Está en la página 1de 236

EL

Manual

DEL

Investigador

Novel

EL MANUAL DEL INVESTIGADOR NOVEL

Judith Licea de Arenas Miguel Arenas

EL Manual DEL Investigador Novel EL MANUAL DEL INVESTIGADOR NOVEL Judith Licea de Arenas Miguel Arenas
EL Manual DEL Investigador Novel EL MANUAL DEL INVESTIGADOR NOVEL Judith Licea de Arenas Miguel Arenas

EL MANUAL DEL INVESTIGADOR NOVEL

EL MANUAL DEL INVESTIGADOR NOVEL

Judith Licea de Arenas Miguel Arenas

DEL INVESTIGADOR NOVEL Judith Licea de Arenas Miguel Arenas UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA UNIDAD XOCHIMILCO
DEL INVESTIGADOR NOVEL Judith Licea de Arenas Miguel Arenas UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA UNIDAD XOCHIMILCO

UNIVERSIDAD AUTÓNOMA METROPOLITANA

UNIDAD XOCHIMILCO Coordinación de Extensión Universitaria

Universidad aUtónoma metropolitana

dr. enriqUe Fernández Fassnacht

Rector general

mtra. iris santacrUz Fabila

Secretaria general

Universidad aUtónoma metropolitana-Xochimilco

dr. salvador vega y león

Rector de la Unidad

dra. beatriz araceli garcía Fernández

Secretaria de la Unidad

d.c.g. héctor zavala sánchez

Coordinador de Extensión Universitaria

lic. david gUtiérrez FUentes

Jefe de la Sección de Producción Editorial

d.c.g. hUgo adrián ábrego garcía

Diseño, portada e interiores

ana bertha galván mata

Trabajo tipográfico

loUrdes gómez vogUel

Cuidado editorial

lic. alicia ortiz salazar

Responsable Comité Editorial

ISBN de la obra:

D.R. Universidad Autónoma Metropolitana Primera edición: 2011

Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco Calzada del Hueso 1100 Col. Villa Quietud Delegación Coyoacán, México, D. F. C.P. 04960

Sección de Producción Editorial Impreso y hecho en México

índice

Presentación Antes de iniciarse Organización del trabajo intelectual La investigación Búsqueda y revisión de la literatura La comunicación en la ciencia El protocolo El ensayo El artículo científico La tesis Presentaciones científicas De los datos empíricos La ética Palabras finales Índice analítico

PRESENTAcIóN

Quienes hemos hecho de la docencia y la investigación nuestro compromiso de vida, estamos conscientes de que los estudiantes universitarios necesitan desarrollar competencias en ma- teria de información que les permitan desenvolverse como profesionales y como individuos. Por tal motivo, si usted es un estudiante de cualquier disciplina, de licenciatura o de pos- grado, cronológicamente joven o maduro, a punto de iniciar una investigación “más seria”, tendrá que seleccionar su objeto de estudio, elaborar un plan de trabajo y diseñar la investi- gación, hacer acopio de información, analizar y presentar sus resultados y, finalmente, pro- ducir un informe, ensayo, tesis, conferencia o artículo científico. No importa el tamaño de su tarea, usted tendrá que conocer técnicas que sólo estarán limitadas por su experiencia, el tiempo disponible, el acceso a las fuentes de información y sus habilidades para comunicar resultados. Usted aprenderá a investigar, investigando, pero puede ahorrarse frustraciones si adquiere la preparación adecuada para lograrlo. En esta publicación intentamos darle las herramientas útiles para que adquiera buenos hábitos, en lo que a investigación se refiere, y las respuestas a las dudas que pudieran surgir durante el proceso de investigación. Esta es la cuarta edición de una obra que a lo largo de los años ha aparecido bajo dife- rentes títulos; la versión actual es el producto de experiencias y reflexiones acumuladas. También, como puede advertir el lector, es el análisis de la obra de otros autores. No exage- ramos al afirmar que consultamos cientos de documentos para apoyar este trabajo. Tenemos deudas impagables con muchos de ellos. No menos útiles fueron las enseñanzas de algunos profesores cercanos, así como las precisiones que recibimos, entre otros, de la Lic. Rebeca Arenas y el Dr. José Antonio Izazola. Asimismo, manifestamos gratitud por el apoyo material de nuestras instituciones, la Universidad Nacional Autónoma de México y la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, así como de la Facultad de comunicación y Documentación de la Universidad de Murcia que, en un entorno de pares, facilitó el enrique- cimiento de la obra. La ayuda anímica nos llegó de nuestras hijas, Judit y Rebeca, así como de amigos y colegas.

Judith Licea de Arenas Universidad Nacional Autónoma de México

Miguel Arenas Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco

ANTES DE INIcIARSE

índice:

Los motivos del investigador Los pasos previos Los prerrequisitos para investigar

LOS MOTIVOS DEL INVESTIGADOR

es posible Que usted esté dando sus primeros pasos en la investigación científica como estu- diante de licenciatura o de grado y sus motivos para hacer investigación pueden ser persona- les o académicos. Si son personales, pueden ser los siguientes:

Alcanzar un escalón más en la carrera profesional o académica.

Interés personal.

Seguir el ejemplo de alguien más.

construir su “torre de marfil” para encerrarse en ella y aislarse de la realidad del ejercicio profesional, por ejemplo.

Pasar el tiempo mientras encuentra un trabajo estable o mejor pagado.

Sentir vanidad.

Entre las motivaciones académicas se encuentran las que se indican a continuación:

Interés por enfrentarse a lo desconocido.

Deseo de aprender.

Necesidad de acreditar una asignatura, obtener un título o un grado.

LOS PASOS PREVIOS

hacer investigación no es sencillo, se tienen que tomar decisiones, por ejemplo sobre qué trabajar o cómo abordar el objeto de estudio. Por tanto, usted tendrá que dedicarle tiempo a la investigación que inicia y para ello es conveniente que se acerque a su profesor o a los profesores de su confianza que lo puedan ayudar. No lo olvide, consúltelos, puesto que, sin duda alguna, ellos lo orientarán, pero usted tendrá que poner mucho de su parte: seriedad y responsabilidad; es decir, no se puede investigar sólo cuando estamos aburridos o no tene- mos algo más que hacer; hay que tener disciplina. Si tiene que elaborar una tesis:

Escoja con cuidado al profesor que lo guiará a lo largo de su investigación. No es una tarea fácil, así es que hágalo con cuidado, pero antes lea la normativa de su ins- titución al respecto.

Si selecciona a un profesor destacado, o muy ocupado, es posible que no le preste mucha atención, pero si escoge a alguien que apenas se inicia, quizá su trabajo se prolongue más de lo necesario.

Las coasesorías están permitidas en algunas instituciones, pero en ocasiones las opi- niones de los asesores pueden ser encontradas, por lo que conviene que conozca cuál es la normatividad de la universidad sobre el cambio de asesores.

conserve notas de las reuniones que tenga con su profesor o asesor. Registre cuida- dosamente los asuntos tratados, sus sugerencias y las fechas cuando las discutieron.

Trate de que haya empatía con su asesor, pero eso no significa que usted rompa las distancias que deben existir entre el asesor y el asesorado. consúltelo, no lo ignore y no trate de tomar todas las decisiones por su cuenta.

Dedíquele a su protocolo tanto tiempo como sea necesario con el fin de que no sur- jan dudas posteriores sobre qué tiene que hacer o cómo hacerlo.

Preste atención a su cronograma. El final puede parecer muy lejano cuando apenas inicia la investigación pero, para evitar retrasos, trate de ajustarse a los tiempos es- timados.

Evite, hasta donde le sea posible, los fracasos por alguna de las causas siguientes:

Falta de planeamiento.

Revisión bibliográfica inadecuada.

Dificultad para mantenerse al día en la revisión de la literatura.

Vencimiento del plazo para concluir la investigación.

Arrogancia de su parte.

Asimismo, recuerde que usted:

Se encuentra en un proceso de aprendizaje.

Que el producto de su investigación es el que va a ser evaluado.

Que debe ser crítico con usted mismo.

LOS PRERREQUISITOS PARA INVESTIGAR

el trabajo de investigación presupone una serie de prerrequisitos que seguramente usted ya ha cubierto, pero si no es así, le diremos qué hacer:

Organice su tiempo y dedíquele a la investigación entre 8 y 10 horas diarias, incluso los fines de semana.

Mantenga los plazos para cada actividad señalada en su cronograma, no los modifi- que sin que exista una causa muy justificada para hacerlo. Si no posee un equipo de cómputo, averigüe cuáles son los mejores horarios para usarlo en los espacios ins- titucionales. Asimismo, si tiene que usar instrumentos para “correr” experimentos, primero indague dónde se encuentran, quién debe autorizar el préstamo y el horario en que los puede usar. Si requiere de reactivos, verifique su existencia, solicite su compra o consiga los recursos para adquirirlos.

Use una agenda donde registre lo que tiene que hacer, a quién tiene que ver o a dón- de debe ir.

ORGANIzAcIóN DEL TRABAJO INTELEcTUAL

índice

La lectura La gestión del trabajo de investigación Reconocer el trabajo de otros Los estilos bibliográficos El ordenamiento de las referencias Las notas a pie de página Las citas Las notas bibliográficas cómo organizar la información Los resúmenes Los sumarios Los resúmenes ejecutivos Las anotaciones Los glosarios La bitácora Referencias

LA LEcTURA

el apartado relacionado con la anatomía de los libros y de los artículos empíricos, por ejem- plo, está relacionado con las siguientes líneas dado que, cuando se trata de hacer investiga- ción, hay que dedicarle largas horas a la lectura, lo cual presupone que usted debe aprender a leer selectivamente. Por tanto, es importante tener en mente las siguientes preguntas antes de iniciar la lectura de algún texto:

¿Quién escribió el texto?

¿Tiene el autor la autoridad para haberlo escrito?

En virtud de lo anterior, le sugerimos lo siguiente:

Su búsqueda de información no tiene que ser exhaustiva; es decir, usted no tiene que leer todo lo que ha localizado; algunos libros sólo tienen la función de servir de referencia. En otras ocasiones, los libros que al parecer debieran leerse completos tienen que leerse parcialmente para extraer de ellos la información necesaria.

Es importante comenzar la lectura con publicaciones recientes que presenten el es- tado actual del objeto de estudio e ir hacia atrás en el tiempo.

Recuerde que para evitar la dispersión es conveniente que usted identifique las pala- bras clave que mejor describan su investigación para que, con ellas en mente, haga sus búsquedas de información.

Lea los apartados en los que se divide una obra, incluso, préstele atención a las ilus- traciones y cuadros para decidir si la leerá completa.

Revise los índices de libros y revistas.

Lea lo que han publicado los líderes de la especialidad, ya identificados por usted.

Lea críticamente y, mientras lo hace, trate de contestar las siguientes preguntas:

¿Qué dice el texto?

¿Son correctos los supuestos que se plantean?

¿Qué tanta evidencia se ofrece en las afirmaciones?

¿Qué consecuencias tiene la investigación reportada?

Ante la inundación bibliográfica que sufrimos, aprenda a discriminar lo relevante de lo irrelevante o lo vigente de lo desactualizado.

Aplique las siguientes pruebas de validez para evitar sesgos en su información:

¿cuál es la reputación del autor en cuanto a la calidad de su trabajo y de sus documentos escritos?

¿El autor está comunicando los resultados de su experiencia o de su investiga- ción?

¿Ha recibido algunos comentarios el documento?

¿cuál es la reputación del editor del documento?

Analice el documento desde el punto de vista intrínseco, es decir, usted tiene que dar contestación a las siguientes preguntas:

¿cuál es la calidad del apoyo bibliográfico que utilizó el autor?

¿Los resultados a los que llegó el autor han sido confirmados por otros autores?

¿El autor utilizó el método o métodos de investigación más acertados?

¿El autor empleó las técnicas estadísticas más adecuadas?

¿El documento es legible, es decir, se entiende?

¿Hay originalidad en la investigación descrita?

Recuerde, además, que los trabajos científicos deben tener la característica de repro- ductibilidad.

Diseñe un procedimiento para tomar notas de manera sistemática, puesto que es importante que incluya la información pertinente, así como la referencia bibliográfi- ca del documento consultado.

Verifique, antes de abandonar el documento, que la referencia y las notas que tomó estén correctas. Para ello, le recomendamos lo que se indica a continuación:

cree su propia base de datos y use un programa específico para manejarla, un pro- cesador de texto o un programa en particular para el empleo de referencias. Este último no sólo prepara listas bibliográficas en la forma que usted desee, sino que también ordena las citas en el texto sin esfuerzo alguno de su parte.

Defina campos separados para cada elemento de la referencia.

Tome del documento la siguiente información:

Para libro

Autor(es) o editor(es).

Título.

Edición.

Editor.

Lugar de publicación.

Número de página o páginas consultadas o número del volumen y páginas uti- lizadas.

Biblioteca donde lo encontró y su número de localización.

Para artículo de revista

Autor(es).

Título del artículo.

Título de la revista.

Año de publicación.

Volumen.

Fascículo.

Paginación.

Biblioteca o dirección electrónica donde lo localizó.

Determine las palabras clave que describan el contenido del documento.

Registre la información complementaria.

Elabore de un documento tantas notas como sea necesario.

Sólo registre una idea a la vez.

Anote en su bitácora o diario todos los elementos bibliográficos de los documentos importantes que usted tiene que localizar en la biblioteca o en Internet.

Use marcadores de colores para destacar las partes importantes de las lecturas, pero sólo si éstas son de su propiedad.

Identifique las revisiones bibliográficas que se publiquen sobre su objeto de estudio; algunas aparecerán en publicaciones específicas tituladas Annual Review of … , … Reviews y otras en diferentes tipos de revistas.

consulte las bases de datos bibliográficas a las que la institución de la que forma parte está suscrita; son de gran ayuda y en ocasiones tienen “vínculos” con el texto completo; el resumen le servirá para decidir si es conveniente la lectura de todo el documento o bien sólo para incluirlo en su base de datos.

Utilice buscadores como Scopus, Google Scholar o Académico para localizar docu- mentos, los cuales deben cumplir con los requisitos de autoridad de las institucio- nes de donde emanaron o reputación de los autores. La búsqueda puede hacerse combinado sus palabras clave por medio de los operadores and, or, not. Se sugiere, asimismo, limitar la búsqueda a un periodo cronológico y a artículos con arbitraje pu- blicados en revistas.

Recurra a las listas de discusión puesto que en ellas se dan anuncios acerca de la aparición de nuevas publicaciones 1 .

Revise las memorias de reuniones profesionales para identificar quiénes están traba- jando su línea de investigación.

Localice en la lista de referencias los artículos, capítulos de libros y libros que pue- dan ser de su interés y tome las que considere relevantes, las cuales le servirán para desarrollar su marco teórico. Después, búsquelas en su biblioteca.

Anatomía de los artículos empíricos

La mayoría de los artículos empíricos comparten una misma estructura que consta de seis secciones. Gehlbach 2 agrupa las funciones de cada una de las secciones de la siguiente ma- nera:

Resumen/Sumario

Descripción o sumario del trabajo. Destaca resultados. Exposición general de su significación.

Introducción

Antecedentes. Revisión del trabajo de otros. Motivo del estudio.

Métodos/Materiales y Métodos

Diseño de la investigación. Procedimientos para la selección del o los sujetos de estudio. Métodos de medición. Descripción de técnicas de análisis.

