Está en la página 1de 169

~

CoLECCióN PsiCOLOGíA CoNTEMPORÁNEA

Anny Cordié

UN NIÑO
PSICOTICO

Ediciones Nueva Visión
Buenos Aires

l

Título del original en francés:
Un enfant psychotique
~ Éditions du Seuil, 1993

1

LA IDSTORIA DE SYLVIE

La primera edición de esta obra
fue publicada por Navarin en 1987
con el título de Un enfant devient psychotique

Traducción de Horacio Pons
La traducción fue revisada por la autora

I.S.B.N. 950-602-315-8
© 1994 por Ediciones Nueva Visión SAIC

Tucumán 3748, (1189) Buenos Aires, República Argentina
Queda hecho el depósito que marca la ley 11.723
Impreso en la Argentina 1 Printed in Argentina

Sylvie tiene tres años cuando sus padres me la traen por
primera vez. El comportamiento de esta linda niñita denota
de entrada trastornos profundos. La angustia y el terror
parecen habitarla: eso es lo que llama la atención en los
primeros contactos y en las palabras de los padres.
No tolera ningún contacto que provenga del otro; lavarla
o peinarla es casi imposible, tanto es lo que grita. No soporta
estar desnuda. No obstante, se calma cuando la toman en
brazos, si está cubierta con ropa muy ceñida, de preferencia
los delantales de su madre. Cuando la veo, aún no camina ni
habla. La queja de sus padres se refiere sobre todo al
problema de la alimentación. Sylvie "se rehúsa" (según su
expresión) a comer sola y "exige", para alimentarse, una
serie de conductas invariables: el adulto debe sostenerla
apretada entre sus rodillas, hacerle abrir la boca a la fuerza
y, con una cucharita, "zamparle" la comida -exclusivamente
líquida, ya que cualquier partícula sólida le provoca reflejos
de ahogo- manifestando ira.
Sylvie "se rehúsa" también a defecar en la escupidera. Su
madre la pone varias veces al día, produciendo escenas de
enfrentamiento en las que la niña recibe chirlos pero no hace
nada: "exige" hacer en los pañales y guardar con ella sus
excrementos; verlos desaparecer la hunde en una angustia
insostenible.
7

N o obstante. durante algunas sesiones. La pregunta de la madre es un poco diferente: "Debe decirnos si tiene una lesión cerebral o un carácter malo". Han oído hablar de una psicoanalista parisina que trata con éxito a niños gravemente enfermos. A continuación me reúno con los padres para decirles. van a consultarla y ésta me los deriva. debe decirnos si ella es idiota o no tiene nada. Pero la angustia de Sylvie es provocada también por los objetos. siempre en presencia de Sylvie. Permanece inmóvil. pero será cosa suya tratar de curarse. sino. sus aullidos aún perturban el sueño de toda la familia. Sé que hay en ella algo que hace daño. que necesita una atención "de por vida" en un hospital psiquiátrico. Son éstos los que desencadenan las mayores reacciones: "Ya no puedo escucharlos. El cuerpo médico es unánime: se l_ trata de un grave retraso del desarrollo. que tal vez algún día podrá mencionar. Después de este primer contacto con los padres. no deja de morder la nada. ciertos animales de peluche. rechina los dientes. dado que están "dispuestos a jugarse la última carta". tal vez de reconocimiento. Plantea la cuestión en estos términos: "Usted es nuestro último recurso. dice la madre. Desde la primera sesión descubro el terror que le provocan los objetos esféricos: la vista de una pelota en el cajón de juguetes desencadenó una crisis de angustia con conducta autodestructiva. Parece siempre a la defensiva. no con pinchazos o enemas. se revelaron "catastróficos". conserva junto a sí una gaviota de celuloide. al contrario. junto al cual se apacigua. en cambio. que profiere hasta el agotamiento. antes de decidir emprender o no un psicoanálisis. El padre es un hombre de apariencia sólida. A pesar de haberla aislado en un ala de la gran casa. me quedo sola con la niña. consigo hablarle de su miedo. percibo en la señora H* un gran malestar. que no tiene ninguna pulsión oral activa de succión o de mordedura. sin embargo. Confunde todas las fechas relacionadas con la primera infancia de Sylvie y se muestra al mismo tiempo muy animada y ausente. No creo que sea idiota. Ella. no utilizando sus manos más que en un movimiento estereotipado que consiste en golpetear con la punta del dedo mayor de la derecha un pedazo de material plástico que sostiene entre el pulgar y el índice de esa misma mano. Fue preciso. Llegará con ello a desgastar completamente su primera dentición. a punto tal que las encías estarán casi desnudas cuando aparezcan los dientes definitivos. muy inteligente. estoy lista para volver a verlos. estaré allí para escuchar lo que pueda decir de las cosas que pasan por su cabeza y en su cuerpo. Si los primeros no permitieron detectar ninguna anomalía. la masa de tarta que manipula su madre. de espíritu pragmático. con un nuevo informe bastante pesimista. De entrada observo que la niña tiene reacciones de retraimiento cuando su madre se le acerca. destructora. A continuación extenderá ese golpeteo a las personas y a diferentes objetos que le interesan. ya han consultado a numerosos especialistas. los tests psicológicos. Sylvie gritaba y se debatía golpéandose la cabeza contra el embaldosado. Por otra parte. La niña sufrió múltiples exámenes neurológicos y psicológicos. y que parece preferir el contacto del padre. Los padres. si es blanco o negro". que sacara de mi consultorio todos los objetos redondos. que no puedo responder a sus preguntas diagnósticas pero que. se inclina y me araña las piernas. por lo tanto. como un signo de exploración. Cuando sus padres me la traen. como dijeron algunos. A pesar de todo. Por mi parte. de los que muchos la aterrorizan: la voz que sale del tocadiscos. yo no lograba calmarla. también el agua. Le digo mi nombre y que soy un médico que cura con palabras.Pero lo más penoso para todos son los gritos. que nunca se lleva nada a la boca. me dan ganas de matarla". no renuncian a toda esperanza. Durante la primera consulta. cada uno a su manera. así como a su hija. El padre es muy reticente 9 8 . En mis brazos. Bajo una aparente desenvoltura. como si todo acercamiento del otro constituyera una violencia penetrante. me vuelven loca. los padres me participan su inquietud. grita y me golpea. Si me siento y la pongo sobre mis rodillas.

una comediante. y la perspectiva de una "internación de por vida" para esta niña trastornada me hacía mal. qué trabajo cuesta Tire lan boulaine. a los siete años. pese a algunos difíciles cuestionamientos. no hacía más 10 que provocarla. "Estoy dándole de comer". al margen de toda institución. Solía retomar las palabras de la madre. será menos negativo con respecto al psicoanálisis. cuando me quedaba sola con ella. Estoy arrullándolo. durante el tratamiento. boca florida. bonitos ojos. se me ocurrió la idea de cantarle lo que quería decirle. era preferible a lo no dicho. por otra parte. poco a poco. A la segunda consulta. Por ejemplo. desde su lejana provincia. Me di cuenta de que la melodía la apaciguaba: ponía entonces su cabeza junto a la mía y parecía muy atenta. Algunos elementos me parecían de buen augurio: la madre tenía un lenguaje directo frente a su hija. no podría tener a la niña junto a mí. sostenía en mis brazos una pequeña bola aullante. Pero ya no se trataba de separación ni de colocación. querían responder a su mamá".. le nombraba al pasar los objetos con que nos topábamos. .] 11 . a la sesión. tire lan boulaine. y su confianza en mí no disminuirá con el paso de los años. Cuando. Le hablaba de ella. un carácter malo.· después de todo. etc.. Luego le cantaba también canciones infantiles en las que se designan las partes del cuerpo tocándolas: frente amplia. ¡Oh!. paseándome con ella por las habitaciones del departamento donde está mi consultorio. Tire lan boulé. expresa sin rodeos su deseo de no ver más a Sylvie: ya no puede escuchar sus aullidos. durante la semana. etcétera. Observé que se desviaba cuando pasábamos ante el espejo. Pasado el momento de sorpresa. Pero muy pronto encontré una manera de calmarla: la apretaba muy fuerte contra mí y. En primer lugar yo la recibía en presencia de la niña y la escuchaba desgranar sus quejas sin hacer ningún comentario: Sylvie era mala. la señora H*la acompañó regularmente todas las semanas. tire lan boulé.. Profiere esta exclamación dolorosa: "¡Esto no puede durar más. Pero. Criar a un bebé. las cosas iban demasiado lejos en la angustia o la agresión. [con sus variantes: "Estoy lavándolo". Esta relación me parecía más cercana a lo que Lacan llama el "odienamoramiento" que a una en la que predominaran las pulsiones de muerte.. pero yo he visto a la niñita que miraba a su mamá. ya no puede llevar esa vida. de mí. la señora H* viene sin su marido. decían: "¡Dentro de cuatro días (o de dos) veremos a Cordiél" ¡Fue así como Sylvie. "como no puede hacerle mal. no podía creer en el diagnóstico de "gran atraso mental". un tirano. Se preocupa por saber si.. señora. Me digo que es preciso comenzar de inmediato un trabajo. si bien su enfrentamiento era a veces intolerable.Pero sí. ¿por qué no probar?" Cuando el señor H* compruebe los progresos de Sylvie.·' con esta modalidad de tratamiento. etcétera. me sentí perpleja y molesta ante la expresión de una violencia semejante en esa pareja de madre e hija. y sobre todo la aparición del lenguaje. El tono que adopta esta vez es completamente diferente. y dejar para más adelante la tarea de encontrar una institución. sus pulsiones no estaban disfrazadas y. es ella o yo!". Le cantaba lo que se me pasaba por la cabeza variando los ritmos. y vivió con su abuela paterna. un caso tan pesado. Hasta el momento en que la niña ingresó a un hospital de día en París. Tuve dudas acerca de si tomar a mi cargo. ¿qué pensaba esta niñita? Yo veía que sus ojos querían decir algo. pensaba cosas con su cabeza. canturreaba: "Una mamá dijo: «mi niñita es mala». Como tenía entonces niños muy pequeños. u otras como El bello bebé: -Veo señora Que tiene usted un bello bebé. no cree en él pero. una de las dos debe desaparecer. un déspota. adquirió la noción de tiempo! En los primeros tiempos del análisis.

Luego de la cabellera. que repitió incansablemente con granjúbilo. como estando frente a frente. "garganta". ya con uno alternado. explorar las cosas a través de ella. Cuando accedió a sentarse a mi lado en ángulo recto. una casa. Pero todo nuevo avance la angustiaba: retomaba de inmediato sus frenéticos estereotipos.· ratoria. como lo hacía ella misma. como cuando uno se sienta al lado del otro. Me dejaba llevar por lo que Sylvie traía de nuevo en cada encuentro. y que volvía a cerrarse para morder "nada en absoluto" y desgastar sus dientes. Me enteré de ese modo de que le tenía mucho miedo al mar y se negaba obstinadamente a salir del auto cuando la familia iba a la playa. la boca para hablar. cuya visión no soportaba y. Un día. cerraba los ojos y rechinaba los dientes. exploró mi boca y después mis di en tes. arrinconada 13 . y progresivamente. le pregunté a la señora H* si a su hija le gustaba la playa. Cuando me dejo. "pies Cordié". Ahora bien. que siempre ejerció una gran fascinación sobre ella. 12 L luego le recordé que ella había sido una beba que mamaba del pecho de su madre. escribía lo que sucedía durante la sesión y anotaba igualmente lo que me decía la señora H*. algún tiempo después de la aparición de estos primeros vocablos. a su boca y la mía. lápices. iremos a ver un pez". con la boca abierta. Esa palabra era la primera que pronunciaba en mi presencia. una vez calmada. A través de estos juegos en espejo. el trabajo se facilitó. rechazó todo lo que había en ella. para representar los granos de arena de la playa. Sylvie pudo tomarme la mano y.. logró desprenderme un botón de la blusa -lo que para ella era una hazaña. luego a los suyos. Reanudó sus acercamientos en las sesiones siguientes y. vi que la mano de Sylvie avanzaba hacia mi pecho. Me sorprendió que fuera justamente ésa:"¿Qué pasó en la playa? ¿Te gusta la arena? Si quieres. la boca para cantar. Yo le mencionaba su felicidad al mamar. Por fin. Los juegos de reconocimiento del cuerpo se repitieron entonces con otra modalidad. nuevas maneras de abordar el material de las sesiones. barcos -vivía en una ciudad costera. plastilina. señalaba mi pecho con el índice extendido. a los once años. improvisando. su boca bien abierta para gritar. Yo intentaba identificar un ritmo en sus golpes y respondía a él. con Sylvie sentada en mis rodillas. Desde hacía algún tiempo los padres me señalaban un principio de lenguaje. dejando para más adelante el momento de la reflexión. le dibujé el mar. Su terror a los objetos redondos se atenuó pero. luego su rechazo cuando su mamá se iba. Se volvió entonces hacia mí y pronunció la palabra "arena". Golpetée con el lápiz.y me tocó el pecho con la punta de los dedos. día a día. Sylvie volvía a aullar y a arañarme. Después de la sesión. a diferentes partes del cuerpo o a los objetps. Yo había olvidado esta última locución.r Durante varias sesiones proseguimos esta marcha explo. que no recordé sino recientemente. yo no había hecho la comparación con las secuencias que acababan de desarrollarse. un día. etc. cuando era una beba muy pequeña. etcétera. en ese momento. se puso a golpetear en el borde de la mesa. Cuando amagaba detenerme. Para ello. Me la llevaba a mis cabellos. por intermedio de mi mano en primer lugar. Sylvie pronunciaba algunas palabras: "papá salió". Alrededor de siete meses después del comienzo del análisis se produjo un acontecimiento importante. se encontraba en un estado que no le conocía. con la punta de sus dedos. uno dos tres. después. Esta disposición me parecía preferible: nuestras miradas no se cruzaban forzosamente. "mamá". como fascinada y aterrorizada a la vez. se quedaba gritando.. muda. y se lo mostraría a sus hijos. vamos a hablar de eso con tu madre". sosteniéndola firmemente. Ponía entonces su mano sobre mi garganta para sentir las vibraciones. que todo eso quedaba en el legajo que guardaba en un armario cerrado. Le explicaba a Sylvie que así registraba su historia y el trabajo que ella hacía conmigo. ya fuera con el mismo. o se tapaba los oídos. al releer el legajo. me dijo que un día volvería a verme para buscarlo. Al principio no dije nada. y ella no estaba obligada a dar vuelta la cara para verme. Sylvie tomaba poco a poco posesión de su cuerpo. aceptó que me sentara a la mesa de juegos teniéndola en las rodillas. introduciendo palabras: "Uno dos._.

"'r'' ,
entre los asientos. Sin embargo, me düo la madre, hubo un ·
tiempo en que a Sylvie le gustaba mucho jugar en la arena.
La señora H* recordó entonces que un día en que chapoteaba
completamente vestida a orillas de las olas y se había
ensuciado, ella, furioea por tener que cambiarla, la había
agarrado con brutalidad y le había dado una buena paliza.
La nifta, que en esa época daba. sus primeros pasos, se había
"rehusado" luego a sostenerse sobre sus piernas. Al principio
arrastró una durante un tiempo y luego no caminó en
absoluto.
En la sesión siguiente vuelvo a hablar con Sylvie de lo que
me había contado su madre y le digo, un poco al azar: "Tal
vez, al hundirte en la arena, creíste que habías perdido los
pies, por el hecho de que tu madre se enojó tanto y te pegó".
Sylvie me hace entender que quiere descalzarse, y la ayudo
a hacerlo. Cuando se ve con los pies desnudos, quiere que yo,
a mi vez, me saque los zapatos; obedezco. Luego la pongo de
pie, sosteni~ndola, con sus pies tocando los míos, y comento
la situación: sus pequeños pies junto a los grandes de Qordié.
Da entonces sus primeros pasos. A continuación, la marcha
llegó con baitflnte rapidez. Mucho más adelante volvió a
hablar de este incidente de la playa, diciendo: "Las olas
querían comerme" . .Aií, a partir de esa primera palabra,
"arena", el lenguaje se desarrolló rápidamente.
Cuando Sylvie progresaba por un lado, retrocedía por el
otrl). Cada adquisición se "pagaba" con un recrudecimiento
de la angustia y, por lo tanto, de los síntomas. En este período
de adquisición de la marcha y el lenguaje, se rehusó aun más
obstinadamente a entrar en contacto con el agua, llegando
incluso a no querer entrar más al baño. Ya no aceptaba
bañarse sino con la condición de hacerlo vestida. Es probable
que este comportamiento, así como la renquera, que reapareció durante algún tiempo, tuvieran relación con el episodio
traumático antes mencionado.
La evolución de Sylvie se produjo de manera desconcertante. Su lenguaje se hacía cada vez más elaborado. Daba
testimonio de una agudeza de observación y, a veces, de una
14

......

capacidad de razonamiento cuya lógica era sorprendente.
Iba a una escuela cercana a su casa, una hora y media a la
mañana y otra hora y media a la tarde. En ella permanecía
"tranquila". Pero, paralelamente a esta mejoría, estaba
siempre angustiada por todo lo tocante a su cuerpo y sus
orificios corporales, y expresaba cada vez más ruidosamente
sus angustias. Se ahogaba al comer. No sólo rechazaba la
escupidera sino que "tenía miedo a sus excrementos", gritaba
durante la noche, en ocasiones lloraba todo el día, tanto más
angustiada por el hecho de que "ahora miraba e interpretaba
todo, mientras que antes no miraba nada"~ decía la madre.
Esta ausencia de estructuración de la imagen del cuerpo era
patente en el análisis (Sylvie recién se reconoció en el espejo
a los cinco años). Durante esta evolución, la madre estaba
cada vez más convencida de que la niña hacía teatro, y de que
sus exigencias eran de orden caracterial. El enfrentamiento
madre-hija tomó un cariz de relación sadomasoquista que
analizaremos más adelante. Desdichadamente, la opinión
de la madre era compartida por las instituciones: "No entendemos por qué Sylvie tiene tantas dificultades~ cuando habla
tan bien", decían.
En el análisis, su trabajo y su evolución eran progresivos
y regulares, no asumían el aspecto caótico de progresos
fulminantes y retrocesos espectaculares que se observaban
en el exterior. De una sesión a la otra, Sylvie retomaba el hilo
interrumpido. Llegó el tiempo de las sesiones frente al espejo,
de los juegos de las escondidas. Hubo acercamientos agresivos de nuestros cuerpos, cuyo lado lúdicro ella percibía:
¡podíamos entonces atropellarnos o darnos palmadas "para
reírnos"! Para mi gran sorpresa, un día me persiguió por el
departamento diciéndome: "Soy el lobo, te como". Esta pequeña frase representaba un paso considerable hacia la
superación de sus angustias de devoración. Luego hubo la
exploración de su respiración. En lo que llamaban sus
bronquitis asmatiformes, aparecidas a continuación del traumatismo de la alimentación, Sylvie bloqueaba la respiración,
se ahogaba. En análisis, tomó conciencia de su respiración y
15

,...r,
de su aliento al respirar junto a mi cara y luego soplando
sobre mí, lo que a mi vez yo hacía sobre su mejilla o su mano.
Después, soplando junto con ella la llama de una vela, yo
intentabamaterializaresealiento,siendoesosjuegosconmigo la oportunidad de intercambios, de diálogos sobre los
descubrimientos que implicaban: el calor, el frío, el viento, el
agua que apaga el fuego, otros tantos elementos anteriormente experimentados como peligrosos.
Duran te mucho tiempo se negó a tocar la plastilina, si bien
aceptaba atribuir roles a los personajes que yo modelaba
bastamente. Esta repugnancia obedecía, me parece, al contacto y a los cambios de forma, así como no soportaba ver a su
madre manipulando la masa de tarta. Poco a poco, llegó a poner su mano sobre la mía cuando yo modelaba y, por fin, comenzó a hacerlo ella misma, al mismo tiempo que emprendía
el dibujo. Yo advertía que, paralelamente, las angustias concernientes a la pérdida de sus excrementos se atenuaban. A
continuación se introdujeron los juegos con la muñequita, en
los que pudo expresar sus angustias más arcaicas y luego toda la problemática de la relación con su madre, en argumentos en los que no dejaba de hacerme desempeñar un papel.
A los siete años, después de un episodio agudo de despersonalización con alucinaciones, Sylvie debió concurrir tres
veces por semana (martes, miércoles y jueves) a un hospital
de día en París. Esos días era recogida por su abuela paterna,
y regresaba a la casa de sus padres el fin de semana. A los
nueve años ingresó a otra institución, a la que concurría toda
la semana, siendo retirada también de allí por su abuela
todas las tardes.
Cuando llegó a los once años y entró en la fase prepuberal,
el concurso de diversas circunstancias cristalizó la inquietud
de sus padres con respecto a su futuro. Yo asistía a una
repetición de lo que había pasado ocho años antes pero, esta
vez, el padre parecía el más preocupado y también el más
decepcionado, en la medida en que, sin duda, había esperado
una total normalización. He aquí lo que me dijo en el
transcurso de uno de nuestros últimos encuentros:
16

-Nos hace la vida imposible, esto no puede seguir más ...
Nadie ha comprendido a esta chiquilla salvo usted. La
necesita más a usted pero, en el plano afectivo, usted y su
abuela no bastan. En el plano educativo, en la institución
hicieron de ella una niña bien formada, dentro de su psicosis.
Sólo una psicoterapia intensiva la sacará.
A las palabras del padre, la madre agregó:
-Estamos preparándole un paraíso terrenal.
En efecto, Sylvie partió al extranjero, a una institución
apreciada por su trabajo con los psicóticos, y demasiado
distante para que yo tuviera la oportunidad de volver a verla.
Recién volvió a Francia a los veinte años. Es con su acuerdo
que presento este trabajo, del que "espera que sea útil a
quienes tienen a su cargo niños como ella". Que aquí sea
calurosamente agradecida por ello.

*

* *
¿Bajo qué constelación hace Sylvie su entrada en este mundo? Constelación familiar, se entiende, aquella donde el
sujeto se inscribe mucho antes de su nacimiento. ¿Qué lugar
ocupó en la red compleja de lazos de parentesco, en el linaje?
¿Qué marcas va a recibir de las pulsiones, de los deseos de sus
progenitores? Cuando se habla de los "antecedentes", es
grande la tentación de quedarse en lo descriptivo y lo
anecdótico. Por motivos de discreción, en primer lugar, y
porque no todo debe ponerse en el mismo plano cuando se
trata de identificación y estructura, no retendré sino lo que
me pareció significativo en el desarrollo de su historia.
La madre de Sylvie es la tercera de cinco hijos. Ocupa por
lo tanto el mismo lugar que aquélla en la fratria.

17

rr,,
Su hermano mayor murió a causa de una meningitis a los
catorce años, cuando ella tenía nueve. Se le había hecho una
trepanación cuatro años antes, luego de un accidente. Es
posible que ése sea el origen de las preocupaciones de la
señora H" en cuanto a una eventual "lesión cerebral" de su
hija. Su familia sufrió varias muertes violentas o accidentales.
El padrtl Je la señora H" es un personaje importante. Ella
lo describe como "muy autoritario ... no permite la independencia de sus hijos. Todo debe pasar por él. Con mi padre, uno
nunca es un adulto"; agrega: "Adoraba a mi padre, era un
tirano".
El intervendrá de manera muy precisa en el destino de
Sylvie. La señora H" habla de ello en estos términos: "No
soporta que los niños lo fastidien. Un niño debe obedecer.
Respetar la voluntad de un niño es impensable". Si uno de
ellos tiene mal carácter, es preciso meterlo en vereda. Habla
mucho con frases hechas, por ejemplo: "Hay que alejar el
problema que nos fastidia", "Suiza es el lugar donde se educa
bien a los niños". Considera a su hija como una madre
ejemplar, una santa, que se sacrifica por sus hijos. Incluso le
explica a Sylvie todo el reconocimiento que debe sentir hacia
una madre semejante, pero desaprueba la actitud maternal
y piensa que la niña debería ir a una institución especializada en el extranjero, por ejemplo en Suiza. Esta presión se
ejerce a través de cuestiones de dinero.
La madre de la señora H" es una figura desdibujada. Su
hija la describe como "eterna víctima y eterna niña. Necesitaba a sus hijos para vivir, y los tomaba como testigos en los
conflictos que perturbaban a su pareja". Está totalmente
ausente del discurso de la señora H", y me enteraré de su
muerte de manera incidental, a causa de la falta a una
sesión, en el transcurso del segundo año del tratamiento de
Sylvie.
A la señora H" no le gusta hablar de sí misma ni de su
pasado, no conversa conmigo más que de sus relaciones con
Sylvie, y entonces la anima la pasión. N o la veré sola más que
18

una vez, al comienzo del análisis de la niña, y me enteraré de
que en la adolescencia, entre los doce y los dieciocho años, fue
bulímica (¿se declaró esta bulimia luego de la muerte de su
hermano?). A los dieciocho años decidió adelgazar, se encerró
en su cuarto, "no alimentándose más que con café y cigarrillos", y perdió, dice, 35 kilos en dos meses. Nunca recuperó el
peso, pero siguió siendo una gran fumadora. Hay en ello una
fijación oral que no puede dejar de ponerse en relación con las
dificultades alimentarias de Sylvie. Después del bachillerato
y de vagos estudios para los que se sentía poco motivada, se
casa y, luego de algunos años sin hijos, trae al mundo "tres
niñas en treinta y tres meses", siendo Sylvie la tercera.
¿Qué dice la señora H" de esos embarazos tan seguidos? El
primer hijo es, para ella, una cosa maravillosa a la que no
deja de "contemplar, de fotografiar", habla de "arrobamiento", "admiración" y dirá también: "era mi posesión". Cinco
meses después del parto vuelve a quedar encinta, y trae al
mundo otra niña. La señora H" está "decepcionada". Ni bien
repuesta, se inicia \In tercer embarazo, que al principio
rechaza: no quiere ese tercer hijo, pero, ¿qué hacer? Los
médicos de su región "se ponen rojos de furia cuando se les
habla de control de la natalidad, y en esa época ni se
mencionaba la IVG [interrupción voluntaria del embarazo]".
Habla de ese período con una aceptación sorprendentemente
pasiva de la situación, una asombrosa actitud de resignación. Vivió ese tercer embarazo en medio de una "hermosa
indiferencia". Parecía ignorarlo, y cuando se presentó en la
clínica, un poco antes de la fecha prevista para el parto, "se
rehusó a participar en el nacimiento": "No quería hacer el
esfuerzo", dice. Sacarán a la niña con forceps. Esta actitud
evoca un estado depresivo subyacente.
Después del nacimiento de Sylvie, rechazará con vigor
todo nuevo embarazo, y tomará ella misma las decisiones
que se imponen para no tener más hijos.
El niño nace. Una vez más una niña. Para ella, es grande
la decepción por no haberle dado un hijo a su marido. Hay que
encontrarle un nombre a la niña. Un día en que le hice una
19

"habría sido diferente. se llamarían Stéphane o Bertrand". la madre prueba sin éxito con la cucharita. Su madre regresa. Decidió por lo tanto destetarla e ir a hacer un tratamiento. especie de recuerdos-pantalla en los que. viviendo en París. Habría querido recuperar una vida de pareja sin hijos (reiterará este anhelo cuando Sylvie tenga once años). su cama y los rostros habituales. las manifestaciones un poco desordenadas del inicio de la pubertad reavivarán las angustias de la señora H* y plan tearán en la realidad la cuestión de la separación. no habiéndole enseñado nadie a criar a sus hijas. ¿qué ocurría con el placer? Sin duda experimentaba el placer llamado "animal" de toda mujer que amamanta. La señora H* vuelve descansada. su cuarto. Sylvie es puesta a mamar y lo hace bien. a pesar de la voluntad de la abuela. se pasó a la mamadera y la beba fue confiada a su abuela paterna quien. Cuando Sylvie llegue a esta edad. Si hubiera habido observadores que filmaran a esta madre amamantando a su hija. una galería. y su sentido seguirá siendo misterioso. Este ensamblaje asumirá la forma de una escena petrificada como la que precedió al adormecimiento de la Bella Durmiente del Bosque. la mayor habría sido Valérie. Durante seis semanas. la segunda Amélie y la menor Marguerite. Sylvie se revela una beba difícil. superada ya por los gritos de esos tres bebés y agobiada por la responsabilidad que creía debía asumir sin conocer sus reglas. me dio esta respuesta sorprendente: había escogido los nombres de sus hijas tomando para cada uno dos letras del suyo. encontramos un bebé. sin que los elabore más en profundidad. Pierde también las señales visuales de su ambiente. es un período de malestar: llantos. La señora H* descansa y piensa iniciar un tratamiento para curarse de los trastornos circulatorios que le provocaron sus embarazos. Manifiesta el sufrimiento de la ruptura en el lugar más investido de su cuerpo. Nunca menciona a su madre al respecto. insomnio. Teme el rapto. Los temas de la separación y la muerte son predominantes en él. Esta madre sentía que tenía que hacer de sus hijas algo idéntico. vuelve a la mamadera. Pero Sylvie tenía seis semanas. la beba se desarrolló sin problemas. se sentía perdida a causa de los consejos contradictorios que recibía. la llevó a su casa durante todo el mes dejulio.j"'1'"''" pregunta sobre la elección de ese nombre. Sylvie nació un 1o de mayo. No obstante. Sylvie pierde a la madre y el pecho. como en un montaje surrealista. 20 ~. Estos temas vuelven de manera repetitiva. Remarco que. A menudo expresa su inquietud sobre la vida y el porvenir de sus tres hijas. la boca. dispuesta a retomar su rol de madre durante un mes. período durante el cual la misma séñora H* conoció dificultades. por ejemplo. un tocadiscos. rechazo de la mamadera. pone mala cara frente a la mamadera. y se niega a alimentarse. Pero. placer del cuerpo que prolonga el vínculo de vida. alimentar a la niña y verificar que los cuidados se efectuaran con "higiene y competencia". cuando la señora H• evoca su nacimiento. unas nalgas. sin duda no habrían podido ver nada que atrajera su atención. Si hubiera tenido varones. nada demasiado grave: no ha perdido peso.. de dependencia del niño con respecto a su madre. Pero estaba cansada. que ella misma muera de cáncer y las deje solas. ¡Esta niña comienza a irritarla. que se queden embarazadas a los catorce años. No puede conciliar el sueño. Estamos en agosto. De regreso en su casa después del parto. agrega infaltablemente: "No hubo sustitución de niños". Sylvie introducirá recuerdos de ese período. en efecto. dado que 21 . El amamantamiento se interrumpió. Menciono aquí esos temores fantasmáticos porque se refieren sobre todo al período preadolescencia-adolescencia de las niñas. Repite con frecuencia que. Si ella se hubiera llamado Jasmine. la señora H* se vale de un personal que la ayuda en las tareas domésticas y los cuidados que deben brindarse a los niños. al rechazar así lo que se le ofrece! En el análisis. Tiene miedo de que se hagan violar. un delantal. la e y la i. "parecido". . todo transcurrió normalmente. La señora H* debía pensar que hacía lo que había que hacer.

1 1' todo va a quedar en suspenso. Veamos los hechos. Parece enérgica y segura de sí. Es como si yo hubiera hecho todo para quebrarla. en una relación que excluía toda intervención de terceros. Sylvie tiene por lo tanto seis meses.. Esta muchacha agrada en seguida a la señora H*. la señora H* se siente en seguida interpelada.. se trata de los seis) siempre rechazó la mamadera. quiere preservar a cualquier costo esta armonía. dejando la casa al servicio doméstico y las niñas a las niñeras. Sin embargo. que la señora H* hereda de su padre y tal vez de la generación que lo precede. ¿Por qué. las convicciones de la señora H* sobre el lugar del poder en el sistema de educación casi no se modificaron. La abuela paterna. puesto que pretende saber ocuparse de los niños. sobre todo de los dificiles. marcado por una verdad absoluta. Lo que ocurre entonces va a acarrear cierto modo de relación entre ellas dos y a comprometer todo el futuro de la niña. Desde este encuentro. que llega apenas unas horas antes de la partida de los padres.. Pero la pequeña se rehúsa. le doy hasta quince chirlos por día.. trataba de debatirse. pero no me rindo. hacía huelga de hambre . que le dicta su propia estructura inconsciente. querría manejarme a su antojo. para su madre.. va a apagarse. sin escapatoria.. su competencia y su autoridad tranquilizan a la señora H*. Con Sylvie va a retomar una partida jugada con su propio padre. se puso triste . entonces. Aprecia la solidez. Mientras Sylvie se encuentra en ese estado de estupefacción. yo no puedo ceder. observó la escena y la cuenta así: Escuché unos aullidos espantosos. y sobre el cual casi no volverá. la madre va a volver a partir. va a quedarse horas en el suelo golpeteando los flecos de la alfombra . que le apretaba la nariz para hacerle abrir la boca y hundirle en ella la cuchara de papilla. la señora H* no experimenta estos tormentos. pero no se puede ceder. Este lugar designado va a revelarse inmutable. Reflejan la manera en que la señora H* se situó siempre en relación con su hija.. un sentido muy preciso.. que había ido a visitar a sus nietas. Este episodio traumático me parece determinante en la eclosión de la psicosis. cuyos rasgos podemos poner de relieve en las palabras de Sylvie. y va a obligar a la niña. hace falta autoridad. Sylvie va a ser confiada a una muchacha de dieciocho años. Georgette va a decidir interrumpir las mamaderas y hacer comer a Sylvie con la cucharita.. Si transcribo estas palabras. es porque no quedaron aisladas. el buen sentido de este hombre que le ofrece una vida social agradable y una relación de pareja que la satisface. su madre regresa. En la relación con su marido. Apenas de regreso. Esta es la forma en que expresa las cosas en las primeras entrevistas conmigo: Desde muy pequeña tiene mal carácter. Frente a esa beba que grita y se niega a alimentarse. habríase dicho que ya no tenía ganas de vivir.. La señora H* se va de vacaciones con su marido. que parte sin inquietud. Sylvie pasó a ser una cosita blanda e inexpresiva. ya no sonríe y no l!le lleva nada a la boca. Es como ahora con la escupidera.. es malo tener en cuenta las manías de los niños. Sylvie va a tener su lugar en el corazón de la vida pulsional y fantasmática y de las figuras edípicas del deseo de su madre. La pequeña se sofocaba. Por ello. la niña la rechaza. tiene una mirada gris. Georgette insiste. Desde los nueve meses (es un error. 22 Estamos en noviembre. Es cierto que las fotos tomadas antes y después de este período muestran un cambio radical. Sylvie estaba atrapada sobre las rodillas de esa muchacha. Fue claramente a partir de ese momento cuando la beba cambió. de una beba sonriente y tónica. había cierto humor. La señora H* trata de volver a darle la mamadera. molestarlo 23 . Si bien las relaciones madre-hija evolucionaron con el análisis. dado que el comportamiento de ésta asumirá de inmediato.

su discurso demuestra que no hace ningún caso de la palabra paterna en lo que se refiere a los hijos. como poner pupilas a las grandes. por instinto. Parece que en esa pareja existe una especie de consenso acerca de la repartición de los roles paterno y materno. luego vuelta a casar. el martes es un redondel. Salvo ese pequeño detalle. Este hombre realista no se carga con consideraciones psicológicas. Llamaba tics a sus movimientos estereotipados. no quiere saber nada. el miércoles una dama y el jueves una gruesa lengua de ternera. que sin duda asumió sola la educación de su hijo? Aunque la señora H* haya sufrido estando sola.r~ ·~~- con las niñas? Ella guarda para sí esta preocupación. de desconocimiento de su singularidad. se llamó a sí misma "Sylvie Veterinaria". vivía en lo de su abuela paterna. Decía. decía. por motivos diffciles de delimitar. son "asunto de su mujer". los niños. las que por lo demás no necesita en su profesión. a veces extraña. Su amor y su dedicación fueron una ayuda considerable en el tratamiento. me pone nerviosa. por ·ejemplo durante sus embarazos o frente a las dificultades de su tarea. se tranquilizó. Si. Las niñas son asunto suyo: en todo el resto. no ocurre lo mismo con Sylvie. sin negar no obstante sus trastornos. que decía palabras curiosas. Cuando el señor H* -que me había formulado la pregunta: ¿es idiota o no tiene nada?. pero con amor y paciencia se saldrá". por el hecho de que Sylvie amaba a su padre y junto a él parecía feliz y apaciguada. para los cuales no se remite más que a las reglas de educación que le inculcó su propio padre. poco interesado en las "historias de las chiquillas": en el límite. en quien tiene toda la confianza. dice. Hijo único. Cuando apareció la cuestión de su apellido. era una linda niñita. sus angustias. pero sobre todo "una vocación de jorobar a su madre". reforzando con ello la angustia de la niña. descansa en su marido. Incluso suele tomar sola decisiones importantes para sus hijas. como su padre. y a encarnar por sí sola el retorno de lo reprimido de varias generaciones. es como si se le impidiera alimentarse"(!). ¿Se debe esto a su propia situación edípica de hijo único de una madre viuda. por ejemplo. Me di cuenta muy pronto de que esta abuela repetía las palabras de su hijo: "Sylvie tiene dificultades. su padre murió cuando él tenía ocho años. 24 25 l . una gruesa lengua que hace pedos (ruidos con la boca). que va a cristalizar sobre su persona los complejos de su padre y su madre. El padre de Sylvie es veterinario en las provincias. con un hombre al que siempre consideró. en su interrogación sobre el deseo paterno encontraba a los animales. Este hermoso optimismo y la trivialización de los trastornos me parecieron durante mucho tiempo tranquilizadores en comparación con las palabras dramáticas de la madre. y la madre volvió a casarse dos años después. supo encontrar actitudes de cuidado materno que permitieron que la niña progresara. la casa. y los imitaba para hacer que cesaran. El señor H* se siente poco implicado en su papel de padre. Es cierto que. N o reconocer su fragilidad podía. una madre muy cercana y muy cariñosa. Siendo la niña sana. Hojeaba con pasión las revistas veterinarias. y yo la escuché canturrear: "Sylvie es un pato. su comportamiento y sus síntomas fueron reducidos a una lógica irremediable. un poco a la manera de Alicia en el País de las Maravillas. Cuando Sylvie escuchaba a su padre decir que "los problemas de los niños eran asunto de su mujer". con respecto a los proble- mas alimentarios: "Es preciso que se la obligue para que sea libre. Cuando fue al hospital de día en París. N o vi lo que esta actitud podía implicar de anulación del ser mismo de la niña. Para él. su sufrímíen to.comprobó que Sylvie estaba lejos de ser idiota. recorre el campo para tratar a los animales de granja y está "muy atrapado por su trabajo". Sylvie tenía algunas pequeñas dificultades que se le pasarían al crecer. esta situ ación parece no tener consecuencias importantes en las hijas mayores. provocar comportamientos traumatizantes. Uno podía ser optimista y confiar en el futuro de Sylvie. Si no se la obliga. Para él. en efecto. pero todo eso se arreglaría. tengo ganas de matarla".

Para su abuela eso fue un desgarramiento. aunque éstos estén exentos de toda obligación financiera. renuncia a su objeto". abuela (N. Por el lado de los padres se observan fantasmas de rapto. que a~n vive bajo la dependencia de su familia. con el pretexto de que un niño es un analizan te de pleno derecho -y lo es-. Pero la tarea superaba sus fuerzas y puso en peligro no sólo su salud sino también la tranquilidad de su pareja ¡tan invasora era Sylviel Parece que en el linaje paterno la niña ocupaba un lugar un poco simétrico al que tenía en el linaje materno: por un lado. hija imaginaria de la pareja madre-abuelo materno. 2 Si este consenso no se logra al comienzo. Sylvie abandonaba la infancia y parece que. Si hay una regla que me parece que no tolera excepciones. el psicoterapeuta se convierte en un buen compinche al que se tiene la dicha de reencontrar cada semana. ¿No son los padres mismos quienes atribuyen este lugar al niño. Entonces se habla "a un lado". Este es el caso más complejo. culpables: ¿por qué no quieren escucharlos? En 27 . ] se define en ese contexto como representante de la verdad. Estos son frecuentes en las instituciones. los fantasmas y los deseos a ella referidos eran radicalmente diferentes en los dos linajes. y pueden verse encuentros psicoterapéuticos que duran años. subtiende el renunciamiento a su omnipotencia y cobra. Aubry: 1 *En el original. "se les ha tomado a su hijo. sin tener en cuenta ni la existencia ni el discurso de los padres. donde los padres son mantenidos a distancia. lo que ulceró a los padres. por el otro hija imaginaria de la pareja padre-abuela paterna. Lacan nos lo recuerda en su carta a J. el niño "no entra" en análisis. cualesquiera sean las motivaciones para ello. nos dice Lacan. El síntoma [. Muchos analistas. cuando lo "confian" a alguien que tiene un saber que ellos no poseen? ¿Cómo estar autorizado a "hablar de los padres. Fue en ese momento cuando se decidió la separación y la partida de la niña al extranjero. rumbo cargado de sentido porque es una marca de amor: "El amor [.. como decía. de cosas sin importancia. es indispensable la 1uz verde de los dos padres.. No considerar más al hijo como objeto de goce implica la aceptación de que se aparte de uno y que busque por sí mismo la verdad de su deseo.* que. para el niño. con una modalidad lúdicra estéril. la angustia por el porvenir se había apoderado de todos.. no quieren considerar más que el material de la sesión. pero también el más abierto a nuestras intervenciones. ] puede postularse sólo en este más allá donde. por motivos particulares de cada uno. es que para comenzar un trabajo analítico con un njño pequeño. hace "como si". ¿con qué derecho?" Se sienten despojados.). del T. Sin embargo. 26 El síntoma del niño está en condiciones de responder a lo que hay de sintomático en la estructura familiar. y que tiene derecho a abandonarlo sin sentirse culpable por el hecho de poner en peligro el equilibrio de la familia o el de uno de sus integrantes. inversión de grand-mere. como se ve en las instituciones.r Pero la abuela cayó enferma: Sylvie era agotadora. borraría todas sus "pequeñas dificultades". la marcha analítica se pervierte y se multiplican los pasajes al acto. La institución habló de una familia de acogida. protegiendo y amando a Sylvie. mere-grand. a criticarlos a sus espaldas"? ¿No es una traición? Es así como lo expresan algunos niños. Puede representar la verdad de la pareja familiar. sejuegajunto con ellos. sin que suceda nada esencial porque en la transferencia falta la dimensión sujeto del supuesto saber. en primer lugar. pero sufrió también por haber fracasado allí donde pensaba tener éxito: curar a la niña que le había confiado su hijo. ser esa buena madre-grande. Por ejemplo. valor de castración. Esta apelación a un tercero que es la demanda de análisis de los padres para su hijo. Este acuerdo de los padres significa para el niño que su síntoma le pertenece en propiedad..

Ahora bien. desde el principio. que merecerían que uno se demorase en ellas. ¿no debería decírsele a éste. que acepten a regañadientes hablar delante de su hijo. mientras que lo que el niño diga en ella cae en la esfera del secreto profesional y nunca les será revelado. en el sentido de que para obtener un niño psicótico se precisa. al margen de algunas respuestas de sentido común. Se trata de su análisis y. un 29 . por ejemplo. pero las más de las veces ponen fin brutalmente al análisis o cambian al niño de institución. salvo voluntad expresa de aquél. Puede suceder. en cambio. por ejemplo informando a los padres de palabras que ha dicho atribuyéndolas al analista.r ocasiones reaccionan con violencia. Es fuerte la tentación pedagógica ante la demanda apremiante de consejos. por último. se entiende que es él quien decide. disfrazándose a menudo su resistencia tras consideraciones teóricas tales como la pureza del análisis. sabiendo que lo que digan podrá ser retomado y comentado en la sesión que sigue. Algunos analistas jóvenes temen el encuentro con imágenes paternas aún dominantes o reactualizadas por su propio análisis en curso. de ello resulta que los padres no tienen nada que ver. los padres son responsables. más que cualquier otro. siendo él mismo el fruto de la tercera?3 Escuchar a los padres es un acto que suscita muchas reservas en los analistas. el deseo del niño que. el trabajo de dos generaciones. En efecto. por lo tanto "culpables". me parece. al comienzo. ¿N o confirma el mismo La can la observación pertinente que hizo el doctor Cooper. Es frecuente ver. Por eso. dejarse 11evar puede hacer que se salga peligrosamente del marco del análisis y de su ética. la imposibilidad de controlar la transferencia. desvalorizar la conducta de los padres puede entrañar consecuencias desastrosas para el niño. una demanda hecha al analista para que éste se encuentre con los padres cuando. etcétera. por ejemplo. esto puede prestarse a malos entendidos. Emitir un juicio de valor y. en el transcurso del análisis de algunos niños más grandes. en el peor de los casos. el discurso de los padres permite un primer señalamiento. muy pronto. dado que el trabajo analítico con un bebé o un niño muy pequeño no es seguramen te el mismo que el que se realiza con un preadolescente o un adolescente. una regla habitual sino un paso que sigue ligado a múltiples consideraciones: en primerísimo lugar la edad del niño. Si el contacto con los padres o con quienes crían al niño (nodriza. escucharlos en el transcurso de éste no es. no dejando el niño de mezclar las cartas. si la psicosis del niño está inscripta en los genes. La regla de la neutralidad del analista es igualmente dificil de mantener con los padres. o manifestando ante ellos una reticencia a asistir que en realidad no sien te. Desde luego. padrastros) es necesario antes de comenzar el análisis. Y sil a psicosis tiene causas relacionales. que seguirán siendo lo que son y que debe "contar con ello"? Este problema del abordaje de las relaciones padres-niño plantea cuestiones esenciales. N o haré aquí más que recordar que la idea preconcebida de la psicogénesis y la organogénesis provoca una toma de posición ética. el objeto a en lo real. ¡No hay más que ver la evidente satisfacción con que la madre informa al analista el poco entusiasmo que pone el niño para concurrir a la sesión! Todo esto forma parte del juego y puede ser retomado en la sesión que sigue. sabe si tiene o no ganas de que sus padres hablen delante de él. al menos. que ellos mismos son víctimas de esa fatalidad. que los padres in ten tan por todos los medios transgredir o hacer transgredir al analista. que son sus padres. Pero. lo que puede ser su manera de recordarles su apego y su fidelidad. ¿Qué lugar tiene en la estructura familiar? ¿De qué no dicho es portador? ¿De qué es el revelador? En ese nivel. de opiniones sobre la conducta a sostener. las tensiones se vuelven demasiado fuertes en el seno de la familia. y el niño psicótico encarna. Las dificultades. obedecen al hecho de que es 28 preciso mantener con firmeza ciertas reglas. la estructura del niño.

pero el trabajo del análisis. el sujeto no puede ser más que sujeto barrado. Esta verdad no es abordable de entrada. Le pregunté a su padre.5 ¡Pero el inconsciente perturba siempre otro tanto. y requiere que se tome en consideración la dinámica familiar y el lugar del niño en la economía libidinal de los padres. la cosa sea posible. Es cierto que este cuestionamiento de la responsabilidad de los padres implica una ambigüedad fundamental. ¿destino inalterable? El hombre no ha cesado de examinar esta problemática. en un Congreso sobre "La psicogénesis" organizado por Henry Ey: "El ser del hombre no sólo no puede ser comprendido sin la locura. empero. uno creía ver y escuchar a su mujer. con la intención de perjudicar y destruir. que escucha. y cada uno puede sorprenderla y sorprenderse. es preciso que. podía comenzar. por ejemplo. la de una madre o un padre. el sentido puede entonces bascular. tú no vas n hacer las mismas bol udeces que yo! ¡Todo el trabajo que me costó salir. sino que no sería el ser del hombre si no llevara en él a la locura como límite a su libertad":' Para nosotros. la madre de Eric. El niño psicótico está. que ese día lo acompañaba: "¿Y usted. El padre dijo: "¡Sin embargo. su propia infancia y los problemas con que se toparon a la edad de ese niño que 30 l!stá allí. Se lanzaron entonces una mirada cómplice y no pudieron abstenerse de reír. incluso se lo llega a calificar de "ahumano". palabra única. renunció por fin a su síntoma. ¡Era pagar cara su liberación! En la descripción que hacía de su madre. Dos años después. ~. el concepto de inconsciente sigue siendo el corazón de la cuestión. les hagamos perceptible esta dimensión: el niño es revelador de una verdad que ellos ignoran. que había desviado la atención de la madre. en efecto. más que cualquier otro. o si los veo episódicamente en ciertos momentos cruciales del desarrollo de la cura. El estatuto del niño o del adolescente psicótico es. dado que esta cuestión apela a otras dos. Ser irresponsable. cuando abordamos a los padres.. En los efectos de transmisión y repetición que se observan en ella. mientras su madre empezaba un psicoanálisis. Me acuerdo de un varón de once años. completamente singular.y su causación se hace en los procesos de alienación y separación que Lacan articuló. discurso a una sola voz. Antiguo dilema: ¿libertad?. cuyas exigencias escolares y su obsesividad los agobiaban. 7 31 .-. Ser responsable.6 Sin embargo. a la manera del dedo que indica una dirección. y a los analistas les gustaría también olvidar el escándalo que pone de relieve en la concepción del sujeto! ¿Recuerda Lacan su costado subversivo? Se le reprocha su pesimismo. nos sorprendemos de la catarata de reacciones que desencadenan sus palabras. Cuando los padres evocan. la de la causalidad del sujeto y la de la libertad.. es raro que con un niño psicótico. Atrapado en el sitio de las conminaciones repetitivas que retoma en eco. pero el analista puede hacerla surgir.puede tener efectos extremadamente nocivos sobre el tratamiento de estos niños. no se convirtió en el acto en el primero de la clase.r anatema semejante -la mala madre tiene las espaldas anchas.. Recordemos lo que decía Lacan en 1946. cómo la pasó a esa edad?" En la respuesta que dio ustaba la respuesta a la cuestión del hijo: ambos procuraban por ese medio escapar a una madre profesora. a tal punto que ni uno ni otro pudieron dejar de tomar conciencia de ello. analistas. supone que las conductas humanas son el reflejo de una elección deliberada. estructurales. que concurría por un grave fracaso escolar surgido bastante bruscamente. sobre las identificaciones adípicas en especial. son fundamentalmente "alienadas". luego!" Eric. como paciente privado. El padre había encontrado una escapatoria a la influencia materna gracias a una enfermedad grave e invalidante de su propio padre.. Si a menudo me ocurre que no vuelvo a ver a los padres cuando el análisis del niño ya se inició.. está "preso en su totalidad en una cadena significante primitiva que prohíbe la apertura dialéctica". Eric. prisionero de una palabra que da fe y es ley. no saber lo que se hace. ser capaz de inducir la locura en el otro. implica que esas mismas conductas excluyen toda libertad.

cuando viene a contarme su angustia. y la madre me mira. y comenzar un recorrido de sujeto. es a través del discurso de los padres dirigido al analista en presencia del niño que puede hacerse un señalamiento del Che vuoi? Lo que corresponde al lugar de Sylvie en el deseo inconsciente de la madre y el padre aparece en los intervalos del discurso de éstos. pero el tono de la voz ya no es el mismo. ¿Dónde está el Nombre-delPadre? Recordemos esta afirmación de Lacan con respecto a la forclusión: No es únicamente la manera en que la madre se adapta a la persona del padre de la que convendría ocuparse. se trata de ella. eso no le incumbe. en el 1wmetimiento en que se encuentra no puede imaginar una madre desamparada que pregunte: "¿Qué pasa? ¿Qué hay? Usted que sabe. Escuchar esas palabras puede eonducir a un primer cuestionamiento sobre la castración materna: "¿Entonces no lo sabe todo? ¿Entonces no lo puede todo? ¿N o es completa?" Este puede ser también un principio de interrogación sobre el deseo del Otro.~ Así. ¿qué quiere?" Este rumbo puede constituir asimismo el primer paso para salir del estatuto de puro objeto entregado al goce del Otro. sino del caso que hace a su palabra. dígamelo". "Es en los intervalos del discurso del Otro donde surge esto para el niño: me dice eso pero. que le legó su padre. sufrir. incestuosa. "Ella ha dicho esto. aunque sea al ~ivel de la mirada y la voz. su voz es diferente. Entonces. pero en esos momentos Sylvie no está allí. que es vicaria del Nombre-del-Padre. que perdura y se repite sin que se inscriban en ella ni la escena primaria la sucesión de las generaciones. en posición de objeto aniquilado por la angustia. e inscribirse de entrada en una problemática determinada. su fracaso en lo que se juega con su hija. los imperativos maternos. a su marido. de una ley pervertida dado que se inscriben en una relación dual. El analista introduce en efecto esta tercera posición. la trampa se cierra. Lacan afirmaba: 33 . el lazo entre las dos está interrumpido. tienen fuerza de ley. Ahora bien. cuando la señora H* me habla. dar un sentido a sus recuerdos inmovilizados. Y cuando la señora H* me habla de Sylvie. ésta está muy 32 presente. veamos a Sylvie. Ese trabajo de desconexión y conexión es infinitamente más rápido en estas condiciones que cuando se deja que la repetición se instale en la transferencia. a su autoridad. 9 Aquí. el sujeto de la enunciación está claramente en ese "hacer" que nos designa la identidad de la madre y la hija: ella soy yo. Esta palabra puede ser repetida luego por el niño en la sesión y le permite reencontrar un vínculo. ¿qué es lo que quie:t:e?". Puesto que cuando la señora H* habla a los demás. ¿No da la señora H* un sentido definitivo a toda manifestación de la niña retomando un enunciado en el cual quedó fijado su ser mismo? Esos enunciados superyoicos en forma de aforismos. de otra manera al lugar que reserva al Nombre-del-Padre en · la promoción de la ley. se introduce ya un corte entre ellas dos. a sus hijas mayores. desde los primeros meses de su vida y de manera repetida. digámoslo. Dado que en el niño psicótico la repetición está hecha de rituales que adormecen la vigilancia del terapeuta. pero. Sentimos asomarse un enfrentamiento imaginario mortal: "Es ella o yo". En su Seminario del21 de mayo de 1969. es la niña quien la mwruta y se asombra de que esa voz terrible exprese ahora uflicción y pida ayuda. al mismo tiempo que deslindarse de la historia del Otro y tomar la distancia necesaria para hablar en su propio nombre. Sylvie no se encuentra ya en el cara a cara en el que no conoce más que una mirada imperativa y una voz colérica. 8 Cuando la señora H* dice: "Soy yo quien debe hacer las reacciones de mis hijos". yo soy ella. cuando no provocan su cansancio y su desaliento. sobre todo cuando la madre hace caso a su palabra en lo que corresponde a su hijo. Introducir el corte al mismo tiempo que restablecer una cadena significante resume el trabajo de análisis con estos niños. Sylvie. no son retomados por ninguna tercera palabra. como todo niño psicótico.

.Ecrits. textos Jirigidos a J. abandonando todo rumbo lógico (hacerse el loco con los locos). 1978]. Le Séminaire. Siglo XXI.LACAN. la estructura del fantasma. 1967. y los puntos de ruptura entre unos y otros me parece el único rumbo posible para abordar la psicosis. es efectivamente ahí donde reside la elección de la neurosis. J. pág. 7. LACAN. luego a aquel que se nos "confia" para que viva mejor. LACAN. la multiplicidad de los abordajes posibles y lo que se dice es una "evolución normal" en nuestra cultura. o privilegiar tal o cual aspecto de un caso y. LACAN. 11. dejamos su estudio para más adelante. Ecrits. Así. J. Ecrits. Ecrits. no habiendo salido el sujeto de su sometimiento al Otro. 4. en el desarrollo de su historia. a menudo con distorsiones perceptibles de entrada. Buenos Aires. ¿Se puede. ¿No es el saber inconsciente que hemos señalado al pasar del síntoma del niño a la palabra del gran Otro y a la inversa? Era claro que el goce estaba también en el corazón de la relación en su inserción en el fantasma y la pulsión. evocaremos en primer lugar al niño al que se gusta observar. y poco a poco los momentos cruciales de su análisis cobraban sentido para mí. AUBRY. Vamos a dejar a Sylvie por un tiempo. 2. ingresar sin dificultad en el mundo de 34 la locura. J.205. Consistirá en acercarse a la psicosis mediante pequeños avances. LACAN. libro XI. Estuvo ausente durante varios años y no trabajé sobre su caso. a veces pasa por la palabra de este Otro. Ecrits. 579. no cobran ese peso de sentido más que a causa del lugar que ocupan con respecto al saber. pág. teniendo en mente a la vez la complejidad. 3. sino que éste me trabajaba. "Position de l'inconscient". madre. en efecto. J. que es en relación con ellos que van a ordenarse las relaciones primordiales con el deseo. En ella creí sorprender esas formaciones en estado naciente. Le Séminaire. J. al goce y a cierto objeto. LACAN. Lo que me había enseñado aportaba una nueva luz a ciertas nociones tales como la represión. En cuanto al objeto. Damos por sentado que las relaciones infantiles tensionales que se establecen en tomo a cierto número de términos. 10 Esta exploración es igualmente valedera para la psicosis pero. LACAN.J. 35 . Captar la diferencia fundamental que los separa. ["Posición del inconsciente". decía Lacan. libro XI. aplicarle tal o cual construcción teórica tan seductora como convincente para que la jugarreta funcione. con el que es un placer vivir. op. Explorar la modalidad de presencia con la cual cada uno de los tres términos ha sido ofrecido al sujeto. la naturaleza del objeto a. 1993]. pág. LACAN. Paidós. padre. "D'un autre a l'Autre" (inédito). Pero ese largo desvío me permitió confrontar mi observación de los niños que no son psicóticos con la de los autistas o los esquizofrénicos. LACAN.pág. LACAN. 9. cit. Séminaire XVI. pág. libro XI. México. Le Séminaire. J. J. 6. 215 8. Pasó todo un tiempo de maduración antes de que retomara el legajo. mediante un recorte neto y decisivo. pág. para retomar los puntos de balanceo de una estructura a la otra. Ese me parece un rodeo obligado antes de reexaminar la psicosis de Sylvie. Il. Discurso de clausura de las Jornadas sobre el psicoanálisis en el niño. 830 y sig. 10. en Escritos. 247 [El Seminario de Jacques Lacan. 827. Libro XI. nacimiento de las hermanas. 176. J. pensaba en ella. J. 5. Notas l. "tiempo de meditación" 11 . pág. pág. 194. N u estro paso será más lento y menos espectacular. al mismo tiempo que lo daban a lo que escuchaba de mis pacientes psicóticos adultos.. etc. Las psicosis. donde reinan el desorden y la paradoja? El riesgo es quedarse pegado en él.

es cuanto Otro que desea (lo que demuestra el alcance de la pasión humana). bajo una forma que se mantiene en concepto de signo de interrogación. y el objeto a está en el centro de la partida. "sitio ocupado en general por la Madre'? dice Lacan. es también el lugar a partir del cual se origina el deseo del sujeto. Lacan no deja de escandir esta evidencia. su goce y. 3 En este advenimiento del sujeto deseante al corazón del Otro. lo hace en referencia al cuerpo del Otro. Tres puntos siguen siendo predominantes en la dimensión de este Otro. el goce sigue siendo la apuesta permanente. las relaciones precoces madre-lactante. a sus fantasmas. su deseo". La problemática del objeto a será abordada más precisamente después de que hayamos enfocado en un primer momento." 11 NACIMIENTO DEL SUJETO El deseo del hombre es el deseo del Otro. a su deseo. de primera representación del cuerpo. a tal punto estamos captados por el ser de la palabra: 37 . "su demanda. Lo que el niño debe construir de su imagen inconsciente del cuerpo -en el sentido de ser. muy anterior a la imagen especular-. a sus pulsiones. según una modalidad pluridimensional. y nosotros de olvidarla. 1 ~~ Si el gran Otro designa el lugar del tesoro de los significantes.

y que variará poco. Lo que no puede decirse en el trastocamiento emocional que rodea al nacimiento va a elaborarse y a estructurar la relación con el niño. 4 Los autores que estudiaron la psicosis del niño son unánimes en el reconocimiento de una distorsión de la relación madre-hijo. es preciso además tener alguna noción de lo que ocurre con una evolución llamada normal. Las palabras. escuchadas en esos instantes pueden cobrar valor de oráculo: "Salió bien para hacer sufrir a su madre". "Es el vivo retrato de su abuelo". El discurso que se construye alrededor del niño. se trata en general de depresión grave de la madre en el momento del nacimiento (depresión del post partum). Para ceñir de más cerca lo que es determinante en esta fase postnatal del niño que va a volverse psicótico. Lo que sucede en los primeros meses de vida de un niño sigue siendo impreciso. Hasta una época reciente. como retorno de lo reprimido. los únicos testimonios que teníamos de ello nos los proporcionaban los padres o los pediatras. "Noqueríasalir''. de lo que se anuda de fundamental para el sujeto en esos primeros momentos? ¿Por qué esa represión masiva de lo que se denomina lo arcaico? ¿Y por qué todo discurso que intente levantar una punta del velo que cubre los orígenes encuentra tanta resistencia? En una primera aproximación. y los acontecimientos informados aproximativos. y ubique la diferencia entre el autismo y la esquizofrenia infantil en el hecho de que el primero se manifiesta desde el inicio del segundo semestre. la estructura inconsciente del sujeto puesto que 39 . 5 Ahora bien. la historia de la llegada del niño. viene a ocultar un no dicho extremadamente complejo. En cuanto objeto a.r Ese lugar del Otro no debe tomarse en otra parte que en el cuerpo. no reapareciendo el contenido de este período postnatal más que bajo la forma de una elaboración secundaria. el relato que hacen los padres del parto y de las primeras relaciones con el recién nacido parece a la vez confuso y estereotipado. veremos que en Sylvie todo parece haberse jugado entre los cuatro y los seis meses. haga principiar los síntomas en el sexto mes de vida. que el olvido ha recubierto. ¿por qué ese ocultamiento de todo lo que corresponde a este período. "Estuvo a punto de matarme". por otra parte. que ha inventado el concepto de "autismo precoz". pedúnculos a conectar en sus orificios para que hagan en ellos las veces de asideros. "Es pequeño pero quiere vivir". puramente descriptivo y anecdótico. De resultas de ello. enfermedades. es dificil obtener precisiones en cuanto a las fechas de las separaciones. sin develar su sentido. artífices ancestrales y técnicos que lo carcomen. El relato de los mismos es pobre. recepción del personal. no es intersubjetividad sino cicatrices sobre el cuerpo tegumentario. lejos de ser una no man's land. en el cual se bañan las primeras relaciones. y a nuestras preguntas las madres responden mostrándonos la libreta sanitaria del niño. pero sus constataciones a menudo siguen siendo vagas. "brutalidad" o "gentileza" del médico o de la partera. atribuidos por otra parte la mayoría 38 de las veces al niño. sobreentiende que no podría descubrirse nada antes de los seis meses o que durante este período no pasa nada esencial. comodidad de la clínica. Es sorprendente que un autor como Kanner. dolor o facilidad del dar a luz. de separación brutal con ruptura del lazo afectivo madrelactante o de cualquier otro traumatismo de los primeros meses o años de vida. Ahora bien. los primeros meses de vida son determinantes para el futuro del sujeto. la certeza de que. como para excusarse por no haber conservado recuerdos. reconstituida a la manera de la elaboración de un mito. hospitalizaciones. Está. viene a revelar. por lo demás. pero es esta historia la que se repite incansablemente: circunstancias que rodearon al parto. Los estudios recientes sobre el recién nacido nos aportan. De este modo. en tanto la segunda principiaría después de dos años de desarrollo normal. etcétera. se suceden los "flashes". diría que el niño está en el corazón de la problemática inconsciente de su padre y su madre. a menudo inconexos y sin vínculo aparente. "Me desgarró".

es transmitido oralmente por las mujeres que. Esos trabajos. Badinter. como se hace hoy en día. una vez más. puede ponderarse cuán adelantado estaba a su tiempo. ese saber se refiere tanto a los fantasmas de la mujer encinta como al comportamiento del recién nacido. y en la relación con el niño las formaciones del inconsciente no siempre son de un orden tan sutil como pueden serlo los lapsus y los chistes. aportan nuevos elementos que se integran perfectamente a la enseñanza de J. Ahora bien. y lo retoman en un contexto que tiene fuerza de ley. a menudo con un acento de verdad que no se encuentra en otras partes. padrinazgo. por ejemplq)6 para darse cuenta de su variación a lo largo del tiempo. Lacan de quien. etcétera). todas las sociedades establecieron reglas para recibir al niño. el nacimiento. quien desde su llegada al mundo ocupa un 1ugar definido en el cuerpo social. Los mitos dan cuenta igualmente de la gran riqueza del imaginario desplegado en torno a la llegada de un niño. y aparecen en las palabras. un saber popular intuitivo sobre el embarazo y la maternidad. Tal vez esta característica sea la que exija una represión tanto más intensa y sostenida en el tiempo. Los hombres escuchan esos relatos con oído indulgente. Se inspira en ellos para trabajar en pro de la humanización de las condiciones del parto y de un mayor respeto al recién nacido y al niño. Aries y E. cuando no los condenan abiertamente calificando de oscurantistas las palabras de las madres sobre sus recién nacidos. y no hay más que leer la literatura reciente (Ph. Por otra parte.toma ubicación en las pulsiones. Fueron necesarios los descubrimientos recientes para confirmar la veracidad de las intuiciones maternas cuando atribuyen a sus lactantes grandes capacidades perceptivas y un misterioso saber sobre el mundo que los rodea. el recién nacido: ¿cuáles? Cambian con las épocas. lo que resta son diversos discursos sobre la maternidad. En sus obras. los fantasmas. incluso divertido. emprendidos desde hace unos veinte años en varios países. si se omite el enfoque que de la infancia hacen poetas y novelistas. las conductas. Ritos y mitos están en general de acuerdo con el discurso de las madres. introduciéndolo desde el principio en el orden simbólico (fiestas. los deseos y despierta las identificaciones más primitivas de quienes lo reciben. las obras masivamente repetitivas y ciegas. pero los parteros se mantienen las más de las veces incrédulos. con todas las costumbres asociadas a ellos. Los ritos dan testimonio de esta pertenencia y subrayan la ruptura con el cuerpo materno. Si se exceptúa el discurso analítico pronunciado sobre el niño -discurso subversivo desde el principio. Me consagraré a demostrar el giro discordante que han asumido en las últimas décadas. ocultando el discurso médico un saber ancestral transmitido de generación en generación. sobre todo anglosajones. "presentación" del niño en todas las formas rituales. N o será sino después de esta evocación que podremos plantear la cuestión de los orígenes del sujeto y de los tropiezos de su devenir en la psicosis. guardianas de la vida y la muerte. dado que Freud barrió con la pretendida inocencia infantil desde los Tres ensayos sobre una teoría sexual-. o muy simplemente asistiendo al parto y asegurando los primeros cuidados del bebé. apoyándonos por una parte en la enseñanza de Lacan y por la otra en investigaciones referidas al desarrollo sensorial del recién nacido y a las interacciones precoces madre-lactante.. El padre puede participar en el nacimiento a través de ciertas costumbres como la cavada. 7 41 . el inconsciente es siempre perturbador. desde siempre han "asistido" a las parturientas y los agonizantes. 40 Discurso común y discurso médico En primer lugar. Bernard This supo restituirnos la verdad inconsciente contenida en esas costumbres y esos mitos.

y hemos visto a los partidarios del "a favor" y del "en contra" enfrentarse con una agresividad inaudita. reaccionó contra los excesos del discurso médico enunciando algunas verdades que pasaron por novedades. pero hechos recientes demostraron hasta qué punto era dificil hacer vacilar al poder médico: el "parto sin violencia" desencadenó las pasiones. por no decir de sádico. a causa de ello. tres o cuatro generaciones antes de la nuestra. Spitz describía el "hospitalismo". se plan te aba la cuestión de saber si había que salvar a la mujer o al niño. se levanta- *Promesa hecha a la Virgen de vestir al niño con esos colores si le concedía la supervivencia (N. alimento calculado. La discordancia de estos discursos se acentuó hasta hacer desaparecer casi completamente al primero. en efecto. por ejemplo. acechado por un Dios cruel que se rodeaba de cohortes de ángeles.. tener al menos diez hijos para que tres o cuatro llegaran a la edad adulta. del T.En oposición a este discurso tradicional se constituyó el discurso científico. estas elecciones insensatas. mujeres a las que se castigaba por abortar negándoles. ¿Cómo no venerar. psicológico En la década de 1950 un americano. como si la mujer estuviera en el centro de una apuesta ideológica en torno a la vida y la muerte. en la manera de tratar a las mujeres. era el padre quien debía elegir entre la vida de su mujer o la de su hijo. sino entregado al saber pediátrico. evocan un tiempo no tan lejano en el que. ser sometido a una estricta programación: horario del amamantamiento. vacunaciones. Ese cuerpo esencialmente biológico puede. Se produjeron los primeros intentos de reconsiderar la cuestión. En esta disputa. Poco a poco. las mentalidades evolucionaron. ya a causa de una complicación en el parto. peligrosas. en caso de parto dificil. Fue entonces cuando los médicos y los parteros reaccionaron. calificadas de malas. 42 ron contra lo que había de inhumano. Otro discurso. la anestesia en el momento de una revisación uterina. una mujer de cada diez moría al parir. o a quienes se les imponía una manera determinada de dar a luz a sus hijos. en el 43 . atrasadas. ya fuera por agotamiento. ¿Se atreven las madres a dar su opinión o a transgredir una prescripción? Son condenadas en el acto. El niño mismo ya no es ese ser de destino incierto. y sólo un niño de cada dos superaba los primeros años de vida. etc. o sufrir la indiferencia y la soledad en un lugar de elevada tecnificación médica. y el "parto sin dolor" de la década de 1950 representó una inmensa esperanza para ellas. en lo sucesivo es precioso. ¡Espantoso dilema para quien debía responder! Aquí. al cabo de esos embarazos incesantes estaba la muerte.). Spitz. asegurando con ello el linaje? Con frecuencia. cuando el buen sentido popular habría podido enunciarlas desde mucho tiempo atrás si no hubiera estado subyugado y reducido al silencio por el poder médico. ese saber todopoderoso que hace retroceder a la muerte en semejante proporción? En lo sucesivo. ya no más consagrado al azul y al blanco* si escapa a la muerte. 9 síndrome ligado a la carencia afectiva: los niños privados de sus madres en el primer mes se volvían "lloriqueantes". el destino de una mujer ya no es pasarse la vida dando a luz: ¿no hacía falta. 8 Su cuerpo se vuelve un mecanismo complejo que necesita exámenes profundos y cuidados suministrados en un medio aséptico y altamente especializado. parece que se la quiere colocar ante una elección: o arriesgarse a morir si escoge dar a luz con alegría. Esta dramatización. cuyo impacto se ha convertido en preponderante por lo mucho que trastocó los datos admitidos desde hace siglos: los principios de higiene y los progresos de la medicina hicieron retroceder a la muerte que hacía estragos entre las jóvenes madres y los niños muy pequeños. a partir de ello.

