se expresa un modelo pedagógico, un modelo evaluativo y
didáctico, que no corresponde al enfoque técnico que logramos evidenciar en la práctica, por lo que se
pone en entre dicho el objetivo planteado en la formación de los estudiantes, por lo cual se propone que lo
ideal para llevar a cabo tal propósito de formación, es implementar el enfoque curricular práctico.
Las reflexiones antes señaladas nos permiten entender el currículum como un proyecto integrador, que
va más allá que la selección de objetivos, contenidos, métodos, actividades de aprendizaje y evaluación de
resultados, que favorece un pensamiento comprensivo entre la relación teoría-práctica en el contexto
sociocultural, en sí podemos delimitarlo a la práctica en acción
Finalmente consideramos todo este análisis y reflexión de gran valor teórico-práctico, lo cual nos ha
permitido considerar al currículum, como un proyecto abierto, flexible, condicionado a la búsqueda de vías,
formas, sistemas de enseñanza que favorezcan el desarrollo de estrategias intelectuales, métodos,
habilidades que permitan al individuo de manera independiente, orientarse y resolver los problemas de la
vida, solo así lograremos la formación de un estudiante crítico, reflexivo tal y como dice el lema
Leonidense ”formamos integralmente al hombre y generamos el cambio”.
Referencias Bibliográficas
Cazares, M. (2008) Una reflexión teórica del currículum y los diferentes enfoques curriculares. UCF,
Cuba.
Moreno, T (2010) El currículo por competencias en la universidad: más ruido que nueces. Revista de
educación superior, vol.39 no.154 México abr./jun. 2010
Rodriguez, D & Valldeoriola (2009 ) Metodología de la investigación. Universitat Oberta de Catalunya
Sacristán.J, Pérez Gómez, A. (1989) La enseñanza: su teoría y su práctica. Ediciones Akal, S.A.
Stenhouse, L. (1991) Investigación y desarrollo del Curriculum. Ediciones: Morata.