Resultados

¿Qué se encontró? Gráficas-cuadros-figuras que resuman los resultados.

Discusión/Comentarios/Conclusiones

Significado de la investigación Críticas al estudio: limitaciones y fortalezas. Comparación con otros trabajos. Desaprobaciones, equivocaciones, apologías, especulaciones.

Referencias

Evidencia de que se ha tomado en consideración el trabajo de otros. Bases para futuras investigaciones.

El anterior cuadro sirve para que el estudiante se dirija a la sección de su interés; es decir, para que lea sólo lo que le pueda ser de utilidad. Hágase las siguientes preguntas cuando tenga que leer artículos:

¿De qué trata el artículo?

¿Es interesante el tema?

Sin embargo, si a primera vista el artículo carece de interés, no lo lea; si sólo quiere ente- rarse de su contenido, lea el resumen; la lectura de la sección de métodos puede servirle si está por iniciar una investigación y quiere saber cómo se han llevado a cabo investigaciones similares. Lea los resultados para determinar si coinciden con los suyos o si difieren. Asi- mismo, diríjase a la discusión si quiere, por ejemplo, conocer las limitaciones del estudio. Las referencias son útiles para construir una red que le permita identificar quiénes son los autores más distinguidos en el área.

Anatomía de los libros A menudo se dificulta, la elección de qué libros leer por lo cual a continuación le presenta- mos una serie de puntos que tiene que observar, de acuerdo con Ashman: 3

La portada:

El título de la obra, además del subtítulo proporcionan, en la mayoría de los ca- sos información acerca del contenido del libro, excepto las obras literarias que llevan títulos sugestivos, pero que no reflejan la trama de la obra, por ejemplo:

Pandora en el Congo (Albert Sánchez Piñol). Mira si yo te querré (Luis Leante). El séptimo velo (Juan Manuel de Prada). Pasión india (Javier Moro). La buena terrorista (Doris Lessing). Pasito tun tun (Guillermo Rubio). Besos pintados de carmín (Sealtiel Alatriste). Las violetas son flores del deseo (Ana clavel). Balas de plata (Elmer Mendoza).

La fecha de publicación es importante dada la desactualización que pueden presentar ciertos temas.

Revise la información que aparece impresa en el forro, cubierta

que incluye datos como quién es el autor, qué cubre el libro y a qué tipo de lector

está dirigido.

Revise el índice puesto que indica qué abarca el libro, su organización y el énfasis que da a los diferentes asuntos tratados.

Lea el prefacio o introducción.

Analice algún punto de los mencionados en el índice.

Revise el apoyo bibliográfico.

o “camisa” dado

Examine el principio y el final de un capítulo para determinar su grado de legi- bilidad.

LA GESTIóN DEL TRABAJO DE INVESTIGAcIóN

a continuación le diremos cómo administrar su tiempo, por tanto, observe lo siguiente:

Lleve una agenda, en papel o electrónica, con suficiente espacio para hacer anota- ciones. Registre en ella todas las reuniones, actividades o fechas de entrega relacio- nadas con su investigación.

Indique en la agenda los días, las horas y los sitios donde se reunirá usted con su tutor, otros profesores o con los bibliotecólogos que lo ayudarán en la biblioteca.

Anote en su agenda si tiene que ir a la biblioteca a solicitar un servicio o a la oficina de adquisiciones de su departamento, facultad o escuela a pedir algún reactivo, en- tre otros.

Ajústese a las actividades agendadas, puesto que con el pretexto de una agenda muy “apretada” pueden descuidarse lecturas, entrevistas, visitas, etcétera.

También es importante que siga las siguientes indicaciones:

conserve duplicados de los documentos importantes. De preferencia, guárdelos en sitios distintos dado que suelen ocurrir accidentes tales como inundaciones, incen- dios o hurtos.

Etiquete todo el trabajo que realice:

cuestionarios.

Grabaciones.

Versiones de sus escritos. Si los imprime, es importante que indique las fechas en que los produjo.

Distinga cada versión de sus documentos dándoles a las diferentes versiones un nuevo nombre. De esta manera, usted podrá volver a revisar versiones previas sin problema alguno.

Guarde sus archivos de computadora por duplicado, o mejor aún, por triplica- do, pero en sitios distintos.

Mantenga su bitácora fuera de la vista de visitantes; sólo deben verla su asesor y usted.

Además, le sugerimos tome usted en consideración lo siguiente:

Lo que usted ya sabe sobre el tema.

Lo que quiere saber acerca de él.

cómo conseguir la información para ello.

cómo debe tomar notas.

cómo identificar lo importante de lo trivial.

Para que usted identifique qué tanto sabe del tema, le sugerimos la lluvia de ideas; es decir, anote en un papel o en su computadora lo que sepa del asunto. Las ideas que le surgie- ron pueden dar origen a los mapas mentales que trataremos más adelante. También, pruebe lo siguiente: divida en cuatro columnas un espacio en blanco –en papel o en la pantalla de su computadora–; cada una debe llevar el siguiente encabezado:

¿Qué sé del tema?

¿Qué quiero saber?

Información adicional

¿Dónde encontrar

información?

En la primera columna, usted deberá anotar hechos relacionados con el tema; en la se- gunda, las evidencias que usted quiere encontrar; en la tercera, datos que contribuyan a aclarar lo que sabe del tema o lo que quiere saber; en la última, las fuentes de información que podría utilizar: informantes, diccionarios, Archivo General de la Nación, Biblioteca Na- cional, bases de datos, Internet. A continuación le diremos cómo marcar textos y tomar notas.

Marcar textos Seguramente usted se sentirá tentado a marcar un texto. Hágalo si es de su propiedad, de lo contrario, respételo. El marcado de textos puede tomar diferentes formas, el subrayado es la más usada.

El subrayado El subrayado permite que usted centre su atención en algunas partes de la lectura por medio de marcadores, lápices de colores o banderitas de post-it. También pueden marcarse los textos haciendo anotaciones en los márgenes, llamadas apostillas, es decir, notas explicativas de cualquier clase que llegan a formar, en ocasiones, un marco; 4 los signos de interrogación o de admiración pueden incluirse en esos espacios cuando algo causa duda o sorpresa o se está en acuerdo o desacuerdo con el autor. Asimis- mo, si el autor describió en su texto un procedimiento, con el objeto de seguirlo de cerca, numere los párrafos o distinga con numerales cada uno de los pasos descritos.

Cómo tomar notas Durante sus estudios de primaria, secundaria y posiblemente de preparatoria usted tomaba las notas que le dictaban sus maestros. En la universidad usted tendrá que adoptar alguna técnica –o método como frecuentemente se le llama–, de las varias que existen, 5 para tomar notas durante sus clases o en las conferencias a las que asista. Dado que las notas que usted tome en clase o en conferencias serán para su uso personal, conviene que usted recuerde lo siguiente: 6

No es necesario que usted anote todo lo que diga su profesor o el conferencista, es decir, tiene que ser selectivo.

Sus notas deben estar bien organizadas, es decir, deben estar fechadas e identifica- das.

Puede destacar puntos de importancia por medio del subrayado.

Utilice abreviaturas, las conocidas por todos y las propias, pero sólo si usted sabe lo que significan; use “caritas”, números, signos y letras, es decir, sus notas pueden reflejar el lenguaje ideal y no precisamente con el que se comunican los jóvenes en el ciberespacio. A continuación enumeramos algunas abreviaturas comunes:

cm

centímetro

m

metro

p.

página

=

igual

+

suma

cía.

compañía

>

mayor que, más que, mejor que

<

menor que, más pequeña que

NL

Nuevo León

Gto.

Guanajuato

pal.

principalmente

ss.

siguientes

El Método Cornell Una de las técnicas comunes en otros países es el llamado Método cornell que permite re- sumir y organizar notas. El Método cornell toma en cuenta una secuencia de cinco pasos, también llamada de las 5R, 7 es decir:

Registrar.

Reducir.

Recitar.

Reflexionar.

Revisar.

y funciona de la siguiente manera:

Divida en dos columnas las hojas de su libreta o del archivo donde guarda sus notas, la primera debe ser de 6.5 cm y la segunda de 15 a 20 cm. Si necesita tomar notas en clase, escriba en la columna de la derecha; cada vez que el profesor cambie de tema, usted debe señalarlo en sus notas por medio de espacios en blanco.

Después de clase complete las frases y oraciones que hubiesen quedado en blanco.

Por cada porción de información significativa, escriba en la columna de la izquierda un apunte.

cuando tenga que estudiar, cubra la columna de la derecha.

Las 5R se operacionalizan –es decir, son las que intervienen cuando se toman no- tas– de la siguiente manera:

Registrar: anotar en la columna de la derecha sólo los hechos o ideas que tengan significado por medio de palabras clave o frases.

Reducir: es decir, resuma los hechos o ideas previamente anotados y escríbalos en la columna de la izquierda.

Recitar: o sea recordar por medio de apuntes. No se trata de recordar de manera mecánica sino de darle sentido a lo que usted escuchó en su clase.

Reflexionar: usted puede agregar sus propias ideas.

Revisar: estas notas le pueden ayudar a estudiar de manera reflexiva.

iNCLUsiÓN CULTURAL Niños JÓVENEs ADULTos
iNCLUsiÓN
CULTURAL
Niños
JÓVENEs
ADULTos

La distribución del espacio debe quedar como sigue:

Columna clave (para recordar):

Columna de notas:

Escriba las palabras clave o frases importantes

Escriba en esta columna sus notas

6.5 cm

15-20 cm

Observe el ejemplo que se da a continuación:

Agosto 2, 2007

La inclusión cultural

La biblioteca pública

– Grupos a los que debe atender la biblioteca pública.

El bibliotecólogo

– El papel del bibliotecólogo y su relación con la sociedad.

Usuarios de la biblioteca pública

La exclusión social

– Investigaciones sobre las bibliotecas y la exclusión social, las bibliotecas y la clase social, o las bibliotecas y la pobreza.

La clase social

La pobreza

El Método del Compendio Esta técnica consiste en utilizar guiones o márgenes diferentes, es decir, la información más general aparece en el margen izquierdo y conforme se va haciendo más específica se utilizan guiones o espacios a la derecha. No se emplean ni letras ni numerales arábigos o romanos. Observe el siguiente ejemplo:

servicios médicos a la población mexicana

Población abierta

Rural

Urbana

Población afiliada a la seguridad social Rural Urbana

Niveles de atención médica Primero Segundo Tercero

Variante del Método del Compendio Esta técnica consiste en elaborar un esbozo semejante a los índices de algunos libros. Si tomó sus notas siguiendo el Método cornell, reúna las palabras clave y las frases para estructurar un esbozo que contenga temas, subtemas o ejemplos, entre otros. Se usan diferentes márge- nes para indicar la jerarquía de las ideas. Puede utilizar letras y números, 8 por ejemplo:

 

inclusión cultural

A. La inclusión social

1. qué se entiende por inclusión social.

2. de qué manera las instituciones culturales pueden atender a la población.

B. Las bibliotecas y la inclusión cultural

1. servicios por grupos de edad.

 

a. niños.

b. jóvenes.

c. adultos.

2. servicios a grupos vulnerables

 

a. mujeres.

b. adultos mayores.

c. indígenas.

 

d. reclusos.

e. enfermos.

f. desempleados.

g.

niños de la calle.

El Método de las Oraciones Esta técnica requiere que se escriba cada hecho o tema en un renglón aparte, numerándolos tal como se van presentando. Observe el siguiente ejemplo:

¿Es Lacan estructuralista? En un sentido lo es. Su noción de estructura le viene de Roman Jakobson, a través de Claude Levi-Strauss. También porque el psicoanálisis opera entre la estructura y el sujeto.

Sus notas tendrían la siguiente forma:

Lacan es estructuralista. Tuvo influencia de Roman Jakobson y Levi-Strauss. Psicoanálisis: estructura/sujeto.

El Método Gráfico Esta técnica tiene como propósito relacionar hechos o ideas con otros hechos o ideas. El método gráfico asegura una comprensión rápida de lo que se está tratando en clase o en una conferencia y se representa de la siguiente manera:

El Método del Esquema Esta técnica es conveniente cuando se trata de presentar acontecimientos cronológicamente. Si usted tiene que tomar notas de tipo histórico, divida el espacio de que dispone en colum- nas y déle un nombre a cada una de ellas, por ejemplo:

Periodo

Personajes

Hechos

Repercusión

 

Benito Juárez

   

Maximiliano

Papel de Francia El Imperio austro-húngaro Emperador Francisco José

Segundo Imperio

Carlota

Intervención francesa

Miguel Miramón

Los mapas mentales Los mapas mentales pueden tener diferentes orígenes, a saber:

Presentaciones orales.

Textos.

Asimismo, le pueden servir para alguna o algunas de las siguientes tareas:

Tomar notas.

Resumir.

Estudiar.

Recordar.

Memorizar.

Preparar exámenes.

Servir de plan de trabajo.

Organizar su investigación.

La elaboración de un mapa mental –técnica desarrollada por Tony Buzan– puede parecer- le complicada al principio, pero con la práctica usted se convertirá en un experto. Recuerde,

los mapas mentales representan palabras, ideas, actividades, etc., unidas y ordenadas de for- ma radial; es decir, que alrededor de una palabra clave o idea que parte del centro se estable- cen sus relaciones hacia afuera, como los radios de una circunferencia. Existen softwares que ayudan en la elaboración de mapas mentales, pero si no dispone de ellos, a continuación le sugerimos lo que hay que tomar en cuenta cuando tenga que hacer uno manualmente:

Tome una hoja de papel y colóquela horizontalmente.

Identifique la palabra clave o el tema central de su mapa; puede ser el tema de una conferencia, el título de su investigación o el título de un libro, entre otros.

Use letras mayúsculas y minúsculas; las letras mayúsculas se usarán en el núcleo de su mapa o idea central y en las primeras ramificaciones; las letras minúsculas se emplean de la segunda rama en adelante.

Use lápices de colores para representar la idea central, la cual puede ser un símbolo de su invención que sea el equivalente de una palabra.

Dibuje líneas o “ramas” que partan de la idea central y escriba sobre ellas, pero si puede, es mejor sustituirlas por un dibujo. Remárquelas o coloréelas. Las líneas o “ramas” centrales son gruesas, pero mientras más se alejan del centro, éstas se adel- gazan.

Ordene las ramas como si tuviera que dibujar una circunferencia.

cada rama puede tener, a su vez, ramificaciones que nacen o se derivan de las ramas principales, con lo cual su mapa puede mostrar formas curiosas.

Haga uso de dibujos o de colores para destacar ideas, temas o asuntos relevantes.

Ejemplo:

Si tiene que resumir un libro, haga lo siguiente:

Identifique el “título” que le dará a su mapa, que puede ser el nombre del autor, el título del libro o el tema del mismo. Recuerde, el “título” debe aparecer en el centro de la hoja.

Establezca sus ramas principales que pueden ser:

Los nombres de los capítulos, los personajes, los lugares mencionados.

Las ramificaciones podrán ser: la trama, la cronología, la localización geográfica.

Las preguntas que le hayan surgido.

Subraye, dibuje o coloree.