Este umbral elevado sigue protegiendo al niño durante las primeras semanas. se observaba un rechazo del contacto que podía llegar hasta el "marasmo" y la "letargia" si la situación se mantenía. de los cuales "no murió ni uno". Si bien la noción de hospitalismo sacudió los espíritus y provocó reacciones saludables. Freud! Spitz sostiene. El primer año de vida del niño. a fin de situar mejor la posición psicoanalítica actual sobre esta cuestión. que prologa el libro de su amigo. esos llantos se transformaban en gritos. el doctor Spitz pretende sin embargo superar a su maestro por medio de la "observación directa". Esto es lo que escribe: En razón de su umbral de percepción extremadamente elevado. las respuestas del recién nacido son de la naturaleza del reflejo condicionado. lo que percibe. En la hipótesis más favorable. en consecuencia. muchos de ellos no sabían caminar. pediátricos e incluso pedopsiquiátricos. Spitz concluyó que "la depresión anaclítica y el hospitalismo nos demuestran que la ausencia de toda relación objeta! provocada por la carencia afectiva interrumpe todo desarrollo en todos los sectores de la personalidad". si no es porque ese saber había sido anestesiado por la evolución fulminante de la medicina? Sin embargo. lo percibe en función del sistema interoceptor. un recién nacido tiene tanta necesidad de calor y amor como de alimento. siendo que. para vivir. siguen considerándose como 44 una verdad y sirven aún de referencia en los medios médicos. A los cuatro años. nivel de la idiotez. Después de haber pasado "por los estadios antes descriptos". con la expresión idiotizada y una deficiente coordinación ocular. higiene. una no puede ir sin la otra.". incluso durante los primeros meses. el niño no está en condiciones de distinguir el objeto. Y más adelante: En ese estadio primitivo. Spitz comunica la observación de 91 lactantes criados por sus madres durante los tres primeros meses y luego confiados al orfelinato. todo es cosa de "maduración". A fines del segundo año. cuando no hacían sino confirmar el saber ancestral que decía que. Las recuerdo aquí a causa del poder de impacto que conservan. Durante este período. una vida mental complicada. en el niño. éstos "no recibían por lo tanto más que la décima parte de las provisiones afectivas maternales" (!). a diferencia de los otros autores psicoanalíticos que prefieren confiar únicamente en la reconstrucción de los procesos de desarrollo a partir del análisis en períodos ulteriores [. N o obstante. He aquí lo que dice Anna Freud. Spitz se opone a los autores analistas que pretenden encontrar en el lactante. que el estado inicial es perfectamente indiferenciado. la organización médica se adapta mal a estas consideraciones psicológicas. como la mayoría de los analistas. estando cada enfermera encargada de diez niños. donde "recibían cuidados perfectos... en el tercero. ¡Vemos a qué rival hace alusión aquí A. Al compararlos con un grupo de 220 niños criados por sus madres. alimentación. ¿Cómo pudieron estas observaciones considerarse como una revelación. contra las percepciones que provienen del entorno. las concepciones de Spitz sobre el desarrollo del niño parecen en la attualidad absolutamente erróneas. Un 37% murió en dos años.r segundo mes. hay fundamentos para decir que el mundo exterior es inexistente para el recién nacido. Algunos servicios pediátricos sienten aún repugnancia a considerar en el mismo nivel la salud mental y la salud fisica de sus pequeños enfermos. Ferviente admirador de Freud. estos niños alcanzaban un 45% en las pruebas. etc. manifestaban un atraso motor evidente y yacían inertes en sus camas. y en contra de la evidencia. Nada de proceso intrapsíquico desde el nacimiento. muy poco después del nacimiento. el recién nacido no percibe el mundo exterior. ). ponerse de pie ni hablar. y por objeto entiendo no sólo el objeto libidinal sino todas las cosas que lo rodean. en 1958: El doctor Spitz se vale de la observación directa y de los métodos de la psicología experimental. 10 45 . alojamiento.

y hasta qué punto la noción de "buena madre" sostuvo el edificio teórico de Winnicott. como la calificaba Lacan. la creencia en el narcisismo primario de Freud. siempre vigente. Del niño objeto a al objeto a del niño Después de este primer señalamiento de los discursos sostenidos con respecto a la maternidad.. algo donde su deseo es perfectamente legible? Les haré el análisis deAbraham a partir. ¿Cómo puede un niño sufrir y morir por la ausencia de su madre si no la distingue del mundo que lo rodea? Es cierto. Esta noción. de su teoría de los objetos parciales [. en un campo de observadores para quienes los artículos de fe tienen. nos dice: Los analistas concluyeron de ello que -como eso debía situarse en alguna parte en lo que se llama desarrollo. prosigamos la exploración de la díada madrehijo a partir del axioma lacaniano: el niño está en posición de objeto a. 12 La cosa es aún más evidente para los analistas de niños. en fin. 47 . ] podría también entretenerme puntuando los márgenes de la teoría de Ferenczi con una célebre canción de Georgius. un valor tan abrumador. Sabemos sobre qué experiencia personal fundó Bettelheim su práctica. Lacan subraya con humor que en cada enfoque teórico es posible señalar lo que corresponde al deseo del analista y.. como tantos otros más adelante. de sus primeros momentos? Su pasión se ve reforzada por lo desconocido que seguirá rodeando a los orígenes y sus convicciones no son por ello sino más afirmadas y se acompañan con frecuencia de anatemas contra los que no las comparten. ¿van a revelar el misterio de la vida. aparte de Freud. no temiendo aportar un desmentido a Freud. Soy hijo-padre. 46 La dificultad de abordar los orígenes. simplemente.r A Spitz no parece incomodarle la contradicción implícita entre sus observaciones y su teoría. agregaría yo. no hablándole J u anito sino por intermedio de su padre.el lactante debe tener a todas las cosas que lo rodean por indiferentes. 11 Si el discurso psicologizante de Spitz aparecía como reacción a un discurso médico que hace del ser humano un objeto robotizado. Uno se pregunta cómo pueden sostenerse las cosas. ¡Con esta "tripera genial". a su fantasma fundamental. de las reorganizaciones secundarias como Freud se abrió un camino que le permitió remontar hasta la sexualidad infantil. y marquen con su deseo inconsciente sus elaboraciones teóricas. que llegan incluso a hablar de "autismo normal". ¿no es. Los psicoanalistas de niños tienen un aire de descubridores que fascina a las multitudes. el desconocimiento de los procesos en discusión y la represión asociada a los mismos hacen que quienes se preocupan por ellos se impliquen sin saberlo. es una ventaja para muchos autores. debía mantener. fue a través de las modificaciones. si hay algo de lo que el lactante no da la idea. es de desinteresarse de lo que entra en su ·campo de percepción. No obstante. el recién nacido indiferenciado del mundo exterior. surgía también en oposición a cierto discurso analítico que provocaba sospechas y resistencias: la buena lógica cartesiana no podía sino desconfiar de los enfoques un poco locos del universo infantil que realizaban Melanie Klein y otros. suscita aún muchas reservas. puesto que nunca tomó directamente en análisis a un niño. Lacan siempre se alzó contra esta concepción. como lo hace Margaret Mahler. Dado que. Dice: La contribución que cada uno aporta a la transferencia. el nacimiento y el niño recién nacido. lo arcaico tomaba un aspecto demasiado repelente! En cuanto a la ''vivencia infantil" revisada y corregida por la neurosis de transferencia en el análisis del adulto. en relación con la observación. A propósito de la pulsión y el autoerotismo. y dado que la palabra de Freud es la palabra del evangelio.

los fantasmas y el deseo de quienes están encargados de criarlo.. 14 El niño está al acecho de todos los indicios que. El interés libidinal que se pone en un bebé recién nacido o en un niño pequeño que no tiene todavía el habla no tiene nada que ver con el que se pone en un niño más grande o en un adolescente que se debate en sus identificaciones edípicas. inmediatamente accesible. En esta posición de a está en primer lugar obligado a vivir. es el goce. Una mujer puede desear un 49 . le hacen señas: en la presencia del Otro. a los hombres en general. del niño el impacto que tienen sobre él las pulsiones. El niño. a la vez que ve que su estatuto de objeto se transforma y tiende a borrarse. aunque sean futuros padres. ¿Cómo pasa del ser anterior a la palabra al ser de deseo? ¿Cómo se produce esta operación de "recubrimiento"? Es difícil sorprender su desarrollo pues se elabora al margen del discurso. Utilizaré el orden cronológico para señalar en cada etapa de la vida. de lo que hace surgir como sentido.r~ El niño realiza la presencia del objeto a en el fantasma [. es porque los vínculos se modifican con el tiempo: a su manera. y que obedece a la presencia del objeto. en el intervalo de los significantes. Este 48 concepto lacaniano. retomado de "Más allá del principio del placer". es el que debemos tener presente en las páginas que siguen. Es en cuanto su deseo está más allá o más acá de lo que ella dice. Una mujer puede "caer" encinta después de algún "acto fallido". en la relación dual con la madre. por ejemplo el olvido de la píldora. es en cuanto su deseo es desconocido. es también la palabra que acompaña todo eso. deja de lado ciertos signos misteriosos. es en ese punto de falta donde se constituye el deseo del sujeto. ciertas asociaciones incongruentes que algún día podrán reaparecer. que a menudo se salda con un aborto. con el mismo título que la femineidad. preso en el fantasma g Oa. ¿Qué desea? ¿Asegurarse en su cuerpo de que es verdaderamente una mujer? Las razones que da de sus actos son las más de las veces ajenas al sentido que puede encontrar en ellos si se analiza. y seguir ignorando el sentido de ese pasaje al acto. a gozar exclusivamente en los límites de deseo y de goce del Otro. uno a veces se pregunta si hablan del mismo niño! El deseo del niño Tal vez el embarazo y la maternidad sean. causa del deseo. ¿Qué quiere una mujer cuando dice querer un hijo? Un deseo de embarazo no es el deseo de traer un niño al mundo. Partiendo de esta posición de objeto a debe constituirse ser de deseo. ¿Qué partida se juega entre el Otro (. ese continente negro del que hablaba Freud. Será necesario apreciar en estas tres dimensiones lo que se anuda entre el Otro y el niño en posición de a. de Freud. de lo que intima. ] . al rep~tirse.~)y el niño en posición de objeto para que éste logre elaborar sus propios objetos? Retomaré para este estudio las estructuras en las que se encuentra este objeto: objeto de la pulsión '13 OD. y esto parece desconcertar a los médicos. a los legisladores. es su voz tierna o dura. es decir construir sus propios objetos. deseo-. y los significantes repetitivos alrededor de su persona. el niño se vuelve creador de los roles paren tales. ¡Al escuchar a los padres. fantasma. su mímica. le da.. su sonrisa. Si decidí tomar en cuenta la temporalidad. lo que falta en el sujeto masculino: apare13 ciendo en lo real el objeto mismo de su existencia. Registra todo. No puede orientarse en el discurso (S) más que a medida de lo que construye de su cuerpo a través de la demanda y el deseo del Otro. El denominador común de los tres -pulsión. a desear. los gestos más o menos adaptados a su comodidad. no designando forzosamente a los progenitores los términos padre y madre empleados en este texto.

lo que quiere decir nada más imposible.r· hijo con pasión. 50 El embarazo El niño por llegar está presente en el imaginario de la mujer. es decir la subjetivación de a como puro real". y del otro la realidad de un niño al que habrá que conducir a la edad adulta con todas las cargas personales que eso implica. que depende de identificaciones profundamente reprimidas. presente en el imaginario. después de ese término vago que consiste en enunciar el "gozar de la vida". e identificar su sexo antes del nacimiento. Con frecuencia es esta toma de conciencia. "sacrificios. En esta antinomia entre el deseo de embarazo y el de dar a luz un niño hay toda la distancia que separa de un lado una experiencia de vivir en el cuerpo durante nueve meses experiencia ligada a una problemática fantasmática actual. La mujer experimenta como incon~ trolable el crecimiento del cuerpo del niño que se produce en lo más recóndito de su propio cuerpo. Lo que ocurre en los intercambios de esos dos cuerpos vivientes aún sigue siendo misterioso. lo simbólico y lo imaginario a través de lo real del cuerpo del niño. en oposición. como lo observamos en el análisis de las mujeres embarazadas. es objeto de ensoñaciones. puede sentirse parasitada. Alrededor de él se hace todo un trabajo de elaboración. de la vida no sabemos ninguna otra cosa y todo a lo que nos induce la ciencia es a ver que no hay nada más real. o edípico. quizá tanto más real por el hecho de que actualmente es posible verlo en la ecogra:fla desde el inicio del embarazo. 15 El niño in utero es ese real imposible de la vida que prolifera. correspondía a una deuda a pagar. Hacer niños. decía Lacan: ¿Por qué escribí en el plano del círculo de lo real la palabra "vida"? Es que indiscutiblemente de la vida. lo que precipita a las mujeres en la interrupción voluntaria del embarazo. Está la violencia ejercida contra el cuerpo en una especie de confusión entre el cuerpo propio y el del niño. cómo hacerle un hijo al padre o a la madre. Pero. un vínculo amoroso. de proyectos. Esto puede darle un sentimiento de plenitud fálica: estar por fin entera. Que el deseo de dar vida esté tan entremezclado con el de suprimirla arriesgando la propia me perturbaba profundamente cuando era una joven médica y la interrupción voluntaria del embarazo no existía. por ejemplo. para quienes la maternidad estaba menos idealizada y asumía muy a menudo la máscara del "deber". abneg¡lción". en 1974. colmada. vampirizada por un huésped que lleva ya su propia vida. es decir a su capacidad de don actual. y algún tiempo después rechazar con el mismo encarnizamiento otro embarazo y correr riesgos mortales para suprimir al niño. Estas posiciones extremas van a condicionar la acogida dada al niño. deuda que introducía desde el principio en el orden simbólico. De la madre del esquizofrénico decía Lacan en el Seminario sobre la angustia: "El niño en su vientre no es ninguna otra cosa que un cuerpo cambiantemente cómodo o molesto. En Roma. tiene sobre todo esa presencia real en el cuerpo. decían nuestras madres. pero en los dos casos se plantea el problema de asegurar el anudamiento de lo real. pero está también misteriosamente ligado a la trama imaginaria y simbólica del inconsciente materno. ese sentimiento de que criar a un niño es "superior a sus fuerzas". sometiéndose por ejemplo a todas las molestias de un tratamiento contra la esterilidad. 16 Si ese lazo no 51 . fuente de angustia. borrándose el goce prometido de tener un niño para sí frente a la evidencia de que un niño existe en sí y no es propiedad de nadie. transmitir la vida que les había sido dada. A menudo vi a jóvenes psicóticas desear con fuerza un embarazo y manifestar esta reacción de retroceso ante la inminencia de un hijo en lo real.

le mostraba mi deseo. un proceso de reconocimiento del niño por llegar como distinto de su propio cuerpo y referirlo a un tercero. no tiene más que volver a empezar". Verificamos allí el impacto directo de lo imaginario sobre el desarrollo del embarazo. afirmación evidentemente tautológica si se hace referencia a la etimología. ¿Cómo imagina a Virginie? ¿Qué piensa Virginie de sus abuelas? ¿Y de su madre que la echa? Yo "utilizaba" la transferencia. desconocimiento del estado de embarazo hasta el momento del parto. ¿El deseo no está allí en su connotación de amor manifestado al niño? La persona del monitor interviene como mediador del deseo. en consecuencia. me parece. esterilidad "psíquica". ¿Pero no estaba ésta secretamente satisfecha de esta decepción que conoció tantas veces? En la sesión. tienen por efecto facilitar desde antes del nacimiento la inscripción de lo real del cuerpo del niño en el orden imaginario y simbólico. La invito entonces a sentarse frente a mí para que hablemos de esa niñita. no será patógeno. la última de una serie de mujeres). Le pregunto si la niña es viable. por la misma razón que cualquier otro órgano. hablaba del niño que esperaba diciendo que debía ser "forzosamente un varón". su palabra induce un efecto inmediato sobre el estado emocional de la pareja. más que si se mantiene después del nacimiento. en especial mediante el tacto y la voz. la señora B* dio a luz a término y Virginie fue muy bien recibida. es realizada por la pareja en presencia de una persona con la cual se establece un vínculo transferencia!. con el trabajo de elaboración significante que se opera en ella. En ese momento de su embarazo. su suegra le dice: "Mi pobre muchacha. debe temerse lo peor en cuanto al futuro de un sujeto tal. Pensó en un nombre. embarazo "nervioso" (del que Breuer bien se habría abstenido). su propia madre la compadece. no simbolizado con el niño in utero existe. me dice que no. Esta práctica muestra hasta qué punto el útero es un órgano "histerizable". así como por su relajamiento. De este modo.r imaginarizado. Después de esta intervención. etc. la señora B* se queja de contracciones. en particular al padre. al actuar así yo daba una existencia real. el obstetra le anuncia una niña. en particular. el útero y su contenido van a responder. por 53 . embarazada de cinco o seis meses. a la demanda y al deseo del Otro por intermedio de la voz y el tacto. Más aún. 52 El caso de la señora B* Pude verificar en una mujer joven en análisis que una fractura en el vínculo simbólico con el niño podía ocasionar su muerte real. la madre puede poner en marcha. puede ser el asiento de fenómenos histéricos. el obstetra al que acaba de ver quiere internarla pues teme un parto prematuro. La señora B*. durante el embarazo. Pero cuando eso toca directamente al desarrollo del niño. fragmento viviente cuyas necesidades fisiológicas es preciso satisfacer ante todo para asegurar su buen funcionamiento. Cuando el niño sigue siendo para la madre un fragmento de su propio cuerpo separado de ella. que condicionan el movimiento del feto. al contradecir a las abuelas. Esta creencia se inscribía en un contexto que no relataré aquí (era. Ciertas técnicas (la haptonomía) 17 que incitan a los padres a anudar un lazo afectivo con el niño in utero. después de una ecograffa. cuando el imaginario materno es estéril y lo simbólico está ausente. Esta preparación para la llegada de un hijo. de que esa niñita viniera al mundo. Su marido está decepcionado. por lo que voy a poder nombrarla en la conversación. Mediante las contracciones parciales o totales del músculo. concreta a la niña y a su deseo supuesto de vivir. mientras que para la madre la inscripción de ese futuro hijo en el linaje no parecía poder hacerse. y por ello sobre el funcionamiento del cuerpo materno y su contenido. las contracciones cesaron. que reveló ser también el suyo. El útero.

está asombrosamente presente y como atento a lo que sucede. En general no tiene leche y nunca se observa la depresión post partum. que ese peso en el interior de su vientre se convierta en es te peso. que una mujer que ha vivido durante nueve meses con una presencia familiar en el interior de su cuerpo necesita que esa presencia interna se concrete en un contacto externo de piel a piel. es separado de su madre al nacer. La ausencia total de deseo. Estos primeros instantes después del nacimiento son un período sensible para la creación del lazo madre-hijo. en el servicio del Profesor Papiernik en el Hospital Béclere de Clamart. no se le muestra el recién nacido a una madre que desea hacerlo adoptar. Niños hipotróficos Nacimiento y conocimiento Anne Raoul-Duval ha realizado. Los antecedentes de las madres son a menudo "pesados" y diftcilmente delimitables en un estudio de este tipo. ¿Existe un factor biológico que determine también un período sensible en los seres humanos? Lo ignoramos. lo que es comprensible dado que no tiene que hacer el duelo por lo que no existió: el niño imaginario. La autora piensa que siempre tuvo lugar un "fracaso inicial en la relación con la madre" y algo así como una profunda depresión. Los servicios de prematuros sufren enormes dificul55 . si no ha sufrido. un estudio sobre "la relación entre el deseo de un hijo y la aparición de niños hipotróficos". Pensamos. la cuestión se plantea de manera diferente: entramos en contacto con fenómenos vinculados más directamente con la psicosomática. Si al nacer se lo deja cinco minutos para luego sacárselo durante una hora. En todas estas madres se encuentran algunas constantes: una indiferencia total frente al embarazo y una "no representación imaginaria del nifio por llegar". detención del crecimiento o la muerte del niño merece que uno se interrogue sobre las vías de transmisión de lo psíquico a lo somático. interesando aquí el efecto mortífero no a un órgano del cuerpo sino a un ser viviente que habita ese cuerpo. la ausencia de representación en torno al embarazo están más allá de lo que puede parecer como un rechazo del niño. En los animales. La pulsión de muerte parece en acción ell estos embarazos que. en esta fase postnatal tiene lugar un proceso de apego. si el animal. Un niño que desaparece al nacer.r --~ ejemplo cuando se interrumpe su crecimiento. ¿No se percibe en ello algo del orden de la forclusión? El hecho de que esta situación provoque una 54 El niño está allí en lo real. con su cortejo de lesiones orgánicas. puede permanecer sin existencia real para ella. durante al menos una hora. como si no hubiera nacido. pueden saldarse con la muerte del niño in utero. continúa con su modo de vida anterior sin hacer proyectos para el parto y la acogida del niño. como ya muerto. el cabrito por ejemplo. o cuando muere. Hay de este modo continuidad de la presencia y aceptación de la realidad del niño. es un tiempo de suspensión antes de que los ritmos de la vida se reanuden. por otra parte. Estudió 42 casos de madres que dieron a luz niños hipotróficos. al que la madre no ve ni toca. sin ninguna razón somática. esta masa inquieta sobre su vientre. Se trata de niños nacidos en término pero cuyo crecimiento se lentificó o interrumpió in utero. en cambio. aquélla ya no lo quiere cuando se lo devuelven. El cuerpo de la madre se distiende después de la tempestad del parto y el niño. En general. "compensada mediante una sobrecarga intelectual o social". acepta retomarlo y alimentarlo. La futura madre no reconoce las modificaciones de su cuerpo.

al sujeto de lo que él mismo ha visto aparecer en el campo del Otro. "No lo veía así". 18 siguiendo a Kanner. por cierto. Cuando las madres se atreven a hablar. Cuando el parto se realiza en un servicio lindante con el de neonatología donde toman a su cargo al prematuro. cuando puede controlar directamente lo que sucede y hablar con el equipo. a causa de su naturaleza. "¿Por qué pasó esto. volviendo allí desde el Otro. el Otro sigue siendo el que contiene "el fantasma de la omnipotencia". no es evidente". Aquí intentaremos poner en evidencia ese proceso complejo de circularidad entre la madre y el niño en el cual aquélla no es sólo el 56 Otro del significante sino también el Otro deseante. ¿"bien proporcionado"? ¿El sexo responde o no a lo que esperaban los padres? Si es un lindo niño.r tades en el momento de restituir los niños a unas madres que no establecieron ningún lazo con su lactante al nacer. es la apariencia física la que cobra importancia: ¿el niño parece sano?. está ligado a la herencia. En un primer momento. es "lo dicho primero que decreta. etcétera. en el devenir. Estas idas y vueltas son difíciles de captar. ¿entero? "¿No le falta nada?". Las reacciones van a precipitarse y a poner en marcha unos comportamientos en cadena: rechazo. angustia. se culpa a la madre o al niño. etcétera. las que a su vez inducirán otras respuestas en el niño. los procesos deben articularse como circulares entre el sujeto y el Otro: del sujeto llamado al Otro. es oráculo" . hay algo malo en mí". puesto que el niño y la madre crean entre ellos una relación que seguirá siendo siempre única.21 y el niño debe pasar por este sometimiento para llegar a ser él mismo sujeto. Pero. piensa el padre. si es pequeño. Ese proceso es circular pero. 57 . surge de inmediato la pregunta: "¿De quién es laculpa?""Nofui capaz de hacer un niño normal. piensa la madre. que es la pérdida original del objeto. 19 Es la "relación circular pero no obstante no recíproca" 20 que Lacan menciona no sólo con respecto a la cadena significante (proceso de alienación) sino también cuando se trata de la separación. y el regreso al hogar se hace menos problemático. cuando la madre puede verlo. "No me enganché en seguida con él". Recordemos lo que nos dice Lacan. por ejemplo: "Necesité algunos días para darme cuenta de que era su madre. Si está mal formado. que a su turno. Un recién nacido no es un ser viviente indiferenciado. sin reciprocidad. Esto es simplificar demasiado el problema. en esa relación circular. La ausencia de ese primer vínculo en los prematuros tal vez explique el hecho de que es en esta categoría donde se encuentra el mayor porcentaje de niños maltratados. se crea y se perpetúa un lazo en el tiempo de la internación. Habla del "sujeto definido como el efecto del significante" y prosigue: Aquí. legisla. Estos intercambios circulares aparecen en lo que yo digo es un conocimiento. piensa que un niño autista puede volver loca a su madre. aforiza. ya satisface a su gente y se le está agradecido. ¿Es lindo?. es disimétrico. Su singularidad va a condicionar en parte las respuestas maternas. dado que escapan a la conciencia y no se aprehenden más que en sus efectos: los síntomas del niño las más de las veces. es corriente pensar que es la madre quien provocó el trastorno. Si aparecen desórdenes. etcétera. a los genes. dicen. preguntan las madres. Un autor como Soulé. Pero. Cuando la psicosis a parece más tardíamente. yo no tengo nada que ver?" "¿Hay casos semejantes en una de las dos familias? ¿No sería mejor que muriera?". llega con un capital genético y un pasado. Es extremadamente difícil poner en evidencia lo que ocurre en los intercambios precoces madre-lactante. Para ser circular. ¿qué ocurre con el ser del niño al nacer? El capital del niño Está constituido por las características físicas y por todo lo que. sobreprotección. con un buen peso. singular.

deseo de la madre pero también del padre y de las dos familias. ciega. durmiendo día y noche. por lo que empezaron a darle mamaderas. también él sufre las descargas de adrenalina. en estos casos. Puede ya chuparse el pulgar y tragar el líquido amniótico. la leche de la madre se agotaba. Al final de su embarazo. no aceptando el alimento más que dos o tres veces cada 24 horas. provocando la risa de la niña. Es el caso de Pierre. con lo que implica de aislamiento. refuerzan las conductas de los padres (circularidad). La pediatra. ¡Siente por esta nieta una ternura particular y pretende. gorgoteos intestinales. Sin embargo. Es acunado por el ritmo de los latidos cardíacos de la madre y se agita si éstos se aceleran. Después de dos o tres meses la beba salió de ese estado de estancamiento y se desarrolló de una manera completamente normal. de alimentarla probablemente a la fuerza? ¿Habría salido entonces de su torpor? ¿No habría ingresado en el autismo? Un perjuicio físico con sufrimiento in utero puede marcar a un sujeto con tanta más fuerza por el hecho de que nada de ello aparecerá en la cadena significante. que había en ella vida pero también no vida. Señalemos aquí la importancia de la intervención médica que puede. todos los exámenes eran normales. pero la niñita parecía pooo dispuesta a vivir. y no intervino médicamente sino que se contentó con vigilar a la recién nacida sin manifestar demasiada inquietud. He aquí dos ejemplos. se encontraba aparentemente en un estado letárgico. Contrariamente a todo lo que cabía esperar. quien. en su infancia. De los sufrimientos antes del nacimiento El padre de una joven embarazada estaba internado en un estado muy grave. que fue ella quien le salvó la vida! Si al nacer la niñita no hubiera encontrado una acogida particularmente cálida y el deseo de que viviera. no es una arcilla informe. ella se sentía especialmente angustiada. El parto transcurre bien. a su vez. La madre pensaba que la niña había sufrido a causa de su propio sufrimiento. manifestaciones que. sorda. a menudo con una connotación profética. de la cual sin embargo 59 . el abuelo se curó. Hay observaciones que muestran que las experiencias que pudo sufrir en su vida intrauterina son susceptibles de dejar marcas al nacer. de los que puedo dar testimonio personalmente. sufría de terrores nocturnos. Si su madre está estresada. Hay un ritmo de vigilia y de sueño y sensaciones cenestésicas en sus movimientos y desplazamientos. tomando la palabra del médico. sobre todo las frecuencias graves (¿la voz del padre?). de multiplicación de los exámenes. esperando a la vez la llegada del niño y el anun58 cio de un agravamiento del estado de su padre. tuvo una actitud de confianza y sostén. Desde el sexto mes de gestación22 escucha los sonidos. en el transcurso de los cuales gritaba comprimiéndose la garganta con las dos manos. percibe la voz de la madre paralelamente a los ruidos internos: respiración. en esos momentos de desconcierto. distingue los sonidos del lenguaje de los no lingüísticos.r que provocan muy pronto manifestaciones somáticas en el niño. que dejaba pocas esperanzas de supervivencia. animada únicamente por una vida vegetativa. un valor de verdad absoluta. ¿no se habría dejado deslizar hacia la muerte? ¿Qué consecuencias habría tenido una internación. El niño llega {> ~ mundo con una experiencia vivida. tal VIl IU muerte. un gran ruido lo hace sobresaltar y acelera su ritmo cardíaco. pero que aprovechara los raros momentos de vigilia para alimentar a la niña y para hablarle mucho. Aconsejó a la madre que respetara esa actitud de "regresión". que conocía las cualidades de esta madre. ser rápidamente benéfica o totalmente desestructurante. a causa de ello. Su angustia era tal que era preciso despertarlo con la mayor prontitud para hacer que cesara esa pesadilla.

de donde la angustia de una muerte real. la visión es posible. al abrazarlo. nena o varón. A los cinco días. y la madre lo había creído muerto. La madre. Los primeros días El recién nacido está aquí. 24 En consecuencia. Entre los primeros signos de reconocimiento.. se comprueba en ellas cierta continuidad. reacciona ante la voz de su madre de una manera particular. pero aun en la edad adulta subsiste una fragilidad en el nivel de la garganta. se chupa más el pulgar si escucha la voz de su madre que si se trata de una voz extraña. ¿Reconoce éste la voz que percibió in utero? Después de algunos días de vida. acompañar esta búsqueda ocular con una rotación conjunta de la cabeza [. desechando los otros. De hecho. citemos la voz: la madre habla a su recién nacido. cuando la madre puede estrechar contra sí al niño desnudo lo acaricia con la punta de los dedos.. Las investigaciones recientes demuestran que en el recién nacido existe la visión: Hay una fijación rudimentaria desde el primer día de vida. La comodidad de la forma de transportarlo y una temperatura ambiente adaptada son importantes.. y esto en ausencia de toda otra fuente de información aparte de la puramente auditiva . con algunas preocupaciones hipocondríacas referidas a esta zona corporal.nada podía decir al despertar. Al final del embarazo el niño ya no se movía. Un recién nacido puede seguir con los ojos un estímulo a lo largo de un arco de 90°. el80% de las madres reconocen por el olor la batita de su bebé. 23 Pero el signo más importante de reconocimiento entre la madre y el recién nacido es la mirada. rubio o morocho.. Al octavo día. Un recién nacido al que se pone desnudo en una habitación fría manifiesta signos de desazón evidentes. después de un primer contacto "pegajoso" sobre su vientre. No hay por lo tanto una ruptura tan fundamental como se creía entre las percepciones in utero y las que siguen al nacimiento. su rostro es lo más 61 . nudo que había hecho al evolucionar en un exceso de líquido amniótico (hidramnios). en efecto. relacionó esta angustia de estrangulamiento y el hecho de que Pierre hubiera nacido con un doble círculo del cordón y un nudo en éste. estas observaciones eran puestas en la cuenta del "enceguecimiento" del amor materno. También el recién nacido ha emprendido un trabajo de 60 reconocimiento: a los seis días se vuelve hacia el hisopo impregnado con el olor de la madre. con pelo o sin él.. ]y suspender sus movimientos corporales. dado que el niño ha perdido el contacto envolvente del líquido amniótico. silencioso o ya gritón. grita y se debate echando los brazos hacia atrás. ]. que se hace estable al quinto [. cuando las madres afirmaban que los niños las miraban fJjamente desde el nacimiento. al margen de la visión. la angustia se atenuó. La madre participó a Pierre de este descubrimiento. percibe su olor. le da el pecho que lame o del que a veces mama desde el primer momento. que se analizaba. Antaño se creía que los recién nacidos eran ciegos.. Algunas dicen haber experimentado el primer impulso de amor hacia su hijo cuando éste las miró con una atención sostenida. esto disminuyó en mucho el aspecto aterrorizador de sus pesadillas. ¡la madre descubre por fin a ese huésped que la habitaba desde hacía meses! En general. mientras el cordón aún no está cortado. con cada movimiento el cordón umbilical no sólo le apretaba el cuello sino que el estrechamiento del nudo provocaba una anoxia por paro circulatorio. Una madre siempre está orgullosa de sorprender la mirada de su recién nacido fija en ella. con los ojos abiertos o cerrados. pero la mirada es una actividad de relación que sobreviene en grados diversos según las madres y los niños. no siempre apreciado.

si bien conserva toda su importancia. de los cuales uno se volvió autista. Multiplica entonces los comentarios. Estamos lejos de las observaciones de Spitz. Alimentarse Los descubrimientos de los últimos años sobre la extrema precocidad de las capacidades de percepción y de alerta del lactante han cambiado la aprehensión que se tenía del mundo de la infancia. proviniendo la angustia del octavo mes de esta discriminación entre un rostro extraño y el de la madre. 27 62 En el momento de este primer encuentro del nifto con tl mundo y con su madre. Otro autor americano26 hizo poco más o menos la misma observación en unos mellizos. las más de las veces. Este no intercambiaba ninguna mirada con su madre a los t:res meses de edad. A causa de ello. del lactante por el rostro humano es sorprendente cuando se lo puede poner en evidencia. las exigencias de la vida se reanudan. en un estado de total dependencia del Otro que asegura su supervivencia. aunque sean mínimos. al que podría llamarse innato. A causa de ello. el niño debe ser alimentado. enriquece sus intercambios con él en los juegos y las verbalizaciones. era la madre quien iniciaba el movimiento de retirada. La pulsión oral se inscribe de entrada en el nivel de la necesidad. El interés. todas las aberturas de su cuerpo están listas para recibir las informaciones. Este encuentro puede producirse en el placer o el displacer y también puede no ocurrir en absoluto. En cuanto a la madre. son retomadas por la madre. Si el hambre no se sacia. lo que el niño repite en el acto. prematuridad. momento de la observación. Luego ese tiempo de descanso termina. malformación. debe ser reconsiderada en sus relaciones con otras funciones. le habla. por recha· zo masivo de la madre o a causa de una imposibilidad médica. Esta dependencia existe también en el plano motor. se mueve (un objeto en movimiento atrae muy especialmente su atención). Se siente reconocida como madre y esto refuerza su vínculo con el niño. la nariz para husmear los olores. llegan el sufrimiento y la muerte. así como los movimientos de retirada que la seguían. la interpreta como un signo de reconocimiento. el pequeño humano tiene necesidad del adulto para sus desplazamientos. tJn investigador americano. Si bien puede girar la cabeza. enfermedad de la madre o del bebé. Allí. a su vez. sobre todo si está acompañada por una sonrisa. el recién nacido puede reproducir las mímicas del rostro que tiene frente a él. como lo hizo Brazelton.r atractivo que hay para el lactante: está cerca de él (el recién nacido no se adapta a la lejanía). el olfateo. 25 filmó a una madre atendiendo a sus dos gemelos. el bebé ya no es únicamente un tubo digestivo. Cuando la madre cree sorprender esa mirada sobre ella. Daniel Stern. En sus films. le saca la lengua. de los cuales uno tenía perturbaciones en el desarrollo. sino "una persona". puede haber evitación de la mirada. las que. Pero el análisis del film imagen por imagen mostró que. En ciertas condiciones. Observó que entre ella y este último la mirada era sistemáticamente evitada. sin la asistencia del otro no puede mover el cuerpo para encontrar una posición 63 . sólo un cuarto de segundo antes que el bebé. la boca para tomar el pezón. la contemplación. los oídos abiertos a los ruidos y a la voz. manifiesta paralelamente una primera apropiación del cuerpo de su hijo en el tacto. Brazelton entra en contacto con un bebé. el niño se encuentra en una impotencia absoluta. emite estimulaciones sonoras. la mirada atraída por el rostro que se inclina sobre él. el acunamiento. por ejemplo. sin poder descubrir cuál de los dos inducía esta evitación. otras tantas conductas que estimulan las reacciones interesadas del niño. ser alimentado. para quien el rostro humano era percibido hacia los tres meses (sonrisa del tercer mes) y el materno reconocido a los ocho. Del mismo modo. la oralidad. los besos.

un grito? Pero llega el alimento. la demanda se impone sobre la necesidad y el deseo va a anudarse en él en la palabra. por lo tanto mediante significantes: SOD. también es un ser al acecho de todo lo que pasa a su alrededor. que escucha todo. Su sistema nervioso motor central y periférico es aún muy inmaduro. Los lugares. Si está claro que el bebé humano es. por lo tanto. en lo sucesivo no funcionan más que en relación con los significantes del Otro. Sufre su manipulación y observa las expresiones de sus rostros. los movimientos intestinales de la digestión. Las sensibilidades están muy disociadas. En cuanto al sistema sensitivo interno. el niño es esto: boca-pecho y plenitud interna. el recién nacido registra en esos momentos una increíble cantidad de informaciones.. en la zona umbilical. y el narcisismo primario. las disputas. huesos. respiratorio. En ese momento. El cuerpo es atrapado de entrada en la red relacional con el Otro. mientras que la sensibilidad profunda. La primera percepción es el hambre y la primera expresión el grito. Ese cuerpo ahíto. no se desarrollará sino mucho más adelante. Volveremos a ello. boca. ojos.. los gritos.. No hay que olvidar que la pulsión. que va a permanecer largo tiempo como tributario del Otro para satisfacer sus necesidades vitales. En el instante en que el hambre lo atenaza. ¿el niño no es más que un vacío doloroso. asociados a sus latidos cardíacos y a la respiración. de felicidad? ¿No es este estado cercano al nirvana el que procura recuperar el toxicómano en la droga? Pero el "principio del nirvana expresa la tendencia de la pulsión de muerte". Después de la tensión del hambre viene el apaciguamiento. ¿permanece en la memoria como recuerdo de plenitud. que ulteriormente va a borrarse. Si no tuviera esas solicitaciones a su alrededor. Aunque al principio de la vida los períodos de vigilia sean cortos. corresponde tal vez a ese estado mítico de completud perdido para siempre. tiempo de calma y de bienestar. hecha de signos y significantes a descifrar. ano. digestivo. Recordemos rápidamente el esquema neurológico del recién nacido (esquema corporal). un ser débil. los agujeros de su cuerpo en donde se originan la necesidad y la demanda. hasta entonces situada en medio del abdomen. Es importante subrayar esta predominancia de la sensibilidad interna. El Otro se convierte de por sí en el lugar primordial donde se incorpora la vida. postura. es porque 65 . cardíaco. equilibrio. el contacto es anterior al calor y al dolor (para la sensibilidad cutánea existen tres haces diferentes: contacto. las que le dirigen los adultos. los movimientos voluntarios extremadamente limitados. ¿De qué manera se hace esta recuperación significante del cuerpo? De la necesidad al deseo Desde el nacimiento hay una ruptura en el cuerpo del recién nacido. dolor y calor). que no se pierde nada de las idas y venidas de su entorno.. sería idiota. en el que el niño debe percibir su repleción gástrica. oídos. ligada al funcionamiento interno. si bien conserva su rostro silencioso. N o hay goce puro del funcionamiento de la vida. . las palabras intercambiadas.. Esta incapacidad motriz se debe a lo inacabado de su sistema nervioso motor. es predominante la sensibilidad interoceptiva. de bienestar. cuya central vital relacional. se expresa mediante la demanda. es decir que. confortable. se desplaza 64 hacia la región torácica y la encrucijada aerodigestiva. y merece una reflexión. y es el placer: placer de la succión y placer interno del hartazgo. La desproporción entre la inmadurez del sistema nervioso de relación y el desarrollo extremadamente agudo de las capacidades perceptivas es sorprendente. seguro en los brazos de la madre o próximo al sueño. nos dice Freud en "El problema económico del masoquismo" (1924). desprovisto. Si el recién nacido parece pasar la mayor parte de su tiempo en un sueño reparador al que uno imagina muy dichoso. músculos. en las exteroceptivas. que sería "anobjetal".

Es así como. el Otro nutricio. ¡También aquí subsisten misterios! ¿Por qué. etc. en el análisis de los niños. Por otra parte. que da sentido al llamado: "¿Tienes frío? ¿Tienes hambre? ¿Quieres venir a mis brazos? . ¿puede subestimarse. en los síntomas. ¿Cómo se postula el Otro como presencia real y lugar del significante? Volvamos a partir arbitrariamente del punto de vista de nuestro lactante. lo que el recién nacido advierte desde el primer día. se vuelve significante. esos secretos de familia que. Eres mala". si ello habla de él antes de que nazca.. Observé a dos niños a quienes se les había 66 ocultado la adopción. evocan entonces la dimensión del inconsciente materno: inconsciente. no sólo por ser mudas sino porque les falta algo del orden de la palabra. Continuemos también nosotros nuestra exploración de la díada madre-hijo. valor de llamado. en efecto. El recién nacido tendrá que descifrar esta madeja de datos múltiples y contradictorios para construir sus objetos y su imagen del cuerpo propio. "capacidad de ensoñación" de la madre. demostró que su inconsciente sí sabía. Estas películas son interesantes. para encontrar en ellas un indicio que se sustrae sin cesar. En 67 . el mismo comportamiento observado en varias madres puede engendrar resultados tan desemejantes en los niños? Algunos de ellos.!""""'" afronta simultáneamente dos actividades agotadoras: engordar (aumenta 1/100 de su peso por día) y vincular. Tiene hambre. Si el niñ. integrar las informaciones que se atropellan. aun cuando trate de hacerse olvidar lo más posible? En esta simulación. Sería tentador captarla como un todo. "es seguro. y no sólo el personaje nutricio. y tampoco puro cuerpo biológico. es al mismo tiempo el Otro malo. las provenientes del interior del cuerpo y las venidas del exterior. filmadas. es claro que se trata de presencia real.. pero eso significaría olvidar que. es pasmos intestinales. abuelos están interesados en el recién llegado. se superponen. tutelar. ello habla mucho de él alrededor de él.o está inscripto de entrada en un sistema significante. a la manera del periodista de la película Blow up 28 que no deja de escrutar unas fotos tomadas por casualidad. pero dejan la curiosa impresión de ser "anteriores al sonoro". el primer dibujo. no es puro significante. más sagaces. El niño está sumergido en un universo de discursos. como lo hacen los autores. hambre. otros tantos elementos que escapan al ojo de la cámara. nunca le fueron develados". incluso de cosas que más tarde se le ocultarán. peligroso. "Ello habla de él". registradas. También se puede olvidar su presencia y decirlo todo delante de él: "Es tan pequeño. Se presentaban como débiles mentales que no podían aprender nada (no saber nada). bienhechor. hermanos. como dice Lacan. y los comentarios van a buen paso. aparece un poco como un voyeur que intenta penetrar algún secreto. en la primera sesión. Ese grito hace aparecer a la madre y el alimento. Presencia del Otro Si hablo de presencia. todo sentimiento interno de displacer. Ahora bien. el rol del observador. por lo tanto. padre. esas relaciones siguen siendo perfectamente disimétricas. las madres que amamantan o juegan con sus hijos son largamente observadas. se encuentran con claridad en los dibujos. Pero ese significante está en manos del Otro. dolor.. no está hecha únicamente de intercambios de onomatopeyas con la madre. En los estudios anglosajones referidos a las interacciones precoces. La relación del niño con el lenguaje. Procuramos aquí delimitar la articulación de los dos. Entonces se habla de todo. con las idas y vueltas obligadas de uno a otro. Como la experiencia de satisfacción de la alimentación es concomitante de la presencia del Otro. Grita. será en un primer momento igualmente atribuido a este Otro. por más circulares que sean. le dice la señora H* a Sylvie. hermanas. se preguntan esos investigadores con un asombro un poco ingenuo. no puede entender". Pronto cobra para el niño.

el niño reacciona mediante un comportamiento de angustia: agitación.esta interpretación se trasluce el deseo inconsciente de la madre. Este reconocimiento del olor de la madre se logra muy pronto: adquirido desde el sexto día de vida. que pasa y vuelve a pasar de la boca al estómago. comienza en el lugar del Otro. serán su respuesta. La mímica y la mirada que acompañan a las palabras también están presentes para sostenerlo en esta posición de interlocutor privilegiado. 30 El niño tiene una gran capacidad de adaptación a la voluntad del Otro. Si entonces se repone la intubación sin conectar la ventilación 69 . en los brazos de su madre en el momento de mamar. Gusto y olor son concomitantes. dirigiendo entonces el niño su mirada a quien pasa a su alrededor. puede ser el equipo de asistencia respiratoria del que el niño ya no puede prescindir. Sin embargo. no quita los ojos del rostro materno. "Es del imaginario de la madre que va a depender la estructurasubjetivadelniño". etcétera. Algunas observaciones de prematuros ponen en evidencia este fenómeno. El niño regurgita los alimentos absorbidos pero sin vomitarlos. y se sitúan en la zona bucal y en la encrucijada aerodigestiva. si su satisfacción no es suficientemente relevada por la función simbólica. si la interpretación de sus necesidades está demasiado distorsionada. Ante las tentativas de extubación. anorexia. a los horarios aberrantes. desde entonces está ligado a la presencia materna y al placer de mamar. trastornos cutáneos. El placer oral está acompañado también por la voz de la madre. en el momento del placer intenso de la succión y la deglución. El mericismo del niño es un síntoma que explica claramente esta carga de la mucosa digestiva. 29 dijoLacanen 1966. el recién nacido percibe. al demasiado o demasiado poco alimento. hipoxemia (se pone cianótico). Pero no olvidemos que a él se asocia la percepción de la saciedad gástrica. El lactante identifica muy pronto otros signos de la presencia del personaje nutricio y de su permanencia. como el bolo alimenticio. Si las necesidades del cuerpo y la actividad fisiológica están atrapadas desde el principio en los significantes del Otro. los guarda en la boca. cólicos. Su madre lo había colocado así cuando le daba el pecho. este contacto visual alcanza un 100%. ¿cómo percibe el recién nacido los signos de la preseJ. le resulta imposible gritar debido al aplastamiento de las cuerdas vocales por el tubo. En efecto. regurgitaciones. Trastornos intestinales. Lo que el recién nacido percibe como presencia del Otro ligado a sus actividades fisiológicas puede asumir un carácter insólito. Yen otra parte: "El sujeto. a los ritmos impuestos. y esto tal vez constituya un toque de atención para toda la patología de esta edad: 68 vómitos. Conocí a un bebé que no aceptaba tomar la mamadera más que si deslizaba un brazo por la espalda del adulto que lo tenía. in initio. por ejemplo la manera en que la madre lo sostiene.lcia de ese Otro? ¿Cómo integra signos y significantes en la construcción de su propia imagen del cuerpo? El niño. con el gusto de la leche. que interesa únicamente a la zona bucal. su respuesta podrá ser el autismo o la psicosis. los mastica y vuelve a tragarlos. la sensibilidad visceral es muy viva en el recién nacido. manifestará su intolerancia con el arma que tiene a su disposición: su cuerpo. disminuye después de los tres meses. se aviene a todo. sobre todo si aquélla lo mira. que el recién nacido reconoce al cabo del quinto día. Esta especie de rumia se produce cuando está solo. diarreas. y esta postura se le había hecho necesaria para alimentarse. Cuando el prematuro permanece mucho tiempo con asistencia respiratoria. Puede suceder que vomite una parte. se hace muy dificil suprimir el tubo cuando la respiración podría ser normal. y el componente "autoerótico" que se menciona a este respecto muestra con claridad que el objeto puede ser tanto el pulgar que se chupa. Al mes. etc. el olor de la madre. braquicardia (lentificación cardíaca). Si es desbordado por la incoherencia y la perversión del Otro o es víctima de su indiferencia. por ejemplo. Puede ser. en cuanto allí surge el primer significante".. En los brazos maternos. la máquina o el tubo por donde pasa su alimento. lo que plantea problemas de desnutrición.

pero poco a poco su sufrimiento se atenuó y se transformó en cólera. 33 Antes de examinar más precisamente el impacto del significante sobre el cuerpo del niño. ¿no se coloca en el lugar de una parte de su cuerpo. lo que tuvo por efecto "desmotivar" a las personas que se ocupaban de él. y respondían a ello mediante un "abandono". Lo real pudo borrarse ante un mundo simbólico que se abría ante él. en especial. y sin traqueotomía: el Otro estaba allí y su cuerpo podía por fin inscribirse en ese Otro. voz. y sin una maquinaria demasiado pesada. su supervivencia dependía del buen funcionamiento de un equipo complicado y de los cuidados intensivos de un personal altamente calificado. más recientemente. lo que subyugó a su madre. ser alimentado. Por ello. Corentin podría salir de la cama. e incluso descubrió una manera de sostener al niño contra sí misma. que provocaba los trastornos vitales que mencioné antes. 71 70 . táctil. en el sentido de objetos a de Lacan: pecho. con la espalda bien calzada en su pecho. pedazo de cuerpo a la vez separado y "conectado" con el Otro? Corentin. La cuestión del borrado de lo real ligado al nacimiento del objeto y el sujeto será retomada cuando abordemos la psicosis. el prematuro La observación de un niño muy prematuro31 nos lo demuestra. La perspectiva de esta operación trastornó a los padres. con un mínimo de inscripción en el Otro. lo que aliviaba a Corentin en el momento en que se le sacaba el tubo respiratorio. y sigue habiendo preguntas en cuanto al vínculo que se establece muy pronto entre varios de esos objetos. Tal vez advirtieron el rol decisivo que tenían que desempeñar en lo sucesivo. Se planteó todo un trabajo de reconocimiento mutuo. etc. oral. manipulado como un lactante normal. Bettelheim. Corentin nació a los seis meses de embarazo. La madre empezó a ir todos los días a atenderlo y pidió que la operación de traqueotomía se difiriera. La sola presencia del tubo basta para tranquilizar al niño y permitirle una respiración normal. 34 Se imponen observaciones. heces. el equipo que lo asistía advirtió que era imposible suprimir el aparato. el malestar del niño era intenso. La historia deCoren tin y su tubo puede evocar otros casos en los que el cuerpo no simbolizable encuentra su existencia en una máquina. en ese caso. pero les costaba aceptar esa intervención mutiladora. nos da un ejemplo típico de lo que es el cuerpo máquina en la psicosis. pudo vivir sin máquina . Sus padres atravesaban fases de esperanza y de desaliento. Cada tentativa de extubación. Seis semanas después. terminaba en un fracaso. con el caso de Joe. mirada.. Los mismos padres iban cada vez menos a verlo.. todo puede volver a estar en orden.il asistida. Convocó a los padres para exponerles el problema. Al principio. Ya en 1919TauskescribíaDelagénesisdel "aparato de influir" en el curso de la esquizofrenia32 y. Corentin parecía mantenerse vivo exclusivamente a través de las máquinas. acunado. (Lacan menciona otros con respecto a la pulsión). demorémonos un poco más en la problemática de los objetos. con un peso de 900 gramos. Estas interpretaban la actitud de Corentin como una negativa a vivir. La máquina. a la manera de un ser robotizado. B. la misma significaba sin duda que el niño debía vivir. contemplaba la posibilidad de practicar una traqueotomía para introducir una asistencia respiratoria permanente. Cuando Corentin adquirió un desarrollo suficiente y la autonomía de sus funciones vitales. operación que permitiría al niño llevar una vida más normal y que la crianza fuera posible. eventuales secuelas neurológicas de esta prematuridad. Desde hace mucho tiempo Fran~oise Dolto hizo hincapié sobre las imágenes del cuerpo a las que llama olfativa. Fue entonces cuando el médico jefe del servicio pensó que la situación no podía seguir así. Las partes de su cuerpo que no tenían ex-sistencia más que en lo real de la máquina pudieron ser recuperadas en la relación significante con la madre y en su deseo. temiendo.

37 En el Seminario XI. 73 . sin embargo. no queda aislada. estuviera ya perdido antes de existir? Pero no hay objeto primero. de un doble punto de referencia. cambiadas. hay. a construir sus propios objetos. ya desplazada. exponentes de su deseo. el objeto oral. El comportamiento del recién nacido hace aparecer como mucho más notable la necesidad primera de una asociación. desde el origen. Los articula poniendo al frente su disyunción y el lugar del objeto. en el curso de los cuales circula la palabra. por lo tanto. etc.35 A los cinco días. para él el objeto a: "La pulsión da la vuelta. y Ziel. que se organizan en red o en serie a partir del cuerpo de la madre. Concluyó de ello que el narcisismo fundamental del sujeto está enraizado en las primeras relaciones repetitivas que acompañan al mismo tiempo a la respiración. indicios de su presencia. táctiles. En consecuencia. La heterogeneidad de esos objetos y el azar de su conexión tal vez den 72 cuenta del "montaje de la pulsión [. F. y se introduce una red que se fija de manera definitiva. a partir de esas marcas. Ella fue la primera en comunicar observaciones de recién nacidos que sorprendieron mucho en su momento: por ejemplo. y la importancia para el niño de encontrar los mismos signos: proceso. el objeto. la de un lactante que se dejaba morir de hambre después de la partida de su madre.anal. Dolto aconsejó entonces envolver las mamaderas con ropa interior de la madre. Mamar es un acto que se repite de cinco a siete veces por día durante los primeros meses. que ilustran la comunicación de psiquismo a psiquismo del sujeto-bebé con el sujeto-sumadre. asociada a otros indicios de la presencia del Otro. la fuente.. y el niño volvió a alimentarse. visuales. aseos. auditivos. pero no representa la experiencia relacional exclusiva del lactante.juegos. Es con respecto a estas actividades de cuidado materno que vamos a ver cómo la madre imprime en el cuerpo de su hijo la marca de su deseo y cómo. Objekt. ¿conforman el mínimo indispensable para fundar la existencia del Otro y. a la vez turn.. mediante cortes sucesivos. el niño va a desprenderse de su estatuto de objeto librado al goce del Otro y. el empuje. ¿Esta conexión inicial alrededor de la oralidad vendría a taponar desde el principio el acto de devoración. ] en el sentido en que se habla de montaje en un collage surrealista''. la satisfacción de las necesidades nutritivas y la satisfacción de deseos parciales olfativos. como si el primer objeto. basta con ser médico de niños para conocer ese elemento que da peso clínico a cada uno de los casos que tenemos que manejar y que se llama pulsión. muestra que el ciclo de las sustituciones y los desplazamientos se instaura desde el nacimiento. está ligada a otras percepciones. la del sujeto? El hecho de que la necesidad oral no pueda satisfacerse sino retomada. es dificil pensar que el Otro tenga una existencia muy establecida: los vínculos "de psiquismo a psiquismo" no están sino débilmente constituidos. de conexión y repetición. Los períodos de vigilia se hacen cada vez más largos y se multiplican las oportunidades de intercambios con el entorno. unos objetos. por eso mismo. lo que debe tomarse aquí con la ambigüedad que le da la lengua francesa. volvamos una vez más a la madre. la meta. El niño en la economía pulsional del Otro No hay ninguna necesidad de ir muy lejos en un análisis de adultos. Quelle. El vínculo que se constituye entre por lo menos dos percepciones y la necesidad de verificar su permanencia. por lo tanto. Lacan retoma el concepto freudiano de pulsión (nos mantenemos en el marco de las pulsiones parciales) con sus cuatro términos: Drang. 36 La experiencia primordial de satisfacción.

. 43 El cuerpo del niño in utero puede ser sentido como fragmento del cuerpo propio de la madre con el mismo derecho que uno de sus órganos. su indigencia hacen de él el modelo del objeto más próximo narcisisticamente. En la imagen del niño prendido al pecho. en general. si bien la pulsión se articula sobre la demanda~ OD. y será seguramente el cuerpo". con las mejillas rojas y una sonrisa dichosa. puesto que las zonas erógenas son el borde de donde parte el circuito que envuelve al objeto a para volver a formar su rizo sobre ese mismo borde.. lo abraza. los términos mismos de zona erógena.. y de la incapacidad de dar cuenta de él con palabras? Freud fue el primero en atreverse a evocar en términos claros el placer que la madre experimenta en los cuidados que da a su hijo: Las relaciones del niño con las personas que lo cuidan son para él una fuente continua de excitaciones y satisfacciones sexuales que parten de las zonas erógenas. la voluptuosidad está.] es algo que sale de un borde. y esto en un goce que no puede mencionarse. que acentúa su disparidad postulando en un primer momento: "El inconsciente está estructurado como un lenguaje" y haciendo del sujeto el f/J de la cadena significante. esta estructura fundamental [. del lado del niño: Cuando se ha visto al niño saciado abandonar el pecho.38 Lacan insiste mucho sobre el carácter circular del recorrido de la pulsión y sobre "la ida y vuelta donde se estructura". "Que haya algo que funda el ser. son retomadas por Lacan. 41 El objeto a. ¿No habla Freud del silencio de las pulsiones? En los primeros contactos madre-lactante. Trieb. en la continuación de su enseñanza. satisfacción dan cuenta de ello. y trick. El objeto a no es el origen de la pulsión oral. éste siempre ligado a lo prohibido y a la ley. pone más el acento sobre la dialéctica del deseo y hace del objeto a una referencia esencial. este objeto que de hecho no es más que la presencia de un hueco. ¿No sería esta prevalencia pulsional responsable del silencio que rodea los primeros instantes. lo considera sin duda alguna como el sustituto de un objeto sexual completo [. límite alrededor del cual se gira. no se puede dejar de decir que esta imagen sigue siendo el modelo y la expresión de la satisfacción sexual que conocerá más adelante. "resto" de un encuentro sexual. 42 Las dos tópicas freudianas. Este objeto condensa lo que hay del goce. Y ello tanto más por el hecho de que la persona encargada de los cuidados (en general la madre) testimonia al niño sentimientos que derivan de su propia vida sexual. lo sabemos. de un vacío cuya instancia no conocemos sino bajo la forma del objeto a. es aquello alrededor de lo cual gira la pulsión. juego de escamoteo". mientras que. No es introducido en calidad del primitivo alimento. que duplica su estructura cerrada. por lo tanto sobre la palabra. en calidad de algo que debe ser rodeado. su impotencia. conserva su cara silenciosa. 39 La fuente es la zona erógena sobre la cual se riza el circuito. En resumen. concepto que debe entenderse en oposición al placer. Ahora bien. objeto perdido.. Con la pulsión estamos lo más cerca del cuerpo. al menos por un tiempo. lo es por el hecho de que ningún alimento satisfará nunca la pulsión oral. La pulsión sexual. ]. ¿De qué manera llega el niño a este lugar? En la pulsión. siguiendo un trayecto que da la vuelta y cuya consistencia no asegura ninguna otra cosa sino el objeto. si no es rodeando el objeto eternamente faltante. dormirse. con la distinción del inconsciente y el ello.. hemos visto la importancia de la relación de los cuerpos. Las manifestaciones histéricas y psicosomáticas del embarazo lo atestiguan. empuje. faltante. Separado del cuerpo de la madre. En efecto. no es despertada solamente por la excitación de la zona genital. 44 75 74 . Freud lo subraya. volver a caer en brazos de su madre y. lo acuna. estamos lo más cerca del cuerpo. .. 40 Es este objeto el que nos interesa más particularmente aquí.

puede sentirse presionada a hacer una elección. no puede no incumbirle 76 directamente la pulsión oral: esta boca ávida que.y que esta pulsión dominante entra en la composición del fantasma fundamental. es porque pudo superar su angustia. es el vampiro''. anal. y como la crianza es la succión. hacen surgir un goce que a menudo se mantiene muy próximo a la angustia. narcisista. la distancia que intenta poner con respecto al cuerpo materno. El pezón es una zona fuertemente erógena y la succión del bebé puede procurar un placer intenso. muestran que está entonces a medio camino entre las lágrimas y la risa.La voluptuosidad de la madre rara vez se menciona. etc. Entre un hombre que quiere retomar la vida sexual y gozar de su cuerpo y un bebé que se alimenta de la misma fuente. poco usado en la vida corriente. ¿Es "confesable"? En primer lugar. absorbida. hacerse manducar. la utilización del pretérito indefinido. con la espera excitante de la aparición del lobo que va a arrojarse sobre ellos para comerlos. La pulsión oral y la pulsión anal del Otro Vayamos a la pulsión oral. Las secuencias de juego erotizado con el adulto velan lo real de la devoración. también allí. si se ríe. se guarda bien de hablar de ello. Pero al vampiro mismo le concierne de otra manera la devoración: se defiende todo lo que puede de creer que se come a su madre -el objeto a separador es el garante de ello-. muchos cuentos infantiles retoman estos temas de la devoración. el término otrificado de la pulsión oral. la madre puede sentirse sorprendida. de "hacerse manducar'' por ese pequeño vampiro. fálico. Los niños más grandes sienten gran placer ante el juego del "¿Lobo estás?". ¿Cómo está atrapado el niño en este bucle de las pulsiones maternas? Recordemos que en todo ser hablante existe. como si se defendiera de una proximidad demasiado grande. y lo reintroducen en lo pulsional para hacer de ello goce. Una de ellas me decía que siempre la sorprendía sentir una subida de la leche cuando escuchaba los gritos de su lactante. Los relatos para niños vuelven a colocar las pulsiones en un imaginario colectivo y. con su recién nacido. La expresión de su rostro. En ocasiones interrumpe el amamantamiento para poner fin a esta incongruencia. la conmina a dar el alimento puede darle el sentimiento de ser acaparada. etcétera. Esas bocas que se tienden hacia él para "devorarlo" a besos no son forzosamente tranquilizadoras. El lenguaje aporta a ello una dimensión complementaria: permite el develamiento pulsional al mismo tiempo que lo contiene gracias a la ritualización del relato mediante el empleo de locuciones tales como "Erase una vez". Por otra parte. ¿Qué es? Se habla de los fantasmas de devoración. el niño 77 . luego inquieta o culpable. pero no por eso la angustia de devoración está siempre menos pronta a surgir con los fantasmas que la acompañan. de cinco a siete veces por día. por estructura. una pulsión preponderante -de la que la psicología dedujo los tipos de carácter oral. A partir de la pura necesidad vital de alimentarse. está verdaderamente allí. esa excitación que el niño percibe cuando se presta a los juegos de acercamiento y retirada en los que el Otro simula devorarlo. que a veces llega hasta el orgasmo. confinando con todas las resonancias del masoquismo. En efecto. Es cierto que para una madre es dificil hablar de ese algo perturbador que experimenta en la comunicación de cuerpo a cuerpo con el niño. 45 A la madre.. cada uno lo sabe. digamos que la pulsión oral es el hacerse chupar. ¿Pero por qué no poner las cosas entre la espada y la pared? Puesto que nos referimos al lactante ante el pecho. en todos los casos. Los pintores que han representado a la Virgen con el niño a menudo mostraron la actitud de retirada de éste. su mohín. La pulsión oral es también ese placer.

va a construir, por lo tanto, un mundo imaginarlo, donde se
reencuentran las huellas de la carga pulsional de la madre.
Para la señora If, las dificultades alimentarias de Sylvje
adquirieron de entrada una connotación peyorativa en relación con su propia problemática oral, dado que su bulimia de
adolescente seguida de una descarga brutal y masiva del
alimento no son sino graves manifestaciones de angustia de
expresión oral. Y revivió esta fijación oral con Sylvie.
Cada madre, por lo tanto, va a dar a sus cuidados maternos
un estilo en relación con su propia dominante pulsiomd y los
fantasmas que la acompañan. Una madre que pone en
primer plano la relación de alimentación, por ejemplo, estará
particularmente ansiosa si tiene un bebé que come poco.
Fr~nte a las mamaderas tomadas por la mitad se sentirá una
mala madre nutricia; inquieta, multiplicará las comidas, lo
que aumenta las regurgitaciones, las que, a su vez, van a
reforzar su angustia y a provocar actitudes de atiborrarniento. frente a un niño menudo, sin apetito, que "verdaderamente no le hace honor", tendrá conductas de rechazo, no
entenderá: "¿Por qué hace eso?" Y a partir del "Come,
entonces ... para darme el gusto, un bocado para papá, mamá,
etc.", el niño se volverá anoréxico y soñará con alimentarse
de la nada.
A la inversa, algunos niños glotones, bulímicos, insaciables, pueden angustiar a una madre "poco dada a la comida",
más atraída por los intercambios lúdicros o de lenguaje con
su lactante, que a causa de ello experimentará una decepción: "No piensa más que en comer. ¿Qué es lo que le falta
para que reclame todo el tiempo? ¿Hay que ponerlo a racionamiento?" Estas madres, a menudo ex anoréxicas, reprimen a veces sádicamente la succión del pulgar.
Con frecuencia, las madres perciben un peligro en dejarse
llevar por sus apreciaciones personales para alimentar al
niño, por lo que se remiten al saber médico y dejan que el
pediatra decida por ellas. Cuando los médicos daban regímenes uniformes para las diferentes edades del niño, los riesgos
de trastornos alimentarios eran tanto más grandes cuando
78

las madres tomaban esas prescripciones al pie de la letra. En
la actualidad, la alimentación se hace más bien a la carta,
según el peso, el gusto y el apetito del niño.
Cuando se trata de los más pequeños, es raro que la madre
exija un control de la función de excreción, si bien aún se las
ve poner a sus lactantes en la escupidera a horas regulares.
La zona anal es una parte del cuerpo del bebé muy investida
por la madre; ésta se preocupa del número y la cantidad de
las deposiciones, del estado de las nalgas, y las cambiadas
que siguen al amamantamiento son la ocasión de manipulaciones del cuerpo: se lo lava, entalca, perfuma, viste. No
faltan los comentarios. (Este interés se reencuentra en la
abundancia de avisos publicitarios sobre marcas de pañales.) La preponderancia de la pulsión anal en la madre
provoca una erogenización de la función de excreción del
niño. Ahora bien, el recorrido del bolo alimenticio es más
percibido en el lactante que en el adulto. Por ello, toda carga
privilegiada del Otro sobre esta zona inducirá una respuesta
anatómica y fisiológica directa. Pude comprobar la inmediatez de esta respuesta en un intercambio entre una madre y
su hija de tres años. Esta no dejaba de reclamar chocolate, lo
que le ocasionó esta observación: ''Ya basta, si comes demasiado te dolerá la panza y no podrás hacer más caca". Tras lo
cual la niña se precipitó a la escupidera y volvió con la misma
rapidez a llevársela a su madre, mostrando en su interior un
lindo excremento.
Tuve en análisis a una niña de diez años que presentaba
graves trastornos del tránsito intestinal. Había sufrido varias resecciones del colon, luego de episodios oclusivos que se
atribuían a una longitud excesiva del mismo. Me la había
enviado el cirujano, que se negaba a intervenir en lo sucesivo.
En efecto, periódicamente la niña era llevada con urgencia a
su servicio a causa de "episodios oclusivos" extremadamente
dramatizados. La puesta en observación demostró que no se
trataba más que de un estreñimiento pertinaz. Estas crisis
de bloqueo del tránsito intestinal daban lugar a grandes
escenas familiares: niña que aullaba de dolor, padre y madre
79

,..
en vela toda la noche practicando baños calientes y otras
manipulaciones para que "¡la caca salga de una vez!" En
análisis, el síntoma de la niña reveló ser una puesta al día
de la estructura de la madre, gran obsesiva preocupada,
desde el nacimiento de su hija, por esa caca "que ya no quería
entregar. Supositorios, termómetro en el trasero, ¡todo era
inútil!" En sus dibujos, la niña representaba sus intestinos
como un cordón umbilical que la unía a la madre. Con el
análisis, los síntomas orgánicos desaparecieron con bastante
rapidez, pero el trabajo de readecuación estructural fue
largo, tanto por el lado de la madre como por el de la niña.
Cuando la madre presta un interés particular a una parte
del cuerpo del niño con el goce asociado a él, marca para
siempre con su sello esa zona corporal. Así, Lacan nos
recuerda que la noción de cuerpo fragmentado designa antes
que nada una fragmentación libidinal:
El psicoanálisis implica, desde luego, lo real del cuerpo y de
lo imaginario de su esquema mental. Pero, para reconocer en
él su alcance en la perspectiva que se funda en el desarrollo,
en primer lugar es preciso reparar en que las integraciones
más o menos parcelarias que parecen constituir su ordenamiento funcionan allí, antes que nada, como los elementos de
una heráldica, de un blasón del cuerpo. Como queda confirmado en el uso que se hace de ello para leer los dibujos
infantiles. 46
En los primeros dibujos se encuentra a menudo, en una
forma identificable, la zona corporal particularmente investida y erotizada en la relación con el Otro.
En el caso antes mencionado, los intestinos estaban inscriptos de entrada como el vínculo que unía a la niña con su
madre. También he visto a la cabellera representar ese
mismo papel de enlace con el Otro, en los dibujos de una niña
que exhibía una alopecía que producía calvicie. Esta niña,
que tenía una cabeza perfectamente calva, se representaba
con una bella cabellera retorcida que constituía un puente
entre ella y su madre.
80

La historia de Lucie
He aquí otra observación. Lucie había nacido con una luxación congénita de la cadera. Esta malformación requirió una
internación de 18 días a la edad de cinco meses, en las
condiciones de incomodidad que le son inherentes: cuerpo
inmovilizado sobre la espalda, piernas separadas, mantenidas en tracción. La madre estuvo muy atenta a que la niña
no sufriera a causa de la internación: se quedaba junto a ella
prácticamente durante todo el día, garantizando los cuidados y la alimentación y jugando con ella para distraerla de
esa inmovilidad obligada. El tratamiento se prolongó durante cuatro meses mediante un yeso que iba desde la cintura a
los pies y luego con un entablillado noche y día, por otros dos.
Cuando éste se suprimió durante el día para volver a
ponérselo a la noche, la actitud de Lucie sorprendió mucho a
sus allegados. Si bien parecía feliz de mover las piernas y de
patalear libremente de día, cuando, en el momento de
acostarse, su madre llegaba con el entablillado en la mano,
manifestaba una alegría extrema y se ponía de inmediato en
posición de ser atada e inmovilizada. Cuando Lucie veía
aparecer a su madre con el objeto que, durante meses, había
simbolizado las marcas del amor que ésta le había prodigado,
no podía sino manifestar alegría y una excitación feliz ante
ese reencuentro. Ese objeto bárbaro, pero objeto mediador
entre las dos, investido de toda una experiencia vivida en
conjunto, perdió poco a poco su interés frente a las múltiples
solicitaciones del mundo exterior.
Por lo demás, algunos pequeños hechos anexos vienen a
apuntalar esta observación.
La hermana de Lucie, dos años mayor que ella, tuvo
durante el período de cuidados dados a su hermanita "problemas" muy dolorosos en sus pies: ¿eczema, micosis? El diagnóstico fue vago. Esas lesiones desaparecieron cuando Lucie
no tuvo que recibir más cuidados. Sucedía que esta hermana
dibujaba niños con grandes cabezas, cuerpos minúsculos y
81

sin piernas. Ante el asombro que suscitaban estas representaciones, respondía: "Para las mamás es mucho mejor tener
hijos sin piernas". En cuanto a Lucie, a los tres años conserva
un interés completamente específico por los zapatos de los
adultos. Pasea en su cochecito de muñecas las botas de su
padre o las chinelas de su madre, usando en sus pies los
zapatqs -d,e sus hermanas mayores.
Estas observaciones, que pueden parecer triviales, muestran en qué medida el interés privilegiado que la madre
prestó a una parte del cuerpo del niño, aquí las piernas, lo
marca de manera indeleble. De esta carga corporal el niño
puede hacer que nazca un objeto que va a ingresar en un ciclo
de desplazamientos y sustituciones. La imagen inconsciente
del cuerpo libidinal se mantiene relativamente estable,
mientras que el objeto prosigue su camino, vistiéndose de
fantasma, deslizándose en el deseo. Los zapatos, aquí, podrían ser el preludio a un objeto fetiche. Para Lucie, sus
piernas, sus pies son lo que tiene de más precioso, los rodea
con pulseras, collares, se complace en hacerlos desapa:r;ecer
en las botas de su padre. Corre y se mueve con mucha
agilidad, habida cuenta de sus antecedentes. Si, más adelante, se convirtiera en bailarina, bien podría ser que ignorara
el porqué de su vocación.

La voz y la mirada del Otro
A los gritos del niño responde la voz de la madre, voz que
habla, voz que canta, portadora de significantes. Pero los
significantes no van a cobrar sentido más que con posterioridad. Esta retroacción caracteriza precisamente a la cadena
significante. Sería abusivo pensar que el recién nacido "comprende" lo que se le dice. Si bien es cierto que las palabras se
inscriben en su memoria desde el primer instante de la vida,
no obstante no escucha más que un tono de voz: colérico y
82

rugiente lo hace llorar, dulce y "ac.ariciador" lo tranquiliza y
adormece. Agreguemos que los lactantes captan perfectamente la diferencia entre la voz femenina y la masculina.
Voz y mirada, nos dice Lacan, son los dos objetos que
atañen más específicamente al deseo, estando el pecho y las
heces implicados más bien en la demanda. ¿Es este orden
más elevado el que hace que la voz de por sí pueda ser puro
goce? Los aficionados al canto y a la ópera carecen de
palabras para hablar de su pasión. Tomé nota, en una revista
de música, de una entrevista a la actriz Marie-Christine
Barrault, que expresa así este goce:
Mis grandes emociones en la ópera son las voces de las
JD.ujeres. Creo que en la voz hay algo femenino, algo profundamente carnal, sensual, algo de un abandono que corresponde al goce femenino. Es lo que a menudo me procura la
sensación de experimentar una ópera más que de escucharla,
es decir no sólo entenderla con la cabeza sino también con los
oídos, con la piel, con los pies, como si fuera porosa, como si
me abriera por todas partes, en un estado de goce completamente ffsico que inunda el cuerpo entero. Es allí donde la
escucha se reúne con el acto de cantar, en esta apertura a un
flujo, a un transmitir, a un experimentar [... ]. 47

Esta voz, que penetra por el oído sin que uno pueda
protegerse de ella, puede convertirse en persecutoria. De
hecho, las alucinaciones auditivas son más frecuentes que
las visuales o cenestésicas. Los psicóticos, que en su mayor
parte hoy en día reciben quimioterapia, hablan poco de sus
alucinaciones. Sin embargo, es posible deducirlas de ciertas
actitudes de escucha, la mano sobre el oído, labios que se
mueven. Ante la pregunta: "¿Qué escucha allí?", sucede que
el paciente responde con el relato de fenómenos alucinatorios, que oculta habitualmente a sus allegados y a menudo
al psiquiatra.
Sylvie era perseguida por las voces que salían de los
aparatos de radio, de televisión, etc. Después de haber estado
aterrorizada, anonadada por la voz colérica del adulto que le
83

Yo pensaba entonces en las placas eruptivas coloradas de su rostro y su cuello. en un estado de gran excitación. Hijo único. la mujer "lo escamoteó" (es su expresión) lo mejor que pudo. me dijo. le decía a su madre. a la noche. La madre sufrió mucho por ser inútil en lo sucesivo:" ¿Entonces ahora me toca a mí escamotearme?". poco dispuesto por razones personales a cargar con un rol paterno. PaulMarie y su padre se ocuparon de las tareas de la casa con una alegría y una complicidad que asombraron a la madre. disimulándolo lo más posible ante un padre que tenía interés en conservar su tranquilidad. más fuerte". Desde las primeras sesiones del análisis Paul-Marie se puso a dibujar. Desde las primeras sesiones se había iniciado en ella un trabajo de duelo. Estas cuestiones serán abordadas en un capítulo ulterior. supo designarle la vía de su deseo. Paul-Marie sabía que seguiría siéndolo: embarazo tardío. no se cansaba de contemplarlo. embarazo rechazado por el padre. La mirada nos conduce también al camino del goce estético. Estaba también fascinado por las piedras preciosas y contaba la historia de personas que. enorme. Pero la calidad de ésta fue el factor que permitió al niño revisar su posición libidinal y perder su síntoma. en cambio. la madre. su "piedra preciosa". ocho tentáculos. Para no molestar a su marido con este bebé que manifestaba su presencia un poco demasiado ruidosamente. e hizo una ciática que la inmovilizó durante algunas semanas. con una verdadera furia. En otros mamen tos. para "aprovecharlo al máximo". el eczema. Mirada y tacto estaban asociados. en lugar de a. El eczema justificó un interés renovado en ese cuerpo "precioso" al que 84 la madre. tratado sin grandes resultados desde hacía años. pero informaremos aquí de una observación en la que la pulsión escópica de la madre va a marcar directamente el cuerpo del niño. en cuanto objeto de la pulsión escópica. exigía volver a experimentar la sensación de penetración: "Ponte furiosa. cerrando los ojos y apretando las mandíbulas. Tiene ocho brazos. de las que no ignoraba nada. Paul-Marie y su eczema Este chico de ocho años me había sido derivado por un dermatólogo a causa de un eczema importante. el reconocimiento en el espejo. y fue en su cuerpo mismo donde vivió esta castración. La pulsión escópica. intentaba protegerse de la intrusión del mundo exterior tapándose los oídos. dos hileras de ventosas para atrapar 85 . entra en general en las estructuras más complejas. cuando decidió (no daré aquí los detalles de esa decisión) que de ahí en más él mismo se untaría con la pomada. Al mostrarle a su hijo que renunciaba a guardarlo como su objeto. cosa pensable porque se la aplicaba a su hamster. varias veces por día. tales como el fantasma. habían inducido en el niño. Si de por sí la voz puede ser objeto de goce. que exhibía con un placer evidente. el goce del ver en la madre. en una pesadilla repetitiva: Un pulpo gigante.ordenaba que comiera. con el narcisismo y las identificaciones yoicas que se derivan de ello. Lo apasionaban las "erupciones" volcánicas.. sobre el techo de la casa de en frente . bajo la forma de una enfermedad de la piel. La mayoría de las veces lo tenía junto a ella. Si Paul-Marie estaba disimulado a la mirada paterna. por lo demás. El eczema se borró desde la tercera sesión. la mirada. exactamente igual que en los comienzos de su embarazo. untaba con pomadas de diversos colores.. ¡para mostrar cuán ricas eran! La mayoría de las veces se trataba de rubíes y esmeraldas. curiosamente también atacado de eczema. volcanes cuyos chorros de lava multicolor se difundían en torno. de admirarlo. con ojos grandes como un placard (!). deseado apasionadamente por la madre que estuvo paralizada por una ciática desde el primer mes. un hacer ver y un hacer tocar. ocultaban sus joyas en la casa y las exponían sobre el techo durante el día.

contesta: "son los que buscan saber si uno tiene eczema. a este respecto. habla de "masoquismo femenino. Paul-Marie fabricó un fantasma de yeso que saca de su bolsillo: en las fosas orbiculares aparece y desaparece la luz de una bombita eléctrica que puso en el interior. En cuanto a los ojos. En su Seminario sobre "La angustia". contribuyendo a la confusión. paralelamente. A través de los relatos que Paul-Marie introduce en el análisis. Esos brazos venenosos que atrapan a su presa y la pellizcan dejan huellas. ¿no coincide su definición del analista con la del sujeto supuesto saber. En cambio. en sus "dedos" hay veneno y hasta puede pellizcar. saber si uno es ansioso y sentimental". se produce toda una revisión fantasmática de los elementos primitivos. para estudiar 86 los hongos venenosos. Habría motivos para distinguir lo que corresponde a la pulsión. en. Cuando el síntoma se borró. etcétera. El objeto mirada estaba siempre allí. saber si uno es sentimental"? ¿Y no hace falta sentir pasión por este oficio para desempeñarlo? ¿Qué deseo sostiene una pasión semejante? La pulsión sadomasoquista del Otro El sadomasoquismo es un término comodín que recubre varias realidades y del que se apoderó el lenguaje corriente. Una bola de plastilina y el cuchillo van a ser los protagonistas de aventuras increíbles. dijo la madre. de la materia. El cuchillo con el ·cual cortaba las rocas que tenían piedras preciosas se va a convertir en "mágico" y servirá para múltiples usos. Paul-Marie se vaciará uno: un accidente.. como cortar en dos una mariposa que se revelará macho de un lado y hembra del otro (su doble nombre de pila). Pero. ¿Es una alusión al ideal del yo del analista? En ese "ginecologista" escuché la con tracción de ginecólogo y psicoanalista. pero no dijo nada más sobre ello. El femenino y el masculino bailan su ronda. con su carácter "acéfalo". Se hace «corta~ por el cuchillo. el que "busca saber si uno tiene eczema. reservando para más adelante una reflexión sobre la perversión a propósito de Sylvie. en el caso del sadomasoquismo. al fantasma y a la perversión sadomasoquistas. 87 . advertí en su análisis una gran eflorescencia fantasmática. pero velado en argumentos en los que venía a colocarse el significante fálico. está. Esta pulsión interesa en el más alto grado a la configuración que enuncié al principio.. me dice. la del niño en posición de objeto a para el Otro. pero.. un montaje que Lacan califica de surrealista. Su yo ideal se dibuja. lo que sin embargo no la descorazona". más cerca del actuar perverso que el fantasma. en el cual se encuentran implicados no sólo el objeto sino el sujeto en cuanto S. Lacan subraya el carácter absolutamente "heterogéneo" del masoquismo y. puede apreciarse el impacto de lo pulsional sobre las funciones yoicas. A mi pregunta sobre ese "ginecologista". 48 En la relación del adulto con el niño. Tranquilamente sentado junto a ella en un sillón. Conserva de ello una cicatriz blanca y una pérdida casi completa de la agudeza visual de ese lado. por ejemplo: "La bola se manduca a los fantasmas glotones para no dejar más que sus ojos.. ciñámonos por el momento a la pulsión y al fantasma. será vulcanólogo. "no me sentiré apasionado por ser «ginecologista»". masoquismo erógeno y masoquismo moral". como aquel en el que un fantasma negro con ojos fosforescentes se lleva a su bien amada después de múltiples peripecias. ese veneno se libera en el mar para hacer minúsculas mareas negras .a las presas. Paul-Marie se interesa apasionadamente por los grandes descubrimientos sobre los orígenes de las rocas. La pulsión propiamente dicha. químico o micólogo. puso con la misma calma el cañón de un revólver de juguete sobre su ojo y disparó.

