Está en la página 1de 2

Mayorga Pérez, Mariana

Davies, Nigel, Los antiguos reinos de México, trad. Roberto Ramon Reyes
Mazzoni, México, FCE, 1988, 248 pp.
En esta obra de corte historiográfico con tintes históricos, Davies, fiel a
su formación como nos presenta una obra a la que puede acercarse cualquier
persona que quiera introducirse en los estudios sobre las civilizaciones
antiguas de México, su eje rector son cuatro culturas cuyas características
como establecer dominio y/o influencia sobre grandes territorios les valieron la
categorización de reinos, estas son: la olmeca, teotihuacana, tolteca y azteca,
hay que sobresaltar que a pesar de ello no deja de mencionar ni restarle
importancia a otras mencionadas en el libro como la zapoteca, mixteca o
maya.
Si bien pareciera que habla de manera general de cada cultura,

le

interesa revisar una por una y en orden cronológico cuáles fueron las causas y
consecuencias de su expansión, florecimiento y decadencia, así como revisar
los aspectos más relevantes como la cultura, religión, organización social, vida
cotidiana y fundamentalmente la relación del hombre con el medio geográfico,
para ello se va situar desde la llegada del hombre por el estrecho de Bering y
su expansión por el continente hasta la llegada de los españoles.
Para poder explicar todos estos fenómenos se va a valer de fuentes como
crónicas y códices y de la historiografía alrededor del tema 1, asimismo, cuando
el autor lo considera pertinente introduce al lector al debate histórico,
historiográfico sobre determinados temas.
La importancia de esta obra reside en que a pesar de que dedica cuatro
grandes apartados señala que no fueron los únicos pueblos que habitaron el
territorio y que a pesar de su distancia entre el tiempo y el espacio estas no
eran ajenas unas a otras. Podemos darnos cuenta de esto en el comercio e
influencias culturales universales como el consumo de maíz y frijol o la
profunda espiritualidad que cada cultura construía alrededor de la adoración de
1 No sólo obras de historiadores sino también de antropólogos y arqueólogos,
mismos que son fundamentales para su exposición de las culturas olmeca y
teotihuacana ya que es por ahora la única manera de acercarse a ellas.

los aztecas no entran en esta categorización debido a la llegada de los españoles. aunque no descarta que con un crecimiento aún más agresivo su decadencia hubiera venido de igual manera.dioses y rituales sagrados. así como la inexistencia de animales que facilitaran el cultivo como caballos o bueyes. si bien no profundiza mucho en los olmecas y teotihuacanos. con los aztecas hace evidente que su control era más simbólico que material lo que en mi opinión daría para un estudio sobre control político al mero estilo de Hobbes. otro ejemplo es cómo los aztecas se valdrían del pasado tolteca y culhuacano para consolidar y legitimar su poder. y el crecimiento demográfico. Una de las causas principales que el autor atribuye a la decadencia de las tres primeras culturas es la sobreexplotación del medio. . De manera implícita pude detectar que otra de las razones para explicar la decadencia es el control estatal. la falta de tecnología como la rueda o el arado.