Si le interesa saber qué softwares pueden ayudarlo a elaborar sus mapas mentales, consul- te las siguientes direcciones electrónicas:

http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_Mind_Mapping_software

www.peterrussell.com/MindMaps/MMSoft.php

Asimismo, si le interesa ampliar el tema, consulte la siguiente dirección electrónica:

http://www.mapyourmind.com/howto.htm

Enseguida le damos indicaciones sobre el escrito. Gray y Lewis 9 señalan que los principales objetivos de la escritura son los siguientes:

Propósito del trabajo escrito

Tipo

Contar hechos

Relato

Describir hechos

Informe

Explicar procesos

Exposición

Describir cómo se hace algo ordenadamente

Procedimiento

Defender una posición

Persuasión

Dar argumentos e información cuando se tienen puntos de vista opuestos, antes de llegar a una conclusión basada en los hechos

Debate

Después de estudiar el cuadro anterior, sin duda alguna usted relacionará el objetivo de su investigación con el tipo de escrito que producirá, sin embargo, cabe destacar que el rela- to –o sea contar hechos– se ajusta más a algo personal, dado que frecuentemente se asocia con narraciones de carácter literario. La redacción de los resultados de su investigación constituye la última fase del proceso de investigación científica, sin embargo, frecuentemente los estudiantes soslayan su impor- tancia puesto que le dedican largo tiempo a la elaboración del protocolo o al trabajo experi- mental o de campo. Por tanto, en su cronograma debe establecerse que la redacción requiere aproximadamente una tercera parte del tiempo dedicado a la investigación. Por ejemplo, si un doctorado idealmente toma tres años en concluirse, éstos se dividen de la siguiente manera: primer año: elaboración del protocolo; segundo año: realización del trabajo experi- mental o de campo; tercer año: redacción.

De acuerdo con lo anterior, siga nuestras recomendaciones:

Empiece a escribir tan pronto como tenga algo que escribir.

Reconozca que quizá su redacción no sea fluida al principio, pero que se va a esme- rar con el fin de que su asesor no sufra más de lo necesario cada vez que tiene que revisarle algún texto.

cuide su ortografía y examine cuidadosamente cada palabra tecleada dado que fre- cuentemente los correctores de las computadoras “corrigen” lo que no requiere co- rrección.

Escriba directamente en su procesador de texto, es decir, no malgaste el tiempo es- cribiendo primero en papel y después transcribiéndolo a su computadora.

¿cómo estructurar un escrito? Le contestaremos que no es asunto fácil, pero si usted mantuvo en orden todo lo relacionado con su investigación, la redacción no será tan compli- cada. Le sugerimos los siguientes pasos:

Elabore un mapa mental. El título de su investigación quedará en el centro y a partir de ahí, como si fueran ramas de un árbol, escriba el contenido de cada una de sus partes, es decir, establezca las relaciones entre sí.

Trabaje un mapa mental para cada capítulo y, por medio de signos, marque cada uno de los aspectos previamente incluidos en el mapa. Por ejemplo: utilice una “palomi- ta” cuando haya concluido un apartado, un círculo cuando falte conseguir un dato o un guión cuando tiene algo en proceso.

REcONOcER EL TRABAJO DE OTROS

todo trabajo de investigación debe contener una relación de los documentos que fueron utili- zados para su elaboración. Sin embargo, es importante que las referencias a esos documen- tos estén correctamente redactadas. A continuación, se presentan indicaciones para que sus referencias estén uniformes, basadas en la norma internacional ISO 690 e ISO 690-2 que existen para este fin y, en algunos casos de acuerdo con las Anglo-American Cataloguing Rules (AAcR2); más adelante se dan los estilos bibliográficos más comunes empleados en diferen- tes disciplinas. cabe recordar que la Organización Internacional de Normalización, o ISO por su sigla en inglés, tiene como propósito establecer normas redactadas colectivamente por los países miembros con el fin de definir las características de la correcta utilización de la técnica bi- bliográfica. Para muchos estudiosos las normas para la redacción de fichas bibliográficas son difíciles de entender y de poner en práctica, sin embargo, los lineamientos bibliográficos tienen como propósito facilitar la comprensión del texto. Si las bibliografías, listas de obras consultadas y las notas a pie de página están correctamente elaboradas, se abre el camino hacia futuras investigaciones. En este capítulo utilizaremos los términos de referencia bibliográfica o cita como sinó- nimos para referirnos a la identificación precisa y detallada de un documento o parte de él. Una ficha bibliográfica puede encontrarse en diferentes apartados del trabajo de investi- gación, a saber:

como parte de una bibliografía.

como encabezamiento de un resumen o reseña de una obra.

como nota agregada a un texto.

Parcialmente indicada en el texto o en una nota.

completa en el texto.

Libros y folletos Los elementos para estructurar la ficha bibliográfica de un libro o de un folleto son los si- guientes:

Autor.

Título.

Responsabilidad subordinada (nombre del editor intelectual, traductor, compilador, ilustrador, prologuista, adaptador, anotador, etcétera).

Datos de edición.

Lugar de publicación (ciudad o país).

casa editora.

Año de edición.

Paginación o volumen.

colección o serie y número.

Los elementos señalados anteriormente se toman directamente de la portada o de dife- rentes partes del libro o folleto como son: el reverso de la portada, cubierta, forro, solapa, anteportada, colofón e introducción. El primer elemento de una ficha bibliográfica es el autor.

autor

El nombre del autor personal se invierte, es decir, el apellido o apellidos precede(n) al nom- bre o nombres de pila. El procedimiento para invertir los apellidos es el siguiente:

Apellidos de origen español:

En el caso de apellidos de origen español, éstos se anotan a partir del apellido paterno, o sea el que se menciona en primer término. Si el apellido del autor incluye preposiciones, éstas aparecen al final:

Ejemplos:

FERNÁNDEz, Justino (nombre: Justino Fernández) cARREÑO, Alberto María (nombre: Alberto María carreño) FLORES, Edmundo (nombre: Edmundo Flores) cóRDOVA, Arnaldo (nombre: Arnaldo córdova) RESTREPO, Iván (nombre: Iván Restrepo) cABADA, Juan de la (nombre: Juan de la cabada) RÍO, Marcela del (nombre: Marcela del Río) cUÉLLAR, José Tomás de (nombre: José Tomás de cuéllar) cANAL, Julio de la (nombre: Julio de la canal) ROSA, Alfredo de la (nombre: Alfredo de la Rosa)

Si se trata de apellidos compuestos, en primer término se indica el apellido paterno se- guido del apellido materno, no importando que estén unidos por un guión o incluyan una preposición. Ejemplos:

MARTÍNEz cORTÉS, Fernando (nombre: Fernando Martínez cortés) DÍAz-cANEDO, Enrique (nombre: Enrique Díaz-canedo) LEóN-PORTILLA, Miguel (nombre: Miguel León-Portilla) MORELOS Y PAVóN, José María (nombre: (José María Morelos y Pavón) ÁLVAREz DEL cASTILLO, Julián (nombre: Julián Álvarez del castillo) SANTOS ÁLVAREz, Miguel de los (nombre: Miguel de los Santos Álvarez)

cERVANTES SAAVEDRA, Miguel de (nombre: Miguel de cervantes Saave- dra)

Apellidos de origen alemán:

Registre el nombre del autor a partir de su apellido, sin embargo, cuando el apellido in- cluye un prefijo, éste se da al final del nombre del autor. Ejemplos:

WERSIG, Gernot (nombre: Gernot Wersig)

HEIDEGGER, Martin (nombre: Martin Heidegger)

WEBER, Ernst Heinrich (nombre: Ernst Heinrich Weber)

WEDEKIND, Frank (nombre: Frank Wedekind)

LEIBNITz, Gottfried Wilhelm von (nombre: Gottfried Wilhelm von Lei- bnitz)

BEETHOVEN, Ludwig van (nombre: Ludwig van Beethoven)

WEBER, carl Maria Friedrich Ernst von (nombre: carl Maria Friedrich Ernst von Weber)

ASTER, Ernst von (nombre: Ernst Aster)

WEBERN, Anton von (nombre: Anton von Webern)

ROENTGEN, Wilhelm conrad (nombre: Wilhelm conrad Roentgen)

Apellidos de origen francés:

Si los apellidos de origen francés tienen un artículo o una contracción de uno y una pre- posición, el apellido del autor se registra después del prefijo. Ejemplos:

LA FONTAINE, Henri (nombre: Henri La Fontaine)

LA FOSSE, charles de (nombre: charles de La Fosse)

LE BRUN, charles (nombre: charles Le Brun)

LE BON, Gustave (nombre: Gustave Le Bon)

LE DAIM, Olivier (nombre: Olivier Le Daim)

DES PÉRIERS, Bonaventure (nombre: Bonaventure des Périers)

DU BELLAY, Jean (nombre: Jean Du Bellay)

DU PONT DE NEMOURS, Pierre Samuel (nombre : Pierre Samuel Du Pont de Nemours)

cuando los apellidos incluyen las preposiciones de o d’, se incluyen al final. Ejemplos:

BALzAc, Honoré de (nombre: Honoré de Balzac)

MAUPASSANT, Guy de (nombre: (Guy de Maupassant)

SAINT-EXUPÉRY, Antoine de (nombre: (Antoine de Saint-Exupéry)

ALEMBERT, Jean LE ROND D´ (nombre: Jean le Rond d´Alembert)

Si los apellidos carecen de prefijo, asiente de acuerdo con el apellido paterno. Ejemplos:

GIDE, André Paul Guillaume (nombre: André Paul Guillaume Gide)

VERNE, Jules (nombre: Jules Verne)

DEBUSSY, claude (nombre: claude Debussy)

BERLIOz, Hector (nombre: Hector Berlioz)

DELIBES, Leo (nombre: Leo Delibes)

cURIE, Pierre (nombre: Pierre curie)

Apellidos de origen inglés:

Si se trata de autores con apellidos de origen inglés, cítelos tomando en cuenta el último apellido, a no ser que los una un guión. Ejemplos:

HUXLEY, Aldous Leonard (nombre: Aldous Leonard Huxley)

WATT, James (nombre: James Watt)

WATSON-WATT, Robert Alexander (nombre: Robert Alexander Watson- Watt)

ScOTT, Walter (nombre: Walter Scott)

EDISON, Thomas Alva (nombre: Thomas Alva Edison)

DARWIN, charles Robert (nombre: charles Robert Darwin)

ROBERTS-WRAY, Andrew (nombre: Andrew Roberts-Wray)

HARVARD-WILLIAMS, Kevin (nombre: Kevin HARVARD-Williams)

Si los apellidos incluyen prefijos, éstos se dan al principio. Ejemplos:

VAN DE GRAAF, Robert Jemison (nombre: Robert Jemison Van de Graaf)

VON BRAUN, Wernher (nombre: Wernher Von Braun)

VON NEUMANN, John (nombre: John Von Neumann)

LA GUARDIA, Fiorello Henry (nombre: Fiorello Henry La Guardia)

LA FARGE, Oliver (nombre: Oliver La Farge)

Apellidos de origen italiano:

cuando los nombres modernos italianos incluyen un prefijo, primero se anota el prefijo. Ejemplos:

DA PONTE, Lorenzo (nombre: Lorenzo da Ponte) D’ANNUNzIO, Gabriele (nombre: Gabriele d’Annunzio) DE GASPERI, Alcide (nombre: Alcide de Gasperi)

Si los nombres italianos son antiguos, el prefijo se da después del nombre de pila. Ejemplos:

LAMPEDUSA, Giuseppe di (nombre: Giuseppe di Lampedusa) GIORGIO, Francesco di (nombre: Francesco di Giorgio) SARTO, Andrea del (nombre: Andrea del Sarto) cASTAGNO, Andrea del (nombre: Andrea del castagno)

Los apellidos que no incluyen prefijo se registran de la manera acostumbrada. Ejemplos:

MORONI, Giovanni Battista (nombre: Giovanni Battista Moroni) DONIzzETTI, Gaetano (nombre: Gaetano Donizetti) PUccINI, Giacomo (nombre: Giacomo Puccini) VERDI, Giuseppe (nombre: Giuseppe Verdi) MONTEVERDI, claudio (nombre: claudio Monteverdi)

Apellidos de origen portugués:

Los nombres de los autores de origen portugués se citan igual que los de origen inglés, es decir, se inicia, al invertirlos, con el apellido que aparece al final. Ejemplos:

SANTOS-DUMONT, Alberto (nombre: Alberto Santos-Dumont) TEIXEIRA, Pedro (nombre: Pedro Teixeira) FRANcIS, Paulo (nombre: Paulo Francis)

Si el apellido incluye un prefijo, éste se da al final. Ejemplos:

cAMOENS, Luis Vaz de (nombre: Luis Vaz de camoens) cARVALHO, Darcio de (nombre: Darcio de carvalho) MORAIS, Francisco de (nombre: Francisco de Morais)

Otros apellidos

Mujeres casadas:

Los nombres de mujeres casadas se registran a partir del primer apellido si el origen del apellido de la mujer es el español, checo, francés, húngaro e italiano. Ejemplos:

SAN ESTEBAN DE ANGULO, Margarita: nombre: Margarita San Esteban de Angulo)

MAzA DE JUÁREz, Margarita (nombre: Margarita Maza de Juárez)

SÁMANO DE LóPEz MATEOS, Eva (nombre: Eva Sámano de López Ma- teos)

En otros casos, se hace el registro a partir del apellido del marido. Ejemplos:

STOWE, Harriet BEEcHER (nombre: Harriet Beecher Stowe)

POLAND, Marie SHAPIRO (nombre Marie Shapiro Poland)

BRADSTREET, Anne DUDLEY (nombre: Anne Dudley Bradstreet)

WHARTON, Edith NEWBOLD (nombre: Edith Newbold Wharton)

cOOK, Susan GLASPELL (nombre: Susan Glaspell cook)

Indicación de parentesco en los apellidos

Las palabras junior, filho, netto, neto o sobrinho se dan sin abreviar a continuación del ape- llido, cuando se trata de autores con apellidos de origen portugués. Ejemplos:

GONzAGA JUNIOR, Luis (nombre: Luis Gonzaga Junior)

LEITE JUNIOR, Mauricio Fernando (nombre: Mauricio Fernando Leite Junior)

En las demás lenguas se omiten palabras similares, excepto cuando se trata de distinguir autores con nombres idénticos.

Trabajos anónimos

Para indicar que se trata de obras de autoría desconocida, como por ejemplo, las obras sagradas, los corridos o los cantares de gesta, entre otras, puede usarse la palabra Anónimo antes del título.

Seudónimos

cuando se trate de autores que hayan utilizado seudónimos, éstos se preferirán si el autor es más conocido bajo ellos o si se desconoce el nombre verdadero.

Omisiones

Se omiten del registro del autor palabras o abreviaturas tales como Sr., Sra., Pbro., Rev., Gral., Sen., Lic., Prof., Dr., sin embargo los títulos de nobleza no se omiten si los autores son más conocidos bajo éstos.

Obras en coautoría

Si la obra fue preparada por no más de tres autores, éstos se registran, pero si existen más de tres autores, se puede incluir sólo el primero, o los dos primeros o los tres primeros auto- res, seguidos de la abreviatura et al. o su equivalente en otros idiomas como por ejemplo: y otros, and others. Ejemplos:

BRAUN, T., GLÄNzEL, W., y ScHUBERT, A.

SELF, P.c., FILARDO, T.W., y LANcASTER, F.W.