Como cada uno guarda en la memoria de su cuerpo el recuerdo de una situación sadomasoquista infantil ("Pegan a un niño" es un fantasma trivial). Estos niños. y que no está más que en un solo punto en la situación masoquista misma. en especial de la madre. y que Lacan pone de relieve. Es por el hecho de que el sujeto se hace objeto de una voluntad otra que no sólo se clausura sino que se constituye la pulsión sadomasoquista. Con la ley de la repetición y la inversión pulsional. de imponerle su visión de las cosas. 49 El sujeto asumiendo el rol del objeto. esta perversión sádica es en efecto distinta de lo que corresponde a los deseos de muerte más o menos conscientes de los padres hacia el niño. tan masivas son las resistencias cuando se trata de poner en duda un amor parental 89 . fractura de miembros. Las conductas sádicas en la educación de los niños se perpetúan gracias a las buenas intenciones de las que alardean.dado que en toda posición sadomasoquista el objeto está siempre en primer plano. en su estatuto natural de objeto. Dice Lacan en el Seminario XI. sufrimiento. la perversión sádica con el niño no tiene el aspecto espectacular y escandaloso de la perversión sádica sexual. Habremos de volver a esta cuestión a propósito de la evolución de Sylvie y de las relaciones del niño psicótico con su entorno. la puesta en escena. en efecto. distinguiremos otras dos problemáticas. hacerse aparecer como puro objeto. 50 Lo que parece menos evidente. no se encuentran tan netamente el ritual. "sin saberlo. y el dolor no es buscado abiertamente como meta. quienes se viven en este lugar de objeto a la vez con delicia y humillación. Los pasajes al acto sádicos sobre el niño son una recuperación en espejo de la posición masoquista que conoce el sujeto. ellos mismos en posición de debilidad en su vida relacional. de someterlo a su voluntad. es altamente susceptible de inducir en el Otro una posición sádica. 51 "Procura realizarse. Zazie dans le métro). fetiche negro". R. de poder absoluto pueden ser experimentados hasta el vértigo en ciertos seres. y esta violencia corresponde al orden del enfrentamiento imaginario. bien conocidos en los servicios pediátricos. marcas en el cuerpo. N o obstante. ¿Existe. Esta perversión que no dice su nombre tal vez sea. es que en el deseo sádico el sujeto ocupa también este lugar del objeto. es exactamente esto lo que sostiene la realidad de la situación de lo que se denomina pulsión sadomasoquista. para la mujer con el niño. el equivalente de la perversión sexual en el hombre. En esta posición masoquista. relación humana tan disimétrica y complementaria como aquella en que un sujeto posee la omnipotencia. intoxicaciones con los productos domésticos. no siempre son reconocidos como en peligro de muerte. el poder bascula con mucha facilidad hacia su abuso y se vuelven vagos los límites entre el punto en que se detiene el goce de uno y comienza la libertad del otro. en beneficio de otro". Es cierto que. Todo adulto que se interesa en el niño está atrapado en la tentación de modelarlo a su imagen. Queneau. "siendo esta encarnación de sí mismo como objeto la meta declarada". Se trata allí de un fracaso de la inscripción del niño en lo simbólico.52 El niño. no por ello se encuentran menos en el corazón de la relación cuando se repite y se instaura como tal. Aunque a menudo se la asocie. el ceremonial. en las conductas sádicas con el niño. si dolor. angustia no aparecen como objetivo directo. Antes de examinar las consecuencias sobre el niño de las pulsiones y las conductas sádicas del adulto. el poder implícito de vida y muerte sobre otro cuya existencia y devenir están completamente a su merced? Estos sentimientos de omnipotencia. el sujeto se hace objeto. se transmiten de una generación a la otra (cf. etc. A esos anhelos de muerte éste responde en lo real mediante pasajes al acto múltiples: accidentes. ¿Son los proyectos educativos y pedagógicos algo distinto a eso? En esta pasión 88 que los hombres ponen en educar y enseñar (¡y cuántas disputas ideológicas que despierta!).

se adivina todo el amor que siente por ella y como una súplica punzante.universal. una madre no puede soportar la vista de su hijo mientras que. pero esta misma violencia era fuerza de vida e iba a mantenerse como un elemento dinámico en el transcurso del análisis. seguramente es peor que cierta violencia. "El odio en la contratransferencia". un adolescente pidió volver a vivir con su madre. Pero dejemos por el momento el "odienamoramiento" para volver a la pulsión. En Sylvie. "el anhelo de que no exista". 55 que abordaba con mucha verdad esta cuestión. Puede suceder que sea discapacitado o psicótico. Las variaciones del amor que uno manifiesta a su hijo son además una de esas evidencias que más vale callar. según que sea provechosa o no para el bienestar del sujeto". En una película de los hermanos Taviani. más exige. nos "quita el aire". La violencia ejercida sobre el cuerpo. chivo expiatorio detestado pero indispensable. lo 91 . el vacío relacional. etcétera. tampoco el odio. Su artículo de 1947. en la mirada de éste. con rabietas por añadidura. La pulsión sadomasoquista es la que marca con más fuerza el cuerpo libidinal del sujeto infans. El no deseo de su presencia. sobre novelas cortas de Pirandello. . que sin embargo le había hecho sufrir sevicias durante varios años. no tuvo sino un éxito escandaloso. 53 También es preciso diferenciar las agresiones al cuerpo del niño de lo que corresponde a la ambivalencia del amor maternal. pero nunca en la propia casa. que son dos conceptos que no hay que confundir. · En las familias con varios hijos. la mayoría de las veces uno solo parece representar todo el "mal" que cada uno lleva consigo. la carga materna estaba constituida por una gran violencia. Winnicott. el horror que engendran tales situaciones hacen olvidar que el vínculo entre la víctima y su verdugo es a menudo más fuerte que todos los lazos de amor y ternura. e induce con la mayor determinación sus fantasmas y su deseo. Kaos (1984). en particular encerrándolo en un placard. El amor no siempre está en el lugar de la cita a la llegada del niño. por lo demás. puesto que aquí se trata de la puesta en juego masiva de la pulsión de muerte: sí. tuvo palabras muy duras para describir el odio que se mezcla con este amor. nos acapara. El niño maltratado es el que se siente cómodo en lo más profundo de la intimidad del padre que maltrata. La moral. el desinterés por el niño son tal vez lo más determinante en la producción de la psicosis. el dolor impuesto son signos fácilmente identificables del goce y el deseo del Otro. en el transcurso de un proceso. que sin embargo valoró los cuidados maternales y exaltó el amor que una madre debe manifestar a su hijo. 54 En otra parte habla de "odienamoramiento". Ella desvía la cabeza y se aleja. ]". cuando el niño es el fruto de un encuentro deshonroso. uno sabe señalarlo en otras sociedades y en otros tiempos. acabada la tranquilidad. La depresión materna en el momento del nacimiento. La película Portero de noche. en perfecta identificación con él vía el objeto. con la indiferencia que la acompaña. Sigue la enumeración de todos los buenos motivos de este odio: el 90 niño es demasiado invasor. El odio puede ser primario y definitivo. pulsi6n de muerte y no deseo de muerte. Recientemente. como dice Bettelheim con respecto a los padres del niño autista. demanda todo sin dar nada a cambio. tanto se idealiza en nuestras sociedades ese amor.. Esta actitud fue interpretada como: "La ha perdonado". El asesinato del niño debe ser silenciado. comienza así: "La madre odia a su niño desde el principio [. Lacan subraya la demarcación que debe hacerse entre la reversibilidad de la pulsión y las variantes del amor: La reversión de la pulsión es ahí algo totalmente distinto a la variación de ambivalencia que hace pasar al objeto del campo del odio al del amor y a la inversa. El espectador sabe cuál es el horror que la visión de su hijo le despierta cada vez: el rostro del hombre que la violó después de haber decapitado a su marido. Ahora bien. cuanto más se le da. Sin embargo. la actitud de reprobación escandalizada de la opinión pública.

por lo cual el sujeto llega a encontrar en el deseo del Otro su equivalencia con lo que él es como sujeto del inconsciente". aun cuando esté en edad de hacerlo. En el Fort-Da. llevando una vida escandida por la violencia. que ilustran la 93 . para "reparar" todo el mal que recibieron. veremos que esas operaciones de anudamiento no están tan bien coordinadas. escribe: "Esta función se modifica aquí por una parte tomada de la falta a la falta. Por ejemplo. Desde el principio mismo de su vida. aparecen bruscamente graves trastornos. en los no dichos.poco que se conoce de la vida de la madre hace pensar que este hijo era lo que tenía de más cercano. tales como despersonalización o ingreso en la psicosis. A través de lo que evocamos de la pulsión en los casos que expusimos brevemente. donde el niño señala la falta de ser y el significante de una falta en el Otro. ingresa en la problemática edípica y el trazo un ario se vuelve entonces una referencia identificatoria esencial. Pero el hijo que vendría a garantizar la imagen de buenos padres que quieren ser se revela. aquí el lenguaje mínimo de la demanda: "Es imposible [. en sus ensoñaciones. presenciaausencia. 56 Con frecuencia caen en la delincuencia. volviendo a dar inicio al ciclo de la represión sádica. fantasma que ya puede señalarse en su historia edípica. sin saberlo. a causa del predominio del objeto y la imagen del cuerpo. donde cada uno es llevado. para dar el amor que no tuvieron. las identificaciones cambian de registro. para la madre de Paul-Marie. en todo lo que hace del Otro el sujeto de la enunciación inconsciente. ¿no podría dar cuenta del diálogo de sordos que se instaura entre padres e hijos. De este recubrimiento (la operación de separación. Pero el niño experimenta la captación en el fantasma del Otro a través del lenguaje. la intersección). desde la concepción parece haberse construido un fantasma del tipo "Escamotean a un niño". 92 Tanto en las pulsiones como en los fantasmas prevalece el orden imaginario. Esas marcas son una señal de pertenencia. decepcionante y muy pronto se convierte en perseguidor. En la psicosis. en la realidad. dicen. El anudamiento de lo simbólico y lo imaginario se hace mucho antes de que el sujeto hable. El niño real provoca la emergencia de una nueva organización y modifica ciertas determinaciones preexistentes. la identificación con el objeto "a" tiende a borrarse. y el corte con el objeto es concomitante de la recuperación en el lenguaje. es posible señalar las estructuras más elaboradas del fantasma. aquel cuyo destino era reproducir su propia suerte: el de una niña sin padre. y el goce que se asocia a las marcas y al dolor refuerza el vínculo que lo une al otro que lo maltrata.. por asunción de su imagen especular y su ingreso en la palabra. 59 Esta operación de inconsciente a inconsciente. 57 escribe Lacan. en los proyectos que hacen en torno a su llegada. Lugar del niño en los fantasmas parentales Desde antes de nacer el niño tiene su lugar en los fantasmas de los padres. 58 Es de esta falta que va a hacer el cauce de su propio deseo. S (Á. golpeada y rechazada por una madre a la que adoraba. El niño maltratado cuyo cuerpo está marcado de cicatrices rara vez va a "presentar una denuncia". el Che vuoi?. diálogo de sordos entre buenos entendedores. Si quieren tener hijos es. dice Lacan. a revelar la verdad del otro? He aquí algunas preguntas que revelan esta búsqueda del saber sobre el deseo del Otro. son connotados por los significantes fort y da. "dos faltas que se recubren".). Si se separa brutalmente a estos niños de su medio y de su verdugo.. A medida que el niño adquiere un mejor dominio de su cuerpo y del lenguaje. Es en los tropiezos del discurso del Otro. el niño está inscripto en el significante. el objeto carretel y su manipulación. ] pasar por alto el hecho de que no hay demanda que no pase por alguna razón por los desfiladeros del significante".

En lo que es. parece decir ese transexual que de Michel se convirtió en Michele. el niño psicótico está en posición de no dejar de "revelar la verdad de este objeto". Y deja de comprender y pensar. Le falta la "mediación paterna". que le permitiría renunciar a esta función y entrar en la significancia fálica. "Si es preciso ser débil para ser amado. Se convierte en el «objeto» de la madre y ya no tiene otra función que revelar la verdad de este objeto"?60 Más adelante intentaremos una reconstrucción imaginaria de la vivencia de la beba Sylvie frente al traumatismo y a los reencuentros fallidos con su madre. la del hermano bienamado de la madre. su ídolo? ¿Para su propio padre? ¿Para darme a su madre? ¿Como regalo? Y mi padre. cuyo nombre lleva (nombre de pila y apellido).mezcla de los géneros y el deslizamiento que puede efectuarse de un plano al otro. de la pulsión al deseo. está ya inscripto en la historia de quienes lo precedieron. ¿Acaso no escribe Lacan que "La distancia entre la identificación con el ideal del yo y la parte tomada del deseo de la madre. Sylvie en el corazón de la red libidinal de toda una familia Mientras que la identificación con el objeto tiende a borrarse y en el pas~e del ser al tener ese objeto se construye progresivamente. El psicoanálisis es sensible por naturaleza a los signos de este sometimiento y a las respuestas que el sujeto le aporta. He aquí algunas. Pero procuremos en este momento señalar el lugar que ella ocupa en la economía libidinal de esta madre. "¿Hay que estar muerto para ser amado? ¿Ya lo estoy? ¿Quién soy?". lo seré". lee entre líneas en la saga familiar. ¿por qué le hizo un hijo a esta mujer? ¿Por qué a ella y no a otra? ¿Por qué dejármela en los brazos? ¿Por qué está tan celoso de mí? ¿Por qué no se interesa en mí? ¿Por qué me dio el nombre de pila de su padre? ¿Por qué dice que no tengo nada de él? El niño entiende lo que se dice más allá de las palabras. bebé en los brazos de su madre? ¿Con quién sueña ella cuando me mira? ¿Con el niño maravilloso de sus sueños? ¿Con la niña que ha sido? ¿Con el hombre que ama? ¿Porqué me hicieron? ¿Por azar? ¿Voluntariamente? ¿Quisieron una niña o un varón? ¿Para quién me hizo ella? ¿Para el hombre que ea mi padre? ¿Pensando en ese otro hombre al que tanto admjra. 95 94 . de la pareja de los padres y de la familia ampliada. parece pensar el hermano mayor de un niño mogólico. cuyo recuerdo está más vivo para mis padres que mi presencia". que se convierte en algo así como un muerto vivo cuando lee su nombre en una tumba. revela la verdad oculta del Otro. que él cree único y singular. se pregunta Lucien. Notemos el carácter de fljeza de esta posición. y su propio destino. deja al niño abierto a todas las tomas fantasmáticas. lo que no le impide creer en su libertad. si no tiene mediación (la que normalmente asegura la función del padre). en lo que se convierte. de lo imaginario a lo simbólico: ¿Qué soy para el Otro? ¿Quién soy para el Otro? ¿Qué quiere ese Otro de mí? ¿Que lo haga feliz? ¿Que lo colme? ¿Cómo? ¿Sólo yo? ¿Que borre las heridas de su vida? ¿Qué ve mi madre en mí? ¿La mirada de su madre? ¿El rostro de su padre? ¿La maldad de su hermano? ¿A quién ama ella a través de mí? ¿A su padre? ¿A su hermana menor? ¿A ella. Fracaso escolar y regresión. "Seré esa Michele nacida y muerta antes de mí.

sin las primeras representaciones del cuerpo que se constituyen en torno a los intercambios de los cuidados maternales. así como· de los movimientos de su peristaltismo intestinal. Parece no tener más que la succión del pulgar como lugar de reencuentro de la presencia materna. lugar de satisfacción casi exclusivo. Sin embargo.son para Sylvie una zona del cuerpo sobreinvestida. que nada llega a relevar. y su representación forma un conjunto soldado. A la luz de lo que sabemos de la alerta precoz del recién nacido y de la importancia de los intercambios relacionales en este período. Un poco más adelante en su Seminario. toda esa red significante que se constituye alrededor del objeto y a la que J. tiene la percepción de la saciedad y la repleción gástrica. es masiva. No tuvo tiempo para constituir una red de vínculos sustitutivos de esa madre perdida. cuando podía esconderse en unos brazos acogedores? Estas percepciones son concomitantes. En efecto. formularemos algunas observaciones e hipótesis sobre las particularidades del período de cuidados maternos para Sylvie. A su regreso. pero que se mantiene aislado. gusto de la leche. baños. Durante seis semanas va a conocer una satisfacción total de la necesidad. La boca y la encrucijada aerodigestiva -no olvidemos el olor de la madre ligado al placer de la succión y al gusto de la leche. Lacan agrega: "El niño aplasta la insaciabilidad fundamental de la relación en la captación oral con la cual adormece eljuego"62 (juego en torno a la presencia-ausencia). Por otra parte. desamparada. Sylvie no conoce las miradas intercambiadas durante el amamantamiento. "La relación de objeto". de nuevo perdida. etc. en un momento de placer intenso. excepción hecha del intermedio a los tres meses. el vacío libidinal y afectivo y la poca solicitación en la relación la dejaron sin sostén. mientras se satisface con ella y no puede ser separado. que en general hace sus deposiciones en el momento de mamar. ¿no tiene su origen en este período de la crianza. el goce de esos instantes es "compensación a la frustración del amor". cambiadas. su hambre es calmada de inmediato en un clima de dulce calor. Miller ha llamado tan bellamente la "charlita del deseo". se inicia su cuarto mes de vida. Esta primera red de percepciones podría constituir un principio de construcción del cuerpo: pezón en la boca. En la misma etapa.-A. el placer de los juegos que siguen a la alimentación. los diálogos con la madre. En su Seminario de 1956-1957. La necesidad que tendrá más adelante de ser envuelta en los delantales de la madre para paliar su ausencia de límites corporales. el desinterés de la madre ante una lactante con la cual no puede establecer más que un contacto de cuerpo a cuerpo en el placer compartido del amamantamiento. Sylvie es retomada por brazos extraños. Cuando llega Georgette. reencontrada. de contacto estrecho de piel a piel en los brazos de la madre y con su olor. a la que no reencontrará sino a la edad de seis meses. rompe ese vínculo después de seis semanas y deja a la niña. Lacan es muy claro acerca de la preponderancia que conserva el objeto cuando nada viene a sustituirlo.En un primer momento domina la indiferencia.. inmóvil tal vez. cuando termina de mamar. olor de la madre con su contacto envolvente. La carga de las conductas orales. Niñeras o empleadas domésticas se suceden y se encargan de los cuidados debidos a los 96 niños. Ahora bien. en una relación sadomasoquista. en un clima que puede suponerse de indiferencia afectiva. lo que sucede con la llegada de Georgette cobra para este ser ya frágil el aspecto de un 97 . sensaciones internas y percepción de la zona anal al evacuar las deposiciones. Es por el hecho de que la madre falta al niño que la llama que éste se engancha a su pecho y que hace de ello algo más significativo mientras la tiene en la boca. 61 Es lo que parece pasarle a Sylvie. muy vivo en el niño prendido al pecho. la actitud negativa de Sylvieva a hacer el papel de un revelador y a fijar a la niña en su posición de objeto de identificación y de goce a la vez.

Más adelante. me hace frente. Sumergida. me responde que nadie se lo dijo. el objeto en la posición masoquista (cf. destruido. En el tercer embarazo. tiranoserán retomados para Sylvie. Ante mi pregunta acerca de si no había pensado que en una beba de seis meses esos síntomas podían ser causados por un sufrimiento real. anonadada. ese pasaje podía ser fatal para quien se arriesgara en él. probablemente se había constituido un fantasma inconsciente que se formularía de este modo: "Fuerzan a un niño". De entrada. ve lo que sucede entre Georgette y la niña. etcétera. a los principios. no percibe más que la voz colérica y el contacto corporal de ese otro que la aprieta entre sus piernas. Hay colusión entre un fantasma inconsciente y la realidad de un acto. y se convierte en lugar de sufrimiento. mediante su comportamiento agresivo o reivindicativo. alaridos: Sylvie ya no es más que esto. ¿Cómo pudo la señora H• inscribir a Sylvie en este mismo lugar de objeto que ella ocupaba para su propio padre? En la relación con él. En este modo de actuar. la señora H• parece asombrosamente pasiva y sometida: al cuerpo médico que condena la regulación de los nacimientos. Si la primera hija era el objeto de la contemplación. A . por el bien de la niña. si no haciéndose la muerta. dolor. Sylvie es verdaderamente el objeto de una pulsión que yo calificaría de sadomasoquista. a su marido.cataclismo: el placer de la succión es brutalmente interrumpido. los significantes que sirvieron para calificar a su padre -déspota.de que "Sylvie tiene mal carácter". el vínculo entre ellos sigue siendo muy fuerte: "Era un tirano. Es una guerra declarada. donde prevalecía. cuando la situación evolucione. Aunque reconozca tener con su padre relaciones tormentosas. Y de entrada tiene la convicción -por otra parte. Va entonces a retomar las conductas de atiborramiento sádico con una total buena conciencia. pero también 99 . yo lo adoraba". a este maremoto. El discurso que se instaura en torno a ese fantasma y a su pasaje al acto va a volverse muy rico. otra lo descubrió antes que ella. ¿Pueden las categorías lacanianas aportar alguna iluminación a esta situación? En su carta a Jenny Aubry. por lo tanto. que se presentaron como bebas tranquilas.m regreso de las vacaciones. Sustituyendo a este objeto satura la modalidad de falta en la que se especifica el deseo (de la madre). Puesto que. la señora H• había tomado claramente el partido de "hacerse objeto de una voluntad otra" en la alternativa de someterse o desaparecer: "Convertirse en adulto era imposible". a la naturaleza. Este fantasma pudo ser totalmente reprimido con las dos primeras hijas. ¡Que Sylvie manifiesta mediante los gritos su descontento por el abandono de su madre no deja lugar a dudas! Todo niño que se reencuentra con sus padres después de una ausencia más o menos prolongada les hace pagar. hay que meterlos en vereda". ¿Qué objeto realiza Sylvie en el fantasma de esta madre?Yo respondería: 98 el que la madre misma ha sido y que continúa siendo en el fantasma de su padre. la pulsión escópica. adaptadas al ritmo impuesto. cualquiera sea su estructura especial: neurótica. Analizaremos más adelante el devenir de esta relación. dice. la señora H* va a recordar el vocabulario paterno para calificar la situación: "Es malo dejarse manejar por los niños. en la relación con su padre. Lo que se desencadena cuando reencuentra a Sylvie a los seis meses contrasta con la indiferencia que le manifestaba hasta entonces. perversa o psicótica". ¿Cómo sobrevivir a este desborde de la excitación. me provoca.63 Lacan escribe: "El niño realiza la presencia del objeto a en el fantasma. cerrándose al mundo? ¿No constituye entonces la retirada autística la única parada posible? Los gritos y el rechazo del alimento son interpretados inmediatamente por la señora H* como: esta niña quiere hacer que me vaya. hace una "huelga de hambre". asfixia. etc. el pesar que le provocó estar separado de ellos. las astucias de los perseguidos-perseguidores son innumerables. supra). el único lugar de goce que la unía a la madre es violado.

también las habría quebrantado.estaba en posición de falo para la madre. la señora H* me dirá: Sylvie era una niña demasiado precoz. en una especie de retorno al pasado. 5. Era yo quien debía hacer (sic) todas las reacciones de mis hijas. LACAN. Aubier. Paidós]. Jacques LACAN. 7. la señora H* hace estas reflexiones con posterioridad. en la encrucijada de los dos linajes -como lo hemos visto en el capítulo I-. 17. Fondo de Cultura Económica]. donde sella su deseo de hacer de ellas réplicas de sí misma. "Histoire". L'amour en plus. Ciertamente. Barcelona. Seuil. pervertida en los dos linajes en grados diversos. Tauros]. 814. Aubier. ¿No afirma Lacan que el niño psicótico pasa a ser. !bid. Philippe ARIES. era "imposible". libro XI. Seuil [El padre. mejórala. en un lugar que no interesa al deseo de la pareja parental sino al de cada uno de los dos padres en su propia posición edípica. no respetaba su personalidad. en la que es a la vez la perseguida y el objeto perseguidor. Sylvie se encuentra en una posición de bisagra. SPITZ. 8. Elisabeth BADINTER. 11. un "condensador para el goce"?64 Algunos años después del comienzo del análisis de su hija. La premiere année de la vie de l'enfant. 101 . 1958 y 1963 [El primer año de vida del niño. 813. Sylvie se sitúa. J. 4. Gérard BERQUEZ. si se oponían era preciso que las hiciera cambiar de opinión. PUF. pero donde se perfila también el obrar intrincado en la pulsión. clase del12 de diciembre de 1962. J. 1983. 1982]. La requete des enfants a nattre. Si no hubiera tenido a Sylvie. Seuil.lntroduction a une clinique relationnelle selon Kanner. en su posición de objeto. René A. Le Séminaire. con la parte de reconstitución que eso implica. acto de nacimiento. Archives Gallimard Julliard. ¿No son su propia imagen y su propio destino los que asigna a su hija? Se comprende por ello de qué manera esta lucha a muerte entre madre e hija se engancha con el goce -goce que. tú que eres una buena madre. LACAN. Argos Vergara. 10. pág. La señora H* se convierte en la perseguidora cuando se identifica con su padre todopoderoso y destructor. Madrid. es así que tuve esa actitud con ella. 2. Subrayado nuestro. pág. convertirse en adulto-y el "hacer todas las reacciones de mis hijas". acte de naissance. implica un inmenso sufrimiento de una y otra parte. Nattre et sourire. Ornicar?. 1973 [El niño y la vida familiar en el Antiguo Régimen. du Moyen-Age a nos jours. Le Pere. Es por otra parte el hijo que el padre da a su propia madre. no 29. Écrits. PUF. Esta problemática edípica. Notas l. 3. 174. sin correr riesgos "fatales". Pero resuena en ellas esta "precocidad". Buenos Aires. La mayor era mi posesión. en el deseo de sus padres. 1975 [La muerte en Occidente. Buenos Aires. L'enfant et la vie familiale sous l'Ancien Régime. con la segunda la cosa se agravó y con la tercera estalló. objeto en torno al cual se construye el fantasma. pág. Mourir autrefois. Seminario sobre "La angustia" (inédito). a quien parece decirle: ámala. Philippe ARIES. L'autisme infantile.. Ella refuerza el vínculo 100 madre-abuelo materno. en posición de objeto de la pulsión. en eco a la tiranía de su padre -con él. recordémoslo. Essai sur l'histoire de la mort en Occident. ese abuelo que va a decidir su partida y a subvenir a los gastos de su estada en el extranjero. Nattre. Flammarion. 6. Así. "Histoire". y en la perseguida cuando Sylvie invierte la situación y la tiraniza. prefacio de Anna Freud. pág. 9. deja entrever uno de los niveles en los que puede señalarse la forclusión de la metáfora paterna. Bernard THIS.

Todas las informaciones sobre las percepciones del recién nacido son extraídas de los Cahiers du nouveau-né. 1968). lnfant Recognition of Mother's Voice Perception. 48. 165. LACAN. 51. LACAN. 840. Notes a Jenny Aubry. F. SOULE. 30. Le Séminaire. pág. J. 20. F. LACAN. J. libro XI. 36. y Seminario sobre "La angustia". pág. Entrevista a Marie-Christine BARRAULT. Ornicar?. 55. BETTELHEIM. 40. J. Seminario sobre "La angustia". DOLTO. 18. clase del 16 de enero de 1963. 112 boulevard Saint-Germain. Documento de trabajo editado por Le Coq Héron.LaPsychanalyse. les premieres relations. pág. 52.J.lbid. Documento. Le Séminaire. 1980. clase del 16 de noviembre de 1966. op. 808 y 814. Le Séminaire. LACAN. n° 5. "La voix du corps".lbid. J. Laia]. J. pág. Trois essais sur la théorie de la sexualité. 46. 26. Seminario sobre "La angustia". Scarabée. Le Séminaire. J. J. V. A. J. lbid. 54. S. R. Seminario sobre "La lógica del fantasma" (inédito). 13. Adult and Peer Interactions. op.12. libro XI. Gallimard. Le Séminaire. pág. Pierre Mardaga éditeur. Écrits. Ecrits. libro XI. 31.lbid. 23. 22. 21. Subrayado nuestro.818. París. cit. 56. Le Séminaire. 53. 60. Lettre de l'École freudienne. clase del 23 de enero de 1963. 187. 25. "Idées". J. 39. Academic Press.pág. Seuil. FREUD. y en Ornicar?. L. Seminario sobre "La relación de objeto" (inédito). no 1. Tesis de maestría de psicología clínica y patológica (no publicada).. LACAN. cit. Buenos Aires. pág. En la película de Antonioni. L'Evénement du jeudi del 30 de mayo al 5 de junio de 1985. 100 [El seminario de Jacques Lacan. J. pág.13..lbid. High-Risk lnfans and Children. LACAN. op. n°4. en Ivry. 67 [La imagen inconsciente del cuerpo. 75006 París. pág. J. 32. pág. no 37. 44. pág. clase del16 de enero de 1963. J. B. LACAN. pág. no 16. 811.pág. TAVSK. Écrits. 4 7. Écrits. LACAN. "L'Haptonomie". 103 . de 1967. 1984. LACAN. "Notes a Jenny Aubry''. J. libro XX. 1983. pág. pág.. Essai de compréhension de la mere d'un enfant autistique. 1977. n° 5. Stock.LACAN. 59. lbid. Buenos Aires. 13. servicio del doctor Leraillez.lbid. Le Séminaire. J. La Premiere année de la vie de l'enfant. 168. LACAN. 34. bajo la dirección de Etienne Herbinet· y Marie-Claire Busnel. 842-843. 17. "Lespsychoses". 38. libro XI. J. 154. J. Seminario sobre "La angustia". 41. 102 33. Écrits.. n° 37.PUF. Cahiers du nouveau-né. 1958. MEHLER y colab. 188 (subrayado nuestro). pág. 14. LACAN. J. 164. J. publicadas en anexo a Enfance abandonée. 178.. 1983. Madrid. en Obras Completas. "L'aube des sens". pág. pág. J. junio de 1985. 169. Paidós]. Festival de Aix-enProvence. LACAN. 27. 49. Cahiers du Festival. 1962 [''Tres ensayos sobre una teoría sexual". pp. junio de 1985. pág. 1978. 57. LACAN.Le Séminaire. "Les enfants perdus de Khomeiny''. J. pág. 145. SPITZ. Ibid. defendida en la Universidad París VIII Saint-Denis. LACAN. Residencia efectuada en el servicio de neonatología del Hospital de Pontoise. LACAN. Daniel STERN. 45. 50. LACAN. 201. KUBICEK. 31. libro XI. 58. De Liliana Cavani. Libro XX. 24. LACAN. Le Séminaire. 180. comunicación al Congreso de psicoanalistas de lenguas romances. J. 804. 19.libroXI. cit. L'lmage inconsciente du corps.lbid.. Observaciones comunicadas por Christine BARDEY. 28. 16. Trabajo realizado en la institución "Le Relais".' pp. 153. 1967 [La fortaleza vacta. Gallimard. Paidós]. Mere-enfant. 773. 35.Écrits. LACAN. 29. libro XI. LACAN. pág. pág. LACAN. 199. LACAN. mayo de 1977. obra colectiva sobre las percepciones sensoriales fetales y neonatales. J. libro XI. n° 9. 1980. Aún. clase del 6 de enero de 1957. 43. 61. Barcelona. 817. LACAN. pág. 15. La Forteresse vide. J. Biblioteca Nueva. 42.

LACAN. J. "Enfance alienée". Recherches especial. clase del22 de febrero de 1957. op. La continuidad de los cuidados. sus objetos privilegiados. está atrapado en el centro de una vasta red de signos y significantes que se corresponden y a los que debe descifrar. por ejemplo el padre presente al despertarse y en el momento del sueño. JI.r 62.. Este primer cuerpo. objetos sobre los cuales se apoya el primer encadenamiento significante. en la repetición de las mismas satisfacciones. el retorno de lo idéntico. de la posición de ser ese objeto. fragmentado por las diferentes funciones fisiológicas. la repetición de los mismos indicios son indispensables para asegurar la cohesión de este primer sujeto. es decir sus objetos a. Discurso de clausura de las Jamadas sobre el psicoanálisis de niños. amamantamiento-cambiadas-juegos con la madre. en el retorno asegurado de su presencia. y permitir la introducción de lo que serán sus cimientos. excitación-reposo. en los ritmos que se suceden: vigiliasueño. la primera inscripción simbólica. 64. Notes a Jenny Aubry. !bid. no sostiene su comienzo de unificación más que en la permanencia del Otro. 63. desaparición y reaparición de las mismas personas en momentos identificables en función de los ritmos biológicos. Si esa red asociativa precoz de percep- 104 105 . Subrayado nuestro. 1967. sus significantes amos. otros tantos materiales que utiliza para construir su cuerpo libidinal. especie de cuerpo rompecabezas. etcétera. 111 CLINICA DEL OBJETO ¿Cómo. identifica los indicios del goce del Otro. el niño llega a la situación de tenerlo? Objeto a abandonado en las manos del Otro pero con todos los sentidos alerta. cit. Por caminos que aún siguen siendo misteriosos.

ciones y de construcción de los objetos en torno de la presencia
del gran Otro no pu,ede constituirse, ninguna "reunión" es
posible, el cuerpo sigue siendo un real estallado y, sobre sus
fragmentos no totalizables, va a incorporarse un lenguaje a
la medida de esta dispersión. En el niño psicótico, esto va
de la ecolalia a la incoherencia verbal total.
Para Sylvie, cuyo cuerpo se mantiene sin límites, piel con
orificios cuyas funciones nunca son identificables, el lenguaje será a la imagen de ese cuerpo, caótico, desarticulado. La
constitución de los objetos a asegura al sujeto que puede
habitar su cuerpo, dar lugar a la inscripción significante y,
por ello, sostener su identidad.
Con su concepto de objeto a, Lacan enriqueció su enfoque
del sujeto, e hizo salir al psicoanálisis de los callejones sin
salida donde lo mantenía una interpretación demasiado
rítgida y reductora del pensamiento freudiano, puesto que
esta noción de objeto puede dar lugar a múltiples deslizamientos de sentido. Ahora bien, aunque para Freud el objeto
siguió siendo en esencia el de la pulsión, extendió progresivamente el concepto de ésta (pulsiones de vida, pulsiones de
muerte) y la noción de objeto se volvió más flexible.
Cuando Freud habla de pulsiones del yo o de autoconservación, el objeto de la satisfacción corresponde al objeto
llamado "parcial", el pecho para la pulsión oral, el excremento para la anal, por ejemplo. Pero sobre esas pulsiones
parciales "se apoya" la pulsión sexual y el objeto pasa a ser
una persona: "Llamamos objeto sexual a la persona que
ejerce la atracción sexual y meta sexual a la acción a la cual
empuja la pulsión",t escribe. Cuando habla de elección de
objeto, entiende también objeto de amor, y en su artículo
"Introducción al narcisismo" aísla dos de ellas: la elección
narcisista y la elección anaclítica. Pero sin embargo deja
abierta la cuestión: la distinción entre pulsiones del yo y
pulsiones sexuales "es una mera contradicción auxiliar, que
sólo conservaremos mientras se revele útil". 2
El objeto que designa al mismo tiempo el objeto de la
pulsión y el de amor se convierte por lo tanto en un concepto
106

híbrido entregado a todas las readecuaciones. Esta ambigüedad está en el origen de la corriente analítica que hizo de la
"relación de objeto" una concepción psicologizante, convirtiéndose el objeto en el componente de una personalidad más
o menos acabada y siendo el objetivo confeso de un psicoanálisis transformar un objeto "pregenital" en objeto "genital".
Lacan se rebeló contra semejante interpretación del pensamiento freudiano, que hacía que la ética analítica se deslizara hacia unas perspectivas de terapia adaptativa.
En su Seminario sobre "La relación de objeto" (19561957), intenta dar coherencia y rigor a este concepto. Retomando la teoría kleiniana del objeto, subraya sus ambigüedades:
Insisto sobre la bipolaridad o la oposición que hay entre el
objeto real, en la medida en que el niño puede estar frustrado
en él, y, por otra parte, la madre en cuanto está en posición
de acordar o no este objeto real. Ello supone una distinción
entre el pecho y la madre. Es de lo que habla la señora
Melanie Klein cuando habla de objetos parciales y, para la
madre, de objeto total. Lo que se estudia, en esta posición, es
que esos dos objetos no son de la misma naturaleza. Ya se los
distinga o no, se mantiene que la madre en cuanto agente es
instituida por la función de la llamada. Es tomada como
objeto marcado y connotado por una posibilidad de más o de
menos en cuanto presencia-ausencia, en cuanto la frustración realizada por cualquier cosa que se relacione con la
madre como tal es frustración del amor, en cuanto lo que
proviene de la madre como respuesta a esa llamada es algo
que es un don, es decir distinto al objeto.

En su brillante simplicidad, esta larga cita nos recuerda
un punto fundamental del psicoanálisis de niños, a saber la
in traducción de lo simbólico a partir del objeto y la preponderancia de este orden en el nacimiento del sujeto. A causa de
ello, Lacan denuncia la reducción abusiva a lo imaginario de
todo enfoque del sujeto, tal como lo imaginan los kleinianos.
Esta preponderancia imaginaria es aun perceptible en la
práctica kleiniana, donde la madre, incluso objeto total, es el

107

receptáculo de producciones fantasmáticas que se refieren a
este objeto parcial, bueno, malo, perseguidor, etc., sin que se
sepa nunca "qué lugar reserva esta madre al Nombre-delPadre en la promoción de la ley". 3
La necesidad de retomar la cuestión del objeto, por lo
tanto, se impuso muy pronto a Lacan. Ocurrirá lo mismo con
el afecto, cuya utilización era también vaga y abusiva. Pero
objeto y afecto están ligados, y Lacan se pasará el año del
Seminario sobre "La angustia" (1962-1963) tratando de establecer las relaciones del objeto con la angustia y algunos otros
afectos como la conmoción, la emoción, etc., y con el goce.
Quienes le reprocharon haber hecho poco caso del afecto,
¿habían entendido todo lo que, año tras año, elaboraba en
torno a este objeto?
En su Seminario sobre "La Etica" nos había hablado de las
relaciones del goce con la cosa, das Ding. El objeto a permitía
un enfoque más operatorio de este goce, una disyunción
fundamental entre goce y placer, ilustrando, con ello, la
naturaleza del síntoma, la reacción terapéutica negativa,
ciertos aspectos de la perversión, etcétera. Al asociar goce y
angustia en el momento de emergencia del objeto a (en
especial en su Seminario sobre "La angustia") nos procuraba
una herramienta que nos permite un mejor abordaje de la
psicosis. En mi práctica de psicoanalista de niños, el Seminario sobre "La relación de objeto" y el de "La angustia" han
estado entre los que me resultaron más útiles (¿no decía
Lacan: "¡Lo que les digo, es preciso que les sirva!"?), y tuve la
oportunidad de lamentarme de que no hubiera vuelto a hacer
un seminario sobre las psicosis después de su descubrimiento
del objeto a.
La insistencia que puso en subrayar la importancia de este
objeto en la causación del sujeto no siempre fue entendida.
Entre los miembros de su Escuela, sobre todo los más
antiguos, muchos se quedaron en el aporte inicial de su
enseñanza, a saber la primacía del lenguaje en la estructura
del sujeto. Es verdad que el alboroto provocado por este
enfoque lingüístico de los fenómenos inconscientes tardó
108

mucho tiempo en apaciguarse; quienes escuchaban a Lacan
sin entenderlo siempre continuaban actuando en pro del
triunfo de esta verdad, mientras que él proseguía su camino
y diversificaba su búsqueda, no vacilando en volver a poner
en cuestión algunos puntos de su enseñanza. Al releer los
seminarios a los cuales asistimos, se pondera el efecto de
fascinación que ejercían ciertas formulaciones lacanianas
que en el acto se convertían en emblemas con los cuales
algunos procuraban adornarse y que otros manejaban con
desenvoltura y a veces arrogancia, lo que, de todas maneras,
tenía como resultado enmascarar lo esencial de su pensamiento.
Rindamos aquí homemaje a Jacques-Alain Miller, que
supo captar, en la enseñanza de Lacan, los momentos claves,
las nuevas propuestas, y restituirlas en su continuidad,
poniendo de relieve la evolución de un pensamiento vivo, con
sus vacilaciones, sus cuestionamientos, sus tropiezos, sus
escorias. Volvió a ubicar ciertas formulaciones en la actualidad de la época, y recordó que Lacan debía defenderse sin
cesar contra los salvajes ataques del medio analítico, lo que
da un tono polémico a muchos de sus textos. Pero el aporte
esencial de esta nueva lectura es la valoración de la complementariedad lógica de los dos enfoques del sujeto hechos por
Lacan: por una parte, el sujeto de la cadena significante, el
~de la alienación y, por la otra, el ser del sujeto, cuya causa
se refiere al deseo del Otro, al objeto a, resto de la operación
de separación. "No es cuestión de que el sujeto se lance hacia
la alienación si ésta no se complementa con la ganancia de ser
que entraña la separación. Se trata aquí de una articulación
al mínimo entre el significante y el objeto", afirmaba en su
curso titulado "Del síntoma al fantasma, y vuelta" (19821983, inédito).
Si Freud tuvo la inquietud de elaborar una segunda tópica,
parece que Lacan sintió la necesidad de insistir, en la
segunda parte de su enseñanza, sobre la cuestión del objeto,
como lo subraya Miller en su artículo "D'un autre Lacan"
(Ornicar?, no 28): "El discurso analítico [... ] es lo producido
109

por la articulación de estos dos pares: S1-S2 , $-a". Más atrás,
escribe:
El sujeto del significante está siempre deslocalizado, y carece
de ser. No está ahí más que en el objeto que viste al fantasma.
El pseudo-Dasein del sujeto es el objeto, llamado a.
En el segundo momento de su enseñanza, Lacan examinó
por lo tanto la cuestión del objeto y lo real. Hasta el final de
su vida se preocupó por ello, procurando, mediante el rodeo
de la topología, representar ese "irrepresentable", delimitar
ese resto "insoslayable" (ef. los seminarios "RSI" y "El síntoma", publicados en Ornicar?).
En mi enfoque de la psicosis del niño, seguiré un camino
inverso al de Lacan, partiendo del objeto para abordar, en un
segundo momento, los fenómenos del lenguaje. En efecto, la
separación del objeto parece ser necesaria para que el niño
pueda sacar adelante el proceso de alienación significante
con la represión vinculada a él. Aunque estas dos operaciones
de causación del sujeto -alienación, separación- vayan a la
par, las alteraciones de la lengua en el psicótico no pueden
comprenderse más que si se las vuelve a situar en lo imposible de la separación del objeto. Este imposible es también
el estatuto de lo real en el cual se mantiene el objeto.
Precisemos aquí que nuestro enfoque no se supone en
modo alguno exhaustivo, y no pretende dar cuenta de la
teoría lacaniana. Simplemente queremos dar testimonio de
la· importancia que tuvo en nuestra práctica, en la que
siempre fue indisociable de la experiencia clínica. Puesto
que lo que comprendí y retuve de la enseñanza de Lacan y de
los controles que hice con él estuvo siempre ligado a lo que
escuchaba todos los días de la boca de mis pacientes. A la
inversa, mi práctica de la psiquiatría y del psicoanálisis fue
marcada profundamente por su pensamiento y su aporte
teórico.

¿De qué naturaleza
es el objeto a?
El objeto a es un hilo conductor, una pieza maestra en la
elaboración lacaniana del ser del sujeto. Atrapado en la operación de hendidura del sujeto (lchspaltung), encuentra su
lugar en el fantasma, la transferencia, el síntoma, e inspirará a Lacan las fórmulas de la sexuación en el Seminario Aún.
Pero, ¿cuáles son sus orígenes? Con toda lógica, la cuestión
de la emergencia del objeto se le planteó desde los primeros
tiempos de su elaboración. El Seminario sobre "La angustia"
es indiscutiblemente el más rico en enseñanzas sobre lo que
nos ocupa aquí: el nacimiento del sujeto y el surgimiento del
objeto. Puesto que, si bien su concepto del objeto a se modificó
con el correr de los años, Lacan nunca volvió sobre algunas
de sus características propuestas en aquel momento; si
abandonó algunas de sus formulaciones, mantuvo otras a lo
largo de toda su enseñanza. Es sobre estas últimas que me
apoyaré.
El mismo dice que su concepción del objeto a tuvo como
punto de partida una reflexión de Winnicott sobre el objeto
transicional. En 1951, éste produjo una comunicación titulada "Objetos transicionales y fenómenos transicionales";'
Partía de una observación trivial que todas las madres conocen, la existencia en muchos niños de un objeto privilegiado del que no pueden prescindir. Cada uno pudo ser testigo
del drama, de la angustia y los llantos que puede provocar la
pérdida de este objeto, por ejemplo en el momento de dormirse.
Lo que parece haber atraído el interés de Lacan en este
texto de Winnicott es la noción de "zona intermedia" entre la
madre y el niño, donde se sitúan a la vez el objeto y la
"ilusión". Esto es lo que dice Winnicott:
La zona intermedia separa lo subjetivo de lo que es percibido
objetivamente. El objeto es a la vez realidad interior y

110

111

112 El lugar del corte Lacan postula que la separación no se realiza. mirada. destaquemos que Winnicott continuará a pesar de todo defendiendo su concepción del "espacio potencial" que habitan el fantasma. Puede por lo tanto representar el pecho externo pero indirectamente. a pesar de que Winnicott seguirá otro camino: según sea la madre "suficientemente buena" o "no suficientemente buena". sin olvidar la angustia vinculada a este mismo corte. Al mismo tiempo que efectúa estos escapes teóricos a las antípodas de las posiciones lacanianas. la castración. Es así como todos los objetos: heces. como existe la costumbre de decir. pueden "entrar en el campo de la realización del sujeto". que sobrevenía a la vista de la escena traumática. El ni:fio p:uede utilizar un objeto transicional cuando el objeto interno es viviente. la manera en que "entra en el campo de realización del sujeto'? fantasmas.. un daño imaginario para un objeto real. voz. etc. un agujero. la frustración. en el interior del cuerpo de la madre. ¿Qué representa? ¿El objeto de satisfacción de la necesidad? ¿A la madre? ¿El amor de la madre? ¿Sus "buenos cuidados"? ¿Un objeto alucinado? Lacan intenta aportarle un poco de coherencia y rigor a esta cacofonía. el objeto es simbólico en ella. En su Seminario sobre "La relación de objeto". su carácter de nidación parasitaria". que no pertenece en propiedad ni a una ni al otro. Es por eso que hice hincapié en que no es el vínculo que hay que romper con el Otro. pertenece a los dos y va a convertirse en el objeto en torno al cual se anuda el encuentro..no es un objeto interno sino una posesión. 5 Lacan entrevé la significación que puede asumir un objeto semejante en la teoría del sujeto. una deuda simbólica en relación con un objeto imaginario. "objeto pegado que da al niño.. síntomas. ] primera posesión no-yo [. teniendo en cuenta el pecho "interno". y completará su alcance con su concepción del gran Otro. El carácter de exterioridad del objeto es fundamental para comprender su devenir. 113 . la creación y la imaginación. no deja de subrayar el carácter "amboceptor" del objeto. hace una especie de llamada al orden referida al orden simbólico (véase la cita más atrás) y retoma los conceptos de privación. ]. para funcionar auténticamente como ruptura del vínculo con el Otro. inducirá en el niño. tampoco se confunde con el niño. El pecho no es la madre. real y suficientemente bueno. un "verdadero self' o un "falso self'. el pecho. es a lo sumo el primer signo de ese vínculo. Durante ese año también insiste sobre el carácter de cesibilidad del objeto: "Los puntos de fijación de la libido se hallan siempre alrededor de algunos de esos momentos de cesión subjetiva". le falta su pleno vínculo con el Otro. Advirtamos aquí la confusión que reina en torno a este pecho. a través del objeto.Esta zona intermedia es una zona de ilusión donde el niño crea y recrea el pecho a partir de su capacidad de amar. entre la madre y el niño. la placenta.. frustración y castración que articula en el agente y el objeto: la privación es una falta real. 7 El pecho también es un órgano "pegado": "Es entre el pecho y la madre por donde pasa el plano de separación que hace del pecho el objeto perdido que está en causa en el deseo".6 Es interesante notar que en ese artículo Winnicott diferencia claramente su objeto transicional del objeto interno de Melanie Klein: El objeto transicional-dice. y no es tampoco un objeto externo.. porque una y otro están desde siempre a la vez separados y unidos por un objeto intermediario. Lacan lo expresa así en aquel momento (1962): Falta al objeto primero. deseo.r exterior[. 8 En su Seminario sobre "La angustia". Hacía alusión aquí a la "conmoción anal" (emisión de una deposición) del Hombre de los Lobos.

desaparecidos. 114 El objeto como perdido ¿Por qué se lo llama perdido? Perder consiste en "estar privado provisoria o definitivamente de la posesión o de la disposición de algo". y no obligatoriamente desecho. o a su disposición? Se le dice perdido y sin embargo corre por todas partes. Este objeto a es el acceso al Otro: el goce no conocerá al Otro si no es mediante este resto." En aquel momento. A la imagen de un hombre esférico. "La función del resto [. En consecuencia. nada es menos seguro. en las encrucijadas de las "rutas nacionales" o de los "pequeños caminos" . Ese resto es el de un encuentro y una separación. como tal arrancado a nosotros mismos. de la mirada. N o olvidemos que este objeto está también prendido al cuerpo del Otro. de "la esfericidad del Hombre primordial". Siendo el destino del hombre pensarse U no a partir de una existencia fundada sobre las rupturas y las separaciones. y la manera más segura de enfocar ese algo perdido es concebirlo como un fragmento de cuerpo. tal como el del cuerpo de Osiris descuartizado en catorce partes. va a sustituirla 115 . no simbolizable. a. el sustrato auténtico de toda función como tal de la causa. de las cuales nunca se encontrará el pene. velarse cada vez más. 12 de la unidad quebrada y la búsqueda eterna de su mitad o de su complemento pertenecen a todos los tiempos y todas las culturas. ] es irreductible. entero. Más adelante insistirá más sobre los fenómenos de borde. Lo que está perdido está claramente del lado de lo real.11 Si uno cree haberlo perdido. El8 de mayo de 1963 decía esto: Es el pedazo camal. como se dice con demasiada frecuencia. del lado de lo no simbolizable. Lacan ponía el acento sobre la realidad corporal del objeto. y un "resto" en el encuentro con el significante. se lo entrevé en las esquinas de todas las calles. A esos mitos responden otros mitos o relatos sobre fragmentos de cuerpos perdidos. a es lo que cae de la relación con el Otro. no puede sino soñar con una unidad primitiva. para convertirse en operante. del lado de este irreductible. Este resto. en cuanto causa oculta. este objeto deberá ocultarse. Lacan evoca también al Shylock de El mercader de Venecia y su libra de carne y a Santa Agata llevando sus pechos en un plato de estaño. Se trata del resto de una operación de corte. 13 En el se:rninario del 30 de enero de 1963 dice: Me gustaría enunciar esta fórmula: desde que ello se sabe. que algo real viene al saber. es porque piensa haberlo poseído... dice Lacan en 1963. dado que. Los mitos acerca de la completitud. Prosigue: "La causa está ya alojada en la tripa". sobrevive a toda la experiencia del encuentro con el significante". Es este objeto como perdido en los diferentes niveles de la experiencia corporal donde se produce el corte el que es el apoyo. sobre el "trazo del corte". hay algo perdido. es lo "no sabido original" de que habla Lacan en el seminario sobre "La angustia". más particularmente cuando se trata del pecho. heterogéneo a la cadena significante. pedazo de cuerpo separado que iba a desempeñar su papel en la constitución del sujeto. de la voz. 10 ¿este objeto ya no está entonces en posesión del sujeto. irrecuperables. de lo no dialectizable. en el corazón de la construcción del sujeto. y habla de "tripa causal". Ahora bien. el que circula en el formalismo lógico tal como fue ya elaborado por nuestro trabajo para uso del significante. está por lo tanto claramente del lado de lo real.

Esta construcción es trastornada por el análisis: la modifica. que introduce lo simbólico: El objeto a es lo que supone un vacío de demanda. En el mismo momento. bajo la forma de otros objetos. del que podría captarse el acercamiento a lo real mediante la mutilación que se inflige al vaciarse el ojo con su revólver de juguete. objetos que pueblan el imaginario pero en los que también se anuda la relación con lo simbólico. responde a ello elaborando su propio goce en un hacer ver con su eczema. 14 Lacan hace del corte anatómico que marca la huella de la pérdida del objeto el borde erógeno donde va a fijarse el órgano que figura la libido. vómitos precoces).. es verdaderamente en posición de objeto perdido en cuanto a lo real como el objeto a se convierte en el lugar mismo del nacimiento del ser y el sujeto. ] que podemos imaginar lo que puede suceder con un deseo que ningún ser soporta. está ahora en el corazón de una 117 . soporte del ser. 16 ¿Cómo va a servir el objeto. El objeto oral asume una connotación persecutoria vinculada con la madre (anorexia. los contenidos fantasmáticos se diversifican. El objeto escópico.la de un ser agujereado. a saber un objeto privilegiado. en un segundo momento para restablecer la continuidad amenazada de ruptura. cuyo nombre en nuestra álgebra es objeto a. pasa del interior al exterior de la casa (cuerpo materno). Jacques Lacan dice: 116 Lo simbólico. En el Seminario XI la define así: La laminilla tiene un borde y va a insertarse en la zona erógena. 21 La historia de Paul-Marie (cf. órgano que denomina "laminilla". En este lugar se forma toda la cadena de los objetos de sustitución. de alguna automutilación provocada por la aproximación misma de lo real. aquí se parere.] a fin de cuentas no se resuelve más que por su fracaso. es decir en uno de los orificios del cuerpo en cuanto estos orificios -toda nuestra experiencia lo demuestra. perdido en el origen. pero alrededor de ese lugar que quedó vacío hormiguean los elementos más heteróclitos. 18 Este objeto es por lo tanto el sostén de la libido. haciendo intervenir otros objetos. la piedra preciosa está ahora oculta en el cuerpo de la mujer. 20 Y de este lugar viene la demanda. es lo que permite el acceso al Otro: "Es en cuanto sustitutos del Otro que esos objetos son reclamados y se hace de ellos causas del deseo". porque todos ellos pasan por los desfiladeros de la demanda y el deseo. e identificándose con ese objeto. por no poder sostenerse en el abordaje de lo realY Por lo tanto. ¿no constituye una paradoja? Lacan lo expresa así: El interés que el sujeto presta a su propia esquizia está ligado a lo que lo determina. cuyo tipo mismo es el objeto transicional? El objeto a está perdido. está en contacto directo con lo real". Ingresa así en la problemática fálica.. En el Seminario "Aún". surgido de alguna separación primitiva. Atrapado como objeto en la pulsión escópica y el fantasma materno. 15 El hecho de que el sujeto funde su existencia sobre una pérdida y que establezca su continuidad de ser a partir de rupturas y de separaciones.. . pero. cuando es piedra preciosa. el sujeto construye un órgano irreal. engendrarse a sí mismo". nos demuestra la verdadera naturaleza del objeto a [ . de la que no es sino al situarla por la metonimia [. oral y anal en particular. "Este órgano. al dirigirse hacia lo real. objetos marcados por el rótulo del Otro. capítulo II de la presente obra) ilustra con claridad este conjunto de funciones. es el "separare. al que corta en dos con el cuchillo mágico que se alza en el cuerpo del hombre. con ser llamado irreal.están ligados a la apertura-cierre de la hiancia del inconsciente. es "semblante de ser" 19 ••. sobre esta misma hiancia. que no demoran en reagruparse para dar cuerpo al sujeto.

como la vida y la muerte. hiancia que constituye punto de llamada al goce. Para ella sus piernas se convierten en la causa del amor maternal (causa. y lo apasiona la geología. tuvo la oportunidad de mezclar y esconder los zapatos de todos los niños. los zapatos son los primeros. Puede también servirse de ellos en unos comportamientos cuyo sentido sigue siendo enigmático: en la guardería. El calzado no es aquí un objeto transicional: Lucie posee un osito que cumple esta función. sin embargo. Sobre él se apoya la función fálica. a la vez exterior al sujeto y representándolo. la histeria (a oral). que Lucie va por lo tanto a jugar y fantasmizar. El objeto a no tiene allí más valor que el de contener la función de la castración. es ahora el primero en el conocimiento de los volcanes. va a servir de modelo a otros objetos que forman parte del mundo exterior. elemento significante mayor en el discurso del Otro que se relaciona con ella. A causa de su naturaleza cesible. el objeto a de que se trata es puro real -en cuanto no está incluido en él el {-<p) de la castración imaginaria. percibidas y vistas como objetos inanimados 118 (recubiertas de yeso o de entablilladas) tienen claramente el valor de objeto caído. los utiliza en sus juegos. el objeto no entra en las categorías clásicas de Lacan -pecho. no es verdaderamente cesible. Será un gran sabio. J. a este sitio donde lo real está en cuestión. Antes de examinar cómo se constituye el objeto a en el momento princeps de la separación. objeto de cuidados. siéndolo al mismo tiempo. la fábula del menú redactado en chino para comprender hasta qué punto el objeto puede ocultarse detrás de los significantes. Lacan lo presenta así: 119 . sin que nadie se diera cuenta. es el fantasma el que ocupa ese punto de falta (significación fálica). Es un pedazo de cuerpo atrapado en lo real de una malformación. por ello. tales como el fantasma y el deseo. porque en ese caso sería psicótica). el síntoma. de preocupaciones. el objeto se articula de manera diferente. Objeto perdido. En la cadena de los objetos que se articulan en esta zona corporal. dice Lacan. este objeto a deducido del cuerpo. en 1983: En las neurosis. designa de qué lado está el goce materno y tal vez la marca de su amor. Los zapatos parecer ser más bien el componente de una producción fantasmática. no funciona "naturalmente" como causa del deseo. y esto en un tiempo récord. la imagen narcisista i(a). escapa a la significantización. Ya muy dotado. Sus piernas inmovilizadas. En las psicosis. en el Libro XI de su Seminario. sin embargo. lo que tuvo por efecto crear un desorden indescriptible a la llegada de las mamás y un asombro combinado con inquietud en la maestra. es también piedra angular sobre la cual se erige el sujeto. la obsesión (a anal). por ejemplo. función siempre faltan te en el psicótico. El destino del objeto a es por lo tanto introducirse en las formaciones del inconsciente y desaparecer en las construcciones cada vez más complejas que sostiene: en el fantasma. ¿El primero de ellos no es la mamadera? Viene a continuación el objeto transicional. no exclusiva. mirada. En este caso preciso. Esta interpretación es retomada por la hermana mayor que. velado" en las estructuras en que se manifiesta. Si es un punto ciego en el corazón del ser.-A. se la ve contarse historias cuando se pasea con los de su padre o su madre. sin perder por ello su peso de presencia en la causación del sujeto y su deseo.y. En la pequeña Lucie (cf. voz-. heces. "Busquen el objeto en cuanto sincopado". Se ve aquí asomar el ideal del yo y el trazo unario de identificación con un padre que es también un gran maestro en un saber." elaboración simbólica en torno al deseo de saber. el deseo. Miller lo recordaba en Montpellier. Es en torno a este lugar. siempre "eludido. con respecto a la vivencia corporal de esta niña. nuestro capítulo Il). sustraídas a la dinámica corporal durante varios meses. teniendo problemas en sus pies y deseando niños sin piernas. Es preciso releer. mediador en una dialéctica que se inicia con el Otro. hemos intentado aquí definir su función.

El nivel de la angustia es constitutivo de la aparición de la función a. Partirá de lo que entonces llama la división significante del sujeto. Habría mucho para decir sobre la necesidad que tiene el hombre de producir objetos. connotando en ese nivel al goce. en este nivel. se denomina las obras. la Cosa designa claramente ese "antes de que se formen las categorías". Me parece que es en el Seminario sobre "La angustia" donde La can ciñe de más cerca el mecanismo de la separación y nos da los elementos que permiten que. el automóvil.] lo llamaremos míticamente el sujeto del goce". . es un objeto perdido y. por ese hecho mismo. En Sylvie puede verse el fracaso del proceso de 120 121 . previo a todo el juego de la operación [. Su fracaso en la psicosis debería compararse con lo que es la forclusión en el nivel significante. lo que a nosotros. nos preocupa particularmente. coloca arriba. y es en tercer término que aparece el g como sujeto del deseo". Algunos objetos asumen un lugar considerable en la dinámica del sujeto -no hay más que pensar en los objetos del coleccionista o en los dejados en herencia en las familias. aquí. que son del mismo lugar. sobre su pasión de crear.] tengo la intención de incorporarle la función del objeto transicional. para una pequeña demostración sobre el yo ideal y el ideal del yo. de un lado. digamos en esa misma matriz que la función de la a minúscula [. El objeto a que. A continuación hace referencia a los objetos que constituyen una serie a partir del objeto a: El sujeto se realiza en los objetos que son de la misma serie. al Otro no barrado y del otro al S no barrado. por definición. 23 Ese pasaje del segundo al tercer término es indiscutiblemente problemático en el psicótico. ] es lo que. que podría figurar allí. a lo largo de todo el año. mítico.. Lacan comenta así esta operación: "El sujeto debe constituirse en el Otro y a aparece como resto de la operación... nos dice. Abordemos ahora el proceso de separación. pareciendo excluido todo proceso de separación. ese objeto. Lacan lo explica en dos ocasiones: "Ese sujeto que escribo S podría ser. La historia de Sylvie nos enseña que es la angustia la que subsiste allí donde debería aparecer el objeto. La angustia aparece. apenas con algunas variantes. en el segundo tiempo. desde hace tiempo.. en el momento de la separación del objeto a. no puede perderse. a nuestro turno. Uno puede sorprenderse de encontrar una Ayuna S no barradas. interesados como estamos en los niños neuróticos o psicóticos. En su momento. no ofreciendo el Otro al sujeto las condiciones favorables para asumir y compensar esa pérdida. En su Seminario sobre La ética.. causa del deseo indestructible. nos interroguemos sobre ese momento determinante. actual y que debe poseer. Goce y angustia En este Seminario.Este carácter de cesión del objeto se traduce por la aparición en la cadena de objetos cesibles que pueden ser sus equivalentes [. Pero están también todos los objetos que se multiplican en el mundo. Lacan había tomado uno de ellos. Lacan se interroga sobre el comienzo del objeto. 22 Más adelante hace alusión a la Cosa. A S a Angustia S Deseo Goce Según el esquema que conserva.

en ese tiempo de la angustia en que el ser queda en suspenso? En ese punto reside uno de los enigmas de la psicosis. Prontamente identificable en la relación con estos pacientes. el objeto se mantiene como puro real. en la neurosis obsesiva y en la relación sadomasoquista-. Fenomenológicamente. Tanto en la angustia como en el goce existe un imposible de decir que se expresa mediante el obrar: pasajes al acto agresivos o suicidas. los que hacen de la locura un esteticismo. demandando así la repetición de un ritual sádico. 24 A. Lo cual no quiere decir que los puntos de referencia fundamentales que nos dejó Lacan. la angustia psicótica.. Schreber nos dice cómo la domestica. en una profusión verbal que a veces repele al lector por sus repeticiones. al lado de la Cosa. la del esquizofrénico en particular. ¿Qué ocurre en ese tiempo de separación. no sometido al principio de realidad. fracaso que no permite advenir al objeto a. que es casi palpable. no obstruido por la ley. Pero esta reflexión sobre la angustia en la que Lacan persistió durante un año entero debe ser retomada aquí en una perspectiva más precisa. podría situarse en lo. se le dice "desbocado". alto del esquema. lo real y el objeto nos proporciona una masa de informaciones acerca de las cuales reflexionar y trabajar. ¿No se habla de las "formas de la angustia"? Lacan les pasa revista en este Seminario e identifica también sus modalidades en las diferentes estructuras -por ejemplo. o la que conoce cualquier hijo de vecino (angustia existencial). y se demora en los fenómenos del doble y la despersonalización que me parecen más situados sobre la vertiente psicótica. y nada es más sorprendente que verlo metamorfosear sus terrores en goce. Adhiere al grupo surrealista. Sylvie hará de sus angustias de devoración un imperativo de goce. En él. no sean operatorios en todas las estructuras donde se manifiesta la angustia: neurosis. lo que tiene como corolario que puede ser el único en conocer a La mujer. sufrimiento de persecución porque todo se convierte en agresión hacia un ser eternamente "supliciado. Es sufrimiento del alma.corte en su cuerpo y en el cuerpo del Otro. a saber el a y lo real. fenómenos somáticos. la de la clínica del objeto en la psicosis. agitación. del Unheimliche. etcétera.. psicosis o perversión. pero también sufrimiento en el cuerpo que se dispersa. de la despersonalización. forzando al Otro a forzarla. proyecciones paranoicas. Esto nos remite a ciertas observaciones de Lacan sobre lo imposible del amor para el psicótico. Empero. pasajes al acto. arrastra al otro al desamparo y puede suscitar actitudes reactivas en el terapeuta: multiplicación de las interpretaciones. sus contradicciones. retraimiento autístico. etcétera. ejercicio de un poder represivo . Esta angustia es sufrimiento indecible. Otros autores. Ya hemos subrayado que el objeto revelaba su presencia allí donde había goce. La angustia psicótica Si bien hay este indecible de la angustia. el goce tiene un matiz específico. En la psicosis. el sujeto puede hacer el relato de ello con posterioridad. crucificado". el psicótico la grita por todo su ser e intenta vencerla con todos los medios que quedan a su disposición: retraimiento autístico. del 123 122 . creación artística o delirante. su incoherencia. postración. la del neurótico por ejemplo. tiene un carácter completamente específico que la diferencia de las otras. Si durante ese año Lacan no se interesa específicamente en la angustia del psicótico. Artaud se rebela contra los que la imitan. la aborda sin embargo a través de los fenómenos del doble. no puede negarse la especificidad de esta angustia. Sin embargo. como Antonin Artaud. la hablan sin cesar. angustia y goce están estrechamente mezclados. y el estudio que realiza sobre la angustia. por ser así no cesible.

Esta angustia puede hacer huir a los que están sanos. se topó con el callejón sin salida creado por esta misma denegación. Las grandes experiencias liberadoras al parecer no liberaron más que a los histéricos. Freud la llamó "angustia de fin del mundo. mientras que muchos psicóticos se reintegraban al medio psiquiátrico tradicional. estoy ya suicidado. y no admito que se pierda un excremento sin desgarrarse por perder con él también el alma. 28 Semejante concepción de la locura. no sólo en el espíritu sino en la carne y en mi alma día tras día. A. Habla también "de arrancamiento. mientras que las palabras llevan su peso de real y el sinsentido o el deslizamiento de sentido son para él sufrimiento del ser. Artaud tuvo la experiencia de ello durante una velada memorable en el Vieux-Colombier. angustia de catástrofe". Traté de traducir un fragmento pero me aburrió. ese mal se llama 125 . 30 Tanto en la angustia como en el goce el cuerpo está en primera línea.. hundimiento. Dice: "Estoy estigmatizado por una muerte acucian te en la que la muerte verdadera no es un terror para mí". de sacar placer de él.. un cuerpo del que algunas partes se mantienen en un real imposible: "El ano es siempre terror". lo está en todos los puntos donde se une con otra cosa. en la angustia psicótica se encuentra en el punto más alto. Cuando tiene que traducir J abberwocky de Lewis Carroll. Meltzer utiliza. Describe también la angustia que envenena su vida y que sólo la morfina calma: Hay un mal contra el que el opio es soberano. "Velada espantosa.-L. de fragmentación. al excluir la dimensión del sufrimiento y la angustia.. Pierre Reverdy. puede ser una brecha (break-through). Nunca me gustó este poema que me parece de un infantilismo afectado[ . ''asesinato del alma". Laing en 1969: La locura no es necesariamente un hundimiento (breakdown). ] No me gustan los poemas o las lenguas de superficie que respiran ocios felices y logros del intelecto. El ano es siempre error.. para el autismo infantil. de desintegración. En El ombligo de los limbos escribe esto: [. y no hay alma en Jabberwocky [. iba a evolucionar bajo la influencia de esas nuevas ideas. se le dice también angustia de anonadamiento.. vergonzosa''. "dolor plantado en mí como una cuña eri el centro de mi realidad más pura".] Tristan Tzara. Me suicidaron". de desencarnación. A. Puede ser liberación y renovación del mismo modo que esclavitud y muerte existencial.]. También acusa al poeta de jugar con el lenguaje. Artaud no deja de gritar esta angustia -sufrimiento que desde el cuerpo contamina el espíritu-. Su comportamiento grotesco sobre el escenario despertó al principio protestas.. el término inglés dismantling (traducido por desmantelamiento). en los que éste se apoya sobre el ano pero sin poner en él el alma y el corazón. Barrault. he aquí lo que dice: No hice la traducción de Jabberwocky.. Todos los autores que se dedicaron a la psicosis buscaron calificativos para esta angustia. su alma no está fisiológicamente atacada. de desmoronamiento corporal". Así escribía R.2 7 dijo J. aunque "Gide y Adamov hayan subido al escenario para abrazar al autor". Schreber..que será excluido en 1926. intentando así poner fin a una "tensión insostenible" . La antipsiquiatría de la década de 1960 quería hacer de la 124 locura una "experiencia trascendental" de la misma calidad que la "experiencia mística". el 13 de enero de 1947. no lo está en su sustancia. Para su cuerpo ya muerto la muerte no existe. André Breton. y en otra parte: "Estoy muerto desde hace tiempo.. que sabe de qué habla. 26 La angustia del esquizofrénico es sufrimiento del cuerpo. no lo está fuera del pensamiento [. sin embargo... . ] Ellos no sufren y yo sí. Winnicott "angustia psíquica". inútil. medio que. Debía hacer allí su "reaparición parisina" luego de una estadía en el asilo. D. luego la angustia creció y sumergió a los espectadores.

a menudo comenzaba sus seminarios recordando que la angustia "no es sin objeto y es lo que no engaña". siendo el sujeto lo que de lo real llega a la significación.-A. cuya función es aquella de la que parto para oponerle la del significante. y la angustia es el signo de la inminencia de ese real. aunque no se sepa de qué objeto se trata". Lacan postula lo real como "hilo conductor" de su reflexión: 126 Sólo la noción de real. "no es sin tenerlo"·[ . ¿En qué momento. Desde 1953-1954. la que no engaña. como ustedes quieran. nos dan una visión de lo que podría ser el cuerpo sufriente del esquizofrénico. la Angustia que hace a los condenados. tal es ese punto donde nos encontramos.I.. J. es la aversión del sentido" . lo real no engaña. lógica o farmacéutica. el acercamiento a aquello que de lo real escapa a toda recuperación simbólica. Si el significante engendra intrínsecamente el engaño. Lacan no dejaba de escandir dos proposiciones enigmáticas. 35 La angustia es. Ahora bien.Angustia. en su forma mental. en especial Francis Bacon. Miller había retomado esta frase de "El atolon- 127 . Retomemos el Seminario sobre "La angustia" para detenernos en la operación de separación. es la angustia"..... sin que pueda determinarse con precisión la naturaleza del mismo y su modo de presencia: "La angustia sostiene esa relación de no ser sin objeto. fisiológica. ] lo real en cuanto es el dominio de lo que subsiste al margen de la simbolización. a la vez punto de angustia y lugar donde se trama el goce. ] En ese "no sin" [pas sans] ustedes reconocen la fórmula que ya tomé con referencia a la relación del sujeto con el falo. lo real es verdaderamente la cuestión clave en el enfoque de la psicosis. 34 Por último. Dice el9 de enero de 1963: Retoma aquí la señal que Freud atribuía a la angustia para designar un dispositivo que el yo pone en acción ante un peligro... Y algunos pintores. Es lo imposible como tal. Agrega: Tal es exactamente la fórmula donde debe suspendérse esa relación de la angustia con un objeto [. en efecto. el hilo conductor al cual les pido que se sujeten. Desde el comienzo de este Seminario. la guía. la Angustia que hace a los suicidas. Ese año (1962-1963). Lacan retomará esta cuestión de lo real en "El atolondradicho". .": "Lo real es lo expulsado del sentido. Por otra parte.31 Un modo irreductible según el cual ese real se presenta en la experiencia. 32 No dirá otra cosa veinte años más tarde. la Angustia que hiere a la vida . pero relacionando esa señal con la inminencia de lo real.33 En seguida. pareciéndole entonces que la topología es "el único acceso concebible a ese real". "De las respuestas de lo real". entre todas las señales. La Angustia que hace a los locos. Lo que no llegó a la luz de lo simbólico aparece en lo real [. mencionará la angustia en estos términos: "Lo simbólicamente real. ] Ese "no sin" es cierto tipo de conexión condicional que une el ser y el tener en una especie de alternancia.S. en qué condiciones el objeto que debe asegurar los cimientos del sujeto y su goce puede engendrar la angustia? La respuesta a esta pregunta no se manifiesta sino después de haber tomado en consideración el segundo aforismo. en su curso de 1983-1984. Lacan lanzó esta formulación: Por lo tanto. Es en ese sentido que me atreví a presentarles la fórmula de que la angustia es. nos permite decir que este Etwas frente al cual la angustia opera como señal es del orden de lo irreductible de ese real. o sea lo que de lo real se connota en el interior de lo simbólico. en su Seminario "R. el objeto está allí cuando hay angustia. por lo tanto. tal es por lo tanto eso de lo que la angustia es la señal. médica.

