Está en la página 1de 1

CAPTULO XII

El siguiente planeta estaba habitado por un bebedor. Esa visita fue muy corta,
pero hundi al principito en una gran melancola:
Qu haces ah? le dijo al bebedor, que encontr instalado en silencio ante
una coleccin de botellas vacas y una coleccin de botellas llenas.
Bebo respondi el bebedor, con aire lgubre.
Por qu bebes? le pregunt el principito.
Para olvidar respondi el bebedor.
Para olvidar qu? inquiri el principito, que ya lo compadeca.
Para olvidar que tengo vergenza confes el bebedor bajando la cabeza.
Vergenza de qu? se inform el principito, que deseaba socorrerlo.
Vergenza de beber!! concluy el bebedor que se encerr definitivamente
en el silencio.
Y el principito se fue, perplejo.
Los adultos son decididamente muy pero muy extraos, se deca a s mismo
durante el viaje.