REYES OSORIO, Sergio, et al.

BERNAL SAHAGÚN, Víctor M., GONzALEz SOUzA, Luis, et al.

Autores corporativos

Los organismos –o autores corporativos– responsables de la edición de las publicaciones se mencionan al principio de la ficha bibliográfica cuando carecen de autor personal. Ejemplos:

Universidad Nacional Autónoma de México

Universidad Autónoma de zacatecas

Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística

Academia Mexicana de ciencias

Si un organismo está subordinado a uno de mayor jerarquía se mencionará, primero, el de mayor nivel y se irán mencionando las demás entidades involucradas hasta que se logre identificar al responsable de la publicación. Ejemplos:

Universidad Nacional Autónoma de México. Facultad de Filosofía y Le- tras

Universidad Autónoma Metropolitana. Unidad Xochimilco. Departamento de Producción Agrícola y Animal

El nombre de la ciudad o país en donde se ubica un organismo se agrega a éste, entre pa- réntesis, con el propósito de identificar la ciudad o país donde se generó la publicación. Ejemplos:

Universidad Veracruzana. Facultad de Medicina Veterinaria y zootecnia (Veracruz, Ver.)

Universidad Veracruzana. Facultad de Medicina Veterinaria y zootecnia (Tuxpan, Ver.)

consejo Nacional de ciencia y Tecnología (México)

Los organismos gubernamentales se registran después del nombre del país del que forman parte. Ejemplos:

México. Secretaría de Salud

México. Secretaría de Educación Pública

E.U.A. Department of Health, Education and Welfare

Si el organismo es más conocido por sus siglas, utilícense las siglas omitiendo espacios y signos de puntuación. Ejemplos:

UNEScO

ONUSIDA

OIT

OTAN

FAO

Las universidades, las asociaciones o los organismos internacionales se anotan directa- mente bajo su nombre. El nombre del país se agrega cuando es necesaria una mayor preci- sión. Ejemplos:

Sociedad Mexicana de ciencias Fisiológicas

Universidad Autónoma de Baja california

American Library Association

Organización de los Estados Americanos

Obras de responsabilidad compartida

cuando en la obra se mencionan dos o tres autores corporativos, se registra el nombre de la entidad corporativa que aparece en primer término.

Reuniones

Las reuniones, congresos, conferencias, seminarios, coloquios, etc., se anotan bajo su nombre, omitiendo el número de la reunión; sin embargo, el número ordinal se agrega, entre paréntesis, antes de la fecha en que se realizó el congreso (año, mes y días), así como el lugar donde tuvo lugar la reunión. Se usan dos puntos para separar esta información. Ejemplos:

conferencia de Educación y Desarrollo Económico y Social (1962: Santia- go de chile)

coloquio Internacional de ciencias de la Documentación: Sociedad de la Información e Información para la Sociedad. (5º: 2004, Noviembre 4-5:

Salamanca, España)

título

El título de la publicación se transcribe tal como aparece en la portada; sin embargo, deberán observarse las reglas gramaticales correspondientes al idioma en que esté escrita la obra. Ejemplos:

Panorama de la littérature contemporaine aux États-Unis

Bibliografía mexicana en biomedicina y salud

Teaching and learning about science and society

La ciencia en la historia de México

Traducciones del título

La traducción de un título puede agregarse, entre paréntesis, a continuación del título original. Ejemplos:

Society and science (Sociedad y ciencia)

The science of science (La ciencia de la ciencia)

Is science necessary? (¿Es necesaria la ciencia?)

Science, technology and society (ciencia, tecnología y sociedad)

Subtítulos

El subtítulo, si se considera necesario para una mayor identificación de la obra, se incluye a continuación del título, separado por espacio, dos puntos y espacio. Ejemplos:

La investigación en salud: balance y transición

Productividad científica: criterios e indicadores

La meta: un proceso de mejora continua

Sigma: el mundo de las matemáticas

Obras con más de un título

Si la obra tiene más de un título o éste aparece en más de un idioma, se registra el título que más destaca. Si los títulos tienen la misma importancia se indica el que aparece en pri- mer término y se separa del otro u otros por espacio, el signo = y espacio. Ejemplos:

Máscaras: la otra cara de México = Masks: the other face of Mexico

Animal health yearbook = Annuaire de la santé animale = Anuario de sa- nidad animal

Títulos abreviados

El título o el subtítulo pueden abreviarse si son extensos, siempre y cuando no pierdan claridad e información esencial. Las omisiones no deben hacerse al principio del título. Se utilizará la elipsis para indicar que el título ha sido abreviado. Ejemplo:

Historia natural y moral de las Indias…

Tome nota de que no todos los estilos bibliográficos distinguen al título de otros elemen- tos de la ficha bibliográfica por medio del uso de letras cursivas o del subrayado. Ejemplos:

Premisas de la teoría del conocimiento

La liberación social y los objetivos de la ciencia

Gramsci y la política

Dependencia y cambios estructurales

Ensayo sobre las clases sociales

Política y alimentos en América Latina

Políticas de bienestar social en México, 1970-1989

Economía campesina y agricultura empresarial

Los profesionales en la sociedad capitalista

User education in libraries

responsabilidad subordinada

La participación de individuos u organismos que tuvieron responsabilidad en la prepara- ción de la obra, por ejemplo, editores, traductores, prologuistas, ilustradores, compiladores, anotadores, se registra, conforme a su orden de aparición en la portada. A continuación del nombre se señala la función que desempeñaron. Ejemplos:

ASIMOV, Isaac. Momentos estelares de la ciencia. Tr. Miguel Paredes Larru- cea.

MONOD, Jacques. El azar y la necesidad : ensayo sobre la filosofía natural de la biología moderna . Tr. Francisco Ferrer Lerin. Rev. Antonio c ortés Te - jedor.

BARTOLAcHE, José Ignacio. Mercurio Volante (1772-1773). Introd. Ro- berto Moreno.

ROJAS, Fernando de. La Celestina. Introd. de Agustín Millares carlo y José Ignacio Mantecón.

cERVANTES DE SALAzAR, Francisco. México en 1554 y Túmulo imperial. Ed., pról. y notas de Edmundo O´Gorman.

datos de edición

cuando se trata de una edición posterior a la primera, se indica el número o cualquiera otra designación de edición. Se registra tal y como se encuentra en la obra, después del título o de la responsabilidad subordinada, sin embargo, puede indicarse que se trata de una primera edición si aparece en el documento fuente. La edición se da en forma numérica y precedida de la abreviatura correspondiente en el idioma en que se encuentre la obra: ed., éd., Aufl. También se incluyen palabras descriptivas tales como: revisada o corregida, las cuales se abrevian rev. y corr. Ejemplos:

2 nd ed. New enl. ed. Nueva ed. aum. 5ª ed. rev. por el autor Nouvelle éd. rev. et corr.

Los datos sobre la publicación incluyen los siguientes elementos:

Lugar de publicación

Editor comercial

Año de publicación

Lugar de publicación

El nombre de la ciudad en la cual se publicó la obra se asienta en el idioma original de la publicación, tal y como aparece en la portada. Ejemplos:

New York

La Habana

Leipzig

Madrid

París

cuando dos ciudades tienen el mismo nombre, agréguese, entre paréntesis, el nombre del estado, provincia o país, abreviado conforme a la norma ISO 3166, con el fin de distinguir- las. Ejemplos:

Guadalajara (Jal.)

córdoba (Ver.)

Puebla (Méx.)

Si en la portada aparece más de un lugar de publicación, se anota en la ficha aquel que más se distingue por su tipografía. Si los nombres tienen la misma importancia, señale sólo el primero o todos los que aparezcan en la portada. Se usa espacio, punto y coma y espacio para separar los nombres de las ciudades. Ejemplos:

México; Madrid; Bogotá México; Madrid

Si el lugar de publicación se desconoce o no se puede identificar, úsese la abreviatura lati- na s.l., que significa sine loco, o sin lugar.

Casa editora

Editor comercial

El nombre del editor comercial se da en su forma más corta posible; se omiten los nom- bres de pila, iniciales, artículos y palabras tales como editorial, compañía, publicado por, e hijos, S.A., inc. y sus equivalentes en otros idiomas, a no ser que sean necesarios para la identificación de la editorial. Ejemplos:

calleja (y no Editorial “Saturnino calleja” S. A.) Jus (y no Editorial Jus) Herrero (y no Herrero Hermanos, Sucesores) Avante (y no Ediciones Avante) Ekaré (y no Ediciones Ekaré)

Si el autor corporativo también funge como editor, prefiérase su forma abreviada. Ejemplos:

UNAM (y no Universidad Nacional Autónoma de México) cEPAL (y no comisión Económica para la América Latina)

Si en la obra aparece más de un editor comercial, registre en primer término el que tenga mayor importancia tipográfica. Si los editores tienen igual importancia tipográfica, indique el que aparece en primer término, separándolo por medio de dos puntos. Ejemplos:

Secretaría de Salud: Fondo de cultura Económica UAM, Unidad Xochimilco: UniceF

Si no es posible identificar al editor de una obra, úsese la abreviatura s.n. que significa sine nomine, es decir, sin nombre.

Si el nombre de una casa editorial no se encuentra, pero aparece el nombre del impresor, utilícelo, incluyendo las palabras descriptivas correspondientes tales como impresor, taller gráfico, imprenta, etcétera. Ejemplos:

Establecimiento Tipográfico Rivadeneyra Talleres Linotipográficos Ruiz

Año de edición

El año de publicación o impresión de una obra se indica con números arábigos tal y como aparece en la obra. Ejemplos:

1992

1884

1789

1900

1690

2007

cuando la obra cubre varios años, se da el primero y el último, separados por un guión, pero si la obra se encuentra en proceso, se da la fecha correspondiente al primer volumen. Ejemplos:

1990-1992

1984-1989

1960-1980

2006-

2007-

Si la fecha de publicación no puede ser identificada en la obra, tómese el año de registro del derecho de propiedad intelectual, fecha de impresión o una fecha aproximada. Ejemplos:

[1980 o 1981] (es decir, uno de los dos años es el correcto) [1930?] (es decir, fecha probable) [ca. 1930] (es decir, fecha aproximada) [193-] (es decir, década correcta) [193-?] (es decir, década probable) [19--] (es decir, siglo correcto)

[19--?] (es decir, siglo probable) [entre 1935 y 1945] (es decir, se trata de un periodo menor a veinte años)

Los elementos bibliográficos relativos a la publicación se dan en el siguiente orden:

Lugar de edición

Editor

Fecha de publicación

Los dos primeros elementos son opcionales, pero el último es obligatorio. Los dos puntos se utilizan para separar el lugar de edición del editor y la coma para apartar el editor del año de edición. Ejemplos:

London: Allen & Unwin, 2000 Berlin: Springer, 2006

Paginación o volumen

Registre el número de páginas, hojas, columnas, etc. utilizadas. cuando se trate de una obra en un solo volumen indique la o las páginas, hoja u hojas o columna o columnas con- sultadas o bien el total de páginas de que consta la obra. Si consultó más de un volumen, indique el total de volúmenes de que consta la obra, pero si sólo hizo uso de un volumen de una obra que consta de varios, anote el número del volu- men y las páginas consultadas. Si un volumen está formado por dos o más tomos o partes, éstos se indican después del número del volumen. Las páginas utilizadas se dan después del número del tomo. Use las siguientes abreviaturas:

p. u h. si se hace referencia a una o a varias páginas utilizadas, o bien a una o a va- rias hojas.

vol. cuando se trate de obras en uno o varios volúmenes o partes.

Ejemplos:

XXV, 350 p. 3 vol. 230 h.

Si la obra consta de varias numeraciones, regístrense todas ellas en el orden en que apare- cen en la obra, separadas entre sí por medio de comas.

Colección, serie y número

A continuación de la paginación se incluye el nombre de la colección o serie de la cual forma parte la obra y el número (arábigo) que le corresponde a ese volumen dentro de la colección, precedido de una coma. Ejemplos:

Letras mexicanas, no. 55 Biblioteca del estudiante universitario, no. 70 colec. Austral, no. 1457

Artículos de revistas Los elementos de las fichas bibliográficas de artículos de revistas son los siguientes:

Autor o autores.

Título del artículo.

Título de la revista.

ciudad donde se edita la revista, si es necesario.

Designación numérica que incluye fecha de publicación, año, volumen, número del fascículo.

Paginación (página inicial y final).

autor o autores

El autor se cita invirtiendo su (s) apellido(s). Ejemplos:

LINE, Maurice (nombre: Maurice Line) MARX, Karl (nombre: Karl Marx) cRONIN, Blaise (nombre: Blaise cronin) DAVENPORT, Elisabeth (nombre: Elisabeth Davenport)

título del artículo

El título se transcribe tal como aparece en el artículo. Ejemplos:

Acquired immunodeficiency in Haitians AIDS: acquired immune deficiency syndrome comparing the scatter of citing and cited literature

título de la revista

El título de la revista se anota tal como aparece en la portada, escribiéndose con mayúsculas las iniciales de cada palabra, excepto artículos, conjunciones y preposiciones. Los títulos de las revistas pueden abreviarse de acuerdo con la norma ISO 4.

Ejemplos:

o bien:

Scientometrics Library Review Revista de Investigación clínica Trimestre Económico

Rev Esp Fisiol (título: Revista Española de Fisiología) New Eng J Med (título New England Journal of Medicine) Brit Med Bull (título British Medical Bulletin)

ciudad donde se edita la revista

Se agrega, entre paréntesis, el nombre de la ciudad en que se publicó el título para distin- guirlo de otro igual. Ejemplos:

Síntesis (Madrid)

Síntesis (Valencia)

Síntesis (Bogotá)

Recuerde que los títulos de las revistas utilizadas deberán ir en letra cursiva o subraya- dos. Ejemplos:

designación numérica

Library Journal Anuario de Letras Anales de Documentación Journal of Documentation Journal of Physiology

La información relativa al fascículo donde se publicó el artículo que se está citando debe ser tan completa como sea posible e incluye, si se dispone de esta información, del mes de publicación o los meses que abarca, año de publicación, número del volumen y número del fascículo.

la paginación

Es el último elemento de la ficha bibliográfica de los artículos de revistas; se anota la primera página y la última del artículo consultado, separadas por un guión.

Ejemplos:

2007, vol. 45, p. 35-42.

2005, vol. 45, no. 2, p. 10-19.

Oct. 1991, vol. 25, no. 5, p. 127-134.

1999, vol. 2, no. 1, p. 1-10.

1998, vol. 35, no. 11, p. 251-260.

Feb. 2006, vol. 3, no. 2, p. 95-106.

Artículos periodísticos La ficha correspondiente a artículos aparecidos en diarios incluye los siguientes elementos:

Autor del artículo, si lo hay.

Título.

Nombre del periódico.

ciudad y país de publicación, entre paréntesis.

Mes, día y año de publicación, pudiéndose abreviar el nombre del mes.

Sección.

Paginación.

Se utilizan comas para separar el día del año de publicación y el año de publicación de la sección. Ejemplos:

GARcÍA cANTÚ, Gastón. con palabras de Fabela ¿puede cederse el terri- torio nacional? Excélsior, México. oct. 17, 1975. 6ª, 8ª.

LEAL, G. SEP-copaes: ¿evaluaciones compulsivas sin impacto? La Jornada (México). ene. 5, 2008. 14.