Pero. cosa que prueba el hecho de que el niño se complazca en renovar el juego presencia-ausencia: esta posibilidad de la ausencia. en la clínica. el agujero en lo real. puesto que pudieron introducirse ciertas estructuras como el reconocimiento de la imagen especular. contrariamente a lo que se dice. 36 Esta madre hiperpresente. luego el deseo. Sylvie no sostiene su existencia más que con el grito. un terror que pasa a sus aullidos y sus conductas autodestructivas. la respuesta no es significante en nada y no puede volverse estructurante pues a esta llamada le falta la falta. sino un grito continuo. que satisface todas las demandas incluso antes de que se expresen. Sólo la presencia del Otro tiene peso. Lacan afirma que La angustia no es la señal de una falta sino de algo que ustedes deben concebir como la carencia de este apoyo de la falta. balanceos. La madre expresa las cosas en estos términos: "Cuando no hay alguien no hay nadie". En Sylvie.r dradicho": "El sujeto como efecto de significación es respuesta de lo real".. ¿Y cómo podría el niño estar seguro en su soledad. rechinar de los dientes. El adulto psicótico puede tener a su disposición maniobras más eficaces para prevenirse de ella. la falta de la falta es una carencia más estructural: no pudiendo el objeto a liberarse. ninguna oposición significante comparable al Fort-Da del nieto de Freud. siendo la brecha abierta en su ser menos cataclísmica que en el niño. se mantienen lo real y la angustia? Hemos visto en los capítulos I y II la manera en que se presentaban las cosas en Sylvie. Es en ese punto del proceso donde las cosas se "agarrotan" en el psicótico. especie de llamado desesperado. esta madre es bien conocida por sus efectos patógenos. Al margen de la presencia del adulto. para quien toda separación es vivida en una angustia loca. etc. tampoco. Ciertos comportamientos. que no deja ningún lugar a la emergencia de un deseo propio en el niño. el psicótico no puede sostener solo su existencia de sujeto. Sylvie no es entonces más que una boca abierta de donde se escapa el grito. modelo de la demanda que no podría desfallecer. Volvamos a hablar de Sylvie ¿Pero cómo se presenta. en la psicosis. a saber ese mínimo de construcción imaginaria y simbólica que se apoya sobre la ausencia. tales como gestos estereotipados. la relación sobre la cual se instituye la falta que lo hace deseo es perturbada cuando no hay posibilidad de falta. parecen destinados a obstruir en parte esta angustia. ninguna vocalización. cuando la madre le está todo el tiempo encima y en especial limpiándole el culo. ese imposible de la separación en el cuerpo? ¿Cómo. "Cuando no hay alguien. En 128 ausencia de constitución del objeto a. Lo más angustiante para el niño es que. la desaparición absoluta. ¿Qué es lo que provoca la angustia? No es. que corta de raíz toda elaboración fantasmática mediante una satisfacción demasiado grande en lo real. Este efecto de significación no puede surgir más que proveniente del Otro a partir de lo real del cuerpo del sujeto gracias a lo que se separa de éste. ese pedazo tomado sobre el cuerpo que va a volverse dialectizable a través de la demanda. Si este grito es a pesar de todo existencia. en el lugar donde debería producirse el anudamiento con lo simbólico. por lo tanto. si es tal vez llamada. no hay ninguna posibilidad de fantasmización y de recuperación simbólica en torno de la presencia del Otro. En su Seminario sobre "La angustia". eso es la seguridad de la presencia. la alternancia de la presenciaausencia de la madre. si no construyó nada con el Otro y si no posee ningún objeto puesto en circulación a partir de él? Su sentimiento de 129 . justamente. Ningún carretel. desprenderse. Aquí. no hay nadie". nada que se parezca a un objeto sustitutivo. el corte es imposible en todos los niveles. es el anonadamiento. golpeteos. cuyo ejemplo tipo es la anorexia mental.

de personas. conoce la falta. la repetición es estructurante e incluye lo simbólico: en el juego del Fort-Da "el orden de la significancia va a ponerse en perspectiva''.37 dice Lacan. preso en el sistema significante del Otro. un fading. de la que hace el síntoma primero del autismo al que denominó "inmutabilidad". no existe nada de todo ello. requiriendo la presencia del otro y al mismo tietnpo rechazándola. que se manifiesta por una actitud corporal inducida por la madre. Para Sylvie. etc. Para cualquier niño. por lo demás. a la noche. Es cierto que los cambios de lugar. que exige un retorno de lo mismo. a causa de ello. los primeros vínculos parecen haber sido barridos por el trauma. No ocurre lo mismo con el ritual psicótico. ese agujero no tiene nada que ver con el "sentimiento de vacío" del que se queja el neurótico. una repetición que recuerda los ritmos fisiológicos: agitación-calma. identidad corporal obedece. Pero estos puntos de referencia son frágiles. el gesto repetido tienen peso de existencia. no tolera ningún movimiento de acercamiento del otro.. Kanner puso el acento sobre esta intolerancia del psicótico a los cambios. 130 Hay una aparente contradicción entré la intolerancia a la ausencia y esta especie de ausencia donde se éo:tifina el niño autista. El psicótico adulto se dice más bien un muerto vivo. como únicamente la percepción de la punta del pecho en la boca le aseguraba que el Otro estaba allí. a un primer cuerpo fantasmizado. no pudo elaborar ningún imaginario sólido alrededor de la presencia materna. estando lo viviente.. Poco importa. Sin embargo. Y ese vacío. Ya he subrayado la precocidad de estas primeras conexiones que hacen de lo real biológico una entidad nunca pura.. conmocionan a todos los habitantes de la casa. el objeto frío o cortante apretado en su mano. los progresos realizados. chupeteo del pulgar. para Sylvie no importa de quién se trate: deja de gritar cuando está en brazos de un adulto. No puede quedarse sola en una habitación y sus gritos. siendo la primera red asociativa tanto más frágil por estar esencialmente vuelta hacia la satisfacción de la necesidad oral. los imprevistos de la vida. Ya itlgresó en el mundo simbólico y. Si este primer anudamiento imaginario-simbólico no se ancla en lo real "organísmico". lavarle los dientes o las orejas. quién es este otro. esa falta a partir de la cual prosigue la conquista de su ser de deseo. tendiendo el todo a una mecanización tranquilizante. para ella todo es agresión: cortarle el pelo o las uñas. violencia-pasividad. a veces. Experimenta la necesidad de asegurarse de que el otro está verdaderamente allí mediante la mirada y pequeños golpeteos que da con la punta de los dedos sobre las personas. el sujeto permanece en un vacío insostenible. las modificaciones de horarios. A Sylvie le hace falta la presencia de alguien junto a ella para asegurar que existe. el remolino indefinido sobre sí mismo a la manera de un trompo. tejido por una red mínima de vínculos entre los objetos a y las primeras parejas significantes provenientes del Otro. desde el origen. bien envuelta por ropa que da un límite a su cuerpo. En cuanto a las inyecciones. una ausencia radical. en efecto. El ser del niño psicótico sin ex-sistencia imaginaria y simbólica parece enganchado a lo real de la percepción: ésta puede ser la vista del otro o su contacto (presen~a real). Sylvie parece sumergida en este aparente dilema. mucho antes de que vuelva a representar con un carretel la experiencia de la separación. gorjeos y otros signos o significantes que mantienen su vínculo con el Otro y su continuidad de sujeto en ausencia de este Otro. todo lo que es nuevo precipita al niño psicótico en la angustia y la regresión. y todo lo que amenaza romper este conjunto perceptivo y los rituales que lo acompañan desencadena la angustia y el enloquecimiento. Puede barruntarse en el bebé más pequeño una actividad fantasmática precoz. con la angustia vinculada a ella. desencadenan un terror indescriptible. Contrariamente a los niños de esta edad que reclaman al personaje alimentador. desnudarla se transforman en una prueba de fuerza a la cual sus allegados a veces renuncian. Sylvie está dividida entre la preocupación por mantener 131 .

protégeme . Ese "cucú-me fui. estando las tres en mi consultorio. Nada de ello es posible con Sylvie. no fue sino después de un largo trabajo de reconocimiento de su cuerpo y del mío que se presentó en las sesiones la cuestión de la alternancia presencia-ausencia. les decía a sus padres. por lo tanto. "tú eres la maestra y yo no existo" o "Eres tú la maestra y yo existo. la cuestión de la presencia-ausencia se presentó en el análisis. En las sesiones de análisis. una niña a la que no le gustan las puertas. son alumnos transparentes. sin embargo. En seguida se atrevió a pasar un breve instante y luego cada vez más tiempo detrás del doble cortinado. podía verme. la cosa existe. Su reivindicación con respecto al otro era permanente. los chicos me golpean. estoy en lugar de los alumnos". los bebitos. Si me voy a otra habitación empujando la puerta. ". yo seguía hablándole e incluso llegué a tocarla a través de la colgadura. cerraba muy fuertemente los ojos y rechinaba los dientes. Al principio.. a menudo con una punta de angustia que se trasluce en las risas cuando la desaparición se prolonga. en el análisis. esta puerta no me agrada. yo no existiré. manteniendo así mi presencia mediante la voz. Nací así. A los nueve años me dirá: Hay cosas que no me gustan. hasta asumir la forma de una organización paranoica. se pone a aullar. en sesiones donde imaginaba juegos con la muñequita. "Cuando algo me molesta. me dirá en sesión: No quiero ir a la escuela. y luego esta exigencia se convirtió en el rasgo dominante de su comportamiento. Por lo demás. mucho antes de hablar. intentaba abstraerse: se tapaba los oídos para no escucharme más. A los nueve años. Reanudó el juego sola conmigo en las sesiones siguientes. un progreso en ella o cualquier otro acontecimiento llegaban a sorprenderla.un aislamiento autístico para protegerse de la intrusión del mundo exterior. el pánico la clavaba en su sitio. Tardíamente. retomaba los comportamientos autísticos de sus primeros meses: postrada en el suelo entre dos sillones. Repitió ese juego durante varios meses. En ciertos períodos de su vida. acusaba a sus allegados de querer su muerte cuando no se satisfacían sus demandas: "Ocúpate de mí. "¿Se necesita a alguien a los once añ. Pero esos juegos en el análisis le permitieron sostener una primera identificación de su cuerpo. Jugando al juego de su ausencia. de verificar constantemente su presencia. en primer lugar. comer y abrir las puertas.. las puertas seguirán siendo su "pesadilla" y hasta una edad avanzada le resultará imposible tocarlas y menos aun abrirlas y cerrarlas. 132 De muy pequeño.. En el transcurso de una entrevista con su madre. cucú-aquí estoy". cuando surgía una dificultad. cuando una interpretación de mi parte.. Pero la mayoría de las veces reclamaba la presencia del otro. Iba a esconderse detrás de la cortina. se puso a jugar con el cortinado de una puerta ventana que da a un balcón. por ejemplo una internación de su madre. por ejemplo a través de los juegos de las escondidas con el adulto o con los niños de su entorno. aparición-desaparición. yo la llamaba: "¿Dónde estás?". cuando era una beba. pero no pudo jugar verdaderamente a las escondidas sino muy tarde: remitiéndola la reaparición del compañero a su temor de ser agredida o devorada. desde donde ya no me veía. lo pone alegre. desde donde. Podía des a parecer de mi 133 . me decía: "Tú eres la mamá y yo no existo". son ustedes quienes tienen que ocuparse y librarme de eso". estoy en mi derecho. no es libre . podía pasarse días enteros gimiendo y hamacándose. y el deseo de quedarse pegada a ese otro.os? ¿Tu marido te protege? ¿Proteges a tus hijos?" Pero. quiero quedarme pegada contra mí. el mno se ejercita en dominar la ausencia del Otro de una manera lúdicra. Esta dificultad para sentirse "ser" en ausencia del otro se traslucía en su lenguaje. mediante sus gritos. después toleró el silencio y el aislamiento. A los diez u once años. hacia los cinco años.

se diferencia y conserva un aspecto un poco inmóvil. enterrados a medias. La cabellera. Sylvie evoca el episodio de la playa en el que. Para Sylvie. se ven dos personajes de aspecto casi fetal. a los ocho y a los nueve años 135 . que en esa época no la abandona. la misma forma se cubre de ropa pero sin que el cuerpo asuma un modelado más preciso. prolongado por piernas 134 Tres representaciones del cuerpo de Sylvie De arriba hacia abajo: a los seis. que siempre tuvo mucha importancia para Sylvie. su madre dice: "La cosa va muy mal. Tal vez su historia de los niños "transparentes" tuviera que ver con la cortina transparente de la ventana detrás de la cual había comenzado a ocultarse. El rostro. con intrincación de dos personas. Se hizo posible un principio de reconocimiento en el espejo. había perdido el uso de las piernas. a semejanza de su muñeca Barbie. Con referencia a ellos. existe por el otro. hacia los seis años de edad. En otro dibujo un poco más adelante la misma representación del cuerpo se depura. pero sin modificarse verdaderamente. en cambio. Esto se acerca a lo que postulábamos antes con respecto a la ausencia: Sylvie es el otro. sólo el más grande tiene un esbozo de piernas. Aun más adelante. El cuerpo y su representación El cuerpo de Sylvie aparece sin límite de piel Sus dibujos permiten seguir la evolución de su representación. En uno de los primeros que hizo. la ropa cobrará a veces una amplitud tal que llegará a ahogar a la persona. En muchos dibujos figura una imagen de doble. pasa a ser el elemento esencial. la representación tipo de su imagen del cuerpo es uno sin exterior ni interior. En los momentos de gran regresión.vista y yo de la suya sin que por eso ella dejara de existir. ya no sabe si es ella o yo". habiéndose encolerizado su madre mientras ella jugaba en la arena mojada.

lo acerca más a la madre. Siempre hay algo "malvado. desde el nacimiento. La envoltura corporal es la que va a constituir una barrera protectora contra la intrusión del Otro y el mundo exterior. puede ser considerado como una proyección mental de la superficie del cuerpo. es más satisfactorio. quien existiera. y sobre todo su superficie. En lugar tic ser adulto. una calma plena y no una calma vacía . La "malvada bestia" es tanto ella como su madre. sin reconocerlo completamente: "Estoy perdiéndome de vista".que no lo son. es la garante de cierta integridad corporal. boca. Es visto como un objeto extraño. es probablemente el elemento perceptivo más primitivo. es a la vez órgano de contacto con el Otro y zona de separación. mira perplejo a ese otro que tal vez sería él mismo. habría una gran calma. que para cualquier niño sería insoportable. Yo sería una forma y no una extensión.. el límite que constituye la envoltura piel se hace esencial para el mantenimiento de un semblaDte [semblant] de cohesión del sujeto. para alimentarse. De la misma forma. que ya había hecho varios intentos de suicidio. oídos. en la guardería pide que la aten con lazos a su silla.. seré un asesino que mate a los malos.. protegido por las piernas del adulto. es la 137 . De este modo. parece brindarle cierta calma y seguridad. en particular del tacto. el continente del contenido. Ahora conocemos qué trabajo de integración subjetiva se hace a partir de los objetos salidos de esos orificios. seré una "asesiana". y cuán problemático puede revelarse ese trabajo en la psicosis. defenderé a los buenos. o medio mundo. estaría muerto.. dirá. de una intimidad preservada. En la formación de la imagen del cuerpo. ojos. frente al espejo. es un lugar del que pueden provenir simultáneamente percepciones externas e internas. Otro joven psicótico. quien se convirtiera en algo definitivo.. sería fácil. pero también marca el límite de la separación. principalmente de las que tienen su fuente en la superficie del cuerpo.. una masa y no un líquido. la cabeza es ese guisante entre dos enormes orejas y los brazos sin manos se parecen más bien a alas. ano. Hablando de los niños de su escuela. agrega: El yo se deriva en definitiva de las sensaciones corporales.. El psicótico adulto a menudo hace alusión a ello. Marc mi enemigo . por ejemplo: Rémi es mi ángel.. como un cubo. La piel que delimita el adentro del afuera. estar muy apretada entre los delantales de su madre. Esta contención. En "El yo y el ello" Freud escribe: El cuerpo propio. El niño in u tero tal vez sienta sobre la piel el contacto del líquido amniótico y el tacto es lo que. de las que una puede asimilarse a una percepción interna. A esos cuerpos informes donde se confunden interior y exterior intenta construirles un límite gracias a la envoltura facticia que representa la ropa. 136 En una nota de 1927. le resulta preciso sentir el cuerpo apretado. me decía una joven esquizofrénica que escrutaba su rostro en el espejo. 38 Con el estadio del espejo y la imagen especular Lacan completará esta concepción freudiana de la imagen del cuerpo que ponía el acento sobre la prevalencia de las percepciones. No puede habitar esa caparazón abierta a todos los vientos y. una capa de gas o no sé qué . me decía en sesión: Sé que podría matarme. después la cosa iría mejor . sería yo quien fuera eso. malo" en esta imagen.. Quiere ser envuelta. eso debería sucederme. es decir para que su boca pueda abrirse y dejarse penetrar por la cuchara y el alimento líquido.. El recién nacido y el niño están abiertos al Otro y al mundo por todas las ventanas que son los orificios sensoriales. yo me voy a volver un asesino con los malos. pero al mismo tiempo libra al tacto sensaciones de dos especies. En este caso.

.r misma cosa. que se lo deje poner fin a una existencia de vacío o de "cualquier cosa". Parece que es a partir de los desplazamientos del cuerpo del recién nacido en el espacio. A pesar de las advertencias del personal. para su 139 . Esta noción de espesor del cuerpo a menudo es problemática en el psicótico que se vive en dos dimensiones.. mordeduras de los antebrazo•. al mismo tiempo que se desarrolla la percepción cinestésica cuyo centro se encuentra en el oído interno. quiero ser respetado en cuanto yo. La madre de Sylvie había comprendido lo que había de imposible en la demanda de su hija de ser envuelta apretadamente en sus delantales. El cuerpo muerto. son otras tantas piedras aportadas a la edificación del cuerpo erógeno. etcétera. también es volumen. ¿no tienen sus raíces en este primer cuerpo en movimiento? Esta primera representación inconsciente del cuerpo será retomada e integrada más adelante en la imagen especular. Las posturas y los desplazamientos de su cuerpo están estrechamente ligados al modo de presencia del Otro. mientras que los muertos ganan. sino también en lo que se marca y recorta en la superficie de ese 138 cuerpo al capricho del deseo del Otro. forma en el espacio. ¿no son el pequeño detalle que va a "inflamar" el deseo? Para el nifio psicótico. que no se me imponga nada. o el placer de la danza.. viene aquí a garantizar por fin la existencia del sujeto. Las caricias de la madre. Del mismo modo. su textura. Soy cualquier cosa según los momentos. sigue siendo un puro real. como dice Freud. asociados al contacto de la madre mientras lo transporta. no tienen que hacer esfuerzos para ser ellos mismos . ¿No serían el dolor y la1 huellas dejadas en el cuerpo los únicos puntos de referencia identificatorios del sujeto. las risas que acompafian los contactos y las manipulaciones. que retoman espontáneamente golpeando las manos. de límite en lo imaginario. en cuanto forma definitiva. que ya no tenga que luchar . arrancamiento de los pelos. su brillo. y decía: "Habría que envolverla con palabras". la India por ejemplo. Las zonas erógenas de la superficie corporal forman una heráldica secreta para cada uno. El gusto de los niños por las músicas ritmadas. como los otros objetos a. las expresiones de placer.. la calidad de una piel. ¡La palabra. garante de la subjetivación del ser. la piel es un lugar privilegiado de mutilación: raspones profundos. los internos y el personal asistente. desdichadamente~ no había pasado al principio entre ellas dos! En muchos niños psicóticos. En un próximo capítulo estudiaremos el trabajo de reconocimiento en el espejo que se realizó en el transcurso del análisis de Sylvie.. un lunar. los masajes del cuerpo del bebé que se practican en algunas poblaciones. o el objeto anal cuando se ve desaparecer con sus heces por el agujero del inodoro? El adulto psicótico busca también hallar los límites de su cuerpo por medios a menudo inesperados. la piel que dibuja los contornos del cuerpo no adquirió esa función de objeto a. de la misma manera que el nifio psicótico es el objeto oral en su temor de ser devorado. no adquirió su función de continente. los besos. Si la representación del cuerpo puede ser "proyección mental de superficie". Hablando de su identidad reencontrada en la muerte. El cuerpo cobra por lo tanto forma y sentido no sólo a través de los objetos a que se originan en los orificios naturales. en mi identidad . El lactante debe percibir los cambios del ambiente durante las idas y vueltas de la madre cuando está en sus brazos. Este demanda que ya no se lo obligue a vivir. hará más adelante alusión a su nombre inscripto en la tumba. y las caricias dadas y recibidas son un placer del amor que merece algo mejor que el calificativo de "preliminar". Una joven psicótica a la que yo analizaba en una clínica psiquiátrica había debido ser ubicada en un servicio cerrado a causa de pasajes al aeto agresivos contra los médicos. los intercambios de palabras. que se elabora esta noción de espacio y volumen del cuerpo.. no existo. Su violencia era extrema y cada acercamiento resultaba en un cuerpo a cuerpo espectacular con el interlocutor.

"¡existía por fin!" Riendo. con una caricia ligera como la que ella hacía con sus golpeteos. pero parece que esos primeros objetos. Es dificil hablar de esta primera angustia oral de separación del objeto. ya que se quejaba sin cesar de los "ataques" de los niños y hacía que sus allegados compartieran su "delirio" de persecución. llegando hasta meter la mano en mi boca. lo hacía con la punta de los dedos. más que un momento mítico. decía que encontraba la presencia de su cuerpo y sus límites. tocaba los objetos por intermedio de mi mano. No fue ése el caso. olor. contacto. entre la madre y el hijo. ella exploraba mi rostro con la punta de los dedos.stia es este mismo corte sin el cual la presencia del significante. El objeto oral Detengámonos ahora en el objeto oral. cosa que yo volví a hacer con ella y que le pareció un juego por primera vez. Este terror a la agresión perduró hasta su adolescencia. había agregado: "Además. se sirvió de los objetos. la encontré muy calma y le hablé de mi asombro. hablándole. siguiendo siempre la orientación lacaniana.. Uno de sus primeros 140 juegos fue hacer rodar hacia mí autitos que yo le devolvía. es claramente esto: que la angustia subsiste en lugar del objeto que habría debido producirse. todo acercamiento porque debe ser forzosamente agresivo. desaparecieron bajo el efecto del traumatismo y que todo su ser fue contaminado por el miedo a ser destruida. el contacto y el calor del cuerpo materno durante las seis primeras semanas de su vida. tanto en Sylvie como en cualquier niño psicótico. Poco a poco.r sesión la recibí sola en un consultorio. Tratemos. Lacan señala: El punto de angustia está más allá del lugar donde se detiene el fantasma en su relación con el objeto [. Evitaba todo lo que sabía que era angustian te para ella y le dejaba la iniciativa del contacto. pero Sylvie conservaba en el exterior su miedo a la agresión y se construyó con el paso de los años un sistema paranoico en el que de un lado estaban los "buenos" y del otro los "malos". Conoció. al que se creía radical. Yo la llevaba en los brazos y me paseaba así.. la voz y el movimiento. luego pudo empujarme. En el análisis. no siendo el corte mismo. Todo eso ocurría en el marco del análisis. atropellarme. Cuando yo la tocaba. no es sino relativo ya que siempre hay un objeto entre los dos. su funcionamiento. de hacer una reconstitución imaginaria.. Si Sylvie pide al otro que garantice su identidad corporal ("Protégeme"). que no 141 . La angu. que hace de esta operación de corte a la vez el punto de angustia y el lugar en el que se origina el deseo. tal vez. manipulaba la plastilina. lo que complicó las tareas de las instituciones y la familia. Recordemos que el primer corte. su entrada en lo real son impensables. En el Seminario sobre "La angustia". ]. Lo que comprobamos. su relación conmigo se estableció muy pronto mediante el contacto. que parece haber estado en el origen de la psicosis de Sylvie. ] . Le pregunté si tenía la intención de agredirme y si podía decir algo de su comportamiento. sobre la cual ponía la suya cuando yo. lo que revelaba el doble aspecto de su goce. el del cuerpo a cuerpo con el otro y el que tenía al provocar para sorprender la angustia en su interlocutor. permaneciendo lo más cerca posible de la clínica. Es la zona que separa goce y deseo la falla donde se produce la angustia [. al mismo tiempo. la placenta o el pecho. cuando se peleaba con alguien. sin embargo. teme.. aniquilada por el otro. usted. usted no me tiene miedo". a pesar de todo. por ejemplo. Me respondió que no tenía ganas de echarse encima de mí pues conmigo "no era igual". habiendo llevado conmigo únicamente papel y pintura porque la creía en un estado de confusión paranoide y pensaba que no podría hablar pero que aceptaría pintar o dibujar.

boca del recién nacido es la zona primera. Se advierte aquí la presencia del significante. tales como el olor de la madre. decía J. los colores. es necesario que haya a la vez continuidad de la experiencia y discontinuidad. fuente a la cual va~ alimentarse cada día su niño. es el momento en que el recién nacido va a "evocar"-¿"alucinar". La continuidad está hecha del retorno regular del mismo conjunto perceptivo y significante.-A. Pero.. "fantasmizar". Pero esta boca llena con la punta del pecho o con la tetina. que reaparece con posterioridad en un semblante de discurso. la desaparición de esos elementos en un momento dado. 39 Marguerite Yourcenar relata la leyenda de una madre muerta por emparedamiento. galería. a veces el dolor. Su proximidad es real: los atributos del cuerpo de la madre tales como olor. son percibidos de manera seguida y reaparecen regularmente en el tiempo. hemos visto al recién naciQ. no se mantiene como lugar exclusivo del placer. una música que conoce. qué término utilizar?. que son lo único que emerge de la piedra. las palabras que circulan entre las personas que habitan en el lugar. la detención. tocadiscos.ar uno de los costados del rostro para que el lactante gire la cabeza hacia ese lado. cuando ella tenía tres: sillón. Pero allí no todo está perdido. Miller en su curso del21 de noviembre de 1984. hasta formar una especie de trama. a una estenosis del píloro. etc. algunas palabras que ella suele decirle. a ella van a asociarse otras percepciones. para ello. el contacto corporal. En un reflejo arcaico. Los indicios aparecen en cierta contigüidad de espacio y de 142 tiempo. Esta figuración del objeto como tal es bastante alucinante. se dirige hacia el lado en el que puede recibir el sustento. van a asociarse al placer de la boca el componente del ambiente. ¿Cómo se crean las relaciones entre los diversos objetos a? ¿Cómo se anudan los lazos que los reagrupan para constituir lo que sería la primera introducción del "ello"? El goce es el factor común a la formación del objeto y a su devenir. En Cuentos orientales. b~sta con ro2. por ejemplo) y. los objetos que rodean al niño. un pequeño objeto que vio sobre ella. Entre todos estos elementos parece crearse una red asociativa. a encontrar en sí mismo la presencia del Otro. y suponemos que "sabe" muy pronto que no es a la madre a quien come. Algunos niños muy pequeños dejan de angustiarse e interrumpen sus llantos cuando se les proporcionan uno o varios elementos de esta primera organización: una prenda interior de su madre que conservó su olor. la presencia de uno o varios de estos signos deducidos en el cuerpo del sujeto o en el del Otro (cuando no es el objeto transicional mismo) desempeña el papel de agrupadora para una elaboración fantasmática a la que podría calificarse de identificación originaria. los ruidos. Además. cuando el recién nacido tiene espasmos gástricos debidos. etcétera. Otros elementos más exteriores también pueden asociarse por vínculos de vecindad: lugares. Ya antes de mamar por priJilera vez. a causa de ello. dolor. por ejemplo. animada por movimientos de succión. Sylvie desgranará así los objetos que estaban allí en el momento en que su madre volvió a atenderla durante un mes. continúan produciendo leche. La discontinuidad es la cesación. de los mismos puntos de referencia exteriores asociados al placer de la boca. 143 . Así.su placer oral gracias a uno o varios indicios que se vinculan con él (el pulgar para chupar. con la boca· abjerta y~ lista a prenderse del pezón.pertenecen completamente ni a una ni a otro. la ausencia no es el vacío. bebé. objetos del medio ambiente.. personas. ¿Qué es lo que nos permite pensar que hay separación precoz entre el objeto y el Otro? A partir de nuestros conocimientos actuales sobre la precoeidad del desarrollo del aparato sensorial. podemos S\lbsumir el papel de las percepciones en el conjunto del desarrollo del sujeto.o tomar conocimiento del mundo que lo rodea. contacto. La. cuyos pechos. la voz. matriz de nuestra presencia en el mundo". "el goce. lugar de una satisfacción intensa que invade el interior del cuerpo. delantal.

) que se abren unas hendiduras que dan origen a cosas diversas. al don. marcado por un "plus" agálmico o por un "plus" invertido que puede hacer de él un objeto fóbico. en primer lugar. [. interfieren hasta "organizarse en torno a la angustia de castración". ] No hay ninguna relación de engendramiento de una de las pulsiones parciales con respecto a la siguiente. saliendo de ella una pluma de pavo real que va a hacer cosquillas en el vientre de una linda mujer. (De igual modo. como si hubiera transferencia de goce de uno a otro. En 1967 vuelve a esta fórmula: "Era un error". Eric Laurent lo recordaba en las Jornadas de la ECF (École de la Cause Freudienne) de octubre de 1984: 145 . el objeto anal. las amanitas faloides. Los ojos fosforescentes (mirada) del fantasma negro paralizan a la dama blanca. Recusa la sucesión de los estadios. la toma de gas pasa a la boca de la dama y una rabadilla sale en medio. Pero ningún objeto se borra cuando aparece el otro. puede captarse en vivo este género de metamorfosis. Tal objeto va a convertirse en preponderante para el niño si éste lo señala como objeto pulsional fundamental del Otro. 42 El objeto a está entonces incluido en el (-<¡>) de la castración imaginaria. se cruzan. se unen. que se fija en el objeto anal que debe producirse. que se mantiene siempre opaca. en el sentido· en que se habla de montaje en un collage surrealista. al amor. aquélla rapta y la lleva al bosque. La estructura del ello ' Al principio de su enseñanza. Un mecanismo parecido puede invertirse. el objeto oral. cuando habla del montaje de la pulsión. 40 En los análisis de niños.. Se desenrollan los hilos. pronto se convierte en demanda al Otro. que permanece allí para hacer más bella la cosa. donde amanitas faloides gigantes (los hongos están asociados a su eczema) empiezan a agrandarse y a transformarse en volcanes. retomados en una problemática sexual. Su asociación se hace al capricho de misteriosas correspondencias. Lacan precisó con claridad que sería falaz creer que esos objetos hacen su aparición en perfecto orden. Lacan postulaba que "el ello habla". donde el significante representa su papel. etcétera. estando la mirada y la voz más directamente ligadas al deseo. amanitasfaloides. son éstos los que se convierten en la pluma de pavo real. así como unos "objetos no identificados".41 Es cierto que la espera oral es primitiva. Dice: '· El montaje de la pulsión es un montaje que. jugaba a redistribuir sus objetos a a capricho de su fantasía. ciertas puestas en escena perversas recurren a objetos triviales asociados de manera curiosa a la cadena significante que enuncia el fantasma. incluso en su fantasma originario.Goce del Otro que deja su huella sobre el cuerpo-objeto del niño y contamina los objetos a que éste va a producir. las hendiduras de la montaña que da a luz. siempre exige otro. Este objeto se vuelve entonces precioso. Paul-Marie. donde se encuentran sus objetos privilegiados. después de la desaparición de su síntoma. Todo eso está en plena efervescencia. Paul-Marie despliega una actividad fantasmática desbordante. antes de que la represión venga a borrar y redistribuir las cartas. La imagen que se nos ocurre mostraría el funcionamiento de una dínamo conectada a la toma de gas. se presenta como si no tuviera ni pies ni cabeza. piedras preciosas.. siendo esta última operación problemática en la psicosis. luego viene la demanda del Otro. Lacan nos da una imagen de estos reagrupamientos incongruentes. El volcán se resquebraja y se ve 144 La descripción de los estadios formadores de la libido no debe referirse a una pseudomaduración natural. la mirada. morcillas. Pero un objeto a no desempeña solo su papel.

Que tienen la expansión de las cosas infinitas.. verdes como las praderas. es "movimientos. cada uno de cuyos segmentos parece bailar su propia danza.. Otros prefieren el cuerpo en movimiento en coincidencia con el ritmo musical. ¿Qué ebriedad encontró en el cuerpo materno. ya el ritmo. como Nicola'i. ] Los perfumes. Algunos coreógrafos privilegian la postura. el almizcle. 44 Ciertos autores. . se agitaba. ]. atrapada sin saberlo en una identificación especular que no podía controlar. La danza es un ejemplo de ello. puede constituir su único sostén.. Si Baudelaire habla de la prevalencia de este objeto. Que cantan los transportes del espíritu y los sentidos. de su lugar de a en el ($ Oa) del fantasma. Lacan separa el sujeto del inconsciente y el ello. ricos y triunfantes. en la que predomina ya la melodía.43 [. Y otros. en una tarde cálida de otoño. Como otros espíritus bogan en la música El mío. es el espacio.-" "lrden del discurso. ]ese niño que ve todo como novedad. pero también en sus actitudes y su movimiento. ¡oh mi amor! nada en tu perfume. de su poder de evocación o. En Las flores del mal. (La cabellera) Allí es lo escuchado. los colores y los sonidos se responden. la que. . el cuerpo humano". y hace aparecer a estos dos valores como desunidos [. subraya también los lazos que lo unen a los otros objetos: En el Seminario sobre "La lógica del fantasma".. Dulces como el oboe. Respiro el olor de tu pecho caluroso Veo extenderse orillas felices Que deslumbran los fuegos de un sol monótono. rebota. Lacan escribe: El goce está prohibido como tal a quien habla.J. presentifica el objeto perfume.. (Perfume exótico) La mirada se excluye aquí para dar todo su lugar al perfume que viene a despertar la voluptuosidad. en su belleza plástica. objeto pivote del fantasma originario: (Correspondencias) . están reunidos varios acercamientos al goce: en primer lugar la voz que.. como diríamos nosotros. cuerpo que se eleva. ] ese silencio es perfectamente compatible con una estructura gramatical. puesto que la Ley se funda en esta misma prohibición".borradura.io de captar las secretas correspondencias entre los diferentes objetos a. que está siempre ebrio". Baudelaire intenta también decir este goce de "la infancia recuperada [. como el goce. cuyo recuerdo parece buscar en los perfumes? Habla de la preponderancia de ese objeto a para él. Como el ámbar. Todos recuerdan el gusto de la magdalena de Proust y toda la nostalgia del paraíso de la infancia que despierta en él. el benjuí y el incienso. cuya danza remite a imágenes muy arcaicas del cuerpo. en un semblante de ' /:~~~ 1 ' : ' . El cuerpo está presente en lo que hace ver (pulsión escópica) de perfecto en sus formas. la música. formas. Hay perfumes frescos como la piel de los niños. o al menos [no puede] ser dicho más que entre líneas para quienquiera sea sujeto de la Ley.. El espectador olvida entonces su propio cuerp' se convierte en el ser leve y aéreo que lo cautiva.I Cuando con los ojos cerrados. ritmos. En un espectáculo coreográfico.. El i 147 . o Carolina Carlson que nos muestra un cuerpo disimétrico y disociado. escapa a la materialidad. luego la música. Vi a una niña de ocho años que no podía quedarse quieta en un espectáculo de ballet.. corruptos. sin embargo. la música. Al decir de Maurice Béjart. con el canto. nos hacen acercar a través de las metáforas poéticas a lo que puede ser este goce vinculado a los objetos a y las figuras de placer que éstos organizan. escapz. 146 Ciertos artistas tienen el geQ.. Es difícil hablar del ello sin desnaturalizarlo. En el ello reina el silencio de las pulsiones [. esbozaba gestos. en efecto.

Con respecto a la pulsión. En la partida que se libra. Debe mantenerse una coyuntura tal que el desarrollo del sujeto infans se produzca sin demasiados riesgos. de esta secreta correspondencia entre los sentidos. El sujeto puede entonces franquear los límites de lo real y dejarse llevar a la escena. dado que se mantienen al margen de la simbolización. se han perdido . No obstante. puede engañaros así? Ojos sin tacto. sin duda . Hamlet acusa a su madre en estos términos: ¿Tenéis ojos? No llaméis a esto amor. Condiciones mínimas para que se produzca un sujeto Para que se anuden lo real.argumento del ballet.. no está lejos de pasar por un signo de desorden mental. De esta partida va a salir un sujeto... tensión primordial si las hay. oídos para escuchar.. un tacto sin miradas. Mientras que la metáfora fálica y la forclusión del Nombre-del-Padre son más fáciles de aprehender a causa de nuestro mejor conocimiento de las leyes del lenguaje. dificil hablar del goce y la angustia. se produce una satisfacción cuyo agente es el Otro. para respetar los ritmos vitales. ojos para ver.. disyunción de las percepciones. se trata verdaderamente de construcción. ¡Una escena que bien podría ser"la Otra escena"! También Shakespeare supo hablar. reúne y desune a la vez el$ y el a. porque a vuestra edad el tiempo del ardor ha pasado. pero esos sentidos. con la condición de que se respeten ciertas reglas. lo simbólico y lo imaginario.. es a partir de los ritmos biológicos como se construye la pulsión. entonces. para que una conexión significante se apoye sobre estos objetos. viene a perfeccionar la dicha de un encuentro consumado. Habiendo recién asesinado a Polonia.47 es en 149 . la naturaleza del ello y su articulación con la cadena significante siguen siendo problemáticas. pues el objeto de la pulsión no es en nada el objeto de la necesidad. ¿Qué demonio. la sangre se calma y puede escuchar a la razón . tomado todo en la dimensión tanto imaginaria como metafórica. Pero desde ahora podemos admitir que a partir de un real fisiológico como el hambre. un olfato sin nada más que un enfermizo residuo de sentido no podr(an errar más [. un silencio de muerte. oculto detrás de las colgaduras de la cámara de la reina. cuando hayamos avanzado en el conocimiento del objeto a del psicótico. no reveló aún todas sus posibilidades de lectura. sentido sobre el cual cada uno borda a su antojo. en una lengua llena de imágenes. 46 Sin embargo. Los cuidados dados al niño deben llevarse a cabo con un mínimo de permanencia y regularidad. con el sentido que el coreógrafo procura transmitir. Volveremos más adelante a la estructura 148 del ello en relación con lo real... el Otro se mantiene en un primer momento como el conductor deljuego. etc. en la escritura del fantasma. He aquí sus elementos esenciales: • l. la estructura psicótica nos remite sin cesar a una organización cercana a la del ello. El objeto pulsional es el objeto a. Sentidos tenéis.. la que siempre tiene un ritmo". dice Lacan en el Libro XI del Seminario: "La constancia del empuje prohíbe toda asimilación de la pulsión a una función biológica. Es dificil aventurarse en el dominio del "ello" donde reina "el silencio de las pulsiones". para que los objetos a ocupen el lugar que les corresponde en la geografia del cuerpo. dadlo por seguro. una boca para comer. ]'5 ¿Sería eso lo que se denomina "desorden de los sentidos"? Lo que aquí aparece como desorganización. un o(do sin visión ni tacto. El troquel que·. Si lo real es "lo que siempre vuelve al mismo lugar". es preciso que se cumplan ciertas condiciones.

• 2. Estos modos van de la pobreza intelectual del medio nutricio.. de una repetición que le viene en lo real. Si en ocasiones se habla de "pre-psicosis" con respecto a los niños.D. Parece aprehender perfectamente el tiempo que pasa. lo que puede constituir una puerta abierta a la regresión o a la psicosis. puede desencadenar un estado psicótico. Ese real es alternancía. Sin embargo. Si el . Pero las observaciones de un desencadenamiento aparentemente brutal de la psicosis no tienen en cuenta el estado del niño en el momento del "minidrama". este tipo de casos jalona la literatura analítica. Para que el recién nacido pueda establecer una primera 150 red de comunicación entre los diversos objetos a y vincularlos a los primeros significantes. vigilia·suefio. es tal vez para reservar un diagnóstico siempre 151 . con la condición de tener tiempo para identificarlas y que los momentos en que permanece con ellas tengan una duración limitada. con rarefacción de los intercambios de lenguaje. Un niño abandonado a su soledad. Los recién nacidos que sobreviven a ese desierto afectivo son seres a merced del menor avatar existencial. y que las aprecia. ciclo que se articula pronto en la noche y el día. Los niños más profundamente perturbados no son los que presentan la sintomatología más ruidosa. A veces se piensa que debe haber un solo personaje alimentador durante los primeros meses. a la inconsistencia de una madre depresiva habitada por pulsiones de muerte. y en niños de alto riesgo un trauma. tan buenos y obedientes". estará forzosamente marcado por la debilidad. con sus ritmos funcionales. aun de apariencia mínima. En las guarderías. si las costumbres de vida son constantemente perturbadas. a su vuelta de la clínica obstétrica. ción de Asuntos Sociales y Sanitarios] que pasan de nodriza en nodriza.S.. En todos estos casos.S. pone de relieve la importancia de ciertos ciclos biológicos desconocidos hasta hoy.A. incluso bien alimentado y limpio. resulta de ello una insuficiencia de las primeras elaboraciones subjetivas.recién nacido reconoce muy pronto a su madre. perfectos en su papel de objeto a que colma a la madre. Si los personajes alimentadores cambian sin cesar. es preciso proporcionarle los materiales necesarios. Quienes se volverán psicóticos son la mayoría de las veces niños "sin problemas . pueden aparecer perturbaciones graves. Digamos que tiene sus costumbres. encuentra mudo. lo que recorta el tiempo: digestión-apetito. Una ciencia nueva. y puede así prever el retomo de las cosas. so pena de hacer psicología de bazar. acepta también que otras personas se ocupen de él. • 3. El desorden y la incoherencia en que se sumerge se convierten en el caos mismo de su ser. El recién nacido también tiene necesidad de repetici6n. Estemos reconocidos a Spitz por haber proclamado en voz muy alta los estragos del hospitalismo. No obstante. o la del otro a quien su madre. la cronobiología.primer lugar lo real orgánico. ¿no puede pensarse que las primeras oposiciones sigmticantes se apoyan sobre ese real donde reina ya un orden de sucesión? Si el Otro no respeta este orden natural. y se pregunta sobre lo bien fundado de observaciones tales como la del que se vuelve psicótico después de una estadía hospitalaria de corta duración. si las cadencias fisiológicas del niño son trastornadas más allá de un cierto umbral de tolerancia. no se trata aquí de la oposición significante SeS~ pero. Hace falta mucho tiempo para consolidar estructuras frágiles al principio. lo que en el discurso pedopsiquiátrico se llama la estimulación. lo que no es verdad más que en parte. Desde luego. Todo esto se observa corrientemente en los niños confiados a la D.. seamos prudentes en cuanto al término de psicosis. Sabemos en qué estado llegan a los centros de cuidado. Habría motivos para distinguir los modos en que se presenta esta insuficiencia del Otro y para no generalizar apresuradamente. cuando no es la cárcel la que los recibe más adelante. [Direc. el niño no puede elaborar ninguna perspectiva significante. sin duda en relaciQn con su "reloj" biológico. Con frecuencia uno se asombra de la brutalidad con la que un niño puede entrar en la psicosis. los lactantes se agitan y dirigen sus miradas hacia la puerta cuando se acerca la hora en que las madres van a buscarlos.

don de lo que no se tiene y que se llama amor. se levanta de la silla. La primera partida de la madre de Sylvie. da cuenta de lo que ocurre cuando un exceso de satisfacción pone fin a toda apertura sobre la demanda y por ello sobre el deseo. entonces. En lugar de la emergencia del objeto subsiste lo puro real. Un episodio sobrevenido en análisis nos permite comprender mejor qué ocurre con lo real de este objeto. ¡Come. se borra en una especie de inexistencia en la que no sobrevive más que una actividad estereotipada de golpeteos. El trauma puede ser provocado por la cesación brusca del goce de un niño colmado. Los padres se quejan sin cesar de lo que para ellos tenía de obligatorio la puesta en escena de cada comida. y tiene lugar el hundimiento. Un yogur. enfermedad. sobre todo cuando ese goce es antes que nada satisfacción de la necesidad. En el texto de los Escritos. Le pregunto qué quiere comer. es el autismo. no comer Sylvie!" 153 . • 4. El término evoca al niño ahíto dormido sobre el pecho de su madre. "La significación del falo". ciertas sintomatologías pesadas. el atiborramiento sádico que. manifestándose reversibles. Muchos niños frustrados y maltratados desde el nacimiento no hacen una psicosis. La ruptura de las primeras relaciones puede producirse por un desborde pulsional. cuando no tenía más de seis semanas. Me retruca: "Oblígame". mientras que aquellos a 152 S' los que "no les falta nada" en el plano de las necesidades corren el riesgo de descompensarse más fácilmente. El término de forclusión da cuenta con claridad de esta pérdida irreparable en el corazón del sujeto. 48 El término de "aplastamiento". Yo misma lo pruebo y le digo: "Aquí tienes. Ese día. Es posible imaginar que. En Sylvie. etcétera. Sabía que en la institución que frecuentaba se pasaba el día sin comer. me responde. En el momento en que va a llevarse a la boca la primera cucharada. ya constituiría por lo tanto un trauma. Pero Sylvie no responde. sin otra perspectiva para los dos que esa dicha inmediata. la niña habría producido un síntoma: vómitos. Podemos referirnos aquí a la historia de Sylvie. puedes comer. Lacan insiste sobre este más acá de las necesidades y de la demanda que es el don. aparejada a una ausencia de intercambios significantes con la madre. que emplea a menudo en su Seminario sobre "La relación de objeto". contra todo lo que cabía esperar. ¿Qué pasó con ella? • Hemos puesto en evidencia la violencia del trauma sobre una organización fragilizada por una satisfacción demasiado grande de la necesidad. Se constituye un vacío definitivo sobre el cual no puede construirse nada sólido. está rico". ni siquiera se chupa ya el pulgar. pone término a toda "respuesta". pues el equipo se negaba a obligarla. por su violencia. Le contesto que ella sabe muy bien que no la obligaría nunca. que pienso que puede comer sola o. tratar. pero yo misma nunca había sido testigo de esas sesiones de forcing. sin orinar ni ir al retrete. SylvieJ Cuando tenía alrededor de cinco años. y le doy una cuchara. al menos. visiblemente muy angustiada. en el transcurso de una sesión Sylvie me dice que tiene hambre. la primera construcción va a ser barrida por el impacto de un real insoslayable. Pero se mantiene la cuestión de esa "demasiada satisfacción de la necesidad" y de la "frustración de amor". Puede suceder que la satisfacción de la necesidad sea rebajada a "no ser ya sino el aplastamiento de la demanda de amor". La demasiada satisfacción se vuelve más patógena por el hecho de interrumpirse en un momento dado. y se pone a gritar: "¡No comer Sylvie. rechaza el plato con violencia. El niño no puede resistirse a la violencia de ciertos traumas.dificil de formular y un pronóstico que a menudo aporta sorpresas. la angustia. le llevo un yogur que pongo en un plato con azúcar. en circunstancias un poco diferentes. pues el sujeto se queda sin posibilidades de metabolizar la pérdida.

Me dirá entonces: "Ahora como sola. explotaban bombas. Saturno devorando a sus hijos. me parece. como si el pedazo de pan fuera a morderla. luego otra y. remite a las angustias arcaicas ligadas al canibalismo. que prosiguió a través de la relación con su abuela. cosas todas que me pedía que yo ejecutara dado que ella estaba demasiado aterrorizada para tocar por sí misma a la muñequita. me hacía pensar en el cuadro de Goya. Repitió varias veces esta maniobra. Sobrevivía desapareciendo en cuanto sujeto en el acto mismo de la devoración. cuando la vi por 155 . me meto a la fuerza la cuchara en la boca". la alimentación se mantuvo ligada a actos mortíferos: el bebé era aplastado. Había una mesa cubierta de repostena. viendo que nadie le prestaba atención. en sus dibujos éstas son desmesuradamente grandes. los juegos maternales continuaron hasta una edad muy avanzada. pero si comer era comerse a sí misma también era comer al otro. mientras que el resto del cuerpo es casi inexistente. Aquí el objeto es puro real y la angustia está indefectiblemente asociada a él. Pero los oídos son los únicos orificios del cuerpo que no pueden clausurarse. La conminación "¡Come. pero sobre todo por Georgette.. ]. reventado. No fue sino muy tarde. 154 El punto de angustia está más allá del lugar en el que se detiene el fantasma en su relación esencial con el objeto parcial. se vinculaba sobre todo con la asfixia (durante toda su infancia hará bronquitis asmatiformes). que grita? ¡No quiero que me pinchen! ¡Por qué no me tomas en tus brazos?. Este cuadro. En su seminario del15 de mayo de 1963. evocado con frecuencia en el discurso de los analizantes. Sylvie comía a Sylvie. Sylvie!" fue pronunciada en primer lugar por la madre. eso es lo que nos permite distinguir el punto de angustia y el punto del deseo. al mismo tiempo que le daba de comer. Habiendo sucedido que la criada (conservo el significante utilizado por la familia) quedara encinta.. Durante mucho tiempo. Esta frase le atravesaba los oídos. identificándose sin duda con el perseguidor que manipula un cuerpo máquina. que permanece subyacente a cierto modo de la relación oral y que se expresa bajo la imagen de la función llamada del vampirismo[ . El "¡Come. perdida en la masa de los otros niños. se cubría los ojos. Sylvie apenas comerá sola a los siete años. cuando tenía alrededor de diez años. aceptaba que ella la alimentara en una especie de comportamiento en espejo. Lacan evocaba este más acá del objeto del fantasma anclado en lo real y la angustia." Trataba de permutar los papeles. Esta. pero no podía taponarse las orejas. Es la voz del superyóla que se hace escuchar y que ella repite. Yo retomaba con frecuencia su palabra interpelándola sobre el lugar del bebé: "¿Qué es lo que tiene. Es preciso distinguirla realidad del funcionamiento organísmico de lo que de éste se esboza más allá. luego fue a tocar las masas. que puede manifestarse mediante producciones imaginarias (como las historias de vampiros) o en procesos más elaborados como la incorporación. se las llevó a la boca. cortado. Sylvie!" gritado en sus oídos estaba asociado a una angustia de muerte que. a la que Sylvie se acercaba y de la que luego se alejaba. muerto. Sylvie preguntó "por qué se había comido a su bebé". En el análisis. para cualquier adulto. Este terror de Sylvie frente al alimento que ni siquiera se atrevía a tocar. ser comida por el otro. al mismo tiempo que todo su cuerpo estaba sometido a la agresión del Otro. etcétera. pero más tarde creí captarlo. pero donde el objeto se mantiene siempre velado. Sylvie!". Para cualquier niño. en un segundo plano tras el fantasma subsiste la angustia de devoración. Pude ver una película filmada un día de fiesta en la institución que ella frecuentaba en esa época. pinchado. En el "¡Come. Este fue el comienzo de la constitución del objeto oral. Por lo demás.. Hago como Georgette.No comprendí en el acto el sentido de este ataque de pánico. no evacuaba sus deposiciones . es lo que aparece en la prolongación del fantasma.. apretaba los dientes al punto de desgastarlos. por lo que Sylvie cerraba la boca. tomó una. ligada a la oralidad.

Otra joven anoréxica. Citaré algunos. 157 . la misma célula masculina se denomina sucesivamente un espermatocito. En la primera se manifiesta la angustia de un cuerpo consumible que tiene mal gusto.. "Lo real es asimismo la anatomía". de la célula sexual misma. mi cuerpo es un enemigo. Yo hacía teatro para tragar todo lo que tenía leche. con tono resignado. se identifica la dimensión metafórica. del cuerpo de una madre muerta. que el sujeto intenta reducir mediante una interpretación de apariencia lógica. (N. que alternaba períodos de anorexia y de bulimia puntuados por intentos de suicidio. extenderse a sus cuerpos. en pacientes jóvenes de instituciones psiquiátricas. Para ella. De pequeña. las materias más diffciles de enseñar no son ni las matemáticas ni la ffsica sino la biología. Dominique quería saber por qué. no puede decir nada más. también decía: "Desde la muerte de mi madre ya no puedo comer carne. La no superación de ese real despierta la angustia. sucediendo los períodos de bulimia a las fases de anorexia. La presencia de pedazos de cuerpos etiquetados. me decía: Para mí. decía: "No puedo tragar a mamá con todos los cuentos que prueba para hacerme engullir". Le tenía horror a la leche. Es interesante señalar que la angustia sólo se manifiesta cuando el sujeto es bulímico.* así como el riesgo de * En francés las voces laid (feo) y lait (leche) son homófonas. en los diferentes estadios de la gametogénesis. la diferenciación sexual sigue siendo confusa porque está directamente pegada al género. mientras que la célula femenina es un óvulo. que engorda. Una joven anoréxica de estructura histérica no habla de su cuerpo y de la comida en los mismos términos que una psicótica. acunarlay decirle palabras tiernas. En la segunda. ].primera vez tomar la muñequita. 49 Vania ingiere. no tenía este sentimiento de disociación entre mi cuerpo y yo [.Les muestro algo que es feo. Unajoven psicótica que presentaba crisis de bulimia en el transcurso de las cuales podía comer cantidades inverosímiles de masas.]. me llevó a distinguir dos discursos muy diferentes según la estructura en la cual se inscriben. no sentiré nada porque está en formol". . El objeto oral está en el centro de los fenómenos de anorexia y bulimia.. toda la historia de la anorexia podía articularse con su problemática edípica. masculino o femenino. El profesor se enfrenta con comportamientos curiosos. Esta angustia ligada al exceso de real del objeto puede. U na gran experiencia con estos casos. ¿cómo podría la gente saber que amo lo bello en este cuerpo feo. por parte del psicótico. Mi madre me alimentó hasta los seis meses. una espermátide.. con la recuperación significante y aberrante del cuerpo feo. Las nociones de división celular y de reproducción plantean problemas a menudo insuperables. En una clínica psiquiátrica para estudiantes psicóticos. al que a menudo califica de muerto vivo. va a redoblar la angustia de su propio cuerpo. en lo real.) 156 absorción. por ejemplo en las disecciones. las células "cambiaban de sexo como si no supieran en qué querían convertirse". el psicótico vive esta imposibilidad misma. 50 dice Lacan. lo remite a su propio cuerpo fragmentado. circunstancia que la autora señala escribiendo laid(t). en efecto. en el discurso de los psicóticos. del T. cómo podría saber que tengo mal gusto? Esta misma joven. es él el que come. que es feo[ . que la mayoría de las veces están asociados en el mismo sujeto con una sucesión en el tiempo. El encuentro. el encéfalo en formol de un carnero y dice: "No me hará nada. Ocurren en ese curso fenómenos diffciles de dominar por el profesor. La ausencia de la castración simbólica no permitió la represión de lo real anatómico. los límites del análisis: "Cuando uno está en el cuerpo. tengo miedo de comer a mi madre". Para Dominique. catalogados. durante una clase de trabajos prácticos. Si un analizan te de larga data puede expresar. "tragarse los cuentos". cuando no asiste a un desencadenamiento delirante. de lo real de un cuerpo muerto. ¿Qué puede atraparse en esta masa de carne?". pero histérica.

¿adónde va eso? [.¿Y el objeto anal en Sylvie? Como el objeto oral. de donde sus comportamientos de defecación ritualizados".dalo". Lacan comenta en estos términos el texto freudiano: Esta demanda de la madre: "guárdalo .] Ese mantoncito de mierda es obtenido a la demanda. Las preocupaciones acerca de la defecación forman parte de las inquietudes cotidianas de los adultos. una mutilación. El Otro pide al niño que lo presente como regalo. se lo admira: "¡Qué linda caca!". el anonada· miento.Klein hizo hincapié sobre la violencia destructora que se asocia a las heces. Hemos visto las angustias de devoración que suscita el objeto oral. si se lo embadurna. como Sylvie. Puede también cuestionarse sobre lo que oculta esa demanda (Che vuoi?). Para el psicótico. Esta angustia se amplificó aun más a causa de las exigencias excesivas de la madre. recordemos también el caso de Joe. de permitir la entrada en el orden significante. el objeto anal no puede ser escindido. ¿No revela esta demanda el deseo subyacente de conservar el dominio del cuerpo de su vástago. la desaparición. La pérdida de sus materias fecales parece equivaler a su propia desaparición.51 dice Lacan en referencia al objeto anal. De igual modo. Hemos hablado largamente del camino que conducía de la posición de ser ese objeto a la que consistía en tenerlo. evidentemente. pero por lo mismo esta demanda implica también que sea desaprobado. ser recuperado en la actividad fantasmática ni borrarse en las estruc~ turas simbólicas del deseo.. Esta identificación es siempre subyacente e inherente a la estructura misma del sujeto. en construirlo. y no controlaba ni uno ni otro. "no sabía con certeza cuál de los dos orificios (boca. La negativa del niño es a menudo proporcional al encarnizamiento con que su madre trata de obtener el objeto. Aunque haya equivalentes sublimatorios. 53 En cualquier niño hay inquietud y perplejidad al dar al Otro lo que éste pide. Sylvie se niega a que le saquen los pañales y quiere conservar los excrementos directamente sobre la piel. La demanda cada vez más acuciante del Otro puede llevarlo a negarse a dar ese objeto tan codiciado. de dominio de su cuerpo. M. En cierta medida. su pérdida equivale a una pérdida real. que pone a la niña "hasta quince veces por día en la escupidera" y sanciona cada "negativa" con una paliza. En lugar de poner en marcha el proceso de castración. La paradoja de esta situación fue subrayada por Freud. para experimentar su primer sentimiento de autonomía. Muchos autores ponen de relieve esta problemática. este objeto conserva un peso de real que no tienen los otros objetos: por ejemplo. y todos sus rituales de defecación: "Tocar la pared con una mano apretando las lámparas. proceso de separación que se lleva a cabo conjuntamente con el de la alienación en el lenguaje.. ano) ingería y cuál eliminaba.52 etcétera. el objeto conserva su estatuto de real y no puede. había sufrido la prueba de los 158 enemas. llegado el momento. "Lo que está allí en esa primera relación con la demanda del Otro es a la vez él y eso no debe ser él". cuando el niño comienza a ir solo al baño. todo niño se identifica con el objeto. sobre todo cuando ese algo proviene del interior de su cuerpo. todos saben que es con eso que se hace54 • A veces el niño tiene dificultades para hacer frente a esta situación. Marcia que. En la medida en que el objeto no está incluido en la dialéctica con el Otro. si lo doy. pero para desembarazarse de él en el acto. porque a pesar de todo se le enseña que no hay que guardar demasiadas relaciones con esa linda caca. Bettelheim. el niño sigue siendo ese mismo objeto y se ve sufrir la misma suerte. se vuelve loco si no ve sus excrementos antes de dejar correr el agua. el objeto anal conserva un poder de destrucción en el niño psicótico. en muchos casos. se vuelve algo de lo que puede sacar partido. 159 . estudiado por B. como no sean satisfacciones sublimatorias. al que ella misma no quiere "soltar"? Este objeto anal entra en los cuidados y las preocupaciones maternas desde el nacimiento y luego. con la otra sujetar el pene".

el sentido que Sylvie dio a esta intervención del médico. supositorios. se inicia un período crítico del análisis. no puede. lo mismo que la abuela materna que a veces lo consultaba. Las bromas escatológicas son las primeras en aparecer en los niños. He aquí lo que me dijo en una sesión: "Cuando se está muerto. no puede". El objeto anal es por lo tanto fuente de un interés que jamás se agota. etcétera. Se desarrolló entonces en ella una serie de asociaciones en torno del trasero. "sin ofender". arreglan el trasero. son retomadas por los niños mayores de la familia. Tiene también fenómenos alucinatorios. papá pone pomada en el trasero de las vacas. ¿Sylvie está muerta?" Después de esta nueva agresión al cuerpo y de las circunstancias que la rodean. con referencia al lenguaje. tanto horror encubría la perspectiva de penetración. a las cuales Sylvie da un sentido casi delirante. le administró un enema. Un día. en cuanto reclama obediencia o convicción. 160 Después de la muerte una se vuelve la abuela. algunos grupos sociales como los campesinos conservaron el gusto por este lenguaje un poco crudo. las señoras en lo del doctor que pone pomada. enemas. que emplean con naturalidad. La evacuación de las deposiciones provocaba una angustia tal que Sylvie las retenía lo más posible.. no se sitúa en 161 .que cristalizan en esta función múltiples fantasmas relacionados con el funcionamiento de sus cuerpos: buena salud si hay regularidad en las excreciones. su rostro ya no tiene expresión. Si bien la acogida de los padres es a menudo ambigua. era vivida de manera dramática y podía hundirla en un estado de total desamparo. La intervención en lo real sobre el orificio anal destruyó la primera elaboración de la imagen del cuerpo que se iniciaba en la transferencia. Irá a vivir a lo de su abuela paterna y pasará el día en una institución especializada. termómetro. Cualquier intervención en ese nivel. o fantasmas de podredumbre interna. Sobre la voz La voz es portadora de palabras. habla de manera incomprensible a alguien que sería su doble. siempre en la encrucijada de la angustia y el goce. Fue una experiencia de la que la niña no se repuso durante mucho tiempo. ponen pomada en el trasero. se presenta como una niña autista. Como la boca que había que abrirle a la fuerza.. angustias de muerte ligadas al bloqueo de la función. el orificio anal debía quedar cerrado. Ya no tengo ningún contacto con ella. 55 Sylvie se angustiaba especialmente con todo lo que tocaba a esa parte del cuerpo. que hacen de ellas sus delicias hasta una edad avanzada. ya no sabe si es ella o yo. en general. llama mamá a sus hermanas y a su padre . el médico consultado. ella también está muerta. el médico y el padre que era doctor de las vacas. "deposiciones de buen aspecto". se acabó. los "sorete-caca" y otras palabrotas los llenan de alegría y. quien me dice: La cosa va muy mal en casa. Sylvie se vuelve autista. Es en esta época cuando se pensará en una separación con respecto al medio familiar. "en cuanto imperativo. y esto con las entonaciones de voz de su madre. En las sesiones con la muñequita. quiere que su voluntad venga de otra parte. Relataré aquí un acontecimiento que se produjo cuando tenía alrededor de seis años. por el hecho de que ese médico murió. simulaba penetrarle el ano con un lápiz y decía: "No puede hacer caca. después de una semana de retención. el trabajo analítico va a ser retomado progresivamente y me daré cuenta de que lo adquirido conmigo no se ha perdido sino únicamente congelado durante un tiempo. Como después del trauma oral. De hecho. son siempre las mismas preguntas: "¿Tengo frío? ¿Cómo me llamo?". tiene una pielcita. Veremos. parece no verme más. la muerte. temiendo una oclusión intestinal.

etc. como comer. Para Sylvie. de manera aislada. lo chupa y lo respira: puede. tienen su lugar y no amenazan a los hombres. la realidad tranquilizante de su cuerpo unificado y un mundo en que los objetos son verdaderamente inanimados. se conforta en su función de sujeto en relación con la confrontación significante. El niño. enroscar un mechón de su pelo al mismo tiempo que chupa el objeto o uno de sus dedos. No se disuelve en él. del que es un derivado y que se presenta como prolongación del objeto oral y del respiratorio. pedacito de tejido. "¡Haz caca!". es propiamente lo que por medio de esta imagen me esfuerzo por designarles. orinar. Su utilización frecuente y prolongada puede ser un signo de sufrimiento. 56 dice Lacan. las miradas de la gente en la calle son acusadoras. el universo bascula: se dejan escuchar voces que la mayor parte de las veces dicen injurias y "porquerías". En su Seminario sobre "La angustia". pero también los sonidos que salían del tocadiscos cuando su madre la atendía. No hay carga de a. Lacan se pregunta: una situación de privilegio entre los dos: el "objeto transicional". cuando se aburre o procura dormirse. Esto nos lleva a hablar de un objeto que no es el objeto a. Se ve con claridad el soporte que el sujeto encuentra en él. investidura. a veces de regresión. hay. Algunos lactantes se chupan el pulgar desde el nacimiento. en las manipulaciones más o menos complejas. comienza a asomar la inquietud. de tristeza. la mayoría de las veces unas mantillas. En su Seminario sobre "La angustia". Estos fenómenos que en las películas fantásticas nos dan miedo "de mentira". etcétera. existe en la relación de a algo que reaparece después de su desaparición. chuparse el pulgar haciéndose cosquillas en la nariz con un extremo de la manta.58 El pseudo-objeto transicional del psicótico Se trata de un objeto tomado del ambiente familiar del niño. por decirlo así. y tomara esa connotación no sólo superyoica sino persecutoria? Sylvie. el que está atrapado en el cuerpo mismo.relación con la música sino en relación con la palabra". es que una imposible vista los amenaza con sus propios ojos por el suelo. N o son los pechos o los ojos sobre una bandeja los que provocan el malestar. se sentía aterrorizada por la voz que salía del tocadiscos. la posibilidad que tiene el hombre de mutilarse? No. una voz colérica para poder llevar a cabo ciertos actos. sino que ocupa Este objeto al que (Winnicott) llama transicional es verdaderamente el que yo llamo un objeto cesible. etcétera. pero cuando esos ojos lo miran a uno. Lacan intenta determinar lo que constituye el carácter angustiante del objeto y su lado persecutorio. cuando la muñeca se anima. en efecto. las puertas se abren solas. En referencia a Edipo vaciándose los ojos. los muertos vuelven. defecar. Este objeto está ligado a las esferas oral y respiratoria. que no es un trivial objeto del mundo exterior. Lacan habla de él de esta forma: ¿Es eso la angustia. costumbre que pudieron contraer in utero. 57 Cuando el objeto parcial se pone a tener vida propia. por ejemplo. ¿Qué sucedió para que el objeto voz se pusiera a existir de por sí. En una inversión de la situación que caracteriza la evolución de su psicosis. Cada niño encuentra rápidamente un modo específico de utilización de este objeto y no lo cambia nunca. cuando lo desee. estaba la voz imperativa del Otro: "¡Come!". El niño reclama este objeto en los momentos de so1 3dad. exigirá que su madre ponga una voz gruesa. 59 162 163 '·i •1 '~ . viejo objeto de peluche que ha estado en contacto prolongado con su cuerpo y conserva su olor. Este objeto no es el objeto a. trocito arrancado a algo. son vividos por el psicótico en una gran proximidad: no puede despertarse y reencontrar. como lo demuestran las ecograffas.

Dice también: Por lo tanto. "que le taparon los oídos por ella. con este objeto. hace pensar en el de Sylvie. al mismo tiempo que aportan una satisfacción alucinatoria a los deseos". por ejemplo. etc. No deja de mencionar la importancia del ti :¡ i 165 . podrá reaparecer en una cadena significante donde será totalmente irreconocible. Se presenta en continuidad con el objeto oral. Es el objeto intermediario "marcado por la primitiva sustitución". Bettelheim pueda hacer desaparecer esos interrogantes. pero si un 164 Los estímulos exteriores están oscurecidos y "ahogados" en las sensaciones que el niño provoca en sí mismo. Captamos allí en vivo la intrincación de las dos operaciones: la aparición del objeto con la serie que se introduce y la inscripción significante que se hace en el mismo momento. No me parece que la naturaleza de las soluciones de B. De hecho. He relatado el caso de Marcia porque a menudo me pregunté sobre el sentido de esas prácticas y la manera de abordarlas en la clínica. El objeto que utiliza el niño psicótico no tiene esta función de objeto transicional. ese significante derivaba de la palabra "coquin" ["pillo"]: la persona que lo atendía. Sus características son completamente distintas. para cualquier niño es un drama. La mayoría de las veces es duro y frío. Considera que es preciso respetar estas actividades que "protegen de un mundo intrusivo y espantoso. se trata a menudo de un significante que el niño escucha en los intercambios que tiene con su madre. Ese significante. 60 El ritual de Marcia. Veremos ejemplos de este tipo de represión cuando abordemos los problemas de lenguaje en la psicosis. El niño psicótico busca. Es evocador del vínculo con el Otro. una sensación a veces en el límite del sufrimiento cuando. Es cierto que. El nombre dado a este objeto va a confirmar su doble pertenencia. solía tratarlo de "pequeño pillo". en su institución. "totin". quien en algunos aspectos se parece mucho a Sylvie. Sylvie manoseaba indefinidamente entre los dedos un pedazo de material plástico. Sin ninguna duda. Sin embargo. pero no se llevaba nada a la boca. entrar en el ''juego simbólico". la toma en guarda permanente del niño se produce a lo largo de muchos años. "después de su desaparición". Su "manoseo" se producía cerca de la boca. dado que no está apegado "sentimentalmente" a él. que necesitaba taparse los oídos y las narinas para poder comer con los dedos. este objeto viene a sostener un fantasma en torno a la relación de cuidado maternales. Lacan es muy claro. y el niño conforta en él su identidad. no dejaba de rechinar los dientes. En Marcia el ritual fue perfeccionado por las educadoras. en ocasiones cortante: autito. A propósito de Marcia. que no podía alimentarse más que con el cuerpo fuertemente ceñido por las piernas del adulto. nada puede reemplazarlo. botella vacía. Conforta al sujeto que debe afrontar el mundo del lenguaje. Su propio comportamiento transforma su estado de ''vigilia" en una atención todopoderosa frente a sí mismo y anula realmente la percepción de la realidad.niño psicótico pierde su manojo de llaves o su pequeño auto. Bruno Bettelheim nos habla del "manoseo". Rara vez se trata de un objeto suave al tacto. se le puede dar otra cosa más o menos semejante y se quedará contento. mientras lo cuidaba. el objeto transicional no es el a. Advirtamos este rasgo particular: si en el momento de acostarse no se encuentra el objeto transicional. aparece cuando a está perdido. lo que liberó algunos de sus dedos para comer". pero en el niño psicótico es raro que esté ligado a actividades de succión. lo aprieta en su mano o se acuesta sobre él en la cama. según dice también. Un chico lo llamaba "totin". pero está ya encargado de todas las reminiscencias de la relación con el cuerpo de la madre y con lo percibido del cuerpo propio del niño. Estas actividades estereotipadas son para él "no sólo autohipnosis sino comportamiento de descarga". cambiaba y jugaba con él. secundariamente reprimido. traducción del verbo to twiddle y de twiddling.

Encare. que permite al niño sostener un fantasma alrededor de la relación con el Otro y de la falta creada por su ausencia. 848. J. 8. 13. Madrid. Así como el lactante "aplasta eljuego simbólico" en la actividad de succión. Seminario sobre "La angustia". !bid. D. pág. Trois essais sur la sexualité. Métapsychologie. El gesto estereotipado. Ecrits. para "disolverse". FREUD. J. pude atraer su atención y establecer muy pronto un contacto con ella. Ecrits. pág. el niño refuerza su autismo y su aislamiento del mundo. "Pulsions et destin des pulsions". Lettres de Rodez. llamaba a sus trozos de plástico sus "pequeñas drogas". LACAN. 1946 [Cartas desde Rodez. J. LAING. que eran las únicas que realizaba. 847. ecolalia o estribillo. pág. 3. J. LACAN. 10. el niño más grande se pierde en un acto que reproduce indefinidamente. A pesar de que rechazaba todo acercamiento. 23. Laia]. 15.. LACAN. D. J. Jeu et réalité. WINNICOTT. 9. Seminario sobre "La angustia". Con ellos. Sylvie renunció progresivamente a estos estereotipos cuando. J. podemos afirmar aquí que a la inversa del objeto transicional. 181. J. después de un largo trabajo analítico. 1969 [Escritos de pediatría y psicoanálisis. Séminaire XI. 520 [El Seminario de Jacques Lacan. noviembre-diciembre de 1984. un agujero en lo real. Barcelona. 144. pág. 28. 22. J. son otras tantas actividades que tranquilizan por su retorno asegurado. Écrits. FREUD. Fundamentos]. 7. LACAN. y los intentos por sacarlo resultan eri cóleras elásticas y redoblamiento de la angustia. 5. 1969 [La polttica de la experiencia. LACAN. 19. Ecrits. 21. 20. 18. 579. J. Los rituales vienen a llenar un vacío. 14. D. pág. haciéndolo con la levedad que ella misma ponía al rozar con sus golpeteos el cuerpo de los otros o los objetos. D. recortar. WINNICOTT. Buenos Aires. 11. Sylvie. y aquéllos nunca desaparecieron totalmente. Seminario sobre "La angustia" (inédito). Al utilizar ritmos y asociarlos a la palabra y al canto. pág. pág. 845. A. pág. Gallimard. pág. Gallimard. Écrits. Libro 3. L'Ombilic des limbes. En el análisis me apoyé desde el principio en esas actividades. 25. 843. Les Psychoses. Poésie. 16. dibujar. LACAN. Petit Robert. 6. 87. Idées. De la pédiatrie a la psychanalyse. "Objets transitionnels et phénomEmes transitionnels". J. revista literaria mensual. Las psicosis. pág. LACAN. Stock. L'espace potentiel. 109. !bid.. ARTAUD. 114. Palabras transmitidas en la revista Obliques n° 10-11. Europe. Séminaire XX. 1971 [Realidad y juego. GLM. 17. !bid. 2. Payot. ARTAUD. Idées. Essai. Notas l. Séminaire III. Crítica]. Gedisa]. LACAN. pág. Estos rituales psicóticos son aquello sobre lo que se apoya el análisis. Barcelona. retomando sin duda una expresión familiar. Paidós. LACAN. 166 167 . Sin temor a equivocarnos. La Politique de l'expérience. J. 27. A. 1993]. Gallimard. Seminario sobre "La angustia". Buenos Aires. 12. la repetición de lenguaje. Psychiatrie de l'enfant. Seminario sobre "La angustia". Esto demandó años. R.'( tiempo y el confort del medio ambiente para tratar las psicosis. LACAN. pág. Editions Borderie. pude comenzar a tocarla. LACAN. el niño psicótico utiliza el objeto en una maniobra que renueva para perderse en ella. 24. J. 4. 26. J. "Artaud". !bid. LACAN. LACAN. WINNICOTT. Gallimard. el objeto es proveedor de sensaciones y no nuevo impulso para lo imaginario. El enfoque analítico me parece de otro orden. pudo servirse de sus manos para modelar. 39.

691. 230. fa~ons de {aire. LACAN. n° 7-8. en su artículo "Observación sobre el infor169 . Buenos Aires. 37. J. El propio Lacan lo subraya en el momento de la redacción de los Escritos. diez años después de "El estadio del espejo". W. 30. 1971. J. 49. pág. Seminario sobre "La angustia". 1980 [Explorando el autismo. 1974. 51. Actes de l'ECF. en el mismo espíritu de un retorno a Freud. LACAN. LACAN. B. comienza a agitar al mundo psicoanalítico. precisemos algunos puntos que nos permitirán salir de los límites bastante estrechos donde aún se encierra con demasiada frecuencia al "estadio del espejo". De la pédiatrie a la psychanalyse. pág. Seuil. pág.S. Hamlet. !bid. !bid. Mary Barnes. 47. !bid. pág. 45. pág. ''Vers un signifiant nouveau". Michelle CLAQUIN. 39. 42. La Forteresse vide. VERBIER. A. D. pág. 667 [Hamlet. Psychoclinique. 38. 60. LACAN. LACAN. no 4. M. El Ateneo. 35. Si su "invención'? que data de 1936. Ornicar?.S. SHAKESPEARE. LACAN. pág. 56. 20.E. Gallimard [Cuentos orientales. 3 volúmenes. L'Ombilic des limbes. pág. LACAN. pág. J. La Forteresse vide.. Scilicet. J. BETTELHEIM.-• No olvidemos que en aquel tiempo el combate que libraba contra un bastardeo del psicoanálisis daba a sus artículos un tono altamente polémico. 154. Mémoire D. Essais de psychanalyse. 54. escena IV. Fa~ons de dire. 60. Ornicar?. responde a la comunicación de D.. 1980. Alfaguara]. pág. J. J. Gallimard. un voyage a travers la folie. Léanse. La Pléiade.29. LACAN. Marguerite YOURCENAR. Petite Bibliotheque Payot. FREUD.' pág. 43. 46. Y. en el texto titulado "De nuestros antecedentes": Nos encontramos con que volvemos a colocar estos textos en un futuro anterior: se habrán adelantado a nuestra inserción del inconsciente en el lenguaje. "encrucijada estructural". Séminaire XI. n° 17-18. 62. Madrid. a este respecto. LACAN. Seminario sobre "La angustia". 48. !bid. En 1959. 36. 49. J. no publicada. J. "Psicoanálisis y estructura de la personalidad". 212 y sig.. 270. 150. LACAN. 1948]. ARTAUD. pág. 168 IV EL ESPEJO CIEGO El espejo. 34. pág. Ecrits. 164. J. Buenos Aires. pág. 41. 62.. no 5. teniendo en la memoria el aporte ulterior del pensamiento lacaniano. 821. 42. Ecrits. en 1966. conviene releer los textos que Lacan le consagra en sus Escritos reubicándolos en su época. B. Lagache. clase del 5 de diciembre de 1962. Payot. decía Lacan. pág. Séminaire XI. LACAN. 50. ~ ¡ . BERKE. 40. no 7. 57. Nouvelles orientales. 55. pág. "Sciences humaines". pág. Seminario sobre "La angustia". acto III. en Teatro completo. 9. Séminaire XI. WINNICOTT. 33. 58. !bid. 388. 1 ¿Puede ayudarnos el comportamiento de Sylvie frente al espejo a entrar más profundamente en el mundo de la psicosis? Antes de abordar esta cuestión. Gallimard. MELTZER. J. Cf. 59. Seminario sobre "La angustia". 337. 52. 44. BETTELHEIM. Paidós]. 32. J. en especial su trabajo sobre la lengua y el objeto a. Écrits. 53. Seminario sobre "La angustia". Scilicet. BARNES y J. Explorations dans le monde de l'autisme. 31. pág.

figura las instancias del yo. y veremos cómo la carencia de uno de estos parámetros compromete en el niño psicótico el reconocimiento de su imagen. esta vez. De este modelo óptico dirá lo siguiente: Los nexos que van a aparecer en modo analógico se refieren claramente a unas estructuras (intra)subjetivas como tales. sobre su estado de indiferenciación.. en cuanto al rostro humano. acerca la cabeza a la suya. le habla. en su contacto. en el modo "analógico". . ríe. perplejo. Como a esta edad aún está en brazos de su madre. por ser el de la díada imaginaria. el niño va a multipli- \i. Mediante juegos de espejos (esféricos.<( 1. este último como prevalente. Al crecer. representando en ellas la relación con el otro y permitiendo distinguir la doble incidencia de lo imaginario y lo simbólico. 7 El objeto a ya está allí en la representación de las flores. frente a él. En el momento en que escribe "El estadio del espejo". 3 va a desarrollarlo diez años después sirviéndose aún del espejo pero.-· t indispensable para todo reconocimiento especular. f ' . del yo ideal y del ideal del yo. la etapa del espejo es verdaderamente la "encrucijada estructural" donde se cruzan y se intrincan los registros de lo real. ] desde los primeros meses e incluso. Lo que Lacan describía en 1949 como "primera captación por la imagen donde se dibuja el primer momento de la dialéctica de las identificaciones". En efecto. lo interpela en su jerigonza.. ¿Qué ve el niño de seis meses en el espejo? Un bebé. en la década de 1950.me de Daniel Lagache". Así pues. subraya igualmente la precocidad del reconocimiento del Otro. ] se vuelve hacia quien lo lleva". donde encontramos la continuación del "estadio del espejo". podría hacer pensar que el descubrimiento qe su imagen en el espejo tendría valor de revelación. o sea "los objetos mismos donde se apoya la acomodación que permite al sujeto percibir la imagen i(a)". "la percepción muy precoz en el niño de la forma humana. en su olor. etcétera. 5 En ese texto de 1959 aparece la complejidad de las identificaciones.. La madre. 8 En la continuación de su enseñanza. para precisarnos la naturaleza de las identificaciones. La actitud de Sylvie frente al espejo nos aclarará este punto. trata de tocarlo . Y es en lo que corresponde a las coordenadas inconscientes del yo".. veamos qué ocurre con el descubrimiento dichoso que hace un niño "normal" de su imagen. 9 Lacan nunca creyó en el aislamiento del recién nacido y siempre criticó violentamente la interpretación que dan los a11alistas del concepto freudiano de autoerotismo. lo señala con el dedo. sobre "el desamparo original del recién nacido". Pero esto sería simplificar demasiado las cosas y deformar el pensamiento de Lacan. planos). :. [. lo simbólico y lo imaginario. Este es la clave de bóveda 170 .. y la ve. No obstante. manteniéndose. de momento mítico de identificación por nueva reunión de los fragmentos del cuerpo. 10 Su insistencia sobre la inmadurez del pequeño humano. desde el décimo día". comenta la situación: lo nombra. se enfrenta al frío del espejo. ya aprehendido aquí bajo la forma de i(a). a las que ya no se puede reducir a· formaciones puramente imaginarias (imagos). sin embargo. Lacan va a precisar la importancia de este objeto a._~ i ~ .t ·~ 171 . Prueba de ello es "el gesto por el cual el niño ante el espejo [. Este anudamiento incluye también al objeto a. Antes de considerar la angustia del psicótico frente al espejo. y en primer lugar piensa que allí hay otro niño. que se opone a aquél como el pequeño. se vuelve hacia ella. 6 El lugar y la importancia del gran Otro son destacados: Nos equivocaríamos si creyéramos que el gran Otro del discurso puede estar ausente de ninguna distancia tomada por el sujeto en su relación con el otro. en general. 4 Entrevemos allí lo que anunciaba en 1949 al hablar de la asunción de la imagen especular como de una "matriz simbólica en la que el yo [je] se precipita en una forma primordial". se precisa la naturaleza simbólica del ideal del yo: "El ideal del yo es una formación que viene a este lugar simbólico... insiste sobre la "prematuridad natal fisiológica". Lacan sitúa esta etapa entre los seis y los dieciocho meses.

es decir como reflejo. Es verdaderamente lo que expresa el uso del verbo tener: uno tiene su cuerpo. Los fantasmas de los que nuestro cuerpo es el componente principal forman parte de nuestra existencia más íntima. e incluso a designar con su propio nombre su imagen. aunque sólo sea por asistir a su juego. 12 De este modo. Ya hemos mencionado el trabajo de estructuración del cuerpo que se lleva a cabo durante los primeros meses de vida. Esta serie de comportamientos va a permitirle identificar esta imagen como suya: el niño que ve es verdaderamente él. de reunión de lo que el sujeto percibía de su ser y de lo que en lo sucesivo sabe "dar a ver" de éste. y fundan nuestro ser de goce. 't Así. lo que es el colmo. acerca la boca al cristal. está ligado a la construcción del cuerpo imaginario. En 1948. Veremos las consecuencias de su fracaso en la psicosis. dice Lacan. construido con todas las marcas que le imprime el Otro. estando representada la recuperación del cuerpo biológico en la red significante por la$ del fantasma. La madre de un gemelo al que yo analizaba me contaba que el niño había comprendido muy tarde qué era su imagen en el espejo dado que veía lo mismo que lo que tenía frente a él habitualmente. el sentimiento de su autonomía. La importancia de esta primera vivencia corporal es tan grande que el niño de seis meses posee ya una conciencia de su cuerpo. En 1966. en vez de volverse hacia ella para tomarlos tiende la mano hacia su reflejo. el intercambio de las miradas: Lo que se manipula en el triunfo de la asunción de la imagen del cuerpo en el espejo es el objeto más evanescente que sólo debe aparecer al margen: el intercambio de las miradas. puesto que es a la vez punto de llegada y punto de partida. etc. la imagen especular viene a recubrir la primera construcción cuyo proceso de borrado se acelera a partir de entonces. en relación con la demanda y el deseo del Otro. dado que no sabe de entrada que lo que ve es una ilusión. en un momento esta primera organización del cuerpo se va a enfrentar a una imagen. con el júbilo del que habla Lacan: agita las manos. "goce del cuerpo en cuanto es goce de la vida". objeto que viene a ocupar su lugar en 172 los fantasmas referidos al cuerpo propio (es la a de /3 Oa). se divierte apareciendo y desapareciendo en él. pues. Testimonio de ello es el comportamiento observado hasta los treinta meses: el niño. Esta construcción del cuerpo se hace gracias a la introducción del objeto a ligado a las funciones orgánicas. nuestro cuerpo. a pesar de la insuficiencia de su desarrollo motor y la inmadurez de su sistema nervioso (esquema corporal). Lacan hablaba de "ruptura de plano. luego de lo cual se llega a pensar que se tiene una. pues.car los juegos frente al espejo. subraya el punto capital de este cambio de registro. En cierta forma. la del espejo. ¿Puede decirse. que el niño se "reconoce" en el espejo? No. este momento del espejo es verdaderamente una etapa pivote en la estructuración del sujeto. a saber su hermano mellizo. manifiesto en el hecho de que el niño se vuelve hacia quien de algún modo lo asiste. 13 1 173 . que no se produce sin perplejidad. Así. y es eso lo que hace creer en el alma. Lacan nos lo recuerda en la clase delll de mayo de 1976 de su Seminario: 13 Tener relación con el propio cuerpo como extraño es una posibilidad. habla sin que lo sepamos (psicosomática). Si su madre se coloca a su espalda y el niño la ve en el espejo dándole bombones. que no es otro él mismo. implica una conmoción fundamental. hace muecas. · El reconocimiento de la imagen en cuanto tal. El pasaje de una a la otra. retomando a posteriori "El estadio del espejo". un reflejo. de vez en cuando va a mirar atrás en busca del personaje reflejado. a pesar de estar habituado a verse. su doble. Se esboza entonces un trabajo de fusión. no lo es en ninguna medida. de discordancia"12 entre lo que en esa época llamaba Umwelt elnnenwelt. nos traiciona y lo "habitamos" con mayor o menor comodidad. a reconocerse en el espejo. el que está frente a él. se nos escapa. ilusión. sin embargo.

en este intercambio de miradas que va de la madre real. una significación que me interesa tanto. ante mi sorpresa.reconocerse en su forma es también un punto de partida. Para él. si bien pudo contemplar y jugar con sus manos.1 5 El espejo está. Durante las sesiones siguientes vuelve a acercarse. Después de este período de expectativa. sus pies y su cuerpo. Pone su cabeza junto a la mía. Un día. parecía presa del miedo e intentaba huir. cuyo contacto percibe. volverse regularmente hacia su madre. a la que ve en el espejo. con nuestros cabellos tocándose (la cabellera tiene una gran importancia para ella).El intercambio de las miradas En un primer momento. si yo me detenía con ella delante de él. quiere asegurarse de que lo que ve junto al rostro familiar es verdaderamente el suyo propio. todo el amor que sienten uno por el otro. en particular) y la imagen que de ella capta en el espejo. En efecto. acercarse y alejarse. Lo que describo da cuenta. . El comportamiento de Sylvie delante de él viene a confirmarlo a contrario. La. lo simbólico. que viene a conectar con el deseo del otro todos los objetos de mis deseos. más estrechamente que con el deseo que ellos suscitan en mf. por lo tanto.s miradas intercambiadas con la madre son de otro orden. El punto de llegada en el que el niño puede. de la visión. cuya naturaleza ya era entrevista por el linaje de los moralistas en lo que se llamaba el amor propio. y eso en un acercamiento cinético: adelantar la mano. pero cuya dinámica 174 ' '1 sólo la investigación psicoanalítica supo analizar en su relación con la imagen del cuerpo propio. Hasta entonces. el niño. todo lo tejido entre ellos desde el primer día. en la encrucijada estructural de las instancias de lo real. constantemente representada por mi semejante. Winnicott lo subraya: "El primer espejo es el rostro de la madre".~ ~ 1' ~ ·¡o Sylvie y el espejo "¡ \ ( j ~ J ~ ~ i ~ ~ h 1 f A la entrad~ de mi consultorio hay un gran espejo. lo imaginario y el objeto. De ahí en más lo habita la "pasión imaginaria". El niño va a hacer el descubrimiento de un rostro. antes que nada. retirarla. Es una plataforma giratoria en el trabajo de estructuración del sujeto. Sylvie se desviaba al acercarse y. Se ve desde el lugar del otro. constituyendo el vínculo entre su experiencia corporal (sensaciones cinestésicas. De este modo va a apropiarse poco a poco de esta imagen en movimiento. corresponden a lo que está "más allá de las apariencias". se planta adelante y hace con los brazos gestos corno de nadadora. Esta pasión aporta a toda relación con esta imagen. punto de partida de todas las identificaciones yoicas. que coexiste con una masa corporal a la que identificará como suya. no vio nunca su cara. pues en este intercambio se transmite todo el conocimiento. Hasta los cuatro años. 1" y se refieren sobre todo al deseo del Otro. 175 . el suyo. me pide que me siente en el suelo a dos o tres metros del espejo (de este modo estoy poco más o menos a su altura) y emprende idas y vueltas entre él y la analista. tiene la de su madre. es decir que me hace estar en una dependencia tan grande de esta imagen. en lo que "d'a a ver'' en su "ser en el mundo". se mira y luego se aleja sin que esto parezca angustiarla. yo inmóvil y ella apresurándose mucho. "nos" mira en el espejo y luego. Retomaremos esta cuestión de la mirada y la visión a propósito de Sylvie. punto bisagra donde se reúnen el cuerpo fantasmizado ligado a la relación con el gran Otro y la imagen especular que determina la relación con los pequeños otros. lo que está descubriendo es que la mirada que en lo sucesivo fija sobre sí mismo es la mirada del otro.

no va más al retrete y se niega a que llamen al médico. Sylvie. si bien hubo oportunidad de retomarlos algunos instantes al final de la sesión. ·~· . y durante numerosas sesiones. con un tono calmo y una sonrisa: "Buenos días. Fueron seguidos por una serie de comportamientos que en ese momento me intrigaron y.dejándome en mi inmovilidad. -j· ~ \~) j :. sobre mis rodillas. Evita el espejo. pero su discurso gira repetitivamente alrededor de los significantes "solapa". mala!" Durante todo este tiempo comento lo que sucede.:. Dice entonces. Puede comenzar a tocar la plastilina.. Me levanta un brazo y se acerca al espejo con un brazo en alto. Así puede por fin vivir el contacto de un modo lúdicro.~ o\} '·~: (. mientras me nombro y la nombro. al mismo tiempo que respeto la consigna que me parece consiste en no cruzar mi mirada con la suya en el espejo). se queja de que le duele la ropa. "Rechazo aun más feroz de la escupidera". lo que llamaba "lecciones de gimnasia": levanta los brazos. como atropellarme. alrededor de un año después del primer acercamiento al espejo. l¡ ·. Cordié". los zapatos. después mi boca y la suya y repentinamente se arroja sobre mí. y que "así cree que me hace mal". a lo que respondo: "Buenos días. ~· ). Se acercaba a su reflejo y se miraba hacer muecas. al mismo tiempo que dialogaba conmigo. Todos esos juegos cesaron poco a poco. baja la cabeza. quiere quedarse en mis brazos. Acerca su cabeza a la mía y toca mis cabellos y luego los 176 1 '+ . ya no quiere salir del auto. ~ 1 ~. etcétera. Se golpea el pecho gritando "¡Vientre de leche!" y se pega en el vientre diciendo "caca ahí". En sesión. yo había anotado: Comienzo de un período en que establece conmigo juegos agresivos. cierra los ojos . La madre se queja de que Sylvie pide que la mimen. va a intentar aprehender su imagen en referencia a mi cuerpo. Vuelve en seguida. Retoma los juegos de las escondidas. pierde sus adquisiciones y ya no hace nada sola. me toca el pecho. En sesión. Sylvie". se puso agresiva. Le digo: "se diría que es preciso que yo esté como muerta para que te veas y te sientas.. pegando su vientre contra mí e hinchándolo: "Tengo un bebé ahí adentro". En las sesiones está muy angustiada. No es sino tres meses después de este primer intento cuando vuelve a acercarse a él. lo hacía con sus hermanas y su maestra e intentó repetirlo conmigo. pero esta vez hace que doble las piernas y ponga la frente sobre las rodillas. mirando esta escena en el espejo donde de mi cabeza sólo ve la cabellera. arranca las flores deljardín. "delantal". "blusa". abre la boca. cuando empezó a utilizar el "yo" [']e"]. En la guardería hace que la aten a la silla".. En la casa "la cosa va siempre muy mal. muy a menudo se levantaba la pollera y trataba de ver en el espejo la imagen de sus nalgas. renueva su demanda de quedarse en mis brazos. Los padres me dicen que en su casa se puso a recortar imágenes diciendo: "Es Cordié".: r·· :·• . así puede mirarme y no deja de decir. Me negué con bastante prontitud. .)'i '· ·( lt :} 1 suyos._ 177 . Este primer acercamiento al espejo será seguido por un período de regresión y de agravamiento de los síntomas: hace una otitis. destruye todo. de modo tal que no pueda ver lo que pasa (lo que no me impide echar una mirada a la pantomima que se desarrolla.. En el tiempo que siguió a este reconocimiento en el espejo. no duerme y grita durante la noche. cosa que a mi vez hago con ella. Más adelante exigió que las dos estuviéramos de pie frente al espejo y que yo la hiciese saltar sosteniéndola por las manos. lo que desencadenó su cólera: "La quiero más a Mireille porque hace igual que yo". impacientaron: exigía de los otros que asumieran la misma actitud que ella en espejo. "pliegue".. es preciso decirlo.:\. se acerca lentamente a su imagen. Se oculta detrás de mí y se levanta vigilando la reaparición progresiva de su imagen. y se ríe a carcaj a das por primera vez. Fue a los cinco años.. simula comerme gritando "¡Mala. A partir de entonces. dice la madre. Me hace sentar en el suelo. lo que ella se niega a hacer pretextando "que es preciso que comprenda que es grande y que ser mimada es una locura". completa y bien viva". me golpea.

Pues la capacidad de Sylvie para expresarse con palabras. La violencia. los que la llevaron al reconocimiento de su existencia propia en relación con el cuerpo del analista. mientras vive en un gran desamparo. En su Seminario sobre "El objeto del psicoanálisis" (19651966). El 30 de marzo de 1966 Lacan subrayaba. ser comida. y cómo esta dialéctica se articula con la problemática del objeto y de la cadena significante. el "sentimiento de existencia" que adquirió poco a poco en sus intercambios conmigo. todo "recubrimiento" 18 por la imagen especular sólo puede ser nulo y no producido. Retomemos los hechos tal como los advertí en esa época. donde reina la confusión: vientre de leche. nos permite. Sus oídos se taponan con una otitis dolorosa. cuando entrevé furtivamente su imagen? ¿Qué es lo que la espanta de tal forma? Lo ignoro. esa angustia hasta los cuatro años. o irrisorio. de una localización de su superficie y su contenido. 179 . en estas figuras. En el transcurso de este período de angustia y regresión. una etapa franqueada desencadenan el pánico y un reforzamiento de los sistemas de protección. trabajo de aproximación y separación en la relación de transferencia. "mantenimiento-montura sostén de la hendidura del sujeto"P En Sylvie. a falta de algo mejor. Vuelve entonces a hacer frente al espejo los gestos que hizo conmigo desde el comienzo del análisis. visión insostenible que reaviva el trauma. sus manos ya no tocan nada. en particular. y a la vez lo que constituye su reunión. y no puedo más que señalar que lo que capta su mirada por primera vez y que permite un principio de reconocimiento de su imagen es su cuerpo en movimiento. Por lo tanto. después de este primer descubrimiento del espejo Sylvie se repliega. bebé. a la vez aquí y allá. en efecto.Esta lenta aproximación al espejo no debe considerarse como un avance terapéutico. así como tampoco intercambia conmigo miradas de reconocimiento: se queda fascinada por la imagen de una boca y un pecho. maniatado. situar el objeto mirada en la psicosis. tanto mejor identificado por ser tan ampulosos sus gestos "de nadadora". bebé. en un interito de señalización de su continente. no utilizables. leche. Cordié allá. Siempre sucede así en los niños psicóticos (en el adulto puede asumir otras formas): una nueva adquisición. allí. no pueden tener la función de agujero alrededor del cual se construye el fantasma y se fundan la demanda y el deseo. los pasajes al acto 178 agresivos indiscutiblemente alivian a ese sujeto inmovilizado. caca. Si el comportamiento de Sylvie es semejante a todas las otras manifestaciones de la psicosis.pues se desencadena la cólera que es tal vez el esbozo de una toma de distancia: me da golpes y me trata de mala. Pero se queda perpleja ante lo que percibe como doble reduplicación: Cordié aquí. a fin de dar cuenta con más precisión de la manera en que. ¿Por qué esa evitación. la naturaleza de este objeto no permite sostener el ser del sujeto. representa un lugar vacío. Lo que ve en ese tiempo primero no es su rostro.16 Este primer acercamiento al espejo va a ocasionar una regresión y un redoblamiento de la angustia. un progreso en la relación con el otro. a causa de ello. por lo demás. El agujero. y esa otra que sería ella. De nuevo reina la confusión entre ella y el Otro -comer. Lacan retoma las figuras del cross-cap y el toro. ya no "quiere" (no puede) evacuar sus deposiciones. puede sin embargo ilustrarnos sobre la manera en que el niño psicótico aprehende su cuerpo. a saber la separación de su cuerpo y el mío. el sujeto llega a desear. que había introducido en 1962 en el Seminario sobre "La identificación". a partir de la demanda. ¿Es ella madre. caca? Esos objetos que no se han desprendido de lo real permanecen como no identificables. se enfrenta con laimagenquetanto le costó aprehender. bloqueado en su impotencia y sus contradicciones. punto de falta y punto de apoyo del sujeto. que ese agujero representa el lugar del objeto a. Pero lo que ve allí no responde a lo que yo llamaría. En las sesiones me habla de su cuerpo. la pareja madre-hija. secuencias de acercamiento y alejamiento. desempeña un papel de primer nivel en la psicosis. delante del espejo.

imagen lejana. Esta niña no se reconocía una existencia propia. implica el progreso psicoanalítico mismo y la ética del psicoanálisis. En el caso de Sylvie. Puede suceder incluso que no haya ningún reconocimiento en el espejo. no por ello alimento y heces entran menos en el ciclo de la demanda. profundamente reprimida. portadora de significantes. El nos enseñó que el lugar del analista no está del lado de lo imaginario. como para Sylvie. La abuela no hace preguntas. Si un niño psicótico en análisis con una kleiniana la recibe diciéndole: "Buenos días. N o puede reconocerse en el espejo más que si ya ha construido una representación de sí mismo a través de la red asociativa centrada en las aberturas de su cuerpo en relación con el cuerpo. la imagen del espejo se mantendrá inhabitada. ¡a qué escuela pertenece su analista! La escuela de Lacan es la del rigor. Sylvie se queja de que le duele la ropa. 20 Si ese primer paso no se da. no recurrió esta analista al utensilio indispensable que es la mamadera? Esta pregunta está lejos de ser desdeñable. Pero entonces. Esta primera identificación. bolsa de piel o peor. donde se ve cómo un niño identifica. Sylvie asumía con respecto a mí un tono completamente distinto: "Contigo. es el cimiento de nuestro ser más íntimo. nos permitió captar este imposible del cuerpo en la psicosis. ¿Por qué. era el cuerpo de su madre. Puesto que poco tiempo 181 .. siempre hay que hacerse preguntas. Durante mucho tiempo me pregunté por qué exigía que yo ocultara mi mirada para poder emprender su trabajo de exploración de su imagen especular. que incumbe en el más alto grado al psicoanálisis que se pretende "lacaniano". "Buenos días. lo simbólico y lo imaginario no logran hacer nudo. demanda que ya no se apoya sobre la necesidad en un niño de cuatro años. ¿hay que responder en ese punto en lo real? Si bien no hay. No ocurre lo mismo con la mirada y la voz.. esto también significa decir "Amame". En el tiempo que sigue a este primer acercamiento al espejo. ¿Qué pensar de una actitud semejante? Vemos en ella la prueba de que la asunción de la imagen especular sólo es posible si el niño ya habita su cuerpo. a lo que su madre da la misma respuesta: "No". pero las reglas fundamentales se mantienen. a pesar de todo. ¿En razón de qué debería ocupar otro lugar el psicoanalista de niños? ¿Por qué debería ser la buena madre que ofrece la mamadera o el padre que refunfuña? Por cierto. es el sujeto supuesto saber. razón para instituir una reglas inmutables del psicoanálisis con los psicóticos. y el rostro entrevisto en el espejo no podía ser sino el de ésta. en la transferencia. 19 palabra retomada de inmediato e interpretada abundantemente por la analista. Así. En efecto. lo que Lacan. donde lo real. cualquiera sea su estructura. más próximo a sí mismo en su ser que en su imagen en el espejo". estoy harta. que pertenecen al registro del deseo y lo simbólico. tres meses después de la primera experiencia. suscitando al mismo tiempo un intercambio de miradas y palabras que expresaban el reconocimiento: "Buenos días. si el cuerpo queda en suspenso. Se hace atar a la silla. Sylvie". al "Mímame" de Sylvie respondí ofreciéndole el consuelo de brazos envolventes que volvían a dar forma y límites a su cuerpo. Cordié". las demandas y el deseo del gran Otro. aun cuando a veces sea necesario readecuar la 180 técnica. Está en el lugar del muerto y. se preguntarán. hace lo que yo quiero". la vuelta a las sesiones frente al espejo. le duelen los zapatos. expresaba así: "El hombre está. que no debe representar un papel ni proponerse como modelo de identificación. por cierto. envoltura vacía. reencontrar conmigo la envoltura corporal que constituían los brazos de su madre.Sylvie intenta recomenzar su vida desde el inicio. bolsa de ropa. Vi a una niña psicótica acercarse sola a éste y señalar su imagen con el dedo diciendo: "Mamá". un niño psicótico reclama una presencia de cuerpo y de palabra mucho más importante que cualquier otro analizante. llegado el caso. Su discurso está de nuevo parasitado por los significantes referidos a la vestimenta. marioneta. señora pene". apaciguadora: "Mímame".

..] es deseo en el Otro.. De hecho. Experimenta la permanencia de su ser desapareciendo y reapareciendo detrás de mí (estos juegos de presencia-ausencia van a perdurar en el análisis y a hacer avanzar considerablemente el trabajo). ] Si se establece entonces una relación especular tal que el niño pueda dar vuelta la cabeza. es porque lo que se ve en el espejo es angustiante que no puede proponerse al reconocimiento del Otro... En ese momento. Este sentimiento de desposesión se verifica en la psicosis. 22 El hecho de que el sujeto se convierta en "cautivo" de una relación especular angustian te que lo "desposee" de la relación con el gran Otro es más flagrante en la psicosis del adulto. y verifica que ella misma comanda sus movimientos. aspiración por el Otro [. en la que ese fenómeno de fascinación tiene como corolario. y tal vez Sylvie se pierda en ella. mirada cargada de cólera. su esquema corporal está consumado. apertura. Ahora bien. Ya no es la niñita de seis meses impotente y limitada en su motricidad. la mirada que siempre conoció Sylvie es la de la madre. el niño psicótico no conoció nunca una relación satisfactoria con el gran Otro que fundara su ser primero. la imagen especular se vuelva prevalente y arrastre al sujeto a una fascinación mórbida. Puede suceder también que. Si mi mirada pudo ser apaciguadora para Sylvie cuando estaba en mis brazos. el sujeto puede experimentar un sentimiento de extrañeza frente a su ima182 gen -"Estoy perdiéndome de vista". tal vez amada. ]¿el objeto de la mirada? Engancharlo [. por su efecto de falsa estructuración. Los puntos de referencia del conocimiento especular son para nosotros llamados de una semiología que va de la más sutil despersonalización a la alucinación del doble. [. entonces. El gesto que hace para intentar ver qué pasa por el lado de la zona anal. ¿Por qué.antes había solicitado el intercambio de miradas cuando estaba en mis brazos. ¿no es por ello la réplica de la otra. aceptada. mi mirada se vuelve embarazosa. unas experiencias Q. relación de la que está demasiado cautivo 21 para que ese movimiento sea posible.. sin mi mirada pero en presencia de mi cuerpo inerte Sylvie va a hacer la experiencia de su autonomía.e doble. mirada que fascina y aterroriza a la vez. debía excluirse esa mirada frente al espejo? Esa pregunta me taladró en la cabeza durante varios años. entonces la relación dual desposee 21 al sujeto de su relación con el gran Otro. Toma conocimiento de todas las partes visibles de su cuerpo en relación con el mío. parte del cuerpo tan problemática en ella. en los momentos agudos. de despersonalización y de "inquietante extrañeza" delante del espejo. La imagen de la pareja que formamos ella y yo en el espejo. mirada que se desvía.. ¿llegaremos alguna vez a la falta fálica? 183 . que elude la interrogación de la niña. 23 Pero para estar "desposeído" aun es preciso haber estado en posesión de la cosa.. en cuanto cuerpo en movimiento. 25 Pero con Sylvie. procurando asegurarse de que era reconocida. Cuando el nexo entre cuerpo fantasmizado e imagen especular no está roto sino parcialmente. hasta que un pasaje del Seminario sobre "La angustia" atrajo mi atención: La despersonalización comienza con el no reconocimiento de la imagen especular [. decía una joven esquizofrénica delante del espejo-o creer en la aparición de un doble. ]". reflejo vacío de significación que no lo mira en absoluto. 24 Ahora bien. ¿Qué implica una mirada? "¿Cómo situar el campo escópico? [. cruzando con un torpe través la falta fálica". evoca la anécdota contada por Lacan "de una niña que se enfrenta desnuda al espejo: su mano como un relámpago.. el cruce de nuestras miradas en el espejo se vuelve angustiante. la que forma con su madre? La agresión a mi cuerpo sería la prueba. asociada a una voz que grita imperativos. por lo que no encuentra entonces más que un espejo ciego. Por lo tanto. ]..

con su delirio: 184 185 . Es lo que llama "realidad": Los ruidos se recortan en la inmovilidad. La forma superficie-vestimenta y la función de dominio dinámico. ya no tiene relieve". van a volverse primordiales en su vida. . De este modo el niño demostraba su experiencia de un objeto en dos dimensiones: cuando uno entra por la puerta de adelante. dando órdenes a las que califica de "lecciones de gimnasia"... de lo que rezuma entonces de angustia y pesadilla. Pero en la psicosis se encuentra con frecuencia esta visión bidimensional. Esta función. la paciente de M. hermanos y hermanas robots [.. cuando hablan con posterioridad de los episodios agudos de sus psicosis. uno de mis pacientes esquizofrénicos. ]. me meto a la fuerza la cuchara en la boca". 29 Christian. Todo me parecía artificial. una mecánica eléctrica [. Sechehaye.. cuando coma sola dirá: "Ahora. separados de su objeto y sin ninguna significación [. A. ] encontraba una casa de cartón. 28 Esta "irrealidad" engendra una angustia tal que un sujeto no puede sobrevivir a ella. ] sube de lo imaginario esta figura obscena y feroz donde es preciso ver la significación verdadera del superyó. 27 Todos los esquizofrénicos. va a cobrar un aspecto superyoico. dibujó con esfuerzo sobre un costado de la página una casa decorada vista de frente. donde se ve cómo [. Había perdido el sentido de la perspectiva [. haciendo eco en esto al deseo materno -"Soy yo quien debe hacer las reacciones de mis hijas"-.. Meltzer señala el mismo fenómeno en un pequeño paciente: Durante varios meses un niño había dibujado puertas y portales. Asimismo. Rechazaré muy pronto ese juego repetitivo y estéril. Un día.Lo que va a seguir del descubrimiento de su forma corporal en movimiento corresponde claramente a esta "captación" de la que habla Lacan.. generalmente con cancelas complicadas [... también él. ].. mientras que en el otro dibujó un pub de atrás. describe un mundo que de un solo golpe pierde su aspecto familiar. dan testimonio de la extrañeza del mundo. y a menudo el delirio permite la nueva puesta en orden o el repoblamiento de ese mundo: Es sólo mediante las articulaciones simbólicas que la entrelazan a todo un mundo como la percepción cobra su carácter de realidad. tendrá la oportunidad de decir: "Cuando mamá es mala.. Más adelante. antes de repoblarlo. ]. sale simultáneamente por la puerta de atrás de un objeto diferente. ]. La visión y la mirada en la psicosis Que Sylvie se quejara de que le dolían la ropa o los zapatos me había dejado perpleja. cuando se exprese bien. ] en el eslabón roto de la cadena simbólica [. en lugar de ser el punto de partida de las identificaiones yoicas.. que hasta entonces delegaba en su madre. Pero. toda conexión entre ellas. 26 Sylvie va a intentar ejercer este dominio sobre el otro en espejo.. hago como Georgette. El relato de Renée. Su cuerpo se mantendrá como una especie de mecánica articulada a la cual da órdenes. va a ejercerla en lo sucesivo sobre su propio cuerpo. en el que las cosas pierden todo sentido. es efectivamente un objeto sin interior.. Sylvie se ve y se sien te plana como una imagen. describía así su percepción del mundo. a la que maneja como un doble. También la representación de los otros y del mundo carece de espesor. que experimenta y vuelve a representar con júbilo. el mundo es plano. Que me identificara con las imágenes que recortaba de las revistas me había asombrado igualmente.

pasa. tengo la impresión de ya no ser más que una mirada. Me gustaría uer cosas que no ueo. un cenicero.32 es eso lo que se llama la mirada. retoma la distinciónpercipiens-perceptum.. evidentemente. Veo mi mirada en el cristal. estoy aprisionado adentro. reflejo plano de un mundo reducido a su superficie y. con referencia a las alucinaciones verbales. veamos cómo se presenta la esquizia de la visión y la mirada. Cuando dicta su seminario de Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. de hecho. a saber la "pérdida de la realidad"? Lacan nos permite ver un poco más claro. el fantasma. son para él el punto de partida de una reflexión sobre el "más allá de las apariencias" que implica la mirada. está siempre marcado por un parentesco con los modos visuales [. una fascinación mórbida por la superficie de las cosas. pues este objeto. -¿Hizo ya pinturas.a• La mirada tiene por lo tanto la particularidad de ser un 187 . La visión no puede ser sino mirada dirigida al mundo. colillas. No me gusta este universo. Lo visible y lo invisible.]. ] este objeto central. sólo encuentra un ojo ciego. la muerte de Merleau-Ponty y la publicación de la última obra de éste. 31 Así. no veo más que las cosas insignificantes. a. algo se desliza. el despertar del soñador. una simple placa fotográfica. .33 Lacan vuelve a esta elisión en varias ocasiones. la estructura de la función del deseo como tal es [. siempre en un lugar distinto a aquel en que el deseo lo sostiene y sin embargo en relación profunda con él Este carácter de elisión no es en ninguna parte más manifiesto que en el plano de la función del ojo. En "De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis". dibujos? -Si los hiciera. Nos dice: El origen. "la diferencia de las subjetividades interesadas en la mira delperceptum". Christian nos describe aquí un mundo pleno de objetos que se pegan al ojo. Tengo la impresión de que mi mirada se vuelve viscosa.. sin vida. Este seminario es de una gran riqueza de reflexión sobre la esquizia de la mirada y la visión con las visiones del sueño. estoy como encerrado en los objetos. la base. multiplicando los enfoques. del "mundo visto con ojos de niño"? En nuestra relación con las cosas. el montaje de la pulsión. La can retomará su interrogación alrededor de la mirada en cuanto objeto a. En esos momentos estoy desconcertado. en lugar de uer al otro no veo más que la superficie de sus ojos. creería en ellas más fácilmente. la estructuración del espacio. en cuanto está no sólo separado sino elidido. ¿Cómo entender lo que nos dicen estos pacientes? ¿De qué se trata en lo que Freud pone en primer plano en la psicosis.-Tengo una angustia en el plano de los objetos. etcétera. el cuadro. tal como está constituida por el camino de la visión y ordenada en las figuras de la representación. visión sin mirada. A partir de esos textos y de nuestra experiencia clínica. se transmite de nivel en nivel... 30 En el Seminario sobre "El objeto del psicoanálisis" nos recuerda "la impureza delperceptum escópico". no puedo desviarla de los objetos. Tengo un sentimiento curioso en el plano de la mirada. y es en ello que el sostén más satisfactorio de la función del deseo. es la naturaleza oculta . ¿No se habla del "mundo del esquizofrénico". que 186 tiene un estatuto particula_r. que lo envuelven como una trampa.. a causa del hecho de que el percipiens está "marcado por el significan te" al mismo tiempo que por "efectos de la pulsión". El ojo no es. en los objetos veo esencialmente las manchas. en el otro. abordándola por diferentes rodeos. Lo que llama mirada es. con el paso de los años. para estar siempre allí en alguna medida elidido. no es tan fácil de delimitar como los objetos oral o anal. que se pega a los objetos. dibujaría un universo hiperrealista.

en contacto directo con el deseo. En el campo del sueño. al despertar. que durante mucho tiempo me parecieron enigmáticas: "Me gustaría ver cosas que no veo. según la expresión de Lacan. Si trata de fijar un punto para escapar a esta influencia de los objetos.. Así. pues. que habría permitido la constitución del objeto a mirada en la erogenización de la relación con el Otro. donde hay elisión de la mirada. ese mensaje venido del inconsciente. Si el mundo me es familiar. en el otro. el espectáculo del mundo me incumbe por el hecho de que lo interpreto sin saberlo. si las imágenes del sueño no pueden ser más parlantes. Christian intenta suicidarse para reunirse con "su mundo propio" (su delirio) donde "los niños de luz" lo esperan desde toda la eternidad. a una función puntiforme. creería en ellas más fácilmente". 36 Si. 37 Si. a propósito del cual podríamos evocar la proximidad de la Cosa. evanescente. He aquí lo que dice: "Cuando ya no hago matemáticas. con un vacío más allá de la muerte. En la con templación. en Christian. En la psicosis. sino que ello muestra. No pudo advenir algo de la pérdida. El mundo. Cuando no hay nada más allá de las apariencias. elisión de lo que no sólo ello mira. a la vez lugar de ausencia y de plenitud. La realidad no puede despegarse de un real invasor. es 189 . es menos evidente en el estado de vigilia. en el argumento. En las imágenes oníricas que el sujeto crea. esta elisión de la mirada preside la estructuración del fantasma y las manifestaciones del ello. como el objeto oral o el anal.-C. a causa de su naturaleza. [. ninguna similitud". Las asociaciones no levantarán más que un pequeño borde del velo sobre esta "otra escena" que el sujeto. ello nos mira: "El espectáculo del mundo se nos aparece como omnivoyeur". dice Lacan. pienso en la comunicación no verbal. está pegado a su ojo sin distanciamiento y. esa "trampa para la mirada". Tiene también la oportunidad de volver a dar sentido a los fenómenos. yo no creo las imágenes. la mirada no llega a hac~r "agujero" y a sostener la visión. cuando el universo está irremediablemente vacío. así puede comprenderse el sentido de estas palabras de Christian. La percepción permanece entonces como visión sin mirada. 38 Del encuentro con ese real surge la angustia. se entrevé ese otro lugar donde se desliza el sujeto del inconsciente. Me basta con tomar el metro y comienzo a sentir la presencia de los otros en el plano de la mirada. y es en el desconocimiento de este más allá de las apariencias donde se funda mi ser. es idiota. y además: "No veo más que desde un punto. donde se pierde. en el sueño.. ese punto se mantiene como mancha fascinante de la que no puede extraerse. a m en u do se niega a reconocer como suya: "Este sueño no tiene ningún sentido. 188 El goce estético frente al cuadro.. deja al sujeto en la ignorancia de lo que hay más allá de la apariencia [. pero en mi existencia soy mirado de todas partes". ninguna propiedad. no soy yo .elemento predominante en los fantasmas y. Lacan dirá también: La mirada en cuanto objeto a. no es tributaria de la necesidad y la demanda. en el estado de vigilia. lo que caracteriza a las imágenes es que ello muestra.. "ello muestra".] y por ser un objeto a reducido.. Milner define como "un agregado donde no se establece ningún vínculo. al contrario. donde desaparece sin que pueda hablarse aquí de algo del orden de la contemplación y el goce. Si la esquizia de la mirada es patente en el sueño. en las palabras pronunciadas. es porque lo he hecho mío sin saberlo. el espectáculo del mundo en el estado de vigilia. nove más que un ojo ciego que perdió su mirada. la emoción estética designa ese lugar.35 Las visiones del sueño ofrecen una idea general de este más allá de la apariencia. siendo su relación con el goce completamente privilegiada. nos hace entrever ese más allá. cuando la palabra se sustrae y las matemáticas son impotentes para dar cuenta del orden del mundo (Christian es investigador en matemáticas).. ]. ". ese real que J.

asociados a su voz modulada. y a dar sentido. percepción de la realidad se mezclan íntimamente. sueño. "Apetito". para sí. que pueden inscribirse en la transferencia.. y sentimos hasta qué punto. como en el sueño. nos dice Lacan. estaba atrapado en un juego con sus otros pacientes. donde identifica muy rápidamente algunos fonemas. delirio. luego formas y colores aún 190 indiferenciados. ya no asegura la esquizia de la visión. me hice comunicar la angustia de alguien que viene a su casa. nos recuerda la violencia de la invidia en esta contemplación a la que califica de "absorción espectacular". En Christian. Esta barrera misma puede ser borrada. "peligrosas" (es el mal de ojo). 39 Unica Zürn nos habla de un universo que le hace signos por todas partes. al citar a San Agustín que describe "al niño mirando con una mirada envenenada a su hermano de leche". el ojo pleno de voracidad es el mal de ojo".r -demasiado fuerte. mirada del analista que lo hipnotiza. En un libro muy bello. Interpretaciones delirantes alrededor de la mirada.{ascinum. ) en el nivel del deseo escópico donde. asombrado. por su intermedio. la mirada. si la estructura 191 . en el transcurso de su Seminario. ya interrogador ante lo que se le presenta. tiene la particularidad de estar de entrada ligada al deseo. a "mostrar". con el placer de la succión y 11 apaciguamiento del hambre. los procesos del sueño se mezclan con la realidad y. El hombre jazmín. de donde el retorno con fuerza de lo real y el repoblamiento imaginario resultante. El objeto escópico. Encuentra en primer lugar la luz. Un día. pero hay una forma que va a volver. es peligroso. lo hace desaparecer y puede también transmitirle la angustia de los otros. la mirada se pone a funcionar en sí. sin que se encuentre en ellos la ruptura que instaura el fenómeno del despertar. esa angustia no provenía de mí. da una serie de connotaciones de apariencia contradictoria. y otra vez me dice: Estaba muy angustiado al salir de su casa. el rostro y la mirada de la madre. también puede ser apaciguadora: Es [. ¿Qué puede leerse en una mirada? Lacan. ¿por qué debería el deseo ser unívoco?) En el Libro XI del Seminario hace referencia al mal de ojo: "Hay en quien mira un apetito del ojo. 40 Pero la mirada no es sólo eso. y son tal vez esta "inconsistencia". "voracidad". Estos primeros intercambios están cargados de significaciones por venir. Se convierte en "ondas relacionales". Las perversiones exhibicionista y voyeurista atestiguan lo que puede ser este goce centrado en la pulsión escópica.. en ninguna demanda vital. me acusa de hipnotizarlo durante la sesión. La mirada. Y en los Escritos. en cuanto objeto a retomado en el circuito pulsional. las ondas relacionales que circulan entre los individuos". (Pero. estamos muy cerca de la pulsión oral. qué importancia puede atribuirse a la mirada en el trabajo de construcción del sujeto? Al nacer. el recién nacido abre los ojos y parece sorprendido. El mundo se pone a hablar en torno a la mirada. en la psicosis. esta "evanescencia" las que aseguran de manera privilegiada su inserción en el fantasma y su enganche con el goce. ¿Qué lugar. Cuando la comunicación verbal se le escapa. Ocurre lo mismo con la esquizia que separa al sujeto que duerme y sueña del que acaba de despertarse y recupera la conciencia. no se apoya en ninguna necesidad. y de esa mirada mala puede provenir la desdicha. ele manera ritmada y repetitiva. Sus alucinaciones visuales se parecen a imágenes de sueños. las imágenes se ponen a hablar.

' pág. se ausenta ante la mirada-llamada de su hija. la imagen espejo del pensamiento" (Lacan). Fascinar es "dominar. Volvamos ahora al caso de Sylvie... ¿qué mirada dirigía la señora H* a sus hijas? Lo que dice de ello es significativo. ] es la potencia en el Otro [.. hostil. ]la forma dominante. LACAN. ¿Qué hipótesis puede formularse sobre el lugar a dar a la mirada en la aparición de su psicosis? Y. ... la mirada. ¿Cómo va a determinar esa mirada dirigida a ella la naturaleza de la que ella misma dirigirá a las cosas? Si "el mundo es simétrico del sujeto". En un primer momento. La sobrecarga de la zona oral y la .. inquietante. recordatorio del "mal" pecho. plena de cólera y furor. 193 . fundamental de toda posesión. Además de los objetos esféricos. un poco bastardeado. repite. encantar... Lacan subraya otro carácter del objeto a escópico: En el nivel escópico que es propiamente el del fantasma. 113. hay borradura del sujeto bajo la mirada del Otro. Sylvie va a encontrar una mirada hostil. sale de un estado 192 de embarazo que duró treinta y tres meses. inmovilizar por la sola potencia de la mirada" . Cuando llega Sylvie.. Más tarde. más seguro. pág. de contemplación".ausencia de comunicación por la mirada y la palabra seguramente fueron aquí condiciones favorables para la eclosión de la psicosis. maleficio". por igual razón que ella misma era para su madre un objeto perseguido-perseguidor. el mundo se volvió perseguidor. de seducir. En el Seminario sobre "La angustia". Écrits. 3.44 Si para cualquier hijo de vecino fascinar tiene el sentido.. todo es peligro: las olas del mar van a comerle los pies. aquello con lo que nos relacionamos [. 43 Por su definición. probablemente desvía los ojos. también el objeto a está más enmascarado y donde con él el sujeto está. en cuanto a la angustia.. no podía soportarla". fotografiándola. lb id. Se pasaba el tiempo mirándola. Se siente molesta frente a la mirada pedigüeña de esa beba: "Esta niña era demasiado precoz. el "gesto adusto" ["gros yeux"] son en efecto las insignias de la potencia del Otro. viniendo a desmentir lo real de la devoración. el fascinum es "encanto. 42 Para el niño. [bid. En un segundo momento.U En las angustias muy arcaicas en torno a la pulsión oral caníbal. Notas l. 112.. pág. el mundo de Sylvie será a la imagen de la mirada materna. sintiendo impotencia para responder a lo que percibe confusamente como demanda de amor. puede en efecto tener ese resultado apaciguador. si es "el equivalente. veremos que en la psicosis conservó el sentido fuerte de reducir al otro a la nada por la potencia de la mirada. 2. 67.. ] que es el espejismo del deseo humano [. y es sobre ellas que se apoya el superyó. ya no está en la misma disposición. J. me miraba con un aire extraño. la posesión contemplativa [. "¡Tres embarazos en treinta y tres meses!". cautivar. el vozarrón [grosse voix].. La mayor había sido para ella un "objeto de adoración.-- dol deseo está lo más plenamente desarrollada en su alienación fundamental. exigirá ser obligada para intentar recuperar en el goce masoquista la mirada y la voz de cólera de la madre. en primer lugar.. agobiada. El fascinum tiene por efecto matar literalmente a la vida: "el fascinum es precisamente una de las dimensiones en las que se ejerce directamente la potencia de la mirada". ]. los animales la aterrorizan. ¿Qué mujer joven que comenzara su vida en pareja no estaría marcada por semejante acontecimiento? La señora H* lo está hasta el asco.

México. Petit Robert. 1974. J. J. "Le Sinthome". pág. :18. 27. J. Ecrits. 41. 12. no 16 ["La tercera".. pág. J. por ejemplo A. :11.. 15. !bid. !bid. J. 94. 14. 24. 23. J. libro XI. ARTAUD. Seminario sobre "La angustia". 71. 11..4. J. MILNER. L'Homme jasmin. Ornicar?. 22.. lbid. Ecrits. 427. "La troisieme". 8. PUF. pág. D. 19. pág. 42. clase del3 de julio de 1963 (subrayado nuestro). libro XI. C. 43. Le Théátre et son double. libro XI. Seuil. 392. 9. pág. J. pág. no 29. 674. 32. Subrayado nuestro. 13. LACAN. LACAN. pág. Journal d'une schizophrene. Ecrits. Informe del Seminario sobre "El objeto del psicoanálisis". 7.. libro XI. LACAN. J. Buenos Aires. 31. 194 :14. 10. 678. LACAN. :39. "Le théatre de la cruauté". !bid. LACAN. clase del22 de mayo de 1963.. lbid. 30. pág. notas personales. Le Monde de l'autisme. 33. pág. pp. 7. LACAN. pág. lbid. 26.. 6. J. 74 y ss. Cf. Écrits. 533. LACAN. 1970 [El hombre jazmín. clase del 1o de junio de 1966. Payot. 40. 434. D. clase del 23 de enero de 1963. 18. pág. 195 . pág. Le Séminaire. 13. lb id. Barceiona. LACAN. Buenos Aires.. Ornicar?. 70. Seminario sobre "El objeto del psicoanálisis". 1983. 112. intervenciones en el VII Congreso de la Ecole Freudienne de Paris. J. lbid. 107. Les Noms indistincts. 1. pág. 72. Roma. 70. J. J. !bid. 114. LACAN. en Intervenciones y textos. LA CAN. 29. Subrayado nuestro. 676. 25. 13. J. J. J. 677. 70. Seminario inédito. J. Seminario sobre "La angustia". 5. M. Le Séminaire. LACAN. Le Séminaire. Sudamericana]. lbid. MELTZER. !bid. 17. LACAN. :IG. pág. Seminario sobre "La angustia". LACAN. pág. pág. Ornicar?. Écrits. Lettres de ''Ecole Freudienne. 20. Le Monde de l'autisme. 111. pág.. pág. 16. 174. Gallimard [El teatro y su doble. Ecrits. Le Séminaire. :16.' pág. Le Séminaire. 12 de junio de 1963 (subrayado nuestro). 21. Seix Barral]. no 11.. pág. LACAN. LACAN. libro XI. A. MELTZER. pág. Gallimard. Manantial]. SECHEHAYE. Diario de una esquizofrénica. 1950 [La realización simbólica. 28. 73. 44. J. pág. LACAN. pág. Unica ZÜRN. Ibid.. Fondo de Cultura Económica]. LACAN. 71 y 69 respectivamente. no 29.

así como con su articulación. El lenguaje aparecido en una niña cuyo cuerpo estaba tan a -estructurado. lo que se olvida demasiado a m en u do. pero muy pronto si se considera la gravedad de su psicosis.coexistencia y superposición de varios discursos. Pero comenzó a hablar sólo después de siete meses de análisis. por su capacidad de reflexión. Uno queda sorprendido por la inteligencia de algunos de ellos. cuando tenía tres años y siete meses. e hizo rápidos progresos. forclusión ligada más específicamente en Sylvie a todo lo que se refiere al cuerpo. Veremos cómo sectores completos del discurso permanecen en una desorganización total. "Papá" y "mamá" ya formaban parte de su vocabulario. Las primeras palabras pronunciadas en sesión (cf.V ~~L LENGUAJE LOCO El lenguaje apareció bastante tarde en Sylvie. tiene algo de sorprendente y nos enseña lo que ocurre con los procesos de separación y alienación. Recordemos que hablaba desde hacía tiempo cuando empezó a reconocerse en el espejo (cinco años). tan fragmentado. y en ese momento surge siempre una pregunta: "¿Está usted bien seguro de que es psicótico (o psicótica)?" Me la formularon con frecuencia cuando hablaba de Sylvie. capítulo I) fueron "arena" y "pies Cordié". Hay en ella -como en todos los psicóticos. Esto equivale a preguntarse si era psicótica cuando deliraba y ya no cuando 197 .

no forzosamente delirantes. inteligente. que en esta paciente llegó a revelar en un momento el desorden psicótico.M. Los psicóticos adultos pueden sentirse aun más molestos que los niños en el discurso común. en los que vuelve a hundirse en el autismo. El interrogatorio superó largamente la hora y media antes de 198 que se manifestase con claridad que en el límite de ese lenguaje del cual no había forma de hacerla salir había otro. En Sylvie. que puede revelarse o no.. Lacan lo recuerda en el libro III del Seminario. que presenta algunas dificultades y tics que se arreglarán con el tiempo y mucho amor" era puesto en primer plano. Así. Lacan plantea la cuestión de esta repetición insensata: 199 . tan grandes son su memoria y su agilidad para manipular cifras y palabras. Las psicosis: Quienes asisten a mi presentación de enfermos saben que la última vez presenté una psicótica muy evidente.. que puede vivir sola y tener una profesión? ¿Lo será todavía? Si ya no hay síntoma en lo social. formula la pregunta"¿Estoy muerta?".S. crítico. La invasión del significante "delantal" En el lenguaje psicótico. pasaba por histérica y se hablaba de su mal carácter. sin darse cuenta de qué vacío cubre ese discurso. ¿Ya no será psicótica ahora.. "gruñona". coherente. Por cierto. ¿hay aún "enfermedad"? Esta cuestión implica de por sí una concepción reductora de la enfermedad mental. en efecto. Sylvie era por lo tanto una niña que podía pasar por "normal" en ciertos momentos y a los ojos de algunos. las que escucha y repite a propósito. sobre todo por su abuela paterna y su padre. Dirigiéndose a alguien que sería su doble. más o menos identificable. pues.. 1 Y prosigue con el significante "galopinar". y recordarán el tiempo que tardé en extraer el signo. Por ejemplo... Algunos jóvenes esquizofrénicos tienen de este modo la apariencia de superdotados. Hemos mencionado los momentos de gran regresión en Sylvie. Podía. el lenguaje "loco" asume formas múltiples. En el libro III del Seminario. como el que siguió al traumatismo anal. pronuncia frases en eco. un poco rara.. y a menudo juzgaba a las personas y las situaciones con mucha agudeza. lo que no dejaba de desencadenar fenómenos de intolerancia y rechazo cuando aparecía alguna rareza en su conducta..hablaba "normalmente". En los pocos momentos de lucidez que le quedan. Esta ecolalia se identifica con prontitud. Yo no dejaba de preguntarle cada vez: "¿Quién dice eso? ¿Dónde escuchaste pronunciar esas palabras?" ¿Quién no se ha sentido impresionado por esos niños que "charlan como personas mayores" y disertan sobre los problemas de la hora con una soltura aparente? Los padres a menudo se enorgullecen de escuchar de boca de su vástago el eco de su propia voz. habida cuenta de su edad. Es sobre esta estructura que Lacan nos enseñó a interrogarnos. Parece entonces alucinada.. Era "protestona". aparecen ciertos significantes que se repiten e invaden todo el campo psíquico.) es uno de sus representantes. el estigma que probaran que se trataba claramente de una delirante y no meramente de una persona de carácter dificil que se pelea con los que la rodean.. hay una estructura psicótica. El aspecto de "hermosa niña. y para un observador es a menudo dificil descubrir la falla que signa la psicosis. no hay "pruebas" de la psicosis -como tampoco virus ni madre esquizofrenógena-. sin que el interlocutor comprendiera siempre qué angus~ias se escondían detrás de sus exigencias y reivindicaciones. de la que la clasificación americana (el D. pronuncia frases sin orden. especialmente en los medios institucionales que frecuentaba. sostener un discurso elaborado.

sólo habla de "delantal": quería ser envuelta en los delantales de su madre. en lo real. significante que no representa al sujeto para otro significante. Ese día hice dos personajes. de un delantal para su nalgas. pero aceptaba verme manipularlo. durante la sesión. de música. Intenté hacerla asociar: "¿Qué galería?". "¿Las nalgas del bebé estaba contra el delantal?" Pero no pudo decirme nada más. empresa dificil porque la señora H* se equivocaba con las fechas y mezclaba los períodos. etcétera. pero en la que advertía la aparición de ciertos significantes inhabituales en ella. ¡había tenido tantas! La semana siguiente. que se mantiene irreductible. la acostaba sobre él. Era verano y. donde había puesto sillones y un tocadiscos. Sin ninguna 201 . Quedamos estupefactas tanto una como la otra. 200 La palabra galería. ¡Pero es imposible que se acuerde de eso! Durante un mes. que todo está fija do en esta misma repetición. Me contó entonces una historia de la que no entendí nada. la señora H* se había ocupado de sus hijas. pues la cadena parece rota. antes de su segunda partida. Lacan. Pero otro hecho vendrá a confirmar la precocidad de la fijación de ciertos significantes que escapan a la represión. Este tipo de síntoma es desesperante para el analista porque da la impresión de que todo se detiene.. yo fabricaba con la plastilina unos monigotes bastante sumarios y le pedía que imaginara una historia. Al principio. m.. Libro Ill). Ya no se acordaba. pero en el cual el sujeto se identifica y se pierde: La significación de esas palabras tiene por propiedad remitir esencialmente a la significación como tal. después de la sesión. ¿mis hijos sí? Golpetea su pedazo de material plástico llamándolo "delantal" . como lo veremos.ociada con "un delantal para su nalgas". El Seminario. usaba uno grande. "por higiene". Le gustaba escuchar música mientras se ocupaba de las hijas. uno grande y otro pequeño. y repite que es imposible que su hija se acuerde de cosas tan antiguas. mientras Sylvie estaba sobre sus rodillas. se llamaba Georgette". le ponen un enema.una galería? En efecto. Le propuse que preguntáramos a su madre. me pregunta por qué no tengo uno. lo pinchan. Ciertas palabras volvían con insistencia durante un largo período. En este período. una mamá. me intrigaba. se precipita sobre la empleada doméstica para levantarle el delantal. que por lo tanto no son ni sustituibles ni movilizables y reaparecen.. Se trataba de una galería. la que había obligado a la niña a comer. me dijo: "Recordé el nombre de esa muchacha. que nunca había escuchado de su boca. la señora H* se muestra muy asombrada: . presa de terror. y había recuperado a Sylvie que estaba en lo de su suegra (la pequeña Lenía por lo tanto tres meses). lo cortan. En ese preciso instante. se había instalado en la galería. e inviste todos los momentos. cuando llega a mi casa. qué pensaba de esta galería. En los comienzos del tratamiento. Cuando cambiaba a Sylvie. En cuanto al delantal. Había olvidado todo eso. Le pregunté el nombre de la niñera que se había ocupado de Sylvie cuando ella se ausentó. Luego empieza a recordar: vivían en esa casa cuando ella volvió de su tratamiento. en efecto. El trabajo ya no avanza. se lanzó hacia atrás y cayó de las rodillas de su madre. Alrededor de los diez años. Prosiguió en seguida con sus relatos habituales: el bebé es malo. un sillón. la casa que ocupaban cuando Sylvie era una beba tenía una. me explica que. el niño está absorbido en su ritual y en el significante que hace las veces de él. y le pregunté qué podía pasar verdaderamente entre ellos. El propio enfermo subraya que la palabra tiene peso en sí misma (J. Es una significación que en lo fundamental no remite a otra cosa que sí misma. yo intentaba hallar algunos puntos de referencia cronológicos en la historia de Sylvie. en el momento de despedirse. Yo también me lo pregunto. Sylvie. un bebé.¿Cuál es la significación de esta invasión del significante que llega hasta a vaciarse de significado a medida que ocupa más lugar en la relación libidinal. Todavía no tocaba el material. especial para cuidar a las niñas. todos los deseos del sujeto? 2 Veamos algunos ejemplos de este fenómeno en el caso de Sylvie.

delantal-nalgas. Y el nombre de Georgette le permite asociar a partir de su angustia de devoración. por ejemplo. me voy a poner mi delantal" o "De nuevo me ensuciaste el delantal". que se enfurece"? Consideremos estas dos hipótesis. cuando probablemente no había sido pronunciado desde la época del trauma. ¿verdaderamente eran tan importantes? La prosecución del tratamiento demostró que no se trataba de significantes ordinarios. En Sylvie. Como lo expresa Lacan. a lo que hace las veces de éste para ella: la envoltura vestimenta. no remite a otro en una cadena sino que constituye un significante de confección que tiene un papel de enganche. nalgas. de suspensión. El mismo objeto-delantal vuelve en un real fijado. necesidad de ser envuelta en los delantales de su madre como vicarios de la envoltura corporal. ] esta solidez. en el neurótico ciertas formaciones psíquicas tiene en parte ese carácter de fijeza. En efecto. al menos. Sylvie había registrado ese significante primordial pues su madre debía pronunciarlo a m en u do delante de ella: "Espera. 203 . ¿No podría decirse. Habría podido servir para la fabricación de un objeto transicional. N o obstante. Pero debería haber sido reprimido y permanecido en estado de huellas inconscientes. se "disuelve" en 202 él. N un ca olvidé esos dos episodios.. en una galería colmada de música" sería un recuerdo-pantalla? ¿O que evocaría un fantasma del tipo "Un niño hace sus necesidades en el delantal de su madre. El primer par ScS 2. Era evidente que ese significante había conservado todo su impacto angustiante a través del tiempo. de mortificación del pensamiento. permite salir del callejón sin salida en que se mantenía Sylvie. Cualquier niño "normal" habría reconocido el delantal como uno de los atributos de la madre. 4 Estos fenómenos de detención.. por el contacto de cierta tela. así el recuerdowpantalla o el fantasma. las "fórmulas que se reiteran" se refieren siempre al cuerpo o. se pierde en el ritual manipulatorio en lugar de hallar consuelo. de detención para el sujeto. Ese objeto transicional se habría llamado "delantal" o un significante de consonancia cercana como saben inventarlos los niños. galería. e a t a l o a t a l . corttra su delantal floreado. En el SeminarioXILacan menciona este fenómeno: "Cuando no hay intervalo entre S1 y S .. delantal. si no me había equivocado. las palabras que se repiten. me parecieron tan extraordinarios que llegué a preguntarme si no los había soñado. cercano a la vez al cuerpo de la madre y al del niño. a El significante tiene aquí el mismo estatuto que el objeto. un gusto por cierto color. Es posible imaginar que hubiera dejado. Aún hace falta precisar lo que de específico tiene en la psicosis este tipo de interrupción.duda el nombre de Georgette había desencadenado este ataque de pánico. ¿Qué ocurre en Sylvie con el objeto y el significante? El pedazo de material plástico que golpetea incansablemente llamándolo "delantal" no es para ella en absoluto un objeto transicional. esta toma en conjunto de la cadena significante primitiva es lo que prohíbe la apertura dialéctica".. sin que éste pudiera descubrir el origen de esa atracción. pedazo de trapo que recordara el contacto o el color de ese delantal envolvente. cuando la primera pareja de significantes se solidifica. señalados en un discurso incoherente. esta muerte de las palabras evocan la muerte p!íquica y se encuentran siempre en los psicóticos. ¿No había interpretado con demasiada rapidez las reacciones de Sylvie? Esos significantes. en su Metapsicología. que esta escena: "un niño en los brazos de su madre. invasor: búsqueda de un delantal en las personas. Significante y objeto tienen la misma función. un objeto deducido de su cuerpo que habría entrado en una primera cadena asociativa en torno a la relación maternal. se tolofrasea [. Freud había examinado esta cuestión de la representación del objeto y la cosa en el esquizofrénico. en el sujeto ya adulto.