LEóN-PORTILLA, Miguel. México, ¿tierra de libros? La Jornada (México). ene. 11, 2008. 12.

Contribuciones en obras mayores Las partes de obras mayores que no son contribuciones separadas, se registran a continua- ción de la obra mayor. Ejemplos:

WARD, Peter. Políticas de bienestar social en México: 1970-1989. Tr. de Juan José Utrilla. México: Nueva Imagen, 1989. cap. 6, La atención a la salud y la desigualdad, p. 181-215.

cOLL-HURTADO, Atlántida. ¿Es México un país agrícola?: un análisis geo-

gráfico. México: Siglo XXI, 1982. cap. 5, La productividad agrícola, p. 94-

137.

Las partes de obras mayores que son contribuciones separadas, se distinguen de las obras mayores por medio de la utilización de tipografía especial, puntuación o la palabra En. La paginación de la parte se da al final de la referencia. Ejemplos:

FLORES DE LA PEÑA, Horacio. La educación superior y la investigación

científica. En El perfil de México en 1980. México: Siglo XXi, 1970, vol. 2,

p. 205-220.

RODRÍGUEz-SALA DE GOMEzGIL, M. L. y TOVAR RAMÍREz, A. co- municación científica en México: algunos aspectos sociales. En La divulga- ción de la ciencia. México: UnAM, 1981, p. 27-53.

Sobretiros o separatas Los sobretiros o separatas de un artículo de revista o de una obra mayor se registran como obra independiente; en una nota se da la información de la fuente de donde se obtuvo el reimpreso. Ejemplos:

SMITH, J. chandler y MELTON, Jessica. Manipulation of autopsy diagno-

ses by computer technique. chicago: American Medical Association, 1964.

p. 958-962. Sobretiro del Journal of the American Medical Association,

patentes

1964, vol. 188.

La ficha bibliográfica de las patentes consta de los siguientes elementos:

Nombre del inventor(es), tecnólogo(s) o institución que tienen el derecho de pro- piedad.

Título.

Número de la patente, incluyendo la abreviatura que identifica al país en el cual se hizo el registro.

Fecha de registro.

Título de la publicación que registró la patente.

Elementos bibliográficos de identificación tales como año de publicación, número de volumen, de fascículo y paginación.

Ejemplos:

TORRE, D. M. de la. composition and method for the treatment of cancer. US Patent- 4728511. March 1, 1988. Off Gaz US Pat Trademark Off Pat, 1988, vol. 1088, no. 1, p. 321.

MENDOzA, F. c. Oven for preparing fried food products. US Patent- 4711164. December 8, 1987. Off Gaz US Pat Trademark Off Pat, 1987, vol. 1085, no. 2, p. 636.

HAWK, P. Endotracheal intubation system. US Patent- 4727872. March 1, 1988. Off Gaz US Pat Trademark Off Pat, 1988, vol. 1088, no. 1, p. 106.

Tesis Los elementos de las fichas bibliográficas de las tesis son los siguientes:

Autor.

Título de la tesis.

Lugar.

Año.

Paginación.

Título o grado obtenido.

Nombre de la institución educativa que otorgó el título o el grado.

El autor, título, lugar, año y paginación de una tesis reciben el mismo tratamiento que los libros y folletos, salvo que la palabra Tesis se incluye a continuación de la paginación y, entre paréntesis, el título o grado obtenido. La institución donde se realizaron los estudios se sepa- ra con dos guiones del título o grado obtenido. Ejemplos:

GARcIA GOMEz, Francisco. La información médica y su disponibilidad en las revistas especializadas. México, D.F., 2007. 116 h. Tesina (licenciado en bibliotecología) –Universidad Nacional Autónoma de México.

ROSAS EScAMILLA, R. Merton y el sillón 41 en los sistemas sociales: La evaluación académica para el emeritazgo. México, D.F., 2006. 63 h. Tesis (maestra en ingeniería y sistemas de planeación) –Universidad Nacional Autónoma de México.

GONzALEz NANDO, Eric Marcial. La investigación científica en la Univer- sidad Nacional Autónoma de México. Un perfil bibliométrico. Murcia, Espa- ña, 2007. 212 h. Tesis (doctor en documentación) –Universidad de Murcia.

Materiales no impresos EL material no impreso comprende diapositivas, fotografías, grabaciones sonoras, casetes, discos, películas, dVd o colecciones de estos materiales. La ficha bibliográfica de los mate- riales no impresos incluye los siguientes elementos:

Autor.

Título.

Tipo de material.

Lugar de producción.

casa editorial.

Año de publicación.

Número de unidades físicas.

El tipo de material se da entre paréntesis a continuación del título; el número de unidades que fueron consultadas se incluye al final de la ficha. Ejemplos:

Leonardo Favio. Los grandes éxitos de Leonardo Favio [grabación]. México:

cbs columbia Internacional, 1975. 1 casete.

Times Mirror center for the People and the Press. The people, press, and politics. Washington, D.c., 1989. 1 disco flexible.

Documentos históricos La ficha bibliográfica de los documentos históricos –no impresos– incluye los siguientes ele- mentos, si es que se dispone de ellos:

Autor (si lo tiene).

Título (si lo tiene).

Lugar.

Fecha (lo más precisa posible).

Página, páginas, hoja u hojas del documento que se cita.

Nombre del archivo (abreviado) y localización que comprende: clasificación que incluye ramo, volumen, caja, tomo o legajo y expediente.

Ejemplos:

Argumentum apologiae. Biblioteca Nacional de París, nuevos fondos lati- nos, ms. 12926.

Tratado del descubrimiento de las Indyas y su conquista, y los ritos y sa- crificios y costumbres de los yndios, y de los birreyes y gouernadores qu

las han

Francisco Draque para ser declarado enemigo. compuesto por don Juan Suárez de Peralta, vecino natural de México. Biblioteca Pública de Toledo, ms. 302.

y del rompimiento de los yngleses y del principio que tubo

GOROSTIzA, Manuel Eduardo. Introducción a La vida de ruego. 10 p. Biblioteca Nacional de México, Archivo Manuel Eduardo Gorostiza, ms. en carpeta.

MADERO, Francisco Indalecio. Archivo: 1900-1911. ca. 22 carpetas. Bi- blioteca Nacional de México.

MENDOzA, Vicente T. Archivo. ca. 153 cajas y carpetas. Biblioteca Nacio- nal de México.

En el caso de correspondencia oficial o privada, la ficha consta de la siguiente informa- ción:

Nombre del remitente

Nombre del destinatario

Lugar

Fecha

Nombre del repositorio (abreviado) y localización que comprende los mismos ele- mentos arriba mencionados.

Ejemplos:

Don Matías Beltrán de Mayorga y don Alonso de Morales, gobernador del Estado del marquesado del Valle de Oaxaca. Mérida, 5 de setiembre de 1685. Agn, México. Papeles de Bienes Nacionales, leg. 174.

carta de cristóbal colón a su hijo Diego. Sevilla, 5 de febrero de 1505. Archivo General de Indias, Sevilla.

carta de Miguel Miramón a Vicente Gorostiza. Tacubaya, México, 184-. Biblioteca Nacional de México, Archivo Manuel Eduardo Gorostiza.

Materiales no consultados cuando se desee citar material no consultado, el hecho se indica con las palabras citado por. En la ficha bibliográfica se incluyen los datos de la obra que no se consultó, seguidos de las palabras citado por y los datos de la obra que la citó. Al final se da la página donde fue citada la primera obra. Ejemplos:

MALDONADO KOERDELL, Manuel. Naturalistas extranjeros en México. Historia Mexicana, 1952, vol. 2, p. 98-109. citado por Gortari, Eli de. La ciencia en la historia de México. México: Grijalbo, 1979. p. 326.

ARTz, F. B. The development of higher technical education in France. cambridge, Mass: Mit Press, 1966. p. 212-268. citado por Ben-David, Jo- seph. El papel de los científicos en la sociedad: un estudio comparativo. México: Trillas, 1974. p. 128.

GARIBAY K., Angel María. La llave del náhuatl: colección de trozos clási- cos, con gramática y vocabulario, para utilidad de los principiantes. 2ª ed. rev. aum. México: Porrúa, 1961. p. 112. citado por León-Portilla, Miguel. La filosofía náhuatl estudiada en sus fuentes. Pról. de Ángel Ma. Garibay K. 4ª ed. México: UnAM, 1974. p. 143.

Comunicaciones personales Las comunicaciones personales pueden ser de dos formas: oral o escrita como son las entre- vistas, opiniones personales verbales y la información adquirida por correspondencia. Las comunicaciones personales verbales no deben figurar en la lista de la literatura con- sultada, sino sólo en las notas a pie de página. Los elementos de las fichas bibliográficas de las comunicaciones personales son las que se indican a continuación:

Autor de la comunicación.

Tema de la comunicación.

Lugar donde está ubicado el autor.

Institución a la que pertenece el informante.

Fecha en que tuvo lugar la comunicación.

Indicación de que se trata de una comunicación personal.

Ejemplos:

FLORES, carlos. Impulsos centrípetos correspondientes a extensores si- nergistas producen efectos sobre la descarga monosináptica homóloga. México: UnAM, 1962. comunicación personal.

RAFFERTY, Pauline. La industria de la información. Leeds: University of Leeds, 1987. comunicación personal.

LOS ESTILOS BIBLIOGRÁFIcOS

preferencia de estilos bibliográficos es parcialmente

cultural. Los científicos sociales, incluyendo a los psicólogos, a menudo prefieren el estilo APA [American Psychological Association]; los científicos de las ciencias naturales y físicas

De acuerdo con lo anterior, se asume que es común que

las comunidades científicas seleccionen el estilo bibliográfico que usarán en sus publicacio- nes. Existen numerosos estilos bibliográficos, algunos utilizados por más de una comunidad, así como una norma de carácter internacional que tienen como fin lograr la uniformidad de las referencias bibliográficas. Si bien los estilos disponibles fueron elaborados fuera de nues- tro país esto no significa que no se deban usar. A continuación le damos una lista de los esti- los más conocidos y, por tanto, más comunes en diferentes disciplinas, algunos de la autoría de autores personales y otros de sociedades profesionales.

prefieren numerar las referencias

garfield y small 10 escribieron Que

”.

la

Conocido como

organismo responsable

Disciplina

ACS

American Chemical Society

Química

AIP

American Institute of Physics

Física

AMA

American Management Association

Negocios

AMS

American Mathematical Association

Matemáticas

ANSI

American National Standards Institute

Ciencia y tecnología

APA

American Psychological Association

Psicología, enfermería y ciencias sociales

ASA

American Sociological Association

Sociología

Chicago

Chicago Manual of Style

Historia y algunas disciplinas humanísticas

CSE/CBE

Council of Biology Editors

Biología

HARVARD

Sin “propietario”

Publicaciones académicas

IEEE

Institute of Electrical and Electronic Engineers

Ingeniería

ISO

International Standardization Organization

Todas las disciplinas

LSA

Linguistic Society of America

Lingüística

Microsoft

Microsoft Corporation

Publicaciones técnicas

MLA

Modern Languages Association

Inglés, teología filosofía y otras disciplinas humanísticas

NASW

National Association of Social Workers

Trabajo social

NLM

National Library of Medicine

Medicina, ciencias biológicas

Turabian

Turabian, Kate

Economía, trabajos finales y tesis

Si usted está interesado en consultar los manuales de estilos bibliográficos, le proporcio- namos a continuación las referencias completas de aquellos más utilizados en nuestro país:

APA

American Psychological Association. Publication manual of the American Psycholo- gical Association. 5 ed. Washington, Dc: APA; 2001.

HARVARD

Snooks & co. Style manual for authors, editors and printers. 6 ed.Milton, Qld:

Wiley Australia; 2002.

ISO

International Organization for Standardization. ISO 690:1987. Documentation – Bi- bliographic references – content, form, and structure. 2 ed. Geneve: ISO; 1987.

International Organization for Standardization. ISO 690-2:1997. Information and Documentation-Bibliographic references. Part 2: Electronic documents or parts the- reof. Geneve: ISO; 1997.

MLA

Gibaldi J. MLA handbook for writers of research papers. 6 ed. New York: Modern

. Language Association of America; 2003.

NLM

National Library of Medicine. citing medicine: The NLM style guide for authors, editors, and publishers. 2 ed. 2007. Disponible:

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/citmed

Básicamente todos los estilos incluyen la siguiente información bibliográfica, si bien el orden de los elementos varía, así como la puntuación y la tipografía utilizada:

Nombre del autor.

Título del libro/artículo*.

Título de la revista*.

Año de publicación.

Lugar de publicación.

Editor.

Número de volumen.

Paginación.

* Si se trata de artículos de revista

A continuación le proporcionaremos una relación de los elementos bibliográficos de una variedad de fuentes: libros, artículos, materiales multimedia, tesis, capítulos de libros y re- cursos electrónicos, entre otros, utilizados en los estilos más comunes en nuestro país, en el orden prescrito, con el propósito de que le sirvan de guía para citar cada uno de los docu- mentos que consulta y otros puedan hacer lo mismo, tomando como base los datos biblio- gráficos proporcionados por usted.

APA

libros

Autor/autores, editor/editores, compilador/compiladores (apellido o apellidos e iniciales de los nombres de pila. Se utiliza el signo de & (ampersand) para separar al penúltimo del últi- mo de los autores.

Año de publicación entre paréntesis.

Título de la obra en letra cursiva.

Edición, a partir de la segunda.

Lugar de publicación.

Editor.

artículos de revistas

Autor/autores.

Año de publicación entre paréntesis.

Título del artículo.

Título de la revista en letra cursiva.

Número del volumen.

Paginación.

capítulos de libros

Autor/autores del capítulo.

Año de publicación.

Título del capítulo.

Palabra En:

Editor / editores de la obra mayor.

Título de la obra mayor en letra cursiva.

Edición y paginación entre paréntesis, ej: ( 3 ed., pp. 320-350).

Lugar de edición.

Editor.

materiales multimedia

Los elementos bibliográficos son los mismos que se utilizan en los libros, salvo que se indica el tipo de material de que se trata: dVd, casete, etcétera, a continuación del título del mate- rial.

recursos electrónicos y de la internet

Autor/autores, editor/editores.

Fecha de publicación.

Título de la publicación.

Fecha de la consulta.

Dirección electrónica.

HARVARD

libros

Autor/autores, editor/editores, compilador/compiladores (apellido o apellidos e iniciales del o de los nombres de pila, o la institución responsable).

Año de publicación.

Título de la publicación y subtítulo si lo tiene (todos los títulos deben ir en letra cursiva o subrayados).

Título de la serie y volumen, si lo tiene.

Edición, a partir de la segunda.

Editor.

Lugar de publicación.

Número de la o las páginas utilizadas.

artículos de revistas

Autor/autores del artículo (apellido o apellidos e iniciales del o de los nombres de pila).

Año de publicación.

Título del artículo.

Título de la revista (en letra cursiva o subrayado).

Número del volumen en negrita.

Número del fascículo o parte.

Paginación.

capítulos de libros

Autor/autores. Año de publicación. Título del capítulo. La palabra En: en letra cursiva. Editor. Título de la obra mayor en letra cursiva. Lugar de publicación. Editor. Paginación del capítulo.

reuniones científicas (memorias)

Editor/editores. Año de publicación. Título de la memoria. Indicación que se trata de una memoria de una reunión científica. Lugar de realización. Fechas en que tuvo lugar. Lugar de publicación. Editor.

reuniones científicas (ponencias)

Autor/autores. Año de publicación. Título de la ponencia. Palabra En: (en letra cursiva). Editor/editores de las memorias. Título de las memorias. Nombre de la reunión científica. Lugar de realización. Fechas en que se realizó. Lugar de edición. Editor. Paginación.

tesis

Autor.

Año de presentación.

Título de la tesis.

Título o grado obtenido e indicación de que se trata de una tesis.

Universidad donde se presentó la tesis.

Lugar.

materiales multimedia

Los elementos bibliográficos son los mismos que se utilizan en los libros, salvo que se indica el tipo de material de que se trata: dVd, casete, etcétera, a continuación del título del mate- rial.

recursos electrónicos y de la internet

Autor/autores, editor/editores.

Fecha de publicación.

Título de la publicación (indicando que está en línea).

Lugar de publicación.

Editor/organismo responsable.

Tipo de medio.

Fecha de la consulta: día, mes y año.

Dirección electrónica del sitio: indicar la Url completa.

ISO

libros

Autor/autores, editor/editores, compilador/compiladores (apellidos, iniciales de los nombres de pila. Los nombres de los autores se invierten).

Título, en letra cursiva.

Edición, a partir de la primera.

Lugar de edición.

Editor.

Año de edición.

Páginas consultadas o paginación total de la obra.

artículos de revistas

Autor/autores (el nombre de pila se proporciona completo).

Título del artículo.

Título de la revista en letra cursiva.

Mes y año de publicación.

Número de volumen (precedido de la abreviatura vol.).

Número de fascículo.

Paginación, después de la abreviatura p.

capítulos de libros

Autor/autores (apellidos, iniciales de los nombres de pila. Los nombres de los autores se invierten).

Título del capítulo.

Editor/editores (apellidos e iniciales de los nombres de pila. Los nombres de los autores se invierten).

Título de la obra mayor, en letras cursivas.

Lugar de edición.

Editor.

Año de publicación.

Volumen, si lo hay.

Paginación inicial y final, después de la abreviatura p.

documentos electrónicos recursos electrónicos y de la internet

Autor/autores.

Título del recurso en letra cursiva.

Tipo de medio.

Edición.

Lugar de edición.

Editor.

Fecha de edición.

Fecha de la última actualización o revisión.

Fecha de la consulta.

Dirección electrónica.

MLA

libros

Autor/autores, editor/editores, compilador/compiladores (apellido/apellidos, nombres de pila completos; sólo se invierte el nombre del primer autor).

Título, en letra cursiva o subrayado.

Edición, a partir de la segunda.

Lugar de edición.

Editor.

Año de publicación.

artículos de revistas

Autor/autores.

Título del artículo entre comillas.

Título de la revista en letra cursiva o subrayado.

Volumen.

Año de publicación entre paréntesis.

Paginación.

capítulos de libros

Autor/autores.

Título del capítulo entre comillas.

Título de la obra mayor, en letras cursivas o subrayado.

Editor/editores.

Lugar de edición.

Editor.

Año de publicación.

Paginación.

artículos firmados en diccionarios y obras de consulta

Autor.

Título de la colaboración entre comillado.

Título de la obra de consulta, subrayado o en letras cursivas.

Edición, por ejemplo: 2006 ed.

materiales multimedia

Los elementos bibliográficos son los mismos que se utilizan en los libros, salvo que se indica el tipo de material de que se trata: dVd, casete, etc., a continuación del título del material.

recursos electrónicos y de la internet

Autor/autores.

Título del recurso entre comillas.

Título del sitio.

Año de edición electrónica, incluyendo la fecha de la última actualización.

Organismo asociado con el recurso.

Fecha de la consulta.

Dirección electrónica.

NLM

libros

Autor/autores, editor/editores, compilador/compiladores (apellido/apellidos, Inicial o iniciales del o de los nombres de pila).

Título.

Edición, a partir de la segunda.

Lugar de edición.

Editor.

Año de publicación.

artículos de revistas

Autor/autores (apellido o apellidos de los autores e inicial o iniciales del o de los nombres de pila seguidos de la abreviatura et al. si son más de seis).

Título del artículo.

Título de la revista abreviado.

Año de publicación.

Volumen.

Fascículo.

Paginación.

capítulos de libros

Autor/autores del capítulo (apellido o apellidos seguidos de la inicial o iniciales del nombre de pila.

Título del capítulo.

Palabra En:

Editor/ editores de la obra mayor.

Título de la obra mayor.

Edición.

Lugar de edición.

Editor.

Año de publicación.

Paginación del capítulo.

reuniones científicas (memorias)

Editor/editores.

Título de la memoria.

Indicación que se trata de una memoria de una reunión científica.

Año de realización.

Fechas en que tuvo lugar.

Lugar de realización.

Lugar de publicación.

Editor.

Año de publicación.

reuniones científicas (ponencias)

Autor/autores (apellido o apellidos seguidos de la inicial o iniciales del nombre de pila).

Título de la ponencia.

Palabra En:

Editor/editores de las memorias.

Título de las memorias.

Nombre de la reunión científica.

Año de realización.

Fechas en que se realizó.

Lugar en que se realizó la reunión.

Lugar de edición. Editor. Año de publicación. Paginación de la ponencia.

tesis

Autor. Título de la tesis. Indicación de que se trata de una tesis, entre paréntesis cuadrados. Lugar de presentación. Universidad donde se presentó la tesis. Año de presentación.

diccionarios y obras de consulta

Título del diccionario. Edición. Lugar de publicación. Editor. Año de publicación. Página consultada.

materiales audiovisuales

Autor/autores. Título. Indicación del medio en que está el documento (entre paréntesis cuadrado). Lugar de edición. Edición. Año de publicación.

recursos electrónicos y de la internet

Autor/autores. Título del recurso. Indicación del tipo de recurso entre paréntesis cuadrados. Lugar de publicación. Editor.

Año de edición.

Fecha de la consulta entre paréntesis cuadrado.

Dirección electrónica.

A continuación le mostraremos la forma en que se redactan las citas bibliográficas, de acuerdo con los cinco estilos más utilizados en nuestro país: APA, HARVARD, ISO, MLA y NLM.

Citas bibliográficas

libros

APA

Autor, iniciales. (Año de publicación). Título de la obra (edición). Lugar de publicación:

Editorial.

Ejemplos:

Shakespeare, W. (1978). William Shakespeare: the complete works. Ed. with an introd. and glossary by Peter Alexander. London, Glasgow: collins.

García Márquez, G. (2007). Cien años de soledad. Bogotá: Real Academia Española, Asociación de Academias de la Lengua Española.

HARVARD

Autor, iniciales. Año de publicación, Título de la Obra. Edición. Editor, Lugar de edición. Ejemplos:

Estrada y zenea, I. 1994, La Heroica Ciudad de Veracruz. Pról. Hipólito Rodríguez. Universidad Veracruzana, Xalapa, Ver. (colec. Rescate; no. 36)

Quijano, M. 1962, Hamlet y sus Críticos. UnAM, Facultad de Filosofía y Letras, México.

ISO

Autor, iniciales o nombre(s) de pila completos. Título de la obra. Edición. Lugar de edi- ción: editorial, año de publicación. paginación. Ejemplos:

REYES, Alfonso y BORGES, Jorge Luis. La máquina de pensar y otros diá- logos literarios. Recopilación y nota preliminar de Felipe Garrido. México:

Asociación Nacional del Libro, 1998. p. 30-35.

SHAKESPEARE, William. Richard III: a casebook. London: Macmillan, 1973. p. 48-54.

MLA

Autor, nombre(s) de pila completo(s). Título de la Obra o Título de la Obra. Lugar de edi- ción: Editor, año de publicación.

Ejemplos:

cervantes Saavedra, Miguel de. Don Quijote de la Mancha: compuesto por Miguel de Cervantes Saavedra. Presentación de Javier Janer Manila. 13 ed. calleja para Escuelas. Palma de Mallorca: Olañeta, 2005.

Highet, Gilbert. The classical Tradition: Greek and Roman Influences on Western Literature. New York: Galaxy, 1957.

NLM

Autor [sin puntuación alguna] iniciales (punto, sólo después de la última inicial). Título de la obra. Edición. Lugar de edición: Editor; año de edición. Ejemplos:

Darío R. Margarita. Ilus. Monika Doppert. caracas: Ekaré; 1979.

Hall JB, Langland J. The short story. New York: Macmillan; 1956.

artículos de revistas

APA

Autor, iniciales. (Año de publicación). Título del artículo. Título de la revista, volumen, número del fascículo, página inicial-página final. Ejemplo:

Train, B. (2007). Research on family reading: an international perspective. Library Review, 56, 292-298.

HARVARD

Autor, iniciales. Año de publicación, ‘Título del artículo’, Título de la revista, vol., número del fascículo, paginación inicial y final precedidas de: pp. Ejemplo:

Soloway, R. D. & Hewlett, A. T. 2007. ‘The medical treatment for autoim- mune hepatitis through corticosteroid to new immunosuppressive agents:

A concise review’, Annals of Hepatology, vol. 6, no. 4, pp. 204-207.

ISO

Autor, nombre(s) de pila. Título del artículo. Título de la revista, Mes, año de publicación, vol., número del fascículo, paginación inicial y final después de la abreviatura p. Ejemplo:

STAUDT, Kathleen y VERA, Beatriz. Mujeres, políticas públicas y política:

los caminos globales de ciudad Juárez, chihuahua-El Paso, Texas. Región y Sociedad, 2006, vol. 18, no. 37, p. 127-172.

MLA

Autor y nombre(s) de pila, sin iniciales. “Título del artículo.” Título de la revista o Título de la revista, volumen (año de publicación): página inicial-página final. Ejemplo:

Thorop, cathryn L. “Diplomacia ciudadana, redes y coaliciones trans- fronterizas en América del Norte: nuevos diseños.” Foro Internacional, 35 (1995): 155-218.

NLM

Autor(es) y nombre(s) de pila. Título del artículo. Título de la revista abreviado o com- pleto año de publicación; número de volumen: página inicial-página final. Ejemplo:

Lindauer BG. Los tres ámbitos de evaluación de la alfabetización informa- cional. Anales de Documentación 2006; 9: 69-81.

capítulos de libros

APA

Autor, iniciales. (año de publicación). Título del capítulo. En Iniciales del editor, apellido(s) (Ed.), Título de la obra mayor. Edición y paginación entre paréntesis, ej: (3 ed., pp. 320-350) Lugar de edición, Editor. Ejemplo:

Beltrán, R.J. (2005). El papel de la universidad en el siglo XXI. En L.F. Bo- jalil & M. Arenas Vargas. (comp.), Diferentes percepciones sobre la educación superior. (pp. 108-135) México, D.F., Universidad Autónoma Metropolita- na, Unidad Xochimilco.

HARVARD

Autor, iniciales del nombre(s) de pila. Año de publicación, ‘Título del capítulo’. En ed. iniciales y apellidos del nombre de pila del editor o editores Título de la Obra Mayor. Lugar de edición, editor, paginación. Ejemplo:

cypher, J. M. 2004, ‘Development diverted: socioeconomic characteristics and impacts of mature maquilization’. En comp. K. Kopinak The Social Cost of Industrial Growth in Northern Mexico. La Jolla, University of cali- fornia at San Diego, pp. 343-382.

ISO

Autor, iniciales del o de los nombre(s) de pila. Título del capítulo. En editor invertido, Título de la obra mayor. Lugar de edición: Editor, año de publicación, paginación inicial y final, después de la abreviatura p. Ejemplo:

GUILLÉN, T. El municipio, espacio de acción educativa complementaria. En cABRERO MENDOzA, E. Políticas públicas municipales. Una agenda en construcción. México: centro de Investigación y Docencia Económica, Miguel Ángel Porrúa, 2003, p. 265-289.

MLA

Autor, nombre(s) de pila sin iniciales. “Título del capítulo.” Título de la Obra Mayor. Edi- tor/editores. Lugar de edición: Editor, año de publicación. Página inicial-página final. Ejemplo:

Earl, Shirley. “communication theory and practice”. En Handbook of scien-

ce communication. Wilson, A. Bristol: Institute of Physics, 1998. pp. 93-

156.

NLM

Autor iniciales del nombre(s). Título del capítulo. En: editor(es). Título de la obra mayor. Edición. Lugar de edición: editor; año de publicación. página inicial-página final del capítu- lo.

Ejemplo:

Stamhuis IH, Hertz B. To be a female student in science at a c alvinistic university 1930-1960. Some remarks and results. En: Rodríguez Sala ML, zubieta García J. coord. México: UNAM; 2005. p. 129-145.

reuniones científicas (memorias)

HARVARD

Editor(es), iniciales del nombre(s), año de publicación, Título de la Publicación, nombre de la reunión científica, lugar de realización, fechas de realización. Lugar de publicación, editor. Ejemplo:

Merlo, J. A., ed. 2004, Sociedad de la Información, e Información para la Sociedad. IV congreso Internacional de ciencias de la Documentación, Sa- lamanca, noviembre 4-5. Salamanca, España, Universidad de Salamanca.

NLM

Editor(es), iniciales del nombre(s). Título del volumen. Indicación que se trata de una Memoria, de la reunión científica: año de realización, fecha de realización; lugar donde tuvo efecto. Lugar de edición: editor; fecha de publicación. Ejemplo:

Baralt J, callaos N, Tremante A, Welsch F, Oropeza A, carrasqueño JV, Ayu-

ga E. Memorias. 6ta, conferencia Iberoamericana en Sistemas, cibernética

e Informática: 2007, julio 12-15; Orlando FL. Orlando: Internacional Insti-

tute of Informatics and Systemics; 2007.

reuniones científicas (ponencias)

HARVARD

Autor, iniciales del nombre(s). Año de publicación, ‘título de la ponencia’, En Editor/ editores, Título de las memorias, título de la reunión científica, lugar y fecha de realización. Lugar de edición, editor, página inicial y final precedidas de pp. Ejemplo:

Herrera Morillas, J.L. 2002, ‘Modelos y ejemplos para la difusión en Inter- net del fondo antiguo de las bibliotecas públicas del Estado españolas’. En La Biblioteca Pública, Portal de la Sociedad de la Información, Primer con- greso Nacional de Bibliotecas Públicas, Valencia, octubre 29-31, 2002. Ma- drid: Ministerio de Educación, cultura y Deporte. pp. 91-106

NLM

Autor e iniciales. Título de la ponencia. En: editor(es) Título dado a la memoria. Informa- ción sobre la reunión: título; año de realización mes y días; lugar donde tuvo lugar. Lugar de edición: editor; año de publicación. p. (página inicial y página final). Ejemplo:

Fourie I. A theoretical model for studying Web information seeking/sear- ching behaviour. En: Frías JA, Travieso c, eds. Tendencias de investiga- ción en organización del conocimiento: Trends in knowledge organization research. IV coloquio Internacional de ciencias de la Documentación y

VI congreso del capítulo Español de ISKO; 2003, mayo 5-7; Salamanca.