Gracias a todas las asociaciones que cunden alrededor de este recuerdo.. En este caso. Freud se interesa por la 204 naturaleza de la temporalidad que interviene en los recuerdos-pantalla: Deben su conservación no a su propio contenido. "Recuerdos de infancia y recuerdos de cobertura" (traducción de la época). a los dos o tres años. cuando. con todos los efectos de desplazamiento y condensación que descubre: Estos últimos [los recuerdos-pantalla] contienen no sólo algunos elementos esenciales de la vida infantil. y resulta del trabajo de olvido. ].. está del lado de la metáfora.. Freud se interesa en él desde 1899. Más adelante habría querido que la tía que le había enseñado a leer lo informara sobre estas cuestiones: "Fue en la época en que adquirió este conocimiento cuando se despertó en él el recuerdo de la lección del abecedario". sino a una relación de asociación entre ese contenido y otro reprimido. Puede suceder también que una impresión indiferente de una época posterior se instale en la memoria en concepto de recuerdo-pantalla. a los cinco años. El recuerdo de infancia surge. Freud cita el caso de un hombre joven que se acordaba de su dificultad para diferenciar la m y la n cuando. La imagen estaba 205 . Freud subraya su carácter complejo: "Detrás del carácter anodino (de estos recuerdos) se oculta por lo corriente una profusión insospechada de significaciones". "contemporáneo o simultáneo". Representan los años olvidados de la infancia exactamente del mismo modo que el contenido de los sueños representa sus pensamientos [. como el síntoma. En 1914. había arrancado de las manos de su prima un ramo de cardillos. 6 En un artículo de 1914 aparecido en Psicopatología de la vida cotidiana. De un acontecimiento traumático. en una época posterior de la vida. El Hombre de los Lobos sólo comprende a posteriori. un recuerdo de infancia surge en ocasión de un acontecimiento contemporáneo significativo.--' ¿Se trata de un recuerdo-pantalla? El recuerdo-pantalla es una formación que toma en cuenta toda la trayectoria de un sujeto. con su primo. vuelve en todos los síntomas psiconeuróticos y brinda la clave para comprender la formación del síntoma. pero es también retorno de lo reprimido. la escena traumática que había observado cuando tenía dieciocho meses. dificultad que vinculaba con su deseo de conocer "la diferencia entre los varones y las niñas". Puede tratarse de un desplazamiento retrógrado. pasa al contenido del sueño. represión. represión y revisiones que puntúa el devenir del sujeto.. aprendía a leer. Llega a asimilar la naturaleza de los recuerdos-pantalla a la formación del síntoma: El proceso que encontramos aquí: conflicto. escribe. en efecto. Hace pantalla a lo reprimido. mediante el análisis de su sueño. El recuerdo-pantalla puede también ocultar otro que le es contiguo en el tiempo.. el sujeto no conservará más que el recuerdo de un detalle anodino inadvertido por todos. dice Freud. El análisis permite a menudo el desciframiento de este tipo de recuerdos. porque se conecta con un acontecimiento anterior cuya reproducción directa es obstaculizada por ciertas resistencias. sustitución con formación de compromiso. La noción de "a posteriori" ("apres-coup"] (Nachtriiglich) de Freud es esencial para captar qué ocurre con el trauma. Destaca igualmente el parentesco del recuerdo-pantalla con el fantasma. sino incluso todo lo esencial. En su artículo "Über des Erinnerungen"5 analiza uno de sus propios recuerdos de infancia.

en referencia al vector retrógrado del grafo. La subjetividad implica por lo tanto lo seguido del sujeto en el tiempo en que el presente está preñado de un pasado modificado a medida que se elabora el futuro. nuestros sueños.sino en futuro anterior. y estaba por haber podido estar-.U El hecho de que los recuerdos-pantalla y los fantasmas del psicótico no tengan la textura que se les conoce en el neurótico o en el sujeto llamado normal obedece al mal desarrollo de estos procesos: la separación. llama "hendidura del sujeto". como lo comprobamos en lo que es la lengua en Sylvie. entre él y el adolescente cuyo retrato y cuyos actos le parecen los de un extraño? Ese saber que no entraña ningún conocimiento es el del inconsciente y el ello: comanda nuestros actos. hace surgir allí al sujeto del ser que no tiene todavía la palabra. desaparece por no ser más que un significante. lo que podría ser un recuerdo-pantalla. manteniéndose puro real. Lo que había allí pronto a hablar -esto en los dos sentidos que el imperfecto del francés da a había. debe ser cortado irremediablemente de esa parte de sí mismo que lo hace vivir. es siempre problemática. la pérdida del objeto nunca cumplida. en "Función y campo de la palabra y el lenguaje": Lo que se realiza en mi historia no es el pasado definido de lo que fue puesto que ya no es.. En Sylvie. Ese surgimiento de un sujeto. lo que habla allí. de ese "punto de extimidad" del que habla Lacan. pensar y actuar. ] Produciéndose el significante en lugar del Otro aún no identificado. Paradójicamente. el objeto a. contemporáneo de su borrado en la cadena significante. no puede desempeñar su función. La elección del vel de la alienación con la represión que se une a ella es imposible. lo que Lacan. 9 Ahora bien. precisa: Efecto de retroversión por el cual el sujeto se convierte en cada etapa en lo que era como antes y no se anuncia -él habrá sido. la escena que puede resumirse así: "Una madre sentada en un sillón en una galería sostiene a su hija contra sí. 8 En "Subversión del sujeto y dialéctica del deseo". deben llevarse a cabo: cierre del inconsciente con la represión.allí. en "El tiempo lógico y el aserto de certidumbre anticipada" 7 y luego. pero al precio de fijarla. [. sino el futuro anterior de lo que habré sido para lo que estoy en trance de devenir. ni siquiera el perfecto de lo que ha sido en lo que soy. Lacan va a ampliar la cuestión de la temporalidad y los avatares de la memoria desde 1945. "las dos operaciones fundamentales en que conviene formular la causación del sujeto. La alienación misma está perturbada. retomando el lchspaltung de Freud. para que haya sentimiento de continuidad en la vida del sujeto debe haber necesariamente ruptura. sobre su 207 . 10 ¿Cómo "sabe" un sujeto que es verdaderamente el que ha sido y el que será? ¿Qué relación entre él y el niño cuyos hechos y gestos se le cuentan. separación del objeto con la constitución del objeto a. lo real estaba allí. ponerlo en el instante anterior: estaba allí 206 y ya no lo está. Para que el sujeto "sepa" que es quien ha sido y quien deviene. nuestros fantasmas. el diccionario nos enseña que "el futuro anterior expresa la anterioridad en relación con otro momento del porvenir" y que retroactivo significa "que ejerce una acción sobre lo que es anterior. pero también en el instante posterior: un poco más. ya lo hemos visto. sobre el pasado". y asegura la permanencia de nuestro ser y la perennidad de nuestro deseo. algunos años más tarde. pero el sentido sólo pudo surgir con la aparición de la cadena significante. separación y alienación". es puesto de relieve en el parágrafo de "Posición del inconsciente" en el que Lacan precisa el sentido del concepto de alienación: "El registro del significante se instituye por el hecho de que un significante representa a un sujeto para otro significante. Dicho de otra manera..

delantal, mientras escucha música", no implica aparentemente elaboración secundaria, está allí fijada como un
relámpago, sin que sea posible señalar en ella un trabajo
cualquiera de desplazamiento, de condensación, de represión. De los elementos que se yuxtaponen a ella, Sylvie
retiene el delantal (próximo al objeto anal) y la voz.
Los pedazos verbales (significantes) y los pedazos de cosas
(objetos) cohabitan en su multiplicidad y conservan su proximidad, se mantienen como fragmentos imposibles de integrar en una continuidad histórica, no se borran en los
avatares de la relación con el Otro y los encuentros de la vida,
se resisten a toda transformación y no entran en cadenas
asociativas que los harían desaparecer bajo la barra de lo
reprimido y eternizarse así en el inconsciente. Si reaparecen,
es en estado bruto, sin ninguna modificación, no pueden
conducir al ello y al inconsciente porque jamás entraron en
ellos. Así el sentimiento de permanencia del ser, que asegura
la sólida presencia de la Otra escena, falta en el psicótico.
Los elementos de la escena relatada por Sylvie (extremadamente precoz, tenía tres meses) están allí tal como debieron ser percibidos en el origen, en una contigüidad fijada
para siempre, inmutables, inutilizables. No reconocidos, no
reunidos, no integrados con posterioridad (nachtraglich) en
una cadena asociativa, no pudieron entrar en la constitución
de un recuerdo-pantalla o un fantasma. N o pueden dar lugar
a un trabajo de desciframiento como el de un sueño dado que
carecen de misterio. Representan, sin embargo, el último
recuerdo, el único vestigio que Sylvie conservará de su madre
antes de su desaparición, poco antes de que, a su turno, el
trauma llegue a anonadarla.
Para ilustrar esta noción de continuidad, este sentimiento
que hace que nos reconozcamos en nuestros pensamientos,
nuestros actos, nuestros sueños pasados, presentes y futuros, aun cuando nos sorprendan en el más alto grado,
evocaremos la película de Orson Welles, El ciudadano [Citizen Kane].
La historia del héroe ilustra la complejidad de los elemen208

tos que, haciendo nudo y cadena, aseguran la osamenta de
un sujeto y mantienen su identidad en el tiempo. Se identifica en ella lo que podría ser un recuerdo-pantalla y la
manera en que éste se inscribe en el destino del personaje.
En las primeras imágenes de la película asistimos a la
muerte de Kan e. Con su último suspiro, pronuncia la palabra
Rosebud, al mismo tiempo que deja escapar de su mano una
bola de vidrio que contiene copos de nieve artificial. El
misterio de ese significante, Rosebud, se mantendrá hasta la
última imagen. El mismo intriga a los periodistas, que se
preguntan sobre su significación: ¿Es el nombre de una
mujer? ¿El de un gran amor? El film constituye el intento de
penetrar el misterio de es te hombre. Desfilas u vida con todas
sus ambigüedades y sus compromisos. Sólo descubriremos el
sentido de Rosebud al final: es el nombre inscripto en un
trineo con el cual Kanejugaba cuando era niño. Habíamos
visto ese trineo en una escena capital del comienzo de la
película.
Esta escena clave de la historia de su vida podría ser un
recuerdo-pantalla, tiene la estructura de éste. Se ve en ella
a un niño de unos diez años que vuelve de una excursión en
trineo por el campo nevado. Al llegar junto a la casa, ve a su
madre con un desconocido. Aquélla le anuncia que debe ir a
la ciudad con el hombre, quien se encargará de su instrucción
y educación. El niño recibe un tanto mal al intruso, que viene
a arrancarlo de sus juegos, de su familia, de su infancia y, con
rabia, le arroja el trineo sobre las piernas.
Esta escena, a la manera de un recuerdo-pantalla, contiene todo el destino del sujeto, y sin duda Kane lo habría
descubierto si hubiera hecho un análisis. Pero el genio de
Welles nos lo da a entender sin subrayarlo nunca. De un solo
vistazo se identifica en ella el lugar del dinero y el poder en
el deseo materno, la insignificancia del padre real, la rebelión
del niño que llega a agredir físicamente, con su trineo, al
hombre que viene a separarlo de su madre y que representa
una figura paterna temible.
El trineo está asociado a los juegos de la infancia, a una
209

cierta felicidad, así corno al instante fatal en que deberá
perderlos. Este objeto será olvidado y terminará en el fondo
de un granero, pero el significante asociado a él, Rosebud,
está siempre vivo en el sujeto y se adherirá a otro objeto, la
bolita de vidrio que, cuando se la sacude, hace que aparezca
la nieve. Esta es la que constituye el nexo entre el trineo y
este irrisorio pequeño objeto.
E1 anciano, al morir, no pide volver a ver el trineo de su
infancia, estrecha en su mano la bola de vidrio pronunciando
la palabra Rosebud. A través de este significante y este
objeto, reencuentra lo que siempre ha sido, su ser más íntimo
que nadie sospechó detrás de las múltiples imágenes que dio
a ver a sus contemporáneos. En el momento de entrar en la
muerte, se reúne con lo que era allí, en el comienzo de su vida
adulta, en el instante que marcaba ya el pasaje de la infancia
perdida a la edad madura. Borrado desde mucho tiempo
atrás de la memoria, el objeto original desapareció entre las
llamas, con todos los residuos de una vida que uno deja tras
de sí, en los sótanos y los graneros, mientras que el significante referido a ese objeto subsiste cambiando de cadena:
represión, sustitución, desplazamiento están en acción, pero
el afecto y la emoción despertados por este significante
perduran, y un objeto, que reemplazó al primero, signa el
reencuentro del sujeto consigo mismo.
Desde la primera lección de su Seminario sobre "La
angustia" Lacan sitúa lo que ocurre con el afecto en su
relación con el significante: "Lo que dije del afecto es que no
está reprimido, y ello, Freud lo dice, está fuera de lugar, va
a la deriva. Se lo reencuentra, desplazado, loco, invertido,
rnetabolizado, pero no está reprimido. Los que sí lo están son
los significantes que lo amarran".
Por lo tanto, los cortes y las modificaciones no afectan en
nada al sujeto sino que, muy por el contrario, lo confortan en
su identidad, con la condición de que el inconsciente haga su
trabajo, lo que no es el caso en la psicosis.
¿Pero por qué en Sylvie la escena de la galería no tiene la
estructura de un fantasma?
210

¿Se trata de un fantasma?
También aquí es preciso matizar nuestras palabras.
Del mismo modo que el psicótico puede emitir un discurso
perfectamente adaptado y llevar una vida corriente, tiene
fantasmas corno cualquier hijo de vecino. Si en el neurótico
en análisis los fantasmas son dificilrnente accesibles y "confesables", las cosas son un poco diferentes en el psicótico. Este
puede evocar con una crudeza inaudita algunas de su~
elucubraciones imaginarias y callar lo que constituye el
punto crucial de su psicosis; no le resulta posible decir
"el fondo de su pensamiento". Lo que oculta al psiquiatra, al
analista, a los allegados, constituye su verdad más íntima;
la mayoría de las veces se trata de una formación que oscila
entre el delirio y el fantasma, un fantasma al que podría
llamarse fundamental.
La frecuentación de los adolescentes y los adultos psicóticos nos enseña más sobre la naturaleza de los fantasmas en
la psicosis que la clínica del niño psicótico, en especial la
práctica del psicodrama analítico individual en instituciones, donde el trabajo se hace a partir de la puesta en escena
de los fantasmas, seguida de la interpretación del juego
dramático y del discurso producido.
En las psicosis del adolescente o del adulto joven puede
manifestarse un tipo de actividad fantasmática que me
parece específica de la estructura psicótica. He aquí un
ejemplo.
La señorita C* ingresa a la clínica en ocasión de un episodio
agudo prontamente resuelto. Sale y retoma sus estudios
corno externa en esta misma clínica universitaria. Había
interrumpido toda actividad desde hacía alrededor de dos
años, tiempo durante el cual había permanecido enclaustrada en su casa, sin que sus allegados se inquietaran especialmente por ello. En el transcurso de su estada en la clínica
siempre rechazó los medicamentos y todo acercamiento
psicoterapéutico, deseo que fue respetado. La veré a su
211

pedido en unas entrevistas preliminares, aproximadamente
un año después de que retomara sus estudios. Comienza
entonces un análisis conmigo, análisis dos veces interrumpido y retomado.
Se queja de sus dificultades de contacto, de sus dificultades
escolares, el menor fracaso la hace dudar de sí misma y de
todo (de hecho, es una brillante alumna, la mejor de su clase).
Conmigo se queda las más de las veces silenciosa, concluyendo secamente la sesión con un "No sirve para nada que venga
a verla". Poco a poco se pone a evocar, con muchas reticencias, unas ensoñaciones que giran alrededor del tenis, y que
podrían formularse así: "U na joven campesina se convierte
en campeona internacional de tenis". En la realidad, juega
verdaderamente un poco, pero sin más; en cambio, su espíritu está acaparado por todo lo que se refiere a ese deporte,
sigue todos los torneos en los courts o en televisión, se ve
llegar a la cumbre de una carrera brillante. Gracias a este
logro puede por fin conocer gente, tener "intercambios" con
los otros. Cuando está sola, conversa en voz alta con su
supuesto entrenador, lo que a pesar de todo inquieta un poco
a su madre.
Era dificil apreciar qué grado de creencia acordaba a estas
producciones imaginarias. Sabía claramente que "tener éxito sería duro, tal vez imposible, pero eso la ayudaba a vivir".
Durante mucho tiempo pensé que se trataba de uno de los
fenómenos propios de la estructura histérica que se encuentra en la adolescencia, donde las identificaciones con un yo
ideal son preponderantes y absorben a un sujeto preso en la
angustia de castración y las transformaciones que ésta
engendra.
Habiendo aprobado brillantemente sus exámenes, no
pudo sin embargo adaptarse a la vida universitaria. Sufre a
causa de la separación con respecto a su familia y no tiene
ningún contacto con los jóvenes de su edad, no sintiendo
"ningún punto en común con ellos". Vuelve por lo tanto a vivir
en su casa y se encierra de nuevo en su habitación. No
obstante, toma el tren todas las semanas para venir a París,
212

donde prosigue su análisis conmigo. Si ahora se presenta con
su vertiente depresiva, es porque su "delirio" ha evolucionado: ahora sabe que nunca será una estrella del tenis. A partir
de entonces, el resto es "irrisorio, la vida no tiene interés, la
nada está en ella", más vale la muerte. Sin embargo, continúa "soñando despierta" todo el día con el tenis. A mi
pregunta: "¿Le causa placer pensar en todo eso?", me responde:
Me causa placer porque no es la realidad, pero es desgarrador, eso vuelve sin cesar, como si el argumento estuviera ya
muerto. Cuando una piensa algo, después, está pensado, lo
olvida, pero allí pienso en eso todo el tiempo, es el hecho de
pensar todo el tiempo y cuando estoy adentro, cuando lo
pienso, es como si ya estuviera muerta, estoy adentro un día
y luego otro, después del día, no hay temor del después
[transcribí textualmente sus palabras].
Esta formulación nos aclara el carácter del fantasma
psicótico. Empleamos aquí el término de fantasma con
algunas reservas, pues el delirio no está lejos, aunque toda
convicción en cuanto a la realidad de los hechos haya ahora
desaparecido. La señorita e· dice: "No es la realidad", la
realidad le da miedo; hablar, conocer gente la aterrorizan,
siente que el mundo a su alrededor le es hostil.
El fantasma ya no es aquí una actividad marcada con el
sello del inconsciente, ya no tiene ese doble carácter de
movimiento y fijeza debido al hecho de que el sujeto se
encuentra en todos los lugares del argumento. Por otra parte,
es a pesar y gracias a esta fluidez, a esta vacilación, que el
sujeto puede confortar en él a su ser.
En el caso de la señorita C* se vuelve invasor: "Pienso en
eso todo el tiempo, estoy adentro". Ya no hay entonces una
función de "sostén del deseo", sino más bien de detención, de
protección contra la angustia del anonadamiento, con la
misma calidad que todos los rituales que utiliza el psicótico:
estereotipos, estribillos, etc. El goce está en el wachacar.

213

Su pongamos un fantasma alrededor del objeto oral. pero esta Ley es inaccesible al psicótico. no es el objeto el sostén del deseo. el argumento gira en el vacío (ya está muerto. Se mantiene entonces en el goce del desarrollo imaginario. Este tipo de producción no exige ninguna interpretación. velada. Recordemos aquí el materna lacaniano $ O a. la significación fálica está presente. el fantasma se mantiene como un fin en sí mismo. dice la señorita C*). cuentos y relatos. ahora bien. Pervertidas las leyes del lenguaje. con la represión que le está asociada. necesita y el analista es únicamente testigo de su existencia. está en alguna parte. nos repite Lacan. Esto se ve bastante en la forma de argumento que asume. en su relación con ese objeto que la mayoría de las veces no muestra su verdadera figura. esquizado. como lo hace Chris- 215 . que se dibujan con el paso de las sesiones. o desarrollará una fobia (agorafobia) que signa su 214 deseo. En el fantasma. En el Seminario XI Lacan dice: El fantasma es el sostén del deseo. No obstante. La a contiene aquí. al proceso de alienación y de represión originaria. "El deseo es la Ley". y la jugadora que intercambia sin falta pelotas como se intercambian palabras habría podido ser ella. habitualmente doble. cómete tú misma. Su preponderancia puede entonces volverse tan fuerte que rompe las barreras de lo imaginario y procura realizarse en pasajes al acto. desde el primer instante de su vida. más o menos reconocible. Estas imágenes vistas en televisión tuvieron un efecto revelador y fueron el punto de partida de su pasión por el tenis. Sylvie!" se convierte en "Come a Sylvie". 12 En la psicosis el fantasma ya no tiene la función de "sostén del deseo". y el imperativo "¡Come. permanece allí mientras el sujeto la. Se salvaba. que es su semblante de ser de él. pero también podía estar listo para contraatacar si tenía con él algún instrumento para defenderse. Una histérica gozará con esas miradas que la desvisten sin que tenga que hacerlo realmente. donde el sujeto. En lugar de ser reactivación del deseo. El sujeto se sostiene como deseante en relación con un conjunto significante siempre mucho más complejo. El césped de Wimbledon. el(-<¡>) de la castración. para quien el objeto oral conserva su impacto de real con lo que entraña de temores de devoración. a causa del fracaso de la castración simbólica. sino más bien de una construcción hecha de cualquier modo. que se enunciaría "Comen a un niño". siendo esta proximidad de lo real perceptible en todas las producciones psicóticas. lo que debería articularse de la cadena significante en el fantasma en relación con a se hace en el desorden. no se trata aquí de retorno de lo reprimido a la manera del síntoma. fantasma siempre más o menos presente en el niño así como en numerosos mitos. a está siempre elidida. A veces puede procurar realizarlo. se escondía en los cafés donde hacía matemáticas para recobrar el ánimo. Este proceso también está falseado en la psicosis. a fin de comprender mejor lo que constituye la especificidad del fantasma psicótico. En Sylvie. hemos visto que en la psicosis el objeto a no se desprende sino en parte de su estatuto de real. la frase: "Me miran por la calle" no tendrá el mismo contenido en una histérica o en un esquizofrénico.Podrían señalarse múltiples sentidos. donde vio por primera vez evolucionar a una joven de blanco. Para Christian. que hace las veces de prótesis imaginaria a un sujeto que no pudo recorrer su itinerario simbólico. La $ del fantasma recuerda que el sujeto está sometido. las miradas eran portadoras de "ondas relacionales" y representaban un peligro real. es tan verde como las praderas de su comarca nativa. El sujeto psicótico se detiene en el fantasma y no puede ir más lejos. dividido. el lenguaje mismo está subvertido. con toda evidencia. En la fascinación por el tenis entran numerosos elementos. para quien las miradas tendrán una connotación persecutoria. Por ejemplo.

un día que su padre la había llevado a la sesión y me hablaba de ella. El objeto delantal asociado al orificio anal y el significante que le corresponde retornan en lo real. Pero esto está muy lejos de cualquier acercamiento edípico. pisa a su bebito. según el término empleado por la familia. Georgette tenía bombas que caían en la cabeza. Preguntaba: "¿Por qué no tienes un vestido con solapas?" o "Quiero un vestido con solapas". Alain el más irritante. Después se le acercó. Sylvie se puso a girar alrededor de él. los pliegues. le pone los pañales. ya no la espantaban porque los había reconocido como tales. de cualquier significación fálica: Sylvie permanece en la confusión más total. sin olvidar todos los juegos de palabras posibles alrededor del significante mismo: de vuelta hacia [reuenu vers]. había vuelto a las primeras imágenes del cuerpo. Yo misma había agotado todas mis asociaciones sobre esa "solapa" [revers]. Georgette dice: "Estás castigada". la bomba cae.solapas". así será mi muñeca. En su evolución. etcétera. sitio. se alejaba. etcétera. Vamos a hacer los malos padres que abandonan a su hijo. Otros significantes tuvieron la misma suerte que la pala216 bra "delantal". Sylvie tenderá a realizarlo con su madre. Las bombas van a caer sobre el bebé. toda su actividad de pensamiento giraba alrededor de este término: se pasaba días hojeando revistas para buscar solapas en los vestidos de los figurines de modas y los pintarrajeaba con los lápices de colores. así. Este fantasma se constituyó en relación con una realidad traumática y no pudo consolidarse más que en referencia a los fantasmas maternos.y planteaba la cuestión de la diferencia sexual en función de una particularidad de la vestimenta. yo cuando era chica. que tenga hermosas solapas. De ese modo designaba las solapas como un atributo del padre -por la misma razón que la blusa. Retomemos la evolución del lenguaje en Sylvie. el verde [le vert]. Yo también. el señor atacó al bebito. En cierto período. quiero un hombre que se deje pegar encima. Rose sería la más gentil. y que podría enunciarse "Maltratan a un niño". volvía. Entre los siete y los ocho años señalé en el análisis el que sería el fantasma fundamental de Sylvie. tú les dirías insultos.tian. hasta establecer con ella una relación sadomasoquista. siempre en el límite de alguna realización. el delantal eran los de la madre. es una malvada señora que quiere aplastar a su bebé para castigarlo. a lo sumo es la última imagen de la presencia materna. Me casaré de blanco. Simulan lo que será la guerra. Esta escena de un niño sobre las rodillas de su madre no tiene por lo tanto la estructura de un fantasma. para experimentar su consistencia. Una señora con un niño todo desnudo. Para concluir mi exposición sobre la naturaleza del fantasma en la psicosis. el señor le va a pegar a Georgette. Sus fantasmas asesinos. dado que en esos períodos Sylvie estaba totalmente ausente de lo que ocurría a su alrededor. entre ellos la palabra "solapas". la envoltura vestido. Doudonne el conejo. llora. lo golpeteaba como solía hacer con los adultos a los que quería. me miró y dijo con un aire extático: "Papá . no quiero un marido herido. He aquí algunos extractos de las sesiones de su octavo año: Tendrías hijos dañinos. Ahora bien. He aquí lo que dirá a los siete años: Yo defenderé a mi marido. puso la cabeza sobre las solapas de su saco. 217 . citaré esta anécdota: una joven psicótica me decía. así como a la imagen en el espejo. al final de su análisis: "sé que no estoy curada pero ahora ya no tengo miedo a mis fantasmas". o hacerlo bascular completamente del lado del delirio. completamente absorbida por su "obsesión". reverso. "El" le tenía miedo a los conejos. Los padres estaban superados.

cambios de papeles. se diversificaba.. Llegó un momento en que ya no habló del delantal. introducir ese significante en el análisis. como lo subrayé en el "no comer Sylvie". mientras en los últimos tiempos estaba mucho mejor. El juego se ampliaba.. clínica de maternidad (lo repite varias veces) . Su madre me dice que está muy mal. ¿Era eso lo que había permitido un principio de movilización? Parecía que después de haberse detenido en una imagen. Me decía: "¿Te acuerdas de cuando yo era chica y me llevabas en brazos? No quisiste forzarme a comer el yogur" (este episodio nos había marcado mucho a las dos). en la de Sylvie. de especie humana. le pregunté a su madre qué había pasado en esos últimos días. debía pincharla. que ese día no dijo casi nada más de tan postrada que estaba. ¿qué habría en torno a los hombres y la sangre? Después de la sesión de Sylvie. Con el paso de los años. El contexto evocaba un aborto [avortement] ("no hay bebé. Al principio Sylvie tenía miedo. clínica de maternidad"). 218 El lenguaje "delirante" en Sylvie A los siete años. que reproduje en ese mismo momento. se hundía por completo y liberaba a la cadena significante. alegre. "¿Los hombres son ricos para comer?" Creo que cuando habla de los hombres Sylvie lo entiende en oposición a las mujeres y no en el sentido de seres humanos. Yo sospechaba que un acontecimiento traumático la había trastornado. mediante eljuego. practicado por su padre. ¿qué dirías? ¿Y si yo fuera otra mamá?". etcétera. Yo le decía: "Si tú fueras la mamá y yo el bebé. aun cuando el guión no era el previsto al comienzo. Me enteré de que el señor H*llevaba a su hija con él cuando hacía sus visitas veterinarias y que Sylvie había estado presente en el parto manual de una vaca. trocó sus viejos recuerdos por los del análisis. Yo no aceptaba repetir durante mucho tiempo la misma cosa. He aquí el texto integral de esa sesión. Ese significante había sido resituado por la madre en su propia historia y.¿Qué hacer con los significantes del sujeto en el análisis? En el caso del delantal intenté.. Para ella comer tiene la connotación de devoración. la película hubiera vuelto a correr. un día pudo tomar al bebé en sus brazos y acunarlo con palabras tiernas. luego se dejaba atrapar por el juego. Sylvie llega un día a la sesión extremadamente angustiada. incoherente a primera vista? Retomémoslo frase por frase. "forzarla". introducía variantes. Le pedía a Sylvie que inventara una historia donde hubiera una mamá que atendiera a su bebé en una galería. etc. comer al otro y autodevorarse. pues las cosas se jugaban ahora en la transferencia. El trabajo analítico permitió sin duda la ruptura de bloques asociativos fijados en una repetición estéril. me gusta esa palabra. etc. dinámica. Muy a menudo ella me exigía que fuera la madre de la muñequita. Esto no significa decir que los pocos significantes referidos a la imagen del cuerpo no conservaran siempre un estatuto especial en la medida en que servían de vicarios de la diferenciación sexual. -¿Los hombres son ricos para comer? ¿Al papá le sale sangre cuando mete la semilla en el trasero? ¿Pone un delantal o un saco para meter la semilla? ¿Las mamás sangran en la clínica de maternidad [clinique d'accouchement}? ¿Y cuando no hay bebé? Clínica de maternidad. Comer es de igual modo ser comido. Para mi gran sorpresa. pero. -¿Por qué te gusta esa palabra? -Termina en "ment" como lavement [enema). adoro la palabra "clínica de maternidad".. como si por fin se produjera la represión.). que retoma sus comportamientos regresivos (aislamiento. estereotipos. ¿Qué puede entenderse en ese discurso. por ejemplo. por ello. El objeto retomaba su lugar de objeto corriente y el significante se borraba. Pero esta 219 .

221 . como debería haber hecho. Estas escenas de absorción por la boca o el ano tienen múltiples representaciones en el arte. ¿Le pasa lo mismo a su madre cuando va a la maternidad y no hay bebé? Ya mencioné en qué estado de regresión se hundía cuando la madre se ausentaba por este motivo. Por lo demás. sacos. Ciertas creencias religiosas pueden despertar estas angustias arcaicas. mutilados.. son la niñera y luego la madre las que agreden. De este modo. "¿Las mamás sangran en la clínica maternidad? ¿Y cuando no hay bebé?" Sylvievuelve con su madre después de haber visto que su padre no sacaba un bebé ternero. Ahora bien. con su saco y sus solapas. suscitados por una suerte tal. los hombres.. el padre muy bien puede meter la famosa semilla. pliegues. La niña asiste por lo tanto a una especie de escena primaria pesadillesca. hay motivos para experimentar alguna inquietud. se trata verosímilmente de la "semilla del papá". blusas. Se advierte la confusión de Sylvie: ¿el padre -un hombre... como lo hace el alimento en el agujero de la boca. la sangre y los 220 bebés. Vi a un joven psicótico ponerse a delirar después de las lecciones de catecismo. cierta perplejidad y hasta terror. donde había escuchado decir que en la comunión los fieles absorbían el cu'erpo y la sangre de Cristo.se convierte en mujer cuando se cubre con un delantal para meter la semilla? El débil enganche de Sylvie a los signos de la diferenciación sexual ya no resiste. con el peligro de hacerse absorber en él. ¿Pero qué agujero? Hay en ella una confusión tal en el plano de los orificios que tal vez pensó que el padre iba a desaparecer en su totalidad. pues "¡Dios sabe lo que van a buscar!" Aquí. Si una absorción semejante es "de verdad verdadera". En cuanto a la semilla. Sylvie plantea las preguntas que atestiguan esta inquietud: ¿la criada se comió a su bebé? "¿Al papá le sale sangre cuando mete la semilla en el trasero?" Ha visto claramente sangre. como dicen los niños y a veces los esquizofrénicos. arreglan el trasero. dice: "Es suficiente con Sylvie". sino una cosa sanguinolenta (la placenta). después de ver desaparecer el brazo de su padre en el agujero de la vaca. Las mujeres tenían delantales. cuando se recuerda lo que Sylvie había dicho a propósito del enema infligido por el médico y la penetración forzada que había sufrido. del Saturno devorando a sus hijos (¡visión monstruosa que Gaya había expuesto en su comedor!) a las de cuerpos perforados. ponen pomada en el trasero. "¿Pone un delantal o un saco para meter la semilla?" Hemos visto qué insignias marcaban la diferencia sexual. hace la pregunta: ¿y los hombres? ¿Por qué la hace? Sin duda. por el hecho de que es posible que en Sylvie se produzca una asociación entre la fecundación. En la catedral de Bolonia.T! operación está vinculada exclusivamente con las mujeres. o la ausencia de bebé. y todo con mucha sangre. aquí el padre debió ponerse un gran delantal para operar. Ese machacar se les propina tanto más a los niños psicóticos por creer que así se los puede devolver a la "realidad". En la escuela y en otras partes Sylvie escucha hablar de la fecundación y el nacimiento -la educación sexual obliga. grotescos en la obra de Jerónimo Bosch.. vio la mano ensangrentada del padre. no ocultando la señora H* su negativa a tener más hijos y la necesidad en que entonces se encuentra de ingresar a una clínica para una interrupción voluntaria del embarazo.. las que fuerzan el orificio oral. El morfema "ment". Recuerdo esta secuencia anterior: Cuando se está muerto. un gran delantal blanco manchado de sangre. solapas.. un cuadro titulado El Juicio Final muestra al diablo absorbiendo a los pecadores por el ano. viene a constituir un vínculo entre dos orificios corporales que parece confundir. Después de la muerte una se vuelve la abuela. en accouchement [parto] y lavement [enema]. Aquí. podemos imaginarnos qué angustia llegó a reavivar la manipulación del padre con la vaca. en la que su padre mete una semilla en el trasero de una vaca..

no es Sylvie H. El niño identifica muy pronto esos significantes. procura mantener un estatuto de personita independiente y. se volvió muy "opositora". aunque el discurso sea correcto en el plano sintagmático. para ella el cuerpo está constituido por múltiples agujeros expuestos a la penetración del Otro. luego retoma la canción desde el momento en que puede hacerlo. (El síndrome de Cottard es un ejemplo típico de lu recuperación delirante de un cuerpo esquizofrénico. Sylvie no recorre el trayecto lógico de uno a otro.juega con la permutación de los orificios. pues Sylvie no reconstruye nada alrededor de su cuerpo disociado. ¿cuál es? -Es Cordié. ningún ordenamiento. -¿En este momento siempre dices no? -Es mi nombre. Así como más adelante jugará con los significantes. no habiéndose podido establecer ninguna estructuración. Sylvie. Si la cuchara de la comida aterriza en su ojo o en su nariz. pues. que la evacuación de las deposiciones se hace por el otro extremo del cuerpo. En la secuencia antes mencionada. Los intercambios verbales con la madre completan el conocimiento del cuerpo pues los primeros significantes se refieren a los orificios y a su función. capítulo 1). En cierta época. -Desde luego. de un real imposible. lo considera muy gracioso y se ríe a carcajadas. Hablando con propiedad. Pero el trabajo de elaboración que conduce al niño del "no" del rechazo a la conciencia de su identidad. este discurso no es delirante.) En ella la confusión sigue siendo total. para ella. pero tu nombre. un padre "animal". ella también está muerta. El padre imaginario es. una vez más. En el análisis. cuyo significante insoslayable es el nombre. hermosos ojos". sino Sylvie Cordié en la transferencia. por qué no. y yo. En efecto. su patronímico no está vinculado en nada a la filiación y la sucesión de las generaciones. De donde la pregunta: ¿las señoras que van al doctor están muertas?. ahora bien. vemos de qué manera el trauma viene a 222 reavivar la angustia de la desorganización primitiva con la irrupción. o Sylvie veterinaria. y los niños no se cansan de escucharlas y repetirlas. "sabe" que se come con la boca. La muerte aparecía en esta cadena asociativa a causa de la muerte del médico y la abuela. que los sonidos salen de ella. papá pone pomada en el trasero de las vacas. decidí abordar la cuestión en Hesión. no se ha producido. El acto del médico seguramente ya estaba vinculado a la imagen del padre metiendo pomada en el trasero de las vacas. debemos guardarnos de confundir el "no" de la denegación con el "no" del rechazo. Muchas rimas y canciones retoman la enumeración de las partes del cuerpo y el rostro. Al principio el niño las muestra.. autoritaria y de "mal carácter". ¿Sylvie está muerta? En esa época yo ignoraba que Sylvie acompañaba a su padre en las visitas. Este pequeño diálogo confirma la ausencia de inscripción en lo simbólico. y reconoce su olor. -Cordié soy yo.las señoras en lo del doctor que pone pomada. pero ese trabajo de construcción de su cuerpo en referencia al mío no pudo borrar completamente el desorden primordial. Es sorprendente constatar aquí que la incoherencia del discurso responde ala a-estructuración del cuerpo. al principio mediante el gesto y luego por la palabra: "Frente amplia. pues ésta es una etiqueta que le pegaron desde su más tierna infancia. tengo derecho a decirlo. Sylvie se rehúsa a obedecer ante la intimación del Otro. ¿estoy muerta? Así.. Todos los orificios son equivalentes. aquí se trata de un "no" de impugnación. ¿y tú? -Sylvie veterinaria. hija del señor y la señora H. La introducción de los objetos a en la relación con el Otro. Sylvie rehizo conmigo ese camino (cf. me 223 . Como su madre no dejaba de quejarse ante mí. está aquí parasitado por la homofonía. de la que habría debido resultar la geografía de su cuerpo. etcétera. al explorar mi rostro y mi cuerpo. Para ella.

Si bien todo el trabajo de análisis había sido facilitado por una palabra precoz que le permitía emitir un discurso común relativamente adaptado. de igual modo. Todo lo que correspondía al cuerpo permanecía en ella en un real insuperable. la lengua seguía estando para ella repleta de trampas. viendo en televi224 sión a una niña con los ojos desorbitados de sorpresa frente a un acontecimiento que acababa de producirse. en relación con una compra: "Me costó un ojo de la cara". sumergida de nuevo en angustias de mutilación. En "pie bueno" ["bon pied"] había entendido "bombero" [''pompier"]. hago una omelette". Es la manera en que el sujeto va a llevar a cabo esta operación lo que constituirá la diferencia entre el neurótico y el psicótico: "Si el neurótico habita el lenguaje. Hubo un tiempo en que jugaba en sesión con un pincel que se metía en los ojos con el riesgo de lastimarse. 13 Basta con prestar oídos atentos al decir del niño para ubicar el momento de toma en el lenguaje. la consonancia del sufijo ette en omelette y marionette (también 225 . puesto entre paréntesis. dice la madre. un dominio del lenguaje que iba a la par con una buena imagen del cuerpo. significante que la niña señala como referido al deseo y cuyo impacto se encuentra en numerosos síntomas. Sólo citaré algunos ejemplos. poseído por el lenguaje". se puede decir que no cree en sus propios ojos!" Yo pensaba que la expresión "no creer en los propios ojos" exigía. Recordemos que el trabajo de corte con el objeto a se cumple paralelamente a la introducción sintáctica: "Es con las imágenes que cautivan a su eros de individuo viviente como el sujeto viene a atender a su implicación en la secuencia significante". Al interrogar a las palabras infantiles. Le digo: "Ves. a lo que la niña responde: "Pin-pon. "No tiene pelos en la lengua" era entendida. Lo que los adultos califican ya de "tonterías" cuando no captan su sentido. significante asociado a un ruido que conocía bien. toda metáfora o metonimia referente al cuerpo la hundía en la angustia y la perplejidad. Una madre se esfuerza por calzar a su hija de dieciséis meses. Escuchando decir a su madre. el psicótico está habitado. en primer grado. Las palabras de niño Contrariamente a lo que podía esperarse. aquí más bien metonímico. Al niño pequeño no parecen molestarlo más de la cuenta las figuras de estilo en las que un gato ya no es un gato: deja la cuestión en suspenso hasta un esclarecimiento. a causa de ello. He aquí algunos ejemplos. Más adelante descubrí que estaba en relación con la expresión "Me entró por los ojos". U na niña de alrededor de un año me mira batir huevos. para ser empleada oportunamente. La posibilidad de escape metafórico. me dijo: "¡Bueno.1"""'""1 atrevo a usar esta expresión para destacar qué significante amo se une a la persona del padre. sólo puede realizarse si el cuerpo erógeno está construido y. N o comprendí inmediatamente el sentido de esta actitud. ulterior. se preocupa por los ojos de aquélla y por los suyos. Hay que suponer aquí una doble conexión. de los que los más corrientes son la metáfora y la metonimia. No ocurría lo mismo con Sylvie. ya de "palabras de niño" cuando los divierte. cuya misma trivialidad es el mejor garante del fabuloso trabajo que debe hacer el niño para descifrar el lenguaje y apropiárselo. Agita entonces las manos como le habían enseñado a hacer para remedar la canción Ainsi font les petites marionettes [Así hacen las pequeñas marionetas]. pin-pon". puede enseñarnos mucho sobre la función del inconsciente. que le tiende un pie: "Ese no es el pie bueno". 14 decía Lacan. los progresos del lenguaje no contribuyeron a apaciguar a Sylvie. En esa época hice la comparación con un niño mucho más pequeño que Sylvie quien. Olvidamos hasta qué punto la lengua se aleja a cada momento de la literalidad para servirse de tropos por sustitución. los orígenes del lenguaje nos parecen menos misteriosos.

Este mismo chico. si trata de jugar libremente con los significantes. pero las primeras asociaciones reprimidas dejan sus huellas en el inconsciente: es lo que Lacan llama "lalengua". y la risa del adulto lo humilla. He aquí lo que dice Lacan a este respecto: ¿Cómo no lamentar aquí que el interés por el niño demostrado por el análisis del desarrollo no se detenga en ese momento. Pero este significante TGV está próximo a muchas otras siglas. si se pretende corregir su juego. habla "al foro" o con sus compañeros de juego. que se vincularon por el azar (o podría decirse por lo arbitrario) de la homofonía y lo gestual. El mecanismo lingüístico se mueve en su totalidad sobre identidades y diferencias. donde el niño. en asociación con otros.111""""' . Este trabajo de señalamiento. por ejemplo "Come tu omelette". van a separarse y a adquirir su significación cuando la niña los encuentre en otro contexto. Se ejercita solo. el niño se aplica. Un niño muy pequeño habla de la torre "escalera" refiriéndose a la torre Eiffel. comenta así la oración de la noche: "Hacían en el nombre del padre. y luego en el momento ulterior en que declara que el gato hace guau y el perro miau. que en todo caso ese juego no es gratuito?16 Algunos significantes son más aptos que otros para mantener cierto grado de confusión y de asociaciones descabelladas. creen escuchar TGV siendo que los adultos hablan de BCG. se muestra ingenioso a su manera. por lo que pude notar su perplejidad cuando. En cambio. permite al niño el 226 acceso a un lenguaje cada vez más apto para responder a los imperativos de la comunicación. a respetar la sintaxis y el uso corriente del vocabulario. que designa mediante un babau lo que en ciertos casos uno se aplicó a no mencionarle sino con el nombre de perro. pasó algunos días de vacaciones con una familia católica. inventa palabras nuevas. no siendo éstas más que la contrapartida de aquéllas 15 dice F. Pienso en una niña que. Otra niña. que comienza desde los primeros días de vida. A su vuelta. Daré un ejemplo. que habló muy precozmente. dice también "lecciones de elástica" ["élastique"] por lecciones de gimnasia ["gymnastique"]. Podemos imaginarnos la confusión de un niño cuya madre va a la clínica para una IVG (interrupción voluntaria del 227 . En la comunicación. manifestando así su dominio de la lengua. donde debe hacer un trabajo de conexión y desconexión. Van a establecerse entonces nuevas conexiones. traducía "El es play-hoy o TGV'': su padre tomaba regularmente el TGV cuando volvía a casa. "El es play-hoy o PDG". PDG o IVG. El niño está sumergido en un baño de lenguaje en el que identifica la aparición de algunos significantes que se repiten. es precedida por una larga fase de expectativa. deforma las que conoce o transgrede su sentido. cuando no se hace el tonto o el bebé. está avergonzado. y si dirige sus bromas al adulto se muestra decepcionado si éste no se regocija con ellas. molesto. en tanto que los errores del trayecto y las falsas asociaciones serán reprimidos. Un error de su parte (una palabra de niño) lo entristece. el tren de gran velocidad que ejerce una especie de fascinación sobre ellos... Todos los niños conocen el TGV. La significación.. Hizo una asociación perfectamente lógica entre el monumento y una gran escalera plantada en París. es decir la posibilidad de utilizar esos significantes "correctamente" en la lengua común. en la conversación. de Saussure. en la linde misma del uso de la palabra. mientras que sus padres son agnósticos. Estos dos significantes. refiere ese babau aproximadamente a cualquier cosa. del hijo y del dentífrico". de tres o cuatro años. mostrando con sus sollozos. que permitirán su separación y su utilización posible en otras cadenas de discurso. r se encuentra el sonido o) y el gesto de agitar las manos que acompaña a las dos. El "dentífrico" es aquí un significante que constituye un vínculo entre los ritos de ir a la cama en su casa y nuevos ritos que le parecen muy extraños. cantando un estribillo de moda.

Pero. pasé pozos vigilando su carburo. Artaud). ausencia de la madre. El Seminario de Lacan sobre Las psicosis no es más que un largo análisis de la relación del psicótico con el lenguaje. cuántos guijarros no tenía el aprendiz de azucarada! MADAME DE PERLEMINOUZE (con mucha afectación). '·1 de sustitución tiene siempre una relación con el significante original. "el aprendiz de azucararla" ["le mitran de vous sucrer"] evoca. al niño no parecen molestarle las zonas de sombra que subsisten en el discurso.~ embarazo) o cuando llevan a la hermanita al médico a ponerle la BCG. desencadenan la risa. A. o una angustia de partida. toda metáfora que se refieran al cuerpo le son 229 . MADAME. La emoción o la angustia provocadas por estas situaciones. queridísima Peluche! ¡Desde hace cuántos agujeros. -¡Pobre querida! ¡Y yo que no me rascaba nada! Notamos que la sustitución puede hacerse en el nivel de un Hintagma. y de risa. se mueve con soltura en los "aproximadamente" y hasta puede jugar con ellos. una tras otra. a propósito de la obra teatral de J. He aquí un breve extracto: 228 MADAME (saliendo al encuentro de su amiga). por ejemplo peluche por ¡wrruche [cotorra]. correr a lo del ludión o a lo del taburete. ¿No se debe el éxito de los Pi tufos en gran parte a la libertad de asociación que hace del significante pitufo y de sus derivados -pitufar. gritos de la hermanita. tuviera alguna relación con lo que el niño escucha en torno a sí. muy vidriosa! Mis tres hogazas más jóvenes tuvieron limonada. cuando escucha hablar a los Pitufos. pueden sumarse al trastorno debido a la confusión de los significantes e inducir un síntoma. pero esa relación es de naturaleza muy diversa: puede ser un vínculo homofónico del significante en su Lotalidad o en una de sus partes. como Raymond Devos. atiborrado de estos significantes sin significado. entrecortado de palabras que no conoce y cuya significación necesita adivinar. es fuente de angustia en el psicótico que la vive en lo más profundo de su ser (cf. en el contexto. Lacan evoca un equivalente de este proceder en "La instancia de la letra". En síntesis. como si el lenguaje de los gnomitos azules. Decirle que el perro hace miau haría vacilar su mundo ya frágil. Durante todo el principio del corsario. por qué no la fobia a los trenes o a las estaciones. si bien provoca risa cuando es intencional y controlada. pero. -¡Querida. menos extraño de lo que parece). el aba de "yo que no me rascaba (por figuraba) nada". Algunos reprocharon a Lacan que jugara con la homofonía y que alimentara el barroquismo de su escritura. Toda metonimia. Si bien el orden sintagmático se respeta. por ejemplo. ¿no quería destacar con ello la intrusión constante del inconsciente en el discurso. Un mot pour un autre [Una palabra por otra]. la sustitución repetida de los significantes provoca un efecto de "embriaguez". lo que con justa razón denomina "el lado irremediablemente descabellado que el inconsciente alimenta por sus raíces lingüísticas"? 17 En general. Esta corrupción del lenguaje. sostenido por la imagen y completado en su fantasía. Tardieu. La puesta en evidencia de estos deslizamientos y su efecto llevado hasta el absurdo constituyen el resorte mismo de lo cómico en algunos artistas. la m de "no tengo una migaja para mí" (por minuto). no hice más que anidar los molinos. de lo que la expresión popular "chuparse la jeta" ["se sucer la poire"] da cuenta con claridad. en forma de onomatopeya. un discurso fragmentado. Como el adulto psicótico (habría que examinar el discurso del maníaco. asumiendo a veces los blancos de la cadena incluso el papel de relevos para lo imaginario. por ejemplo una fobia. el niño psicótico no tiene una relación lúdicra con la lengua. puede burlarse de la significación pues en ellos el sentido no subsiste menos. dice. lo que subtiende de oralidad al beso. pitufitapalabras comodines en un discurso perfectamente estructurado en el plano sintáctico y en el ordenamiento del relato? Estos significantes. dándoles garras y monzones. -¡Ay! ¡Querida! ¡Yo misma estaba muy. no tuve una migaja para mí. etcétera. Cuando se hace la sustitución de un significante por otro.

Para llevar más lejos nuestra investigación sobre el nacimiento del sujeto parlante.. es una cadena de significantes que en alguna parte (en otra escena. He aquí lo que dice de su posición: El inconsciente. la lingüistería se interroga Mobre lo dicho. y es esta situación bisagra la que reivindica en su artículo "Subversión del sujeto y dialéctica del deseo". que no es nuestra sino por estar de acuerdo tanto con el texto freudiano como con la experiencia que éste ha abierto. Lacan repensó los conceptos freudianos a la luz de las leorías lingüísticas de las que hizo una herramienta de lrabajo increíblemente fecunda. En esta fórmula. psicótico contravenga las leyes del discurso. ). O sea: que no es el sujeto. Benveniste. ]" y. dónde comienza la lingüistería? Vamos a intentar precisarlo dado que es en el deslizamiento de la una a la otra donde buscamos la clave del lenguaje psicótico. Conocía todo el aporte de lu lingüística. escribe) se repite e insiste para interferir en los cortes que le ofrece el discurso efectivo y la cogitación a la que informa. a partir de Freud.. de cinco. partir del momento en que se descubrió el inconsciente". Sophie y las otras para ¡ hacer un desvío por la lingüística. es preciso interrogarse sobre la naturaleza misma de la lengua: "Un día. Karl Bühler. Yo misma me dedicaba a mis ocupaciones y las niñas no tomaban en cuenta mi presencia. represión siempre problemática en la psicosis. desde San Agustín a los lingüistas modernos. pero de la que los nombres de Ferdinand de Saussure y Roman Jakobson indicarán la aurora y la culminación actual [. me dijo. la lingüística y el psicoanálisis. 18 dice Lacan.1 nos esta ciencia a llevar más lejos nuestra investigación sobre el lenguaje psicótico. Esta conversación atrajo mi atención sobre el significante gusano. 19 La lingüística es cosa del decir. es decir del sujeto barrado por la represión originaria.. y ver cómo puedé ayudar. "es el color que prefiero". a mí me gusta el verde". reanimado de la retórica antigua por la lingüística moderna. dibujaba en una mesa con su hermana mayor. porque.2° Lingüística y lingüistería ¿Dónde se detiene la lingüística.. añade: "Que digan queda olvidado detrás de lo que es dicho en lo que se entiende". en una doctrina cuyas etapas no podemos señalar aquí. anunciando su texto "El atolondradicho". La mayor dice a su hermana: "Yo hago el azul y el rojo". me di cuenta de que era dificil no ingresar en la lingüística a . J akobson. Prosigue: "Lo que digo.¡IIIIII'T' inaccesibles o desencadenan una angustia de despedazamiento. el término crucial es el significante. no pertenece al campo de la lingüística[ . tomaremos dos ejemplos. las circunstancias de aparición de la palabra y el hecho de que el . que se refería al padre y que se empleaba aquí en una significación subvertida: el padre era ingeniero y hacía investigaciones con el cristal [verre]. de tres años. dicho: 230 El "significado" del decir no es nada más que ex-sistencia en lo dicho (aquí en el dicho de que no todo puede decirse). Chomsky. Dejemos por un momento a Sylvie. Su trabajo sobre la lengua lo colocó en la encrucijada de dos ciencias. Algún tiempo después les compré cartucheras y Sophie me pidió una verde. La lingüística que toma en cuenta el inconsciente será denominada por él "lingüistería". el cual es efecto de dicho. 231 . que . el de Sylvie con sus hombres-solapas y el de la pequeña So phi e. al mismo tiempo que subrayaba constantemente sus límites. que el inconsciente está estructurado como un lenguaje. mi papá hace el gusano [ver]. Su ussure. Para desenmarañar los orígenes del lenguaje. En "El ' atolondradicho" acentuará el doble registro del decir y lo . Sophie responde: ''Yo no hago más que el verde [vert].

Un capítulo de la historia del pensamiento racionalista. sometido al lenguaje y portador de un saber que ignora. sistemática". empresa temeraria también para él. de código y mensaje. tiene por objeto la parte individual del lenguaje. f$. el léxico es el repertorio de las palabras de una lengua. Saussure fue uno de los primeros en marcar la dualidad entre la lengua y el habla. separa semiótica y semántica. ya se trate del sujeto siempre amo de su palabra y en su totalidad en su discurso. la relación forma-sentido que varios lingüistas querrían reducir a la sola noción de la forma. pero sin lograr librarse de su correlato. dos · enfoques que van a manifestarse cada vez más divergentes. L'Homme de paroles (1985). en una obra cuyo éxito público fue bastante inesperado. En cuanto a Benveniste. 21 Todas las teorías lingüísticas están subtendidas por la idea de dominio.. que distingo respectivamente como semiótica y semántica. El signo saussuriano es en realidad la unidad semiótica. 25 Más cerca de nosotros. Se compone de elementos formales articulados en combinaciones variables. lo que es común a todos los usuarios. Define en primer lugar a la lengua en cuanto estructura y luego considera el sentido: 232 La lengua forma un sistema [. sujeto al que dirigen un pensamiento lógico y la razón. y al sujeto en el sentido freudiano. La lingüística cartesiana. dicen mucho sobre esta idea general. rigurosa.. "Los signos.. 233 !' i . Dice: Una parte de la lengua es social en su conjunto e independiente del individuo. 22 Esta distinción se traduce de manera diferente según los autores: lengua y habla. de acuerdo con ciertos principios de estructura. 23 En cuanto al sentido. el sentido. dice Saussure. y su subtítulo. la otra. ignorar o expulsar al sentido? Por más que se haga. "toma por objeto la realidad intrínseca de la lengua y apunta a constituirse como ciencia formal. su disposición es un asunto personal". fascinando a quienes la contemplan. secundaria. del ajuste a la circunstancia y de la adaptación de los diferentes signos entre sí. enumera lo que constituye el estudio de la forma.. esta cabeza de Medusa está siempre allí. dice Benveniste. ¿Qué no se ha intentado para evitar. nuestra gramática.. por lo tanto el objeto mismo de la lingüística: la fonología estudia los sistemas de sonidos. sujeto del inconsciente. es decir la unidad provista de sentido [. 24 Benveniste confiesa cuán embarazoso es este imprevisible para el lingüista: He aquí que surge el problema que atormenta a toda la lingüística moderna. otros hablan de la forma y el sentido. Eso es absolutamente imprevisible. sin embargo. o de la lengua misma. a la que el lingüista intenta dominar codificándola al extremo. dice. Si las teorías lingüísticas in ten tan repertoriar. clasificar y definir lo más exactamente posible las leyes que rigen la lengua. ] Mientras que la semántica es el «sentido» resultante del encadenamiento. todas distinguen dos dominios en esta búsqueda. que hay "interdependencia de la lengua y el habla".yr-- La lingüística se pretende ciencia cada vez más exacta. en el centro de la lengua. son lo que circula. Claude Hagege plantea a su turno la cuestión del sentido. Aquí. define las reglas de una lengua que es un instrumento al servicio del pensamiento. ] De la base a la cumbre. la morfología permite identificar las palabras unas en relación con las otras. esto es lo que plantea: Postulo que hay dos dominios o dos modalidades de sentido. desde los sonidos a las formas de expresión más complejas. del esquema y el uso. el lingüista Claude Hagege. la lengua es una disposición sistemática de partes. Agrega.. El título mismo de la obra de Noam Chomsky. sujeto barrado. la sintaxis. Un mundo separa al sujeto tal como lo concibe el lingüista. ]. es decir el habla [.

y la zona e.. más difunden el malentendido. el sentido como efecto.. de expresión cada vez más esotérica. como dice C. Lacan insiste sobre la prioridad a dar al significante. La lingüística se convierte por lo tanto en una ciencia de conceptos cada vez más eruditos. incluso no de lenguaje[ . fueran por fin a penetrar sus secretos y a alcanzar una claridad en el decir que excluyera todo malentendido.. el sentido como representación. ]. la palabra. para analizar lo más cercanamente posible este fenómeno. si la comunicación fuera la refracción de los pensamientos. llamadasignificancias inconscientes. al empujar el 23·4 estudio de la lengua hasta su extremo. sin ninguna esperanza de armonía. Más hablan. Gérard Millar evoca ese fantasma en un artículo sobre "El lapsus y el psicótico". sin correspondencia aparente con las otras categorías. Hagege. La noción de un deslizamiento incesante del significado bajo el significante se impone.26 Si el sentido no puede ser delimitado y escapa a toda formalización. significantes desconectados. pero que ninguno de los elementos de la cadena consiste en la significación de que es capaz en el momento mismo... si ese instrumento sirviera a la comunicación. la zona B. Con el mismo título que la fllosofia. con la aptitud cultural. etc. Decir con Lacan que el hombre está enfermo del significante tiene esta consecuencia: es insoportable que el significante quede siempre fuera de nuestro alcance. sin ninguna posibilidad de que termine por coincidir: las palabras siempre hilan al lado. sin más precisión. por lo tanto [. etc. En ese texto... que dieron origen a la corriente terapéutica llamada sistémica. y es por eso que la comprensión siempre es loca. La literatura contemporánea refleja esta preocupación: Derrida. de lo que da testimonio la psicosis. comprende el significado de los signos. La significación es imaginaria. como si. retomando el algoritmo saussuriano para destacar a la vez su alcance y sus límites. un intercambio transparente. siempre igualmente embarazosa. la semántica de la sintaxis.. escribe. como órdenes distintos y separados inicialmente por una barrera resistente a la significación [.. toda ambigüedad. a la que~ esperan cada vez más despojada. a primera vista pm~de pensarse que la significación va de suyo.. Es significativo que esta zona C esté plantada allí. los lingüistas acosan a la significación. inaccesible. Y.] Pero los seres parlantes están justamente atravesados por una experiencia estrictamente contraria. imposible de reabsorber. interroga al hombre en su especificidad. apéndice inclasificable. 235 .. Son atravesados por significantes que no quieren decir nada. podría entonces deplorarse la inadecuación del lenguaje y soñar con un intercambio sin pérdida entre los sujetos que hablan. "Sólo las correlaciones del significante con el significante dan el patrón de toda búsqueda de significación". Kristeva y muchos otros examinan el fenómeno del lenguaje y la escritura. Ahora bien. vuelve a multiplicar las categorías. el grado de conocimiento de los enunciantes. En la teoría saussuriana del signo en cuanto producto de la relación significante sobre significado. "un fantasma de lo perfecto de la lengua".. Nuestra ambición como psicoanalistas es a la vez modesta y más arriesgada: procuramos penetrar el misterio que subsiste cuando las teorías sobre la lengua han dicho su última palabra. Barthes.. Reagrupa en tres zo:oas a los componentes del sentido: la zona A. De América nos vienen teorías sobre la comunicación inspiradas en la cibernética. 27 Si el lenguaje fuera un instrumento. la temática de esta ciencia está desde ese momento suspendida en la posición primordial del significante y el significado. Lacan. Y más adelante: Puede decirse que es en la cadena del significante donde el sentido insiste. ]. escribe lo siguiente en "La instancia de la letra": En efecto.

constituyen otras tantas avanzadas en el trabajo de elucidación que prosigue sin descanso. lo que "de la verdad se hace escuchar entre líneas" 28 y que demanda un enfoque original que La can califica de "lingüistería".. su Seminario sobre Las psicosis es una larga reflexión sobre lo que la psicosis revela de un no ordenamiento del sujeto en la cadena significante. ha abierto el camino. permitiéndole su formación de matemática aportar una piedra más a este edificio.Saussure. en particular la condensación y el desplazamiento... Así. Descubre así que el inconsciente tiene un lenguaje propio. con su estructura. De J akobson tomará prestados los términos de enunciado y enunciación para destacar. en la enunciación. por su peso de verdad.. este resto inepto para la codificación. a la que por otra parte él mismo define como "el estudio de las lenguas existentes en su estructura y en las leyes que se revelan en ella". poniendo en evidencia la naturaleza de las asociaciones de significantes y sus combinaciones posibles. 30 pone en evidencia la convergencia de las tesis de Freud. En cuanto al concepto de "!alengua" y el de "alienación". N o obstante. 32 237 ------- . Freud descubre el lenguaje del inconsciente. es preciso subrayar que el paso de Lacan se apoyó siempre sobre un conocimiento profundo de las leyes de la lingüística. Freud no pretende darnos otra cosa que las leyes del inconsciente en su extensión más general".. muestra la in tricación del objeto y el discurso del Otro en la constitución del sujeto. da un nuevo impulso a la discusión. en particular en la psicosis.. Su manera de abordar la cuestión del lenguaje extrayendo sus parámetros fundamentales y volviéndolos a colocar en la punta de la búsqueda lacaniana. Saussure y lJacan sobre la lengua. En un artículo notable. Así. El abordaje de la psicosis le planteó.. ] formalización [.. escribe Lacan.. el problema de los límites de la lingüística. 29 ¿Cómo se dice el inconsciente en un sistema regido por un código estricto? ¿Cuál es la estructura del inconsciente en relación con la estructura de concatenación de la cadena significante? ¿Qué relación sostiene el psicótico con la lengua. ] muy por delante de las de la lingüística a las que podría demostrarse sin duda que aquélla. Saussure y Lacan se reúnen y se completan y de qué manera ese punto de convergencia da inicio a una nueva reflexión? He aquí lo que se desprende de su texto. 236 Es lo que ha hecho recientemente Nathalie Charraud en un ensayo de esclarecimiento y de síntesis sobre la cuestión del "saber inconsciente". él que parece hacer poco caso de las leyes del discurso que enuncia la lingüística? Preguntas cruciales si las hay. Su texto "El atolondradicho" marca una vez más el corte entre el decir y lo dicho. variando sus formulaciones. su sintaxis y su lógica: "En el análisis del sueño. interrogamos a este indecible. el lugar del sujeto del inconsciente (el ne expletivo). En el grafo del deseo. 31 y hace esta observación: Desde el origen se ha desconocido el papel constituyente del significante en el estatuto que Freud asignaba de entrada al inconsciente y en los modos formales más precisos. Advirtamos sin embargo que su búsqueda no produce un saber cerrado y consumado: lo modifica sin cesar y nos lo trasmite para que prosigamos la tarea. Retomando en primer lugar los conceptos freudianos de condensación y desplazamiento. ¿qué es lo que permite a N athalie Charraud sostener que las tesis de Freud.. de manera aguda. pues. y que Lacan no deja de retomar desde que pronunció su aforismo "el inconsciente está estructurado como un lengua-· je".. Freud. planteó las figuras de la metáfora y la metonimia donde el inconsciente se dice. Pero. [. plantea nuevos interrogantes y le aporta una respuesta perfectamente operacional.Lacan Desde La interpretación de los sueños.

donde dominan las relacio- 239 . Freud intenta topologizar esas asociaciones tomando como modelo la red neurológica. Al contrario. Saussure marca con claridad "la oposición de los dos órdenes". su asiento está en el cerebro. in absentia. Ya se ve que estas coordinaciones son de muy distinta especie que las primeras. sin duda. como las que hicieron los surrealistas (A. siendo los primeros el asiento de los procesos primarios y correspondiendo las segundas a los procesos secundarios: "Esta lucha entre los tractos fijos y las cargas cambiantes caracteriza al proceso secundario del pensamiento". escribe. por lo demás.. aprendizaje). las palabras contraen entre sí relaciones fundadas sobre el carácter lineal de la lengua. De modo que el sintagma se compone siempre de dos o más unidades consecutivas [. titulado "Relaciones sintagmáticas y relaciones asociativas". la relación asociativa une los términos in absentia en una serie mnemónica virtual [. hará surgir inconscientemente en el espíritu una multitud de otras palabras (enseñar. las que Freud.. De este modo. lo que no está tan lejos como se cree de las investigaciones actuales sobre el funcionamiento del sistema nervioso central. las palabras que ofrecen algo de común se asocian en la memoria. Esta interpretación exclusiva dio lugar a utilizaciones dudosas. Si se conoce bien la teoría saussuriana del signo. la cadena del discurso con su carácter lineal. era como si presintiera su descubrimiento. reseñar. etc. Estas combinaciones que tienen por soporte la extensión pueden denominarse sintagmas. la diferencia fundamental de los dos registros de la lengua. Por otra parte. la oposición entre estos dos órdenes nos hace comprender mejor la naturaleza de cada uno de ellos. ] Colocado en un sintagma.""' Demasiado por delante.y el proceso secundario -sede de un pensamiento vigil. por uno u otro lado. forman parte del tesoro interior que constituye la lengua en cada individuo. que excluye la posibilidad de pronunciar dos elementos a la vez. al margen del discurso. ordenado. pues algunos sólo retuvieron del deseubrimiento freudiano el carácter simbólico del sueño. holganza. y se forman así grupos en el seno de los cuales reinan relaciones muy diversas. ] Mientras que un sintagma evoca en seguida la idea de un orden de sucesión y un número determinado de elementos. esta comunicación de una importancia capital fue olvidada y sólo rara vez retomada por los lingüistas. No tienen por soporte la extensión. etc. o a ambos. ¿Estaba también él demasiado adelai). o bien educación. N athalie Charraud hace notar que en ese texto Freud distingue los "complejos fljos y las cargas cambiantes".. quien señala muy claramente la antinomia de los dos registros. Si bien no conocía las sinapsis.. Curiosamente. la palabra «enseñanza. todas tienen algo de común entre sí. Breton).. Los mismos corresponden a dos formas de nuestra actividad mental. o bien esperanza. Aquí. controlado-vuelve a encontrarse en Saussure. los términos de una familia asociativa no se presentan ni en número definido ni en un orden determinado. de las que cada una es 238 generadora de un cierto orden de valores. en el discurso y en virtud de su encadenamiento. Las llamaremos relaciones asociativas. un término sólo adquiere su valor porque se opone al que lo precede o al que lo sigue.tado a su tiempo? ¿Se escapaba del marco demasiado bien definido de la lingüística? Reproducimos casi íntegramente el pasaje que atestigua el punto de convergencia con el pensamiento freudiano: Las relaciones y las diferencias entre términos lingüísticos se despliegan en dos esferas distintas. . La relación sintagmática es in praesentia: descansa sobre dos o más términos igualmente presentes en una serie efectiva. apenas apreció. su orden de sucesión y el otro. Por una parte. Estos se alinean uno tras otro en la cadena del habla. sus mecanismos de desplazamiento y condensación en estado casi puro. no se conoce tan bien el capítulo V de su Curso de lingü{stica general. Esta distinción entre el lenguaje del sueño -donde reina el proceso primario con sus deslizamientos de sentido. En el Entwur(.

al que sólo el orden diacrónico vendrá a corregir. incluso en la conmutatividad que muestra al ser intercambiable en la primera. veamos cómo se presenta este decir.de elementos en los que subsiste el orden más indestructible al desplegarse (en la diacronía): fundándose este rigor del que es capaz. Lacan opone los dos órdenes en estos términos: No hay nada en el mundo salvo el significante que pueda soportar una coexistencia -que el desorden constituye (en la sincronía). 34 Diacronía y sincronía Con el paso de los años. por razones de estructura. de la que la frase constituye el modelo. ] De igual modo. 33 de nuestra ciencia. mostrando la supremacía del significante. pero no menciona el concepto de "familia asociativa". mediante tropiezos y juegos de palabras. si bien completa ese algoritmo con un comentario que se parece mucho a la relación in absentia de Saussure. la diacronía interesa a la sucesión m el tiempo de la cadena significante. la palabra proviene de su pluma). Es preciso señalar. en efecto. 35 es sincrónico todo lo que se relaciona con el aspecto estático Si el inconsciente es lo "dicho" en el "decir". diacrónico todo lo que se refiere a las evoluciones. de ese punto. Para hacerlo. Subraya sus implicaciones subyacentes. desarrollando lo que Saussure ejemplificaba con el término de "enseñanza": "Basta con escuchar poesía [. Puesto que Lacan dirige su crítica esencialmente al algoritmo saussuriano. La sincronía no tiene una estructura lineal. que Saussure utiliza estos términos con una acepción diferente. Lacan hablará de diacronía en cuanto a lo que se refiere a la cadena significante. ] para que en ella se haga oír una polifonía y para que todo discurso demuestre alinearse en los diversos pentagramas de una partitura. Lacan va a acentuar la dicotomía entre esos dos registros. ] mi en tras que para Lacan. donde la palabra hace surgir "inconscientemente una multitud de otras palabras". el inconsciente ex-siste en el lenguaje en el sentido de la lingüística. en la segunda dimensión. no podía sacar todas las consecuencias de su descubrimiento de las "familias asociativas".. que sostenga como colgado de la puntuación de cada una de sus unidades todo lo que se articula de contextos atestiguados. Como los demás lingüistas. [. asociativo. y ya no a la evolución de la lengua en su ('()njunto. y de sincronía en cuanto a lo que se articula en la vertical. sincronía y diacronía designarán respectivamente un estado de la lengua y una fase de evolución.. Ex-sistiría también en el habla si ésta no manifestara. Ninguna cadena significante.... se detiene allí donde comienza el dominio del inconsciente (sin embargo. 240 241 . Para él-lo cito-. Saussure era lingüista y. Nathalie Charraud retoma este concepto de familias asociativas para volver a darle su lugar en lo que va a redefinir como la estructura topológica del inconsciente. para evitar toda confusión.. [. Como lo recuerda Nathalie Charraud. si puede decirse así. en la vertical. retoma la palabra "árbol" utilizada por aquél en su demostración del signo y despliega asociaciones alrededor de este significante. por ello. reina en ella un gran desorden. que algo distinto se dice en el enunciado que profiere.!ll"f' nes asociativas.

efectos determinantes para la institución del sujeto. número determinado de elementos.. . representando la flecha la sucesión lineal de la cadena significante y correspondiendo el otro vector al querer decir. según las dos vertientes generadoras del significado que constituyen la metonimia y la metáfora.. Un agrupamiento asociativo es una vecindad en el sentido de que introduce una «Unidad» de orden superior: ya no nos ocupamos de un elemento en su relación eventual con otro sino de una familia de elementos que será significativa en cuanto tal. anillos cuyo collar se sella en el anillo de otro collar hecho de anillos. ]".36 Reconocemos allí las leyes de la lingüística. ] no están en número definido. Se asocian según una lógica propia que Freud calificó de proceso primario. el sujeto experimenta su libertad de asociación. Para calificar la estructura sincrónica que coexiste con la estructura diacrónica del habla (estructura sincrónica que parece invasora y no contenida en el psicótico )... ya no está sometido al imperativo de querer decir. Lacan emplea la imagen de la lotería para ilustrar la inorganización de lo "cardinal" que se opone a la sucesión de lo "ordinal".el orden de las progresiones constituyentes del significante hasta la unidad inmediatamente superior a la frase [.39 Nathalie Charraud va a demorarse sobre esta estructura topológica y a precisarnos sus particularidades: la misma no induce ni un orden ni una métrica¡ los significantes.lo que implica que. 243 . ni siquiera en el espacio [. Esta dimensión temporal. en las leyes que rigen esta otra escena [. en el sentido matemático del t~rmino. En su curso del19 de diciembre de 1984.. en el desorden de la estructura sincrónica. no se los puede alinear en una cadena. de la comunicación. a la intención de significación. sin la cual se advierte al instante que es imposible notar solamente la estructura de un síntoma en el sentido analítico del término. de la intencionalidad. es decir que su conjunto es un conjunto abierto cuyos elementos no pueden enumerarse exhaustivamente [. los significantes no tienen lugares definidos" (contrariamente a la cadena en la que no puede invertirse: Pi erre pega a Pa ul). designa como la del inconsciente. J. Miller ponía el acento sobre la orientación del grafo de Lacan. que subtiende al concepto de ordenamiento subjetivo. se opone a lo que está en montón. no obstante con cierta censura..-A. ]. Los significantes se agrupan al capricho de su deseo. Lacan emplea en un momento de su enseñanza el término de "saber inconsciente": "El inconsciente es el testimonio de un saber en cuanto que en gran parte escapa al ser parlante". hay desenvolvimiento en el tiempo. Se trata de encontrar. en el inconsciente. no están ordenados (cf. en referencia a los sueños. "no tienen un orden determinado.] abre el camino a la estructura topológica de vecindad.] a la que Freud. 38 ¿De qué naturaleza es este saber inconsciente? Lacan habla entonces de "estructura topológica en el sentido matemático del término". los efectos que se descubren en el nivel de la cadena de elementos materialmente inestables que 242 constituyen el lenguaje: efectos determinados por el doble juego de la combinación y la sustitución en el significante.·41 El modelo que más se acerca nos es dado en el sueño. orden de sucesión (Pierre pega a Paul). 40 La noción de agrupamientos asociativos [o familia asociativa] [..la lotería).~ La cadena significante tiene una estructura de concatenación. Al dormir. 37 Pero el equilibrio entre los dos registros no se alcanzará precisamente en la psicosis. Tales son las condiciones de estructura que determinan -como gramática.. En esta prueba aparece una topología. La cadena obedece a la temporalidad.. "en el nivel propiamente asociativo y topológico.

entre otras cosas. desplazamiento. un significante puede ocupar el lugar de otro porque está próximo a él por homofonía o por cualquier otra forma de vecindad. con las asociaciones inesperadas. asociación Un significante o un sintagma del sueño se encuentran en el centro de una red asociativa. Saussure. cuando se trata del sueño. el desplazamiento. procura decirse en unas formaciones que conocemos bien. representa varios pensamientos del sueño. etcétera. "El significante es tonto". similitud.. 42 A propósito de su sueño de la monografia botánica sobre la cual nos trasmite numerosas asociaciones. Si el saber inconsciente se desencadena en el sueño. escribe: Los elementos "botánica" y "monografía" son encrucijadas donde los pensamientos del sueño pudieron encontrarse en gran número porque ofrecían a la interpretación numerosos sentidos. Tal paciente sueña que está acostada con su marido y ve pasar un alce (élan] por debajo del lecho conyugal. chiste. haciendo la imagen las veces del significante oculto (el sueño es un jeroglífico). ] que cada uno de esos elementos está sobredeterminado. Cuidémonos. En el punto de ruptura de una estructura con la otra se sitúa el proceso de represión y. que puede ser muy extensa. sin embargo. La diferencia reside en la zona de pasaje. Puede decirse [. Las relaciones de vecindad en el sueño deberán explorarse mediante la asociación libre. el fenómeno del despertar. figuras de estilo. en el modo de superación de lo diacrónico a lo sincrónico y a la inversa. decía Lacan. y agregaba: Es con estas tonterías que vamos a hacer el análisis y que entramos en el nuevo sujeto que es el del inconsciente. Freud destaca cuán pobre es el contenido manifiesto comparado con el latente: Cuando se compara el contenido del sueño y los pensamientos del mismo. pobre. La imagen del animal viene a figurar aquí el significante con sus múltiples implicaciones. y que 245 .r- Condensación. que no siente ningún "impulso" ["élan"] hacia ella. ponía. de poner en el mismo plano el lenguaje del sueño y el del niño.. se advierte en primer lugar que hay allí un enorme trabajo de condensación. Pero es en el sueño donde la estructura del inconsciente se muestra en el estado más puro. lapsus. etc. la condensación podría representarse así: ~ Pero no puede considerarse la condensación sin asociarle otro mecanismo. 43 Las conexiones entre los significantes que hemos sorprendido en el niño son del mismo orden que las del sueño antes de que el proceso secundario haya establecido un principio de significación. lacónico comparado con la amplitud y la riqueza de los pensamientos del mismo. El sueño es breve. síntoma. el significante "armement" ['1armamento"] ln qut' debía parecer por lo menos incongruente a sus contemporáneos. Hemos sorprendido en el niño el nacimiento de esas familias asociativas. puede haber deslizamiento de un orden a otro. Vimos que en torno al significante TGV puede agrupar múltiples asociaciones de vecindad. asonancia. En el sueño. al lado do lo1 sinónimos. al marido impotente. poesía. Si el signo ~ representa la noción de vecindad. en la familia asociativa alrededor de la 244 palabra enseignement [enseñanza]. las puestas en escena que encuentran su eco en el fantasma. Este animal se asociará. el poeta y el loco. Este reviste múltiples formas. Llama "condensación" a este reagrupamiento.

en el psic6tico. ] el sujeto como X no se constituye más que por la Urverdrangung.. la avispa con rayas amarillas a quien le arranca las alas en el sueño al mismo tiempo que suprime la primera letra de su patronímico. [. / / '' aprendizaje educación etc. cuando el sujeto perfecciona su aprendizaje de una lengua. Se agranda también. Tomemos significantes relativamente neutros. se cierran). debe hacer en cada mamen to un trabajo de conexión y desconexión de los significantes.. que tienen una relación estrecha con el deseo del Otro y están en conexión íntima con el objeto a. La V que indic& la quinta hora es también la V de las piernas abiertas de la mujer. En estas asociaciones pueden discernirse dos tipos de conexión. y luego al habla.. algo ha llegado. En el sueño de la monografia botánica. El sinsentido de su conexión va a manifestársele muy pronto al niño que va a separarlos. nos transmite sus asociaciones personales: enseñanza [enseignement] / / / enseñar enseñamos etc.. del "libro de imágenes desgarrado". como "omelette" y "marioneta". por la caída necesaria de ese significante primero [. cambio [changement] armamento [armement] etc. la familia se agranda tanto más porque se trata de significantes amos. el fantasma. A propósito del Hombre de los Lobos. Para que el niño acceda al lenguaje. 46 Alrededor de la palabra enseñanza. Saussure nos dice que un término dado es "como el centro de una constelación. ] En ese X que está ahí debemos considerar dos caras. Veremos que ciertos significantes amos.. la V de la mariposa listada de amarillo como la pera llamada Grouscha (el nombre de la joven criada). pero también el efecto de retorno. "clínica maternidad". el momento constituyente en el que cae la significancia. las alas qe la Wespe. Freud señaló en el Hombre de los Lobos 44 la atracción que ejercen significantes primordiales referidos al goce sexual. No todas las conexiones de esas familias son equivalentes. tales como el síntoma. la conducta sexual. el punto donde convergen otros términos coordinados cuya suma es indefinida". Estos significantes privilegiados van a suscitar nuevas conexiones. a causa de significantes a los que llamaría neutros. de los cuales uno. trabajo siempre influido por la naturaleza del deseo del Otro. el deseo. podría referirse a un recuerdo de infancia. a modificar el valor del indicio determinante que constituye ese significante original [. en cada instante. que se opera por esta relación que puede concebirse a partir de la fracción. dice Lacan: En cada etapa de la vida del sujeto. '' ' clemente [clément] justamente [justement] etc. existen varios estratos en las asociaciones. más antiguo. a captar su significación común y a utilizarlos ulteriormente en el habla. recuerdo-pantalla relatado en otra parte. "aborto".. que articulamos en un lugar en su función en el nivel del inconsciente. 247 . ya que la particularidad de esos conjuntos es la de permanecer abiertos (contrariamente a algunos otros que. ] pero no puede subsistir allí como tal. una W. Vemos psicóticos que manejan perfectamente la lengua y que sólo deliran en torno a ciertos complejos muy precisos. por ejemplo. 45 246 "En cada etapa de la vida del sujeto". conocen una suerte particular: van a volver en organizaciones en el corazón de las cuales el goce dirige el juego. pero de otra manera.para Sylvie la IVG de mamá estaba asociada a los términos "sin bebé".

se ubica además del lado de lo que Lacan llama "!alengua". dice La can. entonces. En el primer capítulo comentamos largamente la impotencia y la dependencia absoluta del pequeño humano con respecto a las buenas intenciones del Otro. !alengua llamada materna. Es lo que la experiencia del inconsciente nos ha mostrado. el verse de "Sírveme [verse-moi] el chocolate". 49 Encontramos aquí el anudamiento de la lengua y el objeto en el surgimiento de un sujeto. por ejemplo. Ejemplos clínicos Hemos visto en un chico al significante "coquin" ["pillo"] transformarse en "totin" para designar su objeto transicional. . y al Rosebud del héroe de Orson Welles hacer su reaparición en otra cadena. por lo tanto. en cuanto éste está hecho de !alengua. En Aún. ¿pero sabe que es de uerre [vidrio]? Sabe cuál es el color vert [verde]. Todos los significantes de este Otro del que dependen la conservación de su vida y su bienestar van a tomar.. 47 La lengua materna no se elabora en la indiferencia. y no por nada llamada así. tal vez escuchó hablar de los vers [versos] de la poesía que aprende su hermana mayor. ciertos significantes presos en el deseo del Otro van a tener un gran peso en la constitución del ser del sujeto. que insistió tanto sobre la estructura del lenguaje y del inconsciente.] pero también en el hecho de que cada una de esas palabras pertenece a vecindades que no se recubren.r l. Esta serie. Desempeñan un papel preponderante en el corazón de las familias asociativas. o en un delirio si el sujeto se vuelve psicótico. Conoce el uerre [vaso] en que bebe. 48 "Desde el origen. que me parece interesante destacar. esta !alengua de la que ustedes saben que la escribo en una sola palabra. porque empezó a colorear muy pronto. El "hablar bien" implica una diferenciación cada vez más fina entre significantes vecinos. al escuchar a su padre 249 . N. Estos significantes forman parte de un stock más o menos reprimido que va a alimentar la reserva inconsciente. De este modo. con las palabras ''justement". no la disoció nunca de la cuestión del deseo y el objeto. "clément". Sabe qué es un ver [lombriz] de tierra. en la que la aproximación por consonancia está en primer plano. utiliza la preposición vers [hacia]. 2. La exacerbación de la relación psicótica con la madre en el esquizofrénico Wolfson está ahí para recordárnoslo." Aquí es preciso recordar que "un significante toma su significación de las vecindades en que entra. Lacan. Estas asociaciones están sin duda en relación con la singularidad del sujeto y su inscripción en su historia. "Aprendizaje-educación" tienen significaciones vecinas que el sujeto va a diferenciar poco a poco. "armement". Retomemos el significante VER [gusano] de Sophie. para designar lo que es cosa de cada cual. No la aprende". Podrían volver a la superficie en un sueño. y de la diferencia que existe entre ese significante y los otros significantes vecinos". hay una relación con «lalengua» que merece llamarse con justa razón materna porque es 248 por la madre que el niño la recibe. cargada de afectos. dice lo siguiente: Lalengua sirve a muy otras cosas que la comunicación. la connotación de goce o de displacer que este Otro le dé. Pero Saussure hace. se impregna de los afectos que subrayan el mensaje del gran Otro. otro tipo de conexión. Una niña de tres años que ha hablado pronto conoce múltiples acepciones de esta palabra. Charraud comenta así la cosa: "La significación de una palabra deseansa sobre la cuadrícula de las vecindades alrededor de la misma [. en particular en la estructuración del fantasma ($ Oa) que da sus cimientos al ser. así como su alerta precoz a la relación con el Otro y el mundo (!'le lo rodea. ¿Por qué. en torno al significante "enseignement".

Un caso informado por Paul Lemoine con el título de "El hombre de la Bic"51 es significativo en este sentido. y había sido criado en una gran intimidad en cuerpo y pensamiento por una madre sola. en los cuales el sinsentido de lo reprimido originario hace irrupción en el análisis bajo la forma de enunciación de un síntoma o un fantasma. él no. Podríamos multiplicar los ejemplos del tipo "padre verde". Un paciente homosexual "pagaba" con un grave ataque corporal toda realización efectiva de su homosexualidad: perforaba una úlcera gástrica. y luego reaparecido en el análisis. y tal vez dirija algunas de sus elecciones ulteriores. decía. poco importa. que me sorprendió mucho:"¿Olvidó pues que soy un hijo natural?" Este paciente no había conocido nunca a su padre. Analizaremos más adelante la diferencia entre este "padre verde" y el "padre solapa" de Sylvie. lo reconocería por un lunar en el brazo". muy animado. etcétera. Ahora bien. que fija al sujeto en una identificación sin salida. había designado al sujeto por llegar. podrá masturbarse y tenderá también a exhibirse. etcétera. la vista de la almohadilla sobre el escritorio paterno haya despertado una co251 . Se trata de un hombre que no puede tener una relación sexual sino con la condición de marcar el cuerpo de su parte naire con un bolígrafo Bic. se siente perdido en la muchedumbre en medio de los autitos chocadores. "significante unario surgido en el campo del Otro".~ hablar. pues estos significantes bloquean la apertura de la familia asociativa y representan al sujeto no por otros significantes. En la adolescencia. 50 He aquí algunos ejemplos. aunque todos sus hermanos tienen un lunar. con un hombre al que apenas conocía. 250 "Hijo natural" era verdaderamente el significante primordial que. el "padre verde" reprimido continuará obrando en el inconsciente. de sus experiencias con el "verre" ["cristal"]. Este rito tiene por origen unas palabras de su madre: "Si yo perdiera a uno de mis hijos en la muchedumbre. en lo sucesivo. Es probable que. en el transcurso del estirón de la pubertad. Ese día estaban en la feria y él se encontró perdido entre los autitos chocadores [autos-tamponneuses]. lo interrogué sobre ese significante repetitivo. Esta no había tenido (según lo que decía) más que una sola relación sexual en su existencia. En su análisis re a parecía a m en u do el significan te "natural". Se trata allí claramente del significante primordial de la alienación significante (S2). el día en que escucha esta palabra. Gracias a esta inscripción sobre su cuerpo. entendió "vert"? N o lo sabremos nunca pero. Esta ausencia de etiqueta lo condena a "estar perdido". esta vez con el bolígrafo Bic. En la adultez será el cuerpo del otro el que marcará. con trazos que denomina "tatuajes". desde su concepción. mientras estaba de campamento (¡en la naturaleza!) y dormía "sola en una carpa". Recibí entonces una respuesta inmediata. tenía un grave accidente de auto. se aplicaba a respetar una alimentación "natural" que habría debido protegerlo de la úlcera. el verde se asociará a un misterioso objeto del deseo del padre. La palabra materna asocia el reconocimiento de sus hijos a una marca en el cuerpo que a él le falta. sino en su fijeza mortal. Comprenderá muy pronto (si no lo hizo antes) que no es "verde" lo que su padre fabrica. que la homosexualidad no era un comportamiento "natural". con posterioridad [apres-coup]. La colusión del significante y el objeto del deseo del Otro (alienación-separación) funda no sólo el ser del sujeto sino que decide su orientación sexual. por ejemplo. se había transformado en una bola de nieve y marcado de múltiples maneras el destino del sujeto. la intricación del significante y el objeto viene a articular un fantasma voyeurista-exhibicionista que se estructura en la adolescencia en el modo de la perversión fetichista. Un día. Ahora bien. Ese significante reprimido en su acepción primera. Aquí. marcará su propio cuerpo con tatuajes practicados con las almohadillas [tampons] de oficina de la fábrica paterna. desencadenaba una enfermedad somática.

la marca que falta sobre el cuerpo y cobra valor de objeto causa del deseo materno está asociada a la angustia. En el trauma en forma de recuerdo-pantalla. Esta angustia esencial ligada a la pérdida de la madre se asocia a una angustia creada por una situación real. atrayendo a ella otros elementos para formar "tractos fijos sin ser inmutables". "el pobre Fulano"? El significante tabú "muerto" fue sustituido por el significan te "perdido". ni de las conexiones inconscientes a partir del significante "tampon" ¿Qué hacer en el análisis con este significante tapón? Lacan nos dice que la interpretación no apunta tanto al sentido como a reducir a los significantes en su sinsentido para que podamos encontrar los determinantes de toda la conducta del sujeto. La conexión primordial se mantiene en el inconsciente. por ejemplo el miedo a perderse. lo que la angustiaba tanto más por el hecho de que las personas así perdidas no eran ni buscadas ni encontradas. Los reagrupamientos de significantes en familias se pro253 . por lo tanto de no ser reconocido por la madre.nexión reprimida alrededor del trauma inicial. pero los mismos continuaron obrando en el inconsciente y siguieron siendo para siempre portadores de la angustia de castración. En ese complejo emocional de pérdida del objeto se encontró atrapado el significante tampon. las palabras "muerte" o "deceso" estaban excluidas del vocabulario corriente cuando se trataba de personas. Al reprimir ese sentido y conservar el literal de "perdido". hablando de los muertos. por otra parte escuchaba decir: "Han perdido a su abuelo". perdía su auto. cuando se había "perdido a alguien". Sin embargo. Queda. tamponner. que exhibe y que lo hace gozar? El doble origen materno y paterno de este acto fetichista debía subrayarse. sin duda reprimido durante varios años (el análisis podría confirmarlo). Una paciente se quejaba de síntomas referidos a la pérdida. En sus sueños. temor que durante mucho tiempo había atribuido a una ausencia del sentido de la orientación. En torno a este significante se había tejido una familia asociativa muy rica: por ejemplo. 5 2 Aquí. en el momento en que el muchacho debe afirmar su virilidad. perdía sus documentos de identidad. este enfoque no es exhaustivo y no da cuenta enteramente de la complejidad de la posición edípica de este muchacho. Va entonces a marcarse el cuerpo con el sello paterno. la economía libidinal del sujeto. que no estaban en absoluto bloqueados como en la psicosis. la muchedumbre y los autitos chocadores. Toda su angustia de castración se centraba en ese significante "perdido". Este significante. la angustia subsiste y contamina toda la familia asociativa en torno a ese significante S 2 • Puede concebirse aquí la dificultad de la niña para separar ciertos significantes cargados de afectos o cuyo empleo estaba prohibido. sin duda. éste se convertía en "pobre". ¿No se dice. que el análisis reveló ligado a la muerte. "Han perdido un hijo". Si el gato o el perro podían estar muertos. en una especie de momento de revelación. tan cargada de angustia estaba. la prevalencia concedida al objeto a (la marca sobre la piel) es tal que la movilización de ese significante en el análisis no modificaría. mientras que el sello materno le faltó. inscribiendo literalmente sobre su cuerpo el nombre de su padre. El goce tomado en esta organización pulsional en torno a un objeto muy preciso parece poco susceptible de ser desplazado por la liberación en el análisis del significante en 252 cuestión. la almohadilla que identifica las producciones del padre. angustia de no tenerla. metáfora que la niña no pudo entender como tal. vuelve a la superficie (retorno de lo reprimido) a la vista de las almohadillas (tampons) paternas. En su infancia provinciana. en la transferencia. perdía a sus hijos en la multitud. Esta niña aprendió muy rápidamente a servirse de los significantes "perdido" y "pobre". ¿No restablece de este modo una pertenencia al lado paterno. el trabajo alrededor del objeto a. no reencontrar el camino. tamponneuses.

ducen por analogía.. la bella «que»?" Perplejidad de la madre: "Sí. ya sabes. y del vocablo que designa a los "pájaros milagrosos.. En esta manipulación. una manera de subvertirla invirtiendo o deformando letras. la pintura está "descuajada" en vez de descascarada. por otra parte. Las contraposiciones de letras constituyen.. en la canción "Los laureles están cortados" la nota se demora en el "que". Pero el placer que procura la corrupción de la lengua sólo puede sobrevenir en un sujeto que está ya inscripto en ella y que conoce las leyes del discurso. El niño: "¿Porquétiene un tapado?" "Tomen ese carro". un niño escuchaba" . El niño: "¿Por qué es Carlos?" "Este niño es un malcriado". A propósito de Schreber.. «la bella que hela ahí>> [«la belle que voila»] ".. "mer'' ["mar"] y "mere" ["madre"]. es posible sorprender a cada instante ese trabajo de conexión y desconexión de los falsos nexos. etc. "El cielo está nublado". No hay más que evocar los recuerdos de las canciones de la infancia o de las plegarias aprendidas de memoria para recuperar esos encuentros incongruentes. 210-XV). ligados la mayoría de las veces según el modo homofónico. Chinesenthum =Jesum Christum. por ejemplo. "porlita" por borlita. En una palabra.. Jesús" Ese "sibenito" permaneció durante mucho tiempo como una palabra cargada de misterio (esta plegaria. donde se ve lo que la lengua tiene de arbitrario con respecto a la utilización lógica que de ella pueden hacer los analfabetos y los niños. consonancia. sibenito es el fruto de tu vientre. "inadaptado" por inadaptado. "decapado" por discapacitado. asociaciones a las cuales deben renunciar cuando la escritura impone sus leyes. es preciso que se haya producido la represión y que los dos órdenes del discurso estén en su lugar. dado que no puede haber transgresión más que si hay ley y prohibición. que se producen al capricho de la historia de cada cual y constituyen la trama de lo que Lacan llama !alengua. Cuando Albert Cohen hace hablar a Mariette. la doméstica de Bella del Señor. ¿Por qué? ¿Qué es? ¿Qué quiere decir?. que es sobre todo un trabajo de separación de los significantes. Lacan añade: estas manifestaciones 254 son para nosotros mucho más representativas que el efecto de sorpresa que provocan en ellas la semejanza de los vocablos y las equivalencias puramente homofónicas en que conffan para su empleo (Santiago = Carthago. el jugador. detrás de otro. para quien domina la lengua. En una plegaria. En efecto.. Algunas asociaciones significantes son comunes a los usuarios de una lengua dada (lo que. El niño: "¿Qué le van a hacer si está mariado?" Es este tipo de asociación el que vuelve a salir a la superficie en el discurso psicótico. Las conexiones inesperadas jalonan el discurso de los niños. pájaros que hablan" que Freud traduce "gansas blancas". sin plantear problemas. evoca el misterio del alumbramiento). Vamos ahora a intentar definir qué es esta barrera de la 255 . que nos revelan su contenido mediante las preguntas que hacen a lo largo del día cuando saben que tendrán una respuesta del adulto. He tomado nota de algunas de estas expresiones en una persona que sólo conocía el lenguaje oral. en el habla del adulto analfabeto en el que la escritura. buscando la revelación de un sentido oculto. la ortograffa y el estudio de la gramática no han llegado a corregir los primeros errores. reencuentra algo del placer del niño que escruta el habla del adulto para apropiársela y demolerla en seguida en una carcajada. S. es cierto. significantes o sintagmas. en el que las faltas de sintaxis son vecinas a las deformaciones de palabras. "extracán" en vez de astracán. simultaneidad de registro.. Una niña preguntaba a su madre:"¿ Qué es.. Decía "tunda" de almohada en vez de funda. Cuando un niño empieza a hablar muy precozmente en un medio familiar que sabe escuchar. en general picaresco. pregunta el niño para facilitar su trabajo de señalamiento. mamá. hace tan dificil la traducción poética): en francés. 54 utiliza ese lenguaje popular.53 El eco de esos primeros malentendidos subsiste.

pág. pág. 32. pág. LACAN. J. FREUD. I. 1964 [Curso lingüística general. la subversión de la lengua no es un juego. libro XI. "Remémoration. Scilicet. Ecrits. 15. 26 (subrayado nuestro). N. pp. !bid. no 36. cit. J. 799. etc. Le Séminaire. J. !bid. l. LACAN. op. Ornicar?. VI [La interpretación de los sueños. 1970. !bid. Losada. 708. 1973. J. op. N. 160. pág. El yo en la teoría de Freud y en la técnica psicoanalítica. 11. 151. libro XX. Le Séminaire. pág. LACAN. F. pág. 29. 1954. libro XX. pág. S. cit. 512. pág. 811. LACAN. cap. 20. Connaissance de l'inconscient. 30. Emile BENVENISTE. cit. 49. t. fíO. es fractura de su ser mismo. op.. 27. LACAN. pág. !bid. pág. LACAN. pág. la que psychanalytique. Le Séminaire. Psychose et Perversion. CHARRAUD. FREUD. F. :36. J. poesía. 3. 44. 1978]. 41. Le Séminaire. 247. LACAN. E. 514. 689 (subrayado nuestro).. Le Séminaire. 2. Louis WOLFSON. 19. !bid. cit. 14. Artaud cuando se veía en la imposibilidad de traducir a Lewis Carroll. 256 21. J. 20 [Problemas de lingüística general. Madrid. 92 y 213 [El Seminario de Jacques Lacan. 6. pág. 48. Le Séminaire. pág... pág. CHARRAUD. :38. N.'1""" represión que el sujeto franquea alegremente en múltiples formas. 39. pág. !bid. Gallimard. J. Le Séminaire. n° 6-7. 4. 42. en Obras completas. t. pág. élaboration". 25. Le Séminaire. 16. 18. op.Métapsychologie. 29. Notas l. J. libro XI. LACAN. 9. LACAN. 42. 33. 658. Névrose. La Science des reves. 31. 112. Écrits. Les Psychoses. !bid. LACAN. 8. 300. J. 664. 197. 113 y SS. Paidós]. t. PUF... 1966. no 32. J. J. LACAN. 24. LACAN. LACAN. !bid. op. FREUD. 215. figuras de estilo. FREUD. 227 (subrayado nuestro). 840. S. 22. t. PUF. 47. 842. 21. 26. 710. pág. y que el psicótico no podría superar porque en él es casi inexistente. 12. !bid. !bid. 126-127. 35. pág. Idées. LACAN. 10.. cit. pág. Libro 2. 17. Écrits. no 4. Ornicar?. LACAN. Payot. pág. !bid. pág. 502. Écrits. pág. 1. Le Séminaire. Cours de linguistique générale pág. pág. 22. Ecrits. 257 . LACAN. 45. !bid. 1968]. libro II. libro XI. pág. Ecrits. J. libro XX. !bid. répetition.. FREUD. pág.. 808. J. 19.. Siglo XXI. J... 126. Cinq psychanalyses. pág. LACAN. J. Scilicet. 21. México. 40. Le Séminaire. J. Problemes de linguistique générale. LACAN. 496. S. Écrits. pág. PUF. Buenos Aires. Buenos Aires.. pp. pág. pág. Para él. CHARRAUD. Bibliotheque Scientifique. LACAN. de SAUSSURE. 168. "L'inconscient". LACAN. 502. pág. J. 284. pág. pág. J.' pág.. II. pág.' pág. 23. S. Ferdinand de SAUSSURE. Ecrits. "L'étourdit". pág. Écrits. pp. chiste. Le Schizo et les langues. Biblioteca Nueva..' pág. 2 volúmenes]. 13. libro XI. J. 505. 46. J. 503. "La topologie freudienne". libro III. LACAN. 397. BENVENISTE. 21. 658. 23-24. 7. 42. Gallimard. libro III. Gérard MILLER. pág. S. 28. J. 34. 5. de SAUSSURE. Écrits. Gallimard. pág. 43. :37. !bid. como lo expresaba A.

. plantea expresamente que no son reprimidos sino únicamente desplazados. Gallimard. Belle du Seigneur.. 207. Naturaleza de la represión Al poner el acento sobre la heterogeneidad fundamental de los órdenes sincrónico y diacrónico. Represión del significante. Le Séminaire. Barcelona: Anagrama). 681 [}Jella del Señor. Ornicar?. 54.~ 51.. J. mencionamos a la represión. pág.. 2 En cuanto a los afectos. si no es porque la represión está ya en el lugar del juicio?" ..1 dice Lacan. puesto que no se puede dar otro sentido en estos textos [freudianos] a la palabra: Vorstellungsrepriisentanz". 192. pág. Lacan. y desplazamiento del afecto. por lo tanto. hay represión: juicio (Bejahung) y represión van a la par: "¿Qué falta hace que Freud agregue a su indicación que un juicio debe ocupar el lugar de la represión. libro XI. no 28. después de Freud. 52. LACAN. Écrits. 562. pág. 53. LACAN. El mecanismo de la represión no obedece a ninguna otra cosa que a la disparidad fundamental de esas dos estructuras 258 -~ 259 . J. Así como hay represión del significante y formación del inconsciente. pág. hay desplazamiento del afecto e insta uración del ello. VI REPRESION O FORCLUSION Desde que hay un inicio de cadena significante. "Es el significante el que es reprimido. AlbertCOHEN.

. Dice Nathalie Charraud: donde la verdad del sujeto se oculta y a la vez se revela en unas alternancias de develamiento fulgurante y cierre. 3 Todos los ejemplos que cité ponen en evidencia el trabajo de represión permanente que el sujeto debe llevar a cabo para mantener su presencia en el discurso y hacer escuchar su palabra. El corte entre los dos es el lugar 260 Si bien hay lugar para distinguir una represión primaria y una represión secundaria. en un imperativo. se pierde tanto como se reencuentra y que. En la época del Seminario sobre Las psicosis. En su curso dell o de diciembre de 1982. y que el sujeto psicótico puede captar como provenientes del exterior. ]. La can llama discurso "latente" al que no es un discurso en sentido estricto. Así pues. según las frases. Mediante la denegación. he perdido mi libertad. las de lalengua. tienen opiniones diferentes. lo que existe en montón en lo cardinal sólo puede decirse en lo ordinal. . La represión secundaria es más fácil de aprehender. estoy segura de que esas voces no provienen de mí . ] en el nivel del sujeto de la enunciación en cuanto que. en una inteijección.. El habla es de concatenación. Puesto que para ello debe respetar las leyes que rigen el código. un sentido supuesto comunicable. nos indica su naturaleza. "presentar lo que se es en el modo del no serlo" consiste claramente en revelar un saber inconsciente que no podría confesarse so pena de trastornar la coherencia del yo. obedece a un orden lógico. según los modos. ] Si la represión originaria como tal es. en una invocación. es siempre él quien les plantea su enigma [. el Herr.-A. ] El fantasma fundamental es el que responde a la represión originaria. el sujeto reconoce el contenido de un saber inconsciente que niega. al introducir la función de la denegación.. 5 La represión no es por lo tanto de orden cuantitativo ni cualitativo sino de estructura: los significantes tienen un nivel de organización propia. [. la lógica. el fantasma fundamental es accesible. me dice: Escucho a los otros que repiten y se burlan de lo que pienso... por definición.4 evitando que se manifieste demasiado. temporal. Freud. J. Miller decía que e la represión originaria no es otra cosa que esta sustitución significante primera a la que el sujeto no vuelve sino para vehiculizarla bajo los significantes.. Lacan lo subraya: Es en las dimensiones de una sincronía donde se debe situar el inconsciente [. Florence.. Cuando analiza el olvido del nombre Signorelli. [. Freud se remonta en sus asociaciones hasta el nudo significante reprimido: el signar. el proceso en sí sigue siendo el mismo. El analista siempre se sorprende al ver hasta qué punto el sujeto puede permanecer ignorante de las groseras astucias 261 . que sufre de automatismo mental. Escucho voces que me aconsejan bien o mal. y dejar correr el "discurso latente" . La diferencia fundamental de las estructuras del consciente y el inconsciente implica por lo tanto el fenómeno de la represión. no podrían decirse más que en los cortes de la cadena. Una joven psicótica.. ya no me atrevo a pensar. inaccesible. la barra de la$ correspondiente a la separación de esos dos órdenes. suprimir y conservar".. el cual constituye el inconsciente que no puede transcribirse tal cual en ellenguaje. las relaciones topológicas inconscientes. El términoAufhebung "que significa a la vez negar. sino más bien las asociaciones inconscientes que acompañan al discurso manifiesto.r y su imposibilidad de coexistir en una sola expresión. la gente dice en su conversación frases que corresponden justamente a lo que pienso en ese momento. la muerte desaparecida. incluso en un desfallecimiento. 6 es evocador de este mecanismo. Hemos dado numerosos ejemplos de ella. me contradicen.

]. que implica que la sustitución se hace en primer lugar en el interior de una vecindad y que en seguida otro significante ocupa el lugar del que tiene una relación con el resto de la frase. La señora X. es el imposible falo." El psicótico está atrapado en la contradicción misma. Es a la vez esto y no esto. . Incluso los "viejos analizantes" que "ya no se la creen" conservan una ingenuidad conmovedora en su denegación... La metáfora brota de la confrontación de dos metonimias: la que existe entre la palabra excluida y el resto de la frase (metonimia reprimida) y la que es creada por la frase misma [. que se queja sin cesar de las atenciones que su marido dirige a su hija adolescente. y de qué naturaleza es el borde que participa de las dos estructuras. pero... manteniéndose el oculto presente en su conexión (metonímica) con el resto de la cadena.9 En la producción de la metáfora. Florence dice: "Tienen opiniones diferentes". Brota entre dos significantes de los cuales uno sustituyó al otro ocupando su lugar en la cadena significante. Para noaotroa. es todo lo que se refiere al cuerpo. en un artículo reciente a propósito de "Jakobson y Lacan . es decir de dos significantes igualmente actualizados. puede decir sin pestañear: "No es que esté celosa de Virginie.Sobre la metáfora y la metonimia". 7 Desde el principio de su enseñanza. la dl1tlnalón fundada que hacemos entre las familias asociativa• y 1• cadena del discurso aclara el mecanismo de 11a1 ftru raa donde algo de la sincronía inconsciente se dice en la diacronfa del habla.. Lacan escribe: ~ La chispa creadora de la metáfora no brota de la puesta en presencia de dos imágenes... La metáfora y el sujeto La represión no puede ser distinguida del retorno de lo reprimido por el que aquello de lo que el sujeto no puede hablar lo grita por todos los poros de su ser. Lacan va a hacer de la metáfora y la metonimia los equivalentes de la condensación y el desplazamiento. 8 demuestra qué difícil es dar una definición exhaustiva de 262 estos tropos. La autora representa de esta forma esas figuras: 9J metonimia metáfora e=:> vecindad sustitución ~ frase 263 11. En Sylvie. es importante subrayar la conexión metonímica. a los que cada autor considera . La metáfora permite captar lo que puede ser la barrera de la represión. esta especie de juego de escamoteo es casi imposible para el psicótico. Russell Grigg.. mecanismos que Freud descubrió en el sueño.. acusa al otro de enviarle malos pensamientos. del inconsciente. en quien algunos dominios se mantienen prohibidos a la metáfora. en los psicóticos adultos... Nathalie Charraud lo comenta así: Mientras que la metonimia adhiere a la estructura de vecindad. Pero lo que Lacan dice en ese momento no agota la cuestión que retomamos hoy a la luz de los datos topológicos. La representación topológica de la metáfora permite captar cuál es la dificultad particular con que tropieza el psicótico cuando se enfrenta con esas figuras retóricas.rón tllilttmA lingüístico al que se refiere. Para salir de ella. Al hablar de sus voces. La manera en que se realiza el pasaje de una a otra. la metáfora la complica.

por ejemplo. Grigg subraya que "las metáforas no se apoyan sistemáticamente sobre una similitud entre los términos: algunas dependen más de una «colisión» que de una «Colusión» de imágenes".. tristes fontanas". Los múltiples sentidos que. en el psicótico la división estructural que mantiene separados los dos órdenes no pudo llevarse a cabo. Russell Grigg escribe (op. pueden mantenerse absolutamente herméticas a sujetos no psicóticos. pero que subsisten vínculos en el interior de las familias asociativas cuyo contenido es compartido supuestamente con los usuarios de la misma lengua (ciertas metáforas surrealistas. Aquéllas implican que la represión ha funcionado. se dicen sin decirse al decirse. tiende a manifestarse de manera permanente. incluso muy cultos). que el propio sujeto percibe confusa- 265 . lugar de separación de los dos órdenes del lenguaje.. el sinsentido que caracteriza a las asociaciones inconscientes va a venir a revelar al sujeto su verdad en el corte mismo que lo funda. que pasan así de uno a otro lado de la barrera de la represión. ¿De qué manera la metáfora incumbe al sujeto? Por su forma misma. que la castración simbólica está cumplida. en la "reserva inconsciente". ] de servirme de ella para significar una cosa completamente distinta a lo que dice (Lacan). Lo que descubre esta estructura de la cadena significante es la posibilidad que. es decir postularse como Verdad" .): Es remitiendo o aplicándose al significante latente más bien que al manifiesto que ha ocupado su lugar (metonimia) como los significantes vinculados por contigüidad engendran la metáfora [. ] Aquí los elementos no metafóricos remiten al ténnino latente "ojos" y no al manifiesto <<fontanas». operación que pone en juego el discurso manifiesto. el habla remite por lo tanto sin cesar a un material reprimido. R. justamente en la medida en que la lengua me es común con otros sujetos. A partir de ello. tengo [. gracias a las figuras de estilo. la segunda en relación con la concatenación significanteimplica que la separación de los significantes se ha llevado a cabo. necesidad de tractos fijos pero no inmutables entre los significantes: la familia se mantiene abierta y hasta puede integrar a otros miembros.10 Ahora bien. a saber que no todo puede decirse. Estas operaciones de sustitución implican que el sujeto ha 264 adquirido una gran libertad de manipulación de los significantes. Esta primera sustitución se injerta sobre la linealidad de la cadena significante a fin de producir sentido en el sinsentido. a parasitar el habla. confortan al sujeto en su división misma y son para él un recurso permanente. que "la Palabra puede mentir. Pues esta doble · sustitución -la primera en el interior de la familia asociativa. (¡Ya sabemos qué asociaciones extravagantes reinan en las familias asociativas!) Si conservamos en la memoria la doble sustitución que se produce en el discurso metafórico. Así pues. mientras que el efecto metafórico es producido por la manera completamente particular en que los términos latente y manifiesto son evocados simultáneamente. y en especial a causa de la naturaleza del verbo llorar. cit. podremos medir la dificultad del psicótico para inscribirse en él.r Tomando el ejemplo de "No lloréis más. dado que este sinsentido no puede mantenerse fuera del discurso. lo que justifica que haya podido decirse del psicótico que presenta "un inconsciente a cielo abierto"... Yo agregaría: en el enunciado mismo de la frase. el proceso primario es invasor y se verá que el sinsentido es la locura misma.

diríamos que el sinsentido o la ambigüedad organizada del lenguaje poético es intento de transcripción de la estructura topológica del inconsciente en la cadena del discurso. condición absoluta de la transgresión y la emergencia de un sentido nuevo. la emancipación del sentido conduce a la extensión máxima de la significación.mente o ignora. Haciendo alusión a Saussure. Para Jakobson. que el interlocutor escucha o no escucha y que el psicoanalista toma en cuenta en la transferencia. neologismos. cuando el poeta las crea. si nos interrumpe. El sujeto puede procurar traducir ese doble lenguaje: hay entonces intencionalidad manifiesta. puede permanecer como letra muerta. Estos pueden ser fuentes de molestia para el sujeto cuando son demasiado reveladores de un pensamiento o un deseo que quiere callar. La poesía. tropiezos del habla. La expresión poética. "ese sacrificio del que las palabras son víctimas". En nuestros días. según Georges Bataille. 11 La "puesta en sordina" de todo sentido dado lo lleva al infinito del sentido. olvidos. Este está implicado en ella de manera diferente según el lugar que ocupe en la producción de esas figuras. si hemos preparado esta formulación antes de exponerla o si sorprende. Para ser sensible a ella. incumbe al sujeto por diversos motivos. a la vez "extraño y familiar". implica que se conocen las leyes que rigen el discurso y el sentido de las palabras en su trivialidad. Esta dimensión sincrónica del habla.1! . y añade: Pasa algo diferente si somos nosotros quienes hemos llamado a esa paz del atardecer. la barrera de la censura debe ser flexible. que corre por detrás del discurso manifiesto. participa de los dos sistemas. apaciguando el movimiento de las agitaciones que nos habitan. La metáfora poética es a la vez transgresión y puesta en evidencia de las leyes del habla. En la óptica que nos interesa. en el libro 3 del Seminario. y las familias asociativas estar bien provistas. De la poesía a las palabras-valijas La poesía es violencia hecha al lenguaje. el sujeto debe tener capacidades de remisión a un material inconsciente rico y relativamente abierto. es una corrupción voluntaria del lenguaje. constituye "la organización misma de esta violencia". la del vínculo 266 codificado entre el significante y el significado y la de la linealidad de los significantes. Para producirse y ser entendida. Pero la transgresión es fuente de placer cuando el sujeto ha adquirido un buen dominio de la lengua y cuando para él las palabras siguen estando cargadas de todos los afectos de los que nacieron (inclusión del objeto a). el lapsus rara vez es inocente y no pasa inadvertido: hay quienes no vacilan en fundarse en la cultura psicoanalítica ambiente para permitirse una interpretación "salvaje". que hacia el final de su vida se había interesado en los anagramas poéticos. multiplica las variaciones alrededor de la expresión "la paz del atardecer". Lacan.1 2 Estas metáforas jalonan nuestra vida íntima. Puede entonces jugar con 267 11 )1¡ '. Destaca los diferentes impactos que puede tener sobre un sujeto y las asociaciones que sugiere. J akobson escribe: El anagrama poético franquea las dos leyes fundamentales del habla humana proclamadas por Saussure. sinsentido y sentido están demasiado entremezclados para que un encuentro tal pueda ser portador de un sentido nuevo. etcétera. El sujeto se devela en ella sin saberlo: es el caso de los lapsus. las retomamos como en eco. no siempre sabemos de dónde vienen. Mediante su progreso a través de una lengua voluntariamente subvertida. como toda manifestación del arte. El psicótico desconfla de ellas cuando tocan a su ser: para él. intenta comunicar al otro lo que lo horada desde su mundo interior.

Sí. puede ser inexistente en la psicosis. que prohíben su normal puesta en circulación y forman el "núcleo de inercia dialéctica" 14 del que habla Lacan en el libro 3 del Seminario. El mismo tipo de salto de la barrera de la represión se encuentra en la producción del chiste. Hay agrupamientos enteros de signifi268 cantes que no pueden plegarse al orden del discurso. el slogan publicitario acentúa su impacto. etcétera. le hablan. gozarlas sin riesgo. él también. una$. Zürn. hasta que eme:rja un sentido. rápidos.. por lo tanto de represión. a saber su cuerpo. pues ese trabajo sufre fracasos.. sus orígenes. El mismo enfoque debería en consecuencia a portar luz tanto a la psicosis de Sylvie como a la de Christian. "Dubo. Estos significantes forcluidos gravitan en torno a lo que constituye el fundamento del ser. a partir de entonces estamos acostumhrados a los juegos de palabras y enigmas que plantean los anuncios publicitarios. Artaud. ¿Cómo podría ser de otra forma para alguien que vive. para ser entendído. hablan de él. dolor. acunamiento. contacto.) lo atestiguan. Concisos. U. Ese trabajo implica una elección. Dubon. habita y se comunica mal que bien con sus semejantes? También él ha hecho un trabajo de aprendizaje de la lengua. "Los aristocuadros". haciendo de esos pacientes unos "mártires del inconsciente"? 15 Para "comprender" esa ausencia. voluntad de acercamiento al otro en un placer compartido. "ser entendido más allá de lo que digo puesto que lo que digo verdaderamente no puede hacerse en tender". Se mantienen agrupados según procedimientos aberrantes (que inten taremos precisar). nos referiremos al concepto de alienación. Y entre esos vocablos que le llegan en desorden. para adquirir a veces un dominio indiscutible de la misma: tanto las Memorias del Presidente Schreber como los escritos de muchos autores a los cuales hemos hecho referencia (A. dado que los entiende? ¿Hay represión en la psicosis? Sí y no. ¡es "depormidable"! La práctica del neologismo. debemos encontrarla tanto en el autismo infantil como en la psicosis adulta. No. Si esa falta de inscripción es estructural. que completaremos mediante un enfoque lingüístico. del juego de palabras y de la palabra-valija se convirtió en un fenómeno de sociedad. el delirio viene en ocasiones a camuflar ese vacío existencial. de nuevas asociaciones. la muerte. Dubonnet" había despertado sorpresa. pág. el sexo. repeticiones. "formar parte de la parroquia". Recurriendo a la duplicidad del significante. el veZ de la alienación que Lacan representa así (Le Séminaire. la vida. etc. hacen sonreír. ¿Cómo es que el proceso de corte. de conexiones y desconexiones sucesivas. en el adulto. causan placer: ¿no está dispuesto el lector a creer que podría haberlos inventado. con esta diferencia: que. libro XI.. está el de las palabras: hablan a su alrededor. Todo se registra y deberá ser descifrado mediante un trabajo de reagrupamiento y recorte de los significantes. El recién nacido llega a un mundo lleno de ruidos pero. poco a poco va a identificar asociaciones de palabras. rupturas fundamentales que precisamente ponen en dificultades toda la construcción del sujeto. dicen mucho en pocas palabras y poco tiempo. y lo que las acompaña habitualmente: sonrisas. entre ellos. hablan de todo. Van a permanecer como una herida abierta en el corazón del ser del sujeto y a poner en juego su existencia misma. el proceso de re:presión está en acción en el psicótico que es. lo que le está prohibido al psicótico. no pudieron ser ni liberados (separación de los significantes) ni metabolizados. matemático de renombre cuyo caso ya he mencionado. Estos significan tes no entraron en el ciclo que Lacan llama la simbolización. 192): 269 . 13 Aún es preciso.~ ellas.. los títulos de Libération o los del Canard enchatné.

19 En el caso de Sophie.. Pero no ocurre lo mismo para Sylvie con su "padresolapas". el significante unario. ese significante queda libre y va a poder ser utilizado en el lenguaje del niño. ] Esta estructura es la de un vel [.. en tanto que el primer significante. [. otro significante que tiene por efecto la aphanisis del sujeto. En la psicosis. En un campo de objetos. no se produce. al pasar al inconsciente. es preciso por lo tanto que haya conexión entre 8 1 y 8 2• Comprobamos en Sylvie la represión del significante en el nexo "Padre-verde". . será. no por ello éste tiene menos su lugar en el orden del deseo y la ley.] El Vorstellungsreprasentanz es el significante binario. se ven así significantes que se quedan agrupados. surge en el campo del Otro y representa al sujeto para otro significante. puesto que si la represión sobrevino en el significante verde asociado al padre.. Lacan agrega: Ese significante viene a constituir el punto central de la Urverdrtingung. en otra se manifiesta como fading. por el que serán posibles todas las otras represiones. esta alienación. ] Un sujeto no se impone en éste sino porque hay en el mundo significantes que no quieren decir nada y que deben descifrarse. [. en el primer acoplamiento significante que nos permite concebir que el sujeto aparece en primer lugar en el Otro. el inconsciente"P Refiere esa elección del significante al concepto freudiano de Vorstellungsreprasentanz: Podemos localizar este Vorstellungsreprasentanz en nuestro esquema de los mecanismos originales de la alienación. pegados 271 .11111'' De donde división del sujeto: cuando éste aparece en alguna parte como sentido. ese 8 2 de la conexión reprimida va a atraer a él (punto de atracción) otras asociaciones y a mantenerse activo en el ello y el inconsciente.. . ] derivarlo de lo que se denomina. ] es preciso [. En el Libro XI del Seminario precisa lo que implica esa elección: "El sentido sólo subsiste amputado de esa parte de sinsentido que es. como desaparición [. en la realización del sujeto. en cuanto elección a hacer para que el significante se estabilice en el orden del discurso y por otra parte se borre (sentido y sinsentido ). todos los otros pasaje~ similares al lugar de la Unterdrackt. 18 Esto es lo que dice de ello en "Posición del inconsciente": 16 la alienación es cosa del sujeto.. El verde puede quedar en el inconsciente como un atributo del padre. el plinto de Anziehung.. en la lógica llamada matemática. N o obstante. 270 Para que haya represión. ] La alienación reside en la división del sujeto al que acabamos de designar· en su causa. ]. [. una reunión [. el punto de atracción. no es concebible ninguna relación que engendre alienación salvo la del significante. O bien hay detención sobre una conexión alrededor de un sinsentido primitivo que normalmente "pasa por debajo".... Esta conexión va a mantenerse fija pero no inmutable. A propósito del Vorstellungsrepréisentanz. hablando propiamente.. el corte significante. no es más que una piedrita en el camino identificatorio que el niño recorre en la configuración edípica... lo que constituye. no implica en absoluto alguna petrificación del sujeto. como Freud lo indica en su teoría. en su aspecto de sinsentido. de lo que ha pasado por debajo como significante. de lo que.

éste se agrupó. Antes que afrontar la angustia de vivir. maman [mamá]. Cuando Sylvie ve a su padre extraer los restos de la placenta de la vaca. 21 Hemos visto el ejemplo típico de ello con los significantes "delantal" y "solapas" de Sylvie. Es lo que podemos llamar. El bloqueo significante Está la forma que asume la significación cuando ya no remite a nada. esta torna en su totalidad de la cadena significante primitiva.r podría decirse. por contigüidad de percepción. a la inversa de esta pseudoelección exclusiva. colma un vacío insoportable. La violación del orificio que ella cree anal la remite a los otros traumatismos: violación de la boca (comer Sylvie) y del ano (el enema infligido por el médico). la angustia de su cuerpo abierto sin límites se reaviva. En el fenómeno de la holofrase. los orificios. dice también Lacan. todo intento de interpretación. en el origen. o que los gestos estereotipados que Sylvie ejecuta con los dedos. vuelve a aflorar de una manera interrogativa. se mantiene indefectiblemente adherido a un significante. en oposición a la palabra. el niño autista se abandona completamente a ese vacío existencial. las palabras quedaron inseparables de un recuerdo que las fija para siempre para representar al sujeto. "la primera pareja de significantes [S 1-S.. advirtámoslo. por ejemplo. lavement [enema]. "hombre-solapas". Esos complejos inmóviles son el equivalente de la muerte del sujeto. Así pues. es absolutamente inútil. Ese agrupamiento se hace alrededor del personaje materno no evocado por la niña. es decir de introducción de un nuevo sentido que abra el complejo inmóvil. repetido incansablemente en cualquier circunstancia. es lo que prohíbe la apertura dialéctica". con otros significantes que lo fechan: "nalgas bebé". O bien. apartado de su contexto.. El significante. accouchement [parto]. Pero no hay ningún escape simbólico que dé a ese delantal el poder evocador de una escena de reencuentros con la madre. significante imposible de movilizar y por lo tanto de reprimir.20 el efecto de aphanisis -de "eclipse del sujeto". Sylvie está enteramente absorbida por la repetición del significante "delantal" que. Todo su "saber" sobre el cuerpo. en el desorden de una primera registración constituida por ejemplo en torno a un trauma. en ese momento o con posterioridad.. una gran emoción o un objeto sobreinvestido. la ausencia de sí mismo que el psicótico no puede tolerar cuando se enfrenta al mundo o a la demanda del Otro. El objeto. En la cura. que se reitera. Sólo muy pro273 . cualquiera sea. La "madre-delantal" y el "padre-solapas" no se amplían más que a "mujer-delantal". Es la fórmula que se repite. y luego de la existencia de las mujeres en general. que no pudo borrarse de lo real.no puede producirse dado que el significante no está libre en su conexión con el otro (no hay represión). manger [comer]. puede haber en la psicosis demasiado o demasiado poco tracto entre los significantes. Las mujeres-delantal y los hombres-solapas ya no son garantes de ningún orden.2] se solidifica[ . el estribillo. 272 Hemos señalado en una secuencia del análisis de Sylvie el momento de fijación del significante "delantal". Es lo opuesto delfort-da. Si el niño asoció bien las palabras con las cosas. la ausencia de elección (ausencia de vel alienante) provoca un deslizamiento indefinido de los significantes. "galería". Esta familia asociativa se constituye. que se machaca con una insistencia estereotipada. se convierte en el signo de su existencia corporal. Encontramos allí el desorden de las conexiones inconscientes en las familias asociativas: man. "sillón". parece desempeñar el mismo papel que el objeto cortante que el niño aprieta en sus manos. "música". la sexualidad. ] Esta solidez. La niña se aferra al "delantal" o a las "solapas" corno a un salvavidas.

del simple sintagma a monólogos enteros. Así como se habla de mujerniña. Pero eso supondría que los significantes delantal y mujer están separados. se convertía en el que leía Le Monde y fumaba cigarros "Habanos". haciendo así revelaciones a veces asombrosas sobre su medio familiar.r. El objeto volvió a ser un objeto corriente y el significante. de todas maneras. Dado q~e si un vínculo metafórico puede deshacerse tal como se hace. Asimismo. reaparecer en la circulación y por lo tanto volver a serdialectizables. se procura puntos de referencia. me parece que el término simbólico utilizadq para calificar las producciones esquizofrénicas debe ser matizado: se trata de una simbólica. pero en el hospital. en la elección permanente que tiene que efectuar entre 275 . Una niña puede jugar a que es la mamá o una señora poniéndose los zapatos o el delantal de su madre. en los momentos de despersonalización intensa. Eco y memoria El niño puede restablecer el discurso del Otro en su integridad sin cambiarle nada. Su nombre estaba "grillado". el vínculo entre el objeto delantal y los dos significantes "delantal" y"mujer'' no sería ni exclusivo ni inmóvil. Esos significantes-estribillos no son en absoluto una condensación. Por lo demás. pero en ningún caso del orden simbólico en el sentido de Lacan. Tampoco son metafóricos. Puede entonces sumergirse en la investigación matemática. aquí ello no es posible. a la manera de los significantes clave que se encuentran en los sueños. El delantal o las solapas no remiten a nada más que sí mismos. ya no tenía ese recurso. hasta encontrar una energía nueva para construir un delirio. El vínculo metonímico tampoco es evidente. Sylvie. En ese caso. es asombroso leer. su identidad. Es dificil saber qué "comprendió" de él. parecer notablemente inteligente. implica un trabajo sobre la lengua. ¡Estamos a años luz del complejo de castración! Por lo demás. de mujer-flor. Cuando regurgita así las conversaciones del adulto. es decir una profunda implicación del sujeto. el señor Mondabanas". y por lo tanto son integrables en una infinidad de cadenas. Así Christian (el matemático). en sus momentos regresivos. las mismas palabras. donde se sentía "zozobrar". de la pluma de numerosos autores. "era" su madre dirigiéndose a ella: la misma voz. El delantal no representa a la madre ni a la mujer. lo que traducía de esta forma: "Erá ese personaje. La psicosis del adulto no está exenta del mecanismo de contracción significante. gresivamente. que el lenguaje del esquizofrénico es esencialmente metafórico. su sentimiento de existencia no descansaba entonces más que sobre esta nueva alianza significante que repetía incansablemente. la niña emplea. la mujer-delantal podría muy bien representar el papel de metáfora. A menudo son los imperativos del otro y los comentarios sobre él mismo los que repite. ¿Puede hablarse en ese momento de represión? Tal vez. decía. sin poner enjuego. gracias al trabajo en la transferencia. el niño puede. Se trata de un contrasentido. veré a esos significantes desaparecer. Estas observaciones nos sugieren dos advertencias. trivial. podría sostener un fantasma y cobrar más o menos importancia en la vida del sujeto. son ésos juegos identificatorios en los que un objeto tomado en el cuerpo del Otro viene a dar sentido. en la encrucijada de varias familias asociativas (cf. La palabra es intención de comunicación. el 274 potencial de suposición: "Yo sería la mamá". dado que no reaparecerán en esta coyuntura y cuando Sylvie empre11:d::t una formación profesional en el oficio de la moda quizá podamos descubrir allí un retorno de lo reprimido. el sueño freudiano de la monografia botánica). Los significantes mujer y hombre quedan ligados a la diferenciación de la envoltura vestimenta. en el sentido de una sustitución significante. en un primer momento. en la frase que propone el juego.

Transformación y represión. inhibidor. Fui testigo de un hecho similar. auditivo o de otra clase. al no realizarse ese trabajo de elección. Si bien parece que todo está registrado. a fin de no ser sumergidos en la masa de las percepciones que emanan del exterior o del interior de sí mismos. Es mediante esta selección permanente como se construye la historia del sujeto. en una escena. una 277 . como sobre un clisé fotográfico fijado para siempre. representar el papel de su madre. en el niño psicótico. Mi otra advertencia va en el mismo sentido. Al cabo de cierto tiempo. todas las palabras escuchadas. Bajo la hipnosis.ación. Sin embargo. sin participación personal. 22 puede ponderarse hasta qué punto la memoria está ligada a la organización inconsciente de los significantes y al principio del placer. en mi opinión.. los significantes para hacerlos entrar en el orden lineal del discurso.. su sistema nervioso lo neutraliza. Este fenómeno se parece al proceso de "acostumbramiento" puesto en evidencia por los neurólogos. En las células nerviosas se indica por un cese o una reducción de la producción de influjos nerviosos. que es un querer decir y de be. verdaderos dramas vividos por sus allegados no 276 dejan en apariencia ninguna huella. Este proceso implica que el sistema nervioso tiene un papel activo. Es por eso que el retorno de ciertos recuerdos extremadamente precoces en los niños psicóticos (a los dos meses en Sylvie) parece tan poco creíble. La investigación podrá reconocer en ella la lengua en que le hablaba su nodriza en la primera infancia. lo poco que emerge de esta memoria enterrada sufrió las transformaciones y las represiones que impone la vida. Se puso entonces a hablar. Muchas experiencias llamadas "parapsicológicas" no son más que retornos velados de esta "memoria perdida". inscriptas sin que lo sepamos en nuestro espíritu y nuestras células. un sujeto puede ponerse a hablar una lengua "desconocida". la prueba de la existencia de una memoria integral que duerme en el fondo de nuestro ser. Ciertas experiencias patológicas ponen en evidencia el hecho extraordinario que es nuestra memoria inconsciente. un joven psicótico cuyos orígenes maternos eran chinos deseó. y menos aún de resurgir por un levantamiento de la represión en el análisis. Esto es muy semejante al concepto de paraexcitación de Freud. o en el flujo de los discursos que los atraviesan. Parece que. Detalles percibidos como sin importancia por el adulto pueden cobrar un relieve considerable en la memoria de aquéllos y. al contrario. el bebé ya no reaccionará ante la repetición del mismo estímulo visual. desde el momento en que lo reconoce. sin duda. a la inversa. El "acostumbramiento" es la adaptación gradual a una estimulación. El recién nacido y luego el niño hacen esta selección en todas las circunstancias de la vida. sobre la difusión de las excitaciones. Siempre resulta sorprendente escuchar a los propios hijos relatar sus recuerdos de infancia.. Esta resurgencia es. Ignoramos que llevamos en nosotros. por ejemplo. En los relatos de recuerdos de infancia. todas nuestras experiencias vividas. Mahler) sigue siendo un fenómeno perturbador. el sujeto puede retomar por su cuenta. con mucha exci l. Al releer el texto de Freud (carta no 52 a Fliess) y el comentario que del mismo hace Lacan en el Libro III del Seminario. las escenas aparecen con una crudeza hiperrealista. el mensaje del otro: no hay mensaje invertido. En el sujeto normal.. no desempeñaron su papel de borrado de las huellas. En el transcurso de un psicodrama. para hacerse entender. pocos elementos van a ser susceptibles de formar la trama de los recuerdos. Pero este orden es también el del pensamiento. En el discurso psicótico. El olvido de los recuerdos de infancia es cosa trivial. abandonar las asociaciones inconscientes que lo doblan (represión permanente). alrededor del objeto vienen a fijarse los significantes y conjuntamente construyen la memoria del sujeto. el lugar central es ocupado por el afecto. Esta "prodigiosa memoria de los psicóticos" (M. el hecho es ése. Se refiere a la naturaleza específica de la memoria en el psicótico..

sans parti pris. en los asilos donde permanecían la vida entera. He aquí algunos extractos. Algunos de esos escritos fueron recogidos y publicados con el título de Ecrits Bruts. el objeto se pone a representar solo su parte y se vuelve fero~. interno. En los momentos psicóticos agudos -accesos delirantes o estados confusionales. Usessaud. Sin embargo. en 1948. lo llevaba a visitar a sus compatriotas a escondidas del padre. Vincent Auriol. en especial por homofonía. inmediato un significante a una multitud de otros. parece la mayoría. el sujeto puede restituir este tipo de registro an de que un delirio organizado llegue a aportarle alguna 278 coherencia. POINT VINCENT. de rechazo. y las palabras. poins. El niño psicótico parece incapaz de hacer una selección de las informaciones que lo asaltan. 24 Se encuentra en ellos lo que constituye la esencia misma del pensamiento y el lenguaje psicóticos. al médico jefe del establecimiento.). los enfermos mentales. de las veces responsable de este impedimento.. no aferrándose a nada. Artaud o las Cartas de Camille Claudel)." "Et cet ancien PROFESSEUR DE MATHEMATIQUES. 23 Ese lenguaje descarnado puede volver a aflorar en la. 279 . VINCENT AURIOL. POINT vint.) Et cet ancien PROFESSEUR DE MATHEMATIQUES. sang. de cansancio y. Carta dirigida al señor Presidente de la República. poins. Pensamos que esta madre se dirigía a sus niños de pecho en su lengua materna. declaman en el vacío.: poings vains. a veces. pero son concebibles otras causas. en todas sus formas. con sus rupturas de tono y sus acentos tan característicos. ningún o casi ningún oído complaciente que los escuchara-. Antaño. repeticiones provocan en el interlocutor o el lector un sentimiento de malestar. l'ayant apprise par radiophonie. Estas manifestaciones nos dan una idea de lo que puede ser el flujo de lenguaje en el cual el sujeto infans está inmerso antes de que se introduzca el orden del discurso y del "buen sentido". siendo pequeño. raramente a la familia (cf. repleto de juegos de palabras. ancien MAIRE de la 'Reproducimos en primer lugar el texto francés. de incomprensión. las Cartas de Rodez de A. por lo demás. puede haber desencadenamiento de los significantes. que caracterizan al orden inconsciente. tal vez cuando. distorsión de las palabras. sans. Point. decía no tener más que un vago recuerdo de haber escuchado a su madre expresarse en esta lengua. y él mismo se sintió muy perturbado. psicosis bajo formas singulares. en 1932. El discurso desencadenado A la inversa de las conexiones significantes inmóviles. m'annoncer la nouvelle de la mort de notre ancien PRESIDENT PAUL DOUMER. Las asociaciones topológicas. por su lado. La reaparición inopinada de ese lenguaje que nuestro paciente decía ignorar tenía algo de alucinante para nosotros. el niño es entonces como una materia pasiva que registra todo sin discernimiento. Dirigían esta correspondencia a personajes de los cuales esperaban un auxilio -no encontrando. emborronaban toneladas de papel. del T. Ya no hay "puntos de almohadillado" para "detener el deslizamiento indefinido de la significación". una traducción completamente provisional que intenta dar una lejana idea de cómo suena el original (N. a veces a los amigos. ma topológico funciona con prioridad. Vincent. en su ociosidad.r-" lengua que se parecía mucho al chino. vain sans. desorganización de la frase. El trauma. remitiendo de. (points vains. por ejemplo-. y nada llega a detener · esta deriva. funciona" miento desbocado de las familias asociativas. El siste . al Procurador de la República. forman aquí la trama desordenada del discurso y le hacen perder toda continuidad lógica: despropósitos. por Henri Bes. De esta ausencia de elección resulta el caos. a continuación.

C. corps mat. habiéndose enterado por radiofonía. aie pare. corps mat. [''Y este ex PROFESOR DE MATEMATICAS. simple. manos. me ataca. Quiero estar solo. et par COR. tienes las manos llenas de cola.. la desarticulación de los significantes en favor de juegos de palabras que no lo son.. Este mismo tipo de intrusión del proceso primario puede observarse en estado naciente... ayer fue verdaderamente la persecución pero aquí con todo estamos en lo de los locos que dice J acqueline por qué hablas todo el tiempo de otra cosa cuando te respondo y bien señor helo aquí porque mi pregunta era la buena Cyrano de Bergerac. PUNTO VINCENT.] Carta dirigida al director de un establecimiento por Samuel D. Realizador. aca. VINCENT AURIOL. imparte cuerpo. ¡No me gustan las coliflores! YvoN (que tiene una rabieta) -Tengo una crisis de cólera. haie par corps. aca.. et part.. van san.. aca. En estas producciones encontramos la incoherencia. puños van santo.. San Emilión. san.r commune de Chapaize. Me hace falta un alojamiento oficial. MATE. hein! et parque «Or». ofitial pararas pirar. rasprirlar como Realizador. que se me encerradure de nuevo. circulación que todos. y par CUERPO. y parque.. (y parte del CUERPO me ataca. punos. no quiero que se lo perpetúe . punos.: Descriptest-Descripción de mi mutismo. 281 . mats. ET PARQUE. cuerpo mata. Cormatin". hein. ¡acá! y par "te" cuero. hay aparte. m'atteint. veracítico.: Bola de papel apretada en las esquinas. me opongo a que se me conduzca. las confusiones de personas y palabras: ¿quién habla?. muy solo . abandonarlo. ¡tocado! LA EDUCADORA (dirigiéndose a Yves) -¡Sopla. No quiero que me borren de la circulatoda. mat. corps mat.. me ata.. hein. ex ALCALDE de la comuna de Chapaize. en 1932. épars. corps mats. podría decirse. uno no está en sea casa. aca. Vincent.. y paracuerpo mata. epa arte. et parque «Or» mat. he in. arrojada entravés de la habitación: Representa la Absolvanamuere . rasprirar. y parte. Y PARQUE. que tiende a desaparecer con el empleo de la quimioterapia. la huida de las ideas descripta por los psiquiatras.. el alcohol. hein!. aca. cuerpo mat. et pare corps mats. ¿a quién?.. Y el tiempo fue espantamiento . HEIN!. Cueromata". cuerpo mat. Registro de las palabras pronunciadas por Jacqueline ante el médico que la recibe (habla de su compañero): 280 El señor Beril me persigue en mis gustos porque tengo moj1>r gusto que él que quiere siempre interceptar etcátera quo ahora es de improviso que no puedo decir las cosas como son que quince años con el señor Beril o catorce eso no se aabo remunerar en una hora y en una hora yo no soy Nostradamua dice pero su entonación me cae en el corazón que yo soy como tú que no sé responderte en seguida dice que hablas muy bajo ahora y que ya no quieres hablar bien alto por qué kelanelestikosti postiramaisi policía secreta de los locos policía secreta también constatar que los makalam de prokalamam prokalastarrokalarlemsbrokelelaisstormmakalaisto. Yves! YVEs -Sopla. coliflor. a la toca [toque] . et pare. dentro de un Hospicio.. ¿veinte millones es mucho? VÉRONIQUE -Un huevo "a la coque" [pasado por agua]. Demando Mando salir de este Piedraje. raspirlar. todas. las conexiones homofónicas. no quiero. (puntos ven.. Los observadores pudieron registrarlo en jóvenes psicóticos en las instituciones: 25 LA EDUCADORA -Yves. PUNTO viene. orme atteins. MEATA. cuerpo mat.. Punto. (escuchando pronunciar el nombre "Emilio") -San Emilio. he in. y par CUERNO. hein. ¡CA!.. inarte. HORS M'ATI'EINT. matin.. et par CORPS. FUERO ME ATACA. soplaflor. YVEs -La cola. sin tomar partido. Usessaud. Weracítico doble . a anunciarme la noticia de la muerte de nuestro ex PRESIDENTE PAUL DOUMER. . ¿para decir qué? El proceso psicótico se muestra aquí en una expresión exacerbada. aie part. en.. en el niño. hep art. . todo tienen derecho. el amigo que te desea el mal (divisa antialcohólica escuchada en la TV). y pare.) Y este ex PROFESOR DE MATEMATICAS. (et par CORPS m'atteint. huero ataca.

¿No es la queja principal que nos plantean todos los psicóticos? ¿Cómo comunicarse? ¿Qué quiere decir hablar? Christian expresa este imposible mediante la frase siguiente: "Aprendí a hablar.. debo comprender el sistema de pensamiento de la gente. debo mirarme con ese sistema. de juegos de palabras que el niño haría a sabiendas. Al hablarle de un instrumento de música que no sostenía la nota. en efecto. Toda la conversación era así analizada como puramente alusiva e 283 .. sino de un habla parasitada por asociaciones en rueda libre que la hacen inepta para la comunicación. el de la locura y el otro. El retorno a sí mismo que hace entre las crisis.. Oscila entre dos imposibles: ora el significante no remite más que a sí mismo. pero sobre todo incapacidad de comunicarse. desde luego. Su problema es. quiso significarle que su trabajo era demasiado ambicioso y que por querer subir demasiado alto uno se arriesgaba a romperse la cara.. ahora tengo la deformación inversa. también lo ponía en guarda. qué gato. En efecto.. topología grosera)27 • Lo expresa así: En un momento. de los momentos de extremo goce que este estado le procuraba y de los dolorosos despertares que lo seguían: retomo a un mundo inquietante (contaminación por la mirada. Evoca allí su dificultad para tomar en cuenta el más allá de la palabra. 26 Christian ataca ese problema con todos los recursos de su saber matemático y su excepcional inteligencia. pero fue un aprendizaje externo"..] la relación de exterioridad del sujeto con el significante es sobrecogedora". tal como Mondabanos. Si le habló de los rascacielos de Nueva York de los que se rompían los cristales de los últimos pisos. "Un aprendizaje externo" En contrapunto con ese lenguaje desbocado. portadora de ondas maléficas). cuando me hablaban de un gato [chat] entendía CHA-CHA. su manera de hablar alusiva . las personas son animales extraños. ¿dónde está la verdad cuando todas las verdades son posibles? Por ejemplo. quien puede delirar pero de igual modo hablar de su delirio. Las interpretaciones múltiples lo hunden en angustias de despersonalización. Dice: Para comunicarme. pero comentando los dos. siempre listo a pasar de uno al otro.. el psicótico está habitado. No se trata. yo consideraba como idiotas los discursos usuales. del fantasma al delirio y del delirio ~PM~e~~~ .. retomaremos el caso de Christian. poseído por el lenguaje [. por qué el gato. que puede mantenerse en un difícil equilibrio entre dos mundos. se ven muy facilitados por el tratamiento neuroléptico que tomó el compromiso formal de seguir regularmente: le impuse esta condición para emprender con él el trabajo analítico. En las sesiones habla de su delirio. pero éste es sistemáticamente minado por la mentalidad campesina. Soportó varias internaciones en un hospital psiquiátrico en el transcurso de episodios extremadamente agudos. procuro saber quién es el gato. o interpretar hasta el infinito ciertos discursos. de comunicación. ora remite a todos los demás (topología discreta. Puede así detener su pensamiento sobre dos significantes.-· una crisis petrolera y muy pronto todo el mundo va a ir en carroza o a pie (alusión a la crisis petrolera). la distancia que toma con respecto a sus síntomas. luego de una velada en la que es invitado por un científico que debe juzgar su trabajo de investigación. va a recordar y analizar todo lo que dijo esa persona. lo que coincide con lo dicho por Lacan: 282 "Si el neurótico habita el lenguaje. y sabe hablar mejor que nadie del drama de la psicosis. no me daba cuenta de que es a través de ese discurso como la gente se comunica. lo que se dice entre líneas. Transita así del sueño al fantasma.

prefiere la "verdadera" vida. Este objeto matemático debería responder tanto del discurso psicótico como del usual. ] Concebí un monstruo matemático que permitiría mostrar que la razón es un proceso como cualquier otro para dirigirse. ¡perturbadora coincidencia con lo que intentamos hacer! Me enfrenté a un mundo que los objetos matemáticos que conocía no describían (alude aquí a su delirio místico extremadamente rico). Lacan la define así: [. Con las matemáticas. sólo puede concebirse asociada a otra operación.. la de la separación del objeto donde se forma la causación del sujeto. que se ubica en la articulación de su doble causación. ]. el lenguaje no puede participar en el ordenamiento del mundo. pero ésta implica el encierro. En "Posición del inconsciente". pero también el Otro del deseo. A medida que Christian multiplicaba las interpretaciones.. ] estructura del borde en su función de límite. separación] en que conviene formular la causación del sujeto". desde luego. o son fenómenos alea torios o es preciso atribuirles un sentido. Lo dice con mucha claridad: "Mi idea es la comprensión de la circulación de información" y. entre ellogos y el cosmos hay una relación dialéctica[ . Entre el sujeto y el Otro. Ahora nos es preciso volver a él para intentar captar lo que. es un imposible anudamiento de los dos. 28 Esta operación de alienación significante con el veZ al que el psicótico no vuelve.. pero también en la torsión que motiva la intrusión del inconscien285 .. Henos aquí en el punto más dificil de nuestra búsqueda. "el inconsciente es corte en acto". Va a consagrarse solo a sus investigaciones para hallar el "objeto matemático" que dé cuenta del funcionamiento del pensamiento. las posibilidades semánticas están en la realidad objetiva [. Lacan define "las dos operaciones fundamentales [alienación. le hace falta el Otro. está el cálculo de las probabilidades para hacer el nexo entre las dos cosas. el sistema de las Pitias no es más aberrante que un proceso racional. se trata de descifrar el azar". Hace entonces una demanda de análisis para encontrar el remedio a su locura. dice. Procuro fabricar un objeto que corresponda a ese mundo. Llega el momento en que ya no lo soporta. el Otro del discurso. Christian va a intentar descubrir sus leyes gracias a la lógica matemática. con la esperanza de que la "grilla" analítica sea más eficaz que la "grilla" matemática para la comprensión. en el psicótico. De por sí. hablando del lenguaje: "Hay dos maneras de ver las cosas. La experiencia de ese mundo me da la certeza de que ese objeto existe.. en el corazón de la problemática del sujeto. la que tiene en su 284 delirio.. gracias al cálculo de las probabilidades y al estudio de los fenómenos cuánticos.. y este corte "comanda las dos operaciones". es función de la presencia más o menos efectiva de esos objetos que modelan el cuerpo erógeno. del otro la razón: la coexistencia dolorosa de los dos órdenes es patente en él. Preso en esa contradicción. De un lado las Pitias.interpretada en un sentido que podía parecer plausible. Era preciso un marco en el que entraran esas cosas. Puesto que el no ordenamiento del significante que acabamos de mencionar no puede considerarse en sí. yo misma me preguntaba sobre lo bien fundado de sus observaciones: ¿no había advertido en ese hombre alguna perplejidad que hacía eco a sus propias dudas sobre la validez de su trabajo? Resultándole el sistema de pensamiento de la gente impenetrable o demasiado rico de significaciones... El imposible anudamiento No hemos "desmenuzado" el lenguaje de la psicosis sino después de una larga marcha que pormenorizó el nacimiento del objeto.

cuerpo a cuerpo que se convierte en goce obligado. en este texto. y captaremos por qué [. el proceso de separación del objeto es interrumpido y el trabajo de metabolización de los significantes se detiene. ¿No puede atribuirse esta ausencia de toma de lenguaje. la alienación es cosa del significante. Sylvie!" que atraviesa sus oídos no será entendido en el sentido que le da el discurso común. Para ello. un "ser" o un "no ser". La complementariedad de esas operaciones se revela en el punto de torsión que nos interroga: "No es cuestión de que el sujeto se lance a la alienación si ésta no se complementa con la ganancia de ser que entraña la separación". Esta pérdida va a efectuarse al mismo tiempo que la registración de los significantes que deben descifrarse. sin poder elegir entre un sí y un no. la separación es la pérdida del objeto que Lacan. y es sobre estos agrupamientos de significantes que el niño va a hacer el trabajo de señalamiento (conexión~desconexión) que conduce a la introducción de las dos estructuras de lenguaje: estructura topológica del inconsciente y estructura de concatenación de la cadena del discurso. sino comprendido como un imperativo de autodevoración. fundido en la estructura sincrónica y en la cadena del discurso. es preciso por lo tanto que haya habido elisión del objeto (real) según las modalidades que le impone el deseo del Otro (cf. no hay separación posible del objeto oral y el "¡Come. la fuerza de impregnación del deseo del Otro sobre el sujeto en formación. por ejemplo. en el sentido de toma de palabra. oscilando de la perplejidad a la creencia absoluta. esas operaciones han sido llevadas a cabo. a un defecto dé constitución del objeto? ¿El punto de almohadillado no sería el peso mismo que el objeto asegura al ser. En el fantasma. especie de identificación primera que se constituye al mismo tiempo que se fijan los primeros significantes? Hemos mencionado. No hay aquí construcción posible de un fantasma. ¿Qué ocurre con esta "torsión para la cual la separación representa el retorno de la alienación"?30 "¿Cómo puede el sujeto reconocerse en otra parte que en el significan te cuando el Otro del significante no hace más que ocultar la presencia del deseo?".. Miller el 9 de marzo de 1983. Hemos visto al psicótico bamboleándose en la lengua. no se trata aquí de la separación de los significantes entre sí sobre la cual hemos insistido para analizar la operación de alienación significante. ) Reconoceremos allí lo que Freud llama Ichspaltung o hendidura del sujeto. 287 .. Si ese deseo es exageradamente perver286 tido. Sólo será exigida la repetición del trauma. Para que se produzca el sujeto. lo que lo hace dudar de su palabra y de la del Otro. en los capítulos precedentes. sino de la separación del objeto que comentamos en la primera parte de este trabajo.-A. pero también declararla pura verdad. Miller en 1983. El significante "come" queda entonces ligado exclusivamente al acto de devoración. por ausencia o por exceso de goce. se preguntaba J.-A.29 Esta operación de separación concierne por lo tanto al objeto. En Sylvie. el objeto no está liberado. dice J. Se introducen familias asociativas alrededor del objeto a. presentifica bajo la forma de la laminilla. comer la papilla preparada por mamá) como con otros tantos significantes susceptibles de constituir familias asociativas a partir de las cuales el sujeto elaboraría su fantasma. en cuanto la misma reproduce indefinidamente el horror del encuentro con el Otro. el objeto está separado. nunca seguro de lo que enuncia. capítulos 111 y IV). la angustia subsiste.. El tono de cólera que acompaña a esas palabras no puede sino redoblar el horror del acto sádico. Ese término de separación no debe prestarse a confusión. ] la funda en una hendidura no del sujeto sino del objeto (fálico especialmente). no puede formarse ninguna asociación significante."'"' te [.. con la represión que esto implica. habría sido preciso que el objeto oral fuera apartado y asociado a múltiples combinaciones significantes surgidas de la relación con el Otro (tomar la rica leche caliente. Cuando Sylvie es violada en su cavidad bucal y respiratoria.

32 Habla de "desposesión primitiva del significante"33 y se interroga sobre "la falta de un significante que lleve al sujeto a volver a poner en causa el conjunto de los significantes". No posee la "levedad del ser" que confiere el derecho aburlarse de las reglas del bien decir y del buen sentido. donde parecerá más evidente la cuestión del deseo. garante de su estabilidad y su seguridad. ese "no quiere saber nada en el sentido 288 de represión". 34 En la escritura de la metáfora. Pero no hay nada de eso en la psicosis: conservando el objeto una parte demasiado grande de real. Lo que rastrea. El fantasma se enuncia. interesa al deseo. claveteado al cuerpo. si la forclusión concierne al significante.31 el término de forcl usión es más tardío. transgrede sin vergüenza las leyes del lenguaje porque construyó muy tempranamente su "otra escena". en efecto.Cuando Lacan se interroga. He aquí una de las fórmulas que Lacan propone en ese texto: La Verwerfung será pues tenida por forclusi6n del significante.""". el niño no es un bife. Nada llega a poner límite al cuerpo y nada detiene el devanar indefinido de los significantes. Es en el texto de los Escritos. no puede dar sus cimientos al sujeto. es preciso admitir que el Nombre-delPadre redobla en el lugar del Otro el significante mismo del ternario simbólico. implica que el sujeto sea pasado por las dos operaciones de alienación y separación. el Nombre-del-Padre viene a sustituir al deseo de la madre. que rematan su división y confortan su posición de extimidad. pues. Si el niño. En el punto donde. sobre la castración y la represión en el "Hombre de los Lobos". Así. . entonces. el Nombre-del-Padre in teresa a la vez a la ley del significante y a la ley del deseo: Para ir ahora al principio de la forclusión (Verwerfung) del Nombre-del-Padre. Y cuando dicta su Seminario sobre las psicosis no posee aún el concepto del objeto a. El fantasma realiza el saber inconsciente. ya veremos cómo. Ley del significante. "De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis". ~1 niño psicótico. que el sujeto desconoce pero que asegura su identidad primera: el sujeto puede estar en él en todos los lugares. 289 . imposible borrado del objeto. En ella el objeto no es real. por "cercenamiento". de donde el acceso dificil a la metáfora. el cual por la carencia del efecto metafórico provocará un agujero correspondiente en el lugar de la significación fálica.nos lleva naturalmente a la cuestión de la forclusión .35 Otro del discurso. El fantasma realiza el anudamiento del objeto y el significante. va a traducir Verwerfung. es porque comer tiene múltiples connotaciones significantes (familias asociativas) ligadas al deseo del Otro. Otro del deseo. ese "algo que falta en la relación con el significante en la primera introducción en los significantes fundamentales". bajo la forma de una frase (cadena). ley del deseo: estos dos aspectos de la ley signan la castración simbólica. es llamado el Nombre-del-Padre. si lo comen. es "la no integración del sujeto psicótico al registro del significante". desde que habla. abierto a todos los vientos. puede por lo tanto responder en el Otro un puro y simple agujero. teme el poder mortífero de las palabras y las cosas. A partir de ese momento. Figuras de la forclusión Lo que acabamos de enunciar como imposible en el psicótico -imposible separación de significantes entre sí. por ejemplo "Comen a un niño". en cuanto constituye la ley del significante. siguiendo a Freud. sólo por ello ex-siste mejor.

se corre el riesgo de extraviarse. buscarse en el solo desfallecimiento del elemento tercero que barra el deseo materno. en efecto.a7 Sylvie. que para él no existe. Para Christian. Soñaba con que iba a encontrar la vacuna de la inmortalidad. al deseo del que el objeto a es la causa. ¿No es el Nombre-del-Padre el doble corte en acto y ~el falo el significante privilegiado de esta marca donde la parte del lagos se conjuga con el advenimiento del deseo"? 36 Esta conjunción de la que habla Lacan es la esencia misma de la metáfora paterna. es decir el significante. en una nota agregada en 1966 a su "Cuestión preliminar [. No concebía lo que era la búsqueda de la dicha. a un mundo en el que el deseo del Otro hace la ley. No obstante. Esta imposible castración simbólica que signa la psicosis tiene repercusiones diferentes según la edad en la que se manifiesta. en la cual no se piensa. 291 . va a aparecer cuando construya su delirio con elementos extraídos de los significantes amos de ese padre. quienes se interrogan sobre la forclusión de la metáfora paterna en la perspectiva lacaniana tienen a veces la tendencia a comprometer esta interpretación simplista. sin demasiados estragos. es la muerte la que está en cuestión.. ]". La problemática psicótica gravitará entonces en torno a las cuestiones de la vida. era un enfoque científico del problema. no podrá tener nunca un cuerpo viviente. y a la detención del trabajo significante (doble inscripción.. pero debía comprender por qué muero. y asumir mal que bien su imagen especular. la muerte. la impresión de percibir mi propia nada. olvidando que Lacan habló más adelante de los nombres del padre. el corte libera al significante y el objeto. era el miedo a la nada.. recuerda la importancia de la identificación de Schreber con el objeto a: Lo que el análisis descubre [. una vacuna contra esa muerte. Era preciso que luchara contra la muerte como Pasteur contra la rabia.] es el ser mismo del hombre que viene a tomar su lugar entre los desechos donde sus primeros retozos encontraron su cortejo. por ejemplo el acceso a la maternidad o la paternidad. la primera estructuración del cuerpo. Lacan. que se mantuvo forcluida durante mucho tiempo.. Esta posición inconsciente. Schreber era el objeto a de un padre paranoico. con esa vida que va de suyo. ley que es por lo tanto a la vez la del discurso y la del deseo. que cambian de identidad al cambiar de ropa. La ley es respetada. El psicótico adulto puede haber salvado. una angustia. la madre está prohibida. no la verdadera muerte. En los dos casos. represión) que es para él detención de muerte. con la angustia que 290 puede despertar la inscripción en el linaje. hasta identificarse con una mujer para satisfacer a ese Padre-Dios y encontrar así su propio goce. En esta configuración no hay una referencia tercera ni surgimiento fálico. por cuanto la ley de la simbolización en la que debe comprometerse su deseo lo atrapa en su red por la posición de objeto parcial donde se ofrece al venir al mundo.r El significante se nos resbala entre los dedos y nunca lo dice todo. no concebía la muerte. el sujeto debe renunciar a poseerla. que anuda ellogos. Fue por eso que elegí dedicarme a las matemáticas. En el sujeto infans. interesará más específicamente al cuerpo. La forclusión del Nombre-del-Padre es el defecto primordial que hace que un sujeto no pueda acceder ni a la ley del significante ni a la ley del deseo. He aquí algunos casos que ahora nos son familiares. Esta imposible integración de la ley no puede. la identidad sexual. La forclusión corresponde a la vez al mantenimiento del sujeto en una posición de objeto librado al goce del Otro sin que la prohibición del incesto pueda tener fuerza de ley. sino una muerte que es angustia de la nada y que lo habita desde la infancia: El primer sentimiento extraño que tuve de niño fue el miedo a la muerte. Su cuerpo seguirá siendo a imagen de sus muñecas Barbie. a causa de un trauma del que no se repondrá. · Al querer buscar demasiado la forclusión de la metáfora paterna por el lado de una realidad cualquiera del padre.