Salamanca: Universidad de Salamanca; 2003. p. 169-172.

tesis

HARVARD

Autor, iniciales del nombre(s) de pila. Año de presentación, Título de la tesis. Título o gra- do obtenido, nombre de la universidad, lugar donde su ubica. Ejemplos:

cabello Ruiz, M. 2007, Acceso abierto y derechos de autor: protección y uso. Tesis, Maestra en Bibliotecología y Estudios de la Información, Universi- dad Nacional Autónoma de México, México, D.F.

carmona Victoria, V. 2007, Uso de la información en el posgrado medido a través de las tesis de doctorado. Tesis, Maestra en Bibliotecología y Estudios de la Información, Universidad Nacional Autónoma de México, México, D.F.

NLM

Autor iniciales. Título de la tesis [indicación de que se trata de una tesis]. Lugar donde se encuentra la institución: universidad donde se presenta la tesis; año de presentación. Ejemplos:

Durán Ramos TNJ. Análisis de los factores que concurren en la intención de buscar el conocimiento de manera autónoma. El caso de los estudiantes de la Facultad de Filosofía y Letras. [tesis] México, D.F.: Universidad Na- cional Autónoma de México; 2004.

Gómez Gómez LA. El uso del método de análisis documental para los có- dices Mixtecos en el área de los instrumentos musicales, el canto y la dan- za. [tesis] México, D.F.: Universidad Nacional Autónoma de México; 2004.

diccionarios y obras de consulta

NLM

Título de la obra de consulta. Edición. Lugar de publicación: editor; año de publicación. Ejemplo:

A concise dictionary of biology. New ed. Oxford: Oxford University Press;

1990.

recursos electrónicos y de la internet

APA

Autor, iniciales. (Año de edición). Título del recurso. Fecha de consulta, dirección electró- nica. Ejemplo:

Gómez-Hernández, J. A. & Pasadas-Ureña, c. (2007). La alfabetización in- formacional en bibliotecas públicas. Situación actual y propuestas para una agenda de desarrollo. Information Research, 12 (3) paper 316. consultado:

Enero 23, 2008. Disponible:

http://InformationR.net/ir/12-3pAPER316.html

HARVARD

Autor, iniciales. Año de edición, ‘Título del recurso’. Lugar, Organismo responsable, [Tipo de medio] Fecha de la consulta, Dirección electrónica: < > Ejemplo:

Hooper, S., Rieber, L.P. 1995, ‘Teaching with technology’. En Ornstein A.c. ed. Teaching: theory into practice. Needham Heights, MA: Allyn and Bacon. pp. 154-170. [en línea] consultado: enero 22, 2008 <http://www.nowhe- reroad.com/twt/>

ISO

Autor, inicial(es) del nombre(s) de pila, excepto si se tienen los nombres completos. Tí- tulo del documento. Título de la revista [en línea]. Mes, año de publicación [fecha de la con- sulta]. <Dirección electrónica> Ejemplo:

MONASTERSKY, Richard. The number that´s devouring science. Chroni- cle of Higher Education [en línea]. October, 2005. [consultado: 20 enero 2008]. Disponible: <http://chronicle.com/free/v52/i08/08a01201.htm>

MLA

Autor, nombre(s) de pila. “Título del recurso”. Título del sitio. Fecha de la publicación electrónica o fecha de la última actualización. Nombre de algún organismo responsable. Fe- cha de la consulta. <Dirección electrónica> Ejemplo:

UNEScO. “Debate on information literacy at UNEScO”. UNEScO. con- sultado: 30 dic. 2007. <http://portal.unesco.org/ci/en/ev.php>

NLM

Autor iniciales de nombre(s) de pila. Título del recurso. [Tipo de recurso] Lugar de edi- ción; editor; año de edición [fecha de consulta]. Disponible: dirección electrónica. Ejemplo:

Sosteric M. Endowing mediocrity: neoliberalism, information technology, and the decline of radical pedagogy. Radical Pedagogy [en línea]. 1999. [consultado 2007 diciembre 30]. Disponible: http://radicalpedagogy.icaap.

org/content/issue1_1/sosteric_d.html

Si usted va a redactar sus citas de acuerdo con los estilos APA, cBE, cSE, chicago, MLA o Turabian, evítese problemas y asegure que estén correctamente elaboradas, pruebe alguno de los siguientes generadores de citas:

APA, chicago, MLA, Turabian

Landmarks citation Machine. Disponible: http://www.citationmachine.net/

MLA

Noodle Tools Quick cite. Disponible: http://www.noodletools.com/

APA, cSE

IMSA 21st century Information Fluency Project. Online citation Wizard. Dis- ponible: http://21cif.imsa.edu/cite

MLA

OSLIS citation Maker. Disponible: http://oslis.org/resources.cm/mlacitationss

Sin embargo, los softwares EndNote, Reference Manager, Procite y zotero le ofrecen otras opciones.

EL ORDENAMIENTO DE LAS REFERENcIAS

la forma más conveniente de ordenar las referencias depende del propósito del trabajo, sin embargo, usted tiene que observar dos reglas:

Sólo deberá citar las referencias relevantes. Las referencias a trabajos no publicados, en prensa, resúmenes, tesis de licenciatura, opiniones aparecidas en periódicos y fuentes secundarias sólo deben citarse a pie de página, si es absolutamente necesaria su inclusión.

Debe revisar cuidadosamente los diferentes elementos bibliográficos de cada refe- rencia antes de concluir su trabajo.

Existen diversas formas de presentar las referencias, por ejemplo, algunas veces el título de las publicaciones se omite, otras incluyen la paginación inicial y final, mientras que algu- nas sólo dan las páginas iniciales, sin embargo, es preciso que usted tenga a mano la infor- mación bibliográfica completa y que elija alguna de las formas más comunes de organizar las referencias:

Por nombre y año.

Por número, en secuencia alfabética.

Por número, según fueron citadas en el texto.

Tome nota de que los ejemplos que le proporcionaremos más adelante fueron redactados conforme al estilo NLM, excepto los ejemplos correspondientes al sistema Harvard.

Ordenamiento por nombre y año El ordenamiento por nombre y año, también denominado “sistema HARVARD”, consiste en insertar en el sitio apropiado el primer elemento de la referencia y el año de publicación del documento. Si el primer elemento aparece naturalmente en su documento, sólo se da, a continuación, el año de publicación, pero si no es así, tanto el primer elemento como el año se incluyen en el texto, entre paréntesis. Ejemplos:

En el texto:

El IMSS no se encontró entre las cinco instituciones que acumularon el mayor número de citas a

artículos significativos, es decir, aquellos publicados en las revistas más centrales (Licea de Arenas et al., 2002), sin embargo, la bioquímica y biología molecular, neurociencias, fisiología, microbiología, farmacología y farmacia, medicina general e interna, medicina experimental, ciencias, endocrinología

y virología ocuparon los primeros diez lugares entre la investigación significativa más citada.

El IMSS ocupó el tercer lugar entre las seis instituciones mexicanas más activas en el periodo 1982-1986: la Universidad Nacional Autónoma de México, el Instituto Politécnico Nacional, IMSS, Institutos nacionales de Cardiología, Neurología y Nutrición principalmente en la medicina clínica

y la psicología (Licea de Arenas, 1992). Al respecto, Herrera (1972) señaló hace algunos años que la

falta de relación entre las metas de la investigación científica y las necesidades de la sociedad son características del subdesarrollo, lo cual es aún más importante que la baja asignación presupuestal a la investigación.

En la lista de referencias:

Herrera A. (1972) Social determinants of science policy in Latin America. Journal of Development Studies 9:19-37.

Licea de Arenas J. (1992) Partial assessment of Mexican health sciences research 1982-1986. Scientometrics 23: 47-55.

Licea de Arenas J, castaños-Lomnitz H, Arenas-Licea J. (2002) Significant Mexican research in the health sciences: A bibliometric analysis. Scientometrics 53: 39-48.

cuando el documento que se cita tiene tres o más autores, ésta se abrevia, incluyendo sólo al primer autor seguido de la abreviatura et al. Ejemplos:

(Braun et al., 1991) (Salas et al., 2003)

Si la lista de referencias contiene más de un trabajo del mismo autor publicado el mismo año, también agregue, tanto en el texto como en la lista de referencias, una letra minúscula después del año de publicación (a, b, c, d… etcétera). Ejemplos:

(Monsiváis, 1992a) (Guzmán, 2004 b)

Ordenamiento alfa-numérico Este tipo de ordenamiento consiste en citar por número, con base en una lista alfabética de referencias. Usted tendrá que decidir cómo estructurar sus párrafos para incluir en ellos, por ejemplo, nombres o fechas. Si considera que no tienen importancia, use sólo el número de la referencia, pero si quiere destacar el nombre del autor, hágalo en el texto. Ejemplos:

En el texto:

Si bien parece que en México el uso de la medicina alternativa y complementaria va en aumento

por la población general, los riesgos están presentes: se ha advertido el envenenamiento de grupos de población que consumen raíces o plantas usadas en la medicina tradicional y que se encuentran en el territorio de México. También, los peligros de otras terapias como las cápsulas de víbora de cascabel que, debido a la contaminación en el manejo de los reptiles, entre otras causas, representan peligro ya que se reporta bacteremia y septicemia por su consumo o, en otro país, infecciones por salmonella, de acuerdo con los reportes de Waterman et al. 4 y Cortes et al. 1 . Es decir, los productos naturales o tradicionales pueden traer consigo graves riesgos a la población que los consume, por lo que, los extractos de plantas endémicas de diferentes familias, entre otros, se encuentran bajo estudio para probar su actividad tanto in vitro como in vivo.

Los artículos científicos como los identificados sólo interesan a los especialistas aun cuando reporten resultados que podrían afectar el curso de la historia de la enfermedad. Sin embargo, los divulgadores de la ciencia podrían desempeñar un papel de gran relevancia al servir de enlace entre los productos del quehacer científico y las pacientes o sus familias, a las que se les tiene que hablar con verdad sin crear falsas expectativas o exagerando riesgos potenciales. Su trabajo serviría, también, para combatir la ignorancia a la que orillan las publicaciones superficiales que aparecen en las llamadas revistas femeninas.

Los historiadores de la medicina confirman la teoría de una medicina tradicional, mientras que los estudios sociológicos pretenden identificar el significado de la enfermedad en ciertas poblaciones

del país. Asimismo, se investiga sobre las propiedades curativas que se atribuyen a la flora mexicana en diferentes comunidades. En aquéllas en que se localizan chamanes, se intenta una aproximación

a sus prácticas y su relación con el paciente para interpretar su influencia en el proceso salud-

enfermedad. Alcohólicos Anónimos equivalentes urbanos de los curanderos, chamanes, comadronas o hierberos rurales todavía no son estudiados. Las revistas del “corazón” no hacen aportaciones.

Para finalizar, cabe mencionar que aspectos de seguridad nacional, confidencialidad comercial y derechos de propiedad intelectual pueden competir, en algún momento con el interés de quienes se encuentran carentes de salud. Así, pueden presentarse conflictos de interés cuando existe financiamiento de compañías farmacéuticas o de otros grupos del sector privado 3 . De acuerdo con lo anterior, el personal que proporciona servicios de información tiene la responsabilidad de proporcionar información exacta y oportuna, previendo las repercusiones sobre las condiciones de salud de sus usuarias; debe cuidar que quienes forman parte de la población “abierta” o “cautiva” de las unidades de información aprendan a seleccionarla, a evaluarla y a usarla de la mejor manera posible puesto que están expuestas a que los farsantes, de acuerdo con Dyer 2 ante una falsa esperanza, les roben no sólo su patrimonio sino los minutos que podrían salvarles la vida.

En la lista de referencias:

1. cortes E, zuckerman MJ, Ho H. Recurrent Salmonella Arizona infection after

treatment for metastatic carcinoma. Journal of clinical Gastroenterology 1992; 14:

157-159.

2. Dyer O. Doctors who offered “magic options” found guilty of serious professional

misconduct. BMJ 2004; 329:1066: (6 Nov).

3. Science and the public interest: communicating the results of new scientific re-

search to the public. London: The Royal Society; 2006.

4. Waterman SH, Juarez G, carr SJ, Kilman L. Salmonella Arizona infections in La-

tinos associated with rattlesnake folkmedicine. American Journal of Public Health

1990; 80:286-289.

Ordenamiento numérico según mención Este ordenamiento consiste en citar las referencias (por número) en el orden en que apare- cieron en el texto. Ejemplos:

En el texto:

Los intentos por comprender el proceso salud-enfermedad a partir del siglo XX han sido notables, por lo que puede afirmarse que la atención a la salud desde esa centuria constituye uno de los logros más notables de la historia del hombre. Las medidas sanitarias como el tratamiento del agua

y

la disposición de las excretas han reducido considerablemente la tasa de mortalidad y aumentado

la

esperanza de vida. La obligatoriedad de las vacunas, las técnicas quirúrgicas modernas y los

medicamentos disponibles han contribuido, entre otros, a que desaparezcan algunas enfermedades, o bien a que se reduzca su frecuencia, sin embargo, todavía quedan por vencer otras muchas que ocupan lugares importantes entre las causas de mortalidad o morbilidad. 1

Hoy en día la medicina tiene una base científica, los trabajadores de la salud necesitan de una patente para ejercer, los medicamentos se prueban antes de ser autorizados por las autoridades de salud, es decir, estamos protegidos contra la charlatanería. ¿En verdad lo estamos?

Cualquier remedio que carezca de prueba de efectividad es fraudulento. Si el remedio se utiliza para embaucar a la gente es un fraude. La elaboración o venta de remedios no autorizados está fuera de la ley. La norma que distingue a la medicina científica de otra es el método científico donde la prueba empírica sustituye a la intuición o a la opinión.

Los charlatanes más obvios anuncian en los medios de comunicación píldoras, jabones, fajas, pastas, cremas, aparatos que detienen el proceso de envejecimiento, blanquean la dentadura, desaparecen las manchas o reducen la grasa corporal. Otros farsantes sugieren terapias “alternativas” no autorizadas, como son las dietas. En ambos casos, los proveedores no dan nombres ni direcciones. Los que practican la medicina sin tener licencia para ello también son charlatanes.

La excepción a la regla dice que hay enfermos que manifiestan mejoría después de habérseles administrado remedios que científicamente han mostrado no ser efectivos. Algunas de estas terapias pueden trabajar por el efecto placebo, las cuales, sin valor científico, mejoran la condición del paciente que cree fervientemente que lo curará. Cuando el efecto placebo funciona, no hay explicación, aunque parecería que el poder de la mente influye en la capacidad de luchar contra la enfermedad. 2

Hay terapias que se utilizan cotidianamente en unas culturas y son extrañas a otras. La cultura y la religión moldean la forma en cómo se curan los padecimientos. Cuando existe la enfermedad, los pacientes se allegan los remedios disponibles. Sin embargo, si la objetividad se soslaya, la charlatanería florece.

Antes de la década de los sesenta del siglo pasado, la mayor parte de la población dependía del tratamiento médico ofrecido por el personal de salud pero, a partir de entonces, el paciente ha asumido un nuevo papel en el cuidado de su propia salud: ha advertido que los riesgos pueden

reducirse. Por tanto, puede decirse que el interés de grupos de población por la medicina alternativa

y

complementaria va en aumento, según puede comprobarse revisando la prensa, revistas populares

o

la televisión. Se entiende que ésta comprende los sistemas médicos, profesiones, prácticas,

intervenciones, modalidades, terapias, aplicaciones, teorías que no son parte del sistema médico dominante o convencional. Puede darse, sin embargo, que un tratamiento o práctica alternativa sea reclasificado como medicina tradicional si está apoyado por datos científicos, experiencia clínica de su uso y un cambio en las actitudes sociales. 3

En Estados Unidos los principales tipos de terapias son los ejercicios, la oración, las técnicas de relajamiento, la quiropráctica y los masajes, 4 pese a que existen más de 300 tratamientos, técnicas y modalidades que caben bajo un mismo paraguas: meditación, yoga, tai chi, hipnosis, baile, medicina tradicional china, ayurveda, medicina tibetana, homeopatía, medicina tradicional, quiropráctica, aplicaciones bioelectromagnéticas, herbolaria, etcétera.