Pero atengámonos. exceso de dolor fisico. asfixia y angustia respiratoria. entre sus semejantes. El trauma puede ser considerado también según un modo negativo. Su madre cuenta que a la inversa de los otros hijos no se movía mucho en su vientre. como dice Christian. al menos por lo que se puede descubrir en las entrevistas con ellos en oportunidad de tomar a cargo al niño para un tratamiento psicoterapéutico. El trauma puede ser igualmente una respuesta al desbordamiento de las excitaciones provenientes del exterior al 292 interior. acogido como los otros. las mismas preguntas. pero se presenta como una psicótica tratada desde siempre. a lo que nos muestra con toda evidencia la clínica: la importancia del trauma. Freud. por lo que es seguida en el plano psicológico y motor. en su "Proyecto". Puede ser la ruptura brutal del lazo vital con el Otro. Pero todas estas justificaciones de la aparición de una psicosis no deben hacernos olvidar que nuestras experiencias vividas se inscriben en las células nerviosas de nuestro cerebro. Esta marejada incontrolable desencadena un efecto de estupefacción del organismo. de alimento. una "muñeca con sonido". cómo. ha sido deseado. Al nacer. El niño sufre entonces. J akobson trató de descifrar las modalidades del habla y el lenguaje estudiando las diversas afasias y en la clínica encontramos casos de psicosis en los que no podemos descubrir ningún trauma... la estructura de los padres no parece particularmente patógena. No se descubrió ninguna anomalía cromosómica o de otro tipo. la psicosis? ¿Por qué esta detención súbita de las operaciones de vida. El trauma puede resultar también de la perversión del Otro. que mueren o quedan idiotas. El niño pertenece a una fratria en apariencia indemne. de detención de los procesos evolutivos. las mismas enunciaciones 293 . de efectos menos espectaculares pero igualmente destructores. Amélie entra en esta categoría. a pesar de todo. La fractura está donde se funda el ser. la respuesta a esta violencia es en ocasiones el "anonadamiento". Los momentos de angustia psicótica se traducen por comportamientos repetitivos: las mismas demandas. lo que rompe. El retardo psicomotor fue tomado en consideración desde el principio. del hospitalismo de Spitz -con las experiencias de separación de los lactantes. más o menos velada por estructuras que la recubren y que permiten al sujeto vivir. esta interrupción brutal del proceso de simbolización en ciertas zonas de menor resistencia? Si hubiera una respuesta a este porqué. sin ningún distanciamiento posible. afectivamente muy dependiente de su familia. el mismo drama se reencuentran en todos estos pacientes. Christian se convertirá en un gran matemático para vencer esta angustia psicótica.a las rupturas más sutiles. por el momento. demasiados gritos. intentaba construir su modelo psíquico sobre la estructura neuronal del cerebro. provoca una ruptura. a la agresión insoportable de las percepciones: demasiado ruido. La misma falla. privación de sueño. ¿Por qué. que bloquea el proceso de integración del niño manteniéndolo a la fuerza en una posición de objeto. Hemos explorado algunas figuras de este tipo. no podría ser unívoca. los asaltos de ese Otro y se encuentra entrampado para siempre. un "trapo blando". Amélie es inteligente. tendría que tomar en cuenta los fenómenos psíquicos y el funcionamiento del sistema nervioso central. de carácter dificil. El trauma es lo que hiere. la niña se presenta como una gran hipotónica. de la ausencia de interés afectivo hacia un niño preso de un medio ambiente deshumanizado. Provendría entonces de la ausencia de estimulación..

La problemática del cuerpo fragmentado se agravó a causa de múltiples intervenciones quirúrgicas (trasplantes en la columna vertebral para corregir las deformaciones debidas a la hipotonía). La ESS es el proceso mediante el cual la actividad de 294 algunas sinapsis se fija. Para abordar esta cuestión. la ESS sería la memorización. Este tipo de psicosis evoca el papel que podría desempeñar un defecto de la organización biológica. si bien subsiste mucha oscuridad en sus enunciados. el programa genético no puede realizarse y las sinapsis degeneran. Los circuitos neuronales son sucesivamente inscriptos (esta- 295 . emocionales.r·· repetidas incansablemente. aportan un bienestar evidente a algunos pacientes. La evolución neuronal. en el sistema de neuronas afectadas a la memoria. vemos ya que todas las experiencias vividas por el niño. Dicho de otra manera. cuando son bien llevados. Un nuevo modelo". El debate acerca del origen "orgánico" de las psicosis sigue abierto y no podemos eludirlo. así como de la autoorganizaci6n. las barreras de contacto se modifican de manera perdurable por la repetición de las excitaciones que crea en su nivel un estado de "tracto".38 La estabilización selectiva de las sinapsis Cuando se habla de psicosis no pueden silenciarse los descubrimientos de las tres últimas décadas sobre el funcionamiento del sistema nervioso central (SNC). ya sean perceptivas. todas las estimulaciones venidas del ambiente. la transmisión es eléctrica o química. Sin entrar en los detalles de esta teoría. dice el autor. si la red no funciona. de cualquier naturaleza. En su nivel. la fijación de los efectos entremezclados de la doble programación genética (lo innato) y epigenética (lo adquirido). con los largos períodos de inmovilización que implican. el desarrollo del SNC del que forma parte la estabilización sináptica. Christian no habría podido salir del hospital y emprender su análisis si no hubiera aceptado paralelamente ser tratado así. Freud no habla de sinapsis sino de "barrera de contacto" y supone que. "Esta doble programación genética y epigenética estaría en el origen de la profunda tendencia a la repetición que es lo propio de casi todos nuestros comportamientos". La sinapsis de que se trata es la unión entre las neuronas. de la misma manera que no podemos desconocer la importancia de los tratamientos neurolépticos que. y ello bajo el efecto de esti m ulaciones internas pero también externas. La teoría de la ESS (Estabilización Selectiva de las Sinapsis) nos interesa en el más alto grado. A. "Ahora es en el nivel de las sinapsis donde se busca la explicación del proceso de aprendizaje y memoria". cognitivas. es decir a las experiencias que vive el recién nacido en el medio intrauterino y luego el niño en su medio familiar y social. de lo biológico y lo psíquico. Bourguignon recuerda que el "Proyecto de una psicología para neurólogos" (Entwurf) de Freud prefiguraba la teoría de la ESS. Intentemos poner de relieve sus grandes líneas. No será sino algunos años más tarde cuando pueda dejar de tomar medicamentos. crean conexiones sinápticas definitivas o lábiles y estructuran así el SNC. Esta teoría pone en evidencia la interacción recíproca de lo innato y lo adquirido. De modo que habría una memoria inscripta en la red neuronal. está ligada a la epigénesis. La sinapsis conserva su competencia si tiene un mínimo de actividad. Las sinapsis existirían en estado lábil o estable. me referiré a un artículo de André Bourguignon titulado "Fundamentos neurobiológicos para una teoría de la psicopatología. y se realiza entonces mediante los neurotransmisores.

la psicosis puede declararse en un momento en que el sistema protector que el sujeto ha introducido se derrumba.. lo que podría explicar la irreversibilidad de ciertos trastornos precoces. Esos momentos intensos son aquellos en los que evoluciona la cuestión de su estatuto de sujeto: adolescencia. La plasticidad del SNC tiene límites. etc. Cuando el niño es tratado. por lo tanto. para aumentar la complejidad del sistema. ¿Qué ocurre entonces en el nivel de las sinapsis libres y móviles? ¿Existe una relación entre esta cuestión y la de las imposibles conexiones significantes de la psicosis? Los avatares de la epigénesis. La aparición de la psicosis en un niño puede ser reveladora de la psicosis latente de uno o de los dos padres. ¿alguna vez se curó una psicosis? El proceso de autoorganización de la estructura neuronal con el fenómeno de acostumbramiento. a fortiori el trabajo de autoorganización (psicosis y debilidad por insuficiencia del capital genético. 1 El acostumbramiento (mencionado más atrás) que permite al organismo aprender y no responder a un estímulo repetitivo que ha perdido su significación. nacimiento de un hermano. etc. por ejemplo. ¿no recuerdan extrañamente el mecanismo de la represión? ... habiendo podido la estructura psicótica pasar inadvertida hasta entonces (niños colmados. En el caso de los niños. mala calidad o insuficiencia del aporte relacional con la madre y el medio ambiente ponen en peligro el desarrollo mismo del SNC. cuanto más respuestas hay más preguntas se manifiestan . Esta se apoya.. la psicosis puede revelarse en oportunidad de un acontecimiento en apariencia anodino. tiene que manifestarse abiertamente y revelar su verdad oculta detrás 297 . 296 ¿Se pensó que si la quimioterapia interviene de manera ciega y masiva sobre la regulación química de las conexiones sinápticas.r bilizados) y luego borrados (retomo al estado lábil) para ser reinscriptos en conjuntos cada vez más complejos. Se trata por lo tanto de autoorganización. · Está claro que un trauma puede bloquear las conexiones sinápticas por desbordamiento e incapacidad del sistema para tratar un gran número de datos a la vez. 39 ¿Hay psicosis antes de la psicosis? El defecto psicótico inherente al ser puede no manifestarse durante mucho tiempo. Es un caso de manifestación extremadamente frecuente. es un ejemplo de autoorganización. Sin extrapolar desmesuradamente. a los que les falta la falta). su estructura fisicoquímica y la actividad de las células.. Como lo dice Henri Atlan: Al ritmo de los descubrimientos. y la programación genética es relativamente estable y limitada. pequeña intervención quirúrgica. pero también aquellos en los que debe "tomar la palabra" cuando. el psicoanálisis tiene también un efecto físicoquímico sobre las redes neuronales? Se sabe lo que el psicoanálisis aporta al tratamiento de las enfermedades psicosomáticas graves. se asiste entonces a la eclosión de una psicosis en uno de los padres. se imponen algunas reflexiones: Es evidente que una gran deficiencia del genoma no permitirá el desenvolvimiento normal de la programación epigenética. sobre el zócalo neurobiológico determinado por el genoma (capital genético) y la epigénesis. En el adulto. de la rectolitis hemorrágica a la epilepsia. maternidad.. En efecto. por ejemplo lesiones neonatales del SNC). Todo ocurre como si toda nueva adquisición entrañara una reorganización general del conjunto. paternidad.

algunos psicóticos. es inútil contarles todo a esos jóvenes que no entienden nada. éste encontrará un modelo identificatorio en el ideal del yo del analista. Así es como habla de ello: En el internado.~ de las identificaciones yoicas. el ideal del yo. ser ellos mismos sus propios terapeutas. vivir "en un capullo como una polilla" es algo en lo que muchos psicóticos no declarados se destacan. todo lo contrario de decir sí. ] Me siento diferente a los demás y debo trat::J. digamos la palabra poco apreciada por los analistas. dice Lacan. Las estructuras yoicas. la fuerza del yo. lo que me obliga a hacer un ejercicio de estilo.más que cuando lo juzgan indispensable. Describe muy bien el "personaje" que se había fabricado: siempre se aplicó a representar el papel de "bromista genial" que había endosado desde la infancia. como a distancia. dice Lacan. de su personalidad. entiendo la suya. 40 ya que decir sí. tenía el papel de bromista genial. Pues el trabajo analítico permite también "reparar" los estragos causados por el estallido del sujeto. van a desempeñar un papel en el momento de eclosión de la psicosis. el anonadamiento). Para ilustrar la importancia de las estructuras yoicas en la psicosis. a saber la teoría. la forma que ésta asumirá y su cicatrización. al punto de no recurrir al verdadero -a aquel que sigue siendo su principal "testigo". La identificación con el ideal del yo es importante en el psicótico. hasta llegar a dar la impresión de que el conocimiento que tienen puede hacer en ellos economía de una organización delirante. eso me gustaba. [. La función estructurante del ideal del yo. de la poca exigencia de los allegados frente a un sujeto al que se siente retraído y frágil. luego de muchos años de tratamiento psicoterapéutico. retomaré el caso de Christian. como decía Christian. que constituye sin embargo uno de los debates esenciales de la literatura analítica: ¿qué ocurre con el yo. Estoy muy apegado a la imagen de mí vista desde el exterior. así como unos esbozos de delirio de persecución. a qué atenerme". que había reservado a las matemáticas. callando sus angustias y sus temores casi delirantes. me decía. Durante veinticinca años vivió como cualquier hijo de vecino. sí. ocultando sin embargo a sus allegados sus angustias y sus preocupaciones metaftsicas (la muerte. y se dice perdido "si sale de ese personaje". en referencia al saber que había adquirido sobre su psicosis y que se negaba a revelar a cada nuevo médico del dispensario: "Compréndame. Se les ve 298 interpretar su conducta. lo sostuvo duran te muchos años. ("Recordemos que la persona es una máscara". estaba cortado y atento a esta imagen de mt. El lapsus decía la verdad.. después de más de diez años de tratamiento. en especial en el plano de la mirada. sí a la del vecino". construido. necesitaba a los compañeros para escapar a la qepresión. ¿Se puede expresar mejor la importancia y la fuerza de las identificaciones imaginarias al mismo tiempo que su fragilidad? Christian dice a menudo cuán atento estaba amantener esa imagen de sí mientras que estaba cortado de ella. pero sobre todo de lo que este mismo sujeto ha. Una "vieja" psicótica. por ejemplo en el transcurso de un episodio agudo. Así. ahora sé a qué sostenerme. sí al vecino. Eventualmente. es un papel que siempre procuré volver a desempeñar. su "punto fijo". de la estabilidad y la tolerancia del ambiente.. se vuelven imbatibles en cuanto a la teoría analítica. sí. sin embargo.)41 El yo en la psicosis Hemos hablado poco del papel de la estructura yoica en el psicótico.l' de ser como ellos. que privilegia el estudio del sujeto. el superyó. "Tomarla palabra. las defensas del yo. ¿De qué está hecho el sistema protector? De la permanencia. pero ese ideal 299 . el derrumbamiento del yo en la psicosis? Hemos seguido la orientación lacaniana.

pág. 1978. LACAN.' pág. Écrits. LACAN. 2. libro III. 155. Cuando apareció el proyecto de "hacer una empresa de conocimiento total". N. pág. 33. libro III. 137. 15. 149.. pág. 23. LACAN. pág. Tuvo el "vértigo del éxito" del que habla Lacan en Las psicosis. 828-829 y 828. pág. el mundo le pertenecía". J. 24. J. 26. !bid. pues llevaba en su seno el germen de su fracaso: no se hace matemáticas para vencer a la muerte. En el Seminario de las psicosis. J. 229. JAKOBSON.. LACAN. Le Séminaire. "Poétique". libro XI. 18. hizo "explotar" el sistema (es el término empleado por él). Ornicar?. J. LACAN. LACAN. 28. 172. respectivamente pp. libro III. 3. libro III. estaba minado desde el principio. J. Écrits. 507.. Le Séminaire. textos presentados por Michel Thévox. 844. 31. pág. Le Séminaire. !bid. J. Bulletin de Psychologie. pág. J. 42 Lacan insiste sobre la relación imaginaria dual que se mantiene en el psicótico. pág. 215. J.. 25. CHARRAUD. 300 Notas l. Perdía al mismo tiempo a su amigo de siempre. J. En ese delirio tenía por fin su lugar en un mundo que cobraba sentido: "Como Pitágoras. LACAN. 5. 30. 16. libro III. pág.. 805. "su doble". La cuestión del superyó será evocada en referencia a Sylvie. 285-286. 386. durante los cuales vivió una experiencia delirante con temas místicos y matemáticos. 22. pp. !bid. LACAN. LACAN. Le Séminaire. Esa relación dual implica la violencia del enfrentamiento especular o la fascinación de la captura imaginaria. !bid. J. Écrits. Alfred y Fran~oise BRAUNER. 881. pág. pág. 21. quien se negó a seguirlo en el camino en que se internaba. LACAN. LACAN. Entra entonces en una psicosis aguda que durará tres años. J. PUF. "era y seguiría siendo el primero. 7. no 35. 32. a falta de mediación simbólica. LACAN. n° 36. 1973. cit. Le Séminaire. J. 12. 6. !bid. Écrits Bruts. Écrits. LACAN. 32. libro III. CHARRAUD. Estas posiciones son siempre prevalecientes en la psicosis y van a marcar con su sello la naturaleza de la transferencia. Ornicar?. 4. 284. lo había logrado todo hasta ese momento. pág. decía. 19. 11. El acontecimiento se produjo cuando debió "tomar la palabra".. Le Séminaire. 27. 1979. pág. PUF. 20.. 8. !bid. pág. Ecrits. Le Séminaire.. pág.. 714. Écrits. pp. 28. 386. libro XI. en efecto. 17. como decía. 156. lb id. es decir defender su trabajo de investigación frente a un personaje que iba ajuzgarlo (¿encuentro de Un-padre?). J. !bid. Questions de poétique. pág. pág. !bid. 236. Russell GRIGG. 840-841. yo había reunido los elementos irracionales místicos y la razón". pág. L'Expression poétique chez l'enfant. no 154. Séminaire sur "Les formations de l'inconscient" (1958). 842 ("torsión" subrayado por nosotros). a saber hacer de las matemáticas esa "empresa de conocimiento total". op. 14. Editions du Seuil. pp.. 43-44. 301 . LACAN. 192. J. pág. !bid. 36-37. J. N.. !bid.. 807. 670. pp. !bid. 156. R. LACAN. 29.. 9. 10. Perspectives Critiques. 13.' pág. 199. dice. Le Séminaire. pág. Christian..

J. XXIV.. 35. estabilización. 42. VII ¿CURAR LA PSICOSIS? La pregunta no deja de planteárseles a quienes tienen un supuesto saber sobre ella: ¿Curar qué? ¿Curar a quién? Los síntomas ya no son lo que eran. pág.. 558. pág. 41. la nosología. 38. 692 ("conjuga" subrayado por nosotros). J. 36. Seuil. vol. 582. pág. la quimioterapia ha modificado las manifestaciones de la locura. el pronóstico y las perspectivas de la psicosis se han modificado profundamente. 671. libro 111. J. ¿Qué ocurrió con Sylvie? La dejamos al salir de la infancia. 285. LACAN. pp. pág. A tort et a raison. Los padres hacen entonces gestiones para que ingrese en una institución reputada por ser la única del mundo capaz de comprender a los niños psicóticos y de saber 302 303 . aún mal conocida. Todas las citas están extraídas de este artículo. André BOURGUIGNON. en la que vive en lo de su abuela. Le Séminaire. 101 y 230. el tratamiento precoz. PUF. 37.1bid. LACAN.r-· 34. J. 40. LACAN.1bid. A causa de esta evolución. 2/1981. 445 y ss. Tiene once años. psicoterapéutico e institucional de las psicosis infantiles transformó su devenir. Algunos de los niños a los que antaño se decía retrasados mentales se convirtieron en adultos que presentan una sintomatología desconcertante. en La Psychiatrie de l'enfant. Ecrits. lntercritique de la science et du mythe. pág.. 578. y vuelve con su familia los fines de semana. el término curar se vuelve obsoleto y emergen otros significantes: cicatrización. Ecrits. y la concepción del sujeto cambió mucho. pág. neurotización. LACAN. 1986. pág. Le Séminaire.1bid. etcétera. La evolución de las costumbres hizo desaparecer de nuestros consultorios a las bellas histéricas que conocieron Freud y Charcot.. frecuenta un externado durante la semana. reinserción. libro 111. Henri ATLAN. 39.

y la evidencia estalla: la beba tiene mal carácter. es preciso "ponerla en vereda". Frente a un padre todopoderoso al que adoraba. Sylvie no está completamente "rota". ] Sólo nuestra fórmula del fantasma permite poner de manifiesto que el sujeto aquí se hace el instrumento del goce del Otro (Ecrits. Va entonces a jugar una partida cautelosa con su madre. dicen. Escuchó también estas terribles palabras: "No puedo más. impone así su ley a cambio. al contrario.r tratarlos: "Le preparan un paraíso terrenal". de las madres. Va a exigir la realización de lo que aparecía como un fantasma materno. Sylvie las toma al pie de la letra y lanza una especie de desafío al orden materno en el que los niños deben someterse o desaparecer. De "Ponen en vereda a un niño" se pasa a "¡Quiero que me pongas en vereda. retomando por su cuenta esta identificación para hacer de ella un imperativo de goce. en el lugar privilegiado del goce. De la psicosis a la perversión En nuestro primer capítulo hemos analizado el lugar que ocupaba Sylvie para su madre. hazme vivir o mátame si te atreves. Lo que fue decisivo en la aparición de la psicosis es que un comportamiento traumatizan te haya sido retomado por el gran Otro. En el análisis. escucha a su madre y descubre a la vez la 304 pregunta -¿qué espera de mí?. por otra parte. que iba a darle un sentido y a vincularlo a su problemática inconsciente. Las dos viven en un círculo en el que nadie penetra. Ya no desaparece en la identificación con el objeto a sino que. Se libra entonces una lucha a muerte entre perseguido y perseguidor. con la excepción del analista que va a quebrarlo. es evidente que hace falta otra cosa. se ve por fin en el espejo y ya no se siente anonadada por la angustia. cuando la niña tiene seis meses. la señora H* se había callado. quien habla así de la perversión: Acentúa apenas la función del deseo en el hombre. En la cura. N o todos los niños maltratados en el plano corporal se vuelven psicóticos. e iba a exigir que Sylvie lo hiciera a su vez.. es ella o yo". Del trauma inicial que permaneció inscripto en su cuerpo de niña psicótica hace una exigencia de violencia. reanuda su vida y va a manifestarlo. la suya y la de Sylvie. al mismo tiempo que está más calma fuera de su presencia e incluso puede frecuentar el jardín de infantes. oblígame a comer!" Escuchó que su madre decía: "Soy yo quien debe hacer todas las reacciones de mis hijas". grita aun más fuerte. Su cuerpo toma forma. Al hacer de su cuerpo un objeto fetiche para el goce del Otro.. la reivindica de manera provocadora. Este objeto está separado del fantasma. sé mi amo. En el análisis. no sé de qué soy capaz. la señora H* está fascinada por la escena salvaje de atiborramiento. con dificultades.y la respuesta -que siga siendo su objeto de goce-. me hago el objeto de tu goce. reclama 305 . sus objetos a.. me pongo (literalmente) en tus manos. sometiéndose al orden paterno. ¿Cómo llegaron a esa decisión? La evolución de Sylvie en el análisis nos ayudará a comprender mejor ese desenlace. pág. 823). Multiplica las "escenas" con su madre. construye poco a poco. en cuanto éste instituye la dominación. El padre de Sylvie es cómplice de esta situación: ¿quién le habría mandado meterse en este lío?. Le dice: goza. A su vuelta. esta relación de enfrentamiento especular va a evolucionar. lo mismo el padre que los demás. La prosecución del análisis le va a permitir descentrarse de su posición de objeto librado al goce del Otro. los hijos son asunto de las mujeres y Sylvie es asunto de su madre . fuérzame.. dice Lacan. del objeto a del fantasma por el que sustituye el Jt [.

Esta manera de ser que se vuelve cada vez más insoportable para sus allegados es. La estructura subyacente a esta posición pseudoperversa se revela en la angustia que subsiste a través de la relación de Sylvie con el mundo y los demás. agotada por las exigencias de su nieta? La analista misma se vuelve sospechosa: si la abuela desfallece. mientras que. Si bien esta problemática puede tener una forma perversa. con sus imperativos feroces. se convierte en una guarida de malvados que la atacan y persiguen. miedo a la noche. estamos en un proceso de redisposición de la estructura psicótica. heredados de un abuelo mandón. Sylvie y su madre son las hijas pervertidas de un maestro de aforismos. ¡no se puede tener miedo cuando se manifiesta tanta exigencia. Ahora es ella quien escruta la angustia en el rostro del Otro. el padre. En ella no hay Ley que constituya una barra al gran Otro. sobre todo a la madre. pero no la muerte. El sufrimiento. su manera de buscar la "comunicación" (cf. no se trata aquí de perversión en sentido estricto. en buena lógica. no deben tocarla. Si el perverso plantea un desafío a la Ley -Lacan insiste en ello. cómplices de esta violencia. incluso si intenta hacerlo con humor. reivindicaciones y agresividad! Esta posición va aparejada con el reordenamiento del mundo que va a operar: de un lado los buenos. La institución.es porque no ignora nada de esta Ley. en una posición insostenible. miedo a los animales. Está perfectamente inscripto en la problemática edípica. en una tentativa de salir del túnel. responde: "¿Tendré alguna vez a mi mamá si no la busco?" Esta exigencia pone al otro. Antes bien. cuando pido un poco más de reflexión o de preparación para esa partjda que me parece muy precipitada. pero sólo con ciertas cosas. (¡Sylvie se convierte en un tirano mucho más tiránico que el verdadero. en cuanto a los demás. con sus educadores y sus niños. miedo a las palabras. N o deja de hacerme preguntas a ese respecto: "¿Proteges a tus 307 . siempre allí para imponer sus opiniones. especie de esbozo de delirio paranoico que logra hacer compartir a su familia. al día. Quiere ser obligada. y realizan bajo su mirada un juego minado de antemano. al menor contacto grita que la violan o la persiguen. haría falta que me ocupara de ella todo el tiempo y. dado que. La partida de Sylvie De modo que la obsesión de Sylvie es ser "protegida". Esta violencia se parece cada vez más a esos rituales masoquistas en los que los participantes saben hasta dónde llegar para que no ir demasiado lejos. el dolor. pues Sylvie detiene todas sus funciones fisiológicas: alimentarse. Christian).r una repetición. del otro los malos. va a realizarse. Sylvie instituye una especie de contrato tácito. ¿Acaso no hablan de buscarle una familia de acogida. Los educadores son incapaces. Si acepta la violencia sobre el cuerpo de Sylvie. en Sylvie. Fundamentalmente tiene miedo y pide ser protegida: miedo a la violencia de los nifíos en el colegio. bajo la forma del desafío. miedo a los objetos que se ponen a vivir. se interpreta esto como una hostilidad de mi parte a ese proyecto. De hecho. de hecho. todo acercamiento a la castración simbólica es impensable. 306 cuyo poder es también el del dinero. ir al baño. ya no soy "suficiente". Después de varios años de ese juego. etcétera.de la señora H*!) Si se rehúsa a prestarse a ese juego. Es en la relación con la Ley donde la diferencia es manifiesta. ante el desfallecimiento de la abuela. en ciertas condiciones y con ciertas personas: en primer lugar su madre. Esta aparente contradicción le vale molestias. A mi pregunta:"¿Por qué eres tan <~odida con tu madre»?" (leitmotiv del padre). es el engranaje sádico y el acaparamiento total. luego sus educadores. beber. el anhelo expresado al principio por el abuelo. La Ley es para ella el superyó materno. es la muerte. "A estas niñas hay que mandarlas a Suiza". sí.

que Sylvie hablará luego de sólo ocho meses de estadía. luego ingresa en unos externados médico-pedagógicos al mismo tiempo que prosigue el trabajo analítico. las visitas están prohibidas. Permanecerá diez años en la institución X. "Habría que encontrar otra Lise que se quedara junto a ella". Se perturba. una presencia constante junto a ella. y se va a vivir diez años en un internado muy lejos de su país de origen.r hijos?". Le enseña la lengua del país. Esta decisión fue facilitada por el hecho de que una joven educadora. que sigo presente en su "discurso interior" y en el pensamiento de los educadores. Lise es bilingüe y aprendió francés cuando era muy chica con una madre de este origen. A los once años es apartada de la mañana a la noche de su medio. no se parece a los otros niños de la Escuela de X. No por ello el resultado es menos alentador para una psicosis infantil muy precoz con manifestaciones de autismo. principio que los padres ponen en primer plano en oposición a lo que sucede en las instituciones francesas. En cuanto a la comida. con identificaciones yoicas que pueden dar ilusiones. Luego todo el mundo se pone de acuerdo en la admisión. que presenta una psicosis grave. incluida ella. y su madre sigue tan inquieta como siempre por lo que puede pasar. Conservan una especie de fragilidad. De entrada. De esta forma. La sobrevaloración del trabajo hecho en el extranjero me incita a hablar de esta realización para destacar su originalidad e interés. La historia de Sylvie es singular. pero corren el peligro de hundirse ante los incidentes de la existencia. se presenta un poco como esos adultos jóvenes que han declarado una psicosis en el momento de la adolescencia. cerca de la Escuela. su educadora. se "influye" sobre ellos. se inquieta. Los psiquiatras consultados en Francia hablaron de una familia de acogida (como hace diez años) para que la muchacha pueda llevar una vida más autónoma. dicen. Esto nos llevará a 309 . reaprender el francés y tal vez iniciar una formación profesional. Sylvie hará con sus padres uno o dos viajes a X. un sitio al abrigo de la violencia. que habla francés. intriga. "¿Por qué mis padres no me protegen?" La protección que reclama va a encontrarla en la Escuela de X. 308 sus padres pasan algunos días de vacaciones en la ciudad de X. Lise. A su vuelta. se siente atraída por Sylvie y muy dispuesta a ocuparse de ella. La experiencia de otra institución La experiencia de Sylvie me lleva a valerme de una experiencia realizada desde hace treinta años junto a jóvenes psicóticos en una institución que tiene la misma estructura que la escuela donde ella estuvo. pues en la institución no fuerzan a los niños. me pregunta si es un país de forzados (creo que se trata de ser "forzada" o no) y me declara que allí se va a morir de hambre. Regresa. de su familia. es de una dedicación ejemplar y la ama "como a la niña de sus ojos". Las cartas me dicen que allí prosiguen "el notable trabajo" que hizo conmigo. para tomar contacto con la Escuela. luego ella pasará una cortas estadías en Francia. un lugar donde el precepto fundamental es el respeto a los niños. su cintura cobra flexibilidad y ya no se desplaza como una sonámbula. Pero la vida es dificil cuando ya nada te protege. Los siguientes. que vuelve a aprender a caminar bien con unas plantillas especiales. Sylvie asombra. Lise se quedará varios años junto a Sylvie y prolongará un año su trabajo en la Escuela de X para no abandonarla demasiado pronto. Sylvie va a tener lo que siempre había soñado. Esta niñita de tres años. que es un verdadero asilo contra la agresión del mundo. está ahí casi todo el día y a menudo a la noche. Durante el primer año la niña no verá a ningún miembro de su familia. Lise va a jugar con ella a forzarse una a otra. "¿Tu marido te protege?". es tratada en primer lugar por el psicoanálisis. va a iniciar a Sylvie en la lengua del país. Se ocupa también del cuerpo de la niña.

siendo el trabajo antes que nada pedagógico. el tiempo no cuenta. Aquella donde trabajo desde hace veinte años toma a su cargo. se esfuerzan a continuación por facilitar la formación profesional y la inserción social de los pacientes. en París y en las provincias. enfermeras. continuarlo después de su salida o durante su estadía en el hospital de día. Existen varias. no hay tratamiento psicoanalítico ele los niños. El fantasma de "renacimiento" implica que el primero se borre. Las clínicas de la "Fondation Santé des Etudiants de France" están asociadas. Durante el primer año. y se dice de él que es valeroso y está listo al sacrificio. Sylvie 310 conoció en la Escuela X una época en la que todo lo que había sido su vida anterior era lo "malo" que tenía que olvidar. especialistas en psicomotricidad. El director y los educadores son profesores o alumnos de ésta en procura de la obtención de un diploma. Nadie lo urge a renunciar a ellos. asistentes sociales.""' comparar dos enfoques diferentes de la psicosis con sus consecuencias prácticas en cuanto al tratamiento del joven psicótico. compuestos por el médico institucional de tiempo completo (la gran mayoría son psiquiatras de formación analítica). no obstante. Incluye un departamento de estudios. que es mucho). pues se supone que lo protegen de un terror demasiado grande. psicólogos. Los pensionados son repartidos en varios servicios. En colaboración con los trabajadores sociales. la separación es total. de separarlo de su medio familiar y brindarle un ambiente acogedor. si el mundo cambia. El niño puede repetir indefinidamente sus síntomas. etcétera. Si bien la teoría psicoanalítica está presente en el enfoque que tienen allí ele la enfermedad mental. de donde el proyecto de no ocuparse más que del niño. Esta nueva experiencia de vida debe llevar a un nuevo · nacimiento. los padres recibirán informes sobre el comportamiento de su hijo (no olvidemos que ellos envían el dinero de la pensión. ¿Es posible dejar desarrollar impunemente y estimular ese proyecto? ¿Verdaderamente es posible pensar que unos buenos padres-educadores van a reparar los estragos cometidos por los "malos padres" y a permitir que el niño vuelva a empezar de cero? Esta posición me parece puramente imaginaria y no tiene en cuenta en absoluto lo que nos enseñó el psicoanálisis sobre el complejo de castración y el trabajo de identificación que se opera en él. a la Universidad. en internado o en hospital de día. neurosis graves o psicosis.toma en tratamiento a los pacientes que les derivan los médicos institucionales. Un poco aparte. como la Escuela X. enfermeros. Los niños que no están demasiado aquejados tienen la posibilidad de seguir cursos en los locales mismos de la Escuela. que el pasado desaparezca. el grupo de los médicos psicoterapeutas -todos psicoanalistas. en colaboración con los asistentes. internos y el equipo asistente. La Escuela de X está asociada a la Universidad. Escuché un comentario muy despréciativo del Director sobre un niño que lloraba y reclamaba a sus padres. Muchos tienen una formación psicoanalítica e intentan. Es preciso por lo tanto que el niño sea radicalmente apartado de sus padres. permisivo y tranquilizante. Cuando el niño desea asumir esta separación (se supone que Sylvie lo hizo a su llegada). En esta actitud subyace una condena implícita de los padres. Los pacientes pueden comenzar el tratamiento durante su hospitalización. a estudiantes afeCtados por trastornos psicológicos. éstos son tolerados e incluso alentados. Lª idea del fundador era que el comportamiento psicótico era una respuesta a un mundo de frustración y violencia. esto se interpreta como una demanda de curación. Los analistas los atienden cara a cara cuando 311 . llevar a buen puerto ese dificil trabajo de aprendizaje escolar o universitario para sujetos profundamente perturbados. con profesores que trabajan para adaptar su enseñanza a este tipo de alumnos. La educadora que relataba la cosa escuchó que le respondía: "Es porque usted no lo ama lo suficiente". el comportamiento desaparece.

El enfoque terapéutico es por lo tanto muy diversificado y la perspectiva totalmente diferente a la de la Escuela X. "enseñar al psicótico a reprimir". los elementos de un episodio delirante. Se trata claramente de un trabajo analítico. Simultáneamente. como 313 . no hay corte. sus silencios. que se apoya sobre un imaginario que se rehace al mismo tiempo que se deshace. sus falsos reconocimientos. en el análisis del psicótico. Lo importante es que todo eso se hable y luego se retome en el cara a cara con el analista director del juego. Algunos de ellos practican el "psicodrama analítico individual". cuando ingresan a la clínica. al mismo tiempo que su propio encierro. lo que les permite evaluar las identificaciones irn!:>. y a veces después del paso por un hospital psiquiátrico. pero no se hace nada para perpetuar los síntomas. y nuestra meta no es reforzarlas a cualquier costo sino intentar un anudamiento con el orden simbólico. demanda tan problemática en el psicótico. el pasaje alternado del juego escénico al discurso asociativo con el analista permite al sujeto un señalamiento simbólico.r se trata de psicoterapia analítica o echados si hacen un análisis.ginarias que los sostienen. a la manera del análisis de un sueño. Este enfoque de la familia es conducido según modalidades propias de cada uno pero que. Puede volver a su casa durante el fin de semana. sus expresiones emocionales. a reforzar sus identificaciones imaginarias. con sus quid pro quo. Ese trabajo se realiza con el médico institucional. Elj u ego tiene un efecto revelador. Estas entrevistas van a redistribuir las cartas. Puesto que si la regresión psicótica es aceptada y comprendida. Puede suceder que esos pacientes vuelvan a representar en el psicodrama las conversaciones familiares. El paciente elabora en general una primera toma de conciencia (así como lo hizo Sylvie al escuchar a su madre hablándome) de su posición de objeto atrapado en la constelación familiar. en el que el paciente aporta una idea. Si bien tenemos en cuenta la importancia de las identificaciones yoicas en cuanto "muletas" para el psicótico. un tema que pone en escena y representa con un equipo de terapeutas psicoanalistas. un fantasma. El tiempo es precioso en un período de gran actividad psíquica como la adolescencia. La familia Si bien hay separación de la familia para eljoven que ingresa a la clínica. lo que se refiere a su relación con el gran Otro y lo que corresponde al orden imaginario. desplazar las cargas y descentrar al paciente del lugar que 312 ocupaba en el seno de un grupo cuya cohesión reforzaba. asistido por otros miembros del equipo que reciben al paciente con su familia. Pues con mucha frecuencia es después de un acceso delirante. con poco más de una excepción. ocupando sucesivamente el lugar de todos los protagonistas. sus actos fallidos. de donde un a poyo muy activo en los estudios y la existencia de ayuda psicológica bajo formas diversificadas. sino todo lo contrario. y va a hacerse un importante trabajo para liberar las identificaciones mortíferas en las que permanece entrampado. Podrá entonces hacer una demanda personal de psicoterapia. sin embargo no es favorecida. N o hay nada de eso en la concepción de la Escuela X. las consideramos necesarias pero no suficientes. identificación especular con el pequeño otro en particular (cf. no tienen el carácter de terapias sistémicas. Existe un pequeño servicio cerrado para "poner al abrigo" en caso de crisis. La diferencia estructural que mantenemos entre el gran Otro y el pequeño otro nos permite discernir. en la cura analítica. Christian y su doble). todo lo contrario. Contar únicamente con la segunda. se trata de un trabajo psicoanalítico en esos jóvenes pacientes que van a retomar con posterioridad. sus lapsus.

como el esclavomensajero de la costumbre antigua. Las paradojas de la psicosis Una "paradoja" (de para. ni en qué lengua está escrito y ni siquiera que se lo tatuaron en su cuero cabelludo afeitado mientras dormía. Más bien de estar mejor. según dice el diccionario. ¿Por qué un hombre llamado normal no se da cuenta de eso?3 La locura puede concebirse entonces como verdad del hombre. que es la verdad que llevamos en nosotros y que no dejamos de mantener a distancia mediante la represión. mientras que el psicótico no puede desconocerla. Esta apuesta de tomar a los psicóticos en análisis.. En 1976 decía lo siguiente: 314 ¿Cómo no sentir todos que las palabras de las que dependemos nos son de algún modo impuestas? Es claramente en eso en lo cual aquel al que se llama enfermo va a veces más lejos que quien se denomina hombre normal. Si el psicótico desvaría. son los locos [. se realiza desde hace treinta años. que es el funcionamiento mismo del inconsciente. opinión). La palabra es un parásito. el único hombre libre? "Los hombres libres. Hay siempre paradojas en lo que se denomina ambivalencia. opinión "contraria a la opinión común". No haré estadísticas para apreciar los resultados. que permite que ocupen su lugar en la sociedad y ya no en el asilo. es verdaderamente porque nos remite a nuestra propia locura. 4 El sujeto tiende a ignorar la división que lo funda. Lacan no podía. a la cual nos enfrenta el psicótico. La mentira que alimentamos signa nuestra normalidad y nos permite la comunicación con 315 . equivale a consolidar una construcción artificial para ocultar una alienación tanto más grave por el hecho de que nunca saldra a la luz. Algunos llegan hasta prescribirla para sacar al esquizofrénico de su propio funcionamiento paradójico. en la institución y luego de su partida. pues vive su alienación a cada instante en lo que tiene de imposible para él. el sujeto que lleva bajo su cabellera el codicilo que lo condena a muerte no sabe ni su sentido ni su texto. es una formación que une lo inconciliable. contra.r Sylvie con Lise ("hacer parecido". discordancia.. como se jactan algunos. ambigüedad. y doxa. Al no poder desconocer su alienación. por lo tanto. El es ese saber mismo del inconsciente que lo mantiene en la contradicción. el psicótico se siente dividido sólo porque no lo está y el sujeto sano no cree haber escapado a la alienación sino porque ha logrado la suya. los verdaderos. de una vida no exenta de sufrimiento pero a la que pueden manejar por sí mismos. 2 Después del viaje alrededor de la psicosis que acabamos de realizar. La palabra es la forma de cáncer de la que está aquejado el ser humano. y a veces en la disociación. Pero no hablemos de "curación". Lacan no dejaba de recordar la paradoja. El esquizofrénico no está esquizado más que porque no ha llevado a cabo su esquizia. de vivir mejor. intentemos enunciar algunas de estas paradojas. antinomia. verdad de un saber que cada uno lleva en sí sin saberlo y que lo conduce ciegamente hacia su destino. a su turno. decía Sylvie). lo contradictorio. Al sostener esa paradoja frente a una asamblea de psiquiatras poco preparados a escuchar un discurso semejante. aportar sino molestia y angustia. Numerosos autores 1 hacen de este funcionamiento mental y de este modo de comunicación una característica esencial de la psicosis. ] es por eso que en su presencia ustedes se sienten con justa razón angustiados". en el hecho de que está inscripto en un discurso del que. La palabra es un enchapado. ese saber que Lacan evocaba con estas palabras terribles: Un saber que no entraña el menor conocimiento. ¿sería el loco.

en los que ya no se sabe quién está loco y quién vuelve loco al otro. pero sobre todo es esos objetos. Para encontrar alguna coherencia y un poco de realidad. El analista corre entonces el riesgo de convertirse en el analizante de su propio analizante.. contraverdades. el cuerpo del niño psicótico sigue siendo yuxtaposición. el analista no escapa a ello. máquina. pero de igual modo objeto del mundo real. en el Epílogo). Al abolir las leyes de la lógica. el psicótico se postula como representante viviente del inconsciente. Al hombre sano no le gustan las paradojas más que en la medida en que se burla de ellas o las domina mediante la inteligencia: sofismas. al mismo tiempo que se reservaba la respuesta. subvierte la regla y corrompe a quien quiere seguir aplicándola en todo su rigor. ensamblaje. ajuste de fragmentos (cf. mesa. Lacan decía: Estos objetos parciales o no [. como la transferencia? La paradoja del psicótico no está sólo en la expresión del lenguaje. Cuando el objeto ya no es parte recipiente del fantasma y causa oculta del deseo. el análisis se hace con los neuróticos. máquina cuyo funcionamiento 317 .r nuestros semejantes: "El hombre que en el acto de palabra corta con su semejante el pan de la verdad comparte la mentira". 5 decía Lacan. se refiere también al estatuto del objeto y puede tener consecuencias por lo menos sorprendentes. etcétera.. lo identificará con una máquina sobre la cual pueda ejercer cierto dominio (cf. No retomado en una organización imaginaria y significante. 6 En cuanto al psicótico. Esta lucidez del psicótico. Si el entorno del paciente es el primero al que le incumbe. farsas y payasadas. el psicótico. pero esta verdad no la revela sino bajo el aspecto de chistes. humor son otras tantas maneras de escapar a la significación profunda que encubren. (N. puede pasar por una provocación. el caso de Florence. en quien el problema es precisamente la ausencia de la barrera de la represión. el niño Joe de Bettelheim). podría decirse. al salir del sistema de codificación que permite la comunicación. Pero. puesto que el trabajo que se opera en ellos concierne a la represión. y ser reducido a la impotencia. sería conveniente interrogarnos sobre ciertos puntos cruciales: ¿Qué trabajo se opera con los pacientes. ]. y cuando las revela salvajemente se atrae las peores dificultades.. este don de "doble visión". mistificaciones. es destruido por ellos o los preserva. Es carne. del T. con un objeto próximo a lo real. La frecuentación de los psicóticos es una confrontación permanente con un pensamiento amasado con paradojas. según el lugar en que funcionan en su fantasma fundamental [. que no es el levantamiento de la represión? ¿Qué adecuaciones aportar a la cura de los psicóticos? ¿No nos encontramos en la necesidad de repensar ciertos conceptos. Tradicionalmente.. De donde esos intercambios insensatos en las familias de los psicóticos. Si bien no interpreta como el analista. robot. se queda en la identificación con un objeto que no se fundió en el fantasma fundamental. ] el sujeto sin duda los gana o los pierde. como tomamos a los psicóticos en análisis. excremento. * Fou 316 [loco]. una de cuyas acepciones es bufón. vuelve del exterior a la manera de esos ojos dirigidos al suelo que fijan al sujeto por su mirada inquietante. Sólo el bufón* del rey puede decir la verdad. que son otras tantas formas caricaturescas de la locura. Lacan escribió "De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosis" a fin de postular sus fundamentos estructurales.) Si Freud pensaba que los psicóticos no eran analizables. De la identificación con el objeto en el inconsciente. entrevé qué contradicciones habitan a ese otro que le habla. Ahora bien.la máquina de influir de Tausk.

. El suicidio mismo tiene a menudo algo de irreal en su realización. Por lo demás. es causa de sí.r podrá confiar a un Otro todopoderoso.) El loco es verdaderamente el hombre libre. Inventa sistemas complejos que hacen sostenerse al mundo.. digamos que tiene su causa en el bolsillo. El sujeto puede darse muerte creyendo matar a algún otro.. programa su vida y la de los demás. hizo una amalgama grotesca entre los dos significantes y la identidad de los cuerpos y los objetos -su madre bien podía ser una mesa oxidada o un "secaplatos". un sujeto se sabe vivo sin que haya que demostrárselo. él tiene su pequeña a. etcétera. es por ejemplo lo que llama sus voces. pero que los objetos están vivos y van a atacarlo. lo tiene a su disposición. o más exactamente de surreal. Lacan enunció una serie de paradojas de las que la más llamativa fue para mí una reflexión sobre el objeto a en la psicosis. es por eso que está loco. y por otra parte hacía la pregunta: ¿Estoy muerta? Muchos psicóticos adultos llegan a ese punto. Sylvie. [. se dicen muertos vivos. durante años enteros (lo que Schreber conoció). ] La confusión entre lo viviente y lo inanimado Ese defecto estructural que es la no separación del objeto entraña una paradoja subyacente en toda organización psicótica: la confusión entre lo viviente y lo inanimado. tan descalificada está en él la realidad: tal esquizofrénico se abre el vientre y esconde sus intestinos abajo de la cama. que había visto a su madre limpiar una mesa 318 &.. ser al no ser más: ser un cadáver. [. En general.~-- "oxidada" y quejarse ulteriormente de estar "oxidada" a causa de su reumatismo. En cuanto a la muerte. puede presentarse en numerosas figuras paradójicas. Lo que no pudo realizar de la Spaltung primordial. en un extremo de su cama de hospital. se frota el pecho con cortezas de pan hasta llegar al corazón y morir a causa de ello. Una tarde de 1967. el animador de televisión le habla personalmente y le envía ondas. y los enfermos catatónicos que se veían antaño doblados en posición fetal. [. ser un nombre sobre una tumba. como si el pedazo de pan fuera a morderla o devorarla.. Christian intentaba suicidarse para unirse a la "congregación de los Niños Anónimos" que lo esperaba desde toda la eternidad.. dirigiéndose a una asamblea de psiquiatras con un tono particularmente provocador. mientras que para el psicótico la vida no va de suyo. Para marcar la ausencia de esquizia de este objeto. tal otro. Sylvie no se atrevía a tocar el alimen tp con los dedos. 319 . no estaban lejos de figurar esta muerte. objeto y significante a los que estaba tan aficionada como a "delantal". como lo hacía Sylvie con su "Fuérzame. frente a todo suicidio de psicótico se plantea una pregunta: ¿quién mata a quién? También puede matarse para existir por fin. Sylvie preguntaba por qué sus muñecas no crecían. ] No se sostiene en el lugar del gran Otro por el objeto a. intenta restablecerlo de otra manera: es del exterior que le viene lo que no se inscribió en "la otra escena": el diablo actúa en él. evacua la duplicidad que lo habita en el delirio. privado de todo instrumento contundente.porque ella misma era un enredo de tuberías ocultas bajo hermosos ropajes. El psicótico mitiga esta incertidumbre fundamental en cuanto a la vida y la muerte mediante construcciones más o menos astutas que le aportan alguna estabilización. en el hospital Sainte-Anne. El sujeto puede de igual modo pensar que ya está muerto. Las personas vivas del entorno del psicótico pueden existir a la manera de los objetos inanimados.. para estos pacientes no es obligatoriamente el final de la vida. dijo: El loco no tiene demanda de a. por no decir su conformismo. según parece destinado a sorprender y perturbar su confort. hazme vivir o morir".

el psicótico puede tener a la neutralidad por indiferencia absoluta. no comprendo su comportamiento. coexistencia del sí y el no. para ellos. de lo alegre y lo triste. que dan como corolario reacciones secundarias de defensa. ya no tengo armas.. un joven psicótico que. Tengo miedo a las reacciones de los demás..--·-····- El psicótico desvaría. suscíta en su interlocutor pero también en su analista reacciones a menudo paradójicas. Lo que se destaca en la escucha de los psicóticos es la permanencia del discurso paradójico.. El interlocutor puede también anular una parte del mensaje. 8 Si su atención es demasiado sostenida. Sujeto supuesto saber. sus actitudes. corre el riesgo de flotar cada vez más.... decía Christian.. En él subsisten emociones contradictorias sin contrariarse. del amor y el odio.. no lograba integrarse en una profesión por la cantidad de problemas que le planteaban las relaciones humanas: En las reuniones estoy inmóvil. Si el analista se atiene a la regla de la atención "flotante". tendrá tendencia a restablecer la coherencia del discurso borrando sus contradicciones internas. ausencia real. diálogo de sordos infinito entre el psicótico y el otro. como si tuviera que restablecer la coherencia del discurso mediante un trabajo de represión permanente. ¡tan exasperantes pueden volverse estos pacientes! 321 . este sentimiento persecutorio no siempre carece de fundamentos. pero también que sabe todo o no sabe nada. ] nada que corresponda al concepto de tiempo. el paciente se convertía en el "terapeuta simbiótico"!). estoy sin armas con el mismo título que un muchacho que no comprendiera el lenguaje de la gente y rompiera la TV y quemara los libros. 7 320 •-~--- -.~--. la locura o el adormecimiento (¡para Searles. agrésividad. de lo verdadero y lo falso. (Sylvie no era sino agradablemente extraiía a los ojos de su padre. nada que pueda compararse a la negación [. que provoca la misma respuesta. que piensa que el Otro sabe y no sabe. el principio de contradicción es nulo. No me indica un método". de lo bueno y lo malo. el analista no siempre puede serlo para el psicótico. en escalera más bien.. la angustia y el desamparo. no entiende entonces más que lo que quiere entender. En cuanto a la "neutralidad benévola". [. sus gestos. y a la benevolencia por amor total capaz de invertirse en malevolencia persecutoria. El psic6tico puede así minar al analista poniéndolo en vilo en su teoría o su práctica. así como las impresiones que permanecieron enterradas en él como consecuencia de la represión. Por lo demás. sin sustraerse las unas a las otras. debo saber en qué lugar están. a pesar de un alto nivel de estudios en matemáticas. confusión que traduce bien esa ausencia de contradicción que reina en el inconsciente y el ello: Los procesos que se desarrollan en el ello no obedecen a las leyes lógicas del pensamiento. son virtualmente imperecederos. y en devolución escuchará que le repro· chan "ser como los demás": "Usted quiere que yo sea normal pero no me da los medios. lo que tiene un efecto despreciativo sobre quien quiere expresarse.. [.. la misma función. "coexistencia de Pitias y la razón". Me imagino a los seres vivos funcionando como los mecánicos. Puede arrastrar al otro a la confusión.) Sintiéndose incomprendido. Debo preparar mi vida de antemano como con las piezas de ajedrez. un ajedrez y no una ruleta. ] Los deseos que no surgieron nunca fuera del ello.r He aquí lo que me decía Thibaut. vacío. Soy capaz de analizar los problemas intelectualmente pero incapaz de integrarlos en el plano afectivo -no estoy informado afectivamente-. acompañadas a menudo por el sentimiento de tener que "salvar el pellejo".~. el paciente reitera su demanda. Lo que le pido a las personas es que sean objetos benévolos que tengan siempre el mismo papel. de dejarse arrastrar al abandono.. rechazo. Necesito que se ordenen en una pirámide. ] En el ello. el cerebro y el corazón funcionan como máquinas. debo reducir el lugar del azar.

La madre le dice: "¿Así que no me quieres más?" El enfermo se ruboriza y ella agrega: "Querido. de las que el prototipo mencionado por Watzlawick es "Sean espontáneos": "Posición insostenible. b) afirma algo sobre su propia afirmación. callejón sin salida. control). aparente pues las palabras no desmienten del todo a los actos.lf" Double bind Bateson. y conserva aún. pero él no puede poner en cuestión este mensaje ni sospecharlo ni reprimirlo dado que es esquizofrénico. El enfermo retira el brazo. La madre descalifica a su hijo negando lo que éste recibió perfectamente del doble mensaje que le dirige. parece haber un error sobre la persona. Esta acusación: "N o me quieres más. lo que dijimos acerca de las manifestaciones del inconsciente y el ello. pues el "Querido. en 1956. sin saberlo. Todos los niños están sometidos a las conminaciones paradójicas de los adultos. se excita y agrede a un enfermero. como buen conocedor del inconsciente. ] Si el mensaje es una conminación. traducido como "doble vínculo" o "doble coacción" (llamado también traba. por su "yo te amo. Watzlawick describe así este double bind: Se emite un mensaje que. Se trata de la madre de un joven esquizofrénico que va a ver a su hijo al hospital. tus sentimientos no deberían avergonzarte y asustarte con tanta facilidad". es evidente que la madre manifiesta un poco ruidosamente su molestia ante el contacto físico de su hijo mediante su actitud de retroceso cuando éste la abraza. 9 Todos los ejemplos citados ponen el acento sobre la ambigüedad del mensaje emitido. su propio retroceso se mantuvo sin duda inconsciente. El enfermo parece feliz de volver a verla. por lo tanto preso en su totalidad de sus contradicciones y subyugado por una madre todopoderosa cuyo objeto sometido sigue siendo. Esta teoría tuvo.. e) estas dos afirmaciones se excluyen. Me quieres demasiado. la ambivalencia de sus pulsiones y su deseo? Nos encontramos ante una aparente contradicción entre el decir y el hacer. pues. El enfermo la deja en el acto y. a) afirma algo. tienes vergüenza de tus sentimientos" es a la vez verdadera y falsa. yo tampoco". De hecho. El enfermo presunto ilustraría asílas paradojas familiares de la comunicación. La madre acusa a su hijo por la ambivalencia de su vínculo. Va entonces a hacer recaer en él la responsabilidad por la ambivalencia que preside su relación. La agresión al enfermero no es más que un desplazamiento.. lamanera en que el sujeto se traiciona en su palabra y sus actos con los que deja adivinar. ] el sentido del mensaje es por lo tanto indecidible. el hijo percibe en seguida y a la cual responde en espejo retirando el brazo. La observación princeps de Bateson sigue siendo valedera. 322 actitud que. Es verdadera en cuanto expresa la verdad del paciente. La madre. la recibe con espontaneidad y le pasa el brazo alrededor de los hombros. establece la teoría del double bind. odienamoramiento que excluye tanto el acercamiento (peligroso para la madre) como la distancia.. numerosas implicaciones teóricas y terapéuticas del otro lado del Atlántico. dice el autor. El movimiento de retirada es percibido por la madre como proveniente de su hijo. errónea cuando esos sentimientos son atribuidos únicamente a él. caricaturizado. [. La madre da de inmediato la impresión de retroceder. desconociendo que es suya. sería "esquizofrenógena" a causa de los mensajes contradictorios que transmite a su hijo.. tendría que ser 323 . en particular. es a su madre a quien el paciente tendría que matar para no perderse. para obedecer. poco después. tus sentimientos no deberían avergonzarte y asustarte" se aplica sin duda de igual modo a ella misma. es preciso desobedecerla para obedecerla [. El receptor del mismo es puesto en la imposibilidad de salir del marco fijado por el mensaje. En este ejemplo. ¿No reencontramos aquí. La familia sería la responsable de la locura de uno de sus miembros debido a un modo de comunicación de tipo paradójico.

escribe Searles! De manera general. El niño. etcétera. son indiscutiblemente preponderantes en los padres del psicótico: los deseos de muerte están apenas velados y las pulsiones son tan violentas que exigen comportamientos de compensación que acentúan a su turno la discordancia de la relación: hiperprotección. es cierto que es dificil conservar la sangre fría delante de una muchacha "muy atractiva fisicamente" que habla de política y filosofia mientras "deam324 bula frente a uno vestida con un traje de baile con una pollera ultracorta. Ocurre con las conminaciones paradójicas como con todas las demandas del Otro. pero si a ti también te da pena sabré que me quieres".r espontáneo por obediencia. Han declarado la guerra a la paradoja e intentan circunscribirla y reducirla. me matas". consciente e inconsciente. el buen sentido popular aconseja "tener en cuenta las cosas". curiosamente relata una experiencia en que es su paciente quien lo enloquece. Es lo que hace el niño cuando percibe la ambigüedad del mensaje. en una actitud provocativa" y lo acusa de tener "deseos lúbricos". y dudo que por sí sola pueda volver esquizofrénico a un niño. van a hacerlo 325 . El niño escucha la demanda. "Te quiero tanto como para pedirte que me deje! a pesar de mi pena". ¡Hemos comprobado con cuántas dificultades nos topamos al querer encontrarle causas a la psicosis! Frente al absurdo de una orden. uno puede preguntarse quién vuelve loco a quién. comenzando por la demanda anal. etcétera. "dejarlo correr" o decir. no va a la zaga y responde a la vez a los votos conscientes e inconscientes de los padres por el desorden de su discurso y de su conducta. a saber la división que lo funda. Pero este tipo de conminación es muy trivial. en L'Effort pour rendre l'autre fou. "Note preocupes si lloro.. no las toma al pie de la letra. H. ¡"Las interacciones de esos dos niveles sin relación uno con el otro estuvieron a punto de hacerme perder la razón". ¿qué madre no deja adivinar permanentemente su ambivalencia frente a un ser que nunca responderá perfectamente a su expectativa? Si la ambigüedad es inherente a todo mensaje y la ambivalencia a todo sentimiento. la paradoja no molesta en absoluto al sujeto porque constituye la esencia misma de su estructura. Me parece entonces que la pregunta esencial es: ¿qué hace cada uno con sus propias paradojas y con las paradojas del otro? Nos encontramos allí en el punto de partida de la constitución del sujeto. Searles. el niño no reacciona como un robot a las conminaciones del adulto. "Me dice eso pero.de la o las personas importantes de su entorno para volverlo loco. En este tipo de intercambios. la de lo consciente. en este caso una joven esquizofrénica particularmente seductora. La paradoja sólo se vuelve insoportable si pierde ese estatuto e invade la escena. por lo tanto sin espontaneidad". por ejemplo al identificarse con una máquina. 10 se pierde en los comienzos. pero se plantea más o menos abiertamente la cuestión del deseo. Charla siempre. ¿cuál es su deseo? ¿Qué sentido tiene eso?" Todo sentido debe tener en cuenta el contexto. La conminación paradójica: "¡Parte! Eres libre" puede suscitar las asociaciones "Al separarte de mí. Después de haber dicho: De acuerdo con mi experiencia clínica.. Pues. responde o no a ella. en ese caso. charlas". De la contraparadoja Los psiquiatras no son del parecer de Zazie. están en su lugar. como Zazie: "Charlas. palabras almibaradas desmentidas por el tono de la voz y el gesto. Si los dos sistemas. el individuo se convierte en esquizofrénico en parte a causa de un esfuerzo continuo -amplia y totalmente inconsciente. Lo que el psicótico no puede realizar con sus pobres medios. si el objeto está separado y cumple su función.

Es preciso poner fin a esta cabeza de Medusa. 1981. PRATA.. WATZLAWICK. Le Contre-transfert. 8. 1975 [Cambio. Seuil. 5. 2. Bajo el efecto de la misma. sobre los síntomas. Un nouveau mode thérapeutique face aux familles a transaction schizophrénique.. SCHEFLEN. C. Nouvelles conférences sur la psychanalyse. G. 3. pág. P. Revue franr.. FISCH. WEAKLANDyR. Erickson la emplea en sus terapias. hace falta un Amo. 11.. Gallimard. 1978 [Paradoja y contraparadoja. Kayrós]. aquélla crea con eso una paradoja puesto que se le pide que cambie manteniéndose sin cambiar. FREUD. 1981 [La nueva comunicación. que había curado más rápidamente a las histéricas imponiéndoles las manos o practicando la hipnosis que dejándolas asociar libremente. aunque se reconozca su existencia. dobles coacciones que no son sino una imagen en espejo de una doble coacción patógena [.aise de psychanalyse. J. GOFFMAN. LACAN. lo que es la prescripción paradójica. el inconsciente. se lo obliga a renunciar a él. L. Herder]. Une logique de la communication. U na vez más. Con ello. cualesquiera sean sus formas. pág. lo sabía. 7.. pero. a esta hidra irritante que renace sin cesar. 4. 103-104. Gallimard. Changements. no 8. JACKSON. La elección que el sujeto no puede hacer. 1972. Pero. pág. SELVINI PALAZZOLI. 15. ¿a largo plazo? Notas l. de agradecer por su curación a un personaje que posee el Saber.. El terapeuta ya no debe ser pasivo y silencioso. al inconsciente le van a hacer marcar el paso. ESF. Écrits. "Les paradoxes du schizophrEme". 803. G. L'Effort pour rendre l'autre fou. M. Buenos Aires. BATESON. 9. Connaissance de l'inconscient. lbid. ¡Quién de nosotros no 326 1 se sentiría feliz. P. WATZLAWICK. 1977. HELMICK-BEAVIN y D. ¡La elección se hace entonces de la mano del amo! Otras técnicas vuelven a conceder el honor a la hipnosis. Seuil. ::l27 .r· los científicos identificando su trabajo con lo que ocurre en la cibernética: es la teoría sistémica. HALL. J.pp. Harold SEARLES. J. Los procedimientos utilizados no carecen ni de imaginación ni de eficacia. Gallimard. Barcelona. Seuil. 38• Con- gres des psychanalystes de langues romanes. Ornicar?. que le demuestra un interés evidente y que está animado por un deseo tan grande de verlo cambiar! Freud. En la terapia sistémica. LACAN. el paciente se vuelve más receptivo. tiene que participar activamente en la lucha que el paciente libra contra sus tendencias opuestas. 10. Connaissance de l'inconscient. Milton H. ] Este reforzamiento es el vehículo del cambio. SIGMAN y WATZLAWICK. La Nouvelle Communication. pág. Tales intervenciones han demostrado su eficacia. BOSCOLO. clase del17 de febrero de 1976. por lo menos inmediata. al obligar al paciente a hacer lo que no quiere (síntoma). RACAMIER. ] se formula una conminación cuya estructura es tal que refuerza el comportamiento que el paciente espera ver cambiar. [. Seminario "El síntoma". S. 379. van a ayudarlo a llevarla a cabo. He aquí lo que dice Watzlawick: 11 Prescribir el síntoma no es más que una forma posible de las múltiples y diferentes intervenciones paradójicas que pueden subsumirse en la expresión "dobles coacciones terapéuticas". colabora mejor y está más dispuesto a salir de sus conflictos y a aceptar el cambio. Paradoxes et Psychothérapie. 6. Barcelona. 5-6 de diciembre de 1978.. en su miseria neurótica. 614. J. JACKSON.. Paradoxe et Contre-paradoxe. será dejado a un lado. P. BIRDWHISTELL. CECCHIN y G. el terapeuta ayudará al paciente en su lucha atacando el mal mediante el mal. Harold SEARLES. Paidós]. lbid.

lo que le permite cierta vida social. Veo que soy al revés de los demás. no puedo enmarcarme. un óvalo. siento los hombros y las nalgas . no siento más que los huesos. sólo un óvalo. que dirá. la cabeza. soy como un robot . pero el espejo me devuelve una imagen tonta .. ya no siento los límites ni de mi cara ni de mi cuerpo. Soy una idea. Esta joven presenta trastornos importantes que oculta cuidadosamente a sus allegados. no logro delimitar las formas de mi cara. trato de mirarme en el espejo. no tengo voluptuosidad.. He aquí cómo se expresa en sesión: Estoy completamente dispersa. sin límite. mis brazos se agitan. intercambios que no capto en absoluto. bailé. no un cuerpo. y cedamos las palabras finales a Florence. 329 . los pies se elevan. un profe me miró. soy esquizofrénica. tenía la impresión de ser muy pequeña. cuando desapareció la cosa se detuvo . no me gusta que me toquen. lo que hemos intentado traducir en lenguaje erudito. En los demás. Me siento como un hombre en la parte baja de la espalda.. cuando se interesan en mí. trato de sentir..r·· 1 EPILOGO Dejemos aquí a esas nuevas terapias que quieren hacernos olvidar a ese viejo recalcitrante del inconsciente. con sus propias palabras. hay comunicaciones secretas.... un cuerpo sin brazos. No tengo fronteras en mis pensamientos. no me gusta que me entren en los otros [sic]. Ayer. ca~ezco totalmente de espíritu..

de eso saqué la conclusión de que me hago el amor a mí misma. Cuando digo algo. las siento por mi cuerpo. 331 . ¡eso es tranquilizador! Renaud dijo en la radio: hay gente que me detesta.r· LA ANALISTA -¿Qué quiere decir "esquizofrénica"? FLORENCE -Quiere decir que no recibo afecto de los demás. cuando llegan a transformarse así. para no tener un aspecto muerto es preciso que invente. Me llevo bien. lo detesto y lo adoro. una fuerza como dos imanes que se rechazan. soy 330 dependiente de alguien. Escucho voces en el metro. la vida. que lo sienta. debo ser feliz pero no me doy cuenta. otros que me adoran. La gente no para de transformarse. no vale la pena que haga esfuerzos si me manipulan. no sé cómo hacer. para mí es de tierra a tierra. LA ANALISTA -Suicidarse. ¿qué vale una vida? De todas maneras. no es así de fácil. cómo tomar conciencia con mi pensamiento. "eso me hace una hermosa pierna". alguien me manipula en mis actos y mis pensamientos. no puedo hacerme una opinión personal. veo cosas. (su profesor de guitarra) perdió veinte kilos en unos días. Pienso todo el tiempo en mi ano. pongo los labios como culo de pollo. es alguien que provoca mi curación. Tengo en mí una fuerza atractiva polarizante que me desorienta. en treinta segundos. de dejar mi lugar como recuerdo porque no es más que eso. No tengo para nada nariz. no vienen espontáneamente. yo había llegado a París. Voy a suicidarme. C. corría más lentamente que de costumbre. no veo todo el sentido que eso puede tener. eso me reduce al esqueleto. no conozco la vida. mis padres me dieron una mala educación. no sé llevarme. Pongo mis sentidos en el exterior de mí misma para ir hacia la gente. Hay cosas que no entiendo: "veintidós los canas". si tuviera una nariz sabría conducirme. hay vacíos en mí. querría ser un baldío pero estoy cortada. ¿qué es? FLORENCE -Actuar sobre mí misma para tener un resultado por fin. yo no formo parte ni de un campo ni del otro. trato de exteriorizarme. no entendí qué era la sexualidad. El tiempo avanza retrocediendo como si el tiempo empujara mis pensamientos y yo avanzara hacia ellos. no puedo expresarlas. no formo un todo enganchado. yo. me digo: ¿cómo hacen para pensar eso? No tengo nada en el corazón. no recibo las cosas como un don sino como un aguante (sic). recuerdos de mí. Estoy obligada a tener reacciones. tengo ganas de partir. estoy en otra parte. para hablar me hace falta cerrar diferentes partes de mí.

.................................r INDICE l................................. 87 333 ...................................................... 37 Discurso común y discurso médico .......................................................................... 60 Alimentarse ....... 58 Los primeros días ............................................... psicológico ........ 67 Corentin........................................................................................................................................................ 76 La historia de Lucie ................................ 53 Niños hipotróficos ............ 82 Paul-Marie y su eczema .............................................................................................. 81 La voz y la mirada del Otro .......... 70 El niño en la economía pulsional del Otro ............................. LA HISTORIA DE SYLVIE ..................................................... 49 El embarazo ................................. 4 7 El deseo del niño ........ 84 La pulsión sadomasoquista del Otro ................. 57 De los sufrimientos antes del nacimiento ..................... 7 11... 54 Nacimiento y conocimiento ..................... 64 Presencia del Otro .......................... 63 De la necesidad al deseo .................................. NACIMIENTO DEL SUJETO ............................................ el prematuro .................... 41 Otro discurso....... 73 La pulsión oral y la pulsión anal del Otro ............................................................................................. 55 El capital del niño .. 43 Del niño objeto a al objeto a del niño ............................................................................................................... 51 El caso de la señora B* ..........................

... 141 La estructura del ello ............................................................................. 105 De qué naturaleza es el objeto a ............ 218 El lenguaje "delirante" en Sylvie .... 318 Double bind ........................................................................................................................................ 249 III.............. 120 La angustia psicótica ..................... 309 La familia .. ................................. 322 De la contra paradoja ................... 111 El lugar del corte ... Saussure............... REPRESIÓN O FORCLUSIÓN ....... 259 Naturaleza de la represión ....................................................... 197 La invasión del significante "delantal" . 237 334 EPíLOGO ....... 123 Volvamos a hablar de Sylvie ....................... 174 Sylvie y el espejo ........... 163 VI....................................................................................................................... 265 De la poesía a las palabras-valijas ............................................................................... 95 Diacronía y sincronía ...... 169 El intercambio de las miradas ..................................... 288 ¿Por qué... 329 335 .................................................... 285 Figuras de la forclusión . 294 ¿Hay psicosis antes de la psicosis? ..................................................... 266 ¿Hay represión en la psicosis? ................. desplazamiento............................................ 184 ¿Qué puede leerse en una mirada? .......................................................... 304 La partida de Sylvie ............................ cómo la psicosis? ........................................................................... 224 Lingüística y lingüistería ................................................................. ¿CURAR LA PSICOSIS? ................................................. 268 El bloqueo significante ......................................... 149 jCome............................. 324 V................................................. asociación ................................... 128 El cuerpo y su representación ............................... 153 ¿Y el objeto anal en Sylvie? ......... 219 Las palabras de niño .... 307 La experiencia de otra institución ...... EL LENGUAJE LOCO ........... 275 El discurso desencadenado ............................................... 312 Las paradojas de la psicosis ............................................... 134 El objeto oral ................................................................................. 241 Condensación............................................. 115 Goce y angustia .......................... 297 El yo en la psicosis ............................................. 175 La visión y la mirada en la psicosis .............. Lacan .......... 298 IV............... 272 Eco y memoria .............................................. 211 ¿Qué hacer con los significantes del sujeto en el análisis? ............................ CLíNICA DEL OBJETO .r Lugar del niño en los fantasmas parentales ............ 161 El pseudo-objeto transicional del psicótico ............................................................ 191 VII.......................... 314 La confusión entre lo viviente y lo inanimado ........................................................ 303 De la psicosis a la perversión ....................................... 231 Freud.................... 278 "Un aprendizaje externo" ..................................................................................... 204 ¿Se trata de un fantasma? ......................................................................................................................................................................... 158 Sobre la voz ...... 113 El objeto como perdido ............................. 292 La estabilización selectiva de las sinapsis ............................................................ Sylvie! .................................. 199 ¿Se trata de un recuerdo-pantalla? .......................... 145 Condiciones mínimas para que se produzca un sujeto ...... 92 Sylvie en el corazón de la red libidinal de toda una familia ...................................................... 244 Ejemplos clínicos .............................................. 262 ¿De qué manera la metáfora incumbe al sujeto? .................. 259 La metáfora y el sujeto ..................................................................................................... EL ESPEJO CIEG0 ........................................................................ ....... 282 El imposible anudamiento .........................

. ..

los padres deciden consultar a una célebre especialista parisina que trata con éxito niños gravemente enfermos. a partir de las enseñanzas de Jacques Lacan. La habitan la angustia y el terror: no tolera ningún contacto. es miembro de la Escuela de la Causa Freudiana. los tests psicológicos. Es también la tentativa de definir. Sylvie tiene tres años.Cuando sus padres la llevan por primera vez al analista. ésta los deriva a Anny Cordié para que la niña comience un psicoanálisis. Más bien pesimista. la estructura y el posible tratamiento de la psicosis. Anny Cordié. El cuerpo médico es unánime: se trata de un grave retraso del desarrollo.N. el origen. 950-602-315-8 Código N2 547 . por el contrario resultan "catastróficos".S.B. neuropsiquiatra y psicoanalista. sus gritos lo impiden. Desesperados. Un niño psicótico es el relato de esa cura. que requiere de una atención "de por vida" en un hospital psiquiátrico.. es casi imposible lavarla o peinarla. Sus padres ya han consultado muchos especialistas y la niña ha sido sometida a múltiples exámenes neurológicos que no han permitido detectar ninguna anomalía. Psicología Contemporánea . Ilustración de tapa: Gustavo Roldán I. que durará ocho años.