En varios países, la mayoría de los pacientes combinan esta medicina con la científica. Se deduce,

de esta manera, que la medicina alternativa existe porque satisface las necesidades de los pacientes. 5

En la lista de referencias:

1. Gilbert S. Medical fakes and frauds. New York: chelsea; 1989.

2. cerrato PL. Spirituality and healing. RN 1998; 61: 49-50.

3. Alternative medicine. Expanding medical horizons: a report to the National Ins-

titutes of Health on alternative medical systems and practices in the United Sta-

tes. Washington: US Government Printing Office; 1944. Publication No. 017-040-

005377.

4. Eisenberg DM, Kessler Rc, Fosteer c, Norlock F, calkins FE, calkins DR, Del-

banco TL. Unconventional medicine in the United States: prevalence, costs, and

patterns of use. New England Journal of Medicine 1993; 328: 246-252.

5. chez RA, Wayn BJ. The challenge of complementary and alternative medicine.

American Journal of Obstetrics and Gynecology 1997; 177: 1156-1161.

Si una lista de referencias, ordenada alfabéticamente, contiene dos o más referencias con el mismo elemento en común, utilice un guión para sustituir el primer elemento de las fi- chas subsecuentes. Ejemplos:

Bunge M. Economía y filosofía. Presentación de Raúl Prebisch. 2ª ed. Ma- drid: Tecnos; 1985.

La investigación científica. Tr. de Manuel Sacristán. 2ª ed. Barcelona:

Ariel; 1983.

Si hay varias referencias que tienen el mismo primer elemento, ordene las fichas por el siguiente elemento, pero haciendo referencia al primer elemento común; no olvide que a la hora de alfabetizar esos elementos debe excluir los artículos. Ejemplos:

Obras de Arturo Pérez-Reverte:

cabo Trafalgar: un relato marítimo. Madrid: Alfaguara; 2004.

La carta esférica. Madrid: Alfaguara; 2000.

El club Dumas. Madrid: Suma de Letras; 2000.

El maestro de esgrima. Madrid: Punto de Lectura; 2001.

La piel del tambor. Barcelona: De Bolsillo; 2001.

El pintor de batallas. Madrid: Alfaguara; 2006.

La reina del sur. Madrid: Alfaguara; 2000.

Territorio comanche. Madrid: Alfaguara; 2001.

Obras de Mario Vargas Llosa

Elogio de la madrastra. México: Grijalbo; 1988.

La fiesta del chivo. Madrid: Alfaguara; 2000.

Historia de Mayta. Barcelona: Seix Barral; 1984.

El paraíso en la otra esquina. México: Alfaguara; 2002.

Si usted tiene dos o más referencias de un mismo autor y de un mismo título, ordénelas

por año de publicación. Ejemplos:

Day RA. How to write & publish a scientific paper. Philadelphia: ISI;

1979.

 

How to write & publish a scientific paper. 2 ed. Philadelphia: ISI,

1983.

 

How to wirte & publish a scientific paper. 3 ed. Phoenix: Oryx;

1988.

How to write & publish a scientific paper. 4 ed. cambridge: cam- bridge University Press; 1994.

How to write & publish a scientific paper. 5 ed. Westport cT: Oryx;

1998.

, Gastel B. How to write and publish a scientific paper. 6 ed. West- port, cT: Greenwood; 2006.

A continuación se proporcionan ejemplos de referencias redactadas conforme a los tres

sistemas con el propósito de que usted advierta las diferencias que existen entre ellos.

ejemplos de ordenamiento por nombre y año

callon M, Law J, Rip A. (1986) Qualitative scientometrics. En: Mapping the dynamics of science and technology; sociology of science in the real world. Houndsmills: Macmillan. p. 103-123.

carpenter MP, Gibs F, Harris M, Irving J, Martin BR, Narin F. (1988) Bibliome- tric profiles for British academic institutions: an experiment to develop research output indicators. Scientometrics 14:213-233.

Dagnino R, Thomas H. (1996) Science and technology policy and S&T indica- tors: trends in Latin America. Research Evaluation 6:179-186.

Goldstein H, Lewis T. (1996) Preface. En: Assessment: problems, developments and statistical issues. chichester: John Wiley. p. ix.

Irvine J, Martin BR. (1980) A methodology for assessing the scientific perfor- mance of research groups. Scientia Yugoslavica 6:83-95.

Mazlich B. (1982) The quality of the “quality of science”: an evaluation. En Quality in science. cambridge MA: MIT Press. p 48-67.

Moravcsik MJ. (1985) Applied scientometrics: an assessment methodology for developing countries. Scientometrics 7: 165-176.

Pereira AE. (1999) Populaçao e demografía. En: Dossiers didacticos. Lisboa:

Instituto Nacional de Estadística.

Sutherland G. (1996) Assessment: some historical perspectives. En: Assessment:

problems, developments and statistical issues. chichester: John Wiley. p. 9-20.

ejemplos de ordenamiento alfa númerico

1. callon M, Law J, Rip A. Qualitative scientometrics. En: Mapping the dyna-

mics of science and technology; sociology of science in the real world. Hounds-

mills: Macmillan; 1986. p. 103-123.

2. carpenter MP, Gibs F, Harris M, Irving J, Martin BR, Narin F. Bibliometric

profiles for British academic institutions: an experiment to develop research

output indicators. Scientometrics 1988; 14:213-233.

3. Dagnino R, Thomas H. Science and technology policy and S&T indicators:

trends in Latin America. Research Evaluation 1996; 6:179-186.

4. Goldstein H, Lewis T. Preface. En: Assessment: problems, developments and

statistical issues. chichester: John Wiley; 1996. p. ix.

5. Irvine J, Martin BR. A methodology for assessing the scientific performance

of research groups. Scientia Yugoslavica 1980; 6:83-95.

6. Mazlich B. The quality of the “quality of science”: an evaluation. En: Quality

in science. cambridge MA: MIT Press; 1982. p 48-67.

7. Moravcsik M J. Applied scientometrics: an assessment methodology for deve-

loping countries. Scientometrics 1985; 7: 165-176.

8. Pereira AE. Populaçao e demografía. En: Dossiers didacticos. Lisboa: Institu-

to Nacional de Estadística; 1999.

9. Sutherland G. Assessment: some historical perspectives. En: Assessment:

problems, developments and statistical issues. chichester: John Wiley; 1996.

p. 9-20.

ejemplo de ordenamiento numérico, según mención:

10. Pereira AE. Populaçao e demografía. En: Dossiers didacticos. Lisboa: Insti-

tuto Nacional de Estadística; 1999.

11. Dagnino R, Thomas H. Science and technology policy and S&T indicators:

trends in Latin America. Research Evaluation 1996; 6:179-186.

12.

carpenter MP, Gibs F, Harris M, Irving J, Martin BR, Narin F. Bibliometric

profiles for British academic institutions: an experiment to develop research output indicators. Scientometrics 1988; 14:213-233.

13. Sutherland G. Assessment: some historical perspectives. En: Assessment:

problems, developments and statistical issues. chichester: John Wiley; 1996. p.

9-20.

14. Goldstein H, Lewis T. Preface. En: Assessment: problems, developments and

statistical issues. chichester: John Wiley; 1996. p. ix.

15. Irvine J, Martin BR. A methodology for assessing the scientific performance

of research groups. Scientia Yugoslavica 1980; 6:83-95.

16. Mazlich B. The quality of the “quality of science”: an evaluation. En: Quali-

ty in science. cambridge MA: MIT Press; 1982. p 48-67.

17. callon M, Law J, Rip A. Qualitative scientometrics. En: Mapping the dyna-

mics of science and technology; sociology of science in the real world. Hounds- mills: Macmillan; 1986. p. 103-123.

18. Moravcsik M J. Applied scientometrics: an assessment methodology for de-

veloping countries. Scientometrics 1985; 7: 165-176.

Los sistemas anteriores, como se les llama, los recomiendan los diferentes manuales de estilo:

chicago Manual

council of Biological Editors

IcMJE/NLM

ordenamiento alfabético por autor

nombre y año de publicación

ordenamiento numérico según mención

Se sugiere que su lista de referencias la incluya al final de cada uno de los capítulos, o al final del trabajo, en alguno de los siguientes rubros:

Literatura citada.

Obras consultadas.

Referencias.

Literatura consultada.

Recuerde, no se trata de una bibliografía.

LAS NOTAS A PIE DE PÁGINA

mediante la inclusión de notas a pie de página en los trabajos de investigación se valida lo que usted escribió a la vez que ayuda a quienes lean su trabajo a ampliar los conceptos sobre su objeto de estudio. Sin embargo, conviene señalar que las notas a pie de página deben apare- cer en la misma página de su texto. Las notas a pie de página tienen dos funciones, a saber:

Proporcionan información adicional.

citan la página exacta del documento consultado.

Numeración de las notas La forma de mostrar en el texto un trabajo al que se hace referencia en una nota a pie de página es colocando un numeral árabigo, sin signo de puntuación alguno. Si usted usa un procesador de texto, utilice la opción “Insertar: Referencias: Notas al pie y notas al final”. Si no es así, asigne la numeración medio renglón arriba de la nota. cada nota debe llevar su propia numeración, la cual será consecutiva en el documento, es decir, de la primera a la última hoja, pero si éste es extenso, las notas pueden numerarse por página o por capítulo.

Colocación de las notas Las notas a pie de página se colocan en la parte inferior de la hoja, pero si se ubican al final del documento o de los capítulos sólo es necesario que lleven el siguiente encabezado:

Notas

o bien,

NOTAS

Las notas de los manuscritos que se envían a publicación no se incluyen en el texto, sino que van en hojas aparte, separadas entre sí por dos renglones.

Márgenes y espacios El texto y las notas se separan por dos renglones y una línea de diez espacios a partir del margen izquierdo. La primera nota comienza dos renglones debajo de la línea. Las notas se escriben a renglón sencillo; dos renglones en blanco separan cada nota. La primera palabra de cada nota se escribe en el sexto espacio, contando desde el margen izquierdo, mientras que el número con el cual se identifica la nota se escribe en el quinto espacio. Si la nota ocupa más de un renglón, el siguiente continúa en el primer espacio, es decir, junto al margen.

8 Fernández de Bethencourt proporciona la fecha exacta del 26 de noviembre de ese mismo año que fue en cabe- zón de la Sal.

De preferencia, las notas no deben cortarse, por tal motivo, planee el espacio de que dis- pone para su inserción. Recuerde que en el texto debe hacerse referencia a las notas.

Uso de mayúsculas Utilice, si se trata de títulos en español, letra mayúscula sólo para la palabra inicial y las ma- yúsculas ortográficas. Si la primera palabra es un artículo, la palabra que le sigue se escribe con mayúsculas.

Tipos de notas Las notas a pie de página pueden ser de los siguientes tipos:

Referencia.

contenido.

Envío.

Diferencia entre nota y ficha Las notas de referencia tienen como propósito reconocer e identificar citas o ideas de otro autor o autores así como para apoyar afirmaciones. La primera vez que un documento es mencionado en una nota a pie de página aparece en forma completa, es decir, incluye todos los elementos bibliográficos para su identificación, sin embargo, el pie de imprenta (lugar de edición, editor y año de publicación, si se trata de un libro) puede suprimirse ya que la referencia bibliográfica completa estará en la “lista de obras consultadas”.

10 José Gallegos Rocaful, El Pensamiento mexicano en los siglos XVI y XVII. (México: UnAM, 1975), p. 16.

¿Observó que el nombre del autor no se invirtió? ¿Advirtió algunas diferencias entre la nota a pie de página antes presentada y una referencia bibliográfica? A continuación le seña- laremos dónde están las diferencias:

El nombre del autor se da en su forma completa, sin que se invierta el nombre.

El pie de imprenta se da entre paréntesis.

Para separar la paginación del paréntesis, que se cierra después del año de publicación, se emplea una coma seguida de la abreviatura p. que corresponde a página o páginas. cuando a un documento ya se le ha hecho una nota a pie de página en su forma completa, las referen- cias posteriores deben hacerse en forma abreviada.

Uso de Ibid. Si un documento es citado consecutivamente dos o más veces en la misma página o en pági- nas diferentes sin que aparezca referencia alguna a otro documento, se utiliza la abreviatura

Ibid., del latín Ibidem, que significa en el mismo lugar, para mostrar que se trata del mismo documento ya citado con anterioridad.

11 Francisco Esteva Barba, Historiografía indiana (Madrid: Gredos, 1964), p. 85.

12 Ibid.

13 Ibid., p. 92.

En los ejemplos anteriores, la abreviatura Ibid. sustituye a la información bibliográfica de la obra de Esteva Barba. La nota número 4 muestra que la página utilizada fue la 85, página a la que se hace referencia en la nota número 5, mientras que la nota número 6 se refiere al mismo documento, pero con otra paginación. La abreviatura Ibid. puede emplearse en vez del título de la revista, tratándose de otra obra del mismo autor, aun cuando los títulos sean diferentes.

14 Jorge Mario García Laguardia, México: Universidad Abierta, Universidades 1972, vol. 12, p. 70-88.

15 Jorge Mario García Laguardia, 1972: Nueva legislación universitaria en el Perú, Ibid., 1972, col. 12, p. 47-61.

Uso de Loc. cit. La abreviatura Loc. cit., del latín loco citato significa en el lugar citado y puede usarse para señalar que se trata de referencias al mismo documento y a la misma página. Por tal motivo, no se usa el número de la página después de la abreviatura.

16 Pablo G. Macías. Hidalgo reformador y maestro (México: UnAM, 1959), p. 71.

17 Loc. cit.

Uso de Op.cit. En caso de que se haya citado un documento en forma completa se usa, en referencias pos- teriores no consecutivas, la abreviatura Op. cit., que corresponde a las palabras latinas opere citato, que significan en la obra citada, seguida de la página utilizada.

18 Jean Piaget, Educación e instrucción, 2ª ed. (Buenos Aires: Proteo, 1970), p. 45.

19 Harold Taylor, Estudiantes sin maestros: la crisis en la universidad, adaptación: carlos Monsiváis, pról. José Re- vueltas (México: McGraw-Hill, 1972.), p. 149.

20 Piaget, Op. cit., p. 87.

21 Taylor, Op. cit., p. 248.

22 Ibid., p. 321.

Uso de Idem La abreviatura Idem algunas veces sustituye a las abreviaturas Op. cit. y Loc. cit. y significa un nombre mencionado previamente. Use esta abreviatura para hacer referencia a un documen- to ya citado con anterioridad.

23 Idem, Lenin, p. 221.

Notas a pie de página: contenido Las notas de contenido son, en un buen número de casos, la explicación o la ampliación de la discusión hecha en el texto por el autor del trabajo. Se usan para hacer referenc